Anda di halaman 1dari 71

MINISTERIO DE AUTONOMÍA

ANTEPROYECTO DE
LEY MARCO DE AUTONOMÍAS Y DESCENTRALIZACIÓN

ENERO 2010
BORRADOR
ANTEPROYECTO DE
LEY MARCO DE AUTONOMÍAS Y DESCENTRALIZACION

TÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. Marco Constitucional

En el marco de la Constitución Política del Estado, Bolivia se constituye en un Estado


Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano,
democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías, que garantiza la libre
determinación de las naciones y pueblos indígena originario campesinos preservando la
unidad del país.

Artículo 2. Objeto

La presente Ley regula la organización territorial del Estado y el régimen de autonomías y


descentralización establecido en la parte tercera de la Constitución Política del Estado.

La presente Ley regula el régimen de autonomías y descentralización establecido en la


parte tercera de la Constitución Política del Estado.

Artículo 3. Alcances

La presente ley comprende: la organización del régimen de autonomías; la transferencia y


delegación de competencias; el régimen económico financiero; los contenidos y el
procedimiento para la elaboración de Estatutos Autonómicos y Cartas Orgánicas; la
coordinación entre el nivel central del Estado y las entidades territoriales autónomas y
descentralizadas; la participación y el control social; el funcionamiento, estructura y
atribuciones de las entidades descentralizadas.

La presente Ley comprende: la organización del régimen de autonomías; el régimen


competencial; el régimen económico financiero; los contenidos y el procedimiento para la
elaboración de Estatutos Autonómicos y Cartas Orgánicas; la coordinación entre el nivel
central del Estado y las entidades territoriales autónomas y descentralizadas; la
participación y el control social.

Artículo 4. Definiciones

A los efectos de esta ley se entiende por:


2
1. Autonomía

La autonomía es la cualidad gubernativa reconocida a una entidad territorial para


el ejercicio de sus competencias otorgadas por el Estado, en el marco de la
Constitución Política del Estado y la presente ley. Implica la elección de sus
autoridades por las ciudadanas y los ciudadanos, la administración de sus recursos
económicos y el ejercicio de las facultades legislativa, reglamentaria, fiscalizadora y
ejecutiva, por sus órganos de gobierno en el ámbito de su jurisdicción,
competencias y atribuciones.

2. Competencia

A los efectos de esta ley, competencia es el ejercicio de atribuciones, potestades y


facultades dentro de la responsabilidad reconocida al gobierno plurinacional y a los
órganos de los gobiernos autónomos o administraciones descentralizadas, y está
expresamente establecida en la Constitución Política del Estado, la ley y los
Estatutos y Cartas Orgánicas.

3. Descentralización

La descentralización es el proceso de transferencia o delegación de competencias,


de la administración del Estado a las entidades territoriales autónomas y
descentralizadas, para su gestión. Esta transferencia o delegación afecta a la
titularidad de la potestad y a su ejercicio concreto.

4. Entidad territorial

Es la institucionalidad de una unidad territorial que administra o gobierna en su


jurisdicción, de acuerdo a las facultades y competencias que le confieren la
Constitución Política del Estado y la ley.

5. Entidad territorial autónoma

Es la institucionalidad con cualidad gubernativa para el ejercicio de sus facultades y


competencias técnicas, legislativas, reglamentarias, fiscalizadoras y ejecutivas, con
autonomía de gestión financiera.

6. Entidad territorial descentralizada

Es la institucionalidad administrativa dotada de autonomía de gestión financiera,


técnica y administrativa para el ejercicio de sus competencias.

7. Estatuto o Carta Orgánica

3
El Estatuto o Carta Orgánica de una entidad territorial autónoma es la norma
institucional básica que fija su estructura organizativa, que determina las materias
sobre las que asume competencias y que establece los procedimientos a través de
los cuales los órganos de la entidad territorial autónoma van a desarrollar su
actividad.

8. Territorios indígena originario campesinos

Los territorios indígenas son las tierras colectivas o comunitarias tituladas


conforme a ley y que han adquirido esta categoría mediante el procedimiento
agrario correspondiente, en el marco a lo establecido en el parágrafo III, artículo
394 y el artículo 403 de la Constitución Política del Estado.

9. Transferencia y delegación de competencias

Es el procedimiento por el cual el nivel central del Estado o las entidades


territoriales autónomas y descentralizadas pueden traspasar o asumir facultades
de reglamentación y/o ejecución en las competencias que les otorga la
Constitución Política del Estado y las leyes.

10. Unidad territorial

Es un espacio geográfico delimitado para la organización del territorio del Estado,


pudiendo ser departamento, provincia, municipio, territorio indígena originario
campesino. La región podrá ser una unidad territorial de acuerdo con lo
establecido en la Constitución Política del Estado y la presente ley.

Artículo 5. Principios

I. Los órganos del poder público deben fomentar el ejercicio pleno de las libertades y
los derechos reconocidos en la Constitución Política del Estado, enmarcados en los
principios rectores del régimen de autonomías y descentralización establecidos en
el artículo 270 de la Constitución Política del Estado.

II. Estos principios se definen como:

1. Unidad

El régimen de autonomías y descentralización se sustenta en la indivisibilidad de la


soberanía y del territorio boliviano; y se fundamenta en la cohesión interna del
Estado y en la coordinación entre sus entidades de gobierno que promueve la
unidad en la diversidad.

4
2. Voluntariedad

El régimen de autonomías y descentralización garantiza el derecho de los


ciudadanos bolivianos de las entidades territoriales a acceder voluntariamente a la
autonomía, de acuerdo con la Constitución Política del Estado y la presente ley.

3. Solidaridad

Los gobiernos autónomos y las administraciones descentralizadas actuarán


conjuntamente con el gobierno plurinacional en la satisfacción de las necesidades
colectivas, mediante la cooperación permanente entre ellos y utilizarán
mecanismos redistributivos para garantizar un aprovechamiento equitativo de los
recursos.

4. Equidad

El régimen de autonomías y descentralización se dirige a superar los desequilibrios


económico-financiero y social entre las entidades territoriales autónomas y
descentralizadas.

5. Bien común

La actuación de los órganos del poder público se fundamenta y justifica en el


interés colectivo, sirviendo con objetividad los intereses generales y en la filosofía
del Vivir Bien, propio de nuestras culturas.

6. Autogobierno

Es el principio democrático del gobierno propio que se fundamenta en la


Constitución Política del Estado, en los derechos históricos y en la distribución
territorial equitativa del poder público.

En los departamentos, las regiones, los municipios y las naciones y pueblos


indígena originario campesinos, la ciudadanía tiene el derecho a conformar su
institucionalidad gubernativa y elegir a sus autoridades en el marco de la
autonomía otorgada en la Constitución Política del Estado.

7. Preexistencia de las Naciones y Pueblos Indígena Originario Campesinos

Dada la existencia previa a la Colonia y a la República de las naciones y pueblos


indígena originario campesinos que han preservado y compartido a lo largo del
tiempo cultura, historia, lenguas e instituciones, estas naciones y pueblos gozan
del derecho de participación y representación en los gobiernos autónomos y

5
administraciones descentralizadas donde habitan, y al autogobierno en sus
entidades territoriales autónomas en los términos establecidos en la Constitución
Política del Estado y la ley.

8. Igualdad

La relación entre las entidades territoriales autónomas no admite subordinación


jerárquica ni tutela entre sí.

9. Complementariedad

El régimen de autonomía y descentralización se sustenta en la conjunción de


identidades y en la generación de valores compartidos de los ciudadanos,
permitiendo que la diversidad pueda encontrar un punto de equilibrio,
comprensión y armonía en bien de la colectividad y del Estado Plurinacional.

10. Reciprocidad

El gobierno plurinacional, los gobiernos autónomos y las administraciones


descentralizadas regirán sus relaciones en condiciones de mutuo respeto y
colaboración, en beneficio de los habitantes del Estado.

11. Equidad de género

El régimen de autonomía y descentralización garantiza la eliminación de las


desigualdades de género en las entidades territoriales autónomas y
descentralizadas, en la conformación de los gobiernos autónomos y las
administraciones descentralizadas, y en el acceso y ejercicio de la función pública.

12. Subsidiariedad

La toma de decisiones y provisión de los servicios públicos debe realizarse desde el


gobierno más cercano a la población, excepto cuando por razones de eficiencia o
escala, se justifique proveerlos de otro modo.

Los órganos del poder público tienen la obligación de auxiliar y sustituir a los
órganos autónomos y descentralizados en caso de necesidad. El Estado es el titular
originario de todas las competencias por ser el garante de la efectivización de los
derechos ciudadanos.

13. Gradualidad

6
Es la asunción de competencias por las entidades territoriales autónomas y
descentralizadas, de forma progresiva y de acuerdo a la diferencia de capacidades
y la definición de los recursos financieros.

14. Coordinación

Es la relación entre el gobierno plurinacional, los gobiernos autónomos y las


administraciones descentralizadas y constituye una obligación como base
fundamental que sostiene el régimen de autonomía y descentralización para
garantizar el bienestar, el desarrollo, la provisión de bienes y servicios a toda la
población boliviana con plena justicia social.

15. Lealtad Institucional

Entre el gobierno plurinacional, los gobiernos autónomos y las administraciones


descentralizadas debe existir credibilidad y confianza mutua basadas en el
reconocimiento, por cada una de las partes, del alcance de sus obligaciones y las
limitaciones de sus facultades y competencias.

16. Transparencia

El manejo honesto de los recursos del Estado por parte de las entidades
territoriales autónomas y descentralizadas, y el acceso a toda información en
forma veraz, oportuna, comprensible y confiable, son parte del funcionamiento del
régimen de autonomía y descentralización.

17. Participación y control social

Los órganos del poder público en todos sus niveles garantizarán la participación y
facilitarán el control social en la vida política, económica, cultural y social.

Los órganos del poder público en todos sus niveles garantizarán la participación y
facilitarán el control social en la vida política, económica, cultural y social.

18. Provisión de recursos económicos

El funcionamiento de las autonomías y la asignación de competencias a cada


entidad territorial autónoma y descentralizada deben acompañarse de los recursos
económicos para su cumplimiento, señalando la fuente de los mismos.

7
TÍTILO II

AUTONOMÍAS Y DESCENTRALIZACIÓN

CAPÍTULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 6. Finalidad

I. El régimen de autonomías y descentralización tiene como fin el de distribuir las


funciones político-administrativas del Estado de manera equilibrada y sostenible
en el territorio nacional para la efectiva participación de los ciudadanos en la toma
de decisiones políticas y así contribuir a la satisfacción de las necesidades
colectivas y el desarrollo socioeconómico integral del país.

II. Los gobiernos autónomos y las administraciones descentralizadas como


depositarios de la confianza ciudadana en su jurisdicción y al servicio de la misma,
tienen los siguientes fines:

1. Promover y garantizar el desarrollo humano integral, justo, equitativo y


participativo del pueblo boliviano, a través de la formulación y ejecución de
políticas, planes, programas y proyectos concordantes con la planificación del
desarrollo nacional;
2. Garantizar el bienestar social y la seguridad de la población boliviana,
mediante el establecimiento, autorización, regulación, y cuando corresponda,
la administración y ejecución directa de obras, servicios públicos y
explotaciones en sus respectivas jurisdicciones en el marco de sus
competencias;
3. Reafirmar y consolidar la unidad del país, y preservar como patrimonio
histórico y humano la diversidad plurinacional;
4. Promover el desarrollo económico armonioso de departamentos, regiones,
municipio y territorios indígenas originarios campesinos;
5. Mantener, fomentar, defender y difundir los valores culturales, históricos,
morales y cívicos de las personas, naciones, pueblos y las comunidades en su
jurisdicción;
6. Preservar, conservar, promover y garantizar, en lo que corresponda, el medio
ambiente y los ecosistemas, contribuyendo a la ocupación racional del
territorio y al aprovechamiento sostenible de los recursos naturales en su
jurisdicción;
7. Favorecer la integración social de sus habitantes, bajo los principios de
equidad e igualdad de oportunidades, garantizando el acceso de las personas a

8
la educación, la salud y al trabajo. Respetando su diversidad, sin discriminación
y explotación, con plena justicia social y promoviendo la descolonización;
8. Promover la participación ciudadana defendiendo en el ámbito de su
jurisdicción y competencias, el ejercicio y práctica de los principios, valores,
derechos y deberes reconocidos y consagrados en la Constitución Política del
Estado y la ley.

Artículo 7. Ejercicio de la Autonomía

La autonomía se ejerce a través de:


1. La libre elección de sus autoridades por las ciudadanas y los ciudadanos;
2. La potestad de crear, recaudar y administrar tributos, e invertir recursos de
acuerdo a ley;
3. La facultad de dictar normas propias determinando así las políticas y
estrategias de su gobierno autónomo;
4. La planificación, programación y ejecución de su gestión jurídica,
administrativa, técnica, económica, financiera, cultural y social;
5. La potestad coercitiva para exigir el cumplimiento de la presente ley y de sus
propias normas;
6. El respeto a la autonomía de las otras entidades territoriales, en igualdad de
condiciones;
7. El conocimiento y resolución de controversias relacionadas con el ejercicio de
sus potestades normativas, ejecutivas, administrativas y técnicas, mediante los
recursos administrativos previstos en la presente ley y las normas aplicables;
8. La gestión pública intercultural, abierta tanto a las diferentes culturas de las
naciones y pueblos indígena originario campesinos, como a las personas y
colectividades que no comparten la identidad indígena;
9. En el caso de la autonomía indígena originario campesina, mediante el
ejercicio de la potestad jurisdiccional indígena, en el marco de la Constitución
Política del Estado.

Artículo 8. Régimen Jurídico Autonómico

Las normas que regulan todos los aspectos inherentes a las autonomías se encuentran
contenidas en la Constitución Política del Estado, las leyes y el Estatuto o Carta Orgánica
correspondiente.

Artículo 9. Garantía Estatal

El Estado garantiza el ejercicio del derecho a la autonomía y la descentralización en el


marco del cumplimiento efectivo del principio de unidad entre el gobierno plurinacional y
las entidades territoriales autónomas y descentralizadas.

9
Artículo 10. Forma de Gobierno

I. La forma de gobierno de las entidades territoriales autónomas y descentralizadas


es democrática participativa, representativa y comunitaria, con equivalencia de
condiciones entre hombres y mujeres.

II. El gobierno de las autonomías indígena originario campesinas se ejercerá de


acuerdo al artículo 296 de la Constitución Política del Estado.

Artículo 11. Ley Básica

Es la norma de Derecho emanada de la Asamblea Legislativa Plurinacional que fija los


principios, las reglas esenciales y el área de alcance de una determinada competencia. La
Ley Básica no puede autorizar a un órgano del Estado diferente de la Asamblea Legislativa
Plurinacional su modificación o la facultad de dictar normas de carácter retroactivo.

Artículo 12. Leyes de desarrollo autonómicas

I. Son las normas jurídicas complementarias que, respetando las determinaciones de


las Ley Básica, son dictadas por la entidad territorial autónoma y norman sobre
materias en el ámbito de las competencias compartidas y su jurisdicción.

II. Las leyes de desarrollo autonómicas son nulas de pleno derecho si contradicen los
preceptos establecidos por la legislación básica estatal.

III. Las leyes de desarrollo autonómicas pueden recaer únicamente en aquellas


competencias que la Constitución Política del Estado establece como compartidas.

Artículo 13. Leyes de Armonización

I. Son las leyes que establecen los principios necesarios para armonizar las
disposiciones normativas de las entidades territoriales autónomas, cuando así lo
exija el interés general, emitidas con carácter posterior a las disposiciones
normativas de las entidades territoriales autónomas, por la Asamblea Legislativa
Plurinacional y aprobadas por mayoría absoluta.

II. El interés general, en cada caso, será determinado por la mayoría absoluta de la
Asamblea Legislativa Plurinacional.

Artículo 14. Carácter Supletorio del Ordenamiento Normativo Estatal

10
El ordenamiento normativo estatal será, en todo caso, supletorio al de las entidades
territoriales autónomas. A falta de una norma autonómica, se aplicará la norma estatal
con carácter supletorio

CAPÍTULO SEGUNDO

AUTONOMÍA DEPARTAMENTAL

Artículo 15. Gobierno Autónomo Departamental

El gobierno autónomo departamental está constituido por dos órganos:


1. Una Asamblea Departamental, con facultad deliberativa, fiscalizadora y
legislativa en el ámbito de sus competencias. Está integrada por Asambleístas
Departamentales elegidos, según criterios de población, territorio y equidad
de género, por sufragio universal y por Asambleístas Departamentales
representantes de las naciones y pueblos indígena originario campesinos. Los
representantes de las naciones y pueblos indígena originario campesinos
deberán ser elegidos de acuerdo a sus normas y procedimientos propios;
2. Un Órgano Ejecutivo, presidido por una Gobernadora o Gobernador e
integrado además por Secretarías, cuyo número y atribuciones serán
establecidos en el Estatuto. La Gobernadora o Gobernador será elegido por
sufragio universal en lista separada de los Asambleístas.
(Incluir clausula de forma de gobierno análoga a la establecida en la CPE, a definirse)

Artículo 16. Organización interna del Órgano Ejecutivo Departamental

I. La organización interna del Órgano Ejecutivo será reglamentada mediante el


Estatuto y las leyes departamentales sin perjuicio de lo establecido en la
Constitución Política del Estado y la presente ley.

II. Los Órganos Ejecutivos de los gobiernos departamentales adoptarán una


estructura organizacional propia, de acuerdo a las necesidades de cada
departamento, manteniendo una organización interna mínima uniforme para el
relacionamiento y coordinación con la administración del nivel central del Estado.

III. No se elegirá por sufragio universal autoridades departamentales ejecutivas de


carácter provincial en aquellas regiones, autonomías regionales y regiones
indígena originario campesinas. No se elegirá autoridades departamentales
ejecutivas cuya jurisdicción coincida o sea menor a la de los municipios o los
Territorios Indígenas Originarios Campesinos.

11
Artículo 17. Ausencia Temporal o Definitiva de la Máxima Autoridad Ejecutiva

I. En caso de ausencia temporal de la máxima autoridad ejecutiva del gobierno


autónomo departamental, la suplencia temporal se sujetará a la Constitución
Política del Estado y el respectivo Estatuto.

II. En caso de ausencia definitiva de la máxima autoridad ejecutiva producida por la


prolongación de la ausencia temporal por más de noventa días, o por renuncia,
muerte, inhabilidad permanente o revocatoria producida antes de cumplirse la
mitad de su mandato, se procederá a efectuar una nueva elección. En caso
contrario se procederá de acuerdo al procedimiento establecido en el respectivo
Estatuto.

CAPITULO TERCERO
REGIÓN Y AUTONOMÍA REGIONAL

SECCOÓN I
REGIÓN COMO ESPACIO DE PLANIFICACIÓN Y GESTIÓN

Artículo 18. Regiones, Autónomas y no Autónomas

Las regiones de acuerdo al Art.280 de la CPE se constituyen como espacios de


planificación y gestión o como autonomía regional.

Artículo 19. Región como Espacio de Planificación y Gestión

I. La región es un espacio territorial, que tiene por objeto optimizar la planificación


y la gestión pública para el desarrollo integral, y se constituye en el espacio de
coordinación y concurrencia de la inversión territorial.
II. La región de la amazonía esta exenta de las regulaciones establecidas en la
presenta ley y se regulará según norma especifica.

Artículo 20. Objetivos de la Región

I. En el ámbito de su aplicación la región, como espacio de planificación y gestión,


tendrá los siguientes objetivos:

1. Buscar el equilibrio y la equidad entre el desarrollo local y Departamental.


2. Posibilitar la concertación y concurrencia de los objetivos municipales y
departamentales.
3. Promover el desarrollo económico, productivo, territorial e integral.
4. Optimizar la planificación y la inversión pública del departamento y de los espacios
regionales creados para el efecto.

12
5. Otros que por su naturaleza emerjan y que no contravengan a otras disposiciones
legales.

Artículo 21. Requisitos para la Conformación de Región

Para la conformación de una Región como espacio de planificación, es requisito que el


conjunto de unidades territoriales que la conforman, sea mayor al de una provincia,
pudiendo ser parte del conjunto de las unidades territoriales, aquellas que de forma
parcial y/o total, pertenezcan a otra(s) provincia(s), con la excepción prevista en el
parágrafo I del articulo 280 de la Constitución Política del Estado.

Artículo 22. Conformación de la Región

I. El Estado Plurinacional según materia de interés nacional sobre recursos


naturales, mediante norma específica, podrá conformar regiones estratégicas de
forma articulada y coordinada con las entidades autónomas que la integren.
II. Los gobiernos departamentales, con la finalidad de planificar y optimizar el
desarrollo departamental, podrán conformar regiones dentro de su jurisdicción
de forma articulada y coordinada con las entidades autónomas involucradas, sin
vulnerar aquellas ya conformadas según lo dispone el parágrafo I del presente
artículo. Los órganos deliberantes respectivos tanto del gobierno departamental
como de las autonomías sobre las cuales se crea la región como unidades de
gestión, aprobarán por mayoría absoluta la creación y funcionamiento de la
región, otorgando recursos fiscales para el efecto.
III. Los gobiernos municipales y/o autonomías regionales también podrán solicitar al
Gobierno Departamental la conformación de una región como unidad de
planificación cuando así lo vean por conveniente. La aprobación de los órganos
deliberantes seguirá las condiciones del parágrafo II del presente artículo.

Artículo 23. Planificación Regional

I. La planificación regional debe establecer metas mínimas de desarrollo


económico y social a alcanzar, según las condiciones y potencialidades de la
Región.
II. El Gobierno plurinacional incorporará en la planificación integral a las Regiones
constituidas.

SECCIÓN II
AUTONOMÍA REGIONAL

Artículo 24. Condiciones para Constituir Autonomía Regional

Una Región ya constituida podrá acceder a Autonomía Regional si cumple los siguientes
requisitos:

13
1. Que los gobiernos municipales y las autonomías Indígena Originaria
Campesinas tengan continuidad geográfica y compartan cultura,
lengua, historia, economía y ecosistema.
2. Haber realizado un Plan de Desarrollo Regional y ejecutado
satisfactoriamente más de un proyecto o programa de impacto
regional, debiendo la autoridad nacional competente del sector
correspondiente, certificar el resultado positivo.
3. Todas las condiciones establecidas en la Ley de Unidades Territoriales,
para la creación de la Región como nueva Unidad Territorial.

Artículo 25. Procedimiento para constituir Autonomía Regional

Para constituir Autonomía Regional se debe seguir el siguiente procedimiento:

1. Cada uno de los órganos legislativos de los gobiernos autónomos de la


Región, mediante Ordenanza Municipal y las autonomías Indígena
Originaria Campesinas mediante una Ley, consultarán al Tribunal
Constitucional sobre la constitucionalidad del referéndum y la
pregunta para constituirse como Autonomía Regional.
2. El Tribunal Constitucional emitirá fallo constitucional sobre el
referéndum y la pregunta sobre Autonomía Regional, previo análisis
del dictamen técnico elaborado por la Comisión de Autonomía de la
Asamblea Legislativa Plurinacional.
3. De ser positivo el fallo del Tribunal Constitucional, sobre el
referéndum y la pregunta sobre Autonomía Regional, los órganos
legislativos de los gobiernos autónomos de la Región, mediante
Ordenanza Municipal y las autonomías Indígena Originaria
Campesinas mediante una Ley, convocarán a referéndum simultáneo
para constituirse en Autonomía Regional.
4. La Corte Departamental Electoral en un plazo no mayor a 120 días
llevará adelante el proceso de referéndum.
5. De ser negativo el fallo del Tribunal Constitucional, sobre el
referéndum y la pregunta sobre Autonomía Regional, este no podrá
repetirse sino después de transcurridos tres años según el
procedimiento establecido en el presente artículo.
6. En caso de que el referéndum, para Autonomía Regional, arroje
resultado positivo en cada una de las unidades territoriales de la
Región, se conformará una Asamblea Provisional integrada por los
miembros de los órganos legislativos de las entidades autónomas,
para la redacción del proyecto de Estatuto Regional.
7. En caso de que el referéndum, para Autonomía Regional, arroje
resultado negativo en al menos una de las unidades territoriales de la

14
región, este no podrá repetirse sino después de transcurridos tres
años según el procedimiento establecido en el presente artículo.

Artículo 26. Elaboración y Aprobación del Estatuto Regional

I. Para la elaboración y aprobación del Estatuto Regional, se debe seguir el


siguiente procedimiento:

1. Aprobada la propuesta del Estatuto Regional por dos tercios del total
de los miembros de la Asamblea Provisional, lo remitirá al Tribunal
Constitucional para el control de constitucionalidad.
2. Si el Tribunal Constitucional objetara la constitucionalidad de todo o
partes del Proyecto del Estatuto Regional, lo devolverá a la Asamblea
Provisional, la que deberá hacer las modificaciones, aprobarlo por dos
tercios y remitir nuevamente al Tribunal Constitucional. Este
procedimiento deberá repetirse las veces que fuese necesario hasta
que el Tribunal Constitucional falle aprobando la constitucionalidad
del Estatuto Regional.
3. Habiéndose aprobado la constitucionalidad del Estatuto Regional,
mediante fallo expreso del Tribunal Constitucional, los órganos
legislativos de los gobiernos autónomos de la Región, mediante
Ordenanza Municipal y las autonomías Indígena Originaria
Campesinas mediante una Ley, convocarán a referéndum simultáneo
para la aprobación del Estatuto Regional.
4. Si el referéndum arroja un resultado positivo en cada una de las
entidades territoriales que conforman la Región, se elegirá su
Gobierno Regional en la próxima elección municipal y será a partir de
la posesión del Gobierno Autónomo Regional que entrará en vigencia
plena el Estatuto Regional.
5. En caso de que el referéndum arroje resultado negativo en al menos
una de las entidades territoriales que conforman la Región, este no
podrá repetirse sino después de transcurridos tres años según el
procedimiento establecido en el presente artículo.

II. Aprobada la Autonomía Regional y su Estatuto Regional, en los referéndums


correspondientes, la Asamblea Legislativa Plurinacional homologará por ley el
reconocimiento de la Región Autónoma como Unidad Territorial.

Artículo 27. Conformación de la Asamblea Regional

Si el referéndum por la autonomía fuera positivo y no entrara en vigencia la conformación


de la Asamblea Regional establecida en el Estatuto Autonómico regional, se adoptará
transitoriamente la siguiente forma de elección para los asambleístas regionales:

15
1. Un asambleísta elegido por criterio territorial en las regiones
conformadas por cinco o más unidades territoriales, correspondiente
a cada una de ellas. En las regiones conformadas por menos unidades
territoriales, se elegirán dos en cada una de ellas.
2. Adicionalmente, por criterio poblacional se elegirá una cantidad de
asambleístas correspondiente a la mitad del número de unidades
territoriales, distribuidas entre éstas proporcionalmente a su
población. Si el número de unidades territoriales fuese impar, se
redondeará el resultado al número inmediatamente superior.
3. En los municipios a los que corresponda un solo asambleísta regional,
éste será elegido por mayoría simple de votos. Donde correspondan
más, serán elegidos de manera proporcional al voto obtenido por
cada fórmula en el municipio, asignando los escaños según el método
de divisores naturales.
4. Se elegirá adicionalmente al menos un asambleísta representante de
cada una las naciones y pueblos indígena originario campesinos, los
cuales serán elegidos según normas y procedimientos propios.

Artículo 28. Elección de Ejecutivo Regional

El ejecutivo regional deberá ser electo de entre los miembros de la asamblea regional.

Artículo 29. La Región Metropolitana

La región metropolitana, es el espacio territorial compuesto por municipios conurbados,


con población mayor a 500.000 habitantes. Esta se conformará según lo que establece el
Artículo 280 de la CPE como unidad de planificación y gestión o como autonomía regional.

Artículo 30. Creación de las Regiones Metropolitanas como Espacios de Planificación

I. Se crearán las Regiones Metropolitanas de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, como


espacios de planificación y gestión en conformidad con los parágrafos I y II del
Artículo 280 de la Constitución Política del Estado.

II. El alcance territorial de las Regiones Metropolitanas, que podrá ampliarse por Ley
expresa de la Asamblea Legislativa Plurinacional en función de criterios
funcionales, de organización territorial y de escala, es el siguiente:
a. Región metropolitana de La Paz, comprende al menos los municipios de
Achocalla, Laja, Mecapaca, Palca, Nuestra Señora de La Paz, El Alto,
Pucarani y Viacha.
b. Región Metropolitana de Cochabamba, comprende al menos los municipios
de Sacaba, Cochabamba, Tiquipaya, Colcapirhua, Quillacollo, Vinto y Sipe-
sipe.

16
c. Región Metropolitana de Santa Cruz, comprende al menos los municipios
de Santa Cruz de la Sierra, Cotoca, Warnes, Porongo y La Guardia.

III. Aquellos municipios comprendidos en una Región Metropolitana cuya extensión


territorial exceda significativamente el área de conurbación, podrán ser
simultáneamente parte de otra Región.

Artículo 31. Consejos Metropolitanos

I. En cada una de las Regiones Metropolitanas se conformará un Consejo


Metropolitano, como órgano superior de coordinación para la administración
metropolitana, integrado por representantes del Gobierno Departamental, de
cada uno de los Gobiernos Municipales correspondientes y del Gobierno Nacional.

II. El Consejo Metropolitano conformará una estructura técnica y administrativa


mínima, y tendrá las siguientes funciones:

1. Aprobar su reglamento de funcionamiento interno.


2. Elaborar la Planificación del desarrollo de la región metropolitana.
3. Elaborar y ejecutar el Plan de Ordenamiento territorial y de uso de suelos
de la Región Metropolitana.
4. Definir la normativa, planificación, sistemas, gestión y administración
metropolitana de los servicios básicos (agua potable, alcantarillado, aguas
servidas, drenaje de aguas pluviales, sistema de vías de transporte,
alumbrado público, red de distribución de energía eléctrica, recolección de
residuos sólidos), manejo y tratamiento de residuos, transporte urbano,
ordenamiento vial, administración y control del tránsito urbano, protección
del medio ambiente y gestión de riesgos.
(Alternativa a los incisos c y d: “Implementación de sistemas de planificación
territorial, gestión y administración de servicios básicos, transporte y tránsito
urbano, conservación del medio ambiente y mitigación de riesgos en la región
metropolitana)
5. Establecer políticas de desarrollo urbano, promover y ejecutar iniciativas
para el Desarrollo Económico de la Región Metropolitana.
6. Impulsar la construcción y normar el funcionamiento y administración del
equipamiento e infraestructura a nivel metropolitano.
7. Conocer y resolver todos aquellos aspectos relacionados a la problemática
urbana y metropolitana enmarcados en el ámbito de sus funciones, y
representar ante las instancias pertinentes aquellas que requieren de su
decisión o acción.

Artículo 32. Creación de las Regiones Metropolitanas como Autonomías Regionales

17
En el caso que así lo decidan los municipios señalados en al artículo 30, podrán solicitar su
conversión en autonomía regional de acuerdo a los parámetros establecidos en los
artículos 24 y 25 de la presente ley.

Artículo 33. Mandatos

I. En función del principio del bien común, el ejercicio de las competencias del nivel
central del Estado, el Gobierno Departamental y los Gobiernos Municipales,
relacionadas a las funciones de la región como unidad de planificación y gestión o
a la autonomía regional, se ejercerán en armonía con sus disposiciones.

II. Los Estatutos de autonomía departamental y las Cartas Orgánicas de los


municipios correspondientes deberán contemplar el manejo de la región como
unidad de planificación y gestión o como autonomía regional con las implicancias
sobre la planificación y la inversión pública en la jurisdicción pertinente a la región.

Artículo 34. Mancomunidades

I. La Mancomunidad es la asociación voluntaria entre entidades territoriales


autónomas municipales, regionales y/o autonomías indígena originario
campesinas, que desarrollan acciones conjuntas en el marco de las competencias
legalmente asignadas a sus integrantes.
II. La Mancomunidad deberá tener recursos económicos asignados por sus
integrantes, los que estarán estipulados en su convenio mancomunitario. Si así lo
estableciera este convenio, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas deberá
efectuar la transferencia directa de estos fondos a la cuenta de la Mancomunidad.
III. Las Mancomunidades serán normadas mediante ley específica.

CAPÍTULO CUARTO

AUTONOMÍA MUNICIPAL

Artículo 35. Condiciones para la Creación de Nuevos Municipios

I. Los nuevos municipios a crearse tendrán una base demográfica mínima de 10,000
habitantes, además de otras condiciones establecidas por ley. En aquellos
municipios en frontera, la base demográfica mínima será de 5,000 habitantes.

II. Los incentivos para la fusión de municipios con población inferior a 5,000
habitantes están establecidos en el título de financiamiento de la presente ley.

18
Artículo 36. Gobierno Autónomo Municipal

El Gobierno Autónomo municipal está constituido por:


1. Un Concejo Municipal, con facultad deliberativa, fiscalizadora y legislativa en el
ámbito de sus competencias. Está integrada por concejalas y concejales
electos, según criterios de población, territorio y equidad, mediante sufragio
universal y representantes de naciones y pueblos indígena originario
campesinos elegidos mediante normas y procedimientos propios en los
municipios donde existan naciones o pueblos indígena originario campesinos.
La ley determinará los criterios generales para la elección y cálculo del número
de concejalas y concejales municipales. La Carta Orgánica Municipal definirá su
aplicación de acuerdo a la realidad y condiciones específicas de su jurisdicción.

2. Un Órgano Ejecutivo, presidido por una Alcaldesa o Alcalde e integrado


además por Oficialías Mayores, cuyo número y atribuciones serán establecidos
en la Carta Orgánica. La Alcaldesa o Alcalde será elegido por sufragio universal
en lista separada de los concejales.

Artículo 37. Ausencia Temporal o Definitiva de la Máxima Autoridad Ejecutiva

I. En caso de ausencia temporal de la máxima autoridad ejecutiva del gobierno


autónomo municipal, la suplencia temporal estará determinada de acuerdo a la
Constitución Política del Estado y la respectiva Carta Orgánica.

II. En caso de ausencia definitiva de la máxima autoridad ejecutiva producida por la


prolongación de la ausencia temporal por más de noventa días, o por renuncia,
muerte, inhabilidad permanente o revocatoria de la alcaldesa o alcalde del
gobierno autónomo municipal antes de cumplirse la mitad de su mandato, se
procederá a efectuar una nueva elección. En caso contrario se procederá al
nombramiento de una concejala o concejal ya electo de acuerdo al procedimiento
establecido en la respectiva Carta Orgánica.

Artículo 38. Distritos Municipales y Subalcaldías

I. La organización del espacio territorial del municipio en distritos municipales o la


creación de subalcaldías, con el fin de desconcentrar la administración municipal,
estará determinada por la Carta Orgánica.

II. Los distritos municipales tendrán el carácter de espacios desconcentrados de


administración, gestión, planificación, participación ciudadana y descentralización
de servicios, de acuerdo a Carta Orgánica.

Artículo 39. Distritos Municipales Indígena Originario Campesinos

19
I. Los municipios podrán crear distritos indígena originario campesinos que no estén
basados en Territorios Indígenas Originario Campesinos no autónomos, de acuerdo
a lo establecido en sus Cartas Orgánicas. (salvo el caso de la excepción del art. 31
de la CPE)

I. Los municipios podrán crear distritos indígena originario campesinos basados en


Territorios Indígenas Originario Campesinos no autónomos. Estos distritos se
crearán mediante un proceso administrativo y de acuerdo a lo establecido en sus
Cartas Orgánicas.

II. Las naciones y pueblos indígena originario campesinos de los distritos municipales
indígena originario campesinos elegirán a su(s) representante(s) al Concejo
Municipal y a su(s) subalcalde(s), de acuerdo a sus normas y procedimientos
propios.

CAPÍTULO QUINTO

AUTONOMÍA INDÍGENA ORIGINARIA CAMPESINA

SECCIÓN I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 40. Régimen Autonómico Indígena Originario Campesino

El régimen autonómico indígena originario campesino se encuentra contenido en los


artículos 289 a 296 y 303 al 304 de la Constitución Política del Estado, las disposiciones
establecidas en la presente ley, el Convenio 169 de la Organización Internacional del
Trabajo ratificado por Ley N° 1257 del 11 de junio de 1991, la Declaración de Naciones
Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas ratificada por Ley N° 3760 del 7 de
noviembre de 2007, normas y procedimientos propios que fueran aplicables de las
entidades territoriales indígena originario campesinas y sus estatutos. Este régimen
alcanza al pueblo afroboliviano en concordancia a su reconocimiento en el artículo 32 de
la Constitución Política del Estado.

Artículo 41. Autonomía Indígena Originario Campesina

La autonomía indígena originario campesina consiste en el autogobierno como ejercicio


de la libre determinación de las naciones y los pueblos indígena originario campesinas,
cuya población comparte territorio, cultura, historia, lenguas, organización e instituciones
jurídicas, políticas, sociales y económicas propias, aplicando sus cosmovisiones, sistemas
económicos e implica la manifestación y desarrollo de sus estructuras organizativas
articuladas a partir de sus propios referentes culturales. En casos excepcionales,

20
debidamente explicitados en sus respectivos Estatutos Autonómicos se contemplará la
posibilidad de conformar regiones indígenas conjuntamente con entidades territoriales no
indígenas.

Artículo 42. Sujeto Autonómico

Los sujetos de la autonomía indígena originario campesina son: las naciones y pueblos
indígena originario campesinos que comparten identidad cultural, idioma, tradición
histórica, instituciones, territorialidad y cosmovisión, cuya existencia es anterior a la
colonia, pero que incluye al pueblo afroboliviano, y cuyo territorio está actualmente
habitado por esas naciones y pueblos indígena originario campesinos.

SECCIÓN II
CONSTITUCIÓN DE LA AUTONOMÍA INDÍGENA ORIGINARIO CAMPESINA

Artículo 43. Acceso a la Autonomía Indígena Originario Campesina

I. Los pueblos o naciones indígena originario campesinos, que cumplan los requisitos
establecidos en la constitución y la presente ley, podrán acceder al régimen Autonómico
Indígena Originario Campesino en base a:

1. Territorios Indígena Originario Campesinos, que así lo decidan por voluntad de su


población, expresada por consulta según normas y procedimientos propios.
2. Municipios que por voluntad de los pobladores adopten esta categoría mediante
referendo de conversión;
3. Región indígena originario campesina como la agregación de Autonomías Indígena
Originario Campesinas mediante consulta expresada a su población aplicando normas y
procedimientos propios.
4. Región indígena originario campesina como la agregación de distritos municipales,
municipios y/o territorios indígenas originarios campesinos que por voluntad de los
pobladores que habitan dicha región decidan constituír una Región Indígena Originaria
Campesina mediante referéndum.
5. Región indígena originario campesina como la conversión de una Región Autónoma
constituida, que por voluntad de los pobladores adopten la autonomía indígena originario
campesina mediante referendo de conversión.

Artículo 44. Requisitos para Accesos a la Autonomía Indígena Originario Campesina


con base en Territorios Indígena Originario Campesinos

I. Los Territorios Indígena Originario Campesinos para acceder a la autonomía indígena


originario campesina deberán cumplir los requisitos de valoración de viabilidad
institucional y población. El requisito poblacional podrá ser flexible en los casos de
pueblos indígenas originario campesinos asentados en tierras bajas.

21
1. Viabilidad Institucional, el pueblo o nación indígena originario campesina deberá contar
con una estrategia de desarrollo que contemple mínimamente

a) La inclusión en la estructura organizacional de los PIOC del total de organizaciones


constituidas en el territorio
b) La definición de los mecanismos propios de participación de la población en instancias de
decisión
c) Las reglas de elección, nominación y/o designación de las autoridades de las autonomía
indígena respectiva que garanticen la estabilidad política
d) El diseño y puesta en funcionamiento de instrumentos para la gestión del territorio (uso,
evaluación y vigencia)
e) La elaboración y puesta en funcionamiento de una estrategia de desarrollo económico, en
respeto a sus formas productivas tradicionales como economías comunitarias.
f) Esa misma estrategia debe contemplar la obligatoriedad de reducir los indicadores de
pobreza de acuerdo a los Objetivos del Milenio
g) La certificación de su condición etno lingüistica (CEL) en base a censos lingüísticos de la
jurisdicción territorial que conforma la autonomía indígena.

2. Población, la población que habita el territorio indígena originario campesino sea igual o
mayor a 10.000 habitantes, en el caso de naciones y pueblos de tierras altas y 1.000
habitantes, en el caso de naciones y pueblos de tierras bajas. Este dato será emitido según
informe del Instituto Nacional de Estadística sobre la base del último CENSO de población
y vivienda.

II. Podrán constituirse en una sola Autonomía Indígena Originario Campesina dos o más
pueblos o naciones que tengan afinidad cultural, cuya población total que habite dentro
de los territorios que cumplan los requisitos del parágrafo anterior, sin que sea necesaria
la continuidad territorial.
III. Sólo excepcionalmente, en caso de cumplirse los requisitos señalados en parágrafo a., en
los casos de pueblos indígenas, originarios campesinos, no se tomará en cuenta el criterio
poblacional.

Artículo 45. Requisitos para la Conversión de Municipio a Autonomía Indígena


Originario Campesina

El pueblo o nación indígena originario campesino que habita en un municipio podrá


acceder al régimen autonómico indígena originario campesino según la voluntad
expresada por sus pobladores mediante referendo de conversión, convocado mediante
norma municipal según iniciativa institucional o iniciativa popular.

Artículo 46. Requisito para la conformación de Regiones indígena originario


campesinas autónomas
I. Podrán constituir una región indígena originario campesina autónoma la agregación de
autonomías indígena originario campesinas ya consolidadas, con continuidad territorial, y

22
mediante referendo, según lo establecido en la Constitución Política del Estado y la Ley
Electoral.
II. Podrá también acceder a la autonomía indígena originario campesina regional la
autonomía regional constituida. Las regiones procederán a consulta sobre la conversión a
región indígena originario campesina mediante referendo en cada una de las entidades
territoriales que las compongan, según lo dispuesto en la Constitución Política del Estado y
la Ley Electoral.

Artículo 47. Procedimiento de acceso a la autonomía indígena originario campesina


con base en territorios indígena originario campesinos
I. El pueblo o nación indígena originario campesino para acceder a la autonomía indígena
originario campesina seguirá el siguiente procedimiento:

1. Consultar a la población del TIOC mediante normas y procedimientos propios el acceso al


régimen autonómico indígena originario campesino y la creación de la nueva Unidad
Territorial, sobre la base de los límites del Territorio Indígena Originario Campesino. El
resultado afirmativo de la consulta tendrá carácter vinculante para los órganos del
Estado. (opción CIDOB) La organización representativa del PIOC mediante sus
procedimientos propios, procederá a consultar a la población del PIOC que pretende
acceder al régimen de autonomías indígenas. La consulta al PIOC será sobre su voluntad
de acceder al régimen de autonomía indígena se observa la redacción difusa

2. Este proceso deberá ser supervisado por el Organo Electoral Plurinacional. El resultado del
la consulta deberá ser certificado por el Organo Electoral Plurinacional, en caso de que el
resultado sea negativo, las autoridades indígena originario campesina aplicarán una nueva
consulta bajo el mismo procedimiento si fuera el caso. (Opción CIDOB) La organización
representativa del PIOC comunicará al Órgano Electoral Departamental cuáles son los
procedimientos que, de acuerdo a sus normas propias, emplearán para consultar la
voluntad de su población para acceder al régimen de autonomía indígena, así como el
procedimiento para elaborar, aprobar y consultar la aprobación de su estatuto
autonómico, estableciendo lugar(es) y fecha(s) para su realización, por lo menos con 30
días de anticipación.
3. Si como resultado de la consulta el pueblo o nación indígena originaria campesina
correspondiente decidiera constituir su AIOC, inmediatamente y bajo el procedimiento
previamente determinado nombrará a los miembros que compondrán su instancia
constitutiva encargado de redactar y aprobar el Proyecto de Estatuto Autonómico. El
Órgano Electoral Departamental deberá supervisar los procedimientos y emitir
certificación de los resultados de la consulta y de quiénes componen el Órgano
Constituyente.
4. El Órgano Constituyente elaborará y aprobará un proyecto de Estatuto, que lo remitirá al
Tribunal Constitucional Plurinacional para el control de constitucionalidad, el que deberá
pronunciarse dentro del plazo legal, vencido el cual si no hubiere pronunciamiento del
Tribunal Constitucional se presumirá la constitucionalidad del estatuto autonómico. En

23
caso de tener observaciones lo devolverá a la instancia constitutiva, las veces que sea
necesario, para su corrección.
5. Cumplidos los procedimientos sobre la constitucionalidad del proyecto de Estatuto, la
organización representativa del PIOC convocaran a la consulta de aprobación.
6. Aprobado el Estatuto, entrará en vigencia a partir de su publicación
7. Publicado el estatuto, se procederá a la elección de las autoridades de las estructuras de
gobierno definidas en los Estatutos, con supervisión del Órgano Electoral Plurinacional.
II. Los Territorios Indígena Originario Campesinos que no se constituyan en autonomía
podrán constituirse en distritos municipales indígena originario campesinos. La creación
de nuevos distritos municipales indígena originario campesinos se hará según normativa
correspondiente.
III. Los distritos municipales indígena originario campesinos constituidos por uno o mas
Territorios Indígena Originario Campesinos, podrán acceder al régimen autonómico, una
vez cumplidos los requisitos y procedimientos establecidos en la Constitución Política del
Estado y la presente ley.
IV. En el caso de que los límites de los Territorios Indígena Originario Campesinos que
acceden a la autonomía indígena originario campesina, afectase los límites de uno o varios
distritos municipales y/o de municipios, los distritos municipales y los municipios
afectados procederán a una nueva delimitación de su jurisdicción respetando los límites
del TIOC que accede a la autonomía, tramitando su nueva delimitación de acuerdo a ley
del Estado Plurinacional

Artículo 48. Procedimiento de conversión de municipio a autonomía indígena


originario campesina

I. En el caso de la conversión de municipios a autonomías indígena originario campesinas, se


procederá de la siguiente manera:

1. Referéndum por iniciativa institucional: Los concejos municipales convocarán a referendo


por la autonomía indígena originario campesina, el cual será administrado por el Órgano
Electoral Plurinacional
2. Referéndum por Iniciativa Popular: Los pueblos y naciones indígenas originarias
campesinas que habitan un determinado municipio podrán promover la realización de un
referendo de conversión de un municipio a autonomía indígena originaria campesina
mediante iniciativa popular activada de acuerdo a la Ley de referendo. La iniciativa
popular que haya cumplido el procedimiento establecido para su activación tendrá
carácter vinculante para los gobiernos municipales quienes deberán proceder a dictar la
ordenanza municipal de convocatoria a referendo en la primera sesión del Concejo
Municipal posterior a la certificación del Organo Electoral Plurinacional del cumplimiento
de los requisitos para la iniciativa popular. Una vez emitida la convocatoria deberá ser
puesta en conocimiento del órgano electoral para su correspondiente administración. En
caso de que el Consejo Municipal no emitiese la convocatoria a referéndum en un plazo
de 15 días posteriores a la certificación del Órgano Electoral Plurinacional del

24
cumplimiento de los requisitos para la iniciativa popular, se aplicará silencio
administrativo, siendo el Órgano Electoral Plurinacional el que deberá establecer la fecha
para la realización del referéndum
3. En caso de que el referendo arroje resultado negativo, la iniciativa se extinguirá y no se
podrá reiniciar un nuevo proceso sino luego de tres años. En caso de aprobación del
referendo por parte de la población de la jurisdicción correspondiente, se constituirá, bajo
supervisión del Órgano Electoral Departamental, un órgano redactor encargado de
elaborar el proyecto de estatuto autonómico según normas y procedimientos propios;
4. El órgano redactor remitirá el proyecto de Estatuto al Tribunal Constitucional Plurinacional
para su control de constitucionalidad. En caso de que existan observaciones, el Tribunal
devolverá el proyecto de Estatuto al órgano redactor las veces que sea necesario, para su
corrección;
5. Recibido la resolución positiva de control de constitucionalidad el órgano redactor
notificará al Órgano Electoral Departamental correspondiente que administrará un
referendo aprobatorio dentro de la jurisdicción correspondiente, según el artículo 275 de
la Constitución Política del Estado y la legislación nacional aplicable, emitiendo las normas
administrativas necesarias y elaborando el correspondiente cronograma. Los recursos
financieros para la realización de los actos electorales serán proporcionados al Órgano
Electoral Departamental por los municipios involucrados;
6. Una vez aprobado el estatuto, entrará en vigencia desde su publicación en la Gaceta
Oficial del Estado. En caso de que el referendo por el Estatuto arroje resultado negativo,
se podrá reiniciar un nuevo proceso solamente transcurridos tres años;
7. Se procederá a la elección de las autoridades definidas en el Estatuto aprobado, según
procedimientos propios supervisados por el Órgano Electoral Plurinacional.
II. Cuando la autonomía constituida por esta vía incluya mayoritariamente un Territorio
Indígena Originario Campesino pero trasciende los limites del municipio, se podrá iniciar
un proceso de delimitación para integrar la totalidad del Territorio Indígena Originario
Campesino a la autonomía indígena originario campesina que deberá ser aprobada por
ley.

Artículo 49. Procedimiento para la conformación de Regiones indígena originario


campesinas autónomas

I. Para la conformación de regiones indígena originario campesinas, se procederá de la


siguiente manera:
1. Las instancias respectivas de las Entidades Territoriales Autónomas convocarán a
referendo y/o consulta según corresponda. La convocatoria a referéndum será activado
por iniciativa popular o iniciativa institucional.
2. En caso de que el referendo arroje resultado negativo en al menos una entidad territorial,
se deberá esperar al menos 3 años para convocar a un nuevo referéndum. O, en caso de
que las entidades donde se obtuvo la aprobación, decidan conformar la región sin la
entidad territorial donde se obtuvo el resultado negativo, llevarán a cabo en los siguientes
90 días un nuevo referéndum que defina la conformación de la región.

25
II. Los gobiernos IOC que en su jurisdicción hubo resultado afirmativo a la consulta, deberán
elaborar y aprobar su estatuto de acuerdo a sus normas y formas propias, cumpliendo los
siguientes requisitos.
1. El órgano constitutivo remitirá el proyecto de Estatuto al Tribunal Constitucional
Plurinacional para su control de constitucionalidad, de acuerdo a procedimiento
constitucional. En caso de que existan observaciones, el Tribunal devolverá el proyecto de
Estatuto al órgano redactor las veces que sea necesario, para su corrección;
2. Una vez emitida la sentencia constitucional con la resolución positiva de control de
constitucionalidad el órgano constitutivo notificará al Órgano Electoral Plurinacional para
que administre un referendo aprobatorio del Estatuto dentro de la jurisdicción
correspondiente, emitiendo las normas administrativas necesarias y elaborando el
correspondiente cronograma. Los recursos financieros para la realización de los actos
electorales serán proporcionados al Órgano Electoral Plurinacional por las entidades
territoriales involucradas.
3. Una vez aprobado en cada una de las entidades territoriales involucradas, el Estatuto
entrará en vigencia, desde su publicación en la Gaceta Oficial del Estado. Para la región
indígena originario campesina, la Asamblea Legislativa Plurinacional homologará la
creación de la nueva unidad territorial por ley. En caso de que el referendo por el Estatuto
arroje resultado negativo, se podrá reiniciar un nuevo proceso.
4. Se procederá a la elección de las autoridades definidas en los Estatutos aprobados, según
procedimientos propios supervisados por el Órgano Electoral Plurinacional.

III. La conformación de una región indígena originario campesina autónoma no implica la


desaparición de las entidades territoriales que la conforman. Sin embargo, se crearán
incentivos fiscales a la fusión de entidades territoriales en el seno de la región. En cada
caso particular, la fuente fiscal será definida en una ley expresa.
IV. Una autonomía regional que decida convertirse en región indígena originario campesina
procederá a la modificación de su Estatuto para tal efecto. Esta modificación tendrá que
ser aprobada por referendo simultáneo en cada una de las entidades territoriales que la
conformen.
V. Uno o varios distritos indígena originario campesinos podrán agregarse a una entidad
territorial indígena originario campesina, que haga parte de una región indígena originario
campesina colindante, previo proceso de nueva definición de límites municipales de
acuerdo a ley.

SECCIÓN III
GOBIERNO DE LAS AUTONOMÍAS INDÍGENA ORIGINARIOCAMPESINAS

Artículo 50. Gobierno

El gobierno de las autonomías indígena originario campesinas se ejerce a través de sus


propias normas y formas de organización de conformidad al artículo 296 de la Constitución
Política del Estado y lo establecido en la presente Ley.

26
Artículo 51. Estructura organizativa

I. La estructura organizativa prevista en el Estatuto correspondiente debe contemplar como


mínimo: identificación de sus autoridades y las atribuciones de su gobierno propio,
organización, funcionamiento, procedimiento de elección, requisitos, periodo de mandato
y otros aspectos organizativos. Además debe prever la decisión del pueblo de renovar
confianza periódicamente a sus autoridades y la sanción por incumplimiento.
II. El gobierno autónomo deberá establecer claramente las instituciones y autoridades
responsables de la administración y control de recursos fiscales.

Artículo 52. Expresión oral o escrita de sus potestades

Las facultades deliberativas, fiscalizadoras, legislativas, reglamentarias y ejecutivos,


además del ejercicio de su facultad jurisdiccional, podrán expresarse de manera oral o
escrita, teniendo el mismo valor bajo sus propias modalidades, con el único requisito de
su registro.

Artículo 53. Derecho de disenso y protección a las minorías

A efectos de respetar a las minorías no pertenecientes a las naciones y pueblos indígenas


y/o a poblaciones y/o individuos pertenecientes a dichas naciones y pueblos indígenas
pero que no se consideran parte integrante de la autonomía indígena, o si lo hacen pero
disienten en diversos aspectos del mencionado estatuto y/o de la gestión pública en el
seno de la autonomía, se requiere contar con un Estatuto que contemple:

1. El derecho al disenso individual y/o colectivo de parte de una


minoría disidente
2. La necesidad de incorporar a estos individuos y/o grupos
específicos en los diversos espacios de deliberación, planificación
y gestión de la autonomía indígena.
3. La obligación de tomarlos en cuenta en los procesos de elección,
nominación y/o designación de las autoridades de la autonomía
indígena
4. En caso de formar un espacio con continuidad geográfica al
interior de la autonomía indígena, permitir la conformación de su
propia expresión territorial como distrito municipal.
5. En los casos, en los que las decisiones de la autonomía indígena
los afecte en forma directa en sus derechos fundamentales
consagrados en esta CPE, tener derecho a veto y/o a intermediar
recursos de nulidad en el marco de los procedimientos jurídicos
establecidos en la Ley de Deslinde jurisdiccional.

27
CAPÍTULO SEXTO

ESTATUTOS Y CARTAS ORGÁNICAS

Artículo 54. De la Elaboración de Estatutos y Cartas Orgánicas

Las entidades territoriales autónomas, a través de sus órganos deliberativos, formularán


de forma participativa con las organizaciones sociales sus proyectos de Estatuto o Carta
Orgánica, observando los siguientes contenidos mínimos de manera obligatoria:

I. Contenidos generales:
1. Declaración de sujeción a la Constitución Política del Estado y las leyes;
2. Identidad de la entidad autónoma;
3. Ubicación de su jurisdicción territorial;
4. Estructura organizativa;
5. Facultades y atribuciones de las autoridades de los órganos ejecutivo, y
legislativo o deliberativo;
6. Competencias asumidas de carácter exclusivo;
7. Mecanismos y formas de participación y control social;
8. Relaciones institucionales de la entidad autónoma;
9. Procedimiento de reforma del estatuto o carta orgánica;
10. Mecanismos y sistemas administrativos;
11. Forma de organización del órgano legislativo o deliberativo;
12. Disposiciones generales sobre planificación, administración de su patrimonio y
régimen financiero;
13. Facultad de desconcentrarse administrativamente.

II. Contenidos potestativos:


1. Idiomas oficiales;
2. Además de los símbolos del Estado Plurinacional de uso obligatorio, sus
símbolos propios;
3. Otros que emerjan del ejercicio de la naturaleza de sus competencias;
4. En el caso de los Estatutos Departamentales, las competencias exclusivas que
se convierten en concurrentes con otras entidades territoriales autónomas del
departamento.

III. En el caso de las Autonomías Indígena Originario Campesinas, el órgano y sistema


de administración de justicia y el régimen para minorías no pertenecientes a
naciones y pueblos indígenas originario campesinos que habiten su territorio.

Artículo 55. Procedimiento de elaboración y aprobación de Estatutos y Cartas


Orgánicas

28
I. Los órganos deliberativos a cargo de aprobar el proyecto de Estatuto o Carta
Orgánica, con arreglo a lo determinado en el artículo 275 de la Constitución
Política del Estado, son:
1. En el caso de los departamentos, la Asamblea Departamental;
2. En el caso de los municipios, el Concejo Municipal;
3. En el caso de la región, la reunión de los Concejos Municipales que la
conformen;
4. En el caso de las autonomías indígena originario campesinas, un consejo
conformado según procedimiento propio y bajo supervisión del Órgano
Electoral Departamental correspondiente.

II. Este órgano deliberativo aprobará dicho proyecto por dos tercios del total de sus
miembros. Si no fuera esto posible, deberá aprobar un proyecto por mayoría y
otro por minoría. En todo caso, el o los proyectos serán remitidos al Tribunal
Constitucional Plurinacional para el control de constitucionalidad. Esta instancia
tendrá un plazo máximo de 60 días calendario, computables a partir de la
recepción del proyecto de estatuto, para su control.

III. Después de concluido el control de constitucionalidad como establece el artículo


196, parágrafo I de la Constitución Política del Estado, y se encontrasen
disposiciones contrarias a la Constitución Política del Estado en el o los proyectos
de Estatuto o Carta Orgánica, el Tribunal Constitucional Plurinacional se
pronunciará mediante resolución expresa señalando la normas tachadas de
inconstitucionales y dispondrá de un plazo de 48 horas de emitida la resolución
para su envío al órgano deliberante correspondiente.

IV. El Órgano Deliberativo efectuará las modificaciones que correspondan, debiendo a


la conclusión de dicho plazo, remitir nuevamente el proyecto de Estatuto o Carta
Orgánica al Tribunal Constitucional Plurinacional.

V. Remitido nuevamente el o los proyectos de Estatuto o Carta Orgánica al Tribunal


Constitucional Plurinacional, el mismo, en un plazo de 60 días calendario, se
pronunciará nuevamente sobre su constitucionalidad. Si persistiesen disposiciones
contrarias a la Constitución Política del Estado, se repetirá el procedimiento de los
parágrafos anteriores.

VI. Efectuado el control de constitucionalidad, el Tribunal Constitucional Plurinacional


notificará a las partes interesadas y al Órgano Electoral Departamental
correspondiente, el cual convocará al referendo en un plazo de 90 días para la
aprobación del proyecto de Estatuto o Carta Orgánica, o para la aprobación de uno
de los dos proyectos presentados; el mismo será aprobado por mayoría simple de
votos y entrará en vigencia como norma básica institucional de la entidad
territorial una vez promulgado por el órgano ejecutivo y publicado en el medio de
difusión determinado en el Estatuto o Carta Orgánica.

29
VII. En el caso de que el proyecto de Estatuto o Carta Orgánica no sea aprobado por
referendo, se procederá a la elección anticipada de un nuevo órgano deliberativo,
el cual deberá elaborar un nuevo proyecto con arreglo al procedimiento descrito
precedentemente.

Artículo 56. Cartas Orgánicas Municipales

Los municipios que no elaboren o no aprueben su Carta Orgánica ejercerán los derechos
de autonomía consagrados en la Constitución Política del Estado y la presente ley, siendo
la Ley de Municipalidades la norma supletoria con la que se rijan, en lo que no hubiera
legislado el propio Municipio, en ejercicio de sus competencias.

Artículo 57. Adecuación de Estatutos

En el caso de los departamentos que optaron por la autonomía departamental en el


referendo de 2 de julio de 2006, los mismos deberán adecuar sus Estatutos y sujetarlos a
control de constitucionalidad, con arreglo a los parágrafos II al V del artículo precedente.
Una vez realizado el procedimiento señalado, estos departamentos entrarán directamente
al régimen de autonomías departamentales, de acuerdo a la Constitución Política del
Estado y la presente ley, sin necesidad de referendo aprobatorio.

Artículo 58. Reforma de Estatutos y Cartas Orgánicas

La reforma de los Estatutos o Cartas Orgánicas se sujetará al control de constitucionalidad


a cargo del Tribunal Constitucional Plurinacional y requiere de referendo para su
aprobación.

TÍTULO III

RÉGIMEN COMPETENCIAL

CAPITULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES

SECCIÓN I

ALCANCE COMPETENCIAL

Artículo 59. División material de las Competencias

I. El nivel Central del Estado, en las competencias compartidas y concurrentes del


artículo 299 de la Constitución Política del Estado y las competencias
concurrentes y compartidas del artículo 304 parágrafos II y III podrá, por

30
razones de escala y alcance material, subdividir las mismas en materias
competenciales y asignar, sobre las mismas, a los gobiernos autónomos las
facultades de legislación de desarrollo, reglamentación y ejecución en las
competencias compartidas y la reglamentación y la ejecución en las
competencias concurrentes a los gobiernos autónomos y al gobierno nacional.

II. Los gobiernos autónomos y el gobierno central podrán subdividir sus


competencias exclusivas en materias competenciales transferir y/o delegar las
facultades de reglamentación y ejecución sobre las mismas a los distintos
gobiernos de acuerdo a lo establecido para las competencias exclusivas en el
artículo 297 parágrafo I de la Constitución Política del Estado

Artículo 60. Transferencia y Delegación

De acuerdo a lo establecido en el artículo 297 parágrafo I de la Constitución Política del


Estado se entenderá por delegación y transferencia lo siguiente, bajo las siguientes
características

1. Transferencia.- Acto administrativo de traspasar de un gobierno autónomo o


gobierno central a otro gobierno autónomo o gobierno central las facultades
reglamentaria y ejecutiva de cierta competencia o materia competencial
producto de su división. El acto de transferencia implica la responsabilidad
administrativa para el receptor asumiendo las tareas de la transferencia como
asunto propio.

2. Delegación.- Acto administrativo de traspasar de un gobierno autónomo o


gobierno central a otro gobierno autónomo o gobierno central las facultades
reglamentaria y ejecutiva de cierta competencia o materia competencial
producto de su división. El acto de delegación implica la responsabilidad
administrativa para el emisor pudiendo este controlar el cumplimiento de las
tareas por parte del receptor.

3. Requisitos para la transferencia de la facultad reglamentaria.- El cuerpo


deliberativo del gobierno autónomo o gobierno central en calidad de emisor de
la competencia o materia competencial mediante ley aprobará por dos tercios
de sus miembros totales la transferencia. La transferencia se hará efectiva
cuando el órgano deliberativo del gobierno autónomo o gobierno central en
calidad de receptor apruebe la misma con dos tercios del total de sus
miembros.

4. Requisitos para la delegación de la facultad reglamentaria y transferencia de


la facultad ejecutiva.- El cuerpo deliberativo del gobierno autónomo o
gobierno central en calidad de emisor de la competencia o materia
competencial mediante ley aprobará por mayoría absoluta de sus miembros

31
totales la transferencia. La transferencia se hará efectiva cuando el órgano
deliberativo del gobierno autónomo o gobierno central en calidad de receptor
apruebe la misma por mayoría absoluta del total de sus miembros.

5. Requisitos para la delegación de la facultad ejecutiva.- Para la delegación de la


facultad ejecutiva será necesaria una norma del órgano reglamentario del
gobierno autónomo o gobierno central emisor. La delegación se hará efectiva
cuando el órgano reglamentario del gobierno autónomo o gobierno central
apruebe la misma emitiendo la norma correspondiente.

6. Reversibilidad de la transferencia y/o delegación.- Tanto la transferencia y la


delegación tendrán criterios de reversión establecidos por los respectivos
emisores de las facultades.

7. Excepciones de la delegación.- Ningún gobierno autónomo o gobierno central


delegará ni transferirá lo que le haya sido delegado

8. Excepciones de la transferencia.- Ningún gobierno autónomo o gobierno


central transferirá lo que le haya sido transferido limitándose a la delegación.

9. Transferencia y delegación en competencias compartidas y concurrentes.- Los


parágrafos precedentes son aplicables a las facultades de las competencias
concurrentes y compartidas que fueron asignadas a los distintos respectivos
gobiernos.

10. Iniciativa de la delegación y/o transferencia.- La delegación y/o transferencia


puede ser activada tanto por el titular de la facultad como por el gobierno
interesado en la o las facultades mediante notificación formal entre las partes.
El proceso seguirá su curso cuando el emisor aprueba el proceso bajo los
preceptos establecidos en los parágrafos anteriores.

11. Definición de fuentes de recursos económicos. La transferencia o delegación


de las competencias estará acompañada de la definición de recursos
económicos necesarios para su ejercicio, los que pueden provenir de fuentes
ya asignadas previamente a la sanción de la presente ley a las distintas
entidades territoriales autónomas receptoras de esta competencia.

12. Las entidades territoriales autónomas y el gobierno central podrán pedir al


Servicio Estatal de Autonomías cooperación técnica en los procesos de
transferencia o delegación de competencias en los cuales participen,
incluyendo la definición de recursos económicos necesarios para su ejercicio en
coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

32
13. Toda transferencia o delegación entre el nivel central del Estado y las entidades
territoriales autónomas, o entre éstas, será comunicada al Servicio Estatal de
Autonomías, tanto al inicio como a la conclusión de la transferencia o
delegación.

14. La transferencia o delegación de una competencia incluirá las condiciones para


la capacitación del personal y la transmisión del conocimiento intelectual que
forman parte de su ejercicio.

Artículo 61. Alcance de la Simultaneidad en el Ejercicio de Competencias Concurrentes

I. En el marco de la simultaneidad en el ejercicio de las competencias concurrentes


descrita en el parágrafo I del artículo 297 de la Constitución Política del Estado el
nivel central del Estado podrá participar en la reglamentación y operación de
acuerdo a la escala y alcance material de la competencia, en sujeción a lo
dispuesto en el numeral 3, parágrafo I, artículo 297 de la Constitución Política del
Estado y la ley

II. El nivel central del Estado definirá mediante ley las materias competenciales sobre
las que cada autonomía y el nivel central, si corresponde, asumirá las facultades de
reglamentación y ejecución, tomando en cuenta, si corresponde, el alcance
material de las competencias definido en el presente título.

III. Las entidades territoriales autónomas de los distintos niveles podrán exigir la
sanción de una ley de la Asamblea Legislativa Plurinacional en aquellas
competencias concurrentes sin ejercicio, a través de una demanda ante la
Asamblea Legislativa Plurinacional. La Asamblea Legislativa Plurinacional tendrá un
plazo de 180 días a partir de la introducción de la demanda para sancionar la ley
que asigne las facultades reglamentaria y ejecutiva.

IV. La Asamblea Legislativa Plurinacional mediante ley incluirá el alcance de las


competencias concurrentes de la autonomía indígena originario campesina, según
lo definido en el parágrafo III del artículo 304 de la Constitución Política del
Estado, pudiendo ampliar las facultades reglamentaria y ejecutiva a los otros
gobiernos autónomos y al gobierno nacional.

V. La Ley de la Asamblea Legislativa Plurinacional en caso de decidir la asignación


parcial o total de facultades de reglamentación y ejecución de competencias o
materias competenciales concurrentes a uno o mas gobiernos departamentales o
municipales autónomos lo hará considerando el mínimo de competencias que
Prefecturas y Municipios ejercían previamente a la sanción de la presente ley.

33
Artículo 62. Alcance de las Competencias Compartidas

I. El nivel central del Estado definirá en la Ley Básica correspondiente a cada


competencia qué nivel o niveles de gobierno asumirán las facultades de legislación
de desarrollo, reglamentación y ejecución, además del alcance material de la
competencia de cada uno de los niveles territoriales tomando en cuenta, si
corresponde, el alcance material de las competencias definido en el presente
título.

II. Las entidades territoriales autónomas de los distintos niveles podrán exigir la
sanción de la Ley Básica a través de una demanda ante la Asamblea Legislativa
Plurinacional. La Asamblea tendrá un plazo de 180 días a partir de la introducción
de la demanda para sancionar la Ley Básica, que incluya la asignación de las
facultades legislativa, reglamentaria y ejecutiva.

III. Las Leyes Básicas incluirán de manera obligatoria el alcance de las competencias
compartidas de la autonomía indígena originario campesina, según lo definido en
el parágrafo II del artículo 304 de la Constitución Política del Estado.

IV. La Ley Básica asignará a las entidades territoriales autónomas como mínimo
aquellas responsabilidades que han estado ejerciendo los municipios y prefecturas
previamente a la sanción de la presente ley.

CAPÍTULO SEGUNDO

COSTO COMPETENCIAL

Artículo 63. Costo Competencial

I. El costo de las competencias consiste en el cálculo presupuestario del ejercicio


de las facultades de legislación, reglamentación y ejecución de cada las
respectivas competencias.

II. El costeo de competencias guiará, a través del Servicio Estatal de Autonomías,


los procesos de transferencia y delegación competencial, la medición del
desempeño de los distintos gobiernos en la reducción de la pobreza y brechas
de desarrollo existentes y los respectivos incentivos, y el ejercicio de las
competencias asumidas.

III. En los sectores que defina la presente ley las entidades territoriales autónomas
y el gobierno central están obligados a realizar el costo del ejercicio de sus
competencias y/o proporcionar información al Servicio Estatal de Autonomías
par el mismo fin
34
IV. El Servicio Estatal de Autonomías desarrollara los mecanismos necesarios para
el costeo efectivo de las competencias.

Artículo 64. Costeo y Monitoreo Competencial en Sectores Estratégicos

I. De acuerdo a lo definido en el parágrafo III del artículo 4 de la presente ley las


entidades territoriales autónomas y el gobierno central priorizarán el costeo de
competencias relacionadas con los sectores de agua, educación, salud,
vivienda, servicios básicos (alcantarillado, electricidad, gas domiciliario, postal y
telecomunicaciones) definidos en los artículos 16, 17, 18, 19 y 20 de la
Constitución Política del Estado. El plazo máximo para este cálculo será de
cinco años a partir de la sanción de la presente ley.

II. El Servicio Estatal de Autonomías realizará el monitoreo a todos los niveles del
Estado, en base a índices de desempeño competencial, de las competencias
relacionadas con los sectores del parágrafo precedente.

III. Se crearán incentivos fiscales para la promoción de costeos competenciales


adicionales a los sectores mencionados en el parágrafo I del presente artículo

Artículo 65. Gasto Administrativo Referencial

I. Para las autonomías regionales y las autonomías indígena originario campesinas


que no provengan de base territorial municipal, se calculará el gasto administrativo
referencial de manera previa a la definición de la fuente para su financiamiento. El
Servicio Estatal de Autonomías definirá y dirigirá el procedimiento para su cálculo.

II. Las instituciones del Estado, las entidades territoriales autónomas y toda otra
entidad o servicio público están en la obligación de presentar la información que el
Servicio Estatal de Autonomías requiera para el cálculo de los costos mencionados.

Artículo 66. Competencias Costeables por Gasto Ejecutado

I. Para los gobiernos departamentales, municipales y gobierno nacional, el cálculo


del costo de sus competencias se efectuará en base al gasto ejecutado de los
presupuestos de sus respectivas entidades.

II. Para las autonomías regionales el cálculo del costo de sus competencias a ser
asumidas se efectuará a partir del ejercicio de las competencias del gobierno
departamental y del gasto ejecutado de su presupuesto.

35
III. Para la autonomía regional del Chaco Tarijeño, el costo de las competencias a ser
asumidas se calculará en base al gasto ejecutado de la Prefectura de los
Presupuestos Generales de Estado de las gestiones precedentes.

IV. Para aquellas competencias a ser transferidas o delegadas entre el nivel central del
Estado y las entidades territoriales autónomas, se calculará el costo de las mismas
como orientación a las negociaciones de asignación presupuestaria entre los
distintos gobiernos.

V. Las instituciones del Estado, las entidades territoriales autónomas y toda otra
entidad o servicio público están en la obligación de presentar la información que el
Servicio Estatal de Autonomías requiera para el cálculo de los costos mencionados.

CAPÍTULO TERCERO

ASIMILACIÓN COMPETENCIAL

SECCIÓN I

GRADUALIDAD

Artículo 67. Gradualidad en la Asunción y Ejercicio de Competencias

I. Las competencias asignadas por la Constitución Política del Estado a las distintas
entidades territoriales autónomas pueden ser asumidas parcial o totalmente por
estas entidades en sus Estatutos ,Cartas Orgánicas, o legislación municipal

II. Las competencias asumidas se ejercerán obligatoriamente.

III. Las competencias no asumidas por motivo de capacidad de la entidad deberán ser
negociadas con las entidades de los distintos niveles territoriales para su ejercicio
efectivo, que no podrá superar los 10 años hasta que el titular de la competencia
asuma efectivamente la misma

IV. Las competencias no asumidas por motivo de ausencia de necesidad deberán ser
reportadas al Servicio Estatal de Autonomías para su respectivo registro

V. Las autonomías municipales e indígena originario campesinas de base municipal,


asumirán como mínimo las competencias que ya ejercían con anterioridad a la
sanción de la presente ley.

VI. Las autonomías departamentales asumirán como mínimo las competencias ya


ejercidas por las prefecturas con anterioridad a la sanción de la presente ley.

36
VII. El ejercicio de las competencias tomará en cuenta los ciclos de planificación y de
preparación y aprobación de los presupuestos previstos por la normativa del nivel
central del Estado. También incluirá las condiciones para la capacitación del
personal y la transmisión del conocimiento intelectual que forman parte de su
ejercicio.

SECCIÓN II

ASIGNACIÓN SECUNDARIA

Artículo 68. Asignación de Competencias por Mandato a Ley

I. Todo mandato a ley incluido en el texto constitucional sin determinar la entidad


territorial que legislará, implica la sanción de una ley de la Asamblea Legislativa
Plurinacional, salvo en el caso de las coincidencias con las competencias exclusivas
de las distintas entidades territoriales autónomas, donde corresponderá la ley de
la entidad territorial correspondiente, y de las competencias compartidas y
concurrentes, donde corresponderá una Ley.

II. Todo mandato a ley que no coincida con alguna de las competencias listadas en la
Constitución Política del Estado formará parte de las competencias no asignadas
de manera expresa reguladas en el artículo 297 parágrafo II de la Constitución
Política del Estado.

Artículo 69. Competencias no Asignadas de Manera Expresa por la Constitución

I. El nivel central del Estado decidirá mediante ley de la Asamblea Legislativa


Plurinacional la asignación de aquellas competencias no incluidas en el texto
constitucional de acuerdo al artículo 297 parágrafo II de la Constitución Política del
Estado

II. Una entidad territorial o el órgano ejecutivo nacional podrá pedir la sanción de una
ley de la Asamblea Legislativa Plurinacional y la asignación de esta competencia, ya
sea de manera exclusiva, compartida o concurrente. La Asamblea Legislativa
Plurinacional deberá atender la solicitud, sin que la misma suponga una obligación
de aprobación por parte del nivel central del Estado.

III. El Servicio Estatal de Autonomías y Descentralización coadyuvará en la definición


de criterios técnicos que determinen el tipo de competencia y la escala territorial
más apropiada para su ejercicio.

Artículo 70. Competencias Municipales con Posibilidad de ser Asumidas por las
Autonomías Indígena Originario Campesinas

37
I. Los Territorios Indígena Originario Campesinos autónomos asumirán las
competencias municipales siguiendo el proceso de gradualidad, definida en el
presente título. Las autonomías municipales correspondientes deberán modificar
sus Cartas Orgánicas o legislación municipal en coordinación con los TIOC para la
transferencia de estas competencias.

II. Las autonomías municipales correspondientes ejercerán las competencias que


asuman los Territorios Indígena Originario Campesinos autónomos hasta el
momento de la transferencia efectiva. El traspaso efectivo tomará en cuenta los
criterios de gradualidad definidos en este título.

III. Las instancias de coordinación establecidas entre la autonomía municipal y los


TIOC acordarán las condiciones para la gestión continua de aquellas competencias
que impliquen la provisión de servicios básicos a la población.

IV. Las autonomías indígena originario campesinas de base municipal ejercerán las
competencias municipales de manera automática, desde el momento de la
conversión del municipio a autonomía indígena originario campesina, además de
las competencias propias indígena originario campesinas que asuman en sus
Estatutos, siguiendo estas últimas el proceso de gradualidad definido en el
presente título.

Artículo 71. Competencias de las Autonomías Regionales

I. La aprobación por referéndum de la autonomía regional y su estatuto, constituye


un mandato vinculante para la Asamblea Departamental correspondiente, la que
aprobará por dos tercios de votos del total de sus miembros las competencias a ser
transferidas a la autonomía regional, de acuerdo al parágrafo III del Artículo 280 y
al Artículo 305 de la Constitución Política del Estado.

II. El gobierno regional autónomo pedirá la transferencia de las competencias


exclusivas departamentales que haya asumido en su Estatuto regional, mediante
notificación a la Asamblea Departamental. La transferencia sólo podrá incluir las
facultades reglamentaria y ejecutiva.

III. De manera vinculante, las competencias transferidas a la autonomía regional no


podrán ser menores a las que hasta entonces hayan estado ejerciendo las
anteriores subprefecturas o sus sucedáneos.

IV. La Asamblea Departamental deberá resolver la solicitud de traspaso de las


competencias en un plazo de sesenta días a partir de la recepción de la
notificación, mediante ley departamental. El traspaso efectivo tomará en cuenta
los criterios de gradualidad definidos en este título.

38
V. Si existiese conflicto entre partes, el Servicio Estatal de Autonomías podrá emitir
un dictamen en caso de que una de las partes así lo requiera.

Artículo 72. Competencias de las Autonomías Indígena Originario Campesinas


Regionales

I. Las autonomías indígena originario campesinas regionales asumirán las


competencias que les sean transferidas por las autonomías indígena originario
campesinas y por los Territorios Indígena Originario Campesinos autónomos que
las compongan.

II. La transferencia de estas competencias podrá incluir la facultad legislativa, si el


traspaso se efectúa de manera homogénea según acuerdo de todas las entidades
componentes.

III. Las autonomías indígena originario campesinas regionales asumirán las


competencias que las autonomías departamentales les transfieran, por aprobación
de dos tercios de la Asamblea Departamental. La transferencia de estas
competencias no incluirá la facultad legislativa y se regirá bajo el procedimiento
establecido para las autonomías regionales.

CAPÍTULO CUARTO

EJERCICIO COMPETENCIAL

Artículo 73. Responsabilidad en el ejercicio de las competencias de las entidades


territoriales autónomas

I. Las competencias de las entidades territoriales autónomas se ejercen bajo


responsabilidad directa de sus autoridades, debiendo las mismas sujetarse a los
sistemas plurinacionales de administración, programación, presupuestos,
información y ejecución.

II. El Servicio Estatal de Autonomías medirá la gestión de las competencias por parte
de las distintas entidades territoriales autónomas y del nivel central del Estado, de
acuerdo a indicadores a ser definidos. Estos indicadores serán tomados en cuenta
para la planificación general de desarrollo del Estado.

Artículo 74. Garantía estatal del ejercicio de las competencias

I. En caso de no provisión de servicios públicos básicos de acuerdo a las


competencias de las entidades territoriales autónomas, el Estado o la entidad
territorial de mayor ámbito deberá definir en los mejores plazos los mecanismos
39
necesarios para garantizar su prestación, en coordinación con el Ministerio
sectorial correspondiente.

Artículo 75. Suspensión temporal del ejercicio competencial

I. El órgano ejecutivo plurinacional, mediante Decreto Supremo y por un periodo no


mayor a ciento ochenta días, podrá suspender temporalmente el ejercicio de una o
más competencias de una entidad territorial autónoma, debiendo asumir el
ejercicio de las mismas el nivel central del Estado.

II. La suspensión podrá efectuarse una única vez dentro de los trescientos sesenta
días siguientes a la sanción del Decreto Supremo que la determine.

III. La suspensión temporal tiene como causales el ejercicio de una competencia que
afecte los derechos de la ciudadanía, la provisión de servicios públicos básicos, o
ausencia de este ejercicio, previo dictamen del Servicio Estatal de Autonomías.

IV. Una vez suspendido el ejercicio de la competencia y emitido el Decreto Supremo,


el órgano ejecutivo plurinacional deberá enviar informe dentro de los treinta días
siguientes a la Asamblea Legislativa Plurinacional, la que podrá ampliar la
suspensión hasta un máximo de un año. El órgano competente podrá a su vez
suspender las transferencias de recursos destinadas al ejercicio de la o las
competencias.

CAPÍTULO QUINTO

RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS COMPETENCIALES

Artículo 76. Conflictos de competencias por conciliación

I. Los conflictos de asignación, transferencia, delegación o ejercicio de competencias


que se susciten entre el nivel central del Estado y las entidades territoriales
autónomas, o entre éstas, podrán resolverse mediante conciliación ante el Servicio
Estatal de Autonomías.

II. Si las partes involucradas aceptan el dictamen del Servicio Estatal de Autonomías,
el convenio de conciliación suscrito entre las partes deberá ser refrendado por los
órganos colegiados de gobierno de las respectivas entidades territoriales
autónomas, o por la Asamblea Legislativa Plurinacional si una de las partes fuese el
nivel central del Estado, con valor vinculante y en un plazo no mayor a treinta días
desde la publicación del dictamen.

Artículo 77. Conflictos de competencias ante el Tribunal Constitucional Plurinacional

40
Los conflictos en la asignación, transferencia, delegación o ejercicio de competencias que
se susciten entre el nivel central del Estado y las entidades territoriales autónomas, o
entre éstas, en los cuales el Servicio Estatal de Autonomías y se abstenga o en los cuales
una de las partes no acepte el dictamen del mismo, serán resueltos ante el Tribunal
Constitucional Plurinacional.

CAPÍTULO SEXTO

ALCANCE MATERIAL DE LAS COMPETENCIAS

Artículo 78. Artículos resultantes de la consultoría de Carlos Bhort

CAPÍTULO SEPTIMO

SERVICIO ESTATAL DE AUTONOMÍAS

Artículo 79. Objeto

Se crea el Servicio Estatal de Autonomías, como persona jurídica de derecho público, con
jurisdicción nacional, autonomía de gestión técnica, administrativa y presupuestaria.

Artículo 80. Directorio del Servicio Estatal de Autonomías

I. El directorio del Servicio Estatal de Autonomías estará compuesto por:


1. El Vicepresidente del Estado, de acuerdo a su atribución definida en el inciso 2
del artículo 174 de la Constitución Política del Estado;
2. Tres ministros del nivel central del Estado;
3. Un gobernador departamental;
4. Un alcalde municipal;
5. Un gobernador regional;
6. Una máxima autoridad ejecutiva de los gobiernos indígena originario
campesinos.

II. Las autoridades de las entidades territoriales autónomas del directorio tendrán un
periodo de funciones máximo de tres años.

III. El directorio tendrá capacidad de veto, por voto de tres cuartas partes del total de
sus miembros, sobre todos los dictámenes provenientes del Servicio.

IV. El directorio podrá censurar a la máxima autoridad ejecutiva del Servicio, por voto
de tres cuartas partes del total de sus miembros.

V. El directorio emitirá la reglamentación respectiva para el ejercicio de sus


atribuciones y las del Servicio.
41
Artículo 81. Designación de la máxima autoridad ejecutiva

I. La máxima autoridad ejecutiva del Servicio Estatal de Autonomías será designada


por votación del directorio, de una terna propuesta por dos tercios de votos de los
miembros del Consejo Nacional de Autonomías.

II. La autoridad requerirá tener la nacionalidad boliviana, poseer título universitario y


tener por lo menos seis años de experiencia profesional preferentemente en área
de descentralización.

III. La autoridad ejercerá sus funciones por un período de seis años, no pudiendo ser
reelegido sino pasado un periodo de misma duración. La autoridad ejercerá sus
funciones a tiempo completo y dedicación exclusiva, con excepción del ejercicio de
las funciones docentes universitarias.

IV. La autoridad será suspendida de sus funciones en caso de que tuviese auto final de
instrucción, que disponga procesamiento penal o resolución por la que se atribuya
responsabilidad administrativa o civil conforme a ley; la autoridad será restituida
en sus funciones si descarga su responsabilidad.

V. La autoridad podrá ser destituida en virtud de sentencia ejecutoriada por delitos


cometidos en el ejercicio de sus funciones, o por haber sido condenado a penas
privativas de libertad por la comisión de delitos dolosos, debidamente
comprobados.

Artículo 82. Atribuciones

El Servicio Estatal de Autonomías tiene las siguientes atribuciones:

1. Determinar la procedencia o no de una demanda de transferencia o delegación de


competencia entre el nivel central del Estado y las entidades territoriales
autónomas, según lo establecido en la Constitución Política del Estado y la
presente ley.
2. Calcular el gasto administrativo referencial de las autonomías regionales y de las
autonomías indígena originario campesinas que no provengan de base municipal.
3. Definir la metodología para el cálculo del costo de las competencias a ser
transferidas o delegadas desde o hacia el nivel central del Estado, proceder a este
costeo y definir la fuente de financiamiento para el ejercicio de la misma.
4. Requerir información necesaria para el cálculo de los costos mencionados a las
instituciones del Estado, las entidades territoriales autónomas y toda otra entidad
o servicio público.

42
5. Promover la conciliación y emitir dictámenes en conflictos de competencias entre
el nivel central del Estado y las entidades territoriales autónomas, o entre estas
entidades.
6. Supervisar el proceso de gradualidad definido en el presente título para el
ejercicio, transferencia y delegación de las competencias, en los casos que
corresponda.
7. Establecer los procedimientos para el ejercicio por delegación de las competencias
no asumidas por sus titulares y para su reasignación a los mismos.
8. Dar dictamen sobre la capacidad institucional de las autonomías regionales e
indígena originario campesinas que no provengan de base municipal, para la
asunción y ejercicio de sus competencias, tomando en cuenta los siguiente
indicadores como mínimo:
a. densidad y dispersión poblacional;
b. existencia previa de administraciones desconcentradas;
c. infraestructura vial y administrativa;
d. definición de límites de la unidad territorial.
9. Dar cooperación técnica y mediar en los procesos de transferencia o delegación de
competencias entre entidades territoriales autónomas a requerimiento de las
mismas.
10. Representar ante el Ministerio de Autonomía toda transferencia o delegación de
competencias entre entidades territoriales autónomas que no garantice la
provisión de servicios públicos básicos a la ciudadanía.
11. Definir indicadores relacionados con la medición de la gestión de competencias por
parte de las entidades territoriales autónomas y del nivel central del Estado.
12. Otras inherentes al cumplimiento de sus funciones.

Artículo 83. Carácter de los dictámenes del Servicio Estatal de Autonomías

I. Los dictámenes del Servicio Estatal de Autonomías son vinculantes para los
distintos órganos legislativos del nivel central del Estado, de las autonomías
departamentales, municipales, indígena originario campesinas y para los órganos
normativos de las autonomías regionales.

II. Los órganos legislativos del nivel central del Estado, de las autonomías
departamentales, municipales, indígena originario campesinas y los órganos
normativos de las autonomías regionales podrán recurrir los dictámenes del
Servicio de Autonomías, o el incumplimiento del carácter vinculante de los
dictámenes por parte de otro órgano legislativo o normativo, ante el Tribunal
Constitucional Plurinacional.

TÍTULO IV

43
COORDINACIÓN ENTRE NIVEL CENTRAL DEL ESTADO Y ENTIDADES TERRITORIALES
AUTÓNOMAS

CAPÍTULO I

CONSEJO NACIONAL DE AUTONOMÍAS

Artículo 84. Coordinación

I. La coordinación entre el nivel central del Estado y las entidades territoriales


autónomas consiste en el apoyo, asistencia y programación conjunta de las
políticas subnacionales, dentro de los parámetros establecidos por las políticas
nacionales.

II. El gobierno plurinacional y los gobiernos autónomos deben crear los instrumentos
transparentes y responsables necesarios para una administración eficiente y eficaz
a nivel nacional y subnacional.

III. La coordinación está referida al planteamiento de políticas de planificación


conjunta de mediano y largo plazo, prestación conjunta de servicios públicos para
garantizar una gestión pública de calidad, simplificar los procedimientos
administrativos, promover y fortalecer el control interno, elaborar mecanismos de
transparencia, disponer de un efectivo y permanente acceso a la información.

Artículo 85. Consejo Nacional de Autonomías

I. El Consejo Nacional de Autonomías es la instancia permanente de coordinación,


consulta, deliberación, proposición y concertación entre el gobierno plurinacional y
los gobiernos autónomos.

II. El Consejo Nacional de Autonomías estará presidido por el Vicepresidente del


Estado Plurinacional, y como vicepresidente, asumiendo las funciones en caso de
suplencia, el Ministro de Autonomía.

Artículo 86. Funcionamiento

I. Las sesiones se realizarán en sede rotativa entre los nueve departamentos, a


definición y convocatoria del Presidente del Estado Plurinacional.

II. El Presidente del Estado podrá reunirse bilateralmente con las autoridades de las
entidades territoriales autónomas cuantas veces sea necesario.

44
III. Los acuerdos adoptados por los miembros del Consejo Nacional de Autonomías
deberán ser tomadas por consenso y señaladas en un convenio intergubernativo.

IV. Se asignará en el Presupuesto General del Estado los recursos necesarios para el
funcionamiento del Consejo Nacional de Autonomías, los cuales estarán
conformados con los aportes de todos sus integrantes.

V. El Consejo Nacional de Autonomías designará un Secretario General de entre uno


de sus miembros.

Artículo 87. Comisiones y consejos sectoriales

I. El Consejo Nacional de Autonomías podrán formar comisiones sectoriales con el fin


de hacer operativa la coordinación de tareas complementarias en el ejercicio de
sus funciones. Estas comisiones también podrán ser integradas por representantes
sectoriales, del nivel central del Estado y de las entidades territoriales, según las
materias que motiven su constitución.

II. Los consejos sectoriales, en aquellas competencias que requieran mecanismos de


coordinación que sobrepasen el ámbito del Consejo Nacional de Autonomías,
seguirán en función de manera independiente, en coordinación con el Consejo de
Autonomías, a través del Servicio de Autonomías.

Artículo 88. Acuerdos y convenios intergubernamentales

Los acuerdos que adopte el Consejo Nacional de Autonomías podrán ser suscritos, según
la temática:
1. Por las máximas autoridades ejecutivas de los gobiernos y administraciones;
2. Mediante convenio intergubernativo vinculante para las partes, con
aprobación de sus órganos deliberativos.

Artículo 89. Acuerdos y convenios intergubernativos entre entidades territoriales

Los acuerdos suscritos entre entidades territoriales estarán ratificados por sus respectivos
órganos deliberativos o ejecutivos.

Artículo 90. Mecanismos de coordinación entre municipios y territorios indígena


originario campesinos

I. Se crearán de manera obligatoria, para el ejercicio gradual de competencias


municipales por parte de las autonomías indígena originario campesinas, consejos
de coordinación conformados por:
a. El Servicio Estatal de Autonomías, el cual presidirá el consejo;
b. El o los gobiernos municipales;

45
c. El o los gobiernos de los territorios indígena originario campesinos autónomos
que asuma gradualmente las competencias municipales.

II. Los consejos podrán extinguirse una vez realizada la transferencia definitiva de la
competencia.

Artículo 91. Prohibición de federaciones en un nivel territorial

No se admitirá la federación de gobiernos departamentales donde se tomen decisiones


políticas de manera colegiada y vinculante para sus gobiernos, en paralelo o en
contravención a las instancias de coordinación definidas en la Constitución Política del
Estado y las leyes.

TÍTULO V
RÉGIMEN FISCAL Y FINANCIERO DE LAS AUTONOMÍAS

CAPÍTULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 92. Definiciones Específicas

1. Fiscal. Referido a la capacidad de generar recursos públicos y administrarlos, de


acuerdo a las facultades asignadas para tal fin en la constitución política del
Estado.
2. Financiero. Referido a los sistemas de gestión pública para la adecuada
administración de recursos fiscales
3. Económico: hacen a la política de desarrollo económico, por lo que involucran de
forma integrar y coordinada la planificación del desarrollo, las políticas sectoriales,
y las formas en las que la administración financiera y fiscal pueden coadyuvar a
estas políticas. No son objeto exclusivo de esta parte de la Ley, salvo en lo que
hacen a los incentivos del sistema de financiamiento territorial al desarrollo
económico o a la forma en que los sistemas de administración financiera pública,
facilitan la implementación de la planificación del desarrollo sectorial, sean en el
ámbito plurinacional o territoriales.
4. Ingresos
5. Impuesto
6. Impuesto cedido
7. Impuesto compartido
8. Tasas
9. Tarifas
10. Precios Públicos
46
11. Administración
12. Recaudación
13. Competencia fiscal
14. Competencia normativa
15. Facultad administrativa
16. Gestión fiscal
17. Deuda largo y corto plazo

Artículo 93. Competencias fiscales

I. Los gobiernos de las entidades territoriales autónomas tienen facultades para


administrar sus recursos económicos, de acuerdo a lo establecido en el artículo 272 y
en otras disposiciones y principios Constitucionales, para el ejercicio su autonomía,
cumpliendo con su función pública en la provisión de bienes y servicios a la población
de su jurisdicción territorial, asumiendo explícitamente las competencias
constitucionalmente conferidas.

II. Ni el nivel central del Estado, ni la legislación territorial, podrán determinar una
asignación de recursos o ingresos adicionales para una entidad territorial, sin la
identificación explícita y pública de la transferencia de competencias en materias y
funciones que correspondan, según los procedimientos establecidos en esta Ley.

Artículo 94. Régimen fiscal - financiero de las autonomías

El régimen fiscal – financiero de las autonomías establece las condiciones para el ejercicio
de las facultades asignadas a las entidades territoriales sobre sus recursos económicos,
que hace posible la generación, administración, gestión y el control de los mismos. El
régimen fiscal – financiero de las autonomías, se implementa a través de los sistemas de
gestión pública financiera y a través del sistema de financiamiento territorial.

Artículo 95. Sistemas de gestión pública

I. El sistema de gestión pública en relación con el régimen fiscal – financiero de las


autonomías, consideran los sistemas de programación operativa y presupuestos, la
organización administrativa, el régimen de servidoras y servidores públicos, la
administración de bienes y servicios, el sistema de contabilidad integrada, el sistema
de tesorería, el sistema de crédito público, y el sistema de información y monitoreo
fiscal, que se ciñen a legislación plurinacional para la gestión pública y a las facultades
que la Constitución confiere a las entidades territoriales para su gestión financiera.

II. Los sistemas de gestión pública en relación con el régimen fiscal – financiero de las
autonomías, se relacionan de forma integral con el sistema de planificación del

47
desarrollo, con el sistema de control gubernamental, y los mecanismos participación
y control social, en las condiciones que se establecen en la Constitución, la Ley y las
normas plurinacionales y territoriales que correspondan.

III. La regulación de los sistemas de gestión pública en relación con el régimen fiscal –
financiero de las autonomías, emitida por la Asamblea Legislativa Plurinacional,
deberá considerar las garantías que se establecen en la constitución y esta Ley.

Artículo 96. El sistema de financiamiento territorial

Se refiere al sistema de determinación de los recursos y las condiciones con que se


financia el cumplimiento de las responsabilidades de las autonomías, en ejercicio de las
sus competencias asumidas en diferentes materias, con el fin de garantizar la adecuada
provisión de servicios públicos y el cumplimiento los principios y mandatos de la
Constitución Política del Estado. El sistema de financiamiento territorial se concertará y
coordinará entre el nivel central del Estado y todas las entidades territoriales.

CAPÍTULO SEGUNDO

AUTORIDAD Y COORDINACIÓN FISCAL

Artículo 97. Autoridad Fiscal Plurinacional

I. Se refiere al Ministerio de Estado o a la instancia que, en ejercicio de sus


competencias exclusivas, el nivel central del Estado designe para el diseño,
implementación y seguimiento de la política fiscal plurinacional según lo
establecido en el numeral 23, parágrafo II, artículo 298, de la Constitución, la
normativa vigente y la Ley de implementación de la organización y estructura
del órgano ejecutivo plurinacional, por lo establecido en el Artículo 175.I de la
CPE.

II. La Autoridad Fiscal Plurinacional coordinará con las entidades territoriales,


aspectos del diseño e implementación, de la política fiscal Plurinacional y de los
sistemas de gestión financiera pública, que afecten el ejercicio de las
competencias territoriales.

III. La Autoridad Fiscal Plurinacional, según la competencia establecida en el numeral


21, parágrafo I, artículo 298 de la Constitución, como responsable de la
adecuación gradual a las disposiciones de la Constitución Política del Estado, de
la terminología, conceptos técnicos y codificaciones, requeridas en los sistemas
de gestión financiera pública y el sistema de financiamiento territorial, emitirá
directrices a este respecto, de cumplimiento obligatorio para las entidades
territoriales, para el ajuste periódico de sus instrumentos legales y operativos
correspondientes.

48
Artículo 98. Autoridad Fiscal Territorial

I. Las entidades territoriales a través de su Estatuto, Carta Orgánica o las


disposiciones territoriales que correspondan, deberán establecer una instancia
responsable de proponer, implementar y hacer el seguimiento de la política
fiscal territorial y los sistemas de administración y control de recursos públicos,
aprobados en el marco de las competencias y facultades asignadas por la
Constitución, esta Ley, y la normativa territorial. La Autoridad Fiscal territorial,
representará a su gobierno autónomo para la coordinación fiscal y tributaria,
en sujeción a las políticas y normas territoriales.

II. La Autoridad Fiscal territorial es responsable de hacer conocer oportunamente a la


Autoridad Fiscal Plurinacional, y/ al sistema de control gubernamental y/o al
sistema de coordinación intergubernamental, las disposiciones y normativas
territoriales que correspondan para fines de coordinación y otros relacionados
con sus respectivas competencias.

Artículo 99. Coordinación Fiscal y Tributaria

En el marco de la coordinación y cooperación intergubernamentales, todas las


disposiciones plurinacionales, territoriales y acuerdos intergubernamentales que afecten
al desempeño económico fiscal o financiero del nivel central del Estado o de otras
entidades territoriales, deben ponerse en conocimiento de la instancia responsable de
autonomías y de la coordinación intergubernamental, de la Autoridad Fiscal plurinacional
y del Servicio de Autonomía o la instancia designada por el sistema de coordinación
intergubernamental, para su correspondiente difusión pública.

Artículo 100. Comisión de Coordinación Fiscal y Tributaria

I. Una Comisión de Coordinación Fiscal y Tributaria permanente, se creará con el fin


de coordinar aspectos relevantes al ejercicio de las competencias autonómicas
en materia de política fiscal, de forma anterior y/o posterior a su
implementación, así como para discutir y proponer al Consejo de Autonomías,
la suscripción de Acuerdos Intergubernamentales en esta materia, o a las
instancias plurinacionales o territoriales pertinentes la adopción de medidas
sobre esta meterá.

II. La Comisión de Coordinación Fiscal y Tributaria, será constituida con participación


representativa de las entidades territoriales autónomas, a través de las
autoridades designadas para la implementación de la política fiscal y financiera
territorial, con participación de la instancia responsable de autonomías y
coordinación intergubernamental del nivel central del Estado y otras carteras
de Estado involucradas.

49
III. Sus miembros y su representación se organizarán de la siguiente manera

1 voto • La Autoridad Fiscal Plurinacional, • Presidencia


representada por su máxima
autoridad o su delegado oficial
Voz • Un representante del Servicio • Secretaría Ejecutiva
Estatal de Autonomías, que tendrá
derecho a un voto dirimitorio
1 voto • Un representante del Ministerio de • Delegado
Autonomía Plurinacional
1 voto • Uno o más representantes del • Delegados
órgano ejecutivo plurinacional, de Plurinacionales
entidades relacionadas con la
materia específica a tratar
1 voto • La representación de las autoridades • Delegados de
fiscales de las entidades gobiernos
departamentales departamentales
1 voto • Las representación de autoridades • Delgados de
fiscales de gobiernos municipales gobiernos
municipales
1 voto • La representación de las autoridades • Delegados de
fiscales de gobiernos regiones y de autonomías
las autonomías indígenas originarias regionales y
campesinas. autonomías
indígena, originario
campesinas.

IV. Las materias relevantes para el tratamiento de la Comisión, son:

1. La implementación y coordinación del sistema de financiamiento territorial y


los sistemas de gestión financiera pública.
2. Analizar y pronunciarse sobre propuestas y medidas de política fiscal emitidas
por cualquier entidad territorial autónoma, que afecten las actividades o
situación fiscal de cualquier otra entidad territorial o del nivel central del
Estado.
3. Coordinar aspectos de la creación de impuestos territoriales o la modificación
significativa de aspectos de su administración, incluidos incentivos o
exenciones tributarias.
4. Coordinar la definición específica de competencias de las administraciones
tributarias territoriales, así como normativas sobre su ejercicio.

50
5. Velar por el funcionamiento coordinado de los sistemas de gestión tributaria; y
la transferencia de información, y buscar mecanismos de capacitación de los
recursos humanos y transferencia de tecnología en la materia.
6. Otras materias que se demuestre tengan repercusiones significativas en el
desempeño fiscal de otras entidades territoriales o del nivel central del Estado.

V. La Comisión elaborará como primera medida para su constitución, a iniciativa de la


Autoridad Fiscal Plurinacional o del Servicio de Autonomías, un Reglamento
que establezca sus funciones específicas, procedimientos, funcionamiento,
entre otros aspectos, que deberá ser aprobado por mayoría de sus miembros y
por el Consejo de Autonomía, considerando al menos los siguientes elementos.
VI. La Comisión, a través de su secretaría ejecutiva, emitirá informes que reflejen la
conclusión de sus deliberaciones, considerando y registrando las opiniones de
todas las representaciones, y a petición de las mismas, las opiniones de
miembros que no concuerden con la posición de su representación. Cuando las
consideraciones resulten en consenso de la mayoría, el informe irá
acompañado de una resolución de la Comisión.
VII. La Secretaría Ejecutiva del la Comisión, presentará el informe y en su caso la
resolución, a consideración del Consejo de Autonomía, para la suscripción de
un acuerdo gubernamental pertinente, que podrá dar lugar a la
correspondiente implementación de normas y medidas, por parte de las
entidades que suscriben tal acuerdo, sin perjuicio de los procedimientos
legales y operativos que el acuerdo requiera para su implementación, de
acuerdo a la normativa vigente. En caso de no existir acuerdo, el informe de la
Comisión será presentado y considerado por el Consejo de Autonomía, que
decidirá sobre las medidas que corresponden.
VIII. La Autoridad Fiscal Plurinacional, así como las entidades territoriales, en
ejercicio de sus competencias legalmente establecidas, podrán proceder en
este caso, con la implementación de las medidas que les convengan, o
alternativamente, solicitar a la Comisión, la reconsideración de las propuestas
no concertadas.

Artículo 101. Discrepancias y conflictos en materia fiscal

I. Todo gobierno autónomo está obligado a adoptar las disposiciones que en materia
fiscal, emita la Autoridad Fiscal Plurinacional, en sujeción a las disposiciones
Constitucionales y a la legislación en vigencia.

II. Cualquier diferencia en el alcance de las normas plurinacionales en esta materia,


podrá ser resuelta a través de los mecanismos legalmente establecidos para tal
fin, tanto a través de los mecanismos de coordinación intergubernamental, o
las vías judiciales.

51
III. Mientras no se perfeccionen las demandas establecidas para la nulidad de
disposiciones de la Autoridad Fiscal Plurinacional, las normas que emita el nivel
central del Estado a través dicha autoridad, son de cumplimiento obligatorio
para todas las entidades territoriales.

IV. De establecerse, a través de un dictamen del Tribunal Constitucional, la nulidad de


una disposición de política fiscal emitida por el nivel central del Estado, y en
caso de que corresponda hacerlo, la instancia pertinente del órgano ejecutivo
plurinacional o la entidad territorial que corresponda, deberá restituir a la
entidad territorial afectada, el flujo de recursos que hubiera dejado de percibir
por efectos de la implementación de la norma impugnada (pudiendo
demandarse en las instancias judiciales pertinentes la restitución de gastos
directos incurridos para el procedimiento de impugnación1). Esta restitución
sólo podrá realizarse si dicho flujo de recursos se hubiese efectivizado en las
cuentas de la instancia o la entidad obligadas a hacer la restitución.

V. De igual forma, de establecerse la validez de la disposición plurinacional, la entidad


territorial debe restablecer, si corresponde, cualquier flujo de recursos que
corresponda restituir, a la instancia pertinente del nivel central del Estado o a
otra entidad territorial que se viere afectada, (pudiendo demandarse en las
instancias judiciales pertinentes la restitución de gastos directos incurridos
para el procedimiento de impugnación).

VI. Todas las entidades territoriales y las entidades públicas de los diferentes órganos
del Estado relacionadas con el régimen de autonomía, están obligadas a
atender las solicitudes de información de la Autoridad Fiscal Plurinacional, del
sistema de coordinación intergubernamental y del Servicio Estatal de
Autonomía, así como de otros órganos del Estado, facultados legalmente para
tal fin.

CAPÍTULO TERCERO

SISTEMAS DE GESTIÓN FINANCIERA

CAPÍTULO CUARTO

RECURSOS TERRITORIALES DE LAS AUTONOMÍAS

Artículo 102. Recursos económicos y territoriales

I. Son recursos territoriales aquellas fuentes de ingresos cuya titularidad le ha sido


asignada de forma general a una entidad territorial por la Constitución Política
del Estado, con diferentes competencias normativas y facultades

1
Para desincentivar “medidas arbitrarias” directas de perjuicio.

52
administrativas, que serán especificadas para todas las entidades territoriales
en Ley Plurinacional señalada en el parágrafo II del artículo 340 de la
Constitución Política del Estado, otras disposiciones Constitucionales, la
presente Ley, y la normativa de desarrollo aplicable.

II. Los recursos económicos de las entidades territoriales autónomas pueden ser
ingresos tributarios, ingresos no tributarios, transferencias del nivel central del
Estado o de otras entidades territoriales autónomas, u otros beneficios no
monetarios2, que en el ejercicio de la gestión pública y dentro del marco legal
vigente, permitan a la entidad ampliar su capacidad para brindar bienes y
servicios a la población de su territorio.

Artículo 103. Recursos territoriales de las entidades departamentales autónomas

Los siguientes, son ingresos de titularidad de las entidades departamentales autónomas,


administrados por sus gobiernos autónomos:

I. Las regalías departamentales creadas por ley. La regalía por la explotación de


hidrocarburos, establecida en el artículo 368 de la Constitución Política del
Estado;

II. La participación en recursos provenientes de impuestos a los Hidrocarburos según


los porcentajes previstos por Ley.

III. Los impuestos de carácter departamental, creados de acuerdo a lo definido en el


numeral 22, parágrafo I del artículo 300 de la Constitución Política del Estado y
la Ley señalada en el parágrafo III del artículo 323 de la misma;

IV. Las tasas y contribuciones especiales de carácter departamental, creadas de


acuerdo a lo establecido en el numeral 23, parágrafo I del artículo 300 de la
Constitución Política del Estado.

V. Los legados, donaciones y otros ingresos similares;

VI. Las patentes departamentales sobre la explotación de los recursos naturales;

VII. Los ingresos provenientes de la venta de bienes, servicios y enajenación de activos;

VIII. Las transferencias de recursos para el financiamiento de responsabilidades


transferidas o delegadas a competencia departamental, en materia de política

2
Como por ejemplo, contribuciones en especie de las comunidades, algunos beneficios derivados de
proyectos productivos o de desarrollo local que no se traduzcan en transferencias sistemáticas, etc., que a
futuro se vayan incluyendo en la normativa nacional.

53
y servicios públicos, del nivel central del Estado establecidas de acuerdo a Ley
de la Asamblea Legislativa Plurinacional, y de otras entidades territoriales
autónomas, establecidas por legislación territorial.

Artículo 104. Recursos territoriales de las entidades municipales autónomas

Los siguientes, son ingresos de titularidad de las entidades municipales autónomas,


administrados por sus gobiernos autónomos:

I. Los impuestos de carácter municipal, creados de acuerdo a lo dispuesto en el


numeral 19, parágrafo I del artículo 302 de la Constitución Política del Estado y
la Ley señalada en el parágrafo III del artículo 323 de la misma;

II. Las tasas, patentes a la actividad económica y contribuciones especiales de


carácter municipal, de acuerdo a lo establecido en el numeral 20, parágrafo I
del artículo 302 de la Constitución Política del Estado;

III. Los ingresos provenientes de la venta de bienes, servicios y enajenación de activos;

IV. Legados, donaciones y otros ingresos similares.

V. La participación en las regalías del departamento por explotación de recursos


naturales para el ejercicio de competencias transferidas a una entidad
municipal autónoma, en el marco del régimen y las políticas plurinacionales, y
la legislación departamental específica.

IX. Las transferencias por coparticipación de recaudaciones de impuestos de dominio


nacional, asignadas según la normativa en vigencia.

X. Otras transferencias de recursos para el financiamiento de responsabilidades


delegadas o transferidas a competencia municipal, en materia de política y
servicios públicos, del nivel central del Estado establecidas de acuerdo a Ley de
la Asamblea Legislativa Plurinacional, y de otras entidades territoriales
autónomas establecidas de acuerdo a legislación territorial.

Artículo 105. Ingresos Territoriales de las entidades autónomas indígena originario


campesinas

Son ingresos territoriales de las entidades autónomas indígena originario campesinas los
siguientes:

I. Las tasas, patentes y contribuciones especiales, incluyendo las contribuciones


comunitarias, creadas por la Autonomías Indígena Originario Campesina, de

54
acuerdo a lo dispuesto en el numeral 12, parágrafo I, artículo 304 de la
Constitución Política del Estado;

II. La participación en las regalías del departamento por explotación de recursos


naturales, en el marco del régimen y la políticas plurinacionales del régimen de
recursos naturales, y la legislación específica del gobierno departamental;

III. Los ingresos provenientes de la venta de bienes, servicios de acuerdo a lo


establecido en el numeral 10, parágrafo IIII, artículo 304 de la Constitución
Política del Estado;

IV. Legados, donaciones y otros ingresos similares, bajo tuición del Gobierno
Autónomo Indígena Originario Campesino;

XI. Las transferencias de recursos para el financiamiento de responsabilidades


transferidas o delegadas a competencia indígena originario campesina, en
materia de política y servicios públicos, del nivel central de gobierno
establecidas de acuerdo a Ley de la Asamblea Legislativa Plurinacional, y de
otras entidades territoriales de acuerdo a legislación territorial.

Las autonomías indígena originario campesinas provenientes de la conversión de


municipios conservarán los mismos recursos que recibían antes de la conversión, incluida
la creación de tributos, en sujeción a las normas plurinacionales pertinentes.

Las competencias en materias de política y servicios públicos no transferidas desde otra


entidad territorial autónoma que las hubiere ejercido anteriormente, asignadas en la
Constitución Política del Estado a las Autonomías Indígena Originario Campesinas y
asumidas efectivas por estas entidades, se financiaron con recursos transferidos por el
nivel central del Estado, de acuerdo a una forma de asignación equitativa que acuerden la
Autonomías Indígena Originario Campesinas y la representación legítima de estos pueblos,
para el Fondo Indígena constituidos con el Impuesto Directo de Hidrocarburos.

Artículo 106. Ingresos Territoriales de las entidades regionales autónomas

Son fuentes de financiamiento territorial de las entidades regionales autónomas los


siguientes:

I. Las contribuciones especiales, según el parágrafo II, artículo 323 de la Constitución


Política del Estado;

II. Los ingresos provenientes de la venta de bienes, servicios y enajenación de activos


bajo tuición de la Entidad Regional,

III. Legados, donaciones y otros ingresos similares.

55
V. La participación en las regalías del departamento por explotación de recursos
naturales, en el marco del régimen y las políticas plurinacionales, y la
legislación departamental específica.

XII. Las transferencias de recursos para el financiamiento de responsabilidades


transferidas o delegadas a competencia regional, en materia de política y
servicios públicos, del nivel central del Estado establecidas de acuerdo a Ley de
la Asamblea Legislativa Plurinacional, y de otras entidades territoriales
autónomas de acuerdo a la legislación territorial.

CAPÍTULO QUINTO

COMPETENCIAS NORMATIVAS Y ADMINISTRATIVAS

Artículo 107. Legislación de clasificación y regulación

I. La legislación Plurinacional para la clasificación de ingresos e impuestos, señalada


en el parágrafo II del artículo 340, y el parágrafo III del artículo 323, de la
Constitución Política del Estado, se promulgará en el plazo de 6 meses, a partir de
la promulgación de la presente Ley, así como la legislación básica señalada en el
numeral 7, parágrafo I, artículo 299, de la Constitución Política del Estado, para la
regulación de la creación, y/o modificación de impuestos de dominio exclusivo de
los gobiernos autónomos. Estas Leyes establecerán principios para el ejercicio de
las competencias normativas y facultades administrativas de las entidades
autónomas sobre los recursos territoriales, en concordancia con la Constitución
Política del Estado, y las disposiciones y garantías establecidas en esta Ley.

II. El nivel central del Estado emitirá las directrices necesarias en el plazo de 6 meses
a partir de la emisión de esta Ley, para el ejercicio de la competencia exclusiva de
las autonomías municipales, establecida en el numeral 20, parágrafo I, artículo
302, y el parágrafo II del artículo 323 de la Constitución Política del Estado, en
relación a los impuestos, tasas y patentes, actualmente bajo titularidad municipal,
especificando las nuevas condiciones para el ejercicio de sus competencias
normativas y facultades administrativas, acordes con la Constitución Política del
Estado, mientras se emite la legislación definitiva para la de clasificación ingresos e
impuestos, y la regulación de la creación, y/o modificación de impuestos de
dominio exclusivo de las entidades territoriales autónomas.

Artículo 108. Impuestos territoriales

I. El nivel central del Estado podrá ceder tributos, total o parcialmente a las
entidades territoriales autónomas, además de los que actualmente se encuentran
bajo su titularidad. La cesión será total si se hubiese cedido la recaudación
56
correspondiente a la totalidad de los hechos imponibles contemplados en el
tributo de que se trate. La cesión será parcial si se hubiese cedido la de alguno o
algunos de los mencionados hechos imponibles, o parte de la recaudación
correspondiente a un tributo. En ambos casos, la cesión podrá comprender
competencias normativas y facultades administrativas, sólo en concordancia con la
legislación plurinacional pertinente, en sujeción a la Constitución Política del
Estado y las definiciones de la presente norma.

II. Las entidades territoriales autónomas podrán establecer recargos sobre las
alícuotas de los impuestos susceptibles de cesión, de acuerdo a las competencias
normativas que les confiera la Ley Plurinacional específica. Ningún recargo que se
establezca, podrá configurarse de forma que pueda suponer una reducción en los
ingresos del nivel central del Estado por dichos impuestos, ni desvirtuar la
naturaleza o estructura de los mismos.

III. La aplicación de los tributos, potestad sancionadora y revisión, en su caso, de los


tributos del nivel central del Estado, recaudados en cada unidad territorial,
corresponderá a la Administración Tributaria Plurinacional, sin perjuicio de la
delegación que esta pueda hacer, y de la colaboración que pueda establecerse,
especialmente cuando así lo exija la naturaleza del tributo.

IV. Las entidades territoriales autónomas, en el marco de la legislación plurinacional


en vigencia, recaudarán y administrarán sus ingresos tributarios a través de una
unidad administrativa especializada.

V. El ejercicio de las competencias territoriales en materia tributaria deberá mantener


en su jurisdicción, una presión tributaria acorde con la capacidad de generación de
ingresos de sus habitantes, no pudiendo esta ser superior a la del resto del
territorio (una presión fiscal efectiva global equivalente a la del resto del territorio
nacional)

(Escenario de autonomía acelerada)

Podrán ser cedidos a las Autonomías Departamentales, en las condiciones que establece
la presente Ley, los siguientes tributos:

- El régimen complementario al impuesto al valor agregado (esto a largo plazo es el


impuesto a la renta), con carácter parcial, manteniendo en todo caso el nivel central al
menos el 70% del impuesto, con competencias normativas y administrativas claramente
definidas.

57
- El régimen simplificado, con carácter parcial, y hasta un máximo del 50%, con
competencias normativas y administrativas claramente definidas.

Artículo 109. Contribuciones especiales

I. Las entidades territoriales autónomas podrán establecer contribuciones especiales,


de acuerdo a la normativa plurinacional en vigencia, por la obtención por el sujeto
pasivo de un beneficio o de un aumento del valor de sus bienes como
consecuencia de la realización por las mismas de obras públicas o del
establecimiento o ampliación de servicios públicos provistos por esta entidad.

II. La recaudación por contribución especial no podrá superar los costos de la obras o
del establecimiento o ampliación del servicio provisto por la entidad territorial
autónoma.

Artículo 110. Tasas por Servicios Públicos

I. Las entidades territoriales asumirán competencias normativas para el cobro tasas


por servicios públicos, según lo establezca la legislación territorial, que le asignarán
facultades completas para su administración. Las tasas deberán establecerse
mediante Ley territorial, en sujeción a la normativa plurinacional vigente y a la
Constitución Política del Estado.

II. Es responsabilidad del gobierno autónomo establecer las tasas por servicios
públicos de forma que garanticen la sostenibilidad de largo plazo del servicio
público que financian, y en este marco coadyuvarán en la implementación de
políticas de equidad y redistribución. ¿Deben existir prohibición para cobrar tasas
sobre ciertos servicios?

III. El nivel central del Estado no podrá asumir compromisos y obligaciones asumidos
por las entidades territoriales para el financiamiento de los servicios públicos de su
competencia. En caso de que el servicio público deba ser asumido por otra entidad
diferente a la entidad autónoma titular de la competencia, la legislación
plurinacional establecerá las modalidades de transferencia del financiamiento
disponible para la atención de los compromisos derivados del mencionado
servicio.

Artículo 111. Endeudamiento

I. La Asamblea legislativa Plurinacional según establece la Constitución Política del


Estado en el numeral 3 del artículo 158, promulgará en el plazo de 12 meses a
partir de la promulgación de la presente Ley, la Ley que establezca las normas de

58
prudencia fiscal, así como las condiciones para la certificación de la capacidad de
endeudamiento, el registro y autorización del endeudamiento de las entidades
territoriales autónomas, en sujeción a lo disposiciones Constitucionales, la
presente Ley, y las siguientes garantías.

II. Las entidades territoriales en el marco de sus competencias y la legislación


territorial, la CPE, esta Ley y la legislación de prudencia fiscal, podrán contraer
créditos y empréstitos directos e indirectos, sea con el sector privado o público,
con agentes o instituciones nacionales o extranjeras, incluida la emisión de la
deuda en los mercados de valores, así como financiamiento de proveedores
privados y públicos, que será considerados como endeudamiento junto con los
gastos devengados no pagados a fines de cada gestión.

III. Las normas territoriales referidas al endeudamiento, deberán establecer al menos,


los procedimientos y condiciones para el cumplimiento de la normativa
plurinacional en las operaciones de crédito público, las condiciones para la
justificación técnica de las mejores condiciones obtenidas para cada
financiamiento y para el uso de estos recursos. Estas normas deberán establecer
los sistemas requeridos para la definición de una política de endeudamiento
sostenible, en el marco de la política fiscal territorial de mediano plazo y el sistema
registro obligatorio del endeudamiento territorial.

IV. La deuda se considerará como deuda de corto plazo, cuando tengan un periodo de
repago inferior a una gestión fiscal, y deuda de largo plazo, cuando el periodo de
repago fuese superior al de una gestión fiscal.

V. Es obligatorio el registro de toda la información concerniente a los


endeudamientos de largo y corto plazo, en el sistema establecido por la Autoridad
Fiscal Plurinacional, en las condiciones que esta autoridad establezca.

VI. El endeudamiento de largo plazo contraído por cualquier entidad territorial


autónoma, cuando comprometa las rentas generales del estado, deberá ser
autorizado por la Asamblea Legislativa Plurinacional, según las disposiciones del
numeral 10, parágrafo I, artículo 158, y del artículo 322, y deberá sujetarse al
marco plurianual de la política fiscal territorial, su presupuesto, las normas
territoriales que apliquen, así como a las normas plurinacionales en vigencia3.

3
TRANSITORIA: mientras no se acuerde y establezca la política fiscal plurinacional,, así como las normas de
prudencia fiscal y reglamentaciones operativas que la implementen, continuarán en vigencia el sistema de
administración y control fiscal anterior, así como otras normas fiscales, vigentes hasta la implementación de
la presente Ley. La adecuación de esta normativa a la CPE se hará de forma gradual y en el marco de la
nueva organización del Estado, incluyendo su debate en el sistema de coordinación intergubernamental,
cuando se relacione con competencias de entidades territoriales.

59
VII. El endeudamiento de largo plazo que no comprometa las rentas generales del
Estado ni la garantía plurinacional para su repago, podrá ser contraído por
cualquier entidad territorial autónoma con una Ley territorial, sin autorización
expresa de la Asamblea Legislativa Plurinacional, y en sujeción a legislación
plurinacional sobre prudencia fiscal y la capacidad de endeudamiento, y la
legislación territoriales en vigencia. Este endeudamiento podrá comprometer para
su repago únicamente los impuestos territoriales, patentes, las contribuciones
especiales, y otros recursos territoriales no destinados a otros usos específicos, no
consideran transferencias. Las entidades territoriales no podrán asignar en su
presupuesto, para el repago de estos endeudamientos, otra fuente de
financiamiento que no fueron los recursos territoriales especificados en esta
disposición.

VIII. El endeudamiento de corto plazo de las entidades territoriales será contraído en el


marco de la planificación operativa y el presupuesto de las entidades territoriales y
en sujeción a la legislación plurinacional y territorial en vigencia, no requiriendo la
autorización expresa de la Asamblea Legislativa Plurinacional para cada operación.

IX. En este mismo marco y en ejercicio de sus competencias exclusivas señaladas en el


numeral 27, parágrafo I, artículo 300, y el numeral 24, parágrafo I, artículo 302, de
la Constitución Política del Estado, las entidades territoriales podrán hacer uso de
fondos fiduciarios, fondos de inversión y mecanismos de transferencias de
recursos necesarios e inherentes a los ámbitos de sus competencias, solamente
con motivo de gestión de tesorería y liquidez y siempre que su implementación no
implique un financiamiento u operación de largo plazo para la entidad territorial.
Ninguna entidad territorial podrá emprender ninguna actividad que signifique
intermediación financiera o de gestión de cualquier recurso financiero, que exceda
una gestión fiscal, salvo autorización expresa de la Asamblea Legislativa
Plurinacional, según lo dispuesto en el artículo 331 de la Constitución Política del
Estado.

X. Todo endeudamiento externo, de largo y corto plazo, deberá ser autorizado por la
Asamblea Legislativa Plurinacional.

XI. Todas las operaciones de crédito público que las entidades territoriales realicen
con en el sistema financiero comercial, deberán sujetarse además, a la legislación
del sistema financiero, sin prerrogativa ni excepción alguna. La Autoridad
Plurinacional competente establecerá las sanciones aplicables a las instituciones
financieras que otorguen créditos en contravención a las disposiciones legales en
vigencia,

XII. El nivel central del Estado y las entidades territoriales autónomas podrán contratar
deuda conjuntamente en casos de inversión concurrente, en sujeción a la política
fiscal y las normas de prudencia plurinacionales.

60
XIII. La responsabilidad de pago del endeudamiento de las entidades territoriales
autónomas es obligación exclusiva de la entidad que contrajo la deuda.

XIV. No serán consideradas como deuda pública las operaciones de crédito público que
se contraigan en contravención a la legislación plurinacional y territorial. Las
entidades territoriales autónomas no podrán en ningún caso disponer de recursos
públicos, para el repago de este tipo de operaciones.

XV. La Asamblea Legislativa Plurinacional establecerá las disposiciones y


procedimientos a aplicarse en casos de insolvencia demostrada de una entidad
territorial, para el cumplimiento de sus obligaciones por endeudamiento u otros
compromisos legalmente establecidos con terceros. La Autoridad Fiscal
reglamentará e implementará esta legislación, en el marco de los mecanismos de
coordinación intergubernamental, pudiendo mediar en la suscripción de un
acuerdo entre la entidad territorial y sus acreedores, para el repago del
endeudamiento, con los recursos territoriales, además de la obligación de suscribir
un programa de desempeño institucional, con medidas y compromisos para la
readecuación financiera, y el establecimiento de mecanismos, garantías y
sanciones, para el cumplimiento de las obligaciones pendientes, los mismos que
podrán considerar el débito automático de recursos de la entidad territorial de sus
cuentas fiscales.

XVI. Se prohíbe la emisión de notas de crédito fiscal por parte de las entidades
territoriales autónomas.

Artículo 112. Transferencias Territoriales

I. Las transferencias territoriales se refieren a los ingresos percibidos por las


entidades territoriales con el objetivo de financiar responsabilidades en materias
de gestión pública, sobre las que asumen competencias las entidades receptoras.
Las transferencias provienen de recursos generados a través del ejercicio de las
competencias normativas y administrativas del nivel central del Estado o de otra
entidad territorial distinta a la entidad receptora, en sujeción a lo establecido por
la Constitución Política del Estado, la presente Ley y otra legislación específica de
la Asamblea Legislativa Plurinacional.

II. Las transferencias se establecerán para el financiamiento de fines y objetivos de


política pública prioritarios, en las condiciones acordadas entre las entidades que
ceden los recursos y las receptoras, a través de una Ley de la Asamblea legislativa
Plurinacional y/o de la normativa territorial que corresponda.

61
III. Salvo lo previsto en el parágrafo V del artículo 13 de esta Ley (distribución de
regalías departamentales), ninguna norma territorial podrá establecer
transferencias de recursos a otras entidades sin la cesión de competencias en
materias de política pública o la determinación de objetivos, a través de programas
y proyectos establecidos como parte de la planificación estratégica y operativa de
la entidad receptora. La transferencia deberá realizarse especificando las
condiciones para su aplicación e interrupción, así como la previsión de los efectos
que esta transferencia tendrá en el territorio de la autonomía de origen y en la
entidad receptora, así como las implicaciones para el sistema de financiamiento
territorial.

IV. No podrán establecer transferencias de recursos que no se ajusten a los principios


y condiciones, establecidos en la CPE, la presente Ley, y otras normas pertinentes.

CAPÍTULO SEXTO

SISTEMA DE FINANCIAMIENTO TERRITORIAL

Artículo 113. Principios del sistema de financiamiento territorial

El sistema de financiamiento territorial hace referencia a la determinación de los recursos


y las condiciones con que se financiará el cumplimiento de las responsabilidades
fundamentales de todos los niveles del Estado, el mismo que se acordará entre el nivel
central del Estado y las entidades territoriales, de acuerdo a las competencias asignadas
en la provisión de servicios públicos, establecidas por mandato Constitucional o las
normas que la implementan.

I. El sistema de financiamiento territorial deberá velar en primera instancia por la


sostenibilidad de mediano plazo, del financiamiento de los servicios
fundamentales, de forma corresponsable entre los diferentes niveles del Estado. El
nivel central del Estado está facultado a garantizar la sostenibilidad económica a
través de normas y mecanismos permitidos por la Constitución, previniendo que
eventuales desequilibrios económicos o financieros de algunas entidades,
amenacen el desempeño general y la debida atención de los servicios públicos
para las generaciones presentes y futuras.

II. El sistema de financiamiento territorial, deberá también permitir un grado


adecuado de autonomía financiera a las entidades territoriales, a través de una
adecuada asignación de competencias normativas y administrativas para la
administración de los recursos territoriales, en condiciones compatibles con sus
ciclos de planificación, ejecución, control y de participación y control social en cada
territorio, y con el cumplimiento de los mandatos constituciones.

62
III. El sistema de financiamiento territorial, deberá establecer un sistema de
solidaridad interterritorial que verifique mejoras graduales para la equidad social
en la prestación de servicios públicos en todo el territorio nacional, al menos
asegurando el financiamiento de los servicios públicos relacionados con el respeto
de los derechos fundamentales.

Para efectos de esta norma, los servicios fundamentales se referirán a la


educación, salud, vivienda y servicios básicos, y focalizando de forma efectiva,
todos los medios y mecanismos posibles, a la promoción del desarrollo productivo
a través todos los niveles de gobierno, a fin de fortalecer la generación de recursos
desde las autonomías.

IV. El sistema de financiamiento territorial, deberá contribuir a la coordinación


constructiva entre todas las instancias territoriales y el nivel central del Estado,
garantizando la representación democrática y equilibrada de todos los actores en
la toma de decisiones que les afectan, facilitando la resolución de conflictos, y el
planteamiento de políticas a los órganos del Estado. Esta coordinación, es una
condición necesaria para mejorar la eficiencia del Estado, a través de la aplicación
efectiva del principio de subsidiaridad en el régimen de autonomías, y de la
prevención de conflictos territoriales que deterioren la capacidad en la provisión
de servicios del Estado.

El sistema de financiamiento territorial, considerará de forma integral y articulada los


siguientes mecanismos.

SECCIÓN I

MECANISMOS DE SOSTENIBILIDAD

Artículo 114. Reglas Fiscales

I. En el marco de la política fiscal plurinacional, el nivel central del Estado


precautelará la sostenibilidad de mediano del presupuesto nacional, pudiendo
establecer las siguientes reglas fiscales a través de Ley Plurinacional, de
cumplimiento obligatorio para las entidades territoriales:

1. Determinará límites plurianuales a los déficits agregados del total del Presupuestos
General del Estado, y correspondientemente a los déficits plurianuales de las
entidades territoriales.

2. Determinará límites al gasto en servicios públicos generales, no asignables a


ninguna de las materias de política pública en las que la entidad territorial asuma
competencias.
63
3. Determinará límites al peso del endeudamiento en el presupuesto de las entidades
territoriales y lineamientos sobre sus condiciones financieras, en concordancia con
las garantías establecidas en la Constitución política del Estado y la presente Ley.

II. Estas reglas fiscales serán establecidas por la Asamblea Legislativa Plurinacional,
en legislación que deberá promulgarse en un plazo de hasta 6 meses, a partir de la
promulgación de la presente Ley, previa consideración a través del sistema de
coordinación intergubernamental, que informará sobre sus conclusiones a la
Asamblea Legislativa Plurinacional.

Artículo 115. Fondo de Estabilización de los Hidrocarburos

I. El nivel central del Estado establecerá mediante Ley de la Asamblea Legislativa


Plurinacional, un Fondo de Estabilización de los Ingresos por Hidrocarburos, con el
fin de reducir la variabilidad anual de los ingresos provenientes de los impuestos
por hidrocarburos, y así contribuir a la estabilidad del gasto público y sus
prioridades.

II. Este fondo se conformará con los ingresos extraordinarios provenientes de las
recaudaciones de los impuestos que gravan la explotación hidrocarburífera,
generados en la diferencia de los ingresos proyectados por este concepto para la
formulación del Presupuesto General del Estado de una determinada gestión, y
mayores recaudaciones efectivas que se hubieren podido observar en esa misma
gestión, asociadas a precios de venta efectivos superiores a un precio internacional
de referencia de largo plazo de los hidrocarburos u otros factores exógenos al
régimen y las políticas del Estado en el sector de los hidrocarburos.

III. La forma de administración y asignación de estos recursos, así como su


reglamentación y diseño, se establecerá a través de una Ley de la Asamblea
Legislativa Plurinacional.

IV. Los recursos acumulados en el fondo se destinarán, de manera prioritaria, a la


estabilización de los ingresos fiscales, cuando en determinada gestión anual se
efectivicen menores recaudaciones tributarias asociadas precios efectivos de venta
inferiores a la tendencia de largo plazo.

V. La Ley garantizará que cuando se acumulen sostenidamente, los recursos de este


fondo se distribuyan en un plazo no mayor a los cinco años siguientes a su
recaudación, según la distribución territorial prevista originalmente, entre el nivel
central del Estado y las diferentes entidades territoriales. En este caso, los recursos
de este fondo se destinarán exclusivamente a iniciativas y proyectos para el
desarrollo productivo estatal, plural y comunitario, implementadas en el marco de
las competencias constitucionales de cada nivel.

64
Artículo 116. Mecanismos de Estabilización Territorial

I. Las entidades territoriales podrán acordar mecanismos de estabilización de sus


ingresos provenientes de las regalías que reciben por la explotación de recursos
naturales, a fin de evitar el costo de oportunidad de los recursos no ejecutados
anualmente en sus cuentas fiscales, en periodos de crecimiento significativo de los
ingresos por regalías, o alternativamente, reducir sus déficits fiscales, en periodos
de caída de los ingresos provenientes de las regalías.

II. Este fondo se establecerá por Ley de la Asamblea Legislativa Plurinacional y de las
asambleas legislativas territoriales que correspondan.

SECCIÓN II

SISTEMA DE TRANSFERENCIAS SOLIDARIA

Artículo 117. Objeto y recursos del sistema de transferencias solidarias

I. El Sistema de Transferencias Solidaria tiene el objetivo de garantizar el


financiamiento de los servicios públicos, que gradualmente cumplan con los
derechos fundamentales de cada habitante en todo el territorio nacional, según lo
establecido por la Constitución Política del Estado, y de acuerdo a las
competencias que asuman las entidades territoriales autónomas en estas
materias.

II. Los recursos de este sistema provienen de las transferencias del nivel central del
Estado a las entidades territoriales autónomas, que no estén relacionadas con
financiamientos para programas específicos.

Artículo 118. Costeo de competencias territoriales

I. Los recursos disponibles en el sistema de transferencias solidario, deberán


distribuirse entre todas las entidades territoriales autónomas, en proporción al
costo de las competencias asumidas por estas entidades, prioritariamente en
materias relacionadas con la provisión de servicios fundamentales.

II. Para el desarrollo del método para el costeo de las competencias territoriales
asumidas en los servicios fundamentales y otras competencias relevantes para la
promoción del desarrollo productivo en todo el territorio, se creará una Comisión
Mixta paritaria entre el nivel central del Estado, con participación de la Autoridad
Fiscal, la entidad responsable de las autonomías y relaciones
intergubernamentales, y la las entidades territoriales autónomas, a través del
sistema de coordinación intergubernamental, que propondrán a la Asamblea
65
Legislativa Plurinacional tanto el método del costeo competencial, como una
forma de distribución de los recursos del sistema de transferencias solidarios y
otros recursos territoriales. El método de costeo deberá considerará los costos
directos, indirectos, de inversión y funcionamiento de las provisión de servicios, y
la forma de distribución de recursos deberá ceñirse a los principios establecidos
para el sistema de financiamiento territorial, en la presente Ley.

III. Mientras no esté disponible un método de costeo competencial, acordado


intergubernamentalmente y aprobado por la Asamblea legislativa Plurinacional, los
recursos disponibles en el sistema de transferencias solidario, se distribuirán de
una forma proporcional a las necesidades diferenciadas de cada territorio,
considerando prioritariamente la provisión de servicios relacionados con el
cumplimiento de los derechos fundamentales de la población.

Artículo 119. Distribución por necesidades diferenciadas

I. Los recursos del sistema de transferencias solidarias deberán asignarse


garantizando una distribución equitativa de acuerdo a la población de cada
territorio, ajustada por sus necesidades diferenciadas para la provisión de servicios
públicos fundamentales, según lo establecido en la Constitución Política del Estado
y la legislación vigente.

II. Las necesidades territoriales en la provisión de servicios fundamentales, se


aproximarán considerando la población en cada territorio, ajustada por los
siguientes criterios:

1. El inverso de la densidad poblacional o la extensión territorial


2. Las diferenciales territoriales de costos (Deflactor departamental del PIB, costos de
construcción)
3. Determinar una variable que refleje las poblaciones dispersas dentro de un
departamento
4. Las diferencias en la dotación de infraestructura (kilómetros de carreteras /
kilómetro cuadrado de extensión)
5. La proporción de la población en edad escolar. (entre 5 y 19 años)
6. La proporción de adultos mayores (>65 años) respecto al total de la población
7. La proporción de mujeres en edad fértil, respecto a la población total.

La ponderación de los criterios anteriores y de los índices de distribución se


establecerá por Ley y se revisará por primera vez en el plazo de tres años y
posteriormente de forma regular, en cada inicio de gestión de gobiernos
autónomos municipales y departamentales. (En Anexo: Asignación Base para el
Sistema de Transferencias Solidario)

66
III. La unidad de referencia básica para la determinación de necesidades será el
municipio, y la información estadística oficial provendrá del sistema plurinacional
de información. El Instituto Nacional de Estadística asegurará la elaboración de los
censos nacionales con la debida periodicidad y la información adecuada para el
análisis de las necesidades territoriales.

Artículo 120. Garantías para el uso de transferencias

I. Las transferencias del sistema solidario se asignarán prioritariamente al


cumplimiento de los programas directamente relacionados con los derechos
fundamentales de la población, en el marco de la planificación sectorial
plurinacional y de la planificación territorial.

II. Todos los programas financiados con el sistema de transferencias territoriales,


deberán registrase en el sistema de planificación plurinacional del Estado y en los
mecanismos puestos a disposición por el sistema de coordinación
intergubernamental, de acuerdo a las disposiciones normativas que emitan las
correspondientes instancias del nivel central del Estado.

III. El sistema de asignación de transferencias solidarias será revisado en los siguientes


casos: al término de tres años, a partir de la promulgación de esta Ley; cuando se
evidencie una transferencia significativa de competencias entre los niveles
territoriales, de forma que deba ajustarse la determinación de necesidades
diferenciadas; cuando se efectivice la cesión de nuevos impuestos a las entidades
territoriales; La ponderación de los criterios anteriores y de los índices de
distribución se establecerá por Ley y se revisará. De forma regular, cada primera
gestión de gobiernos autónomos municipales y departamentales y/o cuando se
realice un censo oficial.

SECCIÓN III

SISTEMA COMPLEMENTARIO SOCIAL Y PRODUCTIVO

Artículo 121. Mecanismos del sistema complementario

El nivel central del Estado implementará a través de Leyes de la Asamblea Legislativa


Plurinacional y la reglamentación que corresponda, los siguientes mecanismos de
financiamiento para la promoción del desarrollo social y productivo de las localidades y
regiones más desfavorecidas en su dinámica económica.

Artículo 122. Fondo de compensación

Se crea un fondo de compensación para apoyar a las entidades territoriales autónomas,


que por la implementación del sistema de transferencias solidarias, no logren cubrir el
67
financiamiento requerido en determinados programas de los servicios fundamentales
(también a los que vean reducidos sus recursos considerablemente por causa del nuevo
sistema). Para la asignación de recursos de este fondo, se deberá considerar la capacidad
de ejecución de recursos de las entidades territoriales autónomas, a fin de reducir el
consto de oportunidad de saldos de recursos acumulados en las cuentas fiscales de
algunas entidades, por más de una gestión fiscal.

Artículo 123. Mecanismo de Fomento Productivo


(En Anexo: Componentes del Mecanismo de Fomento Productivo)

I. Se establecerá un mecanismo de fomento productivo para el financiamiento de


proyectos estratégicos para el crecimiento y desarrollo económico productivo,
para entidades territoriales que demuestren mejoras significativas en su
desempeño fiscal (relativo a la capacidad económica de sus habitantes), además
una ejecución razonable de su presupuesto anual.

II. Los recursos para el establecimiento de este mecanismo, provendrán de


programas del nivel central del Estado que de acuerdo a condiciones que este
establezca, se ejecuten en modalidades de cofinanciamiento con las entidades
territoriales autónomas

III. Este mecanismo, también podrá recibir recursos provenientes de la gestión


financiera por parte del nivel central del Estado, de los saldos no ejecutados de
recursos de entidades territoriales, cuando existieran, o de la gestión financiera o
transferencia de recursos de programas del nivel central en ámbitos productivos.
Cuando existan las condiciones, los saldos no ejecutados de una entidad territorial
se gestionaran de acuerdo a la planificación estratégica de mediano plazo para el
uso de los mencionados recursos por parte de la entidad territorial titular, y no
podrán verse reducidos en términos nominales.

Artículo 124. Acuerdos sobre el Fondo Indígena

I. En acuerdo con las autonomías indígena originario campesinas, el nivel central del
Estado propondrá un mecanismos de asignación de recursos del Fondo Indígena
con recursos del Impuesto Director a los Hidrocarburos, que de forma equitativa
promueva la efectiva implementación de las autonomías indígena originario
campesinas, a través del financiamiento del funcionamiento inicial de las
autonomías indígenas originario campesinas de la conversión de territorios
indígena originario campesino, entre otros que se acuerden.

II. Estos mecanismos se implementarán en cumplimiento de los principios para el


sistema de financiamiento territorial y la legislación plurinacional que
corresponda. Se establecerán a través de mecanismos ágiles, transparentes y

68
sencillos, y en lo posible, a través de mecanismos automáticos de transferencias
evitando la constitución de plataformas burocráticas costosas.

Artículo 125. Preservación de la equidad territorial

I. Ninguna disposición o acuerdo territorial entre una o varias entidades, podrán


deteriorar la equidad lograda en la distribución del sistema de financiamiento
territorial, según las definiciones, condiciones e indicadores, acordados y
establecidas legalmente, salvo situaciones de emergencia referidas en el artículo
339 del CPE y reguladas por normas específicas.

II. El sistema de coordinación intergubernamental podrá proponer, y en última


instancia, en cumplimiento de sus mandatos constitucionales, el nivel central del
Estado podrá establecer normas sobre el ejercicio de competencias fiscales de las
entidades territoriales, que prevengan el deterioro o la continuación de las
inequidades en el financiamiento de las responsabilidades relacionadas con los
derechos fundamentales, respetando las competencias territoriales en las materias
y ámbitos de actuación pública. Así mismo, una vez determinada, por las instancias
establecidas en la presente norma y en la Constitución, que una medida o acuerdo
territorial de cualquier naturaleza, deteriora la equidad lograda a través del
sistema de financiamiento territorial, el nivel central del Estado (a través de la
Asamblea Legislativa Plurinacional) puede revertir la medida con acciones expresas
que deberán ser establecidas en una norma específica y acatadas por todas las
entidades nacionales. Estas acciones deberán ser previamente discutidas a través
del sistema de coordinación intergubernamental, que emitirá un informe de
recomendaciones para consideración de la Asamblea Legislativa Plurinacional, en
caso de haber logrado acuerdos o no, para los fines consiguientes.

ANEXOS

1. Anexo Base para el Sistema de Transferencias Solidario

2. Componentes del Mecanismos de Fomento Productivo

TÍTILO V

PARTICIPACIÓN Y CONTROL SOCIAL

CAPÍTULO PRIMERO
PARTICIPACIÓN SOCIAL

69
Artículo 126. De la participación social

La normativa de todos los gobiernos autónomos debe garantizar la participación social a


través de, por lo menos, tres ámbitos de acción institucional: transparencia, rendición de
cuentas y gestión participativa.

Artículo 127. Transparencia

De manera regular y sin necesidad de requerimiento expreso, cada Gobierno debe


publicar y crear canales de permanente exposición ante la ciudadanía de sus planes,
programas y proyectos, las contrataciones y reportes de ejecución concernientes a éstos,
los informes físicos y financieros, resultados, evaluaciones, balances, así como toda
información relacionada a la gestión pública a su cargo. Asimismo tiene la obligación de
responder a los requerimientos de información específica formulados por cualquier
ciudadano u organismo colegiado.

Artículo 128. Rendición de cuentas

Las máximas autoridades ejecutivas deben hacer una rendición pública de cuentas por lo
menos una vez al año, que cubra todas las áreas en las que el Gobierno Autónomo haya
tenido responsabilidad, y que deberá realizarse luego de la amplia difusión, de manera
previa y oportuna, de su informe por escrito. No se podrá negar la participación de los
ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil en los actos de rendición de cuentas.

Artículo 129. Gestión participativa

Las normas de los gobiernos autónomos deberán garantizar la existencia de mecanismos


de participación ciudadana y la apertura de canales para la demanda social en la gestión
pública a su cargo, considerando por lo menos:

1. Mecanismos de participación en la planificación, diseño y ejecución de políticas


públicas, planes, programas y proyectos.
2. Institutos de participación directa, iniciativa legislativa, referéndum y consulta
previa.
3. Canales para la atención permanente de la demanda social y ciudadana, así como
establecer un marco de flexibilidad y previsión de contingencias suficiente para
que la gestión pública pueda responder a necesidades urgentes o prioritarias, que
surgen de la cotidianidad o de eventos imprevistos

CAPÍTULO SEGUNDO
CONTROL SOCIAL

70
Artículo 130. Control social

La normativa de los Gobiernos Autónomos deberá garantizar el ejercicio del control social
por parte de la ciudadanía y sus organizaciones, cualesquiera sean las formas en que se
ejerciten, de acuerdo a la CPE y la ley.

Artículo 131. Atención obligatoria

Toda solicitud de información, ampliación o explicación presencial de ésta, así como todo
requerimiento de una acción, ampliación, enmienda o corrección, ya sea de carácter
normativo, administrativo o ejecutivo, deberán tener una respuesta oportuna y adecuada,
en el marco de la ley.

Artículo 132. Continuidad de la gestión pública

Ninguna solicitud o actuación del control social podrá, por sí misma, detener la ejecución
de los planes, programas, proyectos, servicios ni la gestión pública a cargo del Gobierno
Autónomo, salvo cuando se encuentre en inminente riesgo la vida de las personas.

Artículo 133. Revocatoria de mandato

No podrá negarse la convocatoria a Referéndum Revocatorio de mandato cuando la


solicitud esté fundamentada en los informas del control social y haya cumplido con los
procedimientos y requisitos establecidos en la CPE y la ley.

CAPÍTULO TERCERO
FISCALIZACIÓN Y CONTROL GUBERNAMENTAL

Artículo 134. Fiscalización y Control Gubernamental


I. La fiscalización a los órganos ejecutivos es ejercitada por los órganos
legislativos de cada Gobierno Autónomo, y a éste en su conjunto por la
Asamblea Legislativa Plurinacional. Los procedimientos, actos, informes y
resultados de la fiscalización deben ser abiertos, transparentes y públicos.
II. El control gubernamental es ejercitado por la Contraloría General del Estado y
los mecanismos institucionales establecidos por la ley.
III. Ninguna norma de los Gobiernos Autónomos puede impedir el ejercicio de la
fiscalización ni del control gubernamental establecidos en el presente artículo.

71