Anda di halaman 1dari 4

COMPONENTES DE UNA EDIFICACIÓN: ELEMENTOS PRIMARIOS

CUBIERTA

Toda estructura situada sobre la superestructura, que se constituye en la


coronación de la estructura total

Inicialmente, el planteamiento de las edificaciones se originó en la creación de


espacios cubiertos, donde lo más importante era la cubierta que resguardaba a
sus habitantes de las inclemencias del tiempo y ofrecía un ámbito privado.
Las Cubiertas son estructuras de cierre superior, que sirven como Cerramientos
Exteriores, cuya función fundamental es ofrecer protección al edificio contra los
agentes climáticos y otros factores, para resguardo, darle intimidad, aislación
acústica y térmica, al igual que todos los otros cerramientos verticales.
La cubierta es una de las partes más importantes de una edificación, su misión, al
igual que la de las paredes exteriores, es la de suministrar protección contra todos
los agentes externos y por su exposición directa a la intemperie necesita estar
formada por materiales de gran resistencia a las variaciones térmicas y agentes
hidráulicos de la atmósfera.

Los elementos principales de cualquier cubierta deberán cumplir con las


siguientes funciones:

1. Soportar directamente la exposición al medio externo


2. Servir como barrera impermeable al agua
3. Dar protección térmica y eventualmente acústica

Si se pudiera encontrar un material capaz de dar satisfacción total a esas


condiciones, tendría que exigir todavía que fuese de fácil colocación y dentro de
un costo compatible con la economía.

Clasificación
de las
cubiertas
según su
forma
TIPOS DE CUBIERTAS

1. CUBIERTAS PLANAS:
En sus orígenes, las cubiertas planas se construían en zonas geográficas donde se
registraban bajos niveles de precipitaciones. Las que primero aparecen, de las
conocidas en nuestros días, son las fabricadas con troncos de palmera y cañizo, y
por otro lado, las hechas con arcilla como material aislante (en algunas zonas de
Marruecos todavía se pueden ver). Luego, a lo largo del tiempo, se fueron
desarrollando nuevas técnicas y nuevos materiales, y estas cubiertas se siguen
usando respondiendo a las diversas necesidades en la construcción.

Estados Unidos – Nuevo


México. Albuquerque,
Church Street, cerca de
la plaza de la Ciudad
Vieja.

Las cubiertas se componen de tres partes diferenciadas:

1. La Superficie Exterior o acabado: Es la que sufre los embates del viento, la


nieve, el hielo, el calor de las radiaciones solares y posibles cargas puntuales, por
lo que, es conveniente efectuar una buena elección de los materiales, de
manera que, sean resistentes, duraderos y también ligeros para no someter a la
estructura a cargas importantes.
2. Capas Intermedias : Las capas intermedias están sometidas a los movimientos
que ocasionan los cambios climáticos en la cara exterior y a las deformaciones y
movimientos creados en el soporte, por este motivo, los materiales que integran
las capas intermedias sufren movimientos, se mueven entre sí, rozándose unos
contra otros. Por ello deben tomarse ciertas precauciones a la hora de resolver las
capas intermedias de las cubiertas.
3. Soporte: El soporte también está sometido a deformaciones que repercuten en
las capas intermedias y en el acabado de la cubierta plana. Estas deformaciones
pueden afectar en las paredes de coronación creando problemas de fisuras con
la consiguiente falta de estanqueidad para el edificio.
2. CUBIERTAS INCLINADAS: Las cubiertas inclinadas son empleadas en las
construcciones desde tiempos remotos. En la prehistoria el hombre
confeccionaba precarias cubiertas con un entramado de ramas y listones,
dándoles cierta inclinación para el escurrido del agua de las lluvias. Miles de años
después, seguimos construyendo cubiertas inclinadas, empleando tanto los
materiales tradicionales como otros nuevos materiales y tecnologías novedosas
que se van agregando. La cubierta inclinada es una solución constructiva
basada en una pendiente, integrada por distintos planos inclinados que
favorecen la eliminación del agua y se unen con el solape de pequeñas piezas
de protección.

Los elementos que forman las cubiertas inclinadas son los siguientes:

1. Soporte Estructural: Tiene la función de servir de apoyo a todas las capas que
integran la cubierta y transmitir las cargas en forma vertical sobre los elementos
de apoyo.

2. Aislamiento Térmico: Tiene la función de proteger el ámbito interior frente a las


diferencias de temperatura.

3. Protección y Acabado Final: Sobre el soporte estructural se dispone una placa


de base para el apoyo de la capa de acabado final; la función de esta última
capa es facilitar el desagüe garantizando que no ingrese al interior el agua y
colaborando en la ventilación de la cubierta.
CERCHAS

Corresponde a una armadura que consta de barras rectas unidas mediante


juntas o nodos. Los elementos de una cercha se unen sólo en los extremos por
medio de pasadores sin fricción para formar armazón rígida, por lo tanto, ningún
elemento continúa más allá de un nodo.

Cada cercha se diseña para que soporte las cargas que actúan en su plano y, en
consecuencia, pueden considerarse como una estructura bidimensional. Todas
las cargas deben aplicarse en las uniones y no en los mismos elementos, por ello
cada cercha es un elemento sometido a fuerzas axiales directas (tracción o
compresión).

Este tipo de sistemas tienen la característica de ser muy livianos y con una gran
capacidad de soportar cargas. Se utilizan principalmente en construcciones con
luces grandes, como techos de bodegas, almacenes, iglesias y en general
edificaciones con grandes espacios en su interior. Las cerchas también se usan
en puentes, aunque para este tipo de estructuras los puentes atirantados,
colgantes (cables), los puentes en vigas de alma llena (ya sea vigas armadas
soldadas) y los puentes en concreto presforzado se han desarrollado tanto que
resultan ser sistemas más atractivos para el diseñador.

Existen diferentes tipos de cerchas de acuerdo con la solución estructural que se


requiere. Su construcción o ensamble se lleva a cabo uniendo elementos rectos,
que primordialmente trabajan a esfuerzos axiales, en unos puntos que llamamos
nudos y conformando una geometría tal que el sistema se comporta
establemente cuando recibe cargas aplicadas directamente en estos nudos.

En las cerchas utilizadas para techos se busca que su geometría conforme o supla
la forma del techo. Por lo general el cordón superior conforma las pendientes del
techo y el inferior es un tensor horizontal. En techos con luces grandes esto
obligaría a tener una cercha muy alta en el centro, en ese caso se puede
también hacer la cuerda inferior inclinada.