Anda di halaman 1dari 36

Universidad Nacional de Cuyo

Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria


Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

Metalurgia Extractiva
Unidad N° 2 “Hornos Industriales”
Contenido

Alto horno (Blast furnace) ........................................................................................................ 3


Generalidades ....................................................................................................................... 3
Descripción ........................................................................................................................... 5
Cuerpo del alto horno (1) .................................................................................................. 5
Playa de colado (2) ............................................................................................................ 5
Estufas Cowper (3) ............................................................................................................ 5
Circuito de gas de Alto Horno (4) ....................................................................................... 6
Soplantes (5) ..................................................................................................................... 7
Estructura del alto horno ...................................................................................................... 7
Funcionamiento .................................................................................................................... 7
Materias Primas .................................................................................................................. 10
Fundentes ....................................................................................................................... 10
Coque ............................................................................................................................. 10
Mineral de hierro-Pellets-Sinter ...................................................................................... 12
Mineral de manganeso .................................................................................................... 13
Síntesis gráfica .................................................................................................................... 13
Convertidores......................................................................................................................... 15
Convertidor Bessemer – Thomas .................................................................................... 15
Horno Siemens-Martin (Open heart furnace) .................................................................. 16
Convertidor LD (Basic Oxygen Steel Making) ................................................................... 17
Hornos Eléctricos.................................................................................................................... 18
Clasificación ........................................................................................................................ 18
Hornos eléctricos de resistencia ......................................................................................... 18
Hornos eléctricos de resistencia de calentamiento directo .............................................. 18
Hornos eléctricos de resistencia de calentamiento indirecto ........................................... 19
Hornos eléctricos de inducción ....................................................................................... 20
Hornos eléctricos de arco ............................................................................................... 23

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 1


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
Clasificación .................................................................................................................... 23
Principales componentes de la instalación....................................................................... 24
Ventajas de la utilización de hornos eléctricos .................................................................... 29
Materiales Refractarios .......................................................................................................... 29
Introducción ....................................................................................................................... 29
Clasificación ........................................................................................................................ 30
Propiedades químicas y físicas de los materiales refractarios y breves explicaciones sobre
métodos de control............................................................................................................. 30
Uso de los materiales refractarios en los distintos hornos ................................................... 31
Alto horno ....................................................................................................................... 31
Convertidor LD ................................................................................................................ 33
Horno eléctrico ............................................................................................................... 34
Bibliografía ............................................................................................................................. 36

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 2


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

En la unidad anterior se mencionaron algunos hornos industriales utilizados en las


operaciones de secado, calcinación y tostación principalmente, por lo que no se hará
demasiado hincapié aquí en ellos. Nos centraremos en los restantes de mayor importancia en
la industria metalúrgica.

Alto horno (Blast furnace)

Se describió vagamente en la unidad anterior, lo cual sirve como introducción. Aquí se


entrará en mayor detalle.

Generalidades

Es el horno destinado dentro de la siderurgia a realizar la primera transformación de


los minerales de hierro hacia su forma de productos semielaborados de acero, que luego serán
manufacturados por la industria metalmecánica para darle sus múltiples y diferentes acabados
para ser utilizados por el hombre. Se trata del primer eslabón del proceso tradicional
(reducción indirecta) que elabora el acero por la vía de materiales líquidos fundidos.

Es un horno de cuba, a combustión y continuo, que funciona en contracorriente entre


la carga sólidos que desciende y el gas reductor que asciende.

El horno se carga con materiales sólidos:

a) Carga metálica (aportante de hierro), que está constituida por una mezcla de
minerales de hierro calibrados, sinter y pellets, en proporciones variables según las
condiciones técnico-económicas de la operación en cada planta.
b) Coque, que actúa como combustible, generador del gas reductor (CO) y sostén
de carga.
c) Fundente, cuya función es reaccionar con la ganga para eliminarlas en forma
de escoria.

Usualmente es caliza ya que la ganga es de características ácidas.

También por las toberas se inyecta aire caliente para producir la combustión del
coque.

Los productos obtenidos son líquidos:

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 3


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
a) Arrabio o hierro de primera fusión (material con elevado tenor de carbono).

b) Escoria, de menor densidad que el arrabio, que sobrenada a este último.

En la figura siguiente uno puede verse un esquema simplificado del alto horno y sus
instalaciones complementarias.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 4


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

Descripción
Cuerpo del alto horno (1)
Construido en chapas de acero recubierto en su interior por ladrillos refractarios,
esencialmente consiste en dos troncos de cono unidos por su base mayor, constituyendo la
cuba, etalaje y vientre, más un sector inferior cilíndrico, el crisol, en el cual se acumula el
arrabio y la escoria hasta su colado secuencial (aproximadamente cada hora). En los grandes
altos hornos el colado se realiza casi continuamente pues tienen varias piqueras y pasados 10
15 minutos después de cerrar una piquera se abre la otra.

Playa de colado (2)

Esta es una superficie que se construye unos metros elevada por sobre el terreno, a
nivel de las piqueras de colado del horno, y es la que permite el laboreo frente a las piqueras,
tanto el taponamiento de las mismas como su perforado en el momento del colado; además
tiene pre moldeados los canales por donde corre el arrabio hacia los carros torpedos durante
la sangría del horno y otros por lo que corre la escoria que saliendo de las escorieras es llevado
a través de estos canales hacia una gran pileta con agua en donde se produce su granulado.
Este proceso se realiza con la escoria para que luego pueda ser usado en la fabricación del
cemento, otorgando así un mayor valor a este subproducto.

Estufas Cowper (3)

Son los elementos destinados a precalentar el aire que se insufla por las toberas del
horno hasta una temperatura de alrededor de 1200°C -1300°C. Son grandes cuerpos cilíndricos
cerrados en forma de cúpula esférica en su parte superior, construidos de chapas de acero de
hasta 30 mm de espesor. Sus medidas son de hasta 11m de diámetro por 50 a 55m de altura,
para los grandes altos hornos de 5000 m3 de volumen y hasta 11.000 t/día de producción de
arrabio.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 5


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
En su interior, una estructura de ladrillos refractarios en forma especial, ahuecados,
con celdas de 45 x 45mm y paredes interceldas de 40 mm, ocupa el 80% de la superficie
transversal de la estufa y su misión es
acumular el calor que le ceden los gases de
combustión que se queman en un
quemador en la cámara de combustión
que ocupa el 20% de la superficie restante.
Este quemador funciona con gas de alto
horno (luego se explica el origen y el
circuito de este gas) que al quemarse
origina gases de combustión a alta
temperatura que asciende por la chimenea
y luego desciende por entre la estructura
de ladrillos refractarios, que a tal efecto
tiene una tobera central que beneficia el
movimiento descendente de esto gases
calientes entregando estos su calor y
saliendo finalmente por los conductos a
una chimenea externa. Cuando se alcanza
una temperatura estipulada se hace
ingresar aire frío a través del conducto
impulsado por los soplantes (número 5);
este aire asciende a través de la estructura
tobera caliente, toma su calor y desciende
por la chimenea hasta un conducto que los dirige a las toberas de inyección del alto horno.
Durante este ciclo se habrá cerrado, desde luego el conducto (4) del quemador y los conductos
(6) de salidas de gases. El calentamiento de la estufa Cowper dura dos veces más que el
calentamiento del aire. Por ello para el suministro continuo de aire al horno debe haber no
menos de 3 estufas de aire. Muchas veces se instalan 4 con una en reserva o siete para dos
hornos. Como a medida que el aire se va calentando, se van enfriando los refractarios de las
estufas que les están cediendo calor, lo que se hace es aprovechar el calentamiento hasta un
valor superior al requerido para el normal funcionamiento del horno y luego se lo mezcla con
aire frío antes de su inyección al horno; cuando este valor de operación ya no es alcanzado se
pasa a otra estufa que se encontraba en ciclo de calentamiento del refractario.

Circuito de gas de Alto Horno (4)

Los gases calientes que se colectan en el tope del alto horno, tienen un poder
energético remanente importante, ya que durante la reducción y fusión del mineral de hierro
no es posible, que realicen una combinación físico-química de rendimiento perfecto, como
ocurre en todo proceso real.
Así, estos gases que arrastran un contenido de polvos y partículas deben seguir un
circuito de purificación que se esquematiza con el N°4. Estos gases luego alimentarán a
diversos sectores de la planta: como antes se dijo, a las estufas Cowper y a la coquería
principalmente, y los sólidos irán a la planta de sinterizado.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 6


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
Soplantes (5)

Son los encargados de impulsar el aire a través de que las estufas. El volumen
específico requerido por un alto horno moderno alcanza a 2,4 m3 /min por cada m3 de
volumen del horno. De tal manera para aún al torno de 5.000 m3 de volumen se requiere
suministrar 12.000 m3/min de aire.
En una planta siderúrgica se cuenta con una planta especial de soplantes para el alto
horno. Esta está constituida por máquinas centrífugas turbosoplantes, accionadas por turbinas
de gas o turbinas de vapor, y son de varias etapas, con velocidades de rotación del orden de
3.000 rpm. Una máquina puede suministrar hasta 7.000 m3 /min con una sobrepresión de
0,45Mpa.

Estructura del alto horno

La figura siguiente muestra las partes principales del alto horno. Ellas son:
• Tragante
• Cuba
• Vientre
• Etalaje
• Crisol

Se llama tragante a la
zona por donde se cargan
las materias primas.
Se llama cuba al cono
truncado superior.
Vientre es la parte más
ancha, donde se
empalman los conos
superior e inferior.
Etalaje es el tronco de
cono inferior.
Crisol es la parte
cilíndrica inferior donde
se reúnen escoria y
arrabio para separarse
por densidad.

Funcionamiento

Se carga por el tragante el mineral o sus aglomerados, el fundente y el coque. El aire


caliente ingresa a presión por las toberas de la parte inferior. Actualmente, con miras a reducir
el gasto de coque, en esa misma zona de toberas se realiza la inyección de gas natural o fuel
oil. Estos últimos sirven también para una mejor regulación de temperaturas en el horno.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 7


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
Durante el proceso se acumulan en el crisol en estado líquido, el arrabio y la escoria,
que flota sobre él por su menor densidad: 2,7 contra 7,8 kg/ dm3.
Por el tragante, escapan los gases que arrastran consigo una cantidad de polvo entre
10 y 50 g/m3, que hay que recuperar para poder utilizar los gases como combustible en otras
instalaciones.
Para sacar la fundición se pincha el horno perforando la piquera de colada cada más o
menos 3 h. Por tanto se sacan 6 a 10 coladas /día que salen a 1.400 ºC y luego se vuelve a
tapar el agujero con pasta refractaria. La escoria se extrae cada 2 – 2,5 horas y sale a 1.450 ºC
(50 +). La piquera por la que se extrae está más arriba. Los mayores hornos cuentan hasta 4
piqueras para cada cosa.
La fundición pasa luego a los convertidores. En estado líquido se carga en los torpedos
para su transporte a la acería (lógicamente cuando están en el mismo complejo).
Los pesos de las materias primas y productos obtenidos varían mucho de un caso a
otro, dependen de la instalación, el mineral, el coque, sistemas de carga, granulometría, etc.
Como concepto importa destacar que en 1ª instancia, la reacción entre el oxígeno del
aire y el carbono del coque es:

‫ ܥ‬+ ܱଶ → ‫ܱܥ‬ଶ

Luego ante la insuficiencia del aire:

‫ ܥ‬+ ‫ܱܥ‬ଶ → 2‫ܱܥ‬

Prácticamente 2/3 del CO2 original se convierte en CO, el resto queda como tal.
El CO es el responsable de la reducción de los óxidos y como se genera en exceso a la
salida hay una cantidad disponible que sirve como combustible gaseoso para la fábrica o
poblado cercano, porque pro-duce la siguiente reacción exotérmica.

2‫ ܱܥ‬+ ܱଶ → 2‫ܱܥ‬ଶ + ݈ܿܽ‫ݎ݋‬

La figura, presenta un balance de masa (entrada versus salidas) con valores típicos, no
se ha valorizado el polvillo, que está más o menos en 100kg.
Nótese la magnitud de la masa de aire y gases, frente al resto de las cargas.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 8


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

Las temperaturas más importantes, en sentido descendente son:

1. Precalentamiento y secado de las cargas (200ºC)


2. Reducción indirecta del mineral de hierro ( 500 – 1.000ºC)
3. Descomposición de carbonatos de hierro( si hubiera) (600ºC)
4. Descomposición de las calizas (800ºC)
5. Reducción directa de los óxidos de hierro (1.050 – 1.350ºC)
6. Carburación del hierro (1.200ºC)
7. Formación y fusión de escorias (1.000 – 1.350ºC)
8. Reducción de óxidos de Mn y P (1.350ºC)
9. Combustión del coque (1.500 – 2.000ºC)
10. Separación de la fundición y la escoria en el crisol (1.400 – 1.500ºC)

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 9


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
Materias Primas

El alto horno se carga básicamente con mineral de hierro y coque, a estos deben
adicionárseles los fundentes.

Fundentes

Estos son materiales destinados a:

1) Reducir la temperatura de fusión de la ganga del mineral de hierro o de los


aglomerados (sinter y pellets).
2) Reducir la temperatura de fusión de las cenizas del coque.
3) Facilitar la creación de una escoria fusible y fluida que pueda ser evacuada
fácilmente del horno.

La composición química del fundente se determina en función de la composición de la


ganga y de la ceniza del combustible. Si en la ganga y la ceniza hay demasiada sílice, o sea,
componente ácido y la ceniza tiene impurezas de azufre, en el horno se introduce un fundente
básico. Si en la ganga del mineral hay óxidos de calcio y magnesio, se debe agregar un
fundente ácido, con sílice; se emplean las cuarcitas.
El fundente más utilizado para la fabricación de arrabio en alto horno es la caliza, cuyo
componente principal es el CaCO3; al calentarse se descompone generando cal y gas
carbónico. El tamaño de los trozos de caliza deberá estar comprendido entre los 25 y los
60mm, ser resistente, no generar finos y no contener impurezas nocivas como azufre, fósforo y
sílice.

Coque

El coque es el resultado de la destilación, por calcinación a alta temperatura y en


ausencia de aire de una mezcla seleccionada y finalmente dividida de carbones minerales
(básicamente hullas de alto, medio y bajo volátil). Durante esta calcinación se elimina buena
parte de los volátiles y se obtiene un sinterizado, poroso, de alta resistencia mecánica
principalmente a la compresión.

La planta de coquización está ubicada dentro de la planta integrada y consiste en una batería
de hasta 80 hornos unitarios, en forma de celdas de 0,5m de ancho, 5m de alto y 16m de largo.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 10


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

En estas celdas se coloca la mezcla de carbones a coquizar y al cabo de 15 horas, se


produce el deshornado del material que incandescente, es transportado sobre un vagón
especial que luego es llevado debajo de una torre de enfriamiento que produce su apagado
por lluvia de agua, obteniendo mediante nitrógeno, o sea un apagado en seco, que permite
una mejor calidad del coque y acumular su calor para producir vapor y energía eléctrica.
Los gases que provienen de los hornos de coquización se colectan en su parte superior
a través del conducto (barrilete) y luego se los aprovecha para obtener de ellos en plantas
auxiliares, alquitrán, nitrato de amonio y ácido sulfúrico.
El coque obtenido se encuentra entre tamaños: <15mm, de 15 a 25mm y > 25mm. Esta
última fracción es la que tiene uso metalúrgico y por lo tanto antes de la entrada al alto horno
se criba el coque para seleccionar este tamaño adecuado.

Las características más importantes que normalmente posee el coque, son las siguientes:

1) Gran resistencia a la compresión, que es necesaria para poder soportar, sin romperse,
el peso de los materiales que se cargan en el alto horno. Su resistencia a la compresión
a la temperatura ambiente es siempre superior a 100 Kg/cm2.
2) Gran porosidad debida a su gran superficie por unidad de peso. EI coque se caracteriza
por una gran reactividad debida a su típica estructura celular, que permite una fácil
penetración de los gases hacia el interior del coque, que favorece la rapidez de las
reacciones que se deben de producir en los altos hornos.
3) Gran resistencia a la abrasión y al desgaste para poder soportar el rozamiento que
debe sufrir el coque contra las paredes y contra otras materias que se introducen en el
horno, sin que se rompa a se forme polvo de coque.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 11


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

Mineral de hierro-Pellets-Sinter

El mineral de hierro se puede cargar al horno en diferentes formas: mineral


propiamente dicho, pellets y/o sinter.
Si el mineral contiene más 50% de Fe se introduce en partículas de 0,5 a 1.5”. En
cambio, si contiene menos del 50% se producen pellets (<1/4”) de 60 a 65% de contenido de
hierro por medio de chancado, molienda, roleo y calentamiento.
El sinter se produce con mezcla de mineral fino, coque, caliza – sílice y desecho de
hierro siderúrgico. Esta mezcla de materiales cruda se coloca en una banda (correa
transportadora de acero) de sinterización, donde se funde y forma pedazos más grandes 0,5 a
2,0”. La siguiente figura muestra el esquema de preparación del mineral de hierro para la
carga.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 12


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
Las características principales de una carga para la buena marcha del alto horno son:

Mineral de manganeso

Este se agrega a la carga del alto horno sólo si se han decidido una marcha del horno a
alta temperatura para producir la desulfuración dentro del mismo horno, pero ello lleva
aparejado un mayor consumo de coque. Entonces muchas plantas optan por desulfurar el
arrabio fuera del horno, agregándole soda cáustica (Na2CO3).

Síntesis gráfica

A modo de síntesis presentamos las siguientes figuras:

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 13


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 14


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
Convertidores

En los convertidores se realiza el afino o refinación del arrabio. El problema del arrabio es
poseer un exceso de impurezas, tales como C, Si, S y P que lo vuelven frágil y poco adecuado
para su uso.

Se deben eliminar esas impurezas y también para incorporar ciertos elementos beneficiosos
que le otorgan propiedades especiales. Algunos son: Cr, Ni, V, Mo, Co, etc.

Las materias primas para fabricar acero son arrabio y chatarra, además hay que agregar:
ferroaleaciones que contengan los elementos de aleación nombrados, fundentes, y aire u
oxígeno puro. Este último es para lograr reacciones de oxidación, como la siguiente:

‫ ܱܥ‬+ 1/2ܱଶ → ‫ܱܥ‬ଶ

Justamente, esta reacción, demuestra cómo se elimina el exceso de carbono, de modo similar
se elimina Si, Mn, Mg, etc.

Convertidor Bessemer – Thomas

Es el convertidor más antiguo. Fue


inventado en la década de 1850 por Henry
Bessemer y luego mejorado por Thomas en 1877.
Consiste en un reactor que posee un fondo
perforado por el que se insufla aire a presión. La
corriente de aire atraviesa la masa de arrabio
produciendo la oxidación de los metaloides que el
mismo contiene (C, Si, Mn). Los óxidos resultantes
se escorifican o escapan a la atmósfera como
gases.

El calor necesario para mantener el baño


metálico líquido se genera solamente
con las mismas reacciones exotérmicas
de oxidación y escorificación, es decir
que no necesita aporte calórico externo.

Bessemer utilizó un
revestimiento refractario sílico-
aluminoso que luego fue reemplazado
por uno básico (dolomítico) por Thomas.
De esta manera, podía adicionar cal
dentro del convertidor para permitir la
desfosforación y desulfuración. Asimismo
el fósforo utilizado como elemento termógeno beneficiaba el balance térmico del reactor, lo

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 15


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
que permitía la incorporación de pequeñas cantidades de chatarra doméstica, reciclando de
esta manera los desperdicios de la planta.

Sin embargo, debido a su carácter de procedimiento neumático, el inconveniente seguía


siendo el elevado contenido de nitrógeno en el acero obtenido (varía entre 0.01 y 0.02 % de
N), que le confería gran fragilidad y predisposición al envejecimiento, afectando de esta
manera la soldabilidad, aptitud al embutido profundo y deformación en frío.

Se dejó de utilizar en la década del 60’ y fue reemplazado por el convertidor LD.

Horno Siemens-Martin (Open heart furnace)

Es un horno de reverbero. Está formado por un recipiente rectangular con puertas


para combustible y gases en ambos extremos. Estas puertas pueden responder a diversos
diseños, pero en todo caso deben dirigir los gases hacia abajo, hacia la carga o baño del metal.
La llama y los gases calientes pasan por encima del baño y salen por el extremo opuesto del
horno. Los gases de la combustión atraviesan uno o dos regeneradores antes de perderse en la
chimenea; frecuentemente se colocan calderas después de los regeneradores para recuperar
el calor perdido y conseguir la mejor recuperación posible de los productos de la combustión
mediante válvulas refrigeradas con agua y entonces al horno se le calienta desde el extremo
opuesto.

Los hornos Martin-Siemens pueden ser fijos o basculantes, prefiriéndose los últimos
para el afino de arrabios altos en fósforo. Para fabricar aceros de calidad se emplean
generalmente los hornos Martin-Siemens con revestimiento básico, aunque aún se utilizan en
algunos lugares los con revestimiento ácido para obtener aceros de muy buena calidad
partiendo de materias primas muy selectas.

La capacidad de estos hornos oscila de 15 a 200 t de metal. Se calienta con gas, fuel oil
o brea, y las llamas salen primero por un extremo del horno y luego por el otro. Los gases
producidos pasan por recuperadores equivalentes a los empleados en los hornos altos. Cuando

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 16


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
se invierte la marcha de los gases, los recuperadores a través de los cuales han estado pasando
los gases calientes calientan al aire y el gas que entra en el horno, mientras que los situados en
el otro extremo comienzan a calentarse por el paso a través de los mismos gases quemados.

El horno Siemens-Martin tiene la ventaja de eliminar el fósforo, producir


composiciones de acero más exactas y utilizar chatarra, lo cual es cada vez más útil dada la
importancia que ha alcanzado el reciclaje.

Fue desplazado totalmente en la década del 90’ por el convertidor LD y los hornos
eléctricos.

Convertidor LD (Basic Oxygen Steel Making)

Es una versión refinada del convertidor Bessemer – Martin donde la corriente de aire
se reemplazó por oxígeno puro.

Este proceso, surgido en 1952, prácticamente desplazó a los de Bessemer - Thomas y


Siemens Martín. En los procesos previos se oxidaba el baño metálico con oxígeno del aire, y de
los óxidos de la chatarra.

El proceso LD se caracteriza porque emplea convertidores de revestimiento básico


cerrados por debajo, con una lanza vertical que se introduce por la boca del convertidor y por
la que se inyecta oxígeno puro a velocidad supersónica sobre la superficie de la fundición que
se va a afinar.

El oxígeno debe tener presión suficiente para atravesar la capa superficial de escoria.
Se suele usar 10 bar y el consumo es
de aprox. 75 kg de oxígeno por
tonelada de acero. La inyección se
realiza a una altura comprendida
entre 1 y 2 m sobre la superficie del
metal líquido.

De esta forma se logró bajar el


nitrógeno a un contenido entre 0,0020
y 0.0050 %, con lo cual aumentaba su
ductilidad y la facilidad de embutición
demandada por la industria
automotriz para fabricar carrocerías.
Su calidad igualaba a los aceros de
Siemens Martín, pero con mayor
productividad.

Recordemos que el aire es una


mezcla de 4 partes de nitrógeno y 1 de
oxígeno, y al no usar aire, no hay nitrógeno.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 17


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
El crisol tiene forma de mate, con la boca centrada. El cuerpo es de chapa de acero de
30 a 50 mm de espesor. Puede girar 360º. La carga ocupa sólo el 20 % de su capacidad. Las
temperaturas son del orden de 1.700 ºC.

Está revestido con ladrillos refractarios básicos de dolomita y magnesia, que sirven
para la eliminación del P y S.

Sus capacidades están entre 30 y 300 toneladas, la operación dura, según el tamaño,
entre 20 y 45 minutos.

Hornos Eléctricos

Clasificación
Los hornos eléctricos pueden ser de 3 tipos:

 Hornos de resistencia
 Hornos de inducción
 Hornos de arco eléctrico

Para la fabricación de aceros, el horno de arco eléctrico es el tipo más utilizado; le


siguen los hornos de inducción. Los hornos de resistencia no se utilizan debido a las altas
temperaturas involucradas pero si para el calentamiento de otros metales.

Hornos eléctricos de resistencia

Se definen como hornos de resistencia aquellos que utilizan el calor disipado por
efecto Joule en una resistencia óhmica, que puede estar constituida por la carga misma a ser
calentada (hornos de calentamiento directo) o por resistencias adecuadas independientes de
la carga (hornos de calentamiento indirecto), por las cuales circula corriente eléctrica.

Hornos eléctricos de resistencia de calentamiento directo

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 18


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
En los hornos de calentamiento directo, el material se coloca entre dos electrodos (en
contacto directo con ellos), ofreciendo una resistencia al paso de la corriente, y calentándose.
Estos hornos encuentran aplicación generalmente en el tratamiento térmico de metales.

Hornos eléctricos de resistencia de calentamiento indirecto

En los hornos de calentamiento indirecto, el material es calentado por radiación, por


convección y/o por conducción mediante resistencias colocadas de forma adecuada. La carga a
calentar y las resistencias se encuentran contenidas en una cámara aislada térmicamente por
medio de materiales refractarios y aislantes.

Entre las aplicaciones metalúrgicas de estos hornos se encuentran la fusión y


mantenimiento de temperatura de metales, generalmente de bajo punto de fusión (aluminio,
plomo zinc, estaño, cobre, etc.) y el tratamiento térmico de metales.

Los materiales para las resistencias deben poseer, entre otras características, una
elevada resistividad eléctrica, alta temperatura de fusión, y resistencia a la oxidación en
caliente y a la corrosión en el ambiente gaseoso producto de las reacciones químicas en juego.
El tipo de resistencia a escoger para un horno determinado se vincula principalmente a la
temperatura de trabajo de éste. Se tienen:

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 19


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
a) Resistencias metálicas
1. Aleaciones austeníticas. Son aleaciones Ni-Cr-Fe para temperaturas de hasta
850°C, dependiendo de los contenidos de estos elementos.
2. Aleaciones ferríticas. Son aleaciones Cr-Fe-Al (Kanthal, etc.) para temperaturas
de 1100 a 1300°C.

b) Resistencias no metálicas
1. Tubos a base de carburo de silicio para temperaturas de hasta 1500 °C.
2. Silicato de molibdeno para temperaturas de hasta 1700 °C.
3. Grafito y molibdeno (en pastillas, cilindros o granulados en tubos) para
temperaturas de hasta1800°C.

Las resistencias metálicas se utilizan en forma de hilos con diámetros variables de


fracción de mm a unos 6 mm, comúnmente enrollados en forma helicoidal.

Las resistencias no metálicas están constituidas por tubos fijados horizontalmente


entre dos paredes del horno o verticalmente entre el piso y la cubierta.

Hornos eléctricos de inducción

La circulación de la corriente eléctrica en cualquier conductor genera un campo


electromagnético a su alrededor. En el caso que este conductor tenga forma de bobina
(solenoide), el campo electromagnético generado está concentrado y con sentido único en el
interior de la bobina, mientras que en el lado externo tiene tendencia a dispersarse.

Si en el interior de esta bobina existe un núcleo de material metálico, éste será sede de
corrientes parásitas (corrientes de Foucault), las cuales lo calientan. Para evitar que haya
sobrecalentamiento de las estructuras metálicas externas a la bobina por la acción del campo
electromagnético disperso, la bobina es circulada por núcleos constituidos de acero al silicio
que conducen el campo externo evitando su dispersión y actuando como blindaje.

Colocando en el interior de la bobina, un crisol de material refractario con una carga


metálica, se puede aumentar la potencia de la bobina al punto de que las corrientes inducidas
fundan esa carga.

Se puede decir que la bobina actúa como el primario de un transformador y el sólido


metálico en su interior representa el secundario. Las transformaciones de energía en este tipo
de horno son:

o En el primario: de energía eléctrica en magnética.


o En el secundario: de energía magnética en eléctrica y, finalmente, de energía
eléctrica en calor.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 20


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
El calentamiento por inducción utiliza las propiedades del campo magnético para la
transferencia de energía eléctrica en energía calorífica, sin recurrir al contacto directo. La
bobina de los hornos de inducción es de cobre. Se consigue un mayor rendimiento en la fusión
del material, producto del campo eléctrico, cuanto más delgada sea la pared refractaria.
Debido a esto, la bobina debe ser refrigerada internamente con agua. La temperatura de la
bobina no debe pasar los 45 °C, ya que a los 60 °C se favorece la formación de incrustaciones
que tienden a cerrar los canales.

La intensidad de las corrientes inducidas es función de la potencia de la bobina, que a


su vez es proporcional al volumen de material a ser fundido.

La frecuencia de alimentación de la bobina es uno de los parámetros importantes de


los hornos a inducción, cuya definición está íntimamente ligada a la aplicación del horno.

Los hornos de inducción se pueden clasificar por su frecuencia de trabajo, como:

o Hornos de baja frecuencia o frecuencia de línea si esta corresponde a


la frecuencia de la corriente suministrada exteriormente: 50 ó 60 Hz.
o Hornos de media frecuencia: 200 a 10000 Hz.
o Hornos de alta frecuencia: sobre 10000 Hz.

Los hornos de inducción específicamente utilizados para la fusión de metales se


subdividen en:

o Hornos de canal
o Hornos de crisol

Los primeros operan siempre a la frecuencia de la red (50-60 Hz), mientras que los
segundos, en función del tamaño del equipo, de la aplicación y la potencia, pueden ser de baja
frecuencia (50-60 Hz), de media frecuencia (150 a 10.000 Hz) y, en casos muy especiales, de
alta frecuencia (más de 10 kHz).

Hornos de canal

Los hornos de canal se utilizan preferentemente para mantenimiento de la


temperatura de un baño de metal líquido. El principal elemento del horno es un canal cerrado
de revestimiento cerámico, que es llenado con metal procedente del baño del horno.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 21


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

El horno de canal está constituido básicamente por:

o Un inductor compuesto por un núcleo magnético cerrado, una bobina


primaria y un anillo secundario de metal fundido que llena un canal de
material refractario.
o Un cuerpo de horno situado encima o a un lado del inductor cuya
capacidad de metal es netamente superior a la del canal.

El principio de funcionamiento es el mismo de los transformadores eléctricos: el paso


por el primario de una corriente alterna de frecuencia normal produce un campo magnético,
también alternativo, que se canaliza por el núcleo de chapa magnética y da lugar a una
corriente inducida en la espira única de metal fundido. Dicha corriente eléctrica inducida se
transforma en calor por efecto Joule, elevando consiguientemente su temperatura.

Hornos de crisol

Los hornos de crisol no requieren núcleo ni canal con metal fundido, siendo la bobina primaria
tubular, refrigerada y enrollada alrededor del crisol.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 22


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

Este tipo de horno se utiliza con preferencia para la producción de aceros y aleaciones
especiales.

Generalmente son de media o alta frecuencia y el equipo eléctrico requiere de un


motor generador de alta frecuencia, además de un equipo de condensadores para regular la
corriente, junto con un transformador para reducir el voltaje.

En un sistema de fusión inductiva los parámetros que están íntimamente ligados son:

o Material a ser fundido, determinado por el usuario.


o Tamaño del horno, determinado, generalmente, por el tamaño de la
mayor pieza producida.
o Potencia, según la producción por hora necesaria.
o Frecuencia, de acuerdo con los tres parámetros anteriores.

En función de dichos parámetros, el fabricante podrá determinar la mejor combinación


y suministrar el equipamiento más adecuado.

Los hornos de baja frecuencia normalmente son de gran capacidad, de unas 6 a 60 ton.
Con potencias de 1000 a 17000 KW.

Los hornos de media frecuencia varían desde pocos kilogramos (Ej. 2 Kg.) a 10000 Kg.,
con frecuencias entre 200 Hz a 10000 Hz, y potencias desde unos pocos KW (Ej. 3 KW) a 3000
KW o más.

Hornos eléctricos de arco

Clasificación

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 23


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

 Arco directo
 De solera no conductora
 De solera conductora
 Arco indirecto

Principales componentes de la instalación

A continuación, se indican las partes más importantes necesarias para el


funcionamiento de un horno eléctrico de acero:

a) Instalación de alta tensión


b) Transformador de horno y elementos complementarios
c) Sistema de regulación automática de la corriente eléctrica
d) Horno propiamente dicho

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 24


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

Instalación de alta tensión

La energía eléctrica se recibe en las fábricas a alta tensión, generalmente entre 33 kV y


220 kV c.a. A la llegada se dispone, en ocasiones, de una central de transformación fuera de la
acería que reduce esa alta tensión a otra más baja al nivel de distribución de la fábrica, que
suele ser de 13 a 33kV c.a. La instalación posee interruptores automáticos que desconectan la
corriente cuando alcanza valores peligrosos aislando el circuito eléctrico del horno de la red
exterior.

Transformador de horno

En las proximidades del horno se encuentra su transformador con sus elementos


complementarios.

Las entradas de corriente se suelen hacer a 13 o a 33 kV.c.a. La salida tiene tensiones


variables de 80 a 850 V, que son las más adecuadas para el proceso. Por lo tanto se puede
trabajar durante la colada de diferentes tensiones según convenga.

La potencia de los transformadores varía de 1 a 120 MVA, según la capacidad


productiva de los hornos.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 25


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

Dentro de la subestación propia del horno los elementos principales son:

o Los seccionadores de entrada con fusibles, (1) para la instalación


eléctrica del horno y (2) para la puesta a tierra de la línea de entrada.
o El interruptor general (3), de diseño específico para hornos de arco,
que permite un alto número de maniobras de desconexión del horno
en carga. Los dos tipos más utilizados son el interruptor de vacío y el
de aire comprimido, quedando para bajas potencias el interruptor
magnético al aire.
o El transformador de horno (4) para reducir la tensión de entrada (10 a
40kV y muy frecuentemente 30kV) a las tensiones requeridas para el
funcionamiento del horno.
o Es frecuente, en algunos casos, el sistema de protección (5) con
pararrayos autoválulas de ZnO.

A ambos lados del interruptor general (3) se disponen los transformadores de medida
de tensión (6) e intensidad (7) en alta tensión. Asimismo, en el lado secundario del
transformador principal se disponen los transformadores reductores de tensión y de medida
de intensidad (8), cuyas señales van al panel de control y al equipo electrónico de regulación
de electrodos.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 26


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
Por las intensidades muy altas del circuito secundario a tensiones del orden de 1.000 V
y las elevadas tensiones del primario del transformador (normalmente 10 a 40kV pero
pudiendo llegar en ocasiones a 110-220kV), es extremadamente importante cuidar al máximo
los detalles del embarrado y cableado correspondiente para asegurar un funcionamiento
continuo, en muchos casos de 24 horas/día, 7 días/semana.

Sistema de regulación automática

Para conseguir una adecuada marcha de los hornos eléctricos de arco, es fundamental
contar con una correcta regulación de los electrodos. Durante el proceso varía la distancia
entre los electrodos y la chatarra o entre los electrodos y el baño y es necesario disponer de
mecanismos reguladores de esas distancias para conseguir uniformizar la intensidad o la
potencia del arco.

En la actualidad, se utilizan sistemas electro-hidráulicos automáticos de respuesta


rápida. Se procura conseguir una potencia constante en función de la intensidad de corriente y
la tensión.

Horno propiamente dicho

Sus partes principales son: cuba, bóveda, paredes y solera; electrodos y mecanismos
de basculación.

Cuba

La cuba del horno se construye con chapa de acero soldada revestida interiormente
con material refractario. Posee una puerta que en los primeros hornos se empleaba para la
carga de chatarra.

Posteriormente al hacerse la carga por la bóveda, se utiliza para el control de la colada


y agregado de ferro-aleaciones. Los hornos grandes tienen un canal de colada o piquera en la
zona opuesta a la de la puerta de trabajo. Por el canal de colada sale el acero que se cuela en
la cuchara cuando se bascula el horno.

Bóveda, paredes y solera

La bóveda se construye con ladrillos refractarios de formas especiales sobre un anillo


metálico generalmente refrigerado, que luego se apoya sobre la cuba. Suele tener 3 agujeros
simétricos para que pasen a través de ellos los electrodos y en ocasiones, hay otro agujero
para la extracción de gases que van a la instalación de depuración.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 27


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
Todos los hornos de más de 2 t son de bóveda móvil y la chatarra se carga con cesta
por la parte superior. Durante el cargado, se levanta la bóveda con los electrodos y luego este
conjunto gira, dejando la
cuba dispuesta para que
se introduzca la cesta.

Electrodos

Su diámetro varía
desde 60mm para hornos
de 5t hasta 800mm para
hornos de 350t. Su
longitud varía de 2 a 3m y
se usan con otros, a
medida que se van
gastando, por medio de
piezas troncocónicas
roscadas que se colocan
entre cada dos electrodos.

Los electrodos se
sujetan con mordazas de
cobre refrigeradas por
agua, a barras
horizontales.

Mecanismos de
basculación

Cuando se termina
la colada, es necesario bascular el horno para transferir el acero a la cuchara. Se utilizan
mecanismos hidráulicos o electromecánicos que, haciendo girar al horno, permiten que salga
el acero a través del agujero de colada y caiga a la cuchara que se encuentra a un nivel inferior.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 28


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
Ventajas de la utilización de hornos eléctricos

El horno eléctrico ha mostrado una gran adaptación para el consumo de hierro


esponja, por lo que se lo ha ligado a los procesos de reducción directa. Por otro lado, el óptimo
control de la temperatura y del análisis químico lo ligan estrechamente a la colada continua.
Así han surgido en los últimos años, usinas siderúrgicas integrales que se basan en la unión de
los tres procesos: reducción directa, horno eléctrico y colada continua.

Sus ventajas sobre Hornos Siemens y Convertidores:

a) Menor inversión / tn capacidad instalada.


b) Menores gastos de mantenimiento, refractarios y mano de obra.
c) Hasta 80% de mayor rendimiento respecto de un horno Siemens-Martin.
d) Admite mayor flexibilidad en la carga metálica, puede funcionar con 100%
chatarra, presenta mayores posibilidades de afinación y por lo tanto pueden
obtenerse aceros de alta aleación a menor costo.
e) Ocupa menos espacio, no necesita depósito de combustión, hogares ni cámaras
recuperadoras.

Materiales Refractarios

Introducción

Los refractarios son materiales, que en condiciones de servicio resisten elevadas


temperaturas, erosión, abrasión, impacto, ataque químico, acción de gases corrosivos y otras
experiencias no menos recias.

Estos materiales se usan para el recubrimiento de hornos, hogares conductos


chimeneas, etc.; eligiéndose alguno de los materiales existentes, según sean las condiciones
reinantes en determinadas zona.

La mayor parte de los refractarios son materias cerámicas fabricadas con óxidos de
elevado punto de fusión (SiO2, Al2O3, Mg, y Cr2O3). No obstante, el carbón es actualmente un
refractario importante.

Algunos metales, como el molibdeno (Mo) (punto de fusión = 2600°C) y el Wolframio


W (punto de fusión 3400°C) son refractarios y encuentras aplicación en aparatos de
investigación. Incluso estos se pueden fundir en envases de cobre abundantemente
refrigerados por agua, los cuales si bien no están clasificado s como refractarios, ciertamente
los reemplazan.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 29


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
A continuación se indican los puntos de fusión de los óxidos y compuestos más
utilizados en esta industria:

a) Óxidos
1. Sílice (SiO2) 1723 ºC
2. Alúmina (Al2O3) 2050 ºC
3. Cromo (Cr2O3) 2250 ºC
4. Periclasa (MgO) 2800 ºC
5. Zirconio (ZiO2) 2700 ºC
b) Compuestos
1. Espinela (Mg. Al2O3) 2135 ºC
2. Foresterita (Mg.SiO2) 1900°C
3. Mullita (3Al2O3.2SiO2) 1850°C

Clasificación

1) ÁCIDOS: son aquellos que no son atacados por compuestos ácidos, son fabricados por
materias primas sílico –aluminosas.
2) BÁSICOS: son aquellos que reaccionan con escorias ácidas. Su contenido se basa en
magnesita, dolomita, y magnesita -cromo.
3) NEUTROS: son relativamente inertes, tanto las escorias silíceas como calizas. En este
grupo se incluyen los refractarios de carbón, alúmina (Al2O3), Cromita (FeO.Cr2O3) y
Foresterita (2MgO.SiO2)

Existiría un cuarto grupo que es el de los refractarios especiales que son materiales
nuevos, o muy caros, por su pro ceso de fabricación como los de ZiO2 y BeO y se destinan
únicamente para fines de investigación y otros usos aislados, tales como energía atómica, o
tecnología de turbinas de gas.

Propiedades químicas y físicas de los materiales refractarios y breves


explicaciones sobre métodos de control

Para poder escoger el revestimiento refractario adecuado para los hornos, es preciso
conocer con la mayor exactitud posible las características de los materiales refractarios por
una parte y por otra las cargas del material en servicio. Como es imposible llegar al valor ideal
de todas las características, se tiene que ajustar el material refractario a los conceptos de
mayor importancia para su utilización y escogerlo con arreglo a los mismos.

Para determinar las características de los ladrillos y especialidades se hace uso de


diversos métodos de control que en la mayoría de los casos están normalizados.

La relación entre cargas de servicio en hornos industriales y los aspectos


fundamentales de utilización de los ladrillos refractarios viene indicada en la siguiente tabla:

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 30


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

Uso de los materiales refractarios en los distintos hornos

Alto horno

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 31


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

En la zona del tragante, la principal solicitación es la abrasión mecánica. La silimanita


es lo más conveniente para ello.

En el tragante y la parte superior de la cuba, se produce la siguiente reacción (a


temperaturas de 500º C):

2CO → COଶ + C

El carbono se deposita en los poros del ladrillo, se va acumulando y provoca tensiones


que agrietan el mismo.

Para esta zona se utilizan ladrillos sílico aluminosos de 45% Al2O3, con una porosidad
de 18 a 20%.

En la parte inferior de la cuba, vientre y etalaje las solicitaciones principales son:

o Abrasión y corrosión por parte de la escoria y arrabio líquido.


o Corrosión por álcalis (Na2O y K2O)
o Erosión por los gases.

El ataque del álcalis es uno de los efectos más perjudiciales, pues ataca al refractario
formando compuestos diversos, en general de baja refractariedad. Entran en el Alto Horno
como silicatos complejos, en la ganga del mineral y en las cenizas del coque. Penetran en los
poros de los ladrillos como vapores, que se condensan dentro de los mismos provocando la
corrosión del ladrillo. En esta zona se utilizan ladrillos de alta alúmina (90% Al2O3), con muy
baja porosidad (11 a 15%). La tendencia actual es utilizar ladrillos de carburo de silicio, muy
resistentes a los vapores alcalinos, sumado al hecho de tener mu y buena conductividad
térmica. El problema es que se degrada frente a los vapores de H2O, teniendo en cuenta que se
utilizan en la zona de refrigeración. La zona de toberas está sometida a choque térmico. Para
ello lo más conveniente son ladrillos de silimanita.

En el crisol las solicitaciones son:

o Corrosión por escoria.


o Erosión por escoria y arrabio liquido.
o Variación dimensional generada por tensiones térmicas y mecánicas.

Los bloques de carbono son los más adecuados para esta zona, ya que poseen baja
humectabilidad frente a los líquidos, baja permeabilidad, gran estabilidad volumétrica y alta
conductividad térmica.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 32


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
Convertidor LD

El revestimiento de seguridad (para contrarrestar eventuales perforaciones), está


formado por ladrillos de magnesita cocida.

El revestimiento de trabajo debe ser cuidadosamente balanceado, a efectos de


obtener un desgaste homogéneo del mismo.

De esta manera varía la calidad o el espesor de los materiales refractarios utilizados,


en función de las solicitaciones en cada una de las regiones del LD. Hoy en día el
balanceamiento del revestimiento LD se hace exclusivamente por calidad.

• En la zona de impacto, se vuelca el arrabio líquido y la carga


sólida constituida básicamente por chatarra. Por lo tanto el
refractario, se ve sometido primero al impacto y luego a la
erosión por deslizamiento tanto de la chatarra como del
arrabio. Se debe tener en cuenta, que este ultimo al tomar
contacto con el revestimiento, hace que el mismo eleve su
temperatura por encima de los 800º C. El refractario requiere
alta resistencia mecánica por encima de los 800º C. En estas
condiciones, el refractario debe tener un bajo módulo de
elasticidad (E) para absorber los impactos y elevada resistencia
mecánica a temperaturas superiores a los 800º C, para resistir
la abrasión provocada por el deslizamiento de la chatarra. El
refractario más conveniente para ello, es de magnesita cocida
impregnada en alquitrán.

• Debido al basculamiento del convertidor entre colada y


colada, las zonas de los muñones son las que se encuentran
continuamente expuestas a la atmósfera oxidante. Esta
oxidación destruye la matriz del ladrillo, causando su
desintegración. Se suma a ello, el esfuerzo mecánico
transmitido al refractario cuando el convertidor bascula,
esfuerzo éste que es transmitido fundamentalmente por el
muñón traccionado. Ello indica que el refractario debe tener
baja porosidad, baja permeabilidad y bajo modulo de
elasticidad. Normalmente en esta zona, se utilizan ladrillos de
magnesita cocida impregnada en alquitrán. Hoy en día la
tendencia es utilizar ladillos de magnesio –carbono (15% de C)
que son muy resistentes al ataque químico, pero su resistencia
es inferior al de los magnesianos cocidos.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 33


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

Horno eléctrico

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 34


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149

El revestimiento de seguridad de la solera, está constituido por varias filas de ladrillos


de magnesita cocida (95% de MgO).

El revestimiento de trabajo de la solera, está formado por una masa apisonada de


oxido de magnesio (más de 95% de MgO), enérgicamente compactada en varias capas con un
vibrador. La solera se encuentra sometida a las siguientes solicitaciones:

Impacto de chatarra, erosión del acero liquido y ataque de la escoria durante el


basculamiento del horno.

Para que la solera recién constituida no sea dañada durante el primer cargamento, es
necesario tomar los siguientes recaudos:

 Cubrir toda la extensión de la solera con chapas finas.


 Evitar la chatarra pesada en la primera carga.

Durante las cargas subsiguientes siempre se deja un resto líquido, para que sirva de
amortiguante de las cargas posteriores.

En las paredes laterales el ataque de la escoria sigue siendo el responsable del


desgaste de los refractarios, aunque en menor medida que la pared lateral inferior.

También es atacado por los humos provenientes de la aceración, cuyo principal agente
de corrosión es el FeO que transportan. La perdida de material refractario se debe a rajaduras
originadas por el spalling, por las cuales se introduce la escoria y los humos ocasionando su
degradación.

El refractario entonces deberá tener baja porosidad y resistencia al choque térmico.

Por eso las paredes se conforman con ladrillos de magnesita ligada en alquitrán.

La bóveda de un horno eléctrico tiene forma de cúpula y contiene electrodos, para la


salida de humos y en algunos casos, para la carga continua de materias primas. La existencia
de estas aberturas debilita la bóveda.

La bóveda está sometida a: Temperaturas elevadas causada por la radiación del arco,
ataques químicos por parte de la escoria y por los humos y por las tensiones termomecánicas
que ocasiona en enfriamiento repentino, que ocurre cuando se desplaza la bóveda para la
carga, seguida de un calentamiento rápido.

Las bóvedas de los hornos generalmente están conformadas con ladrillos de 70 -85%
de Al2O3 y en el centro de la bóveda se utiliza un hormigón de 90% de Al 2O3 con liga fosfórica.

Una nueva tendencia es la de utilizar ladrillos de magnesia -carbón. Su resistencia a


corrosión y erosión es muy buena, sumada a su gran resistencia al shock eléctrico.

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 35


Universidad Nacional de Cuyo
Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria
Alumno: Cristian González
Legajo N° 3149
Debido a que su conductividad térmica es alta, su vida se puede incrementar,
mediante un enfriamiento intenso desde el exterior con paneles refrigerados por agua, para
reducir la temperatura de la superficie en servicio.

Bibliografía
 Quevron, L.; Oudine, L. “Curso de metalurgia”. 7ma Edición. Ed. Aguilar, S.A. de
ediciones. Madrid, España. Año 1963.
 Barreiro, J.A. “Fabricación de hierro, aceros y fundiciones”. Tomos I y II. Ed. Urmo S.A.
Ediciones. Bilbao, España. Año 1984.
 Barreiro, J.A. “Tratamientos térmicos de los aceros”. Ed. CIE Inversiones Editoriales.
Madrid, España. Año 1997.
 Morral, F.R.; Jimeno, E.; Molera, P. “Metalurgia General”. Tomo I y II. Ed. Reverté.
Barcelona, España. Año 1982.
 Apuntes de la cátedra “Industrias I”. Facultad de Ingeniería de la Universidad de
Buenos Aires.
 www.wikipedia.org

Industrias mineras de base metálica - 2010 Página 36