Anda di halaman 1dari 2

2. Análisis comparativo entre las runas y el psicoanálisis.

El psicoanálisis con el que se puede explicar de alguna manera mejor el

funcionamiento de las runas, es con el psicoanálisis de Carl Gustav Jung, en

donde se afirma la existencia de un inconsciente colectivo en el cual se

tienen registradas una serie de imágenes esenciales, (arquetipos) que son

comunes a todos los individuos de un país o de un momento histórico

concreto.

Los arquetipos se constituyen así en unidades de conocimiento intuitivo que

normalmente sólo existen en el inconsciente colectivo del individuo, y que se

manifiestan en leyendas, obras artísticas, sueños y, por supuesto, en las

runas.

Cuando la mente consciente no contiene imágenes propias, como durante el

sueño, o cuando la conciencia es sorprendida por no estar en guardia, los

arquetipos empiezan a funcionar. En su origen, eran modos primitivos de

pensamiento que tendían a personificar los procesos naturales en términos

mitológicos; espíritus del bien y del mal, hadas y dragones, o bien formas

antiguas de escritura; en donde encontramos diferentes alfabetos

involucrados en donde cada una de las letras contiene un significado propio,

y un nivel energético diferente, como en el caso de las runas.

Cuando se asiste a una lectura de runas, al consultante se le pide que tire

las runas a un paño blanco situado en una mesa; el objetivo de esto, es el de

despertar el inconsciente colectivo de la persona, la cual de esta manera hará

que las runas se acomoden de una manera en concreto, por lo que fácilmente

el lector de las runas, podrá conocer el problema que tiene esa persona en el
momento, su situación pasada, y futura. Cuando se va llevar a cabo una

lectura en específico se le solicita al consultante que vaya sacando una por

una las runas que se irán acomodando de acuerdo a la forma de lectura; aquí

también se despierta el inconsciente colectivo ya que el consultante prefiere

una runa a otra sin conocer el significado consciente de cada una de estas,

de igual manera decide sacarlas de derecho o de revés, permitiéndole al

lector saber si la situación es positiva o negativa según el caso.

Generalmente cuando una persona decide acudir a una terapia

psicoanalítica, va con la finalidad de solucionar un problema específico que

involucra, en todos sus sentidos, llegar a conocerse mejor como persona y

por ende llegar a cambiar ciertas actitudes que están causando conflicto. Al

referirnos a las runas esta motivación también se encuentra en sus

consultantes, ya que como se mencionó con anterioridad, la finalidad de

estás es el poder transmutarnos y realizar una alquimia mental, es decir una

transformación en nuestra manera de pensar; por lo que podríamos decir que

en cuanto a objetivo, el psicoanálisis y las runas buscan lo mismo. En cuanto

al tiempo de duración, podemos decir que el psicoanálisis según la forma de

trabajo de cada terapeuta puede durar de 6 meses hasta 10 años; sin

embargo, cuando se habla de las runas, los lectores de éstas deben saber

que es un método de por vida, ya que de no hacerse así, el lector se estaría

engañando a sí mismo, pues no lograría encontrar una verdadera

transformación mental.