Anda di halaman 1dari 35

Facultad de Psicología

U.N.L.P.

Psicoterapia l
Programa 2010

Flavio Juan Peresson


Profesor Titular
1. Marco Referencial General de la Asignatura

La asignatura Psicoterapia I se encuentra ubicada en el quinto año de la Carrera de


Psicología. Tiene como correlativa previa a la asignatura Psicopatología II, y
comparte su nivel con Psicodiagnóstico, Psicoterapia II, Psicología Preventiva y
Psicología Educacional, de manera que dicha ubicación en la formación de grado, es
inherente a un segmento de la futura y próxima práctica profesional. Su enseñanza
incluye entonces, tanto lo que se refiere a consideraciones de conjunto como a la
especificidad de nociones e instrumentos que se presenta en dicho conjunto.
En tal sentido, cabe señalar la presencia contemporánea de diferentes modelos
psicoterapéuticos que se organizan y proponen en relación con espacios teóricos
generales que sustentan a su vez, diferentes núcleos conceptuales.
Relevamos este estado actual en razón de que la psicoterapia se despliega en una
práctica que podemos considerar – en un sentido más fecundo- como campo
problemático.
Cabe señalar que la demanda social para que la psicoterapia se ejerza (demanda que
suele denominarse conflicto, síntoma, crisis, malestar) resultará frecuentemente más
visible que los paradigmas al que dicha práctica se articula en sus operaciones. Toda
consideración crítica sobre estas operaciones (entendiendo a la crítica como una
disciplina de interrogación y reflexión) deberá partir entonces de la ubicación de
dichos paradigmas y complementarse con observaciones sobre la paulatina
construcción del espacio nocional definido como Psicoterapia.
A su vez, este espacio está referenciado con los diferentes desarrollos y corrientes
que conforman de manera troncal a la Psicología.
Considerando a la Psicoterapia como una práctica propia de la Psicología y por lo
tanto de incumbencia de la misma, su enseñanza no se puede sostener mediante un
discurso teórico cuya hegemonía lo vuelva obturante, pero tampoco puede
establecerse recurriendo a una benevolencia conceptual propia del eclecticismo. De
acuerdo con ello, este programa se propone ubicarse por fuera de ese tipo de
aproximaciones y ocuparse de la Psicoterapia en una perspectiva y dispositivo de
enseñanza que delimite sus puntos fundamentales y caracterice a diversas prácticas
psicoterapéuticas en su relación con los mismos.
2. Objetivos

• Objetivo General
Introducir al alumno en la consideración de la Psicoterapia como la operación de la
cura y promover el contacto con la experiencia inherente a la futura práctica
psicoterapéutica.

• Objetivos específicos
Proporcionar al alumno conocimientos acerca de las concepciones teóricas de las
cuales se desprenden diversas prácticas psicoterapéuticas.

Identificar desde esos modelos teóricos, los puntos fundamentales en los que se
despliega la operación de la cura considerando las dimensiones de análisis tales
como: (estatuto del sujeto, modalidades del sufrimiento psíquico, vínculos
transferenciales, intervenciones, y cura propiamente dicha).

Brindar al alumno herramientas conceptuales que posibiliten una lectura con


autonomía crítica con relación a la diversidad y oferta de prácticas.
Psicoterapéuticas.

Promover en el alumno, mediante la bibliografía, el análisis de una casuística


pertinente; mediante exposiciones docentes alternativas, el acceso al conocimiento
pormenorizado de los diferentes núcleos conceptuales de las Psicoterapias.

Estimular las posibilidades de participación y producción de los alumnos en los


distintos ámbitos, organizando para ello: jornadas de lectura, informes temáticos en
el área de Investigaciones y participación en las actividades de Extensión.
3. Programa de Contenidos

3.1 Organización de los Contenidos

Unidad 1 .

Introducción
Reseña de las conceptualizaciones históricas del sufrimiento humano: locura,
enfermedad mental, anormalidad.
El paradigma fármaco-medico y el enfoque del “trastorno mental”. Normalización y
química.
Otro paradigma: “el malestar en la cultura”, la resistencia y consistencia del
“síntoma”.
El paradigma Psicológico: conducta, hábitos, cognición. Cambio y aprendizaje.

Unidad 2

Lo psicoterapéutico en la historia
Arqueología de lo psicoterapéutico:
La palabra y su efecto “curativo” en la magia. La medicina hipocrática: saber
tecnificado y el arte de curar en silencio, “muta ars”.
El “tratamiento moral” de Pinel. Procedimientos de desalineación.
La importancia del “influjo personal” en la cura, del chaman al psicoterapeuta.
Psicoterapia y sugestión.

Unidad 3

La Psicoterapia moderna
Origen: Charcot por Freud, la hipnosis y la sugestión en el campo de la Medicina. El
poder de la mirada. El trabajo con el síntoma: la supresión.
Constitución: el “caso Freud”: de la neurología a la neurosis mediante lo hipno-
catártico. La palabra y el “falso enlace” en la psicoterapia freudiana. El trabajo con
el síntoma: la interpretación.
Unidad 4

El dispositivo freudiano.
El método del psicoanálisis: la posición del terapeuta, la relación transferencial y la
interpretación. El sujeto del inconciente y la verdad del síntoma.
La finalidad de la cura: del síntoma al fantasma. Los problemas de terminabilidad de
un análisis. Escuela francesa: el fantasma ($-a) y las operaciones terapéuticas;
escuela inglesa: transferencia y regresión; escuela americana: transferencia y
restauración del self.
Psicoanálisis de niños: las dos escuelas y los principios de su abordaje.

Unidad 5
Psicoterapias Breves.
Psicoterapias breves. En su origen dos problemas: relación del psicoanálisis con las
demandas “sociales”, y el dispositivo analítico es privado o público?.
Nociones básicas: preeminencia de lo actual (urgencia o síntoma); la función
“activa” del terapeuta; variabilidad técnica en el abordaje; concepto de “foco”,
encuadre y contrato. Tipo de intervenciones y el estatuto de la transferencia.
Acortamiento del psicoanálisis o tratamientos planificados ?.

Unidad 6

Psicoterapia Sistémica

Psicoterapia sistémica, conceptos básicos: teoría general de los sistemas. Primera y


segunda cibernética. Modelos: interaccional, estructural-estratégico y
constructivista. Algunos autores representativos, S. Minuchin y J. Haley. Posición
del terapeuta: Formas de intervención.

Unidad 7

Psicoterapias Existenciales/ Psicoterapia Gestaltica/Psicoterapia Centrada en el


cliente
Psicoterapias existenciales: Análisis existencial (Ludwig Binswanger), Logoterapia
(Víctor Frankl), Psicología de las Profundidades (Igor Caruso). Fin de la cura: la
búsqueda de “sentido” de la existencial individual. La transferencia entendida como
“influencia recíproca”. La puesta en duda de la “neutralidad del analista”. Las
intervenciones
Psicoterapia Gestaltica: las técnicas de restauración y recuperación (“situaciones
inconclusas y sentimientos inexpresados”); la conciencia (“cognición”) como
resistencia, el terapeuta como acompañante.
Psicoterapia centrada en el cliente: principios de su técnica: empatia, aceptación y
autenticidad.

Unidad 8
Terapias cognitivo-comportamentales
El modelo cognitivo. Antecedentes de las TCC: Conductismo, Neurociencias,
Conexionismo.
TCC: Conceptos fundamentales, Método terapéutico, Casuística. Variedad de la
TCC: Racionalistas: Terapia Racional Emotiva de A. Ellis; Terapia Cognitiva de A.
Beck; Constructivistas: Terapia Cognitivo Estructural de Guidano, Terapia
Cognitivo-narrativa de Gonçalves; Psicoanálisis Cognitivo (E. Kandel, Widlöcher).
3.2 Bibliografía por Unidad temática

Unidad 1.
Foucault, M. Los anormales. F.D.C.E. 2000.
Roudinesco E. ¿ por qué el psicoanálisis?. Paidos, 2000. Capitulos 1 y 2.
Bachelard, J.G. La formación del espíritu científico. Siglo XXI. Palabras
preliminares. Cap. 1.
Samaja, S. El lado oscuro de la razón. JVE Episteme. El lado oscuro del contacto
social y su interés epistemológico, págs. 123.
Sigmund Freud. El malestar en la cultura. Obras completas Amorrortu Editores,
Tomo XXI.
Sigmund Freud. La moral sexual “cultural” y la nerviosidad moderna. Obras
completas Amorrortu Editores, Tomo IX.
Assoun P.L. y otros. Aspectos del malestar en la cultura.. Manantial. 1989.
Soler C. La maldición sobre el sexo. Manantial, 2000.
DSM-IV. Criterios diagnósticos. Masson, 1998.

Unidad 2.
Lain Entralgo P. La curación por la palabra, en la antigüedad clásica. Revista de
Occidente. Madrid 1958.
Levy Strauss, Antropología estructural. EUDEBA, Caps.: El hechicero y su magia,y
la eficacia simbólica, pág. 151.
Foucault, M. Historia de la locura en la época Clásica, FCE. Prologo y El
nacimiento del Asilo.
Foucault, M. El nacimiento de la Clínica. Siglo XXI Caps.: Prefacio y Espacios y
Clases, págs. 1-41.
Esquirol, E. Sobre las pasiones. A.E.N.,2000.
Rustich de Groote, M. La locura a través de los siglos. Bruguera. Caps.: Antigüedad
y Siglo XXI, Pags. 7-29 y 185-231.
Hau F., Maul S. Y Schubert Ch. Crónica de la Medicina. Plaza y Janes Editores.
Caps. Primeras Teorías Médicas y Grecia y la Medicina Europea.
Clavreul J. El orden médico. Argot, 1983.
Peresson F. Reseña y comentarios: "la curación por la palabra…" Ficha.
Peresson F. Tratamientos y métodos terapéuticos en “historia de la locura en la
época clásica”. Ficha.

Unidad 3.
Freud. S. Informe sobre mis estudios en París y Berlín. Amorrortu, Tomo I
Freud S. Tratamiento psíquico (tratamiento del alma). Amorrortu, Tomo I.
Freud S. Fragmentos de la correspondencia con Fliess. Amorrortu, Tomo I..
Freud S. Estudios sobre la histeria. Amorrortu, Tomo II
Freud S. El método psicoanalítico de Freud. Amorrortu, Tomo VII.
Freud S. Sobre Psicoterapia. Amorrortu, Tomo VII.
Chauvelot D. Historia de la histeria. Alianza 2001.
Peresson, F. Un itinerario, el pasaje de la neurología a la histeria (la sugestión, la
hipnosis y la catarsis). Ficha

Unidad 4.
Freud, S. La dinámica de la transferencia. Amorrortu. Tomo XII.
Freud S. Puntuaciones sobre el amor de transferencia. Amorrortu. Tomo XII.
Freud S. Análisis terminable e interminable. Amorrortu, Tomo XVIII.
Freud S. El psicoanálisis silvestre. Amorrortu. Tomo XIX.
Freud S Consejos al médico sobre el tratamiento sicoanalítico. Amorrortu, T. XII.
S. Freud-E.Weiss. Problemas de la práctica Psicoanalítica. Gedisa,1979.
Freud S. Sobre la iniciación del tratamiento. Amorrortu, Tomo XII.
Freud S. Fragmento de un caso de histeria (Dora). Amorrortu, Tomo VII.
Lacan, J. La dirección de la cura y los principios de su poder. Escritos 2. Siglo XXI.
Indart, J., Laurent, E., Godino Cabas, A. y otros, Los poderes de la palabra. Paidós/
Campo Freudiano Caps.: La interpretación en Freud, Pág. 21 La interpretación
después de Freud, Pág. 149.
Miller, J.A. Introducción al método psicoanalítico. Eolia-paidos, 2001.
Peresson, F. Algunas referencias sobre el "método freudiano". Ficha.
Miller J.A.y otros, Efectos terapéuticos rápidos. Paidos, 2005.
Peresson F, Metodología general del Psicoanálisis. Ficha.

Unidad 5.
Deschamps Herscovici y otros. Teoría y Técnica de la Psicoterapia sistémica. Ecua.
1998.
Whiteker C. De la psique al sistema. Amorrortu. 1999. Segunda parte: La
psicoterapia, págs. 41-102.
Sluzki C. Cibernética y terapia familiar. Un mapa mínimo. Sistemas familiares, vol
3, núm 2. 1987.
Watzlavick y otros. Teoría de la comunicación humana. Ed.Tiempo
Contemporáneo.
Minuchin S. Familia y terapia familiar. Ed.Gedisa.
Haley J.: El arte de la terapia estratégica. Ed. Paidos, 2006.
Bertrando P. y Toffanetti D.: Historia de la terapia familiar. Ed. Paidos, 2004.

Unidad 6.
Freud S. Nuevos caminos de la psicoterapia sicoanalítica. Amorrortu, Tomo XVII.
Kesselman H. Psicoterapia breve. Kargierman, Caps. 1,2,3, y 4.
Knobel M. Psicoterapias breves. Paidos, Cap. 4: Psicoterapia. Cap. 7: Psicoterapia
focalizada, Cap. 9: Una técnica de psicoterapia breve.
Kusnetzoff J.C. Psicoanálisis y psicoterapia breve en la adolescencia. Kargieman,
1975.
Fiorini H. Teoría y técnica de psicoterapias. Nueva Visión, 1975.
Fiorini H. y otros. Focalización y psicoanálisis. Ed. Paidos 1999.
Fiorini H. Nuevas líneas en Psicoterapia Psicoanalítica: teoría, técnica y clínica.. Ed.
Acippia. Madrid 2000.
Small L.: Psicoterapias breves. Ed Gedisa, 1978. Barcelona.
Bellak L.: Manual de Psicoterapia breve, intensiva y de urgencia. Ed. El manual
moderno, 1983. México.
Peresson F., Sobre Psicoterapias Breves. Referencias, planteos y autores. Ficha.
Unidad 7.
Fages, J. B.: Historia del psicoanálisis después de Freud. Martínez Roca, S. A. Cap.
11: Psicoanálisis existenciales. Págs. 200-217.
Frankl V.: Psicoanálisis y Existencialismo. F.C.E., Breviarios. Caps: Introducción,
Psicoterapia y Logoterapia. Págs. 7-59.
Frankl V.: El hombre en busca de sentido. .Herder, parte segunda, conceptos básicos
de logoterapia. Págs. 95-128.
May Rollo y otros.: Psicología Existencial. Biblioteca del Hombre Contemporáneo
Frankl V.: La psicoterapia al alcance de todos. Herder Caps.: Introducción, Págs.
189 –196.
Fagan, J.: Teoría y Técnica de la psicoterapia gestáltica. Amorrortu. Primera y
seguna parte.
Perls F y Baumgardner P.: Terapia gestalt. Arbol Editorial. 1989.
Rogers C.: Psicoterapia centrada en el cliente. Paidos, 1972.

Unidad 8.
Keegan E. La terapia cognitiva - Fundamento teórico, aplicaciones y perspectivas
futuras - Ficha
Skinner B.: Las causas del comportamiento. Sobre el conductismo. Ed. Fontanella.
Gardner H.: La nueva ciencia de la mente. Ed. Paidos, 1996.
Laurent E. Las TCC no forman parte del programa cognitivo en Lost in cognition -
El lugar de la pérdida en la cognición. .Ed. Diva. 2005.
Semerari A.: Historia, teorías y técnicas de la psicoterapia cognitiva. Ed. Paidos.
2002.
Beck, A, A. Freeman y otros, Terapia cognitiva de los trastornos de la
personalidad. Ed. Paidos (1990)
4. Evaluación y requisitos de acreditación

Consideramos que la tarea de evaluación debe contribuir a aportar información que


contribuya al conocimiento de lo que sucede en un proceso educativo por parte de todos
los sujetos involucrados, con la finalidad de generar alternativas de mejoramiento de los
mismos.
Por otra parte la acreditación se relaciona con la necesidad institucional de certificar los
conocimientos, está referida a ciertos resultados de aprendizaje que a veces pueden estar
contemplados en los mismos objetivos de aprendizaje, pero que no dejan de ser cortes
artificiales en el proceso de aprender de una persona. Estos cortes artificiales permiten
derivar las calificaciones, lo cuál está relacionado con una necesidad institucional de
respetar ciertos tiempos (semestres) de aprendizaje, más que con una necesidad del
proceso de aprendizaje del estudiante.
Requisitos de acreditación
De acuerdo con el régimen de enseñanza y promoción vigente en la Facultad se
establece:
-Para los alumnos de promoción con examen final:
El alumno considerado regular deberá aprobar las evaluaciones parciales
correspondientes y mantener un porcentaje de asistencia a las Prácticos del 85 %. Se
realizarán dos evaluaciones parciales.
-En el caso de los alumnos “libres” se propondrá una evaluación final en la que
previamente al examen oral, deberán aprobar un examen escrito.
5. Programa de Trabajos Prácticos

5.1 Objetivos
Ampliar y profundizar el contacto del alumno con los recursos y modos de
instrumentación de la operación de la cura que se corresponden con diferentes
prácticas psicoterapéuticas.

Partir del modelo de taller para promover un espacio que facilite las posibilidades
de exploración y producción.

Construir un dispositivo de interrogación que habilite para poner a prueba y situar


las relaciones y dificultades existentes entre proposiciones teóricas y demandadas
de la práctica.

5.2 Modalidad de trabajo


Puntualización de las cuestiones planteadas en clases teóricas, a través del recorrido
de textos ilustrativos, como así también de historiales clínicos correspondientes a
diferentes prácticas psicoterapéuticas.

Relevamiento de puntos problemáticos por medio de una casuística que no


cumplimente las condiciones habituales y/o convencionales, o que se desarrolle en
ciertos ámbitos institucionales.

Acceso y profundización de una práctica psicoterapéutica (seleccionada en cada


ciclo) mediante la concurrencia a las exposiciones que desarrolla el equipo docente
junto con invitados.

5.3 Organización
Las actividades referidas a los trabajos prácticos, serán llevadas a cabo por los
Auxiliares Docentes que integran la asignatura. Las comisiones se dedicarán a la
lectura de textos indicados previamente y al estudio de material clínico ilustrativo.
5.4 Contenidos
El saber y su articulación con la práctica.
Ejes de la práctica psicoterapéutica. Síntoma, relación terapéutica e intervenciones.
Psicoterapia breve, existencial y sistémica, gestaltica, no directiva, psicoanalítica.
Características de su práctica.

5.5 Carga Horaria


Los trabajos prácticos se desarrollarán en el primer semestre. La carga horaria es de
veintiocho horas cátedra, correspondiente a 14 prácticos.
Bibliografía General

Adler, Alfred, El carácter neurótico. Editorial Paidós.


Andolfi M. y otros, Detrás de la mascara familiar. Ed. Amorrortu, 2007.
Andolfi M., Terapia familiar. Un enfoque interaccional. Ed. Paidos, 1991.
Assoun P.L. y otros. Aspectos del malestar en la cultura.. Manantial. 1989.
Bachelard, J.G. La formación del espíritu científico. Siglo XXI
Beck, A, A. Freeman y otros, Terapia cognitiva de los trastornos de la
personalidad. Ed. Paidos (1990)
Beck, A; J. Rush; B.F Shaw y G. Emery, Terapia cognitiva de la depresión,
Bellak L.: Manual de Psicoterapia breve, intensiva y de urgencia. Ed. El manual
moderno, 1983. México.
Bertrando P. y Toffanetti D.: Historia de la terapia familiar. Ed. Paidos, 2004.
Bleger J, Psicología de la conducta. C.E. A.L.,1969.
Breaier, Eduardo, Teoría y técnica de las psicoterapias breves. Paidós.
Brück, C. y otros, La cura de psicoanálisis. Temas Nº10. Edit. La Campana.
Brück, C., Psicoanálisis ¿ Psicoterapia? Edit. Tekne.
Canghilem, George, Lo normal y lo patológico, Siglo XXI.
Chauvelot D. Historia de la histeria. Alianza 2001.
Clavreul J. El orden médico. Argot, 1983.
Cohen V. y otros, Pulsión y agalma en la transferencia. Ed. Kliné.
Deschamps, y otros, Teoría y técnica de la Psicoterapia sistémica, ECUA.
DSM-IV. La entrevista Clínica. Tomo I Edit. Masson.
Esquirol, E. Sobre las pasiones. A.E.N.,2000.
Fagan, J.: Teoría y Técnica de la psicoterapia gestáltica. Amorrortu.
Fages, J. B.: Historia del psicoanálisis después de Freud. Martínez Roca, S. A
Ferenczi, Sandor, Perspectivas del Psicoanálisis, Espasa Calpe.
Fiorini H. Nuevas líneas en Psicoterapia Psicoanalítica. Ed. Acippia. Madrid 2000.
Fiorini H. Teoría y técnica de psicoterapias. Nueva Visión, 1975.
Fiorini H. y otros. Focalización y psicoanálisis. Ed. Paidos 1999.
Fiorini H., el campo teórico y clínico de las psicoterapias psicoanaliticas.
Ed.Tekne, 2006.
Foucault, M. El nacimiento de la Clínica. Siglo XXI
Foucault, M. Historia de la locura en la época Clásica, FCE.
Foucault, M. Los anormales. F.D.C.E. 2000.
Frankl V.: El hombre en busca de sentido. .Herder,
Frankl V.: La psicoterapia al alcance de todos. Herder
Frankl V.: Psicoanálisis y Existencialismo. F.C.E., Breviarios.
Frankl, Victor, La voluntad del sentido, Herder.
Freud S, Consejos al médico sobre el tratamiento sicoanalítico. Amorrortu, T. XII.
Freud S. Análisis terminable e interminable. Amorrortu, Tomo XVIII.
Freud S. El malestar en la cultura. Obras completas Amorrortu , Tomo XXI.
Freud S. El método psicoanalítico de Freud. Amorrortu, Tomo VII.
Freud S. El psicoanálisis silvestre. Amorrortu. Tomo XIX.
Freud S. Estudios sobre la histeria. Amorrortu, Tomo II
Freud S. Fragmento de un caso de histeria (Dora). Amorrortu, Tomo VII.
Freud S. La moral sexual “cultural” y la nerviosidad moderna. Amorrortu Editores,
Tomo IX.
Freud S. Nuevos caminos de la psicoterapia sicoanalítica. Amorrortu, Tomo XVII.
Freud S. Puntuaciones sobre el amor de transferencia. Amorrortu. Tomo XII.
Freud S. Sobre la iniciación del tratamiento. Amorrortu, Tomo XII.
Freud S. Sobre Psicoterapia. Amorrortu, Tomo VII.
Freud S. Tratamiento psíquico (tratamiento del alma). Amorrortu, Tomo I.
Freud S. y Weiss E., Problemas de la práctica psicoanalítica. Gedisa, 1979.
Freud, S, Nuevas lecciones de introducción al psicoanálisis, Ed. Amorrortu.
Freud, S. La dinámica de la transferencia. Amorrortu. Tomo XII.
Freud, S., Correspondencia con Wihem Fliess. Carta del 21/09/1897.
Freud, Sigmund, Obras Completas. Biblioteca Nueva o Amorrortu, Editorial.
Freud. S. Informe sobre mis estudios en París y Berlín. Amorrortu, Tomo I
Gorbato, Viviana, Los competidores del diván. Espasa Hoy.
Haley J.: El arte de la terapia estratégica. Ed. Paidos, 2006.
Hartman, Heinz, La psicología del Yo. Fondo de Cultura Económica.
Hau F., Maul S. Y Schubert Ch. Crónica de la Medicina. Plaza y Janes Editores
Heidebreder, E., Psicologías del siglo XX. Paidós.
Indart y otros, Los poderes de la palabra, Paidós. Campo Freudiano.
Jung, Carl G, Recuerdos, sueños, pensamientos. Seix Barral.
Keegan E, Contribuciones del modelo cognitivo al tratamiento de los trastornos.
Ficha.
Keegan E. y Korman G. El papel de las creencias en la teoría y la terapia. Ficha.
Kesselman H. Psicoterapia breve. Kargierman,
Knobel M. Psicoterapias breves. Paidos.
Kusnetzoff J.C. Psicoanálisis y psicoterapia breve en la adolescencia. Kargieman,
1975.
Kriz J, Corrientes fundamentales en psicoterapia. Ed. Amorrortu, 2007.
Lacan, J. La dirección de la cura y los principios de su poder. Escritos 2. Siglo XXI.
Lacan, Jacques, Escritos 1 y 2. Siglo XXI Editores.
Lacan, Jaques: Seminario La Ética Psicoanalítica. Paidos.
Lacan, Jaques: Seminario Los escritos técnicos de freud. Paidos.
Lagache D, La unidad de la Psicología. Paidos, 1985.
Lain Entralgo P. La curación por la palabra, en la antigüedad clásica. Revista de
Occidente. Madrid 1958.
Levy Strauss, Antropología estructural. Ed. EUDEBA.
Ludewing, K., Terapia sistémica, Herder.
Mannoni, O., Freud y el descubrimiento del inconsciente. Nueva Visión.
May Rollo y otros.: Psicología Existencial. Biblioteca del Hombre Contemporáneo
Mayer, Richard, El futuro de la Psicología cognitiva. Alianza Psicología.
Miller J.A. La respuesta del psicoanálisis a la terapia cognitivo-comportamental.
Ficha.
Miller, J.A. Introducción al método psicoanalítico. Eolia-paidos, 2001.
Miller J-A y otros, Efectos terapéuticos rápidos. Ed . Paidos, 2005.
Miller, J-A, Dos dimensiones clinicas, síntoma y fantasma. Ed. FdelCF, 1983.
Miller, J-A, Acerca del S.S.S. Ed. EOL Paidos, 2000.
Miller, J-A, La transferencia negativa. Ed. Tres Haches, 2000.

Minuchin S, Calidoscopio familiar. Ed. Paidos , 1985.


Minuchin S, Familia y terapia sistémica. Ed. Gedisa, 1987.
Nardone G. y Watzalwick P. El arte del cambio. Herder.
Peresson F. Reseña y comentarios: "la curación por la palabra…" Ficha.
Peresson F. Tratamientos y métodos terapéuticos en “historia de la locura en la
época clásica”. Ficha.
Peresson F., Psicoterapias existenciales. Para una introducción. Ficha.
Peresson F., Puntualizaciones sobre “el nacimiento de la clínica” de M Foucault.
Ficha.
Peresson F., Sobre Psicoterapias Breves. Referencias, planteos y autores. Ficha.
Peresson F., Un recorrido por el método. Ficha.
Peresson, F. Algunas referencias sobre el "método freudiano". Ficha.
Peresson, F. Un itinerario, el pasaje de la neurología a la histeria (la sugestión, la
hipnosis y la catarsis). Ficha
Perls, Fritz, Terapia Gestalt. Arbol Editorial.
Rogers C.: Psicoterapia centrada en el cliente. Paidos, 1972.
Roudinesco E. ¿ por qué el psicoanálisis?. Paidos, 2000.
Ruiz R., Ideas para el estudio de la organización psíquica. Ed. UNLP, 1999.
Rusdtich de Groote, M. La locura a través de los siglos. Bruguera.
Freud S.-E.Weiss. Problemas de la práctica Psicoanalítica. Gedisa,1979.
Safouan, Mustapha, La palabra o la muerte. Edic. de la Flor.
Salama, Héctor, El enfoque Gestalt. Edit. Manual Moderno,
Samaja, S. El lado oscuro de la razón. JVE Episteme.
Sauri, Jorge, Las histerias. Ediciones Nueva Visión.
Schnake, Adriana, Los diálogos del cuerpo. Cuatro Vientos, Editorial.
Schnitman, D, Prigogine, I. Nuevos paradigmas. Cultura y subjetividad. Paidós.
Semerari A.: Historia, teorías y técnicas de la psicoterapia cognitiva. Ed. Paidos.
2002.
Small L.: Psicoterapias breves. Ed Gedisa, 1978. Barcelona.
Soler C. La maldición sobre el sexo. Manantial, 2000.
Soler, C. y otros, Diversidad del síntoma. EOL.
Vegh Isidro y otros, La salud de los enfermos. Temas º12, Edic. Cátedra
Psicoterpia 1 y La Campana.
Watzlavick y otros. Teoría de la comunicación humana. Ed.Tiempo
Contemporáneo.
Watzlawick, P., El ojo del observador, Gesdisa.
Whitaker, Carl, De la psique al sistema. Amorrortu Editores.
White. Robert. La psicoterapia. Editorial escuela.
PSICOTERAPIA I
PROGRAMA DE TRABAJOS PRACTICOS
-2010-

1er Práctico. El padecimiento psíquico y su terapéutica en la cultura


S. Freud : “ El Malestar en la Cultura “: Cap. II, IV y V

2do.Practico. Paradigma farmacológico/Paradigma de la palabra


E. Rudinesco: “ Por qué el Psicoanálisis?” Cap. I y II

3er Práctico. La psicoterapia: los fundamentos del “moderno tratamiento


anímico”.
F. Peresson : “Fundamentos Teóricos”
S. Freud : “ Psicoterapia, tratamiento por el espíritu”.
Historiales: “Emmy y Catalina”. Anna O. e Isabel von R

4to Práctico. La terapéutica Psicoanalítica. Principios.


S. Freud : “ Iniciación del tratamiento” y “ Consejos al médico”.
S. Freud : “ Análisis fragmentario de una histeria”.

5to. Practico. Transferencia e interpretación.


S. Freud: “Dinámica de la Transferencia”, “Observaciones sobre el amor
de Transferencia” y “Recuerdo, repetición y elaboración”.
S. Freud : “ Construcciones en el análisis”.

6to. Practico. Primer parcial

7mo Práctico. Psicoterapia Breve. Fundamentos, primeros lineamientos.


Focalización y elasticidad técnica.
H. Fiorini: “Teoría y técnica de Psicoterapia”: Cap. II
”Psicoterapia dinámica breve, aportes para una teoría de la técnica”, pag. 21a 48;
Cap. IV: “El concepto de foco”.
Fiorini y otros: “Focalización y Psicoanálisis”: capítulos:”Exploración de la situación”,
“Reglas técnicas de complementariedad: presencia-ausencia” y “Modalidades de
focalización en Psicoterapia”.

8vo Práctico. Psicoterapia breve. Conceptos de: Crisis, situación, Efectos


terapéuticos rápidos.
Fiorini H.: “Nuevas líneas en psicoterapias psicoanalíticas: teoría, técnica y clínica”: un
caso clínico.
Cohen V: "Donde eso era, algo tiene que decir". Ed. Kline. Caso clinico.
D¨Angelo L., Terapias breves versus efectos terapéuticos rápidos. Ed. Paidos. Caso
clinico

9no Práctico. Psicoterapia sistémica. Fundamentos.


C. Sluzki : Revista “Sistemas familiares”, vol. 3 , Nº 2
( 1987):“Cibernética y terapia familiar. Un mapa mínimo”.
C. Des Champs y otros: “Teoría y técnica de la Psicoterapia Sistémica”:
Introducción “Los padres de la terapia sistémica”
C. Des Champs: Cap. “La clínica del cambio”

10mo.Practico. Psicoterapia sistémica, escuelas y modalidades de intervención.


Revista Mosaico N° 11 FEAT (Federación Española de Asociaciones
De Terapia de Familia).Entrevista a C. Colapinto.
Umbarger Carter C.: “Terapia familiar estructural”:
Primera parte, Cap. 1, 2 y 3.

11mo.Practico. Terapia Cognitiva-comportamental.


Keegan Eduardo: “La terapia cognitiva. Fundamento teórico,
aplicaciones y perspectivas futuras”. Ficha.
Ruiz Sanchez J.J. y Cano Sanchez J.J.: Caso: “Tratamiento de una
fobia”. Ficha
Krawchik y otros: Caso “Terapia comportamental cognitiva en un caso de TOC
severo con diagnóstico de esquizofrenia”.Ficha.
Laurent E.: Las TCC no forman parte del programa cognitivo en “Lost in cognition”- El
lugar de la pérdida en la cognición. Ed. Diva.

12mo.Practico. Psicoterapia existencial


J.B.Fages: “Historia del Psicoanálisis después de Freud”,
cap. 11“Psicoanálisis existenciales”.
V. Frankl: “Conceptos básicos de logoterapia” y “El hombre en busca
de sentido”

13 Practico. Segundo parcial,


. Fundamentos teórico-epistemológicos
Las psicoterapias hoy
Si nos propusiéramos realizar un reconocimiento de las intervenciones sicocurativas en
un primer acercamiento al tema, a la manera de vuelo de pájaro, nos encontraríamos con
que la serie de las psicoterapias son una sumatoria de intervenciones o de
procedimientos, de técnicas o métodos tan diferentes entre si, tan disímiles en lo que
hacen a sus fundamentos como así también a los fines buscados por cada uno, que
resulta poco menos que imposible encontrar algún criterio o principio ordenador que
nos permita una clarificación de esta serie.

Quizás una caminata aeróbica (y todas sus variantes posibles), o diversos ejercicios de
relajación, la gama de técnicas de autoconocimiento, la variedad siempre en aumento de
los “grupos de autoayuda”, como así también “los ejercicios” que resultan de la
reconversión de milenarias prácticas orientales, más terapias florares, aromáticas,
lúdicas. Estos son algunos de los abordajes que suelen aparecer como ofertas
sicocurativas junto con acciones terapéuticas dirigidas a grupos o masas, o a parejas o a
familias… cerquita nomás de las sicoterapias breves con o sin objetivos, de la
diversidad de los llamados procesos correctores, de las sicoprofilaxis, o del propio
psicoanálisis. Más las psicoterapias centradas en el cliente (Carl Rogers), como así
también las psicoterapias guestalticas (Fritz Perls y otros), psicoterapias existenciales, la
logoterapia (V. Frankl), psicoterapia transpersonal, respiración holotrópica de S. Grof;
las psicoterapias cognitivas, entre las cuales podemos encontrar a la cognitiva- analítica,
a la conductual, como también a la racional emotivo-conductual de A. Ellis; las
psicoterapias sistémicas constructivistas y construccionistas. Psicoterapias para niños,
adolescentes. Abordajes específicos para la tercera edad, psicoterapias de apoyo, de
esclarecimiento, de orientación, sin olvidarnos de la musicoterapia, de la arteterapia o
de las técnicas de emdr (“movimientos oculares para la desensibilización y
reprocesamiento”) de la Dra. F. Shapiro…

Con el agregado último: el requisito de lo presencial, de alguna manera algo común en


todas ellas, el estar ahí como condición de posibilidad de lo psicoterapéutico está dando
paso a que la consulta y el tratamiento pueden, ahora, realizarse “in absentia et effigie”,
o sea vía on-line.
Variedad, abundancia, ofertas para todos los gustos y bolsillos

Si la psicoterapia fuese un campo de prácticas, debería serlo como tal por la pertinencia
de algunos procedimientos llamados o definidos como psicoterapéuticos: un saber
fundado, compartido por los oficiantes, sobre los métodos a utilizarse, definiciones
precisas y claras sobre el objeto a tratar, es lo menos que debería ofrecer cualquier
campo de prácticas.

Entonces quisiéramos destacar que este posible campo, para nosotros una serie, se
presenta mas caracterizado por la diversidad, por la variedad, siempre abierto a la
novedad.

Esta diversidad muestra que los fines buscados por cada procedimiento tanto se oponen
como se contradicen unos con otros, “alivio”, “confianza en si mismo”, “autoestima”,
“pensar en positivo”, “estar mas relajado”, “resolver un síntoma”, “energía positiva”,
“conocerse más en profundidad”, “desestresarse”, “cambiar de posición”.

Avancemos un poco mas, si nos referimos a los orígenes de cada una de los
procedimientos “psicoterapéuticos” vamos a encontrar que algunos se sitúan dentro de
la racionalidad científica, otras en cambio exactamente por fuera de esos parámetros,
algunas hacen siempre presente que comenzaron con algún acto de iluminación, ni por
fuera ni por dentro de la razón científica, sino en el horizonte de la espiritualidad.

Tampoco encontramos un denominador común si nos referirnos a los procedimientos


que hacen a la legitimación de sus prácticas, o a la verificación de sus resultados, dado
que muchos procedimientos se afianza en actos y procesos de iniciación, otros en el
reconocimiento de sus pares (la recuperación y reconversión suele ser signo de
legitimación en los abordajes de lo que algunos llaman, “patologías de borde”, otros
“neurosis sin transferencia” y muchos llaman “nuestros males de época”). Para algunos
la legitimación también se obtiene observando y cumpliendo normas institucionales, y
en algunos casos en el acceso paulatino a cargos en organizaciones.

Esto nos llevaría a sostener un criterio ordenador: la relación entre diferentes prácticas
se caracterice por su absoluta incongruencia. Entonces podemos destacar que no hay “la
psicoterapia”, no tenemos una practica unificadora que sea el resultado de una
articulación rigurosa de nociones y métodos que hubieran condensado en un marco
teórico unificante.
Estos son nuestros interrogantes:
Que las fundamenta, quien las legitima, quien las demandan
El sujeto contemporáneo
El estado
El mercado de bienes
El dinero como significante absoluto
Las instituciones profesionales

saberes, paradigmas
Frente a este estado de situación un planteo a hacerse, que creemos necesario, consiste
en indagar en los criterios epistemológicos, en las conceptualizaciones teóricas, y en la
evaluación de los resultados, en algunas de las conceptualizaciones que mas se implican
en la problemática psicoterapéutica, por lo tanto nuestro primer acercamiento consistirá
en explorar algunas conceptualizaciones y saberes que quizás conformen verdaderos
paradigmas que fundamentan a cada Psicoterapia.

El discurso medico (“muta ars”)


curar en silencio
La consideración que vamos a hacer, está referida a lo que los griegos llamaban “tekhné
iatriké”, lo que muchos autores consideran que fue el primer oficio técnico que se
separa de ese conjunto de saberes que fue la Filosofía, que es la Medicina.
Es necesario tener presente lo que se denomina el “corpus hipocrático”, tanto como
corpus teórico y como conjunto de procedimientos. Pero Hipócrates no solo esta ligado
a su “corpus…”, sino a un enunciado, que tiene características determinantes en
Occidente en lo que hace a la problemática de “la cura”, y que esta referido a que esta
tekhné (técnica) se funda a partir de este principio: “muta ars”, arte muda, un nuevo
oficio que reduce el lugar de la palabra..
Esta primera tekhné se funda a sí misma como arte sin palabras, como práctica técnica
en silencio, sobre todo se propone silenciar la palabra del enfermo..
Vamos a poner una especial atención a una de las consecuencias provocadas por esta
medicina como “arte muda”, dado que todo lo que fue relevante hasta Hipócrates en el
arte de curar, la eficacia de la palabra, de la catarsis y de la magia, caen de su estatuto de
medios eficaces.
saber del órgano
La segunda consideración que vamos a hacer atañe al “saber médico”, este se basa, no
en un sujeto que habla de lo padece, sino en lo que los médicos suponen que es un
lenguaje intrínseco de los órganos, natural de los órganos: Si la mirada médica sitúa un
lenguaje que es propio del órgano, como si el propio órgano tuviera inscripto una
gramática, una gramática inscripta naturalmente, lo que se logra es borrar
paulatinamente al enfermo. La medicina pasa a ser una disciplina que trata órganos
enfermos, y no a sujetos enfermos, mas aun todo lo que el enfermo pueda decir sobre su
enfermedad, todo lo que pueda relatar y contar sobre su sufrimiento se transforma en un
obstáculo para el saber medico, dado que el enfermo interfiere la relación despejada que
el médico necesita tener con el órgano.
Si la cura es posible, en primer lugar esta dada, por el saber que se extrae del órgano, y
por lo tanto esta debe ser “muta ars”.

Comenzaba a trabajar como psicoterapeuta, hacía poco que se había recibido, por
entonces compartía su lugar de trabajo con un médico obstetra, cada cual tenia su propio
consultorio, pero compartían la sala de espera: Un día una mujer, que estaba en la sala
de espera junto con embarazadas, parturientas, a la que el joven terapeuta no recordaba
de haberla citada pregunta por el, este le dice entonces que pase al consultorio. El joven
terapeuta trata de acomodarse …en su sillón, la mujer se sienta en el flamante diván y
sin pronunciar palabra, se levanta las polleras y muestra sus piernas.
Recuerda el joven terapeuta que le produjo un doble impacto... no sabía que decir, no
sabía que mirar.., desconcertado atina a preguntarle que le pasa, ella lo mira confundida
y le dice si el no era uno de esos médicos que hacen tratamientos modernos, y haciendo
un esfuerzo le habla de retiros menstruales, de hinchazón de piernas, desgarramientos
varios, várices, etc.
La anécdota viene a que si el joven terapeuta hubiera sido médico, como esta mujer
suponía, no hubiera necesitado que ella le hablara, porque hubiera mirado el lenguaje de
los órganos y a partir de lo visto hubiera sabido.

la psiquiatría, manicomio y curas morales


Otra consideración tiene que ver con un texto de M. Foucault que se llama “Historia de
la locura en la época clásica”, que es del año 1964, trabajo que fue la tesis doctoral de
Foucault, que además de ser doctor en filosofía , tiene también el título de Psicólogo.
Me interesa este texto particularmente porque Foucault muestra como la locura se
transforma en enfermedad mental, y como la enfermedad mental tiene su interlocutor,
diría tiene su Amo Absoluto que es el Psiquiatra. El personaje que se encuentra ahí es
Pinel, que ha pasado a la historia ligado a una escena que fue muy resaltada por el
humanismo moderno, porque la pintura lo muestra a Pinel en una escena liberando a los
locos de sus cadenas reales, apartando a los locos de los vagabundos, los pobres, los
desahuciados, que eran hasta ese momento sus compañeros de reclusión.
Pinel es él que le “inventó” al loco su propia morada. El manicomio es más que una
casa, es un tratamiento. Este es el momento de la psiquiatría que también se caracteriza
por haber puesto en funcionamiento una serie de “tratamientos morales” para el enfermo
mental.

Lo interesante de Pinel es que produce una reafirmación del enunciado primero de la


medicina: la psiquiatría priva de la palabra al loco, y es importante también porque la
palabra del psiquiatra se transforma en orden, en mandato.
Nuestros puntos de interés:
Órgano sin sujeto
Eliminación sintomática
Clasificación y orden
Química y neuronas

desde el psicoanálisis (“talking cure”)


El psicoanálisis ha generado un espacio que habilita el ejercicio de la psicoterapia; no
quiero decir que el psicoanálisis ha generado el espacio que habilita el ejercicio del
psicoanálisis, porque eso apuntaría a centrarnos en como el psicoanálisis fundamenta su
propia eficacia, sino que lo destacable es que el psicoanálisis fundamenta el ejercicio de
la psicoterapia, sean psicoanalíticas o no.

en el principio era el verbo


El propio Freud relata el caso de una paciente tratada por uno de sus maestros, Breuer
alrededor del año 1880, se llamaba Anna O, lo que allí se menciona es el uso de una de
las primeras técnicas que adopta Freud que es la hipnosis con catarsis, tampoco hay que
olvidar del nombre que le pone la paciente a su tratamiento: “cura por la palabra” Este
tipo de tratamiento (que es anterior al psicoanálisis propiamente dicho) es un
tratamiento que se basa en el relato, se basa en aquello que la paciente puede rememorar
acerca de un padecimiento que va tomando la forma de un síntoma relatado.

el charcot de freud
Nuestro punto de partida es presentar la siguiente hipótesis: las psicoterapias modernas
tiene, a nuestro entender, un punto claro de inicio que es la hipnosis de Charcot. La
psicoterapia moderna en tanto tratamiento diferenciado, como una intervención que
tiene eficacia sobre el padecer psíquico, tiene su punto de inicio en la hipnosis de
Charcot. La hipnosis de Charcot debe entenderse como una condensación de dos
experiencias del joven Freud, su transferencia con Charcot y el valor que una técnica
adquiere por esa misma transferencia. Entonces hay un Charcot freudiano y otro para la
Psiquiatría francesa.
La hipótesis de inicio debe completarse de la manera siguiente: … si bien se inician con
la hipnosis de Charcot, la psicoterapia moderna se funda con Freud.

Se suele decir que Charcot sostenía, mas en privado que en público, que la anatomía
patológica había planteado ya todo, y que por lo tanto no tenía nada nuevo que decir
sobre la enfermedad histérica. Charcot realiza esta práctica, centrada en la hipnosis, en
la Salpetriere, uno de los templos médicos de la época, pero quedan dudas si es una
práctica que se ajusta al canon médico. Por otra parte Charcot destaca la importancia del
“acontecimiento” en la provocación del ataque histérico, y el “acontecimiento” tiene
que ver con la relación del sujeto con sus circunstancias de vida, esa eficacia traumática
no es de la biología, no es el resultado de la lesión del órgano.
Para Freud, Charcot tiene una práctica que esta mostrando un límite de la Medicina, en
la medida que adquiere importancia el “acontecimiento” como causa del síntoma
histérico, y que por otro lado se comprueba la eficacia de la “hipnosis” en la
reproducción/eliminación del ataque histérico. Ambas hechos, uno referido a la causa de
la histeria y el otro referido a un posible tratamiento del síntoma, cuestionan a lo
“anatomopatológico”, a los “nervios enfermos o dañados”, a las “migraciones uterinas”,
toda una serie de nociones y conceptos que conforman el saber medico de la época.
La hipnosis y el “acontecimiento” en la histeria no son dos hallazgos destinados a hacer
la historia de la Psiquiatría, si en cambio son el punto de partida fundamental para
Freud. La Psicoterapia moderna se funda solo a partir de lo que Freud revisa de la
práctica de Charcot, y lo que es extraordinario en esta revisión, es que Freud no propone
solamente otra práctica terapéutica, sino que funda una teoría del psiquismo humano
(quizás la única teoría con que contamos aún), que podríamos denominar teoría del
Sujeto del Inconciente, de la cual se desprende una forma de intervención terapéutica.

“el moderno tratamiento anímico”


Algún tiempo después de las primeras experiencias de Freud, en las cuales a venido
combinando la búsqueda del acontecimiento, ya definido como trauma, con la
utilización de la hipnosis (combinando con la sugestión y la catarsis) en el tratamiento
de los síntomas, encontramos en un texto de 1890, ”tratamiento psíquico (tratamiento
del alma)”, la presentación primera de lo que entiende por tratamiento psíquico. De ese
trabajo queremos destacar la siguiente afirmación: “ tratamiento psíquico quiere decir,
mas bien, tratamiento desde el alma …un recurso de esa índole es sobre todo la palabra,
y las palabras son, en efecto, el instrumento esencial del tratamiento anímico”.

Este texto propone algunos principios (nuevos y necesarios) para definir a un


procedimiento como psicoterapéutico, (entiéndase no medico):
a-la relación terapéutica es parte de la cura (la influencia y la expectativa enlazan en la
cura a sus protagonistas, este principio será tematizado a partir de la noción de falso
enlace hasta la noción de neurosis de transferencia)
b-lo anímico influye y afecta lo orgánico, (“los signos patológicos, no provienen sino de
un influjo alterado de su vida anímica sobre su cuerpo”)
c-la cura es por y mediante la palabra (“son el instrumento esencial del tratamiento
anímico”)
d-el neurótico no es un órgano enfermo
-limites del método hipno-sugestivo (“…el moderno tratamiento anímico…para la lucha
contra la enfermedad pondrá en manos de los médicos los medios y caminos para una
intelección mas honda de los procesos de la vida anímica”)
e-el tratamiento del síntoma es psicoterapia
Esta enumeración de lo que llamamos principios, que no pretende agotar los sentidos
del texto mencionado, es de una enorme trascendencia para el armado de las distintas
psicoterapias que fueron apareciendo a lo largo del siglo xx. A nuestro entender no hay
psicoterapia que no se reconozca en algunos de estos enunciados.

Por otra parte el psicoanálisis no es solo una original teoría sobre el psiquismo humano,
quizás la mas pertinente de todas, sino que es una referencia a un método que se impone
por una singular eficacia. Para muchos investigadores de la teoría psicoanalítica lo
“revolucionario” de este saber reside en una practica, el psicoanálisis como análisis, que
llega a roer lo real del síntoma, allí donde los avances farmacológicos solo logran, a
veces, enmudecerlo.
Nuestros puntos de interés:
a-la relación entre el terapeuta y el neurótico es parte del tratamiento
b-la psicoterapia permite que el padecimiento se transforme en síntoma
c-el síntoma es interpretado, no eliminado
d-lo psíquico se constituye mas allá de la conciencia

el saber psicológico
Lo que siempre hemos encontrado en los estudios psicológicos eran consideraciones
referidas a un tratamiento psicológico experimental de ciertas funciones del aparato
psíquico, es decir, lo que se tomaba eran ciertas funciones de la personalidad, se las
sometía a lo que se entendía como un riguroso esquema de variables, para de esa
manera poder estudiar algunas características de la percepción, de la memoria, del
aprendizaje, de la atención, etc; pero digamos que ese pasaje hacia el padecimiento, el
sufrimiento, o lo sintomático siempre nos a costado encontrarlo planteado, …. por lo
menos en esos términos.

Veamos que encontramos haciendo un recorrido por algunos autores clásicos de la


psicología.
En P. Guillaume nos encontramos con una primera referencia a cual es el objeto de la
Psicología, nos dice que desde la etimología la palabra psicología remite a estudio o
ciencia del alma. Según el autor esta definición alude a un pensamiento metafísico (que
es el alma, cual es su esencia, como es en tanto diferente al soma), remite a un tiempo
en que Psicología y Filosofía tenían algo en común.
conciencia y comportamiento
Guillaume nos dice que la Psicología moderna parte de: como se observan los hechos de
la vida mental, y una investigación sobre sus condiciones.
En cuanto a los métodos, señala que el primer método de la Psicología fue la
introspección, que la define como la observación del sujeto por el sujeto mismo, el
resultado que se obtiene es la conciencia de cierta vivencia. A este primer
procedimiento, la introspección, lo llama método subjetivo.
El método mas actual, llamado método objetivo, se sustenta en la observación, observar
a otros seres como objetos, lo observado son conductas o comportamientos.
En un caso tenemos la conciencia de lo vivido en el otro el comportamiento en
situación.

Así presentado parecen métodos divergentes, pero hay una convergencia posible desde
lo que el autor denomina la “Psicología Moderna”, en la medida que esta plantea que los
estados de conciencia solo son comunicables mediante el lenguaje, y el lenguaje,
afirma, es comportamiento.
Por eso el objeto del método subjetivo, la conciencia de un estado anímico, solo es
accesible en la medida que esa conciencia se hace parlante, cuando la conciencia
comunica, lo que allí se encuentra es una conciencia dicha por el lenguaje. Si el
lenguaje es un comportamiento este puede ser observado como cualquier otro
comportamiento. Por lo tanto acá ya estamos en la dimensión de lo observable, requisito
para el pleno despliegue del método objetivo.

Nuestro autor dice que los hechos psicológicos siempre están en relación: estados de
conciencia, comportamientos y”modificaciones orgánicas”
Rescatamos esta frase “ya se definan los hechos psicológicos como estados de
conciencia (met. subjetivo) o de comportamiento (met. objetivo) siempre están en
relación directa con modificaciones orgánicas. (que se describen mediante la
investigación fisiológica) ……”
De esta manera parece componerse el objeto de la disciplina, el se integra con:
conciencia, comportamiento y lo orgánico. Asimismo se diferencian unidades
separables para su estudio y experimentación, de esta manera presenta a las nociones de
instintos y tendencias, de sensaciones de placer y displacer, lo intelectual y lo afectivo,
emociones y sentimientos, la memoria, la percepción y sus bases fisiológicas…
Los escritos de Guillaume, minucioso al extremo, repasa funciones: desde los instintos a
la conciencia, desde los hábitos a los complejos comportamientos sociales, pero no
encontramos ninguna referencia a lo que interesa en nuestra investigación, los posibles
aportes de la Psicología a los métodos de tratamiento del sufrimiento humano, ya sea
catalogado como trastorno, síntoma, o enfermedad.

método clínico en psicología


Un autor de libros clásicos sobre psicología fue Luís Maria Ravagnan, en su libro
“Introducción a la Psicología” del año 1965, se ocupa en 225 paginas de presentar los
temas clásicos de los estudios psicológicos. Hay 6 páginas dedicadas al “método clínico
en psicología”.

Sostiene que el método clínico “se deriva de una concepción de la personalidad y la


conducta (según los lineamientos de D. Lagache)…”, y agrega “pretende estudiar (a
través del examen psicológico) a todas las circunstancias que puedan afectar al sujeto y
determinar sus comportamientos..., coincide con los lineamientos de una psicología de
las diferencias individuales... se rebela contra los criterios tipologicos y estadísticos…”
“.este método difiere de todos los métodos que tienen enfoques parciales, pero acepta lo
que hay de válido en cada uno...”

Propone una nueva perspectiva cuando sostiene que la Psicología, “parte del concepto
de unidad psíquica…toma al sujeto en situación a través de aproximaciones (noción de
Lagache, nos dice nuestro autor)...estudia al sujeto en su totalidad y en una situación,
por eso es un método holistico.”

Luego puntualiza sobre los alcances y limites de este enfoque, “..como el método
clínico se aplica al estudio de las conductas anormales, es evidente su relación con la
sicopatología y la psiquiatría…”. A continuación nos aclara: “la sicopatología se ocupa
de ordenar, clasificar a los síntomas buscando estableces cuadros y la psiquiatría se
ocupa de la cura”.
Daría la impresión que el método clínico tiene como límite toda intervención sobre el
padecimiento o sufrimiento, y que por otro lado estudia y examina en profundidad las
manifestaciones que tienen lugar en la conducta.

Nos resulta de interés esta posición del método clínico (el autor plantea que lo novedoso
del método es una posición distinta frente al sujeto), indaga pero no trata, examina y
comprende en profundidad pero no interviene. Como es posible una operación de
conocimiento en profundidad de un sujeto sin afectarlo?

la conducta y su cura
Sin embargo algo hacia la Psicología en sus experiencias de laboratorio, había animales
que eran objeto de experiencias, la rata de Squiner o el perro de Pavlov, allí se organiza
una Psicología que empieza a buscar las técnicas para modificar conductas. Los
Psicólogos en sus laboratorios llevan adelante distintas experiencias que podríamos
considerarlas como una suerte de clínica psicológica de laboratorio con animales, estos
como sujetos de esa clínica.

La conducta y el reflejo condicionado son dos perspectivas de investigación que entre


otros fines sirven para sacar conclusiones sobre la estructura de la conducta y también
de que manera se la puede modificar, estimular, o cambiarla.

El Psicólogo norteamericano J. B. Watson, personaje polémico si los hay, es


considerado el padre del conductismo, en su libro “el conductismo” explica
pormenorizadamente de que se trata su enfoque. En la edición que examinamos nos
encontramos con un prologo de otro afamado Psicólogo de la época, Emilio Mira y
López, quien afirma: “Watson y Freud han destronado a la conciencia como objeto y
campo de la psicología….”
Tan tajante afirmación anuncia que algo nuevo hay bajo el sol psicologico.

Watson refiere al año 1912 como comienzo sistemático del conductismo, este comienzo
lo protagoniza el mismo, explica que se propuso aplicar al estudio del hombre los
procedimientos experimentales que se aplicaban al estudio de los animales
Nos dice que hasta la aparición del conductismo (cuyo objeto de estudio es la conducta)
el discurso psicológico era dominada por las escuelas de la introspección, estos plantean
que el objeto de estudio de la psicología es la conciencia. Menciona la gran influencia
que ejerció William James.
A la conducta la define como aquello que en el sujeto es observable, “por que no hacer
de lo que podemos observar el verdadero campo de la psicología?. Podemos observar la
conducta…”.
La misma tiene dos condiciones necesarias: el estimulo y la respuesta. Los estímulos
son incondicionados (naturales, innatos) y los condicionados son aquellos que son
adquiridos, aquellos que se aprenden.
Los estímulos condicionados producen las conductas mas complejas, estas conductas se
integran y organizan en hábitos. En relación a estos, el autos, se plantea su permanencia
y su transferencia, en otras palabras como un condicionamiento, uno mas de los tantos
que son posibles, perdura, de la misma forma se pregunta como una conducta producto
de l condicionamiento no solo se hace permanente sino también como se desplaza y da
lugar a otras conductas.
Como cambia lo que es permanente, problema interesante.

El alcance del condicionamiento: “todo órgano de reacción del cuerpo es factible de


condicionamiento, dicho condicionamiento ocurre en toda la vida adulta… desde el
instante del nacimiento (y antes también)… casi toda esta organización se efectúa por
debajo del nivel de verbalisación “.
La ultima frase del párrafo debe entenderse: sin que intervenga la conciencia, y de
manera coherente con estas afirmaciones dice que el psicólogo conductista, para llegar a
conocer la conducta, necesita estudiar el cuerpo humano: SNC, glándulas, músculos.
A las nuevas respuestas que aparecen por los condicionamientos las llama respuesta
emocional condicionada, es, nos dice, “una forma de reflejo condicionado”. Rescata al
psicólogo ruso Pavlov como investigador del reflejo condicionado.

Uno de los planteos centrales que formula Watson en su obra es el siguiente: “hasta que
punto podemos modificar la conducta por el entrenamiento (condicionamiento)?”.
Este interrogante nos resulta de mucho interés para nuestra investigación.

Define a la personalidad de esta manera: “la personalidad no es sino el producto final de


nuestro sistema de hábitos “
Abre la perspectiva del tratamiento o cura de la personalidad: “el análisis sobre
principios conductistas era duradero y constituye una profesión, una ciencia necesaria
para la sociedad a la que debe colocarse al mismo nivel que la clínica y la cirugía. Por
análisis entendemos la sección transversal de la personalidad…este debe ser el
equivalente al diagnostico. En combinación con el debe practicarse el
descondicionamiento y luego el condicionamiento, procesos que constituirán la parte
curativa”. Aclara que se trata de generar nuevos hábitos, pero lo destacable es que
propone un método para cambiar o modificar conductas, el metodo del
condicionamiento es, nos dice, curativo.
No deja de afirmar que no hay enfermedad mental, (“la mente es una abstracción
metafísica”), lo que si se encuentra son trastornos de la personalidad, conflicto de la
personalidad, trastornos de conducta. Entonces la personalidad cambia en tanto
desaprende y aprende (descondicionamiento y condicionamiento)
Nuestros puntos de interés:
a-modificar la conducta por el entrenamiento (condicionamiento y
descondicionamiento)
b-desaprender y aprender
c-el método de condicionamiento

la gestal y el cambio
La “teoría de la forma”, es el nombre con el cual se identifica a una serie de estudios
que tienen su epicentro en Berlín en 1910, y cuyos primeros investigadores fueron
Wertheimer, Koffka y Kohler. La misma fue considerada una clara superación de las
teorías asociacionistas y elementaristas; su noción de gestalt, forma o configuración,
abrió nuevas perspectivas en el estudio de la percepción, de la conducta y del “campo
psicologico”.
Nos interesa rescatar a uno de sus seguidores, al Psicólogo Kart Lewin, alguien que
reconociéndose gestaltista introduce modificaciones significativas en relación a las
primeras formulaciones de la Escuela de Berlín, particularmente queremos detenernos
en algunas cuestiones que se encuentran expresadas en el enfoque que denomina
“microsociologico”.
Dice Lewin: “….es necesario considerar a la situación con todas sus implicaciones
sociales y culturales como un todo concreto, dinámico. Ese análisis debe ser gestaltico
porque una situación social, como una situación psicológica, es un todo dinámico. Esto
significa que un cambio que afecta a una parte de la situación implica una
modificación del conjunto”
El individuo, situación psicológica, no se puede comprender sino es en función de las
situaciones sociales que lo rodean y viceversa.
Lewin consideraba que es a partir del enfoque microsociologico como se podrían lograr
cambios de actitudes, en este sentido los pequeños “grupos-testigo” eran el dispositivo
adecuado para disparar cambios en lo social.
La técnica, de esta acción transformadora, Lewin la llamo “seminario”, o “laboratorios
sociales” o” workshops”

Para continuar es necesario destacar dos nociones.


a-totalidad dinámica, es todo conjunto de elementos interdependientes tales como la
personalidad, los grupos las instituciones…
b-campo social se refiere a las totalidades dinámicas coexistentes o “instaladas” en lo
social.
El método de Lewin consiste en una investigación del campo social, (recordemos que se
refiere a las totalidades dinámicas instaladas) esto le permite construir un “esquema
topológico de la personalidad”, especie de mapa-guía de la organización estructural y
dinámica del yo y del sujeto en situación.

Resulta importante distinguir tres nociones del autor que hacen a la dinámica del campo
social:
-constancia social
-resistencia al cambio
-cambio

Habiendo expuesto algunas de las nociones básicas de K. Lewin podemos plantear esta
consideración: para obtener un cambio de actitud, no basta un cambio en las
condiciones objetivas o subjetivas, sino que es necesario modificar las fuerzas que
componen el campo social, o dicho de otra manera es necesario actuar o intervenir
sobre “la dinámica situacional”

De que se trata el cambio?, significa el paso de los hábitos “cristalizados” a la


“descristalizacion” de los mismos. Lewin ha conjugado la acción, la transformación, la
experimentación en su método, que denomina “investigación activa” (action research),
este método permite transformaciones en la dinámica situacional y al mismo tiempo
poder investigar la transformación misma.
Nuestros puntos de interés:
a-Las técnicas para el cambio de actitudes, de hábitos
b-Los procesos de transformaciones, de lo cristalizado a lo descristalizado
c-El método de laboratorio social

Tres enfoques, tres perspectivas, tres discursos o hasta se podría decir tres Paradigmas,
entendiendo a este ultimo según como lo define T.S Kuhn: “considero a estos (los
paradigmas) como realizaciones científicas universalmente reconocidas que, durante
cierto tiempo, proporcionan modelos de problemas y soluciones a una comunidad
científica”. Una comunidad de trabajo, instituciones de investigación y enseñanza, una
manera de plantearse los problemas y las soluciones.

Psicología, Psiquiatría, y Psicoanálisis tres maneras de plantear la enfermedad y la cura,


y lo que va de uno a lo otro: la terapéutica.
Tres maneras que se distinguen por conceptualizaciones diferentes, prácticas e
instituciones distintas, y tres oficiantes que se legitiman en ámbitos diversos.

Esta presentación parte de tomar en cuenta lo que se podría definir como las posiciones
iniciales y básicas de cada uno de ellos, pero que a nuestro entender contienen algunas
invariantes que se mantienen en el tiempo, a pesar de los desarrollos que a posteriori le
dieron otra densidad y complejidad a cada Paradigma.

Tenemos una terapéutica psicológica que se distingue por el cambio, entendido como
proceso de aprendizaje, ya sea que el cambio consiste en la experiencia del insght o el
descondicionamiento de conductas

Tenemos una terapéutica siquiátrica que se base en el fármaco para el órgano, como así
también en las adecuaciones morales que requiere cada época
Tenemos una terapéutica psicoanalítica, que atiende al síntoma y su interpretación, al
uso de las variaciones transferenciales, a la puesta en función del sujeto que sabe mas de
lo que dice. Diferenciamos acá lo que podríamos denominar “el análisis” en el sentido
estricto del termino, dado que a mi entender este apunta a algo más allá de la terapéutica
del síntoma, este mas allá fue planteado por Freud como una revisión de los fantasmas
originarios para encontrar como se ha fijado el neurótico frente a la castración, J. Lacan
sostiene que del tratamiento del síntoma debe decantar el fantasma del sujeto ($-a) para
posibilitar una revisión del mismo, dando lugar a algo nuevo en la vida del sujeto; la
transferencia es resistencia y motor, o estructura en la cual aparece en acto la realidad
del inconciente posibilitando la puesta en funcionamiento del Sujeto Supuesto Saber.