Anda di halaman 1dari 12

Naturaleza y técnica

Naturaleza y técnica www.bayercropscience.com La pega pega o amor de hortelano (Galium aparine) es una maleza
Naturaleza y técnica www.bayercropscience.com La pega pega o amor de hortelano (Galium aparine) es una maleza

www.bayercropscience.com

La pega pega o amor de hortelano (Galium aparine) es una maleza anual muy exten- dida que en las explotaciones agrícolas puede llegar a ocasionar pérdidas en el rendimiento de la cosecha y a dificultar de forma considerable la recogida de la misma. Si no se impide que crezca, los tallos pueden alcanzar una altura de 1,2 metros. Esta maleza prospera de tal forma que tapa las plantas cultivadas adyacentes y las ahoga literalmente.

Una de las peculiaridades de esta maleza es que se agarra a la ropa y al pelo de las personas y los animales que pasan rozán- dola. La razón de su adherencia se puede averiguar examinando con cierto deteni- miento la morfología de las hojas, los tallos y las semillas: todos están recubiertos de unas cerdas con puntas en forma de gancho.

Una vez más, la técnica ha aprendido de la naturaleza y ha desarrollado, a partir de este modelo, los cierres de velcro que se usan en ropa, zapatos y bolsos (el nombre genérico español procede del nombre de la empresa que los comercializó). Estos cierres constan de dos bandas de nailon; una de ellas está dotada de ganchos, en tanto que la otra tiene lazos en los que se engarzan esos ganchos. Ejerciendo una ligera presión sobre las dos bandas, se quedan rápidamente pegadas y no se separan.

CORREO

CORREO

La Revista de Bayer CropScience para la Agricultura Moderna 2/04

Bayer: 90 años de experiencia en el tratamiento de semillas

Operación Avena Loca:

la solución a un problema creciente de la agricultura australiana

Para qué las plantas necesitan la luz solar

La fusariosis, un problema mundial

Naturaleza y técnica www.bayercropscience.com La pega pega o amor de hortelano (Galium aparine) es una maleza
Bayer CropScience subraya su compromiso con la biotecnología vegetal Foro internacional fomenta el diálogo científico L

Bayer CropScience subraya su compromiso con la biotecnología vegetal

Foro internacional fomenta el diálogo científico

La demanda de alimentos, forrajes y modernas fibras textiles en el futuro sólo se podrá cubrir con ayuda de la biotecno- logía vegetal. Esta es la afirmación del Dr. Bernward Garthoff, miembro del Consejo Directivo de Bayer CropScience AG y responsable de la investigación y desar- rollo en la empresa. «Bayer CropScience tiene un compromiso para con la biotec- nología vegetal, cuyos objetivos actuales son mejorar la calidad de los productos agrícolas y producir en las plantas produc- tos completamente nuevos y de alto valor. Como ejemplos se pueden citar desde los plásticos por ingeniería biológica hasta los productos farmacéuticos elaborados por plantas,» enfatizó Garthoff durante el segundo foro científico anual de Bayer CropScience, enfocado a «Biotecnología en agricultura: modelando el futuro» y que se celebró el 17 de septiembre del 2004 en Gante (Bélgica). Asistieron al foro más de 150 científi- cos de renombre, delegados de las indus- trias alimenticia y textil, autoridades y representantes de los medios de comunica- ción. Los participantes de 18 países dife- rentes apreciaron la oportunidad de inter-

cambiar opiniones y experiencias con sus pares internacionales. Bayer CropScience ha instituído al Foro de la Ciencia para cultivar el diálogo cien- tífico y promover la discusión abierta entre todas las partes involucradas. El foro de este año se celebró conjuntamente con la inauguración oficial del nuevo centro de innovación para biotecnología vegetal de Bayer CropScience en Gante. El Prof. Friedrich Berschauer, presidente del Consejo Directivo de Bayer CropScience AG, subrayó la importancia de la estrategia de Bayer en materia de biotecnología vege- tal: «La biotecnología vegetal tiene el potencial para abrir áreas de comercializa- ción completamente nuevas que redefini- rán totalmente el enfoque y percepción del mercado actual. Algunos de los proyectos actuales son novedosos productos a base vegetal para la salud, nutrición, fibras y otros usos industriales que cubran la demanda para nuevas soluciones usando recursos renovables». El Prof. David Baulcombe, del Centro John Innes (RU), pronunció la conferencia inaugural, que trató sobre la interferencia por ARN, una técnica que, según se ha des-

cubierto recientemente, ocurre de forma natural en las células. Como complemento a esta ponencia, varios investigadores de Bayer ilustraron en qué forma esta tecnología se emplea actualmente como valiosa herra- mienta en biología molecular para descu- brir productos que sirvan para la protec- ción de cultivos y mejora de los mismos. Los participantes fueron unánimes al considerar que los aspectos de seguridad de las nuevas tecnologías son un impor- tante factor que han de tener en cuenta todos los involucrados en estas innovacio- nes. El Dr. Herman Koëter, de la Autoridad Europea de Seguridad Alimenticia, trató este asunto desde la perspectiva de la regu- lación europea. El algodón sirvió como ejemplo para presentar los diversos aspectos involucra- dos en el crecimiento, producción y mejora de un cultivo agrícola. Diversos expertos, tanto de la empresa como de otros entes, discutieron sobre posibles vías y métodos para aplicar la bioingeniería vegetal a un cultivo y la infinidad de oportunidades que ofrece esta tecnología para crear benefi- cios palpables. El Prof. Berschauer esta- bleció claramente el objetivo de la empresa

de un debate abierto y estructurado sobre los aspectos científicos, económicos, sociales y éticos de la biotecnología vegetal. Citando sus propias palabras, «estoy con- vencido de que el diálogo abierto con la opinión pública y con los grupos de interés es uno de los requisitos clave que nuestra industria ha de cumplir para impulsar la biotecnología vegetal y para hacer más transparente su gran potencial de innova- ción.» El Foro de la Ciencia se celebró un día después de la inauguración en Gante (Bélgica) del nuevo centro de biotecnolo-

Bayer CropScience subraya su compromiso con la biotecnología vegetal Foro internacional fomenta el diálogo científico L

El Dr. Bernward Garthoff, miembro del Consejo Directivo de Bayer CropScience AG

Bayer CropScience subraya su compromiso con la biotecnología vegetal Foro internacional fomenta el diálogo científico L

El Prof. Dr. Friedrich Berschauer, presidente del Consejo Directivo de Bayer CropScience AG

Bayer CropScience subraya su compromiso con la biotecnología vegetal Foro internacional fomenta el diálogo científico L

El Prof. David C. Baulcombe, del Centro John Innes, Reino Unido

Bayer CropScience subraya su compromiso con la biotecnología vegetal Foro internacional fomenta el diálogo científico L

Científicos y delegados de la industria alimenticia y textil y representantes de los medios de comunicación atendieron al foro científico en Gante.

Bayer CropScience subraya su compromiso con la biotecnología vegetal Foro internacional fomenta el diálogo científico L

Más de 150 visitantes asistieron a las diversas presentaciones.

  • 2 CORREO 2/04

Bayer CropScience subraya su compromiso con la biotecnología vegetal Foro internacional fomenta el diálogo científico L
Bayer CropScience subraya su compromiso con la biotecnología vegetal Foro internacional fomenta el diálogo científico L

gía vegetal de Bayer. Se trata del mayor y más moderno centro de investigación de la división Biociencias, y está destinado a desarrollar biotecnología vegetal y semillas. Junto con otros centros de investigación situados en Francia, los Países Bajos y Alemania, así como con numerosos otros puntos repartidos por todo el mundo, desa- rrolla soluciones para la agricultura, la nutrición, la salud y los biomateriales basados en plantas. La división Biociencia de Bayer CropScience juega un papel global en la investigación, desarrollo y comercializa- ción de semillas y soluciones derivadas de las modernas técnicas de semillería y bio- tecnología. Las actividades principales del grupo se centran en el ámbito de semillas convencionales y en cultivos agrícolas mejorados genéticamente. La unidad New Business Ventures se dedica a actividades de investigación para desarrollar solucio- nes vegetales innovadoras destinadas a mercados generales. Biociencia invertirá unos 85 millones de Euros en investigación y desarrollo durante el año 2004 para impulsar su cartera de innovaciones en este ámbito.

  • 4 La fusariosis, un problema mundial

  • 8 Bayer: 90 años de experiencia en el tratamiento de semillas

  • 11 Oberon ® : El nuevo insecticida/acaricida de aplicación foliar

  • 14 Finale ® : simplemente seguro

  • 18 Operación Avena Loca: la solución a un problema creciente de la agricultura australiana

  • 21 Para qué las plantas necesitan la luz solar

Bayer CropScience subraya su compromiso con la biotecnología vegetal Foro internacional fomenta el diálogo científico L

Publicación de: Bayer CropScience AG, Monheim / Redacción: Dr. Georg Priestel, Bernhard Grupp / Respon- sable del contenido: Dr. Georg Priestel / Contenido en cola- boración con: R. Heazlewood, M. Matamoros, J. Oeser / Responsable de la presentación y producción: Bernhard Grupp / Boceto: Xpertise, Langenfeld / Litografía: Medien- haus AUFDERHÖHE GmbH, Solingen / Impresión: Broer- mann, Troisdorf / Se permite la reproducción indicando la procedencia / Señas de la redacción: Bayer CropScience AG, Corporate Communications, Alfred-Nobel-Str. 50, 40789 Monheim, Alemania, FAX: 0049-2173-383454 / Website: www.bayercropscience.com

Limitación de responsabilidad

Este impreso contiene afirmaciones basadas en las supo- siciones actuales y previsiones hechas por la administra- ción de Bayer CropScience AG. Diversos riesgos conocidos y desconocidos, incertidumbres y otros factores pueden llevar a diferencias materiales entre los resultados reales consolidados a futuro, situación financiera, desarrollo o desempeño de nuestra compañía matriz, Bayer AG, y los estimados dados aqui. Estos factores incluyen aquellos discutidos en los reportes públicos de Bayer AG enviados a la Bolsa de Valores de Frankfurt y a la Comisión de Bolsa y Valores de los EE.UU (incluyendo la Forma 20-F de Bayer AG). Ni Bayer AG como tampoco Bayer CropScience AG asumen ninguna responsabilidad de ninguna especie por la actualización de estas previsiones futuras o por su con- formidad con hechos o desarrollos futuros.

2/04 CORREO

3

La fusariosis, un problema mundial

La fusariosis de los cereales es una de las enfermedades más peligrosas y de mayor resonancia del mundo, que afecta especialmente a las regiones trigueras de los Estados Unidos, Canadá, Argentina, Australia y Europa.

Desde comienzos de la década de 1990 se ha producido un notable incremento de las infecciones por Fusarium. Los cambios en los procesos de producción agrícola — por ejemplo, la tendencia a labranza reducida — han incrementado el riesgo de incidencia. Este desarrollo negativo fué fomentado paralelamente por la mayor participación de cereales en la rotación de

  • 4 CORREO 2/04

cultivos y por la expansión de las siembras de maiz. Las fusariosis pueden afectar al tallo del cereal, a las hojas y a las espigas. Los hongos más dañinos son Fusarium graminearum y F. culmorum, que parasitan las espigas. Por su capacidad de producir micotoxinas, pueden limitar considerablemente la aptitud del grano para la elaboración de alimentos y forrajes.

Las micotoxinas, perniciosas para personas y animales

Las fusariosis de la espiga ocasionan, por un lado, una reducción del peso medio del grano, acompañada por una menor pro- ducción de grano por espiga. Por otro lado, afectan el poder germinativo de la semilla. Como consecuencia, pueden producirse

La fusariosis, un problema mundial La fusariosis de los cereales es una de las enfermedades más

pérdidas de hasta un 50% del rendimiento. Además,en el trigo se ve perjudicada la calidad de panificación y en la cebada, la aptitud cervecera. Aún más importante es la capacidad de Fusarium de producir micotoxinas, es decir, sustancias metabólicas producidas por el hongo que ya en pequeñas cantidades resultan tóxicas para seres humanos y ani- males y pueden ocasionar daños irrepara- bles en el organismo. Entre las toxinas más importantes pro- ducidas a campo por Fusarium en los cul- tivos de cereal se cuentan el nivalenol (NIV) y el deoxinivalenol (DON), que se dan especialmente en trigo y en triticale, así como la zearalenona (ZEA). El trigo duro (Triticum durum) se ve especialmente afectado, la cebada y el centeno son menos susceptibles.

Síntomas: la palidez de las espigas

Uno de los síntomas de las infecciones por F. graminearum y F. culmorum es la coloración amarillenta que adquieren algu- nas espiguillas y otras partes de la espiga. En el raquis se ven manchas de color pardo violáceo. Dependiendo de las condiciones climáticas particulares en cada caso, en la base de cada espiguilla y en el nacimiento de las barbas se acumulan esporas de color anaranjado a rosado. Los síntomas de infección pueden variar ligeramente de un tipo de cereal a otro, según se trate de trigo, triticale, avena, centeno, cebada de verano o de invierno.

Infecciones por conidios y ascosporas

En invierno, los hongos sobreviven en el campo principalmente en forma de coni- dios y ascosporas sobre restos aún no des- compuestos de plantas muertas (p. ej., paja y rastrojo). Junto con las conidiosporas, que se transmiten por salpicadura de hoja a hoja hasta llegar a la espiga, la afección más importante de la espiga se debe a las ascosporas de F. graminearum, que se transmiten por acción del viento. Las ascosporas maduran en peritecios sobre restos de materia orgánica que cubre el suelo. Cuando los peritecios maduran y revientan, lanzan las ascosporas al exterior. En condiciones atmosféricas húmedas y frescas, la multiplicación de esporas en las hojas superiores puede darse también de

La fusariosis, un problema mundial La fusariosis de los cereales es una de las enfermedades más

forma asintomática. Como la capacidad de vuelo de las ascosporas es limitada, el conta- gio proviene principalmente del propio lote. Para que las hifas infectivas puedan penetrar en la planta, es preciso que ésta haya llegado al sensible estadio de flora- ción al producirse el vuelo de las esporas. Entre las vías de infección más importan- tes están las anteras, el artejo apical y la cara interna de la gluma. Cuando ya se produjo la infección, el hongo se va exten- diendo por el raquis. Con alta presión de infección, el patógeno llega a interrumpir con su entramado de micelio el transporte de nutrientes a las partes más altas de la espiga. Así se produce una esterilidad par- cial o total de las espiguillas.

Las condiciones climáticas y el potencial de inoculación deter- minan la presión de infección

El cultivo anterior, la labranza, la elec- ción de variedades, las condiciones climá- ticas y el uso de fungicidas son los factores más importantes para la incidencia de

fusariosis. En este complejo, el cultivo anterior y la labranza influyen directa- mente sobre el potencial de inoculación. De las condiciones climáticas y del poten- cial de inoculación dependerá la presión de infección que podrá originar una infección en la espiga. Además, dicha presión está también en función de la susceptibilidad de las plantas (estadio de desarrollo en que se encuentren y resistencia) y del efecto del fungicida empleado. Especialmente favorable para el conta- gio son las condiciones atmosféricas de humedad cambiante al comienzo de la fase de espigado. Las especies de Fusarium peligrosas, a temperaturas de más de 20 °C precisan al menos entre 24 y 40 horas de humedad para prosperar. Pero si el trigo está en fase de floración, bastan precipita- ciones de entre 3 y 5 mm así como tempe- raturas mínimas de entre 16 y 18 °C para tener un alto riesgo de infección. Las exi- gencias de cada especie de Fusarium varían especialmente según sus requeri- mientos térmicos (F. culmorum, 16-18 °C; F. graminearum, 20-22 °C). Condiciones de

Expansión de F. graminearum dispersión por acción del viento salpicaduras de lluvia transmisión a larga distancia
Expansión de F. graminearum
dispersión por
acción del viento
salpicaduras
de lluvia
transmisión
a larga distancia
transmisión a corta
distancia
conidiosporas
colonización
sistémica:
posible, aunque
rastrojos de
muy rara
maíz
2/04 CORREO
5
multiplicación intermedia
asintomática
Factores que influyen en la presentación de fusariosis madurez y con baja humedad del grano. •
Factores que influyen en la presentación de fusariosis
madurez y con baja humedad del grano.
• Protección de cultivo / uso de fungicidas:
Influencia de tratamientos T2 sobre la producción
de micotoxinas (Trigo de invierno 2003)
Cultivo previo
Condiciones atmosféricas
Micotoxinas
-
precipitaciones
contenidas en
-
humedad del aire
cereales y productos
-
temperatura
derivados
el tratamiento de semillas y la aspersión
de hoja y espiga con productos adecua-
dos (principios activos tebuconazole y
prothioconazole) reducen la presión de
infección.
Fusarium spp.
DON (n=5)
(n=4)
% actividad
+ T3 – tratamiento
con protioconazole
& tebuconazole
(ppm)
100
4
90
Fungicidas efectivos
80
3
70
60
Limpieza, almacena-
2
miento, elaboración
50
Labor del suelo
Al margen de las medidas técnico-cultura-
les que se puedan tomar contra la fusario-
sis, el riesgo de infección es grande siem-
pre que las condiciones climáticas sean
favorables. En ese caso, la única posibili-
dad que tiene el agricultor es aplicar fungi-
cidas efectivos contra Fusarium, con objeto
de reducir tanto la intensidad de infección
como la formación de micotoxinas.
En casos de infección latente en el mo-
mento de la aspersión foliar, es reco-
mendable emplear un producto que
contenga un componente efectivo
contra Fusarium. Esta medida ha
demostrado ser efectiva para reducir en
cierta medida el peligro de fusariosis y la
formación de micotoxinas.
Tras el tratamiento de espiga con fungi-
40
30
1
20
0.5 línea
10
Inóculo
Infección de
(restos
Presión de
las espigas
0
0
infecciosos
infección
micotoxinas
% enfermedad
de paja)
contenidas en
el grano
Eliminación de rastrojos
Susceptibilidad
de las plantas
a la infección
Empleo de
-
tipo de cereal
fungicidas
-
variedad (resistencia)
-
cantidad aplicada
cidas azólicos (principio activo tebucona-
-
etapa de desarrollo
-
fechas de
-
aplicación de productos
fitosanitarios
aplicación
zole o prothioconazole) se pone de mani-
fiesto que, aplicados en el momento ade-
-
técnica de
aplicación
cuado, estos productos reducen de forma
considerable tanto la infección como la
formación de toxinas. En ensayos de
campo realizados durante varios años en
Francia, Alemania y Gran Bretaña se ha
demostrado que en más de la mitad de las
variedades de trigo tratadas, Folicur ®
(tebuconazole) resulta efectivo contra las
especies de Fusarium, y su empleo, ade-
más, conlleva un promedio de reducción
del 50% en el contenido de DON en la
cosecha.
En experimentos a campo realizados a lo
largo de varios años en diversos lugares se
han investigado los efectos del nuevo prin-
cipio activo fungicida prothioconazole
(Proline ® ) sobre incidencia y rendimiento
y las micotoxinas contenidas en la cose-
cha. En todos los parámetros examinados
se puso de manifiesto una efectividad aún
mejor: la reducción de la frecuencia de
infección es de hasta el 90% en compara-
ción con el testigo sin tratar. La intensidad
de infección se redujo en un 92% y se
alcanzaron incrementos de rendimiento del
70%. La formación de toxinas se pudo
reducir en un 60%.
humedad y calor durante la etapa de flora-
ción hasta la maduración del cereal y una
cosecha retardada favorecen la expansión
del hongo y la formación de toxinas en el
grano de cereal.
bién para encarar la problemática de mico-
toxinas en forma de valores límite de
toxina admitidos en el cereal cosechado.
La aplicación de las siguientes medidas
para reducir la incidencia de fusariosis se
efectuará según la situación concreta en
cada caso y del lugar de cultivo:
Aplicación en el momento
preciso
Los restos de la cosecha maicera,
fuente principal de infección
ción al inicio de la espigación (cuando
hayan despuntado entre el 30 y el 40 por
ciento de las espigas). Que la aspersión se
realice antes o después de ese momento,
aunque la diferencia sólo sea de días,
puede reducir fuertemente la efectividad
de la aplicación. Los ensayos con prothio-
conazole de varios años han demostrado
que, como promedio, el momento óptimo
de aplicación del producto se sitúa entre
tres días antes y tres días después de la flo-
ración. Una precondición para la exitosa
minimización del riesgo de fusariosis es,
en cualquier caso, que las condiciones
atmosféricas durante el período restante
hasta la maduración se mantengan secas,
lo que también reducirá las posibilidades
de desarrollo de los fusarios. ■
Allí donde hay rotación con alta participa-
ción de cultivos de grano, especialmente
maíz, las condiciones son muy favorables
para fusariosis. Los residuos procedentes
de cosechas anteriores que quedan sobre el
suelo (especialmente paja de maíz, de lenta
descomposición) representan un alto poten-
cial de infección durante todo el período
vegetativo e incrementan además el riesgo
de infección para el cultivo siguiente. Si la
labranza del suelo es mínima, también se
favorece considerablemente el riesgo de
infección, ya que dependiendo de la téc-
nica o el procedimiento que se emplee
habrá mayores restos de cosecha que que-
dan sobre el suelo o en capas superficiales.
Muestras de trigo tomadas en Francia en
trigos en siembra directa subsiguientes a
maíz tuvieron contenidos de DON cuatro
veces más altos que trigos procedentes de
campo arado. Las muestras tomadas de un
campo con labranza reducida aún tenían el
doble contenido de DON que las de
labranza convencional.
Básicamente es válido que la incorpora-
ción de la paja mediante arado reduce con-
siderablemente el riesgo de transmisión de
la enfermedad. Pero también, los restos de
paja no descompuestos anaeróbicamente que
vuelve a levantar el arado en la labranza
para el siguiente cultivo en rotación repre-
sentan una fuente de contagio, especial-
mente cuando se trabajan suelos pesados.
El riesgo más alto se presenta en trigo sem-
brado en línea en suelo sin arar con maíz
como cultivo anterior. En segunda posi-
ción, con un riesgo de contagio considera-
blemente menor, se sitúa el trigo sin
labranza de arado después de trigo.
• Adecuada rotación de cultivos: reducción
de la participación de maíz o cereales en
la rotación.
• Selección de variedades: cultivo de varie-
dades resistentes a la fusariosis.
• Laboreo del suelo y de los rastrojos. La
labranza con volteo del suelo reduce el
riesgo de infección. En labranza conser-
vacionista, el desmenuzado y distribu-
ción homogénea de los rastrojos del cul-
tivo anterior en la capa superior ayudan a
acelerar la degradación microbiana (de
ser necesario, añadir urea). Evitar la for-
mación de un mantillo orgánico.
• Nutrición de la planta según necesidades:
Como el riesgo de fusariosis está determi-
nado por las condiciones climáticas, es de
vital importancia aplicar los fungicidas en
el momento adecuado. El momento óptimo
para la aspersión en fase de floración es
uno a dos días después de producirse la
infección, es decir, uno a dos días después
de la primera lluvia propiciante de infec-
Influencia de protioconazole en la reducción
del nivel de micotoxina en el trigo (Europa, entre 1998 y 2000)
Momento de aplicación de fungicidas: entre
1 y 2 días después de las primeras lluvias
100
100
tebuconazole
90
90
(1770)*
(304)*
(621)*
protioconazole
80
80
70
70
*(
):
media
60
60
de acumulación
60
50
58
58
de toxina (ppb)
50
Diversas estrategias son preci-
sas para reducir la incidencia
48
40
46
40
evitar mediante una nutrición adecuada la
debilitación de las plantas de cultivo y
tendencia a tumbado, situaciones que
pueden propiciar el contagio.
• Cosecha o postcosecha: cosecha inme-
diata al alcanzar el grado óptimo de
43
en cereal sin
tratar
30
30
20
20
El agricultor puede y debe tomar medi-
das para prevenir las fusariosis ya desde el
momento de implantación del cultivo. Y no
sólo para proteger su cosecha, sino tam-
10
10
0
0
deoxinivalenol
n = 55
nivalenol
n = 9
zearalenona
n = 5
l – 10
l – 5
inoculación
l + 5
l + 10 días
Tratamiento: n° de días antes / después de la inoculación
6
CORREO 2/04
2/04 CORREO
7
fluoxastrobin
+ protioconazole
+ protioconazole trifloxystrobin
protioconazole
+ + spiroxamin
Reducción del nivel de micotoxina (%)
protioconazole
+ fluoxastrobin
tebuconazole
fluoxastrobin
+ protioconazole
+ protioconazole trifloxystrobin
protioconazole
+ spiroxamin
Porcentaje de eficacia

People all over the world trust

non-poisonous

an and

A

a with

be

seeds

dressing

to

protect

taste,

obnoxious

pigeons,

to

state

crows,

dry

in

by

birds.

used

eaten

other

being

from

gulls

pheasants,

Bayer:

90 años de experiencia en el tratamiento de semillas

El uso de desinfectantes para proteger a la semilla y controlar así en forma dirigida a las enfermedades de la semilla y del suelo constituye una de las medidas más antiguas de protección de cultivos y también una de las más modernas y avanzadas de nuestro tiempo.

  • 8 CORREO 2/04

Y a en la antigüedad se trataba las semillas con las sustancias más diversas, como ceniza, orujo de oliva, jugo de cebolla, salmuera, sal de Glauber o estiér- col en solución para evitar la infección de las plantas de cultivo con estos patógenos. Lamentablemente con poco éxito. Incluso compuestos a base de arsénico altamente tóxico como también soluciones de sulfato de cobre no pueden romper el círculo

People all over the world trust non-poisonous an and A a with be seeds dressing to

vicioso de la contaminación en forma satis- factoria.

La historia del éxito de los desinfectantes de semillas de Bayer

A fines del siglo XIX se descubrió la efectividad de los compuestos de mercurio contra los hongos que atacan a los cereales. El consiguiente desarrollo en el ámbito de los desinfectantes de semillas está insepa- rablemente ligado al nombre de Bayer. El farmacéutico Dr. Georg Wesenberg, a cargo del laboratorio bacteriológico del departamento farmacéutico de la empresa, descubrió con el mercurio clorofenólico una sustancia altamente efectiva contra agentes patógenos y que, además, no

afecta el poder germinativo de la semilla tratada, problema gravoso de las sales de mercurio probadas anteriormente. En 1914 salió al mercado un desinfectante por vía húmeda bajo el nombre “Uspulun” que inició la historia de éxitos de los desin- fectantes de semillas de Bayer, una historia que se prolonga hasta el presente. A pesar de la guerra mundial que asolaba Europa en aquel momento, en los años siguientes este producto de Bayer se exporta a nueve países y en 1918 las autoridades del estado alemán de Baden impusieron su aplicación a los agricultores de la zona. Le sucedieron el desinfectante en seco Uspulun, de mayor facilidad de aplicación, y el desinfectante en seco Ceresan ® , que relevó a Uspulun a finales de la década de 1920. Este producto de mayor efectividad y con un menor contenido en mercurio hasta fechas recientes constituyó un stán- dard en el tratamiento de semillas.

En pro de la salud y del medio ambiente

Bayer siempre ha prestado atención a los aspectos sanitarios y ecológicos de sus pro- ductos. Aunque en la actualidad se sigue considerando que los desinfectantes de semilla a base de mercurio no son nocivos para el aplicador y para el medio ambiente si son aplicados correctamente, a finales de la década de 1970 una nueva generación de desinfectantes de semillas excentos de mercurio relevó a los pioneros en la protec- ción de la semilla. A la cabeza se encuen- tra desde el año 1980 el innovador Baytan ® (triadimenol), de acción sistémica, otra revolución en la desinfección de cereales. Penetra en la semilla y tras su germinación se distribuye a través de la savia en toda la planta. Su amplio espectro de acción no sólo abarca diversos tipos de carbones, también protege a las jóvenes y sensibles plántulas contra patógenos transmitidos por el viento, como el oídio y las royas.

Casi un siglo al servicio de la investigación del tratamiento de semillas

Desde la introducción del primer revolu- cionario desinfectante de semillas de Bayer ya han transcurrido noventa años. Noventa años que se han caracterizado por una tenaz labor de investigación, evalua- ción y desarrollo de productos para el tra- tamiento de semillas y que sean la base para una exitosa producción agrícola. En la actualidad, el surtido de Bayer CropScience en productos para trata- miento de semillas abarca a más de 15 sus-

tancias altamente capaces que permiten un control eficaz, económico, ecológico y preciso de enfermedades. Para el tratamiento de semillas se puede trabajar con una cantidad relativamente pequeña de sustancia activa, pués la apli- cación del producto fitosanitario se efectúa de forma exacta y precisa en el punto de acción. Así, la superficie a tratar se reduce al área superficial de la semilla, es decir, a aprox. 200 m 2 por hectárea. La aplicación se realiza bajo condiciones controladas, independientemente de las condiciones cli- máticas, y en sistemas cerrados. Resulta difícil imaginar una forma de control más efectiva y ecológica. Por esta razón era lógico buscar no sólo el control de los pro- blemas «clásicos», sino también la elimi- nación de otros riesgos para el cultivo. Sirva como ejemplo el producto Galmano ® para protección de la raíz, introducido al mercado en el año 2003. Es un producto que incrementa la vitalidad de las plantas jóvenes de cereal y les permite resistir situaciones de stress en otoño e invierno, así como a aguantar períodos de sequía. Además, en siembras tempranas y en rota- ción de cultivos con predominancia de cereales, Galmano reduce la incidencia de Gaeumannomyces graminis en la raíz y estabiliza los rendimientos.

Progresista también con insecticidas

Pero no sólo en el desarrollo de fungici- das, también en la formulación de insecti- cidas Bayer CropScience ocupa una posi- ción líder. Con el descubrimiento del prin- cipio activo imidacloprid en 1985 se abrie- ron nuevas perspectivas en la investigación de productos para tratamiento de semillas. Esta sustancia de baja toxicidad mostró una alta efectividad contra gran número de plagas chupadoras y masticadoras. Si las plagas animales ingieren la sustancia con la savia de la planta, ésta interrumpe la transmisión de impulsos en el sistema ner- vioso de los insectos. Imidacloprid está en el mercado desde 1991 y se aplica en 140 cultivos agrícolas y ornamentales; está autorizado en unos 120 países y es uno de los principios activos más importantes de Bayer CropScience. Con la introducción al mercado de imi- dacloprid como principio activo del desin- fectante sistémico Gaucho ® , Bayer desen- cadenó una auténtica revolución en el con- trol de plagas. La aplicación directa del principio activo sobre la semilla sustituye las hasta ahora necesarias aplicaciones foliares de insecticidas en la fase temprana del cultivo.

People all over the world trust non-poisonous an and A a with be seeds dressing to

2/04 CORREO

9

Un perfil exclusivo para soluciones inteligentes

Tratamiento de semillas en otra época: proceso de inmersión del año 1930. La planta absorbe la
Tratamiento de semillas en otra época: proceso de inmersión del año 1930.
La planta absorbe la sustancia activa a
través de la raíz y la transporta a las hojas,
donde resulta fatal para las plagas chupa-
doras y masticadoras. Los organismos
benéficos, como mariquitas, carábidos,
crisopas y arañas son respetados, pués el
principio activo sólo afecta a los insectos
que se alimentan de la semilla, plántula o
planta jóven.
a muy buena adherencia al grano. Pro-
blemas pueden surgir del frecuentemente
alto contenido de solventes, que imposibi-
lita su dilución con agua y dificulta la téc-
nica de aplicación. Además está el riesgo
de que el solvente resulte agresivo para la
semilla y afecte su poder germinativo.
Formulaciones modernas para
altos standards en la técnica
del tratamiento de semillas
“Productos acuosos” para
tratamiento de semilla, el
desarrollo más reciente de Bayer

Como en el tratamiento de semillas se trabaja con cantidades muy reducidas de principio activo, una cobertura homogénea y suficientemente adherente es un prere- quisito para obtener buenos resultados. Para ello, una buena formulación del pro- ducto es fundamental, además de la cali- dad de semilla y una técnica de aplicación adecuada. Los tipos de productos para tratamiento de semilla utilizados con mayor frecuencia son el polvo para el tratamiento en seco (DS), para aplicación en húmedo (LS) y los productos en suspensión (FS). Los pro- ductos en polvo para aplicación en seco, a pesar de su aplicación sencilla indepen- diente de la temperatura, presentan el inconveniente de la generación de polvo y de mayores pérdidas por roce. Por ello su empleo está progresivamente perdiendo importancia en comparación con los pro- ductos para tratamiento en húmedo y líqui- dos, especialmente cuando hay que tratar grandes cantidades de semilla en poco tiempo. Los productos para tratamiento en húmedo son productos listos para su uso a base de solventes orgánicos. Presentan como ventajas su dosificación fácil y exacta, que no generan polvo y con buena

El tradicional compromiso con la protec- ción del aplicador llevó a Bayer al desarro- llo de formulaciones excentas de polvo y en base acuosa, pobres en solventes. El resultado fueron los productos en suspen- sión en base acuosa, especialmente favora- bles para el aplicador y que contienen prin- cipios activos en forma de finísimas partí- culas, normalmente cristalinas, suspendidas en agua. Durante su aplicación no se pro- ducen ni polvo ni vapores de solventes. Son fáciles de dosificar, variablemente diluíbles, ofrecen una adherencia excelente (superior al 97%) y por su distribución pri- maria sobre la semilla y su redistribución, garantizan un tratamiento homogéneo. La limpieza con agua de los equipos y apara- tos no presenta ninguna dificultad, y no hay contaminación de solventes orgánicos en el material utilizado. Además, los “pro- ductos acuosos” permiten mezclar produc- tos, por ejemplo, fungicidas con insectici- das. Con los productos en suspensión para tratamiento de semillas se alcanzó un alto stándard en la protección de la semilla. La mayoría de los productos para tratamiento de semillas que actualmente distribuye Bayer CropScience está disponible en este moderno tipo de formulación. En combi- nación con una técnica de aplicación ade-

Planta experimental para tratamiento de semillas de Bayer CropScience (Monheim, Alemania).

cuada permite lograr una excelente calidad y eficiencia de tratamiento, tanto desde el punto de vista ecológico como desde el punto de vista económico.

Siempre al lado del agricultor

La calidad de la semilla, la desinfección profesional y los productos de altas presta- ciones constituyen la base para rendimien- tos máximos y la garantía del buen resul- tado en la explotación agrícola. Bayer siempre ha estado al lado del agricultor, al que ofrece, además de conocimientos técnicos y productos de alto valor para el tratamiento de la semilla, toda su competi- tividad en el ámbito de la protección de la semilla. Control a medida de las enferme- dades, apareado con óptima compatibilidad con el cultivo en el marco de un concepto dirigido de tratamiento de semilla, implica para Bayer CropScience desarrollar y comercializar productos de altas prestacio- nes para la protección de semilla y ofrecer un voluminoso paquete de servicios. Adaptándose al tamaño de la explotación, a la estructura interna de la misma y a las necesidades específicas en cada caso, Bayer CropScience ofrece una gama espe- cial de servicios que incluye respuestas a todas las cuestiones relacionadas con los productos, aspectos técnicos, análisis sobre el grado de cubrimiento de la semi- lla, la revisión técnica de las instalaciones por parte de personal cualificado y mucho más. Los usuarios tienen a su disposición una amplia red de especialistas en trata- miento de semillas. Noventa años al servicio de la investi- gación y el desarrollo de productos para el tratamiento de semillas son noventa años al servicio de cultivos más sanos. Y la historia de éxitos de Bayer CropScience continúa.

  • 10 CORREO 2/04

Un perfil exclusivo para soluciones inteligentes Tratamiento de semillas en otra época: proceso de inmersión del

El nuevo insecticida/acaricida de aplicación foliar

Los ácaros y las moscas blancas se cuentan entre las plagas chupadoras más importantes y que más daños causan en numerosos sistemas de cultivo, tanto agrícolas como hortícolas, de todo el mundo; directamente debilitan a la planta hospedera al extraer su savia.

Uno de los motivos por los que estas pla- gas son tan difíciles de controlar es la extrema rapidez con que se desarrollan y reproducen. Los ácaros y las moscas blancas tienen también la capacidad de desarrollar rápidamente resistencias a los insecticidas si estos se aplican indiscriminadamente. De ahí que las nuevas soluciones sean tan bien recibidas por el mercado, especial- mente principios activos con nuevos meca- nismos de acción que puedan incluírse con facilidad en los programas de manejo de resistencias para controlar más eficaz- mente a los ácaros y las moscas blancas. Oberon ® es la última innovación insec- ticida de Bayer CropScience y ofrecerá próximamente a los agricultores una nueva herramienta perfectamente adaptada a sus necesidades para el control de insectos y arañuelas.

• Actividad contra todos los estadíos de desarrollo de la plaga • Un nuevo mecanismo de acción que con- trola las cepas resistentes de ácaros y moscas blancas • Mínimo riesgo para muchas especies de insectos benéficos y un complemento ideal para programas de Manejo Integrado de Plagas (MIP). Oberon será una importante adición a muchos de los programas de control de plagas debido a su excelente actividad resi- dual y a su nuevo mecanismo de acción, que ayuda a controlar las cepas resistentes de mosca blanca y de ácaros.

Espectro de plagas y cultivos previstos

Oberon ha sido mundialmente desarro- llado en hortalizas, frutales, algodón, maíz, frijoles, té y algunas ornamentales. La compatibilidad con estos cultivos es muy buena. Su eficacia contra moscas blancas (Bemisia spp., Trialeurodes spp.) es de buena a excelente. Además de moscas blancas, spiromesifen controla eficazmente a ácaros, inclusive las especies Tetranychus spp., arañuelas rojas (Panonychus spp.) y la arañuela del maíz (Oligonychus pratensis), tarsonémidos como la arañuela blanca (Polyphagotarsonemus latus) y eriófidos como Aculops lycopersici. En ensayos realizados recientemente en los EE. UU. y Centroamérica, Oberon se mostró altamente eficaz contra el psílido del tomate y del chile o pimiento (Para- trioza spp). Oberon a 150 g i.a./ha también presenta efectos laterales (supresión) contra algunas especies de trips como Caliothrips phaseoli en frijol, Scirtothrips dorsalis en té y Thrips palmi y Thrips tabaci en horta- lizas. El nivel de efectividad de Oberon es elevado y confiable, equivalente o superior a la eficacia y control residual de los stan- dards actuales.

Manejo de resistencia

Oberon se convertirá en una importante herramienta para el manejo de resistencia a insecticidas de la mosca blanca. No se ha detectado ninguna resistencia cruzada a com- puestos de otros grupos químicos utiliza- dos contra mosca blanca, ácaros o psílidos.

Además, Oberon es eficaz contra mos- cas blancas resistentes a piretroides, organo- fosforados, carbamatos, ciclodienos y neo- nicotinoides. Los ensayos de simulación de campo han revelado que Oberon es también una valiosa herramienta de control de mos- cas blancas resistentes a pyriproxifen.

una vez establecidas en la planta, es muy difícil evaluar su mortalidad en los prime- ros días después de la aplicación. Por este motivo, las evaluaciones de efectividad deberán realizarse entre 4 y 10 días des- pués del tratamiento. La plena efectividad de Oberon se alcanza normalmente en este mismo intervalo tras la aplicación.

Compatibilidad con MIP

Oberon es un compuesto que se adapta fácilmente a un programa de MIP gracias a su acción selectiva contra ácaros, psílidos y moscas blancas. El riesgo mínimo para los polinizadores y otros artrópodos bené- ficos, junto a su modo de acción único comparado con otros productos comerciales contra ácaros y moscas blancas, convierten a Oberon en una nueva y excelente herra- mienta para el Manejo Integrado de Plagas. Estas favorables características del pro- ducto se simbolizan por el delfín volador verde, un ser cuya imagen refleja elegancia, simpatía e inteligencia. Estos atributos se ajustan perfectamente a la personalidad de Oberon, un producto que abre una nueva dimensión en el control de arañuelas y mos- cas blancas en gran número de cultivos.

Mecanismo de acción
Mecanismo de acción

El mecanismo de acción de Oberon ha sido caracterizado como inhibición de la biosíntesis de lípidos (LBI). La actividad biológica de ácidos tetrónicos está correla- cionada con la inhibición de la lipogénesis, especialmente de los triglicéridos y ácidos grasos libres. Este nuevo modo de acción y la ausencia de resistencia cruzada a los productos comerciales hacen de spiromesi- fen una valiosa herramienta para el manejo de resistencia en ácaros y mosca blanca.

Recomendaciones de uso En todos los cultivos, aplicar la dosis específica de Oberon recomendada en la
Recomendaciones de uso
En todos los cultivos, aplicar la dosis
específica de Oberon recomendada en la
etiqueta. Siguiendo estas recomendacio-
nes, spiromesifen ofrece una excelente
acción contra:

• huevos y ninfas de ácaros y moscas blan- cas, entre ellas Bemisia tabaci, Bemisia argentifolii y Trialeurodes vaporariorum (100-280 g i.a./ha), • arañuelas Tetranychus a 70-150 i.a./ha (inicios de temporada) y 150-280 g i.a./ha (fines de temporada) • arañuela blanca (Polyphagotarsonemus latus), arañuela del maíz (Oligonychus pratensis) y arañuela del café (Oligo- nychus coffeae) a 100-150 g i.a./ha • arañuelas rojas (Panonychus spp.) y ácaro del tostado (Aculops lycopersici) a 100 g i.a./ha). Para obtener los mejores resultados, las moscas blancas y los ácaros deben tratarse al inicio del desarrollo poblacional y antes de que ocasionen daños foliares o decolo- raciones. Oberon puede aplicarse con equipo aéreo, terrestre o mediante quimi- gación (aplicación a través de los diversos sistemas de riego, excepto por goteo). Como las ninfas de la mosca blanca no se movilizan

especies importantes de moscas blancas, ácaros y psílidos. Oberon actúa contra todos los estadíos de desarrollo de los áca- ros (inclusive huevos), aunque los estadíos juveniles suelen ser más susceptibles que los adultos. Oberon también es muy eficaz contra las ninfas de mosca blanca y psílidos, con un efecto significativo sobre el estadío de pupa, normalmente difícil de controlar. El magnífico comportamiento de Oberon puede proporcionar a los productores múl- tiples beneficios:

• Alto nivel de acción residual • Mayor velocidad de acción que los regu- ladores de
• Alto nivel de acción residual
• Mayor velocidad de acción que los regu-
ladores de crecimiento de los insectos
Comparaciones del mecanismo de acción
Características
Reguladores de crecimiento
de los insectos
Oberon (LBI)
Química clásica
Estadíos afectados
Inmaduros
¿Qué es Oberon?
Huevo / inmaduros /
hembras adultas
Todos
Oberon pertenece al nuevo grupo quí-
mico de los ácidos tetrónicos y es un nuevo
insecticida/acaricida de aplicación foliar
en cultivos anuales para controlar todas las
Velocidad de acción
Lenta
Media
Rápida
Potencial de resistencia
Medio a alto
Bajo a medio
Medio
Compatibilidad con MIP
Frecuentemente excelente
Excelente
Frecuentem. deficiente
Los ácaros y las moscas blancas se cuentan entre las plagas chupadoras más importantes y que
Mosca blanca del algodón (Bemisia tabaci) Mosca blanca de los invernaderos (Trialeurodes vaporariorum) Arañuela roja (Panonychus
Mosca blanca del algodón (Bemisia tabaci)
Mosca blanca de los invernaderos
(Trialeurodes vaporariorum)
Arañuela roja (Panonychus sp.)
Arañuela (Tetranychus sp.)
Arañuela del café (Oligonychus coffeae)
  • 12 CORREO 2/04

Los ácaros y las moscas blancas se cuentan entre las plagas chupadoras más importantes y que
Los ácaros y las moscas blancas se cuentan entre las plagas chupadoras más importantes y que

2/04 CORREO

13

     
simplemente seguro En muchos cultivos actualmente se ve al control de malezas desde un punto de
simplemente seguro En muchos cultivos actualmente se ve al control de malezas desde un punto de
   
simplemente seguro En muchos cultivos actualmente se ve al control de malezas desde un punto de
simplemente seguro En muchos cultivos actualmente se ve al control de malezas desde un punto de
   
simplemente seguro En muchos cultivos actualmente se ve al control de malezas desde un punto de
simplemente seguro En muchos cultivos actualmente se ve al control de malezas desde un punto de
simplemente seguro En muchos cultivos actualmente se ve al control de malezas desde un punto de
 

simplemente

seguro

En muchos cultivos actualmente se ve al control de malezas desde un

punto de vista muy diferente al de antes. Frecuentemente los agricultores dejan que las malezas crezcan algo para mejorar la estructura del suelo, regular y reforzar la disponibilidad del nitrato y frenar el desarrollo excesivo de la planta de cultivo. Pero tan pronto la competencia entre

maleza y cultivo es excesiva y puede afectar el rendimiento potencial, se recurre a herbicidas altamente efectivos, como por ejemplo, Finale ® .

Aprender de la naturaleza

Hace unos treinta años se logró por vez primera aislar el aminoácido fosfinotricina, un importante producto metabóli- co. En ensayos en invernadero, este aminoácido natural mostró un amplio efecto herbicida contra diversas malezas. Por este motivo, los investigadores sintetizaron la sal de amonio del ácido, con el nombre común glufosinate-ammonium, y que salió al mercado bajo el nombre comercial de Finale. En la actualidad, Finale está registrado en más de 80 países y se aplica con éxito en más de 100 cultivos diferentes. Se usa tanto como herbicida clásico no selectivo y como producto selectivo para el control de malezas en cultivos genética- mente modificados.

Mecanismo de acción

nitrógeno de la planta. La inhi- bición de la glutamina sintetasa causa múltiples interferencias en el metabolismo vegetal:

• inhibición de las funciones de la membrana celular por acu- mulación de amonio • reducción de la biosíntesis de péptidos, proteínas y nucleó- tidos • incremento de la proteólisis • inhibición rápida de la fija- ción fotosintética de CO 2 (entre 2 a 8 horas), acompa- ñada por daño permanente en el aparato fotosintético. En consecuencia, las plantas dejan de crecer desde el mismo día de la aplicación de glufosi- nate, aunque no se manifiesten síntomas visibles. La aparición de síntomas visibles depende de la especie de maleza y de las condiciones ambientales. La muerte completa de las male- zas se suele producir entre una y dos semanas después del tra- tamiento.

Glufosinate es un inhibidor de la glutamina sintetasa, una enzima que desempeña un papel central en el metabolismo del

Variadas posibilidades de aplicación

La gran ventaja de Finale es que sólo actúa sobre las partes verdes de la planta. Como su efecto no es sistémico, el prin- cipio activo no se distribuye en la planta. La absorción por las partes lignificadas de la planta es despreciable. Por ello, la aplicación casual o intencional del producto en el tronco de un árbol protegido por su corteza no es perjudicial para el árbol y no produce ningún efecto fito- tóxico. Por esta propiedad, Finale se encuentra predestinado para su uso en fruticultura y cultivos altos, tales como frutales de hueso y pepitas, cítricos, oliva- res y vid en zonas de clima templado, o en cultivos de banano, papaya, cacao, palma aceitera y árbol del caucho en regiones tropicales y subtropi- cales. En este tipo de cultivos no siempre se pueden evitar salpicaduras del producto en las partes verdes de las plantas de cultivo. Pero aunque se produzca un daño localizado,

  • 14 CORREO 2/04

Cultivos perennes objetivo de Finale: Frutales de pepita Vid Cítricos Olivos 2/04 CORREO 15
Cultivos perennes
objetivo de Finale:
Frutales de pepita
Vid
Cítricos
Olivos
2/04 CORREO
15

como la sustancia no se acumu- la en el sistema, el cultivo no sufre daños permanentes. Por otro lado, este mecanis- mo de acción altamente especí- fico sobre las partes verdes de la planta permite el uso de Finale no sólo para la reduc- ción de malezas gramíneas y de hoja ancha, sino también para el control de chupones en árbo- les y de brotes troncales en vid. Así, la laboriosa y cara labor del desahije manual se combina en un solo paso con el control de las malezas, lo que ahorra tiempo y dinero. Otros cultivos en los que se puede aplicar Finale son toma- tes, melones, maíz dulce y fru- tillas o fresas. En todos ellos se puede realizar la aplicación antes de plantar, como prepara- ción del terreno, o después, entre las hileras directamente o empleando un escudo protec- tor. Gracias a su muy amplio espectro de acción, Finale es de alta utilidad para eliminar malezas competidoras. Nor- malmente no se requiere la mezcla con otro producto. Por tanto se pueden excluír posi- bles riesgos de daños fitotóxi- cos a causa de mezclas. En comparación con muchos otros herbicidas de contacto de acción más rápida, Finale es de efecto mucho más duradero, lo que permite reducir el número de aplicaciones para el control de las malezas. Si bien Finale ya se comer- cializa desde hace muchos años, hasta el momento no se han presentado resistencias contra el principio activo. Por lo tanto, Finale se puede emplear tam- bién en aquellos casos en los que otros herbicidas no son aplicables por problemas de resistencia.

Factores abióticos que influyen sobre la efectividad de Finale

Humedad Una elevada humedad relativa inmediatamente después de la aplicación, aunque sea durante un período de tiempo muy breve (de 20 a 40 minutos), incrementa considerablemente la absorción foliar y, con ello, la eficacia del producto.

Temperatura La mayor influencia de la temperatura sobre la acción de Finale está en la aceleración de la efectividad a medida que la temperatura se incrementa, si hay suficiente humedad

Luz Una alta intensidad lumínica durante y después de la aplicación de Finale tiende a incrementar su efectividad. La acción herbicida final es independiente del momento de la aplicación de Finale.

Precipitaciones La eficacia del producto se ve afectada por precipitaciones durante las seis horas sigu- ientes a la aplicación. La inten- sidad de la lluvia tiene más impacto sobre la eficacia del producto que el intervalo de tiempo entre la aplicación del herbicida y la lluvia.

Caudal de

aplicación

Como Finale actúa por con- tacto foliar, una buena cober- tura de la planta es esencial para que el producto sea eficaz. Por lo tanto, es necesario ase- gurar que la aspersión penetre hasta las partes bajas cuando hay alta densidad de malezas. El tamaño de gota debería estar entre 100 y 400 µm para asegu- rar una buena retención y pene- tración, como también para reducir la deriva. El caudal de aspersión variará dependiendo del tamaño de la maleza, de su densidad y del equipo de asper- sión. Si se usa un aspersor de

mochila, el caudal será de 100 a 500 l/ha. Las propiedades únicas de glufosinate-ammo- nium permiten su aplicación en la forma conocida como MBV (muy bajo volumen) con equipo adaptado, como por ejemplo el concepto Serena, desarrollado con éxito para la palma aceitera malaya.

Protección contra la erosión

Tras la aplicación de Finale un mantillo a base de malezas gramíneas y de hoja ancha muertas queda en el suelo. Esta capa, junto con las raíces, som- brea y mejora la estructura del suelo, aumenta la retención de agua superficial y, especialmente en parcelas y terrenos en declive, protege contra la ero- sión.

Comportamiento en el suelo

En suelos bien ventilados pero tendientes a acumular humedad, glufosinate-ammo- nium es rápidamente degra- dado por los microorganismos del suelo. En ensayos realizados en muestras de suelos frescos de campo, los resultados de laboratorio por lo general indi- caron una vida media de 3 a 10 días. En varias etapas la sustan- cia activa se va degradando completamente a materias bási- cas. Ninguno de estos com- puestos de degradación posee efecto herbicida. Investigaciones

mas recientes muestran que los microorganismos pueden apro- vechar el grupo amino conte- nido en glufosinate-ammonium como fuente de nitrógeno. La rápida degradación del principio activo no sólo se ha comprobado bajo condiciones de laboratorio, sino también en ensayos a campo. Con el calor del suelo se acelera el proceso. A esto se añade que tanto el principio activo como sus metabolitos se ligan a las partí- culas de arcilla y humus del suelo. Con ello se reduce consi- derablemente la movilidad de estos compuestos (que son bien solubles en agua) y se impide su percolación a capas más profundas del suelo. Los resul- tados de numerosos ensayos de campo y los ensayos lisimétri- cos al aire libre confirman que, si el producto se aplica correc- tamente, no puede haber conta- minación de las aguas freáticas del subsuelo por residuos en el agua de filtración. Gracias a su rápida degrada- ción microbiana en el suelo, Finale no presenta problemas para cultivos posteriores.

Comportamiento en el agua

En agua biológicamente activa, glufosinate se degrada rápidamente, incluso después de aplicaciones en dosis muy elevadas (DT 50 = 2 a 13 días) y no se sedimenta. Se ha demos- trado que el metabolito princi- pal, MPP (metil-fenilpiridina),

mineraliza a CO 2 , lo cual indica una degradación total del compuesto. Un estudio de disipación a campo realizado en un arrozal indica que MPP carece de potencial para acu- mularse en el agua. Además, no se observaron efectos crónicos de toxicidad de glufosinate ni de MPP en peces, pulgas de agua, algas y lentejas de agua a concentra- ciones de 1 mg/l. No se esperan efectos peligrosos a largo plazo de glufosinate o sus metabolitos principales sobre el ambiente acuático.

Efecto sobre el ecosistema agrario

Si se aplica correctamente, Finale no tiene efectos negati- vos ni tóxicos sobre peces, mamíferos salvajes, aves, abe- jas ni lombrices de tierra. Esto

es válido también para los insectos benéficos, como cará- bidos y estafilínidos. Ni las actividades de la microflora del suelo ni la respiración del suelo y conversión del nitrógeno tan importantes para los paráme- tros de fertilidad del suelo son afectados negativamente.

Contribución a la agricultura sostenible

Glufosinate es un excelente ejemplo de un producto que contribuye a lograr uno de los objetivos corporativos de Bayer CropScience: fomentar y pro- mover el desarrollo de Agri- cultura Sostenible. La sosteni- bilidad de la agricultura com- prende tres aspectos de igual importancia:

• Economía • Ecología • Bienestar social

Todos estos aspectos se encuentran muy bien represen- tados en las características de

glufosinate:

• La reducción de los costos de tratamiento conlleva un incre- mento de la productividad Economía

• Uso más eficiente de los recursos naturales (agua); seguridad para el medio ambiente; seguridad para el cultivo Ecología • Seguridad para el usuario; reducción de los gastos en mano de obra Bienestar social.

Ventajas de Finale

Seguridad relativa para cultivos en situaciones en las que durante la aplicación resulta inevitable una deriva al follaje del cultivo.

Seguridad para las plantas madres cuando se emplea para el manejo de chupones en huertos de frutales, viñedos y otras plantaciones.

Capacidad para manejar malezas de difícil control, especialmente en los casos en que se han desarrollado problemas de resistencia debido al uso repetido de un tipo de herbicida.

Adecuado para su uso en áreas agrícolas con elevadas exigencias de seguridad ecológica.

Adecuado para su uso en el control de malezas en zonas con peligro de erosión.

Se puede aplicar conve- nientemente utilizando equipo de muy bajo volumen.

En cultivos como frutilla, melones y tomates Finale se debe aplicar antes del plantado, para no
En cultivos como frutilla, melones y tomates Finale se debe aplicar antes del
plantado, para no afectar las partes verdes del cultivo.

Frutillas

Melones

Tomates

Cultivos perennes objetivo de Finale en los trópicos: Caucho Palma aceitera Papaya Bananas
Cultivos
perennes
objetivo
de Finale
en los
trópicos:
Caucho
Palma aceitera
Papaya
Bananas
  • 16 CORREO 2/04

como la sustancia no se acumu- la en el sistema, el cultivo no sufre daños permanentes.
como la sustancia no se acumu- la en el sistema, el cultivo no sufre daños permanentes.

2/04 CORREO

17

Distribución de avena loca en las zonas de alta prioridad de Australia Categoría (Condados) ● Prioritario
Distribución de avena loca en las zonas
de alta prioridad de Australia
Categoría
(Condados)
● Prioritario
(34)
● Secundario
(33)
● Resto
(45)
El área marcada por un
círculo señala la zona
prioritaria de la avena loca
Hectáreas por condado
350,000
175,000
35,000
WA = Australia Occidental; NT = Territorio del Norte; SA = Australia del Sur;
NSW = Nueva Gales del Sur; VIC = Victoria Fuente: Censo 2001 ABS

En la campaña 2000/01, Bayer Crop- Science recolectó en los cultivos de trigo 42 muestras de semillas de avena loca sos- pechosas de ser resistentes a los herbicidas del grupo A. Se sembraron en el Centro Farrer de la Universidad Charles Sturt (Nueva Gales del Sur) y se evaluó su resis- tencia a herbicidas de grupos con distintos modos de acción. Los resultados, presenta- dos en la tabla 2, indican niveles variables de resistencia de la avena loca a los herbi- cidas utilizados normalmente en el trigo (Wildcat ® , Topik ®1 y Achieve ®1 ). La tabla 2 indica que aproximadamente el 50% de las muestras evaluadas sobrevi- vieron a la aplicación de un herbicida «fop» del grupo A (42% a un herbicida «dim»), pero que estas muestras fueron controladas por Hussar ® , un herbicida del grupo B. El Centro Farrer ha publicado el informe del Servicio de evaluación de Resistencia Herbicida de 2003 (véase la tabla 3), que incluye una sección sobre la resistencia de avena loca. Esta tabla mues- tra que la resistencia de avena loca ha pro- gresado desde el año 2000. Las conclu- siones del reporte son las siguientes:

Operación Avena Loca: la solución a un problema creciente de la agricultura australiana

 

resistente a herbicidas del grupo A en algunas zonas de Australia también contri- buye a pérdidas de rendimiento en la tem- porada actual y causará dificultades de manejo para la siguiente campaña, cuando las poblaciones de maleza seguramente serán más numerosas. Las primeras poblaciones de avena loca resistente a herbicidas se observaron a

 

finales de 1980, pero seguramente con anterioridad ya existían en numerosos campos pequeños focos de resistencia que fueron pasados por alto. Tuvieron que transcurrir otros diez años para que el número de propiedades con avena loca resistente o los niveles de infestación en los campos implicados alcanzaran tal pro- porción que causara alarma.

 

• En las muestras del Centro Farrer, el nivel de resistencia «fop» fué del 88% en 2003, superior al de años anteriores, mientras que entre las muestras de WeedSense sólo el 20% presentó este tipo de resistencia. El nivel de resistencia «dim» en las muestras del Centro Farrer fué del 5% y del 3% en las de WeedSense. • No se encontraron muestras resistentes al resto de grupos de herbicidas evaluados

Tabla 1: Aumento potencial de rendimiento por control de poblaciones de avena loca en diferentes fases de crecimiento del cultivo.

 

(B, C, D, E, K, o M) Nota: La diferencia entre las muestras

La avena loca constituye uno de los problemas

loca sin tratar, las pérdidas de rendimiento

 

Porcentaje del rendimiento en función al control de malezas

oscilan entre el 5 y el 10%. Estas pérdidas

 

FASE DE CULTIVO

PRE-AHIJAMIENTO

 

AHIJAMIENTO

 

PLENO AHIJAMIENTO

del Centro Farrer y de WeedSense está en que los productores tienden a enviar mues-

de maleza gramínea más importantes en las

50 plantas/m 2

 

17.0

15.0

12.0

se deben a que la avena loca es una de las

100 plantas/m 2

 

26.0

23.0

17.0

tras «sospechosas» al Centro Farrer, mien-

áreas agrícolas australianas, sólo superado por

malezas más competitivas de Australia y

200 planats/m 2

 

36.0

32.0

22.0

tras que WeedSense es una iniciativa de

pelea agresivamente con el cultivo por

300 plantas/m 2

 

42.0

36.0

25.0

Dow AgroSciences que anima a los pro-

el ryegrass o lolio anual en cuanto a daños

nutrientes, luz y humedad. Primary Indu-

Calculadora Weed Decide 1997 PISA. Todos los datos están basados en rendimientos de 2 t/ha.

 

ductores a que entreguen muestras para su

económicos a la producción.

stries South Australia (PISA) ha indicado que una densidad de 20 plantas/m 2 en un

Tabla 2: Resultados de los ensayos de resistencia de avena loca realizados por Bayer CropScience, de la campaña del 2000/01.

 

evaluación. La Operación Avena Loca es una inicia-

cultivo de trigo de 2 t/ha puede reducir los

   

Evaluación de resistencia de avena loca

 

tiva de Bayer CropScience que tiene por

 

Herbicida y grupo de

acción

 

Wildcat

Topik

 

Achieve

 

Hussar

En Australia, la especie de avena loca

 

rendimientos en aproximadamente 10%.

 

Muestras

 

A (fop)

A (fop)

 

A (dim)

 

B

objetivo una mayor concientización de la

también como Avena sterilis. Se estima que

La avena loca es bien conocida por su

Nacional

 
  • 42 43%

 

38%

 

29%

 

0%

resistencia de la avena loca a los herbicidas

más importante es Avena fatua y se

la avena loca está costando a los producto-

germinación escalonada (GRDC 1999), por

 

WA

 
  • 17 23%

 

23%

 

23%

 

0%

y ofrecer diversas opciones para el trigo

SA

 
  • 3 66%

 

66%

 

33%

 

0%

encuentra en toda la zona triguera, a excep-

res australianos más de 150 millones de

lo que los productores se ven obligados a

Vic

 
  • 3 33%

 

33%

 

0%

 

0%

que pueden ser utilizadas para reducir o

ción de las áreas más sureñas. Avena steri-

dólares australianos (84 millones de euros)

esperar a que todas las plántulas hayan

NSW

19

 

57%

47%

 

42%

 

0%

manejar el nivel de esta resistencia en un

lis también suele ser considerada como

anuales*. Este costo se reparte equitativa-

emergido antes de aplicar un herbicida o a

WA = Australia Occidental; SA = Australia del Sur; Vic = Victoria; NSW = Nueva Gales del Sur

 

programa de rotación de cultivos.

avena loca y puede presentarse mezclada

mente entre los gastos en herbicidas para

correr el riesgo de aplicar el herbicida

Tabla 3: Nivel de resistencia al grupo A (%) y número de muestras de avena loca desde el año 2000.

El programa completo comprende los

con Avena fatua, aunque su incidencia es

controlar las infestaciones de avena loca y

antes de que todas las plántulas hayan ger-

   

2000

2001

   

2002

 

2003

tres elementos de un Manejo Integrado de

 

Centro

Centro

 

Weed

Centro

Weed

Centro

Weed

mucho menor. Avena sterilis generalmente

las pérdidas potenciales de rendimiento a

minado. En ambos casos, lo más probable

Farrer

Farrer

Sense

Farrer

Sense

Farrer

Sense

Malezas (MIM)

se encuentra en las áreas de Nueva Gales

consecuencia de infestaciones de avena loca

es que el rendimiento sea castigado por la

FOPS*

Nº de muestras

27

9

 

8

31

93

 
  • 24 60

• Rotación de cultivos

del Sur, Victoria y Australia del Sur. La

deficientemente controladas o con resisten-

competencia de las plántulas de avena

% resistentes

77

77

0

87

23

  • 88 20

• Prácticas culturales

subespecie Avena sterilis var. ludoviciana,

cia a herbicidas del grupo A.

loca. Además, la aparición de avena loca

DIMS*

Nº de muestras

25

6

 

6

29

93

 
  • 20 58

• Alternancia química

presente en las áreas del norte y centro de

Se calcula que en un área cerealera

* Recomendaciones Operativas para el Manejo de

% resistentes

 

4

16

 

00253

 

Nueva Gales del Sur, suele categorizarse

importante con bajas poblaciones de avena

Resistencia de Avena Loca, 2003.

* Farrer Centre 2003 Herbicide Resistance Testing Report, J. Broster, Charles Sturt University

   

®1 = Marca registrada de Syngenta Crop Protection

 
  • 18 CORREO 2/04

18 CORREO 2/04 2/04 CORREO 19
18 CORREO 2/04 2/04 CORREO 19
 

2/04 CORREO

19

La elección de los cultivos a rotar es uno de los factores clave en el manejo de la resis- tencia a herbicidas, pués de ello depende si el control químico o cultural, o ambos per- mitirán el manejo más adecuado de avena loca resistente. Cuanto más variado sea el programa de rotación, mayor disponibilidad de opciones habrá para el control de avena loca. Habrá que tomar en consideración la rotación entre diferentes cultivos de cereales y de hoja ancha y las fases de pasturas. Así, los agricultores pueden introducir el pasto- reo, el control mecánico y el uso de herbici- das de otros grupos para reducir la produc- ción de semilla de avena loca. Las prácticas de cultivo son importantes, porque manejan tanto las poblaciones de avena loca resistentes como las que no lo son. El uso de métodos culturales (no quí- micos) para el control de las malezas implica que no se ejerce una presión de selección adicional de resistencia a herbici- das sobre la población de avena loca, y que hay un beneficio directo al reducir el banco global de semillas de avena loca. Las prác- ticas de cultivo incluyen la producción de heno o de ensilado, cultivos de abono verde, el retraso en la siembra, la recolección de semillas, la siembra de cultivos competiti- vos y aspersión topical de las pasturas. La resistencia de la avena loca es con- secuencia de la limitada disponibilidad de grupos de herbicidas para su control en postemergencia. Por ello, para controlarla, los productores han aplicado continuamente

herbicidas del grupo A. Tradicionalmente, los herbicidas de este grupo han dominado el control en postemergencia de la avena loca en todos los cultivos. El único herbi- cida postemergente alternativo para cereal ha sido Mataven ®2 L, un herbicida del grupo K. Sin embargo, su uso se ha visto limitado porque los herbicidas del grupo A ofrecen un mejor control de malezas, más seguridad para el cultivo y mayor viabilidad econó- mica. En 2001, Hussar, un herbicida del grupo B desarrollado por Bayer Crop- Science, fué introducido en el mercado australiano. Esto ofreció un modo de acción alternativo para el control de la avena loca en trigo. En 2003, Atlantis ® , otro herbicida del grupo B también desarrollado por Bayer CropScience, fué introducido en este mismo mercado para controlar una serie de gramíneas, inclusive avena loca. La rotación química de herbicidas de todos los grupos de modos de acción ayudará a reducir la presión de selección herbicida sobre la avena loca, especialmente de los herbici- das del grupo A. Esto favorecerá el uso de todos los herbicidas disponibles – incluí- dos los muy necesarios del grupo A – tanto en cereales como en cultivos de hoja ancha. Como una parte de la Operación Avena Loca, Bayer CropScience ha desarrollado una clave táctica que facilitará la toma informada de decisiones sobre la alternan- cia de herbicidas para el control de esta maleza en el trigo.

®2 = Marca registrada de BASF

Tabla táctica para el control de avena loca en trigo en post-emergencia temprana

sin malezas dicot. Wildcat ® Wildcat Atlantis ® Avena loca clodinafop clodinafop Hussar ® con malezas
sin malezas dicot.
Wildcat ®
Wildcat
Atlantis ®
Avena loca
clodinafop
clodinafop
Hussar ®
con malezas dicot.
Wildcat #
Wildcat #
Hussar
Avena loca
sin malezas dicot.
Tristar ® Advance
Tristar Advance
Hussar
+
tralkoxydim
tralkoxydim
Lolium perenne
con malezas dicot.
Hussar
Tristar Advance #
Hussar
Avena loca
sin malezas dicot.
Hussar
Wildcat +
Hussar
+
Lolium perenne
Atlantis
Tristar Advance
Atlantis
+
Alpiste 1
con malezas dicot.
Hussar
Herbicida no
disponible
Hussar
Avena loca
sin malezas dicot.
Atlantis
Wildcat
Atlantis
+
Hussar
Hussar
Alpiste 1
con malezas dicot.
Hussar
Herbicida no
Hussar
disponible
Avena loca
sin malezas dicot.
Atlantis
Herbicida no
Atlantis
disponible
Bromo*
+
con malezas dicot.
Herbicida no
Herbicida no
Herbicida no
disponible
disponible
disponible
# = Requiere el agregado de un herbicida contra dicotiledóneas
1 = Atlantis controla solamente Phalaris paradoxa
* = Bromo grande solamente
Herbicida
Herbicida
Herbicida
indicado
indicado
indicado
grupo A
grupo B

Caso práctico: Operación Avena Loca en acción

En el año 2004, Bayer CropScience realizó un ensayo cerca de Moree, en el norte de Nueva Gales del Sur. La rotación de cultivos de invier- no de los años anteriores para controlar la avena loca se había basado principalmente en los herbicidas del grupo A, y esto llevó a supo- ner que la resistencia de la avena loca podría ser un problema.

Comentario del asesor: Richard Daniel, responsable del asesoramiento para cultivos extensivos, Bayer CropScience
Comentario
del asesor:
Richard Daniel, responsable del
asesoramiento para cultivos
extensivos, Bayer CropScience

«Se instaló el ensayo en un lote con una supuesta resistencia 'fop'. Se eligieron dosis elevadas de las dos principales opciones 'fop' (Wildcat 110EC a 500 ml/ha y Topik a 105 ml/ha) y la dosis máxima de la opción 'dim' (Achieve a 500 g/ha). Estos productos del grupo A se compararon con los del grupo B, Hussar y Atlantis. En el momento de la aplicación, la avena loca estaba en fases Z10 a Z13/23, con aproximadamente el 50% de la población en Z13/21-23. En el lapso de cuatro semanas des- pués de la aspersión quedó claro que la avena loca no fué afectada por ninguna de las opcio- nes del grupo A. Los conteos finales de semillas mostraron que Hussar, Atlantis y algunas mez-

clas de estos productos con otras sustancias

químicas proporcionaron entre el 93 y el 100% de control. Donde hubo escapes, las plantas fueron severamente inhibidas y la producción de semilla fué reducida significativamente. El ensayo demostró que estos productos del grupo B se convertirán en un componente clave de nuestras estrategias de manejo para evitar el aumento de poblaciones de avena loca resis- tentes al grupo A.»

Comentario del agrónomo: Gavin McDouall – Landmark Moree
Comentario
del agrónomo:
Gavin McDouall –
Landmark Moree

«Considerábamos que en la parcela experimen- tal había un problema de avena loca resistente al grupo A y el productor y yo quisimos probar algunas de las mas recientes opciones de manejo herbicida. La repetición del ensayo mostró con claridad que las dos sustancias quí- micas, 'fop' y 'dim', fueron ineficaces contra la avena loca. En la misma situación, Hussar y Atlantis, las dos alternativas del grupo B, habían actuado bien y ciertamente en el futuro forma- rán parte, junto a una mayor rotación de culti- vos de verano, de las opciones de manejo de los productores.

  • 20 CORREO 2/04

La elección de los cultivos a rotar es uno de los factores clave en el manejo
La elección de los cultivos a rotar es uno de los factores clave en el manejo

Para qué las plantas necesitan la luz solar

Prof. Dr. Hans Häckel, Weihenstephan, Alemania

Además de agua y nutrientes minerales, las plantas necesitan luz para poder crecer y desarrollarse. Si bien es cierto que en el mundo vegetal hay gran diversidad en cuanto a exigencias de luz: desde plantas sedientas de luz hasta las que sólo toleran la sombra, pasando por muy diversas gamas intermedias en cuanto a necesidad de luz solar. Pero el caso es que ninguna planta puede subsistir sin luz. El que la luz sea tan importante para las plantas lleva a pregun- tarnos que para qué les sirve. Y resulta que la luz posibilita y regula una larga serie de procesos fisiológicos.

Un proceso bioquímico fundamental: la fotosíntesis

Hablemos en primer lugar de la fotosín- tesis o asimilación. Este proceso permite a las plantas sintetizar glucosa a partir de dióxido de carbono y agua, con liberación de oxígeno. En esta reacción, la clorofila o colorante verde de las plantas desempeña una importante función de mediador bio- químico. La glucosa es la materia básica universal que usa la planta como punto de partida para elaborar diversidad de otras sustancias orgánicas. Gracias a la fotosín- tesis, por tanto, las plantas pueden elabo- rar, partiendo de simples sustancias natura- les inorgánicas (es decir, no vivas), otras sustancias orgánicas vinculadas de forma inseparable a los procesos vitales de la naturaleza. Los animales no tienen esta capacidad. No pueden aprovechar materias inorgánicas para fabricar las sustancias que componen su propio cuerpo. Por esa razón, los animales dependen del consumo de ali- mentos orgánicos. Pero todo alimento orgánico, ya sea de origen vegetal o ani- mal, es a fin de cuentas resultado de la fotosíntesis. Esto convierte a la fotosíntesis en uno de los procesos bioquímicos más importantes de la naturaleza, ya que a él le debemos la existencia y la continuidad de la vida en nuestro planeta.

La fotosíntesis es un proceso vital que se desarrolla en los cloroplastos de las células vegetales. Dichas células contienen capas membranosas donde se alojan los pigmentos que se usan en la fotosíntesis.

La elección de los cultivos a rotar es uno de los factores clave en el manejo

2/04 CORREO

21

Plantas de semilla fotosensible (de izq. a dcha.): lechuga, cereales y zanahorias. Los zapallos, los melones
Plantas de semilla fotosensible (de izq. a dcha.): lechuga, cereales y zanahorias. Los zapallos, los melones

Plantas de semilla fotosensible (de izq. a dcha.): lechuga, cereales y zanahorias.

Plantas de semilla fotosensible (de izq. a dcha.): lechuga, cereales y zanahorias. Los zapallos, los melones
Plantas de semilla fotosensible (de izq. a dcha.): lechuga, cereales y zanahorias. Los zapallos, los melones
Plantas de semilla fotosensible (de izq. a dcha.): lechuga, cereales y zanahorias. Los zapallos, los melones
Plantas de semilla fotosensible (de izq. a dcha.): lechuga, cereales y zanahorias. Los zapallos, los melones

Los zapallos, los melones y los pimientos sólo germinan en condiciones de oscuridad absoluta.

Las actividades de fotosíntesis en el mundo vegetal tienen, además, otro aspec- to sumamente interesante. Actualmente sabemos que todo el oxígeno que contiene la atmósfera ha sido generado a lo largo de 3.500 millones de años mediante el proce- so de fotosíntesis vegetal. De no haber plantas, tampoco habría oxígeno, tal y como demuestra el ejemplo de nuestro pla- neta vecino Venus, cuya atmósfera carece de oxígeno. En la atmósfera de Marte, por el contrario, hay trazas de oxígeno, por lo que no es de extrañar que los investigado- res de todo el mundo busquen con ahínco pruebas de vida en ese planeta. Pero volvamos a la Tierra: del conteni- do de carbono de los sedimentos acumula- do en los fondos marinos podemos calcu- lar cuánto material orgánico se ha produci- do mediante fotosíntesis a lo largo de la historia de nuestro planeta. Sabiendo esto podremos saber también cuánto oxígeno fué liberado al mismo tiempo. Y esos cál- culos demuestran que en la atmósfera actual sólo se encuentra el 5% de todo el oxígeno generado. El resto fué ligado por los más diversos procesos químicos. Esto quiere decir que las plantas han producido en realidad 20 veces más oxígeno del que hay hoy en la Tierra. Se trata, sin duda, de un logro gigantesco. Cada tipo de planta aprovecha de forma diferente la luz solar, pero en cada caso en forma muy discreta. Las plantas denomi- nadas C3, entre las que se encuentra la mayoría de nuestros cultivos agrícolas, apenas pueden aprovechar entre el 1 y el 2% de la energía solar que reciben. Alcanzan su capacidad máxima ya con el 25 a 30% de la radiación solar de un día de verano de Europa Central. Las plantas C4, entre las que se cuenta el maíz, aprovechan al máximo la radiación que se recibe un día de verano; no obstante, su eficiencia en cuanto al aprovechamiento de la energía solar se sitúa como máximo en el 5%. Para la fotosíntesis, las plantas aprove- chan casi exclusivamente luz roja y luz azul. La verde es prácticamente inaprove- chable, de modo que se refleja o pasa a tra-

vés de las hojas. Ésta es, por cierto, la explicación de que las plantas se vean ver- des, tanto si se las mira directamente como si las miramos al trasluz. La luz que pasa por un conjunto de plantas contiene, por tanto, mucho verde, pero sólo vestigios de azul y de rojo que se precisan para la fotosíntesis, y por lo tanto no le sirve a la vegetación inferior. Ésta es la razón por la que las plantas cubiertas por vegetación muy densa prácticamente no puedan desarrollarse. Esto, naturalmente, se aplica también a las malezas. Podremos practicar un buen control de malezas si cuidamos de tener siempre una cobertura cerrada con nuestro cultivo.

Las ansias de luz:

el ahilamiento

La luz es vital para las plantas, la oscu- ridad es mortal. Cada planta que está a oscuras se esforzará en desarrollar brotes que avancen hacia la luz. Esto es válido tanto para las plantas adultas como para las plántulas y tubérculos. Sólo después de alcanzar un entorno luminoso el desarrollo de hojas verdes para realizar la función fotosintética cobra sentido. Hasta ese momento, toda la energía del vegetal se invierte en un crecimiento sumamente rápido. La estabilidad y la forma de la planta no importan en ese delicado estadio de desarrollo: lo importante es llegar lo antes posible a la luz. Este proceso recibe el nombre de ahilamiento o etiolación. Resulta especialmente interesante observar el ahilamiento en papas manteni- das a oscuras. En poco tiempo empiezan a desarrollar brotes blancos sin hojas que pueden llegar a alcanzar varios decímetros de longitud. Recién al llegar a una zona iluminada, los brotes desarrollan las hoji- tas. En el cultivo de espárragos blancos se busca precisamente estimular artificial- mente un brote largo sin hojas amontonan- do tierra sobre él. También la endivia desa- rrolla hojas tiernas y poco amargas cuando se atan los cogollos para que no les dé la luz.

Manzanas rojas, obra del sol

La luz también es necesaria para la pro- ducción de determinados colorantes. Las manzanas, por ejemplo, sólo toman color donde les da el sol. Para elaborar el colo- rante rojo, el manzano necesita luz roja e infrarroja procedente del espectro solar. Eventualmente incluso se puede ver dibu- jado sobre una manzana el contorno exac- to de una hoja que se quedó pegada e impi- dió el paso de la luz. Esta peculiaridad per- mite un truco muy interesante: si a inicios de la coloración de la manzana se pega un corazón de papel sobre el fruto, la cáscara cubierta por el corazón no se teñirá de rojo. Cuando se cosechan las manzanas en otoño y se quita el papel, tenemos manza- nas rojas con un corazón amarillo dibujado encima. Un truco publicitario consiste en pegar en las manzanas plantillas con el logotipo de la empresa.

El corazón de la manzana: una plantilla recortada y pegada sobre la manzana impide que la superficie que hay debajo se tiña de color rojo.

Plantas de semilla fotosensible (de izq. a dcha.): lechuga, cereales y zanahorias. Los zapallos, los melones
  • 22 CORREO 2/04

Plantas de semilla fotosensible (de izq. a dcha.): lechuga, cereales y zanahorias. Los zapallos, los melones

Fotosensibilidad de la semilla

Las semillas de muchas plantas sólo ger- minan si en su entorno hay una cierta can- tidad mínima de luz. Por decirlo de otra forma: sólo germinan en la superficie del suelo o a muy poca profundidad. En suelos arenosos, a una profundidad de cinco milí- metros aún se conserva entre el 10 y el 20% de la luminosidad exterior. Este comporta- miento de germinación es típico para semi- llas pequeñas que sólo tienen una pequeña reserva de nutrientes. Si germinaran a mayor profundidad, el brote no podría alcanzar la superficie. Este tipo de plantas se denominan fotosensibles. Ejemplos de semillas fotosensibles útiles para uso humano son las gramíneas, la lechuga, las zanahorias y la mostaza. También muchas malezas son fotosen- sibles. Durante el laboreo o en la compos- tera pueden quedar a oscuras y mantenerse en estado latente hasta que les llegue la luz cuando se trabaje nuevamente la tierra o cuando se distribuya el compost. Apli- cando una capa de acolchado se les quita la luz y se evita que broten. Para este fin resultan muy útiles diversos materiales de color oscuro como, por ejemplo, la viruta de corteza. Ésta es una de las razones – otras son sus positivos efectos sobre la vida vegetal – de que la técnica de acolchado sea un importante recurso auxiliar en la agricultura. Cuando la densidad del cultivo es suficiente también se mantiene la super- ficie del suelo en la oscuridad. Por ejem- plo, debajo de un cultivo bien desarrollado de papas el porcentaje de claridad exterior es muy bajo y, por lo tanto, las semillas de malezas fotosensibles tienen pocas posibi- lidades para germinar. No obstante, a veces basta con una lige- rísima señal luminosa para iniciar el proce- so de germinación. Así, la siempre resur- gente opinión de que cuando el laboreo se hace de noche, brotan menos malezas que cuando se laborea con luz solar podría tener una explicación fisiológica: la breve exposición de la semilla a la luz solar durante el laboreo del suelo inicia el pro-

ceso de germinación, mientras que con el laboreo nocturno las semillas sensibles permanecen en estado latente. Otras plantas presentan un comporta- miento de germinación completamente opuesto: melones, zapallos y pepinos, por ejemplo, necesitan oscuridad absoluta para germinar. Con todo, la mayoría de las plan- tas de cultivo no se dejan influenciar por la luminosidad del entorno.

Nuestras plantas de cultivo:

plantas de día largo

Una serie de plantas sólo florecen si tie- nen sol durante al menos 14 horas diarias o si se las estimula con el correspondiente aporte de luminosidad. Aunque estas plan- tas reciben el nombre de plantas de día largo (PDL), sus exigencias en cuanto a luminosidad son relativamente modestas. Cien lux bastan como señal luminosa. Cien lux equivalen a la luminosidad de un cielo sin nubes poco antes de la salida y poco después de la puesta de sol. En Alemania ésas son las condiciones de día largo que rigen aproximadamente desde mediados de abril hasta finales de agosto. En dirección Norte, la temporada de días largos empie- za antes debido a la más larga fase crepus- cular, y también se prolonga hasta el otoño. Yendo hacia el Sur la situación se invierte. Típicas plantas de día largo son los cereales, las papas, la colza, la remolacha y el nabo. En el huerto encontramos dentro de esta categoría a la cebolla, la lechuga, la arveja, el hinojo y la espinaca. Pero como la arveja ha de florecer profusamente y el hinojo no, la arveja se siembra a principio del año, mientras que para el hinojo se espera a que los días se hagan más cortos, es decir, no antes de mediados de julio. En el caso de la espinaca también es posible suprimir la floración si se siembra o muy temprano o a fines de verano. La col china y Pak Choi (Brassica chinensis) también se encuentran dentro de este grupo. Sólo for- marán una buena cabeza y no florecen si se siembran en otoño, después de la fase de días largos. Casi todas las flores de verano,

especialmente las fucsias, tienen un com- portamiento similar. Para que lleguen a una floración completa, las fucsias necesitan hasta 16 horas de luz diaria. Por otra parte, también hay plantas de día corto (PDC) que sólo florecen, o florecen mejor, si el día tiene menos de 14 horas de luminosidad diaria. Hablando con propie- dad, no reaccionan a los días cortos, sino a las noches largas. De las plantas de uso agrícola en este grupo se encuentran la soja, el arroz, la caña de azúcar, el café y el tabaco. En el vivero hay muy pocas PDC aparte de la frutilla, el topinambur y los crisantemos. El maíz dulce precisa fotope- ríodos breves para florecer. Entre las plan- tas ornamentales el ejemplo típico de PDC es la flor de pascua o estrella de Navidad. Por lo demás, numerosas plantas pue- den considerarse PDN: plantas de día neu- tro. O bien eran neutras de origen o bien fueron desarrolladas variedades que no se dejan influir por la presencia o la ausencia de luz. Estas plantas adaptan su ritmo vital a las condiciones atmosféricas de su lugar de origen. En climas con sequía veraniega, por ejemplo, la floración se induce con antelación en condiciones de fotoperíodo veraniego temprano, para que la semilla esté formada antes de la época de sequía. La semilla madura puede entonces germi- nar sin problema durante el período húme- do otoñal. Las PDC, por el contrario, se han adaptado a sequía otoñal y su desarro- llo tiene lugar bajo las condiciones de verano húmedo, mientras que la floración y la formación de semilla concluyen antes del período seco del otoño. Además de los efectos que hemos cita- do, la luz ejerce una serie de efectos adi- cionales, en parte muy complicados y aún no lo suficientemente estudiados sobre el crecimiento y la productividad de las plan- tas, a los que no podemos referirnos aquí en más detalle.

Plantas de semilla fotosensible (de izq. a dcha.): lechuga, cereales y zanahorias. Los zapallos, los melones

2/04 CORREO

23