Anda di halaman 1dari 26

CONVENIO COLECTIVO ESTATAL DE LAS

EMPRESAS DE SEGURIDAD
MURCIA
Comisión Ejecutiva Regional RESUMEN JURISPRUDENCIAL
Sector Seguridad Privada y Afines
DIETAS Y KILOMETRAJE
CONVENIO COLECTIVO ESTATAL DE LAS EMPRESAS DE SEGURIDAD 2005-2008
RESOLUCIÓN de 18-05-2005
BOE núm. 138 de fecha 10-06-2005

Artículo 35. Lugar de trabajo.


Dadas las especiales circunstancias en que se realiza la prestación de los servicios de seguridad y
vigilancia, la movilidad del personal vendrá determinada por las facultades de organización de la
Empresa, que procederá a la distribución de su personal entre sus diversos lugares de trabajo de la
manera más racional y adecuada a los fines productivos dentro de una misma localidad. A estos efectos
se entenderá por localidad tanto el municipio de que se trate, como a las concentraciones urbanas o
industriales que se agrupen alrededor del mismo y que formen con aquél una Macroconcentración
urbana o industrial, aunque administrativamente sean municipios distintos siempre que estén
comunicados por medios de transporte públicos a intervalos no superiores a media hora, a la entrada
y/o salida de los trabajadores. El personal de las Empresas que desempeñen tareas de vigilancia podrá
ser cambiado de un centro de trabajo a otro, de acuerdo con las facultades expresadas, dentro de una
misma localidad, destinando a ser posible, para cada lugar de trabajo, a aquellos trabajadores del
servicio de seguridad y vigilancia que residan más cerca de aquél.

Los trabajos realizados dentro de la zona definida como localidad no darán lugar a dietas para ninguno
de los trabajadores de las Empresas incluidas en el ámbito de aplicación del presente Convenio
Colectivo, y sí a los correspondiente pluses de distancia y transporte pactados.

Se acuerda constituir Comisiones Paritarias a los efectos de determinar los límites de cada una de las
Macroconcentraciones urbanas o industriales a que se re fiere este Artículo.

Tales Comisiones habrán de constituirse en el plazo de 1 mes a contar desde la fecha en que una de
las partes requiera a la otra con tal finalidad, el domicilio a efectos de citaciones de la Comisión Paritaria
será el de la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad, Marqués de
Urquijo, 5, Segunda Planta, 28008 Madrid.

Artículo 36. Desplazamientos.


Cuando un trabajador tenga que desplazarse por necesidad del servicio fuera de la localidad, entendida
en los términos del Artículo 35 donde habitualmente presta sus servicios o cuando salga de la localidad
para la que haya sido contratado, tendrá derecho al percibo de dietas salvo que dicho desplazamiento
no tenga perjuicios económicos para el trabajador.

En el caso de que no se desplace en vehículo de la Empresa, tendrá derecho a que se le abone,


además el importe del billete en medio de transporte idóneo.

Si el desplazamiento se realizase en un vehículo particular del trabajador, se abonará, durante 2005 a


razón de 0,22 euros el kilómetro. En los años 2006, 2007 y 2008 se revisarán en el IPC real del 2005,
2006 y 2007, respectivamente.

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Artículo 37. Importe de las dietas. El importe de las dietas acordadas en este Convenio Colectivo
será:
Euros
Cuando el trabajador tenga que hacer una comida fuera de su localidad …………………………........8,21
Cuando el trabajador tenga que hacer dos comidas fuera de su localidad ……………….…….……..15,14
Cuando el trabajador tenga que pernoctar y desayunar ………………………………….……………...13,89
Cuando el trabajador tenga que pernoctar fuera de su localidad
y realizar dos comidas………………………………………………………………………………..…..…..27,76
Si el desplazamiento fuera superior a siete días, el importe de la dieta completa
será a partir del octavo día de ………………………………………………..……………………………..22,06

Las cantidades antes señaladas experimentarán en los años sucesivos de vigencia de este Convenio
Colectivo (2006, 2007 y 2008) las revalorizaciones correspondientes a los I.P.C. real al 31 de diciembre
de los años 2005, 2006 y 2007, respectivamente.

REVISION ECONOMICA PARA EL AÑO 2006


RESOLUCIÓN de 14-02-2006
BOE núm. 52 de fecha 02 -03-2006

REVISION ECONOMICA PARA EL AÑO 2007


RESOLUCIÓN de 06-02-2007
BOE núm. 44 de fecha 20 -02-2007

REVISION ECONOMICA PARA EL AÑO 2008


RESOLUCIÓN de 13-02-2008
BOE núm. 51 de fecha 28-02-2008

CONVENIO COLECTIVO ESTATAL DE LAS EMPRESAS DE SEGURIDAD 2002-2004


RESOLUCIÓN de 31-01-2002
BOE núm. 44 – 20 febrero 2002

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 2


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Id Cendoj: 02003340012007100214
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Albacete
Sección: 1
Nº de Recurso: 2078/2005
Nº de Resolución: 389/2007
Procedimiento: RECURSO SUPLICACION
Ponente: MARIA DEL CARMEN PIQUERAS PIQUERAS
Tipo de Resolución: Sentencia
Resumen:
RECLAMACIÓN CANTIDAD

ANTECEDENTES DE HECHO

4º.- Que desde Agosto de 2002 el actor venía prestando sus servicios en las patrullas de las vías de
RENFE en Guadalajara.

5º.- Que en Julio de 2003, incluído, el actor comenzó a prestar servicios en el centro laboral de
Brihuega, Guadalajara; lugar donde continúa desarrollando su labor. Ejecuta su tarea en jornada
continuada y no puede abandonar el servicio durante la misma.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

SEGUNDO.- Sentados así los términos del debate, ha de verse que la cuestión a resolver por la Sala
consiste en determinar cuál haya de ser la interpretación de los artículos cuya infracción denuncia la
recurrente.

El artículo 36 del Convenio colectivo estatal para las empresas de seguridad y vigilancia reconoce,
en primer lugar, el derecho del trabajador desplazado por necesidad de servicio fuera de la
localidad (entendida en los términos del artículo 35 del mismo Convenio ) al percibo de
dietas; en segundo lugar, establece una excepción al derecho anteriormente señalado:
"salvo que dicho desplazamiento no tenga perjuicios económicos para el trabajador"; y en
tercer lugar, regula unos parámetros o cuantías para la determinación de la cantidad
concreta a que ascienda el derecho, ya sea por gastos de locomoción -distinguiendo varias
posibilidades: que el desplazamiento se realice en vehículo de la empresa, o en transporte
público, o en vehículo propiedad del trabajador, atribuyendo a cada supuesto una
asignación distinta: ninguna indemnización en el primer caso, la cuantía del billete en el
segundo, y 0,22 euros el kilómetro, en el último supuesto-; ya sea por gastos de
manutención, contenidos en el artículo 37 .

De este modo, puede decirse que el Convenio colectivo sienta, por una parte, una regla
general: el derecho del trabajador al devengo de dietas en caso de desplazamientos por
razón del servicio fuera de la localidad, y en la cuantía señalada en los artículos 36 y 37 ; y por
otra parte, una excepción a dicha regla general: que el desplazamiento no haya causado
perjuicio económico al trabajador.

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 3


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

TERCERO.- A esta interpretación se llega, tanto se atribuya al convenio colectivo naturaleza normativa
como naturaleza contractual, en aplicación de las reglas interpretativas de las normas o de los contratos
sentadas en los artículos 3 y 1281 del Código civil , las cuales obligan a interpretar el Convenio colectivo
estatal para las empresas de seguridad y vigilancia en el sentido de que los artículos 35, 36 y 37 del
citado Convenio colectivo establecen una regla general de la que hacen derivar un derecho -cobro de
dietas-, y la existencia de una excepción al mismo -cuando el desplazamiento no genere perjuicio
económico-, respondiendo así, coherentemente, a la dependencia y ajeneidad, como notas que
caracterizan la prestación laboral objeto del contrato de trabajo (artículo 1.1 en relación con el 8.1 del
Estatuto de los Trabajadores ), reconociendo el derecho del trabajador a percibir una indemnización o
suplido por los gastos que le ocasiona la realización de la prestación laboral por cuenta y orden de la
empresa.

De este modo y según el artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , la carga de la prueba de los
hechos de los que ordinariamente se desprenda, según las normas jurídicas a ellos aplicables, el efecto
jurídico correspondiente a las pretensiones de la demanda (o de la reconvención), corresponde al actor
(y al demandado reconviniente) -es decir, que al actor corresponde la carga de la prueba de los hechos
constitutivos-; y al demandado (o actor reconvenido) corresponde probar los hechos que, conforme a las
normas que les sean aplicables, impidan, extingan o enerven la eficacia jurídica de los hechos a que se
refiere el apartado anterior -esto es, que al demandado corresponde probar los hechos obstativos-.

Aplicando lo expuesto al presente supuesto, la interpretación que de los artículos citados hace la Sala,
no coincide con la realizada por el Juzgador de instancia, porque, entendemos, que el hecho
constitutivo del derecho al cobro de las dietas ha sido probado por el trabajador, desde el
punto en que ha quedado probada la certeza del hecho base sobre el que se sustenta el
derecho reclamado: la realización del desplazamiento de Guadalajara a Brihuega, y
presumiblemente la generación de un gasto (o perjuicio económico) para el trabajador,
derivado de la necesidad de trasladarse diariamente a Brihuega y de realizar una comida, de
forma más o menos formal, en el sentido de que aún cuando es cierto que la jornada se
realiza de forma continuada y no puede abandonar su servicio (hecho probado 5º), no lo es
menos que el trabajador realizará algún tipo de comida, tentempié o bocadillo, lo que
indudablemente le ocasiona un gasto, mayor o menor (repárese en un dato: la cuantía de la
dieta en concepto de manutención es de 8,21 ó 7,96 euros). Sin embargo, la empresa demandada
no ha probado el hecho obstativo, esto es que el desplazamiento no hubiera causado
perjuicio al trabajador, salvo respecto de unos días de noviembre y diciembre de 2004, durante los
cuales el trabajador se desplazó a otras localidades con vehículo facilitado por la empresa (hecho
probado 13º). De todo lo cual ha de concluirse que el trabajador tiene derecho a cobrar las
cantidades que señala el Convenio colectivo estatal de empresas de seguridad y vigilancia
en concepto de dietas por transporte y manutención.

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 4


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Id Cendoj: 02003340012007100577
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Albacete
Sección: 1
Nº de Recurso: 2131/2005
Nº de Resolución: 495/2007
Procedimiento: RECURSO SUPLICACION
Ponente: JESUS RENTERO JOVER
Tipo de Resolución: Sentencia
Resumen:
RECLAMACIÓN CANTIDAD

FUNDAMENTOS DE DERECHO

TERCERO.- Nos encontramos por lo tanto ante la siguiente situación: trabajador que, conforme a la
transformación pactada de la relación laboral inicial entre las partes en un contrato
indefinido, pasaba a prestar sus servicios como tal en Guadalajara capital (hecho probado
cuarto), siendo posteriormente trasladado a prestar sus servicios en centro sito en Brihuega
(hecho probado quinto), existiendo una distancia entre una y otra localidad de 33,8 kilómetros (hecho
probado séptimo), y correspondiéndole, caso de tener derecho a ello, para esa distancia y por el periodo
reclamado, un total de 2.555,28 euros (hecho probado 13º). El reclamante reside en Azuqueca de
Henares (hecho probado sexto).

Pues bien, el tema de fondo ha sido recientemente resuelto mediante Sentencia de esta misma Sala,
dictada en el rollo 2078/05, de 8-3-07, en la que se señalaba lo siguiente:

"El artículo 36 del Convenio colectivo estatal para las empresas de seguridad y vigilancia reconoce,
en primer lugar, el derecho del trabajador desplazado por necesidad de servicio fuera de la
localidad (entendida en los términos del artículo 35 del mismo Convenio ) al percibo de
dietas; en segundo lugar, establece una excepción al derecho anteriormente señalado:
"salvo que dicho desplazamiento no tenga perjuicios económicos para el trabajador"; y en
tercer lugar, regula unos parámetros o cuantías para la determinación de la cantidad
concreta a que ascienda el derecho, ya sea por gastos de locomoción -distinguiendo varias
posibilidades: que el desplazamiento se realice en vehículo de la empresa, o en transporte
público, o en vehículo propiedad del trabajador, atribuyendo a cada supuesto una
asignación distinta: ninguna indemnización en el primer caso, la cuantía del billete en el
segundo, y 0,22 euros el kilómetro, en el último supuesto-; ya sea por gastos de
manutención, contenidos en el artículo 37 .

De este modo, puede decirse que el Convenio colectivo sienta, por una parte, una regla
general: el derecho del trabajador al devengo de dietas en caso de desplazamientos por
razón del servicio fuera de la localidad, y en la cuantía señalada en los artículos 36 y 37 ; y por
otra parte, una excepción a dicha regla general: que el desplazamiento no haya causado
perjuicio económico al trabajador.

TERCERO.- A esta interpretación se llega, tanto se atribuya al convenio colectivo naturaleza normativa
como naturaleza contractual, en aplicación de las reglas interpretativas de las normas o de los contratos

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 5


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

sentadas en los artículos 3 y 1281 del Código civil , las cuales obligan a interpretar el Convenio colectivo
estatal para las empresas de seguridad y vigilancia en el sentido de que los artículos 35, 36 y 37 del
citado Convenio colectivo establecen una regla general de la que hacen derivar un derecho -cobro de
dietas-, y la existencia de una excepción al mismo -cuando el desplazamiento no genere perjuicio
económico-, respondiendo así, coherentemente, a la dependencia y ajeneidad, como notas que
caracterizan la prestación laboral objeto del contrato de trabajo (artículo 1.1 en relación con el 8.1 del
Estatuto de los Trabajadores ), reconociendo el derecho del trabajador a percibir una indemnización o
suplido por los gastos que le ocasiona la realización de la prestación laboral por cuenta y orden de la
empresa.
De este modo y según el artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , la carga de la prueba de los
hechos de los que ordinariamente se desprenda, según las normas jurídicas a ellos aplicables, el efecto
jurídico correspondiente a las pretensiones de la demanda (o de la reconvención), corresponde al actor
(y al demandado reconviniente) -es decir, que al actor corresponde la carga de la prueba de los hechos
constitutivos-; y al demandado (o actor reconvenido) corresponde probar los hechos que, conforme a las
normas que les sean aplicables, impidan, extingan o enerven la eficacia jurídica de los hechos a que se
refiere el apartado anterior -esto es, que al demandado corresponde probar los hechos obstativos-.

Aplicando lo expuesto al presente supuesto, la interpretación que de los artículos citados hace la Sala,
no coincide con la realizada por el Juzgador de instancia, porque, entendemos, que el hecho
constitutivo del derecho al cobro de las dietas ha sido probado por el trabajador, desde el
punto en que ha quedado probada la certeza del hecho base sobre el que se sustenta el
derecho reclamado: la realización del desplazamiento de Guadalajara a Brihuega, y
presumiblemente la generación de un gasto (o perjuicio económico) para el trabajador,
derivado de la necesidad de trasladarse diariamente a Brihuega y de realizar una comida, de
forma más o menos formal, en el sentido de que aún cuando es cierto que la jornada se
realiza de forma continuada y no puede abandonar su servicio (hecho probado 5º), no lo es
menos que el trabajador realizará algún tipo de comida, tentempié o bocadillo, lo que
indudablemente le ocasiona un gasto, mayor o menor (repárese en un dato: la cuantía de la
dieta en concepto de manutención es de 8,21 ó 7,96 euros). Sin embargo, la empresa demandada
no ha probado el hecho obstativo, esto es que el desplazamiento no hubiera causado
perjuicio al trabajador, salvo respecto de unos días de noviembre y diciembre de 2004, durante los
cuales el trabajador se desplazó a otras localidades con vehículo facilitado por la empresa (hecho
probado 13º). De todo lo cual ha de concluirse que el trabajador tiene derecho a cobrar las
cantidades que señala el Convenio colectivo estatal de empresas de seguridad y vigilancia
en concepto de dietas por transporte y manutención."

CUARTO.- No existiendo elementos de hechos nuevos, ni tampoco argumentos que no hayan sido
tomados en consideración al resolver, procede mantener la misma doctrina trascrita. Y en su
consecuencia, estimar parcialmente el recurso formalizado, en los términos cuantitativos señalados, toda
vez que lo que debe de ser tomado en consideración es la distancia entre el centro donde
fue contratado el trabajador y el centro distinto donde es enviado a prestar sus servicios
laborales, con independencia de cual sea el lugar del domicilio del trabajador, que en su
caso, y a efectos del precepto convencional debatido, solamente podrá ser tenido en
consideración para poder alegar y acreditar por la empresa la inexistencia de perjuicio en el
trabajador, lo que no sería el presente caso

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 6


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Id Cendoj: 08019340002002100432
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Barcelona
Sección: 0
Nº de Recurso: 941/2002
Nº de Resolución: 6722/2002
Procedimiento: SOCIAL
Ponente: FELIPE SOLER FERRER
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

SEGUNDO: El recurso no puede merecer favorable acogida. Se ha de tener en cuenta que el artículo 74
del citado convenio colectivo establece un "plus de distancia y transporte" como
compensación a los gastos de desplazamiento y medios de transporte dentro de la
localidad, así como desde el domicilio a los centros de trabajo y su regreso. El actor viene
percibiendo dicho plus de transporte, fijado actualmente en la cantidad de 11.530 pts. Por tanto, cuando
el actor fue contratado en 1997 para prestar servicios en la población de La Senia, distante 35 km. de su
residencia (Tortosa), los gastos de desplazamiento quedaron compensados con la percepción de ese
plus extrasalarial de naturaleza indemnizatoria.

En los supuestos de cambio de centro de trabajo a distinto término municipal que implique
necesidad de utilización de medio de transporte e inversión de mayor tiempo, aun cuando
no precise de cambio de residencia para los trabajadores, deviene incuestionable el derecho
de los trabajadores afectados a ser indemnizados y percibir la correspondiente
compensación cuando tal cambio implique para ellos un mayor costo económico, transporte
o mayor tiempo invertido con relación al que tenían anteriormente respecto del antiguo
centro, ya que, en otro caso, el equilibrio existente, entre prestaciones y
contraprestaciones, se vería alterado. En el caso de autos, el actor, al haber sido trasladado en
1999 a prestar servicios a la localidad de "El Perelló", que dista 37 km. de su domicilio, reclama la
aplicación del artículo 37 del convenio, relativo a "desplazamientos", conforme al cual " cuando un
trabajador tenga que desplazarse por necesidad del servicio fuera de la localidad , entendida en los
términos del artículo 35 donde habitualmente presta sus servicios o cuando salga de la localidad para la
que haya sido contratado, tendrá derecho al percibo de dietas salvo que dicho desplazamiento no tenga
perjuicios económicos para el trabajador. En caso de que no se desplace en vehículo de la empresa,
tendrá derecho a que se le abone, además, el importe del billete en medio de transporte idóneo. Si el
desplazamiento se realizase en un vehículo particular del trabajador, se abonará, durante los años 1997,
1998 y 1999, a razón de 29 pesetas el kilómetro. En los años 2000 y 2001 se pagarán 30
pesetas/kilómetro". El actor cumple el presupuesto de este precepto convencional en cuanto que se ha
desplazado o salido de la localidad para la que fue contratado (La Senia), para prestar servicios en otra
distinta (El Perelló). Ahora bien, ya dijimos que los gastos de desplazamiento desde el domicilio al
centro de trabajo se cubren a través del plus de transporte, conforme al artículo 74 del
convenio, de ahí que sólo pueda predicarse la aplicación del artículo 37 respecto de los gastos de
desplazamiento suplementarios inherentes a la mayor distancia (2 km.) entre el actual centro de trabajo
y el domicilio del actor, es decir, sólo ha de ser indemnizado conforme a este último precepto el
gasto económico adicional que genera el desplazamiento al nuevo centro de trabajo, tal y
como acertadamente entendió el Juzgador de instancia, al resarcir únicamente al accionante a razón de

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 7


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

120 pesetas diarias por la mayor distancia de su domicilio al centro de trabajo (4 kilómetros sumando
ida y vuelta, a razón de 30 pesetas/kilómetro).

Id Cendoj: 08019340012000101865
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Barcelona
Sección: 1
Nº de Recurso: 4597/2000
Nº de Resolución: 8130/2000
Procedimiento: SOCIAL
Ponente: JOSE QUETCUTI MIGUEL
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Pues bien, debe examinarse seguidamente si se cumplen ambos requisitos y así respecto del primero, es
preciso señalar que ciertamente el actor fue contratado para prestar sus servicios en el
METRO de Barcelona (hecho 1º), pero no lo es menos que al menos desde septiembre de 1997
(así lo manifestó el actor en confesión) ha venido prestando sus servicios de forma exclusiva en
Terrassa y así continuaba cuando en mayo de 1999 se produjo la subrogación empresarial,
en consecuencia ese era el lugar habitual de la prestación laboral en el sentido que exige el
precepto estudiado, y tal consideración debe hacerse aunque inicialmente el trabajador fuese contratado
para prestar sus servicios en Barcelona y ello porque como se evidencia del tiempo transcurrido
desde que se produjo el cambio de puesto del actor (unos dos años hasta la fecha de
subrogación), nos encontramos ante una novación y no ante una situación de traslado
eventual recogida en el art. 37 del Convenio.

Id Cendoj: 08019340012003100536
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Barcelona
Sección: 1
Nº de Recurso: 625/2001
Nº de Resolución: 7287/2003
Procedimiento: SOCIAL
Ponente: FRANCISCO JAVIER SANZ MARCOS
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

TERCERO.- La Sala ha venido considerando, en interpretación de dichos preceptos, que aunque el


"lugar de trabajo no puede ser un punto geográfico cualquiera... pues en este caso la
empresa podría imponer desplazamientos abusivos sin obligación de compensarlos, sino los
servicios contratados en la misma localidad entendida en los términos del artículo 35 del
Convenio... para que el trabajador pueda reclamar dietas y kilometraje ha de acreditar tanto
la necesidad de desplazarse por necesidad del servicio fuera de la localidad, entendida en

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 8


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

los términos del artículo 35 , donde habitualmente presta sus servicios o cuando salga de la
localidad para la que haya sido contratado" como el perjuicio económico ocasionado por tal
desplazamiento (S. de 22 de mayo de 2001); pues la dieta, al igual que los gastos de
transporte y kilometraje, "por su propia naturaleza no integran ni constituyen salario sino
indemnización o suplido de que se genera y nace como consecuencia de gastos realizados
por el trabajador y por ello la acreditación o prueba de su causacion deviene como requisito
o "conditio sine qua non" para que nazca el derecho de su percepción, sin que la sola
existencia del desplazamiento o permanencia continuada en el lugar de trabajo justifique y
fundamente "per se" la válida exigencia de su importe (SS de la Sala de 19 de octubre de
1998, 3 de junio de 1999 y 31 de octubre de 2000 entre otras; en relación con la STS de 14
de mayo de 1991).

Corresponde, por ello, a quien reclama la cumplida prueba de los siguientes requisitos para
su devengo: a) que se produzca un "desplazamiento" del trabajador; b)"fuera de la
localidad ... donde habitualmente presta sus servicios o... para la que haya sido contratado y
c) que se acredite la existencia de perjuicios económicos.

CUARTO.- Según resulta del incombatido relato judicial de los hechos, el actor ("contratado para
realizar la prestación de servicios como Vigilante de Seguridad en el centro de trabajo sito
en la C/ Soler nº 25 de Tarragona") desde el inicio de su relación laboral -el 3 de marzo de
1997- "ha trabajado continuamente hasta la finalización de su contrato en el Centro de la
empresa cliente Macresac SA sita en la localidad de la Selva del Camp"; localidad que dista de su
domicilio en Cambrils 44 kms. Pues bien, aun habiendo sido formalmente "contratado" para
prestar sus laborales servicios en Tarragona, si desde el inicio de su relación de trabajo se
produjo una consentida novación modificativa de un contrato que pasaría a ser
efectivamente ejecutado en aquella precitada localidad no puede considerarse a quien así
reclama (temporalmente) "desplazado" en los (coyunturales términos) que refiere la norma
de aplicación.

Así lo entendió esta Sala en su sentencia de 24 de noviembre de 1998 y en igual sentido se


pronuncia la Sala cuando en su sentencia de 10 de octubre de 2000 (y al decidir sobre un
supuesto similar al ahora contemplado) concluye que "ese era el lugar habitual de la
prestación laboral en el sentido que exige el precepto estudiado, y tal consideración debe
hacerse aunque inicialmente el trabajador fuese contratado para prestar sus servicios" en
otra localidad "porque como se evidencia del tiempo transcurrido desde que se produjo el
cambio de puesto del actor ... nos encontramos ante una novación y no ante una situación
de traslado eventual recogida en el art. 37 del Convenio". El derecho reconocido por el art.
37 queda limitado -señala la STSJ del País Vasco de 18 de diciembre de 2001- "a los casos
en que al trabajador se le cambia coyunturalmente el lugar donde ha de trabajar, bien
respecto a aquél para el que ha sido contratado o respecto a aquél en el que habitualmente
presta sus servicios, ..."; esto es a "los casos de desplazamiento a un centro distinto al
habitual, entendido el término centro en los concretos términos en que los fija el art. 35 del
convenio".

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 9


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Id Cendoj: 08019340012007102415
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Barcelona
Sección: 1
Nº de Recurso: 596/2006
Nº de Resolución: 1919/2007
Procedimiento: Recurso de suplicación
Ponente: FRANCISCO JAVIER SANZ MARCOS
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

En interpretación de dichos preceptos esta Sala ha venido considerando, que aunque el "lugar de
trabajo no puede ser un punto geográfico cualquiera... pues en este caso la empresa podría
imponer desplazamientos abusivos sin obligación de compensarlos, sino los servicios
contratados en la misma localidad entendida en los términos del artículo 35 del Convenio ...
para que el trabajador pueda reclamar dietas y kilometraje ha de acreditar tanto la
necesidad de desplazarse por necesidad del servicio fuera de la localidad, entendida en los
términos del artículo 35 , donde habitualmente presta sus servicios o cuando salga de la
localidad para la que haya sido contratado" como el perjuicio económico ocasionado por tal
desplazamiento (Sentencias de 22 de mayo de 2001 y 20 de noviembre de 2003); pues la
dieta, al igual que los gastos de transporte y kilometraje, "por su propia naturaleza no
integran ni constituyen salario sino indemnización o suplido de que se genera y nace como
consecuencia de gastos realizados por el trabajador y por ello la acreditación o prueba de su
causación deviene como requisito o conditio sine qua non para que nazca el derecho de su
percepción, sin que la sola existencia del desplazamiento o permanencia continuada en el
lugar de trabajo justifique y fundamente per se la válida exigencia de su importe" (SS de la
Sala de 19 de octubre de 1998, 3 de junio de 1999 y 31 de octubre de 2000 entre otras; en
relación con la STS de 14 de mayo de 1991 ).

Id Cendoj: 08019340012007103368
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Barcelona
Sección: 1
Nº de Recurso: 2062/2006
Nº de Resolución: 5348/2007
Procedimiento: Recurso de suplicación
Ponente: JOSE DE QUINTANA PELLICER
Tipo de Resolución: Sentencia
FUNDAMENTOS DE DERECHO

SEGUNDO.- La censura jurídica se limita única y exclusivamente a la denuncia de infracción por


interpretación errónea del artículo 97-2 , que aunque recurrente no lo diga ha de entenderse que se
refiere a la ley de procedimiento laboral y del artículo 36 del Convenio Colectivo Estatal de las empresas
de seguridad.

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 10


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Por lo que se refiere a los requisitos formales la sentencia cumple cuantos requisitos son exigibles en
cuanto al redactado de hechos probados , fundamentación jurídica y motivación. Por lo que se refiere al
art 36 del Convenio de aplicación dicho precepto señala bajo el epígrafe de desplazamientos que "
cuando un trabajador tenga que desplazarse por necesidad del servicio fuera de la localidad , entendida
en los términos del artículo 35 donde habitualmente presta sus servicios o cuando salga de la localidad
para la que haya sido contratado tendrá derecho al percibo de dietas salvo que dicho desplazamiento no
tenga perjuicios económicos para el trabajador. En el caso de que no se desplace en vehículo de la
empresa, tendrá derecho a que se le abonen además el importe del billete en medio de transporte
idóneo.

Si el desplazamiento realizarse en un vehículo particular del trabajador, se abonará durante 2002 a


razón de 31 pesetas el kilómetro (0, 19 euros). En los años 2000 3:02 1004 se revisarán en el IPC real
de 2002 y 2003, respectivamente".

En este caso no se discute que el centro de trabajo se encontraba en Montornés del Vallés, que el
desplazamiento a otras poblaciones se hacia en vehículo particular ni que el importe del Kilómetro era de
0,20 euros. Tampoco existe controversia en el hecho de que cobraba plus transporte. Respecto a la
naturaleza de este último se pronunció en sentencia resolviendo un conflicto colectivo la sentencia del
TS (Sala IV ) de 15 de Marzo de 1999 . En el se afirma que en el convenio colectivo que
venimos examinado el plus de distancia y transportes se establece como compensación a
los gastos de desplazamiento y medios de transporte dentro de la localidad, así como desde
el domicilio a los centros de trabajo y su regreso. Su cuantía en cómputo anual, y
redistribuida en quince pagas, se establece en la columna correspondiente en el anexo
salarial y que no hay duda, de la naturaleza de compensación de gastos que se asigna a los
complementos discutidos y, por ende, según la definición del artículo 27.2 del Estatuto de
los Trabajadores, de su carácter extrasalarial. Se trata pues de una indemnización o
suplidos que lo que compensa es el gasto de desplazarse del domicilio al centro de trabajo
asignado. Es por ello que el criterio del Magistrado de instancia de reconocer el derecho percibo de una
cantidad por kilómetro recorrido en vehículo particular solo en el tramo de recorrido que exceda del
traslado desde Mataró ( lugar de residencia ) a Montornés del Vallés ( centro de trabajo ) ha de
considerarse acertado pues este primer recorrido ya era compensado por el plus de transporte y solo el
que era realizado a partir de Montornés del Vallés, en vehículo particular , a otra localidad para realizar
servicio de vigilancia ha de indemnizarse con el abono de la cantidad fijada en el convenio por Kilómetro
recorrido. Así lo indicó esta Sala en su sentencia de 22 de Mayo de 2002 en la que se decía
"Como señala la Sala en sentencia de 10 Oct. 2000 entre otras, " (...) la compensación por
gastos de kilometraje que el Convenio contempla no deriva de la mayor o menor distancia
del domicilio particular del trabajador respecto del centro de trabajo que le es asignado,
sino de que el trabajador tenga que desplazarse por necesidad del servicio fuera de la
localidad, entendida dentro de los términos del artículo 35 , donde habitualmente presta sus
servicios o cuando salga de la localidad para la que haya sido contratado, y siempre que se
acredite la utilización del vehículo particular.(...)." la aplicación de tan clara doctrina obliga `pues
a que la resolución recurrida sea pues plenamente confirmada en este punto.

Cuestión distinta es la referente a las dietas. Ya se ha dicho que el Art. 36 del Convenio colectivo
de aplicación indica que "cuando un trabajador tenga que desplazarse por necesidad del servicio fuera
de la localidad , entendida en los términos del artículo 35 donde habitualmente presta sus servicios o
cuando salga de la localidad para la que haya sido contratado tendrá derecho al percibo de dietas salvo

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 11


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

que dicho desplazamiento no tenga perjuicios económicos para el trabajador". También nos hemos
referido a que el trabajador se desplazó en vehículo particular a la Roca del Vallés, San Cugat del Vallés,
Parets del Vallés y Sabadell. por necesidades del servicio y que su jornada era de 40 horas a la semana
con un horario de las 19 horas a las 7 horas del día siguiente El precepto convencional mencionado
da por sentado que en tales casos se devengan dietas salvo que tal desplazamiento no
tenga perjuicios económicos para el trabajador. No se exige pues que el vigilante acredite
detalladamente los perjuicios sufridos sino que su derecho a la dieta se concede salvo que
se acredite lo contrario, es decir que no tiene perjuicios. Es de pura lógica concluir que un
desplazamiento a una localidad distinta a la de su trabajo habitual en el horario que hemos
descrito lleva consigo unos gastos para cubrir necesidades tan elementales como son el
comer y beber cuyo importe supone unos perjuicios que son los que cubre y para lo que está
prevista la dieta regulada en la norma convencional que resulta de aplicación .Es por ello que
procede la revocación en este punto de la resolución recurrida y la condena a la empresa demandada al
pago de los 884,64 Euros en concepto de dietas pues el cálculo del importe de estas no ha sido objeto
de discusión en el litigio como se manifiesta de manera expresa en la resolución recurrida .

Id Cendoj: 08019340012007104448
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Barcelona
Sección: 1
Nº de Recurso: 4647/2006
Nº de Resolución: 3147/2007
Procedimiento: Recurso de suplicación
Ponente: FELIPE SOLER FERRER
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

SEGUNDO.- Por la vía del apdo. c) del artículo 191 LPL se realiza seguidamente la censura jurídica de la
sentencia del Juzgado, a la que se imputa infracción de los artículos 35, 36 y 37 del Convenio Colectivo
Estatal de las Empresas de Seguridad, en relación con el artículo 1214 (sic) y 1281 del Código Civil y el
artículo 26.2 ET .

Para la correcta solución de la censura jurídica planteada hemos de partir del tenor literal de los
preceptos denunciados, así el artículo 36 del Convenio Colectivo de aplicación establece que " cuando un
trabajador tenga que desplazarse por necesidad del servicio fuera de la localidad entendida en los
términos del artículo 35 donde habitualmente presta sus servicios o cuando salga de la localidad para la
que ha sido contratado, tendrá derecho al percibo de dietas salvo que dicho desplazamiento no tenga
perjuicios económicos para el trabajador...". Y el artículo 37 del referido Convenio Colectivo establece el
importe de las dietas que, por lo que hace al año 2004, se fija en 7,96 euros cuando el trabajador tenga
que hacer una comida fuera de su localidad y en 14,67 euros cuando tenga que hacer dos comidas
fuera de su localidad.

De los citados preceptos se deduce que el trabajador tendrá derecho al percibo de la citada dieta
de comida salvo que dicho desplazamiento no tenga perjuicios económicos para el
trabajador, sosteniendo acertadamente la sentencia de instancia que el desplazamiento en

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 12


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

sí mismo da origen a ese perjuicio cuando, por razón de la duración del servicio, el
trabajador se haya visto en la necesidad de comer fuera de su localidad, resarciendo tanto
el gasto que pueda tener aquel al tener que pagar la comida (una vez finalizado el turno y
antes de llegar a su domicilio o antes de comenzarlo en su caso), como la molestia o el
perjuicio que le supone el hecho de tener que desayunar, comer o cenar fuera de su
localidad y con sus propios medios ya que no puede abandonar el lugar a vigilar y debiendo
además, una vez finalizado el turno, realizar el camino de vuelta a su domicilio.

Es cierto que esta Sala, en sentencias de 3-6-1999 y 31-10-2000 (citada en el recurso)


señaló que la sola existencia del desplazamiento o permanencia continuada en el lugar de
trabajo no justifica y fundamenta "per se" la válida exigencia del importe de la dieta de
comida. Mas también se ha de tener en cuenta que esta misma Sala, en sentencia de 7-6-
2000 , en supuesto análogo al de autos, en que por razón del desplazamiento y la
permanencia continuada en el puesto de trabajo le coincidieron al trabajador fuera de su
domicilio las horas del almuerzo y la cena, vino a establecer que en tal caso asiste al
trabajador derecho a percibir las dietas de comida al presumirse la existencia de perjuicios
económicos, y que la acreditación de la no existencia de perjuicios económicos para el actor
recae sobre la empresa demandada. Dicha solución está en consonancia con la Sentencia
del Tribunal Supremo de 30 de Septiembre de 2002, en que analizando un supuesto que
guarda analogía con el que examinamos, a propósito de constatar la existencia o no de
contradicción y, pese a no entrar en el fondo, lo cierto es que el alto Tribunal abre una
puerta para poder afirmar que existiendo desplazamiento se presume el perjuicio y que la
carga de probar la inexistencia del perjuicio incumbe a la empresa.

Id Cendoj: 15030340012008100188
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Coruña (A)
Sección: 1
Nº de Recurso: 1948/2005
Nº de Resolución: 641/2008
Procedimiento: RECURSO SUPLICACION
Ponente: RICARDO PEDRO RON LATAS
Tipo de Resolución: Sentencia
Resumen:
RECLAMACIÓN CANTIDAD

FUNDAMENTOS DE DERECHO
SEGUNDO.- Con sede en el art. 190 c) LPL (esta Sala entiende que se ha incurrido en un involuntario
lapsus calami, queriendo hacerse referencia al art. 191 de la norma adjetiva laboral), la parte recurrente
formula el segundo y último de los motivos de suplicación, en el que denuncia infracción por
interpretación errónea y aplicación indebida de los arts. 35 y 36 del Convenio Colectivo Estatal de
Empresas de Seguridad, por estimar, en esencia, que la localidad donde el trabajador presta
habitualmente sus servicios es Vigo, por lo que no deben abonársele dietas y kilometraje.

La censura a que el motivo se contrae no puede prosperar. Según el artículo 37 de la norma paccionada
que se denuncia, "Cuando un trabajador tenga que desplazarse por necesidad del servicio fuera de la

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 13


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

localidad , entendida en los términos del artículo 35 donde habitualmente presta sus servicios o cuando
salga de la localidad para la que haya sido contratado, tendrá derecho al percibo de dietas salvo que
dicho desplazamiento no tenga perjuicios económicos para el trabajador. En el caso de que no se
desplace en vehículo de la empresa, tendrá derecho a que se le abone, además, el importe del billete en
medio de transporte idóneo. Si el desplazamiento se realizase en un vehículo particular del trabajador,
se abonará, durante los años 1997, 1998 y 1999, a razón de 29 pesetas el kilómetro. En los años 2000 y
2001 se pagarán 30 pesetas/kilómetro", es decir, que cuando el trabajador se desplace (para trabajar)
desde la localidad o el municipio ("A estos efectos se entenderá por localidad ... el municipio de que se
trate" [art. 35 del CC Estatal de Empresas de Seguridad]) para la que haya sido contratado en su
vehículo particular, tendrá derecho al percibo de dietas y kilometraje. Y aquí los hechos declarados
probados en la sentencia de instancia ponen de manifiesto que, si bien el actor fue contratado
inicialmente para prestar servicios en el Instituto de Formación Náutico- Pesquera de Vigo,
posteriormente su lugar de trabajo quedó fijado en la localidad de Pontecaldelas (que se
encuentra ubicada en distinto Municipio que la ciudad de Vigo, de la que distan aproximadamente
39 km.), tal y como refleja la comunicación efectuada por la empresa demandada al INEM de
fecha 1 de diciembre de 2000, por la que se modifica el contrato suscrito entre las partes, sin
que haya sido posteriormente alterado. De esta manera, teniendo que desplazarse el
trabajador de Pontecaldelas (la localidad para la que estaba contratado desde diciembre de 2001) a
Bouzas (Vigo) entre junio de 2001 y febrero de 2002 en su vehículo particular, la empresa estaba
obligada (según dispone el convenio colectivo de aplicación) a abonarle las cantidades (en
concepto de dietas y kilometraje) que figuran en la parte dispositiva de la sentencia de instancia.

Id Cendoj: 28079340062008100057
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Madrid
Sección: 6
Nº de Recurso: 5373/2007
Nº de Resolución: 94/2008
Procedimiento: RECURSO SUPLICACION
Ponente: ENRIQUE JUANES FRAGA
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Dado el tenor de los preceptos transcritos, ha de convenirse con la recurrente en que la actora carece
del derecho a percibir el kilometraje establecido en el art. 36 , pues no concurre el supuesto que de
existir le daría derecho no solamente a lo reclamado, sino también a dietas. Tal supuesto es el de que la
empresa decida desplazar al trabajador fuera de la localidad en la que habitualmente presta sus
servicios, o cuando salga de la localidad para la que haya sido contratado. Esto no ha sucedido, pues
según los hechos probados, coincidentes con los de la demanda, la actora siempre ha prestado sus
servicios en el Aeropuerto Madrid - Barajas, sin ningún cambio de este lugar de trabajo ni
salida por decisión de la empresa a otro destino. En este mismo sentido debe citarse la
sentencia del TS de 18 de septiembre de 2004 sobre el convenio estatal de empresas de seguridad
con preceptos similares a los transcritos, que niega el derecho al kilometraje por no haber
existido cambio del centro de trabajo asignado.

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 14


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Id Cendoj: 30030340012006100089
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Murcia
Sección: 1
Nº de Recurso: 1364/2005
Nº de Resolución: 48/2006
Procedimiento: RECURSO SUPLICACION
Ponente: JOSE ABELLAN MURCIA
Tipo de Resolución: Sentencia
Resumen:
RECLAMACIÓN CANTIDAD

T.S.J.MURCIA SALA SOCIAL


MURCIA
SENTENCIA: 00048/2006
ROLLO Nº: RSU 1364/05
46050
SALA DE LO SOCIAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA
DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MURCIA

En la ciudad de Murcia, a dieciséis de Enero de dos mil seis.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Murcia formada por
el Iltmo. Sr. Presidente D. JOSÉ LUIS ALONSO SAURA, y los Iltmos. Sres. Magistrados, D. JOSÉ ABELLÁN
MURCIA y D. JOAQUÍN ÁNGEL DE DOMINGO MARTÍNEZ , ha pronunciado EN NOMBRE DEL REY la
siguiente:

SENTENCIA

En el recurso de suplicación interpuesto por Seguritas Seguridad España S.A., contra la sentencia
número 308/05 del Juzgado de lo Social número Cinco de Murcia, de fecha 15 de Septiembre, dictada en
proceso número 584/05 , sobre Contrato de Trabajo, y entablado por don Carlos Manuel frente a
Seguritas Seguridad España S.A.

Actúa como Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. JOSÉ ABELLÁN MURCIA, quien expresa el criterio de la
Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y en el que consta sentencia,
en la que figuran declarados los siguientes hechos probados: "1º.- PRIMERO.- El demandante D. Carlos
Manuel , con D.N.I. NUM000 , domiciliado en Cieza (Murcia), en CAMINO000 NUM001 , ha prestado sus
servicios laborales para la empresa Securitas Seguridad España S.A., dedicada a la prestación de
Servicios de Seguridad, con una antigüedad desde el 1/10/2.003, con la categoría de vigilante, y con
una retribución según convenio. SEGUNDO.- Inició la relación laboral en virtud de un contrato de

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 15


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

trabajo de duración determinada, eventual por circunstancias de producción, pasando a ser


trabajador indefinido el 30/09/2.004. Estando el centro de trabajo pactado en Murcia en la calle
Ingeniero Melchor de Luzón n° 1, B, en concordancia con lo en Convenio Colectivo sobre "lugar de
trabajo". Estableciéndose que el actor debía prestar sus servicios de vigilancia por el
incremento de esporádicos en la zona de Murcia. TERCERO.- Durante el desarrollo del contrato de
trabajo entre el actor y la empresa, aquel ha prestado sus servicios laborales: a) Desde el mes de
Octubre y Noviembre del año 2.003 en el tanatorio Arco Iris, situado en término municipal de Murcia, en
el camino de 5anta Catalina.- b) En los meses de Enero a Diciembre del 2.003 y Enero del 2.004
trabajó en Quality Plast S.A., estanco situada dicha empresa en la Carretera Nacional Km. 387,
término municipal de Molina de Segura.- c) . Desde Febrero del 2.004 fue destinado al
centro de trabajo de la empresa García Carrión situado en Jumilla. Prestando sus servicios
en esta localidad desde el mes de Junio del 2.004 al mes de mayo de 2005 los días y horas que
aparecen en el hecho tercero de la demanda y que se dan por reproducidos a efectos de prueba.
CUARTO.- La distancia kilométrica de Cieza al Centro de Trabajo en Murcia es de 44 kilómetros., y de
Cieza a Molina de Segura de 32, de Cieza a Jumilla 37 kilómetros, y de Murcia a Jumilla 75 kilómetros.
QUINTO.- El importe del kilómetro por desplazamiento para el año 2.004 ascendió a 0,21 Euros y para el
año 2.005 a 0,22 Euros, y el importe de la dieta para el año 2.004 7,96 Euros y para el 2.005 8,21
Euros, según el convenio vigente. SEXTO.- El Convenio Colectivo Estatal de las Empresas de Seguridad
(2.005-2.008) establece en su art. 35.- lugar de trabajo "se entenderá por localidad (entre los diversos
lugares de trabajo), tanto el municipio de que se trate, como a las concentraciones urbanas o
industriales que se agrupen alrededor del mismo y que formen con aquel una macroconcentración
urbana o industrial, aunque administrativamente sean municipios distintos, siempre que estén
comunicados por medio de transportes públicos con intervalos no superiores a una hora, a la entrada o
a la salida de los trabajadores".- Art. 36.- Desplazamientos. Cuando un trabajador tenga que
desplazarse por necesidad del , servicio fuera de la localidad , entendida en los términos del art. 35
donde habitualmente presta sus servicios o cuando salga de la localidad para la que ha sido contratado,
tendrá derecho al percibo de dietas, salvo que dicho desplazamiento no tenga perjuicios económicos
para el trabajador.- Si el desplazamiento se realizare en un vehículo particular del trabajador, se abonará
durante el año 2.005, 0,22 Euros por kilómetro.-Art. 37.- Importe de las dietas. El importe de las dietas
acordadas en éste Convenio Colectivo será: Cuando el trabajador tenga que hacer una comida fuera de
su localidad de 8,21 Euros. Art. 72, a.- Complementos de Indemnizaciones o Suplidos a) Plus de
distancia y transporte.- Se establece como compensación a los gastos de desplazamiento y medios de
transporte dentro de la localidad, así como, desde el domicilio a los centros de trabajo y su regreso. Su
cuantía, en cómputo anual de 1.020 Euros para el año 2.005, y distribuida en quince pagas, según se
establece en la columna correspondiente del Anexo Salarial. SÉPTIMO.- Se celebró sin avenencia el
23/06/2005 el preceptivo acto de conciliación." y el fallo fue del tenor literal siguiente: "Estimar
parcialmente la demanda promovida por D. Carlos Manuel , y en consecuencia, procede condenar a la
empresa Seguritas Seguridad España S.A a que abone a aquel la cantidad de 5.001,58 euros."

SEGUNDO.- Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por la parte demandada, con
impugnación de contrario.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

FUNDAMENTO PRIMERO.- La sentencia dictada en la instancia estimó en parte la demanda entablada


por Carlos Manuel , en la que se solicitaba se condenara a la empresa demandada, Seguritas Seguridad
España S.A., a abonarle la cantidad de 8.602 euros, en concepto de dietas y gastos por kilometraje

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 16


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

durante el tiempo en que ha estado prestando servicios en el centro de trabajo sito en la localidad de
Jumilla.

Disconforme con tal resolución judicial, interpone la mercantil demandada el presente recurso para que,
con examen del Derecho aplicado en la sentencia, sea ésta revocada y se dicte en su lugar otra acorde
con sus pretensiones.

La actora ha impugnado el recurso.

FUNDAMENTO SEGUNDO.- Por la vía procesal del apartado c) del artº 191 de la LPL , se denuncia
infracción, por aplicación errónea del artº 36 del Convenio Colectivo Estatal de las empresas de
Seguridad, en relación los artº 35 y 72 del mismo Convenio ; razonándose, para ello, que si bien el actor
fue contratado para prestar sus servicios a la empresa en cualquiera de los centros de
trabajo sitos en la localidad de Murcia, en el sentido que a este término da el artº 35, no
puede desconocerse que el actor tiene su domicilio en Cieza, por lo que si el desplazamiento
a Murcia (88 Km/ ida y vuelta) desde su domicilio no da derecho al abono de dietas ni de
gastos de desplazamiento, viniendo compensados con el plus contemplado a tal fin en el
artº 72 a) del Convenio ; tampoco podrá reclamarse el reembolso por tales gastos cuando el
traslado tiene lugar desde su domicilio a la localidad de Jumilla ( 74 Km. Ida y vuelta), al venir
igualmente compensados tales gastos con plus de desplazamiento a que hace referencia el citado artº.
72 a); pues ningún perjuicio se le irroga con la prestación de servicios en Jumilla en lugar de
en Murcia.

Esta tesis es plenamente compartida por este Tribunal, al así resultar de los términos en que
aparecen redactados los preceptos invocados al condicionar el artº 36 la indemnización por
dietas y kilometraje a la causación de un perjuicio económico para el trabajador, cuando
éste deba desplazarse fuera de la localidad en que preste su trabajo. Cualquier otra
interpretación conduciría al absurdo de poder percibir una indemnización sin la
contrapartida de un perjuicio sufrido, cuya acreditación - para el caso de haber realizado alguna
o algunas comidas, a todas ellas, en la localidad de trabajo- incumbía a la actora.

En cualquier caso, la interpretación del artº 36 en la forma expuesta resulta ser la más lógica, pues
donde la razón es la misma, idéntica debe ser la regla de Derecho aplicable.

Procede, por lo expuesto, la estimación del recurso y, en consecuencia, la revocación de la sentencia de


instancia.

FALLO

En atención a todo lo expuesto, la Sala de lo Social de este Tribunal, por la autoridad que le confiere la
Constitución, ha decidido:

Estimar el recurso de suplicación interpuesto por Seguritas Seguridad España S.A., contra la sentencia
número 308/05 del Juzgado de lo Social número Cinco de Murcia, de fecha 15 de Septiembre, dictada en
proceso número 584/05 , sobre Contrato de Trabajo, y entablado por don Carlos Manuel frente a
Securitas Seguridad España S.A.

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 17


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Id Cendoj: 31201340012005100349
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Pamplona/Iruña
Sección: 1
Nº de Recurso: 307/2005
Nº de Resolución: 314/2005
Procedimiento: Recurso de suplicación
Ponente: MARIA DEL CARMEN ARNEDO DIEZ
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

SEGUNDO.- Para abordar convenientemente el recurso necesario resulta recordar que el demandante
ha prestado servicios para la empresa demandada, Eulen Seguridad S.A., desde el 3 de
septiembre de 2003 en virtud de un contrato de trabajo para obra o servicio determinado,
con la categoría de vigilante de seguridad, siendo su objeto la protección de personalidades
en Navarra. En el mes de mayo de 2004 el actor trabajó como correturnos y la demandada
le abonó gastos de locomoción. A partir de junio del mismo año y hasta la finalización del
contrato de trabajo el 11 de enero de 2005 se le asignó la protección de una personalidad
con residencia en Tafalla, desplazándose desde su domicilio particular en Pamplona hasta
esa localidad durante los días que se indican en la demanda, realizando un total de 11.760
kilómetros, reclamando, por ello, un total de 2.469 euros en concepto de kilometraje, a razón de 0,21
euros el kilómetro.

… Por lo tanto, exigiendo la norma prevista en el Convenio un previo desplazamiento desde


la localidad donde se desarrollen los servicios de forma constante y habitual, que en el caso
enjuiciado y en el periodo reclamado era Tafalla, no pueden apreciarse las infracciones
denunciadas en cuanto los desplazamientos entre Pamplona y Tafalla que diariamente
realizaba el actor desde su domicilio particular al lugar de residencia de la personalidad
protegida no tienen cabida en las previsiones del artículo 36 del Convenio nacional del
sector . Y, habiéndolo apreciado así el Magistrado de instancia, el recurso debe desestimarse.

Id Cendoj: 35016340012004100448
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Palmas de Gran Canaria (Las)
Sección: 1
Nº de Recurso: 726/2001
Nº de Resolución: 451/2004
Procedimiento: Recurso de suplicación
Ponente: MARIA JESUS GARCIA HERNANDEZ
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

-De otro lado es innegable que la simple realidad del desplazamiento pone de relieve que en
algún medio hubo de hacerse, sin que conste en el relato fáctico dato o elemento alguno del que
quepa extraer lo que el precepto colectivo eleva a obstáculo del devengo del kilometraje: que el
C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 18
Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

desplazamiento "no tenga perjuicio alguno al trabajado", aspecto que ni se afirma ni se niega; más
exactamente no se apunta en lado alguno del relato histórico que mediara un
desplazamiento en que transportara la empresa, o un compañero.

Así se pronuncia el Tribunal Supremo en sentencia de 30 septiembre 2002 (Rj.


2002/10909), examinando un supuesto que guarda identidad con el que examinamos, a propósito de
constatar la existencia o no de contradicción y, pese a no entrar en el fondo lo, cierto es que abre una
puerta para poder afirmar, como lo hace el Juzgador de instancia que existiendo
desplazamiento se presume el perjuicio y la carga de probar, que no concurre, incumbe a la
empresa.

-Por último y en lo que respecta a las dietas aun cuando en el relato de hechos probados solo se recoge
el número de horas trabajadas cada día y no los horarios de permanencia, que podría hacer dudar si el
trabajador regresó o no a comer a su domicilio, lo cierto es que no es la permanencia continuada en el
centro de trabajo al que fué desplazado el actor lo que combate la recurrente sino el hecho de que no se
haya acreditado la realización del gasto y, por consecuencia, hemos de centrarnos en esta cuestión para
determinar si concurre o no la infracción normativa denunciada.

La solución ha de ser idéntica a la adoptada para el kilometraje. Existiendo desplazamiento se


presume perjuicio y se generan dietas en la cuantía prevista en el Convenio, sin necesidad
de puntual acreditación de gastos. No consta dato alguno del que deducir la no producción
de perjuicio.

Id Cendoj: 35016340012005100370
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Palmas de Gran Canaria (Las)
Sección: 1
Nº de Recurso: 1784/2004
Nº de Resolución: 152/2005
Procedimiento: Recurso de suplicación
Ponente: JUAN JIMENEZ GARCIA
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

De los citados preceptos se deduce que el trabajador tendrá derecho al percibo de la citada dieta de
comida salvo que dicho desplazamiento no tenga perjuicios económicos para el trabajador, y frente a
ello, el recurrente sostiene que desplazamiento en sí mismo da origen a ese perjuicio
razonamiento que debemos aceptar en consonancia con la sentencia de esta misma Sala de
fecha 12 de Mayo de 2004, en el recurso 726/2001 , que siguiendo la Sentencia del Tribunal
Supremo de 30 de Septiembre de 2002 (Rj. 2002/10909 ), examinando un supuesto que guarda
identidad con el que examinamos, a propósito de constatar la existencia o no de contradicción y, pese a
no entrar en el fondo, lo cierto es que abre una puerta para poder afirmar, que existiendo
desplazamiento se presume el perjuicio y la carga de probar, que no concurre, incumbe a la
empresa.

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 19


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Por último y en lo que respecta a las dietas aún cuando en el relato de hechos probados solo se recoge
el número de horas trabajadas cada día y no los horarios de permanencia, que podría hacer dudar si el
trabajador regresó o no a comer a su domicilio, lo cierto es que no es la permanencia continuada en el
centro de trabajo al que fue desplazado el actor lo que combate la recurrente sino el hecho de que no se
haya acreditado la realización del gasto y, por consecuencia, hemos de centrarnos en esta cuestión para
determinar si concurre o no la infracción normativa denunciada.

La solución ha de ser idéntica a la adoptada para el kilometraje. Existiendo desplazamiento se


presume perjuicio y se generan dietas en la cuantía prevista en el Convenio, sin necesidad
de puntual acreditación de gastos. No consta dato alguno del que deducir la no producción
de perjuicio, puesto que la empresa no desplegó actividad probatoria en este sentido. Lo que
nos conduce a la estimación del recurso interpuesto y a la revocación parcial de la sentencia de instancia
declarando el derecho del actor a percibir la cantidad de 1.324,76 Euros en concepto de dietas de
comida sin perjuicio a percibir las cantidades señaladas en el fallo de la Sentencia de instancia en
concepto de transporte.

Id Cendoj: 41091340012004103185
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Sevilla
Sección: 1
Nº de Recurso: 4542/2003
Nº de Resolución: 2220/2004
Procedimiento: SOCIAL
Ponente: MARIA ELENA DIAZ ALONSO
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

El artículo 36 del convenio, regulador de los desplazamientos dispone que: " cuando un trabajador tenga
que desplazarse por necesidad del servicio fuera de la localidad , entendida en los términos del
artículo35 donde habitualmente presta sus servicios o cuando salga de la localidad para la que haya sido
contratado, tendrá derecho al percibo de dietas salvo que dicho desplazamiento no tenga perjuicios
económicos para el trabajador. En el caso de que no se desplace en vehículo de la Empresa, tendrá
derecho a que se le abone, además el importe del billete en medio de transporte idóneo. Si el
desplazamiento se realizase en un vehículo particular del trabajador, se abonará, durante 2002 a razón
de 31 pesetas el kilómetro (0,19 €). En los años 2003 y 2004 se revisarán en el IPC real del 2002 y
2003, respectivamente.", norma de la que se deduce que no todos los desplazamientos dan derecho a
compensación económica, sino que es necesario que concurran los siguientes requisitos: 1º) que el
desplazamiento se produzcan fuera de la localidad en que esté situado el lugar de trabajo, entendida en
sentido amplio y comprensivo no sólo el municipio en que se encuentre el centro de trabajo, sino de "las
concentraciones urbanas o industriales que se agrupen alrededor del mismo y que formen con aquél una
Macro-concentración urbana o industrial, aunque administrativamente sean municipios distintos siempre
que estén comunicados por medios de transporte públicos a intervalos no superiores a media hora, a la
entrada y/o salida de los trabajadores."; 2º) que el desplazamiento ocasione un perjuicio económico
para el trabajador; y c) que no se utilicen vehículos de la empresa o medios de transporte públicos.

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 20


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Por lo expuesto, no basta con efectuar el desplazamiento para justificar los gastos que
reclama el actor, sino que es necesario que el desplazamiento produzca perjuicios
económicos al trabajador, que el lugar al que se desplace dé derecho a devengar dietas, y
que no existan medios de transporte aportados por la empresa, debiendo acreditarse
incluso el número de kilómetros realizados, por cuantificarse el importe del kilometraje a
razón de una compensación fija por kilómetro rodado, por lo que el demandante
únicamente ha acreditado haber realizado los desplazamientos que se mencionan en el
hecho probado 3º de la sentencia a las localidades de Vejer de la Frontera, Tarifa y Jerez de la
Frontera en la provincia de Cádiz, Gibraleón en la de Huelva y Córdoba, lo que le da derecho a
percibir las dietas correspondientes a dichos días y el kilometraje devengado, que se
cuantifica en un total de 230,90 euros, cantidad de la que debe descontarse las cantidades a las
que condena la sentencia impugnada en concepto de comidas y gasolina por ser
incompatibles, por lo que al reconocerle la sentencia la cantidad de 292,35 euros en concepto de
gastos de desplazamiento, hemos de entender compensadas las cantidades debidas por la empresa por
los conceptos reclamados, al no haber impugnado el pronunciamiento condenatorio que contiene la
sentencia de instancia.

Id Cendoj: 41091340012007101943
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Sevilla
Sección: 1
Nº de Recurso: 2201/2006
Nº de Resolución: 2468/2007
Procedimiento: SOCIAL
Ponente: MARIA DEL CARMEN PEREZ SIBON
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

El contrato de trabajo suscrito por el actor, establecía como objeto la prestación de servicios en centros
de Aguilar y Córdoba. El juzgador "a quo" ha considerado que dado que tales centros estaban previstos
en el contrato, no pueden generar las indemnizaciones por desplazamientos y dietas que regula el
convenio.

Ciertamente la literalidad del convenio parece partir de la existencia, a estos efectos, de un


único lugar de trabajo, siendo así que los demás lugares a donde se envíe al trabajador para
la prestación de servicios serían susceptibles de ser indemnizados por estos conceptos. A
pesar de la referencia del Art. 36 a "la localidad para la que haya sido contratado", ello no
puede interpretarse en el sentido amplio entendido por la empleadora, por cuanto que
bastaría con incluir en el contrato cuantos lugares de prestación de servicio se quisiera,
para eludir la obligación de indemnizar prevista en la norma convencional.

Ello supone el reconocimiento del derecho del actor, y para decidir desde cual de los dos lugares ha de
computarse, (Córdoba o Aguilar de la Frontera), habida cuenta de que en el segundo de los municipios
citados el actor tiene su domicilio (hecho probado primero), no se cumplirían los requisitos del convenio
para el abono de la indemnización (al indicar éste : "salvo que dicho desplazamiento no tenga perjuicios
económicos para el trabajador"), debiendo optarse por los desplazamientos desde Aguilar de la Frontera
C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 21
Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

a Córdoba como lugar de cómputo del kilometraje, opción expresamente prevista en la demanda, y para
la que se reclaman 3.408,08 €, que sumados a los desplazamientos y dietas a los demás lugares de
trabajo (distintos de los dos controvertidos), que sí han sido reconocidos por el magistrado, suman una
cantidad total de 3.737,50 €.

El recurso, en razón a lo expuesto, ha de ser estimado.

Id Cendoj: 46250340012007101378
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Valencia
Sección: 1
Nº de Recurso: 3088/2006
Nº de Resolución: 2044/2007
Procedimiento: SOCIAL
Ponente: INMACULADA CONCEPCION LINARES BOSCH
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

3.- Pues bien, en el presente caso, de la relación de hechos probados se desprende que el actor, con
domicilio en Massalfassar, ha trabajado para la demandada del 16-7-03 al 23-2-05, y aunque en el
Contrato de trabajo se pactó la prestación de servicios en Valencia donde prestó servicios
hasta el 31-12-03, a partir del 1-1-04, por decisión de la empresa, pasó a prestar servicios
en Puerto de Sagunto, donde ya prestó sus servicios hasta la fecha de su despido el 23-2-05,
realizando jornada continua, por lo que cada día trabajado debía realizar una comida o una cena en el
centro de trabajo, desplazándose únicamente un día en noviembre-04 a prestar servicios a la localidad
de Cheste, abonándosele en la nomina de diciembre el kilometraje y dieta por ese día trabajado en
Cheste. De lo que se deduce que a partir del 1-1-04 y hasta la fecha de su despido, el 23-2-05,
la localidad donde habitualmente prestó servicios el actor fue en Puerto de Sagunto, pues en dicho
periodo, superior a un año, únicamente un día prestó servicios en localidad distinta, sin que a
tal conclusión obste el hecho de que el actor no prestase su conformidad expresa al cambio
de centro de trabajo de Valencia a Puerto de Sagunto, cambio que tampoco consta
impugnase, lo que conlleva que el actor no ostenta el derecho a percibir el concepto
reclamado de kilometraje ni dietas por el desplazamiento desde Valencia, ni desde su
domicilio en Massalfassar, a Puerto de Sagunto, dado que durante mas de un año esa ha sido
la localidad donde habitualmente ha prestado servicios, desplazamiento que si devengó y
percibió por acudir a Cheste, localidad distinta a la que habitualmente prestaba servicios, pues la propia
naturaleza de la indemnización por kilometraje y dietas viene a compensar el gasto realizado por el
desplazamiento temporal a localidad distinta de la habitual de prestación de servicios, pero no se
devenga por la prestación de servicios en la localidad en la que habitualmente se presta el servicio.
Procediendo, aunque por las razones expuestas, desestimar el recurso, y confirmar la sentencia de
instancia.

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 22


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Id Cendoj: 48020340002002101445
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Bilbao
Sección: 0
Nº de Recurso: 2075/2002
Nº de Resolución:
Procedimiento: SOCIAL
Ponente: MARIA DEL CARMEN PEREZ SIBON
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Así, el art. 37 del Convenio Colectivo de Seguridad Privada establece que " cuando un trabajador tenga
que desplazarse por necesidad del servicio fuera de la localidad donde habitualmente presta sus
servicios o cuando salga de la localidad para la que haya sido contratado, tendrá derecho al percibo de
dietas salvo que dicho desplazamiento no tenga perjuicios económicos para el trabajador. Si el
desplazamiento se realizase en un vehículo particular del trabajador, se abonará, durante los años 1997,
1998 y 1999 a razón de 29 Pts/km. En los años 2000 y 2001 se pagarán 30 pts /km."

Los gastos, pues, que se indemnizan con este complemento corresponden a los kilómetros
computables desde el centro de trabajo a la localidad en que se desplaza el trabajador para
prestar servicios.

Bajo esta perspectiva, resulta irrelevante cuál sea el domicilio del trabajador puesto que no
es desde el mismo desde donde se inicia el cómputo de kilómetros. No obstante, si como la
recurrente señala, el actor parte para el desplazamiento desde su domicilio sin pasar por el
centro de trabajo de San Sebastián, y por tanto no es razonable que perciba indemnización
por más kilómetros de los que viaja, sin embargo, tal hecho (que no pase previamente por el centro
de San Sebastián) no ha sido acreditado, debiendo haber practicado el actor la correspondiente
actividad probatoria dirigida a tal fin, o en fase de recurso, haber instado la inclusión de un hecho
probado en tal sentido.

CUARTO.- El motivo de censura jurídica de ambos recursos parte de la denuncia de la infracción del art.
37 del Convenio Colectivo de Seguridad Privada.

Tal precepto dispone "cuando un trabajador tenga que desplazarse por necesidad del servicio
fuera de la localidad , donde habitualmente presta sus servicios o cuando salga de la
localidad para la que haya sido contratado, tendrá derecho al percibo de dietas salvo que
dicho desplazamiento no tenga perjuicios económicos para el trabajador."

Por su parte, el art. 74.a establece "Plus de Distancia y Transporte. Se establece como
compensación a los gastos de desplazamiento y medios de transporte dentro de la
localidad, así como desde el domicilio a los centros de trabajo y su regreso. Su cuantía, en
cómputo anual, y redistribuida en quince pagas, se establece en la columna correspondiente
en el anexo salarial."

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 23


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

La dicción de ambos preceptos es clara al indemnizar situaciones diferentes: una, el


desplazamiento del lugar de trabajo al de prestación ocasional de servicios (cantidad variable
según el lugar de este último), y otra el desplazamiento desde el domicilio del trabajador al
centro de trabajo (cantidad fija, en tanto no se cambie de residencia).

No obedeciendo pues a la compensación del mismo gasto, no son incompatibles, y en


consecuencia, no debió el juzgador "a quo" descontar lo percibido como plus de transporte de las
cantidades por gastos por kilómetros reclamados. Ciertamente, el art. 37 exceptúa del derecho al cobro
del plus de desplazamiento los supuestos en que éste no tenga perjuicios económicos para el
trabajador, y si el actor acude desde su domicilio al lugar de desplazamiento sin pasar por el
centro habitual de trabajo (San Sebastián), desde el que distan más kilómetros, no existe
perjuicio en todos aquellos kilómetros de más que ya no se realizan, por lo que no deberían
percibirse. Para ello, sin embargo, debió arbitrarse la correspondiente revisión fáctica que acreditase
que en tales casos el trabajador no ha de acudir previamente al centro de trabajo de San Sebastián

Id Cendoj: 48020340012006101448
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Bilbao
Sección: 1
Nº de Recurso: 1213/2006
Nº de Resolución: 2176/2006
Procedimiento: SOCIAL
Ponente: JUAN CARLOS ITURRI GARATE
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

La razón desestimatoria de la sentencia recurrida se basa, sustancialmente, en que la Magistrado autora


de la sentencia considera que el convenio colectivo aplicable impone que el desplazamiento por
razón laboral lo sea fuera de lo que es el lugar habitual del trabajo, sin que incluya el caso
de desplazamiento entre el domicilio particular y el lugar habitual de trabajo. Como quiera
que entiende que, desde diciembre de 2.003, el lugar habitual de trabajo es Vitoria-Gasteiz y el
demandante reclama el kilometraje por el desplazamiento desde lo que es su domicilio particular,
Galdakao, a Vitoria-Gasteiz, no procede estimar la demanda, siguiendo las tesis interpretativas que, del
artículo 37 en relación con el artículo 35, 36 y 38 del convenio colectivo estatal de las empresas de
seguridad, años 2.005 a 2.008 (B.O.E. de 10 de junio de dos mil cinco) hicieron las demandadas.

TERCERO. Tampoco consideramos que la Jueza haya infringido en la sentencia recurrida los artículos 35
y 36 del convenio colectivo aplicable, como afirma la recurrente en el segundo motivo de impugnación,
enfocado por la vía del apartado c del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral , sino que su
decisión se atiene a lo que es criterio interpretativo de esta Sala, expuesto ya, por ejemplo,
en las sentencias de 20 de mayo de 2.003, 26 de marzo de 2.002 y 18 de diciembre de
2.001, recursos 934/03, 2.950/01 y 2.181/01 .

En efecto, en ellas explicamos cómo consideramos que el artículo 37 impone que el


desplazamiento por razón de trabajo fuera provisorio o esporádico a lugar distinto del que

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 24


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

constituye el centro de trabajo, en los términos regulados en el artículo 35 , criterio que ahora
hemos de reiterar, al no dársenos en el recurso razones que nos aparten de lo que entonces expusimos.

En la segunda de las indicadas, en concreto, dijimos: " Pues bien, fácilmente se evidencia la falta de
soporte jurídico de la pretensión formulada por el recurrente en cuanto al pago de dietas y gastos de
kilometraje, dado que el derecho reconocido a tal fin en el citado art. 37 queda limitado a los
casos en que al trabajador se le cambia coyunturalmente el lugar donde ha de trabajar, bien
respecto a aquél para el que ha sido contratado o en relación a aquél en el que
habitualmente presta sus servicios, siendo así que el demandante no fue contratado para ningún
centro específico y que inició la prestación de sus servicios en San Sebastián, ya que precisamente
reclama los que le ha ocasionado tener que acudir a esta ciudad; en definitiva, cuantas veces ha ido a la
misma no ha sido desplazado, entendido este concepto en los términos en que el propio precepto lo
señala y al que se anuda el derecho a los conceptos reclamado..

Regulación que, por lo demás, no deja en manos de la empresa que pueda movilizar al trabajador sin
derecho a dietas y gastos de viaje, puesto que el precepto no limita ese derecho a los casos de
desplazamiento desde el centro para el que ha sido contratado, sino que, conociendo la realidad del
sector (en la que es habitual la contratación sin asignación de un centro fijo), se ha reconocido
igualmente para todos los casos de desplazamiento a un centro distinto al habitual, entendido el término
centro en los concretos términos en que lo fija el art. 35 del convenio"

Id Cendoj: 48020340012008102062
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Bilbao
Sección: 1
Nº de Recurso: 1885/2008
Nº de Resolución:
Procedimiento: Recurso de suplicación
Ponente: FLORENTINO EGUARAS MENDIRI
Tipo de Resolución: Sentencia

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Comenzaremos nuestro análisis por la oposición a las circunstancias concretas de cada trabajador; así la
existencia de un cambio voluntario de centro, en principio, no puede excluir el devengo del
desplazamiento, pues a la postre siempre nos encontramos ante el cumplimiento de la
prestación de servicios y de un centro consensuado entre la empresa y el trabajador, donde
realmente se van a prestar los servicios y realizar la actividad que por cuenta ajena
adquiere el empleador. Pero, aún obviando esta circunstancia, como indica la sentencia recurrida, no
consta la causa de exclusión del desplazamiento, y basta acudir al relato de los hechos probados para
significar que ni figura la fecha ni tan siquiera los otros centros o conceptos que pudiesen haberse
percibido anteriormente, omisión que achaca la sentencia recurrida, y que el recurrente no subsana en
esta fase de recurso. Por ello el efectuar una argumentación de carácter genérico, sin concretar de
forma específica el supuesto que determina el error de la sentencia recurrida, supone llevar a cabo una
actuación paralela al recurso de suplicación, que es de naturaleza extraordinaria, y por tanto requiere en
la parte una concreta y específica actividad a estos efectos (TS 7-3-03). En cuanto a que el Sr. Juan

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 25


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org
Sector Seguridad Privada

Enrique llevase a cabo sus labores en Amorebieta desde hace varios años, no supone un decaimiento en
los derechos que le competen por vía de Convenio, ni una aceptación de que se haya modificado, pues
el mismo es el que figura en autos y suscrito entre las partes, con un centro de trabajo diferente al
anterior. Como en ningún momento consta que haya percibido el desplazamiento, el que haya variado
su domicilio o residencia tampoco supone o integra la posibilidad de omitir perjuicios, pues al tiempo en
que se reclama el abono es cuando habrá que examinar si realmente concurre su percepción. De aquí
que la oposición que se esgrime quede carente de contenido. LLegados a este punto, no son las las
circunstancias concretas de cada trabajador las que implican la estimación del recurso, sino otra
consideración que ya expusimos en nuestra sentencia de 26-3-02, recurso 2950/01, en la que
hemos señalado que el devengo del desplazamiento del art. 36 del Convenio , corresponde
cuando se produce una circunstancia coyuntural o accidental, es decir, en el caso de que el
trabajador pase de su centro habitual a otro dentro de los términos de un cambio o una
permanencia de carácter esporádico o temporal, no permanente o definitiva. Para ello como
los actores tienen su centro de trabajo en Amorebieta de manera continua no pueden ser,
salvo pacto o expediente que hubiese dado lugar a ello, perceptores de la dieta que
reclaman.

Id Cendoj: 50297340012007100606
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Zaragoza
Sección: 1
Nº de Recurso: 567/2007
Nº de Resolución: 689/2007
Procedimiento: SOCIAL
Ponente: JUAN MOLINS GARCIA-ATANCE
Tipo de Resolución: Sentencia

Interpretando estos preceptos, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia nº


48/2006, de 16-1, sostuvo que el art. 36 de esta norma colectiva condiciona "la
indemnización por dietas y kilometraje a la causación de un perjuicio económico para el
trabajador, cuando éste deba desplazarse fuera de la localidad en que preste su trabajo.
Cualquier otra interpretación conduciría al absurdo de poder percibir una indemnización sin
la contrapartida de un perjuicio sufrido, cuya acreditación para el caso de haber realizado
alguna o algunas comidas, a todas ellas, en la localidad de trabajo incumbía a la actora".

Esta Sala del Tribunal Superior de Justicia de Aragón asume el citado criterio jurisdiccional. Las dietas
por desplazamiento tienen carácter extrasalarial, compensando al trabajador por los gastos ocasionados
por el desplazamiento. El convenio colectivo aplicable reconoce el derecho a su percibo "salvo
que dicho desplazamiento no tenga perjuicios económicos para el trabajador", lo que
supone que, si no existe este perjuicio económico, las dietas no se devengan. Y las reglas
del "onus probandi" imponen al trabajador acreditar el correspondiente perjuicio
económico, lo que los actores no han hecho, por lo que procede desestimar el recurso,
confirmando la sentencia de instancia.

C/ Santa Teresa, 10 – 7ª Planta. 30005 Murcia 26


Teléfono: 968 27 44 10. Fax: 968 27 43 41
Correo electrónico: fes@murcia.ugt.org