Anda di halaman 1dari 10

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE ICA

SALA MIXTA DESCENTRALIZADA DE CHINCHA

EXPEDIENTE : 2009-90
DEMANDANTE : ALEJANDRO MAGALLANES MARTINEZ
DEMANDADO : TEXTILES DEL SUR S.A.C.
MATERIA : INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO
ARBITRARIO
PROCEDENCIA : JUZGADO ESPECIALIZADO LABORAL DE
CHINCHA
JUEZ : DR. ANTONIO ARONES YUYALE

RESOLUCION N° 17.-
Chincha, Veintisiete de Enero
Del año dos mil once

VISTOS: Observándose las formalidad


prevista por el artículo ciento treinta y uno del Texto Único de la
Ley Orgánica del Poder Judicial, e interviniendo en Tribunal
Unipersonal, la señora Juez Superior Nancy Leng de Wong, y;

CONSIDERANDO:

PRIMERO.- RESOLUCIÓN OBJETO DE APELACIÓN:


1.1.- Es objeto de grado, la resolución número ocho de data
diecinueve de Enero del año dos mil diez inserta en la Audiencia
de ley que declara infundada las excepciones de oscuridad y
ambigüedad en el modo de proponer la demanda y la excepción
de falta de legitimidad para obrar del demandante, deducida por la
parte demandada, mediante su escrito de fojas doscientos
diecisiete a doscientos veintidós.
1.2.- Así mismo es materia de apelación, la sentencia emitida en
autos, obrante de fojas doscientos setenta y cuatro a doscientos
setenta y ocho, contenida en la resolución número catorce de
fecha veintisiete de Octubre del año dos mil diez, que falla
declarando Fundada la demanda en el extremo de Indemnización
por despido arbitrario y entrega de certificado de cese y de
Trabajo interpuesta por don Alejandro Magallanes Martínez, en
consecuencia ordena que la demandada Empresa textiles del Sur
S.A.C. pague al actor la suma de S/9,742.52 (nueve mil
setecientos cuarenta y dos con 53/100 nuevos soles), por
concepto de Indemnización por despido arbitrario, y haga entrega
del Certificado de Trabajo y el certificado de cese, con lo demás
que contiene.

1
SEGUNDO.- BASAMENTO DE LA APELACIÓN:
2.1.- Conforme al escrito de fojas doscientos cincuenta y seis a
doscientos sesenta y dos Textiles del Sur, fundamenta su
impugnación en lo siguiente:
2.1.1.- En cuanto a la excepción de oscuridad o ambigüedad en el
modo de proponer la demanda, no se ha tenido en cuenta que el
actor ha estado sujeto a los términos del contrato, por lo que falta
de correspondencia entre el petitorio y la causa que pretende.
2.1.2.- En cuando a la falta de legitimidad para obrar, no se ha
tenido en cuenta que el contrato laboral se trata de uno de
naturaleza temporal, que pude tener duración por tiempo
indefinido, siendo la última prórroga o renovación, el cual su
vencimiento fue el treinta de Junio del año dos mil nueve, que no
es lo mismo un despido que una falta de renovación y/o prórroga
de un contrato de trabajo.
2.2.- Conforme al escrito de fojas trescientos dos la demandada
representada por la entidad liquidadora, fundamenta su
impugnación a fin de que se declare infundada la demanda, en lo
siguiente:
2.2.1.- Los resuelto por el Juez, no responde al mérito del proceso
al haber inobservado las normas que garantizan un debido
proceso, siendo nula al no haber sustentado la decisión con
mención sucesiva de los puntos sobre los que versa la resolución
de los fundamentos de hecho y las normas aplicables.
2.2.2.-La importancia del rubro fáctico es importante, por cuanto
las pretensiones serán objeto o materia de análisis en la sentencia,
no pudiendo el Juzgador fundar su decisión en hechos diversos a
los alegados por las partes, ni ir más allá del petitorio (artículo VII
del Título Preliminar del Código Procesal Civil).
2.2.3.- Además de existir vicio o error originado por el Juez al
haber compulsado la prueba de manera defectuosa, no se ha
tenido en cuenta que no fuera despedido el actor, sino que la
extinción del vínculo laboral fue por la causal de vencimiento de
plazo.
Si el actor ha laborado más de cinco años no significa que se
haya producido desnaturalización.
La indemnización laboral, sólo es procedente en los casos en
que se ha producido un despido arbitrario, pues se tenía contrato
de trabajo y sus respectivas prórrogas celebrados con el
demandante, bajo el amparo de la Ley N° 22342, encontrándose
acreditado ello, no existiendo limitación alguna en cuanto al
número de trabajadores, así como no de desnaturalizan.
La Casación N° 228-2006-Lima ha establecido que la
finalización de este tipo de contrato después de un periodo de
tiempo superior a los diez años, no involucra un acto de despido.
La extinción del vínculo laboral no fue el despido, sino el
vencimiento del plazo del contrato.

2
2.3.- Sobre la naturaleza del contrato no existe controversia, por
lo que hay una motivación aparente, así como el hecho de que
existen varios procesos de indemnización por despido arbitrario es
defectuoso.
Resulta erróneo sostener que el contrato de trabajo de
exportación de productos no tradicionales, no se rige por las
pautas del D.L. N° 22342, al no satisfacerse lo dispuesto en el
artículo treinta y dos, desnaturalizando el contrato y fijando el
abono de indemnización por despido arbitrario.
No se ha reparado que el contrato se encuentra
debidamente aprobado por el Ministerio de Trabajo, por lo que es
infundado expresar la desnaturalización del contrato.
La desnaturalización no opera en los contratos del régimen
de exportación no tradicional, sino en los contratos a plazo fijo
contemplados en el Decreto Supremo N° 003-97 TR, para el tipo
de contratos solo es de aplicación el capitulo V y VII del citado
Decreto Supremo.
La conclusión de la relación laboral fue por vencimiento del
plazo de la última prórroga, o extinción del contrato y no implica
ser arbitrario, pues la modalidad de contratación ha sido siempre a
plazo fijo o definido. No se aplica el principio de primacía de la
realidad, así como los juzgados carecen de competencia para
transformar los contratos de trabajo a plazo fijo en uno de
duración indeterminada.
No se ha reparado que se puede suscribir tantos contratos
sucesivos fuesen necesarios para atender las necesidades de
exportación, así como los contratos de trabajo de régimen de
exportación no tradicional se regulan por sus propias normas
especiales y particulares.

TERCERO.- SOBRE LA APELACIÓN: Que, ”El recurso de


apelación es un remedio procesal que tiene por objeto el control
de la función judicial y se funda en una aspiración de mejor
justicia, remedio por el cual se faculta al litigante agraviado por
una sentencia o auto, a requerir un nuevo pronunciamiento del
Tribunal jerárquicamente Superior para que, con el material
reunido en primera instancia y, el que restringidamente se aporte
en la alzada, examine en todo o en parte la decisión impugnada
como erróneamente, por falsa apreciación de los hechos o
equivocada aplicación o interpretación del derecho, la reforme o
revoque en la medida de lo solicitado1. –
Así también, resulta relevante para el proceso recordar el principio
jurídico tantum devolutum quantum apellatum, que significa que
la instancia superior sólo conoce mediante la apelación de los
agravios expresados por el apelante (artículo cincuenta y dos de la
1 (
Costa Agustín. Citado por Tawil.Guido Santiago: Recurso Ordinario de Apelación ante la Corte
Suprema de Justicia, Buenos Aires, Ediciones Depalma 1990. Pág.40).

3
Ley procesal de Trabajo, concordante con el artículo trescientos
setenta del Código procesal Civil), por tanto debe fundamentarse
el vicio o error, por parte de los impugnantes, teniendo el deber de
explicitar con precisión lo cometido por el juez en la resolución que
le produce agravio. Ello conforme a la regla del artículo cincuenta
y dos de la Ley Procesal laboral.

CUARTO.- ANTECEDENTES DEL PROCESO:


4.1.- Alejandro Magallanes Martínez demanda indemnización por
despido arbitrario a Textil del Sur S.A.C. a fin de que por sentencia
se ordene que la emplazada cumpla con pagarle la suma de
S/10,889.57 (diez mil ochocientos ochenta y nueve con 57/100
nuevos soles), mas intereses legales, costas y costos del proceso,
así como solicita se le entregue la carta de cese y se le haga
entrega de su certificado de trabajo, expresando que ingresó a
laborar el dos de Febrero del año dos mil en el cargo de III Oficial
de Peinadora, hasta el veintisiete de Junio del año dos mil nueve
fecha en que fuera despedido arbitrariamente, siendo su
remuneración mensual de S/ 765.30 (setecientos sesenta y cinco
con 30/100 nuevos soles).
4.2.- Textiles del Sur S.A.C. interpone excepciones de oscuridad o
ambigüedad en el modo de proponer la demanda y falta de
legitimidad para obrar del demandante y absolviendo la demanda,
respecto de la indemnización se tiene que el contrato de trabajo y
sus respectivas prórrogas celebrados con el demandante, fue
realizado bajo el amparo de la Ley N° 22342 el cual venció el
treinta de Junio del año dos mil nueve, no existiendo convenio de
prórroga o renovación del mismo. En ese tipo de contratos la
finalización después de un período de tiempo superior a los diez
años, no involucra un acto de despido.
4.3.- La audiencia se realiza el veintitrés de Noviembre del año
dos mil nueve que corre inserto a fojas doscientos cuarenta y
cinco y siguiente, continuada a fojas doscientos cincuenta y uno y
siguientes donde se declara infundadas las excepciones de
oscuridad y ambigüedad en el modo de proponer la demanda y la
excepción de falta de legitimidad para obrar del demandante,
fijándose los puntos controvertidos y actuándose las pruebas.

QUINTO.- REFERENTE A LA EXCEPCIÓN DE OSCURIDAD O


AMBIGÜEDAD EN EL MODO DE PROPONER LA DEMANDA:
5.1.- La norma procesal contenida en el artículo cuatrocientos
veinticuatro inciso quinto y sexto del Código Procesal Civil exige
que los hechos en que se funda el petitorio debe ser expuesto en
forma precisa, con orden y claridad. Cuando se infringe este deber
procesal se produce una demanda oscura y ambigua.

4
5.2- Un escrito será oscuro, cuando pueda entenderse de
diferentes maneras o se admita varias interpretaciones; mientras
que es ambiguo cuando no tenga un sentido definido.
5.3.- En el caso de interponerse la demanda, para prosperar esta
defensa, ello impediría el ejercicio cabal de la defensa de la parte
emplazada, lo que no ha sucedido en el caso de estudio, si se
tiene que en el primer otrosí (fojas doscientos veintidós la parte
demandada absuelve la demanda, es decir ha absuelto solicitando
se declare infundada la demanda, pronunciándose sobre los
hechos contenidos en la demanda.
5.4.- Con el agregado de que esta excepción no está dirigida a la
comprobación de los hechos alegados en la demanda, sino a la
necesidad de que tales hechos y fundamentos sean claramente
expuestos.
5.5.- Es así que los agravios referidos al haberse desestimado esta
excepción, son hechos para una resolución del fondo de litis,
empero no para la excepción deducida, pues claramente se ha
expuesto en la demanda, que se solicita se le pague la suma de
S/10,889.57 (diez mil ochocientos ochenta y nueve con 57/100
nuevos soles) mas intereses legales, costas y costos, así como se
le entregue la carta de cese y se le haga entrega de su certificado
de trabajo.
5.6.- Dentro de ese análisis, se tiene que la Juez de la causa,
resolviera acertadamente de declarar Infundada la excepción de
oscuridad o ambigüedad en el modo de proponer la demanda, por
lo que debe confirmarse dicho extremo.

SEXTO.- DE LA EXCEPCIÓN DE FALTA DE LEGITIMIDAD PARA


OBRAR DEL DEMANDANTE:
6.1.- La legitimidad para obrar o legitimatio ad causam implica
que el proceso se lleva a cabo entre los mismos sujetos que
integran la relación jurídica material.
6.2.- Que, la legitimidad para obrar implica que solo exista
identidad entre las personas integrantes de la relación jurídica
sustantiva y las partes que conforman la relación jurídica procesal,
de modo que la legitimidad para accionar, se aprecia en el
contenido del petitorio, por ende estar legitimado en la causa
significa tener derecho a exigir que se resuelve sobre las
peticiones propuestas en la demanda.
6.3.- Al resolver la excepción de falta de legitimidad para obrar la
que en el caso es la activa, el Juez solo se limita a verificar la
relación formal de correspondencia que debe existir entre el
demandante y el demandado, es decir si el actor se encuentra
habilitado para que se le solucione su pretensión dirigida contra la
entidad demandada y si este último es la persona llamada a
contradecir la pretensión.

5
6.4.- Dentro de ese contexto se tiene que la identidad jurídica de
la parte demandada se encuentra acreditada con el hecho de que
esta demostrado que el actor ha sido trabajador de la entidad
demandada, conforme a la propia declaración asimilada de la
demandada.
6.5.- Siendo así y que el demandante ha dirigido la demanda en
contra de la empresa donde trabajara, se tiene que existe la
legitimidad activa de don Alejandro Magallanes Martínez y la
pasiva de Textiles del Sur S.A.C.
6.6.- Por otro lado, los agravios deducidos en esta excepción son
aspectos que deben deducirse al resolverse el fondo del proceso.

SETIMO.- DE LOS MEDIOS PROBATORIOS:


7.1.- Que, es principio de derecho probatorio contenido en el
artículo ciento noventa y seis del Código Procesal Civil que: "Salvo
disposición legal diferente, la carga de probar corresponde a quien
afirma hechos que configuran su pretensión, o a quien los
contradice alegando nuevos hechos", norma que tiene su correlato
en el numeral veintisiete de la Ley Procesal del Trabajo, el cual
establece categóricamente: "Corresponde a las partes probar sus
afirmaciones y esencialmente: 1.- Al trabajador probar la
existencia del vínculo laboral; 2.- Al empleador demandado probar
el cumplimiento de las obligaciones contenidas en las normas
legales, los convenios colectivos, la costumbre, el reglamento
interno y el contrato individual de trabajo”.
7.2.- Los medios probatorios forman una unidad y como tal deben
ser examinados y valorados por el juzgador en forma conjunta,
confrontando uno a uno todos los medios de prueba, a fin de
concluir sobre el convencimiento que a partir de ellos se forme e
igualmente existe una serie de principios que delimitan su
contenido, entre los cuales, puede mencionarse, los principios de
pertinencia, idoneidad, utilidad, preclusión, licitud, contradicción,
debida valoración, entre otros que se hallan regulados, algunos de
forma explícita y otros de modo implícito.

OCTAVO: ANALISIS DE LA SENTENCIA IMPUGNADA A LA LUZ


DE LOS HECHOS Y DISPOSICIONES LEGALES:
Sobre el debido proceso:
8.1.- El artículo octavo inciso primero de la Convención Americana
de Derechos Humanos, establece que el proceso debe realizarse
en un plazo razonable, no debiendo resultar excesivamente
prolongado, ni excesivamente corto, debiendo tomarse en cuenta
tres elementos: la complejidad del asunto, la actividad procesal
del interesado y la conducta de las autoridades judiciales. Es así
que es menester solucionar el conflicto de intereses de carácter
jurídico, para llegar a la paz social en justicia, teniendo en cuenta
que el proceso se hubiera iniciado hace más de un año.

6
8.2.- La afectación al debido proceso solo puede ser sancionado
con nulidad procesal cuando el acto adolezca de anormalidad o
carezca de alguno de los elementos constitutivos o en vicios
existentes sobre ellos para que potencialmente lo coloque en
situación de ser declarado judicialmente inválido.
8.3.- El hecho que la sentencia emitida por el juez de la causa, le
haya sido desfavorable a la parte demandada, no constituye
afectación del debido proceso puesto que ello no hubiera
interferido de manera alguna el derecho de defensa del
demandado para interponer su recurso impugnatorio, por lo que es
improcedente alegarse la motivación deficiente y afectación al
debido proceso, si se tiene que ello no ha limitado para señalar los
fundamentos de su apelación.
Del contrato de trabajo de exportación de productos no
tradicionales.-
8.4.- El artículo ochenta de la Ley de Productividad y
Competitividad Laboral regula los contratos de trabajo del régimen
de exportación de productos no tradicionales, sujetos a modalidad,
a los cuales se refiere el Decreto Ley Nº 22342 y que se regulan
por sus propias normas. De tal manera basta que la industria se
encuentre comprendida en el Decreto Ley Nº 22342 para que
proceda la contratación de personal bajo el citado régimen, por lo
que es la Ley aplicable al presente caso.
8.5.- Por intermedio de un contrato de trabajo, una persona se
compromete a disponer su actividad a favor de otra persona y se
coloca bajo la subordinación de ésta a cambio de una retribución;
de modo que son tres los elementos que establecen un contrato
de trabajo, el trabajo personal, la dependencia jurídica de las
partes y la retribución por el trabajo realizado.
Conforme a la sentencia y agravio de la apelación, se
tiene que la cuestión controvertida se centrará entonces en
determinar si se ha desnaturalizado los contratos sujetos a
modalidad suscritos por el actor y la entidad demandada, a fin de
establecer si se ha encubierto una relación laboral que por la
naturaleza de los servicios prestados pudiera ser considerada
como de plazo indeterminado y, por tanto, sujeta a los beneficios y
obligaciones que la legislación laboral impone para estos casos.
De la modalidad del contrato de la demandada:
8.6.- Teniendo en cuenta que en autos obra el registro de la
demandada (fojas veintiuno) como Empresa Industrial de
exportación no tradicional: Certificado número 0311-11, copia
de los diferentes contratos suscrito por el actor con la demandada,
donde se establece que se encuentran sujetos a lo señalado por el
D.L. N° 22342 y el D.S. N° 003-97-TR Ley de productividad y
competitividad laboral, así como las prorrogas de fojas veintidós al
doscientos siete; dentro de los primeros se encuentran inscritos
las órdenes de pedido de exportación no tradicional suscrito entre

7
la empresa y sus clientes extranjeros desde febrero del año dos
mil a la data; pedidos y órdenes de fabricación que originan la
exportación; registro de SUNAT donde consta que la actividad es
de comercio exterior, desde el año mil novecientos setenta y
nueve, queda acreditado que la industria se encuentra
comprendida en el Decreto Ley Nº 22342 y que podía contratar
personal bajo el régimen del Decreto Ley Nº 22342.
8.7.- En los contratos de trabajo suscritos con el trabajador
demandante Alejandro Magallanes Martínez, se detalla que el
demandante tenía los conocimientos, experiencia y capacidad
necesaria para cubrir los diferentes puestos al haberse iniciado
con el cargo de ayudante de procesamiento de hilado de algodón,
así como de oficial de peinadora, en la sección de proceso
productivo de la compañía, por lo que existía las circunstancias
objetivas que ameritaban la contratación de dicho trabajador tal y
como lo precisa el propio actor, no contradicho por la emplazada.
8.8.- De donde se denota que el actor se encontraba sujeto a
contrato a modalidad, bajo el régimen de contratos de exportación
no tradicional, según el régimen establecido por el Decreto Ley N°
22342 y por ende supeditada a las necesidades del personal que
podría tener la empresa demandada.
8.9.- Se ha establecido que los contratos de trabajo sujetos al
régimen de exportación de productos no tradicionales, regulados
por lo establecido en el Decreto Ley N° 22342, no se
desnaturalizan si se prolongan por más de diez años1, por lo que
su finalización después de un período de tiempo superior a los diez
años no involucra un acto de despido. Así como un contrato de
trabajo bajo el régimen especial del Decreto Ley N° 22342 se
considerará desnaturalizado solo cuando en él no se consigna en
forma expresa la causa objetiva determinante de la contratación,
que puede ser un contrato de exportación, una orden de compra o
un programa de producción de exportación, lo que no sucede en el
caso de análisis.
8.10. Este tipo de contratación por parte de la actora no ha sido
desvirtuado por la parte actora, muy por el contrario se tiene que
la sola suscripción de un contrato de trabajo sujeto a modalidad
bajo el régimen laboral especial del Decreto Ley N° 22342 como lo
ha realizado el actor en los insertos de fojas veintidós al ciento
setenta y seis, en forma sucesiva desde su ingreso en Febrero del
año dos mil, no puede ser considerada como un supuesto de
desnaturalización; porque en todo el transcurso del proceso no se
ha demostrado que la demandada no sea una empresa industrial
de exportación no tradicional, documentos que han sido suscritos
por la parte actora tanto en forma inicial, como las prórrogas y
modificaciones.
1
CAS No. 228-2006 LIMA, la Primera Sala Transitoria de Derecho Constitucional
y Social de la Corte Suprema

8
8.11.- Por lo tanto se tiene que los citados documentos cumplen
con los requisitos de validez previstos en el artículo treinta y dos
del referido Decreto Ley 22342, contratos y prórrogas que
conforme se advierte fueron registrados y aprobados por la
Dirección Regional de Trabajo y Promoción del Empleo de Ica -
Gobierno Regional de Ica2.
8.12.- Consecuentemente, dentro del proceso no se encuentra
acreditado que los contratos de trabajo sujetos a modalidad del
demandante hayan sido desnaturalizados.
Del Despido arbitrario demandado:
8.13 .- Teniendo en cuenta, que los contratos de trabajo han sido
celebrados en mérito a las necesidades de la producción y
exportación de la empresa demandada y para cumplir con los
contratos de exportación suscritos con sus clientes, se tiene que la
empresa no se encontraba obligada a renovar automáticamente
los contratos de trabajo sino que, al vencimiento, la relación
laboral quedaba extinguida, por lo que lo único que hizo la
empresa fue poner en conocimiento de los trabajadores su
decisión de no renovar los contratos.
8.14.- Dentro de ese contexto ha quedado claramente establecido
en autos que don Alejandro Magallanes Martínez, se encontraba
sujeto a contrato a modalidad, bajo el régimen de contratos de
exportación no tradicional según el régimen establecido por el
Decreto Ley N.º 22342, así como si la renovación de los contratos
estaba supeditada a las necesidades de personal que podría tener
la empresa demandada, siendo el último suscrito entre las partes
el obrante de fojas veintidós a veintitrés, siendo su vencimiento el
treinta y uno de Mayo del año dos mil nueve. La duración de
esta contratación es convenida libremente por las partes,
en tal sentido, la libertad del plazo la determinan éstas,
por eso, es permisibible las renovaciones necesarias.
8.15.- De autos, no se encuentra demostrado que la empresa
demandada haya despedido al actor en forma arbitraria toda vez
que ha quedado demostrado que el término de la relación laboral
se produjo en el marco de lo permitido legalmente para el caso de
los contratos bajo el régimen establecido por el Decreto Ley Nº
22342, es decir al término del mismo o sea el treinta y uno de
Mayo del año dos mil nueve. Habiéndose extinguido el contrato de
trabajo, no existe la ruptura arbitraria del empleador para
que despliegue el perjuicio económico demandado.
8.16.- En tal sentido, la demanda debe ser declarada infundada,
por la falta de medios probatorios idóneos para acreditar que en el
presente caso se hubiera producido el despido arbitrario.
2
Artículo 32.- Las empresas a que se refiere el artículo 7 del presente Decreto
Ley, podrán contratar personal eventual, en el número que requieran: El
contrato deberá constar por escrito y será presentado a la autoridad
administrativa de trabajo, para su aprobación dentro de sesenta (60) días,
vencidos los cuales si no hubiere pronunciamiento, se tendrá por aprobado.

9
8.17.- Dentro de ese contexto, se tiene que no existe
arbitrariedad en la voluntad extintiva de la relación laboral, sino
que obedece estrictamente a la extinción del vínculo laboral
merced a un contrato suscrito por el actor y empleador.
8.18.- Lo accesorio sigue la suerte del principal de modo que
siendo infundada la pretensión del despido arbitrario, lo
concerniente a sus accesorios, intereses, costas y costos
pretendidos son infundados.
8.19.- Ello sin considerar que el certificado de trabajo del actor, se
encuentra inserta a fojas ciento ochenta y cinco de este proceso.

POR CUYAS CONSIDERACIONES:

RESOLVEMOS: .- I:- CONFIRMAR: La resolución número ocho de


data diecinueve de Enero del año dos mil diez inserta en la
Audiencia de ley que declara infundada las excepciones de
oscuridad y ambigüedad en el modo de proponer la demanda y la
excepción de falta de legitimidad para obrar del demandante,
deducida por la parte demandada, mediante su escrito de fojas
doscientos diecisiete a doscientos veintidós.
II.- REVOCAR la sentencia emitida en autos, obrante de fojas
doscientos setenta y cuatro al doscientos setenta y ocho,
contenida en la resolución número catorce de fecha veintisiete de
Octubre del año dos mil diez, que falla declarando Fundada la
demanda en el extremo de Indemnización por despido arbitrario y
entrega de certificado de cese y de Trabajo interpuesta por don
Alejandro Magallanes Martínez, en consecuencia ordena que la
demandada Empresa textiles del Sur S.A.C. pague al actor la
suma de S/9,742.52 (nueve mil setecientos cuarenta y dos con
53/100 nuevos soles), por concepto de Indemnización por despido
arbitrario, y haga entrega del Certificado de Trabajo y el
certificado de cese, con lo demás que contiene,
REFORMANDOLA: Se declara INFUNDADA la demanda de fojas
cinco interpuesta sobre Indemnización por despido arbitrario,
incoada por Alejandro Magallanes Martínez contra Empresa
Textiles del Sur SAC. Sin costas, ni costos. SE DISPONE. La
devolución por secretaría del proceso al juzgado de origen para los
fines de ley.-

S.S.

MEZA MAURICIO.-

ZARATE ZUÑIGA.-

LENG DE WONG.-

10