Anda di halaman 1dari 3

LA CULTURA EMPRESARIAL

Por Juan Fernando Perdomo *


POLÍTICA ANALÍTICA

Recientemente recibí invitaciones para abordar, en varios foros, el tema de la


Cultura Empresarial, y quiero compartirla contigo, no importa que tan pequeña
sea tu empresa. Bueno, aunque sólo TÚ seas tu propia empresa.

Conocer los orígenes de la expresión, puede darnos una visión mas clara y
profunda del valor de la CULTURA EMPRESARIAL.

La CULTURA EMPRESARIAL son “ los valores - el conocimiento, las creencias,


el arte, la moral, el derecho, las costumbres, y cualesquiera otros hábitos y
capacidades- adquiridos por el hombre dentro de una organización, o hacia el
exterior de la institución, que caracterizan a las actividades, opiniones y
acciones de la misma. Todo esto por voluntad propia y motivaciones
individuales, de asumir un riesgo en la realización de una actividad económica
determinada y en la cual se aspira a tener éxito”.

Las motivaciones de esa persona o empresa pueden ir, desde la satisfacción


de hacer las cosas por si mismas, hasta alcanzar cierto tipo de poder o
distinción social, y por supuesto, Utilidades.

Hay valores que distinguen a las empresas como son: La Puntualidad, La


Disciplina, El Orden, El Respeto,… y, dependiendo del giro o actividad de la
compañía deberán reforzarse algunos como la Amabilidad o, el “Cliente
siempre tiene la razón”, por mencionar sólo un par de ejemplos.

Para difundir su CULTURA, la compañía crea un CÓDIGO DE ÉTICA que les


indica a los miembros del equipo como deben actuar y, hasta como reaccionará
la dirección ante ciertos acontecimientos. Muchas veces este código es basado
en los principios del FUNDADOR DE LA EMPRESA.

Estas características se arraigan en los empleados a partir del ejemplo de los


ejecutivos por medio de actuaciones y no de palabras y se transmiten en
sucesivas generaciones de trabajadores.

Pero, la empresa ¿sólo busca utilidades? Ya en otras ocasiones hemos


hablado del concepto de “responsabilidad social”, que significa la
corresponsabilidad con el entorno. Este es un tema que no está restringido
solamente a las acciones sociales o ambientales desarrolladas por la
organización en la comunidad; Implica también el diálogo y relación con los
diversos públicos de la empresa (Empleados, Clientes, Proveedores…).

Regresando a la Cultura Empresarial, si bien es cierto que ésta se crea,


también se puede modificar.

Por Ejemplo, una empresa que ha decidido ser la SEGUNDA en su actividad,


por las mas diversas razones (No arriesgar en innovar, no invertir en
investigación y mercadotecnia que la posicione en primer lugar,…) tiene que
cambiar su CULTURA EMPRESARIAL si se propone ser el PRIMER LUGAR en
su giro. Para ello se deberá contar con una estrategia que los haga pasar de
una cultura más cómoda de seguidora, a una más competitiva y agresiva.

El cambio no sólo se consigue enviando personas a escuelas, contratando


personal nuevo, comprando negocios nuevos o redefiniendo el campo de
actividad. Tampoco bastan las exhortaciones de los ejecutivos principales para
funcionar de otra manera, salvo que se respalden con una estructura distinta,
un nuevo modelo de funcionamiento y nuevos sistemas de incentivos,
recompensas y castigos incorporados en las operaciones.

Esta estrategia requiere definir claramente qué es lo que se quiere hacer y


llegar a ser, para compartirlo con todo el personal que participa en el proyecto:

– Una declaración de la Misión, clara y concisa que interprete la combinación


de actividades,
– Una Visión puesta en el Presente
– Indicadores y Metas precisas.

Es decir, la MISIÓN es ¿QUE HACEMOS? Y la VISIÓN ¿EN DONDE NOS


VEMOS dentro de un tiempo determinado? Por otra parte los INDICADORES
son ¿LOS ASUNTOS QUE DEBEMOS ATENDER? Y las METAS es ¿A
DÓNDE LLEGAREMOS Y EN QUE TIEMPO? (CUANTIFICABLE)

Para tener éxito, las ACTITUDES cuentan mucho. Se han detectado como
fundamentales: PASIÓN, TRABAJO, CALIDAD, ENFOQUE, PERSISTENCIA,
INNOVACIÓN, EMPUJAR, SER SERVICIAL y TRABAJAR EN EQUIPO

Debido a que todos tenemos un número total de segundos al día. Es


recomendable un BALANCE entre lo profesional y personal.

Ten siempre a la mano una hoja que te recuerde prioridades como: Tu salud
personal, tu preparación, tu entretenimiento, tu espíritu, tu familia, tus amigos,
tus clientes, tu trabajo, etc. que debes de tener en Balance, para no perderte.

Algunas frases que nos pueden orientar al éxito en nuestro esfuerzo son:

· “El éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”


· “Un plan no es nada, pero la planificación lo es todo”
· “La empresa sin estrategia está dispuesta a intentar cualquier cosa”
· “A los elefantes les cuesta adaptarse. Las cucarachas sobreviven a todo”
· “Si no eres parte de la solución, eres parte del problema”
· “Deja solamente de pensar y actúa”
· “Sólo es posible avanzar cuando se mira lejos”
· “El liderazgo es una sociedad entre el jefe y su gente” y, aunque parezca
chusca
· “Lo importante no es saber, sino tener el teléfono de los que saben”
La CULTURA EMPRESARIAL no es algo que se adquiere de manera
espontánea ni rápidamente. Se requiere: TENER UN PROGRAMA DE
GENERACIÓN DE CULTURA EMPRESARIAL, que incluya un PLAN DE
ACCIÓN, con el EJEMPLO DE LOS LÍDERES, y METAS Y MEDICIONES.

LA CULTURA EMPRESARIAL, que también es válida para otro tipo de


organizaciones no lucrativas, PUEDE MODIFICARSE y LA INFLUENCIA DE
LOS FUNDADORES Y/O DIRECTIVOS ES MUY IMPORTANTE y puede durar
toda la vida de la empresa, sacarla adelante o… provocar su muerte.

*Juan Fernando Perdomo es egresado del TEC DE MONTERREY.


Servidor público, Empresario y Político ( jperdomo@infosel.net.mx )
www.perdomo-blog.blogspot.com
www.perdomoenlaeducacion.blogspot.com