Anda di halaman 1dari 198
as BIBLIOTECA ROMANICA fllsPANICA DAMASO ALONSO (© LUIS EGUREN ¥ OLGA FERNANDEZ SORIANO (© “EDITORIAL GREDOS, Sines Peneo, 88, Mand, 2004 ‘wutetioragedoscom isto gin esac anit io Pettinnaid Impress tpt Pa Sia (rien Cin 5 A. ban Tent 12, FoganslaistiaUgits Ma, 204 LUIS EGUREN OLGA FERNANDEZ SORIANO INTRODUCCION A UNA SINTAXIS MINIMISTA bRthos BIBLIOTECA ROMANIA HISPANIA PRESENTACION, Si nuestro campo de estudio permaneee estable, _sequiréhabiendo mistrios. (oar Ciomsty) ‘Se ha dicho en més de una ocasion como critics de la lingifstica cchomskiana’ que esta escuela pone cada pocos afos en circulacién luna nueva teoria que apenas guarda relacién con las torias gue la preceden en el tiempo. Pues bien, el libro que el lector tiene entee sus ‘manos es una introducci6n alas ideas y los anilisis coneretos dela il- tima de estas teotias supuestamente efimeras y ripturistas, llamado «Programa Minimista», un conjunto articulado, de propuestas sobre Tenguaje y las lenguas que empezd a adquirir forma a finales de fos aiios ochenta y principios de los noventa y sigue desarrollindose hoy endian, . iq -Resulta, de todos modos, sorprendente, qué una afiemacién como la que abce esta presentacin se pueda hacer coino un reproche. En el terreno de las ciencias de la naturaleza, una teoria que nunca se modi: " Notese quel expresin lings chomkianas hace referencia is popues: "as. deNoara Caomsky y de los ingisias que compan susideas Soe ef lengusiey no debe coafindee con ef eine gratin generaivan La Ingusiox chem estan solo una delay ramos de ln pramdca generat Ete ser, oe non he ‘mo Sore In eeluciGn de la lngistionchomskina, y no de ls gris generative ens conjuns, 8 Introduces a una sintaxis minimista fica despierta sospechas. Pero ademis, y esto es ly més importante, el contenido de esta afirmacién no se ajusta a los hechos: ni han sido ‘antas las teoras, ni los cambios han afectado, aun siendo importan- tes, a los fundamentos del pensamienta lingisico de Chomsky. En realidad, alo largo de los ya exsi cincuenta aos de historia de la lingtistica chomskiana tan sola ha habide dos modelos gramatica- les distntos, entendiendo por modelo la manera de caracterizar el co nocimiento que los hablantes tienen de su propia lengua: ef modelo sslar de fa Teoria Estindar y e! modelo basado en principios de la Teoria de los Principis y los Parimetros. En el Programa Minimista se formulan, como veremos, preguntas inéditas y se analizan los fe- menos lingisticas desde tna nueva perspectiva, pero, al igual que en la Teoria de los Principios y los Parimetros, ef conocimiento gra- matical no se caracteiza por medio de reglas particulares de cada lengua, sino como la interaccién de prineipios univetsales con las propiedades del léxico que se proyectan ea la sintaxis. En este senti- do, el Programa Minimista ha de concebirse como una extensién de la Teoria de los Principios y los Parimetros, y no como un modelo gra- matical autnomo sensu stricto En el paso de un modelo @ otro, 0 de una etapa a otra dentro del mismo modelo, se han producido, sin duda, cambios muy importan- tes, pero los fundamentos del pensamiento lingifstico de Chomsky han permanecide, coma hemes dicho, intactos. {Cusles son, se estar preguntando el lector, las ideas no fevisables sobre las que se asienta esta corriente de la lingiistca?, ceual es su wcentro fren, en expire sign del filésofo de la ciencia Imre Lakatos? El propio Chomsky res- ponde a esta cuestién en algunos de sus articulos ms recientes: él «nvicleo duro» de la linglistca chomskiana lo constituye su concep- cién internista y naturalista del lenguaje, esto es, la idea de que las lenguas son estados (rclativamente estables) de la mente de les indi= vidwos que pueden y deben ser investigados de la misma manera en que se estudian los dbjetas del mundo. La existencia de este centro firme explica algunas de las constan tes de Ia Linguistica chomskiana, como, por ejemplo, el hecho de que Presentacién 9 desde Aspectos de la woria de (a sintasis hasta el Programa Minimis- ta ef objeto de estudio haya sido siempre el mismo, la facultad del lenguaje (0 Gramética Universal) y las gramsiticas mentales (0 «len- auas-b»), y que las propiedades de estos «érganos mentales» se hayan deserito utlizando invariablemente estrategias propias de la invest ‘2acién cieatifica, como el uso de idcalizaciones metadolégicamente descables, la formulacién de hipétesis predictiva y falsables ola adop- cidn de crterios de simplicidad para evaluarteorias y propuestas al- temativas, El interaisma y el naturalism ckomskianos nos petmiten entender también, en nuestra opinién, los principales cambios que han fenido lugar en el paso de la Teoria Esténdar a la Teoria de los Prin- cipios y los Parimetros y de esta iltima al Programa Minimista, La ‘Teoria de los Principios y los Parimetros nacié hace ya mis de veinte alos con el propésito de encontrar una soluein para e! lamado «pro- blema l6gico de la adquisici6n del lenguaje» (edmo es posible que el nif que aprende una lengua desarrolle en su mente un sistema su- mamente elaborado a partir de los datos lingisticos empobrecidos {que percibe en su entorno?). Perseguir un objetivo como este es una cconsecuencia l6gica del internismo naturalista chomskiano, ya que, si se piensa que las lenguas son drganos mentales, debe interesarnos $3- ber también cémo se desarrollan dichos érganos en la mente de los individuos, para asi deseribir mejor sus propiedades. El Programa Minimista, por su parte, como veremas eon detalle en este libro, pre- tende responder a dos preguntas, la primera de ellas sin precedentes en los estudios del lenguaje: (2) ghasta qué punto esth bien disefiado 1 lenguaje en tanto que sistema computacional que entra necesatia mento en contacto con Ios sistemas de actuacién de la mente, unos sistemas que deben poder interpreta, o «leer», la informacion gene- ada por el sistema cognitivo linguistico? y (b) ghasta qué punto po- demos caracterizar las propiedades de las graméticas mentales y de la facultad del lenguaje utilizando tan solo principios, operaciones, nive les o simbolos que sean absolutamente imprescindibles? Plantearse estas preguntas, como hace el Programa Minimista en st vectiente sustantiva y en Su vertiente metodolégica, espectivamente solo tiene