Anda di halaman 1dari 9

Fue un gran privilegio para mí como enfermera no haber sido invitado a ofrecer la

Monica Baly Conferencia para el año 2006. Aunque yo no tenía el placer de conocer a
Mónica, compartimos un amor de baño de Georgia y en la década de 1990
correspondieron en un breve artículo mío sobre la corrupción en el famoso Hospital de
agua mineral en la ciudad, que fue debidamente publicado en la Historia de la Sociedad
de Enfermería Diario.
Incluso en ese breve intercambio de cartas, el compromiso de Monica y entusiasmo
para la investigación histórica se que llama la atención. No puedo hacer justicia
a su memoria. Quiero intentar, sin embargo, para explicar la importancia de
la práctica de enfermería del enfoque de la historia de la enfermería que fue pionero.
Para hacer esto, se exploran tres temas principales: el desarrollo de la enfermería
la historia desde 1900, los orígenes del modelo médico que sigue para informar
la salud británicos sistema de atención, y las formas de investigación histórica puede
establecerlos peores efectos de este modelo, facilitando reflexión crítica de
profesionales identidad, las perspectivas del paciente y la toma de decisiones basada en
la evidencia.

El desarrollo de la Historia de la Enfermería


Al igual que la historia de la mujer, historia de la enfermería tiene su origen en la
biografía de Victoria,
que celebró "beneméritos de la mujer", cuyo buen ejemplo fue visto como un
ejemplar para el público femenino. Con este programa, no es de extrañar que la
"figura emblemática de Florencia Nightingale" reinó suprema. La vida de Sarah Tooley,
por ejemplo, era una historia romántica, escrita en 1904, coincidiendo con la 50 ª
aniversario de la salida de Florencia de la guerra de Crimea. Un simple cronología, a
corto en la idea de su personalidad y la motivación, hizo hincapié en el sacrificio
a la que todas las mujeres se espera que aspiran, junto con su obligación de
abastecimiento, sustento físico y espiritual. Durante el curso del siglo 20, el
género de la biografía crítica surgió de este enfoque hagiográfico. Incluso
Biografía oficial de Sir Edward Cook de 1913, aunque elogioso, marcado menos
cualidades favorables: la personalidad dominante de Florencia, la larga y amarga
lucha con su familia, su tratamiento arrogante de los amigos, su decisión calculada
no casarse. Cook incluso discretamente sugirió que la búsqueda incesante
de la actividad pública fue un producto de la sexualidad frustrada!
Casi 40 años han de transcurrir antes de Cecil Woodham-Smith produjo su muy
aclamado biography.Woodham-Smith insistió en su "Nota de acuse de recibo" que
estaba ofreciendo "una imagen completa de la señorita Nightingale", una recreación de
su personalidad que no sólo sacó conflicto interno de Florencia con ella misma y el
conflicto exterior con su familia, pero también mostró cómo era capaz de funcionar
eficazmente en un mundo controlado por los hombres.
Biografía tiene muchas virtudes como herramienta histórica. En primer lugar, los
individuos se viva. En segundo lugar, las críticas se expresan, a pesar de los temores de
que un comentario negativo puede ser suprimida. Así, en victorianos eminentes,
publicado en 1918, Lytton Strachey escribió un ensayo crítico sobre Florencia, caer en
ingenio y sarcasmo burlón:
"A veces la señora Nightingale casi lloró. "Estamos patos", dijo con lágrimas
. que han ideado un cisne salvaje en sus ojos, pero la pobre señora estaba equivocado;
no era un cisne que había nacido, era un águila.
En tercer lugar, la biografía es la posibilidad de impugnar su biografía. Sea testigo de
cómo estudio reciente Jane Robinson ha rehabilitado Mary Seacole-olvidan rápidamente
después de su muerte, aunque recibida con "entusiasmo entusiasta" en el banquete
pública celebrada en Londres
para honrar a los soldados de Crimea. Ahora ella ha aparecido en un sello de correos,
publicado en julio de 2006 para conmemorar el 150 aniversario de la Nacional
Galería de retratos. Sin embargo, la biografía tiene sus limitaciones. En particular,
pasa por alto "la vida más normal" de las enfermeras y pacientes, y evita que un
análisis exhaustivo de los entornos económicos, sociales, políticos y culturales
en el que vivían. Por lo tanto, un enfoque contextual es esencial
para contrarrestar estas deficiencias.
El primer intento de contextualización llegó en 1960 con Brian Abel-
Historia de Smith de la Profesión de Enfermería, que analizó la política de la general
de enfermería y evaluar el papel de la estructura, selección de personal, los términos y
condiciones,
asociaciones profesionales y sindicatos. Pero, como Abel-Smith mismo
admitido, la enfermería como "una actividad o habilidad" y "lo que era. . . a la
enfermera. . . o para recibir los cuidados de enfermería ", fueron en gran medida ausente
de su historia. Fue Mónica Baly que inició el proceso de llenar estos vacíos en la
primera edición de 1973 Enfermería y cambio social. Para ella, el desarrollo de la
enfermería. . . [era] como tejer una tela con el cambio social como la urdimbre y,
corriendo de aquí para allá con la trama. . . [era] el transbordador de la atención. . . sólo
mediante el trazado de los hilos a su origen histórico. . . [podría] empezamos a entender
la confusión y la profusión de servicios de salud en el siglo XX.
Implícita en esta narración era un espíritu progresista, humanitaria que
alcanzó su punto culminante durante el consenso de la posguerra: la economía de
mercado fue sometido a la intervención del gobierno en el interés público, las relaciones
sociales estaban fuertemente influenciados por la clase social, la democracia liberal
concedida igualdad nominal política a través de la rabia universal y el Estado de
bienestar fue alabado como un medio para garantizar a los ciudadanos un nivel mínimo
de ingresos, educación, vivienda y salud.
A fines de 1970, sin embargo, este consenso se caía a pedazos como la economía
pasó de una crisis a otra, las relaciones de clase llevó a confl icto industrial, político
instituciones y los procedimientos de pérdida de credibilidad pública, y el Estado de
bienestar
incluido el Servicio Nacional de Salud (SNS), no ha emitido servicios ectantes.
Celia Davies capturado esta pérdida de confi anza para la historia de la enfermería
1980, cuando atacó el supuesto de que "progresistas y humanitarias
ideas. . . [que] finalmente ganar en contra de la oposición de intereses creados. "
Todo lo contrario: las reformas eran "de doble filo, siempre al menos en parte
que refleja las opiniones de los más poderosos. "Este asalto sobre la inevitabilidad
de progreso se deriva de "la aplicación de conceptos y métodos de
las ciencias sociales a las fuentes originales [histórico]. "Desde emergentes en los
últimos años Siglo 19, las ciencias sociales habían afectado a la estructura
de las sociedades modernas: con temas como el Estado-nación, la industrialización,
sociales clase, familia y comunidad, la ciencia y la religión. Pero con los cambios que
fueron minando el consenso de la posguerra, los "grandes relatos" se hizo menos
plausibles. La autonomía nacional estaba siendo erosionada por la globalización
económica, plausibles. La autonomía nacional estaba siendo erosionada por la
globalización económica,
por ejemplo. Las identidades personales se están diseñando a partir del consumo
de los bienes materiales. Las identidades políticas se estaban construyendo en torno a
estilos de vida, regiones y cuestiones particulares. Por encima de todo, la confianza en
la sociedad racional, planificado y gestionado por expertos, se tambalea.
Ni la historia ni las ciencias sociales ni las profesiones sanitarias eran inmunes a estas
tendencias posmodernas. Postmodernismo completo soplado rechazada la posibilidad de
una verdad objetiva, haciendo hincapié en la relatividad moral y la reducción de
saber con el poder. "Debemos admitir. . . que el poder produce conocimiento ",
insistió Michel Foucault, "que el conocimiento y el poder implica directamente una y
otra. En consecuencia, el pasado no puede ser entendida de una manera racional
porque cada interpretación no era más que el resultado de su política de autor
valores. Pero la historia posmoderna nunca ha sido más que una fuerza marginal
en Gran Bretaña. Lo que ha hecho es dejar la historia general con tres importantes
legados. En primer lugar, hay un compromiso con las perspectivas globales o
internacionales. En segundo lugar, el peso muerto de las estructuras sociales
determinista se ha aligerado por un nuevo reconocimiento de la identidad individual y
de la agencia, es decir, el espacio se hace a la contingencia personal dentro de los
grandes relatos de edad. En tercer lugar, con el determinismo en retirada, un papel
constitutivo de bienes culturales-previamente consideradas como sólo reflexivo o
derivados-es posible. En consecuencia, la historia se ha escapado del fetiche del
documento para abarcar una gran variedad de fuentes primarias: visual, oral, literario, y
el material.
Hoy en día la mejor muestra de enfermería toda la historia de estas características, como
veremos en los volúmenes como las nuevas orientaciones en la Historia de la
Enfermería, editado por Barbara Mortimer y McGann Susan en 2005. 21 Los "mitos y
leyendas" acumulado más de "un siglo de la escritura anecdótica se han erosionado a
revelar la compleja historia de una ocupación formulado y reformulado por el social y
el cambio tecnológico.
Como los editores de la Historia de la Enfermería y la política de
Bienestar llegó a la conclusión, se ha producido una transformación de "un internista y
forma triunfalista de la apologética profesional a un área sólida y reflexiva de
beca ".

La relevancia del pasado

La investigación de este calibre hace una importante contribución a la comunidad


académica comunidad, su impacto se extiende más allá de la historia de las mujeres a la
disciplina como en su conjunto. Pero, ¿es germano a la práctica de enfermería? Para
Sioban Nelson, esta cuestión es redundante. "La historia", declara, "siempre es
pertinente." Sin embargo, la enfermería y la historia se sientan en lados opuestos de la
ciencia y las artes se dividen, lo que en el 1950 C.P. Snow llamó "las dos culturas de la
civilización occidental."
Las enfermeras están en la foto a la vanguardia del conocimiento científico, la
aplicación de sus conocimientos las necesidades del paciente urgente. Los historiadores
están en la foto pegada en el pasado, escarbar en los archivos polvorientos para producir
libros y artículos que nadie lee. Habida cuenta de esta polaridad, el punto de la historia
de enfermería para la práctica de enfermería tiene que demostrar más de lo previsto.
Aprender del pasado en un simple manera no es una opción porque, contrariamente a lo
dicho popular, la historia nunca se repite. Como John Tosh ha argumentado, "nada en la
sociedad humana. . . nunca ocurre dos veces exactamente en las mismas condiciones o
en la misma forma. "
Sin embargo, a pesar de que no puede "arrastre" del pasado para "soluciones a los
problemas actuales", podemos utilizar para mejorar nuestra comprensión del presente.
Hay ocasiones en que los datos históricos y los métodos históricos de relación directa
con la práctica de enfermería. Los historiales médicos de atención desde el pasado
puede ser para estudiar las trayectorias de las enfermedades de transmisión genética o el
impacto de lade los los regímenes de medicamentos nuevos. Testimonios históricos-en
particular los métodos orales también pueden ser de utilidad en la práctica profesional,
la construcción de la autoestima de los pacientes con daño por la enfermedad o la
prestación de servicios nocivos. Pero por lo menos tan importante como la aplicación
directa de los registros y los métodos es la forma indirecta en que la historia facilita la
reflexión crítica.

El modelo médico de Atención de Salud

En el núcleo de este centro de reflexión crítica es la capacidad de la historia para


contrarrestarel modelo médico, que ha dominado la prestación de la salud
la atención en Gran Bretaña. La suya modelo médico "anatómicas, fisiológicas y
mal funcionamiento bioquímicos como las causas de la mala salud [y] alienta una
enfoque de la enfermedad orientado a la atención que hace hincapié en la estructura y la
función de el cuerpo. . . en lugar de la singularidad o la integridad de la persona. "Ha
habido una tendencia a atribuir este reduccionismo al crecimiento de la molécula de
medicamento que se ha producido durante los últimos 15 años, y el cambio resultante en
enfoque "de la paciente en su totalidad y órganos enteros a las enfermedades de las
moléculas y las células. "Las raíces reales son mucho más profundas. Se remontan al
Renacimiento, cuando el mundo estático, centrado en Dios, imagen de la época
medieval fue desplazada por una dinámica secular en el que se interpretará en el mundo
como una máquina de trabajo del designio divino que fue objeto de un cierto grado de
control humano. Esta mecánica mentalidad tuvo dos consecuencias que son
especialmente derivados para cuidado de la salud: la mente / cuerpo en dos piezas de
René Descartes (1596-1650) y experimentales de la metodología de Francis Bacon
(1561-1626).
Descartes hizo suyo el modelo de máquina con entusiasmo, abogando por una rígida
división entre cuerpo y mente. Como Roy Porter, explicó, Descartes
Postuló dos entidades radicalmente diferentes, la extensión (materiales) y mente
(inmaterial).
Sólo el alma o la mente humana posee la conciencia. Literalmente, todo lo demás en la
naturaleza, incluyendo el cuerpo humano. . . , formaba parte del reino de lo que
Descartes llama "extensión" (obedeciendo las leyes de la mecánica). "Extensión", que
incluía todas las demás criaturas que viven, fue un terreno legítimo para la investigación
científica.
Por maniobra hábil de Descartes, la mente había, por así decirlo, ha mistificado,
mientras que el cuerpo estaba puesto al descubierto.
Las herramientas con las que el cuerpo material iba a ser investigado científicamente
se derivaron de las metodologías de observación y experimentales
promovido por Francis Bacon. Bacon se había comprometido a la lógica inductiva, sino
que "cree que sólo una reunión de pre-teórica de los hechos al descubierto podía
garantizar que la explicación de un fenómeno natural no sea pre-juzgado, o perjudicado.
"
En otras palabras, era un empirista de que el razonamiento deductivo
del mundo medieval ya no era aceptable.
El legado del Renacimiento para el cuidado de la salud fueron de largo alcance. Por
supuesto, el cambio no ocurrió de inmediato. Con el tiempo, sin embargo, los médicos
obtuvo un monopolio sobre el funcionamiento mecánico del cuerpo que excluía
teólogos y moralistas, así como otros profesionales: enfermeras y parteras,
hombres astutos y mujeres sabias, hueseros y los responsables de armadura, los
vendedores con métodos de cura poco ortodoxos.
Por otra parte, la concepción del cuerpo y su tratamiento también ha evolucionado.
Antes de Descartes y Bacon, el holístico humoral la teoría de Hipócrates y Galeno
prevaleció: la buena salud se disfrutó cuando los cuatro humores naturales-sangre,
flema, bilis amarilla, bilis y negro-se encontraban en equilibrio entre sí y con un
conjunto de "no natural" factores externos- aire, la dieta, el ejercicio, el clima y el
tiempo. La mala salud golpeó cuando este feliz equilibrio
fue alterado.
En 1800, sin embargo, una nueva patología, localizada estaba bien establecida en
que el cuerpo fue aislado de su entorno y el tejido se convirtió en la unidad
de análisis. "Cuanto más que observarán enfermedades y cadáveres abiertos", declaró
un cirujano francés de esta escuela, "el que más se convencerá de la necesidad
de considerar enfermedades locales no desde el aspecto de los órganos complejos
pero de la de los tejidos individuales. "Considerando que Harvey había entendido antes
el corazón como una entidad única mecánica, la patología localizada reducida
cada parte del cuerpo a una colección de diferentes membranas.
Hubo graves consecuencias para las relaciones clínicas. Desde 1750 el médico y el
paciente comenzó a habitar diferentes mundos conceptuales de la enfermedad.
Cada vez más, el médico vino a depender de "los signos y síntomas" que eran
conducentes a un "diagnóstico de la enfermedad orientado."fueron las etiquetas de lo
que adjunta a las condiciones de los pacientes como sus narraciones desaparecieron
primero desde hospital y después de consultas con la comunidad. El análisis estadístico
se asoció con este nuevo modo de pensar. Médicos cuantificados a partir del siglo 18, y
los hospitales voluntarios fundados en el mismo período mantienen datos sobre los
pacientes que se utilizaron para los estudios de eficacia clínica. Funcionamiento del
cuerpo, medidos y tabulados, las estadísticas de mortalidad fueron recolectados, y el
éxito de las innovaciones médicas fueron probados . Por lo tanto, a principios del siglo
19, las bases del modelo médico moderno y sus problemas asistentes ya se habían
establecido.

Identidad Profesional

Hay por lo menos tres áreas en las que la historia puede ayudar a compensar los peores
excesos de este modelo médico para la práctica de enfermería: la identidad profesional,
las perspectivas del paciente y la toma de decisiones basadas en la evidencia. El
surgimiento de la profesión de enfermería a partir de 1850 fue una oportunidad para
desafiar la supremacía del conocimiento y la práctica médica. Después de todo,
Florence Nightingale se mostró escéptico de la demanda de la medicina como "un
proceso curativo." Fue, insistió en las notas de enfermería, "no hay tal cosa." "La cirugía
elimina la bala de la extremidad, que es la obstrucción para curar , pero se cura la
naturaleza de la herida. "La responsabilidad de distintivos de la enfermera era poner" el
paciente en las mejores condiciones para que la naturaleza actúe sobre él. "Sin embargo,
a pesar de abogar por una función particular, la formación de enfermería bajo la
influencia de Nightingale inculcando la obediencia al médico, sobre la base de las raíces
militares y religiosas de la profesión de fomentar la "jerarquía" y "deber", "servicio" y
"hermandad.
Esta oportunidad perdida fue capturada en la caracterización de Mick Carpenter
de cómo la enfermería se profesionalizó en Gran Bretaña. Carpenter identificó
"tres transformaciones de intento principal " el nombre de Nightingale se adjuntó
a la era de primera fase, que "duró desde mediados del siglo XIX hasta
en la época de la Primera Guerra Mundial "y trató de establecer un organismo autónomo
"estructura de enfermería," a pesar de "subordinación"a "las necesidades de gestión
del hospital local ", así como a la medicina. e la segunda fase, "la profesionalización
de la atención ", fue" iniciado en el siglo XIX por La señora Bedford Fenwick "y trató
de alcanzar el" cierre social "de la enfermería"como una actividad exclusivamente de
clase media." Como Carpenter elaborado, " es autonomía profesional para buscar la
estructura de enfermería del estado y direcciones locales, una extensión de la
dominación de enfermería general en el universo de enfermería, y una posición
complementaria, pero aún subordinada de enfermería para un medicamento ascendente
La tercera fase, "el nuevo profesionalismo" - cruzó el Atlántico a Gran Bretaña en la
década de 1970 y se basa en un "renovado" esfuerzo "para lograr los objetivos de larga
data de profesionalización" que se manifiesta finalmente en el Proyecto de 2000. Sin
embargo, "mientras que anteriores movimientos. . . buscó la profesionalización de la
ocupación total ", el nuevo profesionalismo se concentró en las enfermeras clínicas,
tratando de darles una base de conocimiento independiente de la medicina-que desafió
la biomedicina en el nombre del paciente mediante el desarrollo de planes de enfermería
que se "racional, riguroso e individualizado".
En su conferencia de 2005 Monica Baly, Celia Davies recomienda que
"zanjar el concepto de profesionalización" y pensar más bien en términos de "identidad
profesional", que está en mejores condiciones de comprender las complejidades del
"conocimiento de la enfermería, la práctica, la regulación y el cuidado." La
fragmentación implícita en la tercera Carpenter fase en la que "un Cuerpo de élite "de
las enfermeras clínicas simplemente supervisar la atención básica entregada por"
asistentes "con limitada formación apoya la validez de esta conclusión. A pesar de las
aspiraciones de la segunda fase, la enfermería no se convirtió en una profesión
monolítica de las mujeres blancas de clase media, y en 1939 la mayoría de los reclutas
estaban siendo extraídas de "la clase baja media trabajadora y respetable", tal como lo
habían sido en el finales del siglo 19. Desde mediados de la década de 1940, la escasez
crónica de personal de los hospitales anima a confiar en un "flujo constante" de las
enfermeras Negras de las antiguas colonias británicas, que-se congregaron en mal
pagos, pero a menudo físicamente y emocionalmente exigente .racismo institucional
,puestos de trabajo enfrentaron tanto en el trabajo y en la comunidad. Por otra parte, la
imagen estereotipada de la profesión fue socavada aún más a partir de la década de 1960
cuando los hombres-nunca del todo ausentes, pero en gran medida
empleados en el sector psiquiátrico-fueron atacados deliberadamente en las campañas
de contratación de enfermería general.
En los últimos años, el trabajo multidisciplinario y los efectos desestabilizadores de
nuevas tecnologías y el rápido cambio social han agravado la complejidad
de clase, raza y género. Por lo tanto, como miembros de otras profesiones, las
enfermeras ya no se le atribuye una identidad única, en virtud de su pertenencia a este
grupo particular de ocupaciones. Más bien, se se ven obligadas a construir sus propias
identidades de manera continua por paliza a los múltiples significados de sus
cambio de papeles. La historia puede contribuir a esta reflexión crítica, lo que permite la
elaboración de una narración profesional mediante la exploración de las experiencias
contemporáneas con referencia al pasado.

Perspectivas de los pacientes .

Los planes individuales la enfermería, una característica clave de Carpenter en tercer


lugar, "nuevo profesionalismo" fase-también fueron un intento de escapar del
reduccionismo del modelo médico al asegurar que las perspectivas de los pacientes se
encontraban en el centro del proceso de cuidar. En Gran Bretaña, Roper, Logan y
Tierney redefinieron la enfermería para subrayar su papel en entrar, primero en
"prevenir, mitigar o hacer frente a los problemas de las actividades de la vida", y-
segundo-la promoción de "una mayor conciencia de los valores culturales, ambientales,
políticos y factores económicos que afectan a la salud".
En los Estados Unidos, donde la teorización alcanzó un alto
nivel de abstracción, las necesidades no físicas de los pacientes logró una mayor
perfil. Modelo de Neuman, por ejemplo, prevé la gente como "sistemas abiertos en
interacción con su medio ambiente ", con cuatro" zonas variable "una y
por encima de "lo fisiológico": "la psicológica, la socio-cultural, el desarrollo
y lo espiritual. "Pero lejos de los los pacientes reales, la teoría la enfermería es menos
ampliamente considerada como una defensa efectiva de sus
perspectivas. La historia, por su parte, ofrece ejemplos de carne y hueso
para mantener a los beneficiarios de la asistencia sanitaria en el marco de una
consideración de la relación médico-paciente . El 7 de junio de 1749, Richard Kay, un
médico de la localidad de Bury, en Lancashire (Reino Unido), fue visitado por la señora
Driver, cuyo cancer del seno se había quitado en diciembre del año anterior. Así es
como describió el encuentro en su diario:
la señora vino aquí a nosotros porque está determinada a someterse a una segunda
amputación, sobre la disección del nudo. Pronto me di cuenta de que había más trabajo
que hacer lo que se esperaba, ya que aparecieron otros bultos estrechamente unidos
entre sí que se fijaron en el abdomen y al compás de seis o siete pulgadas cuadradas, en
algunas partes quité la piel, otros los los disequé por debajo de la piel, de modo que por
debajo de donde su pecho antes estaba, sus costillas hasta su vientre los disequé por ella
en una cálculo moderado de quinientos nudos diferentes distintos tipos de cáncer
jóvenes, porque estaba enferma y muy pobre después de la operación.
Richard Kay era un médico dedicado que trabajaba a muchas horas de viaje hasta
sus pacientes a caballo. También fue un hombre profundamente religioso cuyo
profesionales compromiso era subrayada por una fe fuerte inconformista. Y
cuando la señora Driver murió, tomó la molestia hasta asistir a su funeral
Sin embargo, que ninguna sensación de que la cirugía se llevó a cabo sin anestesia
eficaz. Relatos históricos de la relación enfermera-paciente son más difíciles de
conseguir. En 1809, sin embargo, un actor menor llamado José Wilde fue ingresado en
el Hospital de Devon y Exeter, con una rodilla lesionada. En un largo poema que
describe sus experiencias, Wilde dijo de la camaradería entre los pacientes, los
ambulantes de los cuales ayudaron a limpiar las salas y cuidar a sus compañeros en
cama. Por el contrario, las relaciones con el personal era fría e impersonal. Asignados
hasta un piso superior a pesar de su deterioro físico, lo que vieron "signos de
impaciencia, pero ninguno de compasión" el "ojo de tormenta" de la enfermera que lo
acompañó mientras subía las escaleras "con pasos dolorosa y lentos" - "presagio, "
pensamiento, de la "molestia de producirse."
El propósito de estos ejemplos no es denunciar profesionales de la salud
como cruelmente indiferente al dolor de sus pacientes. Lo el ellos dicen
es la distancia psicológica que se puede abrir en todas las relaciones profesionales, sea
pasada o presente. Frente a cuestión históricamente no necesariamente
fomentar la "empatía y la tolerancia" como resultado de la "identificación con otras
personas, los tiempos y creencias. "Y ni las actitudes ni conductas necesariamente
cambiará porque el efecto de cualquier compromiso individual con un episodio histórico

impredecibles. Sin embargo, mediante la creación de oportunidades a la reflexión


profesional, menos amenazante debido a su ubicación en el pasado, la historia ofrece un
dispositivo a imaginar la prestación de servicios desde la perspectiva del paciente.

Decisión basada en evidencia

La práctica basadas en la evidencia de que "saltó a la fama a finales de 1990" no se una


amenaza inevitable a la orientación del paciente. De hecho, Judith Parker ha sugerido
que las enfermeras "adquirieron un idioma a colocar los aspectos de su práctica
en un dominio más público ", permitiendo", antes que se da por sentado y de rutina
prácticas que se abra a la inspección, la discusión y posible cambio.
la enfermería basada en evidencia permite a las enfermeras hasta hablar de manera
coherente y con autoridad y defender las prácticas discutir el cambio con herramientas
cada vez más
aceptable hasta las políticas creadas y los titulares de fondos. "Además, basada en la
evidencia
enfoca representar un compromiso para personalizar el paciente. Como
arquitecto de metodología, David Sackett, y sus colegas han dicho:
"Los buenos médicos utilizan tanto experiencia clínica individual y la mejor de
disposición
evidencia externa. Sin experiencia clínica, los riesgos de la práctica cada vez tiranizados
por la evidencia, la evidencia externa, incluso puede ser inaplicables hasta
inapropiado para un paciente individual. "

Pero el cuidado de la salud basadas en la evidencia no tiene un proyecto de ley


totalmente limpia de la salud. Los críticos han puesto en duda "la primacía acordada. . .
[ambos] hasta la prueba de control aleatorio para evaluar la eficacia de las
intervenciones, y con los datos epidemiológicos para predecir la curso de la enfermedad.
"Incluso Judith Parker ha admitido que un mecanismo a ejercer" la restricción fiscal a
los gastos de salud. "Y, lo más importante, la exhortación hasta proteger a la pacientes
individuales de toma de decisiones generalizada fácilmente subvertido en un sistema de
salud ocupado en la modelo reduccionista médica domina.
La Historia proporciona un modelo para la toma de decisiones en entorno de
incertidumbre.
Aunque las decisiones clínicas se asumen a descansar en bases firmes averiguar el
pasado revela la práctica actual a ser un fenómeno temporal en una evolución
cronológica-no es una cima insuperable de progreso. Así como el estado del-
del arte del tratamiento desde hace 50 años son hoy desacreditadas, por lo que nuestras
propias innovaciones que a su vez se vuelven obsoletas. En medio de estas arenas
movedizas, "la práctica basadas en la evidencia requiere una combinación de el
conocimientos basada en la investigación y la experiencia de profesionales con el
conocimiento individualizado personales de los pacientes y sus cuidadores." Las
estrategias que los historiadores adoptaron a hacer frente a situaciones complejas de
manera similar puede ser útil para el logro de esta síntesis.

la toma histórica de decisión se basa en dos tipos de materia prima: documentos fuentes
primarias, además de el testimonios orales, visuales imágenes, textos literarios, y
artefactos que el posmodernismo ha avanzado y fuentes secundarias-los libros, artículos
y tesis en las que anteriormente los historiadores han destilado su pensamiento. Después
de T.E. Christy, John Sweeney establece un procedimiento para "determinar un hecho
histórico": "dos fuentes primarias independientes, deben estar de acuerdo una fuente
principal independiente, y una independiente
fuente secundaria debe estar de acuerdo, sin desacuerdo o pruebas contradictorias. "En
realidad, el proceso de toma de decisiones es más intuitivo-aunque
"anclada en los fenómenos empíricamente de disposición", como los filósofos de
enfermería argumentaron.

Los historiadores se filtran en los debates que rodean a su tema.


Ellos ellos se familiarizan con su contexto político y económico, sociales y culturales
. Ellos consideran hasta qué punto su apoyo a fuentes primarias o de conflicto
con las posiciones establecidas. Ellos tratan a explicar las discrepancias. Y después de
sopesar cuidadosamente los pros y los contras, construyen un argumento que
aspira a consistencia interna, es decir, no se contradicen- y resuena con su comprensión
del mundo. No hay una respuesta correcta. Pero en la lucha para dar cabida a una amplia
variedad de fuentes, los historiadores emplean una metodología coherente con la
naturaleza desordenada de la condición humana y con la incertidumbre que es también
inherente a la toma de decisiones clínicas.
En este artículo, he examinado tres temas principales: la evolución de historia de la
enfermería desde la biografía hagiográfica al análisis contextualizado de la pasado que
Monica Baly instigado, la influencia del modelo médico en la profesionalización de la
enfermería, y la Pieza que la historia puede jugar en impugnar su contexto
reduccionismo: en relación a la identidad profesional, a las perspectivas de los
pacientes, y la decisión basadas en la evidencia. La Historia de la enfermería, ahora es
un área madura de especialización dentro de la erudición histórica, tiene la investigación
a la reflexión crítica de recursos en estos temas. Por lo tanto, no es irrelevante a práctica
la enfermería.