Anda di halaman 1dari 6

Jabones

Jabón para atraer el amor #1:

• 1/4 de taza de flores de naranja secas

• 1 cucharada de milenrama seca

• 1/2 cucharadita de raiz de Lirio de Florencia pulverizada

• 6 gotas de aceite esencial de flor de manzano o de manzana

• 1 cucharadita de extracto de vainilla

• 1 taza y 1/4 de jabón base (neutro, de glicerina o de coco)

Jabón para la fidelidad eterna:

• 1/4 de taza de ruda seca

• 2 cucharadas de semilla de anís triturada

• una pizquita de comino seco

• 1 taza y 3/4 de jabón base.

"Te doy el regalo de amor verdadero,

te doy esta magia de fidelidad;

cada vez que te bañes de la cabeza a los pies,

tus lazos conmigo mucho más fuertes se harán.


Tus ojos nunca se posarán en otras,

seguro/a estoy de tu confianza día y noche;

para mí das alma, corazón y mente,

en ti fe eterna tendré"

Puedes usar este jabón si necesitas compromiso con una persona u objetivo.

Puedes usarlo en la ducha con tu pareja o amante, o darlo como regalo a alguien que quieres mantener fiel a

ti. En este caso, envuelve el jabón en un paño de seda azul y amárralo para sellar el hechizo. También es

recomendable que utilices colorante azul en la preparación. Ten en cuenta que como regalo, este jabón se

convierte en un hechizo de atadura, por tanto si el que lo recibe no es consciente del objetivo del regalo, te

traerá consecuencias negativas.

Jabón curativo #1:

• 1/4 de taza de hisopo seco

• 1/8 de taza de romero seco

• 2 cucharadas de almidón de maíz

• 6 gotas de aceite de sándalo

• 3 gotas de aceite de clavel

• 3/4 de taza de jabón base

"Por la sabiduría de Airmid y el hechizo de Diancecht,

me baño para estar íntegro/a y bien;

por la vara caducea y el cuerno del unicornio,

renace en mí buena salud y bienestar"

Este hechizo llama a las deidades curativas irlandesas Airmid y Diancecht, su padre. La vara caducea, que

tiene dos serpientes entrelazadas en ella, es el símbolo de la medicina moderna, y el cuerno de unicornio es
una legendaria panacea.

Adiciona el poder a este hechizo visualizando que sale de tu cuerpo eso que lo está enfermando, por medio de

este jabón curativo, y es desechado por el desaguadero, lejos de ti.

Jabón de las Hadas:

• 3 cucharadas de cera de abejas rallada

• 2 cucharadas de leche en polvo

• 2 cucharadas de espino seco

• 2 cucharadas de primavera seca (primula veris)

• 2 cucharadas de aceite de azafrán

• 5 gotas de aceite de lila

Usa este jabón cuando quieras alinearte con las energías del reino de las Hadas o contactarlas.

Jabón para encontrar empleo:

• 1/4 de taza de cera de abejas rallada

• 1/4 de taza de cáscara de naranja rallada

• 3 gotas de aceite de jengibre, o una pizca de jengibre rallado

• 3/4 de taza de jabón base

Los colorantes sugeridos son el amarillo o verde. El incienso de pino es otra buena adición si tienes el espacio

y buena ventilación en el baño.


JABONES MEDICINALES.
Se utilizan para el tratamiento de varias enfermedades de la piel., para heridas, o
simplemente para cuidar la piel. El método más común es el siguiente:
Se hierven a fuego lento unos 100 gramos de de la hierba en un litro de agua, hasta
que se evapore la mitad. Se cuela, se exprime y se poner a hervir el cocimiento o
decocción a fuego lento mientras se le agrega un jabón neutro de 400 gramos,
rallado, hasta que el jabón se disuelva completamente . Se mezcla bien y luego de
vacía la mezcla caliente en moldes y se deja enfriar. Par que el extracto de la
hierba tenga se distribuya de manera más homogénea y para que el jabón tenga
buena forma, a veces es necesario amasarlo mientras se está enfriando.
De este modo se pueden hacer jabones de zábila, manzanilla, romero avena,
romero, árnica , estafiate o cualquiera otra planta que se buena para la piel. .
JARABES MEDICINALES.
Los extractos de las plantas medicinales tiene con frecuencia un sabor amargo, por
lo que no son muy aceptables sobre todo por los niños. Para darles un mejor sabor
se hacen jarabes, que son más fáciles de ingerir. .
Uno de los métodos más comunes para hacer los jarabes es el siguiente:
Se ponen 100 gramos de hierba fresca o seca en un litro de agua; se hierve un
minuto y se deja reposar de 2 a 3 días. Luego se filtra y se exprime. Se le agrega
azúcar en una cantidad de medio kilo por litro de decocción. En otros casos se
hacen los jarabes con miel de abeja y el jugo de la hierba. Se recomienda tomar
una cucharada del jarabe tres veces al día. .
UNGÜENTOS O POMADAS MEDICINALES.
Para uso externo. Se pone a hervir lentamente de una a dos cucharadas de hierba
en 200 gramos de vaselina “sin ácido”, durante 3 minutos. Se mezcla bien el
concentrado, se filtra y se deja enfriar en su envase definitivo. .

ACEITES MEDICINALES.
Para uso tanto interno como externo. Se toma un puñado de hierba fresca o seca y
se le sumerge en medio litro de aceite de oliva u otro aceite vegetal comestible. Se
deja la mezcla expuesta al sol en un frasco de vidrio transparente y sin color,
durante 2 ó 3 semanas . Después se filtra y se saca la espuma y la capa acuosa que
ha quedado encima.
Los aceites vegetales necesitan conservarse en frascos de vidrio de color ámbar:
ejemplo, una botella de vino o cerveza, bien tapados y en un lugar fresco, fuera de
la luz directa. .

• 7 hojas de: Menta, laurel, limón, salvia, albahaca, té (verde o


de roca) y Hierbaluisa (marialuisa)
• 5 hojas de romero
• 5 flores de camomilla o manzanilla
• 5 Bayas de enebro
• 3 Clavos de especia
• Una pizca de canela
• Una pizca de azafrán.
• 7 Semillas de Hinojo silvestre a poder ser.
• 1 l de aguardiente
• 1/2 Kg de azúcar

• 1/2 l de agua
En un frasco con tapa ponemos todas las hierbas junto con el
aguardiente, y se deja macerar 10 días, después de este tiempo
hacemos un almíbar hirviendo el agua junto con el azúcar y
cuando esté frío lo añadimos a la maceración anterior y le
dejamos reposar otros 10 días. Pasado ese tiempo lo filtramos y
ya está listo para consumir.

• 1 litro de anís dulce


• 14 hojas de Maria Luisa
• 2 ramitas de tomillo
• 2 ramitas de romero
• 2 ramitas de ajedrea
• 4 hojas de salvia
• 4 hojas de menta
• Todas las hierbas frescas

• la piel de una naranja pequeña sin la parte blanca


En una botella de cristal lavada con agua hirviendo y dejada secar vuelta del
revés se ponen las hierbas, la piel de la naranja y el anís.Dejaremos macerar un
par de meses, pasado este tiempo filtraremos el licor y lo pondremos
nuevamente en la botella con unas hojas frescas de Maria Luisa.

Nota: Es un licor estomacal muy apropiado para tomar después de una comida
copiosa.

• 2 l. agua
• 1 kg. azúcar
• 1 l. alcohol de 90º (para licores)
• 12 ud. naranja (sólo la piel)
• 1 vaina vainilla

• 1 rama canela
Se ponen todos los ingredientes juntos en un recipiente con
tapa. Se cierra bien y se va moviendo cada día durante un mes.
Se cuela el licor y se embotella. Se puede hacer con mandarinas,
entonces se meterán en el bote enteras y el tiempo de
maceración será de dos meses.
NOTA: se admite cualquier perfume: dátil, albaricoque, ciruela,
clavo, piel de limón, higos, etc..

• 1 litro de alcohol etílico (se consigue en Farmacias)


• 1 litro de agua
• 1 limón mediano cortado al medio, sin semillas
Poner a hervir el agua, cuando rompe el hervor, agregar el limón
y dejar hervir durante 10 minutos Dejar enfriar y agregar el
alcohol. Filtrar con un filtro de papel para café y envasar.
Esperar 2 días antes de tomar

Las hierbas son magníficas para la preparación de licores caseros. Es que, además
de darle un sabor notable y bastante diferencial, también puedes incorporar sus
propiedades cuando consumas el brebaje. Este licor o tónico medicinal de
hierbas es un claro ejemplo de esto que estamos diciendo. Aquí tienes la
receta.

Ingredientes:

• Tres ramitas de romero


• Tres ramitas de tomillo
• Tres ramitas de hierba luisa
• Un trozo de canela en rama
• Algunas hojas de menta
• Algunas hojas de salvia
• Bayas de enebro
• Una hoja de laurel
• Algunas flores de manzanilla (camomila)
• Un litro de anís

Preparación:

Lava bien todas las hierbas y colócalas en una botella grande, donde
posteriormente añadirás el anís. Deja macerar la mezcla en un lugar seco y
oscuro (con la botella herméticamente tapada) durante un mes para que
se asienten bien, revolviendo de cuando en cuando.

Luego, para beberlo, simplemente tienes que poner un colador sobre tu


vaso para impedir que se vayan las hierbas allí y consumir un pequeño
vasito antes o después de las comidas. Resulta un excelente tónico digestivo y,
además, genial por la enorme cantidad de hierbas que contiene.