Anda di halaman 1dari 7

c

Las hojas

Las funciones

Las hojas son apéndices caulinares, en general verdes y aplanadas, que nacen y se
expanden lateralmente en los nudos de los tallos y ramificaciones.

Se desarrollan a partir de los denominados P  


 que se forman gracias a la
actividad del llamado 

 P .

La función principal de las hojas es realizar la fotosíntesis en los cloroplastos de las


células; debido a lo cual, los vegetales superiores son, junto a los otros organismos
fotosintéticos, los productores primarios en la biosfera. Las hojas realizan el
intercambio de gases (fotosíntesis y respiración) a través de sus estomas aeríferos, por
los que además transpiran el vapor de agua (evapotranspiración).

A través de los estomas de las hojas, la planta toma el dióxido de carbono, CO2, de la
atmósfera, y expulsa el O2 procedente de la fotólisis del H2O, proceso incluido en la
fotosíntesis. Este oxígeno es fundamental para la vida en nuestro planeta.

Las partes de la hoja

Típicamente, en la hoja se distinguen tres partes:

c Limbo
c ^ecíolo
c uaina

Limbo: El   o lámina, es la parte generalmente laminar plana, verde y ancha de la


hoja; la cara superior se llama   y la inferior
 el haz suele ser de color oscuro y el
envés algo más claro. La base del limbo se agranda a veces para albergar la yema,
siempre presente en la axila de la hoja (yema axilar).
El limbo está surcado por una serie de líneas o cordones, perfectamente visibles al
trasluz y salientes por el envés, llamadas 
 
, 
   o 
. Son
hacecillos de conductos vasculares prolongación y ramificación de los del pecíolo, cuya
misión es aportar la savia bruta y retirar la elaborada.

En muchas hojas el nervio principal es central y finaliza en la punta del limbo (el
ápice); del nervio principal suelen partir otros nervios secu ndarios. Mediante las
nervaduras del limbo se puede realizar clasificaciones de las hojas (véase más abajo la
clasificación de las hojas según su nervadura).

^ecíolo: El P
 o pedúnculo foliar, es el filamento, en general delgado y de color
verde, que une el limbo al tallo. Su haz suele ser plano o cóncavo, mientras que su
envés suele ser convexo. Sus tejidos vasculares, que comunican la hoja con el tallo,
permiten la llegada del agua y los minerales absorbidos por la raíz. Tiene además la
capacidad de orientar a la hoja en la dirección de la luz solar.

uaina: La   es la terminación ensanchada del pecíolo en el punto de unión con el


tallo. ^uede rodear al tallo muy claramente, como es el caso de la vaina cilíndrica de las
gramíneas, o no existir. Algunas vainas llevan una prolongación membranosa en su
parte superior llamada  . En la base del pecíolo, en ciertas especies, suelen
encontrarse unas pequeñas laminillas o apéndices de distintos tipos, que pueden ser
 
,
P , 
 o
  
, que reciben el nombre de
 P . Las
hojas sin pecíolo se llaman 
   o 
.

lasificación de las hojas

La enorme variabilidad de las hojas permite clasificarlas en diversos tipos atendiendo a


diferentes criterios:

c ^or su nervadura
c ^or el número y disposición de los folíolos
c ^or su forma general
c ^or la forma del borde
c ^or la forma del limbo
c ^or la forma del ápice
c ^or la forma del margen
c ^or la forma de la base
c Etc.

p c ipos de hojas según su nervadura

La 
  o nerviación de las hojas varía dependiendo de las especies, aunque las
más comunes son las de 
  P 
 o P 

 , en que que las nervaduras
se extienden paralelamente desde su base; y las de 
  
  , en las que existen
nervios principales, de los que salen, a modo de red, otros nervios secundarios o
menores en disposición de retículo.

De éstos tipos generales de hojas también se pueden deducir otros, como las  
,
P

  ,  
 , etc.
A continuación se detallan los tipos comunes de hojas según su nervadura:

c ^    cuando todos los nervios son paralelos y parten


longitudinalmente del pecíolo a lo largo de la hoja, como son las hojas de las
monocotiledóneas.
c ^  
   cuando hay un nervio central, y todos los demás
nacen a lo largo de su eje, como las barbas de la pluma de un ave cuando parten
del raquis (ejemplo de la hoja del avellano).
c ^ 
  cuando el pecíolo, en la unión con la hoja, se ramifica en
nervios diferentes.
c   cuando varios nervios que parten del pecíolo no se extienden
paralelamente, sino que describen una curva más o menos suave a lo largo de
toda la hoja hasta su ápice, ejemplo de la hoja del llantén.
c ^    cuando hay más de un nervio principal ramificado que sale del
pecíolo, a modo de los dedos de una mano.
c M   cuando los nervios salen desde un centro común en forma de radios,
ejemplo de la hoja de la hierba centella.

p c ipos de hojas según su disposición sobre el tallo

La diversa disposición de las hojas en el tallo se estudia mediante una parte de la


botánica llamada  . Las hojas nacen en puntos determinados del tallo, los cuales
vienen condicionados por la estructura de los llamados 

 P 
 P  .
Estos puntos se denominan  y el espacio de tallo situado entre dos nudos
consecutivos se llama

.

Las hojas se sitúan en los nudos a lo largo del tallo según diferentes órdenes, e incluso
con cierto desorden (las llamadas hojas
P  ); a veces se disponen varias juntas en
un mismo nudo formando un 
  (hojas 
   ); en otras ocasiones se
muestran dos hojas en cada nudo enfrentadas entre sí (P
 ), etc.

Las disposiciones más representativas son las siguientes:

c x    cuando en el tallo sólo hay una hoja por nudo.


c u
  cuando en el tallo hay varias hojas por nudo, es decir, en un
mismo nivel.
c ^  cuando las hojas están unidas al tallo mediante un pecíolo (rabo).
c x
 si las hojas están dispuestas siguiendo una línea espiral a lo largo del
tallo, es decir, nacen de una en una a lo largo de él.
c ¦ 
si dos hojas están insertadas en el tallo a igual altura, una enfrente de
otra.
c    cuando dos pares sucesivos de hojas se sitúan en planos
perpendiculares entre sí, es decir, cuando cada par de hojas se disponen de
manera que forman ángulo recto con el superior e inferior inmediatos.
c ’  cuando las hojas no tienen pecíolo (rabo). Se denominan 



cuando nacen abrazadas al tallo.
c ë  si la disposición de las hojas no sigue ninguna pauta.
Alterna ^eciolada

Opuesta Sésil

xlgunos tipos de hojas


clasificadas por su disposición
sobre el tallo

Según la posición en altura sobre el tallo, se distinguen: hojas  


 o  
 las
situadas cerca del cuello de la raíz o en la base del tallo; y 
 las situadas a lo
largo del tallo y sus ramificaciones.

ipos de hojas según las características y aspecto del limbo

Según la composición de las hojas en base a las características y aspecto del limbo, se
las clasifica en P
 o sencillas y P
 . En las primeras, el pecíolo no se
ramifica, siendo el limbo de una sola pieza.

Las hojas compuestas presentan el limbo dividido en hojitas (los ) que a su vez
pueden subdividirse. La diferencia entre una hoja verdadera y un folíolo (que pueden
ser grandes), reside en que en la axila de la primera hay una yema, de la que carecen
los folíolos.

Las hojas simples pueden ser:

c ^     cuando disponen de un número par de foliolos.


c ë     cuando se muestra un foliolo terminal, y por tanto existe un
número impar de foliolos.

Según la forma del limbo, las hojas se pueden clasificar en:

c x   cuando su forma recuerda la de un corazón.


c    cuando presenta una forma de lanza.
c ’agitadas cuando su forma recuerda la de una saeta.
c w   cuando está partida o hendida en dos lóbulos, ejemplo del §
 .
c ë
 cuando presenta la forma de una elipse.
c ¦   cuando tiene forma de óvalo.
c  
    cuando una hoja compuesta presenta divisiones o
foliolos dispuestos como los dedos de una mano.
c  

  cuando una hoja compuesta presenta tres divisiones o
foliolos.

Compuesta
Bilobulada Ovalada Elíptica Acorazonada
trifoliada

Compuesta Simple Simple


Lanceolada Sagitada
palmeada imparipinnada paripinnada

xlgunos tipos de hojas clasificadas por las características y aspecto del limbo

ipos de hojas según su borde

Las hojas también se pueden clasificar por su borde. Éste puede ser liso (

);
presentar indentaciones (  
 
  o con pequeños entrantes); hendiduras más o
menos acusadas (  
  
 
P ), etc.

Lisa Lobulada Dentada Hendida ^artida

xlgunos tipos de hojas clasificadas por su


borde

ipos de hojas según su duración

Las hojas también pueden clasificarse de acuerdo a su duración en el tiempo. Se


dividen en:   (si sólo viven un periodo vegetativo y caen a su final), P


 o
P


 (duran más de un periodo vegetativo) y 


 (si ya secas, se
mantienen en el árbol hasta la formación de las próximas)
¦tra lasificación de las Hojas.

Modificaciones que pueden adoptar las hojas

Entre las modificaciones que pueden adoptar las hojas destacan las 
, las P
 
 
, los   
, las
  , las
P 
, las    y los .

Las brácteas son hojas modificadas, de cuya axila nacen ramas florales; su aspecto,
forma y color son muy variados.

Las piezas florales (estambres, carpelos, pétalos y sépalos) también son hojas
modificadas.

Los zarcillos son hojas que se transforman totalmente, o sólo en ciertos folíolos, en
filamentos cilíndricos, sencillos o ramificados, que se arrollan alrededor de los
soportes, ejemplo del guisante o la calabaza.

Las escamas o , son hojitas, a veces carnosas, que sirven de protección a
órganos delicados, como yemas u órganos subterráneos.

Las espinas foliares son estructuras duras acabadas en punta que, como hojas que son,
desgarran los tejidos al arrancarlas, ejemplo de los cardos, cactos, agracejo, etc.; esto les
diferencia de los aguijones, que, por ser modificaciones epidérmicas, se arrancan con
facilidad, como es el caso de las rosas.

Las ascidias son hojas en forma de recipiente o jarra, presentes en algunas plantas
insectívoras como la nepentes.Los filodios son hojas cuyo pecíolo se ha aplanado en
forma de lámina con aspecto de hoja, ejemplo de las acacias y eucaliptos.

Muchas especies presentan polimorfismo foliar, que consiste en la presencia de hojas


de forma distinta, en diversos grados, sobre la misma planta, ejemplo de los vegetales
acuáticos como los ranúnculos, o las judías, hiedra, encina, acebo, etc.

Estructura

Estructuralmente, la mayor parte de las hojas tienen forma  


 , con haz y envés
claramente diferenciados denominadas   
. Ambas caras pueden ser iguales
llamadas
  
 o incluso estar reducido el haz, siendo la superficie total de la hoja
el envés, ejemplo de algunas monocotiledóneas.

Lo habitual es que la bifacialidad foliar quede marcada también en la estructura


anatómica del limbo. El pecíolo, por su parte, tiene estructura similar a la del tallo,
aunque su simetría es bilateral, en lugar de radiada. De fuera adentro se distinguen:
una epidermis cutinizada, un parénquima en empalizada, otro parénquima lagunar y
los haces vasculares que constituyen el rastro foliar. En ellos el floema se sitúa por
debajo del xilema, con respecto al haz.