Anda di halaman 1dari 9

Sede Antofagasta

Lenguaje y comunicación

Tecnicas emergentes en la odontologia

un analisis comparativo,

Amalgama vs Composite

Integrantes: -.Felipe Manzano

-.Claudio Torres

-.Camilo Guzmán

-.Daniel Marín

Carrera: Odontología

Fecha: 28/03/2011
Índice

Introducción----------------------------------------------------------- pag. 3

Amalgama vs Resina---------------------------------------------pag 4

Efectos de la amalgama en el cuerpo humano--------------------pag 5

Condiciones a tener en cuenta------------------------------------pag 6

Conclusiones------------------------------------------------------pag 9
Introducción

La siguiente investigación al tema de: Las diferencias de la amalgama y el composite

La caries es la patología con mayor índice de prevalencia en el mundo, es decir, la más


extendida. En sus primeras fases, el tratamiento consiste en eliminar todo la caries del
diente afectado y reemplazar la estructura perdida por medio de un material restaurador.
Si bien ambos tratamientos son muy buenos, no hay que dejarse llevar por lo más bonito
ni por el marketing. Si una amalgama está bien hecha, sin importar el tiempo que lleve
en boca, no hay ninguna necesidad de cambiarla ya que pueden durar para toda la vida.

Características principales de estos tipos de productos

La Amalgama: Es una aleación de mercurio con uno o más metales, que fundidos a
Tª ambiente adoptan una cristalización característica, confiriéndole una determinadas
propiedades.

La aleación de mercurio liquido puede ser con partículas sólidas de plata,


Estaño,Cobre, y a veces, Zinc, Paladio,Indio, y Selenio.

Composite: El composite dental está compuestos por:

• Una matriz de resina


• Un relleno de partículas de cerámica que:
o Aumenta la resistencia
o Le confiere las propiedades ópticas
• Sistema de polimerización (endurecimiento) por luz, que permite un total control
del material

Dependiendo del tamaño de las partículas dividimos los composites dentales en:

• Híbridos (contiene micro- y macropartículas)


• Macropartícula (contiene micro partículas)
Amalgama v/s resina

Muchas veces los pacientes me comentan que quieren cambiar sus amalgamas
(tapaduras grises o plateadas) por resinas o composite (tapaduras blancas), ya que estas
últimas son más estéticas.

Los dos tratamientos son buenos y tienen sus indicaciones, y hay que tener mucho
cuidado al cambiarlas, porque al hacerlo, podemos vernos en la necesidad de realizar
una endodoncia (tratamiento de conducto) en un diente que estaba sano pero "feo"
según los nuevos estándares.

El ejemplo más claro es el de aquella persona que pensó que las resinas, además de
ser estéticas, eran mejores. Sus molares estaban con amalgama hace más de 30 años y
las cambió por composiste; pero éstas le duraron 5 años, por lo que tuvo que realizarse
endodoncias y coronas. En definitiva asumió un costo de salud y económico que no
necesitaba.

Como moraleja podemos decir que en este caso "Lo mejor es enemigo de lo bueno".(1)

(1).-Agustín Viu S Málaga 115, of.812, Las Condes, Santiago, Chile, Cirujano Dentista Universidad
Mayor, Rehabilitador Oral/Estética
Estudios acerca de la amalgama indican que al exponer las tapaduras de mercurio a
temperaturas altas (tomar café por ejemplo), al frotar los dientes, o al simplemente
comer, este libera un gas el cual aspiramos o tragamos por medio de la saliva.

El vapor de mercurio se dispersa y difunde en el aire alveolar, a través de los tejidos


pulmonares y de esta manera: llega a la corriente sanguínea. Lentamente se producirá
una oxidación en la sangre y en los tejidos, y posteriormente el mercurio se almacena
en el riñón, cerebro, hígado, bazo, corazón, membranas del tracto intestinal, gandulas
salivales, tiroides y músculos esqueléticos.

Efectos en el cuerpo humano:

Una vez que el mercurio se acumula en el cuerpo en grandes cantidades, se


presentara una amplia variedad de manifestaciones que en ocasiones son mal
diagnosticadas. Los síntomas generales asociados a la intoxicación con mercurio son:
Irritabilidad, arranques explosivos de temperamento, timidez, resentimiento, Cefalea,
fatiga, indecisión, debilidad, incapacidad de concentración, temblor de Manos, cabeza
y labios, disturbios gastrointestinales, disturbios renales, Pérdida de peso y apetito. En
la piel se puede encontrar dermatitis, urticaria, eritema y edema de cara y piernas. En
la boca se presentara gingivitis y estomatitis e hipersalivación, sabor metálico,
sialorrea, halitosis, ulceras en mucosas bucales, recesión gingival y coloración azul,
gris o negra en la encía.
AMALGAMA vs. COMPOSITE

CONDICIONES A TENER EN CUENTA

OCLUSIÓN: ¡Siempre! Mirar primero la oclusión, esto suele ser determinante en la


decisión. En oclusiones muy cerradas, en donde las caras oclusales coinciden
perfectamente, la posibilidad de contacto de las cúspides íntimamente con las fosas,
limitan la utilización del composite. En cambio, en malas oclusiones, como por
ejemplo en cúspide a cúspide permiten realizar composite más extensos. La oclusión
contra dientes de acrílico o composite (de prótesis antagonistas) permiten incluso
reconstruir grandes extensiones de caras oclusales y cúspides enteras con composite de
fotocurado. La falta de antagonista u oclusiones parciales permiten asimismo utilizar
ampliamente los composite. Desde ya en pequeñas cavidades que no entran en oclusión
los composite no tienen contraindicaciones.

HÁBITOS ORALES DEL PACIENTE, BRUXISMO, RESPIRADORES


BUCALES: Sin dudas, el bruxismo limita seriamente el uso de composite en
posteriores, excepto que sean favorables las condiciones de oclusión del punto anterior
(inoclusiones parciales). Los pacientes que presentan respiración bucal suelen ser los
que más permiten las reconstrucciones amplias en caras oclusales de posteriores, por la
falta de contacto oclusal en la mayor parte del día.

REMANENTE DENTARIO: Cuando quedan paredes delgadas con posibilidad de


fracturas, se impone la operatoria adhesiva (excepto que esté indicada una
reconstrucción coronaria total), la amalgama está contraindicada. Cuando el remanente
de esmalte oclusal alcanza para que no se produzca la extrusión del antagonista, se
puede utilizar perfectamente un composite, aunque entre parcialmente en la oclusión y
sufra algún pequeño desgaste a través del tiempo.

HISTORIA CLINICA GENERAL DEL PACIENTE: En determinadas condiciones


de trabajo (edad avanzada, cardiopatías severas, síndrome de Down, etc.), es necesario
realizar sesiones de trabajo muy cortas, por lo que el uso de amalgamas suelen ser la
solución; los composite llevan mayor tiempo de trabajo.
NECESIDADES ESTETICAS REALES: Hay que ser objetivos a la hora de aconsejar
a los pacientes sobre el material a utilizar. Debe ser el odontólogo el que asesore sobre
cuál es el material de elección, y no que sea el paciente, ya que éste no conoce las
ventajas y desventajas de cada material. Obviamente, siempre que es posible los
composite dan mayores satisfacciones personales cuando se utilizan correctamente.

NECESIDAD DE LOGRAR ADHESIÓN: Actualmente siempre que es posible, se


intenta realizar una odontología adhesiva, en muchos casos es imprescindible. Por lo
tanto, los composite permiten lograr mejores resultados adhesivos que las amalgamas.

ACCESIBILIDAD DE LA PIEZA A TRATAR: Cuando estamos ante una cavidad


muy poco accesible y con poca visibilidad, es preferible la realización de una buena
amalgama que la de un mal composite.

DIFICULTAD PARA LOGRAR CORRECTOS PUNTOS DE CONTACTO: Si


bien este punto hoy en día está bastante superado, es evidente que en muchos casos de
piezas posteriores con puntos de contacto muy apretados es más sencillo reconstruir
con amalgama, sobre todo si no hay compromiso estético ni de remanente dentario.
Caso contrario, si es imprescindible utilizar composite, se pueden utilizar técnicas
indirectas, realizando una incrustación de composite en laboratorio.

HABILIDAD DEL OPERADOR: Sin dudas, los composite exigen mayor habilidad y
respeto por una técnica depurada, por parte del operador. Si el operador se siente
inseguro en la restauración, es preferible que opte por una amalgama.

VITALIDAD DE LA PIEZA A TRATAR: Está muy en relación con el punto


“REMANENTE DENTARIO”, ya que los composites permiten respetar más la
vitalidad al poder realizar cavidades más conservadoras. Asimismo, en piezas
desvitalizadas, la combinación de ionómeros con composite con sus cualidades
adhesivas, permiten excelentes reconstrucciones coronarias, siempre y cuando
tengamos en cuenta los principios anteriores.

NECESIDAD DE INCORPORAR FLUOR A LA PIEZA DENTARIA: En


pacientes con dietas muy ácidas o pH salival muy ácido, es muy importante poder
incorporar flúor en los materiales de restauración, como también en las cavidades
proximales o tipo “túneles”, en las que dan un beneficio adicional el flúor que recibe la
pieza proximal.

EFICACIA HIGIENICA DEL PACIENTE: Cuando las condiciones de higiene son


malas, sin dudas las amalgamas resisten más el mal mantenimiento.

POSIBILIDAD DE AISLACION ABSOLUTA: Si bien se pueden utilizar composite


sin aislamiento absoluto, lo ideal es el aislamiento total. Por lo tanto, cuando no se
puede aislar con dique de goma y las condiciones de acceso o visibilidad son
desfavorables, las amalgamas son más seguras. La elección nuevamente está influida
por todos los otros factores.

RECONSTRUCCIÓN DE LECHOS OCLUSALES EN P.P.R.: Los composite


permiten reconstruir lechos oclusales para las PPR con total sencillez, utilizando la
misma prótesis como matriz.

RESPETO POR LOS PRINCIPIOS PREVENTIVA: La odontología moderna y


operatoria microrrestauradora procura defender una odontología preventiva y
conservadora, respetando al máximo el capital biológico del paciente.

FACTORES ECONÓMICOS: Contrariamente a lo que la mayoría de odontólogos


afirma, no hay tanta diferencia de Costos entre amalgamas y composites. Esta
diferencia está dada –casi en su totalidad– por el mayor tiempo de trabajo de los
composite. Por lo tanto, no puede ser el factor económico lo que determine la elección
del material. Consultar en www.costosenodontologia.com.ar los costos directos y
tiempos de atención.
Conclusiones

En conclusión, no existe un material que conjugue todas las condiciones para ser
utilizado en obturaciones, es deber del odontólogo tratante explicar al usuario las ventajas
y desventajas de cada uno. En cuanto a su toxicidad, está demostrado por múltiples
investigaciones llevadas a cabo, que la amalgama no es tóxica para el paciente, pues su
peligro radica en los vapores que el mercurio emite a temperaturas elevadas, llevando
dicho peligro a ser real para el odontólogo cuando no la utiliza bajo las recomendaciones
apropiadas, más no significa peligro alguno para la salud del paciente.

Con la información disponible, no existen datos comprobados que justifiquen la


sustitución de las amalgamas por composites con el argumento de proteger al paciente
de la toxicidad del mercurio, y además los composites no tienen una toxicidad
completamente comprobada y posiblemente no están exentos de algún tipo.

Cuando un profesional le propone al paciente reemplazar empastes en buen estado


invocando la toxicidad de la amalgama está saltando el lex artis profesional, o lo que
es peor, está prevaricando, al proponer tratamientos dentales en los supuestos de una
determinada toxicidad, que no ha sido establecida ni es aceptada por los principales
organismos reguladores de medicamentos del mundo. No olvide que al final, la
elección del material de obturación es suya, y no del dentista, aunque este por razones
de conciencia puede negarse a cambiar empastes que estima en buen estado.

Nota: LA LEX ARTIS es el estándar profesional, reglas técnicas y éticas que guían el desempeño
profesional. Es el deber de estar actualizado, en consonancia con el saber y acorde a normas vigentes