Anda di halaman 1dari 6

ARTÍCULOS

CIENTÍFICOS

Aniseiconía (y III)
Raimundo Jiménez Rodríguez, Profesor Titular de Escuela Universitaria; Rosario González Anera, Profesora Asociada de
Universidad; José Ramón Jiménez Cuesta, Catedrático de Escuela Universitaria.

III. ANISEICONÍA: TRATAMIENTO OPTOMÉTRI- donde Fe es el poder refractor equivalente al ojo emétro-
CO. ADAPTACIÓN DEL SUJETO A LA COMPEN- pe esquemático y Fs agrupa el poder refractor del siste-
SACIÓN ÓPTICA ma resultante de la lente compensadora Fl y el poder
refractor del ojo amétrope Fa, es decir, Fs = Fl + Fa - x Fl
Fa, siendo x la distancia entre el punto principal imagen
Introducción de la lente y el punto principal objeto del ojo (este último
coincide prácticamente con la pupila de entrada del ojo).
Una vez detectada, clasificada y medida la aniseiconía,
como se indicó en el anterior capítulo publicado en el Si la diferencia entre el ojo amétrope no compensado y
número 396 de Gaceta Óptica (septiembre 2005), el el ojo standard es sólo la longitud axial (ametropía axial),
paso siguiente consiste en elegir el tratamiento optomé- los dos ojos tendrán el mismo poder refractor, y sustitu-
trico adecuado a la sintomatología del sujeto y a la com- yendo Fe por Fa obtenemos que:
pensación óptica requerida. (2)

Los tratamientos clínicos de la aniseiconía, de menor a


mayor complejidad son:

Alteración de la prescripción en gafa. donde fe es la distancia focal objeto (-1/Fe) del ojo.
Prescripción de lentes de contacto
Prescripción de lentes iseicónicas. Los valores típicos de x son 15-20 mm, mientras que fe
Telescopio de Galileo. es -16,67 mm para un ojo de poder refractor 60D. Si x es
igual y opuesto a fe la ecuación anterior se reduce a
Sin embargo, antes de pasar a estudiar cada uno de los RSM= 1. Esta es la conocida ley de Knapp3, 4, que esta-
posibles tratamientos clínicos de la aniseiconía, conviene blece que una lente situada en el plano focal anterior
puntualizar algunos aspectos sobre la causa de las ame- (objeto) de un ametrope axial tiene el mismo tamaño de
tropías. imagen retiniana que un ojo emétrope standard (figura 1).

Las ametropías pueden deberse a una inadecuada Si la longitud de un ojo amétrope no compensado es la
longitud axial en relación al plano principal imagen del misma que la de un ojo estándar, sus poderes refractores
sistema óptico ocular, a un error de correlación entre deben ser diferentes.
los componentes refractivos del ojo o a ambas cau-
sas. Si la potencia equivalente de un ojo amétrope La potencia efectiva de la lente oftálmica en el ojo1, junto
pudiera determinarse, seríamos capaces de compa- con la potencia del ojo amétrope es la misma que la del
rar el tamaño de la imagen formada en este ojo com- ojo emétrope estándar, esto es:
pensado con el tamaño de la imagen en el ojo esque- (3)
mático emétrope. La relación entre estos dos
tamaños de imágenes se denomina diferencia relativa
del tamaño de imagen retiniana (RSM). Mediante cál-
culos sencillos de óptica geométrica1, 2, RSM viene
dado por: Sustituyendo este valor de Fe dentro de la expresión del
aumento relativo:

(1) (4)

10 diciembre 399 Gaceta Optica


que es exactamente la misma expresión que el cambio en con lentes en gafa. En efecto, en casos de mio-
el tamaño de la imagen retiniana producida por la lente, pía axial, la elongación del ojo produce alarga-
como vimos en capítulos anteriores (Aniseiconía I, miento de la retina y el epitelio pigmentario, y así
Gaceta Óptica nº 393, mayo 2005). Deducimos pues, las imágenes retinianas de tamaño normal
pues que mientras en la anisometropía axial com- ocupan una porción más pequeña de la retina
pensada, la aniseiconía no es inducida por las len- alargada de la que ocuparían en una retina con
tes (aunque probablemente existía antes de la elementos retinianos normales, por lo que una
compensación), en la ametropía refractiva com- compensación con gafa aumentaría las diferen-
pensada las lentes pueden inducir aniseiconía. cias de tamaño de las imágenes oculares. Por
otro lado, con lentes de contacto se elimina en
Si la diferencia en el error refractivo es debida sólo gran parte la aniseiconía dinámica inducida por
a longitudes axiales, la potencia del sistema con y las lentes oftálmicas montadas en gafa, responsa-
sin lentes es la misma y el tamaño de la imagen es ble en mayor medida del disconfort visual del suje-
también el mismo, independientemente del error to aniseicónico6.
refractivo. Así pues, de acuerdo con esta ley, los
7
anisométropes puramente axiales (por ejemplo, Alteración de la prescripción en gafa
miopía unilateral) deberían ser compensados en el
plano focal anterior (objeto) del ojo, es decir con Consiste en encontrar el equilibrio binocular ade-
compensación óptica en gafa, mientras que los cuado que no cree rivalidad cortical de imágenes,
anisométropes refractivos (por ejemplo, afaquia pero debido a que este método disminuye la fun-
unilateral) es mejor compensarlos con las tablas ción visual no debería ser usado en personas jóve-
de aumento relativo de las lentes en el plano cor- nes que sean capaces de sobrellevar toda la com-
neal, es decir, con lentes de contacto. pensación esférica o cilíndrica. Para personas
adultas se intenta disminuir la potencia esférica o
No hasta hace mucho, los clínicos compensaban cilíndrica del ojo más amétrope, que generalmente
los errores refractivos causados por longitudes es el ojo más limitado en AV, mientras se mantiene
axiales inapropiadas con lentes oftálmicas mon- el círculo de menor confusión sobre la retina. La
tadas en gafa, y los errores refractivos causados técnica de monovisión (un ojo para lejos y el otro
por una inadecuada correlación entre componen- para cerca) puede eliminar los síntomas aniseicó-
tes refractivos los compensaban con lentes de nicos en ciertas situaciones.
contacto. Sin embargo, esto no es lo apropiado
debido a que ahora se sabe que la imagen ocu- Lentes de contacto8
lar (cortical) está afectada también por aniseico-
nía neurológica. Como resultado de esto, la ley Como se ha indicado anteriormente, es el mejor
de Knapp falla en muchos casos5, ya que simple- método para la compensación de la anisometropía
mente compensando la anisometropía y consi- refractiva, ya que produciría menos cambios en el
guiendo imágenes retinianas claras se tiene un tamaño de la imagen retiniana que una compensa-
efecto más beneficioso en la fusión binocular que ción con gafa. A pesar de que su uso en anisome-
el efecto negativo de los tamaños de imagen tropía axial contradice la ley de Knapp, se ha visto
potencialmente desiguales, y además, algunas que disminuye la diferencia de tamaño de imáge-
evidencias6 sugieren que las diferencias de tama- nes corticales (neurales) en este tipo de anisome-
ño de imágenes corticales en miopes anisomé- tropía, además de contribuir a solucionar los pro-
tropes axiales son menores cuando se compen- blemas producidos por la diferencia de efectos
san con lentes de contacto en vez de hacerlo prismáticos y de anisoforía.

Tabla 1. Cambios en el tamaño de la imagen retiniana para diferentes potencias (F en dioptrías) y espesores centrales (t en mm) según las curvas bases frontales de las lentes (F1 en
dioptrías).
n=1.523
F -4,00 -3,00 -2,00 -1,00 0,00 +1,00 +2,00 +3,00 +4,00 +5,00
F1 t=0,9 t=0,9 t=1,0 t=1,4 t=1,8 t=2,2 t=2,7 t=3,2 t=3,9 t=4,4
-4 0,56% 0,36% 0,13% -0,17% -0,48% -0,79% -1,12% -1,45% -1,84% -2,17%
-2 0,28% 0,18% 0,07% -0,09% -0,24% -0,39% -0,56% -0,73% -0,92% -1,09%
+2 -0,28% -0,18% -0,07% 0,09% 0,24% 0,39% 0,56% 0,73% 0,92% 1,09%
+4 -0,56% -0,36% -0,13% 0,17% 0,48% 0,79% 1,12% 1,45% 1,84% 2,17%
+6 -0,84% -0,54% -0,20% 0,26% 0,72% 1,18% 1,68% 2,18% 2,76% 3,26%
+8 -1,12% -0,72% -0,26% 0,34% 0,96% 1,58% 2,24% 2,90% 3,68% 4,34%

Gaceta Optica 399 diciembre 11


ARTÍCULOS
CIENTÍFICOS

1). De hecho, compensaciones miópicas de -2.50 D


y mayores, causan disminución de SM con un incre-
mento en la curva base. Esto es debido a que un
incremento en la curva base desplaza el vértice pos-
terior de la lente lejos del ojo.

Del mismo modo, incrementando el espesor central


se incrementa SM de la lente. En la práctica, el míni-
mo espesor es aproximadamente 1.5 mm y el máximo
Figura 1. Tamaño de la imagen retiniana (y´) de un amétrope axial compensado con lente oftálmica situada en el plano focal objeto 7.5 mm. Se aconseja un espesor cercano a 3.5 mm.
del ojo (ley de Knapp) Para ello, se puede jugar con el índice de refracción,
de tal manera que deben usarse índices altos si las
Prescripción de lentes iseicónicas curvas bases y los espesores del centro son utiliza-
dos para minimizar diferencias, además de ser más
Como vimos en capítulos anteriores (aniseiconía I ligeros.
y II), el cambio en el tamaño de la imagen retiniana
en gafa viene dado por la expresión: Factor potencia

El cambio de SM debido al factor potencia de la


lente, depende de la posición de la lente respecto a
la pupila de entrada del ojo d, y de la potencia de vér-
tice posterior de la lente F´v.
t= grosor de la lente
n= índice de refracción de la lente Con respecto a la distancia de vértice, es importan-
d= distancia entre el vértice posterior de la lente y la pupi- te mantener distancias tan cortas como sea posible
la de entrada del ojo en sujetos con aniseiconía, ya que minimizan las
F1= Poder refractor de la superficie anterior de la lente diferencias de tamaño de imagen entre los dos ojos.
F´v = Potencia de vértice posterior Teóricamente la distancia de vértice debería ser
más beneficiosa en errores de refracción refractivos
Recordemos que el primer factor de la expresión que en errores de refracción axiales, y no se utiliza-
anterior es el llamado factor forma y el segundo, rían en casos de anisometropía axial. Sin embargo,
el factor potencia. Veamos los cambios que cambios en la distancia de vértice son de gran
podemos inducir en SM si modificamos uno u ayuda, ya que afectan al aumento neurológico refe-
otro factor4,9,10. rido anteriormente.

Factor forma La distancia de vértice puede ser modificada hasta


ciertos límites, ya que no sólo supone un efecto
El índice de refracción, la curva base y el espesor en sobre SM sino que también altera la potencia efec-
el centro son usados comúnmente para cambiar el tiva de la lente: si la lente es positiva y se disminu-
tamaño de la imagen retiniana asociado con el factor ye la distancia de vértice, disminuye el tamaño de la
forma. imagen retiniana producido por la lente. Así sujetos
con anisohipermetropía deberían tener sus lentes
Incrementando la curva base (haciéndola más curva) tan cerca como fuese posible para minimizar dife-
se incrementa el factor forma, aumentando así el rencias. Si la lente es negativa, disminuyendo la dis-
tamaño de la imagen retiniana. Para reducir dicho tancia de vértice se incrementa el tamaño de la ima-
tamaño producido por una lente (por ejemplo, de una gen retiniana producido por la lente; así, sujetos
lente positiva alta en anisometropía), se podría incor- con anisomiopía deberían llevar sus lentes tan
porar un diseño asférico para aplanar la curva frontal, cerca como sea posible.
o también se puede cambiar la curva base (poder
refractor de la superficie frontal) pero teniendo en La distancia de vértice puede ser modificada tam-
cuenta que curvas bases mayores a +12.50 o muy bién por la localización específica del bisel. Una
planas (menores a +1) no deben usarse por estética. lente con un bisel central, tiene la mitad del grosor
Por ello, se recomienda seleccionar curvas bases que de la lente delante y la otra mitad detrás. Un bisel
se correspondan a 2.00, 4.00, 6.00 y 8.00 D de 1/3-2/3 es aquel que 1/3 de la lente está delante y
poder refractor de superficie frontal. Las ventajas de 2/3 detrás. Un bisel 2/3-1/3 es al contrario. Movien-
incrementar la curva base para aumentar SM son do el bisel hacia delante, se acerca la lente al ojo
mayores en lentes positivas que en negativas (tabla (incrementa SM para lentes negativas o disminuye

12 diciembre 399 Gaceta Optica


Tabla 2. Resumen de los principios de diseño de una lente iseicónica (Fuente: Scheiman MH, Wick B. total que se requiere es el del tamaño original
Tratamiento Clínico de la Visión Binocular, Disfunciones Heterofóricas, Acomodativas y Oculomotoras. Ciagami, más el adicional, así que es 1,1085 x 1,01=
Barcelona 1996) 1,1196.

Ya que la contribución por el factor potencia es


1,0638, el factor forma que se requiere es
1,1196/1,0638= 1,0524. Esto puede obtenerse
bien incrementando la curva base de la lente o
bien el espesor. Si se decide incrementar el gro-
sor:

Este ejemplo materializa los principios del diseño


de una lente iseicónica. Como se observa, los
espesores obtenidos suelen ser grandes, por lo
que se recomienda trabajar con índices altos. La
tabla 2 refleja cómo afectan los cambios de los
parámetros de las lentes en SM de las lentes.

Usualmente el factor potencia de la lente es fijado


por el Optometrista (la prescripción y la distancia
para positivas) y desplazándolo hacia atrás se aleja de vértice generalmente no se alteran), y por tanto
la lente (disminuye SM para las lentes negativas o hay dos posibilidades: diseñar una lente que
aumenta para las positivas). incorpore un SM especificado o diseñar un par de
lentes que tengan idénticos SM para sus diferen-
En general, en el diseño de una lente iseicónica el tes potencias. En el primer caso, el Optometrista
factor potencia está determinado por la prescripción, dará detalles del porcentaje de SM que debe ser
y el diseñador altera el factor forma para producir el incorporado en la lente. Esta información debe
cambio en el tamaño de la imagen retiniana en gafa incluir la forma y espesor de la lente, su distancia
requerido. Incrementando la curva base de la lente o de vértice y su potencia de vértice posterior. En el
incrementando su grosor, se produce un incremento segundo caso, dará únicamente las potencias de
de SM. Veamos un ejemplo: vértice posterior junto con las distancias de vérti-
ce y diseñará dos lentes con igual SM, para ello
Si consideramos la lente de +4.00 D que se muestra deberá calcular el factor potencia de cada lente y
en la figura 2, de índice n=1.5 y montada a 15 mm si estos son diferentes modificar los factores
de la pupila de entrada del ojo, tenemos que: forma de cada lente. Una forma sencilla de estudiar
las relaciones entre todas las variables y determi-
nar el cambio en el tamaño de la imagen retiniana
requerido en casos de aniseiconía es el uso de
nomográficos9, sin tener que recurrir a cálculos de
óptica geométrica.

SM= Ms x Mp= 1,1085= 10,85%

Supongamos que el tamaño de la imagen retinia-


na de esta lente debe ser incrementado un 1%, lo
cual se ha determinado con la ayuda de una lente
de prueba iseicónica afocal del 1%.

El factor potencia, por supuesto, está fijado por la


prescripción, y asumiendo que la distancia de vér-
tice es constante, el cambio en tamaño de la ima-
gen retiniana debe hacerse incrementado el fac-
tor forma de la lente. El incremento en el tamaño Figura 2. Ejemplo del texto

Gaceta Optica 399 diciembre 13


ARTÍCULOS
CIENTÍFICOS

en las que se requiere una compensación cilín-


drica mayor en un ojo que en otro, o cuando los
cilindros de ambos ojos son elevados. En estos
casos es muy probable que existan alteraciones
en la percepción espacial provocadas por
aumentos meridionales a través de las lentes.
Para evitarlo, se pueden alterar el grosor y la
forma de las lentes mediante la prescripción de
lentes isogonales: lentes en las que se calcula
el grosor y la potencia de superficie para produ-
cir el mismo SM en ambos meridianos de ambas
lentes. Normalmente, las lentes isogonales tie-
nen que ser fabricadas con las dos superficies
tóricas, de manera que los dos meridianos prin-
cipales de cada cara están paralelos a los de la
Figura 3. Nomográfico para calcular el factor forma MS necesario para cambiar un deter- otra, pero son difíciles y costosas de fabricar, y
minado tamaño de imagen retiniana SM; (n=1.586, t= espesor central de la lente, F1= su uso es muy restringido.
curva base)
Actualmente existen métodos interactivos com-
Los nomográficos existen para el factor forma y el puterizados para seleccionar las propiedades
factor potencia (figura 3). Debido a que los clíni- de las lentes iseicónicas compensadoras 4, 11, 12.
cos no desean alterar la potencia prescrita, el
13
nomográfico del factor potencia sólo muestra el Telescopio de Galileo
cambio en función de la potencia y la distancia
de vértice, y por tanto sólo se suele usar el nomo- La compensación de la afaquia monocular
gráfico del factor forma. Usando este último, se causa una diferencia en el tamaño de las imáge-
selecciona la curva base y el espesor central de nes de un 22%-35% (aumentada en el ojo afá-
la lente en gafa. En ausencia de información, el quico). La compensación con una lente de con-
clínico debe asumir una diferencia de tamaño de tacto aún causa diferencias de entre 7%-12%.
imagen del 1% por dioptría. Por ejemplo, si un Para compensar diferencias mayores se puede
sujeto presenta una compensación en OD: utilizar un telescopio de Galileo, bien colocado
+4.00 y OI: +2.25, se debe incrementar el de forma directa (combinando una lente de con-
tamaño de imagen del ojo izquierdo en aproxi- tacto negativa con una lente oftálmica positiva
madamente 2% para igualar las imágenes. Para en gafa), bien de forma inversa (colocando una
ello, se selecciona un material de índice alto, lente de contacto positiva con una lente oftálmi-
para maximizar el efecto de los cambios en los ca negativa en gafa) o combinación de ambos,
parámetros, y se seleccionan las curvas base y reduciéndose de esta manera de un 5% al 8%
espesor central que minimizan el factor forma el tamaño de la imagen. El inconveniente es el
del ojo derecho. Seguidamente, se usa el nomo- campo visual reducido resultante que acompaña
gráfico para encontrar pares de curvas base y a tal sistema óptico.
espesores centrales que den un factor forma
que sea un 2% más grande que el del ojo dere- ADAPTACIÓN
cho. En este caso el factor forma para la lente
derecha es del 1% (2,3 mm de espesor, 6 D de Como vimos en el primer capítulo de esta serie
curva base). El objetivo en el diseño de la lente (Gaceta Óptica nº 393, mayo 2005), los síntomas
izquierda es hacer el factor forma 2% + 1%= referidos por sujetos aniseicónicos no se correla-
3%. Sobre una base teórica, son posibles cionan con el grado de aniseiconía y además exis-
muchas combinaciones, aunque eliminar com- tían grandes variaciones de unos sujetos a otros,
pletamente la diferencia no sería práctico pues- incluso en el periodo de adaptación a una pres-
to que la lente resultante para el ojo izquierdo cripción optométrica normal. Muchos sujetos
sería demasiado curva (3,4 mm de espesor, 12 refieren que durante el primer o segundo día de
D de base), por lo que se recomienda sólo com- llevar una nueva compensación, experimentan
pensar el 2,3% de la diferencia (3,5 mm de varios cambios en la apariencia de su medio entor-
espesor y 9 D de base). no (por ejemplo, el suelo parece inclinarse hacia
un lado o bien parece estar más alto o más bajo de
Un diseño iseicónico10 especial se debe realizar lo que realmente está). Sin embargo, después de
en aquellas anisometropías de tipo astigmático un corto periodo de adaptación tales distorsiones

14 diciembre 399 Gaceta Optica


desaparecen. Cabe preguntarnos: ¿Por qué dancia. Este es el caso del medio ordinario,
mecanismo desaparecen? donde hay claves de perspectiva en número
suficiente (líneas rectas, ángulos rectos) para
La primera respuesta es que la aniseiconía puede orientarse correctamente en el espacio, pero
haber sido compensada por algún mecanismo cuando esas claves monoculares son escasas (en
fisiológico, sin embargo, este no es el caso. el campo, sobre una colina de hierba o nieve, por
Burian14 demostró en un estudio experimental, ejemplo) las distorsiones espaciales se ponen de
usando el plano frontoparalelo subjetivo en el manifiesto de nuevo. Esto es lo que ocurría en la
horóptero, que la cantidad de aniseiconía medi- reseñada habitación de Ames 15, en la cual estaban
da cambió sólo en una parte después de que la confundidos sus esquinas y contornos.
adaptación había finalizado, independientemen-
te de cuanto tiempo haya durado la misma. Lo Otro efecto negativo de la compensación con
que realmente ocurre es que hay dos tipos de lentes oftálmicas montadas en gafa sobre la
claves para la orientación espacial: las claves adaptación en la aniseiconía es la creación de
estereoscópicas y las claves de experiencia anisoforías, de ahí que la mayoría de los aniso-
monocular. Sólo las primeras se afectan por la métropes refractivos y axiales prefieran las len-
aniseiconía, porque sólo dependen de la dispa- tes de contacto. Ogle 15 asume que 4,2∆ de foría
ridad entre las imágenes retinianas. Las claves es producida con la compensación de una lente
monoculares permanecen inalteradas. Si la per- de +4.00 D en la anisometropía, durante un
cepción estereoscópica se cambia rápidamente movimiento ocular de 20º. Esto constituye un
(efecto geométrico, efecto inducido y oblicuo de 12% de error. Normalmente el sistema oculomo-
las lentes), las claves binoculares que domina- tor está capacitado mediante la ley de Hering de
ran sobre las monoculares (estas últimas crea- compensar la anisoforía, si las diferencias de
das de la experiencia) se ven modificadas y el efectos prismáticos no exceden del 10%, pero si
medio aparecerá distorsionado. Posteriormente, son mayores se interrumpirán los movimientos
uno aprende a desestimar o suprimir las claves versionales binoculares.
estereoscópicas y bajo la influencia de claves
monoculares el medio vuelve a su apariencia Por último, hay que reseñar que la adaptación al
normal. tratamiento de la aniseiconía es más exitosa en
niños y adolescentes que en adultos, de ahí la
Para ser efectiva la adaptación, las claves importancia de detectar y tratar el fenómeno de
monoculares deben estar presentes en abun- la aniseiconía cuanto antes 16.

BIBLIOGRAFÍA
1.- Jalie M. The Principles of Ophthalmic Lenses. 4ª ed. The Association 6.- Rabin J, Bradley A, Freeman RD. On the relation between anisei- 11.- Alexander JA. Computer assisted optometry: a tutorial with exam-
of British Dispensing Opticians (1988). conia and axial anisometropia. Am J Optom Physiol Opt 60:553-558 ples. Am J Optom Arch Am Acad Optom 50:730-741 (1973).
2.- Atchison D.A. Calculating relative retinal image sizes of eyes. Ophthal (1983). 12.- De Wit GC. Evaluation of a new direct comparison aniseiconía test.
Physiol Opt 16(6):532-538 (1996). 7.- Berens C, Bannon RE. Aniseikonia:a present appraisal and some Binocular Vision & Strabismus Quarterly 18: 87-94 (2003).
3.- Knapp H. The influence of spectacles on the optical constants and practical considerations. Arch Ophthalmol 70: 181-186 (1963). 13.- Enoch JM. A spectacle contact lens combination used as a reverse
visual acuteness of the eye. Arch Ophthalmol 1:377-410 (1869). 8.- Rutstein RP, Daum KM. Anomalies of Binocular Vision: Diagnosis & Galilean telescope in unilateral aphakia. Am J Optom Arch Am Acad
4.- Remole A. and Robertson K.M. Aniseikonia and Anisophoria, Runesto- Management. Mosby, St Louis (1998). Optom 45:231-240 (1968).
ne Publishing, Waterloo, Ontario, Canada (1996) 9.- Rayner AW. Aniseikonia and magnification in ophthalmic lenses: pro- 14.- Burian HM. Influence of prolonged wearing of meridional size len-
5.- Bennett AG. Emsley and Swaine´s Ophthalmic Lenses, Vol. 1., Hatton blems and solutions. Am J Optom Arch Am Acad Optom 43: 617-622 ses on spatial localization. Arch Ophthalmol 30:645-651 (1943).
Press, London (1968). (1966). 15.- Ogle K.N., Researches in Binocular Vision, Saunders, Philadelphia
5.- Winn B, Ackerley RG, Brown CA, Murray FK, Prais J, St John 10.- Scheiman M, Wick B. Clinical management of binocular vision. (1950).
MF. Reduced aniseikonia in axial anisometropia with contact lens correc- Heterophoric, Accommodative, and Eye Movement Disorders. Lippincott 16.- Guyton DL. Prescribing cylinders: the problem of distortion. Surv
tion. Ophthalmic Physiol Opt.;8(3):341-4 (1988). Williams & Wilkins, Philadelphia (2002). Ophthalmol 22: 177-182 (1977).

* Datos de los autores:


Raimundo Jiménez Rodríguez, Profesor Titular de Escuela Universitaria; Rosario González Anera, Profesora Aso-
ciada de Universidad; José Ramón Jiménez Cuesta, Catedrático de Escuela Universitaria.

* Los autores son profesores del Departamento de Óptica de la Universidad de Granada. Imparten docencia e investi-
gan en el Laboratorio de Ciencias de la Visión y Aplicaciones. www.ugr.es/local/labvisgr

Gaceta Optica 399 diciembre 15