Anda di halaman 1dari 177

FACULTAD DE INGENIERÍA

ELECTRÓNICA

CÓMO ESCRIBIR DOCUMENTOS


TÉCNICOS DE INGENIERÍA

Fabio Téllez Barón, Ernesto Sabogal Gómez, Mireya Mora

2009
CÓMO ESCRIBIR DOCUMENTOS TÉCNICOS DE
INGENIERÍA

TABLA DE CONTENIDO
RECONOCIMIENTOS ........................................................................................ 8
PREFACIO ....................................................................................................... 9
1. REDACCIÓN DE DOCUMENTOS TÉCNICOS .............................................. 12
1.1 Calidad ..............................................................................................12
1.2 Estructura fundamental ...................................................................... 13
1.3 Documentos y público ........................................................................ 14
1.4 Autores .............................................................................................17
2. ESTRUCTURA DE LOS DOCUMENTOS...................................................... 18
2.1 Documentos académicos..................................................................... 18
2.1.1 Propuesta inicial ............................................................................ 19
2.1.2 Anteproyecto ................................................................................ 20
2.1.3 Sustentación ................................................................................. 21
2.1.4 Documento final del trabajo de grado ............................................. 23
2.1.5 Documento final del auxiliar de investigación ................................... 30
2.2 Documentos de la actividad profesional................................................ 31
2.2.1 Presentaciones orales .................................................................... 31
2.2.2 Artículo de revista ......................................................................... 32
3. GUÍA PARA PRESENTAR AVANCES .......................................................... 35
3.1 Encabezado ....................................................................................... 35
3.2 Alcance .............................................................................................36
3.3 Papel ................................................................................................36
3.4 Márgenes .......................................................................................... 36
3.5 Espaciado .......................................................................................... 36
3.6 Títulos ............................................................................................... 37
3.7 Encabezamiento y numeración de las páginas....................................... 37
3.8 Tablas y figuras ................................................................................. 37
3.9 Correcciones e inserciones .................................................................. 38
3.10 Formato ......................................................................................... 38
3.11 Estilo ............................................................................................. 40
3.12 Ortografía ...................................................................................... 41
4. GUÍA PARA HACER REFERENCIAS DOCUMENTALES ................................. 44
4.1 Tipos de estilos de citas y referencias .................................................. 46
4.1.1 Sistema nombre-año...................................................................... 46
4.1.2 Sistema numérico-alfabético ........................................................... 46
4.1.3 Sistema por orden de mención ....................................................... 47
4.2 Estilos más recomendados .................................................................. 47
4.2.1 Estilo del MLA ............................................................................... 48
4.2.2 Estilo del APA ................................................................................ 49
4.2.3 Estilo del IEEE ............................................................................... 50
4.3 Estilo propuesto ................................................................................. 52
4.3.1 Estilo de citación ........................................................................... 52
4.3.2 Estilo de la lista de referencias........................................................ 53
4.3.3 Información de los libros ................................................................ 55
4.3.4 Información de las revistas............................................................. 56
4.3.5 Información de artículos de conferencia .......................................... 58
4.3.6 Información de documentos citados por internet .............................. 59
4.3.7 Información de otras fuentes.......................................................... 59
4.3.8 Información de la lista de referencias .............................................. 60
5. DOCUMENTACIÓN ................................................................................. 61
5.1 Clasificación de la información ............................................................. 63
5.2 Clasificación y descripción de los tipos de documentos .......................... 64
5.2.1 Documentación de planeación ........................................................ 64
5.2.2 Documentación de diseño global..................................................... 64
5.2.3 Documentación de diseño detallado ................................................ 65
5.2.4 Documentación de implementación ................................................. 66
5.2.5 Documentación de pruebas ............................................................ 67
5.2.6 Documentación del cliente ............................................................. 67
5.2.7 Documentación de planificación y control ........................................ 68
5.3 Documentación relacionada con las opciones de grado ......................... 68
5.3.1 Trabajo de grado........................................................................... 68
5.3.2 Auxiliar de investigación ................................................................. 72
6. CÓMO HACER PRESENTACIONES ORALES ............................................... 74
6.1 Diferencias entre lo escrito y lo oral ..................................................... 74
6.2 Estructura..........................................................................................75
6.3 Cómo prepararse ............................................................................... 76
6.3.1 Ayudas audiovisuales ..................................................................... 77
6.3.2 Tiempo ......................................................................................... 78
6.3.3 Público ......................................................................................... 79
6.3.4 Ensayos ........................................................................................ 79
6.4 Exposición de la conferencia................................................................ 80
6.4.1 Lenguaje ...................................................................................... 81
6.4.2 Apertura ....................................................................................... 81
6.4.3 Curso de la conferencia.................................................................. 82
6.4.4 Cierre ........................................................................................... 83
6.4.5 Preguntas ..................................................................................... 84
7. BÚSQUEDA Y RECUPERACIÓN DE INFORMACIÓN ......................................... 85
7.1 Búsqueda de información .................................................................... 85
7.1.1 Definir los criterios de búsqueda ..................................................... 85
7.1.2 Formular la estrategia de búsqueda ................................................ 86
7.2 Recuperación de información .............................................................. 92
7. CÓMO ELABORAR UN ARTÍCULO PARA REVISTA...................................... 96
8.1 Normas y políticas editoriales de la revista............................................ 98
8.2 Generalidades del artículo ................................................................... 98
8.3 Contenido del artículo ....................................................................... 101
8.4 Resumen ......................................................................................... 104
8.5 Introducción .................................................................................... 105
8.6 Desarrollo temático .......................................................................... 107
8.7 Conclusiones .................................................................................... 109
8.8 Documentación referenciada ............................................................. 110
8.9 Importancia de un manuscrito bien preparado .................................... 110
9. CÓMO ESCRIBIR UN ARTÍCULO DE REVISIÓN ....................................... 111
9.1 Generalidades .................................................................................. 111
9.2 Tipos de revisiones ........................................................................... 111
9.3 Estructura........................................................................................ 112
9.4 Fuentes de información .................................................................... 113
9.5 Búsqueda de información .................................................................. 114
9.5.1 Biblioteca universitaria ................................................................. 114
9.5.2 Internet ...................................................................................... 115
9.6 Consideraciones para revisar la literatura ........................................... 116
9.7 Proceso de elaboración ..................................................................... 117
9.8 Redacción........................................................................................ 118
10. CÓMO ELABORAR CARTELES ................................................................ 119
10.1 Tamaño ....................................................................................... 119
10.2 Estructura .................................................................................... 120
10.3 Preparación .................................................................................. 121
10.3.1 Título........................................................................................ 123
10.3.2 Introducción.............................................................................. 123
10.3.3 Objetivo .................................................................................... 124
10.3.4 Metodología .............................................................................. 124
10.3.5 Resultados ................................................................................ 124
10.3.6 Conclusiones ............................................................................. 124
10.3.7 Referencias bibliográficas ........................................................... 124
11. CÓMO ESCRIBIR UN ENSAYO ............................................................... 125
11.1 Escritos de investigación ................................................................ 125
11.2 Escritos de ingeniería .................................................................... 126
11.3 Definiciones .................................................................................. 126
11.4 Estructura .................................................................................... 128
11.4.1 Introducción.............................................................................. 128
11.4.2 Desarrollo ................................................................................. 129
11.4.3 Conclusión ................................................................................ 129
11.5 Aspectos formales ......................................................................... 129
11.5.1 Persona gramatical .................................................................... 129
11.5.2 Formato .................................................................................... 129
11.5.3 Portada..................................................................................... 130
11.5.4 Resumen y palabras clave .......................................................... 130
11.5.5 Introducción.............................................................................. 131
11.5.6 Desarrollo ................................................................................. 131
11.5.7 Conclusiones ............................................................................. 131
11.5.8 Referencias ............................................................................... 131
11.5.9 Extensión .................................................................................. 131
11.6 Pasos a seguir para escribir el ensayo ............................................. 131
11.6.1 Conocimiento del tema............................................................... 131
11.6.2 Documentación ......................................................................... 132
11.6.3 Búsqueda de argumentos ........................................................... 132
11.7 Documentación complementaria..................................................... 132
12. CÓMO ELABORAR INFORMES DE AVANCE ............................................. 134
13. CÓMO ELABORAR FIGURAS Y TABLAS .................................................. 135
13.1 Tablas .......................................................................................... 136
13.2 Figuras......................................................................................... 136
14. CÓMO ESCRIBIR EL TRABAJO DE GRADO.............................................. 139
14.1 Resumen/Abstract......................................................................... 141
14.2 Tabla de contenido ....................................................................... 143
14.3 Título del trabajo de grado............................................................. 144
14.4 Introducción ................................................................................. 146
14.5 Problema...................................................................................... 147
14.6 Estado del arte ............................................................................. 148
14.6.1 Bases teóricas ........................................................................... 148
14.6.2 Tecnología ................................................................................ 150
14.7 Glosario de términos ..................................................................... 151
14.8 Justificación .................................................................................. 152
14.9 Objetivos...................................................................................... 152
14.10 Requerimientos............................................................................. 153
14.11 Metodología de desarrollo .............................................................. 155
14.12 Recursos ...................................................................................... 156
14.12.1 Humanos ................................................................................ 156
14.12.2 Técnicos ................................................................................. 156
14.12.3 Institucionales ......................................................................... 156
14.12.4 Financieros .............................................................................. 157
14.12.5 Tiempo de ejecución ................................................................ 157
14.13 Cronograma de actividades ............................................................ 158
14.14 Compromisos................................................................................ 158
14.15 Diseño global................................................................................ 158
14.16 Diseño detallado ........................................................................... 161
14.17 Implementación ............................................................................ 162
14.18 Pruebas ....................................................................................... 163
14.19 Manuales ..................................................................................... 164
14.20 Resultados ................................................................................... 165
14.21 Discusión ..................................................................................... 166
14.22 Conclusiones ................................................................................ 166
14.23 Referencias documentales ............................................................. 167
14.23.1 Citación de libros ..................................................................... 168
14.23.2 Citación de revistas .................................................................. 169
14.23.3 Citación de internet .................................................................. 169
14.23.4 Citación de otras fuentes .......................................................... 170
14.23.5 Documentación citada .............................................................. 170
14.23.6 Anexos.................................................................................... 170
BIBLIOGRAFÍA ............................................................................................. 171
ANEXO A ..................................................................................................... 173
ANEXO B...................................................................................................... 175
ANEXO C ..................................................................................................... 177
RECONOCIMIENTOS

Después de varios años de impartir el seminario de investigación a los estudiantes


de ingeniería electrónica de la Universidad El Bosque, surgió la necesidad de escribir los
procedimientos que he reunido a lo largo de los años, orientados hacia los ingenieros
quienes varias veces me manifestaron la necesidad de tener una ayuda escrita.

Algunas de las ideas que aparecen en el libro son fruto de la experiencia en


actividades de investigación y desarrollo, tanto en la Universidad del Cauca como en la
División de Investigación de Telecom. Sin embargo, también he tomado muchas de cuatro
autores que me han atraído por su claridad meridiana: Umberto Eco, Joseph Gibaldi,
Robert A. Day y Herbert B. Michaelson. He pretendido ajustar sus ideas a las necesidades
de un pregrado en ingeniería.

En este trabajo he tratado de citar cuidadosamente las fuentes, cuyos materiales


he utilizado. Pero en el transcurso de los años, al asimilar las ideas y procedimientos para
adaptarlos, no recuerdo bien de dónde las tomé y me he ido convenciendo de que muchas
son mías. Esto es más real en cuanto se refiere a las ideas tomadas de las conversaciones
que he tenido con otros colegas. Me excuso por esas fallas de la memoria.

Quiero agradecer especialmente a tres colegas. A la doctora Mireya Mora por su


paciencia para leer, discutir y sugerir cambios al original vistos desde una disciplina
diferente a la ingeniería; esta versión contiene muchas de sus sugerencias para hacer más
entendible la obra. Al ingeniero Ernesto Sabogal por su claridad y pragmatismo para
visualizar los documentos relacionados con los auxiliares de los proyectos de investigación
institucionales; además, el capítulo Guía para analizar documentos es de su autoría. Y al
ingeniero Fernando Rivera, decano de la Facultad de Ingeniería Electrónica, por su interés
en la elaboración de este libro y por sus sugerencias en los contenidos del mismo.
PREFACIO

El propósito de este documento es suministrar ayuda a los ingenieros sobre la


forma correcta de escribir los trabajos técnicos que deben realizar durante su formación
académica y en su vida profesional; la lectura de estas guías aumentará la probabilidad de
que sus trabajos sean perfectamente entendidos cuando se publiquen.

El ingeniero, durante su formación, inicia una trayectoria más o menos continua y


profusa que continúa en su vida profesional: debe publicar sus trabajos. Un trabajo
científico, tecnológico, de manufactura o de cualquier otra índole no termina hasta que no
se publica. De hecho, la premisa de la ciencia es que se deben publicar los trabajos
originales; éstos serán verificados por sus pares y, posteriormente, serán añadidos a la
base de datos del conocimiento científico. Los ingenieros utilizan esa misma proposición,
por extensión, en sus trabajos. Pero sucede que su formación está llena de conocimientos
físicos, matemáticos y técnicos, y poco relacionada con las artes de la comunicación. En
consecuencia, es muy común encontrar excelentes ingenieros que son pésimos
redactores.

Para los profesionales que no hacen parte de las carreras de comunicaciones, la


manera más fácil de aprender a redactar es leyendo buena literatura. Así, poco a poco,
van adquiriendo un estilo que es imitación de la forma de escribir de los autores
preferidos. También se imita a algunos profesores. De esta forma algunos aprenden a
redactar; otros sólo asimilan los errores de redacción de sus modelos.

Cabe resaltar que se parte de una condición indispensable: para escribir un


documento el ingeniero tiene que saber qué hacer y por qué. Esto debe estar claro y
presente, siempre, en su mente.

El documento consta de varios capítulos, que se pueden agrupar según sus


propósitos. Una primera parte se refiere a la calidad de los escritos que elaboran los
ingenieros y está constituida por los siguientes apartados: a) Redacción de documentos
técnicos, donde se señalan los principios de calidad y las estructuras básicas que rigen a
los escritos técnicos. b) Guía para presentar avances, donde se describe el formato básico
de uso para puntualizar el adelanto alcanzado; aplicable a cualquiera de los documentos
específicos tratados. c) Estructura de los documentos, que describe la estructura básica de
los diferentes trabajos universitarios que conducen al grado –propuesta inicial,
anteproyecto, trabajo de grado, auxiliar de investigación- y otros documentos que aplican
tanto al ámbito universitario como profesional. d) Guía para hacer referencias
documentales, que enfatiza la importancia de citar las fuentes; presenta las partes que
constituyen el cuerpo de las referencias documentales para cada uno de los medios más
utilizados. e) Función del trabajo de grado, que muestra las habilidades y destrezas que
adquieren los ingenieros cuando elaboran sus trabajos de grado o cuando participan en
actividades relacionadas con su formación como investigadores; también destaca la
necesidad de documentar todos los trabajos de ingeniería.

Una segunda parte contiene los capítulos relacionados con la búsqueda,


recuperación y análisis de la documentación de soporte. Esta parte se relaciona,
habitualmente, con las actividades de investigación, desarrollo e innovación –I+D+i- y sus
documentos conexos, pero aplica a muchas otras actividades. a) Búsqueda y recuperación
de información, que muestra el proceso a seguir para obtener referencias bibliográficas de
calidad. b) Guía para analizar documentos, que indaga si cada documento encontrado es
relevante para ayudar a la solución del problema objeto de investigación y, en caso
afirmativo, muestra cómo analizarlo.

La tercera parte trata de los documentos más utilizados por los ingenieros. a)
Cómo hacer presentaciones orales, que bosqueja la estructura de la exposición, destaca la
concisión requerida y plantea el buen uso de los medios disponibles. b) Cómo escribir un
artículo de revista, donde se pone de manifiesto la estructura y contenido del mismo, y se
destaca la necesidad de conocer el público destinatario y las exigencias de forma
impuestas por los editores de la revista. c) Cómo escribir un artículo de revisión; de gran
utilidad al elaborar el estado del arte de una disciplina. d) Cómo elaborar informes de
avance, para dar a conocer el estado de un proyecto según el cronograma original
propuesto. e) Cómo elaborar carteles, que destaca la estructura y síntesis necesarias para
resumir un proyecto en una hoja, como alternativa a las presentaciones orales. f) Cómo
escribir un ensayo, que suministra los fundamentos para realizar un ensayo en ingeniería.
g) Guía para elaborar tablas y figuras, donde se tratan los puntos esenciales para construir
estas ayudas, integrándolas al cuerpo del escrito desde su fase de planeación.

Finalmente se relaciona el trabajo de grado: Guía para escribir el trabajo de grado,


que describe los capítulos que lo constituyen y sus contenidos.

La última parte se relaciona con el fraude: Cómo controlar el fraude, que destaca
los principios éticos a tener en cuenta cuando se publica un trabajo.

También se incluyen algunos anexos con contenidos ligados al cuerpo del


documento:

a. Obras de referencia seleccionadas en ingeniería


b. Sistema internacional de medidas y sus símbolos
c. Ejemplo de un paper original

A los ingenieros interesados en profundizar el tema se les recomienda leer los


siguientes libros: el del doctor Umberto Eco (Eco, 1996, XIX edición) titulado Cómo se
hace una tesis, quizás el libro de más éxito, que trata de la elaboración de una tesis
doctoral en humanidades. El ejemplo que sigue a lo largo de todo el libro ilustra bien los
procesos de búsqueda de información, tipos y manejo de fichas, elaboración de la
estructura del documento y organización de la documentación. En segundo lugar, el del
doctor Robert A. Day (Day, 2003) titulado Cómo escribir y publicar trabajos científicos, que
se refiere a los artículos que contribuyen al avance del conocimiento. Y en tercer lugar, el
del doctor Herbert B. Michaelson (Michaelson, 1990), titulado How to Write and Publish
Engineering Papers and Reports, relacionado con los documentos de postgrado y de la
actividad profesional de los ingenieros. En esos documentos encontrarán también una
buena bibliografía relacionada con el tema. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el
público destinatario de los documentos mencionados son los doctores; en menor escala
los maestros, y, extrapolando, los ingenieros y los estudiantes de pregrado.
1. REDACCIÓN DE DOCUMENTOS TÉCNICOS

El prestigio de un ingeniero está fundamentado en la calidad de todos y cada uno


de sus trabajos. A los documentos técnicos elaborados por él se les exigen los mismos
estándares de calidad que a sus otros productos; cada manuscrito técnico refleja la
reputación de su autor. Sin embargo, es muy frecuente que los autores de buenos
trabajos técnicos sean muy descuidados con la redacción del documento final de soporte.
Esto desdice de la calidad del trabajo de esos ingenieros.

Un escrito técnico es inútil si no es recibido y entendido por el público a que se


destina; la publicación no basta si el documento no se entiende. Aunque no se pretende
que un trabajo técnico sea una obra literaria, sí se busca que su estilo sea tan diáfano y
directo como sea posible; que las palabras que llevan el mensaje al lector sean claras,
sencillas, ordenadas y con significado.

En este apartado se tratarán varios aspectos que inciden en la redacción de los


documentos técnicos: los criterios de calidad; su estructura organizacional; el público
destinatario; y los autores.

1.1 Calidad
La calidad de un documento técnico está relacionada con su contenido, estructura
organizacional, estilo, validez y significado (Eco, 1996, 177-260), (Day, 1996, 1-7),
(Michaelson, 1990, 1-6) y (Gibaldi, 2000, 1-46).

Cuando se está en la fase de planeación, cuando se plantean el problema a


solucionar y los alcances del proyecto, se está en contacto directo con el contenido del
trabajo a realizar, y, en ese instante, se toman las medidas que garanticen la calidad de la
documentación. Si, por el contrario, su elaboración se deja pendiente para cuando se haya
terminado el resto del trabajo, entonces su calidad queda comprometida.

La redacción de documentos técnicos exige, ante todo, claridad. Con este fin se
requiere una mente ordenada que formule concretamente el problema a tratar, lo
delimite, plantee una propuesta de solución, defina sus objetivos y requerimientos, y
proponga la metodología de desarrollo que lo lleve a las conclusiones esperadas.

Pero la claridad no es suficiente. Se deben redactar documentos que también sean


legibles y concisos. La legibilidad depende del uso apropiado del lenguaje técnico y de la
concatenación de las ideas desarrolladas a través de las frases y parágrafos del
documento. La concisión es importante para redactar documentos libres de información
ajena al punto central del trabajo.

Cuando se escribe por primera vez un documento, es frecuente que se redacten las
ideas sin tener en cuenta estos principios. Es necesario releerlo y reescribirlo varias veces
para ir puntualizando las ideas expuestas hasta que éstas ganen en claridad, legibilidad y
concisión; el trabajo de redacción es iterativo. Sólo así los lectores podrán recibir
documentos redactados en forma impecable.

1.2 Estructura fundamental


Por otra parte (además de la claridad, legibilidad y concreción), es necesario
ordenar bien los documentos. En ese sentido se parte del principio de organización del
artículo científico -Introducción, Métodos, Resultados y Discusión- llamado IMRYD, que se
aclara con las siguientes preguntas (Mackerle, 6):

• ¿Qué problema se estudió?: La respuesta está en la Introducción.


• ¿Cómo se estudió el problema?: La respuesta está en los Métodos.
• ¿Cuáles fueron los resultados o hallazgos?: La respuesta está en los
Resultados.
• ¿Qué significan esos resultados?: La respuesta está en la Discusión.

Pero los ingenieros, en general, no producen nuevos conocimientos. Buena parte


de sus trabajos están orientados a desarrollar soluciones a problemas concretos de
ingeniería que pueden concluir en dispositivos, materiales, sistemas o procesos. También
buscan aplicaciones prácticas de conocimientos existentes, desarrollo de nuevos métodos,
establecimiento de estándares, control de calidad de procesos de manufactura,
confiabilidad de los sistemas, control de elementos y materiales adquiridos, etc.
Para divulgar los resultados de sus proyectos los ingenieros utilizan un tipo de
documento (llamado paper en la cultura anglosajona) que tiene una estructura bien
definida –Introducción, Desarrollo, Conclusiones y Discusión-, análoga a la del artículo
científico. En él se parte de una Introducción, se continúa con el Desarrollo bien
organizado, se llega a la sección de Conclusiones y se realiza la Discusión de los
resultados. Esta estructura se complementa con un breve Resumen o abstract y con la
Documentación de Referencia.

La Introducción incluye el problema, sus antecedentes y la aproximación del autor


a la posible solución. Para el orden u organización del apartado de Desarrollo se escoge el
tema principal, que se convierte en su espina dorsal, y se apuntala con otras secciones
menores o complementarias; aquí se encuentra el grueso de la actividad. La sección de
Conclusiones resume los resultados y su significado, tomando en cuenta los trabajos
previamente desarrollados. Y, finalmente, la sección de Discusión presenta los aspectos
positivos y negativos del proyecto, lo que la solución puede hacer y lo que no puede
hacer; a veces se incluyen las alternativas de solución al problema de ingeniería planteado
y las razones que llevaron a la alternativa seleccionada.

Una excepción aparente a la estructura anterior es la que presenta, a primera


vista, el trabajo de grado. La estructura anterior parece diluirse, pues los trabajos de
grado son una forma más detallada y extensa de contestar las preguntas del paper - se
utilizan 22 apartados, ver capítulo decimosexto-. Se puede decir que el trabajo de grado
es una forma de aprendizaje que siguen los estudiantes de pregrado para, posteriormente,
estar en capacidad de resumir sus trabajos de ingeniería en documentos más concisos.
Empero, si se abstraen los contenidos, el trabajo de grado contiene también las cuatro
secciones fundamentales mencionadas antes: el contenido de la Introducción se desarrolla
en las secciones que van del problema a los requerimientos; el Desarrollo se hace en las
secciones que van del diseño global a los manuales de usuario; después vienen los
Resultados, su Discusión y las Conclusiones.

1.3 Documentos y público


En general, cuando se va a escribir un manuscrito sobre un trabajo de ingeniería
hay que reflexionar tanto sobre los objetivos del proyecto como sobre las motivaciones
que se tienen para elaborar el documento. Los objetivos del proyecto son diferentes a los
objetivos del documento: en aquél son inherentes al trabajo propuesto y en éste se
ajustan a las necesidades del público destinatario.

En un trabajo de grado, los objetivos están relacionados con el problema y su


solución. Pero los trabajos, una vez terminados, deben ser examinados para que sean
publicados; ese análisis lo hacen el director, los jurados y los asesores. Por lo tanto, su
escritura, paralela al desarrollo del producto, está orientada para satisfacer a su público
primario: director, jurados y asesores.

No ocurre lo mismo en la vida profesional. Por un lado, los objetivos del proyecto
pueden ser, como se mencionó anteriormente, la búsqueda de aplicaciones prácticas de
conocimientos existentes, el desarrollo de nuevos métodos, el establecimiento de
estándares, el control de calidad de procesos de manufactura, la confiabilidad de los
sistemas, el control de elementos y materiales adquiridos, etc.-. Y, por otro lado, las
motivaciones para escribir el documento pueden ser: la necesidad de documentar el
diseño y operación del sistema; la necesidad de reconocimiento de sus pares; la
publicación de su trabajo en una revista de prestigio; la asistencia a un simposio o
congreso como ponente para ser publicado en las memorias del mismo; etc. En
consecuencia, la combinación de esos objetivos diferentes –el del trabajo y el del
documento- hace necesario que se varíe la orientación del manuscrito, su énfasis.

Por lo tanto, es necesario tener en cuenta el público a quien va dirigido el


documento. ¿Quiénes son ellos? ¿Cuál es su disciplina de formación? ¿Cuál es su nivel de
formación? ¿Cuál es su interés?, etc.

Así, aunque, a primera vista, el público de un trabajo de grado parece estar


conformado por el director, los jurados y asesores, y otros estudiantes y profesores
interesados en el tema. Sin embargo, es claro, que cuando se está redactando el
documento se está escribiendo para el director, los asesores y los jurados, quienes
aprueban o no el proyecto.

Cuando se va a publicar en una revista es necesario conocer el interés de sus


lectores. Una buena práctica es revisar la tabla de contenido de los números anteriores de
esa publicación seriada; allí se encuentra información sobre los temas de interés de la
revista, así como instrucciones normativas a seguir por los autores; esto ayuda.
Cuando se va a participar en un simposio o congreso, existen instrucciones de los
organizadores sobre los temas de interés y la presentación de documentos en cuanto a
tamaño, formato y fechas de remisión. También es necesario conocer un poco más sobre
los asistentes al simposio; esta información se encuentra en la convocatoria y publicidad
del evento.

Existen otros medios de publicación diferentes a los mencionados. En cada caso


específico es necesario analizar el público destinatario para ajustar la estructura y
orientación del documento. En la afinación de esa indagación puede estar el éxito o el
fracaso de cualquier tipo de presentación.

En resumen, se debe buscar empatía con el público. Por ejemplo, si se supone que
el trabajo reciente de un ingeniero versa sobre las aplicaciones prácticas de una nueva
tecnología, el énfasis del escrito se podría orientar según los intereses del público
esperado; ver tabla 1.1.

Tabla 1.1. Énfasis del documento según el público

Interés básico del público Énfasis del documento

Interés en la nueva tecnología • Tendencias actuales de diseño


• Aplicaciones potenciales de la
nueva tecnología
Mejores métodos • Diseño básico usando la nueva
tecnología
• Menores costos
Productos más eficientes • Ventajas del uso de la nueva
tecnología
Más información de soporte sobre • Referencias bibliográficas
el tema

Si el autor identifica el interés básico del público, entonces obtiene los puntos a
enfatizar en su documento para satisfacer las expectativas de sus lectores. Así, por
ejemplo, si al público le interesa obtener o manufacturar productos más eficientes,
entonces su interés primario discurrirá sobre las ventajas que se pueden obtener con el
uso de la nueva tecnología.

1.4 Autores
Por otra parte, cuando el trabajo es conjunto, es necesario aclarar desde un
principio cuál será el orden de los autores (Day, 1996,21-27). Normalmente se considera
que el primer autor es el que tuvo mayor incidencia en el mismo; el segundo un poco
menos; y así sucesivamente.

Es una práctica normal que los autores aparezcan en el trabajo final en orden
alfabético. Sin embargo, esa situación no refleja siempre ni el conocimiento ni el esfuerzo
realizado por cada uno de los miembros del grupo, lo que no es justo. Por lo tanto, surge
la pregunta: ¿quién es el autor principal en un trabajo y en qué orden deben aparecer los
demás? El orden de los autores debe hacerse teniendo en cuenta los aportes de cada uno
a la solución del problema planteado. En consecuencia, sólo deberá utilizarse el orden
alfabético en aquellos casos en que todos han hecho aportes similares.

En un grupo de trabajo académico constituido por varios investigadores en


formación, la cabeza visible del grupo es el director del trabajo, quien orienta/vigila las
decisiones técnicas que se tomen. Al nivel de los investigadores en formación es normal
que exista un investigador responsable de coordinar las actividades de los demás
miembros del grupo. Existe, pues, una pequeña estructura de mando, que debe
relacionarse con el conocimiento aportado y el esfuerzo realizado.

La falta de atención a este aspecto lleva, a veces, a divergencias que crean


malestar en el grupo. Ante todo: claridad; el orden de los autores debe mostrar las ideas y
esfuerzos aportados.
2. ESTRUCTURA DE LOS DOCUMENTOS

Una de las primeras cosas que se hace antes de empezar a escribir es trazar el
mapa de ruta del documento, definir su estructura. Es decir, elaborar el índice final del
escrito.

Esta decisión puede parecer apresurada, pero, por otra parte, le obliga a
preguntarse si las ideas que tiene son claras o no; se pueden tener definidos los puntos de
partida y el final, pero el camino entre los dos extremos puede ser nebuloso. Este es el
punto a aclarar cuando se plantea la estructura del escrito.

A lo largo de su vida, el ingeniero debe elaborar documentos propios de su


formación académica, otros afines con su actividad profesional y otros que aplican en
ambos terrenos. La mayoría de los escritos de ingeniería caben perfectamente en la
estructura básica definida para el llamado paper: introducción, desarrollo, conclusiones y
discusión.

En este capítulo se mostrará la organización de los documentos más conocidos.


Algunos ya tienen su estructura definida, que, además, es aceptada por la mayoría de las
instituciones. Habrá otros documentos, los menos, en que será necesario elaborarla.

2.1 Documentos académicos


En los últimos semestres de su carrera el estudiante debe elegir su opción de
grado: desarrollar un trabajo de grado o participar en un proyecto institucional de
investigación donde inicia su formación como auxiliar. Cualquiera que sea su decisión,
deberá elaborar una serie de documentos que soporten el trabajo ejecutado.

El trabajo de grado se desarrolla por etapas y consta de los siguientes


documentos:

1. Propuesta inicial,
2. Anteproyecto,
3. Sustentación y
4. Documento final
Si trabaja como auxiliar de investigación, según el estado de avance del proyecto
institucional, elabora documentos, tales como:

1. Ayuda de la planeación de su objetivo puntual (anteproyecto),


2. Búsqueda y recuperación de información,
3. Análisis de documentos,
4. Artículo de revisión,
5. Diseño,
6. Implementación,
7. Pruebas y
8. Documento final de soporte de sus actividades como auxiliar

2.1.1 Propuesta inicial


Las líneas de investigación plantean una serie de temas de grado para que los
estudiantes los analicen y, si están interesados, tomen uno de ellos para desarrollar su
trabajo de grado. Empero también los estudiantes pueden presentar una propuesta inicial,
independiente de las líneas de investigación, siempre y cuando obtengan el apoyo de un
profesor.

La propuesta inicial tiene la siguiente estructura:

1. Línea de investigación

2. Título provisional

3. Descripción general del proyecto:

3.1. Problema
3.2. Aspectos a solucionar: del espectro amplio del problema, concretar
cuáles son los puntos a solucionar
3.3. Arquitectura de la solución propuesta: diagrama de bloques
4. Justificación del proyecto

5. Objetivos:

5.1. General
5.2. Específicos
6. Recursos necesarios:

6.1. Humanos: estudiantes, director y asesores


6.2. Técnicos: hardware, software, caja, cableado, circuitos impresos,
impresión, etc.
6.3. Institucionales: documentación, equipo de laboratorio, espacio en los
laboratorios, etc.
6.4. Financieros: costo del sistema a desarrollar; como si fuera a ser
implantado
6.5. Tiempo de ejecución: se calcula una dedicación de 10 horas por
semana para cada estudiante
7. Cronograma

8. Documentación básica: sobre el tema problema

2.1.2 Anteproyecto
Una vez aprobada la propuesta inicial se inicia el desarrollo del anteproyecto; con
el que termina la planeación del trabajo de grado.

Su estructura es la siguiente:

1. Título

2. Introducción

3. Tema del trabajo:

3.1. Definición del problema


3.2. Estado del arte:
3.2.1. Bases teóricas
3.2.2. Tecnología
3.3. Glosario de términos
3.4. Justificación
4. Objetivos:

4.1. General
4.2. Específicos
5. Requerimientos

6. Metodología de desarrollo

7. Recursos:

7.1. Humanos
7.2. Técnicos
7.3. Institucionales
7.4. Financieros
7.5. Tiempo de ejecución
8. Cronograma de actividades

9. Compromisos

10. Documentación de referencia

11. Anexos

En la Guía para escribir el documento de trabajo de grado, capítulo decimosexto,


se encuentran los contenidos y las indicaciones para elaborar cada uno de los apartados
enunciados.

2.1.3 Sustentación
Los capítulos de ejecución del trabajo de grado son: diseño, implementación y
pruebas. En ese momento se puede comprobar si el sistema trabaja según lo especificado
o no; de ser necesario, se le hacen los ajustes o las modificaciones convenientes. Una vez
hechas las pruebas iniciales de funcionamiento –en protoboard-, se elaboran los circuitos
impresos definitivos y se hacen las pruebas de aceptación; para ejecutarlas se requiere
que los manuales de usuario ya estén elaborados

El documento contiene los capítulos nuevos y los desarrollados que son


pertinentes. Su estructura es:

1. Resumen/Abstract
2. Título del proyecto
3. Introducción
4. Definición del problema
5. Estado del arte:
5.1. Bases teóricas
5.2. Tecnología
6. Glosario de términos
7. Justificación
8. Objetivos:
8.1. General
8.2. Específicos

9. Requerimientos
10. Diseño global
11. Diseño detallado
12. Implementación
13. Pruebas
14. Manuales de usuario
15. Resultados
16. Discusión
17. Conclusiones
18. Referencias documentales
19. Anexos

Sin embargo, las secciones indicadas corresponden a un trabajo típico que termina
en un dispositivo, equipo o sistema – en adelante se hablará de sistema-; pero no todos
terminan en un equipo concreto. En este sentido, los proyectos se pueden clasificar en
tres grupos, a saber:

• Uno, que termina en un sistema


• Otro, que puede concebirse como estudio de preingeniería
• Y el tercero, concerniente a un trabajo teórico

Veamos cómo se modifica esa estructura en cada caso:

• Un trabajo que termine en un sistema contiene cada uno de los 19


apartados mencionados arriba.
• Un proyecto que termine en un estudio de preingeniería contiene las
secciones iniciales, hasta el diseño global. Los apartados de diseño
detallado, implementación, pruebas y manuales no aplican; en su lugar, a
partir del diseño global, se hacen las especificaciones o requerimientos del
sistema que se implantaría en caso de que el estudio se lleve a cabo. Con
esa información se hace un estudio de costos, y, finalmente, se calcula la
viabilidad del mismo.
En los estudios de preingeniería no debe haber confusión en cuanto al
capítulo de requerimientos, que se trata dos veces y en forma diferente.
Por primera vez, en el apartado de requerimientos del anteproyecto –fase
de planeación del proyecto-, donde se trata de especificar detalladamente
el contenido mínimo de cada una de las secciones del desarrollo. Y por
segunda vez, en las especificaciones o requerimientos del sistema a
implantar -fase de ejecución-, que fija las características técnicas y los
valores mínimos solicitados.
• En un estudio teórico se siguen los mismos lineamientos del estudio de
preingeniería. Los capítulos de ejecución -diseño detallado, implementación,
pruebas y manuales-, se reemplazan según se indica en el capítulo de
requerimientos; allí se plantean cuántas son las secciones de ejecución,
cómo se titulan y qué contenido tienen.
Una forma rápida de saber cuántas secciones puede contener la fase de
ejecución de un estudio teórico es hacer una relación unívoca entre
aquellas y cada uno de los objetivos específicos del proyecto.

2.1.4 Documento final del trabajo de grado


El documento final de un trabajo de grado tiene una serie de formalidades que le
imprimen un carácter más solemne. Es el documento para guardar y mostrar; se empasta
y se entrega oficialmente a la universidad.

Una vez que se ha sustentado el trabajo de grado, se hacen los ajustes finales
solicitados por los jurados y se entrega el documento final. El formato del trabajo final no
difiere mucho del que se ha seguido hasta el momento; sólo se agregan las páginas
iniciales de presentación, los índices de tablas y figuras, y se modifican los márgenes
izquierdo y derecho para facilitar la lectura luego de que se empaste.

A continuación se indican los puntos a tener en cuenta en el documento final del


trabajo de grado. Éstos son similares en todas las universidades; aquí se utiliza, como
ejemplo, el documento final de la Facultad de Ingeniería Electrónica de la Universidad El
Bosque.
a. Portada o página titular
Es la primera página de un trabajo de grado; es la presentación del documento e
indica quienes son los autores y la institución. Se presenta de manera sobria, distribuida
en tal forma que agrade; se evade todo tipo de adorno y se ciñe a la presentación de los
elementos que la componen, que van centrados.

La página titular consta del título del trabajo, el nombre del autor o autores, la
universidad, la facultad, los créditos institucionales, notas de confidencialidad o restricción
de la información, la ciudad y la fecha de terminación del trabajo.

Los datos deben ir centrados en la hoja.

• Título
Se ubica a siete (7) centímetros del borde superior de la hoja; si se tiene
subtítulo éste irá debajo del título. Debe ir en mayúsculas fijas, con tildes,
centrado y en negrilla. El tipo de letra es tahoma, tamaño 14.

• Autores
Los autores se presentan con nombres y apellidos completos; se ordenan
según su grado de participación en el trabajo de grado: el autor principal va
primero y después los demás. Si se quiere se pueden escribir los dos
apellidos.

Deben ir centrados, en negrilla, en tahoma 12, con mayúsculas en las


iniciales. Si desea reconocer las contribuciones de otros investigadores (por
ejemplo, asesoría temática o metodológica, análisis estadísticos, revisión o
supervisión del manuscrito), se puede hacer con una nota en la página de
agradecimientos. Para los pies de página se usan números con letra
tahoma 10.

La autoría se reserva para quienes hicieron una contribución importante y


asumen la responsabilidad en la publicación del trabajo. La autoría no solo
se refiere a aquellas personas que lo escribieron, sino también a aquellos
que hicieron importantes contribuciones científicas al estudio. El autor
principal será el responsable legal del mismo y tendrá las responsabilidades
legales que de él se deriven. Quienes lo deseen podrán consultar la norma
emitida en la circular 6 de 2002 sobre derechos de autor en el ámbito
universitario, disponible en la División de Investigaciones.

• Vinculación institucional
La vinculación identifica a la institución donde el autor o autores condujeron
la investigación. Cuando se incluye más de una institución es porque
ambas han financiado de forma sustancial el estudio o bien la financió una
pero la investigación tuvo lugar en otra. A renglón seguido se debe escribir
la facultad o el departamento al cual pertenecen el autor o autores,
dejando la margen correspondiente. Este nombre debe anotarse de la
manera más completa posible, conservando el orden jerárquico de la
institución.

Ejemplo:

• Universidad
• Facultad
• Programa

b. Página de identificación
Contiene los siguientes puntos:

• Universidad
• Facultad
• Línea de investigación
• Título del proyecto
• Instituciones participantes
• Tipo de investigación (institucional, mixta, pregrado, postgrado, docente)
• Investigador principal
• Investigadores asociados
• Asesores temáticos
• Asesor metodológico
c. Página de aprobación
Cuando los proyectos corresponden a trabajos de grado, se incluye una página en
original con el Acta de Grado. Esta presenta la categoría de aprobación y las firmas del
director del proyecto, jurados y secretario de la Facultad.

d. Nota de salvedad de responsabilidad institucional


Todos los proyectos incluyen una hoja en la cual se define el alcance de la
responsabilidad institucional, que debe decir:

“La Universidad El Bosque no se hace responsable de los conceptos emitidos por


los investigadores en su trabajo, solo velará por el rigor científico, metodológico y ético del
mismo en aras de la búsqueda de la verdad y la justicia”.

e. Página de agradecimiento
Se debe hacer el reconocimiento a las personas y a las instituciones que ayudaron
en la realización del proyecto.

f. Hoja de dedicatoria (opcional)


Corresponde al espacio en el cual el autor puede expresar afectivamente en honor
a qué personas o instituciones realizó el trabajo.

g. Resumen
A partir de este numeral aparecen los demás numerales pertenecientes al trabajo
de grado, como se indica en la sección 16 de este documento. Allí se indica qué debe
contener cada uno de ellos y se dan, si es del caso, algunos ejemplos. En este capítulo
solo se mencionan los aspectos de forma del trabajo definitivo.

Debe:

• Ir sin título de resumen.


• Se pone sangría de 2.7 cm a ambos lados.
• En tahoma 10.
• Al final se deben citar máximo cinco palabras clave o descriptores primarios.

h. Abstract
Corresponde al resumen traducido al inglés, con los mismos requisitos.
i. Tabla de contenido
Señala el orden sistemático seguido en el trabajo y representa la estructura del
mismo. Delimita los diversos aspectos del trabajo y señala el número de la página en
donde aparece cada uno de ellos.

Se debe evitar usar esquemas con muchas subdivisiones; utilizar máximo tres.

j. Lista de tablas y gráficas


Aparecen después de la tabla de contenido; indican la numeración y título de las
tablas y gráficas con la respectiva página donde se encuentran.

k. Estructura general del trabajo


a. Normas generales

• Texto justificado en Word


• Tahoma 11
• Párrafo: a 1.5 espacios
• Espaciado entre líneas: a uno y medio (1.5) espacios
• Sangría: formato de párrafo con sangría especial (primera línea) a 1.25 cm
• Márgenes: hasta antes de empastar la página se configura a 2.5 cm en
todos sus márgenes (arriba, abajo, derecha e izquierda); para la
encuadernación se varían los márgenes izquierdo y derecho: izquierda a 3 y
derecha a 2 cm.
• Numeración: se ubica el número centrado en la parte inferior de cada hoja
indicando el número de página sobre el total de páginas del documento.
• Encabezados: a la izquierda, el título del trabajo; a la derecha, los autores.
b. Titulación

• Titulación principal: la que abre la sesión -introducción, metodología,


diseño, desarrollo, pruebas y referencias, etc.- va centrada, en negrilla, en
mayúsculas y en letra tahoma de 14 puntos.
• La titulación de segundo nivel va a la izquierda, sin mayúsculas, en cursiva,
en negrilla y en letra tahoma de 13 puntos.
• La titulación de tercer nivel va a la izquierda, sin mayúsculas, normal, sin
negrilla y en letra tahoma de 12 puntos.
• Las subdivisiones adicionales van en letras.
• Para los proyectos no empíricos, revisiones y ensayos, se admite la
numeración de títulos principales en números romanos; los títulos
subsiguientes en número arábigos y las subdivisiones adicionales en letras.

c. Pie de página

• Letra tahoma de 10 puntos, como superíndice.


• Se usan para poner cosas importantes de los autores como, por ejemplo:
o Dónde trabaja, cuándo escribió el artículo
o Tipo de trabajo
o Correo electrónico (E-mail)

d. Tablas y figuras

Tabla: presenta la información ordenada en filas y columnas. No se usa el


término: cuadro.

• Toda tabla tiene un título comprensible; no se usan abreviaturas.


• Tiene el nombre arriba:
• Las tablas se numeran con números arábigos sucesivos. No
se escribe ni la palabra número ni las abreviaturas No. o #.
• El nombre de la tabla va en letra cursiva; la primera letra en
mayúscula.
• La tabla no debe tener líneas verticales; sólo horizontales.
• Cada fila y cada columna debe tener un nombre.
• Las variables deben ir acompañadas de su unidad.
• Las notas y explicaciones de la tabla, van en la parte inferior; se
usan asteriscos para indicar la parte a la que la nota hace
referencia.

Figuras: información gráfica que se presenta en ejes de coordenadas o


esquemas.

• Toda figura tiene un título comprensible, sin abreviaturas.


• No se usan los términos: gráfica, foto, mapa, dibujo, esquema,
radiografía.
• Cada eje de coordenadas tiene indicado el nombre de la variable y la
unidad de medida.
• Las barras que representan promedios llevan una línea delgada,
centrada y proporcional que corresponda a la desviación estándar;
no al error estándar.
• Las figuras se titulan abajo, así:
• Figura 1… (en números arábigos), y a continuación el
nombre de la figura en el mismo renglón, en letra cursiva.
No se escribe ni la palabra número ni las abreviaturas No. o
#.
• La figura no tiene recuadros o marcos, y va centrada.

Las figuras y tablas deben estar citadas dentro del texto.

l. Capítulos del trabajo de grado


Corresponde a los diferentes apartados del trabajo de grado. En cuanto al
contenido, se sigue lo indicado en la sección decimosexta, y, en cuanto a la forma, lo
mencionado en la Guía para presentar avances, sección quinta. Los capítulos que debe
contener el trabajo de grado son:

1. Resumen/Abstract
2. Título del proyecto
3. Introducción
4. Definición del problema
5. Estado del arte
6. Glosario de términos
7. Justificación
8. Objetivos:
8.1. General
8.2. Específicos

9. Requerimientos
10. Diseño global
11. Diseño detallado
12. Implementación
13. Pruebas
14. Manuales de usuario
15. Resultados
16. Discusión
17. Conclusiones
18. Referencias documentales
19. Anexos

2.1.5 Documento final del auxiliar de investigación


El auxiliar de investigación desarrolla una serie de actividades de apoyo en los
proyectos institucionales de investigación. Esas actividades se documentan y, al final de su
trabajo, hace una presentación formal de sus realizaciones a los investigadores del grupo.
Una vez que se ha presentado el trabajo como auxiliar de investigación, se hacen
los ajustes finales solicitados por el investigador principal y los demás profesores
investigadores del grupo de investigación, y se entrega el documento final. El formato del
trabajo final del auxiliar de investigación no difiere del que se sigue en el trabajo de grado
y se pueden seguir las indicaciones indicadas para éste en el numeral anterior. Sin
embargo, su estructura es más corta y el documento es más conciso.
Los capítulos que contiene son:
1. Resumen/Abstract
2. Título específico del proyecto
3. Introducción
4. Definición del problema
5. Glosario de términos
6. Objetivos:
6.1. General
6.2. Específicos
7. Requerimientos
8. Desarrollo
9. Resultados
10. Discusión
11. Conclusiones
12. Referencias documentales
13. Anexos

2.2 Documentos de la actividad profesional


Existen otros documentos que pueden utilizarse tanto en el mundo académico
como en el laboral. Aunque la estructura de éstos escritos está definida en el primer nivel,
los detalles del índice del documento, en el segundo y tercer nivel, no están definidos. En
ese aspecto hay diferencias marcadas entre los dos tipos de manuscritos. En
consecuencia, el autor del documento debe elaborar el plan de trabajo detallado antes de
empezar a escribir.

Con este fin, Michaelson propone al autor que se haga las siguientes preguntas,
cuyas respuestas le ayudarán a establecer la ruta a seguir:

• ¿Cuáles son las ideas principales que quiere presentar en el documento?

• ¿Cuáles ideas sirven de apoyo a las principales?

• ¿Cuáles detalles se deben incluir?

• ¿En dónde debe estar el énfasis del artículo? ¿En los datos, en el diseño, en
la aplicación, en las recomendaciones, etc.?

• ¿Cuál es la longitud del documento?

• ¿Qué figuras y tablas se deben incluir?

A continuación se presentan los documentos de más uso.

2.2.1 Presentaciones orales


El ingeniero no sólo tiene que hacer trabajos y escribirlos; también tiene que
realizar presentaciones orales sobre sus trabajos en diferentes escenarios. Hace
presentaciones ante sus compañeros de clase u oficina, y expone en simposios,
seminarios, congresos y juntas directivas, por ejemplo.

Toda exposición oral debe tener una estructura. La mejor guía para su
organización es seguir el mismo orden lógico que se utiliza en los documentos escritos.
Dado el breve tiempo que se asigna, normalmente, a una presentación oral, ésta
debe cumplir la función de un informe auténticamente preliminar. En consecuencia, la
estructura debe facilitar la agilidad del discurso:

1. Plantear el problema
2. Exponer la solución, sin gran detalle
3. Mostrar los resultados
4. Discurrir con las conclusiones

La estructura planteada parte del problema, pasa por la solución, muestra los
resultados y llega a las conclusiones. Eso es lo que espera escuchar una persona que
desconoce el trabajo del expositor. En cualquier caso, sin importar la estructura que se
utilice, es conveniente que al inicio de la exposición se presente la organización que tiene
la presentación.

2.2.2 Artículo de revista


Cuando se lidia con un artículo de revista hay que tener en cuenta que existe una
gran variedad de artículos para revista. Si se toma, como ejemplo, la clasificación que
hace Colciencias, se encuentran artículos diferentes, tales como:

• Artículo de investigación científica y tecnológica


• Artículo de reflexión
• Artículo de revisión
• Artículo corto
• Reporte de caso
• Revisión de tema
• Cartas al editor
• Editorial
• Traducción
• Artículo de reflexión no derivado de investigación.
• Reseña de libro

En este documento sólo se tratarán los dos casos de más interés –investigación
científica y tecnológica, y de revisión-.
a. Artículo de investigación científica y tecnológica
La estructura del artículo de investigación científica y tecnológica es en esencia, la
siguiente:

1. Resumen
2. Introducción
3. Desarrollo
4. Conclusiones
5. Referencias documentales

La estructura es muy simple, pero sólo presenta el primer nivel; hay que
profundizarla hasta el tercer nivel para conocer mejor el mapa de ruta. En este sentido, la
propuesta de Michaelson, numeral 2.2 anterior, ayuda a aclarar el camino, pues, después
de analizar sus preguntas, se puede hacer un primer borrador de la tabla de contenido
que sirva de guía al autor.

En el capítulo sexto, Guía para elaborar un artículo de revista, se encuentra


información complementaria al respecto.

b. Artículo de revisión
A diferencia del artículo científico y tecnológico, no hay una estructura básica
preestablecida para los artículos de revisión: hay que definirla. Ésta se organiza teniendo
en cuenta que su alcance quede bien específicado y que sus partes encajen correctamente
dentro de un orden lógico. Su estructura puede tener las siguientes secciones:

1. Introducción: donde se establece el problema que da origen al trabajo y sus


objetivos
2. Metodología: de búsqueda, recuperación y selección de los estudios
primarios
3. Desarrollo: donde se evalúan y discuten las diferencias de las fuentes
primarias
4. Conclusiones

Estos apartados se complementan con el resumen y las referencias documentales.


Sin embargo, hay que profundizar este plan de trabajo para fijar una ruta más
detallada que cambiará, sin duda, durante el proceso, pero que servirá como punto de
partida. Esto aplica especialmente al capítulo de desarrollo; no obstante, abarca a todas
las secciones del artículo.

En el capítulo séptimo, Guía para elaborar un artículo de revisión, se encuentra


información complementaria al respecto.
3. GUÍA PARA PRESENTAR AVANCES

Este apartado se utiliza para escribir documentos de avance, por lo que es


indispensable, establecer previamente el formato a seguir.

Existen varios formatos de estandarización, con distintas orientaciones y filosofías


como IEEE, APA, MLA, Chicago, Harvard, entre otros; también se habla de modelos y
tendencias –oriental y occidental- cada una con sus ventajas y desventajas. Ante este
panorama, y considerando las diferentes opciones existentes, se buscó seleccionar un
estándar de documentación a utilizar en ingeniería, que tuviera en cuenta las dimensiones
y alcances de los proyectos de esta disciplina. Entre las diferentes opciones, se optó por el
formato que plantea el MLA Handbook [Gibaldi, 1999], pues es el que más se acomoda a
los documentos de uso descritos en ingeniería; se utilizará en todos los escritos, a no ser
que se diga algo diferente.

Para utilizar el formato borrador, el autor debe conocer tanto la estructura del
documento final como los contenidos a desarrollar en cada una de sus secciones; también
debe tener presentes las normas de calidad, pues, aunque esta es una guía para escribir
avances, siempre se tiene presente que se escribe como si este documento intermedio
fuera la versión final.

Otra ventaja que se obtiene al utilizar un formato borrador bien definido, es que
todos los integrantes de un proyecto pueden escribir por separado sus documentos para
ensamblarlos posteriormente sin dificultades.

A continuación se presenta el formato a seguir para iniciar a elaborar cada uno de


los manuscritos.

3.1 Encabezado
Autor:

Para:

Nombre del proyecto o del curso:


Fecha:

3.2 Alcance
Hay que hacer una distinción entre los documentos oficiales de un proyecto, que,
normalmente, están bien definidos para cada etapa y tienen contenidos mínimos bien
especificados. Esos documentos utilizan plantillas específicas que contienen más
información relacionada con el proyecto: la etapa pertinente, la versión, etc. Para llegar a
esos escritos oficiales existen unos intermedios, como pueden ser los informes de avance,
que no requieren necesariamente ser tan elaborados, pues están sujetos a revisiones
hasta que se llega al documento que se considera definitivo.

Esta plantilla sirve para la elaboración de esos manuscritos intermedios –por no


llamarlos de borrador-. El formato modelo que se sigue es el planteado por el MLA
Handbook [Gibaldi, 1999, 103-110] con algunas adaptaciones para el entorno de los
documentos de ingeniería.

3.3 Papel
Se utilizará papel blanco tamaño carta.

3.4 Márgenes
Se utilizará un margen estándar de 2.5 cm en todos los lados –arriba, abajo,
izquierda y derecha-.

Por otra parte, la primera línea de cada párrafo tiene sangría de 1.25 cm para
destacar que se inicia un nuevo párrafo.

Las listas que requieran sangría se inician a 1.6 cm.

3.5 Espaciado
Se utilizará un espaciado uniforme de una y media líneas sin importar que se trate
de títulos, encabezados, notas y bibliografía.
3.6 Títulos
Éste tipo de documentos no requiere de páginas separadas para el título. En su
lugar, se inicia la primera página con las siguientes líneas:

• Nombre de los autores. Si son varios los autores, éstos se separan por
punto y coma
• Nombre del profesor y función que desempeña en el trabajo
• Nombre del proyecto o del curso
• Fecha de elaboración

Cada una de estas líneas se inicia sobre el borde del margen izquierdo; no tienen
sangría.

A continuación se centra el título del documento en la siguiente línea. Se utilizan


mayúsculas en los títulos de primer nivel, porque hacen que el título resalte a la vista.

Los capítulos –títulos de primer nivel- se pueden numerar con números romanos o
arábigos. Los títulos de otros niveles van en minúsculas y utilizan números arábigos para
su numeración.

3.7 Encabezamiento y numeración de las páginas


El encabezamiento se inicia a 1.3 cm. Contiene dos datos, a saber:

• Nombre del autor o número de la propuesta inicial (PI-XXX), si el trabajo de


grado ya tiene número; contra el margen izquierdo
• Número de la página y número total de páginas del documento; contra el
margen derecho

Estos datos van en una sola línea alineada entre los dos márgenes, e identifican a
todas las páginas de un documento.

3.8 Tablas y figuras


Todas las tablas y figuras del documento deben estar numeradas e identificadas.
Las tablas se numeran en la parte superior; las figuras en la parte inferior. En ambos
casos se utilizan números arábigos para su identificación.
Para diferenciar el nombre de las tablas y figuras del resto del texto, se utiliza un
tamaño de letra menor. A veces, también, se puede utilizar otro tipo de letra.

La identificación de las tablas y figuras se centra.

Si se hace necesario citar la fuente de la tabla, o si deben hacerse aclaraciones –


notas- éstas van a continuación de la tabla y utilizan un tamaño de letra más pequeño que
la utilizada para su numeración.

3.9 Correcciones e inserciones


Todo documento debe ser leído y corregido antes de entregarlo al destinatario.

El uso de un espacio y medio entre líneas permite que se puedan hacer


correcciones entre ellas –siempre arriba de la línea correspondiente-, para evitar hacerlas
en los márgenes. Estas correcciones las harán, normalmente, el director del proyecto, los
asesores, los jurados y los profesores.

3.10 Formato
Este capítulo es un ejemplo de cómo utilizar la plantilla. Se notará que la primera
línea de cada párrafo tiene sangría. Esto permite identificar cuándo comienza un nuevo
párrafo; por tanto, no es necesario –ni tampoco aceptable- que se deje un renglón vacío
entre párrafos.

En el segundo párrafo se inicia una nueva idea del documento. También se notará
que el espacio entre renglones tiene espaciado de una y media líneas. Este espaciado
facilita la lectura, y si es del caso, permite hacer correcciones a mano entre las líneas.
Cuando se usa espaciado simple no es posible hacer correcciones entre las líneas y, por
tanto, se utilizan los bordes del papel.

En tercer lugar, se está utilizando como tipo de letra tahoma 11. En el ejemplo
anterior se colocó ese nombre en itálicas. Nótese que esta forma de resaltar una palabra
es práctica común cuando se trata de palabras de idiomas diferentes al español, siempre y
cuando que no sean de uso común; por ejemplo, si se habla de software o hardware, no
es necesario resaltarlas dentro del texto pues su uso ya es aceptado en español.
Se utiliza papel tamaño carta con márgenes de 2.5 centímetros en todos los lados.
Además, se utiliza la zona de encabezados para identificar el documento: el nombre del
autor y la cantidad de páginas que contiene. Se utiliza letra más pequeña (tahoma 9 en
este ejemplo).

Es costumbre universal que se numere e identifique cada figura, como se muestra


en la figura 2.1. Éstas se numeran e identifican abajo y se centran. Por otra parte, el
tamaño de la letra del pie es menor al del texto común. En el ejemplo se ha utilizado
tahoma 9.

Fig. 2.1 Logotipo de la Universidad El Bosque

Las tablas también deben numerarse e identificarse, pero éstas se numeran e


identifican en el encabezado. También se suele utilizar un tamaño de letra menor a la del
texto común. A veces, algunos utilizan no solamente el tamaño de la letra diferente sino
también un tipo de letra diferente, lo que también es aceptable. Sin embargo, lo
importante es que se sea consecuente con la decisión en todo el documento. En la tabla
2.1, se puede ver un ejemplo.

Tabla 2.1 Tipos de letra y tamaños a utilizar

TIPOS DE LETRA

En el texto común: Tahoma Tamaño: 11

En el pie de las figuras: Tahoma Tamaño: 9

En el encabezado de las tablas: Tahoma Tamaño: 9

Dentro de las tablas: Times New Roman Tamaño: 11


En las notas aclaratorias de las tablas: Times New Roman Tamaño: 8

En el encabezado: Tahoma Tamaño: 9

3.11 Estilo
El estilo es algo propio de cada persona y, aunque existen cursos y manuales, se
aprende, normalmente, leyendo buena literatura. No obstante, aquí se darán algunas
pautas muy generales, tales como:

• Se recomienda no escribir en primera persona. Es costumbre que, en


ingeniería, se trate de utilizar un estilo impersonal. Ejemplo: “…pensamos
que esta forma de diseño es…”, se debería cambiar por: “…se piensa que
esta forma de diseño es…”
• Tampoco se recomienda un estilo farragoso en el que los párrafos son casi
interminables y no se usan, o se usan muy poco, los puntos y coma (;) o
los puntos y seguido (.). Con este estilo es muy difícil capturar bien las
ideas. Es utilizado por algunos grandes escritores, pero en los documentos
técnicos se quiere, ante todo, no perder la claridad de las ideas.
• En contraposición al estilo anterior se ha tratado de imponer el estilo
propuesto por George Orwell a los escritores ingleses: “el texto debe ser
como una hoja de cristal”. Se propone que la prosa sea fácil y transparente.
Ese estilo ha tratado de llevar a que se utilicen frases muy cortas y que no
se empleen, o se lo haga muy poco, puntos y coma (;).
• Existe un estilo intermedio, que le da elegancia a la prosa sin ser
ininteligible. Es el estilo de los grandes prosistas irlandeses para quienes el
inglés es una lengua extranjera: su lengua materna es el gaélico, lengua
extremadamente evasiva en la que no es posible decir cosas directas.
Mientras el inglés va directo al grano, la forma de escribir de los irlandeses
es oblicua. Como dice John Banville: “Esa tensión, nacida a mediados del
siglo XIX, cuando dejamos de hablar gaélico y adoptamos el inglés del
imperio, generó un lenguaje nuevo y potente. El lenguaje de Wilde, Yeats,
Shaw, Joyce, Beckett, distinto del inglés de Inglaterra, Estados Unidos o
Australia”.

Entre los muchos libros existentes en español, puede ser útil la lectura de La cocina
de la escritura [Cassany, 1993]. Es un libro que contiene muchos ejemplos fáciles de
entender, aunque hay que destacar que su tendencia es el tipo de escritura que pregona
Orwell.

En conclusión, se recomienda un estilo intermedio en que haya mucha claridad en


las ideas y el texto sea legible. Con este fin se recomienda leer buenos libros, de buenos
escritores, cuyo estilo pueda servir de ejemplo: es la forma más agradable de adquirir un
estilo.

3.12 Ortografía
No se debe perder de vista que se está escribiendo en español. Por consiguiente, la
ortografía será la de uso en español. Aquí se recomienda, a los que estén interesados, que
adquieran y lean la Ortografía de la lengua española, aparecida en 1999 [RAE, 1999],
www.rae.es. Es un libro de fácil lectura, avalado por todas las Academias de la Lengua
Española.

Otro documento sencillo sobre el mismo tema es el elaborado por el profesor


Alfredo Duplat [Duplat, 2006]. Para aquellos que no dispongan de medios para adquirir la
Ortografía de la RAE, este puede ser un sustituto recomendable; además, no tiene costo
alguno.

Cabe destacar que, por influencia de otros idiomas, algunos tratan de escribir con
ortografías de aquellos. Por ejemplo, se nota una gran tendencia a escribir muchas
palabras en mayúsculas en forma innecesaria. Así, a manera de ejemplo, en la Facultad de
Ingeniería Electrónica, la gran mayoría de los profesores son ingenieros (no Ingenieros),
aunque el título lo hayan adquirido en una Facultad de Ingeniería.

La información de la RAE se encuentra en su página web: www.rae.es. Aquellos


que no quieran, o no necesiten, comprar el libro de Ortografía, deberían, al menos, correr
el corrector de ortografía al final del documento: así eliminarían algunos errores.
En forma complementaria, es conveniente tener a la mano y leer la Nueva
gramática de la lengua española, aparecida en 2009 (RAE, Espasa, 2009). Es más común
de lo deseable que muchos estudiantes de ingeniería utilicen formas gramaticales del
inglés; parece que no leyeran libros en español. Una lectura rápida, sobre todo al segundo
tomo –sintaxis- les recordará las formas gramaticales de uso apropiado en español.

Regresando al punto inicial del formato, usted habrá notado que existe un título
general del documento (capítulo) y doce apartados, a saber:

• PLANTILLA GUÍA PARA PRESENTAR AVANCES DEL TRABAJO DE GRADO


• Encabezado
• Alcance
• Papel
• Márgenes
• Espaciado
• Títulos
• Encabezamiento y numeración de las páginas
• Tablas y figuras
• Correcciones e inserciones
• Formato
• Estilo
• Ortografía

El primer nivel se ha centrado y se ha puesto en mayúsculas; los parágrafos se han


alineado contra el margen izquierdo y van en minúsculas. También se pueden centrar y no
numerarlos, pero, si el documento es extenso, es más conveniente numerar los títulos y
subtítulos. Lo importante es que se use un estilo consistente durante todo el documento.

Finalmente, cuando el documento adquiere cierta extensión (más de 10 páginas),


es conveniente agregarle la Tabla de Contenido que contenga los títulos hasta de tercer
nivel y los números de páginas correspondientes en que se encuentra la información.
4. GUÍA PARA HACER REFERENCIAS DOCUMENTALES

Aunque pueda parecer un asunto secundario, la búsqueda y recuperación de


información es el punto de partida de un proyecto. Sea cual sea el problema a solucionar,
nunca se parte de cero; hay que mostrar lo que ya han hecho otros, las soluciones
similares que existen, las desventajas que tienen y, si ya existe una solución y no tiene
inconvenientes, explicar por qué se debe desarrollar este proyecto: mostrar cómo se
podrían hacer mejoras. [DCU, Student Guide to Technical Report Writing,
http://mecheng.dcu.ie/reports/layout.htm 26 de diciembre, 2009].

La documentación de referencia en ingeniería sirve para revelar que han hecho


otros anteriormente. Como dice Michaelson [1990]: “la literatura citada le da al ingeniero
la oportunidad de mostrar que sus innovaciones y mejoras, con sus métodos y resultados,
difieren de las soluciones anteriores ante problemas similares”. La lista de referencias es
una excelente fuente de información que muestra que el ingeniero está familiarizado con
los antecedentes del problema.

La información puede estar en muchas formas, tanto escrita como en formato


electrónico: libros, revistas, bases de datos, simposios, tesis, presentaciones orales,
carteles, manuales, internet, etc.

Dado que no todas las ideas, frases, figuras y tablas que aparecerán en un escrito
son del escritor, éste debe explicar cuáles fueron sus fuentes. De otra forma estará
cometiendo plagio –“copiar en lo sustancial obras ajenas dándolas como propias”, [RAE,
1970]-. Como dice Gibaldi: “El plagio, entonces, constituye un robo intelectual. Hablando
estrictamente, es más una ofensa moral y ética que legal, puesto que la mayoría de los
casos de plagio no violan los derechos de autor”, [1999, 30].

El plagio no siempre es intencional. Es una costumbre adquirida por la mala


formación en los colegios, dónde los estudiantes se acostumbraron a realizar
investigaciones copiando enciclopedias, libros y páginas de internet, palabra por palabra,
sin que sus profesores les indicaran la falta que estaban cometiendo. Cuando llegan a la
universidad continúan con esa mala costumbre.
Para evitar el plagio es necesario tomar notas de las fuentes que se han
consultado, incluyendo toda la información que facilite encontrar las obras citadas. Las
citas pueden ser de tres tipos: resúmenes, parafraseadas y textuales; por tanto, las notas
deben incluir toda esa información. Las notas se pueden tomar en forma manual, con
apoyo electrónico o mediante una combinación de ambas. Eco [2006, 129-149] presenta
ejemplos muy claros sobre el uso de fichas bibliográficas, temáticas y de citas, entre otras,
como respaldo a las notas necesarias en el momento de redactar el documento final. Esas
fichas se elaboran, normalmente, en cartulinas, que pueden ordenarse en el momento de
escribir el manuscrito y la lista de referencias. También existen programas de computador
orientados a la organización bibliográfica que ayudan a ordenar las notas. Sin embargo, en
la vida real se utiliza una mezcla de ambas herramientas. Empero esto requiere disciplina:
si no se hace bien se perderá tiempo precioso, en el momento de hacer las citas,
[Monash University Library, http://www.lib.monash.edu.au/tutorials/citing/ieee.html],
[Gibaldi, 28-30].

Pero en el momento de hacer citas es donde más errores se cometen en un


escrito. Por una parte, se tiene la tendencia a citar de oídas sin haber leído los
documentos originales, sin considerar que las referencias de segunda mano no son
confiables; es necesario leer la información original para que las citas sean correctas. Por
otra parte, no hay acuerdo entre los editores en cuanto a la información requerida para la
literatura citada; ante esas diferencias los autores se confunden y acaban citando o
suministrando información incompleta o inapropiada. Aquí se sugiere consignar toda la
información de los documentos de referencia para que cualquier persona interesada la
pueda encontrar; es más fácil suprimir información que buscarla de nuevo para
complementar los datos que pida un editor.

También existe otro error relacionado con la información pertinente; habitualmente


se trata de atiborrar al lector con citas irrelevantes e innecesarias. En este sentido Day
[2003] sugiere enumerar solo las obras importantes publicadas; evitar las referencias a
datos no publicados, obras en prensa, resúmenes, tesis y otros materiales de importancia
secundaria. Sugiere, si es esencial, añadirla como nota de pie de página.
4.1 Tipos de estilos de citas y referencias
Existen dos métodos básicos de hacer citas: autor-fecha y numérico, aunque hay
muchas variaciones o estilos. Mackerle menciona que existen al menos tres estilos de
citación y más de 100 de referencia que se utilizan comúnmente [Jaroslav Mackerle,
Scientific Papers, their publishing and presentations, Linköping Institute of Technology,
Linköping, Sweden, 2000].

Los estilos de citación se pueden agrupar en tres tipos: nombre-año; numérico-


alfabético; y por orden de mención. Veamos sus diferencias.

4.1.1 Sistema nombre-año


Implica citar el nombre del autor y el año de publicación; es el estilo que utiliza
Harvard. Tiene una gran ventaja para el escritor pues las referencias, al no estar
numeradas, pueden agregarse o suprimirse fácilmente; “Gibaldi (1999)” seguirá siendo lo
mismo sin importar cuánto se modifique la lista. Sin embargo, presenta inconvenientes
para el lector pues lo distrae cuando existen varias citas en el mismo párrafo; más aún, si
los documentos están escritos por varios autores.

Ejemplo:

En el texto Referencias

• Gibaldi (1999) recomienda… 1. Eco, U. Cómo se hace una tesis…2004


• En forma minuciosa (Gibaldi, 1999)… 2. Gibaldi, J. MLA Handbook for Writers of…1999
3. Michaelson, H. How to Write and
Publish…1990

4.1.2 Sistema numérico-alfabético


Se cita por el número correspondiente en una lista; la lista de referencia se
organiza en orden alfabético según los apellidos de los autores. Es agradable para el
lector, pues los números no lo distraen, pero las citas temáticas aparecen en desorden.
Además, es engorroso para el escritor, pues las modificaciones de la lista lo obligan a
actualizar los números de las citas.

Ejemplo:
En el texto Referencias

• En 1999 Gibaldi (2) recomienda… 1. Eco, U. Cómo se hace una tesis…2004


• En forma minuciosa (2)… 2. Gibaldi, J. MLA Handbook for Writers of…1999
3. Michaelson, H. How to Write and
Publish…1990

4.1.3 Sistema por orden de mención


Las referencias se citan numéricamente en el orden en que aparecen en el escrito;
es decir, la lista de referencias se organiza por el orden de citación de los documentos. Es
el estilo de Vancouver. No distrae a los lectores y les gusta porque pueden acudir
fácilmente a la lista de referencias. No es bueno para los autores porque los obliga a
actualizar la lista como consecuencia de la adición o supresión de referencias y, por ende,
a actualizar las citas.

Ejemplo:

En el texto Referencias

• En 1999 Gibaldi (1) recomienda… 1. Gibaldi, J. MLA Handbook for Writers of…1999
• En forma minuciosa (1)…

4.2 Estilos más recomendados


Es muy común que las universidades recomienden diferentes estilos según el área
del conocimiento. Así, por ejemplo, la Universidad de Monash sugiere los siguientes:

• AIP: American Institute of Physics

• APA: American Psychological Association

• Chicago: notas-bibliografía

• Harvard: autor-fecha

• IEEE: Institute of Electrical and Electronics Engineers

• MLA: Modern Language Association

• Turabian: con base en el estilo de Chicago

• Vancouver: numérico, para publicaciones biomédicas


Sin embargo, cuando se le solicitó a las diferentes unidades académicas que
seleccionaran el estilo que considerasen más apropiado, se obtuvo la siguiente respuesta:

Departamento Estilo recomendado

Ingeniería Química Usar cualquier estilo en forma consistente

Ingeniería Civil Harvard

Ingeniería Eléctrica y de Sistemas IEEE

Ingeniería Mecánica Usar cualquier estilo en forma consistente

Ingeniería de Materiales Estilo del Journal of Materials Science

Llama la atención la respuesta de los departamentos de Ingeniería Química y de


Ingeniería Mecánica, pues indica que se puede usar cualquier estilo siempre y cuando que
se utilice en forma consistente. Sin embargo, se crea un pequeño problema: los
correctores de los trabajos deberían estar familiarizados con los diferentes estilos.

A continuación se analizan someramente los estilos de la MLA, APA e IEEE.

4.2.1 Estilo del MLA


Las citaciones se hacen dentro del texto utilizando paréntesis según la lista de
referencias alfabética que aparece al final del documento [Gibaldi, 114-117]. Dentro de los
paréntesis se señala al autor y la página o páginas de donde se extrajo la cita: (autor
página). La siguiente frase, es un ejemplo típico del estilo del MLA:

“Así, el presente contiene todo lo que existe o subsiste: el presente contiene todo”
[Comte-Sponville 58].

La cita [Comte-Sponville 58] le dice al lector que la frase se encuentra en la página


58 de un documento cuyo autor se llama Comte-Sponville. Si el lector quiere saber más de
esa fuente, debe ir a la lista de documentos referenciados, donde, bajo el nombre Comte-
Sponville, tendrá la siguiente información.

Comte-Sponville, Andrè. ¿Qué es el tiempo? Primera edición. Barcelona: Andrés


Bello, 2001.
Esta entrada en la lista de documentos citados dice que Comte-Sponville es el
autor, la obra es ¿Qué es el tiempo?, es la primera edición y se imprimió en Barcelona.

El estilo de citación del MLA contiene sólo la información necesaria, que les facilite
a los lectores encontrar la fuente dentro de la lista de referencias. Así, si el nombre del
autor apareciese dentro del texto, la cita sólo contendría el número de la página: “(58)”.

En el estilo de la MLA, una entrada a la lista de referencias tiene las siguientes


características:

• El nombre del autor, que sigue al apellido, va completo

• Cada palabra importante del título va en mayúsculas (esto aplica en


lenguajes como el inglés)

• El nombre completo del editor va abreviado

• La primera línea de la entrada va contra el margen izquierdo; las demás


tienen sangría francesa

• La fecha va al final

Este estilo le informa a los lectores quienes fueron los autores citados.

4.2.2 Estilo del APA


Los diferentes estilos de documentación tratan de responder a las diferentes
disciplinas del conocimiento. En consecuencia, en las ciencias, donde la fecha de la
investigación es crucial, la fecha de publicación es relevante.

Para el ejemplo del numeral anterior, la cita, en el estilo de la American


Psychological Association (APA), queda así [http://www.apastyle.org]:

“Así, el presente contiene todo lo que existe o subsiste: el presente contiene todo”
(Comte-Sponville, 2001, p.58)

La lista de referencias es alfabética. La entrada del ejemplo anterior, en la lista de


referencias, quedaría como:

Comte-Sponville, A. (2001). ¿Qué es el tiempo? Barcelona: Editorial Andrés Bello.


En el estilo de la APA, una entrada a la lista de referencias tiene pequeñas
diferencias con respecto a la de la MLA:

• El nombre del autor, que sigue al apellido, sólo lleva sus iniciales
• La fecha sigue al nombre del autor
• Sólo la primera letra del título va en mayúsculas (esto aplica en idiomas
como el inglés)
• Se suministra el nombre completo del editor
• La primera línea de la entrada va contra el margen izquierdo; las demás
tienen sangría francesa

A continuación se muestra un ejemplo real de una lista de referencias elaborada


con el estilo APA.

Charles, S. T., Mather, M., & Carstensen, L. L. (2003). Aging and emotional memory: The
forgettable nature of negative images for older adults. Journal of Experimental
Psychology: General, 132, 310–324. doi:10.1037/0096-3445.132.2.310
Chow, T. W., & Cummings, J. L. (2000). The amygdala and Alzheimer’s disease. In J. P.
Aggleton (Ed.), The amygdala: A functional analysis (pp. 656–680). Oxford,
England: Oxford University Press.
Davis, M., & Whalen, P. J. (2001). The amygdala: Vigilance and emotion. Molecular
Psychiatry,6, 13–34. doi:10.1038/sj.mp.4000812

4.2.3 Estilo del IEEE


Las referencias se numeran en el orden en que se van haciendo las citas dentro del
texto. Si una misma referencia se cita posteriormente, entonces se utiliza el mismo
número de entrada correspondiente a la primera vez [IEEE_auinfo07].

La lista de referencias suministra todos los detalles de cada una de las referencias
citadas en del texto. La lista sigue el orden de citación; no es alfabética.

El ejemplo del numeral 4.2.1, la cita, en el estilo de la IEEE, queda así:


“Así, el presente contiene todo lo que existe o subsiste: el presente contiene todo”
[1].

En el estilo de la IEEE, una entrada a la lista de referencias tiene las siguientes


características:
• Sólo se usan las iniciales del nombre del autor, que van primero; luego
viene el apellido. Se nombra a todos los autores. También puede ir el
nombre de una organización
• Sigue el título en itálicas
• Todas las palabras relevantes del título van en mayúsculas (esto aplica en
lenguajes como el inglés)
• Sigue el número de la edición (si no es la primera)
• Ciudad en que se publicó, seguida de dos puntos
• Se suministra el nombre completo del editor
• Año de publicación
• La primera línea de la entrada va contra el margen izquierdo; las demás
tienen sangría francesa

En consecuencia, la entrada del ejemplo anterior quedaría como:


A. Comte-Sponville, ¿Qué es el tiempo?, Barcelona: Editorial Andrés Bello, 2001.

A continuación se muestran unos ejemplos extraídos del documento


[IEEE_auinfo07, p 4].

Libros:

[1] G. O. Young, “Synthetic structure of industrial plastics,” in Plastics, 2nd ed., vol. 3, J.
Peters, Ed. New York: McGraw-Hill, 1964, pp. 15–64.

[2] W.-K. Chen, Linear Networks and Systems. Belmont, CA: Wadsworth, 1993, pp. 123–
135.

Revistas:

[3] J. U. Duncombe, “Infrared navigation—Part I: An assessment of feasibility,” IEEE


Trans. Electron Devices, vol. ED-11, pp. 34–39, Jan. 1959.

[4] E. P. Wigner, “Theory of traveling-wave optical laser,” Phys. Rev., vol. 134, pp. A635–
A646, Dec. 1965.

[5] E. H. Miller, “A note on reflector arrays,” IEEE Trans. Antennas Propagat., to be


published.

Artículos de conferencias (publicados):


[6] D. B. Payne and J. R. Stern, “Wavelength-switched passively coupled single-mode
optical network,” in Proc. IOOC-ECOC, 1985, pp. 585–590.

Artículos de conferencias (no publicados):

[7] D. Ebehard and E. Voges, “Digital single sideband detection for interferometric
sensors,” presented at the 2nd Int. Conf. Optical Fiber Sensors, Stuttgart, Germany,
Jan. 2-5, 1984.

Estándares/Patentes:

[8] G. Brandli and M. Dick, “Alternating current fed power supply,” U.S. Patent 4 084 217,
Nov. 4, 1978.

Reportes técnicos:

[9] E. E. Reber, R. L. Mitchell, and C. J. Carter, “Oxygen absorption in the Earth’s


atmosphere,” Aerospace Corp., Los Angeles, CA, Tech. Rep. TR-0200 (4230-46)-3,
Nov. 1968.

4.3 Estilo propuesto


El estilo a utilizar debe responder a las necesidades de los lectores y de los
escritores. La selección de los estilos de citación y de construcción de la lista de
referencias se hará por separado, para mayor claridad.

4.3.1 Estilo de citación


En cuanto al estilo de citación es preferible utilizar los corchetes [] que emplea la
IEEE, pues se diferencian de los paréntesis () que se utilizan comúnmente para hacer
aclaraciones. El contenido debe incluir: la obra citada, para lo cual se prefiere el sistema
numérico, dado que molesta menos al lector; y la página o páginas donde se encuentra la
cita, información utilizada tanto en los estilos de la MLA como de la APA. Quizás quedaría
faltando el año de publicación, pues este dato ayuda en el momento de seleccionar las
fuentes; empero, tanta información distrae al lector. En consecuencia, el modelo de
citación queda así: [número del documento, página(s) citada(s)], donde documento se
refiere al orden de citación de los documentos y página(s) se refiere a la página exacta de
donde se extractó la cita. Esa forma de hacerlo facilita el trabajo a los lectores, pues en un
documento grande, un libro, por ejemplo, es difícil encontrar la cita. En consecuencia, si el
lector quiere constatar o profundizar en la fuente, se le facilita el trabajo.

La siguiente frase, es un ejemplo típico del estilo propuesto:

“Así, el presente contiene todo lo que existe o subsiste: el presente contiene todo”
[1, 58].

La cita [1, 58] le dice al lector que la frase se encuentra en la página 58 del
documento número uno (1) de la lista de referencias. Si el lector quiere saber más de esa
fuente, debe ir a la lista de documentos referenciados, donde, bajo la entrada número uno
(1), encuentra la siguiente información.

Comte-Sponville, Andrè. (2001) ¿Qué es el tiempo? Primera edición, Barcelona:


Editorial Andrés Bello.

4.3.2 Estilo de la lista de referencias


Todos los documentos citados que aparecen en la documentación referenciada
deben tener toda la información necesaria para que el lector los pueda conseguir. Así un
libro contiene tres partes principales: Nombre del autor, título del libro e información de
publicación.

Donde:

• Nombre del autor: aparece primero el apellido, una coma, después los
nombres y termina en punto y seguido.

Los apellidos y nombres del autor aparecen como se encuentran en la


página del libro, no en la cubierta; no se aceptan abreviaciones.

En general, se omiten los títulos, afiliaciones y grados de los autores.

• Título del libro: se registra el título del libro como aparece en la


carátula, incluyendo cualquier subtítulo.

El título se escribe en cursiva; la primera palabra comienza con


mayúscula inicial y las demás pueden ir en minúscula, a no ser que sean
nombres propios.

El título termina con un punto y seguido.


• Información de publicación: en general se suministra el número de la
edición, la ciudad donde se publicó, el año de publicación, y la editorial.

Los datos se toman directamente del libro.

La edición y la ciudad de publicación se separan por comas.

Después de la ciudad de impresión vienen dos puntos seguidos y luego


sigue el nombre de la editorial.

Existe información adicional que aparece en la página de derechos reservados.

En cuanto al estilo de la lista de referencia, es preferible el sistema de numeración


secuencial según vayan apareciendo las citas en el documento. Cada documento se
numera a medida que surge en el texto; la primera cita que se hace corresponde al primer
documento citado, [1]; la segunda al siguiente documento, [2]; y, así sucesivamente.
Cada entrada en la lista de referencias tendrá el siguiente orden:

• Apellido y nombre del autor; nombre completo. Similar al estilo del MLA
• Fecha de publicación, similar al estilo de la APA
• Título del documento
• Número de edición
• Ciudad de impresión
• Editor

En cada entrada a la lista de referencia se utilizará el apellido y el nombre


completo del autor, a pesar de que dentro de los distintos estilos cobra cada vez más
fuerza la intención de identificar a los autores con apellido e iniciales de los nombres; esta
es una tendencia de las revistas norteamericanas. Esta exigencia de los editores
norteamericanos no es muy amable con los lectores quienes desearían conocer el nombre
de pila de los autores citados. Por otra parte, Gibaldi (1999) utiliza apellidos y nombres
completos, y Eco (1996) considera que esa costumbre es un error. En consecuencia, se
utilizarán, en lo posible, los nombres completos de los autores.
La primera línea de cada entrada va contra el margen izquierdo y las demás con
sangría francesa. Así, la entrada del ejemplo anterior queda en esta forma:

Comte-Sponville, Andrè. (2001) ¿Qué es el tiempo? Primera edición, Barcelona:


Editorial Andrés Bello.

No obstante, independientemente del estilo que se propone, el autor debe


acomodarse al que exija el editor en cada caso (del trabajo de grado, del libro, de la
revista, de la organización del simposio, u otro). Empero, dentro de la Facultad de
Ingeniería Electrónica de la Universidad El Bosque, se utilizará el estilo propuesto
anteriormente.

En conclusión, esta forma de citación, [documento, página], simplifica el proceso


de elaboración del documento y aumenta la precisión referente a las fuentes.

A continuación se dan algunos ejemplos sobre la forma de llenar la lista de


referencias.

4.3.3 Información de los libros


Todos los documentos citados que aparecen en la documentación referenciada
deben tener toda la información necesaria para que el lector los pueda conseguir.

Ejemplos:

Gibaldi, Joseph. (1999). MLA Handbook for Writers of Research Papers. 5th ed., New
York: The Modern Language Association of America.

Zilahy, Lajos. (1970). Las cárceles del alma. Buenos Aires: Plaza & Janés S.A.

En el segundo ejemplo se observa que no hay número de edición. En este caso se


trata de la primera; esta forma es tácita cuando sólo existe la primera edición.

En algunos casos es muy importante el traductor; en ese caso se agrega.

Brodsky, Joseph. (2006). Menos que uno: Ensayos escogidos. Trad. Carlos Manzano. 2006,
Madrid: Editorial Siruela.
A veces se cita sólo un capítulo de un libro. En este caso va primero el título del
capítulo y a continuación el título del libro.

Primo Yúfera, Eduardo. (1994). Conceptos fundamentales sobre la investigación científica


y tecnológica: Introducción a la investigación científica y tecnológica. Madrid:
Alianza Editorial.

Cuando los autores son dos, se escriben los nombres de ambos.

Kline, S., and Rosenberg, N. (1986). An Overview of Innovation en The Positive Sum
Strategy: Harnessing Technology for Economy Growth. Ralph Landau y Nathan
Rosenberg (ed.), Washington: National Academy Press.

Si el número de autores es mayor a dos, se escribe el primero y luego las palabras


et alli –y otros-.

Gibbons, Michael et al. (1994). The New Production of Knowledge: The Dynamics of
Science and Research in Contemporary Societies. New York: Sage Publications.

Citar un libro electrónico (e-book) que se encuentra en una base de datos.

Salkintzis, Apostolis K. (2004). Mobile Internet: enabling technologies and services.


[Online]. Disponible: http://www.engnetbase.com/books/1253/1631_fm.pdf

Citar un libro electrónico (e-book) que se encuentra en internet.

Guruswami, Venkatesan. (2004). List decoding of error-correcting codes: winning thesis of


the 2002 ACM doctoral dissertation competition (Lecture Notes in Computer
Science). (2nd ed.) [Online]. 3282. Disponible: http://portal.acm.org/3540240519.pdf

4.3.4 Información de las revistas


Cuando se trata de citar artículos de una revista, la información tiene el siguiente
orden:
Nombre del autor, título del artículo e información de publicación.

Donde:

• Nombre del autor: sigue los mismos principios utilizados en los libros.
• Título del artículo: va entre comillas. Sigue los demás principios indicados
para los libros.
• Información de publicación: después del nombre del artículo, sigue el
nombre de la revista, el número del volumen, el año de publicación, dos
puntos, las páginas inicial y final y se termina con punto aparte.

Ejemplos:

Escobar Roa, Juan Miguel. (2006). “Aplicaciones virtuales en biomedicina”, FIElectrónica,


Bogotá, Vol. 1, pp. 43-49.

García, Arlina y León, Daniel. (2006). “Matlab en tiempo real”, FIElectrónica”, Bogotá,
Vol. 1, pp. 79-84.

Kalenatic, Dusko et al. (2008). “Localización de una plataforma de Cross Docking en el


contexto de logística focalizada utilizando distancias euclidianas”, Ciencia e
Ingeniería Neogranadina, Bogotá, Vol. 18-1, pp. 17-34

Sabogal Gómez, Ernesto. (2007). “Cómo pasar de proyectos de grado a líneas de


investigación”, FIElectrónica, Bogotá, Vol. 2, pp. 17-23.

Si la revista no es muy conocida, se recomienda mencionar la ubicación de la


misma.

Si aparece una entrada a la lista de referencias, como en el ejemplo siguiente, la


falta de los nombres completos del autor y de las páginas exactas del artículo, indican que
se está citando de oídas, es decir, que el texto no se tiene a la mano.

Sung, C.S. and Song, S.H. (2003). “Integrated service network design for a cross-docking
supply chain network”, The Journal of the Operational Research Society, 54, No. 12.
Citar un artículo de revista en internet (e-journal).

Fulda, J.S. (2000, Mar.). “The Internet as an engine of scholarship”. ACM SIGCAS
Computers and Society. [Online]. 30 (1), pp. 17-27. Disponible:
http://doi.acm.org/10.1145/572217.572222

4.3.5 Información de artículos de conferencia


Cuando se trata de citar artículos de una conferencia o simposio, la información
tiene el siguiente orden:
Nombre del autor, título del artículo e información de publicación.
Donde:
• Nombre del autor: sigue los mismos principios utilizados en los libros.
• Título del artículo: va entre comillas. Sigue los demás principios indicados
para los libros.
• Información de publicación: después del nombre del artículo, sigue el
nombre de la conferencia, el editor si está disponible, el lugar y fecha de
publicación, dos puntos, las páginas inicial y final y se termina con punto
aparte.

Ejemplos:
Cookson, A. H. and Pedersen, B. O. (1979). "Thermal measurements in a 1200kV
compressed gas insulated transmission line", Seventh IEEE Power Engineering
Society Transmission and Distribution Conference and Exposition, 1979, pp. 163-
167.

Un artículo de conferencia sobre internet (e-Conference paper).

Mckey, Julia C. et al. (2009). “Effects on time-varying magnetic fields and parametric
resonance conditions on circulatory and microcirculatory parameters using healthy
and spontaneously hypertensive rats”, BIOEM 2009 DAVOS, Davos, Switzerland, 2-
4. Disponible: http://www.bioem2009.org, (acceso el 28 de diciembre de 2009).
4.3.6 Información de documentos citados por internet
Otra fuente común es internet. En este caso la información es la siguiente:

Nombre del autor, año de publicación del documento, título e información de


publicación.

Donde:

• Nombre del autor: sigue los mismos principios de los libros.


• Año de publicación: va entre paréntesis.
• Título: sigue los mismos principios de los libros.
• Información de publicación: dirección electrónica completa entre paréntesis
triangulares, fecha de consulta y número de páginas del documento en esa
dirección.

Ejemplos:

Elhedhli, Samir y Goffin, Jean-Louis. (2004). “The integration of an interior-point cutting


plane method within a branch-and-price algorithm”, Mathematical Programming
100, No. 2 (June), pp.267-294, Disponible: http://www.proquest.com/, (acceso en
abril 3 de 2008).

Mckey, Julia C. et al. (2009). “Effects on time-varying magnetic fields and parametric
resonance conditions on circulatory and microcirculatory parameters using healthy
and spontaneously hypertensive rats”, BIOEM 2009 DAVOS, Davos, Switzerland, 2-
4. Disponible: http://www.bioem2009.org, (acceso el 29 de diciembre de 2009).

Con las fuentes encontradas en internet se debe tener cuidado para garantizar su
credibilidad.

4.3.7 Información de otras fuentes


Existe otra gran variedad de fuentes. Sin embargo, las más utilizadas son libros,
revistas, conferencias e internet. Para un mayor conocimiento sobre como citar casos
especiales u otras fuentes, se sugiere consultar el capítulo cuarto del MLA Handbook
(Gibaldi, 1999), Documentation: Preparing the List of Works Cited.
4.3.8 Información de la lista de referencias
La lista de documentos citados va al final del documento. Desde el punto de vista
formal, es conveniente que el listado tenga sangría francesa, pues de esa forma es más
legible la información.

Ejemplo:

1) Gibaldi, Joseph. (1999). MLA Handbook for Writers of Research Papers. 5th ed., New
York: The Modern Language Association of America.

2) Zilahy, Lajos. (1970). Las cárceles del alma. Buenos Aires: Plaza & Janés S.A.

3) Primo Yúfera, Eduardo. (1994). Conceptos fundamentales sobre la investigación


científica y tecnológica: Introducción a la investigación científica y tecnológica.
Madrid: Alianza Editorial.

4) Kalenatic, Dusko et al. (2008). “Localización de una plataforma de Cross Docking en el


contexto de logística focalizada utilizando distancias euclidianas”, Ciencia e
Ingeniería Neogranadina, Bogotá, Vol. 18-1, pp. 17-34

5) Sabogal Gómez, Ernesto. (2007). “Cómo pasar de proyectos de grado a líneas de


investigación”, FIElectrónica, Bogotá, Vol. 2, pp. 17-23.

6) Mckey, Julia C. et al. (2009). “Effects on time-varying magnetic fields and parametric
resonance conditions on circulatory and microcirculatory parameters using healthy
and spontaneously hypertensive rats”, BIOEM 2009 DAVOS, Davos, Switzerland,
2-4. Disponible: http://www.bioem2009.org, (acceso el 28 de diciembre de 2009).

7) Elhedhli, Samir y Goffin, Jean-Louis. (2004). “The integration of an interior-point


cutting plane method within a branch-and-price algorithm”, Mathematical
Programming 100, No. 2 (June), pp.267-294, Disponible:
http://www.proquest.com/, (acceso en abril 3 de 2008).
5. DOCUMENTACIÓN

La documentación es un proceso inherente en algunas de las actividades humanas.


Cualquier entidad que desarrolle productos, servicios o procedimientos debe
documentarlos. En este sentido, los grupos de investigación universitarios son conocidos
como fábricas de producir documentos. Las empresas oficiales o privadas que se dedican
a la investigación, desarrollo e innovación –I+D+i- también son productoras de artículos.
En la orilla opuesta, las empresas o entidades que requieren productos o servicios deben,
igualmente, escribir sus necesidades.

Un equipo de investigación académico está conformado como se muestra en la


figura 5.1 [Álvaro Rendón].

Figura 5.1 Estructura del equipo de investigación

Empero el grupo de investigación debe relacionarse con su entorno social. Así, en


la figura 5.2 se puede ver un esquema que señala las actividades de un grupo de
investigación. Por el lado izquierdo, insumos, busca información sobre el conocimiento
existente, científico o tecnológico, como base sólida para iniciar cualquier proyecto que
solucione el problema específico que tiene entre manos. Por el lado derecho, resultados,
produce documentos como consecuencia de los procesos y actividades para solucionarlo
que, en algunos casos, ayudan a actualizar la base de datos del conocimiento existente.

Figura 5.2 Interacciones del equipo de investigación

La documentación del proyecto se inicia con la búsqueda del estado del arte en el
tema objeto; continúa con el objetivo y requerimientos que delimitan el producto final;
sigue el diseño, la implementación, las pruebas y los manuales del producto; y se finaliza
con los resultados, la discusión y las conclusiones. Cada una de esas fases conlleva
documentos específicos que son elaborados por el grupo encargado del proyecto.

Los productos generados en cualquier proyecto deben estar documentados, pues


de otra forma no podrían ser repetidos ni actualizados. Existe un principio que dice: un
proyecto es igual a su documentación. Ésta es independiente de la gente, pues el personal
de un proyecto cambia; entra y sale del mismo durante su ciclo de vida. Por ende, la
metodología de documentación debe ser precisa y estandarizada para que los nuevos
miembros del proyecto se integren rápidamente y encuentren toda la información de las
actividades realizadas anteriormente.

La documentación debe permitir conocer todos los detalles de un producto, y


facilitar su producción y los cambios relacionados con su mantenimiento. Sin embargo, el
estandarizar está casi siempre ligado con la idea de truncar la creatividad de los
desarrolladores; así que, la documentación de los proyectos no es la tarea más grata para
un ingeniero en nuestro medio. Por esto, se les debe formar en la universidad, mostrarles
las bondades de tener productos bien documentados y resaltar las falencias de aquellos
que no lo son. En consecuencia, al planear el desarrollo de un producto se deben anticipar
los esfuerzos y recursos necesarios para poder documentarlo; crear la cultura de la
escritura como parte integral de su desarrollo.

A continuación se muestran, en forma general, la clasificación y los tipos de


documentos que se producen en un proyecto en las diferentes etapas de su ciclo de vida.

5.1 Clasificación de la información


En su clasificación prima el contenido, no la fase del desarrollo cuando se genera.
En este sentido se tienen las siguientes clases de documentación:

• Preliminar o de planeación, que sirve para concretar el anteproyecto


• Diseño de alto nivel, que sirve para definir la forma como se satisfacen las
necesidades planteadas; se analizan alternativas y se selecciona la más
conveniente
• Diseño detallado software, que se refiere al detalle del diseño llegando
hasta el nivel de funciones
• Diseño detallado hardware, que describe el diseño detallado del hardware
llegando hasta el nivel de tarjetas
• Implementación software, que reseña la realización concreta del software
según los objetivos señalados en los diseños de alto nivel y detallado
• Implementación hardware, que se refiere a la realización concreta del
hardware según los objetivos señalados en el diseño de alto nivel y
detallado
• De pruebas, que describe las pruebas a realizar sobre las partes o sistemas
diseñados para asegurarse de la calidad de los mismos
• Del cliente, que le indica cómo utilizar el producto desarrollado
• De programación y control, que sirve para organizar y controlar la marcha
del proyecto
En forma esquemática se pueden asociar las clases de documentación con las
etapas de desarrollo, como se muestra en la figura 5.3.

5.2 Clasificación y descripción de los tipos de documentos

5.2.1 Documentación de planeación

A. Propuesta inicial
La propuesta inicial antecede al anteproyecto. Su función es la aprobación
oportuna de la proposición –idea fundamental- del proyecto a desarrollar. Contiene el
título, una descripción general del problema, la justificación, los objetivos y los recursos
necesarios.

B. Anteproyecto
Define el problema a tratar, lo delimita y lo relaciona con el estado del arte.
Concreta los objetivos, requerimientos técnicos, metodología y actividades, recursos,
tiempos de entrega, costo estimado, cronograma general de actividades y compromisos
de las partes.

5.2.2 Documentación de diseño global

A. Objetivos de desarrollo
Es la propuesta técnica, elaborada a partir del anteproyecto. Presenta alternativas de
desarrollo que incluyen el diseño global y las interfaces externas, y selecciona una a partir
de los aspectos técnico, económico y de tiempo de ejecución.

B. B. Arquitectura del sistema


Presenta la descomposición del sistema en subsistemas, tanto de tipo hardware como
software.
ETAPAS DE
CLASES DE DOCUMENTACIÓN
DESARROLLO

P
L
A

Pl
an
N Propuesta Inicial y Anteproyecto

ea
ci
I

ón
F
I
C
A Diseño Global Diseño Global
C
I
Ó Diseño
N Diseño Sw Diseño HW Pruebas Cliente
Detallado

Im
pl
em
C Integración
Impl. Sw Impl. Hw Cliente

en
O y Pruebas

ta
ci
N

ón
T
R Integración y
O Revisiones
Pruebas
L

Fig. 5.3. Documentación versus etapas de desarrollo de un proyecto

5.2.3 Documentación de diseño detallado

A. Especificación funcional
Es la base para el desarrollo de cada módulo, hardware o software. Presenta las
funciones a realizar, sin entrar en la construcción de las mismas.

También considera los requisitos de las interfaces, indicando sus funciones y


módulos que relaciona.

B. Diagrama esquemático general


Integra los diagramas funcionales de cada uno de los módulos separados; se
desarrolla a partir de la arquitectura de módulos del diseño global.
C. Diseño industrial
Es la base para la terminación del producto: tipo de materiales, tamaño, seguridad,
operatividad, disipación de calor, cableado, etc.

5.2.4 Documentación de implementación

A. Software
• Descripción detallada de los módulos.

Presenta los detalles de implementación de cada módulo o parte. Incluye las


descripciones de los datos que maneja, las secuencias de trabajo y los mecanismos
utilizados.

• Listado de programa fuente

Es el conjunto de líneas de cada programa fuente.

B. Hardware
• Descripción detallada de los módulos

Muestra los detalles de implementación de cada módulo o parte. Incluye las


descripciones de los datos que maneja, las secuencias de trabajo y los mecanismos
utilizados.

• Esquemas eléctricos

Es el esquema de cada circuito eléctrico; permite examinar las conexiones entre los
diferentes elementos del mismo. Se realiza para cada tarjeta de circuitos impresos
con sus componentes, pero se pueden agrupar varias si constituyen una unidad.

La identificación de los componentes debe corresponder con la lista de partes y el


esquema de montaje.

• Esquema de montaje

Es un plano que indica la instalación física de los componentes en una tarjeta de


circuitos impresos. Los detalles o notas para el montaje deben aparecer en este
plano.

La identificación de los componentes debe corresponder con el esquema eléctrico y


la lista de partes.
• Lista de partes

Es el documento donde aparecen registradas todas las partes necesarias para


construir el módulo o conjunto. Debe incluir el número de ítem, su descripción,
unidad, cantidad y referencia.

• Plano de cableado

Plano que indica entre qué puntos se conectan los hilos de un módulo o conjunto.
Se refiere a cables con conectores, cajas, bastidores o unidades en las que el
cableado sea una parte importante.

• Plano de circuitos impresos

Contiene la documentación con todas las artes y notas necesarias para construir
cada tarjeta de circuitos impresos. Contiene el recorrido de las pistas, huecos,
características del material y demás datos de fabricación.

5.2.5 Documentación de pruebas

A. Especificación de pruebas
Especifica el tipo de pruebas a realizar sobre las partes, módulos, conjuntos o
sistemas, sin indicar la forma concreta de realizarlas.

B. Casos de prueba
Define las pruebas concretas a realizar para comprobar los requerimientos de las
partes, módulos y conjuntos del sistema.

5.2.6 Documentación del cliente


Se entiende como cliente al destinatario de la aplicación.

A. Manual de instalación
Define los procedimientos detallados para la instalación. Incluye herramientas,
equipos de prueba y procedimientos.

B. Manual de operación
Contiene los procedimientos donde se describe cómo realizar el trabajo diario para
hacer que el sistema cumpla con los requisitos de operatividad.
C. Descripción detallada del sistema
Es el documento final que muestra los resultados del proyecto. Describe en detalle
el sistema incluyendo sus facilidades, funcionalidad hardware y software, requerimientos
ambientales, capacidades y posibilidades de ampliación, si las tiene.

5.2.7 Documentación de planificación y control

A. Plan de desarrollo
Es el plan maestro de trabajo para los diferentes organismos y personas que
intervienen en el proyecto. Señala objetivos, fechas y responsabilidades.

B. Herramientas de desarrollo
Describe las herramientas hardware y software que se utilizarán en el desarrollo
del proyecto

C. Plan de integración
Contiene las reglas para construir los subsistemas hardware y software, y su
integración (a partir de los módulos implementados previamente).

D. Plan de pruebas
Contiene la información sobre la planificación de las pruebas a realizar, los recursos
necesarios, la disponibilidad de herramientas y los equipos.

5.3 Documentación relacionada con las opciones de grado


Al final de sus estudios los estudiantes de ingeniería tienen dos alternativas de
grado: elaborar un trabajo de grado o participar como auxiliares en un proyecto
institucional de investigación. Estas alternativas promueven la formación de los
estudiantes en actividades de I+D; en cualquier caso, deben documentar su trabajo.

5.3.1 Trabajo de grado


Otorga a los estudiantes la oportunidad de aplicar conocimientos adquiridos en su
carrera para capacitarlos mejor en su desempeño profesional; los pone en contacto con
problemas de su especialidad para que colaboren en su planteamiento y/o en la búsqueda
de soluciones.

Los temas se originan en:


• Las líneas de investigación que les presentan cuestiones de interés dentro
de sus objetivos.
• Las empresas, donde trabajan los estudiantes, que desean que éstos les
presenten soluciones a problemas concretos propios de su operación,
mantenimiento, procesos, y productos o servicios que ofrezcan a sus
clientes.
• Ideas innovadoras de los estudiantes que desean crear empresas propias.

Empero, ante todo, debe destacarse que el trabajo de grado es un campo de


simulación del ejercicio profesional. En general, el estudiante trabajará en una entidad que
requiere bienes o servicios para realizar su misión, o en una empresa que produce bienes
o servicios. Una clasificación más general de las firmas revela que en esencia existen tres
clases: las que tienen como función generar bienes y servicios; las empresas
comerciales/estatales que requieren bienes y servicios para su operación normal; y las que
dictan políticas o regulan la operación y competencia de un sector productivo.

Durante su ejercicio profesional un ingeniero puede trabajar indistintamente en


cualquiera de ellas; es más, puede ofrecer sus servicios a las tres en diferentes épocas de
su vida profesional. En consecuencia, es preciso mirar con detenimiento la relación entre
las empresas que requieren y las que generan bienes o servicios; es decir, explicar de
manera somera el proceso licitatorio. La figura 5.4 muestra las principales etapas de ese
trato, que puede desglosarse así:

1. Una empresa que requiere bienes/servicios para desarrollar su actividad


principal debe iniciar un proceso interno que arranca con:

a. La definición del problema interno que afecta su operación

b. El convencimiento de que requiere nuevos bienes/servicios para


mejorar su operación y crear un proyecto con este fin

c. La definición de los objetivos general y específicos del proyecto

d. La generación de los requerimientos técnicos –características técnicas y


valores- que aterricen los objetivos. Es decir, elaborar el capítulo técnico
de los pliegos de condiciones de una licitación pública o privada
2. Con esos requerimientos –pliegos- solicita ofertas en forma pública o privada

3. Las empresas generadoras de bienes y servicios interesadas reciben la


solicitud, la analizan y la contestan; hacen ofertas técnicas que cumplan con los
requerimientos. Esas ofertas incluyen, habitualmente, el diseño global

4. La empresa solicitante, que inició el proceso licitatorio, analiza las ofertas y


selecciona la mejor. Da aviso a todos los participantes y elabora un contrato
con la firma ganadora

5. El oferente, empresa generadora de bienes y servicios, inicia el desarrollo del


producto solicitado –diseño, implementación, pruebas y documentación-, y,
cuando termina, avisa al solicitante para que realice las pruebas de aceptación

6. El solicitante hace las pruebas de aceptación del producto con base en los
requerimientos técnicos establecidos. Si son satisfactorias acepta el producto;
si no, le avisa al ofertante que debe hacer las modificaciones necesarias para
cumplir con todas las especificaciones técnicas del contrato

7. Si el proceso de pruebas fue satisfactorio se pone en marcha el producto; esta


actividad se hace en forma conjunta. La empresa solicitante recibe toda la
documentación de desarrollo del proyecto

8. Con la puesta en marcha se inicia la fase de operación del producto que,


normalmente, está a cargo del solicitante

9. Cuando se hallen problemas de operación tanto por incumplimiento de los


requerimientos contratados inicialmente como por la necesidad de incluirle
nuevas prestaciones al producto, se le solicita a la empresa oferente el servicio
de mantenimiento. Es decir, se inicia de nuevo el proceso, pero con un solo
ofertante. Este servicio puede dar pie a un nuevo contrato y a nueva
documentación

El trabajo de grado involucra a los estudiantes en este proceso. La propuesta inicial


y el anteproyecto, fases de planeación, responden al punto uno (1). La solicitud de ofertas
corresponde al punto dos (2). La recepción de la solicitud de ofertas, análisis de
requerimientos y diseño global, pertenecen a la oferta, punto tres (3). El análisis de las
ofertas recibidas, la selección del ganador y el contrato, se relacionan con el punto cuatro
(4). El diseño detallado, implementación, pruebas, documentación –incluyendo los
manuales- hacen parte del punto cinco (5). Las pruebas de aceptación hacen parte del
punto seis (6). Y la puesta en operación corresponde al punto siete (7).

Los puntos ocho (8) y nueve (9) no se presentan en el trabajo de grado, pues
exceden los objetivos del mismo.

Así que, el trabajo de grado simula el proceso licitatorio entre empresas que
necesitan bienes y servicios y aquellas que los generan. En el primer caso, se prepara a
los estudiantes para hacer el capítulo técnico de una licitación, solicitar ofertas, recibirlas y
analizarlas, y efectuar las pruebas de aceptación del bien o servicio solicitado. En el otro
caso, el estudiante se prepara para recibir pliegos de licitaciones, analizarlos, y presentar
ofertas; y, posteriormente, diseñar, implementar, probar y documentar los productos
solicitados.
Fig. 5.4 Relaciones entre empresas generadoras de bienes y/o servicios y aquellas otras que necesitan bienes
y/o servicios

5.3.2 Auxiliar de investigación


Los proyectos institucionales de I+D+i permiten acometer proyectos más
ambiciosos que se fundamenten en la certeza de la aplicabilidad de los conocimientos
elaborados y en la utilidad de los resultados de la investigación aplicada o de la
investigación básica dirigida. Los resultados utilizables se concretan generalmente en
prototipos de laboratorio, algoritmos y documentos descriptivos, que, a pesar de la certeza
absoluta de su funcionamiento, dejan margen de incertidumbre con respecto a su
viabilidad y factibilidad.

Por otra parte, estos proyectos pueden tener como propósito la obtención de
materiales, dispositivos o sistemas ajustados a especificaciones concretas y susceptibles
de producción industrial.

En ese ámbito, los estudiantes pueden participar como auxiliares en los proyectos
de investigación institucionales que hacen parte de las líneas de investigación.

Sus actividades se relacionan especialmente con la búsqueda y la recuperación de


información del área del conocimiento ligada al problema de investigación por resolver. En
ese proceso deben adquirir habilidades para reducir la cantidad de información, y hacerla
más pertinente al problema objeto. El siguiente paso es revisar los documentos obtenidos
y analizar su uso y aplicabilidad en el contexto del proyecto de investigación.

Los auxiliares de investigación también participan en la elaboración de artículos de


revisión de un tema específico. Asimismo, pueden participar en el diseño, la
implementación y las pruebas de algunas partes del proyecto.
6. CÓMO HACER PRESENTACIONES ORALES

El ingeniero no sólo tiene que hacer trabajos y escribirlos; también tiene que
realizar presentaciones orales sobre sus trabajos en diferentes escenarios, ya sea como
estudiante o como profesional. Como estudiante hace presentaciones ante sus
compañeros de clase y, además, sustenta su trabajo de grado; como profesional expone
en simposios, seminarios, congresos y juntas directivas, por ejemplo.
Pero dado que no recibe formación explícita para llevar a cabo presentaciones
orales entonces toma como ejemplo a sus profesores; de algunos aprende algo y de otros
sólo “perpetúa errores comunes y no logra el mejor provecho de sus intervenciones”
[Roselli, 1992, 1].
En este apartado se describen algunos principios básicos que se deben tener en
cuenta tanto para presentar sus trabajos en la universidad como para hacer sus
exposiciones durante el ejercicio profesional. Sin embargo, estos principios deberán
ajustarse a la personalidad del conferenciante y al evento donde hará su presentación
[Day, 1996, 140-143; Michaelson, 1990, 148-156; y Roselli, 1992, 31-38].

6.1 Diferencias entre lo escrito y lo oral


Ante todo, para preparar una conferencia, se debe ser consciente de las diferencias
básicas entre lo escrito y lo oral.
En primer lugar, debe tenerse en cuenta que un oyente aprende en forma más
lenta que un lector, ya que la cantidad de detalles que se puede asimilar en forma oral es
bastante menor, comparada con la que se puede absorber en forma escrita, pues el lector
tiene libertad para hojear el material, detenerse en los puntos que más le llaman la
atención, consultar diccionarios u otras obras, fijar su ritmo de lectura. De esta manera, si
no entiende una parte puede retomar el párrafo o capítulo y releerlo hasta comprenderlo.
Además, lo puede hacer en el sitio y en el momento deseado. Empero, en una conferencia
se depende del expositor: no se tiene tiempo de repeticiones. Si el oyente se distrae se
pierde información que ya no se podrá capturar; tampoco se pueden hacer consultas.
Asimismo, la cantidad de detalles es muy diferente. En los documentos escritos
aparecen todos los detalles del trabajo que, por el contrario, no pueden ni deben tener
cabida en las filminas de una conferencia: ni por tiempo ni por espacio. De ahí la
importancia de extractar adecuadamente el tema que se presentará en la conferencia,
siempre pensando a quién va dirigido y qué se desea obtener. Los datos que son
importantes para el expositor no lo son, a veces, para el auditorio; por eso hay que saber
qué se espera de lo que se informa.
Por otra parte, en los documentos escritos no se tiene contacto directo con el autor
mientras que en la presentación oral sí. Entonces la personalidad del expositor influye en
forma más directa en una conferencia (a favor o en contra). Además, la manera de hablar
comunica al auditorio ciertas impresiones que no se detectan en un escrito; por ejemplo,
la inflexión de la voz permite enfatizar las ideas en otra forma. Por lo demás, la audiencia
responde en forma directa ante la actitud entusiasta o aburrida del conferenciante.
Adicionalmente, la actitud de la audiencia realimenta al disertante. Así, si éste los
nota entusiasmados podrá ir más lento y suministrar más explicaciones, pero si los nota
aburridos deberá aligerar el ritmo y terminar cuanto antes.

6.2 Estructura
Toda presentación oral debe tener una estructura. La mejor guía para organizar
una presentación verbal es seguir el mismo orden lógico que se utiliza en los documentos
escritos. Así que, para un trabajo de grado se arranca del resumen y se complementa con
algunos apartes de la introducción, a saber:
• Se presenta el problema
• Se muestra el objetivo general y su alcance; de ser necesario se incluyen
los principales objetivos específicos
• Se explica cómo se resolvió el problema; se describe la alternativa
seleccionada conjuntamente con la tecnología empleada
• Se muestran los resultados logrados
• Se incluyen las conclusiones más importantes del trabajo
• Se resalta la contribución del proyecto a la solución del tema planteado

Para un trabajo en el ejercicio profesional se sigue una estructura abreviada del


paper teniendo en cuenta que los simposios, congresos, seminarios, etc., no son
publicaciones primarias. Allí se plantean ideas nuevas; también se especula. Como dice
Day (1996, 128): “Una comunicación a una conferencia debe cumplir la función de un
informe auténticamente preliminar; debe presentar y fomentar la especulación…Las
conferencias mismas sirven de foro para presentar las ideas más recientes”. En
consecuencia, la estructura debe facilitar la agilidad del discurso:
• Se plantea el problema
• Se expone la solución, sin gran detalle
• Se muestran los resultados
• Se discurre con las conclusiones

La estructura planteada parte del problema, pasa por la solución y llega a las
conclusiones. Eso es lo que espera escuchar una persona que desconoce el trabajo del
expositor.
En cualquier caso, sin importar la estructura que utilice, es conveniente que al
iniciar la exposición presente la estructura que tiene la presentación. No hacerlo es
mantener al público en suspenso como en una película de misterio, con el riesgo de que el
espectador pierda interés.

6.3 Cómo prepararse


Existen tres formas clásicas de hacer una presentación oral: leer el documento
preparado para ese fin; utilizar un conjunto de tarjetas de apoyo; o utilizar ayudas visuales
para hacer la exposición. La primera forma casi se descarta de entrada, pues el auditorio
no está compuesto de personas limitadas. Para una presentación de ingeniería, la forma
más natural es la tercera, ya que los documentos de ingeniería dependen normalmente de
figuras, tablas y fotografías que destacan los puntos básicos y, en consecuencia, los
ingenieros se sienten más cómodos en ese ambiente. [Roselli, 1992, 31-32; y Michaelson,
1990, 150-152].
Durante la preparación el conferenciante debe combinar tanto los intereses propios
como los de los organizadores de la conferencia y los de la audiencia. El expositor debe
ajustar sus propósitos a este marco de referencia independientemente del tipo de trabajo
que presente –descripción de un sistema, solución de un problema, aplicaciones de una
tecnología, etc.-. De la empatía que logre con la audiencia dependerá el éxito de la
conferencia.
6.3.1 Ayudas audiovisuales
Las ayudas visuales son fundamentales al ser lo único que ven los asistentes
(además del expositor). Por ende, se debe planear bien la selección de figuras, tablas y
fotografías especialmente preparadas para la presentación. Se debe evitar la utilización de
diapositivas de entretenimiento o con efectos especiales que distraigan a los asistentes
alejándolos del propósito principal. La exposición oral alrededor de las diapositivas exige
que la presentación de éstas esté más ligada, que se utilicen más conectores para
relacionarlas entre sí –la anterior con la presente o con la que sigue-. Por ejemplo, en
contraste con la figura anterior…en ésta se destaca…; en esta tabla se muestra…mientras
que en la siguiente…, etc. El uso de conectores ayuda a mantener la atención de la
audiencia.
Hay que ser muy cuidadosos con el orden de las diapositivas; éstas deben unir los
temas que se expondrán en forma secuencial. Además, deben ser simples y claras y estar
preparadas especialmente para la exposición. El tamaño de letra debe ser grande para
que la audiencia más lejana pueda leerlas fácilmente. Por otra parte, es aconsejable no
utilizar mayúsculas corridas pues su lectura toma más tiempo.
En este sentido Roselli [1992, 36] propone una regla sencilla: 7 por 7. “El texto no
debe sobrepasar los siete renglones, ni debe haber más de siete palabras por renglón”.
Igualmente Roselli [1992, 35] resalta: “la ayuda audiovisual más importante en
toda la conferencia es…¡usted! Su actitud, sus movimientos, mímica, gesticulación,
contacto visual, el énfasis y la entonación de sus palabras, son armas más poderosas que
cualquier video”. Sin embargo, aunque esto es muy importante, no debe cambiar su forma
de ser. Con la ayuda de una grabadora o de unos pocos amigos [ver numeral 6.3.4] usted
puede reconocer algunos de sus defectos y tratar de corregirlos, pero en esencia, debe
seguir siendo usted mismo.
Para preparar las ayudas visuales se utilizan herramientas profesionales que
apoyan su elaboración; entre las más utilizadas están Power Point, Word, Excel, y Project,
aunque existen otras.
Asimismo, es común utilizar señaladores y micrófonos para ayudarse en la
exposición, pero se deben utilizar apropiadamente; por ejemplo, se debe aprender a
encender y apagar el micrófono, a mantenerlo a una distancia fija para que el sonido se
ajuste al tamaño de la sala y no esté variando constantemente. Si el micrófono se puede
desprender de su soporte debe instruirse sobre su uso, pues facilita la separación del atril
para moverse libremente por el escenario; empero no lo utilice para señalar.
Por su parte, el señalador sirve para resaltar el aspecto de la diapositiva
relacionado con la exposición, pero su uso se debe limitar a lo estrictamente necesario. No
juegue con él, pues lo convierte en un distractor.
Además, es un error apoyarse en videos largos. Éstos exigen de una exposición
más larga que les dé cabida; por ejemplo, en un seminario. Sin embargo, el empleo de
videos de corta duración que resalten en forma inmediata un punto de la exposición tiene
un gran efecto. No obstante, el uso de varios medios debe ser dinámico; la transición
entre ellos no debe dar lugar a interrumpir la dinámica de la exposición.

6.3.2 Tiempo
La duración de una presentación verbal varía según el tipo de evento. Así, por
ejemplo, el tiempo asignado para hacer una exposición en un simposio es de 20 minutos;
para sustentar un trabajo de grado es de media hora; para un seminario es de una hora.
Pero, en contraste, el tiempo asignado para presentar un proyecto ante una Junta
Directiva se limita normalmente a diez minutos.
En consecuencia, cabe hacer hincapié en que el contenido a exponer debe ser
reducido; un gran número de ideas, por muy organizadas que estén, pueden resultar
confusas si se exponen rápidamente. Por tanto, hay que ajustar la preparación de la
presentación oral al tiempo asignado.
Por ejemplo, mientras que a la sustentación se le asignan normalmente 30
minutos, un estudiante utiliza tres semestres académicos para desarrollar el proyecto. Por
ende, no se puede tratar de plasmar todo el contenido del trabajo de grado en la
presentación oral.
Para tener éxito recuerde que usted tiene algo importante que decir sobre el tema
propuesto; por tanto, trate de comunicar ese mensaje en el tiempo asignado. Pero si
usted no tiene nada importante que decir, debe declinar la invitación a la conferencia;
lamentablemente, cuando se trata de su trabajo de grado, no puede renunciar a hacer la
sustentación.
En conclusión: tenga en cuenta que no conviene llenar de detalles su presentación.
Quien desee los detalles los podrá encontrar en el documento escrito. Las ideas a exponer
deben ser pocas y concretas, presentando detenidamente los puntos principales.
6.3.3 Público
Un aspecto a considerar es el público a quien va dirigida la conferencia; un error de
apreciación en este sentido puede ser fatal. La audiencia puede ser especializada en el
tema o ser más heterogénea. Si el público es diverso, la información debe ser más
general, definirse los términos empleados y explicar los conceptos difíciles.
De todas formas, el conferenciante está obligado a presentar los materiales clara y
eficazmente, de forma tal que el público pueda entender la información que se le
comunica y aprender de ella [Day, 1996, 142].
Por otra parte, existe una cortesía tácita entre los asistentes y el presentador. Si el
moderador de la conferencia no lo informa, el expositor propondrá el momento oportuno
de las preguntas: en cualquier instante o al final de su exposición. Esto depende del tipo
de evento; por ejemplo, en un simposio se hacen al final y en una sustentación se pueden
hacer en cualquier momento a partir de que el conferenciante haya hecho la presentación
del tema a tratar. Las normas de cortesía exigen que:
• El público esté silencioso y atento
• Las preguntas y respuestas sean corteses y profesionales
• El público pueda hacer preguntas o relacionar temas no tratados por el
expositor que amplíen la riqueza del debate

En el caso de la sustentación de un trabajo de grado, el público está compuesto


por estudiantes de pregrado que quieren obtener información sobre el tema, los jurados y
el director del proyecto que han leído el documento y esperan precisiones y aclaraciones al
mismo y los directivos y profesores interesados en el tema.
En resumen: el lenguaje, el nivel y los detalles de la sustentación deben prepararse
para este público.

6.3.4 Ensayos
La forma más fácil de llevar una presentación oral al fracaso es no haberla
ensayado antes; no importa que se tenga una alta experiencia como expositor. Por tanto,
una vez que se haya preparado la conferencia se debe ensayar en voz alta, en forma
individual o ante una audiencia reducida.
Una buena ayuda es utilizar una grabadora para reproducir su presentación. Es
muy diferente la percepción que se tiene de uno mismo al hablar que al escucharse a
través de una grabación. Es sorprendente encontrar un lenguaje mal utilizado, impreciso,
carraspeos, muletillas, voz monótona, mala dicción, etc.
Otra excelente ayuda es reunir una pequeña audiencia con algunos de sus
compañeros de curso o de sus colegas de oficina. Así podrá:
• Controlar el tiempo de exposición para ajustarse al tiempo asignado
• Visualizar la estructura básica de la presentación
• Controlar el mensaje de las diapositivas
• Controlar el lenguaje utilizado, articular bien las palabras
• Detectar las muletillas como presentador para tratar de evitarlas

También se puede practicar frente a un espejo para observar su vocalización,


gesticulación, ademanes y manías, y evitar algunos errores.

6.4 Exposición de la conferencia


El día de la conferencia debe llegar temprano con todos sus materiales listos y
ordenados -notas, CD/USB, diapositivas, documentos de apoyo y señalador-. Debe
comprobar que toda la infraestructura de apoyo esté en orden: videobeam, bombillo de
repuesto, PC, micrófono, atril, iluminación de la sala y baño. Debe fijarse en el cableado
tendido sobre el piso y en los escalones para llegar al escenario. Esto le dará seguridad
sobre los medios a utilizar y no perderá tiempo.
Usted no puede perder la oportunidad de iniciar la presentación en el momento en
que es anunciado. Por tanto, evite los problemas de último momento. Así que averigüe
con anticipación sobre la infraestructura disponible en el sitio de exposición con el fin de
evitar la incompatibilidad entre su presentación y los recursos suministrados. Pero vaya
prevenido; es una buena práctica llevar varias versiones de su exposición –mínimo dos: la
actual y la anterior-. Además, si se le facilita, lleve su propio computador e instrúyase
sobre el procedimiento para conectar el PC y el videobeam, y practíquelo.
Cuando llegue el momento se puede experimentar miedo escénico. Esto le ocurre a
casi todo el mundo y se debe fundamentalmente al temor de no estar bien preparado para
enfrentarse a la audiencia. Pero usted preparó bien su conferencia, la ensayó previamente
y corrigió los defectos hallados; también está seguro de que tiene algo que decir y que
eso es importante. Sin embargo, un poco de miedo escénico no hace daño, pues lo
mantendrá alerta.
Finalmente, al subir al escenario, mire de frente a su audiencia y muéstrese
confiado; esta actitud es contagiosa.
Vista discretamente, evite movimientos y posturas que distraigan a la audiencia.
Sea usted mismo, no actúe. Sus movimientos y su tono de voz deben ser normales pues le
ayudarán a hacer una presentación variada. Cuando presente las diapositivas no le dé la
espalda al público pues, de un lado, usted ya las conoce y, de otro, mantener el contacto
visual les da a los oyentes la impresión de que usted les está hablando directamente.

6.4.1 Lenguaje
El volumen y la entonación de la voz deben ser normales y las variaciones de
velocidad muy naturales. Esto hará que su discurso no sea tedioso sino que, por el
contrario, sea variado y haga énfasis automáticamente en los puntos que lo requieren.
Si está nervioso, inicie su conferencia en forma lenta que con el transcurso del
tiempo la velocidad se normalizará.
En conclusión, a medida que usted se compenetra con el discurso de su
presentación, instintivamente adaptará el ritmo y acomodará el tono de su voz a las
diferentes partes de su exposición. Eso lo hará de manera natural.
Asimismo, el buen uso del lenguaje lleva a evitar las muletillas, los extranjerismos y
emplear bien las palabras. También se recomienda que haga su exposición en primera
persona singular o a nombre del grupo, si existe.

6.4.2 Apertura
Ya en la conferencia hay dos puntos de vista: por un lado, el conferencista que
desea una audiencia atenta e interesada en el tema con el fin de exponer su trabajo y
resultados. Y por otro, el auditorio que confía encontrarse con un expositor claro y preciso
para aprender de él.
Cuando se inicia la presentación usted es el centro de atención de todo el
auditorio: no lo defraude. Una buena forma de empezar es ir al grano de inmediato:
definir el propósito, los puntos a desarrollar y lo que desea demostrar.
Así que una introducción debe incluir los siguientes puntos, [Roselli, 1992, 32-33]:
• La presentación del expositor -por el moderador o, si éste no lo hace, por
parte suya-
• Un breve saludo
• La presentación del contenido (el tema y cómo lo va a desarrollar)
• La motivación (¿para qué sirve esto?); trate de dar ejemplos de aplicación
práctica

Por otra parte, si tuvo tiempo y concentración para escuchar las exposiciones que
le precedieron - en un simposio o en un congreso-, trate de unir su tema con lo tratado en
las conferencias anteriores.
Asimismo, haga la introducción con las luces prendidas para establecer contacto
visual con el auditorio y, al iniciar el desarrollo del tema, no apague todas las luces.

6.4.3 Curso de la conferencia


Terminada la introducción se inicia la exposición de los puntos que planificó
desarrollar. Cabe hacer hincapié en la importancia de seguir el plan trazado, de tal forma
que se note la cohesión, la secuencia y la lógica del discurso.
La secuencia de puntos por desarrollar será semejante a la que se muestra en la
figura 6.1.
Fig. 6.1 Plan de la exposición

Es necesario recalcar que todos los puntos que se han mencionado en los otros
numerales de este capítulo se aplican aquí.

6.4.4 Cierre
Es la parte culminante de su intervención. Incluye los siguientes puntos:
• Avise que va a terminar
• Concluya sin agregar material nuevo
• Mencione las nuevas perspectivas del tema

En el cierre la audiencia espera el final de su exposición que puede tomar la forma


de un resumen, un análisis o de una o varias recomendaciones. Aquí tampoco debe
defraudar a su auditorio.
Cuando está cerca del final usted lo inicia con una frase como: para terminar, he
demostrado…; ahora resumiré…; o, en conclusión, recomiendo que…. Inmediatamente los
oyentes le prestarán atención: usted los ha alertado.
Un final débil es fatal: no debe dar la impresión de que no tiene nada más que
decir y que sólo desea agradecer la atención prestada. Así que no dude en resumir sus
resultados más llamativos y en resaltar su significado. Sin embargo, otra forma de
terminar es reconocer las limitaciones de su diseño o de sus resultados y destacar los
aspectos aún oscuros y aquellos que deben ser estudiados o desarrollados posteriormente.
Estos comentarios honestos e ingenuos apaciguan a sus críticos [Michaelson, 1990, 154-
155].

6.4.5 Preguntas
Si su presentación termina con una sesión de preguntas y comentarios, usted está
en libertad de agregar información no presentada para aclararlas. Por lo demás, usted
debió anticiparse a algunas de éstas pues esta sesión también se practica durante los
ensayos con sus condiscípulos o compañeros de trabajo.
Esta parte de la conferencia es una realimentación a su presentación: la ausencia
de preguntas puede indicarle que su exposición no era de interés para ese público en
particular o que la saturó con demasiadas ideas para el tiempo otorgado. Por otra parte,
un buen número de preguntas puede indicar que ha sido exitosa, pero también puede
implicar que la audiencia fue receptiva pese a que su documento no sea meritorio.
7. BÚSQUEDA Y RECUPERACIÓN DE INFORMACIÓN

Luego de haber precisado el problema, el ingeniero encuentra que hay que definir
las necesidades de información que permitan conocer el estado del arte de su proyecto:
¿Qué se ha hecho anteriormente? Entonces inicia los procesos de búsqueda y
recuperación de información. El primer proceso, búsqueda, es el más dispendioso de los
dos, y de él depende la calidad de la información pertinente que se allegue. El proceso se
complementa con la obtención y análisis de la información encontrada.

7.1 Búsqueda de información


La búsqueda bibliográfica responde a las necesidades de información determinadas
por el problema a resolver y tiene por objeto ubicar los documentos actualizados más
relevantes. El éxito del proceso depende de que haya una estrecha correspondencia entre
las necesidades y los resultados, para lo cual hay que precisar los criterios y exponer la
estrategia de búsqueda.

7.1.1 Definir los criterios de búsqueda


Ante todo es necesario delimitar con precisión qué es lo que se busca y cuál puede
ser el punto de partida; con este fin, se repasan los siguientes aspectos [maría pinto,
2004, www.mariapinto.es/e-coms/nece_info.htm#neinfo9]:

• Se precisa la finalidad de la información que se busca; relacionada con el


problema a resolver.
• En segundo lugar, se especifica el conocimiento que se tiene sobre el
asunto, pues rara vez se parte de cero. Dentro de un grupo de
investigación, se indaga por lo que se haya hecho al respecto, por los
documentos obtenidos de las bases del conocimiento existente o que se
elaboraron como consecuencia de proyectos anteriores, o de fases
anteriores del proyecto actual.
• Consultar, también, las obras de referencia básicas como el catálogo de la
biblioteca, los diccionarios técnicos específicos del área, las memorias de los
congresos especializados, las normas técnicas.
• Paralelamente, es aconsejable consultar con los expertos en el tema. En un
ambiente académico, este es un recurso que no se debe menospreciar.
• Fijar el plan de ruta o índice de los temas y subtemas a tratar.
• Demarcar, además, el rango cronológico de la búsqueda pues es un aspecto
crucial en los proyectos relacionados con la ciencia.
• Por último, definir cuáles son los tipos de documentos de interés: libros,
tesis, artículos de publicaciones periódicas, patentes, etc. Y, en paralelo, se
debe definir el idioma de búsqueda, teniendo en cuenta que la información
que se encuentra en español no es, normalmente, ni la más actualizada ni
tampoco la más completa.

7.1.2 Formular la estrategia de búsqueda


En primer lugar, hay que definir los términos de búsqueda –palabras clave-; éstos
se pueden mezclar en una o varias frases cortas.

A continuación, se elige la herramienta de búsqueda: base de datos o internet.


Aquí se debe tener en cuenta el acceso disponible. Según la herramienta seleccionada, se
continúa con los siguientes pasos:

A. Base de datos

• Ante todo, se trata de convertir los términos de búsqueda seleccionados en


términos del lenguaje documental (tesauros) de la base de datos.
• Se interroga a la base de datos seleccionada para obtener el número de
respuestas por cada una de las palabras significativas (número de
documentos existentes).
• Se mezclan las palabras significativas mediante los operadores lógicos de
Boole (AND, OR, NOT).
• Se hacen nuevas preguntas para obtener los resultados. Si los documentos
encontrados son muy pocos o no existen, se replantea la estrategia
agregando palabras y combinándolas con los operadores lógicos. Si, por el
contrario, hay demasiadas respuestas, se delimita la pregunta utilizando
otros operadores lógicos y eliminando palabras significativas.
Hay que tener en cuenta que cada base de datos tiene su propio buscador.

B. Internet

Se siguen los mismos pasos anteriores que se visualizaron para las bases de datos,
empero hay que tener en cuenta algunas características de internet, que pueden incidir en
la calidad de la información que se obtenga:

• Internet es un conglomerado gigantesco de recursos. La documentación


existente en ella es del orden de los billones de bytes.
• Siguiendo el símil de Mañas [José A. Mañas, Dpt. de Ingeniería de Sistemas
Telemáticos, E.T.S. de Ingenieros de Telecomunicación, Universidad
Politécnica de Madrid, 30 de junio, 1994], la internet se parece mucho a
una gran ciudad, donde las redes de comunicaciones proporcionan accesos
a los servicios que se ofrecen a los visitantes. Hay barrios interesantes y
barrios peligrosos; hay tiendas de barrio, supermercados y tiendas de lujo;
hay zonas que vale la pena visitar y otras que no; hay ciudades
universitarias y parques tecnológicos, etc.
• A diferencia de una ciudad, la internet se puede recorrer cómodamente
desde casa.
• La internet es abierta y voluntaria; de ahí su éxito y su debilidad. Éxito:
porque al no ser de nadie, todo el mundo la considera un poco suya y hace
aportes. Debilidad: porque tiene poco orden y la calidad no es homogénea.
Además, hay que tener en cuenta que en internet existen varios buscadores, como
Google y Copérnico, por ejemplo.

C. Ejemplo

Se supone que el proyecto a trabajar tiene como problema la posible incidencia de


las radiaciones emitidas por la telefonía celular en la salud humana, concretamente, en la
posibilidad de que produzca cáncer.
También se supone, que no se tiene conocimiento al respecto y que se trata de
allegar información para conocer el estado del arte relativo al problema. Es decir, se
presume que es un macroproyecto que se quiere acometer y que su primera fase es
averiguar el estado del arte del problema mencionado.

En primer lugar, se inicia la definición de los criterios de búsqueda:

• En la biblioteca universitaria se encuentran algunos libros básicos sobre


electromagnetismo y telefonía celular que permiten aclarar los
conocimientos básicos del funcionamiento de los celulares de tercera
generación; las generaciones anteriores no interesan. De allí se extraen
datos específicos, en caso que se requiera desarrollar un simulador; empero
este no es el problema actual.
• Se busca con la Comisión Reguladora de Telecomunicaciones, CRT, la
normatividad que rige en el país y se obtiene el estudio realizado por la
Universidad Javeriana en el 2000 [Proyecto de marco regulatorio sobre los
límites de la exposición humana a campos electromagnéticos en servicios
de telecomunicaciones, CRT, Informe Final, Universidad Javeriana, agosto
30 de 2000]; este estudio se fundamentó en el documento de la ICNIRP
[Guidelines for limiting exposure to time varying electric, magnetic and
electromagnetic fields, up to 300 GHz].
• Al consultar con los profesores expertos en el tema, ellos sugieren enfocar
la búsqueda teniendo en cuenta los estudios epidemiológicos, con animales
y con células.
• Dado que es un estudio relativo a la ciencia, se considera pertinente sólo la
información de los últimos cinco años; a partir de enero de 2005.
• Además, se estima que la fuente principal serán los estudios de
investigación publicados en revistas especializadas. No obstante, en esta
primera etapa se podrán consultar otros documentos como conferencias.

Ahora se establece la estrategia de búsqueda:

• El primer paso es definir los términos de búsqueda o las palabras clave que
pueden servir para buscar la información. Rápidamente, surgen algunas
como candidatas: electromagnetismo, salud, telefonía celular, radiaciones
no ionizantes, estudios epidemiológicos, estudios in vivo –con animales-,
estudios in vitro –con células- y cáncer.
• En segundo lugar, se decide utilizar la internet como herramienta de
búsqueda, pues no se conocen, en este momento, bases de datos que
tengan información al respecto. Adicionalmente, se utilizará a google como
buscador.
• El español será el lenguaje de búsqueda, aunque se espera que los
documentos que se obtengan estén en otros idiomas, especialmente en
inglés.
En la tabla 7.1 se muestran los resultados obtenidos con cada palabra primaria.

Tabla 7.1 Resultados de búsqueda por cada palabra clave

Palabra clave Resultados


Electromagnetismo 1.050.000
Salud 54.500.000
Telefonía móvil 38.100.000
Radiaciones no ionizantes 920.000
Estudios epidemiológicos 2.180.000
Estudios in vivo 2.080.000
Estudios in vitro 1.740.000
Cáncer 503.000.000

Los resultados de la tabla 7.1 indican que, aisladamente, esas palabras no dicen
mucho; es necesario acotarlas combinándolas entre sí.

Una opción es mezclar algunas palabras con telefonía celular y riesgo de tumores,
como se muestra en la tabla 7.2, primera parte, cuya cantidad de resultados ha
disminuido considerablemente, pero sigue siendo alta. En consecuencia, en la segunda
parte, se restringen los resultados sólo a los foros; se eliminan las búsquedas en videos,
noticias, blogs y libros.
Tabla 7.2 Resultados de búsqueda por cada palabra clave

Palabra clave Resultados


Estudios epidemiológicos + telefonía móvil + riesgo de tumores 63.000
Estudios in vivo + telefonía móvil + riesgo de tumores 125.000
Estudios in vitro + telefonía móvil + riesgo de tumores 29.100
Estudios epidemiológicos + telefonía móvil + riesgo de tumores, 34
sólo en foros
Estudios in vivo + telefonía móvil + riesgo de tumores, sólo en foros 87
Estudios in vitro + telefonía móvil + riesgo de tumores, sólo en foros 15

Analizando los 34 y los 15 resultados en foros al considerar: estudios


epidemiológicos e in vitro, surgen algunos datos interesantes, a saber:

• Aparece citado el proyecto Interphone del que se extrae que es un proyecto


coordinado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer
(IARC) en el que participaron 13 países: Alemania, Australia, Canadá,
Dinamarca, Finlandia, Francia, Israel, Italia, Japón, Nueva Zelandia,
Noruega, Suecia y el Reino Unido. El proyecto empezó en el 2000 y se
enfocó especialmente en la búsqueda de cáncer en la cabeza y la nuca,
áreas de alta exposición durante las comunicaciones; se consideraron los
usuarios adultos con uso del celular en un período entre 5 y 10 años. El
estudio incluyó 6.420 casos y 7.658 de control. Se puede acceder a cada
uno de los estudios realizados. No se tiene el resultado final del estudio.
• Emerge también el proyecto Réflex, en que participaron doce laboratorios
de siete países europeos. “El proyecto buscaba llevar a cabo ensayos
intensivos, para someter in vitro a diferentes sistemas celulares humanos
aislados (fibroblastos, linfocitos, monocitos, melanocitos y células
musculares) a toda una gama de variables electromagnéticas. En una
segunda etapa, las muestras fueron sometidas a un examen atento para
observar si las radiaciones habían implicado efectos genotóxicos y
fenotípicos a nivel celular, considerados generalmente como susceptibles
de conllevar patologías cancerosas y/o neurodegenerativas”. [Réflex,
2005]. El proyecto cubrió el espacio de tiempo entre el 2000 y el 2004.
• Aparecen algunas entidades relacionadas con el tema: la Organización
Mundial de la Salud, OMS, y su proyecto CEM; la Comisión Internacional
sobre la Protección contra las Radiaciones No Ionizantes, ICNIRP; el foro
de fabricantes de celulares, MMF.
• Hay estudios cuyos resultados indican que se puede producir cáncer y otros
muestran que no.
Así, de una forma rápida se han encontrado dos filones de oro: los proyectos
Interphone y Reflex directamente relacionados con el tema de estudio. Además, se han
encontrado tres entidades relacionadas con el problema: OMC, ICNIRP y MMF.

No obstante los resultados anteriores, surge una inquietud: ¿existen conferencias


internacionales recientes que traten el tema? Si se consigue información relacionada, se
podrá dar por terminada la búsqueda de información inicial. Así, se averigua si entre las
revistas de IEEE existe alguna relacionada con la búsqueda.

• Al indagar por el descriptor IEEE, Google entrega varias opciones. Llama la


atención la opción: ieeexplore.
• Al averiguar con ese descriptor se encuentran 5.300.000 resultados, pero el
segundo resultado muestra: Browse Journal & Magazines, que es
exactamente lo que se busca.
• En esa entrada se indaga por las revistas que traten el tema de biología y
se encuentran tres resultados (Computational Biology and Bioinformatics;
Engineering in Medicine and Biology, publicada por la IEEE Engineering in
Medicine and Biology Society; y Systems Biology). Se averigua más sobre
la segunda revista.
• El EMB magazine permite conocer el contenido del último ejemplar,
diciembre 2009, pero los temas tratados, títulos y resúmenes, muestran
que aunque nos acercamos no estamos bien orientados.
Sin embargo, el ejercicio anterior da una pista: ¿por qué no buscar por sociedades?
Y más concretamente, sociedades relacionadas con la biología y el electromagnetismo
(¿Bioelectromagnetics Society?):

• Al inquirir en Google se encuentran 71.800 resultados, pero al revisar la


primera página aparecen dos entradas interesantes: Bioelectromagnetics
Society, BEMS, que indica que es una organización de científicos, biólogos y
físicos, médicos e ingenieros interesados en las interacciones de las
radiaciones no ionizantes con sistemas biológicos; por otra parte, también
aparece Bioelectromagnetics Society (BEMS) Proceedings, que entrega
cuatro documentos:
o Bioelectromagnetics Society and European Bioelectromagnetics
Association. Joint Meeting, 2009. Abstract Collection.
Held 14-19 June 2009, Davos, Switzerland.

o Bioelectromagnetics Society Annual Meeting. 29th 2007. Abstract


Collection.
Held 11-15 June 2007, Kanazawa, Japan.

o Bioelectromagnetics Society Annual Meeting. 30th 2008. Abstract


Collection.
Held 8-12 June 2008, San Diego, California.

o Bioelectromagnetics Society Annual Meeting. 28th 2006. (Abstracts).


Held 11-15 June 2006, Cancun, Mexico.

Llama la atención la conferencia conjunta realizada con la Asociación Europea de


Biolectromagnetismo (EBA), pues los proyectos Interphone y Réflex han surgido por
iniciativa europea. Así que se busca ese documento y se encuentra otra joya, de una
conferencia reciente, que trata el tema objeto del proyecto. En consecuencia, ya se
dispone de información suficiente para iniciar el análisis de cada uno de sus documentos.

7.2 Recuperación de información


Una vez que se ha obtenido el listado de documentos se encuentra la disyuntiva de
separar aquellos estudios relacionados con el problema de aquellos otros que no lo están.
Empero, en este punto se dispone, normalmente, sólo de los títulos y resúmenes de los
estudios. Obtener el documento completo de cada estudio cuesta, pues la mayoría de las
revistas y bases de datos cobran por esa información. En consecuencia, se hace necesario
hacer una primera selección a partir de la información disponible, pero sin que se pierda la
información de los estudios que se dejan de lado, pues éstos se pueden necesitar más
tarde. Aquí se sugiere documentar el proceso, como se muestra en la tabla 7.3.
Tabla 7.3 Selección de documentos

Título Selección Resumen Selección

Primer título Sí 1er Resumen Sí

Segundo título Sí 2º Resumen Sí

Tercer título Sí 3er Resumen No

Cuarto título Sí 4º Resumen Sí

Quinto título No 5º Resumen No

Sexto título Sí 6º Resumen No

Séptimo título Sí 7º Resumen Sí

Octavo título No 8º Resumen No

Noveno Título Sí 9º Resumen No

Décimo título No 10º Resumen No

En el ejemplo de la tabla 7.3 se supone que se tiene el título y el resumen de diez


artículos. A partir de esa información se inicia el proceso de selección de la documentación
que se requiere para conocer el estado del arte del problema objeto de estudio.

Cuando el número de artículos es grande, la primera selección se hace a partir del


título; si éste nos convence, se pasa a leer el resumen para confirmar la primera
apreciación. Si el título no convence, entonces se descarta el artículo y ya no se lee el
resumen; es un documento eliminado. En el ejemplo anterior, se muestra que a partir del
título aparecen siete documentos opcionados, sólo se descartaron tres. En el segundo
paso, se leen los resúmenes de los siete documentos que pasaron el primer filtro; a partir
de la lectura de los resúmenes se eliminan dos artículos. En consecuencia, sobreviven
cinco documentos.

En ese punto es necesario disponer de los documentos seleccionados, es decir, se


requieren los artículos completos; pero algunos de ellos tendrán un precio. Esa fue la
razón por la cual se hizo la selección anterior, pues se podría haber adquirido todos los
documentos. Sin embargo, se habrían gastado recursos en cinco documentos que no son
de interés.

Si se pertenece a un medio académico, es normal, que se busque el apoyo de la


biblioteca universitaria pues es posible que algunos de los documentos estén dentro de las
colecciones de la biblioteca, en cuyo caso no se hacen erogaciones innecesarias. Por otra
parte, las bibliotecas tienen un servicio de búsqueda de artículos que ayuda a ubicarlos en
otras bibliotecas universitarias o en otras bases de datos. Así, si existen convenios
interinstitucionales, se podrán conseguir algunos artículos sin costo alguno; en los otros
casos, se obtiene información de su disponibilidad y costo.

Una vez que se han obtenido los documentos solicitados, se sigue un


procedimiento de selección rápida para conocer su mayor o menor pertinencia respecto al
problema. Es decir, con el proceso anterior, títulos y resúmenes, se descartaron aquellos
documentos que, en primera instancia, no son de interés. Empero, ahora el problema es
averiguar la mayor o menor pertinencia de los artículo completos que se han adquirido.
Con este fin, se sigue el siguiente procedimiento de lectura:

• En primer lugar, se lee la introducción de cada uno de los artículos para


constatar su pertinencia, y se descartan aquellos que no lo son.

• A continuación se leen las conclusiones de los documentos que continúan y


se señala su pertinencia.

• Finalmente, se lee el capítulo de desarrollo de los documentos


sobrevivientes.

Este proceso indica, en primer lugar, que a pesar de la selección efectuada es


posible que se hayan colado documentos no relacionados con el problema. En segundo
lugar, se pueden clasificar por su mayor o menor conformidad para proseguir con la
lectura del capítulo de desarrollo donde se encuentra la mayor cantidad de información.
Tabla 7.4 Selección y prioridad de lectura de los artículos seleccionados

Título Introducción Conclusiones Desarrollo Prioridad

Primer título Sí Sí Sí Segundo

Segundo título Sí No No

Tercer título No No No

Cuarto título Sí Sí Sí Primero

Quinto título Sí Sí Sí Cuarto

Sexto título Sí Sí Sí Tercero

Séptimo título No No No

En el ejemplo de la tabla 7.4 se nota que al leer la introducción de esos siete


documentos se encuentran dos que no coinciden con las expectativas creadas y, por ende,
se eliminan. A continuación, al leer las conclusiones hay otro artículo que queda eliminado.
Finalmente, se leen completamente los artículos seleccionados y se fija su prioridad según
el problema objeto. Es decir, se trabaja primero con aquellos que llenan más las
expectativas creadas.

Al leer completamente cada artículo seleccionado, también se efectúa su análisis.


Pero este ya es tema del siguiente capítulo: Guía para analizar documentos.
7. CÓMO ELABORAR UN ARTÍCULO PARA REVISTA

Al final del trabajo de grado los estudiantes de ingeniería de la Universidad El


Bosque deben entregar un artículo para la revista de ingenierías. Ahí presentan su trabajo
de grado a un público más amplio y con intereses diferentes a su director y jurados.

En este proceso los estudiantes hacen sus primeros pinos para elaborar
manuscritos con destino a una revista. Empero en su vida profesional continuarán
realizando este tipo de escritos. Por tanto, deben aprender cómo realizar un artículo para
una revista.

Ante todo deben escoger el tipo de revista en que desean publicar. Aquí se
considera el renombre de la publicación seriada y el tipo de público –lectores- a que se
destina el artículo. A continuación, se elabora el documento, se lo remite al editor, quien
lo somete al arbitraje de los pares y, si es aceptado, se publica.

Con el fin de ayudar en la selección de la revista, Colciencias (Publindex, 2008)


establece criterios para analizar la calidad de una publicación seriada: calidad científica,
calidad editorial, visibilidad y accesibilidad. Donde la calidad científica toma en cuenta: a)
La organización académico-administrativa: editor, composición y calidades del comité
editorial y del comité científico, del grupo de árbitros y de los autores; y b) La calidad de
los documentos publicados y los procesos de su evaluación y certificación. En
consecuencia, si el autor tiene posibilidad de escoger la revista de publicación, es mejor
que ésta esté indexada.

Igualmente, dentro del tipo de artículos a publicar en una revista, Colciencias


considera los siguientes:

• Artículo de investigación científica y tecnológica:


Documento que presenta, de manera detallada, los resultados
originales de proyectos terminados de investigación. La estructura
generalmente utilizada contiene cuatro apartes importantes: introducción,
metodología, resultados y conclusiones.
• Artículo de reflexión:
Documento que presenta resultados de investigación terminada
desde una perspectiva analítica, interpretativa o crítica del autor, sobre un
tema específico, recurriendo a fuentes originales.

• Artículo de revisión:
Documento resultado de una investigación terminada donde se
analizan, sistematizan e integran los resultados de investigaciones
publicadas o no publicadas, sobre un campo en ciencia o tecnología, con el
fin de dar cuenta de los avances y las tendencias de desarrollo. Se
caracteriza por presentar una cuidadosa revisión bibliográfica de por lo
menos 50 referencias.

También enumera otros artículos con menos pretensiones como:

• Artículo corto
• Reporte de caso
• Revisión de tema
• Cartas al editor
• Editorial
• Traducción
• Artículo de reflexión no derivado de investigación.
• Reseña de libro

Para el caso de los estudiantes de ingeniería de la Universidad El Bosque, el


artículo tiene como destinataria a la Revista de Tecnología. Por tanto, la elección ya ha
sido hecha: se ha escogido la revista y el público destinatario. Ahora deben elaborar el
documento. Con este fin, deben conocer las normas y políticas editoriales de la revista, la
estructura del artículo, el orden de elaboración de los apartados y el contenido de cada
uno de ellos. Después vendrá la remisión al editor, su estudio y aceptación, y, finalmente,
la publicación del artículo.
8.1 Normas y políticas editoriales de la revista
En los números de la Revista de Tecnología aparecen sus políticas editoriales.
También existe un documento con las instrucciones para elaborar el artículo que sigue en
esencia los lineamientos del IEEE. Este documento se encuentra en la página web
http://www.sistemasunbosque.edu.co de la Universidad.

El primer paso que se debe dar es informarse sobre las políticas editoriales y las
normas que deben seguirse, pues los autores deben acogerse a lo exigido por los editores.
En esas normas se encuentran, entre otros, los tipos de documentos admitidos,
información sobre los autores, el proceso de selección por el Comité Editorial y la
evaluación y certificación del artículo por pares académicos. También existen
especificaciones técnicas que incluyen la forma de entrega, características tipográficas,
numeración, viñetas, tablas y cuadros, figuras y fotografías, referencias bibliográficas y
partes del artículo, entre otros.

El conocimiento y asimilación de toda esa información es importante para iniciar un


proceso que pueda ser exitoso. En este capítulo se hará énfasis en la estructura y
elaboración de los apartados del artículo, que según las normas editoriales debe incluir:
resumen, introducción, desarrollo temático, conclusiones y referencias bibliográficas.

8.2 Generalidades del artículo


En esencia, el artículo tiene una estructura que consta de tres capítulos:
introducción, desarrollo temático y conclusiones que se complementan con un resumen y
con las referencias bibliográficas.

Ahora bien, si se compara esa estructura con la del artículo científico y con la de un
paper se nota que el artículo científico tiene una estructura de cuatro capítulos y el paper
una de tres. En el artículo científico –introducción, métodos, resultados y conclusiones- y
en el paper –introducción, desarrollo y conclusiones-. Existe cierta similitud en sus
estructuras pero hay diferencias notorias en cuanto al objetivo básico del trabajo que
soportan puesto que el artículo científico busca el avance del conocimiento; el paper tiene,
en general, más connotaciones de tipo tecnológico –aunque toca también aspectos de
investigación-. Por su parte el artículo para revista de los estudiantes de pregrado toca, en
el mejor de los casos, aspectos de innovación aunque éstos están lejos de su aplicación
industrial.
En forma muy simple se puede decir que en el artículo científico, (Mackerle, 6) y
(Day, 1996, 8-46), la introducción trata del problema estudiado, los métodos indican la
forma como se estudió el problema, los resultados indican los hallazgos o resultados
obtenidos, y la discusión analiza el significado de esos resultados. Haciendo un paralelo
con la estructura del artículo para la Revista de Tecnología se puede concluir que las dos
primeras partes –introducción y métodos versus introducción y desarrollo temático- casi
coinciden, en este nivel de generalidad. Pero la estructura de la revista de ingenierías no
incluye explícitamente la sección de resultados. En consecuencia las conclusiones del
artículo para la Revista de Tecnología deben incorporar los resultados y su discusión,
cuando aplica. Así, se podría decir que éste contiene la misma información que un artículo
científico; la diferencia está en el nivel del contenido y de sus objetivos.

Si se mira más de cerca el paper (Michaelson, 1990, 31-56) se tiene que éste parte
de una introducción, continúa con la parte de desarrollo organizada, llega a la sección de
conclusiones donde realiza la discusión de los resultados. La introducción incluye el
problema, sus antecedentes y la aproximación del autor a la posible solución. Para el
orden u organización de desarrollo se escoge el tema principal que orienta a la sección
principal, que se apoyará en otras secciones menores o complementarias; aquí se halla el
grueso del trabajo. La sección de conclusiones resume los resultados y su significado
tomando en cuenta los trabajos previamente desarrollados; también presenta los aspectos
positivos y negativos del trabajo, lo que la solución puede hacer y lo que no puede hacer;
a veces se incluyen las alternativas de solución al problema de ingeniería planteado y las
razones que llevaron a la alternativa seleccionada. Si se hace una comparación con el
artículo para la revista de ingenierías se tiene, a nivel general, que la última parte del
artículo para la revista debería contener los puntos del paper para que su contenido
general fuese similar. Las diferencias –entre el paper y el artículo para la revista- estarían
también en los contenidos específicos internos y en los objetivos.

En consecuencia, se debe definir bien el contenido de cada una de las secciones


del artículo para la revista de ingenierías para ajustarlos, de tal forma que incluyan los
resultados y su discusión, cuando aplica.

En la tabla 8.1 se puede ver el resumen de los diferentes tipos de artículos.


Tabla 8.1 Estructura de los diferentes tipos de artículos

TIPO DE ARTÍCULO
Cie ntífico Pape r Re vista de inge nie rías
Resumen Resumen Resumen
Introducción Introducción Introducción
Métodos Desarrollo Desarrollo temático
Resultados
Conclusiones Conclusiones
Discusión
Referencias Referencias
Bibliográficas Bibliográficas Referencias Bibliográficas

Ahora bien, cuando el estudiante va a escribir el artículo para la revista, el trabajo


de grado ya está terminado. El objetivo de éste era el aprendizaje de una metodología
para plantear un problema y el desarrollo de su solución como parte de la formación del
estudiante para poderse graduar; el documento de grado también hace parte de esa
metodología. Sin embargo, las motivaciones para escribir el artículo para la revista son
diferentes; aquí ya se busca el reconocimiento de sus pares. Por tanto, la orientación del
documento debe ajustarse a la estructura fijada por los editores de la revista.

También debe tenerse en cuenta el público a quien va dirigida la Revista de


Tecnología: ingenieros no sólo de la Universidad El Bosque, sino de otras universidades
del país con las que se intercambian revistas académicas. El público ha cambiado; ya no
está compuesto por los jurados y el director del trabajo de grado.

Por lo tanto, al sentarse a redactar el artículo para la revista se deben tener


siempre presentes la motivación nueva y el público nuevo.

En forma complementaria, se debe notar que los diferentes apartados de la


estructura del artículo para la revista se pueden escribir en secuencia; esto se refiere al
resumen o abstract en concreto. Como el trabajo ya está terminado, ya no será lo último
que se escribe; se puede escribir de primero. De hecho al elaborar el plan de trabajo, se
escribe junto con la introducción y la tabla de contenido, antes del desarrollo temático.
8.3 Contenido del artículo
Ya se mencionó que la estructura del artículo contiene tres secciones: introducción,
desarrollo temático y conclusiones, que se complementan con el resumen y las referencias
bibliográficas.

Estas son las secciones principales pero no se conoce en forma explícita el


contenido interno de cada una. En consecuencia, lo primero que se debe hacer es elaborar
el plan de trabajo o tabla de contenido del artículo; su hoja de ruta. Es decir, se debe
planear la escritura del artículo.

En este punto hay que tener en cuenta que, para desarrollar el documento de
grado, los estudiantes recibieron la estructura de los distintos documentos, y se les explicó
cuál debía ser el contenido de cada uno de sus apartados. Por otra parte, se les inculcó
como parte de la metodología, que el dispositivo/sistema se desarrolla en paralelo con los
documentos. Pero ahora, al ir a redactar el artículo para la revista, sólo reciben la
estructura básica del documento y, por otra parte, el sistema ya está concluido. ¿Qué
hacer? ¿Un resumen del trabajo de grado? ¿Reescribir todo el artículo? Cualquiera que sea
el camino que se tome se debe tener presente el nuevo escenario.

Para planear el artículo se deben tener en cuenta los intereses de los lectores, los
resultados que se expondrán y su forma de presentarlos. Ese plan de trabajo, como dice
Umberto Eco (1996, 137-146), cambiará durante el proceso pero es mejor iniciar el
camino con una ruta preestablecida a no tener ninguna.

Se debe hacer hincapié en que los objetivos del trabajo de grado permanecen; son
los mismos tanto para el documento del trabajo de grado como para el artículo de la
revista. Las motivaciones para escribir el artículo cambiaron; el público también cambió.
Esas nuevas motivaciones son las que lo ayudan a reorientar la presentación del material
para sus nuevos lectores.

En general, para elaborar el plan de trabajo del artículo para una revista deben
considerarse los siguientes ítems:

• Tratar el tema en forma apropiada para ajustarse a la revista escogida.


• Limitar la longitud del artículo de acuerdo con las políticas editoriales de la
revista.
• Hacer énfasis en los criterios de la revista/editor.
No existe una mejor forma de organizar el artículo. Se debe tener imaginación para
organizar la información del trabajo de grado, de acuerdo con los intereses de los lectores
y las motivaciones propias. Sin embargo, para organizar la información, trate de contestar
las siguientes preguntas propuestas por Michaelson (1990, 23):

• ¿Cuáles son las ideas principales que quiere presentar en el documento?


• ¿Cuáles ideas sirven de apoyo a las principales?
• ¿Cuáles detalles se deben incluir?
• ¿En dónde debe estar el énfasis del artículo? ¿En los datos, en el diseño, en
la aplicación, en las recomendaciones, etc.?
• ¿Cuál es la longitud del documento?
• ¿Qué figuras y tablas se deben incluir?

Después de contestar esas preguntas ya se puede hacer un primer borrador de la


tabla de contenido. Sin embargo, para que ésta le sirva de orientación debe desagregarla
hasta el tercer nivel, por lo menos; esto no es difícil, pues ya se tiene el primer nivel –la
estructura del artículo-.

La tabla de contenido ayuda a determinar el orden lógico de la información y a


aclarar el pensamiento. Esto es especialmente válido en cuanto se refiere a la sección
principal: desarrollo temático. No obstante, la tabla de contenido debe ser flexible; se
ajusta a medida que se elabora el manuscrito. El borrador inicial de la tabla de contenido
no es una camisa de fuerza, es sólo una guía.

A manera de ejemplo, una propuesta de diseño novedosa, en su momento, de un


sistema de conmutación telefónica, podría haber presentado el siguiente esqueleto de una
tabla de contenido:

RESUMEN

1. INTRODUCCIÓN
a. Tendencias de diseño del control en las centrales telefónicas
b. Necesidad de mejorar la eficiencia del sistema
c. Nueva enfoque de diseño –control distribuido-
2. DESARROLLO TEMÁTICO
a. Teoría del control distribuido
i. Principio de uso de etapas múltiples
1. Uso de microprocesadores
2. Jerarquía del sistema
3. Comunicación entre etapas
ii. Subsistemas
1. Subsistema de abonados
2. Subsistema de control
3. Subsistema de señalización
iii. Límites teóricos
1. Cantidad de abonados
2. Capacidad de tráfico
3. Capacidad de rutas
b. Características de operación
i. Disminución del bloqueo interno
ii. Rutas alternativas
iii. Bloqueo limitado de abonados en caso de falla de una etapa
iv. Flexibilidad del sistema
3. CONCLUSIONES
a. Significado de los conceptos
b. Eficiencias del sistema
c. Limitaciones del diseño
d. Reducción de costos
e. Aplicabilidad
4. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

En el esqueleto anterior se respetaron las secciones del artículo fijado por los
editores de la revista de ingenierías.

Una vez elaborado el borrador de la tabla de contenido del artículo, ya está listo
para iniciar la escritura del documento.
8.4 Resumen
El objetivo del Resumen es condensar el artículo. Al redactarlo, se debe tener en
cuenta que los lectores no saben nada del trabajo realizado y leen el Resumen para ver si
les interesa el documento. Es más, la mayoría de los lectores sólo leerá el Resumen. Por
tanto, éste debe considerarse como una alternativa al documento, no como una
introducción. Como dice Umberto Eco (1996, 141), un buen resumen le debe dar al lector
la sensación de conocer el trabajo sin haberlo leído.

Un Resumen debe informar, ser concreto y autosuficiente. Debe contener la


información en forma concentrada. Aquí se debe evitar la información complementaria
para exponer solo la sustancia fundamental del trabajo; esto requiere trabajo.

Un Resumen bien elaborado debe orientar a los lectores indicándoles el problema o


propósito del trabajo, explicándoles cómo se solucionó y el resultado principal del trabajo.
La solución del problema puede ser el método, la técnica de diseño, la mejora de un
dispositivo, el esquema de pruebas, etc., según el trabajo.

En el Resumen se debe utilizar un lenguaje familiar, claro y conciso que llegue en


forma directa al posible lector. Por tanto, se deben omitir las siglas y abreviaturas poco
conocidas.

Por otra parte, el tamaño del Resumen lo define el editor de la revista. Sin
embargo, éste no excede las 150 palabras e incluso puede ser más corto. Por tanto, se
debe evitar la verbosidad; cada palabra utilizada debe sopesarse cuidadosamente.

No debe olvidarse que quienes están interesados en buscar información específica


acuden normalmente a los servicios especializados de búsqueda bibliográfica, que prestan
ese servicio a partir de los resúmenes. Algunos de estos servicios lo hacen a partir de las
palabras clave y otros lo hacen a partir de todo el resumen. Por eso se recomienda incluir
máximo cinco palabras clave o descriptores primarios en el resumen que ayudarán a esos
servicios bibliográficos.

Tanto Day (1996, 28-30) como Michaelson (1990, 31-34) proponen hacer un
resumen informativo, que muestre en forma sucinta el trabajo, sin interpretaciones. Es
decir, que el resumen sea una versión reducida del artículo.
En consecuencia, desde el punto de vista de ingeniería, el resumen de tipo
informativo debe contestar tres preguntas básicas:

• ¿Cuál era el problema?


• ¿Cómo se resolvió?
• ¿Qué resultados se lograron?
• E incluir la conclusión más relevante del trabajo.

Este tipo de resumen les permite a los lectores mantenerse al día en su campo de
acción sin necesidad de leer todo el documento. Pocos lectores o ninguno leerán el
documento completo porque o bien no tienen tiempo o no están interesados.

Sin embargo, para un artículo de revisión, Michaelson propone utilizar un resumen


descriptivo en cuanto a que los lectores necesitan un mapa de ruta que los oriente. (Ver
sección 3.1).

8.5 Introducción
No debe confundirse con el Resumen. La Introducción es independiente de éste y
se escribe como si el Resumen no existiera.

Una de las principales dificultades que tiene el escritor del artículo es la percepción
del nivel de conocimientos de sus lectores; éste depende de la revista seleccionada para
publicar el artículo. Para llenar ese vacío se deben leer las políticas editoriales de aquella y
hojear algunos de los números más recientes para tratar de conocer a los lectores. En el
caso de la revista de ingenierías el público son los ingenieros y estudiantes de las
universidades del país con programas similares.

Sin embargo, este es un punto álgido para los escritores. Para Michaelson (1990,
37) es la sección más difícil de preparar puesto que “para los lectores con buen
conocimiento del tema, una exposición minuciosa puede parecer condescendiente e
inapropiada; para otros, menos experimentados, poca información puede hacer que el
propósito del artículo sea incierto”.

Hay que hacer hincapié en que la Introducción se escribe al menos en dos


momentos diferentes:

• Por primera vez cuando se está elaborando el plan de trabajo del artículo
• Por última vez, cuando se han elaborado el Desarrollo temático y las
Conclusiones.
Así, la primera vez se redacta teniendo en cuenta lo que se intenta hacer en el
documento; la última, según lo realizado. Eco (1996, 137-146) lo dice en forma más
explícita: “…la introducción habrá que ser continuamente reescrita según avance el
trabajo. Así es como se hace… La introducción final será diferente a la inicial. Es lo normal.
Si no fuera así, significaría que toda la investigación efectuada no os ha proporcionado
ninguna idea nueva”.

En la Introducción se debe guiar al lector indicándole el propósito del artículo y


definiendo el problema que dio origen al proyecto. También se deben describir los
antecedentes del problema y los aportes hechos por otros. Asimismo se debe explicar
cómo este trabajo contribuye a llenar algunas necesidades; manifestar su utilidad e
importancia.

La Introducción presenta al lector la columna vertebral del documento y, como tal,


debe contener, al menos, los siguientes puntos:

• Ante todo debe quedar claro el problema y su alcance; si éste no se define


en forma concisa, razonable y comprensible, los lectores ya no se
interesarán por el resto del documento.
• En segundo lugar se debe hacer una revisión de los antecedentes, es decir,
de la bibliográfica centrada en el problema. Ésta debe incluir en forma
concisa tanto los fundamentos teóricos que soportan la solución del
problema como la tecnología relacionada con productos, preferiblemente
comerciales, que den una respuesta al problema planteado.
• A continuación se deben exponer las alternativas de solución visualizadas y
especificar la seleccionada, conjuntamente con la tecnología empleada.
• Asimismo se deben mencionar los principales resultados obtenidos
• Y, en último lugar, presentar la conclusión o conclusiones principales, que
se desprenden de los resultados.
La estructura planteada va del problema a la solución; es tan importante para los
lectores que es conveniente que haya cierta redundancia con el Resumen.

Como dice Day, (2003, pp 31-33), los temas “deben presentarse de forma que el
lector comprenda cuál era el problema y cómo se trató de resolverlo”.

Finalmente, cabe recordar que no todos los lectores serán de la misma especialidad
que los autores. En consecuencia, la Introducción es el lugar más apropiado para colocar
los principales términos y las abreviaturas especializadas que se vayan a utilizar en el
documento.

8.6 Desarrollo temático


En este punto del artículo ya se tienen la tabla de contenido, el Resumen y la
Introducción. Es decir, se tiene el plan de trabajo.

De la tabla de contenido se toman los subtítulos de la sección de Desarrollo


temático para redactar sus contenidos. Sin embargo, este borrador es sólo una guía para
iniciar la construcción del documento que se irá ajustando a medida que se escribe.

El Desarrollo temático es la parte principal del artículo. A medida que se va


escribiendo cada parte se le ocurrirán nuevas ideas para complementar o modificar la
tabla de contenido inicial. Esto es normal, pues el proceso de escribir es dinámico.

En el caso los estudiantes que hacen un artículo para la revista sobre su trabajo de
grado, ya disponen del documento completo del proyecto con mucha información valiosa y
detallada. Por tanto, el principal problema que encuentran está en la orientación que se le
quiere dar al material existente dentro del artículo.

Una de las partes claves para afinar la estructura del Desarrollo temático es la
selección de buenos títulos para las secciones y las subsecciones. La búsqueda de títulos
cortos y descriptivos ayuda al escritor a mantenerse dentro del propósito de cada una de
las secciones sin salirse de ellas y, asimismo, la redacción se le hace más manejable pues
se toman porciones más pequeñas. Cuando se está redactando una sección se empieza a
juzgar el balance e importancia de ésta en el contexto; esto se hace de forma casi
automática. Así, por ejemplo, se puede querer llevar un acápite a nivel de subsección o se
le puede querer quitar importancia. Así, poco a poco se va obteniendo la estructura final
del artículo.

La importancia de la selección de los subtítulos es tal que Day (1996, 36) propone
tratar de buscar subtítulos que casen con los utilizados en los Resultados, pues se
aumenta la coherencia interna de las secciones y el lector podrá entonces comprender
rápidamente la relación existente entre los Métodos y los Resultados.

En esta sección también es muy importante que las gráficas y las tablas que
soporten el texto estén diseñadas con este propósito específico; no para llenar espacio.
Por ejemplo, son muy útiles las gráficas que ayudan a mostrar las relaciones entre las
partes de un sistema o que muestran la apariencia externa del mismo. Sin embargo, se
debe evitar el uso de gráficas genéricas que no fortalezcan al texto pues, por el contrario,
lo debilitan. Del mismo modo, el uso de tablas puede ayudar a clarificar y resaltar la
información.

Michaelson (1990, 45) propone seleccionar gráficas que apoyen uno de los
siguientes propósitos:

• Que describan una función


• Que muestren la apariencia externa
• Que muestren la estructura interna
• Que ilustren un fenómeno
• Que demuestren las relaciones
• Que sean novedosas y originales

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que en los artículos para las revistas sólo
tienen cabida pocas gráficas o tablas.

Por otra parte, la selección de los datos, su nivel de detalle y su presentación son
importantes. ¿Qué se quiere mostrar?, ¿con qué objetivo? Y ¿cuál es la mejor forma de
mostrar lo que se quiere?, son preguntas que ayudan en esta selección. Como dice
Michaelson (1990, 47): “Muchos detalles ocultan los puntos principales que se quieren
resaltar y pocos oscurecen el documento por falta de información técnica”.

En último lugar, el uso de las fuentes documentales debe hacerse en forma


precisa; las fuentes deben ser citadas. Con este propósito, se deben seguir las normas de
citación indicadas por los editores de la revista. (Ver capítulo 7).

8.7 Conclusiones
La sección final es quizás la más difícil de escribir. Muchos artículos con buenas
secciones de Resumen, Introducción y Desarrollo temático sucumben a causa de una
Conclusión deficiente. En esta sección se tiende a la verbosidad.

La sección de Conclusiones resume los resultados y su significado. Debe incluir, si


es posible, una comparación entre los resultados logrados por otros –antecedentes-, y los
resultados conseguidos en el trabajo expuesto y sus implicaciones. También se presentan
los aspectos positivos y negativos del proyecto, lo que la solución puede hacer y lo que no
puede hacer. Se discute la precisión de los resultados y sus razones, y se hacen
recomendaciones para mejorar los resultados en un trabajo posterior.

Las conclusiones deben ser claras, precisas, deben definir los problemas que
surgieron en el desarrollo del trabajo y que aún continúan.

Nótese que las conclusiones son tan importantes que aparecen en el Resumen y en
la Introducción.

Michaelson (1990, 50-56) recomienda escoger la forma de concluir dependiendo de


la clase de artículo. Para él una mala elección de la forma es un gran error. Con este fin
presenta tres formas de hacerlo: resumen, conclusión y recomendaciones.

• Resumen. Una forma normal de concluir es resumir los puntos principales


del Desarrollo temático pero suministrando más información que en el
Resumen o en la Introducción.
Se aplica bien en informes de avance, en artículos que describan las
características técnicas de un dispositivo o sistema y en artículos de tipo
tutorial.

• Conclusión. Esta forma no sólo resume sino que analiza el significado de los
resultados.
Es apropiado para reportes de investigación y desarrollo; como el
resumen de un proyecto, el diseño de un dispositivo o sistema, el desarrollo
de un proceso o de un método y la revisión de desarrollos de una disciplina
de ingeniería.

• Recomendaciones. Es ideal para concluir proyectos de investigación sobre


problemas de ingeniería o en análisis de situaciones problemáticas.
Es adecuado para propuestas de proyectos de ingeniería, estudios
de problemas técnicos o el análisis de procedimientos defectuosos

En resumen, se requiere un gran esfuerzo para concretar una buena sección de


Conclusiones: imaginación, creatividad e ingeniería.

8.8 Documentación referenciada


En este apartado van los documentos citados dentro del texto del artículo de
acuerdo con las normas de los editores de la revista. Para complementar esta sección vea
la sección 7.2.

8.9 Importancia de un manuscrito bien preparado


Cuando se ha terminado el proyecto los ingenieros presuponen que si el trabajo es
bueno y sólido técnicamente, el manuscrito del artículo será aprobado para su publicación.
Pero un manuscrito mal preparado no será aceptado para su publicación, ni siquiera será
considerado.

Con este fin, existe una regla fundamental: antes de escribir por última vez el
original, se deben revisar detenidamente las instrucciones a los autores de la revista.
También se debe examinar un número reciente de la revista para revisar su estilo
editorial; su forma de citar la bibliografía, los títulos y subtítulos, el tamaño y ubicación del
resumen, y el diseño de cuadros y figuras.

En consecuencia, no se debe despreciar la forma. En la vida profesional tanto los


directores de las revistas como los árbitros normalmente están muy ocupados y no tienen
tiempo para ocuparse de manuscritos desordenados e incompletos: sencillamente los
rechazan (Day, 1996, 79-86).
9. CÓMO ESCRIBIR UN ARTÍCULO DE REVISIÓN

9.1 Generalidades
Ante todo se debe aclarar lo que se entiende por hacer una revisión bibliográfica.
En este sentido la definición del Diccionario de la Real Academia, “examinar una cosa para
comprobar su situación, corregirla, repararla, etc.”, [RAE, 1970], es ambigua. Es más
apropiada la que da la Enciclopedia Visor: “controlar, cotejar o analizar un trabajo ya
realizado”, [VISOR, 1999], que se complementa con la definición de revisión que se
encuentra en la Epidemiología Clínica de Sackett et al.: “es el intento de sintetizar los
resultados y conclusiones de dos o más publicaciones sobre un tópico dado”, [Sackett,
1998].
Un artículo de revisión no es una publicación original y su finalidad es examinar la
bibliografía publicada y situarla en cierta perspectiva [Day, 1996]. Las publicaciones
originales –fuentes o estudios primarios- son documentos publicados como resultado de
estudios directos efectuados mediante observaciones, investigaciones o experimentos
sobre un tema. Por otra parte, el artículo de revisión es un estudio en sí mismo, que
resulta de examinar los estudios realizados por otros investigadores sobre un interrogante
dado; es una fuente o estudio secundario. Para elaborar el documento, se aprende a
buscar y recuperar información: identificar, localizar, recopilar, evaluar y asimilar las
investigaciones de otros sobre un tema de estudio. Del análisis de los documentos se
extraen conclusiones que se presentan en forma clara y persuasiva.
Sin embargo, la revisión bibliográfica debe ser selectiva, pertinente y necesaria
para el problema tratado, pues cada día se publican miles de artículos. Hoy en día se
prefieren las revisiones que muestran el estado del arte –últimos adelantos- o que brinden
una buena comprensión del tema tratado. Es normal que estos estudios abarquen los
últimos cinco años.

9.2 Tipos de revisiones


Hay artículos de revisión que se orientan a la evaluación crítica de la bibliografía y
otros que se inclinan hacia la exhaustividad bibliográfica. Aunque en ambos casos su
principal producto es la bibliografía analizada, sin embargo, los artículos realmente buenos
son aquellos que ofrecen una evaluación crítica y, a menudo, llegan a conclusiones
importantes basados en esos trabajos [Day, 1996, 121-122].
Las revistas más aprestigiadas prefieren las evaluaciones eruditas y críticas, pero
existen otro tipo de revistas que se dedican sólo a la recopilación sin que esto implique
evaluar la documentación; de ahí surgen las reseñas anuales.
Así que antes de iniciar el documento hay que definir la meta que se persigue con
el mismo. También hay que sopesar bien los recursos personales, pues un artículo que se
orienta a la evaluación crítica de la bibliografía requiere mejores conocimientos
especializados sobre el tema que otro que se orienta a la recopilación bibliográfica.
Un artículo de revisión suele ser largo; entre 10 y 50 páginas. Colciencias define el
artículo de revisión como “documento resultado de una investigación terminada donde se
analizan, sistematizan e integran los resultados de investigaciones publicadas o no
publicadas, sobre un campo en ciencia o tecnología, con el fin de dar cuenta de los
avances y las tendencias de desarrollo. Se caracteriza por presentar una cuidadosa
revisión bibliográfica de por lo menos 50 referencias”.

9.3 Estructura
A diferencia de los artículos científicos, no hay una estructura establecida para los
artículos de revisión. Por consiguiente, tendrá que definirse.
Si se parte del artículo científico, IMRYD, es claro que las secciones de Métodos y
Resultados no aplican. Si se considera el artículo tipo revista – Introducción, Desarrollo y
Conclusiones- parece que su estructura se aproxima más a la requerida, ver capítulo IX.
Sin embargo, no contiene un apartado sobre la búsqueda, selección y evaluación de la
documentación primaria.
El artículo de revisión debe organizarse para que su alcance general quede bien
definido y sus partes encajen correctamente siguiendo un orden lógico [Day, 1996,122].
Teniendo en cuanta las anteriores consideraciones, la estructura de un documento de
revisión puede tener las siguientes secciones:
• Introducción; donde se establece el problema que da origen al trabajo y sus
objetivos
• Metodología; de búsqueda, recuperación y selección de los estudios
primarios
• Desarrollo; donde se evalúan y discuten las diferencias de las fuentes
primarias
• Conclusiones

Estos apartados se complementan con el Resumen y las Referencias Bibliográficas.


Esta estructura es similar a la sugerida por la Revista de Postgrado de Medicina [Ramos,
2003].
Sin embargo, se debe establecer a priori el plan de trabajo, que como dice
Umberto Eco (1996, 137-146), cambiará durante el proceso pero es mejor iniciar el
camino con una ruta preestablecida a no tener ninguna. Esto aplica especialmente al
capítulo de Desarrollo, pero debe abarcar todas las secciones del artículo.

9.4 Fuentes de información


El documento de revisión se fundamenta generalmente en fuentes primarias; otras
veces se incluyen tanto fuentes primarias como secundarias; y finalmente, también se
puede basar sólo en fuentes secundarias.
Aquí se entiende que una fuente primaria es un documento publicado en una
revista científica como resultado de estudios directos efectuados mediante observaciones,
investigaciones o experimentos sobre un tema; los estudios primarios suelen incluir datos
estadísticos. Un artículo presentado en una conferencia o simposio no se considera como
fuente primaria a menos que los organizadores del evento publiquen sistemáticamente
esas memorias y que los documentos presentados incluyan datos no publicados
anteriormente [Gibaldi, 2000], [Day, 1996].
Por otra parte, se entiende como fuente secundaria el escrito resultante de
examinar los estudios realizados por otros investigadores sobre un tema dado; pueden ser
libros, artículos de revisión y artículos de opinión principalmente, pero también artículos
cortos, reportes de caso, artículos de reflexión no derivados de investigación, y reseñas de
libros. También se incluyen los artículos presentados en simposios o conferencias, y las
compilaciones, resúmenes y listados de referencias publicadas en un área del
conocimiento en particular –bases de datos- que ayudan a detectar las fuentes primarias
[Gibaldi, 2000], [Sampieri, 1998], [Colciencias Publindex, 2008].
Finalmente, cuando no se sabe absolutamente nada del tema se debe recurrir a las
llamadas fuentes terciarias; lugares donde se puede obtener información para detectar a
través de ellas las fuentes primarias o secundarias de interés. Entre estas fuentes están
las instituciones nacionales e internacionales al servicio de la investigación como
bibliotecas, sociedades científicas, etc., [Sampieri, 1998].

9.5 Búsqueda de información


Una vez seleccionado el tema, a través de un profesor o por motu proprio, el
siguiente paso es determinar dónde buscar la información.

9.5.1 Biblioteca universitaria


La primera alternativa es ir a la biblioteca de la universidad para conocer los
servicios que ésta ofrece y, especialmente obtener información sobre la correcta utilización
de los recursos de información, colecciones y servicios; también se puede obtener
capacitación sobre estos temas.
Las bibliotecas universitarias ofrecen en esencia los siguientes servicios:
1) Presenciales
a) Préstamo
i) En sala
ii) Externo
iii) Interbibliotecario
iv) Entrenamiento; especialmente en búsqueda y recuperación de
información
b) Orientación; sobre las necesidades de información de los usuarios
c) Búsqueda bibliográfica; lista de referencias bibliográficas sobre el tema de
interés del usuario, a partir de las bases de datos suscritas por la biblioteca
2) Virtuales
a) Catálogo en línea; permite el acceso al texto completo de algunos libros y
revistas, enlaces a recursos bibliográficos de rigor académico y científico
disponibles en la web
b) Búsqueda, localización y entrega de documentos; ayuda al usuario para
localizar cualquier clase de artículo científico que se encuentre dentro o
fuera de la universidad. La solicitud y entrega de artículos se hace
normalmente a través de la web
c) Bases de datos; las bibliotecas suscriben anualmente una serie de bases de
datos especializadas en las diferentes áreas del conocimiento, texto
completo, que son accesibles a través de internet

Entre sus servicios, algunas bibliotecas universitarias ofrecen entrenamiento sobre


búsqueda y recuperación de información para capacitar a los usuarios a ser eficientes en
el tema. Tomar un seminario-taller sobre este tema le facilitará su labor.
A manera de ejemplo, un programa típico incluye:
1) Estrategia de búsqueda y uso de los lenguajes documentales (tesauros).
2) A continuación se busca obtener el conocimiento y eficiencia en diferentes
bases de datos, que para ingeniería pueden incluir algunas como:
a) Base de datos IEEE; especializada en ingeniería eléctrica, electrónica e
informática
b) Base de datos UIT; sobre las recomendaciones y otra información
complementaria de la Unión Internacional de Telecomunicaciones
c) Base de datos Global Book in Print; contiene millones de libros en español e
inglés e incluye reseñas
d) Base de datos E-Libro; multidisciplinaria, ofrece miles títulos de libros en
formato electrónico, en inglés y español
e) Base de datos Doaj; acceso libre a revistas científicas en texto completo a
nivel mundial y en las diferentes áreas del conocimiento, que cumplen con
el requisito de control de calidad bajo estándares internacionales
3) Finalmente, también se ofrecen herramientas de gestión para referencias
bibliográficas y para la elaboración de mapas mentales

9.5.2 Internet
Es frecuente que los investigadores utilicen a internet para complementar la
información obtenida en fuentes impresas tradicionales. A través de la web, un
investigador puede obtener material a través de catálogos de bibliotecas y millones de
otros sitios útiles, como: asociaciones profesionales, agencias gubernamentales, empresas
comerciales y entidades educativas. Allí se consiguen no solo fuentes de información sino
documentos en texto completo y material audiovisual.
Sin embargo, a pesar de ser un usuario familiarizado con la web, se requiere
práctica y entrenamiento para buscar información específica. Las bibliotecas universitarias
ya han hecho ese trabajo; han seleccionado cuidadosamente algunas fuentes luego de un
detenido análisis y evaluación, y, en algunos casos, han tenido que pagar la cuota de
suscripción previa exigida. Además, si se desea ampliar el espectro de búsqueda, el
personal de las bibliotecas universitarias puede ser de gran ayuda para obtener
información específica de otros sitios de la web.
Siempre que se encuentre un documento que parezca útil, se debe tener cuidado
de tomar los datos relevantes del mismo: dirección del sitio o URL –uniform resource
locator- y fecha de consulta.
Sin embargo, antes de usar o citar un documento, siempre es necesario evaluar su
calidad. Esto es difícil, especialmente cuando se están escribiendo los primeros
documentos de investigación, pues no todas las fuentes son confiables o no tienen la
calidad necesaria. No se debe asumir que lo aparece en internet es verdadero o confiable.
Se puede encontrar información desactualizada, incorrecta o de poca profundidad
científica o técnica. En consecuencia, se debe sopesar lo que se lee según los
conocimientos e inteligencia propios; también es útil comparar la información contra otras
fuentes.
La evaluación de las fuentes de internet no es fácil. Mientras la información que se
encuentra en revistas o libros académicos está soportada por la calidad y tradición de los
editores, y por su sistema de revisiones por pares y consejos editoriales, no ocurre lo
mismo en la mayoría de las fuentes encontradas en internet. Mucha de la información que
se encuentra en internet no es revisada por pares o consejos editoriales que la garanticen
[Gibaldi, 1996, 20-26].

9.6 Consideraciones para revisar la literatura


Entre las consideraciones para garantizar que la búsqueda y recuperación de
información sean apropiadas y eficientes, Sampieri sugiere tener en cuenta las siguientes:
1) Consultar una base de datos durante los últimos cinco años
2) Consultar como mínimo cuatro revistas científicas durante los últimos cinco
años
3) Buscar en foros, revistas electrónicas, bibliotecas virtuales y bases de datos de
internet
4) Averiguar quiénes son los autores más importantes en el campo de estudio
5) Averiguar si hay artículos de revisión anteriores sobre el tema de estudio
6) Consultar una tesis o disertación sobre el tema
7) Buscar libros actualizados como mínimo en dos bibliotecas
8) Consultar con más de una persona experta en el tema

9.7 Proceso de elaboración


El método de búsqueda debe permitir hallar los artículos más importantes del tema
objeto de estudio. Cuanto más exhaustivo sea el método utilizado mayor será la
probabilidad de localizar la información relevante. Con este fin, se debería:
1) Hacer una investigación de las publicaciones más relevantes sobre el tema
2) Utilizar bases de datos bibliográficas que contengan publicaciones sobre el
tema
3) Seleccionar las palabras clave a utilizar, su forma de uso y registrar los
resultados obtenidos
4) Confrontar los resultados con investigadores que conozcan el tema para
asegurarse que no se haya omitido información importante
5) Especificar la forma como se seleccionarán los artículos que se incluirán en la
revisión: temas específicos, procedimientos particulares, pruebas, resultados y
otros factores relevantes
6) Analizar los documentos seleccionados; ver capítulo VII
7) Combinar apropiadamente los resultados de los artículos primarios analizados
para obtener conclusiones fundamentales
8) Detallar los resultados significativos de los estudios primarios para sustentar las
conclusiones con base en los datos
9.8 Redacción
La redacción de un artículo de revisión debe tener en cuenta algunos aspectos
importantes. En primer lugar, el documento abarcará probablemente cierto número de
temas especializados, por lo que interesará a muchos investigadores relacionados con el
área y a otros de campos conexos que desean mantenerse al día. Como el público será
amplio y diverso, el estilo debe ser más general que el que se usa en un artículo de
investigación, evitando usar terminología y abreviaturas especializadas. El estilo deberá ser
más dilatado que telegráfico.
En segundo lugar, hay que tener en cuenta que el público de los artículos de
revisión es muy sensible a la introducción, si es que llegan a ella. Por lo tanto, esos
párrafos son muy importantes.
Los lectores también se dejan influenciar por el primer párrafo de cada sección
principal de la revisión, y deciden leer, examinar superficialmente o saltarse el resto de la
sección según lo que encuentren en él. Es, pues, necesario redactar muy bien esos
párrafos para capturar a la audiencia.
Por otra parte, un artículo de revisión no debe terminar en punta; debe haber
conclusiones que dejen satisfechos a los lectores. Éstas deben ser bien meditadas y mejor
escritas [Day, 1994, 124-125].
Finalmente, lo dicho en los capítulos VI, VII y IX puede ser de ayuda.
10. CÓMO ELABORAR CARTELES

Los carteles o posters son una alternativa para presentar un proyecto en una
conferencia; su contenido se elabora en forma sucinta.
Desde hace más de dos décadas los carteles han tomado importancia en las
conferencias concurridas donde se tiene limitación de espacio –salas- y de tiempo.
También porque la simultaneidad de conferencias hace difícil que los asistentes puedan
mantenerse al corriente de los trabajos presentados en otras salas. En estos casos los
ingenieros o investigadores fijan sus trabajos sobre atriles o los cuelgan de paneles para
exhibirlos.
En la actualidad las exhibiciones de carteles se han tornado importantes en muchas
reuniones, no sólo por los problemas indicados anteriormente sino porque éstos han
mostrado ser más eficaces, en algunos casos, para presentar los resultados de un
proyecto en comparación con el corto tiempo que se asigna para una exposición oral.

10.1 Tamaño
En la medida que una sesión de carteles puede ser muy concurrida, se hace
necesario instituir las reglas a que deben atenerse los participantes. En este caso los
organizadores del congreso establecen los requisitos a cumplir; entre los parámetros a
especificar estarán la altura y anchura del cartel según que se vayan a emplear atriles,
que se vayan a colgar de paneles de soporte, o que se vayan a colgar sobre las paredes;
también se indicarán los métodos a utilizar para fijar los posters a los soportes. Es posible
que también se especifique el tamaño mínimo de los caracteres y la cantidad de palabras
por apartado del cartel.
Por tanto, cuando se va a participar en una sesión de carteles, la preparación final
del poster se afinará cuando se conozcan los requisitos establecidos por los organizadores.
10.2 Estructura
La estructura de un cartel sigue normalmente la organización del artículo científico,
IMRYD (Introducción, Métodos, Resultados y Discusión). Ver capítulo IX.
Esa estructura también responde a las necesidades de un proyecto de ingeniería,
pues contesta cuatro preguntas básicas:
• ¿Cuál era el problema?
• ¿Cómo se resolvió?
• ¿Qué resultados se lograron?
• ¿Cuáles son las conclusiones más relevantes del trabajo?

Pero hay que hacer hincapié en que el contenido del poster se caracteriza ante
todo por su sencillez y por la selección de gráficas que enfaticen el mensaje. Como dice
Day (1990, 145): “En un cartel bien diseñado hay muy poco texto, y la mayor parte del
espacio se destina a las ilustraciones”.
Es costumbre que a las cuatro secciones anteriormente mencionadas se le agregue
el objetivo fundamental del proyecto.
En consecuencia el cartel contiene las siguientes secciones:
• Introducción, que presenta el problema de manera sucinta
• Objetivo, norte del trabajo, elaborado en menos de tres renglones
• Metodología (desarrollo temático), expuesto de manera concisa. Este
espacio debería contener ilustraciones que traten de exponer la forma como
se resolvió el problema
• Resultados, apartado que es normalmente corto en el artículo científico,
pero que aquí dispone del mayor espacio. Este apartado también debería
contener ilustraciones
• Conclusiones, expuestas en forma de frases breves, normalmente marcadas
con viñetas
• Bibliografía, reducida a su mínima expresión. También se utilizan viñetas
10.3 Preparación
La preparación del poster debe tener una meta que está muy bien descrita por Day
(1996, 146): “Un cartel debe explicarse por sí solo, permitiendo a los que lo contemplen
avanzar a su propio paso. Si su autor tiene que dedicar la mayor parte del tiempo a
explicarlo en lugar de a responder preguntas científicas, el cartel habrá fracasado en gran
parte”.
Con este fin, es una buena práctica el no atiborrar el cartel con muchos elementos;
debe haber mucho espacio en blanco para que los que pasen frente a él puedan distinguir
si les interesa algo y detenerse a preguntar por los detalles. Por el contrario, un cartel
atiborrado de información, con caracteres pequeños, no será leído.
También, la distribución de cada uno de sus componentes, dentro del espacio de
trabajo, es muy importante para que resalten al primer golpe de vista. Así, aunque existen
varias formas de hacer esa distribución, en la figura 10.1 se presenta una que es muy
aconsejable porque, además, dedica un espacio proporcional a cada apartado, según su
relevancia.
Los caracteres del texto deberán tener una altura apropiada, por ejemplo, un tipo
de cuerpo 24. Sin embargo, en las Referencias se utiliza un tipo de letra menor, pues no
es necesario que su contenido se pueda leer a la misma distancia que los otros apartados.
Título del proyecto; debe ser corto
pero atrayente

ApellidoAutor1, NombreAutor1; ApellidoAutor2, NombreAutor2.


DirecciónCorreoAutor1; DirecciónCorreoAutor2
Facultad, Universidad El Bosque, Bogotá, Colombia

Introducción

Objetivo Resultados

Metodología

Conclusiones
Referencias

Fig. 10.1 Distribución de los contenidos de un cartel


Esa forma de presentar el poster facilita su lectura de izquierda a derecha. Así que,
por ejemplo, se puede leer primero la Introducción, luego el Objetivo, los Resultados, las
Conclusiones y, finalmente, la Metodología.
La sección con más espacio es la de Resultados. Los otros apartados comparten el
resto del espacio.
Para realizar las Conclusiones y la Bibliografía se utilizan viñetas para resaltar cada
uno de sus componentes. También es una buena práctica que, dentro de un mismo
apartado, se utilicen diferentes colores de fondo entre sus componentes para resaltarlos.
En un poster se debe evitar que un apartado se parta entre las dos columnas, es
decir, que empiece en una y termine en la otra. Además, las ilustraciones –tablas, figuras,
procesos metodológicos- se titulan pero no se numeran, porque no es necesario.
En la elaboración de los contenidos el ingeniero despliega sus capacidades de
síntesis para decir en pocas palabras lo esencial del proyecto. Además, muestra su vena
artística para elaborar ilustraciones en los apartados de Metodología y Resultados de tal
forma que impacten a los asistentes y los inciten a preguntar por los detalles del proyecto.
El cartel, a diferencia de una presentación oral, se presta para comunicar bien
varios aspectos del trabajo a los espectadores para enterarlos de qué se trata y, si están
interesados, informarles los detalles.
Debe destacarse que lo más atractivo de los carteles es la variedad de ilustraciones
que pueden utilizarse; su limitante es la capacidad artística del autor.

10.3.1 Título
Es el primer apartado del cartel. Es la etiqueta mediante la cual se trata de vender
el proyecto; debe ser suficientemente llamativo, claro y breve. Cada una de sus palabras
debe ser elegida con mucho cuidado. Debe ser legible a una distancia de 1.5 metros y
utilizar caracteres gruesos y negros de unos 3 cm de altura. Los nombres de los autores
deben ser más pequeños.

10.3.2 Introducción
Se ha resaltado utilizando todo el ancho del cartel. Presenta el problema que
origina el proyecto en forma sucinta. No debe ser mayor a cinco reglones.
10.3.3 Objetivo
Muestra en forma concreta, no más de tres reglones, el norte del proyecto. Las
siguientes secciones dan respuesta al objetivo.

10.3.4 Metodología
Muestra en forma gráfica el proceso metodológico utilizado para resolver el
problema. Cada una de las actividades del proceso debe tener entregables.

10.3.5 Resultados
Se les ha destinado el espacio más grande. Cada una de las actividades de la
Metodología da lugar a resultados concretos que deben exponerse en este apartado en
tablas, gráficas, ecuaciones, en lo posible.

10.3.6 Conclusiones
Los Resultados dan lugar a las conclusiones, que se exponen en frases cortas
demarcadas por viñetas. No pueden existir Conclusiones que no surjan de los Resultados.

10.3.7 Referencias bibliográficas


Se exponen solo las tres o cuatro referencias más importantes. Cada una de ellas
debe tener toda la información pertinente para que el lector interesado pueda encontrarla.
Ver capítulo quinto.
11. CÓMO ESCRIBIR UN ENSAYO

En este apartado se trata de hacer claridad sobre el tema. Con este fin, primero se
hacen unas aclaraciones sobre los escritos de investigación y de ingeniería. Luego se
presentan varias definiciones generales del ensayo, se sigue con su estructura básica, se
exponen sus aspectos formales, y, finalmente, los pasos a seguir para elaborarlo.

11.1 Escritos de investigación


Como lo menciona Gibaldi (2000, pp. 2-3), se hace investigación cuando se desea
explorar una idea, probar algo, resolver un problema, o buscar soporte externo para
apoyar las ideas propias. Entonces se busca, se investiga y se utilizan materiales ajenos a
nuestros recursos. Lo que se halla y se concluye, en respuesta a la pregunta, es lo que se
expone en un documento de investigación.
El documento de investigación se basa en fuentes primarias, secundarias o en una
combinación de ambas. Aquí se entiende que una fuente primaria es un documento
publicado como resultado de estudios directos efectuados mediante observaciones,
investigaciones o experimentos sobre un tema; por ejemplo, los resultados de un
experimento de laboratorio. Por otra parte, se entiende como fuente secundaria el escrito
resultante de examinar los estudios realizados por otros investigadores sobre un tema
dado; pueden ser libros, artículos de revisión o artículos de opinión.
La mayor parte de los escritos académicos se basan en fuentes secundarias. El uso
de información, ideas y opiniones de otros investigadores juega un papel principal en la
formación de los estudiantes. Así, para elaborar un documento, el estudiante aprende a
buscar y recuperar información: identifica, localiza, evalúa y asimila las investigaciones de
otros sobre un tema de estudio. Después desarrolla y expresa sus ideas propias,
presentadas en forma clara y persuasiva.
Empero también, durante su actividad profesional, continuará elaborando reportes
y propuestas con base en fuentes secundarias.
La investigación le aumentará el conocimiento y la comprensión de un tópico.
Algunas veces le ratificará sus ideas y opiniones; otras veces las cambiará y modificará,
pero siempre le ayudará a modelar su forma de pensar. La revisión de las fuentes de
información le ayudará a conocer los diferentes puntos de vista sobre un asunto, a ampliar
o adecuar sus ideas, a conocer nuevos métodos, modelos o tecnologías, pero siempre
teniendo en cuenta que el objetivo fundamental de la investigación no es resumir el
pensamiento o los trabajos de otros sino asimilarlos, apropiarse de ellos.

11.2 Escritos de ingeniería


Un ingeniero realiza trabajos relacionados con el desarrollo de una nueva teoría o
el desarrollo de soluciones a problemas concretos de ingeniería que terminen en
dispositivos, materiales, sistemas o procesos. También hace trabajos relacionados con
aplicaciones prácticas de conocimientos existentes, desarrollo de nuevos métodos,
establecimiento de estándares, control de calidad de procesos de manufactura,
confiabilidad de los sistemas, control de elementos y materiales adquiridos, entre otros.
Asimismo, elabora papers, documentos de grado, tesis, informes, reportes y propuestas.
Sin embargo, esos trabajos de ingeniería difícilmente pueden dar lugar a un ensayo.
A pesar de esto, es costumbre que los profesores le soliciten a los estudiantes
hacer ensayos. Pero dado que este concepto es un poco ambiguo para los estudiantes de
ingeniería, éstos no comprenden qué es lo que se les pide exactamente. Para ayudarlos,
en este capítulo, se les dará a conocer la estructura y elaboración de un ensayo; este
conocimiento puede ayudarlos a modelar su pensamiento.

11.3 Definiciones
El Diccionario de la Real Academia Española (RAE, 1970) define el ensayo como
“escrito, generalmente breve, sin el aparato ni la extensión que requiere un tratado
completo sobre la misma materia”. En su versión digital actual (2006), lo define como
“escrito en el cual un autor desarrolla sus ideas sin necesidad de mostrar el aparato
erudito”. Definiciones muy similares pero ambiguas.
Existe una gran cantidad de definiciones o aproximaciones a lo que es el ensayo,
ver, por ejemplo, el documento de Gómez-Martínez (1992). Dentro de ellas llama la
atención la de José Ortega y Gasset: “El ensayo es la ciencia, menos la prueba explicita”.
Si se quiere conocer el origen del género y su definición primigenia, nos tenemos
que remontar a la obra de Montaigne (2007, pp 436-437), quien en el ensayo número 50
del libro primero, que tituló De Demócrito y Heráclito, presentó su definición:

El juicio es instrumento para todos los temas y en todo se mete. Por este
motivo, en estos ensayos que estoy haciendo, úsolo en toda suerte de
circunstancia. Si es tema del que nada entiendo, aún así lo trato, midiendo
el vado desde muy lejos; y después, hallándolo demasiado profundo para
mi talla, quédome en la orilla; y este reconocer la imposibilidad de
atravesarlo, es una muestra de su efectividad, y una incluso, de las que
más se jacta. Ya, en tema vano y vacío, intento ver si hallará con qué darle
cuerpo y con qué sostenerlo y apuntarlo. Ya, lo paseo por un tema noble y
manido en el que nada ha de encontrar de su propia cosecha, al estar el
camino tan pisado que no puede andar más que tras las huellas de otros.
Entonces, su papel es elegir la ruta que mejor le parezca, y, de mil
senderos, dice que éste o aquél fue el mejor escogido. Tomo al azar el
primer tema que se me presenta. Todos me son igualmente buenos. Y
jamás pretendo tratarlos por entero. Pues de nada puedo ver el todo.
Aquéllos que prometen mostrárnoslo, no lo hacen. De cien partes o rostros
que cada cosa tiene, tomo uno de ellos, ya sólo para lamerlo, ya para
rozarlo, ya para pellizcarlo hasta el hueso. Penetro en él, no con amplitud
sino con la mayor profundidad que puedo. Y a menudo gusto de cogerlo
desde algún punto de vista inusitado. Me atrevería a tratar a fondo alguna
materia, si me conociera menos. Sembrando una frase aquí, otra allá,
muestras desgajadas de su conjunto, separadas sin designio ni promesa, no
creo que haga nada bueno, ni que me mantenga yo mismo sin variar
cuando me plazca y sin rendirme a la duda o a la incertidumbre o a mi
estado natural que es la ignorancia.

El ensayo, abarca, pues todos los temas.


Por otra parte, en las ciencias, el objetivo de la investigación es el avance del
conocimiento. En este sentido las publicaciones científicas juegan un papel fundamental,
pues son el medio básico que hace posible que fluya el conocimiento, ya que éstas son el
insumo natural de todo grupo de investigación para, a su vez, generar nuevo
conocimiento. En consecuencia, los nuevos conocimientos se fundamentan en el trabajo
anterior. Por consiguiente, puede decirse que toda investigación termina en un artículo
científico. En consecuencia, el artículo científico no es un ensayo. Imitando lo que decía
Ortega y Gasset, se puede decir que el artículo científico es la ciencia, con la prueba
explícita.
Ahora bien, ¿qué se puede esperar de un trabajo realizado a nivel de pregrado o
aún de maestría? Difícilmente, estos trabajos pueden generar un avance del conocimiento.
Quizás, imitando de nuevo a Ortega y Gasset, se pueda decir entonces que el escrito de
ingeniería muestra la ciencia, sin la prueba explícita.
Pero ese mostrar la ciencia implica unos mínimos como: conocimiento del tema,
documentación del tema y organización de los argumentos.
Por lo tanto, en un escrito (¿ensayo?) a nivel de pregrado en ingeniería está en
juego la opinión sustentada y razonable del estudiante sobre un tema específico. El
estudiante no sólo debe presentar su punto de vista sobre el tópico, sino que se debe
esmerar en exponer sus argumentos para llegar a una conclusión que convenza al
profesor, destinatario del escrito/ensayo. Pero debe hacerlo siguiendo una estructura.
Sin embargo, al darle estructura al escrito/ensayo ya se lo está limitando, pues, por
su misma definición el ensayo no tiene ninguna estructura definida. No obstante, en el
ámbito universitario cuando se habla de ensayo se conmina a los estudiantes a utilizar la
siguiente estructura, que si se mira bien, es la misma estructura que se utiliza para el
artículo de una revista.

11.4 Estructura
La estructura del ensayo es muy simple: introducción, desarrollo y conclusión.

11.4.1 Introducción
En la sección 3.4 se definió lo que se espera de este apartado, que se puede
concretar en lo que dice Day (2003): el problema, la revisión bibliográfica y la solución
“deben presentarse de forma que el lector comprenda cuál era el problema y cómo se
trató de resolverlo”.
A continuación se deben mencionar los principales resultados obtenidos y, en
último lugar, presentar la conclusión o conclusiones principales, a partir de los resultados.

11.4.2 Desarrollo
Aquí se presentan las diferentes posiciones o alternativas de tratamiento del
problema. Éstas se confrontan, mediante argumentos bien desarrollados e hilados, para
demostrar la tesis propuesta. Es la parte principal del ensayo.

11.4.3 Conclusión
Aquí se espera que la tesis propuesta en la introducción sea profundizada a la luz
de los argumentos expuestos en el desarrollo. Se debe evitar hacer afirmaciones y
conclusiones que no estén fundamentadas en el desarrollo.

11.5 Aspectos formales

11.5.1 Persona gramatical


Los ingenieros escriben normalmente en tercera persona. Sin embargo, en un
ensayo está comprometido el autor hasta los tuétanos, y, por lo tanto, debe defender su
opinión en primera persona. Como decía el señor de Montaigne (2007, p 1202), en el
capítulo 2 del tercer libro, El arrepentirse: “Los autores se presentan al pueblo por algún
signo especial y externo; yo, el primero, por mi ser general, como Michel de Montaigne,
no como gramático, poeta o jurista”.

11.5.2 Formato
En principio se debe continuar utilizando el formato propuesto en la plantilla guía
para avances de los trabajos –plantilla borrador-, sección 5. El uso de un espacio y medio,
márgenes amplios, en todas las partes, incluyendo la página de presentación, facilita la
corrección del ensayo.
El estilo utilizado generalmente para las referencias es muy amplio. Va desde las
menciones breves al autor referido, porque se considera que esa fuente hace parte del
acervo cultural de los lectores, en cuyo caso no se incluye la información bibliográfica.
Pero si, por el contrario, se considera que la fuente no es conocida por los lectores,
entonces se sugiere insertar una nota de pie de página con toda la información
bibliográfica. En este caso, se prescinde de una bibliografía formal como anexo al ensayo.
Sin embargo, hay varias acotaciones al respecto:
a. El uso general del pie de página es para ampliar la información de un
término, una sigla, un autor, su obra, etc., uso propuesto por Eco (1996, pp
201-206). No es común utilizarlo como referencia bibliográfica por la
duplicidad que puede acarrear.
b. Si se usa el pie de página, es preferible que las notas aparezcan al final del
texto como referencias. Muchas citas al pie de cada página, pueden dar la
impresión de esnobismo erudito.
c. Es preferible utilizar referencias bibliográficas completas que indiquen el
número del documento en la bibliografía y la página o páginas concretas
donde se halla la cita [Doc, pag(s)]. Así, si el lector quiere confrontar la cita
o ampliar su contexto, sabe dónde ir directamente. Es un asunto de
amabilidad con el lector.
También, se puede utilizar el formato autor, año, pero agregándole la
página donde está la referencia.

11.5.3 Portada
Debe llevar la siguiente información:
a. Título del artículo. Debe ser corto: ojalá que no supere 15 palabras. En el
título se debe incluir toda la información que haga posible la localización
electrónica del artículo.
b. Nombre de los autores.
c. Facultad de ingeniería a que pertenecen los autores.
d. Asignatura dentro de la que se hace el ensayo.
e. Fecha.

11.5.4 Resumen y palabras clave


Después de la portada viene el resumen. (Ver sección 3.1).
11.5.5 Introducción
A continuación viene la introducción que normalmente no supera el 10% de todo el
ensayo. (Ver sección 3.4).

11.5.6 Desarrollo
Posteriormente viene el desarrollo, cuerpo básico del ensayo, que cubre
aproximadamente el 80% del mismo.

11.5.7 Conclusiones
Finalmente, vienen las conclusiones, que cubren aproximadamente el otro 10%.
(Ver sección 3.24).

11.5.8 Referencias
Y, para acabar, vienen las referencias. Siempre que sea posible, se debe
proporcionar la fuente original del trabajo citado. Se debe evitar hacer citas a trabajos de
resúmenes. (Ver sección 3.23 y capítulo 7).

11.5.9 Extensión
La extensión del ensayo es muy ambigua. La mayoría de los autores que tratan del
tema dicen que su extensión no debe ser mayor a lo que se abarca en una sentada. Pero
¿qué es una sentada? Esto depende de que tan buen lector se sea; habrá lectores que no
pueden abarcar más de dos o tres páginas de una sentada. Otros, más duchos, podrán
leer 20 o más páginas. Y, en casos extremos, si el libro captura el interés del lector, éste
podrá leerlo todo de una tirada.
Por lo tanto, se acostumbra que el profesor fije la longitud del ensayo asignándole
un número mínimo de palabras. Un ensayo exigente solicita un mínimo de 1500 palabras,
por ejemplo.

11.6 Pasos a seguir para escribir el ensayo

11.6.1 Conocimiento del tema


Toda opinión argumentada es siempre una opinión sobre algo. Si no se tiene
conocimiento del tema no se pueden dar opiniones al respecto. Como dice el documento
de la Escuela de Ciencias Humanas de la Universidad del Rosario, 2002: “Así, también las
opiniones difieren: frente a un hecho, la opinión consiste en explicarlo; frente a un
problema la opinión consiste en valorarlo; frente a una encrucijada la opinión consiste en
valorar la mejor vía de acción. Por lo tanto, antes que nada hay que conocer la naturaleza
del tema”.
El profesor puede proponer el tema a trabajar o puede sugerir que el estudiante
proponga el tema a partir de una serie de lecturas o trabajos realizados previamente.

11.6.2 Documentación
Sustentar una opinión argumentada requiere recopilar información seria. En
consecuencia, se debe acudir a las fuentes al alcance en la Biblioteca de la Universidad.
Allí, se encontrarán bases de datos, revistas, libros y trabajos de grado sobre los cuales se
puede fundamentar el ensayo.
Para documentarse, el estudiante debe explorar el concepto central y tratar de
entender los alcances del mismo. Es necesario leer y pensar. El uso de fichas de lectura,
temáticas, bibliográficas, etc., es de gran ayuda para organizar la información y las ideas.
Así, cuando comience a escribir todo será más fácil. Con este fin, los estudiantes deberían
leer el libro de Eco (1996, pp 69 – 176).

11.6.3 Búsqueda de argumentos


Después de explorar el concepto central, se tiene una gran cantidad de material
que es necesario organizar. Se trata de ordenarlo por argumentos a favor y en contra de
la tesis –ventajas y desventajas-. También, debe crearse un índice que le dé estructura al
ensayo.
Por otra parte, una buena cantidad de los ensayos son debates entre alternativas;
así, el capítulo de diseño global, (ver sección 3.15), del trabajo de grado podría
considerarse un debate. Para el desarrollo del ensayo es necesario argumentar a favor y
en contra de esas alternativas. De ser posible, se debe tratar de dar ejemplos para llegar a
pequeñas conclusiones.

11.7 Documentación complementaria


Existen otra serie de documentos que merecen la pena de tener a la mano para
complementar la información sobre el ensayo. Entre ellas, merece destacarse el libro del
profesor Fernando Vásquez Rodríguez, (Vásquez Rodríguez, 2005) especialmente en
cuanto se refiere a los conectores, punto álgido para muchos escritores noveles, pues
suministra más de 1500 conectores agrupados según su necesidad de uso, páginas 81-
210.

1. Vásquez Rodríguez, Fernando. Pregúntele al ensayista. Editorial Kimpres, Bogotá,


mayo 2005, primera reimpresión.
2. Uniform Requirements for Manuscripts Submitted to Biomedical Journals: Writing
and Editing for Biomedical Publication, February 2006
3. Ieanet. Cómo escribir artículos científicos. www.ieanet.com/profesional/escribir.htm
4. Elsevier. Preparation of IFAC meeting papers.
http://www1.elsevier.com/homepage/saf/ifac/site/IPV%20overview.htm
5. Ensayo. Wikipedia
6. Ensayo.
http://www.memo.com.co/fenonino/aprenda/castellano/castellano6.html#ensayo
7. Para redactar un ensayo. www.educarchile.cl
8. Formato de ensayo. www.educarchile.cl
9. IEEE. Autor Guidelines for 8.5x11-inch Proceedings Manuscripts
12. CÓMO ELABORAR INFORMES DE AVANCE
13. CÓMO ELABORAR FIGURAS Y TABLAS

No siempre los datos deben presentarse en tablas o figuras. Algunos tipos de datos
no merecen representarse, especialmente los escasos o los reiterativos. En esos casos es
mejor hacer las referencias dentro del texto.
Por otra parte, hay resultados de proyectos que pueden presentarse tanto en
cuadros como en figuras. Una buena regla para decidir cuál es la más apropiada dice: “Si
los datos muestran tendencias pronunciadas que componen una imagen interesante,
utilice una gráfica. Si los números solo cuentan por sí mismos y no revelan ninguna
tendencia interesante, un cuadro debería ser satisfactorio”, [Day, 1996, 67].
Es primordial que las gráficas y las tablas que soportan el texto estén diseñadas
con este propósito específico; no para llenar espacio. El uso de tablas y gráficas puede
ayudar a clarificar y resaltar la información.
Hay gráficas útiles y otras inconvenientes. Son muy útiles las gráficas que ayudan a
mostrar las relaciones entre las partes de un sistema o que muestran la apariencia externa
del mismo. Pero si su documento sobre un dispositivo electrónico de comunicaciones trata
de mostrar sus características de operación, una fotografía del acabado externo del mismo
no beneficiará las explicaciones del texto sobre las funciones del aparato. Hay que evitar el
uso de gráficas genéricas que no fortalezcan al texto pues, por el contrario, lo debilitan.
Así que, es esencial la selección de figuras apropiadas que ayuden a aclarar el texto.
Michaelson (1990, 45) propone seleccionar gráficas que apoyen uno de los
siguientes propósitos:
• Que describan una función

• Que muestren la apariencia externa

• Que muestren la estructura interna

• Que ilustren un fenómeno

• Que demuestren las relaciones

• Que sean novedosas y originales


Sin embargo, debe tenerse en cuenta que en la mayoría de los documentos sólo
tienen cabida pocas gráficas o tablas.

Es un error muy frecuente el no tener en cuenta el tamaño de las letras y símbolos


que aparecen en las gráficas del documento final. Éstos deben ser claros y legibles sin
necesidad de utilizar lupa.

13.1 Tablas

13.2 Figuras
Bajo este concepto se incluyen gráficos (charts), dibujos (drawings), diagramas,
fotografías y mapas.
La planeación del documento incluye la selección apropiada de figuras que lo
fortalezcan. Una forma eficiente de atraer a los lectores es utilizar figuras que resalten el
contenido del manuscrito; pero hay que escoger la más efectiva para cada caso.
Entre las ilustraciones más utilizadas están [Michaelson, 1990, 71]:
• Gráficos de curvas, que muestran las relaciones entre variables, tendencias
y cambios relativos.

• Gráficos de barras, que exponen comparaciones de cifras a intervalos


regulares.

• Gráficos de tortas, que revelan la proporción de cada una de las partes de


un objeto.

• Diagramas de flujo, que ponen de manifiesto los pasos de un proceso.

• Dibujos, que muestran los detalles de objetos físicos desde varios puntos de
vista.
• Diagramas de componentes, que muestran los módulos de un sistema, sus
diagramas de símbolos, sus diagramas eléctricos, y sus diagramas de
conexión.

• Fotografías, que muestran objetos reales en perspectiva.

En un proyecto de desarrollo, por ejemplo, se pueden utilizar diferentes tipos de


ilustraciones según la etapa del proyecto que se quiera resaltar. Así, cuando se definen los
objetivos, es importante mostrar el proceso a seguir para desarrollar el proyecto,
incluyendo actividades principales que conlleven a resultados concretos. Ver figura 13.1.

Incluir una figura que presente la metodología.

Fig. 13.1 Metodología de desarrollo

En la fase de diseño, se puede incluir un diagrama de bloques que muestre las


funciones de los diferentes módulos y sus relaciones. Ver figura 13.2.

Incluir una figura que presente la estructura de bloques.

Fig. 13.2 Estructura modular

En el diseño detallado se pueden incluir diagramas de componentes lógicos


(hardware) y diagramas de flujo (software). Ver figuras 13.3 y 13.4.

Incluir una figura que presente un diagrama de componentes lógicos.

Fig. 13.3 Diagrama lógico


Incluir una figura que presente un diagrama de flujo.

Fig. 13.4 Diagrama de flujo

En la etapa de implementación se pueden incluir diagramas eléctricos, diagramas


de conexión y diagramas de circuitos impresos. Ver figuras 13.5, 13.6 y 13.7.

Incluir una figura que presente un diagrama eléctrico.

Fig. 13.5 Diagrama eléctrico

Incluir una figura que presente un diagrama de cableado.

Fig. 13.6 Diagrama de cableado

Incluir una figura que presente un circuito impreso.

Fig. 13.7 Circuito impreso

Si se quiere destacar el dispositivo final, se puede incluir una fotografía del mismo.
14. CÓMO ESCRIBIR EL TRABAJO DE GRADO

El trabajo de grado se puede concebir como el primer documento formal de tipo


científico/tecnológico a que se enfrenta un estudiante de pregrado. Por tanto, es necesario
que tenga bien claro cómo hacerlo.
La primera cartilla (Téllez Barón Fabio et al., 2004) se centró ante todo en los
procedimientos, los documentos y las instancias que deben tener en cuenta los
estudiantes para llevar a buen término su trabajo de grado. Sin embargo, después de diez
años de estar asesorando a los estudiantes de ingeniería electrónica de la Universidad El
Bosque en la elaboración de sus proyectos y otros documentos, se hizo evidente la
necesidad de escribir un manuscrito que les sirviera de apoyo en el momento de
construirlos.
Esta guía muestra la estructura del manuscrito y los contenidos esperados en cada
uno de sus apartados.

Para una mejor claridad, el tema de este capítulo se ha dividido en dos grandes
partes. La primera trata de las consideraciones generales de cada una de las secciones
que componen el trabajo de grado; éstas se exponen a continuación. En la segunda se
han elaborado algunos ejemplos reales que pueden ayudar a clarificar los conceptos
generales tratados en la primera parte. Los ejemplos están en el anexo A.

Un trabajo de grado típico, que termine en un dispositivo, equipo o sistema –a


continuación se hablará siempre de sistema, en forma genérica-, contiene las secciones
mencionadas a continuación:
1. Resumen/Abstract
2. Tabla de contenido
3. Título del trabajo de grado
4. Introducción
5. Problema
6. Estado del arte
7. Glosario de términos
8. Justificación
9. Objetivos
10. Requerimientos
11. Diseño global
12. Diseño detallado
13. Implementación
14. Pruebas
15. Manuales
16. Resultados
17. Discusión
18. Conclusiones
19. Referencias documentales
20. Anexos

Sin embargo, las secciones indicadas corresponden a un trabajo típico que termina
en un equipo, pero no todos los proyectos terminan en un sistema concreto. En este
sentido, los proyectos se pueden clasificar en tres grupos: el primero, que termina en un
sistema; el segundo grupo, sobre estudios de preingeniería; y el tercero, relacionado con
trabajos teóricos.
Para cada uno de estos casos, la estructura del documento varía, como se indica a
continuación:
a) Un trabajo que termine en un sistema contiene cada uno de los 20 capítulos
mencionados arriba.

b) Un proyecto que termine en un estudio de preingeniería contiene las secciones


iniciales, hasta el diseño global. Los apartados de diseño detallado,
implementación, pruebas y manuales no aplican; en su lugar, a partir del
diseño global, se hacen las especificaciones o requerimientos del sistema que
se implantaría en caso de que el estudio se lleve a cabo. Con esa información
se hace un estudio de costos, y, finalmente, se calcula la viabilidad del mismo.
c) Un estudio teórico también contiene las secciones iniciales hasta el diseño
global. Los capítulos de ejecución se reemplazan según se esboza en el capítulo
de requerimientos donde se plantea cuántos son, cómo se titulan y qué
contenido tienen.
Una forma rápida de saber cuántas secciones puede contener la fase de
ejecución de un estudio teórico es hacer una relación unívoca entre aquellas y
cada uno de los objetivos específicos del proyecto.

De igual forma se describen algunos capítulos que hacen parte del anteproyecto
pero que no aparecen en el documento final del trabajo de grado. Estos apartados son:
1) Metodología de desarrollo

2) Recursos:

i) Humanos
ii) Técnicos
iii) Institucionales
iv) Financieros
v) Tiempo de ejecución
3) Cronograma de actividades

4) Compromisos

14.1 Resumen/Abstract
El resumen es la última parte del documento que se redacta en un trabajo de
grado. Sólo cuando ya se ha terminado todo el trabajo -sistema y documento- se elabora
este apartado. Por tanto, debe escribirse en pasado.
El objetivo es resumir el trabajo de grado. Al redactarlo, se debe tener en cuenta
que los lectores no saben nada del trabajo realizado y leen el resumen para ver si les
interesa el documento. Es más, la mayoría de los lectores sólo leerá el resumen. Por tanto,
éste debe considerarse como una alternativa al documento, no como una introducción.
Como dice Umberto Eco (1996, 141), un buen resumen le debe dar al lector la sensación
de conocer el trabajo sin haberlo leído.
Un buen resumen debe informar, ser concreto y autosuficiente.
En el resumen se debe utilizar un lenguaje familiar, claro y conciso que llegue en
forma directa al posible lector. Por tanto, se deben omitir las siglas y abreviaturas poco
conocidas; éstas se presentan la primera vez que se utilizan en el documento, es decir, a
partir de la introducción.
El tamaño del resumen depende de la longitud del documento tratado. Para un
trabajo de grado su tamaño no puede exceder las 200 palabras. Para el artículo tipo
revista, el tamaño debe reducirse a 150 palabras. Sin embargo, no tiene sentido malgastar
las palabras; si se puede escribir un buen resumen en 100 palabras ¿para qué utilizar las
200 permitidas? Por tanto, se debe evitar la verbosidad; cada palabra utilizada debe
sopesarse cuidadosamente.
Para hacer un resumen conciso se requiere extraer las ideas principales de aquellas
otras que las complementan; esto requiere trabajo. Por ejemplo, hay que tratar de escribir
el problema en una sola frase, lo cual no es fácil pero contribuye a formar una disciplina
que le servirá al estudiante en todos sus escritos.
Por otra parte, quienes están interesados en buscar información específica acuden
normalmente a los servicios especializados de búsqueda bibliográfica, que prestan ese
servicio a partir de los resúmenes. Algunos de estos servicios lo hacen a partir de las
palabras clave del resumen y otros lo hacen a partir de todo el resumen. Por eso se
recomienda incluir máximo cinco palabras clave o descriptores primarios (Keywords in
context) en el resumen que ayudarán a esos servicios bibliográficos.

Tanto Day (1996, pp 28-30) como Michaelson (1990, pp 31-34) tratan en esencia
dos tipos de resúmenes: el informativo y el descriptivo. El informativo muestra en forma
sucinta el trabajo, sin interpretaciones. A su vez, el descriptivo, muestra cualitativamente
qué contiene el documento.
Para el artículo científico, Day propone utilizar el resumen informativo en cuanto
que es una versión reducida de aquél. Este resumen consta de los siguientes elementos
de información:
• El problema.
• El método utilizado.
• Los datos y las conclusiones principales.
Por su parte Michaelson propone utilizar el que más se adapte al público
destinatario del documento. Así, para un artículo de revisión plantea un resumen
descriptivo en cuanto a que los lectores necesitan un “mapa de ruta” que los oriente. Pero
si se trata de un estudio experimental o teórico propone utilizar un resumen informativo.
Y, si es para una tesis, opina que se puede escoger tanto un resumen informativo como
una mezcla de los dos (descriptivo-informativo).
Desde el punto de vista de ingeniería, el resumen de tipo informativo debe
contestar tres preguntas básicas:
• ¿Cuál era el problema?
• ¿Cómo se resolvió?
• ¿Qué resultados se lograron?
• E incluir la conclusión más relevante del trabajo.
Este tipo de resumen les permite a los lectores mantenerse al día en su campo de
acción sin necesidad de leer todo el documento. Pocos lectores o ninguno leerán el
documento completo porque o bien no tienen tiempo o no están interesados.

Los resúmenes yerran ante todo por suministrar detalles innecesarios. También, a
veces, omiten información importante.

14.2 Tabla de contenido


Informa al lector las diferentes secciones de que consta el documento e indica la
página donde se inicia cada una de ellas.
Debe estar limitada a dos o tres páginas. Según el tamaño se incluirán hasta los
títulos de tercer orden, incluyendo la bibliografía y los anexos.
Para su realización se deben utilizar las herramientas pertinentes de Word.

Las tablas de contenido pecan porque se elaboran a mano y porque no están


actualizadas. También, a veces, suministran demasiados niveles de información.
14.3 Título del trabajo de grado

Dada la gran cantidad de información que se produce a nivel científico y


tecnológico, un trabajo de grado tiene muy pocas posibilidades de ser leído. Sin embargo,
sus autores tienen varias oportunidades para interesar a los lectores: título, resumen,
artículo tipo revista y documento completo, en ese orden.
El título es la etiqueta mediante la cual se trata de vender el producto final -el
documento-. Sin embargo, la mayoría de los posibles lectores termina su interés aquí; si el
título no los atrae no mostrarán interés por el resto del trabajo. Si el título es llamativo, el
lector entonces tratará de buscar el resumen del documento para constatar que su interés
inicial sigue siendo real. Después de leerlo, si definitivamente el trabajo continúa siendo
interesante, el lector irá a buscar el documento final. Pero es muy probable que a este
punto lleguen muy pocos lectores o ninguno.
Existe otra posibilidad intermedia de acceso al público y es el llamado artículo tipo
revista, pero sólo algunos de los trabajos de grado son publicados en las revistas
académicas que promocionan ese tipo de proyectos.
Por tanto, el título debe ser lo suficientemente informativo, claro y corto; cada una
de sus palabras debe ser elegida con mucho cuidado.

Un título como Estudios sobre antenas no resulta muy útil para el posible lector.
Por otra parte, otro como Módulo de interfaz de software para el geoposicionamiento y
obtención de información de puntos móviles o fijos terrestres mediante la utilización de la
constelación Orbcomm se acerca más a un resumen que a un buen título.
La mayoría de los títulos largos contienen palabras superfluas como investigación
sobre…, proyecto de…, estudio sobre... Estas palabras, así como las abreviaturas, deben
evitarse.
Un título como Sistema de tarificación telefónica parece un buen título; es corto y
no tiene palabras superfluas. Sin embargo, este título es corto porque utiliza términos
generales y no específicos.
Se puede suponer a priori que el trabajo no incluyó todos los posibles métodos de
tarificación y que no se aplica a todos los sistemas o subsistemas de conmutación
telefónica. Por tanto, el título es ambiguo. Posiblemente tiene solo una aplicación
específica y se debería tratar de mejorarlo indicando su aplicación para darle un
significado más claro. En consecuencia, el título mencionado podría plantearse como
Sistema de tarificación telefónica para cabinas de servicio público.

Muchos de los errores de los títulos están relacionados con el orden de las palabras
o con el significado de las mismas. Así, títulos como Digitalización del arco dental y
generación de base de datos tienen un significado diferente al que imaginaron sus
autores. ¿Se va a digitalizar el arco dental o la información de las mediciones que se
obtengan del mismo?
Una propuesta contenía el siguiente título: Transmisión inalámbrica para cabezas
de medición en seguridad industrial. ¿Qué clase de cabezas serán esas? El título mejoró en
una segunda entrega: Transmisión inalámbrica para cabezas de medición de gases tóxicos
en seguridad industrial. Sin embargo, las palabras en seguridad industrial parecen
superfluas.
Otra propuesta se titulaba: Afinador para guitarras acústicas autónomo.
Indudablemente el título mejora si se cambia de sitio una palabra: Afinador autónomo
para guitarras acústicas.
Finalmente, en un tercer ejemplo, el trabajo se titulaba: Sistema de monitoreo de
conexión de dispositivos periféricos en computadores en red. El título mejoró al quedar
así: Monitoreo de dispositivos periféricos en redes de computadores. Quizás mejoraría más
si se especificara el tipo de redes de computadores en que se aplicará.
Por tanto, el significado y el orden de las palabras del título son importantes para
el posible lector que ve el título en el índice de una revista o en otro medio. El título, en
general, es una frase cuyo contenido, por sí solo, es fuente de información.
Por otra parte, los títulos no deben contener, en lo posible, abreviaturas, siglas,
nombres patentados, jerga, etc. Su longitud no debe sobrepasar 15 palabras.

Los títulos yerran porque son muy cortos o muy largos. Un título corto no define el
alcance del trabajo; empero uno largo puede contener muchas palabras superfluas que
tampoco ayudan a delimitar su espectro.
14.4 Introducción

No debe confundirse con el resumen. La introducción es independiente de éste y


se escribe como si el resumen no existiera; de hecho, cuando se escribe la introducción
por primera vez, el resumen no existe todavía.
Cabe anotar que la introducción se escribe en dos momentos diferentes:
• Por primera vez cuando se está elaborando el anteproyecto; fase de
planeación.
• Por segunda vez, cuando se está redactando el documento final; fase de
ejecución.
Así, la primera vez se redacta en futuro y trata de lo que se intenta hacer en el
trabajo de grado; la segunda se redacta en pasado y cubre lo realizado.

La introducción presenta al lector la columna vertebral del documento y, como tal,


debe contener, al menos, los siguientes puntos del trabajo de grado:
• Lo primero que debe quedar claro es el problema y su alcance; si éste no se
define en forma concisa, razonable y comprensible, los lectores ya no se
interesarán por el resto del documento.
• En segundo lugar se debe hacer una revisión bibliográfica centrada en el
problema. Con este fin se recomienda hacer la revisión en dos tópicos
diferentes pero complementarios:
o Los fundamentos teóricos que soportan la solución del problema
definido.
o La tecnología relacionada con productos, preferiblemente
comerciales, que den una respuesta al problema planteado.
De estos puntos se debe extractar la columna vertebral que complemente
al problema y ayude a ubicar al lector –antecedentes-.
• A continuación, exponer las alternativas de solución visualizadas y
especificar la seleccionada conjuntamente con la tecnología empleada.
• Además se deben mencionar los principales resultados obtenidos
• Y, en último lugar, presentar la conclusión o conclusiones principales que se
desprenden de los resultados.
La estructura planteada va del problema a la solución; es tan importante para los
lectores que es conveniente que haya cierta redundancia con el resumen. Este contenido
está ajustado a los trabajos de grado.

Como dice Day, (2003, pp 31-33), los temas “deben presentarse de forma que el
lector comprenda cuál era el problema y cómo se trató de resolverlo”. Aquí Day,
evidentemente, se refiere a la introducción final, cuando el proyecto ya se ha terminado.

Michaelson, (1990, pp 37-43), por su parte, plantea que la introducción debe


ajustarse al público destinatario del documento, así:
• Reporte interno para los ingenieros de una compañía; ajustarla para llenar
las expectativas del consumo doméstico.
• Paper para una revista; ajustarla al estilo y necesidades de la publicación
seriada.
• Documento para una conferencia o seminario técnico; plantear qué se hizo
en el trabajo y qué se mostrará en la conferencia.
• Artículo para una revista comercial; mostrar las técnicas desarrolladas y la
utilidad del sistema.
• Y para una tesis de maestría; ajustarla para el público destinatario -el
director y jurados de grado-.

La extensión de la introducción no debe sobrepasar dos páginas.


Finalmente, cabe recordar que no todos los lectores serán de la misma especialidad
que los autores. En consecuencia, la introducción es el lugar más apropiado para colocar
los principales términos y las abreviaturas especializadas que se vayan a utilizar en el
documento.

14.5 Problema

Este es el punto de partida del trabajo de grado. Aquí se requiere de una mente
clara que defina en forma concisa, precisa y completa el problema que origina el proyecto.
Si no hay claridad al respecto, todo el edificio que se construya con estos cimientos se
derrumbará. Como decía Eurípides: “lo que mal empieza mal acaba”.
Es conveniente referenciar las posibles soluciones ya existentes y precisar cuáles
son los vacíos o debilidades que presentan y que hacen necesario acometer una solución a
la medida. En la descripción del problema deben emplearse términos precisos que no den
lugar a varias interpretaciones. En la ingeniería se presentan problemas de tipo técnico,
económico, social, político, etc.
Su extensión debe ser de pocos párrafos.

14.6 Estado del arte

La revisión documental relacionada con el problema es un punto de partida


importante para el proyecto dado que no se parte de cero.
Es necesario conocer qué han hecho los demás al respecto, qué soluciones
similares existen y qué ventajas y desventajas ofrecen. Si existe una solución que no
presente desventajas, y aún así se decide acometer el proyecto, debe justificarse el
porqué se amerita otra solución.
Por revisión documental se entiende la información existente relacionada con el
problema que origina el proyecto. La información puede estar en cualquier medio: libros,
revistas, catálogos, manuales, memorias de simposios, trabajos de grado, tesis, bases de
datos, CD-ROM, casetes, etc.
Dado que las palabras que se tomarán de esa revisión no son propias, hay que
referenciar las fuentes de las mismas, es decir, se debe hacer citas.
La revisión documental se centra en el problema. Se recomienda dividir la revisión
en dos partes diferentes pero complementarias. La primera, referida a las bases teóricas
que soportan la solución del problema; y la segunda, que trata de los productos
tecnológicos existentes en el mercado.

14.6.1 Bases teóricas


Se refiere a la teoría que soporta la solución del problema propuesto. Se indaga
sobre lo que hay escrito acerca de él. Para esta investigación la información se encuentra
especialmente en revistas, bases de datos, libros, simposios, foros y demás trabajos
escritos sobre el tema.

Como lo menciona Gibaldi (2000, pp. 2-3), se hace investigación cuando se desea
explorar una idea, probar algo, resolver un problema, o buscar soporte externo para
apoyar las ideas propias.
El documento de investigación se basa en fuentes primarias, secundarias o en una
combinación de ambas. Aquí se entiende que una fuente primaria es un documento
publicado como resultado de estudios directos efectuados mediante observaciones,
investigaciones o experimentos sobre un tema. Por otra parte, se entiende como fuente
secundaria el escrito resultante de examinar los estudios realizados por otros
investigadores sobre un tema dado; pueden ser libros, artículos de revisión o artículos de
opinión.
Así, para elaborar el documento, el estudiante aprende a buscar y recuperar
información: identifica, localiza, evalúa y asimila las investigaciones de otros sobre un
tema de estudio. Después desarrolla y expresa sus ideas propias, presentadas en forma
clara y persuasiva.
La revisión de las fuentes de información le ayudará a conocer los diferentes
puntos de vista sobre un asunto, a ampliar o adecuar sus ideas, a conocer nuevos
métodos, modelos o tecnologías, pero siempre teniendo en cuenta que el objetivo
fundamental de la investigación no es resumir el pensamiento o los trabajos de otros sino
asimilarlos, apropiarse de ellos.

En este apartado se relacionan los principales fundamentos teóricos en que se


apoya de manera profunda y concreta la solución.
La información extractada se muestra en:
• Un resumen preciso y concreto de las bases teóricas.
• Un anexo con información más extensa de aquellos puntos esenciales que
aclaran los fundamentos teóricos.
• Referencias bibliográficas de la información de donde se hicieron citas
textuales o de contexto. Estas citas deben mencionar el documento y la
página o páginas de donde fue extractada la información.
Se debe evitar el plagio; siendo estrictos, se deberían hacer citas, párrafo por
párrafo, de las fuentes que le sirvieron para elaborar este numeral. Cuando las citas son
textuales, éstas van entre comillas. Por otra parte, se estima que la cantidad de citas
textuales no debe superar al 30% del texto total del capítulo; también que cada cita
textual, en lo posible, no exceda el tamaño de un párrafo. Toda información escrita de un
autor debe ser respetada; esto incluye tablas, figuras, ejemplos e ideas.
También hay que evitar la tendencia a llenar este apartado de extensos discursos
que tocan tangencialmente otros temas; como se mencionó antes, debe concentrarse en
el problema. Una buena extensión de este apartado no debería sobrepasar unas cinco
páginas.

Al elaborar las bases teóricas se yerra por el contenido, por la estructura y por
incluir información no necesaria. Respecto del contenido, porque se tiende a ser
superficial; hay que ser precisos, concretos y profundos. Respecto a la estructura en
cuanto a la falta de numeración interna del capítulo que lo hace incomprensible. Y,
finalmente, porque se tiende a llenar este apartado de información copiosa e innecesaria
desde el punto de vista del problema que se trata de solucionar.

14.6.2 Tecnología
Este numeral es muy importante en todos los proyectos de ingeniería. Aquí se hace
una referencia a las tecnologías de punta que existen sobre el tema propuesto y se
exponen productos tecnológicos existentes en el mercado que solucionan, total o
parcialmente, el problema.
Se indaga sobre lo que hay escrito con respecto a tecnologías de punta y a
productos concretos existentes. La información se encuentra especialmente en revistas de
divulgación, catálogos y bases de datos de patentes (si amerita). Internet es una buena
herramienta de ayuda para buscar esta información.
Hay que tener en cuenta que para desarrollar el trabajo de grado, los futuros
ingenieros estudian las tecnologías de punta que utilizarán en su ejecución para
apropiarse de ellas.
La información de referencia se utiliza para:
• Elaborar el resumen preciso y concreto de las características técnicas de los
productos tecnológicos. Dicho resumen va en este apartado.
• Elaborar un anexo con aquellos documentos esenciales que amplíen las
características de los productos tecnológicos.
• Construir la información sobre los documentos de referencia consultados
sobre el tema; ésta hará parte de la información de referencia (bibliografía).
La longitud de este numeral no debería ser superior a cinco páginas.

Al elaborar esta sección se peca por el contenido, por la estructura y por incluir
información innecesaria. Por el contenido en cuanto a que la información suministrada es
superficial; ésta debe contener las características técnicas esenciales de los productos y
los datos de las mismas. Por la estructura porque la numeración interna es confusa y se
pierden las ideas. Y finalmente, porque a falta de lo anterior, se trata de suministrar más
información pero ésta no es relevante para el problema.

14.7 Glosario de términos

En esta sección se incluyen los términos técnicos ajenos al programa de ingeniería


objeto del trabajo. Es decir, aquellos términos que no hacen parte del lenguaje técnico
común de los estudiantes.
El glosario tiene normas respecto al contenido y a la forma. Respecto al contenido,
cada término debe ser definido en forma concreta y corta; no puede ser farragoso. En
cuanto a la forma se hace necesaria una visualización que le muestre al lector claramente
cada una de las entradas. En este sentido, una forma normal de hacerlo es siguiendo un
formato similar al de la documentación de referencia, teniendo en cuenta que el glosario
de términos no se numera y va en orden alfabético.

Al elaborar el glosario de términos se falla por el contenido, por la forma y por


incluir términos que no son necesarios, pues son del lenguaje común.
14.8 Justificación

Es normal que los problemas que se abordan para desarrollar trabajos de grado ya
cuenten con muchas soluciones, más o menos exitosas. Entonces surge la pregunta: ¿para
qué reinventar la rueda?
En respuesta a la pregunta inicial, a manera de ejemplo y tomándola en forma
literal, se puede decir que en el campeonato de fórmula1 se reinventa la rueda cada 15
días. Dependiendo del tipo de chasis, de las características del piso, de las condiciones
ambientales y algunas otras, los fabricantes de llantas que proveen de neumáticos a los
competidores viven en un proceso constante de innovación.
Por otra parte, y ya entrando en materia, en respuesta a esa pregunta existen
razones de índole académica. También pueden existir otras razones técnicas, económicas,
sociales, políticas, etc.
La justificación es la explicación del porqué fue conveniente llevar a cabo el trabajo
de grado, exponiendo para ello razones y argumentos de importancia real. En lo posible,
la justificación incluye datos.
La justificación liga al problema con los entregables de la solución propuesta. En
consecuencia, en este apartado se señalan los aportes que hizo el trabajo de grado a la
solución del problema planteado.
En la justificación se yerra por desvincular el problema origen del trabajo de grado
de la solución propuesta.

14.9 Objetivos

Al llegar a este numeral ya se ha definido el problema y se ha concretado el título


del trabajo de grado. Mediante este último se ha expuesto, en forma muy amplia, lo que
se quiere realizar.
Aquí se define mejor el alcance del proyecto a través de los objetivos, es decir, de
las acciones principales por realizar. Estos se redactan en frases cortas con verbos activos
en infinitivo y se pueden diferenciar entre principal o general y específicos. Entre los
verbos que se pueden utilizar se tienen los siguientes:
• Analizar
• Comparar
• Clasificar
• Calcular
• Determinar
• Diseñar
• Evaluar
• Implementar
• Y probar

Cada uno de los objetivos termina en un producto entregable concreto: un


dispositivo, un algoritmo, un proceso, un documento, por ejemplo. Si no hay entregables,
entonces las actividades que se plantean podrán ser muy loables pero no son objetivos.
Los objetivos se expresan con claridad para evitar posibles desviaciones en el
proceso de desarrollo. Deben ser susceptibles de alcanzar.
El objetivo general contesta a la pregunta: ¿Qué se propone con el desarrollo del
proyecto? Está relacionado directamente con la respuesta al problema planteado; define lo
que se quiere alcanzar.
Los objetivos específicos se formulan en estricta función del objetivo general. Son
la guía lógica de ejecución del proyecto, determinan sus límites y amplitud, orientan sobre
los resultados esperados y delimitan las etapas del proceso a realizar; facilitan el
desarrollo del trabajo de grado y ayudan a concretar los requerimientos. Los objetivos
específicos contestan a la pregunta: ¿qué logros se pretenden, a corto plazo, para lograr
el objetivo general?

Los objetivos yerran porque son muy ambiguos, no conducen a un producto


entregable o están orientando el diseño.

14.10 Requerimientos

En el desarrollo de un trabajo de grado de ingeniería, hardware y/o software, no


basta con tener unos objetivos bien definidos; estos son ambiguos a la hora de acometer
el diseño y la implementación del proyecto. Se hace, pues, necesario acotar su alcance.
Para lograrlo, se desglosa cada uno de los objetivos específicos con el fin de definir las
características técnicas de cada una de las acciones a realizar, hasta llegar a cifras y datos
mínimos mensurables. Si después de esta labor existe aún cierto grado de ambigüedad, al
final del proyecto, normalmente, tanto el usuario final como los jurados del proyecto no se
mostrarán satisfechos con el producto ofrecido.
Aquí es necesario tener en cuenta que la sección de requerimientos es semejante
al capítulo técnico de los pliegos de condiciones de una licitación pública o privada. En
consecuencia, se debe evitar cualquier grado de ambigüedad.
Ahora bien, los requerimientos son consecuencia de las reuniones adelantadas
entre los estudiantes y los usuarios finales para definir el alcance del trabajo de grado; se
parte de los objetivos, pero su elaboración final es función del trabajo de los estudiantes
asignados al proyecto. Aquí se plasman los acuerdos entre las partes –usuarios y
estudiantes-. Sin embargo, los requerimientos deben satisfacer las necesidades puntuales
del usuario final; si éste no está de acuerdo, entonces aquellos no son válidos. Por tanto, y
como se trata de un acuerdo entre las partes, este ítem debería ser firmado por éstas.
Los requerimientos se redactan en lenguaje técnico, de ingenieros. Deben ser
precisos, concretos, contener las características técnicas que debe cumplir el
sistema/dispositivo/algoritmo, u otro, que se vaya a realizar. Por cada característica se
definen los datos que la delimiten; a veces es conveniente agregar gráficas para mejorar
su comprensión. Estas características y datos son las condiciones mínimas a tener en
cuenta en el momento de desarrollar el trabajo.
El tiempo que se le asigne a definir bien los requerimientos será provechosamente
retribuido cuando se desarrollen los capítulos relacionados con la ejecución del proyecto.
El apartado de requerimientos es la última sección de la fase de planeación.

Existen varias formas de acometer la definición de los requerimientos. La primera


parte de cada uno de los objetivos específicos y los desmenuza; al final, se mira el
conjunto para analizar qué otros puntos deben definirse al considerar la integración de los
objetivos específicos. Otra manera de hacerlo es partir de cada uno de los módulos
previsibles en la arquitectura final del sistema y, por cada módulo, concretar todas sus
especificaciones. Esta última forma es aplicable cuando se puede predecir la arquitectura
de la solución.
Otra forma más técnica e independiente de la arquitectura considera los siguientes
puntos, pero requiere que los realizadores tengan cierto grado de experiencia:
• Requerimientos funcionales
o Definición
o Entradas
o Proceso
o Salidas
• Requerimientos de operación
• Requerimientos de interfaz
• Requerimientos de desempeño
• Requerimientos de administración
• Requerimientos de instalación
• Requerimientos de mantenimiento
• Requerimientos de calidad

Los requerimientos yerran ante todo por ser superficiales, ambiguos y por no tener
en cuenta al problema. A veces faltan también definiciones complementarias.

14.11 Metodología de desarrollo

Es el marco operativo, pues explica la forma concreta como se va a trabajar. En él


se precisa cuál será la estrategia de desarrollo; se definen las etapas, las actividades
concretas de cada una, y se hace un esbozo de los resultados esperados al término de
aquellas.
Debe tener en cuenta, cuando se trabaja con sistemas de información, que la
materia prima que alimenta esos sistemas es la información específica. Por consiguiente,
el análisis debe considerar si se debe capturar y validar la información que se instalará en
el sistema a implantar.
Igualmente, cuando el sistema a ejecutar automatiza algunas actividades
humanas, que antes se hacían manualmente o con procedimientos diferentes, es
necesario considerar la actualización de los métodos y los procedimientos que se
emplearán con el nuevo sistema.
Los diagramas de flujo pueden ayudar.

14.12 Recursos

Se refiere a los medios necesarios para llevar a cabo el proyecto de grado;


pueden ser humanos, técnicos, institucionales, financieros, y de tiempo.

14.12.1 Humanos
Son las personas que van a trabajar, básicamente los estudiantes que proponen el
anteproyecto de grado. También deben figurar el director y los asesores propuestos que
hayan aceptado su función.
Todas las personas tienen limitaciones de tiempo para desarrollar el proyecto que
se plantea. Por tanto, se debe especificar la cantidad de horas que aportará cada una de
ellas (por semana o por mes). Se espera que los estudiantes puedan dedicar diez horas
semanales.

14.12.2 Técnicos
Son los equipos -hardware y software-, instrumentos de medición, materiales y
componentes necesarios tanto para desarrollar como para implantar el sistema propuesto.
Se debe diferenciar entre los equipos e instrumentos necesarios para desarrollar el
sistema, por una parte; y los equipos, materiales y componentes que harán parte del
sistema a implantar, por otra.
Normalmente es posible que la Universidad pueda aportar equipos e instrumentos
de apoyo para desarrollar el sistema propuesto; no obstante, esos equipos e instrumentos
no están sin oficio; es decir, tienen algún objetivo que cumplir dentro de los laboratorios
de la Facultad. Por tanto, se debe calcular el tiempo que se necesita disponer de ellos para
realizar el proyecto y consultar con las autoridades académicas para ver si puede disponer
de ellos o no.

14.12.3 Institucionales
Son los libros, revistas, manuales y demás documentos escritos y, también, el
acceso a bases de datos de información, que se requieren para elaborar el proyecto de
grado.
También se incluye el espacio que se requiere en los laboratorios, u otro sitio, para
desarrollar el proyecto y, posteriormente, implantarlo, si es el caso.
Estos recursos, normalmente, no tienen el mismo costo que los equipos pero,
quizás, son más difíciles de conseguir y su obtención puede ser más demorada. Por tanto,
se debe considerar esta dificultad en el momento de establecer el cronograma de
actividades.

14.12.4 Financieros

Se refiere a todos los gastos que son necesarios para el desarrollo del proyecto.
Tiene que ver con los recursos humanos internos (estudiantes, director, codirector
y asesores de la Universidad) y externos cuya contribución es indispensable; técnicos
(equipos, instrumentos, materiales y componentes que es necesario adquirir);
documentales, y otros (transporte, correo, nacionalización, impuestos y servicios de
telecomunicaciones, por ejemplo).
Algunos de esos recursos técnicos y documentales pueden ser aportados por la
Universidad; sin embargo, se deben calcular e indicar que ya existen y no requieren
erogaciones extras dentro del desarrollo del proyecto. Igualmente, se debe calcular el
costo de los recursos humanos internos de la universidad aunque no haya pagos directos
dentro del proyecto.
De esta forma se tendrá una visión del costo total que implica desarrollar el
proyecto de grado.
Ahora bien, se debe hacer una separación clara entre recursos que requieren o no
erogaciones directas dentro del proyecto; es necesario conocer qué ítems específicos
requieren erogaciones para desarrollar el proyecto de grado.

14.12.5 Tiempo de ejecución

Es el tiempo total estimado para desarrollar el proyecto, una vez se apruebe el


anteproyecto de grado y se inicie su desarrollo.
14.13 Cronograma de actividades

Se refiere a la distribución de las actividades necesarias para desarrollar e


implantar el sistema, según el tiempo y recursos requeridos.
Se debe tener en cuenta que algunas actividades menores pueden ocasionar
demoras en el desarrollo de las demás. Por ejemplo, puede ser necesario importar algunos
elementos; aquí pueden aparecer tiempos imprevistos en el cronograma.
El cronograma de actividades será, también, una herramienta de control del
desarrollo del proyecto. Por tanto, se recomienda utilizar un paquete informático de
ayuda, como Project.

14.14 Compromisos

Para desarrollar un proyecto existen, normalmente, compromisos de los diferentes


entes y personas que participan en el mismo.
Para claridad del proyecto, se deben fijar concretamente las responsabilidades y
compromisos que adquiere cada uno de los actores. Esto facilitará el desarrollo del
sistema en el tiempo y con los recursos previstos.

14.15 Diseño global

Aquí se inicia la fase de ejecución del trabajo de grado. Todos los apartados
anteriores hacen parte de la etapa de planeación.

Se debe recordar que en el desarrollo de un proyecto, en general, existen varias


fases bien definidas que, normalmente, son acometidas por diferentes grupos. Estas
etapas incluyen la planeación, ejecución, pruebas, instalación, puesta en marcha,
operación y mantenimiento. Sin embargo, en el mejor de los casos, en la vida académica
sólo se llega hasta la instalación y puesta en marcha; aquí no se tienen en cuenta ni la
operación ni el mantenimiento.
Por otra parte, en la vida académica los estudiantes realizan todas las fases
involucradas en el trabajo de grado. Sin embargo, es preciso que entiendan el proceso
real para que lo puedan realizar una vez que ingresen al campo laboral. Allí pueden estar
en cualquiera de los dos bandos: como contratantes o como contratistas.
En la vida real es normal que la etapa de planeación la realice la empresa que tiene
la necesidad, es decir, el usuario del sistema. Una vez que el documento está elaborado -
pliego de condiciones- se abre una licitación pública o privada en la que participan las
empresas diseñadoras interesadas. Aquella que gane la licitación será la encargada de
realizar la etapa de ejecución que incluye los capítulos de diseño global, diseño detallado,
implementación y pruebas, y la documentación relacionada. Cuando el sistema está
terminado, el usuario final realiza las pruebas de aceptación con base en los
requerimientos –capítulo técnico de la licitación-. Si el usuario final acepta las pruebas del
sistema, éste se pone en funcionamiento y se inician las fases de operación y
mantenimiento.

El diseño global tiene como propósito convertir los requerimientos en una


propuesta técnica concreta que cumpla con todos y cada uno de éstos. También plantea la
organización global del sistema. En este apartado se contesta la pregunta ¿qué se va a
hacer?
Se plantean al menos dos alternativas de solución. Cada alternativa presenta su
arquitectura física, con módulos interconectados entre sí (ver figura 14.1). Cada uno de
esos módulos es una caja negra a la que se le asignan las funciones que debe realizar y se
le especifican sus entradas y salidas en forma detallada; cada uno debe tener definidas
todas sus funciones completamente, y sus entradas y salidas deben estar bien
especificadas (nombre de cada variable, unidad de medida utilizada, rango de valores
permitidos, forma de conexión –serie o paralelo-).
Una alternativa de solución puede contener subsistemas hardware y software, en
general. Aquí no se incluyen circuitos específicos, pero sí se puede escoger la tecnología o
tecnologías a utilizar.
Fig. 14.1 Diagrama de bloques

En una empresa de diseño es normal que los módulos planteados en el diseño


global se repartan entre varios ingenieros o grupos de ingenieros para que cada uno de
ellos realice su diseño detallado, implementación, pruebas individuales y documentación
correspondiente. Es más, esos ingenieros pueden estar ubicados en sitios geográficos
diferentes. Por consiguiente, la definición, por cada módulo, de sus funciones, entradas y
salidas debe ser minuciosa y precisa, pues de otra forma el sistema no funcionaría al
integrar las diferentes partes. Por lo demás, las funciones, entradas y salidas de cada
módulo no cambian en las etapas posteriores del proyecto.
En la vida académica, por otra parte, se simula que cada uno de los estudiantes es
un grupo de trabajo diferente que debe asumir el desarrollo de un módulo del sistema;
éste queda bajo su responsabilidad.

Al terminar el diseño global de cada una de las alternativas se hace la comparación


entre todas ellas; ésta incluye, al menos, los aspectos técnicos, económicos y de tiempo
de desarrollo. De ese análisis surge la alternativa escogida que se ejecutará en las
secciones subsiguientes.
Por otra parte, al término de este apartado ya se puede iniciar la elaboración del
plan de pruebas y el contenido inicial de los manuales de usuario, apartados que se irán
mejorando a medida que avanza la ejecución del trabajo de grado.

El diseño global yerra por la definición imprecisa de las funciones de cada módulo y
la falta de especificación minuciosa de sus entradas y salidas.
14.16 Diseño detallado

Esta sección parte de la alternativa seleccionada. Aquí se contesta la pregunta


¿cómo se va a hacer?
En el diseño detallado se especifica cómo se cumplen los requerimientos del
proyecto dentro de niveles de servicio aceptables por el usuario final. Las funciones de las
cajas negras del apartado anterior se convierten en circuitos o en algoritmos, según que la
solución se realice mediante hardware, software, o una solución combinada.
Si la solución es por hardware, se seleccionan los componentes, se utilizan sus
diagramas esquemáticos y se hacen los cálculos que sean necesarios a partir del modelo
utilizado. La circuitería resultante reemplaza a las cajas negras, manteniendo las entradas
y salidas de éstas. Esto se hace para cada uno de los módulos –cajas negras-. En
consecuencia, al final del diseño detallado habrá un gran plano con todos los circuitos
esquemáticos que reemplaza a la arquitectura modular de cajas negras del diseño global.
Dependiendo del tamaño del hardware resultante, éste se dividirá en módulos y
submódulos hasta llegar al nivel de tarjetas; deben quedar muy claras la estructura, las
funciones de cada elemento, las interfaces y la tecnología a emplear.
Si la solución es por software, se hacen los diagramas de flujo correspondientes.
Se inicia con un diagrama general y de él se desprenden los diagramas de cada uno de
sus módulos hasta llegar a las funciones. Se utiliza un lenguaje natural, entendible por
cualquier persona. Los diagramas de flujo deben ser completos, detallados y bien
documentados; se utilizan rótulos para asociar estos diagramas con el código definitivo,
una vez se haga la implementación. Estos principios se deben adaptar a las herramientas
de software específicas que se utilicen.
En el subsistema software se debería llegar hasta el último nivel -estructura,
funciones y objetos que intervienen, librerías, directorios, archivos, variables globales,
parámetros, requerimientos de máquina-. También incluye el diseño y el esquema de la
base de datos, si aplica.

Otro aspecto del diseño detallado es el diseño industrial del mismo. Todos los
componentes del sistema deben ir en un recipiente adecuado a su uso. Se definen los
materiales a utilizar, el cableado, su ventilación, la calidad de los circuitos impresos, etc.
Con este fin, se utilizan herramientas apropiadas como, por ejemplo, Solid Edge.
Al terminar el diseño detallado se tendrá el diagrama esquemático general de todo
el hardware del sistema en un solo plano, todos los diagramas de flujo correspondientes al
software y el diseño industrial del sistema.

Por otra parte, al término de este apartado se pueden complementar el plan de


pruebas y el contenido de los manuales de usuario, apartados que se iniciaron en la
sección anterior.

El diseño detallado yerra principalmente por desorden y falta de profundidad.


Desorden, en cuanto a que no se sigue el mismo orden del apartado de diseño global y su
numeración interna es muy superficial. Profundidad, en cuanto la selección de
componentes se hace a dedo y, especialmente, no se hacen los cálculos necesarios que se
tienden a sustituir por comentarios.

14.17 Implementación

Este apartado es relativamente el más sencillo de la fase de ejecución. Su objetivo


es el montaje y cableado de los circuitos definidos en el diseño detallado, y la codificación
de todas las funciones y módulos de software planteados con el fin de realizar las pruebas
del sistema.
El diseño industrial no se implementa todavía: se espera a que los estudiantes
realicen las pruebas y a que los evaluadores den su concepto sobre las posibles
modificaciones a que haya lugar. Por lo tanto, esta sección se escribe en dos momentos
diferentes: uno para hacer el documento antes de las pruebas; y otro para elaborar el
documento final, cuando ya está implementado el diseño industrial.
El montaje del hardware se hace sobre protoboards o circuitos impresos de
borrador. Aquí ya se trabaja con componentes reales. Por lo tanto, se pasa de los
diagramas esquemáticos a chips con todos sus pines. En el montaje del hardware se
depende del grado de integración que se haya utilizado en el diseño.
Del montaje del hardware surge el diagrama general detallado de cableado del
sistema que va desde la fuente de alimentación hasta el puesto de trabajo donde se
ubiquen los operadores del sistema.
También se hace el diseño de todos los circuitos impresos, con todas sus artes, por
ambas caras, mostrando los caminos y los componentes. Los circuitos impresos se
documentan bien. Además, por cada tarjeta impresa va un listado detallado con todos sus
componentes y valores. Si hay más de una tarjeta impresa, se muestra cómo se
interconectan entre sí.
Desde el punto de vista del software, se trata de codificar todas las funciones y
módulos especificados en el diseño para garantizar su operatividad. Aquí se depende de
las herramientas de software que se hayan seleccionado; por ejemplo, con Labview no
existe diferencia entre el diseño detallado y la implementación.

Este capítulo se elabora en paralelo con el capítulo de pruebas. Por esta razón
también se ha insistido que el plan de pruebas y los manuales de usuario se realicen en
paralelo con los apartados de diseño. Para ejecutar las pruebas ya debe existir el plan
correspondiente y, si van a intervenir personas ajenas al desarrollo –usuarios, por
ejemplo-, deben existir también los manuales de usuario.

En la implementación se falla porque no se actualiza el capítulo luego de


implementar el diseño industrial.

14.18 Pruebas

Esta sección y la anterior, se desarrollan paralelamente. A medida que se


implementa cada elemento, hardware o software, se hacen pruebas individuales.
Posteriormente, se ejecutan las pruebas de cada tarjeta, módulo, subsistema y,
finalmente, las pruebas de integración de los subsistemas.
Para realizar las pruebas se sigue una metodología de menos a más. Se hacen las
pruebas individuales de cada componente; luego se hacen las pruebas tarjeta por tarjeta;
a continuación se ejecutan las pruebas módulo por módulo; y posteriormente se realizan
las pruebas de todo el subsistema. Esto por cada subsistema, hardware y software, por
ejemplo. Finalmente se realizan las pruebas de integración.
Para realizar las pruebas se tienen en cuenta todos los requerimientos establecidos
para el sistema.
En general, por cada prueba hay que tener en cuenta:
• Los datos de entrada
• Los datos que deben estar a la salida
• La cantidad de circuitos (o de software) que debe estar implementada para
la prueba
• Los equipos de medición necesarios
• La cantidad de personas indispensables para la misma
• El tiempo necesario para realizar la prueba

El conjunto de todas ellas constituye el plan de pruebas o protocolo de pruebas del


sistema; la forma más fácil de graficarlo es mediante una tabla. El plan debe ser detallado
y exhaustivo.
El plan de pruebas lleva una columna extra, en blanco, rotulada resultados, que se
diligenciará cuando se ejecuten los ítems anteriores.

14.19 Manuales

El usuario final recibe la documentación completa del sistema; comprende todos


los apartados de desarrollo del sistema, los manuales y los anexos.
Los manuales de usuario le permiten a éste instalar, operar y conocer más a fondo
las características técnicas del sistema. A veces también se incluyen las instrucciones para
su mantenimiento.
Los manuales se empiezan a desarrollar desde el capítulo de diseño global. Cuando
se llega a la sección de pruebas es indispensable disponer de ellos; de otra forma las
pruebas estarán incompletas dado que los procedimientos y contenido de los manuales
también se prueban.
Los manuales se ajustan a medida que surgen y se solucionan los problemas; con
cada revisión surge una nueva versión de éstos. Sólo cuando el sistema está listo para su
entrega al usuario, se puede decir que ya están listos en su versión final.
El procedimiento explicativo que se sigue en cada manual se hace a prueba de
tontos. Cada manual se redacta paso a paso; se inicia con el primer paso, se sigue con el
segundo y así sucesivamente, sin saltarse ninguno, hasta el final. No se puede dar nada
por sobreentendido; todo debe quedar explícito.
Los manuales, normalmente, van en folletos separados del resto de la
documentación del sistema puesto que son documentos de uso cotidiano.

14.20 Resultados

Se considera que el trabajo de grado, para bien o para mal, tiene su soporte en
este capítulo.
Al realizar las pruebas del sistema es normal que no todo funcione al primer
intento; hay que revisar aquellos casos en que los resultados no fueron los esperados. Con
este fin, se describen en forma lógica el síntoma, la causa y la solución para cada falla
relevante; se utiliza lenguaje técnico, se suministran datos.
Las fallas encontradas se reportan y se hacen los ajustes a que haya lugar hasta
que funcione el sistema. Es necesario ir hasta la raíz del problema, es decir, llegar incluso
hasta el diseño global si allí se halla su causa. En estos casos, se actualiza la
documentación de todos los apartados que hayan sido afectados por los ajustes.
La selección de datos relevantes implica capacidad de discriminación, pues no se
describen todos los casos sino los más significativos. Su descripción debe ser clara y
sencilla, sin palabrería.
La situación normal en un trabajo de grado es que la solución planteada funcione
aunque haya que hacerle ajustes hasta encontrar la solución final. Sin embargo, también
se da el caso de que la solución no funciona o funciona en forma parcial.
Aunque esta sección es muy importante también es muy corta, pues se basa en los
capítulos precedentes, y, además, va seguida del apartado de discusión.
14.21 Discusión

En un artículo científico, este numeral explica los resultados y los compara con el
conocimiento previo del tema.
En la sección de discusión de un trabajo de grado se explica el significado de los
resultados; se presenta el análisis de los mismos. Se discute si se alcanzaron o no los
objetivos propuestos, la precisión de los resultados y sus razones, y las recomendaciones
para mejorar los resultados en un trabajo posterior.
Tanto en la sección de resultados como en ésta, se deben evitar frases
rimbombantes como “el estudiante aprendió en este trabajo…” o “el estudiante obtuvo
una mejor comprensión…”, etc. El esfuerzo se concentra en la discusión de los resultados.
Se requiere un gran esfuerzo para concretar una buena discusión; imaginación,
creatividad e ingeniería.
Si es posible se debe hacer una comparación con los resultados obtenidos por
otros según el estado del arte, para continuar con el análisis de los resultados obtenidos
en el trabajo de grado y sus implicaciones.
La longitud de este apartado no debe exceder dos páginas.

14.22 Conclusiones

Las conclusiones deben resumir la discusión en forma puntual. Unos tres a cinco
puntos pueden ser suficientes.
Debe tenerse en cuenta que:
• Deben ser precisas
• Deben definir los problemas que surgieron en el desarrollo del trabajo y que
aún continúan
• Y deben hacerse recomendaciones para realizar proyectos futuros

Nótese que las conclusiones son tan importantes que aparecen en el resumen, en
la introducción y en forma más detallada en la discusión.
14.23 Referencias documentales

Si dentro del trabajo de grado no se informa explícitamente qué parte del trabajo
se apoya en otros, textual o contextualmente, se asume en forma automática que es de la
autoría de los estudiantes. Pero si este no es el caso, entonces se está cometiendo una
falta ética grave: plagio. Cualquier idea que no sea propia (citas directas, figuras, tablas,
ejemplos, resúmenes, ideas teóricas, entre otras) debe ser citada en forma adecuada
dentro del trabajo de grado.
La lista de referencias es muy importante en el estado del arte –bases teóricas y
tecnología- y, a veces, en el diseño detallado. Esa lista de referencias es una excelente
fuente de información que muestra que los estudiantes están familiarizados con los
antecedentes del problema.
Los posibles lectores del trabajo de grado deben encontrar las fuentes de
información en forma fácil. Una manera común de citar es hacerlo secuencialmente por el
número de cada documento; cada uno se numera a medida que aparece en el texto. La
primera cita que se hace en el texto corresponde al documento uno, citado [1], la
segunda al documento [2] y, así sucesivamente. Además, para los trabajos de grado de
ingeniería se seguirá la forma [documento, página(s)], donde documento se refiere al
orden de los documentos citados según aparecen en el trabajo de grado y página(s) se
refiere a la página exacta dentro del documento específico de donde se extractó la cita.
Esa forma de hacerlo facilita el trabajo a los lectores, pues en un documento grande, un
libro, por ejemplo, es difícil encontrar la cita. Así, si el lector quiere constatar o profundizar
en la fuente, se le facilita el trabajo.
Los documentos referenciados aparecen al final del trabajo de grado en el orden
secuencial de citación. Por ejemplo, “todo el mundo se ama más a sí mismo que a su
prójimo” [1, 216].
La cita [1, 216] le dice al lector que la frase se encuentra en la página 216 del
documento consultado en primer lugar. Si el lector quiere saber más de esa fuente, debe
ir a la lista de documentos referenciados, donde el número 1, tendrá la siguiente
información.
Eurípides, Medea, Tragedias. Tomo I, primera edición. 1997, Madrid. Editorial
Gredos.
Esta entrada en la lista de documentos citados dice que Eurípides es el autor, la
obra es Medea, está en las tragedias, en el primer tomo, primera edición e impreso en
España.
Toda referencia en el texto apunta en forma clara a la fuente específica en la lista
de trabajos citados. En este contexto se habla de documentación citada o referenciada a
pesar de que en otras partes se utiliza el término bibliografía, pero, dado que la fuente se
refiere a cualquier documento independientemente de la forma en que se halle -revistas,
manuales, CD-ROM, internet, etc.-, se requiere ser más exactos y por eso se habla de
documentación citada o referenciada.
Por lo tanto, la documentación citada en esta forma, [Doc., página(s)], simplifica el
proceso de elaboración del documento y aumenta la precisión referente a la información.

14.23.1 Citación de libros


Todos los documentos citados que aparecen en la documentación referenciada
deben tener toda la información necesaria para que el lector los pueda conseguir. Así un
libro contiene tres partes principales:
Nombre del autor, Título del libro e Información de publicación.
Donde:
• Nombre del autor: aparece primero el apellido, una coma, después los
nombres y termina en punto seguido.
Los apellidos y nombres del autor aparecen como se encuentran en la
página del libro, no en la cubierta; no se aceptan abreviaciones.
En general, se omiten los títulos, afiliaciones y grados de los autores.
• Título del libro: se registra el título del libro como aparece en la carátula,
incluyendo cualquier subtítulo.
El título se escribe en cursiva; la primera palabra comienza con mayúscula
inicial y las demás pueden ir en minúscula, a no ser que sean nombres
propios.
El título termina con un punto seguido.
• Información de publicación: en general se suministra el número de la
edición, la ciudad donde se publicó, el año de publicación, y la editorial.
Los datos se toman directamente del libro.
La edición, la ciudad de publicación y el año de publicación se separan con
comas.
El año de publicación y la editorial se separan con punto seguido.
Existe información adicional que aparece en la página de derechos
reservados.

14.23.2 Citación de revistas

Cuando se trata de citar artículos de una revista, la información tiene el siguiente


orden:
Nombre del autor, Título del artículo e Información de publicación.
Donde:
• Nombre del autor: sigue los mismos principios utilizados en los libros.
• Título del artículo: va entre comillas. Sigue los demás principios indicados
para los libros.
• Información de publicación: después del nombre del artículo, sigue el
nombre de la revista, el número del volumen, el año de publicación, dos
puntos, las páginas inicial y final y se termina con punto aparte.

14.23.3 Citación de internet

Otra fuente común en los trabajos de grado es internet. En este caso la


información es la siguiente:
Nombre del autor, Año de publicación del documento, Título e Información de
publicación.
Donde:
• Nombre del autor: sigue los mismos principios de los libros.
• Año de publicación: va entre paréntesis.
• Título: sigue los mismos principios de los libros.
• Información de publicación: dirección electrónica completa entre paréntesis
triangulares, fecha de consulta y número de páginas del documento en esa
dirección.
14.23.4 Citación de otras fuentes

Existe otra gran variedad de fuentes. Sin embargo, en los trabajos de grado las
más utilizadas son libros, revistas e internet. Para un mayor conocimiento sobre como citar
casos especiales u otras fuentes, se sugiere consultar el capítulo cuarto del MLA Handbook
(Gibaldi, 1999), Documentation: Preparing the List of Works Cited.

14.23.5 Documentación citada

La lista de documentos citados va al final del trabajo de grado. Desde el punto de


vista formal, es conveniente que el listado tenga sangría francesa, pues de esa forma es
más legible la información.

14.23.6 Anexos

Se agregan al final del trabajo de grado; después de la lista de documentos


citados. Está compuesto por manuales, formularios, gráficas, cuadros, estadísticas, etc. sin
análisis, que el autor considera importante presentar en su trabajo pero fuera del cuerpo o
contexto del mismo. Los anexos se citan dentro del contenido o cuerpo del trabajo.
Por otra parte, las entidades financiadoras solicitan que las hojas de vida de los
responsables del proyecto se incluyan en los anexos.
En este apartado se incluye también el documento tipo artículo de revista del
trabajo de grado.
Los anexos van numerados en letras mayúsculas.
BIBLIOGRAFÍA

Ballesteros, S. D. (1994). Elementos primarios de medición para lazos de control flujo-nivel-


presión-temepratura. Bogotá: Universidad Javeriana.
Camerano, R. (2004). Diseño y fabricación de una transmisión. Guía de onda - microcinta a 76
GHz. Bogotá: Universidad de los Andes.
Cassany, Daniel. (1993). La cocina de la escritura. Barcelona: Anagrama S.A.
Day, Robert A. (2003). Cómo escribir y publicar trabajos científicos. Organización Panamericana
de la Salud. Washington.
Duplat, Alfredo. (2006). Sistema normativo del español. Bogotá: Javeriana.
Eco, Umberto. (1996, XIX edición). Como se hace una tesis. Barcelona: Gedisa.
Gibaldi, Joseph. (1999). MLA Handbook for Writers o Research Papers. New York: Modern
Language Association of America.
Gómez-Martínez, J. L. (1992). Teoría del ensayo, versión digital
www.ensayistas.org/critica/ensayo/gomez/indice.htm. México: UNAM.
Humanas, Escuela de Ciencias. (2002). Como escribir...ensayos de opinión. Guías 47b, 47c, 47d y
47e. Bogotá: Universidad del Rosario.
Mackerle, J. Scientific papers, their publishing and presentations. Linköping, Suecia: Linköping
Institute of Technology.
Michaelson, Herbert B. (1990). How to Write and Publish Engineering papers and Reports, tercera
edición. Orys Press.
Montaigne, Michel de. (2007). Ensayos. Barcelona, Acantilado.
RAE. (1970). Diccionario de la real Academia Española. Decimonovena edición. Madrid: Espasa
Calpe.
RAE. (1999). Ortografía de la lengua española. Madrid: Espasa.
Ramos MH, Ramos MF, Romero E. (2003). Como escribir un artículo de revisión. En Revista de
Postgrado de la VI Cátedra de Medicina, No. 126, Abril 2003: 1-3.
http://med.unne.edu.ar/revista/revista126/como_esc_articulo.htm
Rendón Gallón, Álvaro (2007). Modelo de un equipo de investigación, Documento interno,
Universidad del Cauca.
Rodríguez, L. (2004). Simulación de antenas de microcintas utilizando FDTD 3D. Bogotá:
Universidad de los Andes.
Roselli Cock, Diego Andrés. (1992). Cómo dictar una conferencia. En: Med, Vol.2, No. 1 -31-38,
junio de 1992.
Sackett DL, Haynes RB, Guyatt GH, Tugwell P. (1998) Epidemiología clínica. Ciencia básica para
la medicina clínica. México. Editorial Médica Panamericana 1998: 2da edición: 369-375
Sampieri RH, Collado CF, Lucio PB. (1998). Metodología de la investigación. Segunda edición.
México. McGraw-Hill Interamericana Editores, S.A., 23-54

Sistema Nacional de Indexación y Homologación de Revistas Especializadas de Ciencia,


Tecnología e Innovación (2008). http://scienti.colciencias.gov.co:8084/publindex/
Téllez Barón, Fabio et al. (2004). Investigación y desarrollo en ingenierías: cómo elaborar un
proyecto. Bogotá: Universidad El Bosque.
Vancouver, N. d. (2004). Normas de Vancouver. Revista Española de Salud Pública,78,
2004:297:321.
Vásquez Rodríguez, F. (2005). Pregúntele al ensayista. Bogotá: Kimpres. Primera reimpresión.
VISOR Enciclopedias Audiovisuales SA. (1999). Con el aval científico de la Universidad de
Salamanca. Visor E.A.S.A. Impreso en Argentina.
ANEXO A

OBRAS DE REFERENCIA EN INGENIERÍA

A continuación se muestran algunas obras de referencia en ingeniería y áreas


afines, según los programas existentes en la Universidad El Bosque:

A.1. Ambiental
1) Ecology Abstracts. Bethesda: Cambridge Scientific Abstracts. En línea.
2) Environment Abstracts. New York: Environment Information Center. En línea.
3) Environment Periodicals Bibliography. Santa Barbara: Environmental Studies
Inst. En línea.
4) Pollution Abstracts. Bethesda: Cambridge Scientific Abstracts. En línea.

A.2. Biología
1) Biological Abstracts. Philadelphia: Biosis. En línea.
2) Biological and Agricultural Index. New York: Wilson. En línea.

A.3. Ciencia y tecnología


1) Applied Science and Technology Index. New York: Wilson. En línea.
2) Engineering Index. New York: Engineering Information. En línea.
3) General Science Index. New York: Wilson. En línea.

A.4. Electrónica y telecomunicaciones


1) IEEE. Institution of Electrical and Electronics Engineers. En línea.
2) UIT. Unión Internacional de Telecomunicaciones. Geneve: ITU. En línea.

A.5. Física
1) Physics Abstracts. Surrey: Institution of Electrical Engineers. En línea.
A.6. Matemáticas
1) Mathematical Reviews. Providence: American Mathematical Society. En línea.

A.7. Medicina
1) Medline. Bethesda: US National Library of medicine. En línea.

A.8. Sistemas
1) ACM Guide to Computing Literature. New York: Ass. For Computing Machinery.
En línea.
2) Computer Abstracts. London: Technical Information. En línea.
3) Computer Literature Index. Phoenix: Applied Computer Research. En línea
ANEXO B

SISTEMA INTERNACIONAL DE MEDIDAS Y SUS SÍMBOLOS

A continuación se muestran algunos de los términos y símbolos del sistema


internacional de medidas.

TÉRMINO ABREVIATURA O SÍMBOLO


Amper A
Caballo de vapor cv
Candela cd
Coulomb C
Desviación estándar DE
Electrocardiograma ECG
Electroencefalograma EEG
Energía cinética EC
Error estándar EE
Error estándar de la media EEM
Farad F
Gauss G

Grado Celsius

Gramo g
Gravedad g
Henry H
Hertz Hz
Hora h
Infrarrojo IR
Joule J
Kelvin K
Kilogramo Kg
Litro l
Lumen lm
Lux lx
Metro m
Minuto min
Mol mol
Newton N
Ohm Ω
Pascal Pa
Probabilidad P
Radián rad
Resonancia magnética
nuclear RMN
Revoluciones por minuto rpm
Roentgen R
Segundo s
Semana sem
Siemens S
Tesla T
Tonelada t
Ultravioleta UV
Volt V
Vatio W
Weber Wb
ANEXO C

A theoretical model of UHF propagation in urban environments

• Walfisch, J., Bertoni, H.L. , 1988. A theoretical model of UHF propagation in


urban environments. En IEEE Transactions on Antennas and Propagation, Vol. 36,
Issue 12, Dec., pp.1788 – 1796. ISSN: 0018-926X