Anda di halaman 1dari 1

ASÍ ES MI QUERIDO PERÚ

La diversidad turística que el Perú ofrece es inagotable. En este país hay tres regiones
geográficas que en sí son extremos opuestos. Una de esas regiones se encuentra en
la cuenca del Amazonas, donde aún se están documentando nuevas especies de aves
y otros animales y plantas totalmente desconocidos hasta ahora por la ciencia. Es en
esta zona del Perú donde el turista puede visitar selvas vírgenes y ciudades sólo
accesibles por avión.

La alta cordillera de los Andes es un mundo de por sí. La altura puede ser significante,
lo suficiente para inicialmente crear algunas sensaciones algo diferentes en el cuerpo.
Continúa la altura haciendo su efecto hasta que al cabo de unos días, aquellas
sensaciones se transforman en un estado de satisfacción muy agradable, y eso lo
presentimos sin hacer uso de la coca que allí es legal masticarla. Las vistas y paisajes
de las montañas nevadas es impresionante, el clima muy agradable y los rasgos de la
cultura Inca, tanto en las piedras como en el carácter amable de los que allá habitan, le
hacen sentir como que se encuentra caminando por las páginas en uno de esos libros
de la literatura fantástica.

Entre la región Amazónica y la Andina hay una extensa zona de transacción de la


selva a las alturas. Esta zona es las laderas de las montañas donde el clima es tropical
y abundan las orquídeas y pájaros coloridos que adornan los saltos de aguas y ríos de
corrientes rápidas. Donde puede visitar culturas que prefieren mantener sus
costumbres tal y como fueron hace cientos de años, algunas precolombinas otras
coloniales.

La zona costera del Pacífico no se parece en nada a todo lo que ya hemos


mencionado. El clima es seco, a tal punto que en muchas partes aquello es un
desierto. La capital, Lima, se encuentra en esta zona al igual que otras ciudades
mayores. Además de las cosas propias de las grandes ciudades, aquí también hay
zonas arqueológicas y culturales muy interesantes que al turista se le permite visitar.
Pero el Perú no termina ahí, la naturaleza continúa impresionando al visitante más allá
de la costa. No muy lejos se encuentran unas islas donde millones de aves y colonias
de leones marinos se congregan para procrear, allí también estuvimos.

El Perú nos recibió con los brazos abiertos y nuestras experiencias fueron todas
agradables y positivas. Todos los guías turísticos fueron caballerosos y estaban bien
informados. No hubo desvíos del itinerario original y gracias a los guías pudimos añadir
muchas otras actividades inesperadas; algunas relacionadas con nuestros planes y
otras ajenas por completo, pero tan atractivas o tal vez más. Los hoteles también
tenemos que reconocer por su eficiencia y excelente empleomanía y los restaurantes
por sus excelentes menús y atención.