Anda di halaman 1dari 7

Capítulo 5.

9
5-9.1 Introducción Al principio de la citricultura del país, se
usó como portainjerto el naranjo dulce, que
Bases conceptuales para el Manejo Ecológico fue devastado por la podredumbre del pie
El concepto de que para conocer las en-
de Plagas y Enfermedades fermedades de algún cultivo, primero de causada por Phytophthora sp; posterior-
todo debemos conocer al cultivo sano y su mente se comenzó a usar el naranjo agrio,
manejo, hace que sea ineludible recordar que fue acabado por el virus de la tristeza
algunas de las características generales de de los Citrus; y finalmente, se comenzó a
la producción de Citrus en Uruguay, que usar el Poncirus trifoliata. Hoy por hoy, nue-
condicionan la ocurrencia de determinadas vos problemas sanitarios como el surgui-
afecciones y enfermedades. miento de la exocorts y el marchitamiento
repentino van poniendo en riesgo la sus-
Al desarrollar el tema de Enfermedades tentabilidad de la producción basada en
de los Citrus se realizan generalizaciones este portainjerto.
para todas las especies incluidas en este
Algunas enfermedades de los Cítricos rubro, lo que significa que puede existir cier-
to grado de imprecisión al hacer referencia
Otra condición que afecta enormemente
a la producción cítrica, es que está imple-
a aspectos tales como período de suscepti- mentada para exportación, requiriendo por
bilidad de la planta, o período de incubación lo tanto el logro de fruta con calidad acorde
de una enfermedad. Por lo tanto se deben a lo demandado por los importadores.
adaptar las generalidades a las variedades
particulares en las que se deba trabajar. De todo lo expuesto, se desprende que
se debe producir fruta de excelente calidad
Los Citrus son especies de origen tropical para cumplir con las exigencias del merca-
y adaptados a un clima benigno de conti- do externo. Esto es determinado en parte
nuo, lo que se manifiesta en su carácter de por la calidad de las plantas y ésta por el
Ing. Agr. Agueda Scattolini1 perenne. Son cultivados entre los paralelos buen material de propagación. Por lo tan-
35º S y 35º N del planeta y son muy afecta- to: una buena producción de buena fruta
1 Departamento Protección Vegetal. Facultad de Agronomía. comienza con un buen vivero.
Universidad de la República. UDELAR dos por las heladas.

El Uruguay está en el límite de esa franja A su vez, una planta excelente instalada
presentando una estación invernal marcada, en un ambiente adverso que le impida ma-
y presenta como una característica del re- nifestar su potencial, no producirá tanto
curso suelo, una predominancia de texturas como puede y probablemente manifieste
finas, frecuentemente de drenaje deficiente. enfermedades (como por ejemplo a causa
del factor heladas o de los suelos pesados
La producción de plantas cítricas se hace mencionados anteriormente).
SÍNTESIS DE TEMAS por propagación vegetativa, con la técnica
del injerto. En nuestro país, el uso del A la luz de estos conceptos se pueden
portainjerto Poncirus trifoliata, de hoja ca- clasificar las enfermedades de los Citrus en
duca, les ayuda a disminuir el metabolismo aquellas que afectan la planta comprome-
durante el invierno, soportando mejor las tiendo: su longevidad (como las que afec-
bajas temperaturas, y manifestando por lo tan las raíces o el pie); su potencial pro-
menos dos brotaciones en el año, la de pri- ductivo (como las que afectan las hojas); o
• Introducción.
mavera que es la que en casi todas las es- la calidad de la fruta.
• Enfermedades bacterianas. pecies incluye los brotes reproductivos.
Es fundamental entonces, al pensar la
• Enfermedades fúngicas protección sanitaria de los mon-
tes de Citrus - como la de cual-
• Enfermedades a virus y viroides. “El abordaje de la problemática sanitaria de quier otro cultivo- usar una es-
cualquier cultivo sólo es posible a partir del trategia preventiva. Por tanto se
debe prevenir aún antes de la
conocimiento del cultivo mismo y su manejo instalación del monte la ocurren-
y de la profundización en el conocimiento de cia de las enfermedades. Eso
los ciclos de los distintos patógenos que lo ayudará a cumplir el objetivo,
evitando o minimizando la nece-
afectan y su interrelación con el ambiente en sidad de realizar intervenciones
el que suceden. A partir de ahí se pueden que agredan innecesariamente al
entender las medidas de control de recomen- entorno en el cual se desarrolla
dación habitual y elaborar nuevas estrategias la producción y que puedan sig-
nificar un riesgo a los producto-
racionales de control.” res o a los consumidores de los
productos cítricos. Ayuda ade-

212 213 213


En 1975, un Censo de la Comisión Hono- En 1977 el MGAP comienza la ejecución
raria Nacional de Plan Citrícola comprueba de la Campaña de Prevención y Erradica-
Se debe prevenir aún antes de la la existencia de esta enfermedad en varias ción del Cancro Cítrico, realizando La susceptibilidad del hospedante es
instalación del monte la ocurrencia de localidades de Salto y Chapicuy y en 1976 relevamientos anuales en montes cítricos variable a lo largo del año en función de
las enfermedades. el Poder Ejecutivo incluye a la bacteria en la región Norte.
su estado fisiológico, el manejo que se
Xanthomonas campestris pv. citri en la nómi-
na de plagas de la agricultura nacional, dic- En 1979 se detectan síntomas de cancro le aplica, y las condiciones ambientales.
más a tomar conciencia de que la ausencia tando normas y decretos para el control y en pomelo, que previo análisis, fue recono-
de enfermedad no significa ausencia de pro- prevención de la enfermedad (Uruguay, cido como el tipo A de la bacteria.
blemas sanitarios sino la creación de una Leyes y Decretos, 1977). tienen entre el 50 y el 80% de su tamaño
serie de condiciones que minimicen el ries- En 1985 se erradicó la cancrosis tipo B definitivo y los frutos lo son desde que tie-
go de tenerlas. Esto es indispensable para en el Uruguay. nen entre 2º y 50 mm. de diámetro y a par-
conseguir una producción lo más amigable tir de entonces van perdiendo susceptibili-
posible con el medio ambiente. Xanthomonas citri presenta distintas ra- dad hasta que cerca de lograr su tamaño
zas, que hoy en día se identifican con dis- definitivo se vuelven resistentes. El grado
Si hubiera que jerarquizar las enfermeda- tintas especies de bacterias. de susceptibilidad de las distintas especies
des que afectan a los cítricos se obtendrían es función del número de estomas, forma, y
distintos resultados según el criterio que se A.- muy agresiva. Ataca a muchas especies apertura; a su vez dentro de la misma es-
use. Por ejemplo: si se consideran las enfer- de la Flia Rutaceas. Es X. citri tipo A que pecie existe resistencia de tejido adulto en
medades que más afectan la exportación, se es sinónimo de X. citri tipo A y que hoy el mesófilo, dada por la mayor producción
priorizaría el Cancro o la Sarna o la Botrytis se le llama X. axonopodis pv citri tipo A. de aglutininas que impiden que las bacte-
en limón antes que otras; si se consideran las rias se multipliquen en él.
B.- rango de hospedantes menor. Es X.
enfermedades que comprometen la vida y
productividad de la planta, se tratarían pri- campestris pv citri tipo B que hoy se lla-
Con respecto a las condiciones ambienta-
mero las virosis y la gomosis. Por otro lado, si ma X. aurantifolii.
el criterio es el de categorizar las enfermeda- C.- Es X. campestris pv citri tipo C que hoy
des de acuerdo a la cantidad de tratamien- Foto 5-9.1: Lesión de cancro con halo acuoso. también se llama X. aurantifolii.
tos químicos que implican, entonces debe-
Se deduce que en ausencia de heridas,
D.- afecta Citrumelo Swingle y híbridos de
mos empezar por la sarna, así que finalmen- C. paradisi y P. trifoliata y se llama X. los momentos de máxima susceptibilidad
te parece conveniente desarrollar las distin- axonopodis pv citrumelo. de la planta son los momentos de
tas enfermedades clasificándolas de acuerdo brotación.
a los distintos factores patogénicos. Las últimas tres razas, B, C y D se encuen-
tran en Brasil, México y Estados Unidos.
les que favorecen la enfermedad, se señala
5-9.2 Enfermedades La fuente de inóculo son las lesiones de un rango de entre 20 y 35ºC para la ocu-
rrencia de infecciones aunque la bacteria
bacterianas hojas, ramas y frutos, al igual que órganos
vegetales especialmente de propagación y puede desarrollarse entre los 5 ºC y 35ºC.
herramientas infestadas.
Dentro de esta categoría encontraremos
dos bacteriosis: el cancro cítrico, producido
Desde las lesiones la bacteria es disper-
por una bacteria del género Xanthomonas, y
sada a través principalmente del agua ha- En regiones donde las lluvias coinci-
los puntos negros, producida por Pseudomo-
nas syringae. La primera, muy importante Foto 5-9.2: Lesión de cancro en pomelo. cia otros órganos de la planta que infecta den con los períodos de ocurrencia de
en el caso de hojas y frutos en desarrollo u temperaturas mayores a 20ºC la inci-
por su impacto en la sociedad uruguaya y en
órganos con heridas.
la comercialización de la producción, y la dencia de la enfermedad es mayor que
segunda que aparece sobre todo en montes en regiones donde no se dan estas
El agua libre es indispensable para la dise-
estresados, sobre todo por heladas.
minación de la bacteria a hojas y ramas de condiciones al mismo tiempo.
la misma planta. A los efectos de la disemi-
nación a distancias mayores son muy impor-
Cancro cítrico tantes las lluvias acompañadas por vientos. Una vez producida la infección ésta per-
También es un problema el traslado de ye- manece latente mientras el mesófilo en el
Esta enfermedad es producida por la bac- mas infectadas la contaminación de, ropas, caso de las hojas o el tejido que sea mien-
teria conocida como Campestris p.v. citri, y equipos, herramientas, cajas de cosecha, y tras éste no logre 10ºC. El período de
cuyo nombre ha cambiado hoy a otros elementos usados por el personal del incubación varía entre 4 días a 30ºC y va-
Xanthomonas axonopodis. Fue detectada por monte en el manejo. La diseminación por ani- rias semanas a 15ºC y el hospedante reac-
primera vez en Latinoamérica en 1933 en males, pájaros e insectos no ha sido estudia- ciona con hipertrofia e hiperplasia y luego
Argentina (tipo B). En Uruguay el primer re- da apropiadamente, sin embargo, es muy im- formando capas de súber.
porte es en 1949 (Dr. T. Grant, consultor es- portante la asociación de las lesiones de
tadounidense, en un monte de limones en cancro cítrico con el daño de la larva minadora X. campestris pv. citri sobrevive epifíticamente
las proximidades de Salto), y correspondió de Phyllocnistis citrella. sobre el tejido sano tanto del hospedante como
al tipo B, mientras que en Brasil se reportó de las malezas adyacentes.
en 1957, y en 1971 se identificó el tipo C. Foto 5-9.3: Lesión de cancro en limón.
Las hojas sanas son susceptibles mientras

214 215 215


También se pueden usar aplicaciones con formas conidiales, las que se observan
productos a base de cobre cuando se den comunmente, son Sphaceloma fawcetti y S.
condiciones favorables que lo ameriten. Australis, respectivamente. Hasta el mo-
mento sólo se ha podido confirmar la pre-
Si tomamos en cuenta que una herida en sencia de E. fawcetti en nuestro territorio.
el órgano que sea es una vía de entrada de
la bacteria, evitaremos su ocurrencia ate- Su importancia en viveros es baja, pro-
nuando el efecto del viento a través de la bablemente debido a la resistencia relativa
implantación temprana de cortinas, espe- del Poncirus trifoliata, el portainjerto pre-
cialmente en las especies que puedan pre- dominante en nuestras condiciones.
sentar espinas.
Su importancia en viveros es baja porque
La estrategia de prevención del cancro los portainjertos más susceptibles son el li-
cítrico se puede realizar controlando la di- món rugoso, la naranja amarga, la lima de
seminación natural de la bacteria con el uso Rangpur, y el citrange Carrizo y en el país se Foto 5-9.4: Costras de sarna y rameado en Naran- Foto 5-9.5: Costras de sarna en hoja de Naranja
de cortinas rompe vientos -relativamente produce la mayor parte de las plantas so- ja Navel. Navel.
más importante en variedades con espinas- bre trifolia. El daño en fruta es mayor en el
y eventualmente en el caso de viveros usan- caso de limón, naranjo amargo y tangelos que
do protecciones (techos plásticos) para la en naranja, quitándole valor comercial.
lluvia; previniendo la introducción de la bac-
teria al predio a través de la desinfección El hongo sobrevive en lesiones previas, que
de calzados, herramientas, gomas de vehí- al mojarse necesitan tan solo 2 horas en esa
culos y manos de los operarios; y evitando condición para que se produzca esporulación.
la introducción de frutas o plantas de zonas La sobrevivencia de los conidios es de pocos
cercanas a focos de la enfermedad. Tam- días. Tanto la esporulación como la disemi-
bién se usan estrategias de aplicaciones nación y la infección requieren de lluvias y de
preventivas con productos cúpricos dado hoja mojada. El proceso de infección se rea-
su carácter de bacteriostáticos. liza en un tiempo mínimo (2 horas y media)
en presencia de agua libre y es relativamen-
El control se basa fundamentalmente en te independiente de la temperatura. A la se-
la destrucción de las plantas afectadas y mana aproximadamente se manifiestan los
las ubicadas en su radio de influencia don- síntomas.
de existen poblaciones bacterianas Foto 5-9.6: Detalle de sarna en hoja con la defor- Foto 5-9.7: Lesiones de sarna de diferente edad.
mación característica.
asintomáticas. Sin embargo hoy en día Los Citrus se encuentran en estado sus-
hay productores que llevan adelante es- ceptible en el momento de la brotación, y
trategias de convivencia con la enferme- especialmente en la brotación de prima- estas contengan infecte las flores y frutos que completan su ciclo de vida en ramitas
dad sumando a las prácticas de aplica- vera que es la que producirá los frutos. Las nuevos. Cuando el monte no tiene antece- muertas o tejidos senescentes causando
ciones de cúpricos medidas de manejo hojas son susceptibles hasta que logran su dentes de problemas con esta enfermedad dos problemas: la melanosis y un tipo de
como la defoliación y la poda para evadir tamaño definitivo, y los frutos hasta que y no está cerca de montes con sarna puede podredumbre peduncular que luego de un
las infecciones. logran 1 cm. de diámetro (4 a 6 semanas ser suficiente una aplicación de protección período de infección latente se manifiesta
de pétalo caído). El período susceptible con cúpricos a órganos susceptibles en es- en fruta madura.
de los frutos varía en las distintas espe- tado de fruto cuajado, pero si tiene antece-
5-9.3 Enfermedades cies y variedades. Por ejemplo: la manda- dentes de problemas de sarna es conve- La infección de melanosis se da en las ra-
rina Satsuma en nuestras condiciones es
fúngicas susceptible hasta poco tiempo antes de la
niente hacer una aplicación en prefloración mitas jóvenes muertas por la helada. Lue-
(si hubieran lesiones en follaje), otra en pé- go de un proceso de colonización de más o
cosecha. talo caído y otra luego del cuajado del fru- menos 2 meses, se comienzan a producir
Pasando a las enfermedades producidas
to. Estas curas se deben adaptar a la fisio- picnidios por un período de aproximadamen-
por hongos, hay algunas que condicionan la Infecciones en frutos muy jóvenes dan lu- logía y susceptibilidad relativa de la espe- te 1 año, luego del cual comienzan a for-
vida de la planta, otras que afectan el as- gar a hiperplasias o “berrugas” con el estroma cie o variedad en tratamiento y a las condi-
pecto de la fruta y el follaje, y otras típica- del hongo; en frutos más desarrollados da ciones ambientales. En condiciones están-
mente de fruto senescente o de poscosecha. costras estromáticas y a veces se manifiesta dares de producción dos aplicaciones de Los Citrus se encuentran en
como un daño de rameado (lesiones viejas), cúpricos son suficientes. Es bueno conside- estado susceptible en el momento
aunque a veces también se dan juntos. rar el potencial fitotóxico de los productos
Sarna de los citrus a base de cobre y seleccionar con precau-
de la brotación, y especialmente en
Con respecto al control, es fundamental ción las fuentes a usar. la brotación de primavera que es la
La sarna es producida por hongos del asegurar la ventilación de la copa (con la que producirá los frutos. Las hojas
género Elsinoe. Se distingue la sarna de los distancia de plantación y la poda) para evi-
son susceptibles hasta que logran su
cítricos (anteriormente llamada del naranjo tar al máximo la humedad. En las especies Melanosis
amargo), causada por E. fawcetti , que afec- que lo ameriten, como la naranja Valencia, tamaño definitivo, y los frutos hasta
ta hojas y frutos, de la del naranjo dulce cuando no haya síntoma en follaje, es im- La melanosis es causada por Phomopsis que logran 1 cm. de diámetro (4 a 6
causada por E. australis, que afecta solo fru- portante eliminar toda fruta antes de la flo-
ta, por el tamaño de sus ascosporas. Sus ración de forma que el posible inóculo que
citri cuya forma perfecta es Diaporthe citri. semanas de pétalo caído).
Estos hongos son esencialmente saprófitos

216 217 217


general empuja hacia afuera las células muer- También se ha visto la ocurrencia de in-
tas salvo en las especies más susceptibles fección de Mycosphaerella asociada a la pre-
como el limón donde el síntoma en hoja pue- sencia de sustancias azucaradas frecuente-
de verse como una mancha y no como cos- mente asociadas a la presencia de plagas
tra. Los síntomas demoran una semana en entomológicas y a daños ambientales.
manifestarse luego de la infección.
La infección en el fruto causa muerte de
Cuando ataca hojas aún no desplegadas, células guardianas y pocas subyacentes, y
su crecimiento se ve distorsionado y se pro- por la ubicación de los estomas, se ven siem-
ducen deformaciones secundariamente. Al pre entre las glándulas de aceite. En po-
principio cada lesión se ve rodeada de un melo llegan a coalescer haciéndose más evi-
halo clorótico, y luego se recupera el color dente. Este daño puede confundirse con el
verde. Las hojas se vuelven resistentes una de ácaro del bronceado. El período de
vez que logran su tamaño definitivo. incubación en fruto es de 3-6 meses.
Foto 5-9.10: Mancha grasienta en hoja dañada
Con respecto a los síntomas en frutos, por helada.
cuando son el resultado de una infección El control de la mancha grasienta
enseguida de pétalo caído, las costras son Las ascosporas que normalmente se pro- es muy fácil si se realizan
grandes y se agrietan conforme crece el fru- ducen en hojas caídas en descomposición son fertilizaciones con cama de pollo,
to, dando un síntoma conocido como “tor- dispersadas por aire, y al alcanzar los órga-
ta de barro”. Cuando la lesión se produce nos susceptibles germinan dando un micelio
dado que aún sin alterar el suelo se
más adelante en el desarrollo del fruto, se epifítico o superficial en busca de estomas evita la producción del inóculo en las
ven costras aisladas y distribuídas de acuer- por donde penetrar al tejido vegetal. Para hojas en descomposición. En montes
do a la distribución del agua que arrastra- que germinen al igual que para la penetra-
ba el inóculo, lo que explica las “lágrimas” o
donde se realiza dicha práctica 1 o 2
ción, requieren cerca de 100% de hume-
Foto 5-9.8: Manchas de melanosis en limón. el “chorreado” que dibujan. Los frutos se dad relativa y altas temperaturas (a 25ºC años por medio, la enfermedad no
vuelven resistentes unos meses, luego de es seis veces más rápido que a 15ºC). Es llega a ser nunca problema.
pétalo caído dependiendo de la especie y desfavorecida por la presencia de agua li-
marse peritecios. Los picnidios exudan los la región. bre. Una vez que el micelio alcanza el Además de promover la circulación de aire
conidios en cirros, lo que constituye una estoma, lo penetra y desarrolla una vesícula en la copa para evitar excesos de humedad
adaptación a la diseminación por agua, y Pensando una estrategia de manejo de la en la cámara subestomática y luego invade se debe proteger la brotación de primavera-
los peritecios producen ascosporas, que se enfermedad, la primera medida preventiva intercelularmente el mesófilo esponjoso pro- verano con productos cúpricos o con aceite.
dispersan a través del aire a largas distan- sería eliminar las ramitas muertas convenien- vocando hipertrofia de sus células que se
cias. En este caso, el tiempo requerido de temente luego de las heladas para evitar la visualizan como ampollas en el envés de la
hoja mojada para la infección es mayor cuan- producción de inóculo ante una potencial in- hoja, en correspondencia en general con Gomosis de los Citrus y
to menor es la temperatura. fección, y luego la protección de los órganos amarillamientos en el haz. Eventualmente,
susceptibles como los brotes y frutos jóve- si las hojas no caen, los tejidos se necrosan y
podredumbre parda
Aunque las ramitas débiles son las únicas nes. Eso se hace, en primer lugar, a través se impregnan de goma lo que se visualiza
susceptibles a la infección, este patógeno es de la ventilación de la copa y en segundo como una mancha con ligero relieve de color Esta enfermedad es causada por hongos
capaz de producir daños en frutos, hojas y lugar eventualmente, si la especie lo justifi- entre marrón y negro y un aspecto de “pe-
brotes jóvenes. En ellos el hongo penetra y ca, una aplicación de cúprico adicional a las gote” de grasa. Cuando la infección se pro-
llega a matar unas seis capas de células, que que se realizarían para la sarna consideran- duce cerca de la zona de absición, las hojas
se impregnan de una goma oscura marrón do que los frutos permanecen sensibles a caen antes de manifestar esos síntomas, de
rojiza a negro brillante. La planta produce melanosis por mas tiempo. lo contrario permanecen en el árbol por bas-
un peridermo para localizar la lesión y en tante tiempo luego del período de
incubación, cayendo antes de lo normal. El
Mancha grasienta período de incubación de la enfermedad en
hoja es de 2 a 3 meses en limón y pomelo y
Es producida por Micosphaerella citri, cuya mayor aún en naranja.
forma imperfecta es Stenella citri-grisea, o
Cercospora citri-grisea. Afecta hojas y frutos La enfermedad puede darse en órganos
pudiendo causar defoliación o abscición pre- de cualquier edad, no existiendo un momen-
matura de las hojas. La manifestación en fru- to determinado de máxima susceptibilidad
ta no se ha confirmado en Uruguay. del hospedante sino aquel en el que hay
mayor cantidad de estomas abiertos, sin
En general el hongo no se reproduce embargo es más probable que comience en
sexualmente en su fase parasítica, sólo lo verano dada la mayor tasa de desarrollo
hace cuando las hojas ya caídas comienzan del hongo con las altas temperaturas. En
su proceso de descomposición. Su repro- este caso, es bueno notar que la infección
ducción asexual se da raramente y es insig- no está determinada por el período de sus-
Foto 5-9.9: Manchas de melanosis en hoja de li- nificante a los efectos de la epidemia. ceptibilidad sino por las condiciones favo-
món. rables al hongo. Foto 5-9.11: Tronco con gomosis.

218 219 219


El control tradicional, en sistemas de pro-
ducción comercial se basa en el manejo
cuidadoso de la cosecha y en baños con
fungicida en planta de empaque, pero en la
actualidad se está trabajando en la
implementación de medidas de control bio-
lógico para lograr a nivel comercial fruta más
saludable.

5-9.4 Enfermedades a virus


y viroides
Las enfermedades virales en los Citrus son
Foto 5-9.12: Tronco con gomosis causada por Foto 5-9.13: Fruta con podredumbre parda infec-
Phytophthora. tada por salpicado. Foto 5-9.14: Moho verde, con una zona de creci- muy importantes en parte por lo numero-
miento relativamente ancha. sas que son en relación con la cantidad de
do comienza a aumentar el funcionamiento virosis que presentan otros frutales, y ade-
del género Phytophthora entre ellos P. para-
radicular y las lluvias favorecen la produc- más por afectar gravemente la eficiencia de
sítica, P. citrophthora y P.citrícola. Son
ción de esporangios. los viveros a través de problemas en el pren-
Oomycetes y por lo tanto altamente depen-
dimiento de los injertos y de los montes al
dientes del contenido de agua del suelo. Sus
Existen múltiples medidas de manejo para disminuir la producción de las plantas. Esto
esporas asexuales se forman en esporangios
prevenir la enfermedad y se refieren en ge- se debe a que la mayoría de ellas son
y presentan flagellos que le dan cierta movi-
asintomáticas, lo que trae el riesgo de la
lidad. Ésta es orientada por un mecanismo neral al manejo del drenaje del suelo y al
uso de portainjertos resistentes o casi in- elección de material contaminado para la
de quimiotactismo hacia aberturas natura-
munes como el Poncirus trifoliata. Es reco- propagación que produce fallas en el pren-
les o grietas de crecimiento de la planta, por
mendable la instalación de las plantas en dimiento de los injertos, baja productividad
lo que es más probable encontrar su forma
líneas alomadas, enterradas hasta el cuello y longevidad de las plantas
infectiva en la rizosfera de las plantas.
y no más, con riego por goteo con los goteros
Una vez que penetra a la planta, comienza alejados del tronco; realizar los injertos a
a necrosar la corteza, y la planta reacciona no menos de 15 cm. sobre el suelo de for- Psorosis
produciendo una goma para contrarrestar la ma de alejar la copa sensible del inóculo.
infección que puede comprometer también En el proceso de formación de la planta es Este virus se considera uno de los más
la médula. Transcurrido cierto período, en la conveniente evitar que las ramas se abran impor tantes por su incidencia en la
corteza externa del tronco se visualiza un a la misma altura dado que ello significa citricultura, provocando un gran porcenta-
color oscuro, con aspecto húmedo y eventual- crear un lugar de fácil acumulación de hu-
Foto 5-9.15: Moho azul con área esporulada si-
mente rajaduras por donde puede exudar medad y por tanto vía de infección.
milar al área de desarrollo del hongo.
goma. Estos síntomas primarios inducen el
amarillamiento de la copa o el sector com- En algunas circunstancias se recomienda
prometido de la misma, decoloración de ner- la poda de las ramas bajas para evitar que El Penicillium digitatum, moho verde y el
vaduras, menor brotación y secado de ramas. el hongo del suelo llegue a la fruta produ- P. italicum, moho azul, son los géneros más
ciendo podredumbre parda, pero esto debe importantes que causan la podredumbre
ser un compromiso con la disminución de la blanda de las frutas cítricas. Si bien perte-
producción por planta y también la «ciru- necen al mismo género, difieren en algunas
Siendo la producción de goma una gía» de las lesiones en tronco y pintura con características epidemiológicas que se tra-
reacción muy común en los Citrus Cu (medida cara y poco sustentable en ducen en diferente agresividad.
frente a diversos problemas, y existien- montes comerciales pero no descartable en
sistemas familiares). Ambos son hongos de heridas, favoreci-
do otras enfermedades que puedan
dos por fruta sobremadura, por golpes de
producir agrietado de la corteza, Es muy importante el efecto que tiene la la fruta en el manejo de la cosecha. Sin
existe una forma rápida y práctica de incorporación de abono orgánico en el au- embargo el P. italicum se diferencia por
distinguirla de las otras y es raspando mento de la «salud» del suelo y por tanto tener una esporulación más precoz que el
en la disminución de las posibilidades de P. digitatum, ser capaz de infectar la fru-
superficialmente la corteza del tronco infección con Phytophthora. ta sin heridas, y por soportar temperatu-
y visualizando los tejidos subyacentes ras más bajas, lo que explica su
impregnados de goma. predominancia en frutas que ya pasaron
Mohos de poscosecha por la cámara de frío. Su infección está
altamente determinada por las condicio-
Las enfermedades de poscosecha son nes de cosecha y transporte de la fruta.
Los momentos de mayor avance de la muchas, pero ninguna es más importante En producciones de pequeña escala la in-
Foto 5-9.16: Descascarado producido por
enfermedad en nuestras condiciones son en que las podredumbres y en especial las pro- cidencia de estas podredumbres es rela-
psorosis en tronco y ramas.
otoño y especialmente en primavera cuan- ducidas por Penicillium. tivamente menor.

220 221 221


je de replantes. Su incidencia se ha venido Para evadir la enfermedad, es recomen- El diagnóstico se realiza por ELISA (ensa- crecimiento de la planta y un agrietado de la
incrementando y sobre todo en montes jó- dable el uso de yemas certificadas y clones yo de inmunoabsorción de enzima ligada) de cor teza del por tainjer to, en bandas
venes, lo que podría deberse a la transmi- nucelares libres de virus en el caso de que forma muy precisa y por indexaje en lima longitudinales. Al igual que en la Psorosis y
sión del virus por algún mecanismo diferen- no se dispongan de plantas certificadas. mexicana, donde produce aclaramiento de en la Tristeza, no produce síntomas en fru-
te a la propagación vegetativa, o a la pre- Como se sospecha la transmisión por semi- nervaduras, stem pitting y acucharado de to. El mayor daño es la disminución de la
sencia de un tipo más agresivo del comple- lla, también conviene indexar la fuente de hojas. Se puede visualizaR con microscopio cosecha por la disminución del tamaño de la
jo viral. A nivel mundial se está atenuando portainjertos. Por supuesto también des- electrónico y con microscopio óptico. planta. Infecta la mayoría de los Citrus y a
su incidencia por la implementación de pla- infectar las herramientas al podar con NaOCl varios de otros géneros en forma latente,
nes de certificación, pero el riesgo de infec- o con formaldehído o hidróxido de sodio. Sin embargo, no existe una técnica que pero si son injertados sobre un pie sensible,
ción es potencialmente alto en regiones con permita diferenciar a nivel de laboratorio la inducen la aparición del agrietado en éstos.
probable transmisión por insectos. agresividad de las razas.
Tristeza El síntoma de agrietado de la corteza no
La psorosis es una enfermedad causada La forma de control para esta virosis es el se da antes de los cuatro u ocho años, por
por un virus bicomponente. Se expresa en
(Citrus Tristeza closteroVirus) uso de portainjerto tolerante (limón rugo- lo que la única forma de garantizarnos la
forma de descascarado de corteza y clorosis so, lima de Rangpur, Poncirus trifoliata, ausencia del viroide, si es una planta pro-
en hoja de roble en la brotación de prima- Este virus es endémico en Asia, e hizo su citranges, mandarinas). ducida convencionalmente es indexando o
vera que desaparece conforme la hoja se aparición en América cuando los Citrus co- realizando técnicas electroforéticas.
desarrolla y las temperaturas suben. Se dis- menzaron a ser injertados y se introdujo la El uso de plantas certificadas libres de
tinguen la psorosis A menos agresiva de la enfermedad con las baretas para yemas. CTV es una alternativa ventajosa, ya que La transmisión se da por la propagación
psorosis B que se da en plantas más jóve- permite garantizar el desarrollo inicial de vegetativa y por las prácticas de poda pero
nes y su síntoma en tronco avanza más rá- Es un virus filamentoso y flexuoso las mismas aún cuando la reinfección a cam- no por semilla.
pido por las ramas. (closterovirus), cuyas variantes difieren en po a través de los vectores sea inevitable.
la capacidad de ser vectorizadas y en los Es muy estable y altamente resistente a la
Previo al «aislamiento» del agente viral síntomas que producen, pero no en sus ca- La implementación de protección cruzada, inactivación por calor, pudiendo permanecer
se le consideraba un complejo viral y se lo racterísticas serológicas. Infecta el floema es decir preinoculación con razas leves del infectivo por mucho tiempo en tejidos secos
asociaba a diversos síntomas. Con el trans- pero en brotes jóvenes puede encontrarse virus para impedir su infección con razas o como contaminante en superficies secas,
curso de las investigaciones, se fueron en la corteza. severas ha tenido resultados muy diversos, por ejemplo de las herramientas de poda.
idenidentificando las causas virales diferen- con algunas experiencias positivas. En Uru-
tes de algunos de ellos hasta el momento Los síntomas que produce son variables guay se están realizando trabajos tendien- El diagnóstico preciso de la exocortis se
actual en que se asocian los síntomas con el ambiente, el hospedante y la raza tes a la implementación de la preinmunización realiza usando técnicas de biología
descriptos solamente con síntomas de man- del virus. A nivel de tejidos se produce la con las razas locales del virus. molecular, sin embargo también se puede
chas en anillos de cepas encontradas en muerte del floema en naranjo amargo y en recurrir al indexaje en cidro Etrog que ma-
limón, que implican una muerte de raicillas nifiesta epinastia y separación de corteza
otros países lo que permite nombrar a la
y un decaimiento que puede ser mas o me- Exocortis
psorosis como Citrus Psorosis Ring Spot al ser inoculado con el virus.
Virus. Otros virus que también producen nos acentuado según la relación entre ge- (Citrus exocortis viroid)
manchas en anillos en las hojas como neración y muerte de células de floema. El Al igual que muchas de las enfermedades des-
cristacortis e impietratura no se acompa- decaimiento se visualiza como detención del Es un viroide que ataca al Poncirus trifoliata criptas, no tiene cura, sino que se debe preve-
ñan de descascarado de corteza y ya han crecimiento, aclaramiento de nervaduras, y a todos sus híbridos, al igual que a la lima nir, y para asegurarnos un material vegetal li-
sido diferenciados. clorosis, frutos chicos, acanaladuras u ho- de Rangpur. Produce un detenimiento del bre del viroide se puede recurrir a técnicas de
yos en la corteza, acucharado de las hojas. microinjerto entre otras que son usadas en el
En cuanto a su forma de transmisión, es proceso de producción de plantas libres.
casi exclusivamente por injerto. Se ha re- El declinamiento se da en naranjo dulce,
portado en varios países la transmisión por mandarino o pomelo injertado sobre naranjo Paralelamente al uso de plantas certifica-
áfidos, pero en condiciones experimentales agrio, pero no en limón sobre agrio. El das libres del viroide, de forma tal de ex-
no se ha podido comprobar quizás debido Poncirus trifoliata confiere tolerancia al virus cluirlo del predio, se debe pensar en diver-
a la poca eficiencia de transmisión. Se de- en la copa. sificar los portainjertos para evitar otra de-
terminó la susceptibilidad de Poncirus vastación de la citricultura.
trifoliata al virus de la psorosis, pero no se Su transmisión es por injerto, y por el
ha detectado transmisión por semilla. pulgón Toxoptera citricidus aunque también Una vez identificada la enfermedad en el
lo transmiten Aphis gossypii, Aphis citricola, cuadro, se debe tener especial cuidado de
La identificación de la psorosis se hace Toxoptera aurantii. dejar para lo último la poda de dicha plan-
indirectamente a través de los síntomas, y ta o mejor usar herramientas especiales
la transmisión de la enfermedad a plantas en las plantas enfermas, o no manejarlas.
indicadoras como Chenopodium quinoa o a A nivel de tejidos se produce la
través del injerto de púas de naranja dulce muerte del floema en naranjo amargo y Paralelamente al uso de plantas
(Pineaple o Madam Vinous) que en general
presentan flecking en la brotación o shock
en limón, que implican una muerte de certificadas libres del viroide, de forma
en los brotes (técnica de indexaje). Esto se raicillas y un decaimiento que puede tal de excluirlo del predio, se debe
logra en ambientes de temperatura y luz ser mas o menos acentuado según la pensar en diversificar los portainjertos
controlada. Está todavía en fase experimen-
tal la producción de sueros para la identifi-
relación entre generación y muerte de Foto 5-9.17: Síntoma de exocortis en el pie de para evitar otra devastación de la
cación serológica del virus. células de floema. Poncirus trifoliata. citricultura.

222 223 223


Capítulo 5.10
Bibliografía:
Bases conceptuales para el Manejo Ecológico
de Plagas y Enfermedades
DURAN VILA,N.1989. Enfermedades de los citricos producidas por viroides: la exocortis y la cachexia
-xiloporosis. Fruticultura Profesional Nº 25. Especial Cítricos. 57-64

DURAN VILA,N.1989. Los viroides como agentes fitopatógenos. Phytoma. Nº5 Enero.1989.

FEICHTEMBERGER,E., MÜLLER,G.W. and GUIRADO,N. 1997. DoenÇas dos Citros. In.


KIMATI,H.,AMORIM,L.,BERGAMIN FILHO,A.,CAMARGO,L.E.A.,REZENDE,J.A.M. 1997.Manual de Fitopatología.
Vol 2: DoenÇas das plantas cultivadas. Sao Paulo. Editora Agronómica CERES Ltda. 261-296.

GRAHAM,J., GOTTWALD,T., RILEY,T.AND BRUCE,M.A. 1992. Susceptibility of Citrus fruit to bacterial


spot and Citrus Canker. Phytopathology 82:452-457.
Gomosis de los cítricos
GARCÍA, M.L., SANCHEZ DE LA TORRE,M.E., DAL BO,E., DJELOUCAH, K.,ROUAG,N., LUISONI,E.,
MILNE,R.G. and GRAU,O. 1997. Detectiuon of citrus psorosis ringspot virus using RT-PCR and DAS-
ELISA. Plant Pathology 46:830-836.

HOINTINK,H.A.J. and BOEHM,M.J. 1999. Biocontrol within the context of soil microbial communities:
a substrate dependent phenomenon. Annu. Rev. Phytopathol. 37: 427-446.
Ing. Agr. Agueda Scattolini
Proyecto INIA JICA. 2000. Resulados de investigación. Protección de árboles frutales. 1995-2000.

PRUVOST,O., BOHER,B., BROCHERIEUX,C., NICOLE,M. AND CHIROLEU,F. 2002. Survival of


Xanthomonas axonopodis pv citri in leaf lesions under tropical environmental conditions and simulated
splash dispersal of inloculum. Phytopathology 92:336-346.

ROISTACHER, N .1994. Argumentos Para un Programa de Certificación Obligatorio. Citrus. 24. pp 29-32.

ROISTACHER, N .1991. Graft transmissible diseases of citrus. Handbook for detection and diagnosis.
IOCV. FAO. Roma. 286 pp.

SANCHEZ DE LA TORRE,M.E., RIVA, O., ZANDOMENI, R., GRAU, O. and GARCÍA, M.L. 1998. The top
component of citrus psorosis virus contains two ssRNAs, the smaller encodes the coat protein. Molecular
Plant Pathology On-Line. http://www.bspp.org.uk/mppol/1998/0929rybicki

SHIOTANI,H., OZAKI,K. AND TSUYUMU,S. 2000. Pathogenic interactions between Xanthomonas


axonopodis pv citri and cultivars of pummelo (Citrus grandis). Phytopathology 90:1383-1389.

Sociedad Española de Fitopatología. 2000. Enfermedades de Citrus. Mundi Prensa. ISBN: 84-7114-
SÍNTESIS DE TEMAS
862-5. 165pp.

TUSET, J. 1987. Podredumbres de los Frutos Cítricos. Valencia. Valenciana Coselleria d‘ Agricultura i
Pesca. 206 p.
• Introducción.
WHITESIDE J.O. 1974. Environmental factors affecting infection of Citrus leaves by Mycosphaerella
citri. Phytopathology 64:115-120.
• El patógeno: Phytophthora.

• Las enfermedades: gomosis y podredumbre parda.


WHITESIDE J.O. 1981. Aberrant behavior of Mycosphaerella citri on freeze-killed citrus leaf tissue and
its taxonomic and apidemiological implicartions. Phytopathology 71:1108-1110.

WHITESIDE,J.O., S.M.GARNSEY and L.W.TIMMER. 1988. Compendium of Citrus Diseases. St. Paul. MN.
APS. 80p.

WHITESIDE, J.O. et al. 1993. Compendium of Citrus Diseases. Florida. APS Press. 80 p.

224 225 225