Anda di halaman 1dari 5

Cóm o influir en tus Prospectos M ultinivel y

tener resultados

Uno de los desafíos que enfrentamos con


nuestros prospectos en M ultinivel es
despertar su atención y lograr mantener
el interés…

¿Acaso no te sucede?
Frecuentemente comenzamos
abrumando con excesiva información a
nuestro prospecto y olvidamos lo fundamental, que es establecer un vínculo…

Esto se debe a que tenemos una enorme dificultad para comunicarnos, lo cual es muy
común en la gran mayoría de las personas.

¡La buena noticia es que tiene solución!

Participé de un seminario gratuito de “Munmi” que dio Guillermo Erasmo Mendoza y


enseñó cómo hacerlo.

Todos los sábados ofrecen capacitaciones Multinivel gratuitas, si quieres participar


infórmate haciendo clic en:

“Capacitación gratuita para M ultinivel”

El nos dijo…

“Si quieres influir en alguien, perm ite que ese alguien prim ero influya en ti”

Si te parece confuso, intentaré con un ejemplo para que te resulte más claro:

Supongamos que haces una consulta con un médico por un problema en tu salud, que
no es habitual en ti y que te tiene muy preocupado.

Al llegar, apenas saludas e intentas transmitir lo que sientes, el médico interrumpe tu


relato, no te realiza ninguna pregunta y rápidamente te indica un medicamento sin
profundizar en tu problema ni darte explicación sobre lo que te sucede…

¿Confiarías en el diagnóstico?

¿Seguirías sus indicaciones y tom arías ese m edicam ento?

…A mí, realmente, no m e resultaría confiable!!

La realidad es que muchas veces nosotros terminamos haciendo lo mismo con


nuestros prospectos.

Les hablamos de un producto sin que sepamos previamente que es lo que necesitan.

Entonces… ¿Cóm o hacerlo?

La mejor manera de influir sobre otras personas es creando confianza.

Aunque muchos piensen que es cuestión de tiempo, la confianza depende del modo en
que nos comunicamos y no del tiempo que hace que conocemos a alguien.

Esto se logra entrando al mundo de la otra persona, en su ámbito de confort.

Para esto, debo tomar contacto con sus intereses y necesidades.

Volvam os al ejem plo del m édico…

Supongamos que apenas llegas con tu dolencia, el médico, con una actitud sumamente
amable, te solicita que le cuentes con detalle lo que te ocurre. Percibes un verdadero
interés en conocer tu problema y en darte una solución, profundizando con preguntas
anexas y un examen detallado para llegar a un diagnóstico.

¡Este médico, sin dudas me generaría confianza!

Pero… ¿Cóm o aplicarlo en tu N egocio?

Cuando hablas con un cliente, debes tener en cuenta sus necesidades e intereses y
ofrecerle soluciones a “sus problemas”, con sinceridad y amabilidad.

Si apenas lo veo, empiezo a hablarle de cosas que no son de su interés y no escucho


sus problemas, difícilmente lo logre.

En P N L ó P rogram ación N eurolingüística se habla de R apport.

El R apport es una herramienta poderosa porque se genera a un nivel inconciente, y


puede vincularse con el otro generando confianza; es sintonizar, conectar, es “Crear un
vínculo de confianza”.

Esto se logra a través del lenguaje verbal y no verbal.

¿Cuál es el proceso?

Para conectarnos con nuestro entorno , para tomar contacto con la realidad nosotros
utilizamos los sentidos: vista, oído, olfato, tacto.

En P N L a los sentidos se los llama “canales de percepción” ó VAK (se debe a la


síntesis de visual, auditivo y kinestésico).

Habitualmente cada persona se siente más cómoda con un canal de percepción


en especial y capta más eficientemente la información que le llega por ese canal.
De acuerdo a cuál sea este canal predominante, se denomina visual, auditivo ó
k inestésico.

Poder identificar previamente el canal adecuado para tu prospecto, te garantizará no


sólo captar su atención sino maximizar su comprensión.

Si bien todos usamos todos los canales, siempre hay predominancia de uno. Esto no
tiene que ver con la personalidad, sino sólo con la percepción.

Tenemos tres recursos para crear rapport e influír en el otro:

1- La palabra

2- La voz

3- El cuerpo

La palabra…

Nos permite el primer mensaje en la comunicación con otra persona que nos
indicará su canal predominante, de esta forma podremos llegar al sitio de confort del
prospecto.

En P N L palabras se denominan “predicados”.

Ejem plos: veo, siento, escucho, imagino, percibo, etc.

Hay que descubrir que predicados son más adecuados para “tu prospecto”, lo cual
sabré simplemente prestando atención sobre los que repite más frecuentemente.
El objetivo es com unicarte en “su idiom a”.

Usando los mismos predicados lograrás crear sintonía, esto lo hará sentir cómodo/a.

Es importante hacer un entrenamiento previo. Una buena forma es observar


entrevistas televisivas e identificar los predicados más utilizados por el entrevistado.

Si intentaras aplicarlo directamente con tu prospecto, sin haberte entrenado


previamente, correrías el riesgo de distraerte y perder el hilo de la conversación; lo
cual no sería nada beneficioso.

¡Seguramente perderías un cliente!

Ejem plos:

“Trataré de ser claro para que veas”… (V)

“Sentirse respaldado por un equipo dá confianza”… (K)

“En un momento más vas a poder palpar lo que te digo”… (K)

“No más escuches lo que tengo para decir”… (A)

La Voz…

Es un recurso poderoso.

Para lograr sintonía será importante tender a igualar las características de la voz de tu
prospecto: volum en, velocidad y tono.

Después de un pequeño lapso en estas condiciones tu interlocutor ya habrá entrado a


la zona de confort.

Para asegurarte y tomar el control, haces unos pequeños cambios y observas lo que
pasa.

Si realmente lograste sintonía, el también lo hará, pero no de forma conciente.

Esta situación le provocará una sensación de confort.

El cuerpo…

Nos permitirá reflejar a nuestro prospecto con nuestras posturas.

Esto significa adquirir posiciones y movimientos similares a través de un R eflejo


directo ó del R eflejo indirecto.
Por ejem plo:

Si el prospecto cruza los brazos, un poco después tú haces lo mismo de forma similar,
esto es por R eflejo directo.

También puedes cruzar las piernas, un poco después de que él ha cruzado los brazos a
un ritmo similar y del mismo lado, esto es R eflejo indirecto.

De igual modo que hiciste con la voz, luego de un lapso de tiempo en similitud de
postura haces pequeños cambios y observas la conducta; verás que tu interlocutor
tiende a imitar tu postura.

Con esta técnica, aplicada de este modo y de manera inconciente, se logra acompañar
al prospecto provocando una sensación de confort.

Es decir… ¡Estamos en su mundo, en su terreno!

Si te pareció interesante y quieres saber más, puedes solicitar un reporte gratuito


haciendo clic aquí:

“El P oder del P ensam iento”

Y no te olvides de compartirlo con tus amigos.

Si lo que deseas es saber más sobre este y otros temas de los Negocios en Internet, te
espero en mi sitio…

¡Por tus sueños!

Liliana Pages

“Negocios en Internet”

http://LilianaPages.com