Anda di halaman 1dari 16

ESCUELA DE CARABINEROS DE CHILE

ORDEN Y SEGURIDAD / INTENDENCIA.

DERECHOS HUMANOS II.


GONZALO TORRES ZUNIGA
AÑO 2010
UNIDAD I: DERECHOS HUMANOS Y FUNCIÓN POLICIAL.

1. LA FUNCIÓN DE POLICÍA EN UN ESTADO DE DERECHO.

La acción policial aparece expresa y directamente ligada a la Constitución, pues la policía es parte del sistema de control
del Estado y, específicamente, del control formal. Más, aún, es pieza esencial de la intervención del Estado sobre los
ciudadanos en relación con un efectivo control: la policía constituye el órgano inmediato de la aplicación del control penal y
uno de los más importantes del control general.
Ello implica, necesariamente, poner a la policía en relación con los derechos humanos o fundamentales. En verdad no
tendría sentido práctico hablar de derechos humanos o fundamentales, si estos no se pusieran en relación con la función
policial. Una indagación de la función policial de carácter neutro o técnico, que no la ponga en conexión con todo el sistema
político, significa simplemente pasar por alto los derechos humanos y fundamentales y, en definitiva, prescindir de la propia
Constitución Política.

1.2 Caracteristicas de un Estado de Derecho.


Estado de derecho significa que el Estado está sometido a un ordenamiento jurídico, el cual constituye la expresión
auténtica de la idea de Derecho vigente en la sociedad.
Tradicionalmente se le ha definido como “orden jurídico objetivo e impersonal que obliga tanto a gobernantes como
gobernados”.

1.2.1 Las bases del Estado de Derecho son:

• El imperio de la ley: Las normas deben ser expresión de la voluntad popular y deben someterse a ella tanto
gobernantes como gobernados.
• Distribución del poder estatal en diferentes órganos: De esta manera el poder del Estado no se concentra en
una sola institución, sino que se distribuye permitiendo mayor eficiencia y los debidos controles evitando
arbitrariedades y abuso de poder.
• Legalidad de las administración y responsabilidad de las autoridades, sea penal, civil administrativa y
política.
• Respeto y garantía de los derechos humanos a través del ordenamiento jurídico el cual también contempla
los mecanismos o recursos que se pueden interponer en caso de atropello o violación.

1.3 Funciones monopólicas del Estado.

1.3.1 Defensa:
En general, el propósito de la función de defensa del Estado es proteger a la población, preservar el territorio nacional y
resguardar la capacidad del Estado para el ejercicio de su soberanía frente a amenazas externas contra estos elementos
fundamentales del país, así como apoyar el logro de los objetivos nacionales.
La Defensa debe ser considerada como un bien público en un sentido integral y una tarea que compromete a todos los
ciudadanos dentro de una sociedad democrática, aunque sólo puede ser desarrollada por el Estado.

La Defensa es un bien que alcanza a todos los miembros de la comunidad nacional; una vez producido, nadie lo obtiene en
desmedro de otros. Para garantizar este efecto, es necesario que se satisfagan las siguientes condiciones:

• Que el monopolio de la fuerza legítima pertenezca al Estado.


• Que el Estado la organice, la dote de medios y le asigne objetivos con un sentido nacional.
• Que el Estado realice esta tarea de manera continua en el tiempo, ya sea en la paz o en la guerra.
• Que el ejercicio de la función abarque la suma de actividades de los organismos del Estado necesarios para la
defensa, ya que su ámbito excede los límites de lo estrictamente militar.

1.3.2 Seguridad:
La seguridad nacional debe ser considerada como una consecuencia del conjunto de actividades que el Estado realiza para
avanzar hacia el logro de sus objetivos y resguardar los intereses nacionales en relación con riesgos, amenazas o
interferencias importantes. En este sentido, la seguridad consiste en una condición que se desea establecer para que se
realicen los fines del Estado y de la Nación, particularmente los del desarrollo social y económico.
La seguridad nacional se obtiene mediante funciones estatales bien definidas:

• La seguridad exterior se logra, primordialmente, a través de la función diplomática y de la función de Defensa.


• La seguridad interior se obtiene mediante la función “Orden Interior”, y
• La seguridad ante catástrofes se consigue por la función “Protección Civil y Ambiental.”

Cada una de estas funciones requiere para su materialización de una estructura orgánica capaz de planificarla y ejecutarla,
de una legislación de respaldo, de financiamiento y de una política orientadora.

Aunque la seguridad y la defensa están íntimamente relacionadas, la defensa es un concepto mas especifico que la
seguridad. Ella no produce por si sola la condición de seguridad deseada, pero sin duda es uno de los factores esenciales
para obtenerla.

Finalmente, en nuestro ordenamiento jurídico y de acuerdo a como lo indica el Art. 101 inc. 2.

“......... Las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública están integradas sólo por Carabineros e Investigaciones. Constituyen la
fuerza pública y existen para dar eficacia al derecho, garantizar el orden público y la seguridad pública interior, en la forma
en que lo determinen sus respectivas leyes orgánicas. Dependen del Ministerio Encargado de la Seguridad Pública.”

1.3.3 Justicia:

2
Chile es una república democrática, al decir del artículo 4º de la Constitución Política. Rige un Estado de Derecho, en el
cual las distintas funciones del Estado son realizadas por distintos órganos, independientes entre sí. Al Poder Judicial le
está encomendada la facultad de administrar justicia, que está entregada a los Tribunales de Justicia, los cuales en su
conjunto, y con contadas excepciones, conforman el Poder Judicial.

Una de las bases de nuestra institucionalidad es la Independencia del Poder Judicial, que está consagrada expresamente
en el artículo 76 de nuestra Constitución Política de la República, al disponer que lo siguiente:

“La facultad de conocer de las causas civiles y criminales, de resolverlas y de hacer ejecutar lo juzgado, pertenece
exclusivamente a los tribunales establecidos por la ley. Ni el Presidente de la República ni el Congreso pueden, en caso
alguno, ejercer funciones judiciales, avocarse causas pendientes, revisar los fundamentos o contenido de sus resoluciones
o hacer revivir procesos fenecidos.”

Pero, así como los tribunales de justicia son independientes en el ejercicio de sus funciones, están obligados a respetar,
desde luego, la independencia y atribuciones de los demás poderes públicos. Este principio lo consagra el Código Orgánico
de Tribunales, al prohibir al Poder Judicial mezclarse en las atribuciones de otros poderes públicos.

Además, los tribunales están dotados de la facultad de imperio para hacer cumplir sus resoluciones, facultad que consagra
expresamente el mismo artículo 76, cuando dispone que:

“Para hacer ejecutar sus resoluciones, y practicar o hacer practicar los actos de instrucción que determine la ley, los
tribunales ordinarios de justicia y los especiales que integran el Poder Judicial, podrán impartir órdenes directas a la fuerza
pública o ejercer los medios de acción conducentes de que dispusieren. Los demás tribunales lo harán en la forma que la
ley determine.”

La autoridad requerida deberá cumplir sin más trámite el mandato judicial y no podrá calificar su fundamento u oportunidad,
ni la justicia o legalidad de la resolución que se trata de ejecutar.

2. LA PROTECCIÓN DE DERECHOS HUMANOS EN LA FUNCIÓN POLICIAL.

2.1 Principios éticos y legales básicos para la aplicación de la ley.

2.1.1Conducta ética y licita.1


• Los derechos humanos emanan de la dignidad intrínseca del ser humano.
• Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en todo momento respetarán y obedecerán las leyes.
• Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley cumplirán en todo momento los deberes que les impone la
ley, sirviendo a su comunidad y protegiendo a todas las personas contra actos ilegales, en consonancia con el
alto grado de responsabilidad exigido por su profesión.
• Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no cometerán ningún acto de corrupción. También se
opondrán rigurosamente a todos los actos de esa índole y los combatirán.
• Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán y protegerán la dignidad humana y mantendrán y
defenderán los derechos humanos de todas las personas.
• Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley notificarán las violaciones de las leyes, los códigos y los
conjuntos de principios que protegen y promueven los derechos humanos.
• Todas las acciones de la policía respetarán los principios de legalidad, necesidad, no discriminación,
proporcionalidad y humanidad.

2.1.2 Principios éticos y legales básicos para la aplicación de la ley.

• Obedecer la ley y aplicarla.


• Servir a la comunidad.
• Mantener la profesionalidad.
• Combatir la corrupción.
• Proteger los derechos humanos.
• Respetar la legalidad.
• Respetar la necesidad.
• Practicar la no discriminación.
• Ejercer la proporcionalidad.
• Demostrar humanidad.
• Ser representativo de la comunidad.
• Responder a las necesidades de la comunidad.
• Ser responsable ante la comunidad.

2.2 Importancia de los derechos humanos.

Concepto.
Los derechos humanos son atributos o garantías que tenemos todos los seres humanos por el sólo hecho de ser personas,
por nuestra dignidad como seres humanos.
Los derechos humanos refieren a todas aquellas condiciones de vida necesarias para que los hombres y las mujeres
podamos desarrollarnos plenamente como personas.

Caracteristicas.
Inherentes: Porque son innatos a todos los seres humanos sin distinción alguna, pues se asume que nacemos con ellos.
Por tanto, estos derechos no dependen de un reconocimiento por parte del Estado.

1
Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Guía para instructores de policías.
Sesión 3. año 2004.

3
Universales: Por cuanto se extienden a todo el género humano en todo tiempo y lugar; por tanto, no pueden invocarse
diferencias culturales, sociales o políticas como excusa para su desconocimiento o aplicación parcial.
Indivisibles e interdependientes: No hay una jerarquía entre diferentes tipos de derechos y no se pueden reprimir unos
para promover otros.
Inalienables e irrenunciables: Nadie puede ser despojado de sus derechos ni renunciar a ellos.
Imprescriptibles: Porque no se pierden por el transcurso del tiempo, independientemente de sí se hace uso de ellos o no.
Irreversibles: Porque todo derecho formalmente reconocido como inherente a la persona humana queda irrevocablemente
integrado a la categoría de derecho humano, categoría que en el futuro no puede perderse.
Progresivos: Porque dado el carácter evolutivo de los derechos, en la historia de la humanidad, es posible que en el futuro
se extienda la categoría de derecho humano a otros derechos que en el pasado no se reconocían como tales o aparezcan
otros que en su momento se vean como necesarios a la dignidad humana y, por tanto, inherentes a toda persona.
Absolutos: Porque su respeto se puede reclamar indistintamente a cualquier persona o autoridad.
Indivisibles e interdependientes: Porque no tienen jerarquía entre sí, es decir, no se permite poner unos por encima de
otros ni menos sacrificar un tipo de derecho en menoscabo de otro.
Inviolables: Porque ninguna persona o autoridad puede actuar legítimamente en contra de ellos, salvo las justas
limitaciones que puedan imponerse de acuerdo con las exigencias del bien común de la sociedad.

Es importante tener presente la relación de interdependencia existente entre los Derechos Humanos, es decir, que la
vigencia de unos es precondición para la plena realización de los otros, de forma tal que la violación o desconocimiento de
alguno de ellos termina por afectar otros derechos. Sería el caso, por ejemplo, el del derecho a la libertad de reunión y
asociación y el de libertad sindical, no podría asumirse el respeto del primero si existiera imposibilidad de constituir
sindicatos y viceversa.
2.2.1 En el ejercicio de las funciones operativas :
Atender simultáneamente las crecientes necesidades de seguridad pública del ciudadano y enfrentar nuevas exigencias que
impone un mundo cada vez más globalizado en lo referido a materias que son de competencia policial, constituyen algunos
de los nuevos desafíos a los cuales se ve enfrentado el Carabinero del Siglo XXI y que no son más que una consecuencia
de una sociedad chilena en constante evolución. 2
La complejidad del sistema global, nuevas tecnologías y las múltiples necesidades sociales, obligan a que las respuestas
sean cada vez más exigentes, rápidas, oportunas, informales, profesionales y técnicas.
Prueba de ello lo constituye, entre otras, la Reforma Procesal Penal en la que Carabineros de Chile tiene un desafío de
trascendencia. El rol del Carabinero se ve fortalecido por el sistema judicial con un mayor contacto con la ciudadanía.
Algunas de las actuaciones autónomas de Carabineros que muestran este importante papel son el prestar auxilio a la
víctima; practicar las detenciones en casos obligados y en hipótesis de flagrancia; resguardar el sitio del suceso; identificar
testigos y consignar sus declaraciones voluntarias y recibir denuncias e informarlas al Ministerio Público.
La realidad actual y los cambios vertiginosos que la atraviesan, imponen al Carabinero de hoy la indispensable necesidad
de información y capacitación en todas las actividades y el poner énfasis en los métodos, procedimientos técnicas e
instrumentos para gestionar policialmente en forma efectiva y eficaz.

Esto exige al Carabinero:

- Ser un auténtico profesional de seguridad donde la integración con la comunidad constituye el bastión fundamental del
servicio.

- Entregar respuestas y soluciones concretas a las variadas y crecientes necesidades de los usuarios.

- Buscar soluciones a los problemas socio-policiales, con un trabajo interactivo con la comunidad.

- Instruirse, capacitarse y perfeccionarse en la función policial, con buena disposición, actitud amable y conducta
intachable.

- Ejercer funciones de prevención policial. La gran función preventiva se realiza con miras a evitar hasta donde sea
razonablemente posible la comisión de delitos y las alteraciones al Orden Público a fin de garantizar el normal desarrollo y
desenvolvimiento de las actividades de los individuos.

- Realizar acciones con estricto apego a la legislación y el ordenamiento jurídico vigente.

- Realizar acciones dentro de la esfera de sus atribuciones, como guardadores del orden y la seguridad pública.

- Privilegiar el interés común, otorgando un servicio con apego al principio de la igualdad.

- Ser recto y transparente en el ejercicio de las funciones públicas. La función policial debe ser asumida con la debida
ponderación y responsabilidad, actuando ante toda circunstancia en forma profesional, inteligente, transparente y sencilla,
desterrando cualquier atisbo de prepotencia, autoritarismo o falta de corrección.

Los Carabineros deben contar necesariamente con sólidos valores que sustenten la totalidad de sus actos, tanto en su
desempeño profesional como en los actos de su vida privada, tales como la transparencia, equidad, justicia, respeto y
solidaridad, los que orientarán sus acciones como servidor público del Estado. Junto a esto, es necesario que todos los
integrantes de la sociedad conozcan y practiquen estos valores para entender que respetando sus derechos esenciales
hasta el límite de no lesionar o afectar los derechos de otros, permitirán una mejor convivencia social.

El Carabinero debe ser siempre un agente de paz social. El Decálogo que se presenta a continuación resume cabalmente el
rol del Carabinero en la promoción, protección y respeto de los Derechos Humanos.

2.2.2 En los asuntos administrativos y disciplinarios:


Carabineros, al igual que el Estado, del cual es dependiente, no tiene otra razón de ser en el mundo moderno que crear,
prodigar y garantizar “las condiciones necesarias que permitan a todos y cada uno de los integrantes de la comunidad
nacional, su mayor realización espiritual y material posible. Todo ello no tiene otro objetivo que promover el bien común.

2
Información extraída de la página web de la Revista de Carabineros. Sección temas profesionales.

4
En este orden de ideas, una policía moderna debe mantener el justo equilibrio entre la necesidad de que haya disciplina
interna en la institución policial encargada de la seguridad pública, por una parte, y la de hacer frente a las violaciones a los
derechos humanos básicos, por otra. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley informarán de las violaciones a
sus superiores inmediatos y sólo adoptarán otras medidas legítimas sin respetar la escala jerárquica si no se dispone de
otras posibilidades de rectificación o si éstas no son eficaces.
Se entiende que no se aplicarán sanciones administrativas ni de otro tipo a los funcionarios encargados de hacer cumplir la
ley por haber informado de que ha ocurrido o va a ocurrir una violación a los derechos humanos.3

UNIDAD 2: DERECHOS HUMANOS Y APLICACIÓN DE LA LEY.

1. PREVENCIÓN :

1.1 IGUALDAD Y NO DISCRIMINACIÓN. Art. 19 N° 2 Constitución Política.

La Constitución asegura a todas las personas:

“La igualdad ante la ley. En Chile no hay persona ni grupo privilegiados. En Chile no hay esclavos y el que pise su territorio
queda libre. Hombres y mujeres son iguales ante la ley.”

1.1.2 Principio de No discriminación:

• Prohibición de establecer diferencias arbitrarias:


Se entiende por “diferencia arbitraria”: Una diferencia irracional, sin justificación o fundamento que la sustente (ilógica).

• Discriminación:
Aunque en general significa acción y efecto de separar o distinguir unas cosas de otras, en Derecho el término hace
referencia al trato de inferioridad dado a una persona o grupo de personas por motivos raciales, religiosos, políticos, de
sexo, de filiación o ideológicos, entre otros.

En conclusión, todos los habitantes de la República cualquiera que sea su posición social u origen, gozan de los mismos
derechos, esto es, que exista una misma ley para todos y una igualdad de todos ante el derecho.

1.2 DERECHO A LA VIDA. Art. 19 N°1 Constitución Política.

La Constitución asegura a todas las personas:

“El derecho a la vida y a la integridad física y psíquica de la persona. La ley protege la vida del que esta por nacer. La pena
de muerte sólo podrá establecerse por delito contemplado en ley aprobada con quórum calificado.”

El derecho a la vida comprende:

• Derecho a nacer y a no ser privado de la vida


• Derecho a defender la vida en caso de agresión ilegitima (legítima defensa)
• Deber de conservar la vida propia (suicidio, huelga de hambre)
• Deber de cuidar la vida de los demás (Art. 494 N°14 del Código Penal)
• Derecho a generar vida o procrear.

Protección de la vida en la Legislación Chilena.

• La Ley Penal castiga el aborto en todas sus formas.

El aborto es la interrupción del embarazo antes del estado de viabilidad fetal, ya sea que se produzca por medios
naturales o artificiales.
De la definición se desprende que hay aborto espontáneo y aborto provocado.

El aborto provocado tiene además otro requisito: la existencia de dolo específico o malicia en la maniobra abortiva, lo
que se traduce en la intención de dar muerte al ser en gestación.
Art. 345 Código Penal sanciona a quien provoca el aborto y a la mujer que se somete maliciosamente a él.
Desde la vigencia de la constitución de 1980 es, no solo un delito, sino un atentado contra la constitución.

• La Ley Civil ampara los derechos de la criatura que se encuentra en el claustro materno.

Art. 75 Código Civil. “La ley protege la vida del que está por nacer. El juez, en consecuencia, tomará, a petición de
cualquiera persona o de oficio, todas las providencias que le parezcan convenientes para proteger la existencia del no
nacido, siempre que crea que de algún modo peligra”.

• Legítima Defensa:

En el derecho a la vida es tan valioso que cuando la agresión es ilegítima el individuo tiene inclusive el derecho a matar
por defenderla, tanto la suya propia, como la de otro al ser injustamente agredido. Art. 10 N° 4, 5 y 6 del Código Penal.

• Pena de Muerte:

Desde el año 2001 quedó abolida en tiempo de paz y para los delitos comunes y fue reemplazada por un presidio perpetuo
efectivo y calificado de 40 años.

3
Comentario letra b), artículo 6 Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

5
Al término de ese período se elevaran los antecedentes a la Corte Suprema quien determinará si la persona está apta para
recuperar su libertad-

Era aplicable como sanción por delitos graves: sustracción de menores, violación con homicidio, parricidio, robo con
homicidio, secuestro calificado.

La pena de muerte solo quedó vigente en tiempo de guerra para los delitos que tienen esa penalidad. (Conspiración,
rebelión, traición, deserción)-

Chile no puede volver a instaurarla porque lo prohíbe la Convención Americana de Derechos Humanos.
1.3 DERECHO A LA INTEGRIDAD PERSONAL. Art. 19 N° 1.

La Constitución asegura a todas las personas:

“La integridad física y psíquica de las personas...........”


“Se prohíbe la aplicación de todo apremio ilegitimo......”

DERECHO A LA INTEGRIDAD FISICA:


Cada ser humano tiene la total propiedad sobre la estructura física y el funcionamiento de su cuerpo.

DERECHO A LA INTEGRIDAD PSIQUICA: la mente del hombre es tan sagrada como la vida.; por lo cual nadie la puede
manejar o alterar mediante la utilización de medios sicológicos, mecánicos, químicos
Los avances de la psiquiatría y la psicología no pueden dejar de lado los preceptos morales que amparan este derecho.
Su infracción constituye la tortura, tratos crueles inhumanos y degradantes cuyas secuelas físicas o psíquicas varían de
intensidad según factores endógenos y exógenos.

Prohibición de aplicar apremios ilegítimos.


Art. 19 inciso final de la Constitución dice “se prohíbe la aplicación de todo apremio ilegítimo”.

Guarda directa relación con el derecho a la integridad física y psíquica.

Al mencionar el constituyente el término apremios ilegítimos está admitiendo que existen apremios legítimos como sería el
caso de aquellos consagrados en la ley y coherentes con la dignidad de la persona humana.

Ejemplos:
• arresto de testigos.
• arresto del alimentante
• castigo moderado de los hijos.
• Incomunicación etc..

Apremios ilegítimos :
• Torturas.
• Tormento (psíquico)
• Maltratos.
• Trato degradante, cruel e indigno

La constitución prohíbe apremios ilegítimos de tal manera que el individuo que aplica tortura o tormentos físicos o síquicos
no sólo comete un delito sino que además infringe la constitución. Es uno de los atentados más graves contra la dignidad
humana y el ordenamiento institucional.

Tortura es todo acto por el cual un funcionario público u otra persona inflige intencionalmente a una persona
penas o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales con el fin de obtener de ella información o
intimidarla.

La prohibición de aplicar apremios ilegítimos es total. Por su naturaleza y bienes jurídicos que protege ( vida y dignidad
humana) no admite justificaciones ni excusas de ninguna índole). Estos conceptos están contenidos en la Declaración
Universal de las Naciones Unidas y otros documentos suscritos por Chile, que se encuentran vigentes y por lo tanto lo
obligan de acuerdo al artículo 5 de la Constitución Política
El pacto de San José de Costa Rica en el Art. 7 señala que nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles ,
inhumanos o degradantes.
No podrán invocarse circunstancias excepcionales como estados de guerra o amenaza de guerra, inestabilidad política o
cualquier otra emergencia publica como justificación a la tortura u otros tratos o penas crueles, degradantes o inhumanas.

De las torturas es responsable el que las practica y su superior jerárquico. Es una conducta antijurídica que no admite
atenuantes. Agrega que nadie será sometido sin su libre consentimiento a experimentos médicos o científicos.

Chile tiene ratificada la Convención Universal e Interamericana contra la Tortura tratos crueles inhumanos y
degradantes desde noviembre de 1988 y a partir de 1990 sin reservas.

En septiembre de 2004 se reconoció competencia al Comité contra la Tortura para conocer denuncias de un Estado o de
particulares por aplicación de tortura, pero por hechos acaecidos con posterioridad al 15 de marzo de 2004.

Desde 1998 se tipificó el delito de tortura en el artículo 150 A y 150 B del C. Penal

“El empleado público que aplicare a una persona privada de libertad tormentos o apremios ilegítimos, físicos o mentales u
ordenare o consintiere en su aplicación...........

Si se produjera la muerte del detenido y siempre que el resultado fuera imputable a negligencia o imprudencia del
empleado público las pena será de presidio mayor en su grado mínimo a medio, mas la inhabilitación absoluta y perpetua.

También se le aplicaran las penas rebajadas en un grado al que, sin revestir la calidad de empleado público, participare en
la comisión de los delitos sancionados”

6
1.4 DERECHO A LA LIBERTAD Y SEGURIDAD PERSONAL.

La Constitución asegura a todas las personas:


El derecho a la libertad personal y a la seguridad individual.

Libertad Personal: Derecho que tiene toda persona para permanecer o residir en cualquier parte del territorio nacional,
como para salir y regresar a él.

Seguridad personal o individual: Derecho de toda persona de no ser privada de libertad sino en los casos y en la forma
que establezca la ley.

Recurso de Amparo o “Habeas Corpus”: Es un medio de defensa legal que procede cuando el derecho a la libertad o
seguridad personal es limitada. Cualquier persona puede interponer este recurso, sea o no el afectado (Art. 21 Constitución
Política). Se debe interponer en la Corte de Apelaciones respectiva (aquella bajo cuya jurisdicción se encuentre el afectado)

2. Mantenimiento del Orden Público.

2.1 DERECHO A LA LIBERTAD DE OPINIÓN. Art. 19 N° 12.

Es el derecho a emitir opinión, facultad que tiene toda persona para exteriorizar por cualquier medio, sin coacción, lo que
piensa o cree; además tiene estrecha relación con el derecho a estar informado.

2.2 DERECHO A LA LIBERTAD DE REUNIÓN. Art. 19 N° 13.

El derecho de reunión; “Es el derecho que la Constitución asegura a toda persona a fin de que puedan agruparse junto a
otras con cualquier fin lícito”. Es absolutamente consubstancial a la democracia, ya que es el medio a través del cual las
personas participan del conocimiento de materias a fin de aportar soluciones.

Diferencia Entre La Reunión y La Asociación.


La reunión se diferencia de la asociación en que la primera es una agrupación transitoria de personas, contingente, razón
por la cual carece de estatutos, reglamentos, declaración de principios, programas, etc. Su fin también es efímero, en
cambio los de la asociación son de mediano a largo plazo, lo cual se evidencia en actas constitutivas, programas, estatutos,
declaraciones de principios, etc.

Que es lo que garantiza la Constitución Política.


La Constitución garantiza la reunión sin la necesidad de autorización previa. Además, garantiza la reunión libre siempre y
cuando sea pacífica y sin armas. Sin embargo, NO sucede lo mismo cuando la reunión se va a efectuar en un lugar público,
ya que en este último caso la reunión pasa a ser regulada por las disposiciones generales de policía y reglamentos
atingentes.

2.3 CUERPOS OBEDIENTES Y NO DELIBERANTES EN LA CONSTITUCIÓN.

Art. 101 “Las Fuerzas Armadas dependientes del Ministerio en cargado de la Defensa Nacional están constituidas única y
exclusivamente por el ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. Existen para la defensa de la Patria y son esenciales para la
seguridad nacional.
Las fuerzas de orden y seguridad pública están integradas sólo por Carabineros e Investigaciones. Constituyen la fuerza
pública y existen para dar eficacia al derecho, garantizar el orden público y la seguridad pública interior, en la forma que lo
determinen sus respectivas leyes orgánicas. Dependen del Ministerio encargado de la Seguridad Pública.
Las Fuerzas Armadas y Carabineros, como cuerpos armados, son esencialmente obedientes y no deliberantes. Las fuerzas
dependientes de los Ministerios encargados de la Defensa Nacional y de la Seguridad Pública son, además, profesionales,
jerarquizadas y disciplinadas”

Art. 102 “La incorporación a las plantas y dotaciones de las Fuerzas Armadas y de Carabineros sólo podrá hacerse a través
de sus propias Escuelas, con excepción de los escalafones profesionales y de empleados civiles que determine la ley”

Art. 103 “Ninguna persona, grupo u organización podrá poseer o tener armas u otros elementos similares que señale una
ley aprobada con quórum calificado, sin autorización otorgada en conformidad a esta.
El Ministerio encargado de la Defensa Nacional o un organismo de su dependencia ejercerá la supervigilancia y control de
las armas en la forma que determine la ley.

Art. 104 “Los comandantes en Jefe del Ejercito, de la Armada y de la Fuerza Aérea, y el General Director de Carabineros
serán designados por el Presidente de la República de entre los cinco oficiales generales de mayor antigüedad, que reúnan
las calidades que los respectivos estatutos institucionales exijan para tales cargos; durarán cuatro años en sus funciones,
no podrán ser nombrados para un nuevo período y gozarán de inamovilidad en su cargo.
El Presidente de la República, mediante decreto fundado e informado previamente a la Cámara de Diputados y al Senado,
podrá llamar a retiro a los Comandantes en Jefe del Ejército, de la Armada y de la Fuerza Aérea y al General Director de
Carabineros, en su caso, antes de completar su respectivo periodo.”

Art. 105 “Los nombramientos, ascensos y retiros de los Oficiales de las Fuerzas Armadas y Carabineros, se efectuaran por
decreto supremo, en conformidad a la ley orgánica constitucional correspondiente, la que determinará las normas básicas
respectivas, así como las normas básicas referidas a la carrera profesional, incorporación a sus plantas, previsión,
antigüedad, mando, sucesión de mando y presupuesto de las Fuerzas Armadas y Carabineros.
El ingreso, los nombramientos, ascensos y retiros en investigaciones se efectuarán en conformidad a su ley orgánica”.

2.4 REGLAS PARA EL USO DE LA FUERZA Y DE ARMAS DE FUEGO.

Durante la segunda mitad del siglo XX el control del comportamiento policial se ubicó entre los temas fundamentales a nivel
mundial, para garantizar un desempeño profesional y respetuoso de los derechos humanos por parte de quienes tienen a
su cargo “Hacer Cumplir la Ley”.

7
Cada vez más literatura relacionada con la policía está enfocada en las áreas problemáticas de la conducta policial,
especialmente en la corrupción y en el abuso de poder. Tal acercamiento no es casualidad. Si bien es cierto que gran parte
de la literatura de la primera mitad del siglo pasado tuvo como interés primordial un acercamiento histórico, para luego
desplazarse al ámbito normativo, poco a poco un mayor numero de investigaciones se enfocan no sólo en el rol y las
funciones de la policía, vistas desde las estructuras formales, sino en la cultura, las estrategias, las desviaciones, la ética y
el control policial, tanto de la policía como institución, como de la conducta de sus elementos.

Como consecuencia de ello, es que durante el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre “Prevención del Delito y
Tratamiento del Delincuente”, celebrado en la Habana (Cuba) en 1990, se adopta el instrumento de carácter internacional
denominado “Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios
Encargados de Hacer Cumplir la Ley”.

De acuerdo al “Código de Conducta Para Los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley” (1979), la expresión
“funcionarios encargados de hacer cumplir la ley”:

• Incluye a todos los agentes de la ley, ya nombrados o elegidos, que ejercen funciones de policía, especialmente
las facultades de arresto o detención.

• En los países en que ejercen las funciones de policía autoridades militares, ya uniformadas o no, o fuerzas de
seguridad del Estado, se considerará que la definición de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley
comprende a los funcionarios de esos servicios.

Teniendo presente además, entre otros argumentos, lo dispuesto en los artículos segundo y tercero del mencionado Código
de Conducta, que en lo medular estipulan :

• Art. 2. “En el Desempeño de sus tareas, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán y
protegerán la dignidad humana y mantendrán y defenderán los derechos humanos de todas las persona.”

• Art. 3 “Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley podrán usar la fuerza sólo cuando sea estrictamente
necesario y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas.

Es que se formulan los siguientes principios para asistir a los Estados Miembros en sus actividades destinadas a asegurar y
fomentar el papel que corresponde a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, los cuales, deben ser tenidos en
cuenta por los gobiernos en el marco de sus respectivas legislaciones y prácticas nacionales, y deben señalarse a la
atención de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, así como de otras personas como jueces, fiscales,
abogados y miembros del poder ejecutivo y legislativo, y del público en general.

Algunas Disposiciones Generales.

• Los gobiernos y los organismos encargados de hacer cumplir la ley adoptarán y aplicarán normas y
reglamentaciones sobre el empleo de la fuerza y armas de fuego contra personas por parte de funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley. Al establecer esas normas y disposiciones, los gobiernos y los organismos
encargados de hacer cumplir la ley examinarán continuamente las cuestiones éticas relacionadas con el empleo
de la fuerza y de armas de fuego.
• Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, en el desempeño de sus funciones, utilizarán en la medida
de lo posible medios no violentos antes de recurrir al empleo de la fuerza y de armas de fuego. Podrán utilizar la
fuerza y armas de fuego solamente cuando otros medios resulten ineficaces a no garanticen de ninguna manera
el logro del resultado previsto.
• Cuando el empleo de las armas de fuego sea inevitable, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley:
a) Ejercerán moderación y actuarán en proporción a la gravedad del delito y al objetivo legítimo que se persiga.
b) Reducirán al mínimo los daños y lesiones y respetarán y protegerán la vida humana
c) Procederán de modo que se presten lo antes posible asistencia y servicios médicos a las personas heridas o
afectadas
d) Procurarán notificar lo sucedido, a la menor brevedad posible, a los parientes o amigos íntimos de las
personas heridas o afectadas.

• Cuando al emplear la fuerza o armas de fuego los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley ocasionen
lesiones o muerte, comunicarán el hecho inmediatamente a sus superiores de conformidad con el principio 22.
• Los gobiernos adoptarán las medidas necesarias para que en la legislación se castigue como delito el empleo
arbitrario o abusivo de la fuerza o de armas de fuego por parte de los funcionarios encargados de hacer cumplir la
ley.

Algunas Disposiciones Especiales.

• Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no emplearán armas de fuego contra las personas salvo en
defensa propia o de otras, en caso de peligro inminente de muerto o lesiones graves, o con el propósito de evitar
la comisión de un delito particularmente grave que entrañe una seria amenaza para la vida, o con el objeto de
detener a una persona que represente ese peligro y oponga resistencia a su autoridad, o para impedir su fuga, y
sólo en caso de que resulten insuficientes medidas menos extremas para lograr dichos objetivos. En cualquier
caso, sólo se podrá hacer uso intencional de armas letales cuando sea estrictamente inevitable para proteger una
vida.

• En las circunstancias previstas en el principio 9, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley se
identificarán como tales y darán una clara advertencia de su intención de emplear armas de fuego, con tiempo
suficiente para que se tome en cuenta, salvo que al dar esa advertencia se pusiera indebidamente en peligro a los
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, se creara un riesgo de muerte o daños graves a otras personas,
o resultara evidentemente inadecuada o inútil dadas las circunstancias del caso.

• Las normas y reglamentaciones sobre el empleo de armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer
cumplir la ley deben contener directrices que:

a) Especifiquen las circunstancias en que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley estarían autorizados a
portar armas de fuego y prescriban los tipos de armas de fuego o municiones autorizadas.

8
b) Aseguren que las armas de fuego se utilicen solamente en circunstancias apropiadas y de manera tal que
disminuya el riesgo de daños innecesarios
c) Prohíban el empleo de armas de fuego y municiones que puedan provocar lesiones no deseadas o signifiquen un
riesgo injustificado
d) Reglamenten el control, almacenamiento y distribución de armas de fuego, así como los procedimientos para
asegurar que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respondan de las armas de fuego a municiones
que se les hayan entregado
e) Señalen los avisos de advertencia que deberán darse, siempre que proceda, cuando se vaya a hacer uso de un
arma de fuego.
f) Establezcan un sistema de presentación de informes siempre que los funcionarios encargados de hacer cumplir la
ley recurran al empleo de armas de fuego en el desempeño de sus funciones.

Finalmente, de acuerdo a nuestra Constitución Política, específicamente al Art. 103 de nuestra carta Fundamental, se
dispone lo siguiente:

“Ninguna persona, grupo u organización podrá poseer o tener armas u otros elementos similares que señale una ley
aprobada con quórum calificado, sin autorización otorgada en conformidad a ésta.
El Ministerio encargado de la Defensa Nacional o un organismo de su dependencia ejercerá la supervigilancia y control de
las armas en la forma que determine la ley.”

2.5 REGIMENES DE EXCEPCIÓN.

2.5.1 Estados de Excepción Constitucional.

El artículo 39 de nuestra Constitución Política señala : “El ejercicio de los derechos y garantías que la Constitución asegura
a todas las personas sólo puede ser afectado bajo las siguientes situaciones de excepción:

• Guerra externa o interna.


• Conmoción Interior.
• Emergencia y calamidad pública.

SITUACIONES DE EXCEPCION.
Estas situaciones están establecidas en la Constitución y a cada una le corresponde un Estado de Excepción
diferente:

a.) Si hay una guerra externa; no importando que esta esté declarada o no, corresponde declarar el Estado de
Asamblea.

b.) Si hay una guerra interna o conmoción interior; o sea, un enfrentamiento violento de sectores de la
comunidad que luchan por alcanzar el poder, o cuando el gobierno debe enfrentar a fuerzas rebeldes militarmente
organizadas, corresponde declarar el Estado de Sitio.

c.) Si se da una situación de emergencia; o sea, casos aislados, pero graves de alteración al orden público o
daño o peligro de daño para la Seguridad Nacional por causas internas o externas, corresponde declarar Estado
de Emergencia.

d.) Si se da una situación de calamidad pública; vale decir, la causada por desastres naturales, corresponde
declarar el Estado de Catástrofe.

2. INVESTIGACIÓN DELICTUAL.

2.1 DERECHO AL DEBIDO PROCESO


El derecho al debido proceso se compone de una serie de elementos;

• Derecho a ser juzgado por un tribunal legalmente establecido.


• Se requiere un proceso previo y establecido por ley.
• El proceso debe ser racional y justo.

Esto comprende: (Art. 19 N° 3 CPE)

2.1.1 Derecho De Defensa.


Es el Derecho que tiene toda persona para contar con la asistencia de un letrado (abogado habilitado), para que
asuma la defensa de sus derechos ante los tribunales de justicia.;

• Por definición la garantía supone el derecho a prueba.


• Derecho a la asistencia de letrado.

2.1.2 Legalidad del Tribunal.


Nadie puede ser juzgado por comisiones especiales, sino por el tribunal que señale la ley y que se halle
establecido con anterioridad por esta.

3. Derecho al respeto de la intimidad durante la investigación.

Este derecho se encuentra íntimamente relacionado con el Derecho a la intimidad y a la honra de la persona (Art. 19 N° 4
de la Constitución Política). Estos derechos son atributos públicos subjetivos que forman parte del patrimonio moral de la
persona. Se conocen también como derechos personalísimos por su vinculación directa y esencial, con la vida, integridad e
imagen de todo individuo de la especie humana.

9
Art. 19 N° 4 La Constitución asegura a todas las personas:
“El respeto y protección a la vida privada y pública y a la honra de la persona y de su familia”

Bienes jurídicos protegidos. (Art. 19 N° 4).

a) El respeto y protección de la vida privada.


b) El respeto y protección de la vida pública.
c) El respeto y protección de la honra de la persona y de su familia.

En este orden de ideas el Art. 182 del Código Procesal Penal dispone:

“Secreto de las actuaciones de la investigación. Las actuaciones de investigación realizadas por el Ministerio Público y por
la Policía serán secretas para los terceros ajenos al procedimiento. (...........)”

A mayor abundamiento el Art. 4 del Código de Conducta de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley,
ratificado por Chile y que se encuentra vigente dispone:

Art. 4 “Las cuestiones de carácter confidencial de que tengan conocimiento los funcionarios encargados de hacer cumplir la
ley se mantendrán en secreto, a menos que el cumplimiento del deber o las necesidades de la justicia exijan estrictamente
lo contrario”.

Por la naturaleza de sus funciones los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley obtienen información que puede
referirse a la vida privada de las personas o redundar en perjuicio de los intereses, especialmente la reputación, de otros.
Se tendrá gran cuidado en la protección y el uso de tal información, que sólo debe revelarse en cumplimiento del deber o
para atender las necesidades de la justicia. Toda revelación de tal información con otros fines es totalmente impropia.

4. REGLAS PARA EL SISTEMA PENITENCIARIO.

Como se sabe existen normas de carácter penitenciario en los siguientes cuerpos legales: ley Orgánica de Gendarmería, el
código Penal, el Código Procesal Penal, el Reglamento de establecimientos penitenciarios de 1998, la Ley de Libertad
Condicional y en un ámbito mas especifico, la ley 18.216, el DL N° 409, de 1932 y el Decreto N° 542, de 1943, que crea el
Patronato Nacional de Reos.
Por ello, se puede sostener que desde el punto de vista de la red de reglas relevantes para un sujeto que ingresa al sistema
penitenciario, la regulación chilena se encuentra atomizada y dispersa. Sin perjuicio de ello cabe señalar que el cuerpo
normativo regula de modo más sistemático y completo esta materia es el Decreto Supremo 518 de 1998, del Ministerio de
Justicia, denominado comúnmente “Reglamento de Sistema Penitenciario”.
El Reglamento Penitenciario Chileno, contenido en el Decreto Supremo 518 de 1998, constituye un importante esfuerzo por
adaptar la legislación interna a las obligaciones emanadas de los tratados internacionales de los derechos humanos
ratificados por Chile y que se encuentren vigentes, lo que el propio reglamento señala en su artículo 4.
Es así como cobran gran relevancia normas como las del artículo 10 N° 1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y
Políticos. Y la del artículo 5 de la Convención Americana de Derechos Humanos, que establecen que toda persona
privada de libertad deberá ser tratada humanamente y con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano y
que, al igual que todas las personas, no deben ser sometidos a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o
degradantes.

Decreto Supremo 518, de 1998.


• Será principio rector de las actividad penitenciaria el antecedente que el interno se encuentra en una relación de
derecho público con el Estado, de manera que fuera de los derechos perdidos o limitados por su detención,
prisión preventiva o condena, su condición jurídica es idéntica a la de los ciudadanos libres.
• La actividad penitenciaria se desarrollará con las garantías y dentro de los límites establecidos por la Constitución
Política de la República, los Tratados internacionales rarificados por Chile y vigentes, las leyes y sus reglamentos
y las sentencias judiciales.
• Los funcionarios que quebranten estos límites incurrirán en responsabilidad, de acuerdo con la legislación
vigente.
• Las normas establecidas en el Reglamento deben ser aplicadas imparcialmente no pudiendo existir diferencias de
trato fundadas en el nacimiento, raza, opinión política, creencia religiosa, condición social o cualesquiera otras
circunstancias.
• Ningún interno será sometido a torturas, a tratos crueles, inhumanos o degradantes de palabra o de obra.
• Se garantiza la libertad ideológica y religiosa de los internos, su derecho al honor, a ser designados por su propio
nombre, a la intimidad personal, a la información, a la educación y al acceso a la cultura......
• Se cautelará la confidencialidad de los datos y de la información que se maneje de las personas sometidas a
custodia y control de Gendarmería.etc.

UNIDAD 3: DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO.

1. PROHIBICIÓN DE LA GUERRA: “IUS AD BELLUM”:

“Ius ad Bellúm” : Es el término utilizado para referirse a la rama del derecho que define las legítimas razones que un
Estado tiene para entrar en guerra y se enfoca en ciertos criterios que se deben considerar para hacer la denominada
“guerra justa”. El termino fue acuñado durante la vigencia de la Sociedad de Naciones y su uso sólo tomó auge después de
la Segunda Guerra Mundial, especialmente a finales de la década de los cuarenta del Siglo XX. El principal recurso legal del
“Ius ad bellum” deriva de la Carta de Naciones Unidas (prohibición de la guerra), el cual declara en su Art. 2 N°(4)

“Los Miembros de la Organización, en sus relaciones internacionales, se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la
fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, o en cualquier otra forma incompatible
con los Propósitos de las Naciones Unidas.”
Y en el Art. 51 señala que “Ninguna disposición de esta Carta menoscabará el derecho inmanente de legítima defensa,
individual o colectiva, en caso de ataque armado contra un Miembro de Naciones Unidas...........”

10
1.1 Carta de Naciones Unidas.
La Carta de Naciones Unidas es el tratado internacional fundador del organismo, y que hace las veces de su constitución
interna. El documento fue suscrito el 26 de junio de 1945 en la ciudad de San Francisco, Estados Unidos, y sujeto a la
ratificación de diferentes países

Los principales objetivos de la ONU establecidos en la Carta fundacional son:

• Mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.


• Fomentar entre las naciones relaciones de amistad.
• Realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social,
cultural y humanitario, y en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades
fundamentales.
• Servir de centro que armonice los esfuerzos de las naciones por alcanzar estos propósitos comunes.

Los principios de la Carta afirman lo siguiente:


• La organización se basa en la igualdad soberana de todos sus miembros.
• Todos los estados miembros cumplirían las obligaciones contraídas de conformidad con la Carta.
• Los miembros arreglaran sus controversias internacionales por medios pacíficos y sin poner en peligro la paz, la
seguridad o la justicia.
• Los Estados miembros se abstendrán en sus relaciones internacionales de recurrir a la amenaza o al uso de la
fuerza contra otros Estados.
• Los miembros prestarán a las Naciones Unidas toda la clase de ayuda en cualquier acción que ejerzan de
conformidad con la Carta, y no ayudaran a Estado ninguno contra el cual la Organización estuviere ejerciendo
acción preventiva o coercitiva.
• Ninguna disposición de la Carta autorizara a la ONU a intervenir en los asuntos que son jurisdicción interna de los
Estados.
• Las Naciones Unidas harán que los Estados que no son miembros de la Organización, se conduzcan de acuerdo
con estos principios en la medida que fuera necesaria para mantener la paz y la seguridad internacionales.

Órganos principales de las Naciones Unidas

La Organización de las Naciones Unidas está integrada por seis órganos principales:

• Asamblea General (sede en Nueva York): La Asamblea General está compuesta por los 192 Estados Miembros
de la ONU y realiza períodos ordinarios de sesiones anuales que inician cada septiembre. Dentro de la Asamblea
General existen seis Comisiones Principales cuya labor es considerar los puntos del programa pasados a ellas
por las sesiones plenarias de la Asamblea. También cuenta con dos Comisiones de procedimiento, que se
ocupan de la organización y el manejo de los asuntos de la Asamblea. Además celebra períodos extraordinarios
de sesiones y períodos extraordinarios de sesiones de emergencia. La Asamblea ha convocado a 27 sesiones
extraordinarias - la última del 8 al 10 de mayo de 2002, en favor de la infancia y diez sesiones extraordinarias de
emergencia

• Consejo de Seguridad (sede en Nueva York): Es el órgano responsable del mantenimiento de la paz y la
seguridad internacionales. Está compuesto por 15 miembros, de los cuales 5 son permanentes (China, Estados
Unidos, Federación de Rusia, Francia y Reino Unido) y 10 son elegidos para un período de 2 años. Está formado
por Comités permanentes responsables de cuestiones técnicas y de admisión de nuevos miembros, Comités Ad
Hoc, que se establecen según se requieran, Comité del Consejo de Seguridad, para las reuniones del Consejo
fuera de la Sede, y Comités de Sanciones, para monitorear las sanciones y medidas impuestas por el consejo de
Seguridad para evitar que algún Estado amenace la paz y seguridad internacionales

• Consejo Económico y Social (sede en Nueva York): también llamado ECOSOC, es el órgano que coordina la
labor económica y social de las Naciones Unidas y de las instituciones y organismos especializados que
conforman el Sistema de las Naciones Unidas. Está formado por 54 miembros con mandatos de tres años.
Generalmente celebra un período de sesiones sustantivo de cinco semanas de duración, con un segmento
especial de alto nivel. Tiene un mecanismo subsidiario que está formado por 9 comisiones orgánicas que
examinan cuestiones en áreas específicas; 5 Cinco comisiones regionales que promueven el desarrollo
económico regional; 5 Cinco comités permanentes; organismos permanentes de expertos que tratan temas
diversos y juntas y comités ejecutivos de diversos órganos de las Naciones Unidas

• Consejo de Administración Fiduciaria (sede en Nueva York): Se estableció para supervisar la administración
de los territorios en fideicomiso o bajo el régimen de administración fiduciaria, con el fin de promover el adelanto
de los habitantes de dichos territorios para llegar al gobierno propio o la independencia. Está constituido por los
cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad y no trabaja desde 1994, cuando el último de los
territorios en fideicomiso alcanzó la independencia. Sin embargo, se reunirá cuando sea necesario

• Corte Internacional de Justicia (sede en La Haya, Países Bajos): Se encarga de resolver controversias jurídicas
entre los Estados partes y emite opiniones consultivas para las Naciones Unidas y sus organizaciones
especializadas. Está integrada por quince magistrados con un mandato de nueve años con posibilidad de
reelección. Generalmente celebra sesiones plenarias, pero también puede constituir unidades más pequeñas o
"salas", a solicitud de las partes

• Secretaría (sede en Nueva YorK): Se encarga de la labor cotidiana de las Naciones Unidas y presta servicios a
los demás órganos principales de las Naciones Unidas, además de administrar los programas y las políticas que
estos elaboran. Está formada por funcionarios internacionales que trabajan en oficinas en todo el mundo y su jefe
es el Secretario General, nombrado por un período renovable de cinco años

Programas, fondos y organismos especializados

11
El Sistema de las Naciones Unidas también está formado por Programas - como el Programa de las Naciones Unidas para
el Desarrollo o PNUD- y Fondos -como el UNICEF o Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia-, los cuales tienen sus
propios presupuestos y órganos rectores, establecen sus propias normas y directrices y asisten en casi todas las esferas de
la actividad económica y social.
Además cuenta con 15 organismos especializados, que son entidades que se encuentran vinculadas a las Naciones Unidas
por acuerdos especiales y que presentan informes al Consejo Económico y Social y a la Asamblea:

1. Organización Internacional del Trabajo (OIT)


2. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)
3. Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)
4. Organización Mundial de la Salud (OMS) ver también Organización Panamericana de la Salud (OPS)
5. Banco Mundial (BM)
6. Fondo Monetario Internacional (FMI)
7. Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI)
8. Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT)
9. Organización Meteorológica Mundial (OMM)
10. Organización Marítima Internacional (OMI)
11. Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI)
12. Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA)
13. Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial(ONUDI)
14. Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), autónomo en el marco de las Naciones Unidas

1.2 Operaciones de Paz y participación de Carabineros de Chile.

Las Operaciones de Mantenimiento de la Paz, con sus diferentes modalidades, continúan siendo el instrumento clave con
que cuenta la ONU, para el resguardo de la paz mundial.
Para nuestro país la creciente participación de las FF.AA. y Carabineros de Chile en Operaciones de Mantenimiento de la
Paz, representa una forma concreta de apoyar la Política Exterior del Estado Chileno, en lo relativo al mantenimiento y
promoción de la paz mundial, como asimismo incrementar la presencia internacional de nuestro país.

El Presidente de la República, promulgó en Noviembre de 1996 la "Política Nacional para la participación del Estado chileno
en Operaciones de Mantenimiento de la Paz", la que precisa los términos en los cuales se continuará el apoyo con
miembros de las Fuerzas Armadas y Carabineros, la que considera el Mantenimiento de la Paz a través de:

• Verificación del cese del fuego.


• Colaboración en la separación de fuerzas.
• Supervigilancia de las líneas divisorias o de las zonas de exclusión.
• Escolta y/o conducción de ayuda humanitaria.
• Supervisar la desmovilización de combatientes.
• Certificar el registro, entrega y/o destrucción de armamentos.
• Colaborar con los programas de desminado.
• Contribuir al éxito de los programas de retorno y reubicación de refugiados de guerra.
• Observar actos electorales.

Excepcionalmente, se podrá:

• Cooperar en la mantención del orden público en el período siguiente al cese de las hostilidades.
• Colaborar en supervisión del respeto a los derechos humanos. Esta misión puede comprender, además, la tarea
de cooperar en la investigación de violaciones cometidas durante las hostilidades.
• Esto no autoriza el empleo de fuerzas chilenas para la búsqueda y/o captura de delincuentes, beligerantes o
criminales de guerra.

Carabineros de Chile.
La capacidad profesional de Carabineros de Chile se ha visto reflejada también en los requerimientos formulados por
Naciones Unidas a través del Gobierno de Chile, para que Carabineros forme parte de misiones de estabilización en calidad
de policía civil de esa organización (UNCIVPOL), con el objetivo de supervisar, observar e inspeccionar las actividades de
aplicación de la ley, prestando asesoramiento a los encargados de su cumplimiento y evaluando toda amenaza al Orden
Público. Así, Carabineros ha respaldado permanentemente las políticas de cooperación internacional, participando en
Misiones de Paz en:

• El Salvador.
• Bosnia-Herzegovina.
• Haití
• Timor Oriental

2. DERECHO INTERNACIONAL DE LOS CONFLICTOS ARMADOS: “IUS IN BELLO”

“Ius in Bello”: Es el término utilizado para referirse a la rama del derecho que define las prácticas aceptables mientras se
está en guerra ( Reglas de la guerra o Derecho de guerra) y sus disposiciones se aplican a todas las partes en conflicto,
independiente de los motivos del conflicto y de la justicia de la causa definida por una u otra parte (Ius ad Bellum); un
ejemplo de ellos son las convenciones de Ginebra. Aunque todo ejército está formado para ganar las guerras por la fuerza,
éstos no pueden realizar todas las acciones que sean o que parezcan necesarias para lograr la victoria. Existen ciertas

12
restricciones que se extienden a la forma de causar daño, la protección de los no-combatientes y al uso preciso y moderado
de armas en la guerra. Estas restricciones ayudan a limitar los sufrimientos de la guerra, tanto como sea posible, una vez
que ésta ha iniciado, además de entregar protección y la asistencia a las víctimas.
Los principios del derecho humanitario están pensados para aplicarse en los conflictos y para regular las fuerzas militares.
Las reglas de la guerra ayudan a salvaguardar la vida humana, a proteger los derechos humanos fundamentales y para
asegurar que la guerra sea limitada y no simple violencia. En este sentido, se requiere que los agentes de la guerra sean
responsables de sus acciones. Cuando un soldado ataca no-combatientes, persigue al enemigo más allá de todo lo
prudente o viola otras reglas de la recta conducta, no se cometen actos de guerra sino asesinatos. Las leyes internacionales
sugieren que todo individuo, sin importar su rango, dignidad o estatus gubernamental, es individualmente responsable por
cualquier crimen que pueda ser cometido con violación de las reglas del derecho internacional humanitario. Si un soldado,
por ejemplo, obedece órdenes que sabe son inmorales, él es ciertamente responsable por esa acción ante los tribunales
constituidos para tal fin, caso que podría ser conocido incluso por la Corte Internacional Penal.

2.1 Principales Instrumentos jurídicos.

Los Convenios de Ginebra y sus Protocolos adicionales son Tratados Internacionales que forman parte del Derecho
Internacional Humanitario. En estos instrumentos jurídicos se contienen las principales normas destinadas a limitar la
barbarie de la guerra. Protegen a las personas que no participan en las hostilidades (civiles, personal sanitario, miembros
de organizaciones humanitarias) y a los que ya no pueden luchar (heridos, enfermos, náufragos, prisioneros de guerra).

2.1.1La primera Convención de Ginebra, celebrado en 1864, se refería exclusivamente al cuidado de los militares
heridos, pero más adelante, las normas estipuladas en ese instrumento se adaptaron para abarcar también la guerra
marítima y el trato debido a los prisioneros de guerra.
Su resultado más efectivo fue dotar al personal sanitario militar de un emblema que lo diferenciara del resto de los
combatientes: una cruz roja sobre fondo blanco, para el caso de los países europeos, y una media luna roja sobre fondo
blanco para los países islámicos. El personal médico que actuaba bajo esos símbolos fue considerado neutral y ajeno al
conflicto bélico y su función fue entendida como de labores humanitarias y médicas, exclusivamente. En 1868 se
extendieron estas disposiciones a conflictos producidos en el mar.

2.1.2 La segunda Convención de Ginebra, celebrado en 1906, que comprende: El Convenio de Ginebra para el
mejoramiento la suerte de los militares heridos en los ejércitos en campaña de 1906. (revisión y desarrollo del Convenio de
Ginebra de 1864).

2.1.3 La tercera Convención de Ginebra, celebrada en 1929, que comprende: El Convenio de Ginebra para mejorar la
suerte de los heridos y enfermos de los ejércitos en campaña (Revisión y desarrollo del Convenio de Ginebra de 1906) y el
Convenio de Ginebra relativo al trato de los prisioneros de guerra del 27 de Julio de 1929. (Nuevo)

En 1949 los Convenios de Ginebra fueron revisados y ampliados:

a) Primer Convenio de Ginebra del 12 de Agosto de 1949 para aliviar la suerte que corren los heridos y los enfermos
de las Fuerzas Armadas en campaña.
b) Segundo Convenio de Ginebra del 12 de Agosto de 1949 para aliviar la suerte que corren los heridos, los
enfermos y los náufragos de las Fuerzas Armadas en el mar.
c) Tercer Convenio de Ginebra del 12 de Agosto de 1949 relativo al trato de prisioneros de guerra.
d) Cuarto Convenio de Ginebra del 12 de Agosto de 1949 relativo a la protección debida a las personas civiles en
tiempos de guerra.

En 1977 se agregaron dos Protocolos Adicionales:

a) Protocolo adicional a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 relativo a la protección de las víctimas
de los conflictos armados internacionales (Protocolo I), 8 de junio de 1977.
b) Protocolo adicional a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 relativo a la protección de las víctimas
de los conflictos armados sin carácter internacional (Protocolo II)

2.2 Derecho Internacional Humanitario.


El derecho internacional humanitario (DIH) es un conjunto de normas que, en tiempo de guerra, protege a las personas que
no participan en las hostilidades o que han dejado de hacerlo. Su principal objetivo es limitar y evitar el sufrimiento humano
en tiempo de conflicto armado. Las normas estipuladas en los tratados de DIH han de ser respetadas no sólo por los
Gobiernos y sus fuerzas armadas, sino también por grupos armados de oposición y por cualquier otra parte en un conflicto.
Los cuatro Convenios de Ginebra de 1949 y los dos Protocolos de 1977 adicionales a éstos son los principales instrumentos
de derecho humanitario.

2.2.1Principios del Derecho Internacional Humanitario (DIH).


• El respeto del ser humano en caso de guerra.
• La destrucción únicamente del poder bélico del adversario.
• No hay derecho ilimitado para causar daño al adversario.
• La protección de las personas ajenas a las hostilidades.
• La garantía a la libertad y personalidad del individuo en todo tiempo.
• La integridad física y moral del combatiente que se rinde.
• La negación de la discriminación racial, política, religiosa, etc.
• La prohibición de represalias.
• La protección y no interferencia a las personas que participen en la asistencia humanitaria.
• La vida normal y decorosa, en lo posible, de las personas en cautiverio.
• La responsabilidad del Estado en la protección de los prisioneros de guerra.
• La protección a la población civil.
• La protección de lugares de culto, ciencia o beneficencia. Estos no deben ser objeto de ataque militar.
• La prohibición de armas causantes de daños innecesarios, y actos de perfidia.
• La prohibición de cualquier forma de sometimiento humano.
• El derecho a actividades de formación integral del ser humano.
• La protección del medio ambiente humano y vegetal.

2.3 Conflictos armados internacionales: (en que se enfrentan dos o más Estados)

13
Las disposiciones del derecho humanitario son aplicables inmediatamente tras la primera acción hostil de un Estado contra
otro. No se requiere para su aplicación una intensidad especifica de violencia, lucha o control de territorios.
El Derecho Internacional Humanitario (DIH) se aplica en estas circunstancias aunque no haya habido declaración formal de
guerra e incluso si una de las partes no admite la existencia de conflicto. En este sentido hasta la invasión sin resistencia,
de un Estado por otro está sujeto a dicho derecho.

2.3.1 Normas jurídicas aplicables.


• Los cuatro Convenios de Ginebra de 1949.
• La Convención de la Haya para la protección de los bienes culturales de 1954.
• Protocolos I y II adicionales a los Convenios de Ginebra de 1977.

2.4 Conflictos armados no internacionales: (entre fuerzas gubernamentales y grupos armados no gubernamentales, o
entre esos grupos únicamente)

Muchas de las situaciones de confrontación armada que se desarrollan en la esfera interna de los Estados se caracterizan
porque el Estado carece de estructuras institucionales capaces de ejercer el control efectivo de los poderes derivados de su
soberanía, principalmente en lo que se refiere al mantenimiento del orden público. En estos casos los síntomas de
desintegración se identifican, principalmente, por la concurrencia de los siguientes factores:

a) El elemento Organización Política del Estado pierde la capacidad de ejercicio regular del poder gubernamental; El
Derecho como sistema de ordenación de la convivencia deja de ser el punto de referencia a través del cual
convive y se desarrolla el tejido social del Estado. De este modo se produce una progresiva y gradual pérdida de
los valores en los que se fundamenta la existencia del Estado.

b) Como consecuencia de lo anterior, la población tiende a replegarse hacía la legitimidad que le ofrece su raíz
étnica o religiosa. En la medida que la estructura gubernamental ya no es capaz de mantener y ejercer el
monopolio de poder, el ejército regular se descompone en tantas facciones cuantos líderes hayan sido capaces
de manipular el sentimiento de identidad de sus componentes; la desintegración de las estructuras estatales trae
como consecuencia un vacío de poder que pretende ser económicamente rentabilizado por facciones diversas,
tanto resultantes de la descomposición del ejercito regular como resultantes de la irrupción de mercenarios.

c) En estos casos, el desprecio al Derecho, la ausencia de estructuras capaces de mantener el orden público, la
pérdida de valores morales en general se traducen en un escenario de pugna por ocupar el poder (sea político,
sea económico) del que ha quedado desprovisto el Estado. Dicha pugna se libra entre facciones armadas
irregulares más o menos numerosas, a menudo difíciles de identificar. Tal dificultad obedece a la pérdida de
referentes jurídicos e institucionales y se traduce en un anarquismo social en el que la supervivencia depende de
ocultar el origen étnico o religioso, procurando alinearse a una u otra facción.

2.4.1 Normas jurídicas aplicables.


• Artículo 3 común a los cuatro Convenios de Ginebra de 1949.

En caso de conflicto armado que no sea de índole internacional y que surja en el territorio de una de las Altas Partes
Contratantes cada una de las Partes en conflicto tendrá la obligación de aplicar, como mínimo, las siguientes
disposiciones:

1) Las personas que no participen directamente en las hostilidades, incluidos los miembros de las fuerzas armadas
que hayan depuesto las armas y las personas puestas fuera de combate por enfermedad, herida, detención o por
cualquier otra causa, serán, en todas las circunstancias, tratadas con humanidad, sin distinción alguna de índole
desfavorable basada en la raza, el color, la religión o la creencia, el sexo, el nacimiento o la fortuna o cualquier otra
causa, serán, en todas las circunstancias, tratadas con humanidad, sin distinción alguna de índole desfavorable
basada en la raza, el color, la religión o la creencia, el sexo, el nacimiento o la fortuna o cualquier otro criterio análogo.

A este respecto, se prohíben, en cualquier tiempo y lugar, por lo que atañe a las personas arriba mencionadas:

a) Los atentados contra la vida y la integridad corporal, especialmente el homicidio en todas sus formas, las
mutilaciones, los tratos crueles, la tortura y los suplicios.
b) La toma de rehenes.
c) Los atentados contra la dignidad personal, especialmente los tratos humillantes y degradantes.
d) Las condenas dictadas y ejecuciones sin previo juicio ante un tribunal legítimamente constituido, con garantías
judiciales reconocidas como indispensables por los pueblos civilizados.

2) Los heridos y los enfermos serán recogidos y asistidos.

Un organismo humanitario imparcial, tal como el Comité Internacional de la Cruz Roja, podrá ofrecer sus servicios a las
partes en conflicto.
Además, las partes en conflicto harán los posible por poner en vigor, mediante acuerdos especiales, la totalidad o parte de
las otras disposiciones del presente Convenio.
La aplicación de las anteriores disposiciones no surtirá efectos sobre el estatuto jurídico de las partes en conflicto.

• Artículo 4 de la Convención de la Haya de 1954 para la protección de los bienes culturales.

1. Las Altas Partes Contratantes se comprometen a respetar los bienes culturales situados tanto en su propio territorio
como en el de las otras Altas Partes Contratantes, absteniéndose de utilizar esos bienes, sus sistemas de protección y sus
proximidades inmediatas para fines que pudieran exponer dichos bienes a destrucción o deterioro en caso de conflicto
armado, y absteniéndose de todo acto de hostilidad respecto de tales bienes.

2. Las obligaciones definidas en el párrafo primero del presente artículo no podrán dejar de cumplirse más que en el caso
de que una necesidad militar impida de manera imperativa su cumplimiento.

14
3. Las Altas Partes Contratantes se comprometen además a prohibir, a impedir y a hacer cesar, en caso necesario,
cualquier acto de robo, de pillaje, de ocultación o apropiación de bienes culturales, bajo cualquier forma que se practique,
así como todos los actos de vandalismo respecto de dichos bienes. Se comprometen también a no requisar bienes
culturales muebles situados en el territorio de otra Alta Parte Contratante.

4. Aceptan el compromiso de no tomar medidas de represalia contra los bienes culturales.

5. Ninguna de las Altas Partes Contratantes puede desligarse de las obligaciones estipuladas en el presente artículo, con
respecto a otra Alta Parte Contratante, pretextando que esta última no hubiera aplicado las medidas de salvaguardia
establecidas en el artículo.

• Protocolo II adicional a los Convenios de Ginebra, que desarrolla y complementa el artículo 3 ya mencionado.

3. Aplicación de los Derechos Humanos y del DIH en casos particulares:

• Discusión sobre tensiones internas o disturbios interiores.


• Discusión sobre terrorismo.

3.1 Tensiones Internas.

A diferencia de los disturbios internos, en las tensiones internas no se registran enfrentamientos armados. Según el Comité
Internacional de la Cruz Roja (CICR) constituye una situación de tensión interna:

"toda situación de grave tensión en un Estado, de origen político, religioso, racial, social, económico, etc.; las secuelas de
un conflicto armado o de disturbios interiores que afectan al territorio de un Estado".

Las tensiones internas se encuentran en un nivel inferior con respecto a los disturbios internos, dado que no implican
enfrentamientos violentos.

Esta situación se caracteriza por:

• arrestos en masa;
• elevado número de detenidos políticos;
• probables malos tratos o condiciones inhumanas de detención;
• suspensión de las garantías judiciales fundamentales, sea por razón de la promulgación del estado de excepción,
sea por una situación de facto;
• alegaciones de desapariciones.

La situación de tensiones internas puede presentar todas estas características al mismo tiempo; pero basta con que se
presente una de ellas para que se de tal situación.

3.2 Disturbios Internos.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) considera que existe una situación de disturbios interiores cuando:

"Sin que haya conflicto armado no internacional propiamente dicho, hay dentro de un Estado, un enfrentamiento que
presente cierta gravedad o duración e implique actos de violencia. Estos actos pueden ser de formas variables, desde actos
espontáneos de rebelión hasta la lucha entre sí de grupos más o menos organizados, o contra las autoridades que están en
el poder. En tales situaciones, que no necesariamente degeneran en una lucha abierta en la que se enfrentan dos partes
bien identificadas (conflicto armado no internacional), las autoridades en el poder recurren a cuantiosas fuerzas policiales
incluso a las fuerzas armadas para restablecer el orden, ocasionando con ello muchas víctimas y haciendo necesaria la
aplicación de un mínimo de reglas humanitarias".

3.3 Terrorismo.

Se entiende por tal AQUELLA ACCIÓN DELICTIVA (HOMICIDIO, SECUESTRO, BOMBAS, ETC.) QUE SE
MATERIALIZA CON LA FINALIDAD DE OBTENER UN OBJETIVO POLÍTICO EN RAZÓN DEL TERROR Y EL MIEDO
QUE ESAS ACCIONES PUEDAN INFUNDIR EN SUS VÍCTIMAS POTENCIALES.

De acuerdo a lo establecido en nuestro ordenamiento jurídico, específicamente lo dispuesto en el Art. 9 Inciso 2. de la


Constitución Política, las conductas terroristas y su penalidad se deberán determinar por una ley de quórum calificado. En
este orden de ideas es que con fecha 24.01.1991 entro en vigencia la ley N° 19.027 que introdujo modificaciones la ley N°
18.314 que determina conductas terroristas y fija su penalidad.

NOVEDAD EN LA CPR 1980:

Es primera vez que se trata el terrorismo en una forma sistemática, donde se le da un articulo completo.

CONCEPCION DE LA CONSTITUCION:
El terrorismo es por esencia contrario a los derechos humanos.

TIPOLOGIA DE TERRORISMO:
• La Constitución Política a establecido que las conductas terroristas son objeto de una Ley de Quorum Calificado
(18.314).
• El delito y la pena deben estar establecidos con anterioridad al hecho.

15
“Nadie puede ser juzgado y sentenciado por algo cuya pena no existiera con anterioridad” art. 19 nº 3 inciso 7º.

PENAS DESCRITAS EN LA CONSTITUCION: son dos,


- Pena privativa de libertad
- Ciertas inhabilidades que se les impone a las personas, por ejemplo. prohibición de ocupar cargos
públicos.

TIPIFICACION:
Los actos terroristas siempre serán considerados delitos comunes.
los países no pueden proteger a los individuos que han cometido un delito común, es decir, no pueden darles asilo político
para evitar que sean juzgados
en el caso de los delitos políticos, la regla cambia, ya que de acuerdo con los tratados internacionales, nadie puede ser
juzgado por el modo de pensar o las ideologías que tengan, por lo que otros países pueden dar asilo político.

BIBLIOGRAFÍA.

Constitución Política de la República.


Derecho Constitucional Chileno Tomos I y II, José Luis Cea Egaña.
Tratado de Derecho Constitucional Tomo X, Alejandro Silva Bascuñan.
Código Penal.
Código Procesal Penal.
Carta de Naciones Unidas.
Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.
Convenios de Ginebra de 1949 y sus protocolos adicionales de 1977.
Convención de la Haya de 1954 para la protección de bienes culturales.
10. Guía para instructores de policías. Sesión 3. año 2004. Alto Comisionado de Naciones
Unidas para los Derechos Humanos.

PÁGINAS WEB.

1. Pagina Web Revista de Carabineros.


2. Página Web Oficial ONU.
3. Página Web Cruz Roja Internacional.
4. Página Web Biblioteca Congreso Nacional.
5. Página Web www.aciprensa.com
6. Página Web Ministerio de Defensa Nacional.

16