Anda di halaman 1dari 17

Hussein tenía una obsesión enfermiza con su exmujer.

El hombre, de origen paquistaní,


se presentó ayer con un cuchillo en la panadería donde trabajaba ella. El dueño del
negocio, que intentó defenderla, recibió una puñalada en el costado. Ella sufrió cortes
en el brazo y una pierna. El panadero logró reducirle y le encerró dentro del local.
Acorralado, Hussein se clavó el puñal en el abdomen. Un juez de Móstoles había
impuesto a Hussein esta misma semana una orden de alejamiento de la que había sido
su mujer, Mónica Espino Albasán, de 28 años. "Era la crónica de una muerte
anunciada. Nunca encajó que mi hija le dejase, y eso fue hace tres años. Me he hartado
de decirle a todo el mundo que la iba a matar. Y lo ha intentado", explicaba la madre
de la chica, Juana Albasán, en la puerta del hospital Gregorio Marañón, donde ayer
permanecían ingresados tanto la hija como el agresor. La pareja se casó cuando
Mónica tenía 22 años. Se conocieron en un bazar donde ella trabajaba. "Apenas
llevaban unos meses cuando empezó a pegarle. Le dijimos que tenía que dejarle, que no
le merecía. Lo hizo. Y él la ha acosado, perseguido, amenazado. Desde que mi hija se
echó otro novio no paraba de seguirle con el coche", añadió.

Mónica Sanz llevaba trabajando unos meses en la panadería de Adolfo, en la avenida


ciudad de Barcelona. Adolfo es un antiguo instalador de aire acondicionados de 35
años. Con la crisis había decidido cambiar de profesión. Herido de dos puñaladas en el
tórax por la locura homicida de Hussein, Adolfo fue a pedir auxilio a un bar cercano.
Antes, había conseguido encerrar al agresor en el interior de la tienda. Un policía
nacional que tomaba un café con leche en la barra fue en su auxilio. Toñi, una
enfermera del barrio que pasaba por allí, atendió al panadero y a la empleada.
"Sangraban mucho y Adolfo decía que no podía respirar. La chica, muy nerviosa, solo
decía que su exnovio quería matarla pero que lo estaba encerrando en la panadería",
cuenta Álex, un camarero del bar que utilizó unos paños para intentar detener las
hemorragias. Ángel, un parroquiano habitual de la cafetería, cuenta que vio al
panadero desangrándose en la puerta y diciendo que les habían querido matar. Adolfo
permanecía anoche ingresado en estado grave en el hospital 12 de Octubre.

Hussein, de 34 años, después de forcejear y soltar las puñaladas, se quedó atrapado sin
posibilidad de escapatoria en la pastelería. Adolfo le había echado la llave por fuera.
La policía iba a entrar a detenerlo cuando Hussein se hizo el haraquiri sin éxito. La
puñalada que se propinó a sí mismo le provocó una grave herida que afectó a varias
vísceras. Anoche, operado de urgencia, se debatía entre la vida y la muerte.

La pareja vivió un tiempo en casa de la madre de ella. "Él era celoso y agresivo. La
convivencia era insoportable", narra la madre de la chica, mientras describe un
rosario de maltratos y humillaciones. Ahora ha intentado matarla. El panadero lo
impidió.

Contexto social:

Suceso ocurrido el 12/02/2011 en Madrid. En el que se encuentran implicados Hussein,


varón de origen paquistaní y 34 años de edad, Mónica Espino Albasán, mujer española
de 28 años de edad y Adolfo, panadero de 35 años de edad y propietario del local donde
trabajaba Mónica. Todos los implicados pertenecen a una clase social media-baja.

Explicación Teórica

Entendemos por violencia, una gran variedad de diferentes interpretaciones. Algunos


autores la definen como:

Para DOMENACH, es una definición poco compleja y de fácil comprensión, violencia


es «el uso de la fuerza, abierta u oculta, con la finalidad de obtener, de un individuo o de
un grupo, algo que no quiere consentir libremente»

Para YVES MICHAUD es como «una acción directa o indirecta, concentrada o


distribuida, destinada a hacer mal a una persona o a destruir ya sea su integridad física o
psíquica, sus posesiones o sus participaciones simbólicas».

Para MCKENZIE define la violencia como el «ejercicio de la fuerza física con la


finalidad de hacer daño o de causar perjuicio a las personas o a la propiedad; acción o
conducta caracterizada por tender a causar mal corporal o por coartar por la fuerza la
libertad personal».
Para CURLE, violencia es lo mismo que «no pacíficida», y para LAIN JOXE la
violencia tiene que ver con el intento de controlar a la sociedad mediante la
centralización del saber.

Algo importante que destacar es que la única diferencia con que nacemos hombre y
mujeres es nuestro sexo. De nuestros padres heredamos las características físicas que
nos corresponden.

Todas las demás diferencias que encontramos entre hombres y mujeres son sociales y
culturales, llegando a convertirse en "verdades absolutas" inducidas enfrentando a
hombres y mujeres como si fueran diferencias "naturales". Las diferencias de género
desembocan en roles para hombres y mujeres de manera desiguales y confrontadas.

Las diferencias de género comienzan en la escuela, la comunidad, la iglesia, los medios


de comunicación, la vida familiar y los grupos sociales a los que pertenecemos. Todas
estas instituciones intervienen en la construcción de identidades sociales que se
atribuyen “naturalmente” a cada sexo y siendo el género quien construye estas
identidades.

Para disuadir estas diferencias es necesario practicar la tolerancia y aceptar la diversidad


que todos tenemos como personas independientemente de si eres hombre o mujer.

Tras dejar claro los conceptos previamente mencionados (violencia y género), es


momento de abordar el término violencia de género. La violencia de género es producto
de esa diferenciación inducida entre hombres y mujeres. A lo largo de la historia es
poco el protagonismo de las mujeres debido a un machismo social y culturalmente
aceptado, que incluso hoy día sigue estando presente. Reflejo de ello es el distinto trato
que reciben hombres y mujeres desde el ámbito laboral, familiar y en los medios de
comunicación (uso de la imagen femenina como objeto sexual en la publicidad por
ejemplo).

Como hemos mencionado la cultura juega un papel importante en la distinta


consideración de hombres y mujeres, no se trata igual a una mujer en Nigeria que en
España. En resumidas cuentas, la violencia por razones de género tiene sus raíces en la
parte estructural y personal. Se centra en el patriarcado (un sistema que coloca al
hombre sobre la mujer (y sobre otros hombres) e inspira un sentido de derecho y
privilegio en muchos hombres). El patriarcado también institucionaliza los contextos
sociales, culturales y legales que permiten la violencia sobre la base del género. Por ello
es importante tener en cuenta esa tradición cultural al opinar acerca de una noticia.

Son muchas las situaciones en las que esa desconsideración del hombre sobre la mujer
desemboca en violencia. Es en este momento en el que estamos hablando de violencia
de género

Mirada perspectiva sociológica de la noticia:

Las principales influencias en este caso de violencia son en nuestra opinión:

-La procedencia del agresor, ya que la noticia nos menciona que es de nacionalidad
paquistaní y de todos es sabido que en este país la educación y cultura es muy distinta a
la nuestra, incluyendo la consideración de la mujer.
-El bajo nivel socio-cultural y económico.
-La denuncia previa por maltrato y el desequilibrio o trastorno mental que padecía el
agresor que se pudieron ver agravados por la separación.
-Por la nueva pareja de la víctima.

Las principales repercusiones de este caso de violencia son en nuestra opinión:

-Daños físicos en la víctima (cortes, hematomas, heridas…)


-Daños psicológicos como los trastornos por estrés postraumático, ansiedad, baja
autoestima, etc.
-Daños sociales: posible absentismo laboral y pérdida de empleo debido a la
implicación de su jefe. También podría tender a un aislamiento social a causa del miedo
experimentado.
Opinión personal:
Nos encontramos ante un texto periodístico en el que se nos habla de un acto más de
violencia de género. A nuestro parecer el comportamiento del agresor está relacionado
con su origen paquistaní, ya que ese contexto social da lugar a una diferenciación de
géneros muy poco favorable, debido a que coloca al hombre sobre la mujer. Este suceso
tiene de particular que la agresión se da en el lugar de trabajo de la víctima durante su
jornada laboral y frente al público.

Creemos que otra de las causas que incitan al agresor a cometer ese acto es la situación
personal de soledad y de aislamiento que puede padecer tras la ruptura. Todo esto puede
verse agravado por la situación de su exmujer con una nueva pareja.
La mujer de 44 años asesinada en la madrugada de este martes en la localidad jienense
de Torredelcampo a manos de su ex pareja no se podía acerca a su pareja, pues sobre
ella pesaba una orden de alejamiento "respecto a él", según fuentes de la Guardia
Civil.

La pareja mantenía una relación muy difícil, según estas fuentes. Al menos desde el año
2006 ambos se habían venido cruzando denuncias mutuas de violencia. Varios fallos
judiciales habían prohibido al hombre acercarse a la mujer, pero en estos momentos,
la única orden de alejamiento vigente era la que le impedía a ella acercarse al hombre.

Éste, de 46 años, se entregó la pasada madrugada a la Policía Local tras acabar con la
vida de su ex pareja, a la que había apuñalado. Eran las 3.55 de la mañana. La Policía
avisó al servicio de emergencias 112 y a la Guardia Civil, que encontró el cuerpo sin
vida de la mujer en el domicilio de ésta. La mujer presentaba una herida en el cuello.

Los vecinos de la víctima aseguran que la pareja había retomado la relación y que,
aunque no vivían juntos, se veían con regularidad.

La coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Jaén, Natividad


Redondo, ha informado de que la víctima fue atendida en el Centro de Información a la
Mujer (CIM) de la citada localidad, así como en el centro provincial con sede en la
capital.

La mujer muerta en Torredelcampo es la segunda víctima mortal en la provincia de


Jaén a manos de su ex pareja en lo que va de año. El pasado 30 de enero, una mujer de
44 años murió a consecuencia de las heridas de arma blanca que supuestamente le
causó su ex compañero sentimental en la pedanía de La Caleruela, en el término
municipal de Villacarrillo.

El caso de Torredelcampo eleva a 16 el número de mujeres que han muerto víctimas la


violencia de género en 2010, seis de ellas en Andalucía. Ayer mismo fue apuñalada
otra mujer de 62 años en Granada por su marido, un policía retirado que también
confesó ser autor del crimen.
Por su parte, la directora del IAM, Soledad Pérez, ha anunciado que el Gobierno
andaluz se personará en los dos procedimientos judiciales abiertos por la muerte de las
dos últimas mujeres asesinadas, una en Granada y, la última, en Torredelcampo, Jaén.

Contexto social:

Suceso ocurrido el 22/03/2011 en Torredelcampo (Jaén), por lo que se trata de un


suceso en un ámbito rural. En él se encuentran implicados una mujer de 44 años de edad
y su ex-pareja de 46 años. Eran las 3.55 de la mañana. Todos los implicados pertenecen
a una clase social media.

Mirada perspectiva sociológica de la noticia:


Las principales influencias en este caso de violencia son en nuestra opinión:

- Continúas denuncias desde 2006 debido a maltratos anteriores. Diversas


sentencias habían establecido una orden de alejamiento del hombre a la mujer en
un primer lugar y posteriormente de la mujer al hombre. Pero en el momento del
asesinato, la orden del exmarido había expirado.
- Habían retomado la relación según aseguran los vecinos y aunque no Vivian
juntos se veían regularmente. Lo que pudo derivar en discusiones y nuevamente,
situaciones de tensión entre los dos.
- El CIM (Centro de información de la mujer) facilitó a las autoridades varios
informes en los que se recoge la situación de sumisión de la mujer durante su
relación y después de ella. Lo que nos muestra un claro desequilibrio de poder
entre los dos miembros de la relación, lo cual deriva en un abuso machista y
desproporcionado por parte del varón de 46 años.

Las principales repercusiones de este caso de violencia son en nuestra opinión:

-Daños físicos mortales por apuñalamiento en el cuello.


-Daños psicológicos como los trastornos por el estrés y ansiedad generados durante los
últimos años tras la serie de denuncias.
-Daños sociales: Padecería a un retiro de la vida social a causa de la depresión sufrida
tras la situación que tuvo que soportar años anteriores.
Al observar este caso podemos distinguir 3 fases claramente diferenciadas y que se
suelen repetir en gran parte de los casos de violencia de género. Esto son tensión,
agresión y calma (Modelo de Leonor Walker).

Tensión provocada por conflictos cotidianos, y la mayoría de las veces sin causa
aparente. La mujer comienza a ceder a las exigencias del agresor como unica via de
escapatoria posible ante una situación de maltrato. Derivando en la previamente
mencionada situación de sumisión o desequilibrio de poder.

Agresión provocada tras reiteradas situaciones de tensión llevando a momentos limite


en los que el agresor estalla y llega a agredir física y psicológicamente a la mujer
llegando como en este caso a la muerte.
Calma y arrepentimiento hace referencia a que el agresor se muestra arrepentido tras el
acto cometido. Pero en este caso al llegar al homicidio de la expareja, el agresor acude a
las autoridades y se entrega.

Opinión personal:

En este caso, como en muchos otros se podría haber prevenido, si hubiese existido un
mayor apoyo legal hacia la mujer, ya que habían multitud de denuncias hacia su pareja y
además una orden de alejamiento, que en nuestra opinión no debería haber expirado al
no estar el hombre rehabilitado.
Podemos apreciar que el modelo de Leonor Walker se da en este caso ya que en primer
lugar se dan situaciones de tensión, seguidas de una agresión, por lo que terminan
separándose y posteriormente un arrepentimiento por parte del hombre que logra
convencer a la mujer para que vuelvan a estar juntos. Y el ciclo se vuelve a repetir de
manera tan extrema que acaba con la muerte de la mujer.
Otro hecho a destacar es que una vez mas, el escenario del crimen ha sido un ambiente
rural, lo cual nos lleva a pensar que en los pueblos se dan mas casos de violencia que en
la ciudad al existir una mentalidad diferente. La mentalidad en las ciudades es más
abierta debido a la diversidad y pluralidad de habitantes, cada uno con sus distintos
orígenes y culturas, por lo que existe un movimiento que en los pueblos no, ya que en
los pueblos se “mantiene” la gente y las costumbres, permaneciendo casi ajenos a la
apertura mental de las ciudades.
La Guardia Civil concluye que la muerte del matrimonio de Calvià fue un
caso de violencia de género

La Benemérita trata de averiguar la procedencia de la pistola dado que el presunto


homicida carecía de licencia de armas

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil centran sus esfuerzos en tratar de


averiguar la procedencia de la pistola utilizada en la muerte del matrimonio de Calvià.

El arma utilizada es una pistola bastante antigua y de la que los familiares de los
fallecidos desconocían su procedencia.

La Benemérita ha concluido que la muerte de María Jesús Rufas Gravisado, de 74 años


de edad en manos de su marido de 86 años fue un caso de violencia de género sin
ningún lugar a dudas.

Dichas afirmaciones se desprenden tras realizar la Guardia Civil una exhaustiva


investigación de los hechos y comprobar que en el interior de la vivienda había signos
evidentes de resistencia. Es decir, que la mujer trató de evitar que su marido acabase
con su vida. Este punto despeja las dudas sobre la hipótesis de que se tratara de un
suicidio pactado del matrimonio.

Por consiguiente, se confirma oficialmente que Bartolomé Verger Cabrer, mató de un


disparo en la nuca a su esposa, después hizo lo propio con el perro de la familia y,
finalmente se quitó la vida con un certero tiro a la altura de la sien. Ambos
aparecieron, sobre las doce del mediodía del sábado, en los sofás de su vivienda, sita
en el número 9 de la calle Chinchilla de Calvià, muy cerca del Ayuntamiento y a pocos
metros del conocido restaurante Ca na Cucó.

Cuando los agentes de la Guardia Civil entraron en la casa del presunto homicida
tenía la pistola en una de sus manos. La mujer estaba cubierta de sangre, y la
Benemérita piensa que fue disparada a corta distancia.

El presunto asesino no había sido nunca denunciado por malos tratos, aunque algunos
de los vecinos de la zona afirman que las discusiones entre la pareja eran constantes.
«Eran muy raros. No salían nunca y siempre estaban discutiendo porque ella se
olvidaba de las cosas. ¿Pero quién no se olvida alguna vez de las cosas? Eso no es
motivo para que te peguen un tiro», añade uno de los vecinos del matrimonio fallecido.
La noticia ha tenido una gran repercusión en la zona. Los antiguos compañeros de
trabajo de Bartolomé Verger lo recuerdan como un «tipo muy extraño».

«El año 1959 inauguramos el hotel Fennix. Nosotros le conocíamos como 'Tomeu el
Calvo'. Era un excelente cocinero, responsable y serio, pero raro, raro, raro», afirma
uno de los trabajadores que coincidió con el presunto asesino.

«Hace unos tres meses el jefe de cocina fue a visitarlo a su chalet, pero a Tomeu no le
gustó la visita y fue muy brusco. Desde aquel día no volvió nunca más», concluye otro
ex compañero de trabajo.

Contexto social:

Suceso ocurrido el 31/01/2011 en Calvià (Mallorca). En el que se encuentran


implicados Bartolomé Verger Cabrer, cocinero jubilado de 86 años de edad, María
Jesús Rufas Grafisado, mujer de 74 años. Los implicados son de clase media-baja al
tratarse de pensionistas no adinerados.

Mirada perspectiva sociológica de la noticia:

Las principales influencias en este caso de violencia son en nuestra opinión:

-Las reiteradas discusiones de la pareja como bien atestiguan los vecinos, lo cual
despierta situaciones de tensión y lleva a una agresión posterior.
- Posibles trastornos mentales del hombre debido a su longeva edad y además a esto
se le suma las declaraciones de sus conocidos que le describían como un hombre
raro y poco social.
- La posesión de un arma de fuego personal sin licencia, cuya procedencia se
desconoce.
- Bajo nivel cultural y socio-económico tras nacer a finales de los 20, por lo que
vivió durante una época de pobreza en España, en la que la educación en las
ciudades, aunque más en los pueblos situaba a la mujer cuidando del hogar.
- La situación de aislamiento social que experimentaba la pareja debido a su elevada
edad y a que como hemos mencionado previamente les describían como raros.

Las principales repercusiones de este caso de violencia son en nuestra opinión:

-Daños físicos mortales por disparo en la nuca en el caso de la mujer y disparo en la


sien en el caso del hombre.
-Daños psicológicos como aislamiento social y situación de sumisión de la mujer
respecto al hombre.
-Daños sociales: La gente les da de lado y les tachan como raros.
En este caso, al contrario del anterior no habían denuncias previas, pero si había
testimonios de los vecinos de discusiones diarias de la pareja.

Estas difíciles situaciones se pueden deber a las relaciones de dependencia económica y


sentimental” que existen entre las mujeres y sus parejas. Muchas veces aún están
pagando una hipoteca en común y sus hijos o hijas ya son mayores y tienen familia.
Todo esto es un perjuicio para ellas, les da vergüenza denunciar y se imputan la
responsabilidad de mantener la unidad familiar.

Las mujeres mayores víctimas de la violencia machista necesitan ayudas de formación


para entrar en el mundo laboral y valorarse a ellas mismas.

Este segmento de edad al que nos referimos corresponde mayoritariamente a mujeres


españolas que no estudiaron, ya que en su época estaba mal visto que las chicas fueran a
la universidad.
Opinión personal:

Casos como este en nuestra opinión se están dando demasiado en los últimos años aun
con la edad tan longeva de los implicados. La educación recibida de ambos implicados
es muy diferente a la nuestra en la actualidad ya que nos remontamos a momentos clave
en la evolución de la historia española pero cargados de grandes conflictos y situaciones
de profunda pobreza claramente reflejada en una escasa educación y muy controlada.
Las mentalidades por tanto de estas parejas son mucho más conservadoras y llegando en
casos en los que la mujer realmente se siente como sujeto de abusos y de agresiones que
realmente se merece y ha de cargar con todas ellas por miedo y vergüenza de que los
vecinos o sus propios familiares se enteren.
Son casos complicados ya que la única solución es lograra que esa mujer se sienta
valorada y realmente un sujeto activo en la sociedad que puede participar y es
merecedora de un respeto al igual que el hombre.

En resumen, aunque la sociedad de menos importancia a la violencia de genero entre


gente mayor de 65 años, está ahí y es un tema difícil de modificar dejándonos, por tanto,
la única alternativa de tratar de prevenirlos mediante información y asistencia a las
victimas.
Llorando, con los brazos tapándose la cara y visiblemente destrozada, salió a mediodía
de ayer la madre de Viorela Alexandra Moldovan, de 19 años, la última víctima mortal
de la violencia machista en España. Un día antes, el compañero sentimental de la mujer,
el también rumano Dorel Marcu, de 21 años, la ahogó y habló mediante
videoconferencia a través de Internet con su padre (de él) en su país natal. Le mostró el
cuerpo de la víctima y le dijo que cuando llegara su cuñada, de 13 años, la mataría
también. La coordinación entre las policías rumanas y española permitió su detención
en 45 minutos, lo que evitó un nuevo crimen, según el comisario jefe de la Policía
Judicial de Madrid, Emilio Alcázar.

Dorel y Viorela Alexandra se conocían hacía unos cinco años. Ambos son oriundos de
Transilvania, en el centro de Rumanía. Habían llegado a Torrejón de Ardoz (118.450
habitantes) a casa de la madre de ella. Desde entonces, la mujer les había visto discutir
con frecuencia, según comentó ayer: "Mi hija era muy infeliz. Yo hablaba con los dos
para ver cómo les podía ayudar pero nunca me metía en las discusiones. Ellos se
encerraban en su habitación y ahí no me metía", explicó la mujer con lágrimas en los
ojos.

Los hechos se desencadenaron en el domicilio familiar. A mediodía, Marcu ahogó a su


compañera sentimental, supuestamente con una corbata.

Eran las tres de la tarde cuando Dorel estuvo hablando con su padre en Rumanía a
través de Skype, en Internet. Le dijo lo que acababa de hacer y, para que le creyera, le
enseñó el cuerpo a través de la webcam. La mujer estaba tendida en la cama. Le informó
de que la hermana pequeña de su víctima "correría la misma suerte".

El padre avisó a la policía rumana. Los agentes contaron todo lo sucedido a su enlace en
España, que contactó con la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Los policías
llamaron varias veces, hasta que Marcu abrió la puerta. En ese momento, su cuñada no
había llegado aún. Las primeras investigaciones apuntan a que la mujer le dijo a Marcu
que estaba embarazada de cinco meses y que el hijo no era suyo. Además, añadió que
quería dejar la relación para empezar otra. Esto es lo que pudo desencadenar la mortal
agresión. En la pareja no había denuncias previas por malos tratos ni órdenes de
alejamiento, según el comisario Alcázar. Ambos tenían una hija pequeña de tres años,
que se quedó a cargo de su abuela materna.
Los agentes de Homicidios se han incautado del ordenador del detenido para ver si la
conversación con su padre fue grabada. El detenido está acusado de un delito de
homicidio y otro de aborto. Por el primero se enfrenta a una condena de 10 a 15 años de
prisión, mientras que por el segundo la pena puede estar entre los 4 y 8 años de cárcel.

"Estoy destrozada y no sé qué voy a hacer ahora. No sé si volveré a mi país", afirmó la


madre de Moldovan, que también se llama Viorela Alexandra. "No sé qué hacía él en
casa, porque supuestamente hacía unos días que acababa de encontrar un trabajo y tenía
que ir por las mañanas", añadió la mujer. "Él no es una persona normal. Sus padres le
tendrían que haber llevado al médico", declaró la mujer. Esta vivió momentos de
tensión cuando salió de su vivienda y vio a decenas de periodistas a su puerta, hasta que
se montó en el coche de la hija de su empleadora, para la que trabaja de asistenta.

Contexto social:

Suceso ocurrido el 06/04/2011 en Torrejón de Ardoz (Madrid), por lo que se trata de un


suceso en un ámbito urbano. En él se encuentran implicados Viorela Alexandra
Moldovan, una mujer de 19 años de edad embarazada y su pareja, Dorel Marcu, de 21
años, ambos de origen rumano, en particular de Transilvania, en el centro de Rumania.
Eran las 14:30 de la tarde. Todos los implicados pertenecen a una clase socio-
económica baja.

Mirada perspectiva sociológica de la noticia:

Las principales influencias en este caso de violencia son en nuestra opinión:

-Las reiteradas discusiones de la pareja según indica la madre de la victima, lo cual


despierta situaciones de tensión y lleva a cometer el asesinato.
- Grandes trastornos mentales del hombre manifiestos en su actuación tras asesinar a
su pareja y además la promesa que hizo a su padre a través de Skype de asesinar a la
hermana pequeña de la victima también.
- La versión policial asegura que el detonante fue una fuerte discusión en la que la
Viorela cortó con la relación y afirmo que el hijo que esperaba no era de Marcu.
- Ambos procedentes de otro país completamente distinto, con educación y cultura
diferente pudo propiciar su actuación, aunque por supuesto tal barbaridad se debe a
un trastorno psicológico.
- La situación de paro laboral que experimentaba la pareja también pudo contribuir a
una mayor situación de tensión así como el embarazo y la necesidad de estabilizar
su relación y obtener un sueldo para mantener una familia.

Las principales repercusiones de este caso de violencia son en nuestra opinión:

-Daños físicos mortales por asfixia a la mujer con una corbata.


-Daños psicológicos como estrés, ansiedad, miedo.
-Daños sociales: Miedo al conocer la monstruosidad cometida por el asesino. Posible
malestar y despertar brotes de racismo en sus proximidades.
En este caso, tampoco había denuncias previas.

En resumidas cuentas, la actuación de este enfermo mental se debe a eso mismo, su


estado psicológico. Este rumano de 21 años de edad se encontraría afectado por alguna
enfermedad que le perturbaría la mente. Por lo que tras repetidas situaciones de estrés y
ansiedad fruto de las reiteradas discusiones, el paro laboral y el hijo venidero, este
hombre estalló al conocer que su pareja le abandonaba y su hijo no era suyo (fuentes
policiales). Por supuesto, todo esto no explica por que tras matar a su pareja llama a su
padre vía Skype y le enseña el cadáver y avisa a su padre de que su cuñada (de el chico)
correría la misma suerte.

Por otro lado, el miedo sembrado en sus vecinos mas cercanos como en muchas otras
partes de España debido a acontecimientos tan monstruosos es evidente. Además de
incentivar un mayor rechazo hacia los inmigrantes con mismo origen aun sin razón
justificada, ya que la actuación de este hombre no fue por su origen exclusivamente sino
en muchísima mayor parte por su estado mental. Aunque estos brotes no tengan sentido
ni bases racionales, son fruto del miedo al conocer noticias tan macabras.
Opinión personal:

Otro caso más de violencia entre parejas de otro país. En España ya hay bastantes casos
registrados de maltratos y asesinatos con este perfil pero este homicidio es
completamente distinto a todos los demás. ¿Cómo un asesino puede llegar a llamar a su
padre para enseñarle por la WebCam la barbaridad que ha cometido? Ha asesinado a su
pareja y además amenaza de hacer lo mismo con una niña pequeña… ¿En qué sociedad
vivimos? Actos como este, no son fruto de una mente sana haya sido su educación la
que haya sido o su estado económico, social o cultural. Como asegura la madre de la
victima, los padres del agresor deberían haber reconocido antes la perturbada mente
latente en su hijo y haberlo llevado a algún profesional.

Por otro lado, los padres del agresor deben sentirse realmente culpables, porque aunque
hayamos indicado varias veces antes que este asesinato no se debe puramente a la
educación recibida, es inevitable que los padres se sientan culpables de no poder haber
evitado tal abominación. Observar como tu hijo te llama por teléfono al lado del cuerpo
de su pareja que yace sin vida a su lado debe de ser espantoso. También es de agradecer
la rapidez con la que se pudo actuar y por supuesto, la suerte de que la cuñada pequeña
no llegara al domicilio antes que la policia.

Por último, como hemos mencionado antes, en nuestra opinión estos comportamientos
no son extrapolables a toda una población, por lo que aunque los vecinos en Torrejón de
Ardoz no se vuelvan a dormir tranquilos en un tiempo no se debe prejuzgar a toda la
comunidad rumana.