Anda di halaman 1dari 2

2º de Bachillerato. Geografía.

Lección 9: «El espacio urbano». Página 321: Actividad Nº 14. Nº 2:

Describe las características del plano de la ciudad de Toledo. Señala a qué


tipo de plano corresponde. Pregunta de las PAU (Asturias, 2004): ¿En qué
regiones españolas es más frecuente este tipo de plano y por qué motivos?

El plano corresponde al casco antiguo de la ciudad de Toledo. De origen prerromano,


ha acogido a varios pueblos y culturas a lo largo de la historia. Tras la dominación
romana, en la Edad Media, Toledo fue la capital del reino visigodo, conquistada por los
musulmanes y reconquistada por los cristianos; y en la Edad Moderna fue ciudad
imperial, alcanzando su mayor esplendor.

Su emplazamiento, localizado sobre un cerro semirrodeado por el río Tajo, tiene un


carácter eminentemente defensivo. Además, su ubicación, junto a un vado por el que
el río podía cruzarse fácilmente a pie, facilita las comunicaciones pues Toledo se sitúa
en una posición estratégica en las vías de comercio y comunicación del mundo antiguo
y medieval, al ser paso obligado en las rutas hacia el sur peninsular.

El casco antiguo poseía murallas de las que se conservan hoy amplios retazos. Estas
tenían finalidad defensiva, fiscal (asegurar el pago de impuestos) y sanitaria (aislar la
ciudad en caso de epidemia).

El plano del casco antiguo es muy irregular, de calles estrechas y tortuosas, que
conservan en buena parte el trazado musulmán. No obstante se conservan en él
plazas y avenidas más amplias y regulares correspondientes a reformas urbanísticas
posteriores, realizadas en la Edad Moderna o en el siglo XIX.

La trama es cerrada y compacta, debido a que el crecimiento de la ciudad se localizó


durante siglos dentro del espacio intramuros. De este modo desaparecieron
progresivamente los patios y huertos existentes dentro del recinto amurallado y la
trama se densificó.

1
La edificación tradicional es de baja altura, aunque experimenta una progresiva
tendencia a la verticalización. En el plano se aprecia la existencia de destacados
edificios históricos y artísticos pertenecientes a diversas épocas y culturas:
musulmanes (zocos, mezquitas), judíos (barrio de la judería, sinagogas) y cristianos
(catedral gótica, iglesias, monasterios, conventos).

Los usos del suelo tradicionales eran residenciales, comerciales y artesanales.


Actualmente esa zona está perdiendo usos residenciales debido al deterioro de
muchas viviendas y presenta importantes usos terciarios (oficinas, comercios,
restaurantes), en muchos casos relacionados con el importante turismo que atare esta
zona de la ciudad.

Los principales problemas que afectan hoy al casco antiguo son el vaciamiento de los
inmuebles por la deficiente habitabilidad de las viviendas, el deterioro de algunos
edificios históricos y la saturación y congestión de oficinas, equipamientos y
comercios.

Las regiones españolas donde es más frecuente este tipo de plano son
Andalucía, Murcia, la Comunidad Valenciana, Extremadura y Castilla-La Mancha,
debido a que contaron con una fuerte presencia musulmana en su territorio,
especialmente las tres primeras, en las que la vida urbana contó con un importante
florecimiento. Los musulmanes en general no fundaron ciudades nuevas, sino que
aprovecharon asentamientos anteriores (Toledo, Córdoba, Granada) cuyos planos
remodelaron y revitalizaron como centros estratégicos, administrativos, económicos,
religiosos y culturales,