Anda di halaman 1dari 11

EL AGUA

La relación de la humanidad con


el agua ha cambiado completamente
durante los últimos siglos. En la
antigüedad, se celebraban ceremonias
religiosas al agua, pues los hombres
sentían que en ella se encontraban
entidades espirituales a las cuales
solamente se podían acercar con gran
reverencia. La Divinidades del agua –
los Dioses del agua – con frecuencia
aparecían en la mitología. El agua es la
“materia-vida” de nuestra tierra. Por
doquier haya vida, se encuentra agua.
No es extraño entonces que el
sacramento del bautismo se proceda
delante de la pila bautismal y sea el
agua el elemento que simboliza lo
intermediario entre el mundo
espiritual – el ser recién encarnado y
el mundo terrestre. Cuando se pone al
niño literal y figurativamente en
contacto con esta sustancia “santificada”, él puede vivenciar a través de esta
agua bautismal, que en la tierra no sólo existe materia muerta, sino sustancia viva.
El agua la experimentamos como el disolvente universal por excelencia, que no
solidifica con facilidad sino que permanece abierto a las influencias externas, sin
forma, listo para acoger la forma del recipiente que lo acoja. Ha medida que el
hombre aprendió más sobre el aspecto físico del agua y usarlo en aplicaciones
técnicas y comerciales dirigidas exclusivamente a obtener lucro, lo alejo de la
esfera de la vida y con ello su conocimiento sobre el alma y el espíritu de este
elemento se desvaneció.

La humanidad no solamente ha perdido el contacto con la naturaleza espiritual del


agua, sino que ahora corre el riesgo de perder su sustancia física. La desaparición
de miles de arroyos alrededor del mundo es un síntoma de este proceso, causando

Elaborado por Gustavo Eduardo Moreno Angulo. Apartes del libro Caos Sensible 1
un drama gigantesco a gran parte de la población mundial. Un prerrequisito para
una acción práctica efectiva, es el de redescubrir en una forma moderna la
olvidada naturaleza espiritual de estos elementos cuya naturaleza es el fluir.

MOVIMIENTO ARQUETIPICO DEL AGUA

Donde el agua se encuentre tiene la tendencia a


tomar una forma esférica. Cayendo como una gota,
el agua oscila cercana a la forma esférica. El agua
siempre busca el menor nivel, siguiendo la atracción
de la gravedad. En primera instancia, son las leyes
terrestres las que causan que el agua fluya, dejando
su forma esférica para recorrer más o menos un
curso lineal determinado. La esfera es una
totalidad, es completa y el agua siempre buscara
tener la forma orgánica completa uniendo lo que fue
dividido a través de la circulación. El agua es
esencialmente un elemento de un sistema
circulatorio. Si esta circulación viva se interrumpe,
una totalidad es rota y una cadena lineal de causas
y efectos regidos por leyes inorgánicas es puesta
en movimiento. El ciclo de agua que pasa por las
fases sólidas, liquidas y gaseosas pasando de la
tierra a la atmósfera para luego volver a ella, forma
parte de un ciclo mayor que continua cuando el
agua de lluvia penetra en el suelo buscando cada vez una mayor profundidad e
enfriándose rápidamente hasta alcanzar un nivel donde el peso de la masa de
agua que se hunde es igual a la presión del agua subterránea, esta ultima
calentada por el calor de la tierra, cuyo peso especifico al ser menor, comienza a
subir. Durante el calentamiento del agua, esta es capaz de atraer metales y sales.
De hecho el agua puede estar parcialmente en estado de vapor durante el
calentamiento y entra en contacto con el carbono que se encuentra en la tierra,
causando la reacción C + H2O ---- CO + H2; esto significa que el oxigeno se
separa del hidrógeno y luego la nube de gas de hidrógeno busca con fuerza su
camino hacia la superficie de la tierra con tremenda presión. Mientras tanto el
dióxido de carbono es liberado en los drenajes profundos de la tierra. Con ello el

Elaborado por Gustavo Eduardo Moreno Angulo. Apartes del libro Caos Sensible 2
gas arrastra las sales disueltas para ser depositadas en niveles superiores cerca
de la superficie, que se mantengan refrigeradas por efecto de la vegetación. Esta
es la forma como un flujo constante de nutrientes esta disponible para las plantas
en el ámbito de las raíces. Por ello, esta parte del ciclo del agua con su capacidad
de aportar un flujo de minerales no se puede dar en los lugares en que no exista
cobertura vegetal o boscosa. Si en un área donde se da un aguacero existe poca o
ninguna cobertura vegetal, el sol calienta el suelo y la humedad proporcionada por
la lluvia no alcanza a penetra al suelo. Tan pronto el agua toca el suelo, es
rápidamente evaporada evitando que gran parte del agua de lluvia penetre en el
suelo.

El mundo vegetal desempeña una parte especial en la gran circulación del agua.
Las plantas son sistemas vasculares a través del cual el agua, la sangre de la
tierra, fluye en una interacción viva con la atmósfera. Juntos, la tierra, el mundo
de las plantas y la atmósfera forman un solo gran organismo, en donde los
arroyos de agua son como sangre viva. El agua no solamente es un “cuerpo”,
sujeto a la gravedad; es también un elemento activo y fundamento de la vida.

Mirando una corriente natural de agua notamos el


curso serpenteante que toma a través del valle.
Nunca fluye de forma recta. ¿Que causa que el agua
siga esta clase de curso? Su empeño de completar el
circulo es aquí solamente un éxito parcial, al no poder
fluir hacia el punto de partida. Desde un comienzo el
movimiento circular que se arroja colina abajo, sigue
cuesta abajo empujando su balanceo
alternativamente de un lado al otro. El ritmo del
meandro es parte de la individualidad natural
del río. En un valle ancho el río de balanceara
formando amplias curvas, mientras en un valle
estrecho su cause buscara un ritmo rápido. El flujo
del río esta permeado por otros finos movimientos. El
resultado de las corrientes internas pertenece
íntimamente a la vida y ritmos del río. Así como
tenemos un movimiento aguas abajo, existe también
un movimiento giratorio en la parte interna del río.
Contrario a una primera impresión, el agua no
solamente fluye aguas abajo sino también gira

Elaborado por Gustavo Eduardo Moreno Angulo. Apartes del libro Caos Sensible 3
alrededor de un eje interior del río. En resumen, el agua tiende a formar una
esfera; incluso cuando se encuentra en movimiento el agua trata de mantener su
forma esférica, circulando, moviéndose a lo largo de superficies en espiral las
cuales se deslizan unas sobre otras en múltiples curvas sinuosos que expresan el
conflicto entre su propia naturaleza inclinada a la forma esférica y las fuerzas
de gravedad actuando sobre el agua.

VÓRTICE

El agua en movimiento, que puede aparecer como enteramente uniforme, esta


realmente dividida en extensas superficies interiores. Si se forman un vórtices
delante de una piedra, se crean capas de superficies interiores que forman
interminables estanque con remolinos, fluyendo cada uno por delante en un curso
con movimiento circular o en espiral. Como el agua es transparente este proceso
es difícil de observar a no ser que el agua este coloreada.

El vórtice es una figura completa en si misma con su


forma, movimiento y ritmo propio. Una mirada más
detallada nos muestra que el vórtice presenta
diferentes velocidades – lento afuera y rápido en el
centro – sigue de muy de cerca la segunda ley de
Kepler del movimiento de los planetas: un planeta dado
circula alrededor del sol similar a un vórtice,
moviéndose rápido cuando esta cerca del sol y despacio
cuando esta lejos de él. El vórtice en sus leyes de
movimiento es una imagen en miniatura del sistema
planetario.

El vórtice tiene otras cualidades que sugiere sus


conexiones cósmicas. Si un objeto pequeño entra a
girar dentro de un vórtice, mantendrá el alineamiento
tal como entro originalmente, manteniendo siempre una
orientación paralela a su posición de origen. Esto nos
muestra como el vórtice esta orientado con respecto
al firmamento entero de las estrellas fijas. El vórtice
es un sistema en miniatura de la vía Láctea, nuestra
galaxia; su orientación corresponde a las de las

Elaborado por Gustavo Eduardo Moreno Angulo. Apartes del libro Caos Sensible 4
estrellas fijas y sus leyes internas de movimiento corresponden al del sistema
solar y sus planetas. El sol mismo corresponde al centro succionador del vórtice,
donde la velocidad es teóricamente muy grande. Como una velocidad
infinitamente grande no es posible en la tierra, el agua densa se evapora en el
centro de la succión, el cual es llenado con aire, la sustancia siguiente en
densidad.
Tenemos muchos
ejemplos, de
movimientos del
vórtices en
líquidos que
sirven como
“órganos” que
solidifica desde
afuera en una
forma sólida. La
multitud de
caracoles y
conchas, algunas
formaciones en
espiral en el
mundo de las
plantas e inclusive en la estructura de muchos cristales nos habla de las formas
del vórtice y su fuerza dinámica.

Toda criatura viviente en el acto de formarse y de ahí en


adelante, su forma visible a partir de una idea
arquetípica pasa por un estado acuoso. Algunas criaturas
permanecen en estos estados acuosos o solidificados
ligeramente; otras dejan el mundo acuoso, se densifican
y caen en mayor o menor grado bajo el dominio del
elemento terrestre. Todas revelan en sus formas que
pasaron por un estado líquido. Los infusorios son
criaturas ligeramente solidificadas pero bien
diferenciadas de su medio acuático. Muchas de ellas

Elaborado por Gustavo Eduardo Moreno Angulo. Apartes del libro Caos Sensible 5
revelan una combinación de una forma esférica y una dirección de propulsión en
forma de espirales, lo que hace su locomoción posible.

La forma del vórtice, con su cualidad de crear una conexión con su entorno,
aparece plasmada en los cuernos de los animales. Los cuernos que se miran con
mucha frecuencia como delicados órganos sensorios, que sirven para guiar al
animal.
El dibujo nos muestra
los cuernos del kudu,
antílope africano. El
enrollamiento es
claramente visible como
también el eje sobre el
cual se centra la espiral
del vórtice. Aquí
igualmente la forma del
vórtice se visibiliza por
encima del proceso de
crecimiento, incluso
antes que los cuernos
estén allí, que procede
en su crecimiento anual
a lo largo de este
camino en espiral con
matemática exactitud.
Esto significa que los
ejes de las dos
espirales se encuentran
a la altura de la nariz o
de los ojos o en su
inmediata vecindad, un hecho que refuerza la conexión que existe entre los
cuernos con los sentidos de percepción del animal de su entorno.

LO MARAVILLOSO DEL AGUA

El agua, como dador de vida y como receptor de vida, es el gran maestro de lo


posible, en la agricultura, el clima y las estaciones. Es la fuente más buscada,

Elaborado por Gustavo Eduardo Moreno Angulo. Apartes del libro Caos Sensible 6
igualado solamente por el aire y el sol para sentir y experimentar la vida. De
formas diferentes, el agua presenta unas características singulares para
soportar la vida. La temperatura normal del agua esta en el rango más propicio
para los procesos de vida. Se requiere más energía para elevar su temperatura
que para cualquier otro liquido conocido. Cuando el calor se ha disipado, la
temperatura del agua disminuye lentamente, lo que le permite a los océanos y los
lagos actuar como reservorios de calor, moderando los extremos del verano y del
invierno.

El agua es una sustancia extremadamente cohesiva con ella misma, con una
fortaleza que solamente comparte con algunos metales y con gran capacidad para
unirse a los objetos cercanos. La fortaleza y la elasticidad de la película de su
superficie, hacen que tenga un bajísimo coeficiente de fricción por
deslizamiento, solamente aventajado por el elemento mercurio. A pesar de la
vigorosa investigación científica, el agua continua guardando sus secretos.
Sabemos que el congelamiento inicia el proceso de la lluvia, pero no existe una
teoría que explique adecuadamente porque millones de pequeñas nubes caen
formando gotas de lluvia, o copos de nieve o granizo. El agua fluye
profundamente, dentro de nosotros y alrededor de nosotros. Trasciende el
tiempo, cambia de forma, es proveedor y soporte de alimentos, con una terrible
capacidad de destrucción y una sutil capacidad de disolver.

UNA MIRADA A LAS FORMAS CREADORAS DE VÓRTICES

En los años setenta un grupo de científicos


basados en los trabajos de Teodoro
Schwenk, de cuyo trabajo titulado “CAOS
SENSIBLE” hemos tomados algunos apartes
en la conformación de este opúsculo,
desarrollaron una estructura que permite por
su forma favorecer el movimiento circular
del agua y el fluir de sus ritmos. El agua como
ya lo mencionamos es sensible al cauce que la
limita. Lo que se busca es crear una
superficie ideal para que el agua fluya por
ella sin menoscabo de su vitalidad, su ritmo y
su contacto con la atmósfera y que no afecte

Elaborado por Gustavo Eduardo Moreno Angulo. Apartes del libro Caos Sensible 7
los procesos de vida inherentes al agua. Todos los procesos vivientes son
rítmicos; uno puede afirmar que la vida depende de ellos. De ahí que el agua debe
protegerse de la perdida de su ritmo natural que se genera cuando ella va
cayendo al fluir por la pendiente de las quebradas y riachuelos. De allí que los
seres vivos florezcan de forma más exuberante en un entorno que esta
penetrado con los ritmos más cercanos a ellos. Esta mirada plantea la necesidad
de desarrollar una actitud sociocultural diferente para con el agua, lo que
significa un cambio en nuestra manera de pensar y por ende una tecnología
amigable con el agua. Al agua debe permitírsele fluir y madurar en su propio
ambiente natural, que entre otras cosas presupone una selva de niebla con toda
su gran variedad de especies. Desde el más pequeño arroyo al río maduro, sus
riveras deben crecer árboles, arbustos y guaduales para que den su sombra
natural. Las instalaciones hidráulicas deben ser amigables con las necesidades del
agua, evitando su contaminación electromagnética y no alterando su movimiento
natural. Las tuberías que transportan el agua deben promover la preservación y
desarrollo del agua, particularmente sus cualidades biológicas.

Una manera de abordar estas exigencias es por ejemplo la


circulación del agua dentro de una estructura conocida
como los vasos de flujo formadores que permite un doble
vórtice, dando como resultado un movimiento lemniscatico
del agua. Esta estructura en la cual de manera empírica se
le debe encontrar la relación “correcta”, la cual debe
brindar la oscilación del movimiento. La frecuencia y el
carácter dependen del tamaño y la forma de los vasos de
flujo formadores y su gradiente. Podemos crear vasos que
actúen como órganos e imiten al río. El conjunto de vasos
van gradualmente aumentando de tamaño, en una séptupla
secuencial, proveyendo en la parte “media” uno forma larga
donde el previo movimiento vigorosazo es “digerido”. El agua
luego fluye, concentrando el movimiento asimilado. Otra
vez tenemos un tipo de respiración con ritmo. Pensando en
términos de procesos vivos en un organismo, hay aquí una
toma de sustancia y fuerzas, un trabajo con esta admisión y
una utilización de estos efectos en espacio y tiempo.

Elaborado por Gustavo Eduardo Moreno Angulo. Apartes del libro Caos Sensible 8
Sobre la esencia espiritual del agua

Allá donde el agua aparezca, la vidampodrá manifestarse en la materia y alla


donde falte esto no será posible. El agua es, por lo tanto el elemento secreto de
la vida. Ella es la gran sanadora de todo aquello que por haber perdido el
equilibrio se vuelve enfermo. El agua tiende siempre al equilibrio pero a un
equilibrio viviente y no a uno rígido en el que la vida, forzosamnete pagaria. Reúne
aquello que estaba separado o en oposición, haciendo brotar de esta lucha algo
nuevo. En si misma es quimicamente neutra, pero se une a otras sustancias para
impedir que lo sólido perjudique demasiado a la vida. El agua no desea nada para
sí misma. Ella se abandona a todo, nunca pregunta cuál va a ser la forma que ha
de adoptar, ya sea se una planta, la de un animal o la del hombre. Con la misma

Elaborado por Gustavo Eduardo Moreno Angulo. Apartes del libro Caos Sensible 9
abnegación desempeña la función que sea necesaria. Ella “renuncia” siempre y
cuando siu servicio se ha acabado en un lugar, se retira y se dispone para una
nueva creación o mediación en otro lado.

El agua no se cierra a la luz tal como sucede con los sólidos; ella quiere ser limpia
y transparente. En el juego de colores del arco iris ell alcanza el culmen de sus
posibilidades. De formas. Absolutamente desinteresada transmite al ojo las
impresiones del mundo visible y al oído aquellas del mundo sonoro. Pero se abre
también a las armonías y órdenes de los cielos y las comunica al gemen del ser
humano, al embrión, al cual ella envuelve por completo. Comunica igualmente estas
armonias y órdenes al espiritu pensante del hombre por medio de una esfera de
agua que envuelve su cerebro.1 Liberada en gran medida de la pesantez, se
encuentra a mitad de camino entre la tierra y el cosmos, no se pierde jamás en el
uno o en el otro y a pesar de todo permanece ligada estrechamente a ambos,
enlazándolos en un circuito eterno. Ella se encuebtra asi misma a la mitad del
camino entre los extremos de los sólido y lo volatirl, siendo perpetuamente
susceptible de cualquier variación. De ella procede la inmensa riqueza de formas
del mundo terrestre, que puede considerarse como un eco de los incesantes
cambios celestes.

CONCLUCIONES

El agua no representa para el hombre y el resto de los seres vivientes


únicamente el fundamento de su vida corporal, sino que aquello que el hombre se
propone como “fin” de su desarrollo espiritual nos lo encontramos prefigurado
como un gran simbolo en las cualidades del agua. Nos encontramos efectivamente
en sus propiedades la misma imagen de las metas o fines que el hombre persigue
con su esfuerzo interior, a saber: en el pensar la renuncia a toda forma fija, a
todo prejuicio, atoda actitud intolerante contra aquel que disiente de nosotros,
la aptitud de comprender a los que nos rodean partiendo de su propia naturaleza
o esencia y a unir todos los opuestos en una unidad superior. De esta manera
alcanza el hombre el auténtico “olvido de sí” en el contexto de una vida anínima
pur, sana y lúcida. Si el agua le ayuda a su entrada en el mundo terrestre,
transmitiendole las fuerzas celestes, ella puede tambien conducirle a un
renacimiento de su esencia espiritual.

1
El líquido cefalorraquídeo.

Elaborado por Gustavo Eduardo Moreno Angulo. Apartes del libro Caos Sensible 10
Elaborado por Gustavo Eduardo Moreno Angulo. Apartes del libro Caos Sensible 11