Anda di halaman 1dari 181

CARBALLO UICAB VICTOR MANUEL.

Biotecnología Marina

UNIDAD I

INTRODUCCION

La biotecnología es la tecnología basada en la biología, especialmente usada en agricultura,


farmacia, ciencia de los alimentos, ciencias forestales y medicina. Se desarrolla en un enfoque
multidisciplinario que involucra varias disciplinas y ciencias como biología, bioquímica, genética,
virología, agronomía, ingeniería, física, química, medicina y veterinaria entre otras. Tiene gran
repercusión en la farmacia, la medicina, la microbiología, la ciencia de los alimentos, la minería y la
agricultura entre otros campos. Probablemente el primero que usó este término fue el ingeniero
húngaro Karl Ereki, en 1919, quien la introdujo en su libro Biotecnología en la producción cárnica y
láctea de una gran explotación agropecuaria.[]

BIOTECNOLOGÍA MARINA

Los océanos constituyen alrededor del 70% de la superficie terrestre. En ellos está representada la
mayor biodiversidad existente en la Tierra. Debido a esto, los científicos comenzaron a explorar
estos ambientes, en busca de nuevas sustancias que puedan utilizarse en distintas industrias, tales
como la de los alimentos y medicamentos, así como para la conservación del medio ambiente.

Así surge la biotecnología marina, como una disciplina emergente basada en el uso de recursos
naturales marinos para encontrar soluciones a problemas de hoy. Incluye la exploración de las
capacidades de los organismos marinos, incluso a nivel molecular, y permite avanzar en la
comprensión del material biológico marino.

¿Qué estudia la biotecnología marina?

La biotecnología marina es el uso de organismos marinos, sus genomas, o sus productos


derivados, para beneficio del hombre. Esta amplia definición sugiere que existe una enorme
variedad de desarrollos e investigaciones científicas en esta disciplina y los más importantes son
aquellos relacionados al estudio de la biodiversidad y remediación del ambiente y el desarrollo de
nuevos fármacos de origen marino.
Biotecnología marina y medicina

Los organismos marinos, al igual que los terrestres, son considerados fábricas químicas vivas, ya
que producen una gran cantidad de compuestos metabólicos.

Además de los metabolitos primarios esenciales para las funciones fisiológicas básicas (tales como
los azúcares, lípidos, proteínas, ATP y ácidos nucleicos), los organismos producen metabolitos
secundarios que están implicados en su aptitud y supervivencia en el medio en donde habitan.

Los investigadores están interesados en conocer cómo los organismos utilizan estos metabolitos
secundarios que producen. Se ha demostrado, por ejemplo, que ciertas algas marinas e
invertebrados contienen ciertos productos naturales en sus tejidos que hace que sean atacados en
menor medida por sus depredadores, a diferencia de los organismos que no producen esos
metabolitos.

En otros casos, los depredadores secuestran en sus tejidos los metabolitos secundarios producidos
por su presa, los cuales les sirven para su propia defensa.

Actualmente, se sabe que los productos naturales aislados de fuentes marinas tienden a ser más
bioactivos que aquellos provenientes de organismos terrestres. Esto se debe, en parte, a que
deben conservar su potencia a pesar de la dilución en agua de mar para ser eficaces en la "guerra
química" que se produce en las relaciones de competencia entre organismos.

BIOTECNOLOGÍA EN EL SECTOR MARINO

* Acuacultura. Esta tecnología es considerada como una de las formas más viable para
incrementar la producción de alimentos de origen pesquero que puede superar las limitaciones de
espacio y sus efectos contaminantes mediante la aplicación de la biotecnología. La producción a
través de la acuacultura de las principales especies que se cultivan en México, en particular el
camarón, se puede impulsar mediante el mejoramiento de la reproducción y las tasas de
crecimiento. Asimismo, es necesario incrementar la eficiencia de conversión de alimentos y
desarrollar especies resistentes a enfermedades y la adaptación de los organismos a condiciones
ambientales adversas. Finalmente estos procesos de producción deben buscar el desarrollo de una
industria compatible con el medio ambiente.

* Productos bioactivos. Esta área relacionada con la identificación y el estudio de sustancias


naturales marinas como base de nuevos productos útiles a la sociedad en diferentes sectores tales
como el farmacéutico, alimentario, cosmético, etc. Para desarrollar esta área es necesario utilizar
los mecanismos genéticos, nutricionales y medio-ambientales que influencian la producción de
estos productos de interés comercial. La gran riqueza biológica de los sistemas acuáticos de
nuestro país caracteriza a esta área estratégica con un alto potencial para su aprovechamiento.

* Biorremediación. El problema de la contaminación de los sistemas marinos es cada vez mayor y


amenaza seriamente el equilibrio de estos ecosistemas. La biotecnología marina tiene un gran
potencial para la solución de problemas de contaminación de los mares y lagos por actividades
antropogénicas. El desarrollo de técnicas de biorremediación sustentadas en microorganismos y
vegetales para la conservación y limpieza de áreas sujetas a contaminación tiene un futuro
promisorio por su eficiencia y compatibilidad con los ecosistemas acuáticos.

* Procesos microbiológicos marinos. La comprensión de la fisiología, genética, bioquímica y


ecología de los microorganismos marinos resulta de gran importancia no solo para entender los
complejos ecosistemas marinos, sino también para establecer sistemas para el desarrollo de
procesos de fermentación que permitan la elaboración de productos microbianos útiles a la
sociedad.

Bioproductos en el mercado

A pesar de la poca atención que, históricamente, se les ha prestado a los productos naturales de
origen marino, actualmente existe una gran cantidad de bio-productos derivados que están
comercialmente disponibles.

Las primeras drogas datan de más de 50 años y fueron extraídos de una esponja del Caribe
llamada Tethya crypta. Estos compuestos eran nucleósidos similares a los que forman las unidades
del ADN y ARN (ver Cuadernos Nº 3, 32, 65), salvo que poseían un tipo de azúcar llamada
arabinosa, en vez de la desoxirribosa y ribosa características de estos ácidos nucleicos. Estos
análogos naturales resultaron tener características antivirales inesperadas, actuando como
agentes inhibidores de la transcripción reversa de ciertos virus. Esto condujo a la síntesis de un
número de drogas antivirus y anticáncer comercialmente disponibles en la actualidad. Dentro de
estas drogas se encuentra el AZT (zidovudina), para el tratamiento del virus HIV, la cual es
producida bajo el nombre comercial de Retrovir®. En la siguiente tabla se muestran algunos
medicamentos derivados de organismos marinos:

UNIDAD II

SISTEMAS DE CULTIVO

Acuicultura extensiva
Son sistemas de cultivo de baja intensidad y tecnología, en los que se aprovechan condiciones
naturales favorables. Los cultivos extensivos más conocidos son los de organismos filtradores
marinos, como ostras, almejas y mejillones, y de macroalgas marinas, que se realizan
directamente sobre fondos arenosos de áreas intermareales, o sobre estructuras apoyadas en el
fondo, como estacas y mesas de cultivo, o flotantes, como bateas y líneas. En ellos se procede a la
siembra y el proceso de alimentación y engorde es natural.

A pesar de ser sistemas extensivos, pueden alcanzar unos niveles de productividad muy elevados.
Es el caso del cultivo de mejillón en las rías gallegas, donde la gran riqueza de las aguas y las
beneficiosas condiciones ambientales disparan las tasas de crecimiento y calidad del producto.

Los sistemas extensivos son bastante utilizados en la producción de fitoplancton y zooplancton en


climas cálidos, con grandes dosis de radiación solar. Balsas de agua enriquecidas con nutrientes
minerales se utilizan para la producción de microalgas como Chlorella o Spirulina, destinadas a
alimentación humana, cosmética o herbodietética, o como alimento de un segundo cultivo
extensivo de zooplancton, como Daphnia o Artemia, utilizado posteriormente en alimentación
larvaria de peces y crustáceos.

La piscicultura extensiva es algo anecdótico. Existen experiencias con lagunas oligotróficas


sembradas con nutrientes minerales para activar la producción de fitoplancton y activar toda la
cadena trófica, con el objetivo de cosechar posteriormente especies de peces para consumo, pero
a esto no se le puede llamar propiamente acuicultura.

Acuicultura semiintensiva e intensiva

Sistemas de cultivo más controlados y de mayor rendimiento, en los que el grado de tecnología e
intervención es mucho mayor a los extensivos.

Alevines de salmón recién eclosionados

Los cultivos de peces en jaulas flotantes directamente en el mar, o en lagos, son sistemas
semiintensivos. El agua es la del medio, sin ningún sistema de bombeo, pero se aportan alimentos
y se realiza un mínimo control del cultivo. También son sistemas semi-intensivos los cultivos en
estanques y canales en circuito abierto o semiabierto, aprovechando aguas corrientes, algo muy
frecuente en truchicultura.

Los cultivos intensivos se realizan normalmente en instalaciones separadas del medio natural, en
tanques o piscinas aisladas con sistemas técnicos de captación y recirculación de agua, y con un
control total del medio y de los individuos. Son mucho más caros que los procesos menos
tecnificados, pero el aumento de rendimiento o la necesidad de un mayor control de la producción
es determinante.

A menudo, las fases más delicadas de la cría, como las de hatchery y nursery, son cultivos
superintensivos en los que se utilizan técnicas de acuariología, como recirculación de agua, control
de temperatura y fotoperíodo o monitorización de parámetros.

La acuicultura es un compendio de diferentes tipos de cultivos, en función de la especie, agua,


clima, sistemas de cultivo, etc.

Acuicultura de Moluscos Bivalvos

Es la acuicultura de almejas, mejillones, ostras, vieiras y demás moluscos bivalvos, con gran
importancia económica.

Su origen es muy antiguo. Diversas fuentes atribuyen a Sergius Orata el inicio de la ostricultura,
hacia el año 100 a. C.

Actualmente uno de los cultivos más rentables dentro de la acuicultura de moluscos gasterópodos
es el cultivo del abalón (Haliotis sp.) el cual se cultiva en sistemas intensivos en estanques
emplazados en tierra.

Galicia es la segunda mayor productora de mejillón cultivado del mundo (detrás de China),
habiendo desarrollado las técnicas de cultivo en batea cuya tecnología se está exportando a
diversos lugares del mundo. También es productora de una gran cantidad de bivalvos, lo que le
confiere una diversidad productiva espectacular, debido a la excepcional peculiaridad de sus
conocidas rías. Es pionera en desarrollo de cultivo acuícola, siendo junto con Japón y Noruega una
de las principales potencias mundiales en el desarrollo de la acuicultura y está en la vanguardia de
la investigación en este campo.

En Chile este cultivo ha alcanzado niveles importantes en el último tiempo y diferentes empresas
se han instalado en la zona norte y sur del país. En las regiones de Atacama (III) y Coquimbo (IV)
destacan cultivos de ostión del norte (Argopecten purpuratus), mientras que en el sur de Chile, en
la Región de Los Lagos (X), destaca el cultivo de chorito o mejillón (Mytilus chilensis),
especialmente en el archipiélago de Chiloé, la mayor zona productora de moluscos del país.
Actualmente, Chile se ubica como el cuarto productor mundial de mejillones.

Carpicultura

Imagen de una Carpa herbívora, especie muy utilizada en cultivos integrados

Es el cultivo de la carpa común y otros Ciprínidos, especies de agua dulce no tropical. Son los
cultivos acuícolas más antiguos, ya practicados por los antiguos sumerios, Chinos y Romanos.
Salmonicultura

Es la acuicultura de Salmoniformes, tanto truchas como salmones. En el caso de la trucha, se


conoce como Truticultura.

La puesta y el desarrollo de larvas y juveniles transcurre en agua dulce, tanto para truchas como
salmones. En el caso de la trucha, se puede mantener en agua dulce hasta su tamaño comercial, o
realizar el proceso de esmoltificación, al igual que en el salmón, que es una adaptación gradual al
agua de mar en el que se producen importantes cambios fisiológicos.

Acuicultura de Especies tropicales de Agua Dulce

Son cultivos de especies de peces y crustáceos tropicales y subtropicales dulceacuícolas. Los más
extendidos son los cultivos de tilapia, Pacu, Camarón, Langosta australiana y otras especies de
peces y crustáceos.

En algunos casos, estos cultivos están asociados a otras actividades agropecuarias, denominados
Cultivos Integrados. En ellos se integra la producción acuícola en la producción agrícola. En el caso
de los sistemas aquapónicos, el agua de cultivo se utiliza para el cultivo de vegetales de huerta,
aprovechando los nutrientes minerales generados por el cultivo, y la capacidad de depuración de
los vegetales.

El pez Cobia es una especie marina tropical de crecimiento asombroso en cultivo, pero aún en fase
preliminar

Camaronicultura

Es el cultivo de las diferentes especies de camarones que se llevan a cabo en áreas costeras.

Acuicultura Marina

Cultivos de especies marinas, tanto de peces, como de algunos invertebrados, como el pulpo.
Tiene una gran importancia económica. En el caso de muchas especies, la producción de cultivo
casi ha sustituido por completo a las capturas pesqueras.

Algunas de las especies más importantes son el rodaballo, la dorada, la lubina, el bacalao, la
corvina y la anguila. Los cultivos de otras especies aún están en desarrollo, como el pulpo, el
besugo el lenguado, entre otras.

Una variantes de acuicultura marina es el llamado engrasado de Atún Rojo, que se cultiva en jaula
a partir de ejemplares salvajes. Tras un proceso de engorde son vendidos posteriormente en el
mercado japonés, donde es un preciado producto.

Alguicultura
El cultivo de algas es una forma de acuicultura que se preocupa del cultivo de especies de algas. La
mayoría de las algas cultivadas caen dentro de la categoría de microalgas, entre la que se
encuentran el fitoplancton, las micrófitas, etc. Su principal utilidad está en relación con el
consumo humano y la producción de biocombustibles. Además uno de los puntos mas
importantes es que nos sirve como afrodisíaco.

Condicionantes fisicos y biologicos

. Lugares convenientes para diversas clases de acuicultura

Tierras, incluidos los pantanos; lechos de ríos y arroyos; zonas costeras comprendidas bahías,
estuarios, remansos, lagunas, saladores y manglares; lagos, embalses y tanques de riego; otros
cuerpos de agua.

Consideraciones técnicas y no técnicas sobre la selección del lugar

Factores socioeconómicos, políticos y jurídicos

Cantidad y calidad de la mano de obra disponible; costumbres sociales y religiones; hábitos de los
consumidores; disponibilidad y costo de los materiales y equipo de construcción; medios de
transporte y comunicación; seguridad de la tenencia; derecho marítimo relativo al control de la
anteplaya y el fondo del mar en aguas costeras; límites de extensión establecidos por la ley; vedas,
etc; planificación industrial y agrícola en el área; accesibilidad; proximidad a los mercados.

Factores climáticos

Temperatura, horas de sol, precipitación, evapo-transpiración, inundaciones, huracanes, vientos y


humedad relativa.

Factores ambientales principales

(a) Topografía y elevación del terreno: topografía de tierras adecuadas para la acuicultura; áreas
bajas deltaicas, costeras y montañosas con pendiente apropiada para facilitar el suministro de
agua, el desagüe y la construcción a bajo costo; importancia de la elevación del terreno con
respecto a los rangos de las mareas para construir granjas de estanques piscícolas costeros;
elevación del terreno para establecimientos piscícolas marinos en sitios con diferentes rangos de
mareas; topografía de lugares en el fondo del mar convenientes para cercados sublitorales y jaulas
en el fondo del mar; estabilidad de la costa y los bancos.

(b) Suelo: importancia de la calidad del suelo en la construcción de granjas piscícolas y


productividad de las aguas superyacentes; formación y clasificación de suelos; suelos adecuados o
capaces de ser adaptados para la acuicultura; suelos inadecuados; perfiles del suelo; métodos para
estudiar los perfiles del suelo; propiedades físicas del suelo (textura, estructura, color, gravedad
específica, volumen, consistencia, porosidad, etc.); propiedades coloidales del suelo; agua del
suelo; interfase del suelo y del agua; movimiento del agua en el suelo; percolación y avenamiento;
constituyentes inorgánicos del suelo (N, P, K); humus; reacción del suelo - suelos salinos, alcalinos
y ácidos y métodos de corregir sus características; fertilidad del suelo y factores que influyen sobre
este; necesidades de fertilizantes para mejorar el suelo; conservación del suelo.

(c) Suministro, calidad y dinámica del agua: principales fuentes de abasto de agua para la
acuicultura - agua freática, agua de lluvia, agua de riego, agua de cuerpos de agua naturales y
artificiales; usos múltiples del agua y la acuicultura; evaluación del suministro de agua disponible
para granjas piscícolas continentales; cuantificación de las necesidades de agua para diversas
clases de acuicultura basada en fuentes de suministro, afluencia, perdida por evaporación y
filtración, y necesidades de renovación.

(d) Características físicas del agua: temperatura, turbiedad, color, movimientos del agua,
condiciones y profundidad del agua; estratificación del agua; amplitud de la marea, sus cambios
estacionales en lugares costeros y su efecto en la elevación de la granja y el suministro de agua;
oleaje producido por los temporales, acción de las olas y de las corrientes de agua y su efecto en
las instalaciones de acuicultura marina; características químicas del agua; pH, oxígeno disuelto,
acidez, alcalinidad, dureza total, nitrógeno, fosfatos, silicatos, salinidad, cloruros, cloro, sulfuro de
hidrogeno, dióxido de carbono libre, sodio, magnesio, potasio, calcio, hierro, arsénico, demanda
biológica de oxígeno y demanda química de oxígeno; factores físico-químicos de especial
importancia en la acuicultura y sus gamas óptimas; posibles maneras de regular los factores
principales tales como turbidez, temperatura, pH, oxígeno disuelto, alcalinidad y salinidad.
Contaminación de las aguas pesqueras por agua de albañal, plaguicidas, descargas industriales y
posibles contaminantes de la acuicultura intensiva; efectos de la contaminación en los peces,
mariscos y los organismos de que se alimentan los peces, análisis físicos, químicos y biológicos de
agua contaminada, aguas de albañal, lodos y sedimentos del fondo; prevención de la
contaminación y medidas para reducirla.

(e) Productividad: conceptos de la productividad acuática; productividad primaria y su relación con


la producción de peces y mariscos en la acuicultura; métodos para medir la productividad (método
del oxígeno y método del C14). Fito-biota (bacterias, algas microscópicas, planctónicas y
perifíticas, algas macroscópicas y macrovegetación sumergida, flotante y emergente) y zoo-biota
(animales perifíticos, bentónicos, planctónicos y otros que nadan libremente); grupos importantes
de fito-biota y zoo-biota y su valor como alimento de peces y mariscos; relaciones recíprocas entre
la fito-biota y la zoo-biota; métodos para obtener y analizar plancton, perifito y bentos;
importancia de la biota en los cuerpos de agua biológicamente productivos; efecto de la calidad
del agua en la productividad; ciclo alimenticio en los cuerpos de agua.

(f) Incrustaciones: intensidad de la incrustación y sus fluctuaciones estacionales; efectos de las


incrustaciones en las instalaciones de acuicultura marina; medidas para impedirla.

(g) Disponibilidad de larvas: intensidad de la disponibilidad de larvas y su función en la decisión


sobre el cultivo de moluscos a desarrollarse.
(h) Clase y densidad de la vegetación: evaluación cualitativa y cuantitativa de la vegetación;
tamaño y sistema de raíces; costo del desmonte.

Cultivo de especies por propagación vegetativa

A DIFERENCIA de lo que sucede en los vertebrados, la semilla es liberada cuando aún sus tejidos
no se han diferenciado totalmente (véase Cómo viven las plantas, La Ciencia desde México, núm.
49). La semilla contiene células embrionarias que darán origen a todos los tejidos de la nueva
planta después del proceso de germinación; además, muchas de las células de los tejidos vegetales
ya maduros conservan la potencialidad de diferenciarse y dar origen a diversas estructuras; estas
células forman parte de meristemos primarios y secundarios que pueden encontrarse en todos los
órganos de las plantas. Gracias a esto es posible obtener plantas enteras a partir de tejidos de
yemas, tallos, raíces y hasta hojas de casi cualquier planta.

La propagación clonal o vegetativa de plantas es una producción a partir de partes vegetativas. Se


utilizan tejidos vegetales que conserven la potencialidad de multiplicación y diferenciación celular
para generar nuevos tallos y raíces a partir de cúmulos celulares presentes en diversos órganos.
Este tipo de propagación tiene esencialmente tres variantes, que son: 1) la micropropagación a
partir de tejidos vegetales en cultivo in vitro; 2) la propagación a partir de bulbos, rizomas,
estolones, tubérculos o segmentos (esquejes) de las plantas que conserven la potencialidad de
enraizar, y 3) la propagación por injertos de segmentos de la planta sobre tallos de plantas
receptivas más resistentes.

La propagación vegetativa comprende desde procedimientos sencillos, conocidos de tiempos


inmemoriales por los campesinos de todo el mundo, hasta procedimientos tecnológicamente muy
avanzados, basados en la tecnología del cultivo de tejidos vegetales, mediante los cuales se puede
lograr la propagación masiva de plantas genéticamente homogéneas, mejoradas y libres de
parásitos. Los procedimientos modernos permiten la obtención de cultivares totalmente libres de
agentes patógenos, incluyendo virus, e incluso la fabricación de semillas artificiales por medio de
la técnica de embriogénesis somática y encapsulado. Además de la propagación, las técnicas de
cultivo de tejidos in vitro también permiten seguir procedimientos modernos de conservación de
germoplasma gracias al mantenimiento prolongado de cultivos de crecimiento lento y la
criopreservación de tejidos.

ESTRUCTURAS DE PROPAGACIÓN VEGETATIVA

Varias especies de plantas vasculares, en su mayoría especies cultivadas, no producen semillas


aunque tengan flores, su multiplicación o propagación vegetativa no implica la fusión de células
germinativas. Esta forma de propagación también se presenta en plantas que normalmente
producen semillas, y sólo se le considera como reproducción asexual cuando sustituye en gran
parte a la reproducción sexual.
Se trata de un proceso que implica el enraizamiento y la separación de una parte de la. planta
original cuando mueren los tejidos vegetales que las semillas unían. De esta manera, las células,
tejidos u órganos desprendidos se desarrollan directamente en nuevos individuos. Las zonas de
abscisión pueden ser precisas, como sucede en la separación de los bulbilos, o puede darse la
fragmentación de una planta debida al deterioro y muerte del individuo parental o bien de los
tejidos de interconexión, como en el caso de los brotes de las raíces.

Las estructuras de propagación vegetativa funcionan también como órganos de resistencia y de


almacenamiento en las temporadas adversas, los cuales algunas veces son almacenados por
tiempos prolongados.

Estructuras de propagación vegetativa en plantas no vasculares

La propagación vegetativa se presenta en todo el reino vegetal; por ejemplo, en algunas algas
pluricelulares la propagación vegetativa se realiza mediante su fragmentación en dos o más
individuos. Las cianobacterias presentan a lo largo de sus filamentos unas células muertas,
agrandadas y de pared gruesa, que se encuentran a intervalos a lo largo de sus filamentos, las
cuales ayudan a la fragmentación.

Varios tipos de plantas no vasculares tienen estructuras especializadas relacionadas con la


propagación vegetativa. Las hepáticas producen estructuras semejantes a las yemas llamadas
propágulos, que al desprenderse de su pedicelo son arrastrados por la lluvia hasta sitios en los que
se desarrollan como nuevas plantas, mientras que los líquenes producen cuerpos reproductores
conocidos como soredios, integrados por masas de hifas fúngicas y de células algales.

Estructuras de propagación vegetativa en plantas vasculares

En virtud de la totipotencialidad del tejido vegetal, es decir, de su capacidad para formar yemas y
raíces adventicias, casi cualquiera de los órganos de una planta vascular tiene relación con su
propagación vegetativa al sufrir modificaciones anatómicas y funcionales que le permiten
desarrollarse en un organismo vegetal completo e independiente, con las mismas características
genéticas de la planta progenitora. Las yemas, por lo general, se encuentran en las axilas de las
hojas, en la porción terminal del tallo, o bien se desarrollan en cualquier porción del tallo y dan
origen a raíces adventicias.

Entre las estructuras de propagación vegetativa algunas comparten semejanzas en su desarrollo,


por lo que no siempre es posible hacer una diferenciación muy clara entre ellas, sino que más bien
se ubican en un continuo de características. Sin embargo, algunos autores las clasifican tomando
en cuenta los órganos vegetales de los cuales se originan. Con base en este criterio describiremos
algunas de las más comunes.

Propagación vegetativa por tallos y yemas

Los tallos horizontales aéreos y subterráneos de varias especies silvestres y cultivadas se alargan y
forman raíces adventicias en sus nudos. Mientras los tejidos se mantienen intactos se trata del
crecimiento de una sola planta, como sucede en muchas especies de gramíneas. A este individuo
completo de extenso crecimiento se le conoce como genet o clon. Pero cuando el tejido de
interconexión muere o es cortado, cada uno de los segmentos da lugar a un nuevo individuo al
que se le conoce como ramet (figura 13A).

Figura 13. A) Separación de los ramets individuales por muerte del tejido de interconexión; B)
estolones; C) rizoma; D) el tubérculo (papa) se corta en piezas y cada una contiene una yema para
que a partir de los tubérculos se propagen más plantas.

Una modificación de este tipo de propagación ocurre cuando el extremo libre de un tallo largo
alcanza el suelo y además de desarrollar raíces adventicias, la yema de crecimiento da lugar a un
tallo erecto, lo que se conoce como acodadura (figura 14); este proceso ocurre frecuentemente en
la propagación de las frambuesas y las zarzamoras.

Figura 14. Acodadura. Las ramas alcanzan el suelo y enraizan.

Por otro lado, los tallos aéreos de algunas hierbas y arbustos caen por su propio peso al suelo. La
producción de raíces adventicias y la muerte de las conexiones con el individuo parental permiten
la generación de plantas independientes.

En otros casos, la sola fragmentación de los tallos o de las ramas y su contacto continuo con el
suelo es suficiente para que los segmentos formen raíces y se desarrolle un individuo completo.
Este tipo de propagación es común en los cactos, los sauces y en la planta acuática conocida como
elodea.

Entre las principales estructuras de propagación vegetativa originadas a partir de los tallos y de las
yemas se encuentran las siguientes:

Propagación vegetativa por tallos

1) Estolones. Constan de secciones relativamente largas y delgadas de tallos aéreos horizontales


con entrenudos largos y cortos alternados que generan raíces adventicias. La separación de estos
segmentos enraizados permite el desarrollo de plantas hijas. La fresa es un ejemplo de las especies
que comúnmente presentan este tipo de propagación (figura 13B).

2) Rizomas. Se generan a partir del crecimiento horizontal de un tallo subterráneo, por lo general
más robusto que el que da origen a un estolón. Las viejas porciones se degradan y se separan en
fragmentos que deberán enraizar de manera independiente. Este tallo subterráneo presenta hojas
escamosas en las axilas, donde se pueden generar yemas axilares, además de presentar raíces
adventicias (figura 13C). Una vez formado el vástago principal se da un crecimiento continuo. Cada
estación de crecimiento presenta un crecimiento simpodial por medio de la yema axilar o
monopodial por medio de la yema terminal. El rizoma funciona como órgano de almacenamiento
de reservas. De esta manera se propagan especies de importancia económica, tales como el
bambú, la caña de azúcar, el plátano, así como algunos pastos.

3) Tubérculos. Son estructuras gruesas, suculentas, que actúan también como estructuras de
reserva. Se forman en el extremo de tallos subterráneos delgados. Un ejemplo muy conocido lo
constituye la papa. Los tubérculos presentan en su superficie nudos con hojas escamosas,
arreglados de manera espiral, y cada uno de ellos consta de una o más yemas pequeñas. Cuando
se inicia el crecimiento del vástago principal las raíces adventicias se desarrollan en la base del
tubérculo y las yemas horizontales se alargan y producen tallos etiolados en forma de estolones. A
partir de los tubérculos que han formado ramas horizontales se forman tubérculos nuevos (figura
13D).

Los tubérculos y los rizomas son muy semejantes y en algunos casos es casi imposible distinguirlos.
Sin embargo, una característica distintiva de un rizoma verdadero es que presenta un grosor
uniforme en toda su longitud, sobre la cual crecen raíces adventicias, las cuales no existen en los
nudos de los tubérculos. Otra diferencia entre estas estructuras consiste en que el rizoma formará
el vástago principal de la nueva planta, mientras que el tubérculo forma ramas laterales (figura
13C y 13D).

4) Brotes. Se definen como ramas o tallos que desarrollan raíces adventicias sin que sean
independientes de la planta progenitora. Se desarrollan en las axilas de las hojas escamosas o de
las yemas adventicias sobre las raíces. En la piña comestible los brotes se desarrollan en las axilas
de las hojas inferiores que son cubiertas por el suelo.

Propagación vegetativa por yemas.

A partir de la producción de las yemas axilares con orientación vertical en los tallos de algunas
plantas (figura 15A) y de su posterior desprendimiento y caída al suelo, se producen estructuras de
propagación vegetativa tales como los bulbos que se presentan en la cebolla, el tulipán y el lirio o
los cormos del gladiolo y el azafrán. Ambas estructuras, una vez liberadas, se establecen de
manera subterránea pero forman ramas que dan lugar a nuevas plantas.

Figura 15. A) Yemas axilares; B) cormo; C) cormelo; D) bulbo.

1) Cormos. Se forman en las yemas de las axilas de las hojas de un tallo robusto y suculento que
proporciona los nutrientes necesarios para la nueva estructura, la cual se desprenderá del
progenitor y se desarrollará subterráneamente como un tallo corto, erecto y sólido con nudos y
entrenudos. Los cormos tienen forma de esferas aplanadas dorsoventralmente, como los del
gladiolo y el azafrán. Están envueltos en delgadas hojas escamosas que los protegen del daño
físico y de la pérdida de agua, pero que no funcionan como estructuras de almacenamiento, a
diferencia de las escamas de los bulbos. Cuando se desprenden las escamas marcan círculos
alrededor del cormo. Éste desarrolla raíces adventicias ventrales o basales. El ápice del cormo es
un vástago terminal que se desarrollará en las hojas y en un vástago floral terminado por una
inflorescencia, y en cada uno de los nudos se producen las yemas axilares (figura 15B). El cormo se
multiplica ramificándose simpódicamente, y si se corta un cormo, manteniendo una yema en cada
sección, cada uno de estos segmentos desarrollará un cormo nuevo.

2) Cormelos. Sobre el extremo inferior del cormo se producen pequeñas estructuras semejantes a
los estolones conocidos como cormelos (figura 15C). La muerte del cormo parental permitirá la
separación de los cormos hijos, los cuales pueden ser almacenados durante el invierno y plantados
durante la temporada favorable para el crecimiento.

3) Bulbos. Se desarrollan sobre tallos cortos y engrosados, a partir de yemas axilares de hojas
carnosas. De éstas obtienen elementos de reserva, a diferencia de los cormos que las obtienen a
partir del tallo, lo cual les permite producir rápidamente raíces adventicias. Se desarrollan
subterráneamente en forma de tallos carnosos, cubiertos con hojas engrosadas a manera de
escamas que funcionan como órganos de reserva (figura 15D).

Es posible que se produzca más de un bulbo a partir de cada yema. En algunos casos se desarrollan
masas de bulbos en el extremo del tallo, cada uno de ellos llamados bulbilos, los cuales pueden ser
dispersados lejos del bulbo parental. En el centro de los bulbos existe un meristemo vegetativo o
un vástago floral.

Por su consistencia existen dos tipos de bulbos: 1) los tunicados, que están cubiertos por escamas
secas y membranosas que protegen al bulbo y le dan una estructura más o menos sólida. A esta
clase pertenecen la cebolla y el tulipán; 2) los no tunicados, que no presentan la cubierta seca y
sus escamas están separadas y unidas a la placa basal. Este tipo de bulbos daña fácilmente por lo
que deben ser manejados con cuidado.

4) Pseudobulbos. Esta estructura vegetativa se da en la familia de las orquídeas. Son crecimientos


tuberosos del tallo completo o de parte de éste o de las ramas. En las axilas de las escamas de la
base de los pseudobulbos se forman vástagos nuevos o pseudobulbos en serie que conectan
segmentos del tallo (figura 16A).

Figura 16. A) Pseudobuldo, y B) producción de nuevas plantas en el margen de la hoja, como en la


planta millonaria.

5) Turiones. Se presentan generalmente en especies acuáticas como estructuras de resistencia a


condiciones ambientales adversas; se conocen también como yemas de invierno y se forman a
partir de yemas que se desprenden del tallo o que persisten cuando el resto de la planta muere.
Las hojas del turión contienen elementos de reserva y cuando se restablecen las condiciones
favorables se inicia la producción de las raíces adventicias.

6) Chupones. Son estructuras que se forman en las axilas de las hojas escamosas de los tallos
subterráneos y de los rizomas, o de las yemas adventicias de las raíces. El chupón forma varios
entrenudos cortos; después de formar uno o más nudos desarrolla raíces adventicias y puede
formar una nueva planta. El plátano y el bambú forman chupones.

Propagación vegetativa por raíces

Una forma extensa de propagación de las plantas se da mediante numerosos brotes que crecen de
sus raíces horizontales. Tales brotes se forman sólo si la raíz es dañada, entonces los brotes se
diferencian en un tejido calloso. Las raíces carnosas y aglomeradas de los camotes, las dalias y las
peonias son también un medio de propagación vegetativa.

Propagación vegetativa por hojas

Este tipo de propagación no es tan frecuente en la naturaleza como los dos anteriores. Sin
embargo, es posible encontrarlo en las hojas de algunos helechos, que forman una especie de
acodadura al entrar en contacto con el suelo; en otras especies, entre las que se encuentran las
violetas africanas, se forman nuevos individuos a partir de las hojas que se desprenden y caen al
suelo y que posteriormente desarrollan raíces adventicias (figura 16B).

Propagación vegetativa por estructuras florales

En algunas plantas los meristemos apicales que normalmente se desarrollarían como flores se
convierten en yemas vegetativas asociadas con raíces adventicias. Estas estructuras crecerán
independientemente al ser liberadas de la planta progenitora. La producción de yemas vegetativas
en lugar de flores se conoce como prolificación o falsa viviparidad.

Los bulbilos son yemas axilares de consistencia carnosa que almacenan reservas. En algunas
especies de cebolla los bulbilos se forman en lugar de las flores, mientras que en algunas especies
de agave las inflorescencias son reemplazadas por cientos de bulbilos. El nombre de estas
estructuras de propagación vegetativa se debe a que visualmente se parecen a los bulbos, pero su
color es verde; cuando están sobre la planta progenitora carecen de raíces adventicias, las cuales
se desarrollan cuando los bulbilos son liberados.

PROPAGACIÓN VEGETATIVA INDUCIDA

Como hemos visto, la potencialidad de las plantas para generar nuevos individuos a partir de
segmentos de su organismo está distribuida ampliamente en las plantas de muchos ambientes.
Para muchas especies la reproducción asexual predomina sobre la sexual, y es que las condiciones
de su ambiente hacen muy improbable que la semilla llegue a generar una planta capaz de
establecerse debido a las limitaciones de recursos fundamentales como el agua, la luz o la
competencia con las plantas establecidas. Un caso bien conocido en nuestro país es el de las
cactáceas y otras plantas de las zonas áridas que presentan muchas de las estructuras
reproductivas antes citadas. Por ejemplo, los nopales se reproducen fácilmente en forma natural a
partir de segmentos del tallo, que tienen una forma muy peculiar y se les conoce como pencas, y
en términos botánicos como cladodios. Éstos se desprenden espontáneamente o a consecuencia
de algún hecho traumático y enraizan en forma natural, lo que constituye en muchos casos el
principal mecanismo de reproducción de estas plantas (figura 17).

Figura 17. Propagación vegetativa por medio de los cladodios de plantas de nopal (segmentos del
tallo).

Con base en la potencialidad presente en la naturaleza en lo que respecta a la propagación


vegetativa de las plantas, se han desarrollado métodos de propagación inducida, cuya complejidad
va desde las tecnologías más rústicas hasta los métodos más tecnificados.

ENRAIZAMIENTO DE SEGMENTOS

Esta técnica de propagación tiene muchas ventajas y se emplea exitosamente sin necesidad de
gran inversión económica. La técnica más común es la inducción de la formación de raíces en una
sección del tallo o de la rama, de manera que se origine una planta independiente. En los casos en
que se ha experimentado propagar árboles mediante la enraización a partir de segmentos se ha
tenido éxito en más de 80 por ciento.

Según la parte de la planta de donde se obtienen los segmentos (cortes o fragmentos) se ha


dividido en cortes de: hojas, de brotes o renuevos, de raíz y de ramas. La selección de cualquiera
de ellos depende básicamente de las características inherentes a cada especie, de las facilidades
para obtener y manipular los cortes (en función del estado fenológico de la planta), del propósito
de la propagación y de la disponibilidad de recursos económicos.

A continuación se mencionan algunas de las características de los diferentes tipos de cortes:

1) Cortes de hojas. Algunas especies herbáceas, como las violetas africanas y las peperomias,
producen raíces a partir de sus hojas y posteriormente tallos; sin embargo, esto no ocurre con
facilidad en la mayoría de los árboles. Los cortes que incluyen además de la hoja una yema axilar y
un fragmento de rama son adecuados para propagar algunas plantas Ͷcomo las camelias y los
rododendros, que son especies leñosasͶ y también se utilizan para propagar árboles cuando la
cantidad disponible de otro tipo de segmentos es escasa.

2) Cortes de raíz. La capacidad de muchos árboles de producir ramas a partir de sus raíces (en
condiciones adecuadas de crecimiento) se utiliza para propagar algunas plantas, como los plátanos
y los guayabos.
3) Cortes de ramas. La propagación vegetativa mediante segmentos de ramas o brotes es uno de
los métodos más usados para propagar plantas leñosas en vivero. Según las características de
madurez de la madera de donde se obtienen las ramas o brotes, los cortes se han dividido en
cortes son: de maderas duras, semiduras y suaves. Aunque las diferentes fases de maduración se
presentan de manera continua, generalmente se distinguen por la forma y el color de las hojas y
por los cambios de coloración del tallo o ramas. Las técnicas de propagación de árboles por medio
de cortes de ramas se dividen en dos tipos básicos: de segmentos foliados y de segmentos
defoliados. Cada uno de éstos utiliza cortes de madera con un grado de maduración diferente, y
como proceden de árboles de contrastante ciclo fenológico, esta diferencia se relaciona con la
acumulación de reservas en los tejidos del tallo. En los árboles caducifolios, de los cuales se
obtienen los segmentos defoliados, antes de la caída de las hojas hay acumulación de reservas, las
cuales están destinadas a formar posteriormente hojas nuevas. A partir de estas reservas se
generan las raíces y las hojas en el segmento; en cambio, los segmentos foliados por lo general
proceden de árboles de hoja perenne, que no acumulan reservas en el tallo y que deben continuar
fotosintetizando para producir los recursos necesarios para generar nuevo crecimiento.

Enraizamiento de segmentos defoliados

Esta técnica de reproducción vegetal se da espontáneamente en la naturaleza cuando una rama o


fragmento de una planta cae al suelo y logra enraizar otra vez y producir así un nuevo individuo.
También se le ha empleado desde tiempos inmemoriales por los horticultores para la propagación
de árboles de ornato y frutales; un ejemplo de este método son las cercas vivas de palo mulato o
colorín, que vemos alrededor de potreros y cultivos en el trópico mexicano. Para la construcción
de estas cercas los campesinos cortan los segmentos o ramas al efectuar los desmontes, los
almacenan en un lugar fresco y sombreado y los plantan al principio de la época de lluvias.

Los árboles que más fácilmente se propagan de esta manera son los que presentan una fase
fenológica de defoliación y latencia meristemática al final de la época favorable para el
crecimiento, como muchos árboles de las selvas bajas caducifolias y subcaducifolias, los cuales
tienen la posibilidad de enraizar a partir de segmentos defoliados; por ejemplo, el cacahuananche,
el palo mulato, el ciruelo amarillo de tierra caliente y el colorín, entre otras. En ocasiones, esta
forma de propagación también es adecuada para algunas leñosas no deciduas de hojas angostas.

El método consiste básicamente en cortar ramas o pencas y plantarlas en el suelo húmedo para
provocar su enraizamiento. Este ocurre fácilmente sin necesidad de emplear sustancias
enraizadoras, ya que al encontrarse en un estado de latencia meristemática, al volver al estado de
crecimiento los propios cambios hormonales que ocurren en el segmento desencadenan la
producción de raíces en la superficie que está en contacto con el suelo. Los cortes se obtienen de
ramas de crecimiento de la estación anterior y se realizan cuando la etapa de crecimiento cesa y la
abscisión de hojas se ha presentado (finales de otoño o en el invierno). Debido al tamaño de los
segmentos y a las condiciones de lignificación de la madera (madera dura), los cortes no se
deshidratan y conservan la humedad el tiempo suficiente para generar un nuevo crecimiento de
raíces y ramas.
A continuación se enumeran los pasos y criterios que se deben considerar para realizar esta
actividad:

1) Seleccionar donantes vigorosos y sanos con alta cantidad de reservas alimenticias,


preferentemente de un banco de plantas donantes que han crecido en condiciones de completa
iluminación y que por lo tanto contienen alta cantidad de reservas alimenticias.

2) Elegir los segmentos basales o centrales de la rama, que son los que tienen más reservas
alimenticias necesarias para el desarrollo de las nuevas raíces, pues de ellos se derivan las
ramificaciones secundarias. Por ello no se deben elegir ramas con entrenudos muy largos o de
ramas pequeñas y débiles.

3) El tamaño de los segmentos varía entre 15 y 75 cm de largo, el criterio adecuado para elegirlo
depende de la especie, ya que se requiere que se incluyan por lo menos dos nudos, aunque lo
recomendable es de cuatro a seis, sobre todo cuando los entrenudos son muy cortos. El diámetro
de las ramas en que se realizan los cortes puede ser de 0.6 a 5 centímetros.

4) El corte basal se hace justo abajo de un nudo (sitio donde preferentemente se forman raíces
adventicias) y el corte superior se realiza de 1.3 a 2.5 cm arriba del otro nudo. El corte puede ser
de mazo (incluye una sección del tallo de madera más vieja), de talón o tacón (la porción de
madera vieja es más pequeña) y el recto (no incluye madera vieja) (figura 18).

Figura 18. Se señalan en la parte superior las partes de una estaca y en la porción inferior los tipos
de corte utilizados para la obtención de estacas: a) recto, b) talón o tacón y c) mazo.

5) Empaquetar las estacas cuidando su orientación, para mantener su polaridad y permitir que el
flujo de savia siga su dirección normal. Por eso se marca la base con un corte sesgado o se baña la
base con cera, lo cual ayuda también a evitar la pérdida de humedad, que podría propiciar
enraizamientos pobres.

6) El enraizamiento de segmentos defoliados ocurre fácilmente, ya que el propio ciclo fenológico


hace coincidir la producción de hormonas de crecimiento con el periodo de enraizamiento y
crecimiento de yemas del segmento. Aun así, se favorece notablemente el enraizamiento si se
emplean hormonas y algunos procedimientos para asegurar el desarrollo rápido de los segmentos.
Las sustancias más usadas para acelerar el enraizamiento son el ácido naftalenacético (ANA) y el
ácido indolbutírico (AIB), de los cuales se hablará posteriormente. El enraizamiento también se
favorece colocando los segmentos a temperatura baja (5-8°C) por algunas semanas, ya que esto
estimula la síntesis de hormonas en plantas que proceden de climas en los que hay una estación
fría.

Finalmente, para lograr un buen enraizamiento hay que escoger los segmentos con las
características óptimas de madurez de la madera y que carezcan de hojas.
7) Para la siembra se eligen terrenos que reúnan las características sugeridas en el capítulo III.

Algunas opciones para preparar y manipular las estacas antes de la plantación se presentan en el
cuadro 22.

CUADRO 22. Métodos de preparación y manipulación de los segmentos o cortes defoliados


previos a su plantación definitiva.

Enraizamiento de segmentos foliados

Según las condiciones de lignificación de la madera los segmentos foliados se dividen en: cortes de
maderas blandas (meristemos), cortes de maderas semiduros (parcialmente maduros) y cortes de
maderas duras siempre verdes (lignificados). Cualquiera de éstos llevan hojas o brotes
meristemáticos (material fisiológicamente juvenil) y su tamaño es mucho mas pequeño que los
defoliados. Las especies que se propagan con esta técnica son la caoba, el zapote negro, el
chicozapote y el barí, entre muchos otros más.

Debido a la presencia de hojas que continúan transpirando activamente y a las condiciones


diferenciales de madurez en las ramas jóvenes, los segmentos pueden deshidratarse muy
fácilmente. Por esto, es necesario mantenerlos en compartimientos sombreados y húmedos hasta
que enraizan y toman del suelo suficiente agua. Siempre es necesario emplear sustancias
enraizadoras como el ácido indolbutiírico (AIB) o el naftalenacético (ANA) y con frecuencia es
indispensable mantener los segmentos recién plantados bajo agua nebulizada para evitar la
deshidratación.

Segmentos foliados de maderas blandas

Los cortes se seleccionan en la estación de crecimiento, antes de que se presente la lignificación, y


son tomados de los renuevos tempranos o de ramas jóvenes generadas a finales de la primavera y
principios del verano. Esto significa que las ramas se encuentran en crecimiento activo, por lo que
en su acopio y manipulación se deben tener cuidados especiales. La clave para el éxito es
mantener los cortes turgentes, desde el periodo de colecta hasta que son puestos a enraizar en
dispositivos diseñados especialmente para que las estacas mantengan la turgencia.

Se ha encontrado en varias especies que los segmentos provistos de meristemos cercanos al


tronco principal, o al eje de crecimiento apical tienen mayores probabilidades de enraizar que las
puntas de las ramas distantes. Otras veces, los ejes de crecimiento que surgen de un ápice podado
son los que presentan mayor potencial de enraizamiento. Esto varía en función de la especie y de
la técnica utilizada, por lo que se debe probar cuál es la fuente de material que origina las estacas
juveniles (suculentas), no lignificadas, más adecuadas. Pueden ser: rebrotes de tocones, rebrotes
basales de árboles en pie, rebrotes de plantas jóvenes y ápices de árboles podados. En cualquiera
de estos casos se produce cierto número de brotes laterales con crecimiento vertical (los que no
presentan crecimiento vertical deben desecharse), que se utiliza como fuente de estacas. Se
deben considerar tres aspectos para realizar este tipo de propagación: a) la elección y manejo de
la planta donante, b) la obtención de las estacas y c) el enraizamiento y establecimiento del
segmento. A continuación se detallan estos puntos:

Elección y manejo de la planta donante

Las plantas donantes deben ser vigorosas, sanas y estar sujetas a un buen manejo para asegurar la
producción continua y prolongada de gran número de estacas de fácil enraizamiento.

Se pueden cosechar brotes de una misma planta donante cada dos o tres meses, pero no se
recomienda hacer cosechas muy frecuentes, pues se afectarían las reservas alimenticias de la
planta, su sistema radicular y la fertilidad del suelo.

La planta donante debe ser fertilizada con regularidad y mantener por lo menos una rama con
hojas que pueda continuar fotosintetizando y que de esta manera sirva como brote alimentador
para la planta donante. También debe mantenerse en la sombra, al menos por unas semanas, lo
cual favorecerá el futuro enraizamiento de las estacas, ya que en esta situación la planta no
padece estrés hídrico.

Obtención de estacas

Para obtener y manipular adecuadamente las estacas deben tomarse en cuenta varios factores: la
alta humedad del aire, la intensidad moderada de luz, con temperaturas estables, un medio
favorable de enraizamiento, y una protección adecuada contra el viento, las pestes y las
enfermedades. Sobre todo debe evitarse la deshidratación, pues los cortes con hojas pierden
rápidamente agua por medio de la transpiración, aun cuando exista una alta humedad relativa. Y
es que, como no tienen raíces, la absorción de agua es mucho más lenta, y esto afecta el estado de
hidratación de la estaca.

A continuación presentamos unas recomendaciones para obtener los cortes de la planta donante:

1) La obtención de ramas de la planta donante debe realizarse por la mañana o por la tarde (antes
de las 10 am o después de las 4 pm), con la finalidad de evitar la pérdida de agua durante las horas
de mayor insolación.

2) Es conveniente que la poda de las ramas elegidas (con crecimiento vertical) se realice a la altura
de los 10 nudos o menos, como en el caso de los brotes obtenidos de tocones. Cuando se dificulte
distinguir el número de nudos es recomendable tomar como criterio una altura del brote o rama,
desde 10 cm hasta 1 m, para asegurar una mayor capacidad de enraizamiento (figura 18).

3) Las hojas de las ramas de donde se obtendrán los cortes deben tener entre 8 y 10 cm de largo,
de lo contrario hay que reducir el área foliar, debido a que hojas muy grandes favorecen la pérdida
de agua y las muy pequeñas no producen suficientes carbohidratos u otras sustancias necesarias
para que el corte sobreviva. Se puede reducir el área foliar cortando las hojas con unas tijeras y
cuidando que el tejido no se dañe por machacamiento o estrujamiento (figura 19).

Figura 19. Proceso de obtención de estacas de la planta donante y manipulaciones de los cortes.
Las estacas más fácilmente enraizables son las que se obtienen de rebrotes en troncos cortados.
Hay formas correctas e incorrectas de resegmentar los rebrotes que se muestran a la izquierda. Es
importante mantener húmedos los segmentos durante su transporte.

4) Ya cortados los brotes se marcan con el número de la planta donante (número de clon), se
introducen lo más rápidamente posible en bolsas de plástico con algún material que retenga
bastante agua y se cierran para evitar la pérdida de humedad. Deben mantenerse en un sitio
fresco y sombreado y en cuanto sea posible se trasladan al área de enraizamiento del vivero.

5) Al extraer los brotes para hacer los cortes deben mantenerse húmedos y frescos, exponiéndolos
lo menos posible al viento, ya que éste incrementa la pérdida de humedad. Los cortes deben
hacerse con instrumentos filosos, en forma oblicua por arriba del nudo, o bien rectos para evitar
que el sistema radicular se forme de un sólo lado. La longitud óptima de las estacas es usualmente
entre 3 y 10 cm. Independientemente del tipo de corte o tamaño, éstos siempre deberán contar al
menos con una hoja en la punta de la estaca, para que ésta proporcione nutrientes y otras
sustancias necesarias para el enraizamiento.

Enraizamiento y establecimiento

El área donde se colocarán las estacas para el enraizamiento debe ser fresca y sombreada. La
temperatura óptima para que ocurra se encuentra entre los 20 y 25°C. Cuando las temperaturas
suben arriba de 30°C la humedad relativa de la atmósfera o contenido de vapor de agua presente
en el aire tendrá que ser muy alto (más de 90%) para impedir que las plantas pierdan demasiada
agua al incrementarse su transpiración y terminen marchitándose. La sombra se puede producir
con materiales de origen vegetal como hojas de palma, paja, ramas secas, o con mallas plásticas
especiales diseñadas para ese propósito. Es importante que el material utilizado transmita una luz
que sea apropiada para activar la fotosíntesis de las plantas.

1) Inducción del enraizamiento

Como se mencionó, no todas las plantas tienen la capacidad de enraizar espontáneamente, por lo
que a veces es necesario aplicar sustancias hormonales que provoquen la formación de raíces. Las
auxinas son hormonas reguladoras del crecimiento vegetal y, en dosis muy pequeñas, regulan los
procesos fisiológicos de las plantas. Las hay de origen natural, como el ácido indolacético (AIA), y
sintéticas, como el ácido indolbutírico (AIB) y el ácido naftalenacético (ANA). Todas estimulan la
formación y el desarrollo de las raíces cuando se aplican la base de las estacas.

La función de las auxinas en la promoción del enraizamiento tiene que ver con la división y
crecimiento celular, la atracción de nutrientes y de otras sustancias al sitio de aplicación, además
de las relaciones hídricas y fotosintéticas de las estacas, entre otros aspectos. La mayoría de las
especies forestales enraizan adecuadamente con AIB, aunque se ha observado que para algunos
clones la adición de ANA resulta más benéfica.

Un método sencillo es la aplicación de la hormona por medio del remojo de la base de las estacas
(de 2 a 3 cm) en soluciones acuosas y con bajas concentraciones de auxina (de 4 a 12 horas), según
las instrucciones de los preparados comerciales. Sin embargo, este método es lento y poco exacto,
difícil de realizar cuando los cortes son numerosos y algunas veces las hojas se marchitan durante
el proceso; entonces se puede recurrir a las auxinas disponibles en aerosol.

Para las especies forestales tropicales se recomienda la inmersión de la base de las estacas en
soluciones de AIB al 4% en alcohol etílico como solvente, por periodos muy cortos (5 segundos).
Posteriormente se acomoda la base de la estaca en aire frío para evaporar el alcohol, antes de
colocarlas en el propagador (figura 20).

Figura 20. Aplicación de auxinas solubilizadas en alcohol a los segmentos, evaporación del alcohol
de los segmentos y siembra en el propagador rústico.

2) Propagadores y medios de enraizamiento. El ambiente en el cual las estacas son puestas a


enraizar es de vital importancia. Los propagadores deben reunir características que eviten
cualquier desecación en las estacas.

Un propagador es una construcción que evita la pérdida de agua del medio que rodea a las
estacas. Su función es similar a la de un almácigo, pues ambos propician las condiciones
ambientales adecuadas para la germinación y establecimiento de las plántulas o para el
enraizamiento de las estacas, según sea el caso de que se trate.

Hay propagadores con sistemas de aspersión de alto costo que regulan automáticamente la
frecuencia y la intensidad de la aspersión. Se instalan en invernaderos con control de luz y
humedad. Sin embargo, la humedad también se puede controlar de manera sencilla en un
compartimiento que tenga una tapa transparente para permitir el paso de la luz y evitar la pérdida
de humedad; el fondo del compartimiento se cubre con una mezcla de arena y grava saturadas de
agua, sobre la cual se pone el medio de enraizamiento. Adicionalmente se debe reducir la
insolación del dispositivo y dar aspersiones manuales periódicas (figura 21).

Figura 21. Aspecto del propagador rústico y composición del medio de enraizamiento para las
estacas.

3) Sustrato de enraizamiento. Un buen medio de enraizamiento se obtiene con arena gruesa o


grava fina, que debe estar limpia (aunque no necesariamente estéril) húmeda y bien aereada. Si su
capacidad de retención de agua es baja se puede mejorar adicionando aserrín (no demasiado
fresco), turba, vermiculita u otros materiales (véase el capítulo III). En el caso de haber inicios de
pudrimiento en las estacas será necesario aplicar algún fungicida al medio de enraizamiento.

4) Siembra de las estacas en el propagador. Las estacas ya preparadas se siembran rápidamente


pero tomando en cuenta las siguientes indicaciones: los cortes deben colocarse a una profundidad
de 2 a 3 cm; para asegurar que queden firmes es necesario compactar un poco el sustrato de
enraizamiento; cuando se utilizan estacas multinodales con varias hojas se debe evitar que las
hojas inferiores queden en contacto con el medio de enraizamiento para evitar la putrefacción.

5) Trasplante y acondicionamiento de las estacas. En varias especies propagadas vegetativamente


se ha observado que el enraizamiento de las estacas se inicia después de dos semanas, y está lo
suficientemente desarrollado después de 4 a 6 semanas (cuando las raíces miden de 1 a 2 cm)
(figura 22). Las estacas que enraizan en tiempos más largos son débiles y no deben conservarse. El
trasplante de las estacas tiene que hacerse inmediatamente después de ser removidas del medio
de enraizamiento. Al sacar las estacas de su medio hay que tener cuidado de no dañar las raíces,
despúes se verifica que el sistema radical tenga tres raíces como mínimo y que su distribución sea
radial. Cuando las estacas presenten una o dos raíces, o bien cuando el sistema radical se forme
sólo de un lado se deben desechar, para no poner en riesgo el vigor o una adecuada forma de
crecimiento.

Figura 22. Segmento foliado enraizado.

Posteriormente se pasan a recipientes que contengan sustrato aereado y con buena fertilidad. Es
recomendable agregar tierra del sitio donde naturalmente crece la especie para así favorecer la
inoculación de la microflora apropiada. Es necesario estabilizar los trasplantes adecuadamente,
para lo cual los envases deben llenarse con el medio de crecimiento aproximadamente a la mitad
de su capacidad. La estaca se coloca en el envase en posición correcta (con la yema al ras del suelo
y en su mayor parte dentro del medio del envase) y se termina de llenar. Esto ayuda a que no
queden espacios de aire en su base y a que las raíces no se dañen, lo que asegura que éstas
queden bien distribuidas en el envase (sin curvaturas o enrollamientos). Cuando hay más de una
yema se recomienda eliminar algunas con el fin de asegurar la formación de plantas con un sólo
eje y favorecer que el eje se desarolle en forma recta (figura 23).

Figura 23. Proceso de trasplante de estacas del propagador a los envases de crecimiento.
Algunas estacas recién enraizadas se deshidratan al pasarlas directamente al medio externo, por lo
que se recomienda dejar los envases unos días más en el propagador, protegiendo a éste con
plástico para evitar su contaminación con el material de los envases. En el periodo en que las
estacas se aclimatan a las condiciones ambientales que existen fuera del propagador es
conveniente colocarlas primero en un ambiente sombreado y húmedo por dos o tres semanas, y
después exponerlas paulatinamente a condiciones decrecientes de humedad y crecientes de luz y
temperatura.

Segmentos foliados de maderas semiduras y segmentos foliados de maderas duras siempreverdes

La diferencia entre este tipo de segmentos y los de maderas blandas estriba en las condiciones de
lignificación de las ramas y en la época del año en que éstas se obtienen de la planta donante. El
uso de esta técnica es muy importante en la propagación vegetativa de varias especies de pino, las
especies siempre verdes de hoja angosta con maderas duras, y en la propagación de árboles
siempreverdes de hoja ancha. Para el enraizamiento de este tipo de segmentos hay que seguir las
mismas indicaciones que se mencionaron para el manejo y selección de brotes en las plantas
donantes de maderas blandas, así como también para la manipulación y cuidado de los cortes y
evitar así el estrés hídrico en las estacas. Sin embargo existen algunas diferencias en el manejo de
los cortes de especies siempreverdes de hoja ancha y de hoja angosta.

Especies siempreverdes de hojas anchas

En el caso de los segmentos de maderas semimaduras, las ramas de especies siempreverdes de


hojas anchas se obtienen en el verano, cuando el crecimiento empieza a declinar y la madera se
encuentra parcialmente madura. Los cortes pueden tener longitudes de 7.5 a 15 cm, y las hojas de
la punta de la estaca se conservan, si éstas son muy grandes se debe disminuir su tamaño (figura
24).

Figura 24. Segmentos foliados siempreverdes de hojas angostas y de hojas anchas.

Segmentos de maderas duras siempreverdes de hojas angostas

Para los segmentos de maderas duras siempreverdes de hojas angostas el enraizamiento toma
mucho tiempo (desde varios meses hasta un año) y es muy importante evitar que las estacas
sufran estrés hídrico durante este periodo. Los cortes se obtienen de plantas donantes jóvenes, ya
que este factor es determinante para tener éxito. Generalmente los cortes se realizan en ramas
terminales, de la época de crecimiento pasada, a finales de otoño o bien en invierno. La longitud
de las estacas varía de 10 a 20 cm, y hay que tener cuidado de remover las hojas de la mitad de la
estaca hacia la base (figura 24).
A diferencia de los segmentos foliados de maderas blandas estos dos últimos tipos de cortes
requieren un medio de enraizamiento que incluya mezclas de vermiculita, y turba en proporción
1:1, o bien de perlita y vermiculita que proporcionan nutrientes y mayor humedad. Además, el
enraizamiento se puede favorecer aplicando calor a la base de las estacas (24 a 26.5°C). Esto es
particularmente favorable para las especies de hoja angosta. Asimismo, para estos últimos cortes
la aplicación de AIB a altas concentraciones es usualmente benéfico para incrementar la velocidad
y porcentaje de enraizamiento, además de favorecer el desarrollo de sistemas radiculares
robustos.

Ambos tipos de cortes, los de hojas anchas y angostas, enraizan mejor en invernaderos con
sistemas de aspersión automáticos o bajo propagadores rústicos, en condiciones de alta
iluminación y humedad relativa, o bien, bajo ligeras nebulizaciones.

INJERTO

La técnica de injerto consiste en tomar un segmento de una planta, por lo general leñosa, e
introducirlo en el tallo o rama de otra planta de la misma especie o de una especie muy cercana,
con el fin de que se establezca continuidad en los flujos de savia bruta y savia elaborada, entre el
tallo receptor y el injertado (figura 25). De esta manera, el tallo injertado forma un tejido de
cicatrización junto con el tallo receptor y queda perfectamente integrado a éste, pudiendo
reiniciar su crecimiento y producir hojas, ramas y hasta órganos reproductivos. Esta técnica es muy
antigua y ya era practicada por los horticultores chinos desde tiempos remotos. Tiene grandes
ventajas, sobre todo para el cultivo de árboles frutales y de ornato, pues permite utilizar como
base de injerto plantas ya establecidas que sean resistentes a condiciones desfavorables y
enfermedades, utilizándolas como receptoras de injertos de plantas más productivas y con frutos
de mejor calidad y mayor producción.

Figura 25. Existen diversas técnicas de injerto que permiten la unión de segmentos de dos
individuos diferentes: a) injerto de una rama sobre una incisión lateral de un tallo, b) injerto de
una yema en la corteza de un tallo, c) injerto de un tallo sobre otro.

Al contrario de lo que generalmente se cree, el injerto no produce una combinación de


características entre la planta receptora y la injertada. Los frutos de la planta injertada no cambian
sus propiedades ni su sabor, la única ventaja es que el injerto permite utilizar bases ya
desarrolladas, lo que acelera la producción de frutos. También se aprovecha la resistencia (a
enfermedades o condiciones desfavorables) de variedades de árboles frutales de menor calidad,
para injertar en ellos variedades de mayor calidad pero menos resistentes.

El injerto es una forma particular de reproducción asexual por segmentos que se utiliza en gran
escala en la fruticultura. Una de las industrias que recurren con mayor frecuencia a esta técnica es
la vitivinicultura o cultivo de la vid. Con gran frecuencia las plantas productoras de uvas de baja
calidad, pero muy resistentes a la sequía y a las enfermedades, son injertadas con segmentos de
vides de alta producción y calidad. Esta técnica es muy empleada para mejorar la producción de
viñedos antiguos ya establecidos desde hace mucho tiempo.

Las técnicas de injerto son muy variadas y existe un método óptimo para cada propósito y tipo de
planta. En esencia todos los procedimientos consisten en tener a la disposición buenas plantas
receptáculo y buenos segmentos que injertarle. La técnica se inicia haciendo un corte en el tallo
receptor y otro en el segmento a injertar, para que hagan contacto los tejidos vasculares del
injerto con sus equivalentes en la planta receptora. Una vez realizado el injerto se protege la
herida con una cera especial y se cubre con tela o con una cuerda para evitar que se desprenda. El
tejido injertado por lo general está defoliado y es conveniente que el injerto coincida con la época
de primavera para que, al reiniciar el crecimiento de los tejidos, los estímulos hormonales que
caracterizan ese momento de la vida de la planta induzcan el establecimiento de una conexión
apropiada entre los tejidos de ambas partes.

Para que un segmento pueda injertarse sobre otra planta, como ocurre en los animales que
reciben injertos de órganos, tiene que haber una afinidad entre los tejidos que van a ponerse en
contacto para que el injerto no sea rechazado. Por esto el injerto sólo es posible entre plantas de
una misma especie, aunque sean de diferentes variedades o razas. A veces es posible el injerto
entre especies diferentes, siempre y cuando éstas sean muy cercanas entre sí, o sea, que por lo
menos pertenezcan al mismo género.

MICROPROPAGACIÓN

El desarrollo de las técnicas de cultivo de tejidos vegetales, aunadas al descubrimiento de las


hormonas de crecimiento y diferenciación de las plantas Ͷauxinas y citoquininasͶ, permitió el
desarrollo de varias técnicas de cultivo orientadas hacia la propagación de plantas que son ahora
de uso corriente en muchos laboratorios de investigación del mundo y también en empresas de
propagación comercial.

Estas técnicas están basadas en el hecho de que los tejidos vivos de las plantas conservan la
potencialidad de dar origen a un organismo completo. Las células que conservan mejor esta
potencialidad son las que están menos diferenciadas hacia una función específica, como las que
están presentes en las yemas y en otros tejidos primarios de las plantas, por ejemplo los extremos
de las raíces, los segmentos nodales, las semillas, el parénquima del tejido vascular foliar, el
cambium y algunas partes florales.

La técnica de cultivo de tejidos se inicia con la toma de segmentos de plantas en crecimiento que
se esterilizan y se cultivan en soluciones nutritivas especiales, con frecuencia gelificadas. A estos
medios se incorporan combinaciones adecuadas de hormonas de crecimiento para obtener una
proliferación celular en el segmento. A partir de esta proliferación puede ocurrir la formación
directa de raíces y tallos que originen una o varias plantas nuevas completas (figura 26). También
es posible inducir la multiplicación de las células germinales del explante para formar un cúmulo
de tejido poco diferenciado llamado callo o una estructura peculiar carente de paredes celulares
llamada protoplasto, cada uno de los cuales se emplea en diversos procedimientos de
propagación.

Figura 26. Del explante (a) se obtienen yemas (b) que se desarrollan formando tallos adventicios
(c, d, e). Estos tallos pueden aislarse para lograr su diferenciación y después trasplantarse a
recipientes con suelo (f-j).

El cultivo de tejidos y células vegetales tiene otras aplicaciones más o menos relacionadas con la
propagación clonal. Entre éstas se encuentra la obtención de líneas de plantas genéticamente muy
uniformes, con fines experimentales; el almacenamiento o transporte de germoplasma vegetal (de
lo cual trataremos ampliamente más adelante); el control cada vez más importante de infecciones
sistémicas crónicas en las plantas mediante la obtención de propágulos libres de virus y otros
agentes infecciosos. En la ingeniería genética moderna el cultivo de tejidos tiene importancia en
los procesos de transgénesis, hibridación interespecífica y en la generación y selección de
variantes genéticas de las plantas.

Cada uno de estos temas es de gran complejidad y se necesitaría una obra mucho más extensa
para hablar de ellos, lo cual no es el propósito de este libro. Aquí se verán los aspectos relativos al
cultivo de células y tejidos vegetales exclusivamente en lo que respecta a las técnicas más sencillas
de micropropagación de árboles actualmente en uso en laboratorios de tecnología sencilla en
muchos lugares del mundo. Por mucho tiempo las técnicas de micropropagación han sido
consideradas demasiado complicadas para convertirse en una opción viable para la propagación
de árboles en regiones tropicales subdesarrolladas. Sin embargo, tal punto de vista es poco
realista ya que existen métodos de micropropagación que sólo requieren recursos técnicos e
instalaciones mínimas.

La bibliográfia científica moderna contiene innumerables trabajos que describen técnicas de


cultivo de tejidos y órganos vegetales en medios complejos y finamente formulados, colocados en
condiciones ambientales controladas con mucha precisión. Esto no sucede con las técnicas
sencillas de micropropagación que rara vez se describen en los libros especializados disponibles.
Yesto es un grave error, pues una vez que se ha probado que una especie de planta puede ser
micropropagada exitosamente, los procedimientos de micropropagación se simplifican y se
vuelven accesibles para las instalaciones sencillas que se encargan de la propagación de plantas.

Los procedimientos más usados por los laboratorios de micropropagación son cuatro métodos
diferentes para multiplicar plantas in vitro: 1) la activación de la ramificación axilar, 2) los
segmentos nodales, 3) los tallos adventicios y 4) las embriogénesis somáticas. De los cuatro, este
último es el que se utiliza menos. Las técnicas que dan los mejores resultados varían dependiendo
de las especies y del propósito por el cual se propagan.

1) Activación de la ramificación axilar (figura 27A). Quizá sea el método más frecuentemente
usado; en él se emplean meristemos tanto terminales como axilares del tallo para establecer los
cultivos. Manipulando el cultivo mediante cambios en su ambiente químico (hormonas) y en el
fragmento que se cultiva, se suprime la dominancia apical y se induce la ramificación axilar.
Subsecuentes subdivisiones del cultivo en fragmentos permiten multiplicar los explantes hasta
alcanzar el número deseado de tallos. A pesar de que la multiplicación inicial es lenta, se
incrementa rápidamente permitiendo varios subcultivos. Los tallos seccionados del cultivo pueden
enraizar in vitro o directamente en el suelo.

2) Segmentos nodales (figura 27B). El método de los segmentos nodales tiene la ventaja de que
genera poca variación genética en las muestras, ya que en ningún momento se forma tejido
calloso. Se inicia escindiendo segmentos de tallo con su correspondiente yema axilar. En el cultivo
las yemas crecen y se alargan produciendo nuevos segmentos nodales susceptibles de ser a su vez
escindidos. En un momento determinado los segmentos nodales producidos pueden dar origen a
tallos y raíces ya sea in vitro o en el suelo, mediante una alteración de la composición hormonal
del medio. Muchas plantas no pueden ser propagadas exitosamente de esta manera.

Figura 27. Tipos de propagación por cultivo de tejidos: A) activación de la ramificación axilar, B)
segmentos nodales, C) tallos adventicios y embriogénesis somática.

3) Tallos adventicios (figura 27C). Pueden ser inducidos a partir de callos originados por explantes
de ramas u hojas y continuarse cultivando hasta obtener un gran número de callos, simplemente
cambiando el ambiente hormonal en el que se desarrolla el callo original o subsecuentes
fragmentos de éste. Los tallos obtenidos pueden enraizar in vitro o en el suelo. De todos los
métodos de propagación éste es el que genera más variabilidad genética debido a que se utiliza un
estadio calloso intermediario, por lo que no se recomienda para la micropropagación de plantas
en las que la integridad genética es muy importante. Al formarse el callo ocurre una
desdiferenciación completa del tejido vegetal, que frecuentemente conlleva a la alteración
genética, lo cual induce variabilidad en la información genética entre las células del callo.

4) Embriogénesis somática (figura 27D). Embriones somáticos o asexuales pueden resultar de un


proceso de diferenciación directa o indirecta a partir de células, órganos o estados callosos
intermedios de una planta. Muchas veces los embriones somáticos proliferan y producen
embriones secundarios a partir de meristemos somáticos, como las yemas axilares, partes de las
flores o de semillas. Estos embriones adquieren una morfología y comportamiento similar a los
embriones naturales de origen sexual de las plantas y, como ellos, pueden germinar en el suelo. La
embriogénesis somática puede convertirse en la forma más eficiente de propagación, ya que
teóricamente se obtendrían millones de plantas a partir de una cantidad pequeña de tejido en
cultivo.

La producción de embriones somáticos se ha estudiado a fondo sólo en un número muy pequeño


de especies. Los embriones obtenidos de esta manera pueden utilizarse para producir semillas
artificiales por medio del encapsulado con testas artificiales. Esta técnica es muy prometedora, ya
que potencialmente se incrementaría de manera significativa la disponibilidad de propágulos de
plantas valiosas de cultivo, se acortaría el ciclo de crecimiento y se desarrollarían nuevos métodos
de conservación y almacenamiento de germoplasma.

La técnica para producir embriones somáticos se inicia con la producción de un tejido calloso que,
mediante el uso de combinaciones especiales de sustancias químicas, da origen a un protoplasto
en el que han desaparecido las paredes de la célula, asemejándose a un saco embrionario floral. Al
colocar los protoplastos en el medio adecuado de cultivo comienzan a desarrollarse los embriones
somáticos a partir del protoplasto.

Esta técnica ha sido aplicada con éxito a ciertos árboles tropicales, como el caucho, el mango y
otros. Los embriones somáticos pueden incluso encapsularse en testas artificiales para originar
semillas sintéticas que se cultiven en el suelo o utilizarse para la conservación de germoplasma
vivo por mucho tiempo, utilizando técnicas de deshidratación y vitrificación, y conservación en
nitrógeno líquido. Esto es posible incluso en plantas que originalmente producen semillas
recalcitrantes.

Las técnicas de cultivo de tejidos requieren instalaciones y precauciones con cierto nivel de
complejidad. La higiene y desinfección son muy importantes para evitar la contaminación
microbiana de los cultivos. La formulación de los medios de cultivo es variada, sin embargo, éstos
contienen fundamentalmente sales minerales de los macroelementos y oligoelementos como:
calcio, potasio, magnesio, nitrógeno, fósforo, azufre, manganeso, hierro, cloro, sodio, zinc, boro,
molibdeno y cobre, los cuales son indispensables para el crecimiento de las plantas. Además,
algunos medios incorporan compuestos orgánicos sencillos como fuentes de carbono
(generalmente carbohidratos), reguladores hormonales del crecimiento (auxinas, citoquininas y
giberelinas), otros reguladores del crecimiento (aminoácidos y vitaminas) y a veces antioxidantes
(ácido ascórbico).

En la figura 28 se indican todas las alternativas biotecnológicas que surgen a partir del cultivo de
tejidos.

Figura 28. Opciones biotecnológicas para la propagación de plantas que se originan a partir del
cultivo de tejidos, en las que se incluyen también técnicas de modificación genética.

SELECCIÓN CLONAL

La micropropagación y la propagación vegetativa permiten emplear técnicas de selección y


mejoramiento de las características favorables de las plantas por medio de la selección clonal. Las
características que pueden mejorarse cubren un amplio rango de posibilidades; por ejemplo, la
resistencia de las plantas a la temperatura, a la sequía, a crecer en suelos pobres o con
características desfavorables, como acidez o alcalinidad excesiva, salinidad alta o saturación de
humedad; también puede mejorarse el rendimiento del forraje y frutos, su sabor y calidad
nutricional, la velocidad de crecimiento, la calidad de la madera producida y la concentración de
compuestos secundarios valiosos como sustancias químicas, látex, gomas, etc.
A continuación describimos brevemente las dos técnicas básicas de selección clonal: 1) Se buscan
en la naturaleza las plantas que presenten la característica deseada en forma óptima (por ejemplo,
los frutos más deliciosos y grandes), y se toma de ese individuo los meristemos o segmentos que
se vayan a utilizar para la propagación vegetativa, para así obtener muchos individuos con la
característica deseada. 2) Se recolectan semillas, segmentos o meristemos de muchos individuos
de una o varias poblaciones de la especie que se desea propagar. Con este material se producen
muchas plantas pequeñas en un vivero y se someten a las condiciones desfavorables para las que
se desea que tengan mayor resistencia; también se puede comparar su velocidad de crecimiento,
su producción de forraje o cualquier otra cualidad que se desee resaltar. Se escogen los individuos
que muestren las características óptimas según el caso y se utilizan para propagarlos
vegetativamente y obtener así individuos mejorados.

Esta técnica incluye la exploración de las diversas poblaciones de una especie en el medio natural,
ya que en el área natural de distribución geográfica de una especie existe gran variación en
muchos de los atributos deseables de la especie.

Siguiendo la segunda técnica descrita ha sido posible obtener cultivos de árboles tropicales con
características muy favorables. Por ejemplo, especies de acacia resistentes a la salinidad o al suelo
ácido; mezquites ornamentales resistentes al frío; especies de guaje productoras de abundante
forraje de alta calidad y con rápido crecimiento en suelos pobres y, por último, árboles maderables
cuyo crecimiento está determinado por una fuerte dominancia apical. Esto permitirá repoblar las
selvas con individuos que producen un fuste o tronco recto y alto, muy apropiado para seguir
técnicas óptimas de aserrado y uso en ebanistería, como es el caso del nogal africano y la caoba
americana (figura 29).

Figura 29. Selección clonal. En este caso se eligen los segmentos enraizados que muestran la
mayor dominancia apical, es decir, los que tienden a crecer en un solo eje, y se desechan los que
tienden a ramificar. De esta manera se obtienen árboles con un fuste recto que permite un mejor
uso industrial.

Cultivo de especies por reproduccion sexual

Las algas son un filo de protoctistas unicelulares o pluricelulares cuyas células no forman tejidos,
que viven en el agua y que son capaces de realizar la fotosíntesis.

Otras características de las algas son los diversos colores que presentan según sea el pigmento
fotosintético que posean en los denominados cromoplastos. Así, pueden ser verdes, si tienen
abundante clorofila, pardas o rojas, si predominan otros pigmentos como la ficoxantina de color
pardoamarillenta o la ficoeritrina de color rojo.

Todas las algas se reproducen tanto sexual como asexualmente. Las algas pluricelulares tienen
un sistema de reproducción denominado alternancia de generaciones. Este sistema consiste en
que, tras cada generación, se cambia el tipo de reproducción, de modo que a una fase de
reproducción sexual por gametos le sigue una fase de reproducción asexual por esporas, y así
sucesivamente. La fase asexual de las algas de denomina esporofito, ya que en ella se producen
esporas flageladas o zoosporas. La fase sexual se denomina gametofito, porque en ella se
producen gametos. La meiosis o reducción a la mitad del número de cromosomas de las células
ocurre antes de formarse las zoosporas.

Al estudiar las algas con criterio citológico y bioquímico, se ha encontrado tal diversidad entre
los vegetales que llevaban este nombre, que se hacía imposible mantenerlos reunidos en un solo
grupo.

De las algas marinas, las más aprovechables industrialmente son las feofíceas, de color pardo, y
las rodofíceas, rojas.

Las posibilidades alimenticias de las algas, para el hombre y los animales domésticos, merecen
consideración especial, pues son ricas en proteínas, contienen un 50% de estas substancias,
mientras la carne no pasa del 15%, grasas y vitaminas, la B12, la provitamina A, o su caroteno, la E
y en menor proporción las B1, B2, D3 y K; y enteramente comestibles, es decir, que no tienen
desperdicio, como les ocurre a los vegetales terrestres. También contienen microelementos,
indispensables en las funciones vitales. Presentan como inconvenientes su sabor que, aunque no
desagradable, es algo amargo, y su color acentuado, inconvenientes que serán seguramente
eliminados.

De su volumen posible cabe juzgar por la cifra de cien mil millones de toneladas anuales,
producción muy superior a la que se obtiene de los vegetales al uso. La consideración de que las
alas llamadas superiores sólo llegan a alcanzar el 0,2% de la producción vegetal marina y el 99,8
restante corresponde a las algas microscópicas que flotan en el agua, constituyendo el
fitoplancton, hizo varias el enfoque del problema. Como las algas microscópicas se encuentran en
el agua, en la proporción de uno por un millón, lo que las hace de recolección difícil, se viene
ensayando su cultivo, en recinto cerrado, pues prosperan en agua con sales minerales y anhídrido
carbónico y su crecimiento está en razón directa de la intensidad luminosa, de la que aprovechan
hasta el 20%, mientras los vegetales terrestres sólo captan el 1% de la energía solar.

Las algas de agua dulce, especialmente las cultivadas, poseen cualidades nutritivas superiores,
por su riqueza en proteínas, mayor que la de la carne o la leche en polvo. En EE.UU. llaman
grandes de algas a unos tanques, donde se cultivan éstas, alimentándolas con aguas residuales de
las cloacas, con lo que se obtiene un crecimiento tan rápido, que permite una recolección cada dos
días. Las algas así obtenidas se vienen utilizando como pienso para el ganado y las aves
domésticas, previa una oportuna esterilización.
Los cultivos experimentales que se vienen efectuando rinden ya más que los agrícolas y se cree
que pueden llegar a producir hasta 122 toneladas por hectárea, mientras que el maíz, el trigo y el
arroz sólo da

n en la misma superficie unas 2,47 toneladas, pero, si son rentables para la alimentación humana,
resultan antieconómicos en la producción de forrajes.

Por otra parte, su rápido crecimiento y la absorción de anhídrido carbónico con devolución de
oxígeno, ha hecho pensar en su utilización para renovar el ambiente de los vehículos herméticos,
los submarinos y naves espaciales, al mismo tiempo que se provee a la tripulación de vegetales
frescos. Esto demuestra que se está en camino para el aprovechamiento intensivo de las algas
como alimento y que todo estriba en la presentación atrayente de los nuevos productos en color y
sabor por parte de los industriales preparadores y en una adaptación más que nada psicológica al
nuevo tipo de alimentos por lo que al público afecta.

Las algas comprenden las clases de las diatomeas, las feofíceas, las heterocontas, las carofitas,
las clorofíceas y las rodofíceas

Cultivo de microalgas

Cultivo de microalgas

Al ser organismos autótrofos son el primer eslabón de toda cadena trófica. Son una fuente directa
del alimento de muchos animales filtradores (fitófagos) como es el caso de los moluscos, y son el
alimento en parte de los ciclos vitales de, por ejemplo, los crustáceos. También son una fuente
indirecta de alimento para las larvas de peces carnívoros. En cultivos también se utilizan como
base a la producción de zooplancton (rotíferos y Artemia).

Si el cultivo de microalgas se mantenido en unas condiciones físico-químicas adecuadas, en el


desarrollo de los huevos y larvas de peces marinos, desempeña un papel de filtro biológico y al
mismo tiempo oxigenan el agua, en fases en las que la oxigenación por aire adores se intenta que
sea la menor posible.

La producción masiva de microalgas se llevó a cabo por primera vez en Alemania durante la II
Guerra Mundial, para la producción de lípidos. Su cultivo se ha desarrollado, existiendo ya unas 40
especies de microalgas utilizadas comúnmente como alimento en acuicultura.

Para su cultivo, las especies de microalgas se suelen seleccionar atendiendo fundamentalmente a


su valor alimentario y a su facilidad de cultivo, aunque también es importante el tamaño de la
célula, el tipo o naturaleza de la pared celular y la propia composición química.

Cultivo de rotíferos
Los rotíferos pertenecen al filo de los Nematelmintos (orden Monogonontes); son
seudocelomados y hay más de 1800 especies, que en su mayoría son de agua dulce; también hay
algunas especies marinas y otras terrestres que viven sobre musgos húmedos. Son organismos
pluricelulares, de pequeño tamaño, visibles a través de microscopio óptico. Tienen un órgano
rotatorio, con cilios, que realiza movimientos giratorios creando fuertes corrientes de agua que le
sirven para captar su alimento. En general, son formas libres que forman parte del plancton,
aunque también hay especies sésiles.

El cuerpo de un rotífero generalmente es transparente, a veces coloreado en la región intestinal.


Miden entre 100 micras y 3 mm; los machos son más pequeños y menos desarrollados que las
hembras, midiento algunos tan sólo 60 micras.

El cuerpo de todas las especies presenta un número constante de células, que en el caso del
género Brachionus (la especie Brachionus plicatilis es la más importante en acuicultura) es de
aproximadamente 1000; esas células no han de considerarse como identidades únicas, sino como
un área de plasma; el crecimiento del animal se produce por un aumento de plasma y no por la
división de las células.

En el cuerpo de un rotífero se diferencian tres partes:

* cabeza, que es donde se encuentra el órgano rotatorio o corona rodeando la boca, que es más
o menos ventral

* tronco, donde está el tracto digestivo

* pie, que es una formación anillada retráctil sin segmentación, que termina en uno o cuatro
dedos

En su ciclo vital, presentan alternancia en la reproducción (sexual y asexual); hembras


partenogenéticas originan nuevas hembras partenogenéticas, pero cuando las condiciones del
medio son desfavorables se origina una generación de hembras y machos que se reproducen
sexualmente.

El cultivo de Brachionus plicatilis se realiza en agua de mar mesohalina, filtrada a 1 micra y


desinfectada con cloruro o con lejía (y neutralizada con bisulfito sódico). Su alimentación suele ser
con levadura de panificación, en una concentración de 1 g por cada millón de rotíferos (desleída
en agua, cada 8 horas). Cuando es necesario, se complementa la levadura con vitaminas (E, B6 y
B12) y/o con aceite de pescado. La temperatura óptima de cultivo es de 22 a 25 ºC La oxigenación
ha de aportar al menos un 80 % de saturación, sin producir excesivo burbujeo. El pH debe
mantenerse en torno de 7.5, porque a mayor pH menor producción y a menor pH menor
fertilidad. El tiempo entre dos generaciones es de aproximadamente tres días.

Cultivo de Artemia
Artemias

La Artemia es un magnífico alimento vivo en tanto en acuicultura como en acuarofilia, por sus
características de desarrollo, su pequeño tamaño de nauplio y metanauplio, que es adecuado para
las larvas y juveniles de crustáceos y de peces, y por su fácil manejo. El valor nutritivo de los
nauplios recién eclosionados es muy alto, pero decrece rápidamente cuando no disponen de
alimento. Se obtiene un enriquecimiento de nutrientes esenciales utilizando un sustrato de
microalgas (vivas o secas), o con una mezcla artificial de nutrientes (lípidos, aminoácidos, ácidos
grasos, etc.).

Los cistes (huevos de resistencia) de Artemia se comercializan, generalmente deshidratados. Para


iniciar un cultivo de Artemia, los cistes se introducen en agua de mar (hidratación) en unos
recipientes preferiblemente cilíndricos para mayor facilidad de aireación, a pequeña
concentración (10 g de huevos por L), con iluminación (2.000 lux) durante unos 10 minutos para
excitar su actividad metabólica; El agua ha de mantenerse a unos 28 °C de temperatura con
aireación fuerte. Con éstas condiciones se logra la eclosión (aparición de las larvas)
aproximadamente a las 24 h, siendo normal una tasa de supervivencia de un 80%.

Los huevos no eclosionados y las cáscaras restantes de los cistes pueden ser perjudiciales para los
peces y crustáceos que los vayan a ingierir, Por lo que es necesario separar los nauplios recién
eclosionados; para ello se utiliza su fototropismo (atracción por la luz) o bien se disuelven los
restos con productos químicas que no dañen a los nauplios.

También, si se quiere mejorar el coeficiente de eclosión, se recomienda descapsular los cistes. Las
cubiertas duras de los cistes pueden eliminarse mediante una breve exposición a una solución de
hipoclorito de sodio (lejía); posteriormente, hay que hacer un lavado intenso para eliminar los
restos de hipoclorito.

REPRODUCCIÓN ASEXUAL.

Es llamada también reproducción vegetativa. Se da sólo en animales cuyas células no están muy
diferenciadas, tales como esponjas, hidras, planarias, lombrices de tierra y estrellas de mar.

El proceso de reproducción asexual tiene la ventaja de incrementar el número de individuos, sin


necesidad de células gaméticas especializadas. Pero la desventaja de que todos los descendientes
son genéticamente idénticos al organismo y por lo tanto no hay variabilidad de una generación a
otra.

La reproducción asexual se puede realizar por gemación (en hidras), gemulación (en esponjas)
fragmentación (en planarias) o estrobilación (en malaguas).

A. REPRODUCCIÓN SEXUAL
La reproducción sexual implica la participación de células reproductoras o gametos, que
frecuentemente son producidos en los órganos sexuales o gónadas. Existen por tanto gónadas
masculinas llamadas testículos y gónadas femeninas u ovarios. Los espermatozoides se desplazan
en el seno de un líquido producido por el macho que recibe el nombre de esperma o semen; en
muchos artrópodos los espermatozoides carecen de flagelos, por lo que son inmóviles; y por el
contrario algunos gusanos tienen espermatozoides con dos flagelos.

Los óvulos son siempre células inmóviles de gran tamaño, debido a la acumulación de sustancias
de reservas. La producción de ovocitos disminuye a lo largo de la escala evolutiva animal; algunos
ponen millones de óvulos cada año, mientras que otros no pasan de algunas docenas como
máximo. En realidad esta diferencia es un mecanismo para compensar los riesgos de desaparición
de los ejemplares recién nacidos y esta en relación inversa al cuidado de las crías por parte de
progenitores. Si los padres protegen a la cría, en sus primeros estadios de vida la producción de
huevos (ovocitos) será menor, comparada con los huevos que produce un progenitor que no cuide
a sus crías.

FECUNDACIÓN

Proceso biológico en el cual se unen ambos gametos para dar lugar a la formación de un cigote.
Cuando la fecundación se realiza fuera del organismo, se denomina fecundación externa y si se
lleva a cabo en el interior de las vías genitales de la hembra se denomina fecundación interna,
cuando hay intercambio de gametos como monoicos insuficientes, la fecundación es cruzada. Para
la fecundación interna es necesaria la presencia de órgano copulador en los machos, o la
liberación por parte de éstos, de paquetes de espermatozoides denominado espermatóforo
(portador de gametos).

REPRODUCCIÓN EN INVERTEBRADOS.

a. Celentéreos.

En hydras la reproducción asexual es mediante gemación, sexualmente son organismos


hermafroditas con fecundación interna y cruzada. En malaguas existe la metagénesis (alternancia
de generaciones sexuales y asexual es), la reproducción asexual es por estrobilación, en la cual el
estadío pólipo o sésil sufre segmentaciones transversales originando nuevos individuos que
representan el estadío medusa, el cual es móvil debido a la presencia de tentáculos. Las medusas
son dioicos (con sexo separado), las cuales presenta gónadas simples sin conductos sexuales; la
fecundación es externa y el huevo o cigote formado en el agua se desarrolla, originando una larva
llamada plánula, la cual se adhiere a las rocas y origina un estadío de pólipo, reiniciándose el ciclo
reproductivo.

b. Plathelmintos.

La reproducción asexual en las tenias es por estrobilación, el estróbilo se alarga y divide formando
los proglótides. Sexual mente los proglótides son hermafroditas (poseen ovario y testículo). En los
proglótides jóvenes, los testículos son funcionales, y en los maduros, son activos los ovarios.
Poseen autofecundación, formándose huevos que son liberados cuando se desprenden los
proglótides.

En las planarias la reproducción asexual es por fragmentación corporal y posterior regeneración.

Sexualmente son hermafroditas con inseminación reciproca para lo cual poseen un órgano
copulador llamado pene.

c. Nemátodos.

En los nematelmintos, la reproducción es exclusivamente sexual y los sexos están separados.


Presentan dimorfismo sexual, los machos suelen ser más pequeños que las hembras. Después de
la fecundación, el huevo se recubre de una cáscara. Una hembra grande, puede poner 20000
huevos en un sólo día, por eso no es sorprendente que estén infectadas en áreas rurales un gran
número de personas. Se contrae Ascaris lumbricoides al tragar huevos, normalmente
desarrollados en el suelo, sobre la vegetación contaminada con agua residuales.

d. Anélidos.

Sexualmente los anélidos oligoquetos como la lombriz de tierra son hermafroditas insuficientes,
con testículo y ovario a la vez, en diferentes segmentos corporales.

Durante el apareamiento y cópula que ocurre durante las noches cálidas y húmedas, la
inseminación es recíproca, para lo cual ambos individuos hermafroditas, dilatan su clitelio y se
envuelven en un capullo; posteriormente ambos individuos se separan y salen de su capullo
dejando en su interior los óvulos fecundados que se desarrollarán en el interior hasta formar
individuos jóvenes; este capullo toma el nombre de ooteca o cocones

e. Artrópodos.

Carecen de reproducción asexual. Poseen dimorfismo sexual. En los insectos el macho posee 2
testículos, un órgano copulador llamado edeago y en algunos casos, estructuras para la sujeción
de la hembra.

En la hembra existen 2 ovarios, oviducto, vagina y una espermateca para el almacenamiento de


espermatozoides.

Luego de la cópula los espermatozoides fecundan los ovocitos y se forman huevos. El desarrollo
posterior implica varias etapas (metamorfosis) hasta el adulto, en algunos insectos.

f. Moluscos.

Carecen de reproducción asexual. Los cefalópodos (pulpos y calamares) y pelecípodos (choros,


conchas de abanico) son dioicos. Es característica de los cefalópodos la formación de un
espermatóforo que es colocado por el macho en la vagina de la hembra para su fecundación
interna. En pelecípodos, la fecundación es externa.

Los moluscos gasterópodos son hermafroditas insuficientes, es decir se necesita un par de


organismos para realizar el acto sexual (con cópula); estos hermafroditas además son
protándricos, es decir, la gónada (ovotestes) produce espermatozoides en los jóvenes, y óvulos en
los adultos.

Durante la cópula ocurre una inseminación recíproca y los espermatozoides son almacenados por
cada caracol en una espermateca con la cual posteriormente fecundan sus ovocitos, es decir, son
ovíparos.

REPRODUCCIÓN EN VERTEBRADOS.

a. Peces.

La gran mayoría de peces son dioicos con fecundación externa y desarrollo externo de los huevos y
del embrión (ovíparos).

La mayoría de los peces desovan en determinadas momentos y estaciones. En algunos condrictios


hay sexos separados, gónadas pares; los conductores de las gónadas se abren en la cloaca, la
fecundación es interna.

Los conductos de Wolff llevan el esperma procedente de las gónadas del macho, que utiliza un
oviducto conduce los óvulos desde el ovario. Los huevos fecundados son incubados en el ovisaco.

b. Anfibios.

Los machos presentan dos testículos con sus respectivos conductos deferentes que desembocan,
en los conductos mesonéfricos de función urogenital, es decir actúan como conductos urinarios
(transportan orina) y como conductos seminales (transportan espermatozoides) que desembocan
en la cloaca. El órgano de Bidder está presente en Anuros.

Las hembras presentan dos ovarios y dos oviductos largos y contorneados que desembocan en la
cloaca. Las paredes internas de los oviductos producen la envoltura gelatinosa de los óvulos. Son
ovíparos.

Debido a que los sapos y las ranas son ectotérmicos, se reproducen sólo durante las épocas más
cálidas del año.

En la primavera los machos croan para llamar a sus hembras. Cuando sus huevos están maduros,
las hembras entran en el agua y son sujetadas por los machos en un proceso que se denomina
amplexo, que estimula para que la hembra libere sus huevos, el macho descarga ell1uido seminal
que contiene espermatozoides sobre los huevos y de esta forma, los fecunda (fecundación
externa).

c. Reptiles.

Los machos presentan dos testículos con sus respectivos conductos deferentes que desembocan
en el urodeo de la cloaca. Las serpientes y saurios machos poseen un par de hemipenes, que son
estructuras musculares que emergen de las cloacas.

Los cocodrilos y quelonios poseen pene constituido por una masa muscular un canalículo central
(carecen de uretra). Ambos tipos de órganos copuladores permiten el paso de espermatozoides.

Las hembras poseen dos ovarios y dos oviductos que también desembocan en el urodeo de la
cloaca. A nivel de los oviductos donde se lleva a cabo la fecundación existen engrosamientos
glandulares encargados de la formación de las envolturas accesorias del huevo (albúmina ó clara,
envoltura membranosa y cáscara calcárea).

En la mayoría, los huevos fecundados y con cáscara son llevados al exterior para su incubación
(ovíparos). Algunas serpientes incuban sus huevos en el interior del oviducto, donde eclosionan,
liberando las crías (ovovivíparos).

Los cocodrilos son ovíparos. Generalmente ponen de 20 a 25 huevos, custodiados por la hembra,
que, cuando oye las voces de los jóvenes en el momento de la eclosión, responde abriendo el nido
para permitirles escapar. Se conoce que en tortugas y cocodrilos la temperatura ambiental influye
en la determinación del sexo.

d. Aves.

Los sexos son separados. Presentan dos testículos, con los conductos deferentes que desembocan
en la cloaca. Las hembras sólo presentan un ovario y oviducto izquierdo.

Antes de la descarga, el esperma es almacenado en la vesícula seminal (extremo dilatado del vaso
deferente).

Los testículos de las aves presentan gran desarrollo en la estación de cría, que pueden aumentar
su tamaño hasta 300 veces. Los patos y gansos presentan pene. En las otras aves, se da la
aposición cloacal.

Los huevos son expulsados del ovario hasta el ostium (extremo expandido del oviducto). La
fecundación tiene lugar en la porción superior del oviducto).

e. Mamíferos.

Son dioicos (sexos separados), órganos reproductores como pene, testiculos (generalmente
dentro de un escroto), ovarios, oviductos y vagina.
Fecundación interna. Los huevos se desarrolla en un útero con unión placentaria (excepto en los
monotremas). Presentan membranas fetales (amnios, corión, alantoides). Presentan:

* Prototerios.- Los monotremas son ovíparos. Los huevos son transportados dentro de un saco
abdominal (equidna) o incubados en un nido (ornitorrinco). El útero está conectado a la cloaca por
un conducto urogenital.

* Metaterios.- Las crías nacen vivas (pero en estado fetal) y se dirigen a una bolsa (marsupio) que
encierra a los pezones de donde se nutre. Es un proceso de adaptación frente a la inexistencia de
placenta. Ejemplo: El canguro, zarigüeya, koala.

* Euterios.- La fecundación se realiza en los oviductos (trompas). El embrión madura en el útero.


La placenta es un órgano que permite el intercambio de materiales feto-madre, pero no hay
mezcla de sangre.

ESTADO ACTUAL

Existe ya, casi completa, la infraestructura material sobre la cual puede descansar el desarrollo de
un gran plan nacional de acuicultura encaminado:

a. a generar numerosas oportunidades de trabajo;

b. a producir grandes cantidades de alimento para el consumo doméstico;

c. a contrarrestar los efectos de la contaminación;

d. a incrementar los volúmenes de especies exportables, de cuyo comercio México, como otros
países latinoamericanos, obtiene divisas indispensables para proseguir su desarrollo.

Obras del Gobierno. Hasta 1971, el número de presas de dimensiones mayores era de 866, en
tanto que las de magnitud mediana llegaban a 448. Es probable que en la actualidad la suma de
ambos tipos de presas, llegue a 1 400. A las cifras anteriores deben agregarse los numerosos
estanques o cajas de agua y 1,5 millones de ha de lagunas litorales. Si se considera que la
superficie de los embalses formados por las presas y de los lagos y lagunas naturales, de aguas
dulces, se estima en 1,2 millones de ha, se verá que la base física disponible para la acuicultura en
aguas dulces y salobres de México se aproxima a los 3 millones de ha, independientemente de las
aguas litorales en donde es posible practicar la maricultura.

Organizaciones gubernamentales interesadas en la acuicultura. La acuicultura se encuentra


actualmente a cargo de varias dependencias gubernamentales, a saber:

a. Secretaría de Industria y Comercio

Subsecretaría de Pesca
Instituto de Pesca

Estaciones de biología pesquera

Fideicomiso para el fomento de la flora y fauna acuática

Estaciones de acuacultura (aproximadamente 15)

b. Secretaría de Recursos Hidráulicos

Dirección de Distritos de Riego

Servicio de Piscicultura (4 estaciones)

Dirección de Gran Irrigación

Dirección de Acuacultura

c. Comisión Federal de Electricidad

Departamento de Conservación de Cuencas

1 Estación de piscicultura

PERSPECTIVAS DE LA ACUICULTURA

Las modalidades de la acuicultura que son aplicables a las condiciones de México, son
determinadas por los antecedentes expuestos, la infraestructura existente y los problemas
socioeconómicos regionales, necesidades de los núcleos de población y del desarrollo económico.
Se sugieren en principio las modalidades que se mencionan más adelante, para cuyo desarrollo ya
se cuenta con experiencia suficiente. Las posibilidades de comercialización en cada caso, han sido
determinadas a través del conocimiento de la demanda doméstica y de los estudios de mercado
practicados por las consejerías comerciales que el Instituto Mexicano de Comercio Exterior posee
en numerosos países.

Acuicultura intensiva

Practicada en estanques de extensión relativamente pequeña (menor de 4 ha) con propósitos


comerciales o de consumo doméstico. Aunque esta modalidad está llamada a tener gran
importancia, en la actualidad su práctica es muy limitada. Un plan rural nacional para la
construcción de estanques podría dar base a una gran expansión de este importante aspecto de la
piscicultura. Dichos estanques pueden tener usos míltiples: abrevadero, consumo doméstico,
control de la erosión, pesca deportiva. El aspecto comercial de la piscicultura intensiva tiene
perspectivas muy halagüeñas y presenta diversas posibilidades:

a. cultivo comercial de truchas, altamente tecnificado para el consumo doméstico y para la


exportación;
b. cultivo comercial de especies de aguas semicálidas y templadas

* carpas y bagres (exportables)

* cultivo comercial de pescados blancos (consumo doméstico y exportación);

c. cultivo comercial de especies de aguas cálidas

* tilapias (mojarras de origen africano) (exportables)

* bagres (exportables)

* langostinos (exportables)

* ranas (exportables).

Existen técnicas biológicas para el cultivo artificial de todas las especies enumeradas, que desde
luego no son las únicas potencialmente cultivables. Las especies se reproducen y alimentan
artificialmente hasta alcanzar talla comercial. Los programas de piscicultura rural deben ser
puestos en marcha por las organizaciones campesinas.

UNIDAD III

ORGANISMOS CON POTENCIAL BIOTECNOLOGICO.

MOLUSCOS

Los moluscos son uno de los grupos de animales más amplios conocidos. El número de especies
vivas se calcula entre las 80.000 y las 150.000, conociéndose además unas 35.000 especies fósiles.
De este dato y de la gran variedad de hábitats que han colonizado (prácticamente todos los del
planeta) puede deducirse que han logrado un gran éxito evolutivo. Por otra parte, su interés
económico y cultural los han convertido en uno de los grupos de invertebrados mejor conocidos
científicamente. Zoológicamente se caracterizan por ser metazoos (o sea, animales pluricelulares)
celomados (o sea, que poseen una cavidad interna que les proporciona interesantes capacidades
de organización corporal) no segmentados (o sea, que su cuerpo no está formado por unidades
básicas repetidas), aspecto éste último que les diferencia de las otras dos grandes líneas evolutivas
de los invertebrados: los Anélidos y los Artrópodos.

Anatómicamente, el cuerpo de los moluscos suele dividirse en tres partes: cabeza, que contiene
los órganos sensoriales, pie, órgano musculoso generalmente utilizado para el movimiento y masa
visceral, conjunto de los órganos internos. Esta masa visceral está muy desarrollada y se sitúa
dorsalmente, estando envuelta por una membrana compleja, el manto que es el responsable de la
formación de la concha. A su vez, el manto forma un repliegue que, junto con la pared del cuerpo
delimita un espacio llamado cavidad paleal, donde se encuentran las branquias. Todos estos
caracteres están siempre presentes en el grupo, aunque pueden presentar grandes variaciones en
función del modo de vida.

Los moluscos constituyen uno de los grupos animales más diversificados: no resulta demasiado
evidente la relación que une a las almejas con los caracoles, los pulpos o los quitones. Sin
embargo, dentro de las distintas ramas en que se divide el phyllum (o grupo) sí que se mantiene
una cierta homogeneidad: las almejas se parecen a los mejillones o los pulpos a los calamares.

La explicación de la amplia variedad de formas está probablemente en la enorme antigüedad de su


linaje: los moluscos existían ya antes del Cámbrico (hace unos 600 millones de años) y al finalizar
este periodo (hace 500 millones de años) ya estaban bien definidos todos los grupos actuales. A
partir de aquí se produce un largo proceso de adaptación independiente en el que se van
colonizando todos los medios posibles y van surgiendo las especies que conocemos.

No obstante, de la organización interna de los moluscos actuales puede deducirse cómo debió de
ser su antepasado hipotético, el llamado "molusco ancestral", en torno al cual existe un amplio
consenso.

La concha

Como es bien sabido, los invertebrados, entre los que se encuentran los Moluscos, son animales
que no poseen esqueleto interno, pero eso no significa que hayan de renunciar a las ventajas que
proporciona el tener una parte dura como referencia para el resto de su cuerpo. La solución que
muchos de ellos (Insectos, Crustáceos y Moluscos entre los más notorios), han adoptado para este
asunto consiste en ubicar dicha parte dura en el exterior del cuerpo en lugar de en el interior. Ello
les proporciona la ventaja de que pueden utilizar su esqueleto, al que nosotros solemos llamar
concha o caparazón, como un elemento defensivo para protegerse de las agresiones externas,
además de como punto de anclaje para sus músculos y órganos, que es para lo que lo usamos los
vertebrados.

La concha es sin duda lo que más caracteriza a los moluscos, así que vamos a analizarla
detenidamente desde varios puntos de vista para saber qué es realmente lo que tenemos entre
manos. Como hemos dicho, la concha constituye realmente el esqueleto externo o exoesqueleto
de estos animales y que sus funciones comprenden fundamentalmente la protección y el soporte
anatómico, pero, ¿de qué está hecha? ¿cómo llega a formarse? ¿cuándo aparece? ¿por qué es tan
variable? A estos y otros interrogantes intentaremos responder a continuación.

Composición de la concha
Químicamente hablando, las conchas de los moluscos son enormemente similares, a pesar de las
llamativas diferencias que presentan en su aspecto: todas están formadas por dos componentes,
una matriz orgánica de naturaleza fundamentalmente proteínica (conquiolina) y un depósito
inorgánico de carbonato cálcico, aunque eso sí, la disposición de estos dos componentes, siendo
similar, puede presentar variaciones que en gran medida dan su particular aspecto a cada concha.

La conquiolina presenta cierta relación con la quitina que constituye el caparazón de los insectos,
crustáceos y otros organismos, incluyendo los hongos superiores. Dada su naturaleza proteínica,
contiene gran cantidad de aminoácidos, especialmente tirosina, asparagina y lisina, además de
algunos aminoazúcares.

Es segregada por el manto, una especie de repliegue dérmico que recubre el cuerpo del animal y
su principal función es servir de base para el posterior depósito de sales minerales; su importancia
(en cantidad) es variable dependiendo del estrato de la concha al que nos estamos refiriendo
como veremos al hablar de la estructura.

Respecto a las sales minerales, es importante resaltar que éstas pueden cristalizar de distintas
formas al depositarse, formando diferentes capas que aportan gran parte de las características
visuales de la concha. El carbonato cálcico (CaCO3) suele cristalizar en forma de aragonito, aunque
también puede hacerlo de calcita, especialmente en la parte más interna de la concha. Además,
los cristales pueden disponerse en forma de prismas o de láminas, según la capa de que se trate,
proporcionando así diferentes propiedades a la estructura de la concha.

Es normal también encontrar pequeñas cantidades de otras sales como carbonatos, fosfatos y
silicatos de magnesio, pero su papel es completamente secundario, no parece tener una relación
con las características de la concha sino que es probablemente una consecuencia casual de su
parecido químico con el carbonato cálcico y del hecho de su existencia en el medio en que vive el
animal.

Estructura de la concha

Independientemente del aspecto externo que presente, la estructura transversal de la concha es


básicamente la misma siempre y, en contra de lo que pudiera parecer, es bastante complicada. La
organización es en capas superpuestas y desde fuera hacia adentro podemos distinguir las
siguientes:

Periostraco (del griego peri = alrededor y ostrakon = casco): está formado por conquiolina (es por
tanto completamente orgánico) y envuelve al resto de la concha como una funda. Su consistencia
es parecida a la de una membrana y no siempre está presente, de hecho, en las conchas que no se
han cogido vivas es muy raro encontrarlo. En general no es precisamente una capa llamativa: sus
colores suelen ser apagados (habitualmente transparente o en tonos marrones) y carece de brillo,
aunque algunas especies (la familia Ranellidae, por ejemplo) desarrollan largas y finas
prolongaciones que dan a la concha fresca un aspecto peludo bastante curioso. Su función
biológica parece ser la de proteger a la concha de las reacciones químicas con el agua, evitando así
su debilitamiento por disolución parcial del carbonato cálcico. Tambien contribuye a evitar la
fijación de otros organismos en su superficie y proporciona mimetismo a la concha.

Ostraco: está formado por cristales prismáticos, generalmente de aragonito, apilados a su vez en
dos capas (por eso algunos autores distinguen entre ectostraco y mesostraco) que se disponen
perpendicularmente o en diagonal respecto a la superficie de la concha, a veces estos prismas son
muy aplanados, formando una estructura prácticamente laminar. Los cristales se depositan en una
matriz de conquiolina en forma de red, de manera que la parte orgánica de esta capa llega a
alcanzar el 10% y los prismas pueden separarse si llega a eliminarse la proteína. En algunos casos
las capas se disponen con una inclinacion alternada, lo que da una mayor resistencia a la concha.

Hipostraco (del griego hypos = por debajo): también se conoce como endostraco y está formado
por varias capas laminares de aragonito (a veces también calcita) superpuestas de forma paralela a
la superficie de la concha. Estas láminas pueden ser mas o menos gruesas y planas, en cuyo caso
dan a la superficie interna un aspecto de porcelana o muy finas y onduladas, en cuyo caso dan
lugar a la superficie irisada que conocemos como nácar.

Un aspecto importante a mencionar es que las conchas de los moluscos son, en su abrumadora
mayoría, dextrógiras, es decir que la espiral que las constituye se enrolla siempre hacia la derecha,
de tal manera que, si sostenemos la concha verticalmente con el ápice hacia arriba y la abertura
dirigida hacia nosotros, ésta quedará siempre en el lado derecho de la concha. Existen algunas
especies (muy pocas) que son naturalmente levógiras (se enrrollan hacia la izquierda), como es el
caso de Neptunea contraria o Sinistralia maroccensis y ocurre también que, ocasionalmente, se
encuentra algún ejemplar levógiro de una especie que es normalmente dextrógira. Se supone que
estos ejemplares aparecen debido a una mutación producida en las primeras fases del desarrollo
de la larva y son por lo tanto una rareza que puede multiplicar enormemente el valor del ejemplar.
Una mención aparte merece el opérculo, presente en muchos grupos de gasterópodos marinos y
en algunos terrestres. El opérculo es una placa que se desarrolla en la parte dorsal y posterior del
pie y que sirve para cerrar la abertura cuando el animal se retrae en el interior, constituyendo una
auténtica ͞puerta͟ que impide el acceso por la zona más vulnerable. El opérculo es característico
de cada especie y puede servir perfectamente para distinguir unas de otras. Según el material de
construcción utilizado puede ser córneo (orgánico) o calcáreo, en cuyo caso su composición es
similar a la de la concha. Además, su crecimiento puede ser espiral o concéntrico. Algunos
opérculos, como los de Astraea rugosa o Turbo marmoratum poseen un indudable atractivo y han
llegado a ser utilizados en joyería.

Formación de la concha

Los primeros atisbos de la concha aparecen ya en la fase de larva, en un estadio conocido como
veliger, muy característico de los moluscos, y a partir de ahí, su crecimiento perdura durante toda
la vida del animal. Las primeras vueltas, formadas por material depositado de una sola vez en la
fase larvaria y que en ocasiones se acaba perdiendo debido a su fragilidad, se conoce como
protoconcha y es característica de cada especie. No obstante, el crecimiento de la concha no es
continuo, sino que se produce de manera periódica, dejando sus huellas en la propia concha.

Esto es debido a que las capas superiores de la concha se forman a partir de las secreciones
producidas por las células del borde del manto, apareciendo así una serie de líneas de crecimiento
que suelen ser bastante aparentes (piénsese en una almeja, por ejemplo). Estas líneas de
crecimiento tienen el aspecto de anillos concéntricos en los bivalvos, mientras que en los
gasterópodos aparecen como líneas más o menos marcadas, paralelas a la abertura de la concha y
que aparecen a cierta distancia unas de otras.

Las fases de crecimiento dependen en gran medida de las condiciones ambientales (temperatura,
cantidad de alimento o de sales disponibles en el agua, etc...), así como de la situación interna del
animal (estado de salud, estrés, etc...), por lo tanto, en condiciones favorables el crecimiento será
rápido y las líneas de crecimiento se encontrarán relativamente separadas unas de otras, mientras
que si las condiciones no son buenas, el crecimiento será lento y las líneas aparecerán muy juntas.
Si las condiciones llegan a ser muy desfavorables, el crecimiento puede detenerse por completo.

No hay un acuerdo general sobre la duración de estas fases, es probable que sean estacionales en
muchos casos pero, salvo excepciones, no se puede afirmar que cada línea de crecimiento
corresponda a un periodo fijo en la vida del animal (al contrario de lo que ocurre con los anillos de
los árboles, cada uno de los cuales corresponde siempre a un año). Lo que sí nos permiten deducir
es cómo han ido variando las condiciones ambientales en la zona siempre que tengamos un cierto
número de conchas con similares variaciones, o cómo ha ido transcurriendo la vida y la salud de
un determinado animal a lo largo de su vida.

La capa interna de la concha es fabricada a partir de la secreción de todas las células del manto, no
sólo de las del borde, y por lo tanto, el crecimiento de esta capa no produce líneas de crecimiento,
sino una acumulación de estratos que es la responsable del crecimiento en grosor de la concha.
Puesto que este crecimiento dura toda la vida del animal ello nos permite afirmar de modo
general que una concha más gruesa será siempre más vieja que otra más fina,
independientemente de su tamaño, siempre que las condiciones sean similares.

Los moluscos son capaces de reparar su concha si ésta resulta dañada, siempre que la parte del
manto que está debajo permanezca intacta. En ocasiones, la parte dañada queda fuera del alcance
de las células del borde y la reparación es llevada a cabo por otras células del manto, que sólo son
capaces de secretar la capa interna de la concha, con lo cual la reparación dejará una especie de
cicatriz que puede apreciarse con facilidad. La formación de cicatrices también puede deberse a
que hayan variado las condiciones de crecimiento y por tanto, la fabricación de la concha se haya
vuelto más lenta o más rápida de lo habitual.

Algunas familias de moluscos, en especial las porcelanas, las marginelas y las olivas, tienen la
costumbre de desplegar los lóbulos del manto alrededor de su concha, abarcándola por completo
e impidiendo de esta manera que se fije sobre ella ninguna incrustación. (y, por lo tanto carecen
de periostraco) Además, éstos lóbulos siguen secretando una capa calcárea muy fina, a modo de
esmalte, lo que da a las conchas de estos animales su característica textura lisa y brillante (de ahí
su nombre de porcelanas) que las hace tan apreciadas para el coleccionista.

Escultura y patrones de color

Una de las cosas más características de las conchas y que pueden conferirles un valor añadido son
las esculturas que presentan. Entendemos por escultura toda la serie de formaciones calcáreas
que adornan el exterior de la concha: costillas axiales y radiales, nudos, varices, espinas, dientes,
etc...
Por regla general, estas esculturas son características de la especie mientras que, de un individuo a
otro, dentro de la misma especie, lo único que varía es el grado de desarrollo de las mismas.
Puesto que, como hemos expuesto antes, las células del manto son las reponsables de la
formación de la concha, todas estas esculturas están provocadas por diferencias en la forma del
mismo o en el ritmo de secreción de dichas células.

Así por ejemplo, las costillas axiales (o concéntricas en bivalvos) deben su aparición a que, en los
periodos finales de cada fase de crecimiento, el manto se repliega, por lo que el depósito de
material correspondiente se hace en los mismos puntos, formándose así una acumulación que
sobresaldrá por encima de la superficie ͞normal͟ de la concha. Las líneas espirales o costillas
radiales en cambio se deben a que el borde del manto no es plano, sino que presenta
ondulaciones, por lo que la concha se forma siguiendo esas mismas ondulaciones. La combinación
de ambos factores da lugar a nudos y varices, mientras que las diferencias en el ritmo de secreción
originan digitaciones y espinas, sin perjuicio de que puedan combinarse además con todo lo
anterior. Como puede verse, las combinaciones posibles son enormes y ello justifica la amplia
variedad de esculturas que podemos encontrar.

En cuanto al colorido de las conchas, que es otra de sus características más apreciadas, se debe a
la inclusión de distintos pigmentos en el ostraco (generalmente, en la capa superior del mismo, en
una zona conocida como capa calcárea de dibujo) a medida que se va fabricando la concha. Estos
pigmentos pueden dividirse en dos tipos: solubles en ácidos (como la melanina o las porfirinas) y
no solubles en ácidos (cromoproteínas diversas) y son fabricados por células del cuerpo del
animal, almacenándose después en células especiales del manto que son las que los depositarán
en la concha.

La fabricación de los pigmentos (es decir, su tipo y cantidad y, por lo tanto la intensidad de color
que producen) está muy ligada a la alimentación del animal así como a las condiciones
medioambientales, lo que produce a menudo distintas tonalidades dentro de la misma especie. En
cambio, los distintos dibujos y patrones de color son debidos, al igual que la escultura, a la
actividad constructora (en este caso, secretora) de las células del manto.

Así, si las células secretoras se encuentran repartidas de forma continua a lo largo del borde del
manto, la concha tendrá un color uniforme, sin dibujos de ningún tipo, mientras que si esas
mismas células se encuentran esparcidas de trecho en trecho darán lugar a un patrón a base de
líneas espirales paralelas entre sí (o radiales) al ir creciendo la concha. Si la actividad secretora no
es continua, sino esporádica, el resultado final será un dibujo a base líneas axiales (paralelas a la
abertura) en el primer caso, o de lunares en el segundo.
Por supuesto, toda esta actividad así como la posición de las células en el manto, puede ir
cambiando a lo largo de al vida del animal, con lo que obtendríamos dibujos a base líneas
onduladas o quebradas, lunares de diferentes tamaños, etc...

Cabe preguntarse cuál es la utilidad que presentan para su dueño todo este intrincado mundo de
colores y dibujos, y la verdad es que poco se sabe al respecto. Algunos autores han propuesto una
finalidad similar a la que tienen en otros animales, es decir fundamentalmente defensiva, bien por
que ayudan a camuflarse y pasar desapercibidos (aunque esto podría servir también para facilitar
la aproximación a una presa), bien por constituir un aviso de la potencial peligrosidad de su
poseedor.

Sin embargo hay dos factores que restan mucha validez a esta idea y son, en primer lugar que, en
condiciones vitales ni colores ni dibujos son realmente visibles, ya que suelen estar ocultos por el
periostraco, que es de tonos uniformes y apagados, y en segundo lugar, que ni los moluscos (a
excepción de los cefalópodos) ni la gran mayoría de sus predadores o presas tienen una visión muy
desarrollada y, desde luego no es éste el sentido que utilizan preferentemente ni para cazar ni
para huir.

En el terreno del coleccionismo, hay que tener en cuenta que muchos de los pigmentos que dan el
color a las conchas, al ser de carácter orgánico, son sensibles a determinados factores como la luz,
la temperatura, la humedad y el oxígeno atmosférico, por lo que están lejos de ser inalterables.
Por ejemplo, los tonos rojos y naranjas o los matices muy suaves tienen tendencia a palidecer con
el tiempo, mientras que los tonos púrpuras se oscurecen hasta casi negros al oxidarse el pigmento.
Por ello, aunque estas situaciones no lleguen a ser excesivamente frecuentes, es importante una
adecuada conservación de la colección que nos permita conservar los colores en toda su riqueza.

CLASIFICACIÓN DE LOS MOLUSCOS |

| GASTERÓPODOS * Tienen sólo una concha. * Los ojos los llevan en el extremo de
unos tentáculos, que esconden en caso de peligro. * Los hay terrestres y marinos.- Los terrestres,
como el caracol, respiran pol pulmones; los de mar, como el bígaro, respiran por branquias. |

| BIVALVOS * Tienen dos conchas o valvals, de ahí su nombre. * No tienen cabeza


diferenciada. * Vven en el mar, enterrados en la arena o sujetos a las rocas. * Respiran ppor
branquias |
| CEFALÓPODOS * No tienen concha externa. * Algunos, como el calamar, llevan una
bolsa de tinta para enturbiar el agua en caso de peligro. * Llevan largos tentáculos en la cabeza.
* Son marino y respiran por branquias. |

Microorganismos

Los microorganismos tienen una enorme importancia en la vida marina, no sólo como elementos
indispensables en la cadena trófica (destrucción de la materia orgánica y liberación de los
elementos minerales), sino también en la elaboración de dicha materia orgánica (ciclos del
Carbono, del Nitrógeno ...). Se encuentran en todo el ámbito batimétrico del sistema bentónico
marino y, aunque más abundantes en los niveles más superficiales, está demostrada su existencia
en los grandes fondos marinos (a más de 5.000 m de profundidad).

En líneas generales, las cantidades más elevadas de gérmenes suelen encontrarse en la zona
superficial del mar, disminuyendo a medida que aumenta la profundidad. Los sedimentos dan
elevados recuentos de bacterias y hongos, incluso en las profundidades abisales; en ellos
desempeñan un papel muy importante en la remineralización de la materia orgánica y en la
alimentación de la fauna de los fondos marinos.

Vamos a revisar brevemente algunos detalles significativos de cada uno de los grandes grupos de
microorganismos marinos:

| BACTERIAS CIANOFÍCEAS HONGOS VIRUS |

Bacterias marinas

En las zonas cercanas a la costa, lógicamente, los bacterias encontradas guardan una relación más
o menos directa con las de tierra, pero en mar abierto, sus características pecualiares hacen que
podamos hablar con un poco más de consistencia de microorganismos autóctonos del mar. En
realidad, el que sean generalmente halófilos y psicrófilos facultativos es la única característica que
los distingue de especies terrestres directamente emparentadas y con metabolismos similares.
Desde el punto de vista sistemático no se puede hablar de ninguna unidad específica ya que los
microorganismos del mar se reparten en númerosos géneros y especies, incluyendo como ya
hemos dicho, especies de tierra. De hecho, hay autores (Scholes y Shewan, 1964) que ponen en
duda la existencia de bacterias específicamente marinas.

Una buena cantidad de bacterias marinas son halófilas, o sea, necesitan una determinada
proporción de ClNa en el medio en el que viven (entre 25 y 40/mil) y no crecen, o crecen mal, en
agua dulce. Se trataría en realidad según Larsen de organismos levemente halófilos (los halófilos
moderados necesitan concentraciones entre 50 y 200/mil y los halófilos extremos entre 200 y
300/mil). Otra serie de ellas son simplemente halotolerantes y pueden crecer perfectamente en
agua dulce.

Una gran parte de los organismos marinos se desarrollan perfectamente a temperaturas de entre
0 y 4ºC (psicrófilos) y aunque la temperatura óptima de desarrollo de muchos de ellos se
encuentra entre 18 y 22ºC pueden también crecer bien a 0ºC o menos (psicrófilos facultativos). No
se debe perder de vista que en un 90% del medio marino la temperatura habitual está por debajo
de los 5ºC, lo que hace que los microorganismos psicrófilos tengan mayor importancia de la que se
pensaba hasta hace poco.

Por la misma razón expuesta al final del párrafo anterior, en el medio marino tienen considerable
importancia las bacterias barófilas y barotolerantes.

Los estudios realizados por Zobell y Upham (1944) y Moriarty y Hayward (1982) indican que aprox
un 90% de las colonias que crecen en placas de agar sembradas con agua de mar son Gram-
negativas. Según Zobell (1946) un 80% aprox son móviles con flagelos. Según estos mismos
estudios, los microorganismos Gram-positivos esporulados no abundan en la columna de agua
aunque su importancia es mucho mayor en los sedimentos.

Morfológicamente hay muy poca homogeneidad. Las formas celulares son muy variadas,
apareciendo representantes de los grupos fundamentales (cocos, bacilos, vibrios y espirilos),
aunque, como ya hemos señalado, abundan mayoritariamente los bacilos Gram-negativos,
flagelados y no esporulados.

MacDonell y Hood (1982) informaron del hallazgo reiterado en la costa americana del Golfo de las
denominadas ultramicrobacterias, capaces de atravesar los poros de los filtros de membrana de
0.2 micras. Suelen ser bacilos muy cortos y pertenecen a los géneros Pseudomonas, Aeromonas,
Vibrio y Alcaligenes. Tal vez se relacionan con las formas subdesarrolladas descritas ya por
Jannasch en 1955.

Una gran mayoría de las bacterias marinas son anaerobios facultativos y crecen mejor con oxígeno
que sin él. Son relativamente escasas tanto las especies aerobias estrictas como las anaerobias
estrictas.

En líneas generales, y aunque pueden utilizar concentraciones muy bajas de nutrientes (cosa
bastante general en el medio marino), crecen mucho más lentamente en los medios de cultivo que
sus colegas terrestres. El acusado pleomorfismo que muestran en los cultivos (formas celulares
diferentes en un mismo organismo) puede deberse justamente a esta adaptación a la escasez de
nutrientes.

Encontramos entre las bacterias marinas sistemas metabólicos muy variados y aunque son
capaces de utilizar nutrientes de tipo muy variado, las hay que están altamente especializadas en
la utilización de determinados sustratos nutritivos.
Las bacterias proteolíticas parecen abundar más en el medio marino que en otros tipos de
biotopos, a pesar de lo cual casi no existen compuestos orgánicos naturales que no sean utilizados
por unas u otras. Las hay que desdoblan azúcares o grasas y también compuestos de elevado peso
molecular (celulosa, agar, quitina, hidrocarburos ͙). Las hay que realizan el proceso de
desnitrificación o el de desulfuración (abundas éstas, sobre todo las desnitrificantes, en los
sedimentos anaerobios).

Se han aislado también bacterias fotógenas, capaces de transformar la energía química en energía
luminosa, que viven de forma libre o incluso como simbiontes en los órganos luminosos de
algunos cefalópodos y teleósteos. Rheinheimer cita como ejemplo especies de los géneros
Photobacterium y Vibrio.

La mayoría de las especies bacterianas encontradas hasta ahora en el medio marino pertenecen a
las Eubacterias y entre ellas son bastante frecuentes especies pertenecientes a los géneros
Pseudomonas, Beneckea, Spirillum, Alcalígenes y Flavobacterium, siendo las especies del género
Bacillus particularmente abundantes en los sedimentos. Las investigaciones más recientes señalan
sin embargo la presencia mucho más abundante de lo esperado de microorganismos
pertenecientes al grupo de las Arqueobacterias.

Cianofíceas marinas

Las Cianofíceas o algas azules, por oposición a las algas verdaderas genuinamente eucariotas, son,
como las bacterias, procariotas que tienen núcleo y plastidios sin membrana y les faltan las
mitocondrias. Por esta razón se las conoce también como Cianobacterias.

Para la fotosíntesis utilizan los pigmentos clorofila a, B-caroteno y ficobilinas, que es otro detalle
que las diferencia de casi todas las algas verdaderas y de las clorobacterias y las bacterias púrpura.

Su morfología es muy variada (formas unicelulares, colonias, filamentosas ͙) y se reproducen por


división celular. Pueden encontrarse libres o fijas sobre plantas o animales acuáticos o sobre
sustratos inertes. Las hay también simbiontes de plantas y animales inferiores.

La gran mayoría de las cianofíceas marinas apenas se diferencian de sus parientes de agua dulce.
Como en el caso de las bacterias, hay pocos géneros exclusivamente marinos (Trichodesmium, por
ejemplo) y su importancia en los ciclos biológicos parece bastante menos considerable que las de
las aguas continentales.

Aparecen con relativa abundancia en las zonas costeras, fijas sobre plantas y rocas y en el sustrato
del fondo del mar, en las zonas de mareas, sobre la arena o el lodo, y en la zona de salpicaduras de
las costas rocosas (el liquen Lichina porta un ficobionte que es Calothrix). En los litorales formados
por roca calcárea aparecen frecuentemente cianofíceas endolíticas, que viven en el interior de las
rocas
Hongos marinos

Los hongos superiores que según Meyers (1968) pueden considerarse estrictamente marinos son
aquellos que viven preferente o exclusivamente en el mar, o se desarrollan de forma óptima en él
en condiciones de salinidad entre 25 y 40/mil. No cumpliendo estas condiciones tendríamos que
hablar de hongos halotolerantes, de probable origen terrestre, capaces de soportar la vida en el
mar por más o menos tiempo.

Los hongos son organismos eucariotas (presentan verdadero núcleo) y, en su gran mayoría C-
heterótrofos, por lo que necesitan materia orgánica para vivir. Los hay saprofitos, parásitos o
parásitos facultativos. Presentan formas mucho más variadas que las bacterias y sus células son
mucho mayores que las de éstas últimas. A menudo forman complejos órganos de reproducción.

Aunque hasta hace unos pocos años no se les ha prestado mucha atención, sabemos que están
ampliamente difundidos por el medio marino y su importancia entre la microflora marina es
incluso superior a la de las bacterias. Se han encontrado representantes de todos los grandes
grupos fúngicos y está demostrado que una buena cantidad de ellos necesitan ClNa para subsistir
por lo que sólo pueden vivir en el mar. Hay también muchos que son simplemente halotolerantes
y de origen terrestre.

Las levaduras, y levaduriformes en general, gozan también de amplia representación en el medio


marino.

Algas

Se llaman algas a diversos organismos autótrofos de organización sencilla, que hacen la


fotosíntesis productora de oxígeno (oxigénica) y que viven en el agua o en ambientes muy
húmedos. Pertenecen al reino Protoctista.

Las algas no se clasifican dentro del reino vegetal, es decir, no son plantas (Embriophyta). Se trata
de un grupo polifilético o artificial (no es un grupo de parentesco), y no tiene por lo tanto ya uso
en la clasificación científica moderna, aunque sigue teniendo utilidad en la descripción de los
ecosistemas acuáticos.

El estudio científico de las algas se llama Ficología. Se usa también pero menos Algología, un
término ilegítimamente construido con una raíz latina (alga) y otra griega (logos); se presta
además a confusión con la ciencia homónima del dolor, que es una especialidad médica.

Muchas algas son unicelulares microscópicas, otras son coloniales y algunas han desarrollado
anatomías complejas, incluso con tejidos diferenciados, como ocurre en las algas pardas. Las más
grandes, miembros del grupo anterior, forman cuerpos laminares de decenas de metros de
longitud.

* |

Clasificación

Las algas constituyen un conjunto polifilético, es decir, que sus miembros están dispersos entre
distintos grupos de parentesco (grupos o clados monofiléticos).

* Procariotas (Prokaryota, Bacteria s.l., Monera). Sólo un grupo de procariotas ha sido tratado
habitualmente bajo el concepto de algas:

1. Cianobacterias (Cyanobacteria). Llamadas tradicionalmente algas verdeazuladas o algas


azules, que es lo que literalmente significa su antiguo nombre sistemático, cianofíceas
(Cyanophyceae).

Algunos otros grupos de procariontes realizan formas de fotosíntesis no oxigénicas, pero no suelen
ser tratados como algas, sino como bacterias o arqueas.

* Eucariotas (Eukarya). Muchos grupos de eucariotas, todos clasificados habitualmente en el


reino Protista, son considerados bajo el concepto de algas. En la mayoría de los casos coinciden en
el mismo clado (rama evolutiva) con formas heterótrofas que tradicionalmente se han descrito
como ͞protozoos͟ o como ͞hongos͟ (falsos hongos).

1. Filo Euglenófitos (Euglenophyta). Formas unicelulares de agua dulce dotadas de plastos


verdes, emparentadas estrechamente con los Kinetoplástidos, un grupo que incluye tanto a
formas unicelulares heterótrofas de los mismos ambientes como a los protistas que producen la
enfermedad del sueño (Trypanosomátidos).

2. Filo Dinoflagelados (Dinoflagellata, Pyrrophyta para los botánicos). Son protistas unicelulares
que en su mayoría presentan plastos de distintos colores, derivados por endosimbiosis de otras
algas unicelulares. Las zooxantelas a su vez son dinoflagelados endosimbióticos que crecen en
distintos animales acuáticos marinos, especialmente corales. Los Dinoflagelados están muy
cercanamente emparentados con los Ciliados y, más aún, con los Apicomplejos, el grupo que
incluye al parásito que produce la malaria (Plasmodium).

3. Filo Cromófitos (Chromophyta) o Heterokontófitos (Heterokontophyta): Un clado (grupo


evolutivo) de protistas muy heterogéneo que incluye entre sus miembros a algunos de los más
importantes fotosintetizadores acuáticos, como las algas doradas (Crisófitos, Chrysophyta), las
algas pardas (Feófitos, Phaeophyta) o las diatomeas (Bacilariófitos, Bacillariophyta o Diatoma).
También se incluyen aquí algunos grupos heterótrofos, como los Oomycetes, que hasta que
recientes avances genéticos permitieron comprobar su verdadera filiación, se clasificaban entre
los hongos (͞pseudohongos͞).
4. Filo Haptófitos (Haptophyta=Coccolithophoridae), llamados a veces Prymnesiophyta.
Unicelulares cuyas escamas carbonatadas (cocolitos) contribuyen de forma importante a los
sedimentos oceánicos.

5. Filo Criptófitos (Cryptophyta). Formas unicelulares flageladas de aguas frías, sobre todo
marinos.

6. Filo Glaucófitos (Glaucophyta=Glaucocystophyta). Son protistas unicelulares de agua dulce


que se caracterizan por contener cianelas, que son plastos con características típicas de las
cianobacterias y ausentes de los plastos del resto de las algas y plantas (por ejemplo, una pared
residual de peptidoglucano y carboxisomas).

7. Filo Rodófitos (Rhodophyta). Son las algas rojas. En algunas clasificaciones se clasifican dentro
del reino vegetal (Plantae).

8. Filo Clorófitos (Chlorophyta). Son las algas verdes, de una de cuyas ramas evolutivas
evolucionaron las plantas terrestres. Actualmente se clasifican dentro del reino vegetal (Plantae).

Los tres últimos filos están emparentados entre sí y son los llamados eucariontes fotosintéticos
primarios, descendientes directos del eucarionte en cuyo seno una cianobacteria se convirtió en el
primer plastidio (Baldauf, 2003).

Hay varios grupos más diversamente relacionados con los anteriores que pueden considerarse
algas. Y algunos, como los ciliados, son comúnmente heterótrofos, pero con formas portadoras de
algas endosimbióticas que ecológicamente son ͞algas unicelulares͟.

Dada la polifilia del grupo, reflejada en la clasificación de arriba, no se pueden hacer muchas
generalizaciones válidas.

Las formas unicelulares eucarióticas suelen ser desnudas y flageladas, conservando en su mayoría
la capacidad de fagocitar. Una excepción importante la constituyen las diatomeas, que aparecen
recubiertas por una teca. Los haptófitos (o cocolitofóridos) están rodeados de escamas.

Las formas pluricelulares suelen presentar paredes celulares y plasmodesmos (puentes de


citoplasma entre células contiguas), y a veces desarrollan estructuras anatómicas intrincadas,
especialmente las algas pardas y las algas rojas. Son característicos los ciclos vitales complejos con
alternancia de generaciones. Los órganos formadores de gametos (gametocistes) y esporas
(esporocistes) son unicelulares (con la sola excepción de algunas algas verdes del género Chara).
En general, las células reproductoras son flageladas.

Biotipos

Además de formas estrictamente unicelulares se presentan entre las algas formas coloniales o
pluricelulares con estructuras y anatomías a veces convergentes que se suelen clasificar en los
siguientes biotipos:
* Colonial. Pequeños grupos de unicelulares mótiles laxamente agregadas y más o menos
regularmente dispuestas.

* Capsoide. Células poco numerosas encerradas en una cápsula mucilaginosa común.

* Cocoide. Unicelulares envueltas en una pared celular.

* Palmeloide. Células inmóviles y numerosas encerradas en una cubierta de mucílago.

* Filamentoso. Células formando un encadenamiento, a veces ramificado.

* Parenquimatoso. Células formando un talo, un agregado denso, pluriestratificado con algún


grado de diferenciación celular.

Ecología

Charca eutrofizada con una fuerte proliferación de algas.

La función ecológica más conocida de las algas es la producción primaria, son los principales
productores de materia orgánica a partir de la inorgánica en el mar, de esta manera la materia
orgánica ingresa a las cadenas tróficas. Este paso puede producirse por el consumo de algas, la
absorción de nutrientes disueltos de origen vegetal por otros organismos, o por la descomposición
de éstas.

Sobre la distribución de las algas puede afirmarse que son cosmopolitas, es decir viven en todos
los climas, se encuentran aclimatadas a las mas diversas situaciones ambientales. Hay algas en
todos los ambientes acuáticos donde existe luz, tanto de agua dulce como de agua salada, unas
veces en el plancton otras en el bentos. See encuentran también en ambientes terrestres
húmedos, como es el caso del verdín que crece en suelos, en muros, en cortezas de árboles, etc.

Son notables las algas que forman asociaciones simbióticas con organismos heterótrofos. Éste es
el caso de las que forman líquenes en asociación con hongos. También de los simbiontes
unicelulares que se encuentran en muchos animales marinos.

Existen formas unicelulares hipertérmofilas, creciendo en fuentes termales, entre las algas rojas.
Son de gran interés biológico, porque esta condición es única entre los organismos eucariontes.

Un fuerte interés antrópico determina el estudio de estos organismos, son por ello reseñables los
afloramientos o blooms producidos por algunas algas eucariontes unicelulares que protagonizan a
veces mareas tóxicas.

Simbiosis
Distintas algas aparecen formando notables simbiosis metabólicas. Se trata de asociaciones
mutualísticas en las que organismos con metabolismos distintos se asocian, beneficiándose
mutuamente de sus respectivas habilidades.

* Líquenes. Son asociaciones simbióticas de un alga y un hongo con capacidad fotosintetizadora,


conferida por el alga, que se desarrollan en ambientes subaéreos (terrestras) biológicamente
inhóspitos, como las rocas desnudas y las cortezas de los árboles. Tienen gran importancia como
organismos ecológicamente pioneros, capaces de colonizar ambientes previamente estériles. Hay
dos grupos de algas implicadas en las simbiosis liquénicas, las cianobacterias y, más comúnmente,
las algas verdes.

* Simbiosis con animales. Existen muchos ejemplos de animales (reino Animalia) acuáticos que
guardan algas unicelulares en sus tejidos superficiales, dentro de sus células o entre ellas. Sacan
ventaja de la fotosíntesis a la vez que proporcionan al alga un ambiente muy constante y favorable
para su crecimiento. Se llama zooxantelas y zooclorelas a estas algas, según que sean doradas o
verdes. Las primeras son en general dinoflagelados, sobre todo del género Symbiodinium; las
segundas son algas verdes. El grupo biológico donde este fenómeno es más importante es el de los
corales (Cnidaria. Anthozoa), que ecológicamente se comportan como productores primarios
fotosintetizadores, gracias a esta simbiosis. También son notables las simbiosis equivalentes que
se encuentra en moluscos nudibranquios. Algo parecido se observa en protistas como los ciliados
Mesodinium rubrum, oceánico, o Paramecium viride, una especie de agua dulce que conserva las
algas verdes unicelulares que fagocita mucho tiempo antes de digerirlas. Estos organismos
representan un modelo de como se originaron los plastos por endosimbiosis.

* Helechos acuáticos, como el género Azolla, albergan en simbiosis en sus cavidades estomáticas
cianobacterias de las que aprovechan su capacidad para fijar el nitrógeno, un nutriente
generalmente escaso, tomándolo del aire.

Parasitismo

Hay varios casos notables en que algas aparecen implicadas en relaciones parasitarias.

* La cianobacteria Phormidium corallyticum ataca a colonias de coral de diversas especies. Los


filamentos del alga provocan lesiones que facilitan la penetración de bacterias sulfooxidantes que
son las que a su vez causan el daño más grave. Se estima que la infección es más probable en
aguas poco turbulentas y contaminadas.

* Los rodófitos (Filum Rhodophyta, las algas rojas) son muy frecuentemente parásitos de otros
rodófitos. En general parásito y huésped están filogenéticamente próximos. El parásito inyecta
núcleos celulares en las células del huésped, que queda así transformado, produciendo luego
células sexuales portadoras del genoma parasitario.

* Varias algas verdes (Filo Chlorophyta) son parásitas de plantas verdes (Reino Plantae). Por
ejemplo, Cephaleuros es una alga filamentosa que crece en los tejidos de diversas plantas,
incluidos cultivo como el té o el café.
* Un par de especies del alga verde Prototheca se han convertido en patógenas de diversos
animales, como las vacas o los seres humanos. En las vacas producen mastitis muy contagiosas
que no se pueden controlar sin sacrificar los animales.

Peces

Los peces (Pisces*) son animales vertebrados acuáticos, generalmente ectotérmicos, recubiertos
en su mayoría por escamas y dotados de aletas, que permiten su desplazamiento en el medio
acuático.

Los peces son abundantes tanto en agua salada como en agua dulce, pudiéndose encontrar
especies desde los arroyos de montaña (por ejemplo el gobio), así como en lo más profundo del
océano (por ejemplo anguilas tragonas).

Los alimentos preparados con pescado son una importante fuente de nutrición para los seres
humanos. Pueden ser pescados a partir de ejemplares silvestres, o criados de manera similar al
ganado (véase acuicultura). Hoy en día la llamada pesca deportiva cada día se vuelve una actividad
mas popular. Los peces han tenido un papel importante en muchas culturas a través de la historia,
que van desde las deidades y religiosas a temas de libros y películas.

La especialidad de la zoología que se ocupa específicamente de los peces se denomina ictiología.

Clasificación y filogenia

El grupo de los peces es parafilético y se define como todos los vertebrados que no son
tetrápodos, es decir, por la exclusión de un taxón (los tetrápodos) de otro mayor (los vertebrados),
y no por la posesión de características derivadas comunes (apomorfías). Las especies hoy
existentes pertenecen a tres grupos (a veces considerados clases, a veces superclases):

Agnatos o peces sin mandíbulas, que incluye unas pocas especies actuales (lampreas y mixines). Es
un grupo parafilético.

Condrictios o peces cartilaginosos, que incluyen a tiburones, rayas y quimeras, caracterizados por
poseer hendiduras branquiales externamente visibles y un esqueleto compuesto sólo de cartílago.
Son un grupo de vertebrados muy primitivos, pero muy exitosos evolutivamente, ya que los
tiburones son animales antiquísimos que no han cambiado mucho desde su origen.

Osteictios o peces óseos, con esqueleto óseo y branquias protegidas mediante un opérculo. Es un
grupo parafilético. A su vez se subdividen en:

Actinopterigios, peces óseos con aletas provistas de radios.


Sarcopterigios, peces óseos con aletas lobuladas. Son el grupo hermano de los tetrápodos
(veterbrados provistos de cuatro patas); los primeros anfibios se originaron a partir de
sarcopterigios primitivos.

El siguiente cladograma muestra las relaciones filogenéticas de los distintos grupos de peces y de
éstos con los Tetrápodos (según Hickman)[1] :

Vertebrata | | Myxini |

| |

| | Cephalaspidomorphi |

| |

Gnathostomata | | Chondrichthyes |

| |

Teleostomi | | Actinopterygii |

| |

| | Sarcopterygii |

| |

| | Tetrapoda |

| |

| |

| |

| |

| |

| |
|

| |

Nótese que los sarcopterigios están más estrechamente emparentados con los tetrápodos
(vertebrados con cuatro patas) que con los demás peces.

Anatomía

Esta sección del articulo trata las características generales de la anatomía de los peces, para
características particulares, ver: Agnatha, Chondrichthyes y Osteichthyes.

El medio acuático ha impuesto a los peces su forma genérica, su forma de respirar, su método de
locomoción y de reproducción.

Sistema respiratorio

Vista posterior de las branquias del atún.

Los peces realizan la mayor parte del intercambio gaseoso mediante el uso de las branquias, que
se encuentran a ambos lados de la faringe. Las branquias están constituidas por estructuras
filiformes denominadas filamentos branquiales. Cada uno de estos filamentos contienen capilares,
que permiten una gran superficie para el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. Este
intercambio se produce cuando el pez aspira agua, que pasa a través de las branquias.

Hay peces, como los tiburones y las lampreas, que poseen aberturas branquiales múltiples. Sin
embargo, la mayoría de los peces poseen branquias protegidas por una cubierta ósea llamada
opérculo.

Ser capaz de respirar directamente aire es resultado de la adaptación para peces que habitan
aguas poco profundas, donde sus niveles varían o donde la concentración de oxígeno en el agua
puede disminuir en ciertas épocas del año. Los mecanismos para ello son variados. La delgada piel
de las anguilas eléctricas les permiten cierto grado de absorción de oxigeno. Tambien pueden
respirar aire al tragarlo directamente de la superficie. Peces gato de las familias Loricariidae,
Callichthyidae y Scoloplacidae son capaces de absorber aire a través de su tracto digestivo.[2]

En el caso de los peces pulmonados y poliptéridos se han descrito pulmones similares a los de los
tetrápodos, por lo que deben subir a la superficie del agua a tragar aire fresco a través de la la
boca para que sea pasado través de las branquias.

Sistema digestivo

Si bien todas las especies de peces poseen boca, no todas han desarrollado mandíbulas (ejemplo
de esto son los agnatos). En el caso de las especies que si desarrollaron mandíbulas, esto les
permitió acceder a una variedad mucho más amplia de alimentos, incluyendo las plantas y otros
organismos.

En los peces, al ser la comida es ingerida a través de la boca, es desglosada en el estomago.


Órganos como el hígado y el páncreas añaden enzimas digestivas. La absorción de nutrientes se
realiza a través del intestino.

[editar] Sistema locomotor

Anatomía externa de un osteictio

(1) - Opérculo, (2) - Linea lateral, (3) - Aleta dorsal, (4) - Aleta adiposa, (5) - Pedunculo caudal, (6) -
Aleta caudal, (7) - Aleta anal, (8) - Fotóforo, (9) - Aleta pélvica, (10) - Aleta pectoral

Con el fin de desplazarse de la mejor manera en el medio acuático (principalmente), los peces han
desarrollado una serie de aletas, con diferentes funciones, algunas de ellas son:

Aletas dorsales: Ubicadas en la zona dorsal, su función principal es entregar estabilidad y


maniobrabilidad.

Aleta caudal: Ubicada en la cola, su función es impulsar el nado.

Aletas anales: Ubicadas ventrales al ano, su función es estabilizadora.

Aletas pectorales: Ubicadas detrás de las branquias, su función principal es estabilizadora, aun
cuando existen interesantes modificaciones de estas aletas (como en el caso del pez volador).

Aletas pélvicas o ventrales: Ventrales a las aletas pectorales.

Sistema circulatorio

Los peces tienen un sistema circulatorio cerrado con un corazón que bombea la sangre a través de
un circuito único por todo el cuerpo. La sangre va del corazón a las branquias, de éstas al resto del
cuerpo, y finalmente regresa al corazón. En la mayoría de los peces el corazón consta de cuatro
partes: el seno venoso, el atrio, el ventrículo y el bulbo arterioso. A pesar de consistir en cuatro
partes, el corazón de los peces está constituido por dos cavidades situadas en serie, una aurícula y
un ventrículo.[3] El seno venoso es una cámara de paredes delgadas que recibe la sangre de las
venas del pez antes de permitirle fluir al atrio, una cámara muscular grande y que sirve como un
compartimento de dirección única que dirige la sangre hacia el ventrículo. El ventrículo es una
bolsa muscular de paredes gruesas encargada del bombeo hacia el corazón. El ventrículo se
contrae y empuja la sangre a un tubo amplio llamado bulbo arterioso. Al final de la parte opuesta,
el bulbo arterioso se une con un gran vaso sanguíneo llamado aorta, por la cual la sangre fluye
hacia las branquias del pez.
Sistema excretor

Al igual que muchos animales acuáticos, la mayor parte de los peces excretan residuos
nitrogenados en forma de amoníaco.[4] Parte de sus excreciones se difunden a través de las
branquias en el agua circundante. El resto es expulsado por los riñones, órganos excretorios que
filtran la basura de la sangre. Los riñones ayudan a los peces a controlar la cantidad amoníaco en
sus cuerpos. Los peces de agua salada tienden a perder agua debido a la ósmosis. En los peces de
agua salada, los riñones concentran la basura y expulsan del cuerpo tanta agua como les sea
posible. En el caso de los peces de agua dulce, la situación es a la inversa y tienden a obtener agua
continuamente. Los riñones de los peces de agua dulce están especialmente adaptados para
bombear grandes cantidades de orina diluida.[5] Algunos peces han desarrollado riñones
especialmente adaptados que cambian su función, permitiéndoles trasladarse de agua dulce a
agua de mar.

Sistema nervioso

Vista dorsal del cerebro de una trucha arcoiris (Oncorhynchus mykiss).

Sistema nervioso central

Comparándolos con otros vertebrados, los peces tienen generalmente un cerebro pequeño en
relación al tamaño de su cuerpo, en torno a un quinceavo de la masa cerebral de aves o
mamíferos de un tamaño similar.[6] Sin embargo, algunos peces tienen un cerebro relativamente
grande, como es el caso de los peces de la familia Mormyridae y los tiburones, cuyo cerebro tiene
una proporción entre masa cerebral y corporal similar al de las aves y los marsupiales.[7]

El cerebro está dividido en varias regiones. En la parte frontal se encuentran los lóbulos olfativos,
un par de estructuras que reciben y procesan señales de las narinas a través de dos nervios
olfativos.[6] Los lóbulos olfativos están más desarrollados en peces que cazan principalmente por
el olor, como los mixinos, tiburones y peces gato. Tras los lóbulos olfativos se encuentra el
telencéfalo o cerebro anterior, estructura bilobular que en los peces concierne sobre todo al
olfato.[6]

Conectando el cerebro anterior al cerebro medio o mesencéfalo se encuentra el diencéfalo (en el


diagrama adyacente, esta estructura se encuentra debajo de los lóbulos ópticos y por consiguiente
no visible). El diencéfalo realiza varias funciones asociadas con las hormonas y la homeostasis.[6]
La glándula pineal se sitúa justo encima del diencéfalo. Esta estructura realiza muchas funciones
diferentes, incluida la percepción de la luz, el mantenimiento del ritmo cardíaco y el control de los
cambios de pigmentación.[6]

El cerebro medio contiene los dos lóbulos ópticos. Éstos lóbulos son de mayor tamaño en especies
que cazan con la vista, como la trucha arcoiris y los cíclidos.[6]
El metencéfalo está particularmente implicado en natación y equilibrio.[6] El cerebelo es una
estructura monolobular por lo general de gran tamaño y habitualmente la parte más grande del
cerebro.[6] Los mixinos y las lampreas tienen cerebelos relativamente pequeños, pero por el
contrario el del pez elefante está muy desarrollado y aparentemente relacionado con su capacidad
eléctrica.[6]

El mielencéfalo la parte más posterior del cerebro.[6] Además de controlar las funciones de
algunos músculos y órganos de cuerpo, en los peces óseos también se encarga de la respiración y
la osmorregulación.[6]

Sistema sensorial

Muchos peces poseen órganos sensoriales muy desarrollados. Casi todos los peces diurnos tienen
ojos bien desarrollados que perciben el color al menos tan bien como los seres humanos. Muchos
peces también tienen células especializadas conocidas como quimiorreceptores que son
responsables de los sentidos del gusto y del olfato. Aunque disponen de oídos en sus cabezas,
muchos peces no perciben bien los sonidos. Sin embargo, la mayor parte de peces tienen
receptores sensibles que forman la línea lateral. La línea lateral permite a muchos peces detectar
corrientes suaves y vibraciones, así como sentir el movimiento de sus presas o de otros peces
cercanos.[8] Algunos peces, como los tiburones o los peces globo, tienen órganos que perciben
niveles bajos corriente eléctrica.[9] Otros, como la anguila eléctrica, puede producir su propia
electricidad.

Los peces se orientan usando puntos de referencia y pueden utilizar mapas mentales de relaciones
geométricas basadas en señales múltiples o símbolos. En estudios realizados con peces en
laberintos, se ha determinado que los peces utilizan rutinariamente la memoria espacial y la
discriminación visual.[10]

Capacidad para sentir dolor

Experimentos realizados por el Dr. William Tavolga, zoólogo del Mote Marine Laboratory, aportan
pruebas de que los peces muestran respuestas de miedo y dolor. Por ejemplo, en los
experimentos de Tavolga, los peces sapo gruñían cuando se le aplicaban descargas eléctricas, y
con el tiempo comprobaron que ya gruñían ante la mera vista de un electrodo.[11]

En 2003, científicos escoceses de la Universidad de Edimburgo que realizaban una investigación


sobre la trucha arco iris concluyeron que los peces muestran comportamientos asociados
generalmente con el dolor. En pruebas realizadas tanto en la Universidad de Edimburgo como en
el Instituto Roslin, se inyectó veneno de abeja y ácido acético en los labios de la trucha arco iris, lo
que hizo que los peces balancearan sus cuerpos y frotaran los labios contra las paredes y el suelo
de sus tanques, por lo que los investigadores creen que eran esfuerzos por aliviar el dolor, de
forma similar a como lo harían los mamíferos.[12] [13] [14] Las neuronas en los cerebros de los
peces mostraron un modelo parecido al de los humanos cuando experimentan dolor.[14]
El profesor James D. Rose de la Universidad de Wyoming criticó el estudio, afirmando que era
erróneo, principalmente por que éste no aportaba pruebas de que los peces poseen «percepción
consciente, en particular un tipo de percepción que se parezca de forma significativa a la
nuestra».[15] Rose sostiene que ya que el cerebro de los peces es muy diferente del nuestro, los
peces probablemente no son conscientes (en la forma en que los son las personas), por lo que las
reacciones similares a las reacciones humanas al dolor tienen otras causas. Rose había publicado
su propia opinión un año antes sosteniendo que los peces no puede sentir dolor dado que sus
cerebros carecen de neocórtex.[16] Sin embargo, la conductista animal Temple Grandin sostiene
que los peces podrían tener consciencia aún sin neocórtex, porque «especies distintas pueden
usar sistemas y estructuras cerebrales diferentes para tratar las mismas funciones.»[14]

Los defensores de los derechos de los animales han mostrado su inquietud sobre el posible
sufrimiento de los peces a causa de la pesca con caña. A la vista de recientes investigaciones,
algunos países como Alemania han prohibido determinados tipos de pesca, y la Royal Society for
the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA) británica, que considera que los peces es poco
probable que perciban el dolor del mismo modo que las personas, pero que hay evidencias
actualmente que indican que los peces realmente tienen la capacidad de percibir dolor y
sufrimiento, por lo que persigue judicialmente a los individuos que son crueles con los peces.[17]

Evolución

Artículo principal: Evolución de los peces

Placodermo, clase extinta de peces.

Los peces se originaron a partir de otros cordados hacia el inicio del Cámbrico. No se sabe a ciencia
cierta exactamente dónde fijar su origen; el grupo más primitivo de los peces conocidos
corresponde a los ostracodermos, a partir del cual descienden los modernos agnatos (que
comprende a las lampreas y a los mixines).

Uno de los mas importantes logros evolutivos fue el desarrollo de mandíbulas a partir de los arcos
branquiales, puesto que permitió a los peces primitivos alimentarse de trozos mayores, capturar
presas, triturar, etc. Dentro de los primeros peces con mandíbulas se encuentran los placodermos,
que aparecieron hacia el final del silúrico.

Los vertebrados terrestres se diferenciaron a partir de peces de aletas lobuladas, emparentados


con el celacanto o los dipnoos.[18]

Migración

Muchos tipos de peces llevan a cabo migraciones regularmente, en escalas que van del día a día
hasta anuales, y con distancias que van desde pocos metros hasta miles de kilómetros. El fin
comúnmente se relaciona generalmente con la alimentación o la crianza; en algunos casos la razón
para la migración sigue siendo desconocida.

Clasificación de los peces migratorios

Diádromos, viajan entre agua salada y dulce. (Griego: día significa entre).

Anádromos, viven principalmente en agua salada y se aparean en dulce. (Griego: ana significa
arriba).

Catádromos, viven en agua dulce y se aparean en agua salada. (Griego: cata significa abajo).

Anfídromos, se mueven entre agua dulce y salada durante su ciclo de vida, pero no por
apareamiento. (Griego: amphi significa ambos)

Potádromos, migran sólo en aguas dulces. (Griego: potamos significa río).

Oceanódromos, migran sólo en aguas saladas. (Griego: oceanos significa océano)

Los peces anádromos más conocidos son los salmones, que eclosionan en pequeñas corrientes de
agua dulce, bajan al mar y viven varios años; después vuelven a los mismos ríos donde nacieron,
desovan, y poco después mueren.

El pez más notable dentro de los catádromos es la anguila de agua dulce, cuyas larvas flotan a la
deriva en el océano abierto a veces por meses o años, antes de viajar miles de kilómetros a sus
riachuelos originarios, donde se desarrollan hasta alcanzar su estado adulto, para regresar al
océano a desovar.

La migración vertical diaria es un comportamiento común; muchas especies marinas se dirigen a la


superficie en la noche para alimentarse; luego vuelven a las profundidades durante el día.

Un gran número de peces marinos, como el atún, migra de norte a sur anualmente, siguiendo las
variaciones de temperatura en el océano. Esto es de gran importancia para la pesca.

Las migraciones de peces de agua dulce son habitualmente más cortas, por lo general desde un
lago a un río o viceversa, por motivos de desove.

Los peces así, como otros organismos acuáticos, pueden clasificarse ecológicamente por su
tolerancia a distintas salinidades, en eurihalinos o estenohalinos, así como por otros aspectos de
su adaptación.

Peces

Abadejo
El abadejo es un pez teleosteo marino de la familia de los gadidos. Es similar al bacalao y mide
entre 70 y 80 cm..

Peces

Anemona de Mar

La anemona de mar o actinia parece una colorida planta y no un animal. ..

Peces

Anguila electrica

La anguila electrica es un pez de la familia de los gimnotidos que puede emitir descargas electricas
de hasta 600 voltios...

Peces

Anguilas

Las anguilas son un orden de peces actinopterigios, distintivos por su forma alargada que semeja
la de una serpiente...

Peces

Atun

El atun nada rapidamente y, como otras especies de peces, es de sangre fria...

Peces

Caballito de mar

El caballito de mar (genero Hippocampus) es un pequeño pez marino perteneciente a la misma


familia que las agujas...

Peces

Killis
La particular biologia de estos peces nos permite mantenerlos y reproducirlos en pequeños
acuarios. ..

Peces

Manta raya

La mantarraya es de la misma familia que los tiburones, pueden medir 8 metros y pesar 1400
kilogramos.

Peces

Pez Payaso

El pez payaso se caracteriza por sus intensos colores rojo, rosa o naranja y blanco...

Peces

Piraña

La piraña es un pez carnivoro, de agua dulce, que vive en los rios de America del Sur...

Crustáceos

Los crustáceos (Crustacea, del latín crusta, "costra" y aceum, "relación o la naturaleza de algo")
son un extenso subfilo de artrópodos, con más de 67.000 especies y sin duda faltan por descubrir
hasta cinco o diez veces este número[1] . Incluyen varios grupos de animales como las langostas,
los camarones, los cangrejos, los langostinos y los percebes. Los crustáceos son
fundamentalmente acuáticos y habitan en todas las profundidades, tanto en el medio marino,
salobre y de agua dulce; unos pocos han colonizado el medio terrestre, como la cochinilla de la
humedad (isópodos). Los crustáceos son uno de los grupos zoológicos con mayor éxito biológico,
tanto por el número de especies vivientes como por la diversidad de hábitats que colonizan;
dominan los mares, como los insectos dominan la tierra.

Como característica propia y definitoria del grupo podemos citar la presencia de larva nauplio
provista de un ojo naupliano en alguna etapa de su vida, que puede ser sustituido más tarde por
dos ojos compuestos. Son los únicos artrópodos con dos pares de antenas, tienen al menos un par
de maxilas y pasan por períodos de muda e intermuda para poder crecer. Todos excepto Cirripedia
son de sexos separados.

A la ciencia que estudia a los crustáceos se la conoce como carcinología.

* |

Anatomía de los crustáceos

El tamaño de los crustáceos es muy variable, oscilando entre menos de 100 ʅm y los 4 m de
envergadura (cangrejo araña del Japón, Macrocheira kaempferi)[1] .

El cuerpo está formado por un número variable de metámeros o segmentos intercalados entre el
acron y el telson, más de 50 en grupos primitivos como cefalocáridos, diplostráceos y
notostráceos; la tendencia evolutiva general es hacia la pérdida de metámeros; los malacostráceos
tienen 19 ó 20, y los cladóceros y ostrácodos no más de 10.[2]

El cuerpo está dividido normalmente en tres tagmas o regiones: céfalon (cabeza), tórax (pereion) y
pleon (o abdomen), aunque normalmente los primeros segmentos del tórax se unen a la cabeza
formando lo que se conoce como cefalotórax.

Anatomía de un malacostráceo

Apéndice birrámeo de tipo estenopodial de Triops.

1-5: enditos; 6: endopodio; 7: exopodio; 8: epipodio; 9: protopodio

Todos los tagmas poseen apéndices; en las formas primitivas tienden a ser similares entre sí,
mientras que en las más evolucionadas se transforman y se adaptan para funciones específicas.
Excepto el primer par de antenas (anténulas), los demás apéndices son birrámeos, al menos en
estado embrionario. Este tipo de apéndice posee una zona proximal de tres artejos (a veces
reducidos a dos o a uno) llamada protopodio o simpodio, en la que se articulan dos ramas, una
principal interna (endopodio) y otra secundaria externa (exopodio); el protopodio posee a
menudo expansiones denominadas exitos, situadas en la parte externa, y enditos, además de
epipodios foliáceos con función respiratoria. En algunos casos, dichas expansiones se desarrollan
considerablemente y adquieren el papel preponderante del apéndice; por ejemplo, los grandes
enditos de las mandíbulas, denominados gnatobases, se encargan de masticar el alimento. El
exopodio desaparece en los decápodos, cuyos apéndices tiene, por tanto, apariencia unirrámea.

Los apéndices de los crustáceos, a pesar de su gran diversidad, responden a tos tipos estructurales
básicos:
* Estenopodios. Son apéndices alargados, cilíndricos, robustos, con tegumento duro y con sus
artejos bien articulados entre sí. Son las típicas patas marchadoras.

* Filopodios. Son apéndices foliáceos, aplanados, con tegumento delgado y con articulaciones
poco marcadas. Sus funciones principales son la natación y el intercambio de gases.

Céfalon o cabeza

Cabeza de un anomuro

Como en los demás mandibulados (Mandibulata), la cabeza de los crustáceos se compone de cinco
metámeros o segmentos[1] (seis para algunos autores[2] ), más o menos fusionados, más el acron.
Los tergitos de estos cinco segmentos se fusionan entre sí para formar un todo continuo llamado
escudo cefálico o caparazón.

* Acron. No posee apéndices. Aloja el protocerebro y lleva los ojos, casi siempre ojos
compuestos, ya sea asentados sobre el tegumento (ojos sésiles) o sobre un pedúnculo (ojos
pedunculados).

* Segmento antenular (primer segmento). Contiene el deutocerebro y lleva el primer par de


antenas o anténulas, que son unirrámeas. En los copépodos adquieren un gran desarrollo y
diversificación, ya que además de órgano sensorial, las utilizan como remos para nadar y en
algunos machos sirven para sujetar a la hembra durante el apareamiento.

* Segmento antenal (segundo segmento). Aloja el tritocerebro; lleva el segundo par de antenas,
de función básicamente sensorial, pero en algunos grupos, como cladóceros, ostrácodos y en las
larvas nauplio, son los principales apéndices locomotores.

* Segmento mandibular (tercer segmento). Lleva la mandíbulas; poseen enditos de tipo


gnatobásico muy esclerotizados con función masticadora; puede existir un pequeño palpo
mandibular.

* Primer segmento maxilar (cuarto segmento). Lleva el primer par de maxilas o maxílulas; su
estructura es similar a la de las mandíbulas, con gantobase y palpo maxilular. En especies
filtradoras hay abundantes sedas que retienen las partículas del agua; en especies carnívoras
tienen forma de garra con las que capturan y manipulan las presas.

* Segundo segmento maxilar (quinto segmento). Lleva el segundo par de maxilas, denominadas
simplemente maxilas, que poseen un palpo maxilar y son de estructura y función similares a las de
las maxílulas.

Muchas veces, los primeros segmentos torácicos se fusionan con el céfalon y sus apéndices actúan
como piezas bucales adicionales denominadas maxilípedos. Los tergitos de estos segmentos
también se fusionan entre sí, y con el caparazón, para formar el cefalotórax, aunque este término
es a veces usado sólo en el caso que recubra todo el tórax, como en los eucáridos.

Tórax y pereion

El tórax posee un número variable de segmentos o toracómeros; en la mayoría de grupos consta


de ocho, aunque este número puede oscilar entre tres (ostrácodos) y once (notostráceos); cada
toracómero posee un par de apéndices llamados toracópodos. Cuando los primeros segmentos
torácicos se fusionan con la cabeza, el conjunto de segmentos no fusionados recibe el nombre de
pereion, cada uno de sus segmentos, pereionitos o pereiómero, y sus apéndices, pereiópodos.
Como se ha dicho, los primeros toracópodos tienen tendencia a transformarse en apéndices
bucales auxiliares (maxilípedos) y sirven para la manipulación del alimento. Los demás
toracópodos (pereiópodos) suelen relacionarse con la locomoción (nadar o caminar). En algunos
grupos, como los peracáridos, las hembras guardan los huevos entre los pereiópodos, en una
especie de marsupio.

Abdomen o pleon

El número se metámeros y apéndices del pleon es muy variable, desde uno (ostrácodos) hasta 22
en notostráceos (sin contar el telson). En muchos grupos el número de segmentos es de seis. Los
cirrípedos carecen de pleon. Los segmentos del pleon se denominan pleómeros.

Los apéndices del pleon son los pleópodos, que suelen faltar en los crustáceos no malacostráceos,
excepto el último par o urópodos. Los pleópodos tienen a menudo forma de pala y son utilizados
para nadar

Clasificación

Abludomelita obtusata, un amfípodo

Porcellio scaber, isópodo terrestre

Lepas anserifera

Clasificación de los crustáceos

La clasificación de los crustáceos ha sido tradicionalmente intrincada y laberíntica. El excelente


trabajo de Martin & Davis (2001)[3] ha puesto un poco de orden a tan intrincado grupo; dichos
autores reconocen seis clases, algunas subdivididas en subclases:

Clase Branchiopoda
Subclase Phyllopoda (Triops, pulgas de agua, branquiópodos "bivalvos")

Subclase Sarsostraca (Artemia)

Clase Remipedia

Clase Cephalocarida

Clase Maxillopoda

Subclase Mystacocarida (diminutos crustáceos intersticiales)

Subclase Copepoda (copépodos)

Subclase Branchiura (piojos de peces)

Subclase Pentastomida (gusanos lengua, parásitos)

Subclase Tantulocarida (parásitos marinos)

Subclase Thecostraca (percebes, bellotas de mar y afines)

Clase Ostracoda

Subclase Myodocopa

Subclase Podocopa

Clase Malacostraca

Subclase Phyllocarida

Subclase Hoplocarida (galeras)

Subclase Eumalacostraca (krill, camarones, cangrejos, gambas, langostas, cochinillas de humedad)

UNIDAD IV

MACROMOLECULAS Y MICROORGANISMOS

ANTIBIOTICOS

Anuncio público aproximadamente de 1944, durante la Segunda Guerra Mundial, sobre la


actividad de la penicilina, uno de los primeros antibióticos comercializados.
En biología, un antibiótico (del griego ɲʆʏʀ - anti, "en contra" + ɴɿʉʏɿʃʊʎ - biotikos, "dado a la
vida"[1] [2] ) es una sustancia química producida por un ser vivo o derivada sintética de ella que a
bajas concentraciones mata Ͷpor su acción bactericidaͶ o impide el crecimiento Ͷpor su acción
bacteriostáticaͶ de ciertas clases de microorganismos sensibles,[3] y que por su efecto, se utiliza
en medicina humana, animal u horticultura para tratar una infección provocada por dichos
gérmenes. Normalmente un antibiótico es un agente inofensivo para el huésped, aunque
ocasionalmente puede producirse una reacción adversa al medicamento o puede afectar a la flora
bacteriana normal del organismo. Se espera que la toxicidad de los antibióticos sea superior para
los organismos invasores que para los animales o los seres humanos que los hospedan.[4]

El término fue utilizado por primera vez por Selman Waksman en 1942 para describir ciertas
«influencias antibióticas», es decir, aquellas formulaciones antagonistas al crecimiento de
microorganismos y que son derivadas de otros organismos vivos.[5] Esa definición, por ende,
excluye a aquellas sustancias naturales, como el jugo gástrico y el peróxido de hidrógeno, que
pueden matar a un microorganismo, pero no es producido por otros microorganismos. En la
actualidad la definición de un antibiótico está siendo usada para incluir a los antimicrobianos
sintéticos o quimioterapéuticos antimicrobianos como las quinolonas, sulfamidas y otros agentes
antimicrobianos derivados de productos naturales y aquellos con propiedades antibióticas
descubiertas empíricamente.[5]

En términos estrictos o históricos, un antibiótico es una sustancia secretada por un


microorganismo, que tiene la capacidad de afectar a otros microorganismos. Tal es el caso del
propóleos producido por las abejas para proteger su colmena de bacterias y hongos que puedan
afectarla, así como también las propiedades antibacterianas de cierto componente del liquen
Usnea.

La automedicación con antibióticos es peligrosa y a veces contraproducente pues un antibiótico


bactericida y uno bacteriostático se contrarrestan mutuamente en su eficacia pero no en su
toxicidad, que suele ser sobre dianas diferentes. Los antibióticos y antimicrobianos no son
efectivos en las enfermedades víricas.[6]

Historia

Paul Ehrlich, descubridor del primer antibiótico usado para la sífilis.

A pesar de que los potentes compuestos antibióticos para el tratamiento de enfermedades


humanas causadas por bacterias, tales como la tuberculosis, peste bubónica o la lepra, no se
aislaron e identificaron sino hasta el siglo XX, el uso más remoto de antibióticos fueron los
antiguos chinos, hace más de 2.500 años.[7] Se sabía en ese entonces que la aplicación de la
cuajada mohosa de la soya sobre ciertas infecciones traía beneficios terapéuticosaclamados en un
ambito sociocultural .
Muchas otras culturas antiguas, entre ellos los antiguos egipcios y griegos usaban moho y ciertas
plantas para el tratamiento de infecciones, debido a la producción de sustancias antibióticas en
estos organismos, un fenómeno conocido como antibiosis.[8] El principio de antibiosis fue descrito
en 1877 cuando Louis Pasteur y Robert Koch observaron que un bacilo en el aire podía inhibir el
crecimiento de la bacteria Bacillus anthracis.[9]

El primer antibiótico descubierto fue la penicilina, en 1897 por Ernest Duchesne, en Francia,
cuando describió las propiedades antibióticas de la especie Penicillium, aunque su trabajo pasó sin
mucha atención por la comunidad científica. La investigación en el campo de la terapéutica
antibiótica moderna comenzó en Alemania con el desarrollo del antibiótico de corto espectro
Salvarsan por Paul Ehrlich en 1909.[4] Ese descubrimiento permitió el tratamiento efectivo de la
sífilis, un amplio problema de salud pública en esa época.[10] Ese medicamento, efectivo también
para combatir otras infecciones por espiroquetas, ya no se emplea en el presente. Luego,
Alexander Fleming (1881-1955) un médico británico, estaba cultivando una bacteria
(Staphylococcus aureus) en un plato de agar, el cual fue contaminado accidentalmente por
hongos. Luego él advirtió que el medio de cultivo alrededor del moho estaba libre de bacterias,
sorprendido comenzó a investigar el porqué. Él había trabajado previamente en las propiedades
antibacterianas de la lisozima, y por ello pudo hacer una interpretación correcta de lo que vio: que
el hongo estaba secretando algo que inhibía el crecimiento de la bacteria. Aunque no pudo
purificar el material obtenido (el anillo principal de la molécula no era estable frente a los métodos
de purificación que utilizó), informó del descubrimiento en la literatura científica. Debido a que el
hongo era del género Penicillium (Penicillium notatum), denominó al producto Penicilina.

Alexander Fleming descubrió que el hongo Penicillium notatum secretaba una sustancia
antibacteriana.

Más de 10 años después, Ernst Chain y Howard Walter Florey se interesaron en el trabajo de
Fleming y produjeron una forma purificada de la penicilina, los primeros en utilizar la penicilina en
seres humanos.[4] Los tres investigadores compartieron el premio Nobel de Medicina en 1945. En
1939, Rene Dubos aisló la gramicidina, uno de los primeros antibióticos usados fabricados
comercialmente e indicado en el tratamiento de heridas y úlceras.[11] Debido a la necesidad
imperiosa de tratar las infecciones provocadas por heridas durante la II Guerra Mundial, se
invirtieron muchos recursos en investigar y purificar la penicilina, y un equipo liderado por Howard
Florey tuvo éxito en producir grandes cantidades del principio activo puro en 1940. Los
antibióticos pronto se hicieron de uso generalizado desde el año 1943.

En marzo de 2000, médicos del hospital San Juan de Dios de San José (Costa Rica) publicaron
manuscritos del Dr. Clodomiro Picado, que explican las experiencias de él entre 1915 y 1927
acerca de la acción inhibitoria de los hongos del género "Penicillium sp" en el crecimiento de
estafilococos y estreptococos (bacterias causantes de una serie de infecciones),[12] motivo por el
cual es reconocido como uno de los precursores del antibiótico penicilina, descubierta por Fleming
en 1928. El informe con los resultados de los tratamientos realizados con la penicilina por el Dr.
Picado fueron publicados por la Sociedad de Biología de París en 1927.[13]
El descubrimiento de los antibióticos, así como de la anestesia y la adopción de prácticas
higiénicas por el personal sanitario (por ejemplo, el lavado de manos y utilización de instrumentos
estériles), revolucionó la sanidad y se convirtió en uno de los grandes avances de la historia en
materia de salud. A los antibióticos se les denomina frecuentemente "balas mágicas", término
usado por Ehrlich, por hacer blanco en los microorganismos sin perjudicar al huésped.[10] El Nobel
de Quimica 2009 fue otorgado a dos estadounidenses, Venkatraman Ramakrishnan y Thomas
Steitz, y una israelí, Ada Yonath, por investigaciones sobre los ribosomas, las fábricas de proteínas
del cuerpo. Los tres científicos fueron recompensados por haber realizado un mapa detallado del
ribosoma, una máquina molecular en el interior de las células que "lee" el ARN, una especia de
calco del ADN, y utiliza el código genético para fabricar proteínas, el elemento básico de todos los
seres vivos. Estos modelos en tres dimensiones, publicados en 2000, son utilizados ahora para
desarrollar nuevos antibióticos, "ayudando directamente a proteger la vida y disminuir el
sufrimiento de la humanidad", observó el comité Nobel. La israelí Ada Yonath, de 70 años, es la
cuarta mujer que recibe el premio Nobel de Química. La primera fue Marie Curie en 1911. Yonath
afirmó que en el inicio de sus investigaciones no preveía que éstas tuviesen una aplicación médica
práctica.

Los antibióticos actuales curan todo tipo de enfermedades mediante el bloqueo de las funciones
de los ribosomas de las bacterias.

"Si el ribosoma no está en estado de funcionar, la bacteria no puede sobrevivir. Por este motivo
los ribosomas son un objetivo tan importante para los nuevos antibióticos",

El estadounidense Thomas Steitz, de 69 años, profesor en la universidad norteamericana de Yale


(noreste), fundó una empresa farmacéutica en 2001 para explotar sus descubrimientos.

Venkatraman Ramakrishnan, profesor en la universidad británica de Cambridge, nacido en India


en 1952, subrayó por los galardonados con el Nobel son sólo "los capitanes del equipo", cuyos
esfuerzos de investigación se han visto reforzados por los de numerosos estudiantes que realizan
sus tesis.

Mecanismo de acción

Representación de un péptido corto (verde) precursor de la pared celular de una bacteria unido al
antibiótico vancomicina (azul). El péptido en cuestión se une a la vancomicina por cinco enlaces de
hidrógeno (líneas punteadas).

Debido a que los antibióticos tienen efectos sobre una diversidad de bacterias, sus mecanismos de
acción difieren basado en las características vitales de cada organismo diana y que, por lo general,
son objetivos que no existen en las células de mamíferos.

Pared celular
Algunos antibióticos ejercen su función en regiones y organelos intracelulares, por lo que son
ineficaces en bacterias que contengan una pared celular, a menos que se logre inhibir la síntesis de
esta estructura exterior, presente en muchas bacterias, pero no en animales. Muchos antibióticos
van dirigidos a bloquear la síntesis, exportación, organización o formación de la pared celular,
específicamente los enlaces cruzados del peptidoglicano, el principal componente de la pared
celular, sin interferir con los componentes intracelulares.[14] Esto permite alterar la composición
intracelular del microorganismo por medio de la presión osmótica. Como la maquinaria
intracelular permanece intacta, ello aumenta la presión interna sobre la membrana hasta el punto
en que ésta cede, el contenido celular se libera al exterior, y la bacteria muere. También permiten
la entrada de otros agentes antimicrobianos que no pueden atravesar la pared celular.[4] Algunos
ejemplos clásicos son:

la bacitracina: inhibe al transportador lipídico del peptidoglucano hacia el exterior de la célula.

la penicilina: inhibe la transpeptidación, una reacción en la que se producen los enlaces cruzados
de la pared celular.

las cefalosporinas: moléculas que inhiben las proteínas que sintetizan la pared celular.

Membrana celular

Ciertos antibióticos pueden lesionar directa o indirectamenteͶal inhibir la síntesis de los


constituyentesͶla integridad de la membrana celular de las bacterias y de ciertos hongos. Las
polimixinas, por ejemplo, son antibióticos que actúan como surfactante o detergente que
reacciona con los lípidos de la membrana celular de las bacterias. Ello destruye la integridad de la
permeabilidad de la membrana, los elementos hidrosolubles y algunos que son tóxicos para el
germen, pueden así entrar sin restricción al interior celular.[14] La gramicidina A forma poros o
canales en las bicapas lipídicas.

Acción sobre el ADN

Algunos antibióticos actúan bloqueando la síntesis del ADN, ARN, ribosomas, ácidos nucléicos o las
enzimas que participan en la síntesis de las proteínas, resultando en proteínas defectuosas.[4] La
mitomicina es un compuesto con estructura asimétrica y que se fija a las hélices del ADN e inhibe
o bloquea la expresión de la enzima ADN polimerasa y, por ende, la replicación del ADN y el
ensamblaje de las proteínas. La actinomicina, por su parte, ejerce su mecanismo en la misma
manera que la mitomicina, solo que es una molécula simétrica.

Las sulfamidas son análogos estructurales de moléculas biológicas y tienen parecido a las
moléculas normalmente usadas por la célula diana. Al hacer uso de estas moléculas
farmacológicas, las vías metabólicas del microorganismo son bloqueadas, provocando una
inhibición en la producción de bases nitrogenadas y, eventualmente, la muerte celular.
Las quinolonas y fluoroquinolonas actúan sobre enzimas bacterianas girasas y topoisomerasas de
ADN, responsables de la topología de los cromosomas, alterando el control celular sobre la
replicación bacteriana y produciendo como alteración en la lectura del mensaje genético.[14]

Acción sobre los ribosomas

Aproximadamente la mitad de los antibióticos actúan por inhibición de los ribosomas bacterianos,
los organelos responsables de la síntesis de proteínas y que son distintos en composición de los
ribosomas en mamíferos. Algunos ejemplos incluyen los aminoglucósidos (se unen de forma
irreversible a la subunidad 30S del ribosoma), las tetraciclinas (bloquean la unión del ARNt
aminoacil al complejo ARNm-ribosoma), eritromicina (se fijan de manera específica a la porción
50S de los ribosomas bacterianos) y la doxiciclina.[14]

Clases de antibióticos

A groso modo, los antibióticos pueden ser clasificados en bactericidas o bacteriostáticos,


dependiendo si el fármaco directamente causa la muerte de la bacteria o si sólo inhibe su
replicación, respectivamente. En la práctica, esa clasificación se basa en el comportamiento del
antibiótico en el laboratorio y en ambos casos se puede poner fin a una infección.[15]

Clase de antibiótico |

Nombre genérico | Nombre comercial | Usos frecuentes | [16] Posibles efectos


adversos | [16] Mecanismo de acción |

Aminoglucósidos |

Amikacina[17] | Amikin | Infecciones severas causadas por bacterias Gram negativas,


como Escherichia coli y Klebsiella especialmente Pseudomonas aeruginosa. Efectivo contra
bacterias anaeróbicas (más no los facultativos). Nemoicina se indica para profilaxis de cirugía
abdominal. | Sordera (especialmente en combinación con diuréticos de asa) Vértigo Daño
renal (especialmente en combinación con cefalosporinas) | Se une al ribosoma, unidad 30S
por lo que inhibe la síntesis de proteínas. |

Gentamicina | Garamicina | | | |

Kanamicina | Kantrex | | | |

Neomicina | | | | |

Netilmicina | Netromicina | | | |

Estreptomicina | | | | |

Tobramicina | Nebcin | | | |

Paromomicina | Humatin | | | |
Ansamicinas |

Geldanamicina | | Experimental: antibiótico antitumor | | |

Herbimicina | | | | |

Carbacefem |

Loracarbef | Lorabid | Infecciones respiratorias altas e infecciones urinarias. |


Ocasionalmente trombocitopenia.[18] | Inhibición de la pared celular bacteriana. |

Carbapenem |

Ertapenem | Invanz | Bactericida para las Gram positivas y Gram negativas por lo que
se usa para cobertura de amplio espectro de manera empírica. (Nota: MRSA resistente a esta
clase.) Se combina con cilastatina para reducir la inactivación en los túbulos renales. | Malestar
estomacal y diarrea Náusea Convulsiones Dolor de cabeza Rash y alergias | Previene la
división celular bacteriana inhibiendo la síntesis de la pared celular. |

Doripenem | Finibax | | | |

Imipenem/Cilastatina | Primaxina | | | |

Meropenem | Merrem | | | |

Cefalosporinas (de primera generación) |

Cefadroxilo | Duricef | Al igual que las penicilinas, todas las cefalosporinas tienen un
anillo betalactámico, por lo que son también antibióticos bactericidas. Cocos Gram positivos,
Proteus, Escherichia coli y Klebsiella. | Malestar estomacal y diarrea Náusea (con la ingesta de
licor) Reacciones alérgicas | Igual que los otros beta lactamáticos: disrompen la síntesis de
peptidoglicano, una capa de la pared celular, aunque son menos sensibles a las betalactamasas.
|

Cefazolina | Ancef | | | |

Cefalotina | Keflin | | | |

Cefalexina | Keflex| | | |

Cefradina | Veracef | | | |

Cefalosporinas (de segunda generación) |

Cefaclor | Ceclor | Son más eficaces que la penicilina frente a los bacilos Gram
negativos, e igual de eficaces frente a los cocos Gram positivos.[4] Cocos Gram positivos,
Haemophilus influenzae, Enterobacter, Neisseria, Proteus, Escherichia coli y Klebsiella. | Malestar
estomacal y diarrea Náusea (con la ingesta de licor) Reacciones alérgicas | Igual que los
otros beta lactamáticos: disrompen la síntesis de peptidoglicano, una capa de la pared celular. |

Cefamandol | Mandol | | | |

Cefoxitina | Mefoxitin | | | |

Cefprozil | Cefzil | | | |

Cefuroxima | Ceftina, Zinnat | | | |

Cefalosporinas (de tercera generación) |

Cefixime | Suprax | Las cefalosporinas se emplean en el tratamiento de serias


infecciones por organismos resistentes a otros betalactámicos, como ciertas presentaciones de
meningitis, y en la profilaxis previa a cirugía ortopédica, del abdomen y pelvis. | Malestar
estomacal y diarrea Náusea (con la ingesta de licor) Reacciones alérgicas | Igual que los
otros beta lactamáticos: disrompen la síntesis de peptidoglicano, una capa de la pared celular. |

Cefdinir | Omnicef | | | |

Cefditoren | Spectracef | | | |

Cefoperazona | Cefobid | | | |

Cefotaxima | Claforan | | | |

Cefpodoxima | Vantin | | | |

Ceftazidima | Fortaz | | | |

Ceftibuten | Cedax | | | |

Ceftizoxima | Cefizox | | | |

Ceftriaxona | Rocephin | | | |

Cefalosporinas (de cuarta generación) |

Cefepime | Maxipime | Mayor cobertura en contra de Pseudomonas y organismos Gram


positivos. | Igual que otras cefalosporinas | Disrompen la síntesis de peptidoglicano.
|

Cefaclidina | | | | |

Cefalosporinas (de quinta generación) |

Ceftobiprol | | | Igual que otras cefalosporinas | Disrompen la síntesis de


peptidoglicano. |
Glicopéptidos |

Teicoplanina | Targocid | | | Inhibe la síntesis de peptidoglicano |

Vancomicina | Vancocina | | | |

Macrólidos |

Azitromicina | Zitromax, Sumamed, Zitrocin | Infecciones por estreptococo, sífilis, infección


respiratoria, infección por Mycoplasma, enfermedad de Lyme | Náuseas, vomito, y diarrea
(especialmente a altas dosis) Ictericia | Se une al ribosoma, unidad 50S por lo que inhibe la
síntesis de proteínas. |

Claritromicina | Klaricid | | | |

Diritromicina | Dynabac | | | |

Eritromicina | Eritocina, Eritroped | | | |

Roxitromicina | Roxitrol | | | |

Troleandomicina | (TAO) | | | |

Telitromicina | Ketek | Neumonía | Trastornos visuales, toxicidad hepática.[19] | |

Espectinomicina | Trobicin | Antimetabolito, Anticáncer y gonococos[20] | |


|

Monobactámicos |

Aztreonam | Azactam | | | Igual que los otros beta lactamáticos: disrompen


la síntesis de peptidoglicano, una capa de la pared celular. |

Penicilinas |

Amoxicilina | Novamox, Amoxil | Amplia gama de infecciones, penicilina aún se indica en


infecciones estreptocócicas, sífilis y enfermedad de Lyme | Malestar gastrointestinal y
diarrea Alergias con serias reacciones anafilácticas Raramente daño renal o cerebral | Igual que
los otros beta lactamáticos: disrompen la síntesis de peptidoglicano, una capa de la pared celular.
|

Ampicilina | | | | |

Azlocilina | | | | |

Carbenicilina | | | | |

Cloxacilina | | | | |
Dicloxacilina | | | | |

Flucloxacilina | Floxapen | | | |

Mezlocilina | | | | |

Meticilina | | | | |

Nafcilina | | | | |

Oxacilina | | | | |

Penicilina | | | | |

Piperacilina | | | | |

Ticarcilina | | | | |

Polipéptidos |

Bacitracina | | Infecciones del ojo, oído y vejiga, usualmente se aplica directamente en


el ojo o bien inhalado a los pulmones, rara vez inyectado | Daño renal y de ciertos nervios
(cuando se da inyectado) | Inhibe la síntesis de componentes del peptidoglicano en la pared
celular bacteriana[21] |

Colistin | | | | Interactúa con la membrana plasmática bacteriana,


alterando su permeabilidad. |

Polimixina B | | | | |

Quinolonas |

Ciprofloxacino | Cipro, Ciproxin, Ciprobay | Infecciones del tracto urinario, prostatitis


bacteriana, neumonía adquirida en la comunidad, diarrea bacteriana, infecciones por micoplasma,
gonorrea | Náusea (raro), tendinosis (raro) | Inhibe la topoisomerasa y otras enzimas
bacterianas, inhibiendo la replicación y transcripción de ADN. |

Enoxacino | | | | |

Gatifloxacino | Tequin | | | |

Levofloxacino | Tavanic | | | |

Lomefloxacino | | | | |

Moxifloxacino | Avelox | | | |

Norfloxacino | Noroxin | | | |
Ofloxacino | Ocuflox | | | |

Trovafloxacino | Trovan | | | |

Sulfonamidas |

Mafenide | | Infecciones urinarias (con la excepción de sulfacetamida y mafenida);


mafenida se usa como tópico para quemaduras | Náusea, vómitos, y diarrea Alergias Cristales en la
orina Insuficiencia renal Disminución del conteo de glóbulos blancos Sensibilidad a la luz solar |
Inhibición de la síntesis de ácido fólico, entre otras funciones inhibitorias de la síntesis de ADN y
ARN. |

Prontosil (arcaico) | | | | |

Sulfacetamida | | | | |

Sulfametizol | | | | |

Sulfanilimida (arcaico) | | | | |

Sulfasalazina | | | | |

Sulfisoxazol | | | | |

Trimetoprim | | | | |

Trimetoprim-Sulfametoxazol (Co-trimoxazole) (TMP-SMX) | Bactrim | | |


|

Tetraciclinas |

Demeclocycline | | Sífilis, infecciones por Chlamydia, Mycoplasma y Rickettsia, así


como acné | Malestar gastrointestinal Sensibilidad a la luz solar Mancha de dientes
(especialmente en niños) Potencialmente tóxico para la madre y el feto durante el embarazo. |
Se une al ribosoma, unidad 30S por lo que inhibe la síntesis de proteínas.[22] |

Doxiciclina | Vibramicina | | | |

Minociclina | Minocin | | | |

Oxitetraciclina | Terramicina | | | |

Tetraciclina | Sumycin | | | |

Otros |

Arsfenamina | Salvarsan | Infecciones por espiroquetas (obsoleto) | | |


Cloranfenicol | Chloromycetin | | | Se une al ribosoma, unidad 50S por lo
que inhibe la síntesis de proteínas. |

Clindamicina | Cleocin | Infecciones por acné, profilaxis previa cirugía. | | |

Lincomicina | | Infecciones por acné, profilaxis previa cirugía. | | |

Etambutol | | Antituberculosis | | |

Fosfomycin | | | | |

Fusidic acid | Fucidin | | | |

Furazolidona | | | | |

Isoniazida | | Antituberculosis | | |

Linezolid | Zyvoxid | | | |

Metronidazol | Flagyl o Flegyl | Giardia | Orina rojiza, malestar bucal. | |

Mupirocina | Bactroban | | | |

Nitrofurantoina | Macrodantina, Macrobido | | | |

Platensimicina | | | | |

Pirazinamida | | Antituberculoso | | |

Quinupristin/Dalfopristin | Syncercid | | | |

Rifampina o Rifampicina | Rifaldin | Mayormente Gram positivas y micobacteria |


Sudoración, lágrimas y orina rojiza. | Se une a la subunidad ɴ de la ARN polimerasa inhibiendo
la transcripción. |

Tinidazol | | Uretritis y vaginitis, amebiasis y giardiasis | Mareo, dolor de cabeza,


somnolencia. | |

Nombre genérico | Nombre comercial | Usos frecuentes | [16] Posibles efectos


adversos | [16] Mecanismo de acción |

Criterios para el uso de antibióticos

Los antibióticos sólo deben ser usados bajo observación y prescripción de un especialista de la
salud. En general no se puede consumirlicor durante la terapia antibiótica, pues tan solo inhibe su
accion con unas pocas gotas.[23] El licor también compite con enzimas del hígado haciendo que la
concentración en el plasma sanguíneo de la droga sea la inadecuada,[24] [25] como es el caso del
metronidazol, algunas cefalosporinas, disulfiram, doxiciclina, eritromicina, entre otros.[26]

Otras consideraciones a tomar antes de la prescripción de antibióticos son:[14]

Conocimiento bibliográfico, para dar tratamiento empírico.

Cultivo y antimicrobiograma (búsqueda de la sensibilidad de antibióticos).

Biodisponibilidad.

Edad y peso del paciente.

Embarazo y lactancia.

Enfermedades concomitantes.

Alergias.

Vía de administración.

Condiciones generales del paciente.

Dosificación del medicamento.

Duración del tratamiento.

Gravedad del caso.

Estado inmunológico del paciente.

Disponibilidad del medicamento en la comunidad.

Efectos adversos

Urticaria de la piel de la región tibial anterior, por el uso de un antibiótico.

Reacción adversa a medicamento

Los posibles efectos secundarios del uso de antibióticos son variados y dependen del antibiótico
utilizado y el organismo microbial diana. Estas consecuencias adversas pueden incluir fiebre y
náuseas, así como ciertas reacciones alérgicas. Uno de los efectos secundarios más comunes es la
diarrea, muchas veces causado por la bacteria anaeróbica Clostridium difficile, el cual resulta
cuando el antibiótico perturba el balance normal de la flora microbiana intestinal,[27] aunque
dichas perturbaciones no son exclusivas del sistema digestivo, pues puede ocurrir, por ejemplo,
con la flora vaginal como se aprecia en el sobrecrecimiento del hongo Candida.[28] Otros efectos
adversos pueden resultar de una interacción con otros medicamentos, como por ejemplo, un
elevado riesgo de daño de un tendón con el uso combinado de los antibióticos quinolonas y un
corticoesteroide sistémico.

Hipotéticamente, algunos antibióticos pueden interferir con la eficacia de las píldoras


anticonceptivas. Sin embargo no existen estudios conclusivos que demuestren ese hecho, por el
contrario, la mayoría de los estudios de investigación sugieren que los antibióticos no tienen
efectos de interferencia con los anticonceptivos orales.[29] Sin embargo, la posibilidad aún se
plantea, que ciertos antibióticos pueden disminuir la efectividad de las pastillas
anticonceptivas.[30]

Abuso de los antibióticos

Las formas usuales de abuso de los antibióticos incluyen la toma de antibióticos para una
enfermedad no infecciosa o infección no bacteriana con fiebre, en particular el uso de antibióticos
durante una infección víricas, como un catarro o una gripe;[6] así como la administración
incompleta del antibiótico, generalmente debido a que el paciente se siente mejor una vez que la
infección comienza a ceder.[31] Estas situaciones pueden facilitar la aparición de poblaciones
bacterianas que desarrollen resistencia antibiótica.

Animales

Existe un debate sobre la conveniencia de incluir los antibióticos en la dieta de los animales de
granja sanos.[31] Los opositores de esta práctica indican que conduce a la resistencia a los
antibióticos, incluyendo en bacterias que infectan a los humanos, como los géneros Salmonella,
Campylobacter, Escherichia coli, y Enterococcus. La práctica continúa en muchos lugares, no
obstante, debido a que los antibióticos en la alimentación del ganado proporcionan un aumento
de peso y porque tiene sentido económico para las granjas o ranchos individuales. En los Estados
Unidos se estima que más de un 70% de los antibióticos usados en los Estados Unidos se dan con
los alimentos animales, como en el caso de gallineros, cerdos y ganado.[32]

Humanos

Un estudio de infecciones del tracto respiratorio encontró que los médicos tienden a prescribir
antibióticos a paciente que se pensaba que requerían del medicamento, sin embargo, solo 1 de
cada 4 de esos pacientes efectivamente los ameritaba.[33] Existen diferentes formas de intervenir,
tanto a pacientes como a sus médicos, con el fin de reducir la prescripción inadecuada de
antibióticos.[34] El uso excesivo de antibióticos de manera profiláctica entre viajeros puede
también ser clasificado como un uso inadecuado de estos medicamentos. Constituye un error
común la utilización de la profilaxis para evitar la colonización por cualquier microorganismo, o
todos ellos.[35]

Resistencia a los antibióticos


Microscopio electrónico de barrido mostrando al Staphylococcus aureus resistente a meticilina.

Resistencia antibiótica

Uno de los efectos colaterales del mal uso o abuso de los antibióticos es que las bacterias se
vuelvan resistentes a sus efectos. En la síntesis evolutiva moderna que afecta la selección genética,
se requiere que muy cerca de un 100% de los organismos infectantes sean erradicados para
prevenir la aparición de una resistencia microbiana. Si una subpoblación de pequeño tamaño
lograse sobrevivir al tratamiento y se les permite multiplicar, la susceptibilidad promedio de esta
nueva población será menor que la original, puesto que descienden de organismos que ya
sobrevivieron una vez al tratamiento original.[31] Con frecuencia, esta sobrevivencia proviene de
un compuesto de resistencia en la bacteria que sobrevivió y que será transmitida a su
descendencia.[36]

En 1984 la mitad de las personas con tuberculosis activa en los Estados Unidos tenía una variedad
que resistía al menos a un antibiótico. Entre 1985 y 1991 la tuberculosis aumentó en un 12% en los
Estados Unidos y un 300% en África donde el VIH y la tuberculosis se suelen encontrar
conjuntamente. El Staphylococcus aureus resistente a meticilina es un microorganismo
particularmente nocivo, que es muy común en hospitales. El estafilococo era una bacteria
tremendamente susceptible a la penicilina en los años 1940 y que en el presente, casi todas las
cepas de esa bacteria son resistentes a la penicilina y muchas de ellas son también resistentes a
nafcilina, de modo que sólo queda el uso de drogas como la vancomicina para el tratamiento de
algunas cepas resistentes. Otra bacteria resistente a poderosos antibióticos es la cepa de
Enterococcus resistentes a la vancomicina.[37]

Así como el S. aureus, muchas otras bacterias causantes de enfermedades en el mundo se están
volviendo resistentes a los tratamientos antibióticos más comunes. Ello ocurre cuando en la
bacteria ocurren cambios o adaptaciones que le permiten sobrevivir aún en la presencia de un
antibiótico que en alguna ocasión era capaz de matar o inhibir al germen.[6] Varios estudios han
demostrado una fuerte asociación entre el asistir a guarderías y un aumento en la frecuencia de
niños portadores de Streptococcus pneumoniae especialmente cepas resistentes a la penicilina y
otros antibióticos.[38]

Las personas que lleguen a infectarse con bacterias resistentes a antibióticos tienen una mayor
probabilidad de tener una más larga y cara estadía hospitalaria y, como resultado tienen un mayor
riesgo de que la infección se vuelva letal. Un reporte del Centros para el Control y la Prevención de
Enfermedades de los Estados Unidos determinó que en 1974, un dos por ciento de las infecciones
hospitalarias en ese país eran causadas por el S. aureus resistente a la meticilina, mientras que en
1995 eran del 22% y del 63% en 2004.[39]

En algunos casos, como en ciertos hospitales, el uso de antibióticos de bajo costo se ve limitado a
la cantidad de resistencia ya existente en los patógenos. Ello conduce a la necesidad de
administrar antibióticos menos usados, lo que a su vez conlleva a un aumentado riesgo de la
aparición de resistencias a esos fármacos.
La resistencia a antibióticos ocurre por uno de cuatro posibles mecanismos:[31]

La inactivación o modificación del medicamento,

Alteración del sitio diana del antibiótico,

Alteración de la ruta metabólica inhibida por el antibiótico,

Producción de mecanismos que diluyen o reducen la acumulación del antibiótico.

La resistencia que ha sido adquirida por un microorganismo es transmitida a través de los genes a
su progenie. Esta resistencia también puede ser transmitida de una bacteria a otra que no es su
progenie por medio de fragmentos de cromosoma llamados plásmidos. Los plásmidos le permiten
a una bacteria transmitir su capacidad de resistencia, adicional a cualquier otra información
incluida en el plásmido, incluso a bacterias que sean de una especie diferente.[4]

Ciertos organismos de salud como la Administración de Drogas y Alimentos estadounidense, han


prohibido el uso de antibióticos como la enroflaxina, de uso veterinario, por causar la aparición de
resistencia a bacterias como el género Campylobacter, por ejemplo.[40]

[editar] Producción comercial

Artículo principal: Producción de antibióticos

Véase también: Diseño de fármaco

No fue sino hasta 1941 que Florey y Chain desarrollaron métodos para producir penicilina
comercialmente para uso humano. Por razón de que la Segunda Guerra Mundial estaba en pleno
apogeo, los esfuerzos de producción de penicilina se enfocaban en la distribución entre los
soldados aliados. Por razón de que InglaterraͶdonde trabajaban Florey y ChainͶhabía perdido la
capacidad industrial para producir los requerimientos del antibiótico, el proceso se trasladó a los
Estados Unidos, quizás por esa razón la industria farmacéutica quedó tan radicada en ese país.
Poco antes de la conclusión de la II Guerra Mundial, la penicilina ya se había vuelto
comercialmente al alcance del público en general.

Hacia fines de la década de 1960, los investigadores descubrieron que las bacterias crecían mejor
en el espacio exterior. En las condiciones del espacio, los microorganismos hasta ahora evaluados,
son capaces de producir más antibióticos, hasta un 200% más, que las mismas especies lo hacen
en las condiciones de la Tierra.[41]

El número de antibióticos conocidos ha aumentado desde cerca de 500 en 1960 hasta más de 11
mil en 1994, más de la mitad producidas a partir de especies de Streptomyces.[5] Otros
microorganismos productores de masivas cantidades de antibióticos incluyen fungi filamentosos y
bacterias Actinomyces distintos al Streptomyces y otras no Actinomyces.
En 1980, el antibiótico más producido era la cefalosporina, seguida de la ampicilina y la
tetraciclina, en total se estimaba que la producción mundial de antibióticos ese año superaba las
100.000 toneladas, con ventas en los Estados Unidos de cerca de 1 billón de dólares. En el
presente, el mercado anual mundial está valorado en más de 20.000 millones de dólares.[41] El
costo de introducir un nuevo antibiótico al mercado, desde su investigación y desarrollo, es de
aproximadamente 1,2 billones de dólares.[36]

La producción industrial de antibióticos ocurre por un proceso de fermentación, en la que el


microorganismo crece en grandes calderos (de 100.000-150.000 litros cada uno) que contienen
medio de cultivo líquido. La concentración de oxígeno, la temperatura, el pH y los niveles de
nutrientes son controlados a un nivel óptimo para cada microorganismo. El antibiótico, que es un
metabolito del germen, es extraído y purificado hasta obtener un producto cristalizado. En algunos
casos, se necesitan otras reacciones, como un intercambio iónico, precipitación, etc.

El género Streptomyces es uno de los organismos más investigados para la búsqueda de nuevos
antibióticos,[42] en la que se ha manipulado genéticamente la maquinaria de producción de los
ribosomas para producir nuevos y mejores antibióticos.[43]

Pruebas de susceptibilidad antimicrobiana

Prueba de epsilometría, mostrando el agar en una placa de Petri con bacterias creciendo excepto
en el punto en que la tira de antibióticos comienza a inhibir su crecimiento.

Las pruebas de susceptibilidad antimicrobiana de muestras y aislados son función del laboratorio
clínico y provee información al especialista de salud que le guía en el tratamiento de procesos
infecciosos. Los agentes quimioterapéuticos deben ser usados con base, para poder controlar
eficazmente una enfermedad infecciosa. Además, debido a la problemática causada por las cepas
bacterianas resistentes a antimicrobianos y a que la susceptibilidad de estos microorganismos está
continuamente cambiando, es crítico realizar pruebas de bacterias individuales en oposición a
agentes antimicrobianos.

Algunos microorganismos de crecimiento difícil o fastidioso, como las Mycobaterias y anaerobios


requieren pruebas especiales para determinar su susceptibilidad, la mayoría de los cuales son
automatizados. Otras consideraciones tomadas en la susceptibilidad antimicrobiana es la
producción de ɴ-lactamasa y los organismos que la producen, así como el Staphylococcus aureus
resistente a meticilina.

Pruebas cuantitativas

Algunas de las pruebas de susceptibilidad antimicrobiana más comunes que producen resultados
cuantitativos incluyen:
Susceptibilidad por caldos diluidos: realizada por una serie de diluciones del antibiótico, en
concentraciones decrecientes, a partir de un caldo de crecimiento bacteriano estéril, hasta
obtener la menor concentración del antibiótico que es capaz de causar la muerte al aislado en el
tubo.

Pruebas de agar diluido: una serie de diferentes concentraciones de antibióticos dentro del rango
terapéutico se mezclan en tubos con agar y puestos dentro de varias placas de Petri y luego se les
añaden los microorganismos y se reporta la concentración de la placa de Petri que inhibió el
crecimiento bacteriano.

Prueba de epsilometría o E-test: en la que se siembra el microorganismo sobre un agar y se le


coloca una tira con diferentes concentraciones del antibiótico, reportando el punto en la tira que
indica el comienzo de la inhibición bacteriana.

Pruebas cualitativas

Estas son pruebas efectivas y ampliamente usadas, especialmente el método de Kirby-Bauer, en el


que un número de pastillas con antibióticos se colocan sobre una gelatina (alimento) con el
microorganismo previamente sembrado y se reportan los antibióticos al que el microorganismo es
susceptible. Otras pruebas menos usadas incluyen el test de Schilchter y determina la dilución del
plasma sanguíneo el paciente necesario para que el patógeno muera, empleado ocasionalmente
en enfermedades como la endocarditis bacteriana y la osteomielitis. Otros exámenes determinan
la concentración del antibiótico en el suero sanguíneo del paciente, indicado especialmente en
terapias con aminoglucósidos, cloranfenicol y vancomicina.

HORMONAS

Representación 3D de un hexámero de insulina humana

Las hormonas son sustancias segregadas por células especializadas, localizadas en glándulas de
secreción interna o glándulas endócrinas (carentes de conductos), o también por células
epiteliales e intersticiales con el fin de afectar la función de otras células. Hay hormonas animales
y hormonas vegetales como las auxinas, ácido abscísico, citoquinina, giberelina y el etileno.

Son transportadas por vía sanguínea o por el espacio intersticial, solas (biodisponibles) o asociadas
a ciertas proteínas (que extienden su vida media al protegerlas de la degradación) y hacen su
efecto en determinados órganos o tejidos diana (o blanco) a distancia de donde se sintetizaron,
sobre la misma célula que la sintetiza (acción autócrina) o sobre células contiguas (acción
parácrina) interviniendo en la comunicación celular. Existen hormonas naturales y hormonas
sintéticas. Unas y otras se emplean como medicamentos en ciertos trastornos, por lo general,
aunque no únicamente, cuando es necesario compensar su falta o aumentar sus niveles si son
menores de lo normal.

Las hormonas pertenecen al grupo de los mensajeros químicos, que incluye también a los
neurotransmisores. A veces es difícil clasificar a un mensajero químico como hormona o
neurotransmisor. Todos los organismos multicelulares producen hormonas, incluyendo las plantas
(fitohormona). Las hormonas más estudiadas en animales (y humanos) son las producidas por las
glándulas endocrinas, pero también son producidas por casi todos los órganos humanos y
animales.

La especialidad médica que se encarga del estudio de las enfermedades relacionadas con las
hormonas es la endocrinología.

Historia

El concepto de secreción interna apareció en el siglo XIX, cuando Claude Bernard lo describió en
1855, pero no especificó la posibilidad de que existieran mensajeros que transmitieran señales
desde un órgano a otro.

El término hormona fue acuñado en 1905, a partir del verbo griego <ʌʅ<ʘ (poner en
movimiento, estimular), aunque ya antes se habían descubierto dos funciones hormonales. La
primera fundamentalmente del hígado, descubierta por Claude Bernard en 1851. La segunda fue
la función de la médula suprarrenal, descubierta por Vulpian en 1856. La primera hormona que se
descubrió fue la adrenalina, descrita por el japonés Takamine en 1901. Posteriormente el
estadounidense Kendall aisló la tiroxina en 1914 .

Fisiología

Cada célula es capaz de producir una gran cantidad de moléculas reguladoras.las glándulas
endócrinas y sus productos hormonales están especializados en la regulación general del
organismo así como también en la autorregulación de un órgano o tejido. El método que utiliza el
organismo para regular la concentración de hormonas es balance entre la retroalimentación
positiva y negativa, fundamentado en la regulación de su producción, metabolismo y excreción.

Las hormonas pueden ser estimuladas o inhibidas por:

Otras hormonas.

Concentración plasmática de iones o nutrientes.

Neuronas y actividad mental.

Cambios ambientales, por ejemplo luz, temperatura, presión atmosférica.


Un grupo especial de hormonas son las hormonas tróficas que actúan estimulando la producción
de nuevas hormonas por parte de las glándulas endócrinas. Por ejemplo, la TSH producida por la
hipófisis estimula la liberación de hormonas tiroideas además de estimular el crecimiento de dicha
glándula. Recientemente se han descubierto las hormonas del hambre: ghrelina, orexina y péptido
Y y sus antagonistas como la leptina.

Tipos de hormonas

Según su naturaleza química, se reconocen dos grandes tipos de hormonas:

Hormonas peptídicas. Son derivados de aminoácidos (como las hormonas tiroideas), o bien
oligopéptidos (como la vasopresina) o polipéptidos (como la hormona del crecimiento). En
general, este tipo de hormonas no pueden atravesar la membrana plasmática de la célula diana,
por lo cual los receptores para estas hormonas se hallan en la superficie celular. Las hormonas
tiroideas son una excepción, ya que se unen a receptores específicos que se hallan en el núcleo.

Hormonas lipídicas. Son esteroides (como la testosterona) o eicosanoides (como las


prostaglandinas). Dado su carácter lipófilo, atraviesan sin problemas la bicapa lipídica de las
membranas celulares y sus receptores específicos se hallan en el interior de la célula diana.

Mecanismos de acción hormonal

Las hormonas tienen la característica de actuar sobre las células diana, que deben disponer de una
serie de receptores específicos. Hay dos tipos de receptores celulares:

Receptores de membrana: los usan las hormonas peptídicas. Las hormonas peptídicas (1er
mensajero) se fija a un receptor proteico que hay en la membrana de la célula, y estimula la
actividad de otra proteína (unidad catalítica), que hace pasar el ATP (intracelular) a AMP (2º
mensajero), que junto con el calcio intracelular, activa la enzima proteína quinasa (responsable de
producir la fosforilación de las proteínas de la célula, que produce una acción biológica
determinada). Esta es la teoría o hipótesis de 2º mensajero o de Sutherland.

Receptores intracelulares: los usan las hormonas esteroideas. La hormona atraviesa la membrana
de la célula diana por difusión. Una vez dentro del citoplasma, penetra incluso en el núcleo, donde
se fija el DNA y hace que se sintetice ARNm, que induce a la síntesis de nuevas proteínas, que se
traducirán en una respuesta fisiológica.

Principales hormonas humanas

Hormonas peptídicas

Son péptidos o derivados de aminoácidos; dado que la mayoría no atraviesan la membrana


plasmática de las células diana, éstas disponen de receptores específicos para tales hormonas en
su superficie.

Nombre | Abrevia-
tura | Origen | Mecanismo de acción | Tejido diana | Efecto |

Melatonina | | Glándula pineal | | Hipocampo, [tallo encefalico], [], retina,


[]s, intestino, etc. | Antioxidante e induce el sueño. |

Serotonina | 5-HT | Sistema nervioso central, tracto gastrointestinal | "5-HT" |


Tallo Encefalico | Controla el humor, el apetito y el sueño. |

Tetrayodotironina | T4 | Tiroides | Directo | | La menos activa de las


hormonas tiroideas; aumento del metabolismo basal y de la sensibilidad a las catecolaminas,
afecta la síntesis de proteínas. |

Triyodotironina | T3 | Tiroides | Directo | | La más potente de las


hormonas tiroideas: aumento del metabolismo basal y de la sensibilidad a las catecolaminas,
afecta la síntesis de proteínas. |

Adrenalina

(o epinefrina) | EPI | Médula adrenal | | Corazón, vasos sanguíneos, hígado, tejido


adiposo, ojo, aparato digestivo | Respuesta de lucha o huida: aumento del ritmo cardíaco y del
volumen sistólico, vasodilatación, aumento del catabolismo del glucógeno en el hígado, de la
lipólisis en los adipocitos; todo ello incrementa el suministro de oxígeno y glucosa al cerebro y
músculo; dilatación de las pupilas; supresión de procesos no vitales (como la digestión y del
sistema inmunitario). |

Noradrenalina

(o norepinefrina) | NRE | Médula adrenal | | | Respuesta de lucha o


huida: como la adrenalina. |

Dopamina | DPM, PIH o DA | Riñón, hipotálamo (neuronas del núcleo infundibular) |


| | Aumento del ritmo cardíaco y de la presión arterial

inhibe la liberación de prolactina y hormona liberadora de tirotropina. |

Hormona antimulleriana | AMH | Testículos (células de Sértoli) | | Testículo (tubos


de Müller) | Inhibe el desarrollo de los tubos de Müller en el embrión masculino. |

Adiponectina | Acrp30 | Tejido adiposo | | Hígado, músculo esquelético,


tejido adiposo | Aumenta la sensibilidad a la insulina por lo que regula el metabolismo de la
glucosa y los ácidos grasos. |

Hormona adrenocorticotrópica| ACTH | Hipófisis anterior | AMPc | Corteza adrenal |


Estimula la producción de corticosteroides (glucocorticoides y andrógenos). |

Angiotensinógeno y angiotensina | AGT | Hígado | IP3 | Vasos sanguíneos,


corteza adrenal | Vasoconstricción, liberación de aldosterona. |
Hormona antidiurética

(o vasopresina) | ADH | Hipotálamo (se acumula en la hipófisis posterior para su posterior


liberación) | variable | Riñón, vasos sanguíneos, hipófisis anterior | Retención de
agua en el riñón, vasoconstricción moderada; liberación de Hormona adrenocorticotrópica de la
hipófisis anterior. |

Péptido natriurético auricular

(o atriopeptina) | ANP | Corazón (células musculares de la aurícula derecha) | GMPc | Riñón |


Regula el balance de agua y electrolitos, reduce la presión sanguínea. |

Calcitonina | CT | Tiroides | AMPc | Intestino, riñón, hueso | Construcción del


hueso, reducción del nivel de Ca2+ sanguíneo, incrementa el almacenamiento de Ca2+ en los
huesos y su reabsorción en el riñón. |

Colecistoquinina | CCK | Duodeno | | Páncreas, vesícula biliar |


Producción de enzimas digestivas (páncreas) y de bilis (vesícula biliar); supresión del apetito. |

Hormona liberadora de corticotropina | CRH | Hipotálamo | AMPc | Hipófisis anterior |


Estimula la secreción de hormona adrenocorticotrópica. |

Eritropoyetina | EPO | Riñón | | Células madre de la médula ósea | Estimula la


producción de eritrocitos. |

Hormona estimuladora del folículo | FSH | Hipófisis anterior | AMPc | Ovario, testículo
| Mujer: estimula la maduración del folículo de Graaf del ovario.Hombre: estimula la
espermatogénesis y la producción de proteínas del semen por las células de Sértolis de los
testículos. |

Gastrina | GRP | Estómago (células parietales), duodeno | | Estómago


(células parietales) | Secreción de ácido gástrico. |

Ghrelina | | Estómago | | Hipófisis anterior | Estimula el apetito y la


secreción de hormona del crecimiento. |

Glucagón | GCG | Páncreas (células alfa) | AMPc | Hígado | Glucogenólisis y


gluconeogénesis, lo que incrementa el nivel de glucosa en sangre. |

Hormona liberadora de gonadotropina | GnRH | Hipotálamo | IP3 | Hipófisis anterior |


Estimula la liberación de Hormona estimuladora del folículo y de hormona luteinizante. |

Somatocrinina | GHRH | Hipotálamo | IP3 | Hipófisis anterior | Estimula la liberación de


hormona del crecimiento. |
Gonadotropina coriónica humana | hCG | Placenta (células del sincitiotrofoblasto) |
AMPc | | Mantenimiento del cuerpo lúteo en el comienzo del embarazo; inhibe la
respuesta inmunitaria contra el embrión. |

Lactógeno placentario humano| HPL | Placenta | | | Estimula la producción de


insulina y IGF-1, aumenta la resistencia a la insulina y la intolerancia a los carbohidratos. |

Hormona del crecimiento

(o somatotropina) | GH o hGH | Hipófisis anterior | | Hueso, músculo, hígado


| Estimula el crecimiento y la mitosis celular, y la liberación de Factor de crecimiento de
tipo insulina tipo I. |

Inhibina | | Testículo (células de Sértoli), ovario (células granulosas), feto


(trofoblasto) | | Hipófisis anterior | Inhibe la producción de hormona estimuladora
del folículo. |

Insulina | INS | Páncreas (células beta) | Tirosina kinasa | tejidos |


Estimula la entrada de glucosa desde la sangre a las células, la glucogenogénesis y la glucólisis en
hígado y músculo; estimula la entrada de lípidos y la síntesis de triglicéridos en los adipocitos y
otros efectos anabólicos. |

Factor de crecimiento de tipo insulina

(o somatomedina) | IGF | Hígado | Tirosina kinasa | | Efectos análogos


a la insulina; regula el crecimiento celular y el desarrollo. |

Leptina | LEP | Tejido adiposo | | | Disminución del apetito y


aumento del metabolismo. |

Hormona luteinizante | LH | Hipófisis anterior | AMPc | Ovario, testículo | Estimula


la ovulación; estimula la producción de testosterona por las células de Leydig. |

Hormona estimuladora de los melanocitos | MSH o ɲ-MSH | Hipófisis anterior/pars


intermedia | AMPc | Melanocitos | Melanogénesis (oscurecimiento de la piel). |

Orexina | | Hipotálamo | | | Aumenta el gasto de energía y el apetito.


|

Oxitocina | OXT | Hipófisis posterior | IP3 | Mama, útero, vagina | Estimula la


secreción de leche; contracción del cérvix y la vagina; involucrada en el orgasmo y en la confianza
entre la gente;[1] y los ritmos circadianos (temperatura corporal, nivel de actividad, vigilia).[2] |

Parathormona | PTH | Paratiroides | AMPc | | Aumenta el Ca2+ sanguíneo e,


indirectamente, estimula los osteoclastos; estimula la reabsorción de Ca2+ en el riñón; activa la
vitamina D. |
Prolactina | PRL | Hipófisis anterior, útero | | Mama, sistema nervioso central
| Producción de leche; placer tras la relación sexual. |

Relaxina | RLN | Útero | | | Función poco clara en humanos. |

Secretina | SCT | Duodeno (células S) | | Hígado, páncreas, duodeno (células de


Brunner) | Estimula la secreción de bicarbonato; realza los efectos de la colecistoquinina;
detiene la producción de jugos gástricos. |

Somatostatina | SRIF | Hipotálamo (células neuroendocrinas del núcleo periventricular), islotes


de Langerhans (células delta), aparato gastrointestinal | | Hipófisis anterior, aparato
gastrointestinal, músculo liso, páncreas | Numerosos efectos: inhibe la liberación de hormona del
crecimiento y hormona liberadora de tirotropina; suprime la liberación de gastrina,
colecistoquinina, secretina, y otras muchas hormonas gastrointestinales; reduce las contracciones
del músculo liso intestinal;[3] inhibe la liberación de insulina y glucagón; suprime la secreción
exocrina del páncreas. |

Trombopoyetina | TPO | Hígado, riñón, músculo estriado | | Megacariocitos


| Producción de plaquetas.[4] |

Tirotropina | TSH | Hipófisis anterior | AMPc | Tiroides | Estimula la secreción de


tiroxina y triyodotironina. |

Hormona liberadora de tirotropina | TRH | Hipotálamo (neuronas neurosecretoras del


núcleo paraventricular) | IP3 | Hipófisis anterior | Estimula la liberación de tirotropina y de
prolactina. |

Factor liberador de prolactina | PRF | Hipotálamo | | Hipófisis anterior | Estimula


la liberación de prolactina. |

Lipotropina | PRH | Hipófisis anterior | | Tejido adiposo, melanocitos | Estimula


la lipólisis y la síntesis de esteroides; estimula la producción de melanina. |

Péptido natriurético cerebral | BNP | Corazón (células del miocardio) | | |


Reducción de la presión sanguínea por reducción de la resistencia vascular de la circulación
sistémica, de la cantidad de agua, sodio y grasas en la sangre. |

Neuropéptido Y | NPY | Estómago | | | Aumento de la ingestión de


alimentos y disminución de la actividad física. |

Histamina | | Estómago (células ECL) | | | Estimula la secreción de


ácidos gástricos. |

Endotelina | | Estómago (células X) | | Músculo liso del estómago |


Contracción del músculo liso del estómago.[5] |
Polipéptido pancreático | | Páncreas (células PP) | | | Desconocido. |

Renina | | Riñón (células juxtaglomerulares) | | | Activa el sistema renina-


angiotensina por la producción de la angiotensina I del angiotensinógeno. |

Encefalina | | Riñón (células cromafines) | | | Regula el dolor. |

Hormonas lipídicas [editar]

Su naturaleza lipófila les permite atravesar la bicapa lipídica de las membranas celulares; sus
receptores específicos se localizan en el citosol o en el núcleo de las células diana.

Esteroides [editar]

Nombre | Abrevia-

tura | Origen | Mecanismo de acción | Tejido diana | Efecto |

Cortisol | | Glándulas suprarrenales (células fasciculadas y reticulares) | Directo


| | Estimula la gluconeogénesis; inhibe la captación de glucosa en el músculo y en el
tejido adiposo; moviliza los aminoácidos de los tejidos extrahepáticos; estimula la lipólisis en el
tejido adiposo; efectos antiinflamatorios e inmunodepresivos. |

Aldosterona | | Corteza adrenal (células glomerulares) | Directo | |


Estimula la reabsorción de sodio y la secreción de potasio y iones hidrógeno en el riñón, lo que
hace aumentar el volumen sanguíneo. |

Testosterona | | Testículo (células de Leydig) | Directo | | Crecimiento,


aumento de la masa muscular y de la densidad ósea; maduración de los testículos, formación del
escroto, crecimiento del vello púbico y axilar, modificación del aparato vocal (la voz se hace más
grave). |

Dehidroepiandrosterona | DHEA | Testículo (células de Leydig), ovario (células de la teca),


riñón (zona fasciculada zona reticular) | Directo | | Similar a la testosterona. |

Androstenediona | | Glándulas adrenales, gónadas | Directo | | Substrato


para los estrógenos. |

Dihidrotestosterona | DHT | Múltiple | Directo | | Controla el incremento


del pelo en el cuerpo y la cara, influye sobre la secreción de las glándulas sebáceas (causa acné),
produce pérdida de cabello, HPB y cáncer de la próstata. |

Estradiol (17ɴ-estradiol) | E2 | Ovario (folículo de Graaf, cuerpo lúteo), testículo (células


de Sértoli) | Directo | | Crecimiento; promueve la diferenciación de los
caracteres sexuales secundarios femeninos; estimula diversos factores de coagulación; incrementa
la retención de agua y sodio. Refuerza los cánceres de mama sensibles a hormonas[6] (la supresión
de la producción de estrógenos es un tratamiento para dichos cánceres). En los hombres, previene
la apoptosis de las células germinales;[7] retroinhibidor negativo de la síntesis de testosterona en
las células de Leydig.[8] |

Estrona | | Ovario (células granulosas), adipocitos | Directo | |


Actúa en el desarrollo de los caracteres sexuales y órganos reproductores femeninos, realiza el
mantenimiento del control electrolítico y aumenta el anabolismo de proteínas. |

Progesterona | | Ovario (cuerpo lúteo), glándulas adrenales, placenta (durante el


embarazo) | Directo | | Mantiene el embarazo:[9] convierte el endometrio en
órgano secretor, hace al moco cervical permeable al esperma, inhibe la respuesta inmunitaria
contra el embrión, disminuye la contractibilidad del músculo liso (útero, bronquios), la producción
de leche y el parto, refuerza la producción de glucocorticoides y mineralocorticoides del feto;
efectos antiinflamatorios, previene el cáncer de endometrio. |

Calcitriol

(1,25-dihidroxivitamina D3) | | La vitamina D se produce en las células de la piel por


irradiación solar; luego se producen hidroxilaciones sucesivas en el hígado y en el riñón que
conducen al calcitriol | Directo | | Forma activa de la vitamina D3; aumenta la
absorción de calcio y fosfato por parte del tracto gastrointestinal y del riñón; inhibe la liberación
de parathormona. |

Eicosanoides

Nombre | Abrevia-

tura | Origen | Mecanismo de acción | Tejido diana | Efecto |

Prostaglandinas | PG | Vesícula seminal | | | Funciones muy diversas,


a menudo contrapuestas: vasodilatación, broncoconstricción, broncodilatación, secreción de ácido
gástrico, contracción del útero, pirogenia, etc. |

Leucotrienos | LT | Leucocitos | | | Contracción del músculo liso,


inflamación. |

Prostaciclina | PGI2 | Endotelio, mastocitos | | | Inhiben la coagulación sanguínea:


disminuyen la formación y la agregación plaquetarias, vasodilatación. |

Tromboxanos | TXA2 | Plaquetas | | | Estimulan la coagulación sanguínea:


incrementan la formación y la agregación plaquetarias, vasoconstricción; broncoconstricción. |

Farmacología

Una gran cantidad de hormonas son usadas como medicamentos. Las más comúnmente usadas
son estradiol y progesterona en las píldoras anticonceptivas y en la terapia de reemplazo
hormonal, la tiroxina en forma de levotiroxina en el tratamiento para el hipotiroidismo, los
corticoides para enfermedades autoinmunes, trastornos respiratorios severos y ciertos cuadros
alérgicos. La insulina es usada por muchos diabéticos. Preparaciones locales usadas en
otorrinolaringología frecuentemente contienen equivalentes a la adrenalina. Los esteroides y la
vitamina D son componentes de ciertas cremas que se utilizan en dermatología.

Feromonas

Las feromonas son sustancias químicas secretadas por un individuo con el fin de provocar un
comportamiento determinado en otro individuo de la misma u otra especie. Son por tanto un
medio de señales cuyas principales ventajas son el gran alcance y la evitación de obstáculos,
puesto que son arrastradas por el aire. Viene del griego y significa "llevo excitación". Algunas
mariposas como la Saturnia pyri son capaces de detectar el olor de la hembra a 20,00 Km. de
distancia.

Vitamina

Las vitaminas (del latín vita (vida) + el griego ɲʅʅʉʆɿɲʃʊʎ, ammoniakós "producto libio, amoníaco",
con el sufijo latino ina "sustancia") son compuestos heterogéneos imprescindibles para la vida,
que al ingerirlas de forma equilibrada y en dosis esenciales puede ser trascendental para
promover el correcto funcionamiento fisiológico. La gran mayoría de las vitaminas esenciales no
pueden ser sintetizadas (elaboradas) por el organismo, por lo que éste no puede obtenerlos más
que a través de la ingesta equilibrada de vitaminas contenidas en los alimentos naturales. Las
vitaminas son nutrientes que junto a otros elementos nutricionales actúan como catalizadoras de
todos los procesos fisiológicos (directa e indirectamente).

Las vitaminas son precursoras de coenzimas, (aunque no son propiamente enzimas) grupos
prostéticos de las enzimas. Esto significa, que la molécula de la vitamina, con un pequeño cambio
en su estructura, pasa a ser la molécula activa, sea ésta coenzima o no.

Los requerimientos mínimos diarios de las vitaminas no son muy altos, se necesitan tan solo dosis
de miligramos o microgramos contenidas en grandes cantidades (proporcionalmente hablando) de
alimentos naturales. Tanto la deficiencia como el exceso de los niveles vitamínicos corporales
pueden producir enfermedades que van desde leves a graves e incluso muy graves como la
pelagra o la demencia entre otras, e incluso la muerte.

La deficiencia de vitaminas se denomina avitaminosis, no "hipovitaminosis", mientras que el nivel


excesivo de vitaminas se denomina hipervitaminosis.

Esta demostrado que las vitaminas del grupo "B" (complejo B) son imprescindibles para el correcto
funcionamiento del cerebro y el metabolismo corporal. Este grupo es hidrosoluble (solubles en
agua) debido a ésto son eliminadas principalmente por la orina, lo cual hace que sea necesaria la
ingesta diaria y constante de todas las vitaminas del complejo "B" (contenidas en los alimentos
naturales).
Frutas y verduras, una buena fuente de vitaminas.

* |

Clasificación de las vitaminas

Las vitaminas se suelen clasificar según su solubilidad: si lo son en agua hidrosolubles o si lo son en
lípidos liposolubles. En los seres humanos hay 13 vitaminas, 9 hidrosolubles (8 del complejo B y la
vitamina C) y 4 liposolubles (A, D, E y K).

Avitaminosis

La deficiencia de vitaminas puede producir trastornos más o menos graves, según el grado de
deficiencia, llegando incluso a la muerte. Respecto a la posibilidad de que estas deficiencias se
produzcan en el mundo desarrollado hay posturas muy enfrentadas. Por un lado están los que
aseguran que es prácticamente imposible que se produzca una avitaminosis, y por otro los que
responden que es bastante difícil llegar a las dosis de vitaminas mínimas, y por tanto, es fácil
adquirir un deficiencia, por lo menos leve.

Normalmente, los que alegan que es "poco probable" una avitaminosis son mayoría. Este grupo
mayoritario argumenta que:

* Las necesidades de vitaminas son mínimas, y no hay que preocuparse por ellas, en
comparación con otros macronutrientes.

* Se hace un abuso de suplementos vitamínicos.

* En nuestro entorno se hace una dieta lo suficientemente variada para cubrir todas las
necesidades.

* La calidad de los alimentos en nuestra sociedad es suficientemente alta.

Por el lado contrario se responde que:

* Las necesidades de vitaminas son pequeñas, pero también lo son las cantidades que se
encuentran en los alimentos.

* No son raras las carencias de algún nutriente entre la población de países desarrollados: hierro
y otros minerales, antioxidantes (muy relacionados con las vitaminas), etc.

* Las vitaminas se ven afectadas negativamente por los mismos factores que los demás
nutrientes, a los que suman otros como: el calor, el pH, la luz, el oxígeno, etc.

* Basta que no se sigan las recomendaciones mínimas de consumir 5 porciones de verduras o


frutas al día para que no se llegue a cubrir las necesidades diarias básicas.
* Cualquier factor que afecte negativamente a la alimentación, como puede ser, cambios de
residencia, falta de tiempo, mala educación nutricional o problemas económicos; puede provocar
alguna deficiencia de vitaminas u otros nutrientes.

* Son bien conocidos, desde hace siglos, los síntomas de avitaminosis severas. Pero no se sabe
tan bien como diagnosticar una deficiencia leve a partir de sus posibles síntomas como podrían
ser: las estrías en las uñas, sangrado de las encías, problemas de memoria, dolores musculares,
falta de ánimo, torpeza, problemas de vista, etc.

Por estos motivos un bando recomienda consumir suplementos vitamínicos si se sospecha que no
se llega a las dosis necesarias. Por el contrario, el otro bando lo ve innecesario, y avisan que abusar
de suplementos puede ser perjudicial.

Hipervitaminosis y toxicidad de las vitaminas

Las vitaminas aunque son esenciales, pueden ser tóxicas en grandes cantidades. Unas son muy
tóxicas y otras son inocuas incluso en cantidades muy altas.

La toxicidad puede variar según la forma de aplicar las dosis. Como ejemplo, la vitamina D se
administra en cantidades suficientemente altas como para cubrir las necesidades para 6 meses; sin
embargo, no se podría hacer lo mismo con vitamina B3 o B6, porque seria muy tóxica.

Otro ejemplo es el que la suplementación con vitaminas hidrosolubles a largo plazo, se tolera
mejor debido a que los excedentes se eliminan más fácilmente por la orina.

Las vitaminas más tóxicas son la D, y la A, también lo puede ser la vitamina B3.

Otras vitaminas, sin embargo, son muy poco tóxicas o prácticamente inocuas.

La B12 no posee toxicidad incluso con dosis muy altas. A la tiamina le ocurre parecido, sin
embargo con dosis muy altas y durante mucho tiempo puede provocar problemas de tiroides. En
el caso de la vitamina E, sólo es tóxica con suplementos específicos de vitamina E y con dosis muy
elevadas. También se conocen casos de intoxicaciones en esquimales al comer hígado de
mamíferos marinos.

Recomendaciones para evitar deficiencias de vitaminas

La principal fuente de vitaminas son los vegetales crudos, por ello, hay que igualar o superar la
recomendación de consumir 5 raciones de vegetales o frutas frescas al día.

Hay que evitar los procesos que produzcan perdidas de vitaminas en exceso:

* Hay que evitar cocinar los alimentos en exceso. A mucha temperatura o durante mucho
tiempo.

* Echar los alimentos que se vayan a cocer, en el agua ya hirviendo, en vez de llevar el agua a
ebullición con ellos dentro.
* Evitar que los alimentos esten preparados (cocinados, troceados o exprimidos), mucho tiempo
antes de comerlos.

* La piel de las frutas o la cascara de los cereales contiene muchas vitaminas, por lo que no es
conveniente quitarla.

* Elegir bien los alimentos a la hora de comprarlos, una mejor calidad redunda en un mayor valor
nutritivo.

Aunque la mayoria de los procesamientos perjudica el contenido vitaminico, algunos procesos


biologicos pueden incrementar el contenido de vitaminas en los alimentos, como por ejemplo:

* La fermentacion del pan, quesos u otros alimentos.

* La fabricación de yogur mediante bacterias.

* El curado de jamones y embutidos.

* El germinado de semillas, para ensaladas.

Los procesos industriales, normalmente suelen destruir las vitaminas. Pero alguno puede ayudar a
que se reduzcan las perdidas:

* El vaporizado del arroz consigue que las vitaminas y minerales de la cascara se peguen al
corazon del arroz y no se pierda tanto al quitar la cascara.

Hay que recordar que el arroz con cáscara tiene 5 veces mas vitamina b1 (y otras vitaminas) que el
que esta pelado.

* La congelacion produce perdidas en la calidad de las moleculas de algunas vitaminas


inactivando parte de ellas, es mejor consumir los alimentos 100% frescos.

* Los procesos de esterilizacion UHT, muy rapidos, evitan un exceso de pedidas vitamincas que
un proceso mas lento abién puede neutralizar el efecto de algunas enzimas destructoras de
vitaminas como las que se encuentran dispersas en el jugo de naranja.

No consumir vitaminas en los niveles apropiados (contenidas en los alimentos naturales) puede
causar una grave enfermedad

PRINCIPALES FUENTES DE
VITAMINA A

Aceite de Hígado de Pescado

Yema de Huevo
Aceite de Soya

Mantequilla

Zanahoria

Espinacas

Hígado

Perejil

Leche

Queso

Tomate

Lechuga

Estructura de la Vitamina A:

Vitamina A

La vitamina A también se conoce como Retinol o Antixeroftálmica.

La vitamina A sólo está presente como tal en los alimentos de origen animal, aunque en los
vegetales se encuentra como provitamina A, en forma de carotenos. Los diferentes carotenos se
transforman en vitamina A en el cuerpo humano. Se almacena en el hígado en grandes cantidades
y también en el tejido graso de la piel (palmas de las manos y pies principalmente), por lo que
podemos subsistir largos períodos sin su consumo. Es una sustancia antioxidante, ya que elimina
radicales libres y protege al ADN de su acción mutágena, contribuyendo, por tanto, a frenar el
envejecimiento celular. La función principal de la vitamina A es intervenir en la formación y
mantenimiento de la piel, membranas mucosas, dientes y huesos. También participa en la
elaboración de enzimas en el hígado y de hormonas sexuales y suprarrenales. Uno de los primeros
síntomas de insuficiencia es la ceguera nocturna (dificultad para adaptarse a la oscuridad). Otros
síntomas son excesiva sequedad en la piel; falta de secreción de la membrana mucosa y sequedad
en los ojos debido al mal funcionamiento del lagrimal. En cambio, el exceso de esta vitamina
produce interferencia en el crecimiento, trastornos como alteraciones óseas, detenimiento de la
menstruación y además, puede perjudicar los glóbulos rojos de la sangre.

El consumo de alimentos ricos en vitamina A es recomendable en personas propensas a sufrir


infecciones respiratorias (gripas, amigdalitis o inflamaciones), problemas oculares (fotofobia,
sequedad o ceguera nocturna) o con la piel reseca y áspera (acné incluido).
Al cocinar los alimentos poco tiempo se puede lograr un mejor aprovechamiento de las vitaminas
que contienen, pero dejarlos por largo tiempo reduce sus propiedades vitamínicas, por lo que es
más conveniente consumir, en lo posible, los alimentos frescos.

VITAMINA D

Calciferol o Antirraquítica.

Esta vitamina da la energía suficiente al intestino para la absorción de nutrientes como el calcio y
las proteínas. Es necesaria para la formación normal y protección de los huesos y dientes contra
los efectos del bajo consumo de calcio. Esta vitamina se obtiene a través de provitaminas de
origen animal que se activan en la piel por la acción de los rayos ultravioleta cuando tomamos
"baños de sol". La carencia de vitamina D produce en los niños malformaciones óseas, caries
dental y hasta Raquitismo, una enfermedad que produce malformación de los huesos. En los
adultos puede presentarse osteoporosis, reblandecimiento óseo u osteomalacia. Dosis
insuficientes de vitamina D puede contribuir a la aparición del cáncer de mama, colon y próstata.
Debido a que la vitamina D es soluble en grasa y se almacena en el cuerpo, exceder su consumo
produce trastornos digestivos, vómito, diarrea, daños al riñón, hígado, corazón y pérdida de
apetito.

PRINCIPALES FUENTES DE VITAMINA D

Leche Enriquecida

Yema de Huevo

Sardina

Atún

Queso

Hígado

cereales

VITAMINA E

Vitamina E Tocoferol o restauradora de la fertilidad.


Esta vitamina participa en la formación de glóbulos rojos, músculos y otros tejidos. Se necesita
para la formación de las células sexuales masculinas y en la antiesterilización.

Tiene como función principal participar como antioxidante, es algo así como un escudo protector
de las membranas de las células que hace que no envejezcan o se deterioren por los radicales
libres que contienen oxígeno y que pueden resultar tóxicas y cancerígenas. La participación de la
vitamina E como antioxidante es de suma importancia en la prevención de enfermedades donde
existe una destrucción de células importantes. Protege al pulmón contra la contaminación.
Proporciona oxígeno al organismo y retarda el envejecimiento celular, por lo que mantiene joven
el cuerpo. También acelera la cicatrización de las quemaduras, ayuda a prevenir los abortos
espontáneos y calambres en las piernas.

La deficiencia de la vitamina E puede ser por dos causas, por no consumir alimentos que la
contenga o por mala absorción de las grasas; la vitamina E por ser una vitamina liposoluble,
necesita que para su absorción en el intestino se encuentren presentes las grasas. Su deficiencia
produce distrofia muscular, pérdida de la fertilidad y Anemia.

Al parecer, su exceso no produce efectos tóxicos masivos.

Estructura de la Vitamina E:

PRINCIPALES FUENTES DE VITAMINA E

Aceites Vegetales

Germen de Trigo

Chocolates

Legumbre

Verduras

Leche

Girasol

Frutas

Maíz

Soya

Hígado

VITAMINA K
Antihemorrágica o filoquinona.

Es un diterpeno (C20 H32) con cuatro formas moleculares: K1, K2, K3, K4 (ésta última se obtuvo
sintéticamente). La vitamina K participa en diferentes reacciones en el metabolismo, como
coenzima, y también forma parte de una proteína muy importante llamada protombina que es la
proteína que participa en la coagulación de la sangre.

La deficiencia de vitamina K en una persona normal es muy rara, solo puede ocurrir por una mala
absorción de grasas. Dosis altas de vitamina K sintética puede producir lesión cerebral en los niños
y anemia en algunos adultos.

Su deficiencia produce alteraciones en la coagulación de la sangre y Hemorragias difíciles de


detener.

K1 se obtiene a partir de vegetales de hoja verde (espinacas, coles, lechuga, tomate,..)

K2 se obtiene a partir de derivados de pescados.

K3 se obtiene a partir de la producción de la flora bacteriana intestinal. Por ello, las necesidades de
esta vitamina en la dieta son poco importantes.

PRINCIPALES FUENTES DE VITAMINA K

* Legumbres

* Hígado de Pescado

* Aceite de Soya

* Yema de Huevo

* Verduras

Estructura de Vitamina K:

VITAMINAS HIDROSOLUBLES

Las vitaminas hidrosolubles son aquellas que se disuelven en agua. Se trata de coenzimas o
precursores de coenzimas, necesarias para muchas reacciones químicas del metabolismo.

Se caracterizan porque se disuelven en agua, por lo que pueden pasarse al agua del lavado o de la
cocción de los alimentos. Muchos alimentos ricos en este tipo de vitaminas no nos aportan al final
de prepararlos la misma cantidad que contenían inicialmente. Para recuperar parte de estas
vitaminas (algunas se destruyen con el calor), se puede aprovechar el agua de cocción de las
verduras para caldos o sopas.
A diferencia de las vitaminas liposolubles no se almacenan en el organismo. Esto hace que deban
aportarse regularmente y sólo puede prescindirse de ellas durante algunos días.

El exceso de vitaminas hidrosolubles se excreta por la orina, por lo que no tienen efecto tóxico por
elevada que sea su ingesta, aunque se podría sufrir anormalidades en el riñón por no poder
evacuar la totalidad de líquido.

Vitaminas Hidrosolubles:

* VITAMINA C. Ácido Ascórbico. Antiescorbútica.

* VITAMINA B1. Tiamina. Antiberibérica.

* VITAMINA B2. Riboflavina.

* VITAMINA B3. Niacina. Ácido Nicotínico. Vitamina PP. Antipelagrosa.

* VITAMINA B5. Ácido Pantoténico. Vitamina W.

* VITAMINA B6. Piridoxina.

* VITAMINA B8. Biotina. Vitamina H.

* VITAMINA B9. Ácido Fólico.

* VITAMINA B12. Cobalamina.

VITAMINA C

Ácido Ascórbico o vitamina Antiescorbútica.

Esta vitamina es necesaria para producir colágeno que es una proteína necesaria para la
cicatrización de heridas. Es importante en el crecimiento y reparación de las encías, vasos, huesos
y dientes, y para la metabolización de las grasas, por lo que se le atribuye el poder de reducir el
colesterol.

El consumo adecuado de alimentos ricos en vitamina C es muy importante porque es parte de las
sustancias que une a las células para formar los tejidos. Las necesidades de vitamina C no son
iguales para todos, durante el crecimiento, el embarazo y las heridas hay requerimientos
aumentados de este nutrimento.

El contenido de vitamina C en las frutas y verduras varía dependiendo del grado de madurez, el
menor cuando están verdes, aumenta su cantidad cuando esta en su punto y luego vuelve a
disminuir; por lo que la fruta madura a perdido parte de su contenido de vitamina C. Lo más
recomendable es comer las frutas y verduras frescas puesto la acción del calor destruye a la
vitamina C. También hay que mencionar que la vitamina C en contacto con el aire se oxida y pierde
su actividad, y esto hay que recordarlo cuando uno se prepara un jugo de fruta como el de
naranja, de no tomárselo rápidamente habrá perdido un gran cantidad de vitamina C. La otra
forma de destrucción de la vitamina C, es al tener contacto con alcohol etílico, por ejemplo con la
cerveza o el tequila.

El déficit de vitamina C produce Escorbuto, que se caracteriza por hinchamientos, hemorragias en


las encías y caída de los dientes.

Algunos otros efectos atribuidos a esta vitamina son: mejor cicatrización de heridas, alivio de
encías sangrantes, reducción de alergias, prevención del resfriado común, y en general
fortalecimiento del organismo.

PRINCIPALES FUENTES DE VITAMINA C

* Leche de Vaca

* Hortalizas

* Verduras

* Cereales

* Carne

* Frutas

* Cítricos

Estructura de la vitamina C:

Complejo B:

Son sustancias frágiles, solubles en agua, varias de las cuales son sobre todo importantes para
metabolizar los hidratos de carbono.

El factor hidrosoluble B, en un principio considerado como una sola sustancia, demostró contener
diferentes componentes con actividad vitamínica.

Los distintos compuestos se designaron con la letra B y un subíndice numérico. La tendencia actual
es utilizar los nombres de cada sustancia. El denominado complejo vitamínico B incluye los
siguientes compuestos: tiamina (B1), riboflavina (B2), ácido Pantoténico (B3), ácido nicotínico (B5),
Piridoxina (B6), biotina (B7), y cobalamina (B12)

Vitamina B1

Tiamina, Aneurina O Antiberibérica.


Desempeñan un papel fundamental en el metabolismo de los glúcidos y lípidos, es decir, en la
producción de energía.

Es la gran aliada del estado de ánimo por su efecto benéfico sobre el sistema nervioso y la actitud
mental. Ayuda en casos de depresión, irritabilidad, pérdida de memoria, pérdida de concentración
y agotamiento. Favorece el crecimiento y ayuda a la digestión de carbohidratos.

Regula las funciones nerviosas y cardiacas. Su deficiencia puede causar una enfermedad llamada
Beriberi que se caracteriza por debilidad muscular, inflamación del corazón y calambres en las
piernas y, en casos graves, incluso ataque al corazón y muerte.

PRINCIPALES FUENTES DE VITAMINA B1

* Vísceras (hígado, corazón y riñones)

* Levadura de Cerveza

* Vegetales de Hoja Verde

* Germen de Trigo

* Legumbres

* Cereales

* Carne

* Frutas

Estructura de la vitamina B1:

Vitamina B2

Riboflavina. Al igual que la tiamina, actúa como coenzima, es decir, debe combinarse con una
porción de otra enzima para ser efectiva en el metabolismo de los hidratos de carbono, grasas y
especialmente en el metabolismo de las proteínas que participan en el transporte de oxígeno.
También actúa en el mantenimiento de las membranas mucosas.

La insuficiencia de riboflavina puede complicarse si hay carencia de otras vitaminas del grupo B.
Sus síntomas, no tan definidos como los de la insuficiencia de tiamina, son lesiones en la piel, en
particular cerca de los labios y la nariz, y sensibilidad a la luz.

PRINCIPALES FUENTES DE VITAMINA B2

* Levadura de Cerveza
* Germen de Trigo

* Verduras

* Cereales

* Lentejas

* Hígado

* Leche

* Carne

* Coco

* Pan

* Queso

Estructura de la vitamina B2:

Vitamina B3

Vitamina PP o nicotinamida. Interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y


las proteínas. Es un vasodilatador que mejora la circulación sanguínea, participa en el
mantenimiento fisiológico de la piel, la lengua y el sistema digestivo.

Es poco frecuente encontrarnos con estados carenciales, ya que nuestro organismo es capaz de
producir una cierta cantidad de niacina a partir del triptófano, aminoácido que forma parte de
muchas proteínas que tomamos en una alimentación mixta. Consumirla en grandes cantidades
reduce los niveles de colesterol en la sangre. Aunque las grandes dosis en periodos prolongados
pueden ser perjudiciales para el hígado. Sin embargo, en países del Tercer Mundo, que se
alimentan a base de maíz aparece la pelagra, enfermedad caracterizada por dermatitis, diarrea y
demencia (las tres D de la pelagra).

Es vital en la liberación de energía para el mantenimiento de la integridad de todas las células del
organismo y para formar neurotransmisores. Es esencial para la síntesis de hormonas sexuales, y
la elaboración de cortisona, tiroxina e insulina en el organismo, ayudando, por tanto a mantener
una piel sana y un sistema digestivo eficiente. Es indispensable para la salud del cerebro y del
sistema nervioso.

PRINCIPALES FUENTES DE VITAMINA B3

* Harina Integral de Trigo


* Pan de Trigo Integral

* Levadura de Cerveza

* Salvado de Trigo

* Hígado de Ternera

* Germen de Trigo

* Arroz Integral

* Almendras

Estructura de la vitamina B3:

Vitamina B5

Ácido Pantoténico o vitamina W. Desempeña un papel aun no definido en el metabolismo de las


proteínas. Interviene en el metabolismo celular como coenzima en la liberación de energía a partir
de las grasas, proteínas y carbohidratos. Se encuentra en una gran cantidad y variedad de
alimentos (pantothen en griego significa "en todas partes"). Forma parte de la Coenzima A, que
actúa en la activación de ciertas moléculas que intervienen en el metabolismo energético, es
necesaria para la síntesis de hormonas antiestrés, a partir del colesterol, necesaria para la síntesis
y degradación de los ácidos grasos, para la formación de anticuerpos, para la biotransformación y
detoxificación de las sustancias tóxicas.

Su carencia provoca falta de atención, apatía, alergias y bajo rendimiento energético en general.
Su falta en los animales produce caída del pelo y canicie; en los humanos se observa malestar
general, molestias intestinales y ardor en los pies. A veces se administra para mejorar la
cicatrización de las heridas, sobre todo en el campo de la cirugía.

PRINCIPALES FUENTES DE VITAMINA B5

* Levadura de Cerveza

* Vegetales Verdes

* Yema de Huevo

* Cereales

* Vísceras

* Maní
* Carnes

* Frutas

Estructura de la vitamina B5:

Vitamina B6

Piridoxina. Actúa en la utilización de grasas del cuerpo y en la formación de glóbulos rojos. Mejora
la capacidad de regeneración del tejido nervioso, para contrarrestar los efectos negativos de la
radioterapia y contra el mareo en los viajes.

El déficit de vitamina B6 produce alteraciones como depresión, convulsiones, fatiga, alteraciones


de la piel, grietas en la comisura de los labios, lengua depapilada, convulsiones, mareos, náuseas,
anemia y piedras en el riñón.... Es esencial para el crecimiento ya que ayuda a asimilar
adecuadamente las proteínas, los carbohidratos y las grasas y sin ella el organismo no puede
fabricar anticuerpos ni glóbulos rojos. Es básica para la formación de niacina (vitamina B3), ayuda
a absorber la vitamina B12, a producir el ácido clorhídrico del estómago e interviene en el
metabolismo del magnesio. También ayuda a prevenir enfermedades nerviosas y de la piel.

Esta vitamina se halla en casi todos los alimentos tanto de origen animal como vegetal, por lo que
es muy raro encontrarse con estados deficitarios.

PRINCIPALES FUENTES DE VITAMINA B6

* Carne de Pollo

* Espinacas

* Garbanzos

* Cereales

* Aguacate

* Sardinas

* Plátano

* Lentejas

* Hígado

* Granos

* Atún
* Pan

Estructura de la Vitamina B6:

VITAMINA B8

Vitamina H o Biotina. Es una coenzima que participa en la transferencia de grupos carboxilo (-


COOH), interviene en las reacciones que producen energía y en el metabolismo de los ácidos
grasos. Interviene en la formación de la glucosa a partir de los carbohidratos y de las grasas.

Es necesaria para el crecimiento y el buen funcionamiento de la piel y sus órganos anexos (pelo,
glándulas sebáceas, glándulas sudoríparas) así como para el desarrollo de las glándulas sexuales.
Una posible causa de deficiencia puede ser la ingestión de clara de huevo cruda, que contiene una
proteína llamada avidina que impide la absorción de la biotina. Su carencia produce depresión,
dolores musculares, anemia, fatiga, nauseas, dermatitis seborreica, alopecia y alteraciones en el
crecimiento.

PRINCIPALES FUENTES DE BIOTINA

* Levadura de Cerveza

* Yema de Huevo

* leguminosas

* Riñones

* Coliflor

* Hígado

* Leche

* Frutas

Estructura de la Vitamina B8:

Vitamina B12

Cianocobalamina. Esta vitamina Interviene en la síntesis de ADN, ARN. Es necesaria para la


formación de nucleoproteínas, proteínas, glóbulos rojos y para el funcionamiento del sistema
nervioso, para la movilización (oxidación) de las grasas y para mantener la reserva energética de
los músculos. La insuficiencia de vitamina B12 se debe con frecuencia a la incapacidad del
estómago para producir una glicoproteína que ayuda a absorber esta vitamina. El resultado es una
anemia perniciosa, con los característicos síntomas de mala producción de glóbulos rojos, síntesis
defectuosa de la mielina, pérdida del tejido del tracto intestinal, psicosis, degeneración nerviosa,
desarreglos menstruales, úlceras en la lengua y excesiva pigmentación en las manos (sólo afecta a
las personas de color).

Es la única vitamina que no se encuentra en productos vegetales.

PRINCIPALES FUENTES DE VITAMINA B12

* Pescado

* Riñones

* Huevos

* Quesos

* Leche

* Carne

Estructura de la Vitamina B12:

VITAMINOIDES

Falsas vitaminas.

Son sustancias con una acción similar a la de las vitaminas, pero con la diferencia de que el
organismo las sintetiza por sí mismo. Entre ellas están:

* Inositol,

* Colina

* Ácido fólico

Inositol:

Forma parte del complejo B y está íntimamente unido a la colina y la biotina. Forma parte de los
tejidos de todos los seres vivos: en los animales formando parte de los fosfolípidos, y en las
plantas como ácido fítico, uniendo al hierro y al calcio en un complejo insoluble de difícil
absorción.

El inositol interviene en la formación de lecitina, que se usa para trasladar las grasas desde el
hígado hasta las células, por lo que es imprescindible en el metabolismo de las grasas y ayuda a
reducir el colesterol sanguíneo.
Colina:

También se le puede considerar un componente del grupoB. Actúa al mismo tiempo con el inositol
en la formación de lecitina, que tiene importantes funciones en el sistema lipídico. La colina se
sintetiza en el intestino delgado por medio de la interacción de la vitamina B 12 y el ácido fólico
con el aminoácido metionina, por lo que un aporte insuficiente de cualquiera de estas sustancias
puede provocar su escasez. También se puede producir una deficiencia de colina si no tenemos un
aporte suficiente de fosfolípidos o si consumimos alcohol en grandes cantidades.

Ácido Fólico:

Se le llama ácido fólico por encontrarse principalmente en las hojas de los vegetales (en latín folia
significa hoja).

Junto con la vitamina B12 participa en la síntesis del ADN, la proteína que compone los
cromosomas y que recoge el código genético que gobierna el metabolismo de las células, por lo
tanto es vital durante el crecimiento. Previene la aparición de úlceras bucales y favorece el buen
estado del cutis. También retarda la aparición de las canas, ayuda a aumentar la leche materna,
protege contra los parásitos intestinales y la intoxicación por comidas en mal estado.

Es imprescindible en los procesos de división y multiplicación celular, por este motivo las
necesidades aumentan durante el embarazo (desarrollo del feto). En el embarazo las células se
multiplican rápidamente y se forma una gran cantidad de tejido. Esto requiere bastante ácido
fólico, razón por la que es frecuente una deficiencia de este elemento entre mujeres embarazadas.
Participa en el metabolismo del ADN y ARN y en la síntesis de proteínas. Es un factor antianémico,
porque es necesaria para la formación de las células sanguíneas, concretamente, de los glóbulos
rojos.

Su carencia se manifiesta de forma muy parecida a la de la vitamina B12 (debilidad, fatiga,


irritabilidad, etc.). Produce en los niños detenimiento en su crecimiento y disminución en la
resistencia de enfermedades. En adultos, provoca anemia, irritabilidad, insomnio, pérdida de
memoria, disminución de las defensas, mala absorción de los nutrimentos debido a un desgaste
del intestino. Está relacionada, en el caso de dietas inadecuadas, con malformaciones en los fetos,
dada la mayor necesidad de ácido fólico durante la formación del feto.

PRINCIPALES FUENTES DE ÁCIDO FÓLICO

* Vegetales Verdes

* Yema de Huevo

* Champiñones

* Legumbres

* Naranjas
* Cereales

* Hígado

* Nueces

Estructura del Ácido Fólico:

POLISACARIDOS

Los polisacáridos son biomoléculas formadas por la unión de una gran cantidad de monosacáridos.
Se encuadran entre los glúcidos, y cumplen funciones diversas, sobre todo de reservas energéticas
y estructurales.

Los polisacáridos son polímeros, cuyos monómeros constituyentes son monosacáridos, los cuales
se unen repetitivamente mediante enlaces glucosídicos. Estos compuestos llegan a tener un peso
molecular muy elevado, que depende del número de residuos o unidades de monosacáridos que
participen en su estructura. Este número es casi siempre indeterminado, variable dentro de unos
márgenes, a diferencia de lo que ocurre con biopolímeros informativos, como el ADN o los
polipéptidos de las proteínas, que tienen en su cadena un número fijo de piezas, además de una
secuencia específica.

Moléculas de glucosa encadenadas para formar celulosa

Los polisacáridos pueden descomponerse, por hidrólisis de los enlaces glucosídicos entre residuos,
en polisacáridos más pequeños, así como en disacáridos o monosacáridos. Su digestión dentro de
las células, o en las cavidades digestivas, consiste en una hidrólisis catalizada por enzimas
digestivas (hidrolasas) llamadas genéricamente glucosidasas, que son específicas para
determinados polisacáridos y, sobre todo, para determinados tipos de enlace glucosídico. Así, por
ejemplo, las enzimas que hidrolizan el almidón, cuyos enlaces son del tipo llamado ɲ(1ї4), no
pueden descomponer la celulosa, cuyos enlaces son de tipo ɴ(1ї4), aunque en los dos casos el
monosacárido sea el mismo. Las glucosidasas que digieren los polisacáridos, que pueden llamarse
polisacarasas, rompen en general uno de cada dos enlaces, liberando así disacáridos y dejando
que otras enzimas completen luego el trabajo.

En la formación de cada enlace glucosídico «sobra» una molécula de agua, igual que en su ruptura
por hidrólisis se consume una molécula de agua, así que en una cadena hecha de n
monosacáridos, habrá n-1 enlaces glucosídicos. Partiendo de que la fórmula general, no sin
excepciones, de los monosacáridos es
CxH2xOx

se deduce fácilmente que los polisacáridos responderán casi siempre a la fórmula general:

Cx(H2O)xʹ1

* |

Clasificación de los polisacáridos

Para la clasificación de los polisacáridos, se acude a uno de dos criterios, el funcional, que es el
más difundido, o el químico, que se atiene a su estructura y composición.

Según la función biológica

Según la función biológica, podemos clasificar los polisacáridos en los siguientes grupos:

Polisacáridos de reserva

Estructura del glucógeno

Los polisacáridos de reserva representan una forma de almacenar azúcares sin crear por ello un
problema osmótico. La principal molécula proveedora de energía para las células de los seres vivos
es la glucosa. Su almacenamiento como molécula libre, dado que es una molécula pequeña y muy
soluble, daría lugar a severos problemas osmóticos y de viscosidad, incompatibles con la vida
celular. Los organismos mantienen entonces sólo mínimas cantidades, y muy controladas, de
glucosa libre, prefiriendo almacenarla como polímero. La concentración osmótica depende del
número de moléculas, y no de su masa, así que la célula puede, de esta forma, almacenar enormes
cantidades sin problemas.

Es de destacar que los polisacáridos de reserva no juegan el mismo papel en organismos inmóviles
y pasivos, como plantas y hongos, que en los animales. Éstos no almacenan más que una pequeña
cantidad de glucógeno, que sirve para asegurar un suministro permanente de glucosa disuelta.
Para el almacenamiento a mayor escala de reservas, los animales recurren a las grasas, que son
lípidos, porque éstas almacenan más del doble de energía por unidad de masa; y además, son
líquidas en las células, lo que las hace más compatibles con los movimientos del cuerpo. Un
organismo humano almacena como glucógeno la energía necesaria para no más de seis horas,
pero puede guardar como grasa la energía equivalente a las necesidades de varias semanas.

La mayoría de los polisacáridos de reserva son glucanos, es decir, polímeros de glucosa, más
exactamente de su isómero de anillo hexagonal (glucopiranosa). Se trata sobre todo de glucanos
ɲ(1ї4), representados en las plantas por el almidón y en los animales por el glucógeno, con
cadenas que se ramifican gracias a enlaces de tipo ɲ(1ї6). En numerosos grupos de protistas
cumplen la misma función glucanos de tipo ɴ(1ї3).
Polisacáridos estructurales

Estructura de la celulosa

Se trata de glúcidos que participan en la construcción de estructuras orgánicas. Los más


importantes son los que constituyen la parte principal de la pared celular de plantas, hongos y
otros organismo eucarióticos osmótrofos, es decir, que se alimentan por absorción de sustancias
disueltas. Éstos no tienen otra manera más económica de sostener su cuerpo, que envolviendo a
sus células con una pared flexible pero resistente, contra la que oponen la presión osmótica de la
célula, logrando así una solución del tipo que en biología se llama esqueleto hidrostático.

La celulosa es el más importante de los polisacáridos estructurales. Es el principal componente de


la pared celular en las plantas, y la más abundante de las biomoléculas que existen en el planeta.
Es un glucano, es decir, un polímero de glucosa, con enlaces glucosídicos entre sus residuos de
tipo ɴ(1ї4). Por la configuración espacial de los enlaces implicados, los residuos de glucosa
quedan alineados de forma recta, no en helicoide, que es el caso de los glucanos ɲ(1ї4), del tipo
del almidón. Ésta es la regla en cuanto a la conformación de todos los polisacáridos estructurales
de las paredes. Esas cadenas rectas se enlazan transversalmente, por enlaces de hidrógeno, en
haces de cadenas paralelas.

La quitina cumple un papel equivalente al de la celulosa, pero en los hongos, y además es la base
del exoesqueleto de los artrópodos y otros animales emparentados. La quitina es un polímero de
la N-acetil-2, D-glucosamina, un monosacárido aminado, que contiene por lo tanto nitrógeno.
Siendo éste un elemento químico de difícil adquisición para los organismos autótrofos, que lo
tienen que administrar con tacañería, la quitina queda reservada a heterótrofos como los hongos,
que lo obtienen en abundancia.

Otras funciones

La mayoría de las células de cualquier ser vivo suelen disponer este tipo de moléculas en su
superficie celular. Por ello están involucrados en fenómenos de reconocimiento celular (ejemplo:
Complejo Mayor de Histocompatibilidad), protección frente a condiciones adversas (Ejemplo:
Cápsulas polisacarídicas en microorganismos) o adhesión a superficies (ejemplo: la formación de
biofilmes o biopelículas, al actuar como una especie de pegamento).

Según la composición

Se distinguen dos tipos de polisacáridos según su composición:

1. Homopolisacáridos: están formados por la repetición de un monosacárido.

2. Heteropolisacáridos: están formados por la repetición ordenada de un disacárido formado por


dos monosacáridos distintos (o, lo que es lo mismo, por la alternancia de dos monosacáridos).
Algunos heteropolisacáridos participan junto a polipéptidos (cadenas de aminoácidos) de diversos
polímeros mixtos llamados peptidoglucanos, mucopolisacáridos o proteoglucanos. Se trata
esencialmente de componentes estructurales de los tejidos, relacionados con paredes celulares y
matrices extracelulares.

Las Proteínas

Las proteínas son las moléculas orgánicas más abundantes en las células; constituyen más de el 50
% de su peso seco.

Cada proteína tiene funciones diferentes dentro de la célula. Además la mayor parte dela
información genética transmitida por las proteínas.

Las proteínas son verdaderas macromoléculas que alcanzan dimensiones de las micelas en el
estado coloidal. La estructura de tamaño micelar con cargas eléctricas en su superficie les confiere
propiedades de absorción.

Las macromoléculas proteínicas en ocasiones están compuestas por una sola cadena polipeptídica;
en tal caso reciben el nombre de monoméricas. Cuando la proteína esta formada por varias
cadenas polipeptídicas que pueden o no ser idénticas entre sí, reciben el nombre de oligoméricas.

Las proteínas son macromoléculas por lo cual poseen pesos moleculares elevados. Todas
producen por hidrolisis -aminoácidos.

Existen 20 -aminoácidos, como sillares para la formación de proteínas, enlazados por uniones
cabeza-cola , llamadas : Enlace Polipeptídico.

Composición de las proteínas

Todas las proteínas contienen :

* Carbono

* Hidrógeno

* Nitrógeno

* Oxígeno

Y otros elementos tales como :

* Azufre

* Hierro

* Fósforo
* Cinc

Clasificación de las proteínas

Las proteínas pueden clasificarse, basándose en su :

* Composición

* Conformación

Según su composición, las proteínas se clasifican en :

* Proteínas Simples : Son aquellas que por hidrolisis, producen solamente -aminoácidos.

* Proteínas Conjugadas : Son aquellas que por hidrolisis, producen -amino-ácidos y además una
serie de compuestos orgánicos e inorgánicos llamados : Grupo Prostético.

Las proteínas conjugadas pueden clasificarse de acuerdo a su grupo prostético :

* Nucleoproteínas (Ac. Nucleíco)

* Metaloproteínas (Metal)

* Fosfoproteínas (Fosfato)

* Glucoproteínas (Glucosa)

Según su conformación, las proteínas pueden clasificarse en :

* Proteínas Fibrosas : Son aquellas que se hayan constituídas por cadenas polipeptídicas,
ordenadas de modo paralelo a lo largo de un eje formando estructuras compactas ( fibras o
láminas).

Son materiales físicamente resistentes e insolubles en agua y soluciones salinas diluídas. Ej :


(colágeno, -queratina, elastina).

* Proteínas Globulares : Están constituídas por cadenas polipeptídicas plegadas estrechamente,


de modo que adoptan formas esféricas o globulares compactas.

Son solubles en sistemas acuosos, su función dentro de la célula es móvil y dinámica. Ej : (enzimas,
anticuerpos, hormonas)

Existen proteínas que se encuentra entre las fibrosas por sus largas estructuras y las globulares por
su solubilidad en las soluciones salinas. Ej : (miosina,fibrinógeno).

Estructura de las proteínas


Estructura Primaria : Es el esqueleto covalente de la cadena polipeptídica, y establece la secuencia
de aminoácidos.

Rige el orden de encadenamiento por medio del enlace polipeptídico.

Estructura Secundaria : Ordenación regular y periódica de la cadena polopeptídica en el espacio.

Rige el arreglo espacial de la cadena polipeptídica en el espacio.

Arreglos : Hélice- , Hélice- , Hélice Colágeno.

Estructura Terciaria : Forma en la cual la cadena polipeptídica se curva o se pliega para formar
estructuras estrechamente plegadas y compactas como la de las proteínas globulares.

Rige el arreglo tridimensional en el cual participan las atracciones intermoleculares. (Fuerzas de


Van der Walls, Puentes de Hidrógeno, Puentes disulfuro, etc)

Estructura Cuaternaria : Es el arreglo espacial de las subunidades de una proteínas, para


conformar la estructura global.

Es el acompañamiento paralelo de las cadenas polipeptídicas, responsable de las funciones de las


proteínas.

Estructuras Supramoleculares : En ocasiones las proteínas asociadas a otras moléculas se


ensamblan formando estructuras más complejas denominadas supramoleculares y que ofrecen
ventajas de una unidad funcional, teniendo en cuenta una complejidad intermedia entre la
conformación cuaternaria de las proteínas oligoméricas por un lado y los lisosomas o las
mitocondrias por otro.

Es la orientación a la que se ven obligadas en el espacio para ejercer su carácter óptimo.

Desnaturalización de las proteínas

La desnaturalización de las proteínas implica modificaciones en la estructura de la proteína que


traen como resultado una alteración o desaparición de sus funciones.

Este fenómeno puede producirse por una diversidad de factores, ya sean físicos cómo : el calor, las
radiaciones ultravioleta, las altas presiones; o químicos cómo : ácidos, bases, sustancias con
actividad detergente.

Este fenómeno genera la ruptura de los enlaces disulfuro y los puentes de hidrígeno, generando la
exposición de estos.

Cuando la proteína es desnaturalizada pierde sus funciones cómo : viscocidad, velocidad de


difusión y la facilidad con que se cristalizan.
La reversibilidad de la desnaturalización, depende que tan fuertes sean los agentes que
desnaturalizaron la proteína. Todo depende de el grado de ruptura generado en los enlaces.

Funciones de las proteínas

- Funciones Específicas :

- Catálisis : Las enzimas catalizan diferentes reacciones.

La hexoquinasa cataliza la transferencia del grupo fosfato desde el ATP a la glucosa.

- Almacenamiento de aminoácidos, cómo elementos nutritivos :

Ovoalbúmina, Caseína, Glidina.

- Transporte de moléculas específicas : Seroalbúmina, Lipoproteínas, Hemogloibina.

- Protección : Los anticuerpos protegen el organismo de agentes extraños que puedan dañarlo.

- Estructuración : Forman la masa principal de los tejidos.

- Funciones no Específicas (por ser generales) :

* Amortiguadora

* Energética

* Oncótica

* Funciones Hereditarias

Hidrólisis de las proteínas

La hidrolisis de las proteínas termina por fragmentarlas en -aminoácidos. Existen 3 tipos de


hidrolisis :

* Hidrolisis ácida : Se basa en la ebullición prolongada de la proteína con soluciones ácida fuertes
(HCl y H2SO4). Este método destruye completamente el triptófano y parte de la serina y la
treonina.

* Hidrolisis básica : Respeta los aminoácidos que se destruyen por la hidrolisis anterior, pero con
gran facilidad, forma racematos. Normalmente se utiliza (NaOH e BaOH).

* Hidrolisis enzimática : Se utilizan enzimas proteolíticas cuya actividad es lenta y a menudo


incompleta, sin embargo no se produce racemización y no se destruyen los aminoácidos; por lo
tanto es muy específica.
Las Enzimas

Sustancias que modifican la velocidad de las reacciones catalizadas por enzimas

Activadores : Son iones que aceleran la velocidad de un reacción, y a menudo son indispensables
para que se realice una función enzimática. Frecuentemente son cationes: Mg+2, Ca+2, Mn+2, K+,
Na+, etc.

Inhibidores : Son sustancias que disminuyen la velocidad de una reacción que es catalizada por
enzimas.

Moduladores : Son sustancias que actúan sobre grupos de enzimas oligoméricas con característica
de cooperatividad funcional; en las condiciones de la vida de la célula influyen sobre la velocidad
de las reacciones enzimáticas.

Pudiendo ser positivos si estimulan la velocidad de la reacción y negativos si la inhiben.

Sitemas enzimáticos celulares

La complejidad de los sistemas enzimáticos celulares es muy variable; los más sencillos están
formados por una apoenzima, un sustrato y un producto; algunos muy complejos son isoenzimas
con varias moléculas proteícas que poseen dos sustratos, dos productos, un grupo prostético, una
coenzima, un activador y diferentes moduladores, cada uno específico para cada un de las
isoenzimas.

Tipos de enzimas

1. Oxido-Reductasas

2. Transferasas

3. Hidrolasas

4. Liasas

5. Isomerasas

6. Ligasas

1. Oxido-Reductasas : Enzimas relacionadas con las oxidaciones y reducciones biológicas que


intervienen de modo fundamental en los procesos de respiración y fermentación.

Tipos :

* Deshidrogenasas y Oxidasas
* Peroxidasas

* Hidroxilasas

1. Transferasas : Catalizan el traspaso de grupos químicos, a exclusión de hidrógeno; entre dos


sustratos. Forman parte de este grupo numerosas enzimas que reciben nombres especiales:
Transaminasas, Transacetilasas, Quinasas, etc.

Tipos :

* Metiltransferasas

* Aciltransferasas

* Glucosiltransferasas

* Enzimas que hacen la transferencia de grupos nitrogenados.

* Enzimas que transportan grupos fosfatos.

1. Hidrolasas : Es un grupo muy numeroso que comprende cerca de 200 enzimas. Poseen en
común la capacidad de introducir los elementos del agua (H+ y OH-), en el sustrato atacado
produciendo así una hidrólisis.

Tipos :

* Lipasa

* Glucosa-6-fosfatasa

* -amilasa

* Tripsina

* Ureasa

* ATPasa

* Carboxipeptiodasa A

1. Liasas : Grupo de enzimas que catalizan la participación reversible de grupos químicos que son
desprendidos de sus sustratos por mecanismos en los que interviene la hidrolisis.

Tipos :

* Pivurato descarboxilasa

* Aldolasa
* Enzima condensante, sintetizada del citrato

* Fumarasa

* Citrato deshidratasa, aconitasa

1. Isomerasas : Son las enzimas que catalizan diversos tipos de isomerización, sea óptica,
geométrica, funcional, de posición, etc.

Tipos :

* Lactato racemasa

* Ribulosa fosfato epimerasa

* Maleato epimerasa

* Triosa fosfato isomerasa

* Glucosa fosfato isomerasa

UNIDAD V

PROCESOS BIOTECNOLOGICOS

Bioprospección

La búsqueda sistemática, clasificación e investigación para fines comerciales u holísticos de nuevas


fuentes de compuestos químicos, genes, proteínas, microorganismos y otros productos con valor
económico actual o potencial, que forman parte de la biodiversidad.

Se define como la búsqueda dirigida de (micro)- organismos con capacidades económicas útiles,
como la producción de nuevos fármacos (antibióticos), enzimas, nutrientes, etc. Es una
herramienta científica que ha contribuido al progreso social del conjunto de nuestra especie.

En la bioprospección se hace uso de las técnicas moleculares empleadas en biotecnología para


beneficio de la humanidad, a través de la actividad de la industria química, farmacéutica, agrícola,
entre otras.

Biorremediación

Se define como biorremediación a cualquier proceso que utilice microorganismos, hongos, plantas
o las enzimas derivadas de ellos para retornar un medio ambiente alterado por contaminantes a
su condición natural. La biorremediación puede ser empleada para atacar contaminantes
específicos del suelo, por ejemplo en la degradación bacteriana de compuestos organoclorados o
de hidrocarburos. Un ejemplo de un tratamiento más generalizado es el de la limpieza de
derrames de petróleo por medio de la adición de fertilizantes con nitratos o sulfatos para
estimular la reproducción de bacterias nativas o exógenas (introducidas) y de esta forma facilitar
la descomposición del petróleo crudo.

* |

Inspección y aplicaciones

Los procesos naturales de biorremediación y fitorremediación (remediación por plantas) se han


usado desde hace siglos; tal es el caso de la desalinización de terrenos agrícolas por la acción de
plantas capaces de extraer las sales. La biorremediación usando microorganismos fue inventada
por el científico norteamericano George M. Robinson. Éste trabajó como ingeniero petrolero
asistente de la compañía Santa María de California en la década de 1960 y se dedicó a
experimentar con una serie de microbios en frascos contaminados de petróleo.

Se puede clasificar a la biorremediación como in situ o ex situ. La primera consiste en tratar el


material contaminado en el lugar en que se encuentra sin trasladarlo a otra parte. Algunos
ejemplos de estas tecnologías consisten en operaciones de compostaje, la ventilación biológica, la
utilización de biorreactores, la filtración por raíces o la estimulación biológica.

En los procesos ex situ el material contaminado es trasladado a otro lugar para realizar o
completar su descontaminación.

No todos los contaminantes son fáciles de biorremediar por medio de microorganismos. Por
ejemplo, los metales pesados como el cadmio y el plomo y el mercurio no son absorbidos o
capturados por estos organismos. La incorporación de algunos de estos metales dentro de la
cadena alimentaria (bioacumulación) agrava el problema. Se puede usar la remediación por medio
de plantas o fitorremediación. Es muy útil en estos casos porque es posible usar plantas
transgénicas que concentren estas toxinas en sus partes aéreas (sobre la tierra), las cuales pueden
ser cosechadas y eliminadas.[1] Los metales pesados obtenidos de esta cosecha pueden ser
concentrados aun más por incineración para ser desechados o bien reciclados para usos
industriales.

La eliminación de una gran variedad de contaminantes del medio ambiente requiere un


conocimiento creciente de la relativa importancia de sus ciclos químicos y redes de regulación del
ciclo del carbono en diversos ambientes y para cada compuesto en particular. Con seguridad que
esta tecnología se desarrollará aun más en el futuro.

Tecnologías de ingeniería genética

El uso de la ingeniería genética para crear organismos específicamente diseñados para la


biorremediación tiene gran potencial.[3] La bacteria Deinococcus radiodurans (el organismo más
resistente a la radiación que se conozca) ha sido modificado para que pueda consumir el tolueno y
los iones de mercurio de desperdicio nuclear altamente radioactivo.[4]

Micorremediación

Se llama Micorremediación a una forma de remediación en que se usan hongos para


descontaminar suelos. Este término fue usado por primera vez por Paul Stamets y se refiere al uso
de micelios fungales para la biorremediación.

Uno de los principales papeles de los hongos en los ecosistemas es el de descomposición, que es
efectuado por los micelios. Éstos segregan enzimas extracelulares y ácidos que sirven para
degradar la lignina y la celulosa, los dos componentes principales de la pared celular de las células
de plantas. Estos compuestos están formados de largas cadenas de carbono e hidrógeno con
uniones químicas muy fuerte que le dan la robustez a las fibras vegetales y a la madera. Estas
estructuras químicas son muy similares a las de muchos contaminantes actuales. Lo fundamental
en la microrremediación es identificar la cepa de hongos más apropiada para tratar cada tipo
específico de contaminante. Algunas cepas dan buenos resultados para degradar gases
neurotóxicos como el agente VX y el gas sarín.

Ventajas

La biorremediación tiene una serie de ventajas sobre otros métodos. En el caso que la
contaminación esté en lugares inaccesibles se puede realizar sin necesidad de cavar. Por ejemplo
en el caso de derrames de petróleo que hayan penetrado en el suelo y amenacen contaminar a la
napa de agua. Esto resulta mucho menos costoso que el proceso de excavación e incineración que
sería la otra alternativa.

Supervisión

El proceso de biorremediación puede ser supervisado usando métodos como la medición del
potencial de reducción-oxidación (también llamado redox) en el suelo o el agua junto con la
medición del pH, temperatura, contenido de oxígeno, concentraciones de productos de
degradación (como el anhidrido carbónico)

BIOTECNOLOGÍA EN EL SECTOR MARINO

* Acuacultura. Esta tecnología es considerada como una de las formas más viable para
incrementar la producción de alimentos de origen pesquero que puede superar las limitaciones de
espacio y sus efectos contaminantes mediante la aplicación de la biotecnología. La producción a
través de la acuacultura de las principales especies que se cultivan en México, en particular el
camarón, se puede impulsar mediante el mejoramiento de la reproducción y las tasas de
crecimiento. Asimismo, es necesario incrementar la eficiencia de conversión de alimentos y
desarrollar especies resistentes a enfermedades y la adaptación de los organismos a condiciones
ambientales adversas. Finalmente estos procesos de producción deben buscar el desarrollo de una
industria compatible con el medio ambiente.

* Productos bioactivos. Esta área relacionada con la identificación y el estudio de sustancias


naturales marinas como base de nuevos productos útiles a la sociedad en diferentes sectores tales
como el farmacéutico, alimentario, cosmético, etc. Para desarrollar esta área es necesario utilizar
los mecanismos genéticos, nutricionales y medio-ambientales que influencian la producción de
estos productos de interés comercial. La gran riqueza biológica de los sistemas acuáticos de
nuestro país caracteriza a esta área estratégica con un alto potencial para su aprovechamiento.

* Biorremediación. El problema de la contaminación de los sistemas marinos es cada vez mayor y


amenaza seriamente el equilibrio de estos ecosistemas. La biotecnología marina tiene un gran
potencial para la solución de problemas de contaminación de los mares y lagos por actividades
antropogénicas. El desarrollo de técnicas de biorremediación sustentadas en microorganismos y
vegetales para la conservación y limpieza de áreas sujetas a contaminación tiene un futuro
promisorio por su eficiencia y compatibilidad con los ecosistemas acuáticos.

* Procesos microbiológicos marinos. La comprensión de la fisiología, genética, bioquímica y


ecología de los microorganismos marinos resulta de gran importancia no solo para entender los
complejos ecosistemas marinos, sino también para establecer sistemas para el desarrollo de
procesos de fermentación que permitan la elaboración de productos microbianos útiles a la
sociedad.

MANEJO GENETICO

Cualquier proceso biotecnológico implica el manejo de un organismo o porciones de él, ya sea


animal, vegetal, bacteria o de otra clase, con el objeto de generar un bien o servicio al hombre.
Esto implica la replicación de procesos naturales en las condiciones del laboratorio, que es una
manera de definir a la biotecnología moderna.

El cultivo de tejidos vegetales es una de las herramientas biotecnológicas más arraigadas en la


actualidad, y básicamente se concentra en tres procesos observados en el desarrollo de las
plantas, los cuales son: proliferación de yemas axilares, que es el método de micropropagación
más aplicado y rentable en la propagación comercial in Vitro; la organogénesis, proceso que
resulta muy atractivo al obtenerse una propagación rápida con pequeñas secciones de tejido; y la
embriogénesis asexual o somática, esta vía morfogénica se utiliza mayormente para
micropropagación y mejoramiento genético.

La justificación de aplicación de herramientas biotecnológicas para el cultivo agroindustrial del


maguey tequilero (Agave tequilana Weber cultivar azul), por citar un ejemplo, radica en la
importancia que esta planta representa en varios aspectos, como es el hecho de que se trata del
maguey más cultivado del mundo con una superficie establecida alrededor de 80 mil hectáreas, o
que es el único cultivo autorizado para la elaboración de la bebida nacional llamada tequila, la cual
ostenta una denominación de origen.

Además, la industria tequilera demanda plantas de agave con características agronómicas e


industriales deseables y sobresalientes (reducción del tiempo a la madurez y sobreproductoras de
fructanos ramificados, entre muchas otras), requerimientos que obligan a la búsqueda de métodos
de selección y mejoramiento genético prácticos y rápidos, y del que las herramientas
biotecnológicas se presentan como una alternativa viable. Entre las ventajas de la biotecnología
sobre los métodos convencionales figura la superación de la barrera del ciclo de vida que
presentan los magueyes, además de que es posible generar miles de individuos en poco tiempo y
con la ganancia de poder encontrar variantes genéticos de interés comercial.

En el caso de la embriogénesis somática en el maguey tequilero, se logró al ubicar genotipos


usados para la propagación masiva y comercial de la especie, además de permitir contemplar
procesos encaminados al mejoramiento genético.

La micropropagación de plantas obtenida de las técnicas biotecnológicas, pese a sus altos costos
por mano de obra, la baja eficiencia biológica y las escasas posibilidades de automatización, es una
de las herramientas de mayor aplicación comercial. Con el objetivo de agilizar estas técnicas fue
desarrollado en la Universidad de Guadalajara un nuevo biorreactor denominado orbitabion®
(www.transfer.to/orbitabion), con el cual es posible producir más de 200 embriones somáticos de
maguey tequilero por contenedor, un efecto que hasta entonces resultaba muy costoso.

De tal forma, las herramientas biotecnológicas no son inventos, sólo descubrimientos de los
procesos naturales, por lo que debemos evitar manejar sus productos como objetos de temor, por
el contrario, hay que conocerlos y usarlos con claridad y honestidad.

El presente texto muestra un conjunto de biotécnicas, resultado de las experiencias que se tienen
en el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la Universidad de
Guadalajara, en la micropropagación del maguey tequilero, aportes que se brindan para apoyar
diversos retos de la cadena productiva agave-tequila. Es destacable que no sólo justifican su
desarrollo para apoyar la producción del maguey tequilero, sino que sistemas similares basados en
otras plantas, también pueden favorecerse directa o indirectamente. El objeto es hacer llegar a los
productores propuestas simples, que faciliten posicionar la micropropagación en el área comercial

ALIMENTACION

La alimentación y los alimentos

Una de las actividades que desde siempre ocupó un lugar preponderante en la vida de la especie
humana, al igual que en el resto de las especies, es la procuración de alimentos. La mayoría de los
organismos son heterótrofos, esto significa que obtienen sus alimentos a partir de la ingesta de
otros organismos, vegetales y/o animales, o de sus productos. Estos alimentos aportan al
organismo la energía necesaria para cumplir con sus funciones y el material necesario para
construir el cuerpo, crecer y reproducirse.

Desde tiempos remotos, el hombre buscó mejorar sus alimentos para hacerlos más ͞comestibles͟,
por ejemplo cocinándolos, y luego trató de encontrar la manera de conservarlos para asegurar su
uso en épocas de escasez. De esta manera comenzó a procesar los alimentos para evitar su
deterioro por la acción de los microorganismos que se alimentan de ellos.

Desde hace 10 mil años atrás, con los comienzos de la agricultura, el hombre buscó la manera de
mejorar sus cultivos con el fin de obtener plantas más productivas, nutritivas, con mejor sabor,
textura y resistencia a las enfermedades. Inicialmente, simplemente replantaba algunas de las
semillas de sus mejores plantas. Luego, el cruzamiento entre individuos de la misma especie,
seleccionados por sus caracteres favorables, llevó al mejoramiento gradual de las especies.

Las técnicas tradicionales de hibridación (cruzamiento) mezclaron durante varios años miles de
genes y muchas generaciones de plantas y animales con el fin de obtener una característica
deseada. Por ejemplo, los repollitos de bruselas, el coliflor y el brócoli son variedades artificiales
de la misma planta (Brassica oleracea) obtenidos por cruzamiento y selección. Lo mismo se puede
decir de las decenas de variedades de maíz, trigo, papas, cebollas, tomates, cítricos y todas las
vegetales que consumimos actualmente.

Hacia el siglo XX, cuando se conocieron mejor los principios científicos que rigen la herencia, y se
conoció la estructura y función del ADN, el cultivo de plantas y su mejoramiento empezaron a
hacerse sobre bases más sistemáticas. La mutación y la selección inducidas artificialmente, ha
llevado a progresos importantes en la producción, la calidad y resistencia a las enfermedades.

El incremento que ha tenido la producción de alimentos industriales en los últimos 40 años,


vinculado con el crecimiento de la población mundial, ha establecido nuevas formas de
elaboración y comercialización de los productos alimenticios.

La biotecnología moderna y la producción de alimentos

A partir de la década del 70, el desarrollo de la biotecnología moderna produjo cambios


importantes en la producción de los alimentos. Desde entonces, la modificación genética
complementa a los métodos tradicionales, y ofrece la oportunidad de superar algunas de sus
limitaciones. La biotecnología acelera el proceso de cruzamiento, permitiendo tomar solamente
los genes deseados de un organismo e introducirlo en el genoma de otro organismo que se quiere
mejorar. Además, elimina gran parte del azar presente en el mejoramiento tradicional, en donde
se mezclan los miles de genes de los organismos que se cruzan. Éstas técnicas permiten llevar a
cabo, en pocos años y de forma controlada, lo que antes podía llevar décadas o siglos, o conseguir
resultados que eran imposibles con las viejas técnicas de cruce y selección.

Producción de alimentos transgénicos


La biotecnología moderna, que involucra técnicas de ingeniería genética para el mejoramiento de
los alimentos, puede intervenir en las diferentes etapas del proceso de producción del alimento.
Los alimentos que son elaborados utilizando en algún paso de su producción técnicas de ingeniería
genética (ADN recombinante), se denominan alimentos transgénicos.

Aunque comúnmente se habla de alimentos transgénicos para referirse a aquellos que provienen
de cultivos vegetales modificados genéticamente, es importante recalcar que también se emplean
enzimas y aditivos obtenidos de microorganismos recombinantes, o los mismos microorganismos
transgénicos, en la elaboración y procesamiento de muchos de los alimentos que se ingieren
habitualmente.

Es decir que, la modificación genética puede involucrar a la materia prima que se utiliza para la
elaboración del alimento, a los microorganismos que participan en la elaboración (se ampliará en
el Cuaderno 53), o a los productos que ellos fabrican y que se emplean en el procesamiento, como
aditivos y enzimas (se ampliará en el Cuaderno 54), como se muestra en el siguiente esquema:

1. Utilización de plantas y animales transgénicos como materia prima

El primer alimento disponible para el consumo producido por ingeniería genética fue el tomate
Flavr Savr ®, desarrollado en Estados Unidos, y comercializado en 1994. Este fue el primer
alimento transgénico que se vendió con un beneficio directo para el consumidor, ya que había sido
modificado para resistir más tiempo después de madurar. Así, los tomates podían recogerse ya
maduros y comercializarse directamente, con lo cual su aroma y sabor eran mejores que los no
transgénicos que se recogen verdes y se maduran artificialmente antes de su venta. Pero, el
tomate Flavr Savr ® fue retirado del mercado ya que no era atractivo en otros aspectos, y por lo
tanto no tuvo éxito.

Desde entonces, como se ha explicado en los Cuadernos 43 a 45, se han obtenido cerca del
centenar de vegetales con genes insertados, que se encuentran en distintas etapas de su
producción, evaluación o comercialización. Algunos ejemplos de alimentos transgénicos en
desarrollo son el arroz dorado que podría combatir la deficiencia de vitamina A, las papas que
absorben menor cantidad de aceite y que podrían prevenir afecciones cardiovasculares, y el
desarrollo de arroz y maníes libres de componentes alergénicos.

Actualmente en la Argentina, los vegetales transgénicos más importantes para la industria


alimenticia son la soja resistente al herbicida glifosato y el maíz resistente a insectos. Mediante
ingeniería genética se les otorga a estas plantas la habilidad genética de tolerar ciertos herbicidas
o defenderse de insectos. El resultado es que los productores usan menores cantidades de
agroquímicos y permiten mayor productividad utilizando menos terreno (ver Cuadernos 43 y 44).
Con respecto al mejoramiento de animales, se podrían obtener por ingeniería genética animales
más grandes, como en el caso de la carpa asiática o los salmones atlánticos que, al producir más
cantidad de hormona de crecimiento, crecen entre tres y seis veces más rápido que los normales.
También se pueden desarrollas animales de granja con diferentes proporciones de ácidos grasos,
haciéndolos más saludables para el consumo humano.

2. Uso de microorganismos genéticamente modificados en el procesamiento de alimentos

El hombre utiliza microorganismos (bacterias, hongos y levaduras) para la producción de alimentos


desde tiempos remotos. Procesos como la producción de pan, salamines, cerveza, vino, queso y
yogur implican el uso de bacterias o levaduras. Éstas se utilizan

con el fin de convertir un producto natural como la leche o el jugo de uvas, en un producto de
fermentación más apetecible como el yogur o el vino.

Mediante la ingeniería genética se pueden desarrollar bacterias y levaduras utilizables en la


fabricación de alimentos y modificarles su genoma, introduciéndoles nuevas características. Por
ejemplo, se están diseñando bacterias lácticas recombinantes resistentes a bacteriófagos (virus
que atacan a las bacterias), que las destruyen e impiden el proceso normal de maduración del
queso o lo hacen lento e ineficiente. Otro ejemplo lo constituye el diseño de bacterias que puedan
usar como fuente de carbono, desechos de industrias, como el lactosuero procedente de las
queserías, haciendo más rentable el proceso de producción industrial

3. Uso de enzimas y aditivos producidos mediante biotecnología

Algunas enzimas y aditivos utilizados en el procesamiento de los alimentos se obtienen desde hace
años mediante técnicas de ADN recombinante (se ampliará este tema en el Cuaderno 54).

INGENIERÍA DE BIOPROCESOS

El Ingeniero en Bioprocesos es el profesional capaz de comprender, modificar y optimizar los


fenómenos biológicos y químicos que llevan a cabo los organismos vivos y/o sus derivados y,
tendrá la capacidad de hacer accesible a la sociedad todos los beneficios de la biotecnología.

CAMPO DE TRABAJO
Industrias que sean generadoras o usuarias de las aplicaciones de la biotecnología moderna, en
distintos sectores productivos y de servicios: químico, energía, materiales, agroalimentario, salud,
farmacéutico, veterinario y, de relevancia para la región, los relacionados con el medio ambiente y
los procesos minero-metalúrgicos.

Otras fuentes de trabajo de gran potencial son las empresas de consultoría especializadas y
agencias públicas o privadas de desarrollo e innovación en el sector biotecnológico.

Particularmente, se visualiza la oportunidad para que los profesionales de este programa adopten
las biotecnologías existentes a las necesidades locales o bien, que haciendo uso creativo y
eficiente de los recursos naturales de la región generen procesos alternos a los establecidos, en
beneficio de la economía regional y nacional

UNIDAD VI

METODOLOGIA BIOTECNOLOGICA

| Muestreo biológico El muestreo biológico o dosimetría interna consiste en la


determinación cuantitativa de la concentración del tóxico o sus metabolitos en uno o más medios
corporales del organismo expuesto. Esta información se usa para estimar la exposición que
experimentan cada uno de los tejidos del cuerpo, con el fin de estimar la magnitud de la
exposición ambiental y para demostrar que existió una exposición efectiva. El simple hecho de que
el tóxico se encuentre dentro del organismo es la prueba de que existió la exposición. El diseño del
muestreo biológico consiste en seleccionar el medio biológico que se va a muestrear, la especie
química que se deberá analizar y el tiempo al que se deberá tomar la muestra. Es necesario
asegurarse que las condiciones de muestreo sean las que proporcionen observaciones de valores
representativos del nivel del tóxico en el organismo. Factores principales que se consideran al
diseñar el muestreo. Tipo de Exposición. En el caso de las exposiciones intermitentes el tiempo
transcurrido desde la exposición es muy importante debido a que la concentración del agente
puede variar rápidamente con el tiempo. La concentración interna se incrementa al inicio de la
exposición y después empieza a disminuir debido al efecto de los procesos de desintoxicación del
organismo (metabolismo y excreción). El tiempo transcurrido no es tan importante si la exposición
es continua, ya que la concentración del compuesto estará prácticamente constante, cuando se
establece el régimen estacionario. Movilidad y metabolismo. Dependiendo de las propiedades
físicoquímicas y bioquímicas del tóxico éste se transportará a distintas velocidades hacia los
órganos, se acumulará y se transformará a velocidades diferentes en cada uno de los órganos en
los que penetró. Si el compuesto original se biotransforma rápidamente, entonces su
concentración, en los medios biológicos, será muy baja y en ese caso es más significativo seguir la
concentración de sus metabolitos. El compuesto se puede encontrar en la sangre, acumulado en
grasa, pelo, uñas, músculo o hueso, o encontrarse en las secreciones del organismo (orina, heces,
leche, sudor) etc. Facilidad de muestreo. Se prefiere analizar los medios de los que se puedan
obtener las muestras más fácilmente, invadiendo el organismo lo menos posible. Se prefiere el
medio en el que se encuentre la especie química relevante en forma más fácil de analizar. |

El muestreo de cada medio tiene sus ventajas y desventajas y la selección del medio más
adecuado, en cada caso, dependerá del balance entre esas ventajas y desventajas. Los medios más
comúnmente analizados son la orina, la sangre y el cabello. A continuación se describen las
características principales de los muestreo de estos medios. |

FRACCIONAMIENTO CELULAR

Laboratory Investigations in Cell and Molecular Biology, Allyn Bregman

El fraccionamiento celular es usado para investigar la bioquímica y fisiología de organelos


fuera del ambiente complejo de la célula intacta. El objetivo principal de este experimento es
aislar los cloroplastos, núcleo y mitocondria del tejido de plantas por el método de
fraccionamiento celular. Los otros objetivos son examinar esas fracciones microscópicamente y
estimar el coeficiente de sedimentación de los cloroplastos.

HOMOGENIZACIÓN

Para preparar los tejidos para el fraccionamiento celular, primero se debe suspender en un
medio apropiado(una solución amortiguadora, salina ó azúcar isotónica). Para mantener la
integridad de los organelos y enzimas durante el procedimiento de la fraccionación , todas las
soluciones y cristalería debe mantenerse frías. Después de rebanar las hojas, el tejido está
preparado para la homogenización, procedimiento que rompe los enlaces celulares y libera el
contenido celular, sin dañar el medio en suspensión. La suspensión de células constituyentes se
llama homogenado. Para los tejidos de plantas, la homogenización se debe realizar con un
mortero(fig.1), al cual se le añade arena como abrasivo. En este proyecto los cloroplastos se
aislarán de la espinaca; núcleos y mitocondria se aislarán de la coliflor.

EXTRACCION DE BIOMOLECULAS

Biomolécula
Las biomoléculas son las moléculas constituyentes de los seres vivos. Los cuatro bioelementos más
abundantes en los seres vivos son el carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno, representando
alrededor del 99% de la masa de la mayoría de las células.[1] Estos cuatro elementos son los
principales componentes de las biomoléculas debido a que:

1. Permiten la formación de enlaces covalentes entre ellos, compartiendo electrones, debido a


su pequeña diferencia de electronegatividad. Estos enlaces son muy estables, la fuerza de enlace
es directamente proporcional a las masas de los átomos unidos.

2. Permiten a los átomos de carbono la posibilidad de formar esqueletos tridimensionales ʹC-C-


C- para formar compuestos con número variable de carbonos.

3. Permiten la formación de enlaces múltiples (dobles y triples) entre C y C, C y O, C y N, así como


estructuras lineales ramificadas cíclicas, heterocíclicas, etc.

4. Permiten la posibilidad de que con pocos elementos se den una enorme variedad de grupos
funcionales (alcoholes, aldehídos, cetonas, ácidos, aminas, etc.) con propiedades químicas y físicas
diferentes.

* |

Clasificación de las biomoléculas

Biomoléculas inorgánicas

Son biomoléculas no formadas por los seres vivos, pero imprescindibles para ellos, como el agua,
la biomolécula más abundante, los gases (oxígeno, dióxido de carbono) y las sales inorgánicas:
aniones como fosfato (HPO4о), bicarbonato (HCO3о) y cationes como el amonio (NH4+).

Biomoléculas orgánicas o principios inmediatos

Son sintetizadas solamente por los seres vivos y tienen una estructura a base de carbono. Están
constituidas principalmente por carbono, hidrógeno y oxígeno, y con frecuencia están también
presentes nitrógeno, fósforo y azufre; otros elementos son a veces incorporados pero en mucha
menor proporción.

Las biomoléculas orgánicas pueden agruparse en cuatro grandes tipos:

Glúcidos

Los glúcidos (hidratos de carbono o carbohidratos) son la fuente de energía primaria que utilizan
los seres vivos para realizar sus funciones vitales; la glucosa está al principio de una de las rutas
metabólicas productoras de energía más antigua, la glucólisis, usada en todos los niveles
evolutivos, desde las bacterias a los vertebrados. Muchos organismos, especialmente los de
estirpe vegetal (algas, plantas) almacenan sus reservas en forma de almidón. Algunos glúcidos
forman importantes estructuras esqueléticas, como la celulosa, constituyente de la pared celular
vegetal, o la quitina, que forma la cutícula de los artrópodos.

Lípidos

Los lípidos saponificables cumplen dos funciones primordiales para las células; por una parte, los
fosfolípidos forman el esqueleto de las membranas celulares (bicapa lipídica); por otra, los
triglicéridos son el principal almacén de energía de los animales. Los lípidos insaponificables y los
isoprenoides desempeñan funciones reguladoras (colesterol, hormonas sexuales,
prostaglandinas).

Proteínas

Las proteínas son las biomoléculas que más diversidad de funciones realizan en los seres vivos;
prácticamente todos los procesos biológicos dependen de su presencia y/o actividad. Son
proteínas casi todas las enzimas, catalizadores de reacciones metabólicas de las células; muchas
hormonas, reguladores de actividades celulares; la hemoglobina y otras moléculas con funciones
de transporte en la sangre; anticuerpos, encargados de acciones de defensa natural contra
infecciones o agentes extraños; los receptores de las células, a los cuales se fijan moléculas
capaces de desencadenar una respuesta determinada; la actina y la miosina, responsables finales
del acortamiento del músculo durante la contracción; el colágeno, integrante de fibras altamente
resistentes en tejidos de sostén.

Ácidos nucleicos

Los ácidos nucleicos, ADN y ARN, desempeñan, tal vez, la función más importante para la vida:
contener, de manera codificada, las instrucciones necesarias para el desarrollo y funcionamiento
de la célula. El ADN tienen la capacidad de replicarse, transmitiendo así dichas instrucciones a las
células hijas.

Algunas, como ciertos metabolitos (ácido pirúvico, ácido láctico, ácido cítrico, etc.) no encajan en
ninguna de las anteriores categorías citadas.

LAS MICROALGAS Y SUS BIOMOLECULAS DE INTERÉS

Se considera que el 60 % de los recursos algales requeridos para la obtención de los ingredientes
de base en la industria química extractiva o alimenticia, proviene de cultivos.

A pesar de la gran diversidad de microalgas, las investigaciones tendientes a la obtención de


metabolitos de interés económico son muy limitadas, consagrándose en su mayoría a estudios de
ecofisiología y composición bioquímica.

En la última década, la biotecnología microalgal ha hecho grandes avances con relación a las
especies destinadas a la obtención de biomoléculas de alto valor agregado. Una de las
ficomoléculas de gran interés industrial son los ácidos grasos; sustancias naturales de origen
lipídico (forman parte del 20 al 40 % del total de los lípidos). Su biosíntesis en microalgas está
relacionada indirectamente al proceso de conversión de la energía solar en energía química, vía
fotosíntesis, ya que en condiciones estándar, la fase de crecimiento exponencial se obtiene
después de 5 a 7 días. Este tiempo dependerá principalmente del tamaño del inóculo, medio,
temperatura, iluminación (280 mol de radiación constante) así como también de la tasa de
crecimiento de la especie (K. Alveal et al, 1995). De manera general, un ácido graso es una cadena
de hidrocarburos terminada por un grupo carboxilo. Participan en la constitución de los lípidos,
esterificando al glicerol y otros alcoholes.

Las microalgas debido a su capacidad de sintetizar ácidos grasos polienoicos se sitúan como una
de las fuentes principales de estos ácidos en el medio acuático. Ellos son en su mayoría moléculas
de cadena recta con un número par de átomos de carbono; pueden ser saturados o insaturados
con 1 a 6 dobles enlaces. Su función está relacionada a la de las membranas celulares, al
almacenamiento de energía y a los procesos metabólicos.

Del fitopláncton, que los sintetiza de novo, los ácidos grasos se transportan a través de la cadena
alimenticia y se incorporan así en los lípidos de organismos superiores.

La obtención de rendimientos superiores de biomasa algal, además del desarrollo y optimización


de las técnicas de extracción, permitirá una producción mayor de estas moléculas de manera
económicamente competitiva con los mercados tradicionales.

HIPOTESIS.

Al limitar o disminuir la radiación incidente en el ultimo contenedor, la actividad fotosintética de


éste disminuye, lo que conlleva a una acumulación de lípidos.

HIPOTESIS NULA.

Al limitar o disminuir la radiación incidente en el ultimo contenedor, la actividad fotosintética de


éste no disminuye, y por lo tanto la concentración de lípidos no varía.

OBJETIVO

Aumentar la concentración del ácido docosaexaenoico (DHA) extraído de un alga

DISEÑO EXPERIMENTAL.

Se tiene una línea de proceso para la extracción del DHA usada como control y otra similar pero
limitando la radiación previo al centrifugado, y se compara la concentración final de ácidos grasos.

LÍNEA DE PROCESO CONTROL.

Agitación del frasco de inoculación con un stock de semillas en un medio hecho de NaCl, CaCl2,
dextrosa, extracto de levadura o proteína vegetal hidrolizada.
El cultivo es transferido progresivamente a contenedores más grandes manteniendo, pH, flujo
de aire, agitación, nivel de oxígeno disuelto y una temperatura optima.

Cuando el cultivo alcanza una densidad celular y el contenido de ácidos grasos en las células es
el adecuado, se cosecha mediante centrifugación y se procede al secado por spray.

Extracción de aceite desde la biomasa seca utilizando hexano.

El aceite extraído es concentrado mediante vacío y enfriamiento para remover las fracciones de
aceite altamente saturadas.

El aceite enfriado es refinado, blanqueado y deodorizado, para finalmente diluirlo con aceite de
maravilla altamente oleico para otorgar un nivel de DHA de 40%.

LÍNEA DE PROCESO EXPERIMENTAL.

Agitación del frasco de inoculación con un stock de semillas en un medio hecho de NaCl, CaCl2,
dextrosa, extracto de levadura o proteína vegetal hidrolizada.

El cultivo es transferido progresivamente a contenedores más grandes manteniendo, pH, flujo


de aire, agitación, nivel de oxígeno disuelto y una temperatura optima.

Cuando el cultivo alcanza una densidad celular y contenido de ácidos grasos en las células
adecuado, se disminuye la radiación incidente.

Se cosecha mediante centrifugación y se procede al secado por spray.

Extracción de aceite desde la biomasa seca utilizando hexano.

El aceite extraído es concentrado mediante vacío y enfriamiento para remover las fracciones de
aceite altamente saturadas.

El aceite enfriado es refinado, blanqueado y deodorizado, para finalmente diluirlo con aceite de
maravilla altamente oleico.

RESULTADOS

Al disminuir la radiación incidente en el último contenedor y someterlo a centrifugación, originó


un aumento en la concentración de DHA finalmente extraído.

CONCLUSION.

Las microalgas se consideran como una de las fuentes naturales que mas a cumulan ácidos grasos
insaturados de cadena larga en medios acuáticos. No obstante que la ruta biosintética en éstas
especies es análoga a la de las plantas superiores, los ácidos grasos altamente insaturados
presentan ciertas particularidades:

Su composición varía de acuerdo a las fluctuaciones de las condiciones de cultivo.


El alga que sintetiza el lípido realiza la fotosíntesis, lo que significa que tanto la fijación de CO2,
como la síntesis de gliceridos a partir de ácidos grasos y glicerol se realiza en la misma célula.

Efectivamente, al disminuir la radiación incidente, disminuye la actividad fotosintética y por


ende la producción proteínica también disminuye, así los carbonos fijados por fotosíntesis son
derivados hacia la producción de lípidos, tanto de ácidos grasos como de glicerol.

CENTRIFUGACION

La centrifugación es un método por el cual se pueden separar sólidos de líquidos de diferente


densidad mediante una centrifugadora, la cual imprime a la mezcla un movimiento rotatorio con
una fuerza mayor que la de la gravedad, provocando la sedimentación de los sólidos o de las
partículas de mayor densidad. Este es uno de los principios en los que la densidad: Todas lículas,
por posa, sectadas por cualquier y una extensa variedad de técnicas derivadas de esta. Donde la
fuerza es mayor a la gravedad.

Selección de las centrífugas.

Para una selección adecuada, lo primero es tener definidos los requerimientos de separación que
son necesarios, puesto que resulta antieconómico especificar equipos para un trabajo de
separación más exigente que el realmente necesario. De la ecuación 1 se desprende que el
diámetro de la partícula y la diferencia de densidades entre la partícula y el fluido que la suspende
son factores muy importantes que determinan el proceso de separación.

* La selección de centrífugas casi siempre requiere de plantas piloto

* Pruebas simples de laboratorio ayudan. Ej.:

* se toman muestras representativas y se someten a análisis físico-químicos mediante los cuales


se determinan la distribución porcentual de las fases, la cantidad de fases y el tiempo necesario
bajo las condiciones de ensayo, para el grado de separación deseada.

Hay que tener en cuenta además

* Tipo de separación

* Tamaño de partículas tamaño de partículas de los sólido a suspendido

* Contenido de los sólidos en la alimentación

* Densidad relativa de los componentes

* Capacidad de procesamiento deseado


* Capacidad abrasiva, inflamable o explosiva

Se pueden alcanzar cambios en características de la muestra tales como el tamaño de partículas,


mediante la adición de agentes floculantes o por la alteración del pH, lo que puede mejorar la
probabilidad de separar sólidos difíciles de sedimentar. En ese caso los flóculos deben ser
suficientemente fuertes para que puedan resistir las fuerzas de aceleración que experimentarán
cuando el fluido entre en la centrífuga y alcance la misma velocidad rotacional de la totalidad del
fluido en que están suspendidos. Si los flóculos formados son fácilmente desintegrables, no hay
mucha ventaja en la adición de productos químicos floculantes.

Se necesita obtener información sobre otras propiedades de los sólidos tales como el tamaño de
partículas y la densidad. En este caso la densidad se refiere a los sólidos tal y como están en la
suspensión y no a ese mismo sólido cuando está seco. Esta diferencia es de particular importancia
en los sólidos biológicos, los cuales contienen una gran proporción de agua y cambian su densidad
cuando se les añade más agua. Los sólidos pueden ser fibrosos, como los micelios de los hongos o
pueden estar en forma de pellets y esas propiedades tienen un fuerte impacto sobre la selección
de las centrífugas. Por ejemplo algunos materiales fibrosos, bajo una fuerza centrífuga elevada,
decantan en forma de una madeja enredada y pueden causar problemas en algunas centrífugas
que cuentan con descarga automática de sólidos.

Por otra parte, las características de compactación de los sólidos y su facilidad para sedimentar
pueden ser juzgadas fácilmente mediante la colocación de un tubo de muestra en una centrífuga
de laboratorio a unas 3000 rpm, durante tres o cinco minutos.

Fundamento teórico

El objetivo de la centrifugación es separar sòlidos insolubles(de particulas muy pequeñas dificiles


de sedimentar)de un liquido. Para ello, se aplica un fuerte campo centrífugo, con lo cual las
partículas tenderán a desplazarse a través del medio en el que se encuentren con la aceleración G.

G=velocidad angular2 x radio de giro.

Tipos de centrifugación

* Centrifugación diferencial: diferencia en la densidad de las moléculas. Esta diferencia debe ser
grande pervada al centrifugar: Las partículas que posean densidades similares sedimentaraíficoiza
como centrifugación preparativa para separar ponentes en la mezcla (por ejemplo, para separar
mitocondrias de núcleos y membrana)útil para separar moléculas.

* Centrifugación Isopícnica: Tambien llamada centrifugación Zonal. Las partículas se separan al


usar medios de diferente densidad.

* Ultracentrifugación...: Permite estudiar las características de sedimentación de estructuras


subcelulares (lisosomas, ribosomas y microsomas) y biomoléculas. Utiliza rotores (fijos o de
columpio) y sistemas de monitoreo. Existen diferentes maneras de monitorear la sede las
partículas en la ultracentrifugación, el más común de ellos mediante luz Uerfresones.

CENTRIFUGACION DIFERENCIAL

En la centrifugación diferencial, el homogenado es centrifugado repetidas veces a altas


velocidades ,sedimentándolo progresivamente en pequeñas partículas. El método está ilustrado
en la fig. 2. La primera centrifugación es a 600g por 10 minutos, el cual sedimenta la fracción
nuclear. Este ͞pellet͟ contiene el núcleo, células intactas y tejido.. L próxima separación es el
sobrenadante postnuclear ó partículas suspendidas en líquido sobre el ͞pellet͟ nuclear, el cual es
tranferido a otro tubo de centrífuga y se centrífuga a 10,000 g por 30 minutos en una centrífuga
refrigerada. El material sedimentado se conoce como fracción mitocondrial ; éste contiene
mitocondria y micro cuerpos.

Los cloroplastos de las células de espinaca se aislarán utilizando el método modificado de


F.R Whatley y D.I.Arnon (1962). La espinaca se homogeniza en un amortiguador de sal. Después
que el tejido de la planta se macera en un mortero, el homogenado se filtra a través de una gaza
para remover los pedazos grandes de tejidos. El filtrado es centrifugado a 200 g por 1 minuto. El
sobrenadante se centrífuga a 1300 g por 5 minutos, sedimentando los clorosplastos.

La fracción nuclear y mitocondrial de las células de las células de la coliflor se obtendrán


utilizando una centrifugación diferencial escrita por W.D. Bonner (1967). El tejido se homogeniza
en una solución amortiguadora de mannitol. Después se la filtración a través de una gaza, el
homogenado es centrifugado como se ilustra en la fig. 2, paso 3.

Fig.2

EXAMINACION MICROSCÓPICA

Todas la s fracciones aisladas se examinarán microscópicamente para identificar los


organelos presentes.
Cloroplastos. Los cloroplastos son relativamente órganelos grandes, por lo tanto, se
algunos detalles internos se observan con el microscopio de luz. Luego de examinar la morfología
normal de los cloroplastos de la espinaca, se estudiarán los efectos de dos compuestos orgánicos.
Los cloroplastos serán tratados con una solución saturada de urea y una solución acuosa de Triton
X-100, el cual es un detergente fuerte. Urea es conocida para desnaturalizar proteínas, alguna de
las cuales salen de la membrana de los cloroplastos.

Núcleo. Para la observación de los núcleos se debe realizar una tinción. El tinte a utilizar será
lacto-aceto-orcein, el cual tiñe de rojo la cromatina. Cada nucleolo aparece como un área
prominente, redonda y clara.

Mitocondria. Las mitocondrias son teñidas con el tinte Janus green B. Después de la
tinción, la mitocondria tiñe azul-verdosa, la cual es el color del tinte en su forma oxidada; en su
forma reducida, el tinte es incoloro. El Janus green se mantiene en estado oxidado por el sistema
de oxidasa citocromo de la mitocondria.

PROCEDIMIENTO:

I. DETERMINACIÓN DE LAS VELOCIDADES DE CENTRIFUGACION REQUERIDAS PARA EL


AISLAMIENTO DE CLOROPLASTOS

1. Mide el radio del rotor ( la distancia en centímetros desde el centro del rotor hasta el
extremo inferior de un tubo de centrífuga colocado horizontalmente). Anote este dato en la tabla
de la pág. 125.

2. Calcula las rpm requeridas para cada una de las centrifugaciones (200g y 1300g) para
obtener una fracción conteniendo cloroplastos, usando la fórmula RCF= 1.119 x 10-2 (rpm)26 x.
Anote los datos en la tabla de la página 125.

3. Usando los datos obtenidos en el paso anterior ajusta el tacómetro en la centrífuga con el
propósito e obtener los rpm requeridos equivalentes a 200 g y a 1,300 g.

II. AISLAMIENTO DE LA FRACCION DE CLOROPLASTOS

1. Pese 4 g de hojas frescas de espinaca, a las cuales se les removieron las venas centrales.
2. Corte las hojas en pequeños pedazos y colóquelas en un mortero frío.

Añada 15 ml de la solución amortiguadora de Tris-NaCl fría y arena purificada. Macere el tejido


por 2 minutos.

3. Filtre la suspensión a través de varias capas de gaza a un tubo de centrífuga de 15 ml frío.

4. Centrifuge el líquido filtrado a 200 g por 1 minuto. Verifique que los tubos de centrífuga estén
balanceados.

5. Decante el sobre nadante a un tubo frío y centrifuge a 1300 g por 5 minutos.

6. Después de la centrifugación, mida las distancias A y B (Fig. 10.3). A es la distancia en


centímetros desde el extremo inferior del tubo de centrífuga al tope del ͞pellet͟. Anote los datos
en la página 125; éstos se utilizarán para calcular el Coeficiente de Sedimentación.

7. Decante y descarte el sobre nadante y usando una probeta , añsda 10 ml de la solución


amortiguadora fría de Tris-NaCl al ͞pellet͟ que quedó en el tubo de centrífuga. Resuspenda el
͞pellet͟ con una pipeta Pasteur.

8. Tape el tubo de centrífuga, e invierta el mismo para mezclar su contenido. Colocar en hielo.

III. OBSERVACIÓN MICROSCÓPICA DE LA FRACCION DE CLOROPLASTOS

1. Con una pipeta Pasteur remueva una gota de la suspensión de cloroplastos y lleve a cabo una
preparación húmeda ͞wet mount͟. Use una pequeña gota de modo que no tenga que ejercer
presión sobre el cubreobjetos, dañando los cloroplastos.

2. Examine los cloroplastos bajo el objetivo de alta potencia y luego y luego bajo el objetivo de
inmersión en aceite.

3. Mida el largo de y el ancho de 5 cloroplastos. Anote los datos en la página 12

4. Observa la morfología de varios cloroplastos. Identifica los cloroplastos que tengan una
morfología interna poco homogénea y contesta las preguntas de las página 12.

5. En el espacio provista en la página 1, represente con un diagrama los cloroplastos que


muestren detalles internos e identifique sus estructuras.

IV. OBSERVACIÓN MICROSCÓPICA DE LOS CLOROPLASTOS TRATADOS CON UREA


1. Coloque una pequeña gota de la suspensión de cloroplastos en una laminilla limpia. Añada
una gota de la solución de urea saturada y coloque un cubreobjetos. Cuidado de no presionar el
cubreobjetos.

2. Examine los cloroplastos bajo el objetivo de alta potencia y el de inmersión de aceite por 5
minutos y conteste las preguntas de la página 12

3. Dibuje los cloroplastos que presenten una morfología alterada.

V. OBSERVACIÓN MICROSCÓPICA DE LOS CLOROPLASTOS TRATADOS CON TRITON

1. Prepare un montaje húmedo usando una pequeña gota de la suspensión de cloroplastos y una
gota de solución de Triton X-100 al 2%.

2. Examine la preparación bajo el objetivo de alta potencia y el de inmersión de aceite y conteste


las preguntas de la página 12.

VII. DETERMINACIÓN DEL COEFICIENTE DE SEDIMENTACIÓN

1. Determine el coeficiente de sedimentación para los cloroplastos que inicialmente estaban en


la parte superior de la suspensión y luego de la centrifugación se movieron al tope de l ͞pellet͟.
Para determinar S, calcule la distancias X1 y X2. Como de se demuestra en la fig. 10.3;

X1= radio del rotor- A; y X2= radio del rotor-B. Anote los valores para

X1 y X2 en la tabla de la pág. 11.

2. Anote los valores para rpm y (t2-t1) (en segundos). Calcule S usando la ecuación :

S= 210 log(x2/x1)

(rpm)2 (t2-t1)

VIII. AISLAMIENTO DE FRACCIONES CELULARES Y MITOCONDRIALES


1. Remueva 20 g de la parte externa del coliflor con un escalpelo.

2. Coloque el tejido en un mortero frío con 40 ml de medio de maceración de Mannitol


(Mannitol grinding medium) y 5 g de arena purificada. Macérelos tejidos por 4 minutos.

3. Filtre la suspensión a través de 4 capas de gaza a un tubo de centrífuga. Deje reposar el tubo
por 2 minutos.

4. Decante cuidadosamente el sobre nadante a un tubo y centrifuge a 600 g por 10 min. a 0-4° C
.

5. Decante el sobre nadante post nuclear a un tubo de centrífuga y coloque el ͞pellet͟ nuclear en
un baño de hielo.

6. Centrifuge el sobre nadante post nuclear a 10,000 g por 30 min a

0-4° C. Durante la centrifugación examine microscópicamente .

7. Decante y descarte el sobre nadante post mitocondrial y añada 5 ml del medio e mannitol frío
al ͞pellet mitocondrial͟.

8. Con una espátula remueva el ͞pellet͟ mitocondrial de las paredes del tubo de centrífuga y
luego con una pipeta Pasteur, resuspéndalo en el medio de mannitol.

9. Transfiera la suspensión mitocondrial a un tubo de ensayo y colóquelo en un baño de hielo.

IX. OBSERVACIÓN MICROSCÓPICA DE LA FRACCION NUCLEAR

1. Con una espátula remueva una pequeña cantidad del ͞pellet͟ nuclear y aplíquelo en una
laminilla. Añada varias gotas del tinte para núcleo lacto-aceto-orceina. Luego de 15 seg, añada un
cubreobjetos y remueva usando un poco de presión el exceso de tinte con papel toalla.

2. Examine la preparación bajo el objetivo de alta potencia usando un filtro verde. Luego de
identificar los núcleos, utilice el objetivo de inmersión en aceite. Mida sus diámetros y anótelos en
el espacio provisto en la pág. 12

3. Represente con un diagrama los núcleos observados e identifique los nucleólos.

X. OBSERVACIÓN MICROSCÓPICA DE LA FRACCION MITOCONDRIAL


1. Coloque 5 gotas de la suspensión mitocondrial en un tubo pequeño. Añada 5 gotas del tinte
verde Janus (Janus green stain), agite y espere 10 minutos.

2. Coloque una gota de la mezcla en una laminilla limpia y observe bajo el objetiva de alta
potencia y el de inmersión en aceite del microscopio. Identifique las mitocondrias.

3. Mida el largo y ancho de 5 mitocondrias. Calcule la media de los valores. Anote los datos en la
pág.12

ROTORES

METODOS OPTICOS

Radiación electromagnética

La radiación electromagnética es una combinación de campos eléctricos y magnéticos oscilantes,


que se propagan a través del espacio transportando energía de un lugar a otro. A diferencia de
otros tipos de onda, como el sonido, que necesitan un medio material para propagarse, la
radiación electromagnética se puede propagar en el vacío. En el siglo XIX se pensaba que existía
una sustancia indetectable, llamada éter, que ocupaba el vacío y servía de medio de propagación
de las ondas electromagnéticas. El estudio teórico de la radiación electromagnética se denomina
electrodinámica y es un subcampo del electromagnetismo.

* |

Ecuaciones de Maxwell

Maxwell asoció varias ecuaciones, actualmente denominadas ecuaciones de Maxwell, de las que
se desprende que un campo eléctrico variable en el tiempo genera un campo magnético y,
recíprocamente, la variación temporal del campo magnético genera un campo eléctrico. Se puede
visualizar la radiación electromagnética como dos campos que se generan mutuamente, por lo
que no necesitan de ningún medio material para propagarse. Las ecuaciones de Maxwell también
predicen la velocidad de propagación en el vacío (que se representa c, por la velocidad de la luz,
con un valor de 299.792.458 m/s), y su dirección de propagación (perpendicular a las oscilaciones
del campo eléctrico y magnético que, a su vez, son perpendiculares entre sí).

Dualidad onda-corpúsculo
Dependiendo del fenómeno estudiado, la radiación electromagnética se puede considerar no
como una serie de ondas sino como un chorro o flujo de partículas, llamadas fotones. Esta
dualidad onda-corpúsculo hace que cada fotón tenga una energía directamente proporcional a la
frecuencia de la onda asociada, dada por la relación de Planck:

donde E es la energía del fotón, h es la constante de Planck y ʆ es la frecuencia de la onda.

Valor de la constante de Planck

Así mismo, considerando la radiación electromagnética como onda, la longitud de onda ʄ y la


frecuencia de oscilación ʆ están relacionadas por una constante, la velocidad de la luz en el medio
(c en el vacío):

A mayor longitud de onda menor frecuencia (y menor energía según la relación de Plank).

Espectro electromagnético

Atendiendo a su longitud de onda, la radiación electromagnética recibe diferentes nombres, y


varía desde los energéticos rayos gamma (con una longitud de onda del orden de picómetros)
hasta las ondas de radio (longitudes de onda del orden de kilómetros), pasando por el espectro
visible (cuya longitud de onda está en el rango de las décimas de micrómetro). El rango completo
de longitudes de onda es lo que se denomina el espectro electromagnético.

El espectro visible es un minúsculo intervalo que va desde la longitud de onda correspondiente al


color violeta (aproximadamente 400 nanómetros) hasta la longitud de onda correspondiente al
color rojo (aproximadamente 700 nm).

En telecomunicaciones se clasifican las ondas mediante un convenio internacional de frecuencias


en función del empleo al que están destinadas:

Clasificación de las ondas en telecomunicaciones |

Sigla | Rango | Denominación | Empleo |

VLF | 10 kHz a 30 kHz | Muy baja frecuencia | Radio gran alcance |

LF | 30 kHz a 300 kHz | Baja frecuencia | Radio, navegación |

MF | 300 kHz a 3 MHz | Frecuencia media | Radio de onda media |

HF | 3 MHz a 30 MHz | Alta frecuencia | Radio de onda corta |


VHF | 30 MHz a 300 MHz | Muy alta frecuencia | TV, radio |

UHF | 300 MHz a 3 GHz | Ultra alta frecuencia | TV, radar, telefonía móvil |

SHF | 3 GHz a 30 GHz | Super alta frecuecia | Radar |

EHF | 30 GHz a 300 GHz | Extra alta frecuencia | Radar |

Fenómenos asociados a la radiación electromagnética

Interacción entre radiación electromagnética y conductores

Cuando un alambre o cualquier objeto conductor, tal como una antena, conduce corriente alterna,
la radiación electromagnética se propaga en la misma frecuencia que la corriente.

De forma similar, cuando una radiación electromagnética incide en un conductor eléctrico, hace
que los electrones de su superficie oscilen, generándose de esta forma una corriente alterna cuya
frecuencia es la misma que la de la radiación incidente. Este efecto se usa en las antenas, que
pueden actuar como emisores o receptores de radiación electromagnética.

Estudios mediante análisis del espectro electromagnético

Se puede obtener mucha información acerca de las propiedades físicas de un objeto a través del
estudio de su espectro electromagnético, ya sea por la luz emitida (radiación de cuerpo negro) o
absorbida por él. Esto es la espectroscopia y se usa ampliamente en astrofísica. Por ejemplo, los
átomos de hidrógeno tienen una frecuencia natural de oscilación, por lo que emiten ondas de
radio, las cuales tiene una longitud de onda de 21,12 cm.

Penetración de la radiación electromagnética

La radiación electromagnética reacciona de manera desigual en función de su frecuencia y del


material con el que entra en contacto. El nivel de penetración de la radiación electromagnética es
inversamente proporcional a su frecuencia. Cuando la radiación electromagnética es de baja
frecuencia, atraviesa limpiamente las barreras a su paso. Cuando la radiación electromagnética es
de alta frecuencia reacciona más con los materiales que tiene a su paso.

En función de la frecuencia, las ondas electromagnéticas pueden no atravesar medios


conductores. Esta es la razón por la cual las transmisiones de radio no funcionan bajo el mar y los
teléfonos móviles se queden sin cobertura dentro de una caja de metal. Sin embargo, como la
energía ni se crea ni se destruye, sino que se transforma, cuando una onda electromagnética
choca con un conductor pueden suceder dos cosas. La primera es que se transformen en calor:
este efecto tiene aplicación en los hornos de microondas. La segunda es que se reflejen en la
superficie del conductor (como en un espejo).

Refracción
La velocidad de propagación de la radiación electromagnética en el vacío es c. La teoría
electromagnética establece que:

siendo ɸ0 y ʅ0 la permitividad eléctrica y la permeabilidad magnética del vacío respectivamente.

En un medio material la permitividad eléctrica ɸ tiene un valor diferente a ɸ0. Lo mismo ocurre con
la permeabilidad magnética ʅ y, por tanto, la velocidad de la luz en ese medio v será diferente a c.
La velocidad de propagación de la luz en medios diferentes al vacío es siempre inferior a c.

Cuando la luz cambia de medio experimenta una desviación que depende del ángulo con que
incide en la superficie que separa ambos medios. Se habla, entonces, de ángulo incidente y ángulo
de transmisión. Este fenómeno, denominado refracción, es claramente apreciable en la desviación
de los haces de luz que inciden en el agua. La velocidad de la luz en un medio se puede calcular a
partir de su permitividad eléctrica y de su permeabilidad magnética de la siguiente manera:

Dispersión

Dispersión de la luz blanca en un prisma.

La permitividad eléctrica y la permeabilidad magnética de un medio diferente del vacío dependen,


además de la naturaleza del medio, de la longitud de onda de la radiación. De esto se desprende
que la velocidad de propagación de la radiación electromagnética en un medio depende también
de la longitud de onda de dicha radiación. Por tanto, la desviación de un rayo de luz al cambiar de
medio será diferente para cada color (para cada longitud de onda). El ejemplo más claro es el de
un haz de luz blanca que se "descompone" en colores al pasar por un prisma. La luz blanca es
realmente la suma de haces de luz de distintas longitudes de onda, que son desviadas de manera
diferente. Este fenómeno se llama dispersión. Es el causante de la aberración cromática, el halo de
colores que se puede apreciar alrededor de los objetos al observarlos con instrumentos que
utilizan lentes como prismáticos o telescopios.

Espectroscopia ultravioleta-visible

La espectroscopia ultravioleta-visible o espectrofotometría ultravioleta-visible (UV/VIS) es una


espectroscopia de fotones y una espectrofotometría. Utiliza radiación electromagnética (luz) de
las regiones visible, ultravioleta cercana (UV) e infrarroja cercana (NIR) del espectro
electromagnético. La radiación absorbida por las moléculas desde esta región del espectro
provoca transiciones electrónicas que pueden ser cuantificadas.

La espectroscopia UV-visible se utiliza para identificar algunos grupos funcionales de moléculas, y


además, para determinar el contenido y fuerza de una sustancia.

Se utiliza de manera general en la determinación cuantitativa de los componentes de soluciones


de iones de metales de transición y compuestos orgánicos altamente conjugados.

Se utiliza extensivamente en laboratorios de química y bioquímica para determinar pequeñas


cantidades de cierta sustancia, como las trazas de metales en aleaciones o la concentración de
cierto medicamento que puede llegar a ciertas partes del cuerpo.

* |

Introducción

Una diferencia obvia entre ciertos compuestos es su color. Así, la quinona es amarilla; la clorofila
es verde; los 2.4 derivados del dinitrophenylhydrazone de aldehídos y de cetonas se extienden en
color de amarillo brillante a de color rojo oscuro, dependiendo de la conjugación del enlace doble;
y el aspirin es descolorido.

* Longitud de onda: se define como la distancia entre los picos adyacentes y puede ser medida
en metros, centímetros, o nanometros (10-9 meters).

* Frecuencia: es el número de ondas por ciclos usualmente sus unidades están dadas en Hertz
que son ciclos por segundos (Hz).

La luminiscencia ocurre debido a la emisión de luz por una sustancia determinada y esto ocurre
cuando un electrón regresa a su estado inicial después de haber sido excitado y libera una energía
como un fotón. Podemos encontrar tres tipos de nombres para la espectroscopia de
luminiscencia, para diferentes técnicas:

* Espectroscopia de fluorescencia molecular

* Espectroscopia de fosforescencia molecular

* Espectroscopia de quimiluminiscencia

Principio físico

El principio de la espectroscopia ultravioleta-visible involucra la absorción de radiación ultravioleta


ʹ visible por una molécula, causando la promoción de un electrón de un estado basal a un estado
excitado, liberándose el exceso de energía en forma de calor. La longitud de onda (ʄ) comprende
entre 190 y 800 nm.
La luz visible o UV es absorbida por los electrones de valencia, éstos son promovidos a estados
excitados (de energía mayor). Al absorber radiación electromagnética de una frecuencia correcta,
ocurre una transición desde uno de estos orbitales a un orbital vacío. Las diferencias entre
energías varían entre los diversos orbitales. Algunos enlaces, como los dobles, provocan coloración
en las moléculas ya que absorben energía en el visible así como en el UV, como es el caso del ɴ-
caroteno.

Cuando un haz de radiación UV-Vis atraviesa una disolución conteniendo un analito absorbente, la
intensidad incidente del haz (Io) es atenuada hasta I. Esta fracción de radiación que no ha logrado
traspasar la muestra es denominada transmitancia (T) (T = I/Io). Por aspectos prácticos, se utizará
la absorbancia (A) en lugar de la transmitancia (A = -logT), por estar relacionada linealmente con la
concentración de la especie absorbente según la Ley de Beer-Lambert: A = ɸ·l·c (ɸ: coeficiente de
absortividad molar, l: camino óptico, c: concentración de la especie absorbente).

Modos de excitación electrónica

Cuando un fotón UV-Visible de energía adecuada incide en una especie absorbente, un electrón es
promovido desde su estado fundamental a un estado electrónico excitado. En absorción UV-
Visible, pueden observarse las distintas transiciones electrónicas:

Transiciones ʍʍ *

ʄ<150 nm . Este tipo de transiciones se dan sobre todo en hidrocarburos que únicamente poseen
enlaces ʍ C-H o C-C. La energía requerida para que tenga lugar esta transición es relativamente
grande, perteneciente a la región espectral denominada ultravioleta de vacío.

Transiciones nʍ *

ʄ entre 150-200 nm . Correspondientes a hidrocarburos que poseen átomos con pares de


electrones no compartidos (electrones de no enlace). La energía necesaria para que se produzca
esta transición sigue siendo alta (aunque menor que en las ʍʍ * ) perteneciendo éstas a la región
espectral UV Lejano.

Transiciones nʋ * y ʋʋ *

ʄ entre 200-700 nm. La mayoría de las aplicaciones de espectroscopia UV-Visible están basadas en
transiciones que ocurren en esta zona. Se requiere que las especies participantes aporten un
sistema de electrones ʋ (grupos cromóforos: compuestos con insaturaciones, sistemas aromáticos
multicíclicos, etc.). Las energías de excitación en las transiciones ʋʋ * son medianamente altas,
correspondiendo a la región UV Lejano y Próximo, mientras que las nʋ * son considerablemente
menores, correspondiendo a la región visible del espectro.

En espectroscopia UV-Vis se irradia con luz de energía conocida suficiente como para provocar
transiciones electrónicas, es decir promover un electrón desde un orbital de baja energía a uno
vacante de alta energía.
Transiciones electrónicas posibles entre orbitales n: orbital que contiene par de electrones no
compartidos (ejemplo en : O, N, Cl)

Las transiciones más favorecidas son entre el orbital ocupado de energia más alta (HOMO) y el
orbital desocupado de energia más baja (LUMO)

el espectrometro UV-Vis registra las longitudes de onda donde se registra absorción y cuantifica la
absorción.

El espectro se registra como absorbancia (A) Vs. longitud de onda (Å), las bandas del espectro UV
son anchas por que incluyen la estructura fina de transiciones vibracionales y rotacionales de
menor energía.

El espectrofotómetro ultravioleta-visible

El espectrofotómetro es un instrumento que permite comparar la radiación absorbida o


transmitida por una solución que contiene una cantidad desconocida de soluto, y una que
contiene una cantidad conocida de la misma sustancia.

Todas las sustancias pueden absorber energía radiante. El vidrio, que parece ser completamente
transparente, absorbe longitudes de onda que pertenecen al espectro visible; el agua absorbe
fuertemente en la región del IR. La absorción de las radiaciones UV, visibles e IR depende de la
estructura de las moléculas, y es característica para cada sustancia química. El color de las
sustancias se debe a que absorben ciertas longitudes de onda de la luz blanca que incide sobre
ellas y sólo dejan pasar a nuestros ojos aquellas longitudes de onda no absorbida.

Esta espectrofotometría utiliza radiaciones del campo UV de 80 a 400 nm, principalmente de 200 a
400 nm (UV cercano) y de luz visible de 400 a 800 nm, por lo que es de gran utilidad para
caracterizar las soluciones en la región ultravioleta-visible del espectro. Se rige por una ley muy
importante: la ecuación de Beer-Lambert.

Ley de Beer-Lambert

Una expresión para la ecuación de Beer-Lambert es la siguiente: It / I0 = 10 о klc donde:

It es el rango de luz captado por el tubo de fotocolorimetría,

I0 es el rango de luz que sale del tubo de fotocolorimetría y que va


a llegar a la celda fotoeléctrica donde es captada y medida

k es la capacidad de captación del has del campo


electromagnético,
l es la longitud del tubo de fotocolorimetría en cm,

c es la concentración de la muestra ya ubicada en el tubo de


fotocolorimetría.

La ley de Beer permite cuantificar la concentración de una muestra por UV, también puede ser
expresada de la siguiente manera: A = ɸCl

* A : Absorbancia

* ɸ : Coeficiente de exincion (Característico de cada sustancia).

* l : Largo del paso de la cuba (cm).

* C : Concentración (moles/l).

La zona de longitudes de onda que se registra en un espectro UV-Vis es de entre 200 y 800 nm. En
esta zona no absorben dobles ni triples enlaces aislados .

Sólo van absorber enlaces pi conjugados y heteroátomos con pares de electrones no compartidos
(O, N), como los grupos cromóforos.

Características del sistema

* Las muestras en solución se ponen en una pequeña celda de Si.

* Se utilizan dos lámparas: una de H o deuterio para la región UV, y una de W / halógeno para la
región visible

* Se utiliza también una celda de referencia que contiene sólo solvente.

* La luz pasa simultáneamente por la celda de muestra y la celda de referencia.

* El espectrómetro compara la luz que pasa por la muestra con la que pasa por la celda de
referencia.

* La radiación transmitida es detectada y el espectrómetro obtiene el espectro de absorción al


barrer la longitud de onda de la luz que pasa por las celdas.

Consideraciones generales

La espectroscopia ultravioleta-visible es la más limitada para la información de compuestos. Los


compuestos que tengan un cromóforo o instauraciones son visibles en esta región. Un cromóforo
es cualquier grupo de átomos que absorben luz independientemente de que presente color o no,
aunque también puede presentar un grupo auxócromo que es el que amplia la conjugación de un
cromóforo mediante la compartición de electrones de no enlace.
La máxima absorción se debe a la presencia de cromóforos en una molécula.

Este tipo de espectroscopia sirve principalmente para el análisis de compuestos aromáticos y


ácidos carboxílicos (ɲ y ɴ) insaturados.

Para el análisis de catalizadores suele utilizarse una variante de esta espectroscopia llamada
espectroscopia de reflectancia difusa (física)#Reflexi.C3.B3n difusa.

Espectroscopia de ͞Reflectancia Difusa͟ (DRIFTS)

La reflectancia difusa tiene lugar en todas las direcciones como consecuencia de los procesos de
absorción y dispersión como se muestra en la figura, y predomina cuando los materiales de la
superficie reflectante son débiles absorbentes a la longitud de onda incidente y cuando la
penetración de la radiación es grande en relación a la longitud de onda.

Archivo:Reflectancia32.jpg

Ventajas y desventajas del DRIFTS

Ventajas

* Preparación mínima muestra.

* Posibilidad análisis mayoría materiales no reflectores, incluyendo materiales muy opacos o


poco absorbentes.

* Análisis de superficies irregulares y materiales duros.

* Alta sensibilidad (pocos ppm).

Desventajas

Además de los problemas de la reflexión en la superficie nos encontramos con otros problemas:

* Está limitada principalmente a muestra en polvo.

* Si la muestra contiene agua y debido al calentamiento producido por el rayo de luz infrarrojo,
ésta se puede evaporar dando lugar a vapor de agua que causa fuertes interferencias en el
espectro.

* El llenado de la celda es poco reproducible sobre todo cuando se quiere trabajar en análisis
cuantitativo.

Espectroscopia de fluorescencia

* La espectroscopia de fluorescencia es un tipo de espectroscopia electromagnética que analiza


la fluorescencia a partir de una muestra. La espectroscopia de fluorescencia utiliza un rayo de luz,
normalmente ultravioleta, que excita a los electrones de las moléculas de ciertos compuestos y
hace que emitan luz.

* Los instrumentos utilizados para medir la fluorescencia se denominan fluorímetros

Espectrometría de fluorescencia

La espectrometría de fluorescencia (también llamada fluorometría o espectrofluorimetría) es un


tipo de espectroscopia electromagnética que analiza la fluorescencia de una muestra. Se trata de
utilizar un haz de luz, por lo general luz ultravioleta, que excita los electrones de las moléculas de
ciertos compuestos y provoca que emitan luz de una menor energía, generalmente luz visible
(aunque no necesariamente). Una técnica complementaria es la espectrometría de absorción.

Los dispositivos que miden la fluorescencia se llaman fluorómetros o fluorímetros.

TEORÍA DE LA FLUORESCENCIA

Las moléculas tienen diferentes estados llamados niveles de energía. La espectrometría de


fluorescencia se refiere principalmente a estados vibracionales y electrónicos. En general, las
especies objeto de examen tendrán un estado electrónico basal (un estado de baja energía) de
interés, y un estado electrónico excitado de mayor energía. Dentro de cada uno de estos estados
electrónicos hay diferentes estados vibracionales.

En la espectroscopia de fluorescencia, primero se excita la muestra mediante la absorción de un


fotón de luz, desde su estado electrónico basal a uno de los distintos estados vibracionales del
estado electrónico excitado. Las colisiones con otras moléculas causan que la molécula excitada
pierda energía vibracional hasta que alcanza el estado vibracional más bajo del estado electrónico
excitado.

La molécula desciende luego a uno de los distintos niveles de vibración del estado electrónico
basal, emitiendo un fotón en el proceso. Como las moléculas pueden caer a cualquiera de los
diferentes niveles de vibración en el estado basal, los fotones emitidos tendrán diferentes energías
y, por lo tanto, frecuencias. Así pues, mediante el análisis de las diferentes frecuencias de luz
emitida por espectrometría de fluorescencia, junto con sus intensidades relativas, se puede
determinar la estructura de los diferentes niveles de vibración.
En un experimento típico, se miden las diferentes frecuencias de luz fluorescente emitida por una
muestra, manteniendo la luz de excitación a una longitud de onda constante. A esto se le llama
espectro de emisión. Un espectro de excitación se mide mediante el registro de una serie de
espectros de emisión utilizando luz de diferentes longitudes de onda.

INSTRUMENTOS

En la espectrometría de fluorescencia se utilizan dos tipos generales de instrumentos:

* Fluorómetros de filtro. Utilizan filtros para aislar la luz incidente y la luz fluorescente.

* Espectrofluorómetros. Usan monocromadores de retículo de difracción para aislar la luz


incidente y la luz fluorescente.

Ambos tipos de instrumentos utilizan el siguiente esquema. La luz de una fuente de excitación
pasa a través de un filtro o monocromador, e incide sobre la muestra. Una parte de la luz incidente
es absorbida por la muestra, y algunas de las moléculas de la muestra producen una fluorescencia.
La luz fluorescente es emitida en todas las direcciones. Parte de esta luz fluorescente pasa a través
de un segundo filtro o monocromador y llega a un detector, el cual muy a menudo se encuentra a
90° con respecto al haz de luz incidente para minimizar el riesgo de que la luz incidente reflejada o
transmitida llegue al detector.

Diversas fuentes de luz pueden ser utilizadas como fuentes de excitación, incluyendo el láser,
fotodiodos y lámparas; arcos de xenón y lámparas de vapor de mercurio. Un láser sólo emite luz
de alta irradiancia en un intervalo muy estrecho de longitudes de onda, por lo general a 0,01 nm,
lo que hace innecesario el monocromador de excitación o el filtro. La desventaja de este método
es que la longitud de onda de un láser no se puede cambiar mucho. Una lámpara de vapor de
mercurio es una lámpara lineal, lo que significa que emite luz cerca del pico de longitudes de onda.
Por el contrario, un arco de xenón tiene un espectro de emisión continuo con intensidad casi
constante en el rango de 300-800 nm, y una irradiancia suficiente para las mediciones hasta justo
por encima de 200 nm.

En los fluorímetros pueden usarse filtros y/o monocromadores. Un monocromador transmite luz
de una longitud de onda y tolerancia ajustables. El tipo más común de monocromador utiliza un
retículo de difracción; es decir, la luz colimada entra en una rejilla y sale con un ángulo diferente
dependiendo de la longitud de onda. El monocromador puede entonces seleccionar qué
longitudes de onda transmite. Para permitir mediciones de anisotropía se añaden dos filtros de
polarización: uno después del monocromador de excitación o filtro, y otro antes del
monocromador de emisión o filtro.

Como se mencionó antes, la fluorescencia se mide más a menudo en un ángulo de 90° en relación
a la luz de excitación. Esta geometría se utiliza en lugar de colocar el sensor en la línea de la luz de
excitación en un ángulo de 180° a fin de evitar la interferencia de la luz de excitación transmitida.
El monocromador no es perfecto y transmitirá la luz con otras longitudes de onda diferentes a las
establecidas. Un monocromador ideal sólo transmite luz en el rango especificado y tiene una
transmisión independiente de la longitud de onda. Al medir en un ángulo de 90º, sólo la luz
dispersa por la muestra provoca luz. Esto se traduce en una mejor relación señal-ruido, y reduce el
límite de detección a un factor de aproximadamente 10000, si se compara con la geometría de
180°. Por otra parte, la fluorescencia también puede ser medida desde la parte delantera,
procedimiento que se utiliza a menudo para las muestras turbias.

El detector puede ser de un solo canal o de múltiples canales. El detector de un único canal sólo
puede detectar la intensidad de una longitud de onda en cada momento, mientras que el de
múltiples canales detecta la intensidad en todas las longitudes de onda simultáneamente, con lo
que el monocromador de emisión o filtro es innecesario. Los diferentes tipos de detectores tienen
sus ventajas y desventajas.

El fluorímetro más versátil, con monocromadores dobles y una fuente de luz de excitación
continua, puede registrar tanto un espectro de excitación como un espectro de fluorescencia. Al
medir los espectros de fluorescencia, la longitud de onda de la luz de excitación se mantiene
constante, de preferencia en una longitud de onda de alta absorción, y el monocromador de
emisión escanea el espectro. Para medir los espectros de excitación, la longitud de onda que pasa
a través del filtro o monocromador de emisión se mantiene constante y el monocromador de
excitación va escaneando. El espectro de excitación generalmente es idéntico al espectro de
absorción, ya que la intensidad de la fluorescencia es proporcional a la absorción.

ANÁLISIS DE LOS DATOS

A bajas concentraciones, la intensidad de fluorescencia es, por lo general, proporcional a la


concentración del fluoróforo.
A diferencia de la espectrometría visible o ultravioleta 'estándar', los espectros independientes del
dispositivo no son fáciles de alcanzar. Son varios los factores que influyen y distorsionan los
espectros, y son necesarias correcciones para lograr el espectro 'verdadero', es decir,
independiente de la máquina.

Los distintos tipos de distorsiones se pueden clasificar en relación al instrumento o a la muestra.


En primer lugar, veamos las distorsiones derivadas del instrumento. Como punto de partida, la
intensidad de las fuentes de luz y las características de la longitud de onda varían con el tiempo
durante cada experimento. Por otra parte, ninguna lámpara tiene una intensidad constante en
todas las frecuencias. Para corregir esto, se puede aplicar un haz separador después del filtro o
monocromador de excitación, para dirigir una porción de luz a un detector de referencia.

Además, debe tenerse en cuenta el rendimiento de transmisión de los monocromadores y los


filtros, ya que también puede cambiar con el tiempo. La eficacia de la transmisión del
monocromador varía dependiendo de la longitud de onda. Esta es la razón por la que debe
colocarse un detector de referencia después del filtro o monocromador de excitación. El
porcentaje de fluorescencia recogido por el detector también depende del sistema. Por otra parte,
la eficiencia cuántica del detector, es decir, el porcentaje de fotones detectados, varía entre los
diferentes detectores, según la longitud de onda y el tiempo.

La corrección de todos estos factores instrumentales para conseguir un "estándar" del espectro es
un proceso tedioso, que sólo se aplica en la práctica cuando es estrictamente necesario. Es el caso
de las mediciones de rendimiento cuántico o cuando se encuentra la longitud de onda con la
mayor intensidad de emisión, por ejemplo.

Como se mencionó anteriormente, también surgen distorsiones de la muestra. Por lo tanto,


algunos aspectos de la muestra deben tenerse en cuenta también. En primer lugar, la
fotodescomposición puede disminuir la intensidad de fluorescencia con el tiempo. La dispersión
de la luz también debe tenerse en cuenta. Los tipos más importantes de dispersión en este
contexto son la dispersión de Rayleigh y la de Raman. La luz dispersa por dispersión de Rayleigh
tiene la misma longitud de onda que la luz incidente, mientras que en la dispersión Raman la luz
cambia a longitudes de onda más largas. La dispersión de Raman es el resultado de un estado
electrónico virtual inducido por la luz de excitación. A partir de este estado virtual, las moléculas
pueden volver a un nivel vibracional distinto del estado basal. En los espectros de fluorescencia
siempre se observa una diferencia de número de onda constante en relación con la excitación; por
ejemplo, en el agua el pico aparece a un número de onda 3600 cm-1 inferior a la luz de excitación.

Otros aspectos a considerar son los efectos del filtro interior. Estos incluyen la reabsorción, que
ocurre porque otra molécula o parte de una macromolécula absorbe las longitudes de onda en la
que el fluoróforo emite radiación. Si este es el caso, una parte o la totalidad de los fotones
emitidos por el fluoróforo pueden ser absorbidos de nuevo. Otro efecto del filtro interno se
produce a causa de las altas concentraciones de absorción de las moléculas, incluyendo el
fluoróforo. El resultado es que la intensidad de excitación de la luz no es constante a lo largo de la
solución. Como resultado, sólo un pequeño porcentaje de la luz de excitación llega a los
fluoróforos que son visibles para el sistema de detección. Los efectos del filtro interior cambian el
espectro y la intensidad de la luz emitida y, por tanto, deben ser considerados al analizar el
espectro de emisión de luz fluorescente.

APLICACIONES

La espectrometría de fluorescencia se utiliza en análisis bioquímicos, médicos, químicos y de


investigación de compuestos orgánicos. También se ha utilizado para diferenciar los tumores
malignos de piel de los benignos.

La fluorescencia también puede utilizarse para reorientar los fotones.

Fluorescencia del triptófano

Este tipo de fluorescencia es una prueba importante que puede ser usada para estimar la
naturaleza del microambiente del triptófano (un aminoácido). Cuando se realizan experimentos
con desnaturalizantes, surfactantes u otras moléculas anfifílicas, el microambiente del triptófano
puede cambiar. Por ejemplo, si una proteína que contiene un único triptófano en su núcleo
"hidrofóbico" se desnaturaliza con el aumento de temperatura, aparece un cambio de color en el
espectro de emisión del rojo. Esto se debe a la exposición del triptófano a un medio ambiente
acuoso en contraposición a una proteína hidrofóbica interior. En contraste, la adición de un
tensioactivo a una proteína que contiene triptófano, que se encuentra expuesto al solvente
acuoso, causará un cambio al espectro azul de emisión si el triptófano está incrustado en la
vesícula o micela de surfactante. Las proteínas que carecen de triptófano puede ser enlazadas a un
fluoróforo.
A 295 nm, el espectro de emisión del triptófano es dominante sobre la fluorescencia más débil de
la tirosina y fenilalanina.

Cromatografía

La cromatografía es un método de separación para la caracterización de mezclas complejas, la cual


tiene aplicación en todas las ramas de la ciencia y la física. Es un conjunto de técnicas basadas en
el principio de retención selectiva, cuyo objetivo es separar los distintos componentes de una
mezcla, permitiendo identificar y determinar las cantidades de dichos componentes.

Las técnicas cromatográficas son muy variadas, pero en todas ellas hay una fase móvil que
consiste en un fluido (gas, líquido o fluido supercrítico) que arrastra a la muestra a través de una
fase estacionaria que se trata de un sólido o un líquido fijado en un sólido. Los componentes de la
mezcla interaccionan en distinta forma con la fase estacionaria. De este modo, los componentes
atraviesan la fase estacionaria a distintas velocidades y se van separando. Después de que los
componentes hayan pasado por la fase estacionaria, separándose, pasan por un detector que
genera una señal que puede depender de la concentración y del tipo de compuesto.

Clasificación

Tipos | Fase móvil | Fase estacionaria |

Cromatografía en papel | Líquido | Líquido ( moléculas de agua contenidas en la


celulosa del papel ) |

Cromatografía en capa fina | Líquido | Sólido|

Cromatografía de gases | Gas | Sólido o líquido |

Cromatografía líquida

en fase inversa | Líquido (polar) | Sólido o líquido

(menos polar) |

Cromatografía líquida

en fase normal | Líquido

(menos polar) | Sólido o líquido

(polar) |

Cromatografía líquida

de intercambio iónico | Líquido (polar) | Sólido|


Cromatografía líquida

de exclusión | Líquido | Sólido|

Cromatografía líquida

de adsorción | Líquido | Sólido|

Cromatografía de

fluidos supercríticos | Líquido | Sólido |

Las distintas técnicas cromatográficas se pueden dividir según cómo esté dispuesta la fase
estacionaria:

* Cromatografía plana. La fase estacionaria se sitúa sobre una placa plana o sobre un papel. Las
principales técnicas son:

* Cromatografía en papel

* Cromatografía en capa fina

* Cromatografía en columna. La fase estacionaria se sitúa dentro de una columna. Según el


fluido empleado como fase móvil se distinguen:

* Cromatografía de líquidos

* Cromatografía de gases

* Cromatografía de fluidos supercríticos

La cromatografía de gases es útil para gases o para compuestos relativamente volátiles, lo que
incluye a numerosos compuestos orgánicos. En el caso de compuestos no volátiles se recurre a
procesos denominados de "derivatización", a fin de convertirlos en otros compuestos que se
volatilizen en las condiciones de análisis.

Dentro de la cromatografía líquida destaca la cromatografía líquida de alta resolución (HPLC, del
inglés High Performance Liquid Chromatography), que es la técnica cromatográfica más empleada
en la actualidad, normalmente en su modalidad de fase reversa, en la que la fase estacionaria
tiene caracter no polar, y la fase móvil carácter polar (generalmente agua o mezclas con elevada
proporción de la misma, o de otros disolvente polares, como por ejemplo metanol). El nombre de
"reversa" viene dado porque tradicionalmente la fase estacionaria estaba compuesta de sílice o
alúmina, de carácter polar, y por tanto la fase móvil eran disolvente orgánicos poco polares.

Una serie eluotrópica, es un rango de sustancias de diferentes polaridades que actúan como fase
móvil y que permiten observar un mejor desplazamiento sobre una fase estacionaria.
Historia

El botánico ruso Mijaíl Tswett (Mikhail Semenovich Tswett, 1872-1919) empleó por primera vez en
1906 el término "cromatografía" (que proviene del griego ʖʌʉʅɲ y ɶʌɲʔʘ que significan
respectivamente chroma "color" y graphos "escribir").

separación de clorofilas mediante cromatografía en papel

A comienzos del año 1903, Mijail Tsvet usó columnas de adsorción de líquidos para separar
pigmentos vegetales (por ejemplo, clorofilas). Las disoluciones se hacían pasar a través de una
columna de vidrio rellena de carbonato de calcio, que finamente dividido de un material poroso
que interacciona de forma diferente con los componentes de la mezcla, de forma que éstos se
separaban en distintas bandas coloreadas a lo largo de la columna.

Los primeros equipos de cromatografía de gases aparecieron en el mercado a mediados del siglo
XX. A su vez, la cromatografía líquida de alta resolución (HPLC) comenzó a desarrollarse en los
años 1960, aumentando su importancia en las décadas siguientes, hasta convertirse en la técnica
cromatográfica más empleada. Sin embargo esto se irá modificando con el paso de los años.

La cromatografía en columna

Se usa para separar grandes cantidades de material: >100 mg. El proceso de cromatografía
consta de una fase móvil (eluyente) y una fase estacionaria (adsorbente), los cuales dependen de
las sustancias.

Electroforesis

La electroforesis es una técnica para la separación de moléculas según la movilidad de estas en un


campo eléctrico. La separación puede realizarse sobre la superficie hidratada de un soporte sólido
(p. ej., electroforesis en papel o en acetato de celulosa), o bien a través de una matriz porosa
(electroforesis en gel), o bien en disolución (electroforesis libre). Dependiendo de la técnica que se
use, la separación obedece en distinta medida a la carga eléctrica de las moléculas y a su masa.

La variante de uso más común para el análisis de mezclas de proteínas o de ácidos nucleicos utiliza
como soporte un gel, habitualmente de agarosa o de poliacrilamida. Los ácidos nucleicos ya
disponen de una carga eléctrica negativa, que los dirigirá al polo positivo, mientras que las
proteínas se cargan al unirse con sustancias como el SDS (detergente) que incorpora cargas
negativas de una manera dependiente de la masa molecular de la proteína. Al poner la mezcla de
moléculas y aplicar un campo eléctrico, éstas se moverán y deberán ir pasando por la malla del gel
(una red tridimensional de fibras cruzadas), por lo que las pequeñas se moverán mejor, más
rápidamente. Así, las más pequeñas avanzarán más y las más grandes quedarán cerca del lugar de
partida.

* |

Electroforesis

La gran mayoría de macromoléculas están cargadas eléctricamente y, al igual que los electrolitos,
se pueden clasificar en fuertes y débiles dependiendo de la constante de ionización de grupos
ácidos y básicos. Por ejemplo los ácidos nucleicos son poliácidos fuertes.

Por lo general, para caracterizar la molécula se determina la velocidad a la que esta se mueve en
un campo eléctrico y se utiliza para determinar, en el caso de proteínas, la masa molecular o para
detectar cambios de aminoácidos y separar cuantitativamente distintas especies moleculares; en
el caso de ácidos nucleicos se determina su tamaño, medido en pares de bases.

Velocidad de una molécula

Para separar distintas especies moleculares, se crea un campo eléctrico para la molécula colocada
en un líquido portador. Al generar este campo existirá una intensidad pasando constantemente
del polo positivo al polo negativo, por lo tanto, actuará una fuerza sobre la molécula y esta
experimentará una aceleración hasta obtener una velocidad en la que la resistencia, por viscosidad
del medio, neutraliza la fuerza impulsora, es decir, la molécula se desplaza con una velocidad
constante.

F = qE

Donde q es carga y E es la intensidad del campo eléctrico.

Se asume que la partícula es esférica y a partir de la Ley de Stokes se obtiene que

Fr = 6ʋRɻʆ

donde R es el radio de la esfera, ʆ su velocidad y ɻ la viscosidad del fluido.

Por lo tanto la velocidad será:

ʆ = qE / 6ʋRɻ

Esta velocidad se alcanza a los pocos segundos, por consiguiente se puede concluir que es
constante durante todo el experimento.

Movilidad molecular

La movilidad molecular (ʅ) es una magnitud característica de la partícula o molécula que refleja la
velocidad relativa a la fuerza del campo.

ʅ=ʆ/E
A partir de la ecuación de velocidad se obtiene que:

ʅ = q / 6ʋRɻ

Que también puede ser expresada por:

ʅ = Ze / 6ʋRɻ

Donde Z el número de electrones y es la carga del electrón.

La movilidad depende de la carga de la partícula que, a su vez, depende del pH del medio en el que
se encuentre. Por esta razón es necesario indicar el electrolito o el pH utilizado para determinar la
movilidad.

Factores que afectan a la electroforesis

En general la electroforesis depende directamente del campo eléctrico y este depende de distintos
parámetros. Basándose en la ley de Ohm se tiene que

V = IR

Diferencia de potencial (V): define el campo eléctrico; la velocidad de avance es directamente


proporcional a ella.

Resistencia (R): la movilidad de las moléculas es inversamente proporcional a ella.

Intensidad (I) : cuantifica el flujo de carga eléctrica, se relaciona directamente con la distancia
recorrida por las moléculas.

Por último, otro factor que afecta significativamente a la electroforesis es la temperatura, esta es
importante puesto que por el efecto Joule el paso de una corriente eléctrica va a producir calor y
este es directamente proporcional a la diferencia de potencial y a la resistencia. Por lo tanto, es
necesario controlar de manera estricta la temperatura para que esta no afecte a la muestra
desnaturalizándola.

Electroforesis de Proteínas

Las proteínas son moléculas cuya carga neta depende del contenido de una serie de aminoácidos
(fundamentalmente ácido glutámico, ácido aspártico, lisina, arginina e histidina) y del grado de
ionización de éstos al pH considerado (figura 7).

Fig. 7. Principales aminoácidos responsables de la carga neta de una proteína, dependiendo del
pH.

En los soportes no restrictivos (en los que el entramado no interfiere en la migración, ya que el
tamaño de las proteínas es muy pequeño en comparación con el tamaño de poro del soporte), la
separación depende de la densidad de carga de las moléculas y, así, cuanto mayor sea la densidad,
mayor será la velocidad de migración en un campo eléctrico hacia el polo que determine su carga
neta.

La primera etapa del proceso es la aplicación de la muestra. En papel o acetato de celulosa, esto se
puede efectuar de forma puntual (permite el análisis de varias muestras simultáneamente en
pequeñas cantidades) o longitudinalmente (permite el estudio de una sola muestra pero en mayor
cantidad). La muestra se aplica disuelta en el tampón de electroforesis, del que está impregnado el
soporte y que se encuentra en los reservorios de la cubeta, y se deposita en una pequeña zona, lo
más estrecha posible, en el centro o en un extremo del soporte (si se conoce cuál va a ser la
dirección de desplazamiento de la misma) y de forma perpendicular a la dirección del campo
eléctrico. Conviene evitar la proximidad de los bordes del papel, ya que allí el campo eléctrico no
es homogéneo y se distorsionan las bandas según avanzan. El volumen que se aplica suele ser
inferior a 10 ʅL y si se necesitan mayores volúmenes porque la muestra se encuentre muy diluida,
pueden hacerse aplicaciones sucesivas sobre la misma zona, dejando secar entre aplicación y
aplicación. Es necesario humedecer el soporte (papel o acetato de celulosa) para que sea
conductor; para ello, se impregna el soporte de tampón de electroforesis por ambos extremos y
de forma simultánea para que por capilaridad se desplace hacia la zona de aplicación de la
muestra.

En los geles de agarosa, se perfora el gel con ayuda de un troquel o una pipeta de diámetro
adecuado y se elimina esa porción por succión. La perforación puede ser cilíndrica o rectangular,
dependiendo del número y cantidad de muestra a analizar y la muestra se deposita en el orificio
practicado sin que llegue a rebosar. En este caso, el tampón está embebido en el soporte
(agarosa).

En todos los casos, la zona de aplicación debe ser lo más estrecha posible, para aumentar la
resolución y evitar solapamientos entre bandas que migren en posiciones cercanas.

La electroforesis termina cuando se haya producido la máxima separación de los componentes de


la muestra, pero sin sobrepasar los límites del soporte. Para evitar que se sobrepasen estos
límites, se utilizan los marcadores electroforéticos que son moléculas coloreadas con una
movilidad electroforética superior a cualquier componente de la muestra (poseen elevada carga
respecto a su tamaño). Entre los marcadores más utilizados se encuentran la dinitrofenil-lisina
(DNP-Lys) y el azul de bromofenol.

Una vez acabada la electroforesis, se procede a la etapa de tinción. El soporte se retira de la


cubeta y se sumerge en un recipiente que contiene una disolución de un colorante que se une de
manera específica a los componentes de la muestra y que precipita a los componentes separados
en la posición en la que se encuentren. Las disoluciones más utilizadas en el caso de proteínas son
el Negro Amido al 1% (p/v) en ácido acético y el Azul de Coomasie al 0.1% (p/v) en
metanol/agua/ácido acético (9:9:2 v/v/v).
Si la electroforesis se pretende desarrollar a escala preparativa, ha de utilizarse un papel de mayor
grosor (175 gr/cm2), en lugar del utilizado en la electroforesis analítica (85-100 gr/cm2; 0.15mm
de espesor), lo que permite la aplicación de una mayor cantidad de muestra (50-100ʅL).

Inmunoelectroforesis.

Es una combinación de una electroforesis en geles de agarosa seguida de una inmunodifusión


(figura 8). En la primera parte, se realiza una aplicación puntual de la muestra, por lo que al final
las distintas proteínas estarán distribuidas a lo largo del gel según el eje de migración. Acabada la
electroforesis, y sin efectuar la tinción, se practica en el gel un canal (͞trinchera͟) paralelo a la
dirección de migración con un bisturí de doble hoja (la separación de las hojas determina la
anchura de la trinchera) en el que se deposita un antisuero que contenga anticuerpos específicos
frente a una o varias de las proteínas separadas en la electroforesis.

Los geles se mantienen así a temperatura ambiente (20-22°C) durante 24-48 horas. Los
anticuerpos y las proteínas (que actúan como antígenos) difunden, y si se encuentran en la
proporción adecuada, producen complejos antígeno-anticuerpo insolubles que precipitan y
aparecen en el gel como bandas elipsoidales.

Estos complejos solamente se producen cuando ambos compuestos se hallan en lo que se conoce
como relación de equivalencia y que no son idénticas para todas las proteínas presentes en la
muestra; por eso, deben determinarse en experimentos preliminares las cantidades idóneas de
antisuero y de la muestra, así como las distancias entre el pocillo de aplicación de la muestra y la
trinchera, ya que si las distancias son muy pequeñas, el antígeno (las proteínas) difunde
rápidamente y puede no formarse el precipitado, y si la distancia es mayor de la idónea, hay que
emplear mayor cantidad de antisuero y la duración del proceso se alarga.

Una vez formadas las bandas de precipitación, el gel puede lavarse para eliminar las proteínas que
no hayan inmunoprecipitado y, posteriormente, teñirse como se ha descrito anteriormente. Cada
proteína de la muestra produce una banda de precipitación independiente, por lo que es posible
identificar el número de constituyentes de la muestra que son reconocidos por los anticuerpos.

La gran especificidad y sensibilidad de las reacciones de precipitación, permite diferenciar


substancias con movilidades electroforéticas idénticas y detectar componentes que se encuentren
en concentraciones mínimas (ʅg).

El número de bandas observado en una IEF debe entenderse como el número mínimo de
componentes presentes, es decir, puede haber más componentes que no sean detectados por el
antisuero empleado o que no hayan alcanzado la relación de equivalencia antígeno-anticuerpo
adecuada.
La IEF es una técnica principalmente cualitativa, que se desarrolla en condiciones nativas y es
especialmente apropiada para el análisis de líquidos fisiológicos y extractos celulares. Permite
identificar substancias en mezclas muy complejas y en concentraciones muy bajas. Sin embargo,
requiere que dichas substancias sean inmunogénicas y depende de los anticuerpos utilizados, por
lo que es difícil de estandarizar.

Electroforesis en Geles de Poliacrilamida (PAGE).

Se utiliza mayoritariamente para la separación de proteínas, aunque también puede ser útil para
ácidos nucleicos. Los geles de poliacrilamida son soportes restrictivos del tipo II, por lo que,
además de evitar la convección y minimizar la difusión, participan directamente en el proceso de
separación.

Se preparan de modo que sus poros sean de un tamaño comparable al de las proteínas, de manera
que produzcan un efecto de tamizado molecular; la separación electroforética depende entonces
de la densidad de carga de las moléculas y de su tamaño, por lo que dos proteínas con idéntica
densidad de carga, pero de tamaño diferente pueden ser separadas, ya que el soporte dificulta
más el avance de la de mayor tamaño.

Son químicamente inertes frente a las moléculas biológicas, transparentes y estables en un amplio
intervalo de valores de pH, temperatura y fuerza iónica; son también resistentes a agentes
desnaturalizantes (urea, detergentes), no presentan efecto EEO y son mecánicamente estables,
por lo que pueden ser deshidratados y reducidos a una fina película, lo que facilita su
almacenamiento.

ͻ Preparación del soporte. El soporte se prepara a partir del monómero de acrilamida (figura 9)
que forma largas cadenas lineales, con abundantes grupos polares que las hace solubles en
medios acuosos.

Al no estar las cadenas unidas entre sí, formarían un gel sin consistencia mecánica y totalmente
inmanejable. Para evitar esto, se utiliza otro monómero, la N,N͛-metilen-bisacrilamida que forma
parte de dos cadenas que quedan así unidas covalentemente.

Fig. 9. Estructura de la acrilamida, bisacrilamida y poliacrilamida

En función de la concentración de acrilamida se obtienen entramados más o menos densos,


mientras que la cantidad de bisacrilamida condiciona el grado de entrecruzamiento de las
cadenas. Ambos componentes determinan, en conjunto, las características físicas del gel
resultante: su resistencia mecánica, fragilidad, elasticidad, grado de reticulación (tamaño de poro),
etc. Soluciones Electroforesis Protocolo y Técnicas Cultek

02.2006 www.cultek.com Página 2 de 17


La polimerización de la acrilamida se obtiene por la adición de catalizadores de la polimerización
que inician y aceleran el proceso de formación de un gel tridimensional. Normalmente, el proceso
se inicia con la adición de persulfato amónico a una disolución acuosa (tampón) de ambos
monómeros (acrilamida + bisacrilamida), seguido de la adición de TEMED (N,N,N͛,N͛-
tetrametilendiamina) que actúa como propagador de la reacción de polimerización a pH básico (el
pH ácido retarda la polimerización). Por lo tanto, ajustando las concentraciones de persulfato y
TEMED puede controlarse la velocidad de polimerización. Siempre debe evitarse la presencia de
oxígeno, pues inhibe la polimerización; por ello, la mezcla de polimerización debe desgasificarse a
vacío (lo que impide, además, la formación de burbujas durante la polimerización que distorsionan
el gel y alteran el campo eléctrico). La temperatura óptima de polimerización es de 25-30°C y el
proceso ocurre en pocos minutos, aunque conviene dejarlo transcurrir más tiempo para que no
queden restos de monómeros o de pequeñas cadenas libres.

Los monómeros (ya sea en polvo o en disolución) son neurotóxicos por absorción a través de la
piel o por inhalación. Por ello, deben manejarse en una campana extractora con guantes y
mascarilla. Una vez realizada la polimerización, la toxicidad se reduce al mínimo, pero es
recomendable continuar manipulando el gel con guantes, debido a la posible presencia de
radicales libres.

El tamaño de poro de los geles de poliacrilamida viene determinado por la concentración total de
monómeros. Así, un gel de poliacrilamida se define por el reticulado (%T) que es la concentración
total de monómeros (acrilamida + bisacrilamida; % p/v) y la dureza (%C) que viene dada por la
relación de la cantidad de bisacrilamida al total de monómeros (es un valor bastante constante y,
normalmente, inferior al 1%). Incrementando %T el tamaño de poro decrece (los geles con %T
inferiores a 2.5-3.0% son casi líquidos y los geles con un %T del 30% presentan un reticulado tan
denso que moléculas tan pequeñas como 2000-3000 Da difícilmente pueden atravesarlos). El
tamaño medio de poro es 800Å, 50Å y 20Å para valores de 2.5, 7.5 y 30%T respectivamente. En la
tabla I se muestran los tamaños aproximados de un conjunto de proteínas y los geles que se
suelen utilizar para su análisis.

Al polimerizar la acrilamida, adquiere la forma del recipiente, por lo que es necesario un molde
para preparar el gel; los hay de dos tipos:

Tubo. Consiste en un tubo de vidrio de dimensiones variables, aunque normalmente es de 15-20


cm de largo × 0.5-0.8 cm de diámetro interno, abierto por los extremos. Se tapa el orificio inferior
y se rellena con la disolución de polimerización sobre la que se deposita una pequeña cantidad de
butanol (con esto se evita que al polimerizar el gel forme menisco y se excluye el oxígeno que
interfiere en la polimerización). Una vez formado el gel, se elimina el butanol y se retira la tapa
inferior del tubo. En la actualidad, la utilización de PAGE en tubo ha quedado restringida a la
primera dimensión en electroforesis bidimensionales, PAGE preparativa y algunos casos muy
específicos de análisis de proteínas radioactivas.

Placa. Es la forma más habitual en la que se desarrolla la PAGE. Puede llevarse a cabo en posición
horizontal o vertical (dependiendo del tipo de cubeta empleada), aunque lo más habitual (sobre
todo para la separación de proteínas) es el modo vertical (figura 10).

Fig. 10. Preparación del gel para una electroforesis en placa. Elementos para ensamblar el molde.
Los espaciadores (sujetados con pinzas de presión) colocados sobre los cristales forman el molde.
Adición de la solución de monómeros. Colocación del peine en la parte superior. El gel formado
presenta los pocillos donde aplicar las muestras. Las dimensiones habituales de los geles son: 10-
20 cm (L) × 10-15 cm (A) × 0.5-1.5 mm (E).

Si se aumenta la longitud del gel, aumenta la resolución de la electroforesis, aunque también se


incrementa su duración. Asimismo, cuanto mayor sea la anchura del gel, mayor será el número de
pocillos y, por lo tanto, el de muestras que se pueden analizar simultáneamente y en idénticas
condiciones. El espesor del gel y las dimensiones de los pocillos viene determinado por el grosor
de los espaciadores y el tamaño del peine determina la cantidad de muestra que puede aplicarse.

Una modalidad de la electroforesis vertical es la realizada con geles en gradiente en los que la
concentración de acrilamida (%T) aumenta progresivamente desde la parte superior del gel hasta
la inferior, es decir, el tamaño de poro decrece de forma inversa. Este gradiente de concentración
de acrilamida puede ser lineal o no (cóncavo, en pasos, etc.), aunque los primeros son los más
utilizados. Con estos geles el intervalo de tamaños de proteínas que pueden separarse se
incrementa considerablemente frente a los geles homogéneos y presentan una mayor resolución.
Además, las moléculas de la parte delantera de la banda se frenan más (encuentran antes los
poros más pequeños) que las moléculas de la parte trasera, con lo que las bandas se estrechan,
concentrándose sobre su parte delantera, produciendo bandas muy finas y con una gran
resolución.

En la cubeta, el tampón del reservorio superior cubre el gel y los pocillos en los que se ha de cargar
la muestra. Con el fin de que ésta, disuelta en el mismo tampón, no difunda al depositarla en los
pocillos, se le puede añadir un compuesto que aumente su densidad (normalmente, glicerol o
sacarosa). El volumen de muestra que puede aplicarse a cada pocillo depende del tamaño de la
propia muestra y del pocillo, pero oscila entre 10-100ʅL con un máximo de 200ʅL. En el tampón
de la muestra, también se añade el marcador electroforético (el más utilizado es el azul de
bromofenol) para poder determinar el final del proceso.

ͻ PAGE en condiciones no desnaturalizantes. La modalidad más sencilla es la descrita en apartados


anteriores en las que la muestra se carga directamente en el gel en el cual se va a producir la
separación, por lo tanto, la concentración del gel es uniforme y hay un único tampón. La PAGE se
desarrolla en condiciones en las que no se altera la conformación nativa de las proteínas
separadas, por lo que finalizada la electroforesis, pueden realizarse estudios de funcionalidad de
dichas proteínas separadas (actividad enzimática, capacidad de unión de anticuerpos, unión a
receptores, etc.)

Otra modalidad de electroforesis no desnaturalizante es aquella en la que el tampón presente en


los reservorios es diferente al que impregna el gel, el cual tampoco es homogéneo, ya que, en
realidad, hay dos geles diferentes en uno solo: una zona de resolución (donde tiene lugar la
separación de las proteínas) que se polimeriza sin colocar el peine (por lo que la parte superior
presenta un frente plano) y otra pequeña zona de concentración de 1-3 cm, que se polimeriza
sobre la anterior (quedan fundidas), que contiene los pocillos de aplicación de la muestra y cuya
finalidad es concentrar la muestra en la zona de contacto con la zona de resolución (figura 11).

Este hecho es debido a que la zona de concentración tiene un tamaño de poro muy grande (2.5-
3.0%T), por lo que no es restrictiva frente al de la zona de resolución cuyo tamaño de poro sí es
restrictivo.

Fig. 11. PAGE en condiciones no desnaturalizantes en sistemas de tampón discontinuo.

ͻ PAGE en condiciones desnaturalizantes. En presencia de algunos compuestos químicos, las


proteínas pierden su estructura nativa; tales compuestos, llamados agentes desnaturalizantes,
producen el desplegamiento de la proteína que queda, así, sin la organización tridimensional
característica de su funcionalidad biológica.

En algunas proteínas hay puentes disulfuro entre los residuos de Cys (para formar cistinas) de una
misma cadena polipeptídica (puentes intracatenarios) o de diferentes cadenas (puentes
intercatenarios) de algunas proteínas con estructura cuaternaria. Estos puentes se pueden romper
mediante tratamiento con determinados agentes reductores, como por ejemplo, el ß-
mercaptoetanol (ß-ME) o el ditiotreitol (DTT).

Otros agentes desnaturalizantes de proteínas, son la urea y determinados detergentes. La urea


interfiere con las reacciones hidrofóbicas de las proteínas y debe incluirse en el tampón de la
muestra y en todos los que se empleen para la preparación de los geles; las principales
aplicaciones de la urea es en la separación de las histonas, así como de proteínas nucleares y
ribosomales (ya que tienen mucha tendencia a agregar y son insolubles) y para el análisis
conformacional de proteínas (mediante geles con gradientes transversales de urea).

Los detergentes afectan a la estructura nativa de las proteínas y a las interacciones con otras
moléculas (proteínas, lípidos, etc.), ya que las interacciones hidrofóbicas de las proteínas son
sustituidas por interacciones detergentes-proteína. Existen tres tipos principales de detergentes:

Detergentes no iónicos. Son débilmente desnaturalizantes y no alteran la carga de las proteínas


a las que se unen; se pueden utilizar en geles con urea y en electroenfoque. Los más empleados
son el Triton X-100 y el Octilglucósido, particularmente para solubilizar proteínas de membrana. Se
utilizan a concentraciones de 0.1-3.0% (p/v) y deben incluirse en el tampón de la muestra y en el
del gel.

Detergentes iónicos. Pueden tener carga positiva (catiónicos) que se usan para la separación de
proteínas muy ácidas o muy básicas; el más utilizado es el cetiltrimetilamonio (CTAB). Otros
poseen carga negativa y un fuerte carácter desnaturalizante; el más empleado es el dodecilsulfato
sódico o lauril sulfato sódico (SDS)

Detergentes anfóteros. Son débilmente desnaturalizantes y no afectan a la carga de las


proteínas; algunos, como el 3-(cloroamido propil)-dimetilamonio-1-propanosulfato (CHAPS)
solubilizan muy bien las proteínas de membrana. Son compatibles con la utilización de urea y su
uso es frecuente como alternativa a los detergentes no iónicos.

ͻ PAGE-SDS. Permite el cálculo de parámetros moleculares (al contrario que el resto de los tipos
de electroforesis), pues los complejos SDS-proteína se separan estrictamente según su tamaño
molecular. El SDS interacciona con las proteínas formando complejos de características

Soluciones Electroforesis Protocolo y Técnicas Cultek

02.2006 www.cultek.com Página 4 de 17

comunes independientemente de las de cada proteína.

Las proteínas unen una molécula de SDS por cada dos aminoácidos, lo que implica que las cargas
propias de las proteínas quedan enmascaradas o anuladas; asimismo, la molécula de SDS
proporciona una carga negativa, por lo que los complejos SDS-proteína están cargados
negativamente de forma uniforme (la carga por unidad de masa es prácticamente constante para
todos los complejos).

Como ya se ha comentado, la movilidad electroforética en una PAGE es función del tamaño y de la


carga por unidad de masa; como ésta es constante para todos los complejos SDS-proteína (que,
además, tienen la misma forma elipsoide), esta movilidad es solamente función de la masa
molecular, es decir, cuanto menor sea la masa molecular de la proteína, mayor será la movilidad
de la misma y viceversa.

En resumen, la SDS-PAGE es la electroforesis más utilizada para el análisis de proteínas debido a:

La gran mayoría de las proteínas son solubles en SDS.

Todos los complejos SDS-proteína tienen carga negativa y migran, por lo tanto, en el mismo
sentido.

Su densidad de carga es muy elevada, por lo que su velocidad de migración también lo es y las
electroforesis son muy rápidas.
La separación depende de un parámetro físico-químico, como es la masa molecular, que se
puede calcular.

Los complejos SDS-proteína se tiñen fácilmente.

La preparación de la muestra es de la máxima importancia para asegurar que todo lo comentado


anteriormente se cumple. Al tampón en el que va disuelta la muestra (Tris HCl; 0.05M, pH = 6.8) se
añade un exceso de SDS (2% p/v); para facilitar la unión del SDS a las proteínas, la muestra se
calienta a 100°C durante al menos 3-5 minutos y, opcionalmente, se añade ß-ME (5% v/v) ó DTT
(20 mM) si se requieren condiciones reductoras. Para incrementar la densidad de la disolución de
la muestra, se añade glicerol o sacarosa al 10% (p/v) y como marcador azul de bromofenol al
0.001% (p/v).

La cantidad de muestra que se añade depende de la sensibilidad de la tinción posterior que se


vaya a utilizar, pero como regla general y para geles de 20×20 cm de 1.5mm de espesor y tinción
con azul de Coomasie, se suele añadir entre 1-10ʅg de muestra (más de 100ʅg de proteína supone
una sobrecarga del gel).

El SDS debe incluirse en el tampón de los reservorios, en los de los geles (de concentración y de
resolución) y en el de la muestra para mantener las condiciones desnaturalizantes. La PAGE-SDS
puede realizarse en condiciones reductoras o no reductoras; la ausencia de reductores se traduce
en que si las proteínas poseen puentes disulfuro, el SDS sólo producirá una desorganización parcial
de la estructura (figura 12). Si son dos o más las cadenas unidas por puentes disulfuro
intercatenarios, en presencia de SDS, quedarán más o menos desplegados en función de la
posición de los puentes disulfuros (figura 13).

Fig. 12. Efecto del SDS y del DTT en la movilidad electroforética de proteínas monoméricas. En una
proteína nativa de 25 kDa, carente de puentes disulfuro, el tratamiento con SDS ( _) ó SDS+DTT (---
- ) producen idéntico resultado. La proteína con un puente disulfuro intracatenario, en presencia
de SDS se desnaturaliza parcialmente, manteniendo sin desplegar la zona que abarca el disulfuro.
El tratamiento con SDS+DTT rompe el puente disulfuro y permite el despliegue total de la
proteína.

Fig. 13. Efecto del SDS y del DTT en la movilidad electroforética de proteínas oligoméricas.

Una vez finalizada la PAGE, se separa el gel de las placas de vidrio haciendo palanca con una
espátula y se visualiza con un colorante; el más utilizado es el azul de Coomasie con el que se
pueden visualizar 0.1-0.5 ʅg de proteína por banda. Otro método de tinción es con sales de plata,
que tiene como principal ventaja su elevada sensibilidad (hasta 0.1ng de proteína por banda),
aunque tiene como desventajas que es muy laboriosa y cara, presenta elevado background, baja
reproducibilidad, algunas proteínas no se tiñen y, sobre todo, no es totalmente específico de
proteínas, ya que algunos lipopolisacáridos, ácidos nucleicos y polisacáridos también se tiñen.

Un método de sensibilidad comparable a la tinción con sales de plata, emplea compuestos


fluorescentes que se unen específicamente a las proteínas (la unión puede realizarse antes o
después de la electroforesis), como el cloruro de dansilo (detecta hasta 10ng de proteína por
banda), la fluorescamina (detecta hasta 3-5ng de proteína por banda) y el MDPF (2-metoxi-2,4-
difenil-3(2H) furanona; detecta hasta 1ng de proteína por banda).

Una vez teñido el gel de poliacrilamida, la imagen que se obtiene es un conjunto de bandas
coloreadas sobre un soporte transparente. Su análisis permite identificar el número mínimo de
componentes (bandas) de cada muestra. Cada banda se caracteriza por su movilidad
electroforética relativa (͞Ur͟)

La PAGE es un criterio de pureza negativo, es decir, permite saber si una muestra no es


homogénea (porque aparecen varias bandas en un gel) pero no permite establecer que sea
homogénea (puede haber varias proteínas que tengan la misma movilidad electroforética y
aparecerían como una sola banda).

Soluciones Electroforesis Protocolo y Técnicas Cultek

02.2006 www.cultek.com Página 6 de 17

En las condiciones de la SDS-PAGE, si se representan los valores de logaritmo del peso molecular
(logM) frente a la movilidad electroforética (Ur) de un conjunto de proteínas, se obtiene una
relación lineal (figura 14). Normalmente, se utiliza un conjunto de proteínas de peso molecular
conocido (marcadores de peso molecular) que se someten a SDS-PAGE en el mismo gel que se
analizan las proteínas cuyos peso molecular se desea conocer.

Fig. 14. Cálculo de pesos moleculares de proteínas por SDS-PAGE.

Es importante señalar que la relación lineal entre logM y Ur se mantiene para una concentración
dada de poliacrilamida (%T) y sólo en un corto intervalo de peso molecular. De forma general, en
geles del 15%T la relación lineal es válida para proteínas comprendidas entre 12 y 45 kDa; en geles
del 10%T, el intervalo lineal va entre 15 y 70 kDa, y en los del 5%T, entre 25 y 200 kDa.

Hay proteínas con un comportamiento anómalo en SDS-PAGE; en las glicoproteínas y las


lipoproteínas, que llevan unidos azúcares o lípidos, la parte no proteica no une SDS y puede
impedir el acceso del mismo a la proteína. Por ello, las glicoproteínas y lipoproteínas unen menos
SDS que la mayoría de las proteínas; esto hace que la relación carga/tamaño sea menor y, por lo
tanto, tengan menor movilidad electroforética y se comporten como si tuvieran mayor tamaño.

Electroforesis bidimensional.

Es una sucesión de dos electroforesis distintas (o en distintas condiciones) realizadas sobre una
misma muestra. En la primera de ellas (primera dimensión) se separan los componentes de la
muestra según un criterio (carga, tamaño o pI), y en la segunda (segunda dimensión) según un
parámetro distinto del anterior. De esta manera, se combinan dos modos de separación diferentes
y se consigue el máximo de resolución posible mediante técnicas electroforéticas.

La primera dimensión puede llevarse a cabo, por ejemplo, en condiciones no desnaturalizantes y la


segunda en condiciones desnaturalizantes; las proteínas ribosomales se separan en un gel
discontinuo en la primera dimensión, seguido por otro continuo en la segunda, y ambos en
presencia de urea; las histonas se separan en geles con urea y ácido en la primera dimensión y
utilizando tritón/ácido/urea en la segunda.

Sin embargo, normalmente, la idea de electroforesis bidimensional suele referirse a la


combinación de los dos tipos de electroforesis más resolutivos: electroenfoque (primera
dimensión) y SDS-PAGE (segunda dimensión) (figura 15).

La electroforesis bidimensional puede considerarse como un criterio de pureza positivo debido a


su gran poder de resolución, aceptándose que la aparición de una sola mancha indica una muestra
homogénea.

Fig. 15. Electroforesis bidimensional. Primera dimensión (SDS-PAGE). En el pocillo I se aplica el


marcador de pesos moleculares y en los pocillos II y III la muestra. El carril del pocillo III
(sombreado) se corta y el resto del gel se tiñe. El carril III se coloca sobre un nuevo gel que se ha
polimerizado sin pocillos, donde se desarrolla la segunda dimensión (EEF) perpendicularmente a la
primera. Obsérvese que algunas bandas producen más de una mancha en la segunda dimensión.

Soluciones Electroforesis Protocolo y Técnicas Cultek

02.2006 www.cultek.com Página 7 de 17

Fig. 15. Electroforesis bidimensional. Primera dimensión (SDS-PAGE). En el pocillo I se aplica el


marcador de pesos moleculares y en los pocillos II y III la muestra. El carril del pocillo III
(sombreado) se corta y el resto del gel se tiñe. El carril III se coloca sobre un nuevo gel que se ha
polimerizado sin pocillos, donde se desarrolla la segunda dimensión (EEF) perpendicularmente a la
primera. Obsérvese que algunas bandas producen más de una mancha en la segunda dimensión.

Electroenfoque.
Es un tipo particular de electroforesis en la que los compuestos anfóteros se separan según su
punto isoeléctrico (pI; pH al cual la carga neta de la proteína es nula) en un gradiente continuo de
pH.

Fig. 16. Curva de titulación de una proteína. Representación de la carga neta (Q) de una proteína
en función del pH.

En todos los métodos electroforéticos descritos anteriormente, la difusión es un fenómeno con


efectos negativos, que tiende a ensanchar las bandas, disminuyendo la resolución. En el EEF el
efecto de la difusión es mínimo y por ello posee una enorme resolución, pudiendo llegar a separar
proteínas que difieran en 0.001 unidades de pI. Esto se debe a que si una proteína focalizada en su
pI se desplazase por difusión, adquiriría carga (positiva o negativa según hacia el polo que
difundiera) y por efecto del campo eléctrico volvería a la zona de su pI; esto se llama efecto
focalizante del EEF y es el responsable de su enorme resolución. Además, el EEF aumenta su
resolución al disminuir el intervalo de gradiente de pH.

Por todo esto, el disponer de un gradiente estable de pH es lo esencial del EEF; para ello, se
emplean compuestos anfóteros de bajo peso molecular llamados anfolitos portadores, que son
pequeñas poliaminas (alrededor de 750 kDa) con abundantes grupos ácidos y básicos, con un pI
que abarca desde 2.5 hasta 11.0, con gran capacidad de tamponación cerca de su pI y con una
gran solubilidad y conductividad.

Una disolución de una mezcla de estos anfolitos tendrán un pH próximo al promedio de los pI. Si
esta disolución se emplea para la preparación de un gel de poliacrilamida, al aplicar una diferencia
de potencial cada molécula de anfolito migrará hacia uno u otro polo en función de su carga, hasta
alcanzar la zona de su pI. Cuando se alcanza el equilibrio queda formado un gradiente de pH a lo
largo del gel. Si, debido a la difusión, los anfolitos abandonasen la zona de su pI, adquirirían carga y
experimentarían el efecto focalizante mencionado anteriormente.

Los gradientes de pH generados en algunos soportes, como los geles de poliacrilamida, muestran
el fenómeno denominado deriva catódica, que consiste en que el gradiente se hace inestable con
el tiempo y se desplaza, junto con las proteínas, hacia el cátodo; esto se debe, fundamentalmente,
al flujo electroendosmótico. La deriva catódica puede evitarse variando la naturaleza química del
gel (se usan derivados de acrilamida, como la 3-dimetilaminopropil metacrilamida) o utilizando
gradientes de pH inmovilizados (que se consigue copolimerizando con la acrilamida los
compuestos químicos que establecerán el gradiente, por lo que las moléculas que forman el
gradiente están fijas sobre las propias fibras de poliacrilamida).

La variedad más utilizada de EEF es la analítica. El gel se prepara a partir de una disolución de
acrilamida (3-5%T para facilitar la movilidad) y bisacrilamida en agua, a la que se añaden los
anfolitos. La preparación del gel es totalmente análoga a la de PAGE, aunque también puede
llevarse a cabo en cubetas horizontales, en cuyo caso los geles son de muy poco grosor (<0.5 mm)
y se polimerizan sobre láminas de plástico tratadas especialmente para que se adhieran al gel.

El EEF puede llevarse a cabo en condiciones que mantengan la estructura nativa de las proteínas o
en condiciones desnaturalizantes, incorporando, además de los anfolitos, urea (8M) o detergentes
ni iónicos o anfóteros (pero nunca detergentes iónicos como el SDS).

Si el EEF se va a desarrollar en un gel con un gradiente de pH inmovilizado, se utiliza un formador


de gradiente (sistema de vasos comunicantes) y dos disoluciones con distinta densidad (una más
densa de carácter ácido, por lo que quedará en la parte inferior del gel y otra más básica de menor
densidad que quedará en la parte superior del gel).

El desarrollo del EEF es más complejo que el de la PAGE, ya que se utilizan voltajes variables (ya
que según se va formando el gradiente, los anfolitos van perdiendo carga hasta llegar a su pI, con
lo que se reduce la conductividad del medio); en el EEF se necesitan fuentes de alimentación
capaces de generar 3.000V, para proporcionar intensidades constantes del orden de 50-150mA.
Estos voltajes tan elevados lleva asociado un importante incremento de temperatura, por lo que el
soporte debe estar refrigerado a 4°C o alrededor de 10°C si se utilizan geles con urea (ya que la
urea precipita a 4°C).

Una de las aplicaciones más importantes del EEF es el cálculo de pI (figura 17); en el pocillo I se
aplican los marcadores de pI, y en el II la muestra (X) cuyo pI se desea conocer. El carril III
(sombreado) se emplea para determinar el gradiente de pH. Una vez corrido el gel, se trocea el
carril III y cada segmento (de 1-2 mm) se introduce en 1mL de agua, determinándose su pH.
Finalmente, se representa el pH de cada fracción, frente a su posición en gel. La distancia migrada
por la muestra (X) se interpola en la recta obtenida, determinándose así su pH.

Fig. 17. Determinación del punto isoeléctrico de una muestra.

Hay que volver a destacar, una vez más, que el EEF es un criterio de pureza negativo, es decir,
varias bandas indican que la muestra es heterogénea, pero la aparición de una única banda no
permite afirmar que la muestra sea homogénea, ya que pueden coexistir proteínas diferentes con
igual pI; no obstante, cuanto menor sea el gradiente de pH utilizado, mayor será la probabilidad de
que al aparecer una banda, la muestra sea homogénea.

Transferencia a membranas (Western Blot).

Finalizada la PAGE, se puede obtener información acerca de las proteínas si éstas se transfieren
desde el gel a una membrana. El proceso de transferencia se denomina blotting y fue
originariamente descrita por E. M. Southern para el caso de DNA (Southern Blot); posteriormente
y continuando con la misma terminología, se describió para el caso de RNA y proteínas (Northern y
Western Blot respectivamente).
Una vez en la membrana, las proteínas están accesibles (cosa que no ocurre en el gel) para
interaccionar con otras moléculas que permitan su identificación; en la mayoría de los casos, estas
moléculas son anticuerpos (el proceso se conoce como inmunoblotting), pero también pueden ser
lecitinas, ácidos nucleicos, receptores o cualquier otro ligando.

El proceso consta de cuatro fases (figura 18):

ͻ Transferencia. Puede llevarse a cabo por diferentes métodos (difusión, aplicando vacío, por
capilaridad), pero para proteínas separadas en geles de poliacrilamida se suele recurrir a un campo
eléctrico que se aplica perpendicularmente al plano del gel.

El primer sistema de realizar la transferencia emplea una cubeta similar a las de electroforesis de
tipo vertical en la que los electrodos son un conjunto de hilos de platino. El gel y la membrana
están emparedados entre un conjunto de hojas de papel de filtro y láminas de esponja,
mantenidas por un marco o armazón de plástico.

El segundo sistema emplea una cubeta horizontal y los electrodos son placas de grafito o
metálicas; el gel, la membrana y el conjunto de hojas de papel de filtro a cada lado quedan
emparedados por los electrodos, siendo uno de ellos la propia base de la cubeta.

La primera membrana utilizada para la transferencia fue de nitrocelulosa, que posee una buena
capacidad de unión de proteínas (250ʅg/cm2) y hay variedades con diferentes grados de
porosidad según el tamaño de las proteínas a transferir. Las proteínas quedan unidas a la
membrana de forma no covalente, mediante interacciones electrostáticas e hidrofóbicas.

Las membranas de naturaleza hidrofóbica (PVDF [difluoruro de polivinildeno]) presentan ventajas


frente a las de nitrocelulosa, ya que retienen mayor cantidad de proteínas, son compatibles con la
mayoría de los sistemas de detección, mecánicamente son más estables y presentan una gran
resistencia química a los reactivos utilizados para la caracterización estructural de las proteínas.

ͻ Bloqueo de la membrana.

ͻ Unión del ligando.

ͻ Detección.

Fig. 18. Fases de un Western Blot. Transferencia de las proteínas a la membrana. Bloqueo de la
membrana no ocupada por las proteínas con BSA (3-5%, p/v), leche en polvo desnatada (3%, p/v)
o Tween 20 (0.1%) para evitar la unión inespecífica de los anticuerpos. Unión del ligando
específico (anticuerpo primario) a la-s proteína-s transferidas. Detección mediante un anticuerpo
secundario conjugado con HRP o FA.
Electroforesis de ácidos nucleicos

La electroforesis de ácidos nucleicos es el método habitual para separar, identificar y purificar


moléculas o fragmentos de DNA y RNA. En los tampones habitualmente utilizados, los ácidos
nucleicos están cargados negativamente y migran hacia el ánodo. Cada molécula aporta una carga
negativa (procedente del grupo fosfato), por lo que la relación carga/tamaño es prácticamente
constante e idéntica para todas las moléculas, independientemente de su tamaño (un nucleótido
tendrá la misma movilidad que un fragmento de doble cadena de 800pb o uno de 5kb).

La electroforesis de DNA se lleva a cabo en geles de agarosa o poliacrilamida. Ambos soportes son
restrictivos para los ácidos nucleicos, de modo que los diferentes fragmentos (al tener la misma
relación carga/tamaño), migran en función de su tamaño y/o conformación (tabla II).

ͻ Los geles de poliacrilamida (en cubetas verticales) se emplean para fragmentos pequeños de
DNA (5-500pb), así como para la mayoría de los RNA.

ͻ Los geles de agarosa (en cubetas horizontales) se utilizan para fragmentos grandes de DNA
(500pb-10Mb); utilizando agarosas de distintas concentraciones (distinto grado de reticulación)
pueden separarse fragmentos de hasta 50kb aplicando un campo eléctrico constante; para separar
fragmentos de tamaño superiores a 50kb se utiliza la electroforesis de campo pulsante en la que la
dirección del campo eléctrico cambia periódicamente.

Electroforesis en geles de agarosa.

Se trata del método más común para el análisis, purificación y obtención de DNA. Las agarosas
disponibles comercialmente presentan una amplia gama de grados de pureza y especificaciones.
La presencia de polisacáridos sulfatados, contaminantes en algunas agarosas, puede ser
perjudicial, ya que son inhibidores de las enzimas con las que va a tratarse el DNA purificado en la
electroforesis (polimerasas, ligasas, endonucleasas de restricción, etc.).

Un aspecto importante de las agarosas es su estado físico. La agarosa estándar gelifica a 35°C y
funde a 80-90°C, aunque las hay modificadas por adición de grupos hidroxietilo, que gelifican a
menos de 30°C y funden a 65°C. Estos datos son importantes, ya que finalizada la electroforesis, el
gel se puede licuar a temperatura superior a la de fusión y así separar el DNA en disolución.

También es importante tener en cuenta la fragilidad del gel. Su resistencia mecánica se expresa en
gr/cm2, que representa el peso que puede soportar 1 cm2 de un gel de agarosa al 1%. La agarosa
estándar tiene una resistencia de 1000-2000gr/cm2, las de bajo punto de fusión alrededor de
200gr/cm2 y las de alta resistencia llegan hasta 6000gr/cm2.

Hay agarosas de gran reticulado para fragmentos de pequeño tamaño molecular; utilizadas a
concentraciones de 2.0-4.5% (y mantenidas a 4°C) separan eficazmente fragmentos de DNA de
700-3000pb. Además, algunas son transparentes lo que facilita enormemente el proceso de
detección.

Finalmente, indicar que en la agarosa, el flujo electroendosmótico (EEO) va en contra de la


dirección de migración del DNA (hacia el ánodo), lo que perjudica la resolución, por lo que es muy
aconsejable utilizar agarosas con valores muy bajos de EEO.

El modelo más habitual de cubeta horizontal, en la que se realiza la electroforesis en geles de


agarosa, es bastante similar al descrito en la

Fig. 19. Electroforesis submarina en geles de agarosa. La cubeta se aloja en su parte central al
soporte (gel). La flecha horizontal indica la dirección de migración de la muestra. El molde
empleado se muestra en la parte superior; habitualmente, en la cubeta se colocan ambos, molde y
gel, como una unidad.

La electroforesis submarina se lleva a cabo de modo que el tampón cubra totalmente el gel; con
esta disposición se disipa mejor el calor generado por el paso de la corriente y se consigue un
campo eléctrico muy eficaz. Para conseguir el máximo de resolución, suelen emplearse geles de
15-20 cm de largo y 3-4 mm de grosor.

La separación de fragmentos lineales de DNA de doble cadena (dsDNA) se realiza a un pH cercano


a la neutralidad, pero para el DNA monocatenario (ssDNA) se utiliza NaOH (50mM).

La muestra de DNA se carga en los pocillos en una disolución (idealmente en el mismo tampón de
la electroforesis) a la que se le incrementa la densidad con sacarosa (40% p/v), glicerol (30% p/v) o
ficoll (15% p/v), y se le añade uno o varios marcadores, como, por ejemplo, azul de bromofenol
(0.25%; tiene una movilidad electroforética semejante a un dsDNA de 300pb), xylene cianol FF
(0.25%) o verde de bromocresol (0.25%; para geles alcalinos).

El volumen de muestra que se puede cargar depende de las dimensiones de los pocillos
practicados, del tamaño de los fragmentos de DNA y de su diversidad, pero no suele sobrepasar
los 50ʅL; cuanto mayor sea el tamaño del DNA, menos cantidad puede cargarse por pocillo. Para
pocillos de tamaño medio (0.5×0.5×0.15cm) pueden cargarse 500ng-1ʅg de DNA de tamaño único;
cuando existen tamaños diferentes, la cantidad puede incrementarse hasta 30-50ʅg. La cantidad
mínima de DNA que puede cargarse depende del límite del método de detección utilizado y así,
con bromuro de etidio (BrEt) cantidades menores de 5ng/pocillo son escasamente visibles.

Para estimar el tamaño de los fragmentos de DNA analizados, se incluye en el gel (habitualmente
en los pocillos de los extremos del gel) un conjunto de patrones, fragmentos de DNA de tamaños
conocidos (fragmentos de restricción de DNA virales o plasmídicos, como pBR322, pAT153, fago ʄ).
También pueden realizarse electroforesis bidimensionales en geles de agarosa, la muestra se
digiere con una endonucleasa de restricción y los fragmentos se separan en una primera
dimensión. Posteriormente, los fragmentos se tratan con una segunda endonucleasa de
restricción sobre el propio gel o sobre una membrana de DEAE-celulosa (es lo más habitual) y los
subfragmentos obtenidos se separan en la segunda dimensión, de modo similar descrito
anteriormente para proteínas. Esta modalidad es habitual en estudios de mapeo genético.

Factores que afectan a la movilidad electroforética del DNA.

El voltaje que se aplica en los geles de agarosa depende de la resolución requerida y del tamaño
de los fragmentos a separar. Entre 1-10V/cm (los cm se refieren a la distancia entre los
electrodos), la movilidad electroforética de los fragmentos lineales de dsDNA es proporcional al
voltaje aplicado; sin embargo, si se incrementa el voltaje, los fragmentos grandes cambian su
movilidad electroforética, sin que ésta guarde relación con su tamaño.

En general, la separación de fragmentos grandes de DNA es mejor a bajos voltajes (aunque esto
incrementa el tiempo de electroforesis). Sin embargo, elevados voltajes producen bandas
estrechas y bastante bien resueltas cuando se trata de fragmentos pequeños.

Un dsDNA lineal se mueve en un gel de agarosa a una velocidad que es dependiente del tamaño
del poro del gel. A mayor concentración de agarosa, menor diámetro de poro y menor movilidad.
La movilidad electroforética de los fragmentos de DNA es inversamente proporcional al logaritmo
de su tamaño, expresado en pares de bases (figura 20).

Fig. 20. Relación entre el tamaño de los fragmentos de dsDNA lineal y su movilidad
electroforética, para diferentes concentraciones (%T) de agarosa.

Cuanto mayor es el fragmento de DNA, más se retarda a lo largo del recorrido por el gel. Así, los
fragmentos se van ordenando hacia el ánodo en relación a su tamaño. Por encima de 50kb, son
tan largos que avanzan prácticamente con la misma velocidad y no se separan.

Los extremos del fragmento de DNA tienen más facilidad para moverse y cambiar de dirección que
la parte central, de modo que la estructura lineal puede combarse, adoptando forma de horquilla,
por lo que puede ͞engancharse͟ en las fibras del gel, dificultando su migración. Este fenómeno es
muy acusado en fragmentos de tamaño intermedio, y es la causa del fenómeno conocido como
inversión de banda, por la cual estructuras de tamaño intermedio migran más lentamente que
otras mayores. Este fenómeno es más acusado a elevadas concentraciones de agarosa y bajos
voltajes.
Si se incrementa el voltaje para intentar acelerar la separación, las estructuras pueden perder
flexibilidad, deformarse y estirarse en la dirección del campo eléctrico adoptando forma de varilla
rígida, por lo que no se apreciarían diferencias de tamaño y no habría separación.

Cuando se trata de estructuras circulares, la movilidad electroforética aumenta con el grado de


enrollamiento, es decir, cuanto más ͞retorcido͟ este el DNA circular, más compacto es, atraviesa
mejor el gel y tiene mayor movilidad, por lo que avanza más. Las estructuras circulares
superenrrolladas de DNA se mueven con una velocidad que depende del grado de
superenrrollamiento (Lk). Aquellas moléculas con grado de superenrrollamiento nulo se mueven
más lentamente que las de valores mayores de grado de superenrrollamiento (positivo o negativo,
es decir, en un sentido o en otro), y estructuras superenrrolladas con distinto grado de
superenrrollamiento e idéntico tamaño, pueden ser separadas por electroforesis en geles de
agarosa (figura 21). En la figura 22 se muestra la movilidad electroforética de distintas formas de
DNA circular en relación a al de un fragmento lineal del mismo tamaño.

La temperatura no afecta a la movilidad electroforética entre 4°C y 30°C, por ello la electroforesis
se lleva a cabo a temperatura ambiente, salvo que se utilice agarosa de bajo punto de fusión, en
cuyo caso conviene realizar la electroforesis a 4°C. A los voltajes habituales a los que se realizan las
electroforesis (1-10V/cm) los pequeños aumentos de temperatura debidos a la resistencia del gel
no afectan al DNA ni al gel.

Detección del DNA.

Como ya se ha comentado anteriormente, el BrEt se utiliza para la tinción del DNA, lo que se
puede realizar antes (añadiendo el BrEt al propio gel durante su formación) o después
(sumergiendo el gel en una disolución con BrEt) de la electroforesis. Es un agente intercalante, ya
que se intercala entre pares de bases contiguas del DNA, aumentando la longitud de éste, lo que
reduce la movilidad electroforética del fragmento considerado en un 15%. Esto se debe a que al
introducirse entre las bases, la doble hélice de DNA se abre y queda menos girada, con lo que
aumenta su longitud y se hace menos flexible. Este aumento de tamaño del DNA tratado con BrEt
debe tenerse en cuenta si la electroforesis se hace en presencia de este compuesto.

Hay dos maneras fundamentales para visualizar DNA una vez finalizada la electroforesis: mediante
compuestos fluorescentes que se unen específicamente a los ácidos nucleicos y con tinción de
plata (normalmente para geles de poliacrilamida). Si el DNA esta radiactivamente marcado (32P,
35S) se detecta por autorradiografía y si lo esta con nucleótidos fluorescentes, las bandas pueden
incluso observarse según van migrando por el gel.

La detección con BrEt es el método más habitual para detectar DNA en los geles de agarosa; este
compuesto tiene un rendimiento cuántico bastante bajo en medios acuosos (polares), pero se
incrementa notablemente cuando pasa a un entorno hidrofóbico, lo que sucede cuando se
intercala en el DNA. Así, las bandas de DNA pueden detectarse sumergiendo el gel en una
disolución acuosa de BrEt (0.5-1.0ʅg/mL) e iluminando con luz UV, la cual es absorbida por la
sonda y emitida a ʄ=590nm; puede utilizarse radiación de ʄ=254nm, que es absorbida por el DNA y
transferida al BrEt ó ʄ=302nm ó 366nm que es absorbida directamente por la sonda fluorescente.
Si se emplea radiación de 254nm ó 302nm, la intensidad de fluorescencia es mayor que si se utiliza
366nm; además, la de 254nm produce más roturas en el DNA que la de 302nm, por lo que es ésta
última la ʄ empleada preferentemente.

Puesto que las bandas sólo son visibles mientras se están iluminando, para tener los resultados de
forma permanente, es necesario fotografiar el gel bajo iluminación (figura 23). Para los geles
habituales (10×6×0.5cm), 20-30 minutos son suficientes para que el BrEt los impregne, aunque si
la concentración de agarosa es superior al 4%, el tiempo debe aumentarse. Con BrEt pueden
detectarse bandas conteniendo 1-10ng de DNA, aunque otros compuestos fluorescentes (SYBR-
Green, TOTO-1 y YOYO-1) son capaces de detectar 50-60pg/banda de DNA ó RNA.

Fig. 23. Iluminación y fotografía de geles de agarosa. Iluminación incidente. Iluminación por
transmisión (transiluminación). Videocámara con la imagen del gel sobre el transiluminador. Las
flechas amarillas representan la radiación emitida (fluorescencia) por los complejos DNA-BrEt.

Electroforesis en geles de agarosa en condiciones desnaturalizantes.

Se lleva a cabo en modo submarino como ya se ha descrito. Se utiliza para la separación de


fragmentos de DNA monocatenario grandes (1000-2000 nucleótidos) y especialmente para el
análisis de mRNA, que se transfiere posteriormente a membranas para su detección (Northern
Blot). La transferencia e hibridación son similares a las descritas para el DNA, pero teniendo en
cuenta que el mRNA es monocatenario.

Para lograr una buena separación y para calcular con fiabilidad los tamaños es necesario que las
moléculas estén completamente desnaturalizadas, ya que la estructura secundaria y terciaria de
los ácidos nucleicos está mantenida esencialmente por el apareamiento (tanto inter- como
intracatenario) de bases complementarias; para asegurar esta desnaturalización se utilizan
agentes desnaturalizantes como la temperatura, el pH básico y diversos agentes químicos
dependiendo del soporte y del ácido nucleico. No pueden utilizarse agentes desnaturalizantes que
rompan los puentes de hidrógeno (urea, formamida) ya que afectan también a la agarosa (sus
fibras se mantienen mediante puentes de hidrógeno).

Transferencia a membranas (Southern y Northern Blot).

Las moléculas de DNA o RNA separadas en los geles de agarosa pueden ser transferidas a
membranas de nitrocelulosa o de nylon. La transferencia se realiza tras la desnaturalización del
DNA o RNA. La unión a la membrana ocurre a través del esqueleto azúcar-fosfato de la molécula
de DNA o RNA, quedando libres y expuestas las bases nitrogenadas. Esto permite localizar e
identificar secuencias específicas en los fragmentos transferidos, incubando la membrana con
sondas específicas radiactivas o de otra naturaleza, que hibridan con la secuencia complementaria,
revelando su posición por autorradiografía de la membrana.

De esta manera puede identificarse un fragmento específico de DNA o RNA entre toda la
población de estructuras separadas por electroforesis y transferidas a la membrana. La
sensibilidad del método es muy elevada y pueden detectarse <0.1pg de DNA o RNA usando una
sonda marcada con 32P (figura 24); por ejemplo, una secuencia única de 1.000pb presente en el
genoma humano (1 parte en 3 millones) puede ser detectada por este método a partir de 10ʅg de
DNA genómico.

Las membranas de nitrocelulosa dan mejor resolución que las de nylon, pero éstas últimas
presentan varias ventajas por lo que su uso es más extendido: tienen una mejor consistencia (las
de nitrocelulosa son bastante frágiles y pueden desmenuzarse con la manipulación) y poseen
mayor capacidad de unión de DNA, pudiendo ser utilizadas para hibridaciones sucesivas; además,
producen poca fluorescencia de fondo (fluorescencia inespecífica) al ser iluminadas con radiación
UV, lo que es muy útil para la detección de bandas de DNA.

La desnaturalización de los fragmentos de DNA, previa a la transferencia, se realiza introduciendo


el gel en una disolución de NaOH que se neutraliza posteriormente. Las cadenas de DNA
desnaturalizadas no deben ser muy largas para que la transferencia sea efectiva y, así, fragmentos
mayores de 15-20kb deben ser fragmentados previamente con radiación UV o tratamiento ácido.

La transferencia puede realizarse por capilaridad, por electroforesis (electrotransferencia), por


centrifugación o por succión (mediante una bomba de vacío), aunque los dos últimos sistemas
necesitan dispositivos específicos, por lo que su uso es más restringido. Normalmente, la
electrotransferencia se utiliza cuando la separación del DNA se ha realizado en geles de
poliacrilamida (dado que el reticulado es más denso que el de la agarosa). El tiempo de
transferencia depende del grosor del gel, del porcentaje de agarosa y del tamaño de los
fragmentos de DNA. Una vez en la membrana, el DNA se fija a ella mediante calentamiento a 80°C
o iluminación con radiación UV.

Al igual que en el Western Blot, las regiones de la membrana no ocupadas por el DNA transferido
deben bloquearse, para evitar que al añadir la sonda, ésta se una inespecíficamente a la
membrana y produzca un fondo en el revelado. Para realizar este bloqueo, la membrana se
sumerge en una disolución que contenga substancias de elevado peso molecular, como ficoll
(400kDa), polivinilpirrolidona (360kDa) o seroalbúmina bovina (66kDa), además de DNA
heterólogo de diversos orígenes (bacteriano, timo de ternera, esperma de salmón, etc.).

La formación de las estructuras híbridas (heterodúplex) entre la sonda y la secuencia


complementaria buscada es muy dependiente de las condiciones experimentales (particularmente
de la temperatura); para realizarla se utilizan dos sistemas: en el primero, la membrana se
introduce en una bolsa de plástico hermética que contiene la disolución con la sonda,
controlándose la temperatura por inmersión en un baño termostatizado; el segundo, utiliza
hornos de hibridación, introduciendo las membranas en botellas que contienen la disolución de la
sonda.

Electroforesis en campos pulsantes (PFGE).

Con las electroforesis descritas hasta ahora, se pueden separar fragmentos de hasta 20kpb, e
incluso hasta 50kpb con geles de agarosa de muy baja concentración. Schwartz y Cantor
desarrollaron en 1984 un sistema denominado electroforesis en gel de campo pulsante (PFGE) con
el que consiguieron separar cromosomas de levadura de varios cientos de kpb. La PFGE consigue
la separación de grandes fragmentos de DNA induciendo su reorientación mediante cambios
periódicos en el campo eléctrico, cuya duración determina el intervalo de tamaños que se pueden
separar (cuanto mayor sea el tamaño de los fragmentos a separar, mayor ha de ser la duración de
los campos aplicados.

En una PFGE los fragmentos se someten a dos campos eléctricos de distinta orientación. Al
aplicarse el primero (E1) durante cierto tiempo, los fragmentos se estiran y se orientan según la
dirección de dicho campo. Si ahora se aplica un segundo campo (E2), perpendicular al anterior, se
obliga a los fragmentos de DNA a relajarse y elongarse y alinearse de acuerdo con este segundo
campo eléctrico. Cuanto menos tarde una molécula en reorientarse, antes migra en la dirección de
E2; el tiempo que se consume en esta reorientación depende del tamaño de los fragmentos,
tardando más los mayores. Aplicando sucesivos cambios de campo eléctrico (E1/E2/E1/E2/E1/E2
etc.) se consigue la separación de los fragmentos en función de su tamaño.

El ángulo ɲ que forman las direcciones de los campos eléctricos E1 y E2 se denomina ángulo de
reorientación, y determina lo que deben ͞girar͟ los fragmentos de DNA cada vez que cambia la
orientación del campo. Normalmente se utilizan ángulos >100°; cuando se opera a un ángulo fijo,
éste es de 120°, aunque si el dispositivo permite seleccionar diferentes ángulos, se trabaja entre
100° y 120°; esto es particularmente útil para la separación de fragmentos muy grandes de DNA
(>2Mb).
La duración de los campos eléctricos que se alternan se denomina duración del pulso y determina
el intervalo de los tamaños de DNA que se pueden separar; estos intervalos son muy variables,
desde fracciones de segundo para fragmentos muy pequeños hasta 1-2 horas para fragmentos
muy grandes (>5Mb) (Tabla III).

Para una duración de pulso dada, aquellos fragmentos de gran tamaño que no hayan tenido
tiempo a reorientarse en la nueva dirección del campo no se separan, pero no permanecen
inmóviles en el gel; se mueven muy lentamente, pero juntos, sin resolverse en bandas distintas y
aparecen como una zona más o menos ancha en la parte superior del gel; dicha zona se denomina
zona de compresión.

Es importante destacar que la utilidad de la PFGE es análoga a la de la electroforesis convencional,


salvo que los fragmentos de DNA separados son de mayor tamaño. Esto hace que la transferencia
a membranas no pueda hacerse directamente, ya que para tamaños superiores a las 20kb los
fragmentos se han de dividir en otros menores mediante radiación UV o tratamiento con ácido
(HCl). También puede ser utilizada para electroforesis bidimensionales, cambiando las condiciones
en cada dimensión; esto permite el mapeo genético de grandes regiones de DNA o de
cromosomas enteros pequeños.

El equipo necesario para realizar una PFGE se diferencia notablemente del de otras electroforesis,
tanto en la cubeta como en la fuente de alimentación. La cubeta tiene un conjunto de electrodos
en lugar de un par, cuya disposición y diseño posibilitan las distintas orientaciones del campo
eléctrico; los electrodos de platino son de mayor grosor que en el resto de las electroforesis, ya
que los cambios periódicos de polaridad producen una marcada corrosión de los mismos. La
cubeta tiene, además, un sistema de recircularización del tampón a temperatura estrictamente
controlada, de modo que no se produzcan variaciones de temperatura en el gel (Figura 25). La
preparación de los geles de agarosa no difiere de los ya descrito para otras electroforesis de DNA;
se utilizan geles de agarosa al 0,5-1,0% (20×20 ó 15×15 cm), de bajo flujo electroendosmótico y
elevada resistencia (Figura 26).

La preparación y aplicación de la muestra es la fase más delicada de la PFGE por el gran tamaño de
las estructuras que se manejan, lo que las hace fácilmente fragmentables. El DNA suele cargarse
en el gel como una disolución concentrada (de mucha viscosidad), junto con agarosa fundida o
embebido en pequeños bloques o tacos de agarosa sólida (Figura 27). La utilización de una u otra
forma depende del tamaño del DNA a analizar y de la naturaleza de la muestra. Los fragmentos de
200-300kb pueden cargarse como disoluciones directamente en el gel, pero para fragmentos
mayores de 500kb no se suele emplear el DNA aislado como tal y sí las propias células que lo
contiene.