Anda di halaman 1dari 4

SAÚL Y LA ESPIRITISTA DE ENDOR

(1 S. 27:1-28:25)

Verdad central: El relato de la consulta que Saúl hizo a la espiritista de Endor nos ilustra que cuando nos salimos
del claro sendero del Señor, todo nos desvía más y acrecienta nuestra confusión y temor.
Fondo histórico:
Siclag. Era un pueblo que quedaba a unos 33 km al suroeste de Gat. Estaba ubicada en la frontera entre el territorio
filisteo y el israelita. Su posición era ideal para las incursiones de David a tierra israelita. El pueblo de Siclag quedó
en manos de israelitas desde esa época en adelante.
Neguev. El heb. ‘secadal’, se refiere a las tierras meridionales de Palestina. En el Neguev de Judá estaba Beerseba.
El Neguev de Jerameel estaba más al sur y el Neguev de los ceneos estaba hacia el norte, cerca de Hebrón.
Endor. Se ubica a 6 km al S del monte Tabor. Le fue asignada a Manasés, pero nunca dejó de estar en manos
cananeas (Jos. 17.11–12). La hechicera de Endor, a quien consultó Saúl antes de su última batalla, probablemente
pertenecía a este grupo cananeo, porque se había hecho un intento de eliminar dichas prácticas entre los hebreos.
Gilboa. (‘fuente burbujeante’). También aparece como “monte Gilboa”. Era una cadena de montañas en el territorio
de Isacar, por lo que en 2 S. 1.21 David se dirige a ella como “montes de Gilboa”. Fue el escenario del último
combate de Saúl con los filisteos, como también el de su muerte. Puede parecer sorprendente que los filisteos se
hayan aventurado tan lejos hacia el N, pero la ruta entre Filistea y Esdraelón convenía a los ejércitos en marcha.
Énfasis:
David se refugia entre los filisteos, 1 S. 27:1-4. David reconoce que no habrá seguridad para él mientras viva Saúl.
Entonces opta por huir a refugiarse entre los filisteos. David con su séquito, por ser “enemigos” de Saúl, son
recibidos por los filisteos como amigos. David tuvo que ser excelente político para convencer a los filisteos de su
amistad sin a la vez destruir su imagen como israelita en Judá. Lo hizo magistralmente.
David reside en Siclag, 1 S. 27:5-7. Aquís regaló una ciudad fronteriza, Siclag, a David. Este se había ganado la
confianza de Aquis de tal modo que los quería hacer su guarda personal. A David le convenía no estar en la ciudad
real, Gat, por motivos que se aclararán posteriormente.
Incursiones de David desde Siclag, 1 S. 27:8-12. David hace que Aquis crea que incursiona en territorio de Judá
para saquear y matar; en realidad, David mataba a algunos beduinos no israelitas, y llevaba su botín a Aquis como
si fuera de los israelitas. Gesur era un pequeño grupo nómada, que vagaba por el desierto al norte de Egipto. Los
amalecitas eran el resto que quedó al sur de Judá después de la matanza de Saúl. De los de Gezer no se sabe nada.
Los filisteos se alistan contra Israel, 1 S. 28:1, 2. A todo lo largo de 16 meses David había podido evitar contacto
bélico con los israelitas sin que Aquis se enterase. Ahora, los filisteos se disponen a atacar a las fuerzas de Saúl;
Aquis espera que David, junto con sus 600 hombres lo ayuden en la batalla.
Saúl acude a la espiritista de Endor, 1 S. 28:3-19. Saúl se halla en grandes apuros: los filisteos lo tienen
amedrentado y no tiene por quién lograr una palabra del Señor. Samuel ya murió, Jehová no respondía mediante
los medios hebreos más comunes para dar a conocer su voluntad. Pese a sus propias órdenes contra la
necromancia (consultar a los muertos), Saúl manda buscar a una espiritista en Endor (manantial de aldea). El
antiguo Israel creía que la necromancia era posible pero prohibida por ser de origen pagano (Lv. 19:31). El mensaje
desde allende la tumba es aciago: las tropas israelitas serán vencidas y Saúl morirá.
Saúl ante la predicción de su muerte, 1 S. 28:20-25. Saúl, el rey que se negaba a reconocer que Dios lo había
desechado, ahora queda postrado. La actitud tierna de la mujer de Endor para con Saúl refleja un respeto de parte
del escritor bíblico también. Pese a sus enormes problemas, Saúl había contribuido a la historia de Israel.
APLICACIONES DEL ESTUDIO.
1. De la sartén al fuego. David huye de Saúl a territorio filisteo. Toda su estadía allí era peligrosa, porque David se
vio obligado a mentir, matar, vivir con la suspicacia de muchos. Ante problemas reales o imaginarios solemos huir
en lugar de enfrentarlos. En nuestro medio casi siempre es mejor encarar nuestras dificultades con la ayuda de
nuestros allegados. Huir de las dificultades casi siempre resulta en problemas mayores.
2. Cuando Dios no contesta. Saúl usó todos los medios conocidos durante su época para recibir una palabra del
Señor. Pese a esto Dios no le contestó. Son muchas las veces que los creyentes oramos y, según nosotros, no
recibimos una contestación. Dios siempre contesta la oración, ya sea positiva o negativamente.
HOJA DE TRABAJO
SAÚL Y LA ESPIRITISTA DE ENDOR
(1 S. 27:1-28:25)

Verdad central: El relato de la consulta que Saúl hizo a la espiritista de Endor nos ilustra que cuando nos salimos
del claro sendero del Señor, todo nos desvía más y acrecienta nuestra confusión y temor.
Lee tu Biblia y responde:
1. David se refugia entre los filisteos, 1 S. 27.
v. 1-6. Aunque finalmente Saúl llegó a la conclusión de que seguir persiguiendo a David era en vano porque Dios lo
había señalado para que ocupara el trono, aún así seguía buscándolo (v.__). Por eso David decidió fugarse a la
tierra de los filisteos y llevó a su familia inmediata: sus dos mujeres Ahinoam y Abigail, además de sus 600 hombres
a (v. 3) _____ y se puso a las órdenes de Aquis, príncipe de los filisteos. De acuerdo con los términos del pacto que
hicieron, David le prometió lealtad a cambio de vivir en una de sus aldeas. Aquis le otorgó permiso de vivir en la
ciudad de (v.6) _______, un asentamiento pequeño en la frontera sur de Filistea entre Gaza y Beerseba.
v. 7-12. Siclag fue la base de operaciones de David durante ____ meses, hasta que murió Saúl. De ahí llevó
incursiones de pillaje contra algunos pueblos del desierto, incluyendo los gesuritas, gezritas y (v.8) los __________,
matando a la gente y saqueando sus ganados y otros bienes. Tales incursiones se llevaron a cabo en el desierto de
Shur, pero David reportaba a Aquis que los ataques eran contra su propio pueblo, declaraciones falsas que lo hacían
ser más acepto entre los filisteos y los convencía de que era un súbdito real y verdadero (v.___).
2. Saúl en Endor, 1 S. 28.
v. 1-2. Llegó el día en que los filisteos decidieron hacer otro ataque masivo contra Israel. No está muy clara la razón
por la que la hicieron, pudiendo ser que haya sido motivado por la inestabilidad mental de ______, la debilidad de
Israel como nación o por el aparente cambio de lealtad de David. El resultado fue que David se encontró en una
situación muy comprometida, porque fue llamado a demostrar lealtad a su nuevo señor ¡peleando contra su propio
pueblo!
v. 3-6. Mientras tanto, Saúl también se encontraba en una situación desesperante: Samuel había muerto y los
filisteos había acampado hasta (v.4) ________ (en el valle de Jezreel) y Saúl se encontraba en _________, a 8 km
al noroeste del monte del mismo nombre y tenía miedo. La razón del temor de Saúl era que no conocía la voluntad
de Dios en el asunto, ni cuál sería el desenlace de la batalla, la frase (v.5) “… se turbó su __________ en gran
manera” es mucho más que un palpitar rápido; es un cuadro de puro terror. A pesar de sus variados intentos el
Señor no respondió a Saúl, el cuadro triste es que el propio Saúl había cortado toda comunicación con Él.
v. 7-14. Entonces Saúl recurrió a una adivina que vivía cerca de Endor y que había escapado de ser echada de
Israel (v.__). El rey se disfrazó y llegó a Endor de noche, al valle de Jezreel, que estaba al norte del monte Moriah.
Después de tranquilizarla, Saúl le pidió que entrara en contacto con Samuel. La mujer invocó la aparición de Samuel
y se impresionó tanto que apareciera en verdad que gritó o (v.12) “… clamó a gran _____…” e inmediatamente se
dio cuenta que el visitante nocturno disfrazado era el mismo Saúl. Eso implica que ella no creía que Samuel iba a
aparecer, sino que más bien esperaba una imitación satánica de él. Después de haber descrito la visión como (v.13-
14)”… ________ que suben de la tierra” y “Un hombre anciano… cubierto de un _______, Saúl entonces entendió
que era Samuel”. El hecho de que no esperaban que Samuel apareciera ni en visión, enseña con claridad que la
nigromancia o los médiums realmente no tienen acceso a los muertos, especialmente a los justos, sino que solo
pueden producir imitaciones. La aparición de Samuel aquí se explica por la intervención del Señor, quien por su
gracia, permitió a Saúl tener un último encuentro con el profeta a quien había buscado tantos años atrás, cuando
andaba en busca de las asnas de su padre.
v. 15-25. En esta ocasión, Samuel no dio buenas noticias al rey. Más bien reprendió a Saúl por su impiedad y le
informó que (v.17-18) “Jehová ha quitado el reino de tu mano, y lo ha dado a tu compañero, _______. Como tú no
__________ a la voz de Jehová, ni cumpliste el ardor de su ira contra _________...”, así ahora lo entregaría a los
filisteos y permitiría su muerte y la de sus hijos. Después de aceptar con renuencia una comida (v.24): un ________
engordado y panes sin __________, de manos de la adivina, Saúl se levantó y, abatido, se fue aquella noche.
APLICACIONES DEL ESTUDIO.
1. De la sartén al fuego. David huye de Saúl a territorio filisteo. Toda su estadía allí era peligrosa, porque David se
vio obligado a mentir, matar y vivir con la suspicacia de muchos. Ante problemas reales o imaginarios solemos huir
en lugar de enfrentarlos. En nuestro medio casi siempre es mejor encarar nuestras dificultades con la ayuda de
nuestros allegados. Huir de las dificultades casi siempre resulta en problemas mayores.
2. Cuando Dios no contesta. Saúl usó todos los medios conocidos durante su época para recibir una palabra del
Señor. Pese a esto Dios no le contestó. Son muchas las veces que los creyentes oramos y, según nosotros, no
recibimos una contestación. Dios siempre contesta la oración, ya sea positiva o negativamente.
COMENTARIO BÍBLICO JAMIESON-FAUSSET-BROWN

CAPITULO 27
1-4. SAUL, OYENDO QUE DAVID HABIA HUIDO A GAT, NO LO BUSCA MAS.
1. Dijo David en su corazón … Nada por tanto me será mejor que fugarme a la tierra de los Filisteos—Esta
resolución de David fue en todo sentido equivocada: En primer lugar porque se alejaba del lugar donde el oráculo
de Dios le intimó a que se quedara (cap. 22:5); en segundo lugar por lanzarse a una tierra idólatra, por echarle a la
cual él había pronunciado una imprecación sobre sus enemigos (cap. 26:19); y fue un alejamiento de su consejo y
ayuda del pueblo de Dios. Fue un movimiento, sin embargo, dirigido por la providencia para separarlo de su patria y
dejar que los desastres que estaban amenazando a Saúl y sus seguidores, fuesen consumados por los filisteos.
2. Aquis, hijo de Maoch, rey de Gat—La descripción popular de la familia de este rey nos hace creer que era un rey
distinto del soberano que reinaba cuando David hizo la primera visita a Gat. Si David recibió de él una invitación o
un simple permiso para entrar a sus territorios, no se puede determinar. Es probable que lo primero sea el caso; por
la notoriedad universal dada a la enemistad entre Saúl y David, que ahora había llegado a ser irreconciliable, pudo
haber parecido a Aquis que era buena política darle asilo como huésped, y así preparar el camino para las medidas
hostiles contra Israel, las cuales estaba meditando en aquel entonces.
5-12. DAVID PIDE SICLAG A AQUIS.
5. séame dado lugar en algunas de las ciudades de la tierra—Fue una medida prudente de parte de David; porque
esto impediría que él fuese objeto de sospecha celosa, y de maliciosas conspiraciones entre los filisteos. También
colocaría a sus seguidores más lejos de los peligros de contaminación por la idolatría de la corte y de la capital; y le
daría a él oportunidad para hacer represalias contra las tribus saqueadoras sobre la frontera común de Israel y los
filisteos.
6. Siclag—Aunque originalmente destinada a Judá, y subsecuentemente a Simeón esta ciudad nunca fue poseída
por los israelitas. Pertenecía a los filisteos, quienes la dieron a David.
8-12. subía David con los suyos, y hacían entradas en los Gesureos. y en los Gerzeos—o los gerizi, alguna horda
árabe que había acampado allí. y en los amalecitas—Parte del distrito ocupado por ellos al sur de la tierra de Israel.
10. decía Aquis: ¿Dónde habéis corrido hoy?—habían realizado una correría, o excursión hostil con el propósito de
conseguir ganado u otro botín. David decía: Al mediodía de Judá, y al mediodía de Jerameel—Jerameel fué
bisnieto de Judá, y sus descendientes ocupaban la porción sur de aquel territorio que pertenecía a su tribu. el
mediodía de Ceni—descendencia de Jetro, que ocupaban el sur de Judá . La falsedad practicada contra su real
protector, y la matanza general cometida, para que no se escapara nadie que relatara lo acontecido, da una
impresión desfavorable a esta parte de la historia de David.

CAPITULO 28
Vers. 1-6. LA CONFIANZA DE AQUIS EN DAVID.
1. los Filisteos juntaron sus campos para pelear contra Israel—La muerte de Samuel, el descontento general con
Saúl, y la ausencia de David excitaron la codicia de estos impacientes enemigos de Israel. dijo Aquis a David: Sabe
de cierto que has de salir conmigo a campaña—Evidentemente esto fue para probarlo. Sin embargo, parece que
Aquis creía haber ganado la confianza de David, y que tenía derecho a sus servicios.
2. Sabrás pues lo que hará tu siervo—Esta contestación que parecía expresar una buena disposición en acceder a
la proposición, contenía una estudiada ambigüedad—una generalidad cautelosa y política. Por tanto te haré guarda
de mi cabeza—de mi vida; es decir, capitán de mi guardia de corps, puesto de gran confianza y alto honor.
3. Ya Samuel era muerto. Este acontecimiento se menciona aquí como que explica los métodos secretos e
irregulares por los cuales Saúl buscaba información y dirección en la actual crisis de sus asuntos. Abrumado de
perplejidad y temor, hallaba los canales legítimos de comunicación con el cielo cerrados para él; y bajo la influencia
de aquel espíritu melancólico, destemplado y supersticioso que le había dominado, resolvió, en su desesperación,
buscar la ayuda de uno de los impostores adivinos, a los cuales, según el mandato divino (Lv. 19:31, 20:6, 7; Dt.
18:11), anteriormente él mismo había exterminado de su reino.
4. los Filisteos… asentaron campo en Sunem—Habiendo juntado sus fuerzas, marcharon desde la costa y
asentaron campamento en el “valle de Jezreel”. El lugar en que el campamento fue fijado era Sunem. Sobre el lado
opuesto, en la subida del Monte Gilboa, junto a la “fuente de Jezreel”, estaba el ejército de Saúl, permaneciendo en
las alturas los israelitas, según su costumbre, mientras sus enemigos quedaban en la llanura.

7-25. SAUL BUSCA UNA ADIVINA, PARA QUE EVOQUE A SAMUEL.


7. Saúl dijo a sus criados: Buscadme una mujer que tenga espíritu de pythón—Debido a las medidas enérgicas
que él mismo había tomado para extirpar a los que practicaban las artes mágicas, habiendo sido declarado como
ofensa capital su ejercicio, sus cortesanos más íntimos tenían razones para dudar de la posibilidad de satisfacer los
deseos de su señor. Averiguaciones cuidadosas, sin embargo, llevaron al descubrimiento de una mujer, radicada en
un lugar muy apartado, quien tenía fama de poseer los poderes prohibidos; y a casa de ella acudió Saúl de noche,
disfrazado, acompañado por dos servidores fieles. Endor—este nombre significa “la fuente del círculo”—los magos
constantemente asumían una posición parecida a la de esa figura; estaba esa población situada directamente al otro
lado de la sierra, frente a Tabor; de modo que, en su aventura nocturna, Saúl tuvo que pasar sobre la cumbre de la
cordillera en que estaban acampados los filisteos.
8. me hagas subir a quien yo te dijere—Esta pitonisa unía a las artes de adivinación la pretensión de ser
considerada nigromante (Dt. 18:11); y era de su supuesto poder de evocar a los muertos del que Saúl deseaba
valerse. Aunque al principio se negó a escuchar su petición, ella aceptó su juramento de que no incurriría en ningún
riesgo por complacerlo, y es probable que su estatura extraordinaria, la deferencia de que era objeto por parte de
sus acompañantes, la corta distancia de su campamento a Endor, y la proposición de que se evocara al gran profeta
y primer magistrado de Israel—proposición que no se atrevería a hacer ningún individuo en particular—hubieran
despertado en ella sospechas en cuanto a la verdadera posición y carácter de su visitante.
Esta historia ha producido muchas discusiones en cuanto a que si hubo una aparición verdadera de Samuel o no.
Por una parte, la profesión de la mujer, profesión que estaba prohibida por la ley divina; la falta de voluntad de Dios
para responder a Saúl por los medios divinamente establecidos; la edad bien conocida de Samuel, su figura y su
vestimenta, las cuales la pitonisa misma podría representar o hacer representar por un cómplice; la aparición que
evidentemente estaba a alguna distancia, envuelta y sin ser vista realmente por Saúl, ya que éste ha de haber
estado postrado en actitud de homenaje, ha de haber impedido que Saúl distinguiera a la persona aunque hayan
estado cerca mutuamente y aunque la voz, que aparentemente salía de la tierra, haya llegado hasta Saúl; lo vago
de la información, por la cual se le comunicó a Saúl mucho de lo que pudo haberse sabido mediante conjeturas
naturales en cuanto al probable resultado del conflicto que se acercaba; todo eso, y la representación que produjo
la mujer, ha producido en mucha gente la creencia de que esto fue un mero engaño. Por otra parte, muchos
escritores eminentes (teniendo en cuenta que la aparición vino antes que las artes de la mujer fuesen puestas en
práctica; que ella misma fue sorprendida y alarmada; y que la predicción de la muerte de Saúl y de la derrota de
sus fuerzas fue hecha con claridad y firmeza), opinan que Samuel realmente apareció.
25. se levantaron, y partieron aquella noche—Rendido por la larga abstinencia, y abrumado por el sufrimiento
mental, y la desesperación, brotó en su frente un sudor frío, y cayó inerte a tierra. Pero las atenciones bondadosas
de la mujer y sus propios criados lo restauraron, y volvió a su campamento para esperar su destino.

COMENTARIO MATTHEW HENRY


28:7-19.
Saúl desea que la mujer invoque a alguien de entre los muertos con quien él deseaba hablar; esto está
expresamente prohibido, Lv. 19:31, 20:6; Dt. 18:10-11. Toda brujería o conjuro real o simulado, es un intento
malo o ignorante de obtener conocimiento o ayuda de alguna criatura, cuando no se obtiene del Señor yendo por la
senda del deber. No leemos que Saúl haya ido a Samuel cuando éste vivía para que lo aconsejara en sus
dificultades; hubiera sido bueno que lo hubiera hecho. Pero ahora que ha muerto: “Hazme venir a Samuel”. Muchos
que desprecian y persiguen a los santos y ministros de Dios mientras viven, se alegrarían de tenerlos consigo de
nuevo cuando han partido.
Todo muestra que no fue fraude o truco humano. Aunque la mujer no podía hacer que Samuel fuera enviado, la
búsqueda de Saúl sería la ocasión para ello. La sorpresa y el terror de la mujer probó que esta era una aparición
inesperada y desacostumbrada. Saúl había despreciado las solemnes advertencias de Samuel durante su vida, pero
ahora que esperaba, como desafiando a Dios, conseguir algún consejo y aliento de parte de él, ¿no iba Dios a
permitir que el alma de su profeta ya ido se apareciera a Saúl, para confirmar su sentencia anterior y proclamar su
condena? La expresión “estaréis conmigo tú y tus hijos” no significa otra cosa que estarán en el mundo eterno.
Refleja mucha solemnidad el que Dios permitiera que el alma de su profeta fallecido viniera como testigo desde el
cielo para confirmar lo que había dicho en la tierra.
28:20-25.
Quienes esperan algún consejo bueno o consuelo de otra fuente que no sea Dios, y en el camino de sus
instituciones, se desilusionarán terriblemente, como Saúl. Aunque aterrado hasta la desesperación, no se humilló.
No confesó sus pecados, no ofreció sacrificios y no presentó súplicas. No parece haberse preocupado por sus hijos o
por su pueblo, ni haber intentado alguna salida, pero en su triste desesperación se precipitó a su final. Dios a veces
permite algún faro como éste, para advertir a los hombres que no apaguen las convicciones de pecado, ni
desprecien su Palabra. Pero mientras quede un pensamiento de arrepentimiento, que ningún pecador suponga que
ése es su caso. Que se humille ante Dios, decidido a vivir y morir rogando su favor, y tendrá éxito.