Anda di halaman 1dari 33

DOCUMENTO DE ORIENTACIÓN PARA LAS

AUTORIDADES COMPETENTES EN MATERIA DE


CONTROL DEL CUMPLIMIENTO DE LA
LEGISLACIÓN DE LA UE SOBRE AFLATOXINAS

AVISO JURÍDICO IMPORTANTE

«Este documento no tiene valor jurídico formal. En caso de litigio, la


responsabilidad última de la interpretación de la ley recae en el Tribunal de
Justicia»

ALCANCE
Este documento de orientación se centra principalmente en el control oficial de la
contaminación por aflatoxina de productos alimenticios sujetos a decisiones
específicas de la Comisión (véase el anexo: «medidas específicas de
salvaguardia»). Sin embargo, las disposiciones pertinentes de este documento de
orientación son también aplicables, en su caso, al control de aflatoxinas en
productos alimenticios no sujetos a decisiones específicas de la Comisión.

NOTA
Este documento está en desarrollo y se pondrá al día para tener en cuenta la
experiencia de las autoridades competentes o la información que vaya recibiéndose
(véase, en particular, el capítulo II.6 del presente documento de orientación)

-1-
ÍNDICE
ÍNDICE .......................................................................................................................................- 2 -
I. CUESTIONES GENERALES RELATIVAS A LA APLICACIÓN DE LA LEGISLACIÓN
SOBRE AFLATOXINAS...........................................................................................................- 5 -
I.1. Utilización de los códigos TARIC........................................................................................- 5 -

I.2. Puntos de entrada ..................................................................................................................- 6 -

I.3. Cacahuetes, frutos de cáscara y frutos secos destinados a ser sometidos a un proceso de selección, u otro
tratamiento físico, antes del consumo humano o antes de su uso como ingredientes de productos
alimenticios ..........................................................................................................................- 7 -
II. APLICACIÓN DE LAS DECISIONES DE LA COMISIÓN (LISTA EN ANEXO)...........- 9 -
II.1. Llegada del envío al punto de entrada, para el consumo humano o para ser sometido a un proceso de
selección u otro tratamiento físico .......................................................................................- 9 -

II.2. Selección del envío para la toma de muestras ...................................................................- 10 -

II.3. Clarificación de las disposiciones relativas a la toma de muestras por lo que se refiere a la definición de
lote / sublote / envío ...........................................................................................................- 11 -
Envío o lote consistente en varios contenedores...................................................- 11 -
Dos o más envíos o lotes en un contenedor o camión...........................................- 11 -

II.4. Procedimiento de muestreo de cacahuetes, pistachos, nueces de Brasil, higos secos y especias -
11 -

II.5. Procedimiento de muestreo de frutos de cáscara distintos de pistachos y nueces de Brasil, y de frutos
secos distintos de los higos secos.......................................................................................- 13 -

II.6. Procedimientos de toma de muestras, distintos de los descritos en la Directiva 98/53/CE, que pueden
emplearse para formas específicas de envasado o de comercialización de los productos mencionados en
los puntos II.4 y II.5 ...........................................................................................................- 14 -

II. 7 Muestreo de productos derivados y productos alimenticios compuestos ..........................- 16 -


Productos derivados con partículas muy finas, como harina, pasta de higos, pasta de
cacahuetes (distribución homogénea de la contaminación por aflatoxinas) .........- 16 -
Productos derivados con un tamaño de partícula relativamente grande (distribución
heterogénea de la contaminación por aflatoxinas) ................................................- 16 -

II.8. Período de retención ..........................................................................................................- 16 -

-2-
II.9. Preparación de muestras para el consumo humano o para ser sometidas a un proceso de selección u otro
tratamiento físico (véase lo que antecede) .........................................................................- 17 -
* Mezcla de la muestra..........................................................................................- 17 -
* Tratamiento de la muestra recibida en el laboratorio.........................................- 17 -
* Método de homogeneización .............................................................................- 17 -
* Acreditación - procedimiento normalizado de trabajo:......................................- 17 -

II.10. Muestras con fines de defensa y de referencia ................................................................- 18 -


* Muestras con fines de defensa y de referencia tomadas de la submuestra
homogeneizada Las muestras con fines de defensa o de referencia se tomarán de las
submuestras homogeneizadas (muestras de laboratorio). .....................................- 18 -
* Las muestras de defensa y referencia se recogen en el lugar de muestreo ........- 19 -

II.11. Requisitos que deben cumplir los laboratorios................................................................- 20 -

II.12. Requisitos que debe cumplir el método analítico............................................................- 21 -


Criterios de precisión establecidos por la Directiva 1998/53/CE de la Comisión - 21 -
Definiciones ..........................................................................................................- 22 -

II.13. Precauciones que deben tomarse y cálculo del resultado analítico de la parte comestible- 23 -
* Precauciones.......................................................................................................- 23 -
* Cálculo de la proporción cáscara/almendra en los frutos de cáscara enteros ....- 23 -

II.14. Notificación de los resultados .........................................................................................- 24 -

II.15. Aceptación de un lote o sublote e interpretación de los resultados.................................- 25 -

II.16. Redacción del documento de acompañamiento en caso de cumplimiento......................- 25 -

II. 17. Derecho del operador a un segundo dictamen en caso de incumplimiento....................- 26 -

II.18. Notificación al sistema de alerta rápida para alimentos y piensos (RASFF) ..................- 26 -

II.19. Comunicación a la Comisión de todos los resultados de análisis ...................................- 27 -

-3-
II.20. Procedimiento que debe seguirse con el envío en caso de no conformidad....................- 27 -
II.20.1. Disposiciones generales y observación ............................................- 27 -
II.20.2. Caso específico: nueces de Brasil con su cáscara .........................- 27 -
II.20.3. En los demás casos (con excepción de las nueces de Brasil con su
cáscara, procedentes de Brasil) ......................................................................- 28 -
* Alimentos producidos en la UE (exportados) o comercializados en la UE después
de ser importados (reexportados) ..........................................................................- 28 -
* Alimentos rechazados en las fronteras exteriores de la UE ...............................- 29 -

II.21. Costes de los controles oficiales......................................................................................- 30 -

II.22 Casos específicos..............................................................................................................- 31 -


* Procedimiento para dividir la remesa.................................................................- 31 -
* Detección de no conformidad por muestreo en la fase de comercialización al por
menor.....................................................................................................................- 31 -
* Control o inspecciones de establecimientos.......................................................- 31 -
ANEXO - LEGISLACIÓN .......................................................................................................- 32 -
CONTENIDO MÁXIMO .........................................................................................................- 32 -

TOMA DE MUESTRAS Y ANÁLISIS ...................................................................................- 32 -

MEDIDAS ESPECÍFICAS DE SALVAGUARDIA................................................................- 32 -

OTRA LEGISLACIÓN MARCO PERTINENTE....................................................................- 33 -

-4-
I. CUESTIONES GENERALES RELATIVAS A LA APLICACIÓN
DE LA LEGISLACIÓN SOBRE AFLATOXINAS
I.1. Utilización de los códigos TARIC
Las decisiones de la Comisión1 hacen referencia a los códigos TARIC para describir los bienes
que entran en sus ámbitos. Las autoridades competentes de muchos Estados miembros no utilizan
los códigos TARIC en sus sistemas, lo cual puede generar dificultades para controlar y para poner
de manifiesto o comunicar la frecuencia de los controles. Por ello, se recomienda que las
autoridades competentes utilicen los códigos TARIC para permitir la identificación. Esto también
facilitará la comunicación con las autoridades aduaneras.

La información sobre los códigos TARIC puede encontrarse en el sitio web de la DG TAXUD:
http://europa.eu.int/comm/taxation_customs/dds/es/tarhome.htm

Códigos TARIC para productos sujetos a decisiones específicas de la Comisión2

Cacahuetes (cacahuates, maníes), sin tostar ni cocer de otro modo, incluso sin cáscara o
quebrantados
- con cáscara - no destinados a la siembra: NC 1202 10 90
- sin cáscara - incluso quebrantados: NC 1202 20 00
Cacahuetes (cacahuates, maníes) tostados
- en envases inmediatos de contenido neto superior a 1 kg: NC 2008 11 92
- en envases inmediatos de contenido neto no superior a 1 kg: NC 2008 11 96
Cacahuetes (cacahuates, maníes) - otros
- en envases inmediatos de contenido neto superior a 1 kg: NC 2008 11 94
- en envases inmediatos de contenido neto no superior a 1 kg: NC 2008 11 98
Pistachos: NC 0802 50 00
Pistachos tostados
- en envases inmediatos de contenido neto superior a 1 kg: NC 2008 19 13
- en envases inmediatos de contenido neto no superior a 1 kg: NC 2008 19 93
Avellanas (Corylus spp.)
- con cáscara: NC 0802 21 00
- sin cáscara: NC 0802 22 00
Nueces de Brasil
- con cáscara: NC 0801 21 00
(- sin cáscara: NC 0801 22 00 - no sujetas a una decisión específica de la Comisión)
Higos
(- frescos: NC 0804 20 10 - no sujetos a una decisión específica de la Comisión)
- secos: NC 0804 20 90
Harina, sémola y polvo de avellanas, higos y pistachos: NC 1106 30 90

1
Véase el anexo sobre las medidas específicas de salvaguardia.
2
Los productos compuestos que corresponden a códigos aduaneros o a códigos TARIC especificados en las
decisiones de la Comisión también están sujetos a las disposiciones de dichas decisiones.

-5-
Mezclas de frutos secos o de frutos de cáscara: NC 0813 50
Avellanas, higos y pistachos, preparados o preservados, incluidas las mezclas: NC 2008 19
Pasta de avellanas y pasta de higos: NC 2007 99 98 (o comercializada con el NC 1106 30 90)

I.2. Puntos de entrada


Es importante que en el punto de entrada haya personal experimentado para recoger muestras, y
disponer de laboratorios con experiencia para el análisis de aflatoxinas. En especial, es muy
importante tener equipos de molido apropiados.

Por todo ello, las autoridades competentes de los Estados miembros deben examinar la lista
de puntos de entrada y cerciorarse de que los controles en todos ellos puedan llevarse a
cabo eficientemente y en buenas condiciones.

Los puntos de entrada deben cumplir, como mínimo, los siguientes requisitos:

* tener personal formado para controlar los envíos;


* disponer de instrucciones detalladas para la toma de muestras y su envío al laboratorio, de
conformidad con lo dispuesto en la Directiva 1998/53/CE de la Comisión;
* poder proceder a la descarga y la toma de muestras en un lugar resguardado del punto de
entrada (como mínimo, poder mandar el envío desde el punto de entrada bajo control oficial, en
caso de que deba transportarse para proceder a la toma de muestras);
* tener salas de almacenamiento y almacenes para conservar las remesas en buenas condiciones
durante el período de retención (en espera de los resultados de los análisis);
* contar con equipos de descarga y con equipos apropiados de muestreo;
* contar con un laboratorio oficial acreditado para el análisis de aflatoxinas, situado en un lugar al
que puedan transportarse las muestras con rapidez. El laboratorio dispondrá de equipos de molido
apropiados para homogeneizar muestras de entre 10 y 30 kg, y tendrá capacidad para analizar la
muestra en un plazo de tiempo razonable, respetando un período máximo de 15 días de retención
de los envíos.

Además, el operador de la empresa alimentaria debe poner a disposición los suficientes recursos
humanos y de logística para descargar, de modo que sea posible un muestreo representativo.

Asimismo, en caso de transporte especial o de embalajes específicos, el operador o responsable


de la empresa alimentaria pondrá a disposición del inspector oficial el equipo de muestreo
apropiado en la medida en que no se pueda proceder a un muestreo representativo con el equipo
de muestreo usual (véase también el punto II.2).

-6-
I.3. Cacahuetes, frutos de cáscara y frutos secos destinados a ser
sometidos a un proceso de selección, u otro tratamiento físico, antes del
consumo humano o antes de su uso como ingredientes de productos
alimenticios
El Reglamento (CE) n° 466/2001 de la Comisión establece, para los cacahuetes, los frutos de
cáscara y los frutos secos y sus productos derivados destinados al consumo humano o como
ingredientes de productos alimenticios, niveles máximos de aflatoxina B1 y de contenido total de
aflatoxinas más estrictos que para los mismos productos destinados a ser sometidos a un proceso
de selección, u otro tratamiento físico, antes del consumo humano o antes de su uso como
ingredientes de productos alimenticios.

Sólo se permite aplicar los niveles máximos más elevados a los cacahuetes, los frutos de cáscara
y los frutos secos destinados a ser sometidos a un proceso de selección u otro tratamiento físico
cuando se cumplen las siguientes condiciones estrictas:
- los cacahuetes, los frutos de cáscara y los frutos secos no están destinados al consumo humano
ni a su utilización como ingredientes de productos alimenticios;
- los cacahuetes, los frutos de cáscara y los frutos secos se someten a un tratamiento secundario
que conlleva su selección u otro tratamiento físico, tras el cual respetan los niveles más estrictos
establecidos para los productos destinados al consumo humano o como ingredientes de productos
alimenticios;
- los cacahuetes, los frutos de cáscara y los frutos secos se etiquetan claramente mostrando su
destino, y llevan la indicación «este producto ha de someterse a selección u otro tratamiento
físico para reducir su contaminación por aflatoxinas antes de destinarse al consumo humano o
como ingrediente de productos alimenticios».

Para que pueda aplicarse el «nivel más elevado» debe cumplirse cada una de estas tres
condiciones, lo que debe ser supervisado por las autoridades competentes.

Esto significa que para que pueda aplicárseles el «nivel más elevado», los cacahuetes, los frutos
de cáscara y los frutos secos deberán TODAS las condiciones siguientes: que se presenten en un
embalaje del que resulte obvio que tienen que tratarse antes de destinarse al consumo o como
ingredientes, QUE el destinatario del envío tenga la posibilidad y disponga del equipo para
llevar a cabo tal tratamiento, Y QUE estén etiquetados con la siguiente indicación: «este
producto ha de someterse a selección u otro tratamiento físico para reducir su
contaminación por aflatoxinas antes de destinarse al consumo humano o como ingrediente
de productos alimenticios.»

Por «tratamiento físico para reducir la contaminación por aflatoxinas» se entiende cualquier
tratamiento, que no conlleve el uso de sustancias químicas, por el cual se eliminan las aflatoxinas.
Un ejemplo de tal tratamiento es la decoloración combinada con la selección. El tostado no puede
considerarse «tratamiento físico para reducir la contaminación por aflatoxinas», pues las
aflatoxinas son termoestables y no desaparecen ni disminuyen significativamente mediante
tostado. En cambio, puede considerarse que el uso de carbono activo para purificar aceites de
frutos de cáscara es un «tratamiento físico para reducir la contaminación por aflatoxinas».

Indicaciones como «crudos» o similares no son suficientes.

-7-
La indicación puede aparecer en la etiqueta de cada bolsa o mencionarse en el documento
de acompañamiento original, que ha de tener un vínculo claro con el envío, mediante el
correspondiente código de identificación del envío o el lote. El código de identificación tiene
que aparecer en cada bolsa o caja del envío. Es muy importante incluir esta indicación en el
documento de acompañamiento en el momento de redactarlo. Si es evidente que esta
indicación se ha añadido ulteriormente al documento de acompañamiento, pierde su
validez.

Cuando se cumplen todas las condiciones mencionadas y los niveles de aflatoxinas son
inferiores a los niveles máximos aplicables a productos «destinados a ser sometidos a un
proceso de selección, u otro tratamiento físico, antes del consumo humano o antes de su uso
como ingredientes de productos alimenticios», el envío o el lote pueden comercializarse. Es
responsabilidad del operador de la empresa alimentaria, bajo la supervisión de la autoridad
competente, asegurarse de que se aplica a estos productos los tratamientos autorizados
necesarios para garantizar que los productos de ese envío destinados al consumo humano o
a su uso como ingredientes de productos alimenticios respeten los niveles máximos más
estrictos de aflatoxinas aplicables.

-8-
II. APLICACIÓN DE LAS DECISIONES DE LA COMISIÓN
(LISTA EN ANEXO)
II.1. Llegada del envío al punto de entrada, para el consumo humano o para
ser sometido a un proceso de selección u otro tratamiento físico
Cada envío se someterá a un control documental para comprobar que se cumplen los requisitos
del certificado sanitario, el muestreo y los análisis.

Se prestará especial atención a los envíos de frutos de cáscara procedentes de un país no


productor, pues las condiciones especiales de una Decisión de salvaguardia son también
aplicables a los frutos de cáscara originarios del país en cuestión. Por ejemplo, la Decisión
2003/493/CE de la Comisión por la que se imponen condiciones especiales para la
importación de nueces del Brasil con cáscara originarias o procedentes de Brasil también se
aplica a las nueces del Brasil con cáscara procedentes de los Estados Unidos pero
originarias de Brasil.

En particular, mediante los controles debería garantizarse que el código de identificación del
lote o el sublote corresponde al mencionado en el certificado sanitario y en los resultados del
muestreo y el análisis oficiales. Para los productos originarios de Turquía e Irán (Decisiones
2002/80/CE y 2005/85/CE de la Comisión) debe verificarse que el funcionario que firmó el
certificado sanitario figura en la lista de funcionarios autorizados, actualizada en el Sistema de
alerta rápida para alimentos y piensos (RASFF).

Además, cuando el certificado tiene una fecha de expiración (como en el caso de los pistachos de
Irán), su validez no excederá de cuatro meses y el certificado deberá estar «vigente» en el
momento de la importación.

En el caso de las nueces del Brasil con cáscara originarias o procedentes de Brasil (Decisión
2003/493/CE de la Comisión), el análisis de aflatoxinas debe ser realizado por el laboratorio
oficial de control para el análisis de aflatoxinas en nueces de Brasil, de Belo Horizonte
(Brasil): Laboratório de Controle de Qualidade de Segurança Alimentar - (LACQSA).

Cada bolsa, paquete, etc. irá marcado con el código de identificación de lote.
Cuando el envío vaya claramente etiquetado con su destino y con la indicación «este
producto ha de someterse a selección u otro tratamiento físico para reducir su
contaminación por aflatoxinas antes de destinarse al consumo humano o como ingrediente
de productos alimenticios» (en las etiquetas de la bolsa y en el documento de
acompañamiento, con un vínculo claro con el código del envío que aparece en las etiquetas
de las bolsas), se utilizarán los niveles y el muestreo aplicables (promedio de 30 kg) a esta
categoría (véase el punto II.4).

-9-
II.2. Selección del envío para la toma de muestras
Las diferentes Decisiones de la Comisión establecen diversas frecuencias de control:

- 10 % (Decisiones 2002/79/CE de la Comisión - cacahuetes y productos derivados originarios o


procedentes de China - y 2002/80/CE - higos, avellanas, pistachos y productos derivados
originarios o procedentes de Turquía);
- 20 % (Decisión 2000/49/CE de la Comisión - cacahuetes y productos derivados originarios o
procedentes de Egipto);
- 100 % (Decisiones 2005/85/CE de la Comisión - pistachos y productos derivados originarios o
procedentes de Irán - y 2003/493/CE - nueces del Brasil con cáscara originarias o procedentes de
Brasil).

Las autoridades competentes organizarán la frecuencia de los controles (10 % ó 20 %) de forma


que en un lapso determinado se obtengan dichos porcentajes de frecuencia de los controles. Esta
frecuencia deberá tomarse como un mínimo, lo que quiere decir que las autoridades competentes
tendrán la potestad de aumentar la frecuencia de los controles si los resultados de los análisis
indican su necesidad para salvaguardar la salud pública.

Se velará por que la selección de los envíos sea aleatoria, con vistas a un tratamiento proporcional
de los operadores involucrados. Sin embargo, la frecuencia del control podrá depender del
operador de la empresa alimentaria, teniendo en cuenta sus antecedentes de cumplimiento o
incumplimiento de los requisitos relativos a los productos que comercializa.

La muestra ha de ser representativa, para lo cual se recogerán muestras elementales de


todo el lote. Esto quiere decir que casi siempre es preciso descargar el camión o el
contenedor para proceder a la toma de muestras. Al descargar, el producto no debería
exponerse a condiciones climáticas adversas o a humedad excesiva.

En el artículo 11 de la Directiva 89/397/CEE del Consejo, de 14 de junio de 1989, relativa al


control oficial de los productos alimenticios3, se establece que las personas físicas y jurídicas de
que se trate (operador responsable) estarán obligadas a someterse a cualquier control realizado
con arreglo a esta Directiva y a asistir a los agentes encargados del control en el ejercicio de su
misión. Lo mismo se establece en el artículo 4, apartado 2, letra g), del Reglamento (CE) n°
882/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, sobre los controles
oficiales efectuados para garantizar la verificación del cumplimiento de la legislación en materia
de piensos y alimentos y la normativa sobre salud animal y bienestar de los animales4, aplicable a
partir del 1 de enero de 2006.

Esto significa que el operador de la empresa alimentaria debe poder contar con suficientes
recursos humanos y logísticos para descargar el envío y realizar un muestreo
representativo.

Asimismo, en caso de transporte especial o de embalajes específicos, el operador de la


empresa alimentaria pondrá a disposición del inspector oficial el equipo de muestreo
apropiado en la medida en que no se pueda proceder a un muestreo representativo con el
equipo de muestreo usual.

3
DO L 186 de 30.6.1989, p. 23.
4
DO L 165 de 30.4.2004, p. 1. Corrigendum publicado en el DO L 191 de 28.5.2004, p. 1.

- 10 -
II.3. Clarificación de las disposiciones relativas a la toma de muestras por lo
que se refiere a la definición de lote / sublote / envío
La Directiva 1998/53/CE de la Comisión establece que todo lote será objeto de un muestreo
separado. Se entiende por lote una cantidad de producto alimenticio identificable, entregada en
una vez y que presenta, a juicio del agente responsable, características comunes, como el origen,
la variedad, el tipo de envase, el envasador, el expedidor o el marcado.

Envío o lote consistente en varios contenedores

Si un envío de cacahuetes (por ejemplo) consiste en 10 contenedores de 22 toneladas cada uno, lo


que da lugar a un envío de 220 toneladas con el mismo código de identificación de lote, la
legislación establece que dicho envío debe subdividirse en 5 sublotes de 44 toneladas (2
contenedores). Ha de procederse a una toma de muestras representativa en dos contenedores de
cada sublote. Sin embargo, si el inspector decide no controlar más que 2 de los 10 contenedores,
el resultado analítico es válido únicamente para los dos contenedores muestreados; en caso de
incumplimiento, las posibles medidas oficiales sólo pueden aplicarse a esos dos contenedores. Si
se sospecha que tampoco los demás contenedores del envío cumplen las condiciones, hay que
proceder a una toma de muestras representativa de dos contenedores, antes de decidir sobre
medidas oficiales aplicables a todo el envío. Por lo tanto, si se decide tomar muestras de todo el
envío (10 contenedores), hay que tomar 5 muestras de 30 kg.

Hay que recalcar que, cuando la Decisión de la Comisión requiere un control del 100 % a la
importación, es preciso tomar muestras de todos los envíos y todos los contenedores de un envío.

Dos o más envíos o lotes en un contenedor o camión

Si un contenedor o un camión trae dos lotes de cacahuetes (por ejemplo), uno de 8 toneladas y
otro de 15, cada uno con su propio código de identificación de lote o sublote, hay que tomar
muestras de ambos por separado, de conformidad con las disposiciones de la Directiva 98/53/CE,
aunque se trate de un producto idéntico (en este caso particular, del lote de 8 toneladas se tomarán
80 muestras elementales de 300 g, lo que producirá una muestra de 24 kg; y del lote de 15
toneladas, 100 muestras elementales de 300 g, lo que producirá una muestra de 30 kg). Es
importante establecer un certificado sanitario de cada lote o sublote, y que cada uno de estos haya
sido sometido a muestreo y análisis en el país de origen.

II.4. Procedimiento de muestreo de cacahuetes, pistachos, nueces de


Brasil, higos secos y especias

Como ya se ha dicho, la muestra ha de ser representativa, por lo que se recogerán muestras


elementales de todo el lote. Esto quiere decir que casi siempre es preciso descargar el
camión o el contenedor para proceder a la toma de muestras. Al descargar, el producto no
debe exponerse a condiciones climáticas adversas o a humedad excesiva.

- 11 -
Se prestará atención a que el equipo y las bolsas de muestreo estén limpios, y a que los
contenedores no estén contaminados, para evitar la contaminación cruzada.

- A condición de que los sublotes puedan separarse físicamente, cada lote deberá subdividirse en
sublotes según el cuadro 1. Como el peso del lote no siempre es múltiplo exacto del peso de los
sublotes, el peso del sublote podrá oscilar respecto al peso indicado en un 20 % como máximo. Si
después de la división de un lote en sublotes, el peso del sublote supera en más del 20 % el peso
del sublote indicado en el cuadro 1, hay que aumentar el número de sublotes aunque, al hacerlo,
el peso del sublote sea más bajo que el peso indicado en el cuadro 1.

- Cada sublote deberá ser objeto de un muestreo separado.

- Número de muestras elementales: 100. Cada muestra elemental pesa 300 g, excepto en el caso de
las especias, cuyo peso será de 100 g (atención: para paquetes al por menor, véase la nota
siguiente). En lotes de menos de 15 toneladas, el número de muestras elementales que se tomarán
dependerá del peso del lote, con un mínimo de 10 y un máximo de 100 (véase el cuadro 2).

Nota: en caso de paquetes al por menor, el peso de la muestra elemental lo determina el peso del
paquete. Si es superior a 300 g (o superior a 100 g si son especias) la muestra global pesará más
de 30 kg y de 10 kg respectivamente. Si el peso de un paquete es mucho mayor de 300 g (o de 100
g si son especias) se toman 300 g o 100 g respectivamente de cada paquete como muestra
elemental. Esto puede hacerse al recoger la muestra o en el laboratorio.

Sin embargo, si tal procedimiento de muestreo tiene consecuencias comerciales inaceptables por
dañar el lote, podrán aplicarse procedimientos alternativos de muestreo. Este es el caso, por
ejemplo, de higos secos comercializados en paquetes de 500 g o 1 kg. En tal caso, la muestra
global puede obtenerse añadiendo varias muestras elementales más bajas que lo indicado en los
cuadros 1 y 2, si el peso de la muestra global corresponde al peso requerido de la muestra global
mencionada en dichos cuadros.

Si el peso de un paquete es inferior a 300 g (o inferior a 100 g si son especias) y la diferencia no


es muy grande, se considerará un paquete como muestra elemental, lo que dará una muestra
global de menos de 30 kg o de 10 kg respectivamente. Si el peso de un paquete es muy inferior a
300 g (o a 100 g si son especias), una muestra elemental consistirá en 2 o más paquetes, para
aproximarse lo más posible a los 300 g o 100 g respectivamente.

- La muestra global de 30 kg se mezclará concienzudamente (para evitar, por ejemplo, que las
muestras elementales de la parte delantera del envío se encuentren en el fondo de la muestra global,
y las de la parte trasera encima) y sólo después de ello se dividirá en tres submuestras iguales de
10 kg, que se molerán y homogeneizarán. La división en tres submuestras no es necesaria en el
caso de cacahuetes, frutos de cáscara y frutos secos destinados a su selección u otro tratamiento
físico (y claramente etiquetados y manipulados como tal; véase el punto I.3).

Cuando el peso de la muestra global es inferior a 30 kg, esta muestra se dividirá en submuestras del
siguiente modo:
* < 10 kg: no se divide en submuestras
* 12 a 18 kg: se divide en dos submuestras
* > 24 kg: se divide en tres submuestras

En el caso de las especias, el peso de la muestra global no supera los 10 kg y, por lo tanto, no es
necesaria una división en submuestras.

- 12 -
- Muestra de laboratorio, submuestra de 10 kg. Cada submuestra se someterá a un molido fino
por separado y se mezclará concienzudamente para conseguir su completa homogeneización,
de conformidad con lo dispuesto en la Directiva 1998/53/CE de la Comisión.

- Cuando no sea posible aplicar el método de toma de muestras anteriormente descrito, por las
consecuencias comerciales que se derivarían de los posibles daños ocasionados al lote (por
ejemplo, debido a las formas de envase o a los medios de transporte), podrá aplicarse un método
alternativo de toma de muestras, a condición de que el muestreo sea lo más representativo posible
y de que el método aplicado esté pormenorizadamente descrito y bien documentado. (Véase el
ejemplo de las avellanas en envases al vacío).

Cuadro 1: Subdivisión de los lotes en sublotes en función del producto y del peso del lote

Producto Peso del lote Peso o Número de Peso de la


(en toneladas) número de muestras muestra
los sublotes elementales global (en
kg)
Higos secos y ‡ 15 15-30 t 100 30
otros frutos secos < 15 -- 10-100 (cuadro 2) £ 30
Cacahuetes, ‡ 500 100 t 100 30
pistachos, nueces >125 y <500 5 sublotes 100 30
de Brasil y otros ‡ 15 y 125 25 t 100 30
frutos de cáscara < 15 -- 10-100 (cuadro 2) £ 30
Especias ‡ 15 25 t 100 10
< 15 -- 10-100 (cuadro 2) £ 10

Cuadro 2: Número de muestras elementales que deben tomarse de higos secos y otros frutos
secos, cacahuetes, pistachos, nueces de Brasil y otros frutos de cáscara, de envíos inferiores a 15
t, y de especias

Peso del lote (en Número de Peso de la muestra


toneladas) muestras global (en kg)
elementales
£ 0,1 10 3
> 0,1 - £ 0,2 15 4,5
> 0,2 - £ 0,5 20 6
> 0,5 - £ 1,0 30 9
> 1,0 - £ 2,0 40 12
> 2,0 - £ 5,0 60 18
> 5,0 - £ 10,0 80 24
> 10,0 - £ 15,0 100 30

II.5. Procedimiento de muestreo de frutos de cáscara distintos de pistachos


y nueces de Brasil, y de frutos secos distintos de los higos secos
Para frutos de cáscara distintos de los pistachos y nueces de Brasil, y para frutos secos distintos de
los higos secos, es preferible aplicar el método de muestreo establecido para cacahuetes, pistachos,
nueces de Brasil e higos secos (véase lo que antecede). No obstante, teniendo en cuenta la baja

- 13 -
incidencia de la contaminación de estos productos y las nuevas formas de empaquetado en que
pueden comercializarse, podrán aplicarse métodos de muestreo más sencillos.

Un método de muestreo más sencillo puede ser el establecido en la Directiva 2002/26/CE de la


Comisión, de 13 de marzo de 2002, por la que se fijan los métodos de toma de muestras y de
análisis para el control oficial del contenido de ocratoxina A en los productos alimenticios5, para el
control de esta sustancia en las uvas pasas. En este procedimiento se toman 100 muestras
elementales de 100 g, lo que produce una muestra global de 10 kg.

II.6. Procedimientos de toma de muestras, distintos de los descritos en la


Directiva 98/53/CE, que pueden emplearse para formas específicas de
envasado o de comercialización de los productos mencionados en los
puntos II.4 y II.5
Hay varias formas específicas de envasado o de comercialización a las cuales no puede aplicarse el
método habitual de muestreo:
- envasado al vacío (véase más adelante)
- bolsas o cajas grandes
- paletas envueltas en celofán
- pasta (pasta de avellanas, etc.)
- envasado al CO2
- ….

ATENCIÓN:
Avellanas de Turquía: en la Decisión 2002/80/CE de la Comisión se establece que, para el
control de las avellanas procedentes de Turquía, el muestreo se llevará a cabo según el
método establecido para cacahuetes, pistachos y nueces de Brasil.

Cuando se trate de avellanas que se comercializan en envases al vacío, de los lotes de 15 t o


más se tomará un mínimo de 25 muestras elementales, para alcanzar una muestra global de
30 kg, y de los lotes inferiores a 15 t se tomará el 25 % del número de muestras elementales
mencionadas en el cuadro 2.

RECOMENDACIÓN
- Aplicar también a otros frutos de cáscara y otros frutos secos, cuando sea posible, el método
de muestreo establecido para cacahuetes, pistachos, nueces de Brasil e higos secos (véase lo
que antecede).

- Cacahuetes y otros frutos de cáscara distintos de las avellanas y que se comercializan en


envases al vacío:

* pistachos, cacahuetes, nueces del Brasil e higos secos (almendras enteras): de los lotes de 15
t o más se tomará un mínimo de 50 muestras elementales, para alcanzar una muestra
global de 30 kg, y de los lotes inferiores a 15 t se tomará el 50 % del número de muestras
elementales mencionadas en el cuadro 2.
5
DO L 75 de 16.3.2002, p. 38. Directiva cuya última modificación la constituye la Directiva 2004/43/CE de la
Comisión, de 13 de abril de 2004 (DO L 113 de 20.4.2004, p. 14).

- 14 -
* otros frutos de cáscara, o productos de frutos de cáscara o de higo con pequeño tamaño de
partícula: de los lotes de 15 t o más se tomará un mínimo de 25 muestras elementales, para
alcanzar una muestra global de 30 kg, y de los lotes inferiores a 15 t se tomará el 25 % del
número de muestras elementales mencionadas en el cuadro 2.

- Identificar otras formas específicas habituales de envasado, para las cuales parece no ser
aplicable el método habitual de toma de muestras, y para las que es apropiado establecer un
procedimiento común específico de muestreo (como el señalado para envases al vacío).

Por ejemplo, un envío de 20 t de pasta de avellanas comercializada en 100 barriles de 200 kg


cada uno. Un método de toma de muestras aplicado por un Estado miembro consiste en tomar
muestras elementales de 10 barriles (distintas capas de cada uno), para constituir una muestra
global de 6 kg (10 x 600 g).

Además, en el método de toma de muestras se deberán tener en cuenta otros factores legítimos,
como la higiene. Por ejemplo, el muestreo de una pasta transportada en camiones cisterna con
escotillas arriba y abajo. Tomar muestras por la escotilla inferior puede causar problemas de
higiene por obstrucción, por lo que en estos casos es preferible proceder al muestreo por la escotilla
superior, tomando muestras a tres niveles de la cisterna (abajo, en medio y arriba).

Se insta a las autoridades competentes y demás instancias y organismos involucrados a que


comuniquen a los servicios de la Comisión las mejores prácticas de métodos de muestreo
actualmente aplicados o aplicables a estas formas específicas de envasado, en su caso con
informes sobre sus experiencias de aplicación de dichos métodos. Asimismo se les invita a
comunicar la información y la descripción de los equipos de muestreo de que disponen.

Esta información deberá comunicarse al Sr. Frans Verstraete, Comisión Europea, Dirección
General de Sanidad y Protección de los Consumidores, preferentemente por correo electrónico
(Frans.Verstraete@cec.eu.int), o bien por fax (32-2 299 18 56) o por correo (Comisión Europea,
despacho B232 04/67, B-1049 Bruselas).

Después de que se haya debatido esta información en el correspondiente comité de expertos, se


incluirá en este capítulo del presente documento de orientación.

- 15 -
II. 7 Muestreo de productos derivados y productos alimenticios
compuestos
Productos derivados con partículas muy finas, como harina, pasta de higos, pasta de
cacahuetes (distribución homogénea de la contaminación por aflatoxinas)

- Número de muestras elementales: 100. En los lotes inferiores a 50 t, el número de muestras


elementales será de 10 a 100, en función del peso del lote (véase el cuadro 3)

- Las muestras elementales tendrán un peso aproximado de 100 gramos. El peso de la muestra
elemental dependerá del peso del envase para la venta al por menor

- Peso de la muestra global = 1-10 kg, suficientemente mezclada

- Cuando se trate de envíos muy grandes, deberán dividirse en sublotes de 100 t por envío de
entre 50 y 300 t, en tres sublotes por envío de entre 500 y 1 500 t, y en sublotes de 500 t por envío
superior a 1 500 t.

Cuadro 3: Número de muestras elementales

Peso del lote (en Número de Peso de la muestra


toneladas) muestras global (en kg)
elementales
£1 10 1
>1 -£3 20 2
> 3 - £ 10 40 4
> 10 - £ 20 60 6
> 20 - £ 50 100 10

Productos derivados con un tamaño de partícula relativamente grande (distribución


heterogénea de la contaminación por aflatoxinas)

El método de toma de muestras y aceptación establecido para el producto agrícola no tratado.

II.8. Período de retención


Cualquier envío de un producto cubierto por la Decisión de la Comisión, que deba someterse a
muestreo y análisis, podrá sufrir desde el momento de la toma de muestras hasta el de su
comercialización a partir del punto de entrada en la Comunidad una retención máxima de 15 días
laborables (tres semanas naturales). Este período máximo de 15 días sólo es aplicable al
muestreo oficial, y no incluye el tiempo adicional necesario si el operador exige un segundo
análisis.

- 16 -
II.9. Preparación de muestras para el consumo humano o para ser
sometidas a un proceso de selección u otro tratamiento físico (véase lo que
antecede)
* Mezcla de la muestra
La muestra deberá mezclarse (¡no triturarse!) concienzudamente antes de ser dividida en tres
submuestras, cuando los productos vayan destinados al consumo humano. (Esto puede hacerse al
recoger la muestra o en el laboratorio).
En el lugar de la toma, la muestra se etiquetará con claridad, y la muestra global o las tres
submuestras se sellarán. Esta partición en tres submuestras puede también realizarse en el
laboratorio.
* Tratamiento de la muestra recibida en el laboratorio

La muestra global o las tres submuestras tienen que llegar selladas al laboratorio, en una bolsa o
contenedor opaco (pues las aflatoxinas se descomponen por influencia de la luz ultravioleta o la
luz del día).
En el documento que acompaña la muestra deberá figurar claramente si el envío está destinado al
consumo humano o a ser sometido a un proceso de selección u otro tratamiento físico antes del
consumo humano.
Si el envío va destinado al consumo humano:
- y la muestra llega al laboratorio en tres submuestras, procédase a homogeneizarla;
- y la muestra llega al laboratorio como muestra global: divídase primero en tres submuestras
antes de homogeneizar cada una de ellas.
* Método de homogeneización

Se tritura finamente y se mezcla cuidadosamente cada submuestra o muestra de laboratorio en su


totalidad (y no sólo una parte de ella) según un método que garantice una homogeneización
completa (véase más adelante).
Se recomienda el proceso de trituración y homogeneización en mojado, que suele conducir a una
pasta más homogénea que la que puede obtenerse en seco.
Dado que la homogeneización puede producir una pasta aguada susceptible de degradación
microbiana, conviene almacenar las submuestras homogeneizadas y las muestras analíticas
tomadas de la muestra homogeneizada de manera que no se produzcan contaminación ni
crecimiento microbianos.
* Acreditación - procedimiento normalizado de trabajo:

El laboratorio tiene que disponer de la preparación de la muestra como uno de sus procedimientos
normalizados de trabajo, que estará cubierto por la acreditación. El laboratorio tiene que poder
demostrar que el método de homogeneización empleado alcanza una homogeneización completa.
Esto puede demostrarse tomando varias muestras analíticas en distintos puntos de la muestra de
laboratorio o las submuestras homogeneizadas y analizando su contenido en aflatoxinas. Los
niveles de aflatoxinas obtenidos en las distintas muestras analíticas de una submuestra
homogeneizada deberán situarse en el intervalo de variabilidad del método.

- 17 -
II.10. Muestras con fines de defensa y de referencia

* Muestras con fines de defensa y de referencia tomadas de la submuestra homogeneizada


Las muestras con fines de defensa o de referencia se tomarán de las submuestras
homogeneizadas (muestras de laboratorio).

Las muestras con fines de defensa o de referencia se tomarán de las submuestras homogeneizadas
(muestras de laboratorio). Véase lo dispuesto en la Directiva 1998/53/CE, anexo II, punto 3.

Para los productos destinados al consumo humano, de cada submuestra (o muestra de laboratorio)
se tomarán una muestra analítica, una con fines de defensa y una con fines de referencia (en las
cantidades necesarias según las buenas prácticas de laboratorio).

Así, por cada muestra global tomada de un lote de frutos de cáscara destinados al consumo
humano, se tomará un total de nueve muestras de las submuestras homogeneizadas (o muestras
de laboratorio): tres analíticas, tres de defensa y tres de referencia.

Los Estados miembros tienen distintas normativas aplicables en cuanto a la presencia obligatoria
en el laboratorio de un inspector oficial y del operador de la empresa alimentaria cuando se toman
las muestras de defensa y de referencia.

Dado que la homogeneización puede producir una pasta aguada susceptible de degradación
microbiana, conviene almacenar las submuestras homogeneizadas y las muestras idénticas
tomadas de la muestra homogeneizada de manera que no se produzcan contaminación ni
crecimiento microbianos.

Muestras de control, de defensa y de referencia tomadas de submuestras


homogeneizadas de laboratorio

Muestras Muestra Mezcla División de Sub- Homoge- Submu est ras Muestras
elementales global previa la muestra muestras neiza- homogen eiz ada s idénticas
(100) 30 kg de 10 kg ción de 10 kg

Mue stra de control


Mue stra de d ef ens a
Mue stra de ref e ren cia

Mue stra de control


Mue str a de d efen s a
Mue stra de ref eren cia

Mue stra de control


Mue stra de d ef ens a
Mues tra de ref eren cia

Lugar del muestreo

Laboratorio

- 18 -
* Las muestras de defensa y referencia se recogen en el lugar de muestreo

Son muy pocos los Estados miembros en los que esté establecido que las muestras de defensa y
de referencia deban tomarse en presencia del operador, aunque sea para analizar si hay
aflatoxinas. En la Directiva 98/53/CE de la Comisión permite tal posibilidad.

En tal caso, debe aplicarse el método de muestreo presentado en los puntos II.4 y II.5., sabiendo
que hay que tomar, por ejemplo, 2 x 100 (en caso de muestra oficial + de defensa) o 3 x 100 (si se
trata de muestra oficial + de defensa + de referencia) muestras elementales para obtener 2 ó 3
muestras globales de 30 kg. Cada muestra global ha de someterse al proceso expuesto.

Dado que la homogeneización puede producir una pasta aguada susceptible de degradación
microbiana, conviene almacenar las submuestras homogeneizadas y las muestras idénticas
tomadas de la muestra homogeneizada de manera que no se produzcan contaminación ni
crecimiento microbianos.

Muestras de control, de defensa y de referencia tomadas en


paralelo del envío
Muestras Muestra Mezcla Divisón de Sub- Homogeneización de Muestras
elementales global previa la muestra muestras submuestras iidénticas
(3 x 100) completas
3 x 30 kg de 10 kg

Muestra de control

Muestra
Replicate
desample
control

Muestra
Replicate
desample
control

Muestra de defensa

Muestra
Replicate
de sample
defensa

Muestra
Replicate
de sample
defensa

Muestra de referencia

Muestra
Replicate
de referencia
sample

Muestra
Replicate
de referencia
sample

Lugar del muestreo

Laboratorio

- 19 -
II.11. Requisitos que deben cumplir los laboratorios
En la Directiva 89/397/CEE del Consejo, de 14 de junio de 1989, relativa al control oficial de los
productos alimenticios6, se establece que los análisis, incluidos los análisis de control, serán
efectuados por laboratorios oficiales, y que los Estados miembros podrán habilitar asimismo a
otros laboratorios para que efectúen dichos análisis. Es preferible que la muestra de control y la
muestra de defensa sean analizadas en distintos laboratorios.

En la Directiva 93/99/CEE del Consejo, de 29 de octubre de 1993, sobre medidas adicionales


relativas al control oficial de los productos alimenticios7, se establece que estos laboratorios
tienen que cumplir los criterios generales de funcionamiento de los laboratorios de prueba
establecidos en la norma europea EN 45001 (actualmente sustituida por la EN ISO/IEC 17025
sobre «Requisitos generales relativos a la competencia de los laboratorios de ensayo y
calibración»), completados con los métodos de trabajo normalizados y la verificación por sondeo
de su cumplimiento por parte del personal de aseguramiento de la calidad.

Asimismo es de capital importancia que los laboratorios dispongan de métodos de trabajo


normalizados no sólo para el propio análisis, sino también para la preparación de la muestra y los
métodos de extracción y de limpieza.

En el marco del control oficial, el análisis de la muestra de control y el de la muestra de defensa,


si el resultado analítico de ésta invalida el de aquélla (cf. II.17, punto 1), deberá efectuarlos un
laboratorio acreditado que, además, sea un laboratorio oficial (que forme parte de la estructura de
las autoridades competentes) o haya sido designado por las autoridades competentes. Las
autoridades competentes velarán por que todos estos laboratorios designados cumplan
plenamente los criterios que anteceden, y figuren en una lista de laboratorios oficiales que se
notificará a la Comisión de conformidad con el artículo 15 de la Directiva 89/397/CEE del
Consejo. El operador de la empresa alimentaria tiene derecho a seleccionar un laboratorio oficial,
o de la lista de laboratorios habilitados por las autoridades competentes, para el análisis de las
muestras tomadas durante el control oficial para el análisis de la muestra de defensa.

En casos (cf. II.17, puntos 2 y 3) distintos del mencionado, procederá al análisis de la muestra de
defensa un laboratorio acreditado. El operador de la empresa alimentaria tiene derecho a
seleccionar un laboratorio acreditado para el análisis de la muestra de defensa.

Estas exigencias también se recogen en el Reglamento (CE) n° 882/2004, aplicable a partir del 1
de enero de 2006.

No obstante, hay que subrayar que cuando se haya iniciado un procedimiento judicial por
incumplimiento, las autoridades judiciales decidirán qué procedimiento se seguirá y qué análisis
deberán realizarse.

6
DO L 186 de 30.6.1989, p. 23.
7
DO L 290 de 24.11.1993, p. 14.

- 20 -
II.12. Requisitos que debe cumplir el método analítico
El método de análisis que use el laboratorio deberá cumplir los criterios de precisión establecidos
en el anexo II, punto 4, de la Directiva 1998/53/CE. El laboratorio tiene que poder demostrar que
el método de análisis empleado cumple los criterios de precisión establecidos.

Criterios de precisión establecidos por la Directiva 1998/53/CE de la Comisión

Los laboratorios pueden seleccionar cualquier método que cumpla los siguientes criterios:

Criterios Intervalo de Valor Valor máximo


concentración recomendado permitido
Blancos Todos Desdeñable -

Recuperación - Aflatoxina 0,01-0,05 mg/kg 60 a 120 %


M1
> 0,05 mg/kg 70 a 110 %

Recuperación - Aflatoxinas < 1,0 mg/kg 50 a 120 %


B1, B2, G1 y G2
1 - 10 mg/kg 70 a 110 %
> 10 mg/kg 80 a 110 %

Precisión RSDR Todos Derivada de la 2 veces el valor


ecuación de derivado de la
Horwitz ecuación de
Horwitz
La precisión RSDr puede calcularse como 0,66 veces la precisión RSDR en la concentración
que interesa

Notas:

• Valores aplicables tanto a B1 como a la suma de B1 + B2 + G1 + G2.


• Si debe notificarse la suma de cada aflatoxina B1 + B2 + G1 + G2, la respuesta de cada una al sistema
analítico tiene que ser conocida o equivalente.
• No se indican los límites de detección de los métodos empleados, pues los valores de precisión se dan
en las concentraciones que interesan.
• Los valores de precisión se calculan a partir de la ecuación de Horwitz, a saber:
(1-0,5logC)
RSD = 2
R
siendo:

* RSDR la desviación estándar relativa calculada a partir de los resultados obtenidos en


condiciones de reproducibilidad [(sR / x ) x 100]
* C el cociente de concentración (a saber, 1 = 100g/100g, 0,001 = 1000 mg/kg).
Se trata de una ecuación de precisión generalizada, independiente del análito y de la matriz, y
dependiente únicamente de la concentración en la mayoría de los métodos habituales de análisis.

- 21 -
Definiciones

Los parámetros de precisión más comúnmente citados son la repetibilidad y la reproducibilidad.

r= Repetibilidad, valor por debajo del cual cabe esperar que la diferencia absoluta entre
dos resultados de prueba obtenidos en condiciones de repetibilidad (misma muestra,
mismo operador, mismo aparato, mismo laboratorio y breve lapso entre ambos) se
encuentre en un margen específico de probabilidad (típicamente 95 %), por lo que r =
2.8 x sr.

sr = Desviación estándar, calculada a partir de los resultados obtenidos en condiciones de


repetibilidad.

RSDr = Desviación estándar relativa, calculada a partir de los resultados obtenidos en


condiciones de repetibilidad [(sr / x ) x 100], siendo x la media de los resultados de
todas las muestras analizadas en las mismas condiciones en un mismo laboratorio.

R= Reproducibilidad, valor por debajo del cual cabe esperar que la diferencia absoluta
entre dos resultados de prueba obtenidos en condiciones de reproducibilidad (material
idéntico obtenido por operadores en distintos laboratorios, utilizando el método de
prueba estandarizado) se encuentre en un margen específico de probabilidad
(típicamente 95 %); R = 2.8 x sR.

sR = Desviación estándar, calculada a partir de los resultados obtenidos en condiciones de


reproducibilidad.

RSDR = Desviación estándar relativa, calculada a partir de los resultados obtenidos en


condiciones de reproducibilidad [(sR / x ) x 100] siendo x la media de los resultados
de todos los laboratorios y todas las muestras.

- 22 -
II.13. Precauciones que deben tomarse y cálculo del resultado analítico de
la parte comestible
* Precauciones

Conviene evitar en la medida de lo posible la luz del día durante todo el proceso de transporte,
preparación y análisis de la muestra, puesto que las aflatoxinas se descomponen progresivamente
por influencia de la luz ultravioleta. Como las aflatoxinas se distribuyen de manera
extremadamente heterogénea, las muestras deben prepararse (y, sobre todo, homogeneizarse) con
el mayor cuidado.

Para la preparación del material de análisis, debe utilizarse la totalidad del material
recibido en el laboratorio.

* Cálculo de la proporción cáscara/almendra en los frutos de cáscara enteros

Los límites fijados para las aflatoxinas en el Reglamento (CE) n° 466/2001, por el que se fija el
contenido máximo de determinados contaminantes en los productos alimenticios, se aplican a la
parte comestible.

El contenido de aflatoxinas en la parte comestible puede determinarse de la forma siguiente:

- las muestras de frutos de cáscara «con su cáscara» pueden mondarse y se analiza el contenido
de aflatoxinas en la parte comestible.

- los frutos de cáscara «con su cáscara» pueden someterse al proceso de preparación de la


muestra. El método de muestreo y análisis debe calcular el peso de la almendra del fruto en la
muestra global, después de haberse definido un factor conveniente para la proporción de
cáscara en relación con la almendra en los frutos enteros. Esta proporción sirve para
determinar la cantidad de almendra en la muestra global utilizada para la preparación de la
muestra y el proceso de análisis.

Se toman aleatoriamente unos 100 frutos de cáscara enteros del lote, o se apartan de cada
muestra global. Para cada muestra de laboratorio, la proporción puede obtenerse pesando los
frutos enteros, retirando la cáscara y pesando entonces las porciones de cáscara y de
almendra.

No obstante, el laboratorio puede determinar la proporción cáscara/almendra a partir de varias


muestras, con lo que puede tenerse en cuenta en los trabajos de análisis a que se proceda más
tarde. Si se comprueba que una muestra de laboratorio determinada no se ajusta al límite
máximo, o lo supera ligeramente, en esa muestra se determinará la proporción mediante esos
100 frutos enteros que se habían apartado.

Ejemplo: si los frutos con su cáscara han sufrido el mismo proceso de preparación y la
proporción cáscara/almendra es de 50/50, siendo el resultado de los análisis del material de
prueba 1,5 µg/kg de aflatoxina B1, el cálculo corregido de esta cantidad de aflatoxina B1
con respecto a la parte comestible es de 1,5 µg x 2 = 3 µg/kg.

- 23 -
II.14. Notificación de los resultados
El resultado analítico se registra baja forma corregida o no según la recuperación. Hay que
indicar la manera de registrar y la tasa de recuperación. El resultado analítico corregido en
función de la recuperación se utiliza para comprobar el cumplimiento.

El resultado analítico deberá expresarse como x +/ U, donde x es el resultado analítico y U la


incertidumbre ampliada de medición, usando un factor de cobertura de 2 que da un nivel de
confianza aproximado del 95 %.

Puede encontrarse información importante al respecto en el siguiente documento:

«Informe sobre la relación entre los resultados analíticos, la incertidumbre de medición, los
factores de recuperación y las disposiciones de la legislación de la UE en materia de alimentos y
piensos, especialmente la relativa a

- los contaminantes alimentarios (Reglamento (CEE) nº 315/93 del Consejo, de 8 de febrero de


1993, por el que se establecen procedimientos comunitarios en relación con los contaminantes
presentes en los productos alimenticios)8

- las sustancias indeseables en los piensos (Directiva 2002/32/CE del Parlamento Europeo y del
Consejo, de 7 de mayo de 2002, sobre sustancias indeseables en la alimentación animal9)».

Este documento está disponible, en inglés, en el sitio web de SANCO (seguridad alimentaria):
http://europa.eu.int/comm/food/food/chemicalsafety/contaminants/report-
sampling_analysis_2004_en.pdf

8
DO L 37 de 13.2.1993, p. 1.
9
DO L 140 de 30.5.2002, p. 10.

- 24 -
II.15. Aceptación de un lote o sublote e interpretación de los resultados
– Cacahuetes, frutos de cáscara y frutos secos destinados a selección u otro tratamiento físico,
y especias:

- aceptación si la muestra global o la media de las submuestras se ajustan al límite


máximo, teniendo en cuenta la incertidumbre de medición y la corrección en función
de la recuperación,

- rechazo si la muestra global o la media de las submuestras superan el límite máximo


fuera de toda duda razonable, teniendo en cuenta la incertidumbre de medición
y la corrección en función de la recuperación.

– Cacahuetes, frutos de cáscara y frutos secos destinados al consumo humano:

– aceptación si ninguna de las submuestras supera el límite máximo, teniendo en cuenta la


incertidumbre de medición y la corrección en función de la recuperación,

– rechazo si alguna de las submuestras supera el límite máximo fuera de toda duda
razonable, teniendo en cuenta la incertidumbre de medición y la corrección en
función de la recuperación.

– Si la muestra global es de 10 kg o menos:

– aceptación si la muestra global se ajusta al límite máximo, teniendo en cuenta la


incertidumbre de medición y la corrección en función de la recuperación,

– rechazo si la muestra global supera el límite máximo fuera de toda duda razonable,
teniendo en cuenta la incertidumbre de medición y la corrección en función de la
recuperación.

II.16. Redacción del documento de acompañamiento en caso de


cumplimiento
Las autoridades competentes han de redactar un documento de acompañamiento (documento
oficial) cuando el envío cumple las disposiciones, en el que se certifique que dicho envío fue
muestreado en (fecha) y analizado de conformidad con la Directiva 98/53/CE, y que se declaró
conforme, con indicación de los resultados de los análisis (en su caso, anexando el informe del
análisis).

Si sólo una parte del envío cumple las disposiciones de la legislación comunitaria, el certificado
original (o copias compulsadas), sin modificaciones, tiene que acompañar la parte del envío a la
que se permite la libre circulación. Cuando la cantidad a la que se permite la libre circulación no
corresponde con la que aparece en el certificado sanitario original, el documento de
acompañamiento deberá contener una declaración oficial explicativa.

- 25 -
II. 17. Derecho del operador a un segundo dictamen en caso de
incumplimiento
Los operadores tienen derecho a un segundo dictamen si la muestra oficial se considera no
conforme a lo dispuesto en la Directiva 89/397/CEE del Consejo.

Este derecho está también recogido en el artículo 11, apartado 5, del Reglamento (CE) nº
882/2004. El análisis de la muestra de defensa se realizará en un laboratorio oficial o en un
laboratorio designado por las autoridades competentes, si bien, según los casos, puede ser
suficiente que el laboratorio esté acreditado. En todos los casos, el laboratorio tiene que estar
acreditado (cf. punto II.11).

La toma de muestras de defensa y de referencia se comenta en el punto II.10.

El Estado miembro tiene tres posibilidades cuando la muestra de defensa cumple los requisitos:

1) Se considera que también los cumple el envío, al que se da el visto bueno (el resultado de las
muestras de defensa invalida el resultado oficial).

2) Se procede a analizar la muestra de referencia en el laboratorio nacional de referencia. Si el


resultado de este análisis es conforme a la legislación, se considera también conforme el envío, al
que se da el visto bueno.

3) El operario tiene que impugnar ante los tribunales los resultados del análisis de la muestra
oficial.

II.18. Notificación al sistema de alerta rápida para alimentos y piensos


(RASFF)
En el Reglamento (CE) nº 178/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de enero de
2002, por el que se establecen los principios y los requisitos generales de la legislación
alimentaria, se crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y se fijan procedimientos
relativos a la seguridad alimentaria10, se establece una red de alerta rápida para la notificación de
riesgos para la salud humana, directos o indirectos, derivados de los alimentos o los piensos.

Cada caso de no cumplimiento observado tiene que ser notificado inmediatamente a la


Comisión mediante el sistema de alerta rápida. La Comisión comunicará inmediatamente esta
información a los miembros de la red.

Los Estados miembros también notificarán a la Comisión, mediante el sistema de alerta rápida,
las medidas que hayan tomado, también en caso de rechazo de un envío de alimentos por las
autoridades competentes en un punto de entrada de la Unión Europea, a fin de restringir la
comercialización, conseguir la retirada del mercado o recuperar dichos alimentos para proteger la
salud pública.

Los Estados miembros informarán inmediatamente a la Comisión de las acciones emprendidas o


las medidas adoptadas tras recibir las notificaciones y la información complementaria
transmitidas a través del sistema de alerta rápida. La Comisión comunicará inmediatamente esta
información a los miembros de la red.

10
DO L 31 de 01.2.2002, p. 1.

- 26 -
II.19. Comunicación a la Comisión de todos los resultados de análisis
Los Estados miembros presentarán a la Comisión cada tres meses un informe con los resultados
de todos los análisis realizados en controles oficiales de envíos de productos sometidos a una
Decisión específica de la Comisión. Dicho informe se entregará el mes siguiente a cada trimestre
natural (abril, julio, octubre y enero).

II.20. Procedimiento que debe seguirse con el envío en caso de no


conformidad

II.20.1. Disposiciones generales y observación

En caso de no conformidad de un envío, el certificado sanitario y demás documentos de


acompañamiento (específicamente pertinentes para la importación a la UE) se declararán
no válidos en todos los casos. El documento de acompañamiento puede declararse nulo y sin
efecto estampando en el certificado sanitario y demás documentos de acompañamiento
(específicamente pertinentes para la importación a la UE), incluida la factura comercial, una de
las indicaciones previstas en el Reglamento (CEE) nº 339/93, de 8 de febrero de 1993, relativo a
los controles de conformidad de productos importados de terceros países respecto a las normas
aplicables en materia de seguridad de los productos11.

Hay que subrayar que cuando se haya iniciado un procedimiento judicial por incumplimiento,
corresponde a las autoridades judiciales decidir lo que se hace con el envío no conforme.

II.20.2. Caso específico: nueces de Brasil con su cáscara

Los envíos de nueces de Brasil que no respeten los niveles máximos de aflatoxina B1 y de
aflatoxina total establecidos por el Reglamento (CE) nº 466/2001 sólo podrán ser devueltos al
país de origen cuando el Ministério da Agricultura, Pecuária e Abastecimento (MAPA)
proporcione por escrito, para cada envío no conforme, lo siguiente:

a) el acuerdo explícito para la devolución del envío en cuestión, con indicación de su


código;
b) el compromiso de que el envío devuelto quede bajo control oficial a partir de la fecha de
su llegada;
c) una indicación concreta de:
i) el destino del envío devuelto;
ii) el tratamiento previsto para el envío devuelto; y
iii) el muestreo y el análisis previstos para el envío devuelto.

En cambio, si el Ministério da Agricultura, Pecuária e Abastecimento (MAPA) no cumple las


condiciones establecidas en las letras a), b) y c), todos los ulteriores envíos que no respeten los
niveles máximos de aflatoxina B1 y de aflatoxina total establecidos por el Reglamento (CE) nº
466/2001 serán destruidos por el Estado miembro importador.

11
DO L 17 de 17.2.1993, p. 1.

- 27 -
II.20.3. En los demás casos (con excepción de las nueces de Brasil con su
cáscara, procedentes de Brasil)

La legislación actual no contiene disposiciones específicas. Son posibles opciones la devolución


al país de origen, la utilización con fines no alimentarios (en caso de utilización como piensos,
tienen que cumplir la legislación aplicable) o la destrucción.
No obstante, en todos los casos, el certificado sanitario se declarará no válido (véase la
disposición general precedente).
Por otra parte, la legislación comunitaria contiene las siguientes disposiciones relativas a envíos
no conformes, que son o serán aplicables en un próximo futuro (1 de enero de 2005 o 1 de enero
de 2006).
* Alimentos producidos en la UE (exportados) o comercializados en la UE después de ser
importados (reexportados)12

El Reglamento (CE) nº 178/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de enero de


2002, por el que se establecen los principios y los requisitos generales de la legislación
alimentaria, se crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y se fijan procedimientos
relativos a la seguridad alimentaria13, establece como regla general en su artículo 12, aplicable en
la UE desde el 1 de enero de 2005, que los envíos no conformes que se encuentren ya en
circulación en el mercado interior sólo podrán reexportarse si cumplen la legislación alimentaria
de la UE, salvo que las autoridades, las disposiciones legales o los procedimientos
administrativos del país importador exijan otra cosa.
La situación a que se hace referencia es aquella en que terceros países han establecido su propio
nivel de protección para un alimento o pienso particular, en cuyo caso los operadores de
exportación o reexportación tienen que cumplir lo exigido por los países importadores.
Si las autoridades de los países importadores no han establecido exigencias (legislativas o de
procedimientos administrativos), los alimentos y piensos que vayan a exportarse o reexportarse
tienen que cumplir los requisitos pertinentes de la legislación alimentaria comunitaria.
En todos los demás casos, esto es, si no existen requisitos pertinentes de la legislación alimentaria
comunitaria ni el tercer país ha establecido exigencias específicas para las importaciones, en
dicho artículo 12, párrafo 2, se establece que los alimentos y piensos sólo podrán exportarse o
reexportarse si las autoridades competentes del país destinatario hubieran manifestado
expresamente su acuerdo, tras haber sido debidamente informadas de los motivos y
circunstancias por los cuales los alimentos o piensos de que se trate no pudieran comercializarse
en la Comunidad o seguir en su mercado.
Sin embargo, cuando estos productos no cumplen lo dispuesto en la legislación en materia de
seguridad de alimentos y piensos («en caso de que los alimentos sean nocivos para la salud o de
que los piensos no sean seguros»), no pueden ser exportados o reexportados, y debe garantizarse
su eliminación en condiciones de seguridad.

12
Se hace referencia al documento «Orientaciones acerca de la aplicación de los artículos 11, 12, 16, 17, 18, 19 y 20
del Reglamento (CE) n° 178/2002 sobre la legislación alimentaria general - Conclusiones del Comité permanente de
la cadena alimentaria y de sanidad animal - 20 de diciembre de 2004», disponible en el sitio web de la Dirección
General de Sanidad y Protección de los Consumidores en
http://europa.eu.int/comm/food/food/foodlaw/guidance/guidance_rev_7_es.pdf
13
DO L 31 de 1.2.2002, p. 1.

- 28 -
Aplicando estas medidas por analogía al caso de las aflatoxinas, quiere decirse que un envío no
conforme sólo puede reexportarse si el tercer país, de destino, ha establecido exigencias
específicas que el envío cumple. En todos los demás casos, estos envíos no pueden exportarse o
reexportarse, y deben eliminarse en condiciones de seguridad.

* Alimentos rechazados en las fronteras exteriores de la UE

En el caso de los alimentos rechazados en las fronteras exteriores de la UE, el Reglamento


(CE) n° 882/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, sobre los
controles oficiales efectuados para garantizar la verificación del cumplimiento de la legislación
en materia de piensos y alimentos y la normativa sobre salud animal y bienestar de los
animales14, aplicable a partir del 1 de enero de 2006, establece en sus artículos 19, 20 y 21 las
siguientes medidas para los envíos que no cumplan la legislación.

La autoridad competente inmovilizará los piensos o alimentos originarios o procedentes de


terceros países que no cumplan la legislación en materia de piensos o alimentos y, tras oír a los
explotadores de las empresas alimentarias o de piensos responsables de la partida, tomará las
siguientes medidas en relación con ellos:

- ordenará que dichos piensos o alimentos sean destruidos

- ordenará que sean sometidos a un tratamiento especial

Este tratamiento especial se realizará en establecimientos que estén bajo el control de las
autoridades competentes, y podrá consistir en:
- el tratamiento o la transformación a fin de que los piensos o alimentos se ajusten a
los requisitos de la legislación comunitaria o a los requisitos de un tercer país de
reexpedición, incluida, en su caso, la descontaminación, aunque con exclusión de la
dilución. OBSERVACIÓN IMPORTANTE: en el caso de alimentos contaminados
por aflatoxina, se prohíbe la descontaminación mediante tratamiento químico;
- la transformación de cualquier otra forma adecuada para fines distintos del consumo
animal o humano.

- ordenará que sean reexpedidos fuera de la Comunidad. A la espera de que las partidas sean
reexpedidas, la autoridad competente procederá a su inmovilización oficial. La autoridad
competente sólo permitirá la reexpedición de una partida cuando:
* se haya acordado su destino con el explotador de la empresa alimentaria o de piensos
responsable de la partida; y
* el explotador de la empresa alimentaria o de piensos haya informado previamente a
la autoridad competente del tercer país de origen, o el tercer país de destino si éste
fuera diferente, de los motivos y circunstancias por los que el pienso o el alimento en
cuestión no ha podido ser comercializado en la Comunidad; y
* el tercer país de destino no sea el tercer país de origen, y la autoridad competente del
tercer país de destino haya comunicado a las autoridades competentes que está
dispuesta a recibir la partida.
- adoptará otras medidas apropiadas, como la utilización de los piensos o alimentos para
propósitos distintos de los inicialmente previstos.
14
DO L 165 de 30.4.2004, p. 1. Corrigendum publicado en el DO L 191 de 28.5.2004, p. 1.

- 29 -
Las autoridades competentes cooperarán para tomar otras medidas necesarias (además de la
notificación mediante el RASFF, cf. punto II.18) para garantizar que no sea posible volver a
introducir en la Comunidad las partidas rechazadas.

El operador de la empresa alimentaria responsable de la partida, o su representante, deberá asumir


los costes en que incurran las autoridades competentes por las actividades mencionadas.

Estas disposiciones del Reglamento (CE) n° 882/2004 serán aplicables a partir del 1 de
enero de 2006.

II.21. Costes de los controles oficiales


La Decisión 2005/85/CE de la Comisión, de 26 de enero de 2005, por la que se fijan condiciones
especiales para la importación de pistachos y productos derivados originarios o procedentes de
Irán, establece en su artículo 3 que todos los costes derivados del muestreo, el análisis, el
almacenamiento y la expedición del documento oficial de acompañamiento y de los ejemplares
del certificado sanitario y los documentos de acompañamiento serán sufragados por el explotador
de la empresa alimentaria responsable de la remesa o por su representante.

La Decisión 2005/85/CE de la Comisión no contiene disposiciones específicas relativas al cálculo


de dichos costes. Para el cálculo de los costes resultantes del muestreo y el análisis, podrían servir
de orientación las disposiciones del Reglamento (CE) nº 882/2004, en particular los criterios
mencionados en su anexo VI:

- salarios del personal que participa en los controles de pistachos y productos derivados
originarios o procedentes de Irán

- costes relativos a dicho personal, con inclusión de instalaciones, herramientas, equipo,


adiestramiento, viajes y costes asociados

- costes de muestreo y de análisis de laboratorio

Además, tienen que tenerse en cuenta los costes relativos al almacenamiento y a la expedición de
los documentos oficiales.

En el artículo 3 de la Decisión 2005/85/CE de la Comisión se establece que, de conformidad con


el artículo 22 del Reglamento (CE) nº 882/2004, todos los costes relacionados con las medidas
oficiales adoptadas por las autoridades competentes con respecto a las remesas de pistachos
originarios o procedentes de Irán que incumplan lo dispuesto serán sufragados por el explotador
de la empresa alimentaria responsable de la remesa o por su representante.

- 30 -
II.22 Casos específicos

* Procedimiento para dividir la remesa

Si se divide una remesa, cada una de sus partes irá acompañada de una copia del informe, del
certificado sanitario y del documento de acompañamiento. Estas copias tendrán que estar
compulsadas por las autoridades competentes del Estado miembro en cuyo territorio se haya
procedido a dividir la remesa. Estas copias compulsadas acompañarán la remesa dividida hasta la
fase de comercialización al por mayor.

* Detección de no conformidad por muestreo en la fase de comercialización al por menor

En esta situación es importante estudiar hasta qué punto es representativa de todo el envío
original la muestra tomada en el comercio al por menor de una parte ínfima del envío, cuál es el
origen del envío total inicial del que procede este producto y qué consecuencias tiene esto para el
procedimiento de retirada.

Método que se propone:

Si se trata de una muestra tomada en el comercio al por menor: la muestra es representativa del
resto de la porción muestreada en el comercio al por menor.

En cambio, la muestra no es representativa de la remesa total inicial, de la cual la porción


muestreada sólo es una parte (ínfima).

La detección de no conformidad de una parte del envío, en la fase de comercialización al por


menor, es sólo una indicación de posibles problemas con otras partes del envío  rastreo de
distintas partes de la partida  bloqueo de distintas partes de la remesa  muestreo
representativo de distintas partes del envío  destrucción o reexpedición ... de las partes cuyo
resultado de los análisis fue no conforme.

* Control o inspecciones de establecimientos

Entre las inspecciones de las instalaciones en las que se emplean frutos de cáscara, cacahuetes o
frutos secos (para su procesamiento como ingredientes) deberán figurar autocontroles (como
muestreo, análisis privados, condiciones de almacenamiento, etc.) para la determinación del
riesgo de aflatoxinas, como parte de un proceso permanente basado en los principios HACCP,
que el operador de la empresa alimentaria debe diseñar, aplicar y mantener (Directiva 93/43/CE,
Reglamento (CE) nº 852/2004 y Reglamento (CE) nº 882/2004).

- 31 -
ANEXO - LEGISLACIÓN
CONTENIDO MÁXIMO

Reglamento (CEE) nº 315/93, de 8 de febrero de 1993, por el que se establecen procedimientos


comunitarios en relación con los contaminantes presentes en los productos alimenticios15

Reglamento (CE) n° 466/2001 de la Comisión, de 8 de marzo de 2001, por el que se fija el


contenido máximo de determinados contaminantes en los productos alimenticios16, cuya última
modificación la constituye el Reglamento (CE) n° 684/2004 de la Comisión, de 13 de abril de
200417

TOMA DE MUESTRAS Y ANÁLISIS

Directiva 85/591/CEE del Consejo, de 20 de diciembre de 1985, referente a la introducción de


modos de toma de muestras y de métodos de análisis comunitarios para el control de los
productos destinados a la alimentación humana18

Directiva 1998/53/CE de la Comisión, de 16 de julio de 1998, por la que se fijan métodos de


toma de muestras y de análisis para el control oficial del contenido máximo de algunos
contaminantes en los productos alimenticios19, cuya última modificación la constituye la
Directiva 2004/43/CE de la Comisión, de 13 de abril de 200420

MEDIDAS ESPECÍFICAS DE SALVAGUARDIA

Decisión 2000/49/CE de la Comisión, de 6 de diciembre de 1999, que deroga la Decisión


1999/356/CE por la que se suspenden temporalmente las importaciones de cacahuetes y
productos derivados originarios o procedentes de Egipto21, cuya última modificación la
constituye la Decisión 2004/429/CE de la Comisión, de 29 de abril de 200422

Decisión 2002/79/CE de la Comisión, de 4 de febrero de 2002, relativa al establecimiento de


condiciones especiales para la importación de cacahuetes y productos derivados originarios o
procedentes de China23, cuya última modificación la constituye la Decisión 2004/429/CE de la
Comisión, de 29 de abril de 2004

Decisión 2002/80/CE de la Comisión, de 4 de febrero de 2002, relativa al establecimiento de


condiciones especiales para la importación de higos, avellanas, pistachos y productos derivados
originarios o procedentes de Turquía24, cuya última modificación la constituye la Decisión
2004/429/CE de la Comisión, de 29 de abril de 2004

15
DO L 37 de 13.2.1993, p. 1.
16
DO L 77 de 16.3.2001, p. 1.
17
DO L 106 de 15.4.2004, p. 6.
18
DO L 372 de 31.12.1985, p. 50.
19
DO L 201 de 17.7.1998, p. 93.
20
DO L 113 de 20.4.2004, p. 14.
21
DO L 19 de 25.1.2000, p. 46.
22
DO L 154 de 30.4.2004, p. 20.
23
DO L 34 de 5.2.2002, p. 21.
24
DO L 34 de 5.2.2002, p. 26.

- 32 -
Decisión 2003/493/CE de la Comisión, de 4 de julio de 2003, por la que se imponen condiciones
especiales para la importación de nueces del Brasil con cáscara originarias o procedentes de
Brasil25, cuya última modificación la constituye la Decisión 2004/428/CE de la Comisión, de 29
de abril de 200426.

Decisión 2005/85/CE de la Comisión, de 26 de enero de 2005, por la que se fijan condiciones


especiales para la importación de pistachos y productos derivados originarios o procedentes de
Irán27

OTRA LEGISLACIÓN MARCO PERTINENTE

Directiva 93/43/CEE del Consejo, de 14 de junio de 1993, relativa a la higiene de los productos
alimenticios28 (fin de validez: 31 de diciembre de 2005)

Directiva 89/397/CEE del Consejo, de 14 de junio de 1989, relativa al control oficial de los
productos alimenticios29 (fin de validez: 31 de diciembre de 2005)

Directiva 93/99/CEE del Consejo, de 29 de octubre de 1993, sobre medidas adicionales relativas
al control oficial de los productos alimenticios30 (fin de validez: 31 de diciembre de 2005)

Reglamento (CEE) nº 339/93 del Consejo, de 8 de febrero de 1993, relativo a los controles de
conformidad de productos importados de terceros países respecto a las normas aplicables en
materia de seguridad de los productos31

Reglamento (CE) n° 178/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de enero de 2002,
por el que se establecen los principios y los requisitos generales de la legislación alimentaria, se
crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y se fijan procedimientos relativos a la
seguridad alimentaria32 (disposiciones relativas a la exportación y reexpedición de partidas que
no cumplan los requisitos pertinentes - artículo 12, aplicable a partir del 1 de enero de 2005)

Reglamento (CE) n° 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004,
relativo a la higiene de los productos alimenticios33 (aplicable a partir del 1 de enero de 2006)

Reglamento (CE) n° 882/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004,
sobre los controles oficiales efectuados para garantizar la verificación del cumplimiento de la
legislación en materia de piensos y alimentos y la normativa sobre salud animal y bienestar de los
animales34 (aplicable a partir del 1 de enero de 2006)

25
DO L 168 de 5.7.2003, p. 33.
26
DO L 154 de 30.4.2004, p. 14.
27
DO L 30 de 3.2.2005, p. 12.
28
DO L 175 de 19.7.1993, p. 1.
29
DO L 186 de 30.6.1989, p. 23.
30
DO L 290 de 24.11.1993, p. 14.
31
DO L 40 de 17.2.1993, p. 1.
32
DO L 31 de 1.2.2002, p. 1.
33
DO L 139 de 30.4.2004, p. 1. Corrigendum publicado en el DO L 226 de 25.6.2004, p. 3.
34
DO L 165 de 30.4.2004, p. 1. Corrigendum publicado en el DO L 226 de 25.6.2004, p. 83.

- 33 -