Anda di halaman 1dari 7

Libro electrónico

“Cómo Bajar la Presión Alta”


- Un método 100% natural -

Por: Vicente Victorica

© 2007 DietaFinal.com

Cómo Bajar la Presión Alta http://www.DietaFinal.com Pág. 1 / 7


Presión Alta (Hipertensión)
Definición: La presión arterial es la presión que ejerce la sangre sobre las paredes de
las arterias. La presión arterial resulta de dos fuerzas. El corazón crea una fuerza al
bombear la sangre a las arterias y a través del sistema circulatorio. La otra fuerza es la
de las arterias que resisten al flujo de sangre. El número más alto, el sistólico, representa
la presión cuando el corazón se contrae para bombear sangre al cuerpo.

El número más bajo, el diastólico, representa la presión cuando el corazón se relaja entre
latidos. La presión sistólica siempre se menciona primero y la diastólica después. Por
ejemplo: 118/76 (118 sobre 76); sistólica = 118, diastólica = 76. De acuerdo con la
American Heart Association, la presión arterial por debajo de 120/80 mmHg (milímetros
de mercurio) se considera ideal para adultos. Una presión sistólica de 120 a 139 mmHg o
una presión diastólica de 80 a 89 mmHg se consideran “pre-hipertensión” y necesita ser
vigilada cuidadosamente. Una lectura de presión arterial de 140/90 o mayor se considera
elevada o alta. La presión arterial alta usualmente no presenta síntomas. De hecho,
mucha gente tiene presión arterial alta por años sin siquiera saberlo. Por eso se le llama
el “asesino silencioso”.

La Hipertensión es el término médico para una alta presión arterial. No se refiere a estar
tenso, nervioso o ser hiperactivo. Usted puede ser una persona calmada, relajada, y aún
así tener presión alta.

La única forma de saber si usted tiene presión alta es que le sea verificada su presión
arterial. Su médico deberá verificar su presión arterial al menos una vez cada dos años, o
más frecuentemente si es necesario. Una sola lectura de presión arterial elevada no
significa que usted sea hipertenso, pero es un signo de que se requiere una mayor
observación.

¿Cómo puedo saber si tengo presión alta y cuál es una


lectura realmente normal?
La hipertensión es el diagnóstico médico más común en los Estados Unidos con 35
millones de consultas cada año. Los tratamientos actuales para controlar el la presión
arterial elevada dejan mucho que desear. La mayoría de la gente aún está lejos de una
presión arterial ideal a pesar del uso de medicamentos.

La presión arterial alta no es la consecuencia de


envejecer, más bien es el resultado de una Dieta Americana Estándar, utilizada hoy
en día por la mayoría de los países occidentales desarrollados y en vías de desarrollo.
Esta alimentación, abundante en alimentos procesados, sal y productos de origen animal
con grasa saturada, a lo largo de muchos años nos cobra la factura. Como resultado,
nuestros conductos sanguíneos envejecen, endurecen y pierden su elasticidad.

Las lecturas de una presión arterial verdaderamente “normal” deben permanecer por
debajo de 115/75. Un meta-análisis publicado recientemente compilando los resultados
de 61 estudios demostró que para cada incremento de 20 mHg de presión sistólica por
encima de los 115, las tasas de muerte por ataque cardiaco se duplicaba*. Una presión
alta también está asociada con un riesgo amplificado de fallos cardiacos, insuficiencia

Cómo Bajar la Presión Alta http://www.DietaFinal.com Pág. 2 / 7


renal y apoplejía (accidentes vasculares cerebrales). También predispone a la demencia y
a arritmias cardiacas.

Quizá a usted le han dicho que si su presión arterial está por debajo de 140/90, es
normal. Desafortunadamente, esto no es verdad. Es un promedio para personas arriba
de 60 años, pero ciertamente no es normal. Ser "promedio" en Estados Unidos u otro
país occidental con una alimentación similar significa que usted tiene graves riesgos de
salud. Arriba del 90% de los americanos adultos que mueren en accidentes
automovilísticos muestran en la autopsia arteriosclerosis en sus arterias coronarias. La
realidad desafortunada es que si usted se alimenta con la Dieta Americana Estándar
tendrá un 90% de probabilidades de desarrollar hipertensión cuando llegue a la tercera
edad. Usted no puede escapar de la ley biológica de causa-efecto.

La Dieta Americana Estándar es sencillamente, causante de ataques cardiacos y


apoplejías. La única razón por la que la cifra de 140/90 ha sido usada es porque
representa el punto medio de las lecturas de presión de personas arriba de sesenta años.
El riesgo de apoplejías y ataques cardiacos comienza a escalar desde 115/75.

Sin embargo, usted puede hacer una decisión para no tener hipertensión y para no
presentar un ataque cardiaco o embolia. Usted debe aprender información salva-vidas
que, cuando es puesta en acción, puede prevenir la posibilidad de un ataque cardiaco o
embolia. Este es el propósito de la información presentada en este sitio y en el libro La
Dieta Final. Esperamos desarrollar un gran ejército de personas a prueba de ataques
cardiacos.

Las poblaciones primitivas que no agregaban sal a su comida demuestran en su vejez


lecturas de presión arterial como las de un niño. En sociedades donde no vemos tasas
elevadas de ataques cardiacos ni apoplejías, no observamos incremento de presión
arterial con la edad. En la China rural los ancianos saludables tienen la misma presión
arterial que cuando eran niños.
Casi todos los americanos presentan lecturas de presión que son inaceptablemente altas.
Como mínimo, deberíamos considerar como anormal una presión arriba de los 120/80.
Mediante excelencia nutrimental, que incluye restricción de sal, tenemos la oportunidad
de agregar muchos años con calidad a nuestra vida y liberarnos del miedo de estas
enfermedades potencialmente mortales.

Atención Médica Convencional


La mayoría de los occidentales de la tercera edad desarrollan hipertensión. Los años de
abuso dietético eventualmente nos cobran la factura. Tarde que temprano, los
doctores le informarán que usted tiene hipertensión y que debe tomar medicamentos por
el resto de su vida. Los pacientes con hipertensión deberían hacer lo necesario para
normalizar su presión arterial de modo que no requieran medicamentos. La prescripción
de medicamentos para presión arterial alta tiene el efecto de un desliz permisivo. El
medicamento tiene un efecto mínimo en la reducción de ocurrencias de ataques
cardiacos en pacientes con hipertensión, puesto que no quita el problema fundamental –
la arteriosclerosis que ocasiona que los vasos sanguíneos estén rígidos. El medicamento
sólo trata con los síntomas; no disuelve la placa mórbida que reviste los vasos.

El mayor problema con los medicamentos es que los pacientes a los cuales les son
recetados creen falsamente que están protegidos, y continúan siguiendo el mismo estilo
de vida que causó la enfermedad originalmente, hasta que ocurre lo inevitable – el

Cómo Bajar la Presión Alta http://www.DietaFinal.com Pág. 3 / 7


primer ataque cardiaco o la primera apoplejía. Quizá, si los medicamentos para la
hipertensión nunca hubieran sido inventados, los doctores hubieran sido forzados a
enseñar a sus pacientes cómo vivir sanamente y las causas nutrimentales del
padecimiento. Los pacientes entonces hubieran sido forzados a bajar su presión arterial
con una dieta sin sal de alimentos naturales. Sus arterias hubieran perdido gradualmente
el riesgo de placa que los predispone a crear coágulos de sangre, y millones de vidas
pudieron haber sido salvadas.

No espere recibir un consejo médico valioso de su doctor típico. Los médicos


generalmente no diseminan información para revertir la enfermedad. Se apresuran a
atender sus citas con los pacientes, puesto que en las instituciones de seguridad social se
les paga tan pobremente por visita que se dan prisa para ver a tantos pacientes como les
sea posible al día. Los médicos sólo escriben prescripciones para surtir medicinas. Los
medicamentos ofrecen sólo un ligero beneficio, y dejan a los pacientes de hipertensión
con un riesgo relativamente alto. Su doctor seguramente está cuidando su salud tan mal
como usted, y está comiendo de forma no saludable, igual o peor que usted. Después de
seguir los consejos de La Dieta Final, usted podrá mejorar la salud de su médico y
reducir su riesgo de muerte prematura más de lo que él o ella puede ayudarle con su
hipertensión. Incluso cuando los médicos ofrecen todo el tiempo y esfuerzo disponibles,
sus recomendaciones son invariablemente demasiado indulgentes para tener un beneficio
significativo.

A los pacientes se les debieran dar los hechos claros de que los medicamentos no tienen
un impacto significativo en reducir ataques al corazón, la causa principal de muerte en
personas con alta presión arterial. De hecho, debido a su efecto negativo en los lípidos y
los niveles de glucosa, los tratamientos con medicinas tales como los beta-bloqueadors y
los diuréticos pueden incluso incrementar el riesgo de ataques cardiacos en algunos
individuos. Algunos de los efectos colaterales de los medicamentos para hipertensión son
difíciles de ignorar. Incluyen fatiga, dolor de cabeza, hinchazón, náusea, mareos y
muchos otros. Para personas que realmente quieran protejerse, tienen que buscar un
método integral que quite la causa de la arteriosclerosis e hipertensión, permitiendo que
su cuerpo se mejore.

No se convierta en una estadística médica – logre que su


cuerpo sea “a prueba” de enfermedades
La reducción de peso, las dietas altas en vegetales y muchas frutas y verduras sin
cocinar han demostrado ser efectivas para reducir la presión alta. Con las intervenciones
nutrimentales que ofrecen a sus pacientes algunos médicos conocedores de nutrición,
casi todos los pacientes son capaces de normalizar su presión arterial y descontinuar sus
medicamentos para hipertensión.

La mayoría de los médicos no ofrecen a sus pacientes un consejo dietético


suficientemente agresivo para permitirles mejorar su condición para dejar los
medicamentos. Los pacientes generalmente atienden al doctor para aliviarse y no sólo
para encubrir sus síntomas con medicamentos. Claro está que este consejo no es para
todos los pacientes, sino para aquellos que quieran extender sus años de vibrante salud.
En el libro La Dieta Final se explica el método dietético natural que normaliza
efectivamente la presión arterial, sin usar medicamentos.

La diferencia es que el paciente no ha bajado simplemente su presión arterial, sino que

Cómo Bajar la Presión Alta http://www.DietaFinal.com Pág. 4 / 7


ha mejorado el flujo de sangre en sus vasos y restaurado la elasticidad, retirando la
placa y restableciendo una normalidad juvenil en sus tejidos. En vez de continuar la
enfermedad y la dieta que les llevaba a un deceso prematuro, han escogido salud,
promoviendo una dieta que les lleve a revertir la enfermedad y a proteger su salud.
Cuando los médicos que la han puesto en práctica presentan esta información a otros
colegas, sobre la futilidad de las intervenciones médicas y los resultados superiores
obtenidos con métodos nutrimentales, su comentario típico es que muy poca gente
querrá un método dietético tan restrictivo no importa qué tan efectivo sea. Sea cierto o
no, es irrelevante. Los médicos, al menos deberían ofrecer a los pacientes las
alternativas abiertas y permitirles tomar la decisión. Es falto de ética decidir
paternalistamente en su lugar y retener la evidencia de la efectividad de este método
nutrimental natural.

Muchos médicos se sorprenderían del gran porcentaje de pacientes que escogerían un


método natural para recuperar su salud en vez de recurrir a medicaciones continuos e
intervenciones médicas. Cuando las personas son capacitadas sobre los efectos
secundarios y riesgos de las medicinas y cómo tratan sólo los síntomas de la hipertensión
sin tratar la causa fundamental, en general se interesan mucho por un método natural.
Cuando encuentran que es posible reducir dramáticamente su presión arterial sin
medicamentos y prevenir un ataque al corazón o apoplejía, ellos quieren conocer más.
Mucha gente desea hacer las modificaciones necesarias a su dieta, especialmente cuando
se le presentan deliciosos platillos que son saludables y les muestran lo delicioso que
puede ser comer saludablemente.

Numerosas investigaciones científicas muestran que las siguientes intervenciones tienen


algún grado de efectividad en bajar la presión arterial:

• Perder peso
• Restricción de sodio (sal de mesa, salsa de soja, glutamato monosódico)
• Incrementar ingesta de potasio
• Incrementar ingesta de calcio y magnesio
• Restricción de alcohol
• Restricción de cafeína
• Incrementar consumo de fibra
• Incrementar consumo de frutas y vegetales
• Incrementar actividad física o ejercicio

Los estudios han demostrado que controlar el consumo de sodio y la pérdida de peso son
efectivos para reducir la presión alta, incluso en personas de la tercera edad.¿Cómo
puede usted implementar estas intervenciones a su estilo de vida? Es sencillo. Para
comenzar, lea primero las guías del eBook La Dieta Final y usted estará en su camino a
una mejor salud con un método totalmente natural con una alimentación correcta. A
continuación le mostramos 4 pasos importantísimos extraidos de nuestro e-Bookl La
dieta Final:

Cómo Bajar la Presión Alta http://www.DietaFinal.com Pág. 5 / 7


Dieta recomendada para evitar y revertir la Hipertensión:
1. No agregue NADA de sal a los alimentos. Esto incluye la sal para cocinar y
sasonadores como consomés en polvo, saborizadores y glutamato monosódico.

2. Consuma grandes cantidades de los siguientes grupos de alimentos (en este


orden de importancia):
- Vegetales de hoja verde como lechuga, espinaca, acelga, apio, etc.
- Vegetales bajos en almidón como jitomate, pimientos, calabacines, berenjena, hongos,
zanahoria, cebolla, chayote, jícama, etc. (½ crudas y ½ cocidas)
- Frutas frescas sin azúcar agregada
- Leguminosas: Frijoles de todo tipo, garbanzos, lentejas, chícharos (cocidas en agua)

3. Evite al máximo el consumo de los siguientes alimentos:


- Carnes de todo tipo: rojas, aves, cerdo, (puede consumir pescado de forma limitada)
- Aceites refinados (incluyendo el de oliva) margarina, ó mantecas vegetales o animales
- Leche o cualquier tipo de lácteos: cremas, quesos,
- Azucar y otros endulzantes naturales o sintéticos
- Harinas refinadas (pan blanco, tortilla de harina, pasta, arroz no integral)

4. Consuma con moderación


- Vegetales altos en almidón como papa o zanahorias cocidas, pan integral o tortilla de
maíz (2 o 3 porciones al día)
- Nueces de todo tipo: máximo un puño al día
- Frutas secas: máximo un puño al día
- Linaza molida o semilla de girasol: 1 cucharada al día (para obtener omega 3)

Si quiere conocer las bases científicas de esta dieta, le invitamos a adquirir el libro digital
La Dieta Final en http://www.dietafinal.com.

Cómo Bajar la Presión Alta http://www.DietaFinal.com Pág. 6 / 7


Conclusión
La mayoría de los pacientes con presión arterial alta mueren de ataques al corazón. Los
medicamentos han mostrado tener muy poco o ningún efecto para reducir la mortalidad
cardiovascular en general en los estudios clínicos más importantes.

En los Estados Unidos, alrededor de 400,000 personas al año sufren paros cardiacos.
40% de estos ataques pueden ser fatales, pero el 60% que vive a menudo están
condenados a una vida de sufrimiento y discapacidad. Después de un ataque, un estilo
de vida autónomo y agradable puede perder la mayoría de su calidad puesto que la
persona ya no puede caminar, alimentarse o expresarse normalmente. Los miembros de
la familia se encuentran en su nuevo papel de cuidadores. Y lo que hace que estos
eventos sea más demoledor es que en primer lugar nunca debieron suceder.

Cuando a los pacientes se les dan todos los hechos, incluyendo beneficios reales de
retirar la enfermedad en vez de disfrazar su existencia con medicamentos, casi
invariablemente eligen el modo natural para un corazón saludable, la dieta natural de
excelencia nutrimental descrita en el libro La Dieta Final.¡No se convierta en una
estadística! Usted puede escoger protegerse a sí mismo de ataques y paros cardiacos.

Recuerde, si usted está bajo medicamentos, los efectos de este programa


nutrimental son tan decisivos que puede encontrarse peligrosamente
sobredosificado. Es importante trabajar con un médico competente que pueda bajar su
dosis de medicamentos de acuerdo a su presión arterial y su decremento de peso.

*Lewington S, Clarke R, Qizilbash N, otros. Age-specific relevance of usual blood pressure to


vascular mortality: a meta-analysis of individual data for one million adults in 61 prospective
studies. Lancet 2002;360:1903-1913.

Cómo Bajar la Presión Alta http://www.DietaFinal.com Pág. 7 / 7