Anda di halaman 1dari 7

Cristián Duarte Valladares

Año 2009
Chile
Lied VII:
“Angst und Hoffen wechselnd mich beklemmen”

Pieza de desarrollo continuo, dividida en tres secciones.

Sección 1: desde el compás 1 al 6 (Nicht zu rasch = no tan rápido), en esta sec-


ción se da a conocer el material básico con el que se trabajará la obra.

El piano comienza con dos acordes; el primero (A) es un acorde aumentado, el


cual muestra la relación de terceras mayores, el segundo (B) es un acorde por
cuartas (aumentada y justa), en el que se aprecia la importancia de las cuartas y
la armonía cuartal. En el siguiente compás, cuatro corcheas descienden cromáti-
camente en relación de terceras menores (C).

En esta primera sección, el piano realiza sucesiones de acordes, formando una ar-
monía colorística.
Cristián Duarte Valladares
Año 2009
Chile
El canto realiza una monodia en base a la sucesión de acordes del piano con un
ritmo de negra ligada a semicorchea y semicorchea (1); se observan saltos de
séptima, novena y también están presentes el semitono y las terceras menores
(2):

7ma 3as menores y semitono 9na

En esta sección se encuentran involucrados los tres primeros versos del poema, en
donde el hablante lírico expresa su opresión por dos sentimientos opuestos: la an-
gustia y la esperanza. Esta opresión no le deja siquiera hablar, haciéndole sentir
una vehemente languidez.
Cristián Duarte Valladares
Año 2009
Chile

Angustia y Esperanza alternadamente me oprimen,

Mis palabras en suspiros se pierden; Una vehemente languidez

En esta sección, la antítesis es la figura retórica que


sobresale. Tal vez esa oposición de sentimientos,
como lo son la angustia y la esperanza, se ven refle-
jados en la música a través de la superposición de
métricas en los dos primeros compases (6/8 versus
me atormenta, 2/4), en el tercer compás, las métricas son las mis-
mas.

En el compás cuatro, al decir “pierden”, hay un salto


de novena, representando de esa manera la forma
de perderse dentro de esta línea melódica, pues per-
fectamente podría haber seguido el descenso cromá-
tico sin necesidad de hacer otro intervalo que no
hubiese sido el semitono.

Desde el compás cinco al seis, los versos del poema


se refieren a la languidez, y al terminar el compás
seis, aparece un ritardando.
Cristián Duarte Valladares
Año 2009
Chile

Sección 2: comienza en el compás 7, con un cambio de tempo (langsamer = lento),


y concluye en el compás 13.

El piano comienza con el ritmo que caracterizaba al canto en la sección 1; luego de


dos compases de hacer la misma figuración rítmica, empieza un desarrollo melódi-
co, basado en los acordes cuartales (arpegios de cuartas ascendentes y descen-
dentes), lo que conlleva al punto climático de la obra, en el último tiempo compás
9, cuando se pronuncia la palabra “tranen” (lágrimas) en un f. El desarrollo meló-

dico sigue hasta el premier tiempo del compás trece, en un decrescendo.

Ritmo derivado del canto


en la sección 1

Punto climático

Desarrollo melódico basado en arpegios de


cuartas (justas y aumentadas)
Cristián Duarte Valladares
Año 2009
Chile
La sección 2 contiene los versos 4, 5 y 6. El hablante lírico se encuentra inquieto,
no encuentra descanso, pues las lágrimas inundan su lecho, sucumbiendo a la
tristeza.

En el inicio de esta sección (compás 7),


se muestra nuevamente la superposi-
ción de métricas, de manera trocada
(en el canto los 2/4 y en el piano los
6/8). A juicio personal, el reposo al que
No encuentro ni sueño ni reposo, se refiere el hablante lírico, es aquel
que proporciona la muerte, y en ese
caso la relación con la primera sección
también sería por medio de la antítesis,
pues nuevamente aparecen términos
opuestos (sueño versus muerte).

y mi lecho está inundado de lágrimas, me aparto de

El punto climático, en donde el hablante lírico se


refiere a las lágrimas en su lecho, es el resultado
de la oposición de los dos sentimientos con los
que comienza el poema (angustia y esperanza).
Ambos pueden producir el llanto, pero en este
caso, las lágrimas claramente no son de espe-
toda alegría,
ranza, sino de tristeza, y eso se reafirma en el
verso que aparece en el compás 11, donde el
hablante lírico se aparta de la alegría.

Tal vez al decir “me aparto”, Schoenberg tam-


bién expresa su alejamiento del sistema tonal,
pues en el compás 11, en el saltillo, hay un do#
y un la natural, en el siguiente compás, bajo la
misma figura rítmica, aparece un do natural y
un la.
Cristián Duarte Valladares
Año 2009
Chile
Sección 3: comienza en el compás 14 (sehr langsam = más lento) y finaliza en la
doble barra.

En el piano se aprecia la vuelta al apoyo del color armónico, con acordes aumen-
tados y cuartales en su mayoría, mientras el canto sigue con su desarrollo melódi-
co en p. Al finalizar el canto, en los dos últimos compases, se aprecian los mismos

dos acordes con los que comenzaba la obra, pero con ritmo de blanca cada uno.

Ya en esta última sección, el hablante lírico


reafirma su tristeza, y también afirma que
no espera el consuelo de alguien. Esto se
representa en la música con tempo más len-
y no espero ningún
to que el de la sección anterior.

Las métricas son las mismas en canto y


piano, ya no existe esa oposición que se
presentó en las secciones anteriores, y todo
acaba en un pp.

consuelo de amigo.
Cristián Duarte Valladares
Año 2009
Chile
Al concluir este análisis, pude observar que esta pieza podría dividirse también en
tres secciones, pero tomando en cuenta el acompañamiento del piano, lo cual po-
dría ser tomado en cierto aspecto como una forma cerrada.

SECCIÓN 1 SECCIÓN 2 SECCIÓN 3


Apoyo de armonía co- Desarrollo melódico. Apoyo de armonía co-
lorística. lorística.
A B A’