Anda di halaman 1dari 5

Material recopilado y redactado por Juan Pablo Colotta.

El estado gaseoso
Fuentes bibliográficas 1
Prof. Juan Pablo Colotta
Según la teoría cinético-molecular, un gas tiende a ocupar todo el espacio disponible, ya que sus molé-
culas poseen gran energía cinética, que supera cualquier tipo de fuerzas de atracción que puedan existir
entre ellas. En consecuencia, afirmamos que los gases no tienen forma ni volumen propio, ejercen presión
sobre las paredes del recipiente, se difunden rápidamente entre otros gases, poseen baja densidad y son
compresibles, es decir, el volumen que ocupan se modifica con los cambios de presión. (Y por debajo de
cierta temperatura, llamada “crítica”, la compresión termina por licuarlos).
Algunas sustancias se encuentra en estado gaseoso a temperatura ambiente, como el oxígeno (O 2), el
nitrógeno (N2), el dióxido de carbono (CO2), el hidrógeno (H2), el cloro (Cl2), el helio (He), etc. Otras que
se encuentran en estado sólido o líquido pueden pasar al estado gaseoso por simple entrega de calor.
Si bien las palabras gas y vapor se utilizan vulgarmente como sinónimos y las características son prácti-
camente iguales, las diferencias residen en que el vapor es la forma gaseosa de una sustancia que se en-
cuentra en contacto con su estado condensado.
Los gases se pueden almacenar en:

Entrada del gas Las artesas hidroneumáticas


→ presentan el inconveniente de
que el gas que se almacena
no permanecerá puro (debido
al vapor que se genera por
evaporación del líquido de la
Recipientes rígidos Recipientes móviles Artesas hidroneumáticas columna, que en la mayoría de
los casos es agua).

El comportamiento de un gas se ve afectado por las variaciones de volumen, presión y temperatura. Por
lo tanto, el estudio de este estado de agregación requiere una compresión de estas variables:
El volumen (V) de un gas: refleja el espacio disponible para el movimiento de las moléculas.
Las unidades usuales para medir esta magnitud son: decímetro cúbico (dm3), centímetro cúbico (cm3),
metro cúbico (m3) y además se pueden utilizar unidades de capacidad, como: litro (L) y mililitros (mL).
1 L = 1 dm3
1mL = 1 cm3
1.000 cm3 = 1 dm3
La presión (P) de un gas: refleja el choque de las moléculas contra las paredes del recipiente.
Las unidades usuales para medir esta magnitud son: atmósferas (atm), milímetros de mercurio (mmHg),
hectopascales (hPa), milibares (mBa) y Torricelli (torr)
1 atm = 760 mmHg
“ = 760 torr
“ = 1.013 hPa
“ = 1.013 mbar
La temperatura (T) de un gas: es proporcional a la energía cinética de las moléculas. Las unidades usua-
les para medir esta magnitud son: grado Celsius (ºC) y kelvin (K)
°C + 273 = K

La temperatura absoluta
Fue Gay- Lussac quién encontró que una muestra de gas a 0ºC reduce su volumen en 1/273 cuando se
enfría un grado. Si esta contracción fuera constante con el enfriamiento, el volumen gaseoso se haría nu-
lo después de reducir su temperatura hasta -273ºC. Como el volumen no podría reducirse más, ésta se-
ría la mínima temperatura alcanzable.
De esta manera el volumen de un gas puede servir para definir una escala de temperatura que empieza
en el cero, llamada temperatura absoluta, cuyas unidades son los grados Kelvin (en honor a Lord Kelvin).

1
Se citan en la página 4.
Pág 1
El modelo del gas ideal
Al estudiar los gases se trabaja con un modelo de gas ideal, que supone lo siguiente:
• El volumen de las partículas es despreciable frente al volumen que ocupa el gas.
• Las partículas se suponen como pequeñas esferas perfectamente elásticas (no se deforman con
las choques).
• Las partículas tienen libre movimiento en todas direcciones y sentidos y se considera que el movi-
miento es rectilíneo y uniforme, es decir, con velocidad constante.
• La energía cinética de las partículas aumenta cuando la temperatura se eleva.
• La presión del gas se debe al choque de las partículas con las paredes del recipiente.

Generalmente se supone que todos los gases se comportan respondiendo al modelo de gas ideal2. De
esta forma se definieron tres leyes físicas, una ecuación del estado ideal y una ecuación general de los
gases ideales, para describir el comportamiento de un gas; y otras leyes como la de Avogadro y la de
Dalton permitieron interpretar mejor estos fenómenos,

LEYES DE LOS GASES


Una masa de gas ocupa un volumen que está determinado por la presión y la temperatura de ese gas.
Las leyes de los gases estudian el comportamiento de una determinada masa de gas, si una de esas
magnitudes permanece constante.

● Ley de Boyle – Mariotte:


“A temperatura constante, las presiones ejercidas por una
determinada masa gaseosa son inversamente proporcionales
a los volúmenes que ocupa".
Matemáticamente se puede deducir: Pi . Vi = Pf . Vf
Temperatura = Temperatura
Siendo la expresión general P . V = constante. Volumen > Volumen
Presión < Presión
Este tipo de proceso se denomina isotérmico (temperatura
constante).

● Ley de Charles Gay- Lussac:


“A presión constante, los volúmenes ocupados por una
determinada masa gaseosa son directamente proporcionales
a sus temperaturas termodinámicas”.
Matemáticamente se puede deducir: Vi Vf
= Presión = Presión
Ti Tf
Temperatura < Temperatura
Siendo la expresión general V = constante. Volumen < Volumen
T
Este tipo de proceso se denomina isobárico (presión constante).

● Ley de Amontons (También llamada segunda Ley de


Charles Gay-Lussac:
“A volumen constante, las presiones ejercida por una deter-
minada masa gaseosa son directamente proporcionales a
sus temperaturas termodinámicas”.
Matemáticamente se puede deducir: Pi Pf Volumen = Volumen
= Temperatura < Temperatura
Ti Tf Presión < Presión
Siendo la expresión general P = constante.
T
2
Se hace mención a este comportamiento y al de gas real en la página 4.
Pág 2
Este tipo de proceso se denomina isométrico (volumen constante).

Ecuación del estado gaseoso ideal


Observando las expresiones matemáticas de las tres leyes anteriores se puede deducir una relación en-
tre las tres variables (siempre si la cantidad de gas se mantiene constante).
Pi . Vi Pf . Vi
=
Ti Tf
Esta expresión matemática es la ecuación del estado gaseoso ideal.
Siendo la expresión general P. V = constante.
T
La hipótesis de Avogadro
Cuando Avogadro introdujo en concepto de molécula, enunció una hipótesis que, por haber sido suficien-
temente confirmada por hechos experimentales, hoy llamamos ley de Avogadro: “Volúmenes iguales de
gases cualesquiera, medidos en iguales condiciones de presión y temperatura, tiene igual número de mo-
léculas”.
Volumen molar
Se llama condición normal de presión y temperatura (CNPT), a una presión de una atmósfera (1013 hPa)
y a una temperatura de 0ºC (273K).
Un mol de cualquier sustancia gaseosa en CNPT ocupa un volumen de 22,4 dm3 , a ese volumen se lo
denomina “volumen molar normal” y su valor es 22,4 dm3/mol

Ecuación general del modelo del gas ideal


Si se considera la cantidad del gas y las condiciones de presión, temperatura y volumen, se puede calcu-
lar la constante para 1 mol de gas.
Utilizando la expresión: P . V = constante. Donde: P = 1 atm. V : es el volumen molar normal.
T T = 273 K

Se determina la constante general de los gases (R) que equivale a 0,082 atm . dm3
K . mol

Mediante una deducción matemática, es posible involucrar en una misma ecuación la presión, el volu-
men, la temperatura y la masa de un gas.
P. V = n . R . T
Esta expresión es la ecuación general del estado gaseoso ideal, que vincula las cuatro variables que
determinan el estado de un gas.
Donde:
P: es la presión que ejerce el gas, se expresar en la fórmula, siempre en atmósferas (atm.)
V: es el volumen de la masa gaseosa, se debe expresar en la fórmula, siempre en dm3
n: es el número de moles presentes en dicha masa de gas, se expresa en moles.
R: es la constante de Regnault o constante de los gases: su valor es 0,082 atm. dm3 / K . mol
T: es la temperatura del gas, se expresa siempre en Kelvin (K) .

MEZCLA DE GASES
La mayoría de los estudios experimentales aplicados sobre gases, se refieren a sistemas homogéneos
formados por mezclas de los mismos, tal como sucede por ejemplo en la atmósfera.
Al considerar una mezcla gaseosa es necesario comprender como está relacionada la presión total del
gas con las presiones de los componentes gaseosos individuales, denominadas presiones parciales.
En 1801 Dalton enunció la llamada ley de las presiones parciales, la cual establece que “La presión
ejercida por una mezcla de gases es igual a la suma de las presiones parciales de cada uno de ellos. La
presión parcial de cada gas que forma la mezcla es la presión que ejercería si estuviera sólo en el reci-
piente”.
Ptotal = Pp1 + Pp2 + Pp3 + Ppn …

Pág 3

Difusión y efusión de gases


La difusión es el proceso por el cual una sustancia se distribuye uniformemente en el espacio que la
encierra o en el medio en que se encuentra. Por ejemplo: si se conectan dos tanques conteniendo el
mismo gas a diferentes presiones, en corto tiempo la presión es igual en ambos tanques. También si se
introduce una pequeña cantidad de gas A en un extremo de un tanque cerrado que contiene otro gas B,
rápidamente el gas A se distribuirá uniformemente por todo el tanque. La difusión es una consecuencia
del movimiento continuo y elástico de las moléculas gaseosas. Gases diferentes tienen distintas velocida-
des de difusión.
Para obtener información cuantitativa sobre las velocidades de difusión se han hecho muchas determina-
ciones. En una técnica el gas se deja pasar por orificios pequeños a un espacio totalmente vacío; la distri-
bución en estas condiciones se llama efusión y la velocidad de las moléculas es igual que en la difusión.
Los resultados son expresados por la ley de Graham. "La velocidad de difusión de un gas es inversa-
mente proporcional a la raíz cuadrada de su masa molar."

A y B son los gases que se comparan, v es la velocidad de difusión y


VA MB M la masa molar. Es decir que si conocemos el valor de las masas
VB MA molares de cada gas, podremos conocer la velocidad de difusión
relativa.

GASES REALES
El real comportamiento de los gases se puede describir por medio de las ecuaciones de los gases idea-
les sólo bajo condiciones determinadas. No es difícil visualizar el hecho de que los gases reales se des-
vían del comportamiento ideal. Por ejemplo, la ley de Boyle - Mariotte debe invalidarse a presiones muy
elevadas; para tales presiones la ley pronostica volúmenes extremadamente pequeños que tienden a ce-
ro; esto es imposible puesto que las propias moléculas son incompresibles. La relación entre presión y vo-
lumen sólo es válida para el volumen libre entre las moléculas
Otra fuente de invalidez surge de la suposición de la teoría cinética sobre la inexistencia de fuerzas inter-
moleculares. Pero a bajas temperaturas las moléculas se desplazan más lentamente y las fuerzas inter-
moleculares se hacen significativas. Esto produce una cierta tendencia de las moléculas a unirse, con lo
cuál, el número de choques contra las paredes del recipiente, por unidad de superficie y de tiempo, es me-
nor. En resumen, los gases tienden a comportarse más idealmente a temperaturas altas y presiones ba-
jas.
La ecuación que representa el comportamiento de un gas real es la llamada ecuación de Van der Waals:

(P + an2 ) . (V - nb) = n . R . T
V2
Donde a y b son constantes características de cada gas.
El valor de a está relacionado con las atracciones moleculares y el de b está relacionado con el volumen
realmente ocupado por las moléculas de la sustancia. Dichos valores dependen de la naturaleza de las
sustancias.
Por ejemplo, para el metano (CH4):
a = 2,25 dm6 . atm / mol 2
b = 4,28.10-2 dm3 / mol

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fuentes bibliográficas:
● Babor - Ibarz. - Química Moderna. - Ed. Marin.
● Beltrán F. - Introducción a la Química. - Segunda edición - Buenos Aires - Ed. El Coloquio.
● Petrucci R. - (1986) - Química General - USA - Ed. Addison-Wesley.
● Garritz - Chamizo - (1994) - Química. - USA - Ed. Addison-Wesley.
● Química I - (2005) - Buenos Aires - Ed. Santillana.
● Módulo de Física - CBC.
● Módulo Química - CNBA.

Pág 4

Pág 8