Anda di halaman 1dari 3

c cc


    
  c

?
 c 
 
 c 

     
EL AMOR QUE NOS IMPULSA VIVIR LA EXPERIENCIA CON JESUS

 
cc 

La realidad eclesial hoy en día, se ha visto influenciada en un proceso de búsqueda por


la apertura a una clave solidaria que se oriente al redescubrimiento social de la fe , una
lectura dinámica que represente lo que significa Iglesia como tal, no estática ni
dogmatica, sino que opte por los pobres. Asimismo personalmente estamos llamados a
la integración, en la concepción de persona como tal dentro de un humanismo
existencial que concibe a la persona como capaz de plantearse metas, asimilar nuevos
aprendizajes, llamados a la plena realización y búsqueda de la felicidad. Pablo es un
claro ejemplo de responder a la realidad que le interpela, él sabe que el evangelio no
debe encerrarse en la cultura judía solamente, su respuesta es generosa y va al encuentro
de los demás. Como Pablo debemos ser seguidores de Jesús, tomando conciencia del
hoy no del pasado, y el de vivir la experiencia de Dios, como el agua viva que brota del
manantial de nuestras vidas.


 c  

Jesús llama a hombres y mujeres, esto quiere decir que nos propone un camino de
Discipulado, donde este discipulado sea imagen viva de una Iglesia en clave de
comunidad, en donde pondere una visión de cristianismo abierta, partiendo de la
realidad de la gente, es así como la imagen de Dios debe ser de vida, la imagen de Jesús
desde una cristología basada en el Evangelio, y asimismo la imagen de la Iglesia que
busca el Reino de justicia, encarnada en los pobres, creando una humanidad fraterna,
libre, justa e igualitaria que me permita vivir conforme al Plan de Dios, para eso
debemos seguir a Jesús y a su mensaje, lo que involucra tener una visión optimista de la
realidad terrestre, humana bíblica y existencial.

Al ser llamados a la integración como personas debemos mantener la armonía de los


tres niveles de la vida síquica en el ser humano; el primero que comprende en si las
actividades psíquicas, la segunda que comprende la necesidad de las relaciones sociales,
por lo tanto debemos optar por una predisposición tendencial a percibir el bien común, y
la tercera que es la tendencia a la auto trascendencia, que comprende la necesidad de
conocer la verdad y conocer la dimensión espiritual de la persona que viene dada por la
búsqueda en sí misma y la sintonía entre el individuo y la verdad. Bajo estos mismos
parámetros la vida fraterna en comunidad debe vivirse dentro de una experiencia de fe,
vivido en la Eucaristía y la oración como signo máximo de comunión, que dan sentido y
fortaleza para comprometerse en la construcción de la fraternidad; en donde el amor de
Cristo nos impulsa a amar a los hermanos hasta asumir sus debilidades, sus problemas,
sus dificultades hasta darnos a nosotros mismos, puesto que el nos da dos certezas
fundamentales en nuestra vida de consagrados: la de ser amada infinitamente y la de
poder amar sin límites.
c cc 
    
  c

?
Pablo, el misionero de los gentiles, parte de una realidad en donde se pone de manifiesto
la máxima expresión del amor de Dios al mundo, al inicio perseguidor y después un
fervoroso discípulo y misionero del evangelio. Es ahí donde actúa Dios a través de su
hijo Jesucristo quien le cuestiona su acción en contra de sus seguidores, para después
convertirse en uno de los protagonistas que anima y acompaña a las primeras
comunidades cristianas, en sus cartas les exhorta a la comunión y la paz y en sus viajes
misioneros les visita para estar informado como crece la fe de los primeros cristianos
fuera de la región judía, tiene bastante aprecio por las comunidades que visita por eso
aun estando en la cárcel no deja de escribir y les anima a anunciar la fe en Jesucristo.

En el agua viva que es Dios, se manifiesta nuestros deseos profundos y anhelos que
también se reflejan en Jesús y nos invita a reflexionar sobre el ser y hacer de nuestro
discernimiento vocacional. En nuestras vidas personales existen momentos cargados de
victorias, pruebas que te ayudan a afirmar en ti tus valores, y a experimentar
sensaciones que vienen marcadas por duras pruebas que lo único que logran en ti es
apoyarte más de las situaciones para poder sobrellevarlas y afrontarlas en tu opción por
el seguimiento a Jesús, es así que se propone tres requisitos para un buen
discernimiento: el primero que tiene que ver con la calidad humana, el segundo se
refiere a tener una experiencia con Jesús, encontrar el amor misericordioso de Dios, y el
tercero el estar en sintonía con el espíritu.

c c   

Cada día encuentro elementos que me ayudan a concebir el discernimiento vocacional


como el proceso de integra relación con todo lo que me cuestiona e interpela, por lo
tanto debo estar pendiente cómo va el proceso de búsqueda, enmarcado dentro de la
seguridad que nos ofrece el seguimiento a Jesús como propuesta de Discipulado, en la
construcción del reino. Tanto así que esto forma parte de mi formación como religioso,
al saber que el sentido de pertenencia a la Iglesia debe estar marcado por una nueva
visión de Iglesia en donde cada uno de nosotros, está en la corresponsabilidad de
anunciar el evangelio a partir de su realidad, fortaleciendo los valores de comunidad,
valores de la conciencia que nos llevan al crecimiento personal, espiritual.

Para concluir digo que seguir a Jesús y a su mensaje, es cuestión de sentirse amados por
Dios para reflejar en mi acción las respuestas que sugiera el Evangelio, que nos ama, y
nos invita a amar a los demás como respuesta al camino de mi vocación, que no es mas
que asumir la realidad que nos interpela en forma personal, comunitaria y apostólica,
puesto que la normalidad ya no existe en la vida religiosa porque partimos del hoy al
tener la experiencia del encuentro personal con Cristo, estoy llamado a ser signo del
amor Dios.
c cc 
    
  c

?







   
 


FRANKLIN SEBASTIAN GARRIDO GARRIDO

ASPIRANTE SALESIANO

30 DE MAYO 2011