Anda di halaman 1dari 2

c 

c   

TEMA 5. MÉXICO INDEPENDIENTE.

SUBTEMA 5.1 (25): ³RESTAURANDO LA REPÚBLICA; CONSTRUYENDO LA


NACIÓN´

³La desamortización de la propiedad eclesiástica, de la así llamada mano muerta,


es una política importante cuyo impulso económico sin embargo se va perdiendo
en la confusión y desorden administrativo de los derechos de propiedad, por lo
cual no se pueden expedir los títulos. No se sabe a quién pasaron las
propiedades, si están gravados o no´.

³Aquí la pregunta sería: ¿era muy diferente una concepción de Nación y de


Estado liberal en términos económicos, en términos políticos y culturales? Yo
dudaría si hay gran diferencia entre los conservadores y los liberales, inclusive el
imperio de Maximiliano µcapturó¶ en la administración a aquellos liberales
moderados´.

³A diferencia de la postura de Paolo, diría que sí se puede decir que lo que afirma
Justo Sierra en 1867 es real desde el punto de vista del imaginario colectivo; en
1867 existe un proyecto de nación que no sabemos cuan difundido está, pero sí
que es homogéneo, de lo cual no hay discusión´.

Conclusiones
1. El patrimonio Cultural, tanto el denominado tangible como el intangible, se reconocen como
producto de una misma cultura y por tanto con ligas comunes e indisolubles que dan validez a
cada uno en función del otro.
2. Es necesario llegar a una conceptualización clara respecto a lo que conforma el patrimonio
intangible y los significados del mismo contenidos en la materialidad del tangible.
3. La actual concepción del patrimonio intangible incluye aquellas manifestaciones rituales,
festivas, simbólicas, y lingüísticas que, junto con costumbres, conocimientos técnicos y saberes
tradicionales, modos de vida que, aun sujetos a su constante transformación mantienen una
continuidad a través del tiempo.
4. El patrimonio tangible contiene en sí mismo valores intangibles que lo definen como tal; la
pérdida de tales valores lo dejan vacío de su más amplio concepto y significación.
5. La conservación del patrimonio tangible conlleva la preservación del intangible, cuya especial
vulnerabilidad provocada por fenómenos de globalización o naturales, conflictos sociales, etc., lo
ponen en grave riesgo de alteración o desaparición.
6. Es el patrimonio en su conjunto factor de identidades, sean locales, regionales o nacionales;
dentro de la actual dinámica social y económica que propicia fuertes movimientos migratorios,
estas identidades están sujetas a cambios y ajuste en ocasiones radicales, que se reflejan en los
significados y aprecio del patrimonio cultural.
7. Que el olvido de conocimientos ancestrales represente una pérdida para el patrimonio tangible e
intangible, como se demuestra con las actuales deficiencias en la producción de arquitectura
vernácula de tierra, producto de la ruptura en la cadena de la tradición y la consecuente pérdida de
destrezas constructivas. Cualquier acción de salvaguarda de esta parte del patrimonio edificado
debe llevar aparejada el necesario conocimiento, valoración y difusión que permitan mantener y
enriquecer los conocimientos heredados ancestralmente y que lo originan.
8. Se reconoce al turismo como hecho innegable e irreversible en el proceso globalizador actual, y
su papel como difusor de valores patrimoniales de distintas culturas y productor de ingresos
financieros.
Al mismo tiempo, se deja constancia de que en la mayoría de los países un inadecuado manejo y
política turística han tergiversado los valores culturales de sitios, monumentos y culturas locales,
supeditando éstos al atractivo comercial de su explotación, alterando o destruyendo los valores
patrimoniales en aras de una ambición desmedida de los ³servicios turísticos´.
9. Se considera urgente buscar medidas y acciones que combinen equilibradamente la
preservación de los valores patrimoniales con las acciones respetuosas que permitan aprovechar
su valor como atractivos turísticos.
10. En un sentido amplio, la UNESCO debe, para cumplir cabalmente su misión respecto a la
conservación del Patrimonio Cultural, prestar igual atención al patrimonio intangible que al tangible;
en este sentido se reconoce como altamente positiva la primera proclamación de Obras Maestras
del
Patrimonio Oral e Inmaterial efectuada el 18 de mayo de este año, y que comprende a 19 obras de
diversas partes del mundo.
11. Se considera de primera importancia el diseño de políticas públicas orientadas a formar
educadores especializados, capaces de fomentar en la comunidad la recuperación de valores
vinculados al proceso sostenible de desarrollo patrimonial ligado a la práctica cotidiana.
12. Las políticas que implementen los distintos niveles de gobierno respecto al patrimonio cultural
deberán ser integrales, para conservar no sólo el testimonio material, sino también los valores y
significados que la sociedad le otorga; coordinadas en tanto que las diversas autoridades
consideren como fin primordial la conservación de ambos, y por tanto enmarcadas en una
adecuada planeación para contar con los recursos necesarios para alcanzar las metas fijadas,
garantizando que las actividades socio-económicas que involucren al patrimonio y sus valores no
sean factor de deterioro o pérdida de éstos.
13. El reconocimiento y preservación del patrimonio cultural, tanto tangible como intangible, sólo se
puede dar de manera amplia dentro de un contexto de amplia democracia, en que se reconozca la
pluralidad cultural de las naciones y los derechos de los diversos actores sociales, especialmente
las etnias existentes, y se convoque a los mismos a una participación constante dentro de un
desarrollo sostenible que no borre las identidades diversas, sino propugne por su reforzamiento y
convivencia respetuosa.
14. La cultura tradicional del agua, creadora en nuestros países de paisajes fruto del saber
indígena y aportaciones occidentales que se remontan a la geografía del Islam, constituye una
dimensión de enorme y especial significado del patrimonio intangible, por lo que su reivindicación,
estudio y protección de sus productos tangibles se consideran prioritarios.
15. Como se planteó en el caso de Santa Cruz el Grande, Jal., el proceso de apropiación social de
sitios patrimoniales afectados por fenómenos ligados a la globalización, devuelve a los mismos su
simbolismo y significado ante la comunidad, readquiriendo su valor cultural y de elemento de
identidad, y demostrando la liga del patrimonio tangible con el intangible
16. En el estado de Hidalgo se detecta un distanciamiento entre los actores sociales y su actual
dinámica y el patrimonio edificado, situación que se agrava por la falta de instancias educativas
que formen especialistas en su preservación.
17. Las recientes proclamaciones de obras maestras del patrimonio oral e inmaterial efectuada por
UNESCO, que implican un avance en lo relativo al patrimonio intangible y su preservación y sus
espacios y contextos ligados a las comunidades involucradas, merecen un amplio apoyo y
seguimiento a futuro.
?