Anda di halaman 1dari 6

AGUA TATA

Hermanito de mi vida

Perdóname esa flojada

Mi saludo es un pañuelo

Voy a decirte adiós en mi cama

Yo no se que me ocurre

Ni se que me pasa.

Me tiro del catre al suelo

Me hecho en el catre de espaldas

Quiero llorar y no puedo

Quiero respirar

Y me ahogan estos nudos misteriosos

Que las amarguras atan

Estoy solo

Me he quedado solo.

Por las casas

Ladran los perros afuera

Como si hubiera fantasmas

Y alumbran mis pensamientos

Candiles de luces vagas.

Hermano, te acuerdas de mi Justino

Mi pobre hijito del alma

Ocho años, mi nombre tenía

Y amaneció una mañana


Con ojitos hinchados

Y el cuerpecito echando llamas

Me muro tata, me dijo

Me muero mama, gritaba

Tengo una sed de martirio

Siento un fuego que me abraza.

Tráigame harta nita

Agua, agua, agua tata

Agua, agua, mama

Volé en mi caballo al pueblo

Siete leguas de distancia.

Siete puñales de punta

Metidos en mi garganta

El grito de mi hijo adentro

De agua, agua mama, agua, agua tata.

Le expliqué al doctor el caso

Y se sentó en la retranca

Que el camino era muy fiero

Que se iba a quedar en llantas.

La ciencia no es del pueblo

La ciencia no es de los pobres

La ciencia no anda a caballo

Y por los mismos caminos

Por donde los médicos no andan.


Cruza al galope la muerte

Va y viene la desgracia

Me hizo mercar en la botica una limonada

Y que trújese al enfermo cuando la fiebre pasara

Volví como vuelve un pobre

En iguales circunstancias

El corazón en la boca

Y La tristeza en el alma

Pero el médico no venía

No porque fuera mala la senda, que va a mi rancho

Si no porque me faltaba, me faltaba con que pagarle a la


ciencia.

Siete leguas de distancia

La fiebre duró poquito

Se le apagó una mañana

Entre un cantar de zorzales

Y el suave respirar del alma

La madre aferrada al hijo

Mi hijo la frente helada

Y yo sin voz ni presencia

Parado al pie de la cama

Poco después de enterrarlo

Se me turbando Juana

Se la pasaba llorando, se la pasaba callada


Con las manos en el alma

Lo mismo que si acunara

Contra su pecho la criatura amada

Así se me fue la pobre

Así la tierra la guarda

Con los brazos en el pecho

Acunando mí desgracia.

Hermano, hermano, habla por mí

Hablar por mi si mañana

Dicen que un bandido

Un mal hombre sin entrañas

Fui cordero y hoy soy puma

Fui buey y me han puesto garras.

Que pronto que viene el día

Que pronto que viene el día

Y si es cierto que hay un Dios que corte el al alma

Que corte el alma y ese grito

Ese grito de agua

Agua tata

Agua, agua mama.

Autor: Claudio Martínez Paiva


Saponificación
La saponificación es una reacción química entre un ácido graso (o un lípido saponificable,
portador de residuos de ácidos grasos) y una base o alcalino, en la que se obtiene como
principal producto la sal de dicho ácido y de dicha base. Estos compuestos tienen la
particularidad de ser anfipáticos, es decir tienen una parte polar y otra apolar (o no polar),
con lo cual pueden interactuar con sustancias de propiedades dispares. Por ejemplo, los
jabones son sales de ácidos grasos y metales alcalinos que se obtienen mediante este
proceso.

El método de saponificación en el aspecto industrial consiste en hervir la grasa en grandes


calderas, añadiendo lentamente sosa cáustica (NaOH), agitándose continuamente la mezcla
hasta que comienza esta a ponerse pastosa.

La reacción que tiene lugar es la saponificación y los productos son el jabón y la glicerina:

Grasa + sosa cáustica → jabón + glicerina

Un lípido saponificable sería todo aquel que esté compuesto por un alcohol
unido a uno o varios ácidos grasos (iguales o distintos). Esta unión se realiza
mediante un enlace éster, muy difícil de hidrolizar. Pero puede romperse
fácilmente si el lípido se encuentra en un medio básico. En este caso se
produce la saponificación alcalina. En los casos en los que para la obtención del
jabón se utiliza un glicérido o grasa neutra, se obtiene como subproducto el
alcohol llamado glicerina, que puede dar mayor beneficio económico que el
producto principal.

Lograr la transparencia del jabón[1]

Un exceso de ácidos grasos en el jabón hace que éste sea opaco y de consistencia lechosa.

Cuando se hace un jabón mediante un procedimiento en frío, el jabón saldrá opaco, aunque
hayamos sido muy precisos en la medida de álcalis y aceites, ya que este proceso rara vez
produce el calor suficiente para neutralizar por completo los ácidos grasos

El proceso en caliente incorpora el calor de la cocina al calor químico producido por la


saponificación. Este calor añadido une todos los ácidos grasos con el álcali y como
resultado tenemos un jabón transparente y neutro.

La saponificación es una reacción química que produce calor, y cuanto más calor produzca
más completa será la saponificación