Anda di halaman 1dari 121

Décima Piedra Fundacional.

La eucaristía desde la Reina eucarística


1.- Antecedentes de la décima piedra fundacional

a) Antecedentes lejanos, de largo alcance:

Los antecedentes de la piedra fundacional de la Reina Eucarística se encuentran en la


misma constitución sacramental, que Jesús le dio a su Iglesia como consta en el evangelio de san
Juan en su discurso del Pan de Vida (Jn 6,48-58). La Eucaristía perpetúa hasta el fin de los
tiempos el misterio de su presencia salvífica 1[*1].
En nuestra familia desde 1971, a muy pocos días después del 29 de junio, recibimos el
altar actual, donde está la Imagen en el Oratorio Central, junto al tabernáculo. Días después
también llegaron ambos adminículos de madera, como gradas, para poner las flores. Las monjas
filipenses, bajo la autoridad de la superiora de entonces, me parece que se llamaba Madre
Marcela, me regalaron todo el conjunto para que lo obsequiara a cualquier capilla 2[*2]. Bueno,
el Oratorio Mariano no tenía nada, solamente el pedestal de madera 3[*3] Oré en voz alta
delante de esta Imagen que estaba sobre un pedestal que todavía está en el Oratorio Central. Aún
no había llegado el altar que se conserva todavía en el Oratorio Central (cf Carta de Junio de
1995 nº 5), Oré en voz alta delante de esta Imagen que estaba sobre un pedestal que todavía está
en el Oratorio Central. Aún no había llegado el altar que se conserva todavía en el Oratorio
Central (cf Carta de Junio de 1995 nº 5) que está en el Oratorio Central en la actualidad y resolví
adjudicárselo al pequeño Oratorio Mariano, que recién empezaba en calle Vergara nº 337 4[*4].
1
[*1] La Iglesia, su Esposa, está llamada a celebrar día tras día el banquete eucarístico en
conmemoración suya. Introduce así el sacrificio redentor de su Esposo en la historia de los
hombres y lo hace presente sacramentalmente en todas las culturas (cf S.S. Bened. XVI,
Sacr. Carit. nº 12).

2
[*2] La superiora de las monjitas Filipenses, me regaló montones de sillas y utensilios
viejos de deshechos del colegio de ellas. Un día al pasar por una pieza donde guardaban
cosas en desuso ofreció un altar viejo que ellas ya no ocupaban, porque estaban en la
corriente de modernizar y actualizar. Me lo ofreció por si en alguna parroquia o capilla
necesitaran algún altar viejo. Yo no corto ni perezoso le pedí que me lo diera para el
Oratorio Mariano que estábamos comenzando. Días después apareció delante de la puerta
de entrada del Oratorio el tabernáculo para guardar el Santísimo Sacramento que hacía
juego con el altar, con el Buen Pastor en la puertecita. Yo me sentí fuertemente
impresionado; veía que iba saliendo todo como viento en popa. La pequeña barquilla que
recién empezaba a navegar tenía sus velas henchidas de viento. Durante mi formación
sacerdotal había tenido el modelo del Buen Pastor, y verlo allí, sin haber intervenido para
nada, era una señal, una coincidencia (cf Coñarp IV nº 206)

3
[*3] Oré en voz alta delante de esta Imagen que estaba sobre un pedestal que todavía
está en el Oratorio Central. Aún no había llegado el altar que se conserva todavía en el
Oratorio Central (cf Carta de Junio de 1995 nº 5).

4
[*4] Las primeras reuniones tuvimos que efectuarlas sentados en el suelo, nos
sentábamos sobre hojas de diario, para no ensuciarnos. Poco a poco fueron llegando
algunos pocos muebles destartalados que íbamos arreglando. A los padres de Schoenstatt
nunca les exigí ni pedí nada (cf Coñarp IV nº 206).
Ya se presagiaba una piedra fundacional relativa a la Eucaristía. Es que María Santísima
lleva a la Eucaristía, es la mujer eucarística, como nos señalara Juan Pablo II en su magisterio
mariano 5[*5]. Jesús quería estar presente en la Eucaristía, desde un comienzo de la historia
humilde de su Oratorio Mariano.
También se dio un desarrollo eucarístico en los primeros campamentos en el sentido de
la Sta. Misa diaria 6[*6] . Era un elemento fuerte y principal del día en cada uno de esos
encuentros en Coñaripe, siempre tan anhelado y comentado durante todo el año. El calor de esas
canículas veraniegas nos impulsaba con mucho realismo a huir en forma bonita, idealista y nada
aburrida en el anhelo de ir a Coñaripe ("Sendero del Guerrero") con su hermoso lago, volcán
nevado desafiante, cascadas evocadoras...
La Madre Santísima nos llevó de la mano a Jesús Eucaristía. Lo sentimos y vivimos
realmente; Ella nos llevaba a Jesús en la Eucaristía, 7[*7] a veces corriendo para no perder
nuestra Sta. Misa diaria. Esto pasaba con los primeros jóvenes marianos a pesar de ser jóvenes
de barrio, muy sencillos, con escasa formación religiosa familiar previa.

b) Antecedentes próximos
Últimamente el Oratorio se ha ido abriendo hacia la adoración del Santísimo 8[*8]. Es
un fenómeno típicamente mariano; el amor y devoción mariana conduce a la piedad eucarística
9
[*9]. Como decía el Papa Juan Pablo II en su Encíclica Redemptoris Mater: "la piedad del
pueblo cristiano ha visto siempre un profundo vínculo entre la devoción a la Santísima Virgen y
el culto a la Eucaristía"; es una constatación eclesial que "María guía a los fieles a la Eucaristía"
10
[*10]. Esta praxis en el Oratorio Mariano se ha dado últimamente en el Oratorio Central día a
día, que está teniendo Sta. Misa diaria, salvo excepciones. Algo similar hay que decir en cuanto
a la adoración el Santísimo en el Oratorio Central de Argentina, en Madre Sierra, Argüello
Norte, de la ciudad de Córdoba. En María Reina se ha ido haciendo una práctica habitual la

5
[*5] La Iglesia ve en María, « Mujer eucarística » - como la ha llamado el Siervo de Dios
Juan Pablo II -, su ícono más logrado, y la contempla como modelo insustituible de vida
eucarística (cf S.S. Bened. XVI, Sacr. Carit. nº 96)
6
[*6] En los campamentos de Coñaripe, Madre de Dios, Alepúe, Maihue y Pelchuquín, en
Chile; los de Argentina en Córdoba: San Alfonso, y de Brasil: los campamentos do Pinhal
Alto, Chacara dos palotinos, siempre la Santa Misa diaria ha sido un elemento central, que
se ha tratado de mantener a toda costa.

7
[*7] Pongámonos, sobre todo, a la escucha de María Santísima, en quien el Misterio
eucarístico se muestra, más que en ningún otro, como misterio de luz. Mirándola a ella
conocemos la fuerza trasformadora que tiene la Eucaristía. En ella vemos el mundo
renovado por el amor (cf S.S. J.P. II, Ecl.de Euc. nº 62b)

8
[*8] En muchos lugares, además, la adoración del Santísimo Sacramento tiene
cotidianamente una importancia destacada y se convierte en fuente inagotable de
santidad (cf S.S. J.P. II, Ecl.de Euc. nº 10b)

9
[*9] «Con razón la piedad del pueblo cristiano ha visto siempre un profundo vínculo entre
la devoción a la Santísima Virgen y el culto a la Eucaristía; es un hecho de relieve en la
liturgia tanto occidental como oriental, en la tradición de las Familias religiosas, en la
espiritualidad de los movimientos contemporáneos incluso los juveniles, en la pastoral de
los Santuarios marianos María guía a los fieles a la Eucaristía.» (Cfr. S.S. J.P. II, R.M. nº 44d)

10
[*10] María guía a los fieles a la Eucaristía.» (cf SS. JPII; R.M. nº 44d)

2
adoración de un par de horas los días jueves 11[*11]. En otras localidades está pasando algo
similar. ¿Llegaremos más adelante a la adoración perpetua? Con esta piedra fundacional es
evidente que se va a tender a llegar a la adoración perpetua, de la que saldrán fuerzas
insospechadas para la verdadera consecución de nuestras piedras fundacionales 12[*12].
En estos meses de verano del 2007, la adoración del Santísimo ha tenido una importante
incidencia en los campamentos
de verano, tanto para jóvenes como para niñas. Se llevó a efecto algunas vigilias de adoración al
Santísimo, lo que indudablemente configuró una mayor profundidad de esos campamentos de
espiritualidad. Entonces es un hecho que nos encontramos ante una señalización divina 13[*13].
Es una voz de Dios, es una presencia del Espíritu Santo que nos ha estado conduciendo a la
nueva piedra fundacional: la Reina de la Eucaristía. De ninguna manera están fuera los jóvenes;
ellos han quedado en un papel protagonista de esta señalización divina que tuve que interpretar
como antecedentes de una piedra fundacional.
No se puede negar, asimismo, que los modelos de año nos han estado marcando la pista
con el tema de la Eucaristía. Por ejemplo: el modelo anual del 2005/2006 habló de la Reina
Eucarística 14[*14], el año 2006/2007: "con la Eucaristía haz de nosotros un vivo Oratorio en
Jesucristo". Por eso podemos decir que Dios iba preparando la familia para recibir una piedra
fundacional que El la estaba formando desde antemano en las corrientes de vida espiritual, que
hacía emerger en este movimiento.
Antes de esto, posiblemente con el modelo anual que empezó a incluir la fórmula
mariológica de J.P. II, de la mujer eucarística 15[*15], que sería bueno en mi expresividad
personal, usar un escapulario en forma de chaleco, con la figura de una custodia con la
11
[*11] Al recibir la eucaristía, adoramos al Señor de la gloria; al recibir asimismo el
alimento de este día, haznos ser fieles a la adoración de quien todo nos viene, también el
alimento de este día y la alegría de poder contar con el Cáliz del Padre, que conforma
nuestra identidad propia, tan querida. Amén (cf Refl.Comid. Domingo 3ª Sem. de Febrero).

12
[*12] En su presencia eucarística permanece misteriosamente en medio de nosotros
como quien nos amó y se entregó por nosotros y se queda bajo los signos que expresan y
comunican este amor: La Iglesia y el mundo tienen una gran necesidad del culto
eucarístico. Jesús nos espera en este sacramento del amor. No escatimemos tiempo para ir
a encontrarlo en la adoración, en la contemplación llena de fe y abierta a reparar las faltas
graves y delitos del mundo. No cese nunca nuestra adoración (cf CEC nº 1380).

13
[*13] Se trata tan solo de meditar en la historia de la gestación del Oratorio Mariano,
para ver si las señalizaciones divinas indican que debamos defender esta obra. Si el
Oratorio lleva signos antidivinos yo soy el primero en pedir y exigir hasta donde este a mi
alcance que no exista más. Por eso, en la actual coyuntura histórica me veo obligado a
desvendar cosas de mi vida, que por influir tan esencialmente en la plasmación del
Oratorio Mariano, no puede ser voluntad de Dios que me pertenezcan a mí tan sólo, sino
también a todos ustedes, que quieren comprometerse en el Oratorio de la Madre del
Pueblo (cf Coñarp IV nº 97)

14
[*14] Madre y Reina eucarística, en la barca de Pedro, timonel de la Iglesia, nos
encadenamos a la cruz donde se forjan los santos eucarísticos, y así iremos hasta las
últimas consecuencias para llegar a las nuevas playas de la Iglesia.

15
[*15] Pero, más allá de su participación en el Banquete eucarístico, la relación de María
con la Eucaristía se puede delinear indirectamente a partir de su actitud interior. María es
mujer " eucarística " con toda su vida. La Iglesia, tomando a María como modelo, ha de
imitarla también en su relación con este santísimo Misterio (cf S.S. J.P. II, Ecl.de Euc. nº
53b)

3
Eucaristía. Se lo pedí a varias hermanas... Finalmente la ex hermana María Judith 16[*16], me lo
confeccionó. No pasó mucho tiempo y la Madre María Irene me tenía otra sorpresa, un
escapulario grande con el tema de la Eucaristía tomado en forma mariana. Era un secreto
eucarístico de mi vida espiritual.
Pero Dios me sugirió compartirlo y la ocasión se dio en la primera asamblea nacional
del Oratorio Mariano argentino en la Rioja. Estaba dando una charla y toqué el tema eucarístico.
De pronto, me encuentro abriendo el hábito para dejar entrever el escapulario grande como
signo de la custodia eucarística que andaba trayendo, pese a los grandes calores de esos días
riojanos 17[*17]. Era sin lugar a dudas un movimiento de generosidad, de compartir con mis
hermanos argentinos el amor tan grande a la Eucaristía, que nos infunde la piedad mariana,
como explicábamos más arriba basándonos en la Encíclica Redemptoris Mater.
Este conjunto de señalizaciones 18[*18] me movía a cuestionarme, con mucha cautela si
no estaríamos ante una nueva piedra fundacional. Pero al momento de tomar una decisión me
echaba atrás, pensando que ya con nueve piedras fundacionales la familia estaba suficientemente
equipada y que la Eucaristía en sí sería siempre algo de depósito común de la Iglesia y que por
lo tanto no sería necesario que nosotros la promocionáramos particularmente. Además quedaba
como corriente de vida de toda la Iglesia, que tendría que tocarnos felizmente también a
nosotros.
Pero es Dios quien manda 19[*19] y no un pobre fundador, que no tiene más que
promulgar lo que mande el dueño de la viña. Yo voy solamente al anca, quien lleva las riendas
en el Oratorio es el Señor. ¿Quién era yo para negarme a que la Eucaristía estuviera entre sus
piedras fundacionales? Siempre ha sido así que no me queda otra que aceptar estas
determinaciones. Contento, Señor, contento, que sea así y no por meros antojos, que no parten
16
[*16] Hoy la Hna. María Judith de María, a partir del 25 de enero 2008 ha iniciado una
experiencia paulina de vida consagrada con los carismas del Oratorio Mariano, en el año
paulino proclamado el 29 de junio del 2007 por S.S. Benedicto XVI.
17
[*17] Con la motivación de la Reina eucarística, he sentido que la Divina Providencia me
ha querido marcar de modo especial con la espiritualidad eucarística. Como expresión de
esta corriente vital, que emerge de la piedra fundacional de la Eucaristía, me sentí llamado
a usar en forma permanente un escapulario con una custodia. Haga frío o calor
insoportable, no me tomo la libertad de sacármelo, porque temo que de esa manera estoy
usando de lenitivos, que me relajan. La santidad padece violencia. Yo no digo que sea
santo por usar este escapulario, pero sí digo que me ayuda en mi vida eucarística. Me
hace correr, tomado de la mano de la Reina eucarística, hacia el don precioso de la
Eucaristía. Dando una charla en el primer tincunaco argentino, en la Rioja: hacia mucho
calor, lo mostré al público. Me sentía forzado espiritualmente a dar ese testimonio. Años
después me sucedió algo similar en un encuentro de los marianos en Pereira.

18
[*18] Es preciso que, como en el pasado, la cruz siga estando presente en nuestra
existencia como una clara señalización del camino que se ha de seguir y como la luz que
ilumina toda nuestra vida. Ojalá la cruz, que con sus brazos une el cielo y la tierra y a los
hombres entre sí, crezca en nuestra tierra y forme un gran árbol, lleno de frutos de
salvación; que engendre nuevos y valientes heraldos del Evangelio, que amen a la Iglesia
y sean responsables de ella (cf Homilía los laicos deben ser en el mundo la sal que da a la
vida el sabor cristiano de Juan Pablo II, del 10 de junio de 1999, en la misa por la
canonización de los mártires de Podlasia.)
19
[*19] Jer 1,6-10 Yo dije: « íAh, Señor Yahveh! Mira que no sé expresarme, que soy un
muchacho. » Y me dijo Yahveh: No digas: « Soy un muchacho », pues adondequiera que
yo te envíe irás, y todo lo que te mande dirás. No les tengas miedo, que contigo estoy yo
para salvarte oráculo de Yahveh . Entonces alargó Yahveh su mano y tocó mi boca. Y
me dijo Yahveh: Mira que he puesto mis palabras en tu boca. Desde hoy mismo te doy
autoridad sobre las gentes y sobre los reinos para extirpar y destruir, para peder y
derrocar, para reconstruir y plantar.
4
de la iniciativa divina.

2.- Definición y explicación

a) Reina Eucarística
La décima piedra fundacional tiene como tronco, modelo principal: "reina eucarística".
Es la síntesis y rótulo capital de esta piedra fundacional. Es decir, María Santísima es la mujer
eucarística, tema que trató la Encíclica Ecclesia de Eucaristia de Juan Pablo II, del 17 de abril de
2003, sobre la Eucaristía en su relación con la Iglesia 20[*20]. Como Nueva Eva eucarística, es
la mujer por antonomasia, que vino a recapitular a Eva 21[*21]; María fue profetizada en el
exordio de la historia de la Salvación, como consta en el famoso pasaje bíblico llamado el
protoevangelio 22[*22]. Reina eucarística significa que su reinado se refiere a la Eucaristía de un
modo especial. El modo de ser Reina y ejercer su reinado lo vemos graficado en la escena
bíblica de las bodas de Caná. Se refiere a que Ella se da cuenta en primerísimo lugar lo que está
faltando en la Iglesia, como entonces ocurrió en esas bodas donde Ella había sido invitada y
después también lo fue su Hijo con sus discípulos. María Santísima, Reina Eucarística, actúa en
la Iglesia, recordándonos a Jesús eucarístico, para que escuchando su discurso del Pan de Vida,
nos acerquemos a participar asiduamente en la Cena Eucarística y en la Adoración al Santísimo;
que no lo abandonemos en el tabernáculo 23[*23] sin visitarlo, por el problema de siempre:
mucha preocupación mundanal y poca piedad. Ese desequilibrio nos lleva a un vaciamiento del
contenido de nuestra fe práctica, vinculada con su consecuente autoeducación 24[*24].
20
[*20] En el título que precede al párrafo 53 de la Encíclica Ecclesia de Eucharistia se
expresa: En la escuela de María, mujer eucarística. "Pero, más allá de su participación en
el Banquete eucarístico, la relación de María con la Eucaristía se puede delinear
indirectamente a partir de su actitud interior. María es mujer " eucarística " con toda su
vida. La Iglesia, tomando a María como modelo, ha de imitarla también en su relación con
este santísimo Misterio." Similares conceptos los podemos encontrar en Homilía
Constituiste a Cristo, tu Hijo de Juan Pablo II, del 17 de abril de 2003, Santa Misa Crismal,
Jueves Santo: "La Virgen María, mujer "eucarística", que llevó en su seno al Verbo
encarnado e hizo de sí una ofrenda incesante al Señor, nos conduzca a todos a una
comprensión cada vez más profunda del inmenso don y misterio que es el sacerdocio, y
nos haga dignos de su Hijo Jesús, sumo y eterno Sacerdote". En otro documento nos
enseña: "Y tú, María, mujer "eucarística", que ofreciste tu seno virginal para la encarnación
del Verbo de Dios, ayúdanos a vivir el misterio eucarístico con el espíritu del Magníficat".
21

[*21] En la fe, que María profesó en la Anunciación como " esclava del Señor " y en la que
sin cesar " precede " al " Pueblo de Dios " en camino por toda la tierra, la Iglesia " tiende
eficaz y constantemente a recapitular la Humanidad entera ... bajo Cristo como Cabeza, en
la unidad de su Espíritu " (cf SS. JPII; R.M. nº 28d)
22

[*22] Enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu linaje y su linaje: él te pisará la


cabeza mientras acechas tú su calcañar. »(Gn 3,15)
23

[*23] El sacerdote, antes de cerrar su jornada de trabajo, se dirigirá al tabernáculo y allí se


detendrá siquiera algún tiempo, para adorar a Jesús en su sacramento de amor, para
reparar las ingratitudes de tantos hacia sacramento tan grande, para encenderse cada vez
más en el amor de Dios y para permanecer de algún modo, aun durante el tiempo del
reposo nocturno... (cf S.S. Pío XII, Exhortación Apostólica Menti Nostrae nº 25)

24
[*24] Esta pérdida de equilibrio espiritual es el drama de nuestra civilización, en especial
5
b) En el paradigma de las Bodas de Caná:
Imploramos a nuestra Reina Eucarística para que consiga los cambios de vida del pueblo
cristiano, que lo harán consecuente con su vocación de vida cristiana. Así como en las Bodas de
Caná, los servidores de la fiesta hicieron lo que el Maestro les mandó, llenar las vasijas de agua
(y lo hicieron hasta el borde) 25[*25], la Iglesia inspirada por el Espíritu Santo tiene que volverse
un signo de vida coherente con su fe. Es decir, se trata de transformarse en pueblo de Dios y no
más quedarse en la categoría de católico a mi manera, es decir miembro de "no mi Pueblo". En
esta labor de transformación tiene que intervenir de modo único y especial, la Reina Eucarística.
Este proceso singular de cambios, lo lleva nuestra Reina, conduciéndonos al sacramento
de la reconciliación. Es el Señor y solamente El, quien perdona los pecados 26[*26]. Como
Cordero de Dios sacrificado en el altar del Gólgota, tiene poder pleno para perdonar pecados,
como se puede ver en la escena del paralítico del evangelio de San Marcos 27[*27]. De ese poder
conquistado por el hijo del hombre, con su obediencia hasta la muerte y muerte de cruz, emerge
el poder que Jesús le confirió a la Iglesia para en su nombre perdonar pecados 28[*28]. La Reina
Eucarística nos estará animando a acercarnos con fe al perdón de los pecados.

c) "Con nuestra Reina Eucarística, corramos alegres


al encuentro de Jesús en la Eucaristía".

la europea, que se va apartando de lo que lo lleva a descubrir el contenido más profundo


que supera agnosticismo y relativismo en la conducta humana. El Papa Juan Pablo II nos
alertó en su célebre encíclica de 1998, Fides et Ratio, sobre estas falsas inhibiciones de la
verdad que se hacia ostensible. Recordamos una cita de dicho documento: "La filosofía
moderna, dejando de orientar su investigación sobre el ser, ha concentrado la propia
búsqueda sobre el conocimiento humano. En lugar de apoyarse sobre la capacidad que
tiene el hombre para conocer la verdad, ha preferido destacar sus límites y
condicionamientos. Ello ha derivado en varias formas de agnosticismo y de relativismo,
que han llevado la investigación filosófica a perderse en las arenas movedizas de un
escepticismo general" (cf S.S. J.P. II, Fides et Ratio nº 5).

25
[*25] En Caná está atenta a las necesidades de la fiesta y su intercesión provoca la fe de
los discípulos que "creyeron en El" (Jn. 2,11). Todo su servicio a los hombres es abrirlos al
Evangelio e invitarlos a su obediencia: "Haced lo que El os diga" (Jn. 2,5) (cf Puebla nº 300)

26
[*26] Sólo Dios perdona el pecado. Sólo Dios perdona los pecados Porque Jesús es el
Hijo de Dios, dice de sí mismo: «El Hijo del hombre tiene Poder de perdonar los pecados en
la tierra» (Mc 2, 10) y ejerce ese poder divino: «Tus pecados están perdonados» (Mc 2, 5;
Lc 7, 48). Más aún, en virtud de su autoridad divina, Jesús confiere este poder a los
hombres para que lo ejerzan en su nombre (cf CEC 1441). El Catecismo lo asume como
doctrina importante al establecerlo como subtítulo, hay un elemento reiterativo con lo que
se enfatiza lo que se enseña.

27
[*27] Mc 2,5

28
[*28] El Símbolo de los Apóstoles vincula la fe en el perdón de los pecados a la fe en el
Espíritu Santo, pero también a la fe en la Iglesia y en la comunión de los santos. Al dar el
Espíritu Santo a sus apóstoles, Cristo resucitado les confirió su propio poder divino de
perdonar los pecados: «Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les
quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos» (Jn 20, 22-23) (cf
CEC nº 976).

6
La consecuencia práctica y espiritual de la Reina Eucarística es nuestra actitud
eucarística fundamental 29[*29]: "Con nuestra Reina Eucarística corramos alegres 30[*30] al
encuentro de Jesús en la Eucaristía". Hay todo un dinamismo que recuerda a los pastores de
Belén, que fueron a toda prisa a Belén a encontrar el nacido rey de los judíos. Extender con Ella
nuestras manos anhelantes hacia la Eucaristía; hay que remar mar adentro en los caminos
eucarísticos. Este es el dinamismo que esconde en sí la 10ª piedra fundacional. Hay que incluir
también situaciones extremas hasta martiriales, porque la axiología y escala de valores no puede
dejarnos postergar el misterio eucarístico 31[*31].
Sin llegar a estos límites, que por otra parte, nunca un mariano del Oratorio podrá

29
[*29] De Ella hemos de aprender a convertirnos en personas eucarísticas y eclesiales
para poder presentarnos también nosotros, según la expresión de san Pablo, «
inmaculados » ante el Señor, tal como Él nos ha querido desde el principio (cf. Col 1,21; Ef
1,4), (cf S.S. Bened. XVI, Sacr. Carit. nº 96)

30
[*30] Hemos sido hechos testigos de este misterio de amor. Deseemos ir llenos de
alegría y admiración al encuentro de la santa Eucaristía, para experimentar y anunciar a
los demás la verdad de la palabra con la que Jesús se despidió de sus discípulos: « Yo
estoy con vosotros todos los días, hasta al fin del mundo » (Mt 28,20) (cf S.S. Bened. XVI,
Sacr. Carit. nº 97)

31
[*31] El famoso predicador católico, Fulton Sheen, fue entrevistado por la televisión
nacional: "Obispo Sheen, usted inspiró a millones de personas en todo el mundo. ¿Quien lo
inspiró a usted? ¿Fue acaso un Papa?". El Obispo Sheen respondió que su mayor
inspiración no fue un Papa, ni un Cardenal, u otro obispo, y ni siquiera fue un sacerdote o
monja. Fue una niña china de once años de edad, la pequeña Li. Explicó que cuando los
comunistas se apoderaron de China, en 1949, encarcelaron a un sacerdote en su propia
rectoría cerca de la Iglesia. El sacerdote observó aterrado desde su ventana como los
comunistas penetraron en el templo y se dirigieron al santuario. Llenos de odio profanaron
el tabernáculo, tomaron el copón y lo tiraron al piso, esparciendo las hostias consagradas.
Eran tiempos de persecución y el sacerdote sabía exactamente cuantas hostias contenía el
copón: treinta y dos. Cuando los comunistas se retiraron, tal vez no se dieron cuenta, o no
prestaron atención a una niñita que rezaba en la parte de atrás de la iglesia, la cual vio
todo lo sucedido. Esa noche la pequeña regresó y, evadiendo la guardia apostada en la
rectoría, entró al templo. Allí hizo una hora santa de oración, un acto de amor para reparar
el acto de odio. Después de su hora santa, entró en el santuario, se arrodilló, e
inclinándose hacia delante, con su lengua recibió a Jesús en la Sagrada Comunión. (en
aquel tiempo no se permitía a los laicos tocar la Eucaristía con sus manos). La pequeña
continuó regresando cada noche, haciendo su hora santa y recibiendo a Jesús Eucarístico
en su lengua. En la trigésima segunda noche, después de haber consumido la última
hostia, accidentalmente hizo un ruido que despertó al guardia. Este corrió detrás de ella, la
agarró, y la golpeó hasta matarla con la culata de su rifle. Este acto de martirio heroico fue
presenciado por el sacerdote mientras, sumamente abatido, miraba desde la ventana de
su cuarto convertido en celda. Cuando el Obispo Sheen escuchó el relato, se inspiró a tal
grado que prometió a Dios que haría una hora santa de oración frente a Jesús
Sacramentado todos los días por el resto de su vida. Si aquella pequeña pudo dar
testimonio con su vida de la real y hermosa Presencia de su Salvador en el Santísimo
Sacramento, entonces el obispo se veía obligado a lo mismo. Su único deseo desde
entonces sería, atraer el mundo al Corazón ardiente de Jesús en el Santísimo Sacramento.
La pequeña le enseñó al Obispo el verdadero valor y celo que se debe tener por la
Eucaristía; como la fe puede sobreponerse a todo miedo y como el verdadero amor a Jesús
en la Eucaristía debe trascender a la vida misma.

7
desdeñar 32[*32], estará el decisivo compromiso con la celebración dominical de la Sta. Misa y
la frecuente adoración del Santísimo, la práctica de la especial veneración del tabernáculo donde
se esconde y manifiesta espiritualmente el Señor. Los jóvenes que ya hayan dado su 2º grado
tomen como un compromiso de vida mariana coherente, la asistencia dominical a la Santa Misa
y si se encuentran sin pecados mortales, practiquen la comunión eucarística cada domingo y
fiesta de la Iglesia 33[*33].
También la 10ª piedra fundacional nos pone en guardia con las faltas de respeto al lugar
santo, donde se conserva la Eucaristía. Debe ser un lugar de silencio para que los fieles puedan
orar y no se vean impedidos por conversaciones y a veces hasta discusiones dentro del mismo
recinto sagrado. Es el momento en que el Oratorio Mariano deberá reubicarse; una práctica que
es muy aconsejable está en mantener avisos claros y discretos recordando el silencio debido, así
como en los hospitales hay letreros que avisan la prohibición de fumar 34[*34] y/o de hablar en
voz alta. Algo similar debe tener cada Oratorio donde se reserva el Santísimo. Hace años que
hemos venido insistiendo en la necesidad de silencio en este mundo tan bullicioso. Es en el

32
[*32] El libro oficial de las Vidas de Santos de la Iglesia, llamado "Martirologio Romano"
cuenta así la vida de San Tarcisio: "En Roma, en la Vía Apia fue martirizado Tarcisio,
acólito. Los paganos lo encontraron cuando transportaba el Sacramento del Cuerpo de
Cristo y le preguntaron qué llevaba. Tarcisio quería cumplir aquello que dijo Jesús: "No
arrojen las perlas a los cerdos", y se negó a responder. Los paganos lo apalearon y
apedrearon hasta que exhaló el último suspiro pero no pudieron quitarle el Sacramento de
Cristo. Los cristianos recogieron el cuerpo de Tarcisio y le dieron honrosa sepultura en el
Cementerio de Calixto".

33
[*33] La Iglesia obliga a los fieles «a participar los domingos y días de fiesta en la divina
liturgia» y a recibir al menos una vez al año la Eucaristía, si es posible en tiempo pascual
preparados por el sacramento de la Reconciliación. Pero la Iglesia recomienda vivamente a
los fieles recibir la santa Eucaristía los domingos y los días de fiesta, o con más frecuencia
aún, incluso todos los días (cf CEC nº 1389). Enseña el Código de Derecho Canónico que
los laicos pueden comulgar hasta dos veces en el mismo día cuando asisten a una
segunda Sta. Misa: "Can 917 Quien ya ha recibido la santísima Eucaristía, puede de
nuevo recibirla el mismo día solamente dentro de la celebración eucarística en la que
participe, quedando a salvo lo prescripto en el can. 921, # 2" El Canon 921 enseña: "Can
921 # 2. Aunque hubieran sido alimentados con la sagrada comunión el mismo día, es
muy aconsejable, sin embargo, que vuelvan a comulgar quienes lleguen a encontrarse en
peligro de muerte."

34
[*34] Objetivo. Determinar el impacto de los avisos gráficos (imágenes en las etiquetas
que indican el daño a la salud que causa el tabaco) en las cajetillas de cigarros entre
fumadores adultos mexicanos. Material y métodos. Se aplicó el método antropológico de
sorteo de montones a 60 fumadores adultos para determinar cuáles los hacían pensar en
dejar de fumar. Se sacaron promedios y se utilizaron métodos estadísticos no
paramétricos. Resultados. Los avisos gráficos más impactantes mostraban las siguientes
imágenes: un tumor de bronquio fuente visto a través del broncoscopio; un hombre con
cáncer de laringe con una gran masa tumoral externa en el cuello; un hombre joven
inconsciente en una cama de la unidad de cuidados intensivos, con texto mencionando
benceno, formaldehído y cianuro de hidrógeno como componentes del tabaco, y una de
dos niños sanos que indica que el cigarro contiene amoníaco, monóxido de carbono; un
feto muerto en un frasco con formol; y una boca con dientes amarillos y con texto que
menciona la pérdida de dientes y cáncer bucal como resultados del tabaco. Conclusiones.
Los avisos gráficos que se utilizan en las cajetillas de cigarros en otros países podrían
contribuir a la cesación entre fumadores mexicanos y deben implementarse en México (cf
www.scielosp.org/pdf/spm/v48s1/ a08v48s1.pdf).

8
ambiente de silencio y calma donde maduran las grandes decisiones y compromisos 35[*35].

d) Explicación histórica de la 10ª piedra fundacional:


El día 31 de enero de este año 2007 se produjo una condensación de un proceso que
venía dándose cada vez con mayor insistencia y una gran inquietud con la problemática
urgencia debida. Esto ocurría tanto en el fundador como en personas que lo rodeaban y con
mucho optimismo se preguntaban si no estaríamos a las puertas de una nueva piedra fundacional
relativa a la Eucaristía 36[*36].
La primera conversación más impactante en este sentido se sostuvo con las hermanas
seculares, que estaban haciendo su retiro anual en María Reina. En una conversación anexa al
tema del retiro, surgió la pregunta si no estaríamos al borde de una nueva piedra fundacional
relativa a la Eucaristía. Ellas estaban muy entusiasmadas, pero no pasó nada más ya que una
piedra fundacional no es cualquier cosa; es el Señor el que la pone y no nuestros antojos
humanos. El tema era el de los signos que Dios me diera para tomar una decisión que pudiera
corresponder en todo a la voluntad de Dios 37[*37].
En los días subsiguientes no pasó nada. Ellas esperaban que yo iba a poner ese nuevo
fundamento del Oratorio; pero no sucedió ya que estaba atrapado en la ausencia de signos
externos, como lo del gallo 38[*38] en la 8ª piedra fundacional o la fuerte emoción al asumir las
cadenas de la novena piedra fundacional. Además me había propuesto esperar el 2 de febrero,
fiesta de la Candelaria, para poner ese fundamento eucarístico en la formación de "discípulos
fieles y ardientes misioneros". Yo no estaba dispuesto a poner piedras fundacionales nuevas,
sino porque Dios evidentemente me lo pidiera, al notarse en los signos externos su Santísima
35
[*35] Desde hace años que el Oratorio Mariano acuñó dentro de su odología, la frase
entendida junto a nuestra Madre del Oratorio, "en el silencio maduran grandes decisiones
y compromisos" Es que en el silencio estamos abiertos a escuchar los clamores del Espíritu
Santo que con gemidos inenarrables clama dentro de nosotros Rom 8,26. La experiencia
de nuestros campamentos nos señala la importancia de poder tener momentos de
silencio, lo mismo hay que decir respecto a los retiros: íqué importantes han sido en la
historia de nuestra Familia! (cfr. 2º Cuatrimestre nº 90).

36
[*36] Las hermanas seculares han tenido ese papel protagonista de colaborar con dos
piedras fundacionales particularmente: la Reina del Ecumenismo y la Reina eucarística.

37
[*37] Sal 127,1-2 Si Yahveh no construye la casa, / en vano se afanan los constructores; /
si Yahveh no guarda la ciudad, / en vano vigila la guardia. / En vano madrugáis a
levantaros, / el descanso retrasais, / los que coméis pan de fatigas, / cuando él colma a su
amado mientras duerme.

38
[*38] No hay piedra fundacional que no haya consistido en una interpretación de signos
que Dios nos estaba dando para que se dieran esos actos fundacionales. Lo mismo hay
que decir del paso de Pirque, de mi vocación sacerdotal, de mi salida de los padres de
Schoenstatt, de mi no ingreso a la vida eremítica y anacorética. Esta forma espiritual la
designamos en el Oratorio como teología de las señalizaciones divinas, que es una rama
de la teología de la transoperancia Desde el comienzo de la Santa Misa de las
contemplativas, el gallo estaba cantando excepcionalmente y de modo insistente, pero a
unos 30 metros de distancia. Cuando ya empecé a decir que nos encontraríamos tal vez
con una futura piedra fundacional, el gallo se puso directamente debajo de la ventana del
Oratorio de las hermanas contemplativas, en María Reina. Cantó con toda fuerza y
estridencia. íEra demasiado grande la coincidencia! Pero como yo soy melancólico y poco
crédulo a esas señales, las computé como un signo, pero no me dejé todavía inclinar tan
fácilmente a tomar una decisión fundacional (cf Charla 8ª P.F. nº 74-75).

9
Voluntad 39[*39].
En días subsiguientes los textos litúrgicos me llevaron a examinar mi conciencia y
preguntarme: ¿Quién soy yo para exigirle signos externos al Señor? El sabrá darme las señales
que El pida y no las que a mí se me ocurran. Me acordé del Abate Peyramale, párroco de
Lourdes, que le exigía una señal milagrosa a Nuestra Sra. aparecida en la Gruta de Massabielle;
le pedía que en pleno invierno florecieran las rosas de un rosal silvestre en la gruta de las
apariciones 40[*40]. No florecieron pero el pueblo de Lourdes mejoró con numerosas
conversiones y un incesante ir y venir de peregrinos. Ese fue el florecimiento, que Dios quería
dar 41[*41]. En esos días tuve precisamente la oportunidad de escuchar ese trecho en las vidas de
santos, sobre Santa Bernardita. Quedé preocupado en mi conciencia, si no estaría forzando al
Señor a dar unos signos, que El no había dispuesto poner 42[*42]. Los signos los puso Dios, los
que El quiso; la conversión del Dr. Dozou, médico del pueblito de Lourdes; la sanación
repentina del obrero picapedrero, llamado Bouriette 43[*43], que había perdido su ojo hacia
años; la curación del niñito moribundo, Justino Bouhort 44[*44], etc. Nació una fuente de agua
donde no la había. Era todo Lourdes que estaba floreciendo.
En mi caso, me correspondía aguardar la hora, el kairós, de Dios y no ponerme rebelde
esperando signos que a mí se me antojaran. La Madre Santísima del Oratorio quiere que con
Ella, nuestra Reina Eucarística, corramos alegres al encuentro de la Eucaristía. Iremos corriendo
y saltando 45[*45] como niños felices y bulliciosos a la unión con Cristo Jesús, el único en quien
39
[*39] Mt 7,20 Así que por sus frutos los reconoceréis.

40
[*40] Martes 2 de marzo 1858: La Señora le encarga: "Vete a decir a los sacerdotes que
se construya aquí una capilla y que se venga en procesión." Bernardita se lo hace saber al
cura Peyramale, párroco de Lourdes. Éste tan sólo quiere saber una cosa: el nombre de la
Señora. Exige, además, como prueba, ver florecer en invierno el rosal silvestre de la Gruta.
(cf http://vzlacatolica.blogspot.com/2007/11/aniversario-de-las-apariciones-en.html)

41
[*41] El cura, como señal, quiso que floreciera el rosal silvestre. No floreció la planta.
Pero, en cambio, brotó agua de la tierra cuando Bernardita escarbó por orden de la Virgen,
agua que ha saciado la sed espiritual de millones de almas y ha curado tantos cuerpos
también... (cf www.riial.org/evangelizacion/epd77.pdf)

42
[*42] Las palabras del Señor en Isaías dichas a Acaz me sorprenden y dejan preocupado:
(Is 7,13) Dijo Isaías: « Oíd, pues, casa de David: ¿Os parece poco cansar a los hombres,
que cansáis también a mi Dios? (Is 7,14a) Pues bien, el Señor mismo va a daros una señal.

43
[*43] Nombre y domicilio del beneficiado Sr. Luis Bouriette de Lourdes. Fecha de cura-
marzo de 1858 naturaleza de enfermedad traumatismo del ojo derecho que data de 20
años con amaurosis desde hace 2 años. Diócesis y fecha de reconocimiento. Decreto de
Mons. Laurence. Enero 18, 1862. (cf
http://www.corazones.org/lugares/francia/lourdes/lourdes_milagros.htm).

44
[*44] Nombre y domicilio del beneficiado Niño Justino Bouhort de Lourdes fecha de cura-
julio 6, 1858 naturaleza de enfermedad Hipotrepsia crónica post infecciosa con retardo
del desarrollo motor. Diagnóstico anterior: consunción. Diocesis y fecha de
reconocimiento Decreto de Mons. Laurence. Enero 18, 1862. (cf
http://www.corazones.org/lugares/francia/lourdes/
lourdes_milagros.htm).

45
[*45] 2S 6,13-17 Cada seis pasos que avanzaban los portadores del arca de Yahveh,
sacrificaba un buey y un carnero cebado. David danzaba y giraba con todas sus fuerzas
ante Yahveh, ceñido de un efod de lino. David y toda la casa de Israel hacían subir el arca
10
puede haber esperanza de salvación 46[*46].

e) Una conversación telefónica con el Padre Martín


Reproduzco aquí por mis recuerdos, una conversación telefónica con el Padre Martín,
que me preguntó cómo había sucedido lo de la 10ª piedra fundacional. Me parece que le
respondí que se había ido dando poco a poco; que había notado un estimable crecimiento
eucarístico en distintas esferas de la familia. En ese momento de la conversación telefónica, él
recordó que en el Oratorio Central de Córdoba desde hacia meses había adoración diaria del
Santísimo Sacramento 47[*47]. Era un botón de muestra importante, junto con otros. Ambos
recordamos que en el Oratorio Central Original, en Chile, se hace también todos los días la
adoración.
Ahí le dije que en las primeras charlas de este año, en el retiro de las hermanas seculares,
salió de pronto el tema eucarístico, mostrando la inquietud grande de encontrarnos posiblemente
con una nueva piedra fundacional. Había mucha alegría y entusiasmo en las hermanas seculares
por esta posibilidad. Le conté asimismo cómo en la Rioja, durante la primera asamblea nacional
argentina del Oratorio, me había sentido impulsado a mostrar públicamente mi escapulario
eucarístico, que llevo bajo el hábito, para señalar con mayor elocuencia el contenido del modelo
anual 48[*48].
Ahí le comentaba lo que el Sto. Padre nos enseñó en la Catedral de Santiago, repitiendo
lo que había dicho en un encuentro anterior 49[*49] de Italia: un sacerdote vale lo que vale su
vida eucarística, sobre todo su Misa. Es que la Eucaristía es el centro diario de la vida de un
cristiano. Jesús dijo que estaría todos los días con nosotros hasta el fin del mundo 50[*50]. Por

de Yahveh entre clamores y resonar de cuernos. Cuando el arca de Yahveh entró en la


Ciudad de David, Mikal, hija de Saúl, que estaba mirando por la ventana, vio al rey David
saltando y girando ante Yahveh y le despreció en su corazón. Metieron el arca de Yahveh y
la colocaron en su sitio, en medio de la tienda que David había hecho levantar para ella y
David ofreció holocaustos y sacrificios de comunión en presencia de Yahveh.

46
[*46] 1Tm 2,5 Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los
hombres, Cristo Jesús, hombre también.

47
[*47] Parece que esta excelente costumbre se ha debilitado en algunas partes donde
estuvo firme. Pero se ha introducido en otras localidades donde antes no se tenía, como
ejemplo el oratorio de J.M. Carrera en Santiago de Chile, año 2010; diariamente en la
mañana se reza laudes con el Santísimo expuesto y se termina con la bendición
eucarística.

48
[*48] En una parte de la oración programática 2006/2007. Madre de Dios y Madre
nuestra, con la Eucaristía haz de nosotros un vivo Oratorio en Jesucristo, y encadenados a
Él, seremos fieles discípulos y ardientes misioneros.

49
[*49] Discurso en Chile Considerad, hermanos, vuestra vocación de Juan Pablo II, del 1
de abril de 1987, Discurso a los sacerdotes, religiosos, diáconos y seminaristas en la
celebración de vísperas (Catedral de Santiago). El sacerdote, tratando de identificarse
totalmente con Cristo, sacerdote eterno, debe manifestar en el altar y en la vida este amor
y esta obediencia. Como he dicho en otra ocasión, "un sacerdote vale lo que vale su vida
eucarística, sobre todo su Misa. Misa sin amor, sacerdote estéril, Misa fervorosa, sacerdote
conquistador de almas. Devoción eucarística descuidada y no amada, sacerdocio
desfalleciente y en peligro" (Al clero italiano, 16 febrero 1984).

50
[*50] Mt 28,20
11
eso no solamente para los sacerdotes, aunque principalmente para ellos, vale que una Misa
celebrada sin amor, significa un sacerdote estéril 51[*51], también un padre de familia estéril, un
profesional cristiano infecundo. Por lo contrario la Misa fervorosa, explica a un sacerdote
conquistador de almas, a un laico 52[*52] que es verdadero fermento en la masa, sea en el
ámbito estudiantil, laboral, profesional, familiar, en la vida pública. Devoción eucarística
descuidada y no amada, sacerdocio desfalleciente y en peligro, vida laical que se vuelve como la
sal insípeda del evangelio 53[*53]. Lo mismo vale para nuestras religiosas de diverso signo, y
para los hermanos en formación.
Comentábamos con el Padre Martín, que un sacerdote vale lo que vale su misa; vale
también para un padre de familia; vale lo que vale su misa. Una religiosa vale lo que vale su
misa. Un joven y una niña, valen lo que vale su misa. Un niño y una niña valen lo que vale su
misa 54[*54]. Y no la cantidad de plata o el puesto que ocupen en la sociedad. Familia fervorosa
en la Sta. Misa, será también fervorosa en su vida cristiana y liberada por lo mismo de muchos
peligros de la masa de hoy. Hay que invertir energía creadora en nuestras Santas Misas, tanto de
las familias como de las comunidades, grupos, ramas y agrupaciones; y por supuesto de cada
persona. ¡Qué importante resulta ser entonces la Sta. Misa dominical en familia y en
comunidad! 55[*55]
Entonces le comenté al Padre Martín, que cuando estaba predicando en la Sta. Misa del
31 de enero, día de San Juan Bosco, un pequeño comentario sobre su biografía, que era un santo
1) eucarístico, 2) de María Auxiliadora y 3) del Papa; se me agolpó toda la inspiración en la
realidad eucarística-mariana 56[*56]. De ahí se fijó el tema con mucha conmoción interior, en la
realidad eucarística del Oratorio, si no estaríamos ante una nueva piedra fundacional. En

51
[*51] Como he dicho en otra ocasión, "un sacerdote vale lo que vale su vida eucarística,
sobre todo su Misa. Misa sin amor, sacerdote estéril, Misa fervorosa, sacerdote
conquistador de almas. Devoción eucarística descuidada y no amada, sacerdocio
desfalleciente y en peligro" (Al clero italiano, 16 febrero 1984) (cf S.S. J.P. II, Discurso
Catedral, Stgo. Chile nº 5b).

52
[*52] «Siendo Cristo, enviado por el Padre, fuente y origen del apostolado de la Iglesia»,
es evidente que la fecundidad del apostolado, tanto el de los ministros ordenados como el
de los laicos, depende de su unión vital con Cristo. Según sean las vocaciones, las
interpretaciones de los tiempos, los dones variados del Espíritu Santo, el apostolado toma
las formas más diversas. Pero es siempre la caridad, conseguida sobre todo en la
Eucaristía, «que es como el alma de todo apostolado» (cf CEC 864).

53
[*53] Mt 5,13

54
[*54] Si alguno negase que todos y cada uno de los fieles de Cristo, de uno y otro sexo,
al llegar a la edad de la discreción, están obligados a comulgar cada año, por lo menos en
Pascua, según precepto de nuestra Santa Madre la Iglesia, sea anatema. Por lo tanto, en
virtud del citado decreto lateranense -aun vigente-, los cristianos, tan pronto como lleguen
a la edad de la discreción, están obligados a acercarse por lo menos una vez al año a los
sacramentos de la Confesión y de la Comunión (cf S.S. Pío X, Quam Singulari nº 3).

55
[*55] La familia que reza unida, permanece unida (cf S.S. J.P. II, Rosarium Virginis Mariae
nº 41).

56
[*56] Los tres grandes amores de San Juan Bosco. De ellos habla continuamente y logra
entusiasmar a sus discípulos de manera admirable por estos tres grandes valores del
catolicismo: Jesús en la Sagrada Eucaristía, la Virgen Santísima, y el Santo Padre el Papa
(cf http://www.churchforum.org/santoral/Enero/3101.htm).

12
realidad yo no quería poner una piedra fundacional si no veía algún signo de Dios para ponerla.
Pero la verdad es que no veía ningún signo palpable, de importancia apodíctica, como esas
verdades palmarias 57[*57]. Pero me fui emocionando ante la realidad grandiosa aunque llena de
misterio de la Eucaristía, que se me abría ante mi consideración. Poco a poco se me empezaron
a llenar los ojos de lágrimas y sentí mucho pudor de estallar en sollozos delante de mis
hermanas. Estaba a punto, no lo podía resistir, era muy bello lo que estaba contemplando.
58
[*58] La grandeza inconmensurable y belleza del Cuerpo y la Sangre de Cristo entregados a la
Iglesia. Ahí vi claro que se trataba de una nueva piedra fundacional. Le conté al Padre Martín,
que aunque yo no lo vi, porque era en la ventana de atrás de mi Oratorio en María Reina, ellas sí
vieron a un pajarito que vino a picar en el vidrio de la ventana de ellas, mientras yo me llenaba
de gozo interior porque veía este don tan grande de la Eucaristía regalado a la familia como
piedra fundacional, sin que estuviera viendo lo del pajarito; después de esa admiración con un
llanto incipiente, me lo contaron las hermanas ahí presentes. En ese momento yo no lo vi,
parece que era un chincol. Los signos se estaban dando: 1) mi fuerte conmoción espiritual
59
[*59], 2) el signo del chincol en la ventana de las hermanas y 3) una extrañísima caída de un
florero, justo e inmediatamente después de la consagración en la Sta. Misa de esta décima piedra
fundacional 60[*60]. Esto ocurría sin que hubiera puesto todavía ninguna atadura para fijar y
comprometer la nueva piedra fundacional 61[*61].
57
[*57] Creo que Dios no quiere que establezca piedras fundacionales
indiscriminadamente. Es El y solamente El quien debe poner piedras fundacionales en una
obra. No sea que alguien se abrogue hablar en nombre de Dios sin que El lo haya
mandado. Dt 18,20-22 Pero si un profeta tiene la presunción de decir en mi nombre una
palabra que yo no he mandado decir, y habla en nombre de otros dioses, ese profeta
morirá. » Acaso vas a decir en tu corazón: íCómo sabremos que esta palabra no la ha
dicho Yahveh? » Si ese profeta habla en nombre de Yahveh, y lo que dice queda sin efecto
y no se cumple, es que Yahveh no ha dicho tal palabra; el profeta lo ha dicho por
presunción; no le tengas miedo.

58
[*58] En primer lugar, llama la atención su don de lágrimas. Se trata de un llanto de
contrición por los pecados propios y ajenos; de un llanto de compasión por los sufrimientos
de Cristo, pendiente en la cruz, cuya pasión se prolonga en los miembros de su cuerpo
místico; y, en tercer lugar, de un llanto fruto de la profunda emoción producida por las
indescriptibles experiencias místicas que Dios le concede (cf LA ORACIÓN CONTEMPLATIVA
EN LOS ESCRITOS Y EN LA "BIOGRAFÍA OFICIAL" DE SANTA CLARA DE ASÍS por Octaviano
Schmucki, o.f.m.cap. http://www.franciscanos.org/stacla/schmucki.htm).

59
[*59] Yo soy muy poco dado a las emociones, menos en público. No lloré para la muerte
de mi papá ni de mi mamá, ni de hijas espirituales como las hermanas seculares, Sra.
Marta Labra, María Otilia, o hijos espirituales ejemplares aunque no consagrados como
Juan Carlos Pacheco, Bernardita Correa o Rubén Cárcamo, etc.

60
[*60] En un principio creí que ese signo era señal que Dios no quería esa piedra
fundacional para nuestro Oratorio. Después pensé mejor, todo esto ocurría dentro de la
plegaria eucarística; se refería a que la Eucaristía está siendo profanada en la Iglesia. Esta
profanación se refiere a que personas que no debieran comulgar sin antes reconciliarse,
no lo están haciendo bien (cf CEC nº 1385). También se refiere a la gravísima falta de
respeto a los derechos humanos que se practican con los abortos, las pastillas del día
después, el contínuo infanticidio en China y en la India; con que se tortura el cuerpo de
Cristo y su sangre preciosa. Se refiere asimismo al abandono de los tabernáculos no
visitados en las Iglesias.

61
[*61] íTan melancólico el fundador del Oratorio!

13
Le contaba más pormenorizadamente al Padre Martín, que el florero se había caído
estrepitosamente inmediatamente después de la consagración de la especie del vino. Me demudé
en parte y por otra me vino la duda acaso Dios no quería esa piedra fundacional para el
Oratorio. Yo estaba dispuesto a acatar, aunque quedara en ridículo todo lo que había hecho
antes, siempre dentro del clima crítico al poner piedras fundacionales que posiblemente Dios no
hubiera querido para nuestra familia 62[*62]. Era un signo negativo aparentemente. Venía como
a poner un remache negativo: no lo quiero como piedra fundacional.
Sin embargo el Espíritu Santo me decía por dentro, mientras iba rezando la plegaria
eucarística que esa no era la verdadera interpretación. Lo que nos estaba destacando era que
había que crecer mucho en la Iglesia respecto a la Eucaristía: superar con fuerza las
indiferencias, faltas de respeto a los derechos humanos y gravísimas omisiones eucarísticas.
Después una hermana misionera se me acercó y me preguntó si no iba a dar una
bendición especial para que quedara atada la 10ª piedra fundacional, le expresé que sí, que ya la
iba a dar 63[*63]. Ahí quedó atada la l0ª piedra fundacional con su título principal: la Reina
Eucarística y la formulación de su contenido típico: "Con nuestra Reina Eucarística, corramos
alegres al encuentro de Jesús en la Eucaristía", en el nombre del Padre + del Hijo + y del
Espíritu Santo. Amén. Quede atada esta piedra fundacional del Oratorio Mariano 64[*64].

3.- Justificación

a) La Eucaristía es un misterio que solamente se puede


conocer a la luz de la revelación divina 65[*65]
Verdaderamente, la Eucaristía escapa a toda posibilidad de comprensión a partir de
nuestros conceptos filosóficos, no guiados por la revelación de Dios. Podemos hacer teología,
explicar algo del misterio buscando explicaciones racionales, para acercarnos un tanto al dato
revelado misterioso; pero no podemos sin la revelación llegar a éste 66[*66]

62
[*62] Sir 3,21-26 No busques lo que te sobrepasa, ni lo que excede tus fuerzas trates de
escrutar. Lo que se te encomienda, eso medita, que no te es menester lo que está oculto.
En lo que excede a tus obras no te fatigues, pues más de lo que alcanza la inteligencia
humana se te ha mostrado ya. Que a muchos descaminaron sus prejuicios, una falsa
ilusión extravió sus pensamientos. El corazón obstinado en mal acaba, y el que ama el
peligro caerá en él.

63
[*63] Yo os aseguro: todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo
que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo (Mt 18,18).

64
[*64] Mt 18,18 « Yo os aseguro: todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y
todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo.

65
[*65] "Adoro te devote, latens Deitas", seguiremos cantando con el Doctor Angélico.
Ante este misterio de amor, la razón humana experimenta toda su limitación. Se
comprende cómo, a lo largo de los siglos, esta verdad haya obligado a la teología a hacer
arduos esfuerzos para entenderla (cf S.S. J.P. II, Ecl.de Euc. nº 15b)

66
[*66] Dispuso Dios en su sabiduría revelarse a Sí mismo y dar a conocer el misterio de su
voluntad, mediante el cual los hombres, por medio de Cristo, Verbo encarnado, tienen
acceso al Padre en el Espíritu Santo y se hacen consortes de la naturaleza divina. En
consecuencia, por esta revelación, dios invisible habla a los hombres como amigos,
movido por su gran amor y mora con ellos, para invitarlos a la comunicación consigo y
recibirlos en su compañía (cf VatII; Revelac nº 2).
14
Por otra parte hay que defenderse de una postura escéptica y/o agnóstica, diciendo que
sea un misterio absolutamente inasequible a nuestra razón humana 67[*67]. Si el Señor nos
reveló el misterio de la Eucaristía quiere decir que algo podemos captar de él. Podemos tener
ciencia pero siempre basada en vistas al dato revelado sobre la Eucaristía, en la medida que ha
sido enseñado por el magisterio de la Iglesia. La recta teología se esmera en sus interpretaciones
de permanecer siempre sin salirse de los márgenes de la revelación. Aunque se trata de
misterios, sin embargo si hay una revelación; algo tiene que poder captar el hombre; si no, no se
le habría enseñado nada que le fuera totalmente ajeno 68[*68].
El Nuevo Testamento nos enseña claramente que Jesús es el Verbo Encarnado; es decir
es Dios 69[*69], y por lo mismo nos supera infinitamente en la capacidad divina de conocer. Su
capacidad humana para el conocimiento se ve acrecentada por la luz que le viene de su
naturaleza divina, infinitamente superior 70[*70].

Ha quedado revelado por completo que la Eucaristía es verdadero alimento y presencia


real de Cristo en su Iglesia, es el sacramento primordial, fuente y cumbre de los otros
sacramentos, como nos lo enseña el magisterio de la Iglesia 71[*71]. Esto ocurre dentro del

67
[*67] Los modernistas establecen, como base de su filosofía religiosa, la doctrina
comunmente llamada agnosticismo. La razón humana, encerrada rigurosamente en el
círculo de los fenómenos, es decir, de las cosas que aparecen, y tales ni más ni menos
como aparecen, no posee facultad ni derecho de franquear los límítes de aquéllas. Por lo
tanto, es incapaz de elevarse hasta Dios, ni aun para conocer su existencia, de algún
modo, por medio de las criaturas (cf Pio X, del 8 de septiembre de 1907, sobre las
doctrinas de los modernistas Encíclica Pascendi Dominici Gregis nº 4).

68
[*68] El conocimiento de Dios según la Iglesia. «La santa Iglesia, nuestra madre,
mantiene y enseña que Dios, principio y fin de todas las cosas, puede ser conocido con
certeza mediante la luz natural de la razón humana a partir de las cosas creadas». Sin esta
capacidad, el hombre no podría acoger la revelación de Dios. El hombre tiene esta
capacidad porque ha sido creado «a imagen de Dios» (cf CEC nº 36)

69
[*69] Jn 1,1

70
[*70] La herejía nestoriana veía en Cristo una persona humana junto a la persona divina
del Hijo de Dios. Frente a ella S. Cirilo de Alejandría y el tercer Concilio Ecuménico reunido
en Efeso, en el año 431, confesaron que «el Verbo, al unirse en su persona a una carne
animada por un alma racional, se hizo hombre» La humanidad de Cristo no tiene más
sujeto que la persona divina del Hijo de Dios que la ha asumido y hecho suya desde su
concepción. Por eso el Concilio de Efeso proclamó en el año 431 que María llegó a ser con
toda verdad Madre de Dios mediante la concepción humana del Hijo de Dios en su seno:
«Madre de Dios, no porque el Verbo de Dios haya tomado de ella su naturaleza divina, sino
porque es de ella, de quien tiene el cuerpo sagrado dotado de un alma racional, unido a la
persona del Verbo, de quien se dice que el Verbo nació según la carne». (cf CEC nº 466)

71
[*71] El modo de presencia de Cristo bajo las especies eucarísticas es singular. ÷ Eleva
la Eucaristía por encima de todos los sacramentos y hace de ella «como la perfección de la
vida espiritual y el fin al que tienden todos los sacramentos» En el santísimo sacramento
de la Eucaristía están «contenidos verdadera, real y substancialmente el Cuerpo y la
Sangre junto con el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo, y, por consiguiente,
Cristo entero» «Esta presencia se denomina "real", no a titulo exclusivo, como si las otras
presencias no fuesen "reales", sino por excelencia, porque es substancial, y por ella Cristo,
Dios y hombre, se hace totalmente presente» (cf CEC nº 1374).

15
ámbito del amor más grande que puede existir. Cristo Jesús se prodiga dándolo todo por amor,
por misericordia, para que no muramos sino que nos salvemos. Es un acto de entrega, que nunca
deja de repetirse, siempre es el mismo pero siempre es real, presencia, ahora y aquí 72[*72].

Las determinaciones y leyes que El establece son infinitamente superiores a cualquier


otra disposición puesta por cualquier potentado de este mundo u otro. Si el Señor reveló y de
hecho quedó totalmente revelado, que Él por medio de la Eucaristía está admirablemente
presente hasta el fin del mundo.
El pan presta al Señor Jesús la materia con que se debe confeccionar el sacramento en
una asamblea litúrgica. Le brinda su substancia y accidentes; lo mismo en el caso del vino.
Ambos son reemplazados por la substancia del cuerpo y de la sangre del Señor, quedando tan
solo los accidentes respectivos, que le sirven de medio para su presencia 73[*73].
Está claro en el evangelio según San Juan, capítulo 6, el discurso del Pan de Vida, que el
Señor verdaderamente nos da su carne en comida, para la vida del mundo 74[*74]. ¿Qué
importancia reviste esto para nosotros? Es que si comemos su cuerpo y bebemos su sangre,
tomando en cuenta, como la Madre y Reina Santísima, llevó a su Hijo en su vientre durante sus
nueve meses, viviremos 75[*75] en El y nos salvaremos por El. Es que sin El nada podemos

72
[*72] El modo de presencia de Cristo bajo las especies eucarísticas es singular. Eleva la
Eucaristía por encima de todos los sacramentos y hace de ella «como la perfección de la
vida espiritual y el fin al que tienden todos los sacramentos» En el santísimo sacramento
de la Eucaristía están «contenidos verdadera, real y substancialmente el Cuerpo y la
Sangre junto con el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo, y, por consiguiente,
Cristo entero» «Esta presencia se denomina "real", no a titulo exclusivo, como si las otras
presencias no fuesen "reales", sino por excelencia, porque es substancial, y por ella Cristo,
Dios y hombre, se hace totalmente presente» (cf CEC nº 1374)

73
[*73] El Concilio de Trento resume la fe católica cuando afirma: «Porque Cristo, nuestro
Redentor, dijo que lo que ofrecía bajo la especie de pan era verdaderamente su Cuerpo, se
ha mantenido siempre en la Iglesia esta convicción, que declara de nuevo el Santo
Concilio: por la consagración del pan y del vino se opera el cambio de toda la substancia
del pan en la substancia del Cuerpo de Cristo nuestro Señor y de toda la substancia del
vino en la substancia de su Sangre; la Iglesia católica ha llamado justa y apropiadamente a
este cambio transubstanciación» (cf CEC nº 1376) No solamente el magisterio de Trento
ha usado esta fórmula. El Papa Pablo VI también la usó: encíclica Mysterium Fidei de Pablo
VI, del 3 de septiembre de 1965, sobre la doctrina y culto de la Sagrada Eucaristía. Cristo
señor está presente en el sacramento de la eucaristía por la transubstanciación. Esta voz
que, en efecto, constituye un eco perenne de la voz de Cristo, nos asegura que Cristo no
se hace presente en este Sacramento sino por la conversión de toda la substancia del pan
en su cuerpo y de toda la substancia del vino en su sangre; conversión admirable y
singular, que la Iglesia católica justamente y con propiedad llama transubstanciación.
Realizada la transubstanciación, las especies del pan y del vino adquieren sin duda un
nuevo significado y un nuevo fin, puesto que ya no son el pan ordinario y la ordinaria
bebida, sino el signo de una cosa sagrada, y signo de un alimento espiritual; pero ya por
ello adquieren un nuevo significado y un nuevo fin. En 1998 habló también de
transubstanciación, Juan Pablo II, en su carta del Jueves Santo a los sacerdotes, citando el
párrafo 59 de Don y Misterio.

74
[*74] Jn 6,55; 6,53; 6,51

75
[*75] Jn 6,56s

16
hacer 76[*76]. También San Pablo nos dice que Jesús nos da su cuerpo en comida y lo da
precisamente en una comida, en su Última Cena 77[*77]. Arderán nuestros corazones como en la
escena de los testigos de Emaús 78[*78].
Usamos los conceptos humanos filosóficos que tenemos, para tratar de explicar estas
verdades de nuestra fe; lo efectuamos lo más profundamente posible, debido a la excelencia de
lo revelado y su importancia para nuestra necesidad imperiosa de salvación 79[*79].
La Iglesia tiene que defenderse de las teorías extrañas, que siempre aparecieron,
aparecen y estarán apareciendo; revisten un carácter novedoso pero finalmente herético y ajeno
a la fe recibida en el depósito de la Revelación. Actúan achicándola, desmejorándola,
jivarizándola, en una palabra: actúa en forma reductiva en partes esenciales relativas a nuestra fe
eucarística 80[*80].
La falsa opinión, por ejemplo, de sostener que la realidad eucarística no pasa de ser un
símbolo, quitando con eso la fe que nos enseña la presencia real 81[*81]. Explican que la hostia
es un símbolo de Cristo con todas las transignificaciones que tiene, pero según ellos no es
realmente el cuerpo de Cristo substancialmente contenido en estas sagradas especies. Ya desde
antiguo empezaron estas interpretaciones racionalistas, que negaron o minimizaron la Presencia
Real 82[*82].
76
[*76] Jn 15,5

77
[*77] 1Co 11,23-27 Porque yo recibí del Señor lo que os he transmitido: que el Señor
Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan, y después de dar gracias, lo partió y dijo:
« Este es mi cuerpo que se da por vosotros; haced esto en recuerdo mío. » Asimismo
también la copa después de cenar diciendo: « Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre.
Cuantas veces la bibiereis, hacedlo en recuerdo mío. » Pues cada vez que coméis este pan
y bebéis esta copa, anunciáis la muerte del Señor, hasta que venga. Por tanto, quien coma
el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del
Señor.

78
[*78] Lc 24,32

79
[*79] En la comunión, precedida por la oración del Señor y de la fracción del pan, los
fieles reciben «el pan del cielo» y «el cáliz de la salvación», el Cuerpo y la Sangre de Cristo
que se entregó «para la vida del mundo» (Jn 6, 51): Porque este pan y este vino han sido,
según la expresión antigua «eucaristizados», «llamamos a este alimento Eucaristía y nadie
puede tomar parte en él si no cree en la verdad de lo que se enseña entre nosotros, si no
ha recibido el baño para el perdón de los pecados y el nuevo nacimiento, y si no vive
según los preceptos de Cristo» (cf CEC nº 1355)

80
[*80] ... «Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una
verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma ... (cf
CEC nº 2089).

81
[*81] La Iglesia nos enseñó en el Concilio de Trento en forma firmísima la fe en la
presencia real. "Primeramente enseña el santo Concilio, y abierta y sencillamente
confiesa, que en el augusto sacramento de la Eucaristía, después de la consagración del
pan y del vino, se contiene verdadera, real y sustancialmente [Can. 1] nuestro Señor
Jesucristo, verdadero Dios y hombre, bajo la apariencia de aquellas cosas sensibles" (Dz nº
874). El Catecismo nos enseña actualmente lo mismo como consta en nº 1374.

82
[*82] Los gnósticos y los maniqueos decían que Cristo sólo tuvo un cuerpo aparente, por
lo tanto, no había presencia real (cf http://www.churchforum.org/info/Doctrina/
sacramentos/cristo_vivo_presente_eucaristia.htm)

17
Entre los protestantes algunos niegan la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía,
otros la reducen a una figura de Cristo 83[*83].
O asimismo la teoría de Calvino sobre los sacramentos incluye la Eucaristía entre los
dos sacramentos aceptados; pero niega la presencia real 84[*84]. Lutero aceptó la presencia real
pero sin que el pan deje de ser pan y se transforme en el cuerpo de Cristo 85[*85]. Los
protestantes liberales hacen depender la presencia real de nuestra fe y por eso, si alguien no cree
en la presencia real de Jesús en la Eucaristía, no está presente realmente 86[*86].

b) La Iglesia nos enseña enfáticamente la Presencia


Real de Jesucristo en la Eucaristía
Siguiendo las enseñanzas de las Sagradas Escrituras, las sanas interpretaciones de los
87
Padres [*87] y Maestros de la teología, la Iglesia nos enseña con su magisterio divinamente

83
[*83] Entre los protestantes, algunos la niegan y otros la aceptan, pero con errores.
Unos niegan la presencia real, otros dicen que la Eucaristía, solamente, es una "figura" de
Cristo (cf http://www.churchforum.org/info/Doctrina/sacramentos/
cristo_vivo_presente_eucaristia.htm).

84
[*84] Calvino decía que "Cristo está en la Eucaristía porque actúa por medio de ella,
pero que su presencia no es substancial" (cf http://www.churchforum.org/info/Doctrina/
sacramentos/cristo_vi vo_presente_eucaristia.htm).

85
[*85] Lutero, equivocadamente, lo explicaba así: "En la Eucaristía están al mismo tiempo
el pan y el vino y el cuerpo y la sangre de Cristo" (cf http://www.churchforum.org/info/
Doctrina/sacramentos/cristo_vivo_presente_eucaristia.htm).

86
[*86] Los protestantes liberales, mencionan que Cristo está presente por la fe, son los
creyentes quienes ponen a Cristo en la Eucaristía (cf
http://www.churchforum.org/info/Doctrina/
sacramentos/cristo_vivo_presente_eucaristia.htm).

87
[*87] Por ejemplo uno de los Padres de la Iglesia, Tertuliano, que los protestantes han
esgrimido para sostener su doctrina de que el sacramento de la Eucaristía en el origen de
la Iglesia era interpretado como mera figura, expresa todo lo contrario a lo que han
interpretado parcialmente. En un artículo de José Miguel Arráiz sobre Tertuliano y la
interpretación de las Escrituras, nos ofrece textos que demuestran la fe en la presencia
real, que hubo desde un principio en la Iglesia. Dice textualmente Tertuliano, antiguo
Padre de la Iglesia latina (Africa, c.155-225): "El que ilumina las antiguas figuras, al llamar
al pan cuerpo suyo, declaró suficientemente que quiso significar entonces el pan. Y así en
la conmemoración del cáliz, constituyendo el testamento sellado con su sangre, confirmó
la substancia de su cuerpo. Porque la sangre no puede ser de cuerpo alguno que no sea de
carne. Porque si alguna propiedad no carnal del cuerpo se nos opone, ciertamente si no es
carnal no tendrá sangre. Así la prueba de la realidad del cuerpo se confirmará por el
testimonio de la carne, y la prueba de la realidad de la carne por el testimonio de la
sangre". Para entender las palabras de Tertuliano debemos conocer el contexto. Marción
negaba que Cristo tuviese cuerpo verdadero. La fuerza del argumento de Tertuliano contra
Marción consistía en que el pan no podía ser cuerpo verdadero de Cristo, si Cristo no
hubiera tenido también cuerpo verdadero. ¿Cómo podría la Iglesia creer en forma unánime
que el pan consagrado era cuerpo de Cristo si Cristo no tenía cuerpo?. Ese era el arma de
Tertuliano contra Marción. Adicionalmente cuando dice: "El pan hizo su cuerpo" denota un
cambio de substancia. La realidad de la Eucaristía y la fe de la Iglesia demostraban la
realidad física del cuerpo de Cristo (cf
18
inspirado, la presencia real de Jesús en la Eucaristíac 88[*88].
Nuestra familia del Oratorio Mariano, sobre todo a partir de esta 10ª piedra fundacional,
de la Reina eucarística, asume mejor 89[*89] la enseñanza de la Iglesia sobre la Presencia Real
del Señor en la Eucaristía.
Nuestra piedad eucarística toma un gran incremento; si el cuerpo de Cristo
verdaderamente está en la Eucaristía, si su cuerpo santísimo está con nosotros, nuestro modo de
proceder debe ser adecuado. De ninguna manera procedemos en forma auténtica, si
descuidamos neciamente nuestra relación con la Eucaristía. El Padre Kentenich repetía con
mucha sabiduría el axioma escolástico, ordo essendi est ordo agendi 90[*90], que para nosotros
en el Oratorio, es elevado a principio fundamental de la odología. La presencia real del cuerpo y
la sangre del Señor en la Eucaristía nos lleva a un compromiso de vida eucarística consecuente.
El misterio eucarístico nos coloca en la esfera de lo divino tomando lo humano. Se trata
del Verbo de Dios hecho hombre. San Juan nos enseñó que en el principio estaba la palabra y la
palabra estaba junto a Dios, y Dios era la palabra 91[*91]. Precisamente nos enseña el evangelio
de San Juan, que la palabra de Dios se hizo carne 92[*92]. Es decir, Dios mismo habita entre
nosotros y está todos los días con nosotros hasta el fin del mundo 93[*93], con su cuerpo y su
sangre derramada por amor. Se trata del Dios que se hizo hombre, sin confundirse las
naturalezas 94[*94], sino en que la 2ª persona divina, Cristo Jesús, siendo Dios asumió para sí la
naturaleza humana 95[*95], para que se cumplieran las profecías, previamente manifestadas,

http://www.apologeticacatolica.org/Patristica/Patrist04.htm).

88
[*88] El culto de la Eucaristía. En la liturgia de la misa expresamos nuestra fe en la
presencia real de Cristo bajo las especies de pan y de vino, entre otras maneras,
arrodillándonos o inclinándonos profundamente en señal de adoración al Señor. «La
Iglesia católica ha dado y continua dando este culto de adoración que se debe al
sacramento de la Eucaristía no solamente durante la misa, sino también fuera de su
celebración: conservando con el mayor cuidado las hostias consagradas, presentándolas a
los fieles para que las veneren con solemnidad, llevándolas en procesión» (cf CEC nº
1778).

89
[*89] Pasa a ser una vocación especial de nuestra familia, que ha sido preparada desde
mucho tiempo antes, desde los primeros orígenes de nuestro movimiento.

90
[*90] El orden de ser determina el orden del actuar.

91
[*91] Jn 1,1

92
[*92] Jn 1,14

93
[*93] Mt 28,20

94
[*94] El acontecimiento único y totalmente singular de la Encarnación del Hijo de Dios
no significa que Jesucristo sea en parte Dios y en parte hombre, ni que sea el resultado de
una mezcla confusa entre lo divino y lo humano. El se hizo verdaderamente hombre sin
dejar de ser verdaderamente Dios. Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre. La
Iglesia debió defender y aclarar esta verdad de fe durante los primeros siglos frente a unas
herejías que la falseaban (cf CEC nº 464).

95
[*95] La Iglesia llama «Encarnación» al hecho de que el Hijo de Dios haya asumido una
naturaleza humana para llevar a cabo por ella nuestra salvación (cf CEC nº 461).

19
como condición para el cumplimiento auténtico del plan de salvación 96[*96].
¿Cómo no adorarlo? ¿Cómo podemos entrar sin respeto a la casa del Señor? ¿Cómo no
guardar sagrado respeto y silencio más respetuoso que en los hospitales, en las salas de
tratamiento intensivo? Es un lugar de encuentro con el Señor. ¡No podemos neciamente ser
irrespetuosos con el Señor, Dios de todos! El carisma de autenticidad nos enseña a ser
coherentes y consecuentes con lo que se cree y se practica. Por eso nuestros oratorios tendrán
que ser lugares de encuentro con el Señor, que habla en el silencio de los sentidos 97[*97], que
condicionan la apertura de la conciencia a sus locuciones divinas 98[*98].
Es la presencia de nuestro Dios, el Soberano eterno, el Ser Infinito, Yahveh: YO SOY.
Se trata de mi Dios que está oculto en la zarza ardiente, que veía Moisés y a quien por
misericordia se le otorgó conocer su Nombre Santísimo, que los hebreos expresaron en el
tetragrama YHVH 99[*99].
96
[*96] Por ejemplo el Cántico de Zacarías Lc 1,68-71 « Bendito el Señor Dios de Israel
porque ha visitado y redimido a su pueblo. y nos ha suscitado una fuerza salvadora en la
casa de David, su siervo, como había prometido desde tiempos antiguos, por boca de sus
santos profetas, que nos salvaría de nuestros enemigos y de las manos de todos los que
nos odiaban.

97
[*97] Es necesario mantener constantemente viva la afirmación del discípulo ante la
presencia misteriosa de Cristo: "Es el Señor" (Jn. 21, 7). Nada de lo que hacemos en la
Liturgia puede aparecer como más importante de lo que invisible, pero realmente, Cristo
hace por obra de su Espíritu. La fe vivificada por la caridad, la adoración, la alabanza al
Padre y el silencio de la contemplación, serán siempre los primeros objetivos a alcanzar
para una pastoral litúrgica y sacramental (cf Carta apostólica Sacrosanctum Concilium XXV
de Juan Pablo II, del 4 de diciembre de 1988, en el XXV Aniversario de la Constitución
Sacrosanctum Concilium sobre la sagrada liturgia).

98
[*98] La llamada a la santidad es acogida y puede ser cultivada sólo en el silencio de la
adoración ante la infinita trascendencia de Dios: "Debemos confesar que todos tenemos
necesidad de este silencio cargado de presencia adorada (cf Exhortación Apostólica Vita
Consecrata de Juan Pablo II, del 25 de marzo de 1996, sobre la vida consagrada y su
misión en la Iglesia y en el mundo, nº 38).

99
[*99] Jehová es una palabra inexistente en la Biblia. ¿YAHVEH o JEHOVÁ? Los judíos no
escribían ni pronunciaban el nombre de Dios. En su lugar usaban el tetragrama Y-H-W-H o
la palabra Adonai o Elohim. En el Nuevo Testamento tampoco aparece explícitamente ni
"Jehová" ni "Yahveh" sino "Kyrios" (Señor) y otras. Ambas formas de escribir el nombre de
Dios: Yahveh y Jehová pretenden ser la traducción del tetragrama. Ninguno de estos dos
nombres existen en el idioma hebreo ni aparecen en las Sagradas Escrituras. La palabra
"Jehová", error del siglo VII A.D. En el siglo VII A.D. los maestros rabínicos de la escuela del
Tiberíades, llamados "masoretas" (masoreta es derivado de masora: tradición) quisieron
ponerle vocales a las palabras de las sagradas escrituras (pues se escribían sin vocales y
aumentaba cada vez mas la confusión sobre como pronunciarlas). En cuanto al tetragrama
YHWH, como nunca se pronunciaba, nadie sabía que vocales le correspondían. Tomaron
entonces las vocales correspondientes a la palabra ADONAI (a-o-a), que era la palabra que
leían en substitución del Tetragramma. La letra "i" al final de ADONAI no la contaron
porque para los hebreos es consonante y no vocal. Además, cambiaron la primara "a" por
la letra "e" por razones de fonética semítica (Según el sistema inventado por los
masoretas, la consonante (Y) y primera letra del Tetragrama, por ser consonante fuerte no
puede llevar la vocal "a" que es débil, sino que debe cambiarla por la vocal "e" que es una
vocal fuerte). No obstante estos trabajos de los masoretas, el nombre YHVH
(YodHayVahHay) seguía remplazándose en las lecturas por "Adonai". (Cf. Enciclopedia
Británica, Micropedia, vol. 10). A partir del siglo XIV de nuestra era, se comenzó por
20
Por Él, llenos de respeto consecuente, doblamos las rodillas, descubrimos nuestra
cabeza, guardamos especial respeto cariñoso y silencio ante su altar. El que no lo conoce por la
fe, no le da ninguna importancia a los lugares santos; no tiene el don de temor de Dios y por eso
tiene un cierto horizontalismo respecto de Dios. Para él, Dios es otro más en el colectivo, es el
compañero dios, que no hay por qué guardarle respeto ni reverencias especiales. Ante los
grandes conductores de masa, ahí por respeto y temor sí que se les trata de un modo especial
100
[*100].
Lo que se celebra en este misterio es el hecho que Cristo está verdaderamente presente
en la Eucaristía. Toda la substancia del pan y toda la substancia del vino, deja de ser pan y deja
de ser vino, para convertirse verdaderamente en el cuerpo y la sangre del Señor, permaneciendo
los accidentes de pan y vino, para que podamos ingerirlo y poco a poco nos transformemos en
aquello que comemos 101[*101] es decir en Cristo Jesús.
Esta es la fe de la Iglesia, la presencia real, expresada en la fórmula teológica de la
transubstanciación que ha nutrido a los santos. Es que sin Cristo nada podemos hacer, que nos
lleve a adquirir la vida eterna y la resurrección para la vida. La doctrina de la transubstanciación
es la que mejor expresa la realidad de la presencia sacramental de Jesús en la Eucaristía
102
[*102].
El Papa Juan Pablo II cuando estuvo en Chile, en la Catedral 103[*103], nos enseñó que
un sacerdote vale lo que vale su Misa 104[*104]. Por eso es primordial cuidar la vida eucarística

primera vez a leer el nombre sagrado del Tetragrama con las vocales que los masoretas le
habían colocado según su invento, es decir, con las vocales "e-o-a", lo cual dió como
resultado YeHoVaH. Esta versión errada se extendió a la cristiandad (cf http://www.
corazones.org/diccionario/jehova.htm).

100
[*100] Pensemos en el Führer, Adolfo Hitler, fue un hombre realmente adorado por la
mayoría del pueblo alemán, que sustentaba su carro de triunfo; pensemos en Fidel Castro,
sentado en un imponente sitial, mientras sacerdotes de la izquierda chilena en una foto de
la década del 70 aparecieron sentados públicamente en el suelo, sin ningún pudor ni
dificultad.

101
[*101] Feuerbach: el hombre es lo que come. (cf
http://www.mailxmail.com/curso/excelencia/filosofiadelaverdad/capitulo7.htm)

102
[*102] Esta voz que, en efecto, constituye un eco perenne de la voz de Cristo, nos
asegura que Cristo no se hace presente en este Sacramento sino por la conversión de toda
la substancia del pan en su cuerpo y de toda la substancia del vino en su sangre;
conversión admirable y singular, que la Iglesia católica justamente y con propiedad llama
transubstanciación. Realizada la transubstanciación, las especies del pan y del vino
adquieren sin duda un nuevo significado y un nuevo fin, puesto que ya no son el pan
ordinario y la ordinaria bebida, sino el signo de una cosa sagrada, y signo de un alimento
espiritual; pero ya por ello adquieren un nuevo significado y un nuevo fin (cf Encíclica
Mysterium Fidei de Pablo VI, del 3 de septiembre de 1965, sobre la doctrina y culto de la
sagrada Eucaristía).

103
[*103] Discurso en Chile Considerad, Hermanos, Vuestra Vocación de Juan Pablo II, del 1
de abril de 1987, discurso a los sacerdotes, religiosos, diáconos y seminaristas en la
celebración de vísperas (Catedral de Santiago).

104
[*104] El sacerdote, tratando de identificarse totalmente con Cristo, sacerdote eterno,
debe manifestar en el altar y en la vida este amor y esta obediencia. Como he dicho en
otra ocasión, "un sacerdote vale lo que vale su vida eucarística, sobre todo su Misa. Misa
sin amor, sacerdote estéril, Misa fervorosa, sacerdote conquistador de almas. Devoción
eucarística descuidada y no amada, sacerdocio desfalleciente y en peligro" (Al clero
21
para que no vaya a perderse el verdadero sentido de la vida de un hombre. Lo que el Sto. Padre
refirió a los sacerdotes, se puede aplicar asimismo a los religiosos y religiosas, y de ninguna
manera pueden quedar fuera los laicos 105[*105], tanto los comprometidos como los más
ocasionales.
Desde la espiritualidad del 3º desafío, con la Eucaristía comprendemos la grandeza de la
donación de Bernardita Correa, joven esposa, que supo ponerse en la órbita adecuada para
responder a la circunstancia terrible de su leucemia. El magisterio de la Iglesia nos señala esta
vinculación de los laicos sufrientes con la Eucaristía 106[*106]. Otro texto similar de la misma
exhortación apostólica, de S.S. J.P. II, Christi Fideles Laici, nos pone en el mismo ámbito de la
ofrenda de los laicos hecha conjuntamente con la de Cristo, Jesús, lo que significa la
consagración del mundo en la realidad secular 107[*107].
Por todos estos motivos queda claro que para todos los creyentes sea clérigos o laicos,
tenemos la misión de conquistar la Eucaristía como fuente y culminación de nuestra vida
cristiana, diríamos de nuestra autosantificación como marianos 108[*108]
Es una doctrina constante en el magisterio del Papa Juan Pablo II, la enseñanza que
María Santísima lleva a la Eucaristía 109[*109].

c) Si la Iglesia le da tanta importancia a la


Eucaristía, el Oratorio no actúa al margen de ella, al
implantar esta piedra fundacional 110[*110].

italiano, 16 febrero 1984).

105
[*105] La vocación a la santidad hunde sus raíces en el Bautismo y se pone de nuevo
ante nuestros ojos en los demás sacramentos, principalmente en la Eucaristía. Revestidos
de Jesucristo y saciados por su Espíritu, los cristianos son "santos", y por eso quedan
capacitados y comprometidos a manifestar la santidad de su ser en la santidad de todo su
obrar. El apóstol Pablo no se cansa de amonestar a todos los cristianos para que vivan
"como conviene a los santos" (Ef. 5, 3) (cf S.S. J.P. II, Christi Fideles Laici nº 16).

106
*106] Las mismas pruebas de la vida si se sobrellevan pacientemente, se convierten en
sacrificios espirituales aceptables a Dios por Jesucristo (cf. 1 P. 2, 5), que en la celebración
de la Eucaristía se ofrecen piadosísimamente al Padre junto con la oblación del Cuerpo del
Señor. De este modo también los laicos, como adoradores que en todo lugar actúan
santamente, consagran a Dios el mundo mismo" (cf S.S. J.P. II, Christi Fideles Laici nº 14)

107
[*107] Los laicos en la celebración de la Eucaristía se ofrecen piadosísimamente al
Padre junto con la oblación del Cuerpo del Señor. De este modo también los laicos, como
adoradores que en todo lugar actúan santamente, consagran a Dios el mundo mismo" (cf
S.S. J.P. II, Christi Fideles Laici nº 14)

108
[*108] La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana (cf. Lumen gentium,
11). La comunión del cuerpo eucarístico de Cristo significa y produce, es decir edifica, la
íntima comunión de todos los fieles en el cuerpo de Cristo que es la Iglesia (cf. 1 Co. 10, 16
s.)" (cf S.S. J.P. II, Christi Fideles Laici nº 20)

109
[*109] Pidamos a María que nos ayude a redescubrir la centralidad de la Eucaristía,
particularmente en el día del Señor, para vivir plenamente la comunión fraterna (Ángelus
de Juan Pablo II, del 17 de junio de 2001, Palabras después de la Misa).

110
[*110] Participando del sacrificio eucarístico, fuente y culmen de toda vida cristiana,
ofrecen a Dios la Víctima divina y a sí mismos juntamente con ella; y así, tanto por la
22
A menudo estamos encontrándonos con grupos cristianos, que inicialmente parecían
estar dentro de los perímetros de la vida de la Iglesia. Sin embargo algo sucede y de pronto esos
grupos se vuelven contestatarios; buscan otros caminos de interpretación de la vida cristiana sin
recurrir a la barquita humilde de Simón Pedro 111[*111]. Llegan a no estar en plena comunión
con la Iglesia. ¿Nos podrá suceder algo similar a nosotros? 112[*112] Sin la gracia de Dios es
imposible que no nos pase. A María Santísima, nuestra Madre y Reina, le pedimos que nos
consiga de su Hijo esta gracia de poder sentir siempre con la Iglesia católica universal, que está
donde está la cátedra de San Pedro 113[*113].
Es importante para nosotros saber y siempre de nuevo ponernos dentro de la órbita, que
el cristianismo compromete, que nunca se puede ser católico a su manera, aunque las cabezas no
siempre den buen ejemplo. Nuestra verdad y justicia implica nunca ponernos al margen de lo
que la Iglesia enseña. Siempre con la Iglesia, sentire cum ecclesia. La Iglesia sabemos que es
una Iglesia eucarística y también se dice de María Santísima que es la mujer eucarística; lo es
por excelencia 114[*114].
Por eso en el Oratorio a partir de la 10ª piedra fundacional la llamamos Reina de la Eucaristía,
como que es Reina y Soberana de todo lo creado, lo es también de la Iglesia y de todo lo que
hay en la Iglesia 115[*115] también la Eucaristía. El magisterio la llama Reina de la paz, Reina

oblación como por la sagrada comunión, todos toman parte activa en la acción litúrgica no
indistintamente, sino cada uno según su condición (cf Vat. II, LG nº 11).

111
[*111] Corren hoy por muchas partes - el fenómeno no es nuevo - " relecturas " del
Evangelio, resultado de especulaciones teóricas más bien de auténtica meditación de la
palabra de Dios y de un verdadero compromiso evangélico. Ellas causan confusión al
apartarse de los criterios centrales de la fe de la Iglesia y se cae en la temeridad de
comunicarlas, a manera de catequesis, a las comunidades cristianas (cf S.S. J.P. II, Disc.
Conferencia de Puebla nº 4).

112
[*112] Hoy se habla mucho del Reino, pero no siempre en sintonía con el sentir de la
Iglesia. En efecto, se dan concepciones de la salvación y de la misión que podemos llamar
" antropocéntricas ", en el sentido reductivo del término, al estar centradas en torno a las
necesidades terrenas del hombre. En esta perspectiva el Reino tiende a convertirse en una
realidad plenamente humana y secularizada, en la que sólo cuentan los programas... (cf
S.S. J.P. II, Redem.Missio nº 17).

113
[*113] Las Congregaciones Marianas, ya desde aquel primer origen, se propusieron
como norma las leyes para sentir con la Iglesia, diríase que heredaron cierta connatural
propensión de obedecer a los mandatos de los que "el Espíritu Santo puso como Obispos
para regir la Iglesia de Dios, la cual hace que les hayan servido y les seguirán sirviendo a
los mismos de auxilio muy poderoso en el dilatar el reino de Cristo (cf Pío XII Const. Apost.
Bis Saeculari, nº 12).

114
[*114] CAPÍTULO VI En la Escuela de María, Mujer " Eucarística " Si queremos descubrir
en toda su riqueza la relación íntima que une Iglesia y Eucaristía, no podemos olvidar a
María, Madre y modelo de la Iglesia (cf S.S. J.P. II, Enc. Eccl. de Euc. nº 53).

115
[*115] Siéntate, Señora: eres Reina y más eminente que los reyes todos, y así te
corresponde sentarte en el puesto más alto y la llama Señora de todos los que en la tierra
habitan -San Juan Damasceno la proclama Reina, Dueña, Señora y también Señora de
todas las criaturas y un antiguo escritor de la Iglesia occidental la llama Reina feliz, Reina
eterna, junto al Hijo Rey, cuya nivea cabeza está adornada con áurea corona -Finalmente,
San Ildefonso de Toledo resume casi todos los títulos de honor en este saludo: íOh Señora
mía!, íoh Dominadora mía!: tú mandas en mí, Madre de mi Señor... (Constitución
Apostólica ad Caeli Reginam de Pio XII, del 11 de octubre de 1954, sobre la realeza de
23
de países, Reina de los apóstoles etc.
El Oratorio quiere superar esa postura racionalista y contestaria, por eso no comete error
o temeridad al proclamarla Reina eucarística y por lo mismo, buscar de ahora en adelante con
mayor ahínco a la mujer eucarística, que es nuestra Madre y buscar la Eucaristía a que Ella nos
lleva 116[*116]. Nos ponemos en guardia ante los errores de buscar sin el magisterio, la
explicación de la Eucaristía; actitud poco humilde y sospechosa de oponerse a la voluntad de
Dios. De este modo el Oratorio, viendo que desde varios años, el Señor nos estaba llamando a la
Eucaristía, a una participación especial en ella, cuando lo vio claro, que era voluntad de Dios,
acató. Esto significaba reconocer que la Eucaristía ocupa un lugar principal en nuestra familia
117
[*117].

c) Porqué no es un simple modelo de año, que capta


una de las tantas verdades de nuestra fe.
El Oratorio, como todos los movimientos, tiene sus estructuras propias, que lo
distinguen, le dan su propia autenticidad y justifican, como movimiento con derecho a una
existencia independiente de otros. Algunas de éstas fueron desde su inicio estructuras perennes,
que le daban la razón de ser desde sus inicios. Y desde sus inicios se manifestaron como las
notas definitorias de nuestro movimiento 118[*118].
Otras estructuras, también importantes y plasmadoras de su identidad propia, fueron
dándose en el tiempo, como sucede en el organismo humano, en que al principio no están
desarrollados todos los miembros sino en el transcurso de las semanas, dentro de la vida uterina,
y algunos miembros se desarrollan después de meses de existencia implatado el feto en la
cavidad materna del útero 119[*119]. Otros miembros se irán desarrollando posteriormente.

María).

116
[*116] El sacrilegio consiste en profanar o tratar indignamente los sacramentos y las
otras acciones litúrgicas, así como las personas, las cosas y los lugares consagrados a
Dios. El sacrilegio es un pecado grave sobre todo cuando es cometido contra la Eucaristía,
÷ pues en este sacramento el Cuerpo de Cristo se nos hace presente substancialmente (cf
Cat. Cath. nº 2120).

117
[*117] La Eucaristía será un elemento primordial en este tiempo de Jubileo; todos los
miembros del Oratorio Mariano estamos invitados a la frecuencia en la participación
eucarística; se trata de una eucaristía amada, querida, cuidadosa, respetuosa, sincera, no
como ocupación mágica o de cualquier tipo sino que se tratará de una búsqueda cariñosa
en el encuentro con Cristo, que cambia, sana y transforma a las personas (cf Carta 95 nº
200) (cf 3º Cuatrimestre nº 24).

118
[*118] Juntos damos gracias a Dios por las Ordenes e Institutos religiosos dedicados a la
contemplación o a las obras de apostolado, por las Sociedades de vida apostólica, por los
Institutos seculares y por otros grupos de consagrados, como también por todos aquellos
que, en el secreto de su corazón, se entregan a Dios con una especial consagración (cf S.S.
J.P. II, Exhort. Apost. Pastores Dabo nº 2).

119
[*119] A. DESARROLLO DEL EMBRIÓN
1. ¿Qué es el embrión humano? Se llama así al ser humano desde su concepción hasta su
nacimiento, durante un desarrollo que suele durar 9 meses y sigue varias fases.

2. ¿Qué fases hay en el desarrollo del embrión? Las explicamos desde el nacimiento,
retrocediendo en el tiempo.
. . - 9º mes.- Nace el niño Pedro con gran alegría de sus padres. Por primera vez los
24
De todos modos cada uno de estos miembros estaba predeterminado en cada detalle,
como en forma germinal, en el mensaje cromosomático de los genes. Así algo parecido ocurre
en los movimientos. El conjunto de elementos estructurales está inscrito de modo germinal
desde sus inicios.
En nuestro Oratorio ha habido elementos estructurales que estuvieron presentes desde
los inicios en 1971, como son los carismas y las vertientes 120[*120], que se fueron plasmando
en el fundador poco a poco desde los tiempos del Paso de Pirque, entre estos algunos incluso
desde su niñez: carácter mariano, popular, autenticidad y odológico; el carácter oratoriano desde
su adolescencia 121[*121]. Con el tiempo se fueron explicitando en forma más y más perfecta;
aunque desde un principio de la fundación del Oratorio y de los mismos grupos marianos
preschoenstatt se empezaban a perfilar, dejando traslucir el Paso de Pirque, que de hecho
pulmones del embrión respiran aire. Pedro grita y llora por el cambio brusco que ha sufrido
al nacer. Pesa 3.300 gr.
. . - 9º mes menos un día.- El embrión Pedro está a punto de nacer. Vive feliz en el interior
de su madre de quien recibe alimento, protección y cariño.
. . - 7º mes.- Si Pedro naciera ahora, sería un parto prematuro pero sin mayores
problemas.
. . - 5º mes.- Si el embrión naciera ahora, también puede sobrevivir hoy día en hospitales
preparados. De modo que hay pocas diferencias entre el niño hoy y dentro de unos meses
cuando nace. Pesa 500 gr. y debe crecer más para que el nacimiento sea normal.
. . - 2º mes (8ª semana).- En estos momentos Pedro ya se ha formado. Sólo que es muy
pequeño. A partir de ahora el embrión se llama también feto.
. . - 1er mes (4ª o 5ª semana).- Se captan las pulsaciones del corazón de Pedro.
. . - 3ª semana (día 21).- El embrión forma la circulación sanguínea inicial.
. . - día 18.- El embrión forma su placa neural que luego dará origen a los diversos
componentes del sistema nervioso.
. . - día 14.- Pedro forma la estría primitiva y se implanta en el útero. En este punto el
embrión humano termina el croquis de su formación futura. Ha preparado las células que
desarrollarán la comunicación con la madre (placenta y cordón umbilical), y las células que
formarán su cuerpo. En este momento se distingue una línea de células en la posición de
la futura espina dorsal. Las células son pluripotenciales, pero ya no totipotentes. Es decir,
que pueden originar muchos órganos diferentes, pero no todos, puesto que ya tienen
divididas sus misiones.
. . - día 6 ó 7.- Pedro inicia el proceso de anidación en el útero. En estos momentos al
embrión se le llama también mórula y sus células blastómeros. Hasta aquí las células son
totipotentes, de modo que una sola de ellas puede originar un organismo completo. En el
caso excepcional de que una se apartara de las demás, empezaría la existencia de un
hermano gemelo de Pedro.
. . - día 3-5.- El embrión llega al útero.
. . - día 1.- Pedro es un embrión de una sola célula llamada también cigoto, con 46
cromosomas, que enseguida empieza a multiplicarse formando otras células iguales:
1-2-4-8-16...
. . - día 0.- Un espermatozoide penetra en el óvulo. Aún no existe Pedro, sino dos células
de sus padres que se unen. Cada una de ellas sólo tiene 23 cromosomas. Estas dos células
unen sus núcleos y originan una única célula con los 46 cromosomas del ser humano
-diferentes a los de sus padres-. Empieza a existir Pedro (cf
www.ideasrapidas.org/embrion.htm).

120
[*120] Vertientes de gracia en el Oratorio. Son caminos por donde suele circular la
gracia en nuestra familia. La imagen de gracia de nuestro oratorio es una bendición y
comunica gracias especiales de vinculación con la obra del Oratorio. El lugar santo del
Oratorio nos mantiene unidos con la obra, sus carismas, sus piedras fundacionales,
modelos de vida y la autoeducación correspondiente al "Hagan todo cuanto El les diga". El
fundador en la medida que está unido a la Cátedra de San Pedro, es un transmisor
privilegiado de la gracia que se da en el Oratorio: su testimonio de vida, sus escritos,
25
provocaba disturbios en la jerarquía del movimiento de Schoenstatt 122[*122].
Respecto a las gracias del Oratorio, al principio solamente eran tres gracias las que
pedíamos y se hacían notar. Era una simple imitación de lo que habíamos leído en Schoenstatt;
cambiaban los términos pero el fondo era muy similar. Se trataba de la gracia de acogimiento, el
cambio de vida (como la transformación del agua en vino, en las Bodas de Caná) y la
irradiación apostólica y/o avivamiento apostólico 123[*123]. Es como sucede con el desarrollo de
nuestro cuerpo antes de la pubertad; después desde el cerebro viene la orden del hipotálamo de
desarrollar las glándulas de la sexualidad y posible maternidad en el caso del ser femenino
124
[*124].
Con el tiempo, la Madre Santísima fue manifestando otras gracias, que se habían dado
desde un principio, pero que no habían quedado explicitadas en la exposición de nuestra
identidad. Se trata de la gracia de las llamadas divinas, el acompañamiento de la Madre y Reina,
y las gracias extraordinarias o taumatúrgicas, con el fin de mostrar la autoridad del Señor, como
lo hizo en su vida pública, y por compasión en vistas de la necesidad del pueblo tanto
socioeconómicas, como de salud, de problemas familiares, etc.
Después aparecen las piedras fundacionales 125[*125]

medios audiovisuales, sus canciones, su historia de vida y sobre todo las piedras
fundacionales que ha ido colocando, empujado por la transoperancia divina. La familia
también es un elemento conector para sus miembros; funciona como tal en la medida que
está verdaderamente conectada con el fundador.

121
[*121] Los carismas del Oratorio Mariano estuvieron claramente diseñados en la
fundación del Oratorio el 29 de junio de 1971. Antes del Paso de Pirque estaban un poco
difusos y ambiguos: lo mariano, oratoriano y lo popular. Después del Paso de Pirque se
empezó a desarrollar paulatinamente lo mariano, lo oratoriano, lo popular, odológico y
más lentamente la autenticidad: tuvo un incremento importante en los estudios del
licenciado en teología en Friburgo, Suiza.

122
[*122] La jerarquía de los schoenstattianos chilenos se dieron cuenta posiblemente que
yo tenía otras formas de concebir respecto a las de ellos. El Padre José Kentenich
descubrió en mí una forma de ser distinta a la de los otros padres schoenstattianos
chilenos.

123
[*123] Con el tiempo el Oratorio descubrió otras dos gracias que la Madre Santísima
quería regalar en su Oratorio: gracia de las llamadas y gracia del acompañamiento... sin
por eso dejar de lado algunas gracias de curaciones de enfermedades y otras ayudas
también en el campo económico.

124
[*124] ¿Cómo comienza normalmente la pubertad? Normalmente la pubertad comienza
cuando una zona del cerebro llamada hipotálamo libera la Hormona liberadora de
gonadotropina (GnRH, por sus siglas en inglés) hacia la glándula pituitaria. Esto le da la
señal a la glándula pituitaria para que libere hormonas gonadotrópicas llamadas
hormonas luteinizantes (HL) y hormona foliculoestimulante (HFE). La HL y la HFE envían
señales a los ovarios de las niñas para que produzcan estrógeno y a los testículos de los
niños para que produzcan testosterona. El estrógeno y la testosterona son las hormonas
que comienzan el proceso para que los niños desarrollen características sexuales
secundarias. La primera señal de la pubertad en las niñas generalmente es el desarrollo
de los pechos acompañado por un estirón. En los niños, el agrandamiento de los testículos
es la primera señal seguida por el desarrollo de vello púbico. La mayor parte del aumento
de la estatura en los niños se presenta en la etapa tardía de la pubertad (cf
http://www.thechildrenshospital. org/pdf/Precocious%)

125
[*125] El desarrollo de las diversas comunidades religiosas, con sus propios carismas,
26
que son estructuras nuevas aunque se trata de explicitaciones y aclaraciones de los carismas,
durante el tiempo de la vida del fundador del Oratorio Mariano. Es como el cuerpo humano que
está todo él contenido en forma germinal en los cromosomas nuevos formados por la
combinación única e irrepetible, que ocurre en la concepción 126[*126].
En el caso del ser humano, el feto no tiene el don de la vista; es un cieguecito. Los dedos
de las manos y pies, al principio no están desarrollados; pero poco a poco se van manifestando
hasta su edad adulta. Crecen en tamaño y perfeccionamiento en sus funciones; se van
distinguiendo cada vez más.

e) Los elementos constituyentes de una piedra


fundacional, que nos la manifiestan como tal,
se realizan en este caso.
Las piedras fundacionales son similares a los carismas, en el sentido de su
estructuralidad. Significan un enriquecimiento estructural de los carismas, los explicitan; no
aparecen explícitamente desde un principio como lo fueran los carismas 127[*127]. En marzo de

muestra que hay algo que está desde un principio y otros elementos se vienen a
desarrollar con el tiempo. En don Bosco está claro desde su niñez el carácter festivo de su
método de educador... con el tiempo se dará cuenta de cosas que no había advertido en
un principio. Asocia a su mamá, Margarita, se asocia a San Fco de Sales, funda una
congregación educadora de varones y otra de mujeres. Pero esto no estaba claro desde un
principio. Y así en otros fundadores como San Ignacio de Loyola... hay momentos
fundamentales como es el haberse puesto a las órdenes del Papa.

126
[*126] De varios millones de posibles hermanitos (Por convención, la Organización
Mundial de la Salud (OMS) fijó
que en un eyaculado normal de 2 mililitros debe haber más de 40
millones de espermatozoides. Menos de 20 millones implica
problemas de fertilidad), solo un espermio de todos esos millones, con ese material único
de ADN, llega posiblemente a fertilizar un óvulo, también con un material genético único.
Dice icarito.cl: "El espermatozoide campeón es como un caballero de la antigüedad que,
después de escalar las bien defendidas murallas, consigue llegar hasta la doncella que
hay en el interior. Y _al igual que cualquier caballero cauto_ el espermatozoide toma la
precaución de cerrar la puerta por dentro tan pronto como ha pasado, liberando una
andanada de calcio que altera irreversiblemente la membrana del óvulo para que no
pueda entrar ningún otro espermatozoide mientras el ganador está combinando su ADN
con el del núcleo del óvulo. Una nueva vida acaba de empezar".

127
[*127] En el escrito movimiento.doc de octubre de 1999 en la nota al pie de página nº
33 aparecen las primeras 8 piedras fundacionales y cómo se fueron desarrollando en el
tiempo.
"Las piedras fundacionales del Oratorio Mariano son las siguientes:

1ª Primer Desafío para que la Madre Santísima se estableciera en nuestra Imagen de la


Madre del Pueblo: debíamos comprometernos a tener al menos un grupo mariano (29
junio de 1971). Así Ella iba a producir el ambiente de acogida que le ha dado su Hijo en la
maternidad espiritual sobre la Iglesia.
María es verdaderamente Madre de la Iglesia. Marca al Pueblo de Dios. Pablo VI hace suya
una concisa fórmula de la tradición: "No se puede hablar de la Iglesia si no está presente
María" (MC 28). Se trata de una presencia femenina que crea el ambiente familiar, la
voluntad de acogida, el amor y el respeto por la vida. Es presencia sacramental de los
rasgos maternales de Dios. Es una realidad tan hondamente humana y santa que suscita
27
1971, faltando un par de meses para la fundación de nuestra familia, el 29 de junio, estaba
explícito en el fundador: el carisma mariano, la vinculación a la imagen, el carisma popular,
odológico y de autenticidad. El día de la primera piedra fundacional ya está clara también la
vinculación al Oratorio: carisma oratoriano. Están explícitos todos los carismas. Por lo contrario
las piedras fundacionales están recién empezando a desarrollarse poco a poco hasta llegar al día
31 de enero de 2007 en que se explicita como piedra fundacional la Reina eucarística, 10ª piedra
fundacional. Carismas y piedras fundacionales estructuran básicamente nuestra familia 128[*128]
en su originalidad propia. Entonces, vemos que las piedras fundacionales vienen a ser como
obras de gracia, movimiento salvífico de la gracia mariana de Cristo Jesús, que en el tiempo
explicitan estructuralmente a los carismas.
En las piedras fundacionales ha estado presente el padre fundador como instrumento
en los creyentes las plegarias de la ternura, del dolor y de la esperanza (Puebla 291).
2ª Segundo Desafío, para obtener una presencia más profunda de Ella, por medio de su
Imagen, debíamos respaldar su presencia nueva con gente que aspirara a la santidad
seriamente,
Así como el que os ha llamado es santo, así también vosotros sed santos en toda vuestra
conducta, como dice la Escritura: Seréis santos, porque santo soy yo (Cfr. 1 Pe 1,15s).
hasta el punto de entregarle la llave de nuestra vida, para que Ella pudiera disponer de
nosotros (3 de noviembre de 1972).

3ª Tercer Desafío, para obtener una presencia maternal y educadora en medio del pueblo,
por medio de su Imagen, en un grado plenamente profundo. Debíamos respaldarla
humanamente con el cumplimiento del pedido de Jesús:
"El que quiera ser mi discípulo tome su cruz y sígame..." (Mc 8,34) Este Desafío se dio
como Piedra Fundacional el 11 de febrero de 1976.

4ª Piedra Fundacional: el Envío. Para obtener la irradiación de nuestra Madre del Pueblo de
Dios, hemos pedido la gracia de ser un movimiento misionero, una familia evangelizadora.
El texto del Evangelio en que Jesucristo envía a sus discípulos, tiene que ser parte de
nuestra constitución más íntima. « Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id,
pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del
Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he
aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo » (Cfr. Mt 28,19s).
Esta Piedra Fundacional fue puesta el 3 de julio de 1977.

5ª Piedra Fundacional: la Radicación. Con ocasión de muchos traslados perjudiciales para


el Movimiento, pusimos esta nueva Piedra Fundacional, viendo que el Señor quería que el
Oratorio Mariano también tuviera un lugar fijo para su Madre. Ahora me he propuesto
edificar una Casa al Nombre de Yahveh mi Dios según lo que Yahveh dijo a David mi
padre: "El hijo tuyo que yo colocaré en tu lugar sobre tu trono edificará una Casa a mi
Nombre" (1 Re 5,19) Se trataba de construirle un templo para su Imagen,
un Oratorio con radicación. (Esta Piedra Fundacional fue puesta en dos fechas: el 23 de
diciembre de 1987, y el 29 de junio de 1989)

6ª Piedra Fundacional: el Cáliz del Padre en la Cátedra de San Pedro. El fundador del
Oratorio Mariano no quería, ni aceptaba de ninguna forma que el patrimonio que el Señor
le había regalado en su vida y de donde había surgido el Oratorio, pudiera ser interpretado
el margen de la Cátedra de San Pedro. Pedía una total generosidad en el seguimiento del
Sto. Padre, el Papa, a todos los integrantes de nuestro Movimiento. Quien cuestionara al
Sto. Padre o actuara en forma contestataria respecto de él, quedaba también al margen
del Movimiento. No se puede pertenecer a esta familia si no se está dispuesto a seguir
siempre al Sto. Padre como el Pastor, que sigue al Señor como su Vicario en la tierra. Esta
doctrina de la institución, perpetuidad, fuerza y razón de ser del sacro Primado del
Romano Pontífice y de su magisterio infalible, el santo Concilio la propone nuevamente
como objeto firme de fe a todos los fieles y, prosiguiendo dentro de la misma línea, se
28
sacerdotal en la transoperancia divina, de tal modo que con la muerte del padre fundador se
termina de fundar la obra del Oratorio. Es algo similar analógicamente a lo que sucede con la
muerte del último de los apóstoles: se cierra la revelación pública y oficial de la Iglesia, aunque
no por eso se acaba la acción del Espíritu Santo en la Iglesia , hasta el fin de los tiempos con la
revelación privada 129[*129], sin confundir con ésta la negación de la Revelación con mayúscula
130
[*130]. El Oratorio Mariano seguirá creciendo y enriqueciéndose en nuevas expresiones, en
nuevo ardor y nuevos métodos, que el Espíritu Santo le ha de regalar a la obra 131[*131]. Lo
genuino de esas expresiones se notará porque no se oponen ni a las gracias, carismas, vertientes
y piedras fundacionales sino los manifiestan maravillosamente en el Oratorio Mariano 132[*132].
Ya en vida del fundador se producen las corrientes de espiritualidad, que dinamizan la

propone, ante la faz de todos, profesar y declarar la doctrina acerca de los Obispos,
sucesores de los apóstoles, los cuales junto con el sucesor de Pedro, Vicario de Cristo y
Cabeza visible de toda la Iglesia, rigen la casa de Dios vivo. (Lumen Gentium 18). Con esta
Piedra Fundacional, el Oratorio Mariano tiene en su estructura fundacional, como vertiente
espiritual, el estar unido con su fundador en íntima conexión y dependencia del Sto. Padre,
el Papa. (22 de febrero de 1990)

7ª Piedra Fundacional. La Familia del Oratorio como tal es fuente de gracia para sus
miembros. Esta familia es vertiente de gracia en la medida de ser misionera, y de estar
conectada con su patrimonio propio, con el Cáliz del Padre. La Evangelización es la misión
propia de la Iglesia. La historia de la Iglesia es, fundamentalmente, la historia de la
Evangelización de un pueblo que vive en constante gestación, nace y se inserta en la
existencia secular de las naciones. La Iglesia, al encarnarse, contribuye... (Puebla 4) Esta
Piedra Fundacional del Oratorio Mariano se dio con ocasión de la primera salida de
miembros de nuestro movimiento para una misión en Córdoba, Argentina. (Ocurrió el 18
de mayo de 1994).
8ª Piedra Fundacional. María Santísima coronada como Reina del ecumenismo irá
abriendo puertas para que se rompa el escándalo de la división de los cristianos, y
lleguemos a ser un solo rebaño bajo un solo pastor. El Concilio nos enseñó en Unitatis
Redintegratio: ... como si Cristo mismo estuviera dividido. Esta división contradice
abiertamente a la voluntad de Cristo, es un escándalo para el mundo y daña a la causa
santísima de la predicación del Evangelio a todos los hombres (cf C. Vat II, UnRed nº 1).
Esta piedra fundacional fue colocada el 13-14 de enero de 1998.

128
[*128] Pero debe quedar asentado al mismo tiempo el principio, que tanto los carismas
como las piedras fundacionales deben ser respaldadas por la Iglesia para su validez. Esto
está desde un principio pero se afirmó con la 6ª piedra fundacional.

129
[*129] En una hojita volante de mopal.org, movimiento de la palabra se explica esto en
forma muy sencilla: "No hay oposición entre la Revelación pública de la Biblia y la
revelación privada que debe estar en concordancia con la Palabra de Dios, las enseñanzas
de la Iglesia y la vida de conversión y santificación de los fieles. Si Dios por su Espíritu
habla privadamente a sus hijos, lo hace, no para revelar nuevas verdades, sino para
"edificarlos, exhortarlos y reconfortarlos" paternalmente (cf. 1ª Cor 14,3)" (cf
www.mopal.org/es/hojas/hMaria11.con8.htm).

130
[*130] Si alguien dijere que la revelación divina no puede llevarse a cabo por medio de
signos externos y que, por consiguiente los hombres sólo se deben mover hacia la fe por
una experiencia interna individual o por una inspiración privada, sea anatema (cf Pío XII,
Enc. Pascendi I,1,5)

131
[*131] Exhortación Apostólica Pastores Dabo Vobis de Juan Pablo II, del 25 de marzo de
1992, sobre la formación de los sacerdotes en la situación actual. Hoy, en particular, la
29
vida de la familia. Entre estas corrientes hay que mencionar especialmente los modelos de año.
Hay que reconocer en ellos, gracias que muchas veces anticiparon y movieron al fundador y a la
familia a participar en nuevas piedras fundacionales que recibieron luces y apoyo histórico en
ellos 133[*133], aunque de por sí no tengan la virtualidad con que una piedra fundacional marca
estructuralmente, de modo fundante a la familia. Es necesario asimismo, por el carisma de
autenticidad y odología darle la importancia que tienen a estas corrientes de vida que hubo, hay
y habrá en el futuro. Va contra la odología, carisma fundacional, estancar la familia y no
producir nuevas corrientes de espiritualidad ahora y después de la muerte del padre fundador.
Son muy importantes las corrientes de vida, modelos y gracias 134[*134], en las que se
expresa la vitalidad siempre joven y exuberante del Espíritu Santo. No por eso van a quedar sin
vigencia práctica las piedras fundacionales. Por lo contrario, las revitalizan, retoman y tornan
vigentes. En las corrientes de espiritualidad no es esencial que participe el fundador, en las
piedras fundacionales en cambio sí lo es. Se termina de poner piedras fundacionales cuando el
fundador muere o se retira de la obra por pecado personal suyo.

4.- Símbolo 135[*135]

a) Cuáles son los símbolos de las piedras


fundacionales:
El símbolo en general es un instrumento del pensamiento humano, tanto para el uso
personal como social. En cuanto a instrumento sirve para transmitir un significado trascendente,

tarea pastoral prioritaria de la nueva evangelización, que atañe a todo el Pueblo de Dios y
pide un nuevo ardor, nuevos métodos y una nueva expresión para el anuncio y el
testimonio del Evangelio (Cfr. S.S. J.P. II, Past. Dabo Vobis nº 18)

132
[*132] Lo que la Iglesia enseña sobre el patrimonio de los institutos de vida consagrada
es mutatis mutandi lo que hay que hacer en la interpretación de los nuevos métodos,
expresiones y nuevo ardor, que se vaya produciendo en la historia de la familia. Dice el
CIC (Código de Derecho Canónico): Todos han de observar con fidelidad la voluntad e
intenciones de los fundadores, corroborada por la autoridad eclesiástica competente,
acerca de la naturaleza, fin, espíritu e índole del instituto, así como sus sanas tradiciones,
todo lo cual constituye el patrimonio del mismo instituto (cf CIC c. nº 578).

133
[*133] Señalizaciones divinas que pudimos encontrar en el tiempo, como la Madre
Santísima en la escena de la Anunciación advirtió e interpretó por lo que le dijo el Ángel
(circunstancias históricas) que debía visitar a su pariente Sta. Isabel

134
[*134] Las corrientes de vida, de modelos y gracias manifiestan la fuerza y riqueza de
un movimiento, de una rama o agrupación o de un grupo de vida. Para ser auténtica la
corriente de vida tiene que emerger claramente de los carismas y piedras fundacionales...
No puede menospreciar o rebajar ninguna estructura auténticamente aprobada, sea
carisma o piedra fundacional, incluso anteriores corrientes de vida legítimamente
aprobadas y enraizadas en la familia. No puede oponerse al magisterio de la Iglesia. Por
ejemplo: los franciscanos en Brasil, asumen el carisma de pobreza franciscana y la falsa
corriente teológica de la teología de la liberación, que la Iglesia ha prohibido ya
suficientemente. Se trata de una corriente de pensamiento inmadura e inauténtica.

135
[*135] SÍMBOLO n. m. (lat. symbolum). Signo figurativo, ser animado o inanimado, que
representa algo abstracto, que es la imagen de una cosa: la balanza es el símbolo de la
justicia (cf Símbolo= ® El Pequeño Larousse Interactivo, 2000)

30
que significa algo más que lo que la cosa-signo en sí significa, es decir, trasciende a la misma
realidad de la cosa que se utiliza como signo; hay una transignificación.
Veamos unos ejemplos de símbolos: la bandera de la propia patria, en mi caso, la
bandera de Chile 136[*136]. Es un instrumento lógico, que trasciende al mismo género o paño
con que se ha confeccionado, dando una transignificación que implica a la propia patria
137
[*137]. La lógica humana, así como usa palabras que convencionalmente tienen un
significado, se inclina a hacer uso de símbolos para pensar sintéticamente en lo que se
simboliza. Contiene la virtud que se le ha asignado convencionalmente una transignificación.
En el caso de las banderas nacionales, en lo concreto del lugar donde ha nacido el
Oratorio: Chile; significa la chilenidad, Chile, pueblo chileno, geografía donde está ubicado el
país, formas culturales, tradiciones, historia, gobierno, estado, etc. y sin embargo es un simple
compuesto superpuesto de géneros textiles de diversos colores y signos ubicados en
determinado orden 138[*138].
Es por lo tanto un instrumento mental que evoca los ideogramas que le han sido
asignados a una persona o grupo de personas que lo han recibido. Examinemos el concepto de
símbolo en la época moderna. La computación ha dejado muy en claro el uso de símbolos,
incluso les da un título: los íconos; sus archivos suelen llevar la terminación *.ico. Y el sistema
de archivos de comando, usa un título con la terminación *.com, o *.bat y *.exe, que hacen
funcionar los distintos programas software o los programas personales llamados macros, que
son invocados mediante un título o rótulo. Algo similar sucede con los así llamados glosarios,
en que un pequeño rótulo escrito frente al comando "macro" pone en pantalla toda una palabra o
grupo de palabras lo que constituye una verdadera taquigrafía, que nos ahorra tiempo y trabajo
139
[*139]. Entonces la computación ha dispuesto, de modo irreemplazable en su lenguaje propio
136
[*136] Bandera= Tela u otro material de figura comúnmente cuadrada o cuadrilonga,
que se asegura por uno de sus lados a un asta o una driza y se emplea como insignia o
señal. Sus colores, o el escudo que lleva, indican la potencia o nación a que pertenece el
castillo, la fortaleza, la embarcación, etc, en que está izada (cf Lexicon Argentina)

137
[*137] El uso de símbolos habilita al hombre para trascender los contenidos de su
experiencia inmediata, y pensar junto con lo actual, la pasado y lo posible. Y ello no sólo
respecto al individuo que piensa, sino también respecto a todos los hombres, pues una de
las funciones importantes de la capacidad simbólica es la comunicación del pensamiento.
Al hablar, transmitimos, a través de los símbolos ling+G +ísticos, los significados que
conllevan. La experiencia privada se hace pública, al operar el símbolo como artificio
intersubjetivo. Mas, desde el punto de vista del conocimiento, lo decisivo es el uso
trascendental del símbolo; éste nos permite construir y recorrer el espesor temporal,
espacial y lógico que, no obstante la delgada capa de lo inmediatamente dado en la
percepción, tiene nuestro pensamiento de las cosas (cf Jorge Millas, Filos. cap 1, 4)

138
[*138] La bandera actual fue concebida por el Secretario de Guerra de Bernardo
O'Higgins, José Ignacio Zenteno, y diseñada por el militar español Antonio Arcos. Aunque
algunos historiadores sostienen que fue Gregorio de Andía y Varela quien la dibujó.
Legalizada por el Decreto del 18 de octubre de 1817, fue este el modelo que se utilizó en
el juramento de la Independencia de Chile (cf http://es.wikipedia.org/wiki/
Bandera_de_Chile)

139
[*139] Puede utilizar macros para realizar de forma automática tareas repetitivas o
complejas. Una macro lleva a cabo una serie de instrucciones en WordPerfect. Por
ejemplo, puede crear una macro que recupere un archivo, lo renombre y lo guarde con un
formato diferente. Después, puede ejecutar la macro para repetir la acción. Puede escribir
texto, grabar selecciones de ratón y pulsaciones de tecla o insertar comandos de macro (cf
Macro: Ayuda de Wordperfect 9 Copyright (c) Corel Corporation. 1998-1999)

31
el sistema simbólico.
Los sacramentales tienen algo que ver con esto. Son signos tomados de la misma
naturaleza a los que la Iglesia por costumbres transmitidas con anterioridad asigna una
transignificación y una gracia en la medida que se use con fe 140[*140]. En los sacramentos es
aun más evidente y profunda esa asignación de la gracia con la fórmula tridentina "ex opere
operato" 141[*141], es decir basta con que se pongan los signos adecuados como la Iglesia lo
manda hacer para que se dé el sacramento 142[*142]. Por ejemplo, basta que el ministro del
bautismo ponga el agua junto a las palabras "yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y
del Espíritu Santo" referidas a un no bautizado, para que quede bautizado 143[*143], aunque ese
ministro no tenga mucha fe en lo que está haciendo o participe en una iglesia separada. De esta
manera eso sí los frutos del bautismo no son los mismos que cuando se ejercen en la plena
comunión con la Iglesia. De todos modos no puede rebautizarse un bautizado que fue realmente
bautizado usando los signos sacramentales adecuados. Por eso un bautizado en una Iglesia
separada de la Iglesia católica, con los signos que la Iglesia manda efectuar, no puede ser
rebautizado, porque el bautismo no es un sacramento reiterable 144[*144]. En el siglo IV el
donatismo fue condenado por la Iglesia en el Concilio de Cartago por algunas doctrinas
heréticas, entre ellas estaba la extraña costumbre de rebautizar a los cristianos bautizados por
ministros indignos, como eran los traditores y lapsi, que habían entregado los libros sagrados a
140
[*140] (Sacramental) Tomado como sustantivo, designa una realidad distinta de los
sacramentos, que tiene, sin embargo, una cierta analogía con ellos. Son cosas o acciones
de los que suele servirse la Iglesia, lo mismo, en cierto modo, que de los sacramentos,
para conseguir por su impetración efectos principalmente espirituales (CIC, can. 1.144).
Definición que recoge el Conc. Vaticano II indicando que por ellos los hombres se disponen
a recibir el efecto principal de los sacramentos y se santifican las diversas circunstancias
de la vida (Const. Sacrosanctum Concilium, 60) (cf Sacramentales, www.mercaba.org/
Rialp/S/sacramentales.htm)

141
[*141] El Concilio de Trento en el Can. 8 del decreto de la justificación consagró la
fórmula "ex opere opereto" como consta en el texto siguiente: "Si alguno dijere que por
medio de los mismos sacramentos de la Nueva Ley no se confiere la gracia ex opere
operato, sino que la fe sola en la promesa divina basta para conseguir la gracia, sea
anatema." D 851

142
[*142] Tal es el sentido de la siguiente afirmación de la Iglesia los sacramentos obran
ex opere operato (según las palabras mismas del Concilio: «por el hecho mismo de que la
acción es realizada»), es decir, en virtud de la obra salvífica de Cristo, realizada de una vez
por todas. De ahí se sigue que «el sacramento no actúa en virtud de la justicia del hombre
que lo da o que lo recibe, sino por el poder de Dios» En consecuencia, siempre que un
sacramento es celebrado conforme a la intención de la Iglesia, el poder de Cristo y de su
Espíritu actúa en El y por El, independientemente de la santidad personal del ministro. Sin
embargo, los frutos de los sacramentos dependen también de las disposiciones del que los
recibe (cf CEC nº 1128).

143
[*143] El rito esencial del Bautismo consiste en sumergir en el agua al candidato o
derramar agua sobre su cabeza, pronunciando la invocación de la Santísima Trinidad, es
decir, del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (cf Cat. Cath. nº 1278).

144
[*144] (S. Cipriano) Jamás había aceptado el principio de rebautizar a los herejes,
práctica mantenida por los donatistas. Estos sólo consideraban válidos los sacramentos
administrados por miembros santos y ortodoxos, es decir -de acuerdo con sus principios-
sólo por donatistas (cf www.cristianismo-primitivo.org/siglo_IV/donatismo.htm).

32
los paganos y/o habían apostatado en la persecución 145[*145].
En el caso de la computación, los signos o símbolos utilizados sirven para invocar
comandos de comportamiento del ordenador. Son comandos simples de reconocer; por ejemplo
para hacer funcionar el programa de WORD tengo que hacer click sobre el ícono de WORD. Es
decir el ícono nos recuerda en forma plástica y fácilmente reconocible, que responde a ese
determinado programa de procesador de texto. ¿Qué es un ícono en computación? Es un dibujo
que trasciende evidentemente su realidad de dibujo, para transignificar e invocar un programa
computacional determinado por ejemplo Windows 98, Windows XP, WORD, Norton, Biblia,
Encarta, Lexicon, etc. 146[*146].
Un simple dibujo transignifica todo un comportamiento computacional previamente
organizado como tal, llamado programa: si hacemos click sobre el ícono, equivale a poner en
contacto un interruptor electrónico, y empieza a funcionar un conjunto de comandos que se
visualizan en un menú 147[*147].
Siempre el símbolo es un instrumento lógico que trasciende la realidad intrínseca del
objeto usado como símbolo para transignificar otras realidades.
Veamos ahora los símbolos en la vida del Oratorio. Desde un principio el Oratorio
Mariano usó de símbolos para evocar las piedras fundacionales basándose en pequeños íconos,
fácilmente imaginables para el Pueblo, a los que se les conectó pedagógicamente el
transignificado de cada una de las piedras fundacionales determinadas 148[*148]. Este trabajo de
seguir mostrando la transignificación pertinente del símbolo de cada una de las piedras
fundacionales debe perdurar hasta el fin de los tiempos para que no se olviden las piedras
fundacionales.
Por ejemplo, el primer símbolo es el corazón, que se utiliza para indicar la primera
piedra fundacional. ¿Por qué ese símbolo dterminado? Porque fácilmente evoca el amor de la
Madre por sus hijos del Oratorio, el amor de nosotros a Ella 149[*149], que debe expresarse no

145
[*145] El Concilio de Cartago I, bajo Grato, del año 348 ó 349, can. 1 prohibió el
rebautismo (cf Denz.DRB nº 88).

146
[*146] Ordenador o Computadora, dispositivo electrónico capaz de recibir un conjunto
de instrucciones, o programa, y, a continuación, ejecutarlo realizando cálculos sobre los
datos numéricos, o bien compilando y correlacionando otros tipos de información (cf
"Ordenador", Enciclopedia Microsoft(R) Encarta(R) 97 (c) 1993-1996 Microsoft
Corporation).

147
[*147] El Apple Macintosh, desarrollado en 1984, contaba con una interfaz gráfica de
usuario (GUI, siglas en inglés), una forma visualmente atractiva de representar
instrucciones y datos en la pantalla. La GUI del Macintosh combinaba iconos (imágenes
que representan archivos o programas) con ventanas (recuadros que contienen un archivo
o programa abierto) (cf "Ordenador personal", Enciclopedia Microsoft(R) Encarta(R) 97. (c)
1993-1996 Microsoft Corporation).

148
[*148] 29. Jun. 1971: Primer Desafío del Oratorio Mariano, Primera Piedra Fundacional y
Fundación del Oratorio. Le pedimos a la Madre que se quede en el Oratorio, pero con el
respaldo humano de los Grupos Marianos. El signo fue el corazón.
3. Nov. 1972: Segundo Desafío del Oratorio Mariano, Segunda Piedra Fundacional. Le
pedimos a la Madre que se quede en el Oratorio, pero con el respaldo humano de la
búsqueda de la santidad. El signo fue la llave. 11. Feb. 1976: Tercer Desafío del Oratorio
Mariano, Tercera Piedra Fundacional. Le pedimos a la Madre que se quede en el Oratorio,
pero con el respaldo humano de pedir la cruz. El signo fue la cruz (el crucifijo) (cf P.J.M.
Curutchet, Folleto historia OM. nº 234).

149
[*149] Schoenstatt me impactó vitalmente. No fueron sus ideas, que fueron bastante
33
solo en palabras sino también en hechos, en este caso el esfuerzo por sacar adelante los grupos
marianos de autoeducación 150[*150].
Esto se refiere asimismo a los grupos de libre magnanimidad llamados "colima", que
tienen las comunidades consagradas en el Oratorio. Por eso el funcionamiento de estos grupos
de libre magnanimidad sostienen la presencia de la Madre Santísima en su Oratorio Mariano.
No se puede predicar a los laicos del movimiento que tengan grupos de autoeducación para
sostener el símbolo del corazón, que respalda el primero desafío, si uno mismo no da el ejemplo
de participar en grupos de libre magnanimidad.
Para la 2ª piedra fundacional tenemos una llave 151[*151], con lo que se significa que la
santidad consiste en la perfecta adecuación a la voluntad de Dios, que pueda abrir y cerrar
puertas en nuestras vidas según su propia intención divina que nos manifieste la Madre
Santísima del Oratorio. Que Ella pueda abrir y cerrar las puertas que quiera; eso es lo que
transignifica entregarle la llave a Ella. Es un símbolo suficiente, es decir calza y es congruente
con lo que se necesita simbolizar: la santidad 152[*152]. Es lo que sucede con nuestra llamada a
la santidad por medio del signo de la llave: sed santos en toda vuestra conducta 153[*153]. No se
desconocidas por mí dudmuchos años, sino mucho más la presencia vital de la Mater de
Schoenstatt en su capillita. Cuando entré en ese Santuario, sentí tan fuertemente el
impacto y la emoción de la presencia de María como nunca lo había experimentado. Algo
semejante a lo que le ha pasado a mucha gente que ha entrado al Oratorio por primera
vez. Eso ocurrió en la Semana Santa de 1953. Fue un impacto tan fuerte que mi vida
empezó a cambiar a 180 grados. Si yo trato de expresar ahora lo que sentí allí a mis
quince años, tendré que decir, que fue un amor muy grande. Se produjo una transferencia
de mi amor por esa chiquilla adolescente, ese amor que yo lo había experimentado,
tremendamente absorbente y vigoroso, que me había dado la confianza en mí mismo de
que yo era capaz de amar, se produjo una transferencia de ese amor, en un amor puro y
ennoblecedor, por nuestra Madre, como la Mater de Schoenstatt. Podría decir ahora, que
yo sentí algo así como "Yo soy tu Madre, tú eres mi hijo, ámame mucho". Esta frase
naturalmente es una expresión posterior, varios años después de eso. Pero era más o
menos lo que estaba sintiendo en ese momento (cf Coñaripe IV nº 127).

150
[*150] A diferencia de Bartolo Longo condicionó el establecimiento de María, a la
mínima cooperación humana de la presencia de grupos marianos, y esto en forma de un
Desafío: "El día en que no hayan grupos marianos que se esfuercen por la
autoeducación ... entonces se acaba tu presencia". Era una forma de mostrar la realidad
de la gracia, que necesito a en forma esencial de la cooperación humana. Si el hombre le
dice no a Cristo, no es posible la salvación de ese hombre. Es un Desafío: el día en que el
hombre se niega a seguir a Cristo, lo está echando de su vida. El sentido del Desafío, no
era otro que poner consciente la realidad y condicionalidad de la respuesta humana, del
respaldo humano (cf Coñaripe IV nº 69)

151
[*151] Madre, Madre, te entrego hoy mi llave, haz de mí lo que quieras, confiamos
siempre en ti (cf 1º Canc. del Orat. Mar. nº 6).

152
[*152] En el fundador del Opus Dei destaca el amor a la voluntad de Dios. Existe un
criterio seguro de santidad: la fidelidad en el cumplimiento de la voluntad divina hasta las
últimas consecuencias. El Señor tiene un proyecto para cada uno de nosotros; a cada uno
confía una misión en la tierra. El santo no logra ni siquiera concebirse a sí mismo fuera del
designio de Dios: vive sólo para realizarlo (cf S.S. J.P. II, Discurso Con alegría os dirijo mi
cordial saludo, 7 de octubre de 2002, a los peregrinos que habían participado en la
canonización de San Josemaría, nº 2).

153
[*153] 1P 1,15s Así como el que os ha llamado es santo, así también vosotros sed
santos en toda vuestra conducta, como dice la Escritura: Seréis santos, porque santo soy
yo.
34
trata de un instrumento unívoco como cuando vemos agua y significa unívocamente agua, sino
en un sentido analógico que da precisamente un símbolo, que de por sí siempre significa otra
cosa, tal como lo vemos en las banderas. El símbolo de la llave evoca la voluntad de entregarse
por entero a las puertas que nos abra o que nos cierre el Señor en su actuar sobre nuestras vidas.
Solamente el Verbo de Dios es el perfecto ícono del Padre porque es y significa lo mismo que el
Padre. La única distinción entre ambos es tan solo que el Hijo procede del Padre y el Padre no
procede del Hijo ni de ninguna otra persona 154[*154]. Son de la misma naturaleza de modo que
no hay nada en el Padre que no esté en el Hijo, ni nada en el Hijo que no esté en el Padre, como
sabiamente enseñaron los primeros concilios ecuménicos a partir de Nicea (325) 155[*155].
En todos los otros símbolos no hay correspondencia unívoca sino queda en claro la
transignificación del simbolismo respectivo.

b) Elementos condicionantes en la historia para


poner un símbolo.
Mientras más arbitrario y menos acorde con la realidad más imperfecto es un símbolo
156
[*156]. Por lo contrario, mientras más se atiene a la realidad de lo que se quiere transignificar,
mejor es la calidad de la simbología usada 157[*157]. Es el caso de Jesucristo que es el mejor

154
[*154] La Iglesia reconoce al Padre como «la fuente y el origen de toda la divinidad»
Sin embargo, el origen eterno del Espíritu Santo está en conexión con el del Hijo: «El
Espíritu Santo, que es la tercera persona de la Trinidad, es Dios, uno e igual al Padre y al
Hijo, de la misma substancia y también de la misma naturaleza. Por eso, no se dice que es
sólo el Espíritu del Padre, sino a la vez el Espíritu del Padre y del Hijo» El Credo del
Concilio de Constantinopla (año 381) confiesa: «Con el Padre y el Hijo recibe una misma
adoración y gloria» (cf CEC nº 245)

155
[*155] Reasumiendo toda esta doctrina procedente del Conc. de Nicea, el Conc. 3º de
Constantinopla (680) expuso textualmente: "Confesamos también que el Hijo nació de la
sustancia del Padre, sin principio antes de los siglos, y que, sin embargo, no fué hecho;
porque ni el Padre existió jamás sin el Hijo, ni el Hijo sin el Padre. Y, sin embargo, no como
el Hijo del Padre, así el Padre del Hijo, porque no recibió la generación el Padre del Hijo,
sino el Hijo del Padre. El Hijo, pues, es Dios procedente del Padre; el Padre, es Dios, pero
no procedente del Hijo; es ciertamente Padre del Hijo, pero no Dios que venga del Hijo;
Este, en cambio, es Hijo del Padre y Dios que procede del Padre. Pero el Hijo es en todo
igual a Dios Padre, porque ni empezó alguna vez a nacer ni tampoco cesó. Este es creído
ser de una sola sustancia con el Padre, por lo que se le llama omoousioV al Padre, es decir,
de la misma sustancia que el Padre, pues omoV en griego significa uno solo y ousia
sustancia, y unidos los dos términos suena «una sola sustancia»" (cf Denz.DRB nº 276).

156
[*156] Los símbolos tienen que tener una cierta congruencia con lo significado. Mal
símbolo es el que es completamente ajeno a lo que se busca significar. Un buen símbolo
es el que se aproxima lo más posible a lo que se quiere significar, como elemento lógico
asumido a tal fin. El Verbo de Dios no es el mismo Dios Padre pero es ícono de Dios
perfectísimo, porque no hay nada en el Padre que a su vez no esté plenamente realizado
en el Hijo y no como creatura del Padre sino de la misma naturaleza. En cambio el símbolo
solamente convencional, sin ningún motivo de similitud, con el objeto que se quiere
representar es un símbolo imperfecto como tal.

157
[*157] Los buenos símbolos tienen algo que los implica en lo transignificado.

35
ícono del Padre 158[*158] en su muerte quedó demostrado "tanto amó Dios al mundo" 159[*159]
porque "no hay mayor amor que dar la vida por quien se ama" 160[*160].
En el Oratorio los símbolos usados para representar las piedras fundacionales han sido
puestos porque la Divina Providencia así lo ha determinado 161[*161]; hemos descubierto en el
tiempo su transoperancia con la que hemos puesto humildemente nuestra pobre colaboración
162
[*162].
Ya hemos analizado más arriba el aspecto histórico de los símbolos de las dos primeras
piedras fundacionales. En la tercera evidentemente fue tomado el crucifijo; nos lleva a
experimentar en forma más visible a Jesucristo sangrando en la cruz, nos muestra el sentido
valórico de nuestro propio sufrimiento 163[*163]. No ocurre porque a Dios se le hayan acabado
las fuerzas sino porque Jesús sufriendo salva al mundo y nosotros ayudando a los sufrimientos
de Cristo ayudamos a salvar al mundo. Como decía Bernardita Correa: hemos descubierto que
el dolor redime 164[*164]. Es decir, ayuda a la redención de los que nos rodean. Eso lo descubre
toda mamá, cuando tiene que dar a luz un hijo. Su sufrimiento es una condición previa para
poder traer el tesoro de un hijo al mundo 165[*165]. En el parto está el misterio de la cruz, pero
después ese sufrimiento se transforma en el gozo del hijo que la hace olvidarse de lo que costó
traerlo. Cada uno de nosotros es el fruto de una madre generosa que arriesgándose a sí misma
como madre amorosa, nos dio la vida. Con razón está el refrán popular: madre hay una sola.
La cuarta piedra fundacional está simbolizada por el Cáliz del envío 166[*166]. Hay toda
158
[*158] Jesús crucificado es el icono de la misericordia ilimitada de Dios por todos los
hombres (cfr. S.S. J.P. II, Homilía 25/2/1998, Miércoles de Ceniza).

159
[*159] Jn 3,16

160
[*160] Jn 15,13

161
[*161] Como dóciles instrumentos en las manos de la divina Providencia, influyen
profundamente en la historia (cfr. S.S. J.P. II, Homilía dad gracias al Señor 27/4/2003 nº 2)

162
[*162] La Iglesia es en Cristo como un instrumento de la íntima unión con Dios y de la
unidad de todo el género humano (cfr. Vat. II, L.G. nº1).

163
[*163] La Iglesia siente la necesidad de recurrir al valor de los sufrimientos humanos
para la salvación del mundo (cf S.S. J.P. Carta Apostólica Salvifici Doloris nº 27).

164
[*164] Bernardita fue miembro de la Rama de matrimonios en Santiago. Falleció el 7 de
abril de 1983 de leucemia. Su gran testamento fue la frase: "hemos descubierto que el
sufrimiento redime". Fue heroica en su entrega; en dos oportunidades los médicos en
España la presionaron mucho para que se hiciera un aborto por motivos terapéutico. En
ninguna de las dos ocasiones se dejó arrastrar. Bernardita Correa es una esposa que nos
dio testimonio de la alegría, que el Espíritu Santo da a los que se dejan tocar por El, incluso
ante el peligro de muerte (cf P.J.M. Curutchet, Folleto historia OM. nº 190).

165
[*165] (Rm 8,22) Pues sabemos que la creación entera gime hasta el presente y sufre
dolores de parto. (Rm 8,23) Y no sólo ella; también nosotros, que poseemos las primicias
del Espíritu, nosotros mismos gemimos en nuestro interior anhelando el rescate de nuestro
cuerpo. (Rm 8,24) Porque nuestra salvación es en esperanza; y una esperanza que se ve,
no es esperanza, pues ¿cómo es posible esperar una cosa que se ve? (Rm 8,25) Pero
esperar lo que no vemos, es aguardar con paciencia.

166
[*166] En este año 2007 se están cumpliendo 30 años de este acontecimiento que ha
significado tanto en nuestra familia, hasta el nacimiento de los oratorios de otros países, la
36
una historia que nos motivó a tomar ya desde el mismo día de la piedra fundacional este
símbolo 167[*167]. El salmo 15 dice, el Señor es mi heredad y mi cáliz 168[*168]. Nosotros
tomamos entonces ese cáliz como símbolo de ese gran tesoro que el Señor le dio al Oratorio, al
invitarlo a ser un oratorio misionero, un oratorio que tendría que asumir entre muchos otros
miembros de la Iglesia (ojalá todos 169[*169]) esa gran tarea de evangelización que ha recibido
la Iglesia desde sus inicios 170[*170].
Cuando el P. Kentenich firmó ese escrito que constituye el lema de la 4ª piedra
fundacional 171[*171] estaba haciendo mención de la misión de la Iglesia, de ir a evangelizar a
todo el mundo, a bautizarlos a todos y enseñarles a cumplir los mandamientos 172[*172]. Y el
símbolo del cáliz se tomó porque reflejaba en las Escrituras el sentido de heredad y porción
recibida de parte del Señor, que por ningún motivo estábamos dispuestos a dejarnos arrebatar
173
[*173]. Está bien que América despierte de su largo letargo en la inactividad e
irresponsabilidad misionera. El cáliz de ese envío no debemos dejar que nada ni nadie nos lo
pueda birlar. La Madre Santísima nos lo sabrá defender e inculcar hasta el fin.
En el caso de la 5ª piedra fundacional se trata de una fotografía o una maqueta del

comunidad de las hermanas misioneras, la agrupación femenina, entre otras


consecuencias y tantas misiones que se hacen año a año en distintos puntos del país. La
Madre Santísima ha bendecido nuestras misiones.

167
[*167] "Me viene a la memoria que se tomó el acuerdo por parte de los jóvenes del
movimiento, de hacer un cáliz que llevara las palabras del autógrafo dejado por el Padre
José Kentenich en el dorso de una fotografía que yo le había pasado".

168
[*168] Sal 15(16),5

169
[*169] Así, pues, todo laico, por los mismos dones que le han sido conferidos, se
convierte en testigo e instrumento vivo, a la vez, de la misión de la misma Iglesia "en la
medida del don de Cristo" (Ef., 4,7). Además de este apostolado, que incumbe
absolutamente a todos los fieles, los laicos pueden también ser llamados de diversos
modos a una cooperación más inmediata con el apostolado de la jerarquía, como aquellos
hombres y mujeres que ayudaban al apóstol Pablo en la evangelización, trabajando mucho
en el Señor (cf. Fil., 4,3; Rom., 16,3ss.) (cfr. Vat. II, L.G. nº 33).

170
[*170] Les dijo: « Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación
(Mc 16,15).

171
[*171] De ninguna manera podemos decir que el P. José Kentenich puso la piedra
fundacional. El Oratorio Mariano no existía aún en julio de 1965, cuando fue escrita esa
fotografía en el dorso. Lo que debe haber querido decir el Padre de schoenstatt era que él
me enviaba junto con sus hijos de Schoenstatt a incendiar el mundo, sin pensar de
ninguna manera en el futuro Oratorio Mariano. Fue una interpretación del fundador del
Oratorio en vista de su historia de vida.

172
[*172] Por encima de cualquier raza y cultura, se sienten hermanos unidos por una sola
fe, por una sola esperanza y por una misma misión: incendiar el mundo con el amor de
Dios. Los jóvenes pusieron de relieve que sienten la necesidad de encontrar sentido.
Buscan razones de esperanza y tienen hambre de experiencias espirituales auténticas (cf
S.S. J.P. II, Catequesis, 23 de agosto de 2000, Audiencia General del Miércoles, nº 3).

173
[*173] "Yo dije a Yavé: "Mi Señor eres tú no hay dicha para mí fuera de ti". Yavé es la
parte de mi heredad y mi cáliz; tú eres quien me garantizas mi lote" (Sal 15,5s).

37
frontis del Oratorio Central 174[*174]. Este símbolo recoge lo que el fundador aprendió en
Schoenstatt respecto al cultivo de la devoción al lugar de gracia, la Capillita de Schoenstatt (das
Kapelchen). Los schoenstattianos solían tener fotografías del frontis 175[*175] de la capillita o
santuario, que guardaban con fervor como vinculación espiritual con el lugar donde se repartían
tantas gracias de parte de la Santísima Virgen, la Mater 176[*176]. Esta vinculación tan marcada
al lugar de gracias que el fundador del Oratorio vivenció en Schoenstatt era un punto de
contacto de la devoción schoenstattiana 177[*177]. De ahí surgió la 5ª piedra fundacional; se
trataba de obtener de la Madre Santísima para nuestra familia también la santificación del lugar
del Oratorio. Y por eso el símbolo de la fotografía del frontis y del interior del Oratorio se ha
venido cultivando en nuestra familia, como símbolo propio de nuestra piedra fundacional.
En el caso de la 6ª piedra fundacional 178[*178] también hay toda una historia
antecedente. La mamá del padre fundador le había regalado un cáliz. El origen de ese cáliz se
refería a una amistad de un hermano del Padre Sergio con un diácono amigo que no alcanzó a
ser sacerdote. Entonces su hermano se lo regaló a su mamá, para que pudiera disponer de él.
Ella a su vez decidió regalárselo a su hijo sacerdote, el P. Sergio. El se lo tenía pasado a las
hermanas apostólicas que no tenían un cáliz para la celebración de la Sta. Misa en su casa en
San José de la Mariquina 179[*179]. Y así diariamente era usado ese cáliz para la celebración
174
[*174] El quinto símbolo implica también una piedra Fundacional, la radicación de la
Madre en el Oratorio; está simbolizado por una maqueta del Oratorio Central desde el
frontis. Se nota aquí el Oratorio como lugar. El Oratorio Central nos lleva a encontrarnos
profundamente con la Madre en su Oratorio, que llega al punto de radircase en un lugar
concreto. La Madre tiende a radicarse también en otros lugares, poco a poco
odológicamente, aunque podría demorar años hasta que suceda esta radicación. El
Oratorio Mariano no nace en un lugar en primera instancia, sino que nace en una Imagen
muy simple, que puede estar en cualquier lugar. Después poco a poco esa Imagen va
buscando camino, hasta que se encuentra con el lugar de Sazié, donde empieza a
radicarse. Paulatinamente empieza a radicarse y va tomando color propio hasta que
después de un terremoto, que daña seriamente el lugar donde estaba la imagen, en el año
1985, va manaifestándose cada vez más la necesidad de la radicación (cf Símbolos).

175
[*175] También eran fotografías del interior, que eran objeto de gran aprecio.

176
[*176] Yo no podía perder nada de lo que se me había dado y por eso para mí la
radicación significaba que ya no solamente la imagen de la Madre del Oratorio, debía
tener una veneración sino también el lugar simbolizado por el Oratorio como edificio, que
albergaba para siempre esa imagen de gracia.

177
[*177] El Padre Kentenich hablaba de tres puntos de contacto que eran la clave de la
espiritualidad schoenstattiana. Drei Kontakt Stelle.

178
[*178] 6. El símbolo del Cáliz del Padre: Otro símbolo es el Cáliz del Padre; es un cáliz
que ya no es de madera, sino es un cáliz precioso. Este cáliz, llamado el Cáliz del Padre,
significa el conjunto de gracias que Dios le ha dado al Fundador del Oratorio Mariano, el
Padre Sergio Mena. Constituye lo que en la Iglesia se rotula como Patrimonio. El Patrimonio
incluye el conjunto de dones, de bienes materiales, espirituales, teológicos, doctrinales,
morales, de ejemplos de vida, de directivas, de enseñanzas, estilo, expresiones. Esto
significa que la persona que se une al cáliz del Padre, se une a los dones que Dios le ha
dado al Padre Fundador (cf Símbolos nº 6).

179
[*179] Siempre hemos dicho que el nombre del Cáliz del Padre es María; por eso es que
hay algunos cálices en el Oratorio con la Imagen de la Madre con el Hijo, recortados,
formando un Cáliz típico, como para indicarnos que es la Madre la que está en el Oratorio y
que ése es el gran regalo que le ha regalado al Padre Fundador. Por eso, seguir al
38
litúrgica. Entonces cuando se dio la 6ª piedra fundacional se estaba celebrando con ese cáliz. Y
las hermanas apostólicas hicieron un acto de fidelidad al fundador en estrecha unión a la Cátedra
de San Pedro 180[*180]. Con esta piedra fundacional se estaba pronosticando la 8ª en el sentido
que el irenismo no es el camino correcto para enfrentar el movimiento ecuménico 181[*181].
Después vino la 7ª piedra fundacional cuyo símbolo es el Cristo de la familia. Los
schoenstattianos tienen el Cristo de la unidad, que es muy parecido al nuestro, llamado Cristo de
la familia. El origen del Cristo de esta piedra fundacional se remonta a la hechura del Cristo
schoenstattiano. Alguien había encontrado un Cristo estilizado en algo parecido a un ícono, en
que Jesús y María aparecían unidos dentro de una cruz. Los hermanos 182[*182] pallottino-
schoenstattianos chilenos se entusiasmaron con ese Cristo y le pidieron al Frater Angel Cerró
que hiciera una escultura 183[*183] inspirándose en ese Cristo.
El comenzó a confeccionarlo en una obra de escultura que duró muchos meses 184[*184].
Paralelamente enseñaba escultura a los jóvenes brasileños Loadi Stefanello 185[*185], Dorli
Signor y otros muchachos de enseñanza media, que los pallottinos brasileños estaban formando

Fundador del Oratorio es una norma para todo el Oratorio Mariano. Esto es algo que la
Iglesia siempre ha querido que se haga, que los miembros de los movimientos, de las
asociaciones, de las sociedades, de los institutos o de las obras de la Iglesia, sigan y
respeten a sus fundadores. El Cáliz del Padre, sin embargo, está marcado por un hecho
muy importante que lo determina en el mismo gesto fundacional, de entrega a la familia.
Se da un hecho muy peculiar porque es entregado a la familia el día 22 de febrero, día de
la Cátedra de San Pedro. Es decir el Cáliz del Padre de ninguna manera puede ser
aceptado sino en la medida que está corregido y aceptado por la Cátedra de San Pedro (cf
Símbolos nº 6).

180
[*180] Había toda una intencionalidad de permanecer, tal como en el caso del Paso de
Pirque, siempre unidos al Sto. Padre como representante de San Pedro, a quien se le dio el
poder de las llaves de la Iglesia y de ser la piedra sobre la cual Cristo Jesús construiría su
Iglesia, según consta en San Mateo 16,18s. Y con eso se dejaba en claro que seguíamos en
la espiritualidad del Paso de Pirque.

181
[*181] Reina del ecumenismo, te coronamos, para que, llenos de confianza total,
marchemos por la ruta odológica de conseguir la unidad entre los cristianos sin postergar
la justicia y la verdad, sin caer en irenismos, siempre traicioneros (cf Oración Coronación)

182
[*182] En esa época nos llamábamos con el título de frater, que en latín quiere decir
hermano.

183
[*183] El Fr. Angel Vicente había venido de Venezuela a Chile a estudiar escultura en el
Bellas Artes de Santiago. Ahí conoció Schoenstatt y se decidió por la vocación sacerdotal
dentro de los padres pallottinos, que sustentaban canónicamente a los sacerdotes
schoenstattianos.

184
[*184] Algunos schoenstattianos ayudaron al Frater Angel Vicente a hacer el Cristo de la
Unidad, entre ellos estuvo el Frater Hernán Alessandri, que lo acompañó en su última
etapa en la orfebrería de Caxías, una ciudad sureña de Brasil, cerca de Porto Alegre.

185
[*185] Loadi Stefanello llegó a ser sacerdote pallottino, fue provincial de su comunidad,
donde conoció la teología de la liberación. Se retiró del sacerdocio casándose con una ex
religiosa y sigue hasta la fecha como profesor de historia de la Iglesia, manejándose
todavía dentro de dicha teología dialéctica. Recemos para que la Madre Santísima le
consiga el don de la conversión en atención a que él hizo esa cruz.

39
en la enseñanza media. Loadi hizo también un Cristo con María, que estuvo listo varios meses
antes del Cristo de la unidad schoenstattiano. No sabemos por qué motivo decidió regalárselo al
Frater Sergio, quien desde un principio lo guardó celosamente teniendo la intuición que ese
Cristo de arcilla iba a ser muy importante algún día en su vida 186[*186]. Eso sucedía antes que
el Cristo de la unidad fuera regalado al Padre Kentenich y con él llegara a tener tanta
importancia para la espiritualidad de la familia de Schoenstatt 187[*187].
Cuando se nos regaló la 7ª piedra fundacional, en seguida vino a la memoria nuestro
Cristo con María en la cruz, que había regalado Loadi al futuro Padre Sergio, fundador del
Oratorio Mariano. Representaba la perfecta e íntima unión de María Santísima con su Hijo
divino junto a la cruz. Así tendría que permanecer unida la familia para poder ser vertiente de
gracia y no un mal ejemplo como vemos que ocurre con las iglesias cristianas atrozmente
divididas, pese a que Jesús oró insistentemente a su Padre como consta en el evangelio de San
Juan para que todos fuéramos uno como su Padre y El, lo son 188[*188].
Es importante destacar que nosotros no hemos plagiado el Cristo de la unidad de
Schoenstatt porque a pesar de toda la importancia que tiene para los schoenstattianos, de
ninguna manera está involucrado en una acta de fundación o piedra fundacional o algo similar
189
[*189]. En cambio para nosotros está íntimamente enlazada dentro de la 7ª piedra fundacional

186
[*186] Séptimo símbolo es la cruz de la Familia. Esta cruz de la Familia le fue dada al
Oratorio hace muchos años. Se puede datar una fecha aproximada al año 1962 por ahí o
63 o 1960 posiblemente. Fue dada al Padre Sergio por un compañero seminarista
brasilero, (Loadi Stefanello) en Santa María, Río Grande do Sul. Confeccionó esa cruz
paralelamente a la cruz de la unidad de los Padre de Schoenstatt. Es una cruz un poco
anterior a la de ellos; tal vez un mes antes estuvo terminada nuestra cruz de la familia, y
posteriormente se concluyó la cruz preciosa de Schoenstatt. Quien empezó con esta idea
fue el Padre Angel Vicente Cerró, de Schoenstatt, ex alumno de Bellas Artes, que enseñaba
a algunos jóvenes brasileños a hacer obritas pequeñas en terracota. Al mismo tiempo
Loadi joven seminarista menor de los pallotinos, elaboró nuestra cruz y cuando la tuvo
lista, no recuerdo por qué motivo, me la regaló a mí; creo que es un caso neto de una obra
de la Divina Providencia. Yo inmediatamente tuve la intuición que esa cruz tenía mucha
importancia para mí, en el Paso de Pirque pero ignoraba el contexto del cuándo y el cómo,
que recién se vino a desvendar en 1994, más de 30 años después (cf Símbolos nº 7).

187
[*187] "La Cruz de la Unidad, una historia, una misión". Así se titula el libro del P
Benjamín Pereira, que acaba de aparecer en una nueva edición ampliada. La Cruz de la
Unidad representa la imagen de María que quiso transmitir el Padre Kentenich: unida
indisolublemente a la vida y a la misión de su Hijo, en "perfecta bi-unidad", como lo dice
muchas veces en las oraciones del "Hacia el Padre" o en sus escritos y conferencias. Junto
a la cruz de Jesús estaba su Madre, de pie, dice el Evangelista Juan. La representación
simbólica - que el autor, Padre Ángel Vicente Cerró tomó de una antigua imagen de la
abadía alemana de María Laach - la muestra junto a su Hijo crucificado, recogiendo en un
cáliz la sangre de su costado. Es la "Compañera y Ayudante permanente de Cristo en toda
la Obra de la Redención" en palabras del Padre Kentenich, la mujer sacerdotal. Este escrito
facilitará la comprensión de las verdades reveladas del Evangelio que aparecen
acentuadas en esta cruz, y al mismo tiempo permitirá descubrir la vivencia de una
generación sacerdotal que plasmó en esta imagen tan bella, la unidad "en la sangre" de
Cristo y María (cf http://www.schoenstatt.de/news2005/02/5t0248sp-ra--libros.php).

188
[*188] San Juan enfatizó mucho ese texto al repetirlo en el versículo 11, 21, 22 y 23 del
Cap. 17 de su evangelio.

189
[*189] Queremos agradecer especialmente al Padre Angel Vicente Cerró, quien plasmó
en la cruz de la unidad original el rostro visible de la misión del 31 de mayo de 1949. Esta
cruz original fue regalada por nuestro Padre Fundador, al término de su exilio en
40
del Oratorio. No es un Cristo hecho de plata u oro, es de barro, de terracota, de greda cocida,
pero en su humildad está firmemente asociado a una piedra fundacional que como tal nos marca
estructuralmente hasta el fin del mundo, si es que el Oratorio ha de durar hasta entonces, según
le hemos pedido a la Santísima Madre. Además hay que destacar que Loadi no pudo haber
plagiado la cruz de la unidad 190[*190], ya que él la terminó varios meses antes, como tampoco
se puede decir que el Frater Angel Vicente haya plageado el Cristo de María Laach, que dio
origen al Cristo de la unidad. El Cristo de nuestra familia tiene otra modalidad artística y otros
motivos donde Loadi ensayaba su creatividad sin pretender de ninguna manera hacer un plagio
de la obra del Frater Angel Vicente, de la que aún faltaban meses para que la pudiera concluir
191
[*191].
En la 8ª piedra fundacional, le hemos entregado el mando del movimiento ecuménico a
la Santísima Virgen al nombrarla Reina del ecumenismo. El origen de la corona hay que
remontarlo a la ex Hna. contemplativa, María Carmen, que se adelantó a los hechos coronando
la Madre en su Oratorio de hermanas contemplativas. Era una corona muy humilde, hecha de
cartón revestido de papel plateado y dorado 192[*192]. En el Oratorio ha quedado claro que la
realeza de María Santísima no tiene por qué constituir clasismo de cualquier signo que lo fuera.
Su reinado no es reinado de lujos y palacetes; su reinado es espiritual y comunica a los que están
con ella, junto a la humildad una gran recuperación de la confianza en Dios y por lo mismo de
la propia autoestima.
La 9ª piedra fundacional es la esclavitud mariana y en ella la simbología evidente,
correspondiente casi como realidad, son las cadenas. El fundador se había opuesto desde varios
años atrás a la esclavitud, como fórmula de devoción mariana apta para el carisma de
autenticidad en el Oratorio 193[*193]
Milwaukee, al Santuario de Stuttgart, ratificando así la corriente de gracias y de vida del
Paralelo Bellavista-Stuttgart. Al celebrarse los cuarenta años de este acontecimiento, Dios
permitió que nuevamente el Padre Angel Vicente Cerró pudiera reproducir el espíritu
original de la primera cruz de la unidad en esta cruz monumental que hoy pedimos sea
bendecida por las manos del Obispo auxiliar de Santiago, Monseñor Andrés Arteaga" (cf
http://www.schoenstatt. de/news2003/12dezember/3t1267sp-rch-campanario2.htm).

190
[*190] PLAGIAR v. tr. (lat. plagiare) [1]. Copiar o imitar voluntariamente una obra ajena,
especialmente literaria o artística. 2. Amér. Secuestrar, robar. (Cf El Pequeño Larousse
Interactivo, 2000)

191
[*191] El plagio ocurre normalmente después que la obra maestra ha concluido; es una
copia más o menos imperfecta, que no traduce bien ls fuerza creativa de la obra original.
Inspirarse en un modelo y crear algo distinto no puede llamarse plagio. El concepto
artístico de Loady Stefanello respecto a la cruz que me regaló, es bastante disímil del que
manifestaba Angel Vicente que se dejó guiar por el entonces Fr. Hernán Alessandri, porque
era una obra comunitaria como lo son las banderas de grupo.

192
[*192] Fue esta una muy buena solución porque yo me resistía a las coronaciones
dentro de un movimiento popular como el nuestro. Nadie podría tomar a mal y ver como
lujosa una corona tan simple y hecha de cartón recubierto de papel plateado.

193
[*193] Desde la época de Párroco en San Saturnino me opuse a la esclavitud mariana
como expresión adecuada al carisma de autenticidad. Esto ocurrió enfáticamente cuando
Bernardo Bayinski, acólito de mi Parroquia, por influencia de su mamá, la Sra. Helga, me
pidió que le bendijera unas cadenitas, para asumir una esclavitud mariana. Me parecieron
muy poco masculinas y además me chocaba con mi perspectiva de educar en el espíritu
moderno, que había logrado un gran éxito al abolir la esclavitud, sobre todo en un
momento culminante con Abraham Lincoln en Estados Unidos, 1º de enero de 1863. Causó
41
Sin embargo como católico no se me hacía ningún problema aceptar la esclavitud de la
Santísima Virgen, que recordaba diariamente en la oración del saludo del ángel. Además el
mismo evangelio nos narraba cómo María se había declarado esclava del Señor 194[*194], lo que
había abierto la puerta a nuestro Salvador 195[*195], al decirle al Ángel: Hágase en mí según tu
palabra 196[*196]. Había hablado asimismo de la entrega de la llave, que indudablemente
significaba una entrega total, de la que la Madre Santísima había dado ejemplo con su esclavitud
libremente abrasada. Sin embargo me parecía que el concepto de esclavitud se había superado
en la humanidad y por lo mismo era mejor no insistir en eso.
Finalmente maduró la familia del Oratorio y junto a su fundador descubrió las dulces
cadenas de la esclavitud mariana, que nos ataban a la vida y nos afirmaban en la salvación
197
[*197]. Es como le ocurre a un náufrago: qué dulce es encontrar una tabla de salvación,
superar los vómitos del que ha tragado mucha agua en el mar. María Santísima viene a ser para
nosotros la más dulce cadena que nos ata a Jesucristo, con ataduras de bondad, dulzura,
misericordia y esperanza de vida eterna, en medio de este valle de lágrimas en que nos
movemos 198[*198].
Es un excelente símbolo de la esclavitud mariana el de las dulces cadenas. Las cadenas
que nos atan a Jesús por medio de nuestra Madre son dulces cadenas, amadas y suspiradas
cadenas, que están en otra dimensión de lo que Lincoln estaba resolviendo. La esclavitud
mariana es un gran don de la Iglesia, que gracias a Dios el Oratorio supo valorar a tiempo y no
haberla desechado incautamente, lo que habría debilitado a toda la familia, por tontos
preconceptos y no haber sabido distinguir entre esclavitud mariana y la otra. La esclavitud
mariana tiene que llevarnos a un encuentro maravillosamente lleno de sentido y esperanza, es
salvífica y por ella lo mejor que nos puede ocurrir en esta vida, que nos marca la cancha con
muchos no sentidos y pésimas esclavitudes mucho peor de lo que consiguió Lincoln resolver
199
[*199].

mucha oposición en los estados del sur, con la famosa guerra de Secesión, que ganó con
la ayuda del general Grant. Lincoln fue asesinado en abril de 1865 cuando ocupaba por
segunda vez la presidencia de USA. Por otra parte, de niño había leído La Cabaña del tío
Tom, donde se mostraba el drama de la esclavitud y que le duele a cualquier cristiano que
tenga misericordia frente al dolor ajeno. íNo podía aceptar la esclavitud!

194
[*194] Lc 1,38

195
[*195] Y el Verbo de Dios se hizo carne, y habitó entre nosotros. (Jn 1,14)

196
[*196] Lc 1,38

197
[*197] La expresión dulces cadenas, ha sido empleada ya en la literatura española del
siglo ¡: "... de la identidad hispánica, sentida como propia identidad: «Mi historia natural y
mi historia nacional me atan con cadenas de realidad, dulces cadenas ... (cf Leopoldo Alas,
Clarín, Narraciones Breves, p. 94)

198
[*198] Es la desesperación del que sabe y ve próximo la realidad ineludible: me voy a
ahogar. íQué maravilloso es en ese momento haberse podido encontrar con la tabla de
salvación! La Madre del Señor es precisamente tabla de salvación dulce porque nos
conecta ciertamente con el Salvador, no para salvarnos por breve tiempo y después volver
a morir como le sucedió a Lázaro, el amigo de Jesús, sino para la vida eterna.

199
[*199] Abraham Lincoln (Hodgenville, EE UU, 1809 - Washington, 1865) Político
estadounidense. Abraham Lincoln nació en el seno de una familia de colonos cuáqueros.
Durante su infancia y su juventud, marcadas por la pobreza de su familia, recorrió el
42
Después se descubrió que las dulces cadenas entraban con mucha facilidad en los
diversos ambientes de la familia. Se trataba de una gozosa esclavitud, una alegre esclavitud, que
la distanciaba infinitamente de las esclavitudes diabólicas... La esclavitud de los negros traídos
vergonzosamente del Africa, tras una horrorosa cacería de hombres que se prestaban para ese
negocio turbio, como esclavizadores de sus hermanos. El Espíritu Santo mostró otra imagen y
visión de la sociedad como queda en claro en tantos santos, como por ejemplo el sacerdote
jesuita San Pedro Claver en Cartagena de Colombia, que se hizo esclavo de los esclavos negros
que llegaban de Africa a América 200[*200].
Nosotros nos queremos hacer libremente esclavos de la Reina más maravillosa,
coronada por su propio Hijo por la voluntad de su Padre 201[*201]. María Santísima es la que ha
mantenido dentro de la Iglesia a pueblos enteros que carecían de la necesaria asistencia pastoral
evangelizadora y sacramental 202[*202]. María Santísima nos libra de la esclavitud del pecado,
del enfermo yo infectado de pecado original, del mundo masificado te ideologizado con las
falsas ideologías ya suficientemente desenmascaradas por el magisterio de la Iglesia 203[*203];
nos libra asimismo de las asechanzas del Maligno. Por eso nuestras dulces cadenas nos
encadenan a lo mejor que nos puede suceder. El esclavo de María jamás podrá irse a la
condenación definitiva. Ella conseguirá que su Hijo divino lo vuelva a enderezar por el

Missisippi y vivió de cerca las condiciones infrahumanas que padecían los esclavos negros.
Si bien él inicialmente no apoyaba la abolición de la esclavitud en los estados en los que
ya existía, sobre todo en los del sur, se oponía a que se instaurase en aquellos otros en los
que no estaba autorizada. Particularmente célebre por la vehemencia de su verbo y la
solidez de sus argumentaciones fue su discurso antiesclavista Peoria, en 1854.
Comprometido con la causa contra la esclavitud, Lincoln se afilió al Partido Republicano
dos años más tarde (cf .com/biografia/l/lincoln.htm). La Guerra de Secesión -entre 1860 y
1865-, culminó con el restablecimiento de la Unión Americana y la abolición de la
esclavitud, consolidándose ésta, paradógicamente, con el asesinato de Lincoln el 09 de
abril de 1865. El 22 de septiembre de 1862 Abraham Lincoln, firma la ley de la abolición
de la esclavitud.
(cf http://www.redesc.ilce.edu.mx/redescolar/efemerides/
septiembre2001/interna/ame22.htm)

200
[*200] El Papa León XIII decía que la vida de San Pedro Claver era la vida que más le
había impresionado después de la de Cristo.

201
[*201] No puede haber una Reina mayor que Ella, por su realidad de estar unida de un
modo singular, único e irrepetible como Sta. Madre de Dios y Nueva Eva, acompañante del
nuevo Adán, Cristo Jesús, nuestro salvador.

202
[*202] Es un buen ejemplo la Tirana, en las cercanías de Iquique, al Norte de Chile. Los
bailarines le bailan a la Tirana, la que los salva con su dulce tiranía de tantos peligros y de
herejías que otros pueblos no han podido superar, porque cuando aparece la constelación
mariana, el protestantismo se va diluyendo y hasta desapareciendo. Eso lo saben muy
bien los pastores evangélicos: los que han sido marianos con anterioridad a su conversión
a los evangélicos, nunca están totalmente seguros dentro del protestantismo.

203
[*203] Todos sus vicios, corruptelas que inventa al hombre y que finalmente se vuelven
contra el propio ser humano. Qué dramáticamente verdadero resulta decir: apostacía de
Dios, ruina del hombre. Apostacía parcial de Dios, ruina parcial del hombre; appostacía
total de Dios ruina total del hombre. El nazismo alemán y el marxismo bolchevique lo
documentan en forma aterradora, quedando suficientemente al descubierto su fracaso y
diabólica embriagues de muertos.

43
verdadero camino.

4.c) Cual es el símbolo de la 10ª piedra fundacional


En las piedras fundacionales nos encontramos con un hecho salvífico, que conecta a un
grupo humano, un movimiento, como es el caso de nuestra familia del Oratorio Mariano, la
conectan con elementos del depósito de la revelación que no habían sido suficientemente
asimilados o lo habían sido en otro contexto. No hay ningún carisma, gracia, vertiente o piedra
fundacional que no esté al menos en germen dentro del depósito de la fe 204[*204]. Todo viene
de Dios pasando por la Iglesia y vuelve a Dios por el mismo conducto. Si la Iglesia no reconoce
como suyo algún elemento o no lo reconocerá nunca o lo reconocerá más adelante. Si no lo
reconocerá nunca es porque no pertenece al depósito de la revelación.
Es al magisterio de la Iglesia a quien corresponde aceptar o rechazar la configuración
teórica y práctica de los carismas e intervenciones de un fundador en la Iglesia 205[*205]. No es
posible que el fundador se abrogue para sí el derecho a juzgar en exclusiva, la veracidad y
conformidad de su actuación en la Iglesia. Las obras son de Dios y por lo mismo de la Iglesia;
por eso siempre el carisma tendrá que ser aquilatado finalmente por el magisterio. Y nunca será
sana cualquier forma de tosudez, porfía o manifestaciones rebeldes, presionando injustamente a
la autoridad para obtener una aprobación forzada. Con lo cual no se puede tampoco negar la
inteligente diplomacia respectiva 206[*206].
La simbología calza con la Iglesia o no calza. Es verdad que siempre calzará si la piedra
fundacional respectiva calza con las enseñanzas de la Iglesia. También los símbolos y los
contenidos de las piedras fundacionales son aportación de la gracia carismática que influye en
un fundador/a en poner este signo o este otro. También la simbología es signo del actuar de la
transoperancia divina, que con su divina Providencia todo lo prevé y lo provee 207[*207].

204
[*204] San Vicente de Lerins en su Commonitorio trata el tema del desarrollo del
dogma, los progresos en la comprensión de la revelación divina. Pone como criterio de
discernimiento de la verdad católica: la expresión «quod ubique, quod semper, quod ab
omnibus»... No debe tomarse en sentido exclusivo, sino afirmativo, ya que no puede
olvidarse que «algún capítulo de la doctrina puede estar contenido en la revelación
objetiva, y puede también con el paso del tiempo, hecha la suficiente explicación y
proposición, pertenecer a las verdades que deben ser creídas necesariamente con fe
católica, porque, aunque siempre estuviese contenido en el depósito de la Revelación, sin
embargo, no fue creído explícitamente siempre, en todas partes y por todos».

205
[*205] Por esta razón aparece siempre necesario el discernimiento de carismas. Ningún
carisma dispensa de la referencia y de la sumisión a los pastores de la Iglesia. «A ellos
compete sobre todo no apagar el Espíritu, sino examinarlo todo y quedarse con lo bueno»
a fin de que todos los carismas cooperen, en su diversidad y complementariedad, al «bien
común» (1 Co 12, 7) (CEC nº 801)

206
[*206] A esto el Padre Kentenich le daba el título de "kluge diplomatie".

207
[*207] El c r o n o V es el tiempo en su curso ordinario, que también está bajo el influjo
de la Providencia divina, que lo gobierna todo. Pero en este curso ordinario de la historia
Dios inserta sus intervenciones especiales, que confieren a determinados tiempos un valor
salvífico completamente particular. Son, precisamente, los k a i r o i , los momentos de
Dios, que el hombre está llamado a discernir y por los que debe dejarse interpelar (cf S.S.
J.P. II, Catequesis la Salvación realizada en la historia de Juan Pablo II, del 11 de marzo de
1998, Audiencia General del miércoles. nº 2).

44
Va guiando la familia magistralmente, aunque no se trata de un magisterio
extraordinario, de todos modos El va guiando la Iglesia hasta en sus mínimos detalles, también
en las pequeñas iglesias domésticas, parroquiales, movimientos, diócesis, provincias
eclesiásticas te Iglesia universal. Naturalmente que en el caso de movimientos, iglesias
domésticas se trata de una guía del todo particular 208[*208].
Así también la familia del Oratorio Mariano, creemos que ha sido guiada por el Espíritu
Santo para conformar su modo de existencia y el sacerdote que el Señor le ha dado como guía,
hasta ahora no se ha opuesto a su santa voluntad, al menos no deliberadamente; está convencido
de no haber buscado caminos extraños a la Iglesia durante todas estas etapas de fundación. Y el
Oratorio está de acuerdo con su apreciación hasta ahora. Creemos que por ahora no se ha
opuesto a las señalizaciones divinas y esperamos y oramos para que así persevere hasta el final
209
[*209]. Se trata de obedecer a un proceso de la gracia. Algún tiempo atrás con los modelos de
año, que fueron constituyendo corrientes de vida, un torrente de vitalidad espiritual bastante
apreciable, y durante varios años seguidos, donde aparecía "la mujer eucarística" o "con la
Eucaristía", el fundador interpretó que la Eucaristía debería estar en su vida de una forma
especial, de algún modo simbólico 210[*210].
Esta expresividad marcó profundamente mi vida práctica con la espiritualidad de la
Eucaristía. Este era un hecho práctico en la existencia del Oratorio, que nos manifestaba lo que
nos había enseñado el magisterio ordinario de la Iglesia, en la encíclica Redemptoris Mater de
S.S. Juan Pablo II, a cerca de la estrecha conexión entre Eucaristía y piedad mariana 211[*211].

Cuando se dieron los signos de la nueva piedra fundacional, yo sabía que esos petos
eucarísticos que había recibido y estaba usando no eran un hecho fortuito sino tenían una
significación específica en las señalizaciones divinas, que estaban marcando mi existencia
sacerdotal y de fundador del Oratorio. Por lo tanto no podía escamotearlos ni dejarlos
marginados de mi reflexión espiritual: esos petos marcaban profundamente mi identidad

208
[*208] Mt 10,30s "En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están
todos contados. No temáis, pues; vosotros valéis más que muchos pajarillos". Si cuida de
los pelos de nuestra cabeza y hasta de los pajaritos, ¿no va a cuidar del destino de
eternidad de sus hijos? ¿No guiará y aconsejará día y noche a los miembros de la Iglesia?

209
[*209] Mt 24,13 "Pero el que persevere hasta el fin, ése se
salvará". Si nuestro fundador no ora, no se somete a la voluntad de Dios, sino tal solo con
los labios, pero no en la realidad, no podrá perseverar en el camino en que el Señor por su
infinita misericordia lo introdujo. Por eso es tan importante que toda la familia ore por él.

210
[*210] En vistas de buscar una expresión apropiada para esa inquietud de toda la
familia, durante algunos años seguidos, le pidió a la ex Hna. María Judith, de las hermanas
contemplativas, que le confeccionara un escapulario, tamaño peto, con un signo
eucarístico, como una custodia. Como demoraba, le pidió asimismo a la Madre María Irene
que se lo hiciera. Un poquito antes estuvo terminado el de la ex Hna. María Judih y en
seguida el de la Madre María Irene. El primero lo usaba de noche y el segundo de día.
Durante algunos meses lo mantuvo como un secreto personal. Pero al tocar el tema de la
Eucaristía en la primera jornada nacional del Oratorio Mariano en Argentina, la Rioja, se
sintió fuertemente impulsado a regalarle también al Oratorio ese secreto personal. Y lo
hizo así al instante... el gozo de una presencia especial en ese momento no lo dejó
tranquilo hasta que lo dio a conocer.

211
[*211] Como se puede leer en cita más arriba de la Redempt. Mater (cfr. S.S. J.P. II, R.M.
nº 44d).

45
mariana. Esos petos eran para mí una manifestación del Espíritu Santo, que me señalizaban con
anticipación el símbolo que quería, como expresión de la nueva piedra fundacional 212[*212].
Así como había anticipado por muchos años el símbolo de la cruz de la familia, en la 7ª piedra
fundacional; así estaba anticipando en varios meses, algo fundamental de lo que iba a tener que
ser el símbolo de la custodia eucarística de esta décima piedra fundacional. El símbolo adecuado
a la Reina eucarística tendría que ser un paño o un estandarte, que llevara estampado el símbolo
de una custodia dorada con la hostia consagrada y unas letras también doradas sobre el fondo
oscuro tipo fucsia, que dijeran: Con la Reina eucarística corramos alegres a la Eucaristía
213
[*213]. Quedaría a la generosidad de cada uno si se ponían escapularios de la Reina
eucarística, para expresar la adhesión a esta piedra fundacional en una corriente de vitalidad
muy profunda, si colocaban fotografías de nuestra custodia de la Reina eucarística del Oratorio.
Con los días que van pasando, después del 31 de enero, la Divina Providencia nos ha
señalado, que la custodia estampada deberá ser un dibujo de la custodia, que el Padre José
Miguel mandó confeccionar para la casa de formación de los padres y hermanos del Oratorio en
Chena. La usamos diariamente en la adoración del Santísimo en Alepúe durante el retiro de
ellos en febrero del año 2007. Algo me iba susurrando que esa era la custodia mandada, cuyo
dibujo debía acatarse en el estandarte 214[*214]. Esa custodia contiene una réplica del Cáliz del
Padre con una custodia simple ajustada sobre él. Esto nos indicaba que la piedra fundacional
tenía que ver con la Eucaristía en su aspecto de sacrificio y en su sentido eclesial. El aspecto
sacrificial quedaba expresado adecuadamente en el Cáliz, que simbolizaba la Sangre del
sacrificio de la nueva alianza 215[*215]. Es que la Iglesia vincula la Eucaristía con el sacrificio
de la Sta. Misa, lo que se puede confirmar en diversos textos del magisterio tanto anteriores al
Conc. Vat. II como posteriores 216[*216].
4.d) Justificación de la 10ª Piedra Fundacional, la
Reina Eucarística que nos lleva de la mano a la
212
[*212] Creo poder decir a conciencia, que los símbolos de las piedras fundacionales no
han sido inventos míos, sino que de lo alto me los insinuaban; y poner otros símbolos
diferentes, por testarudez, no habría llevado la bendición de Dios, como de hecho hemos
notado en cada una de las piedras fundacionales.

213
[*213] Con María, corramos alegres a la Eucaristía ? Mensaje Mariano (Historia con
María, cf www.groups.msn.com/c9qe8kgeeul8ej).

214
[*214] Lc 12,54-57 Decía también a la gente: « Cuando veis una nube que se levanta en
el occidente, al momento decís: "Va a llover", y así sucede. Y cuando sopla el sur, decís:
"Viene bochorno", y así sucede. íHipócritas! Sabéis explorar el aspecto de la tierra y del
cielo, ¿cómo no exploráis, pues, este tiempo? « ¿Por qué no juzgáis por vosotros mismos lo
que es justo?

215
[*215] La Iglesia le ha dado a la antigua fiesta del Corpus Christi el nuevo nombre de "El
Cuerpo y la Sangre de Cristo". Con esto se ve la intención de la Iglesia de rescatar en la
Eucaristía su sentido sacrificial. Pareciera que las custodias del futuro tendrían que mejorar
introduciendo un cáliz en su pedestal.

216
[*216] El sacrificio de Cristo y el sacrificio de la Eucaristía son, pues, un único sacrificio:
«Es una y la misma víctima, que se ofrece ahora por el ministerio de los sacerdotes, que se
ofreció a sí misma entonces sobre la cruz. Sólo difiere la manera de ofrecer»: «En este
divino sacrificio que se realiza en la misa, este mismo Cristo, que se ofreció a sí mismo una
vez de manera cruenta sobre el altar de la cruz, es contenido e inmolado de manera no
cruenta» (Cf Cath. nº 1367). Este texto cita el Conc. de Trento (Cc. de Trento: DS 1743).

46
Eucaristía
1' Examinando a la luz del Antiguo Testamento.
a' Primeros sacrificios.
En un análisis de primera vista podemos darnos cuenta que el elemento sacrificio aparece como
la respuesta humana propia del Antiguo Testamento a Dios. Al hombre del Antiguo Testamento
le es recurrente hacer un sacrificio para obtener y conservar el favor de Dios, por eso es vital
diríamos por ejemplo en Abel, su disposición generosa a ofrecerle un sacrificio al Señor
217
[*217].
La Eucaristía es importante que sea vista como el sacrificio perfecto, amoroso, de Dios
Hijo a su Padre. Es un sacrificio perfecto, es un holocausto de manos limpias, no es un
holocausto que está ensangrentado, que está marcado por la injusticia, por la impiedad o el
asesinato de Caín 218[*218].
Dentro de los mismos primeros sacrificios que nos manifiesta el Antiguo Testamento,
está el de Noé con ocasión de su salvamentol en las aguas del diluvio 219[*219]. Entonces, esa
voluntad de Dios de que el hombre le ofrezca algo, es algo permanente 220[*220]. Eso explica
entonces las mandas que hace la gente, las peregrinaciones a pagar sus mandas, los votos que
aparecen en la Grutas de Lourdes, la piedad recordatoria del milagro, del favor, de las gracias
por favor concedido que manifiesta entonces la buena voluntad del hombre haciendo una
especie de sacrificio por el bien recibido.
En el caso de Abraham lo vemos también cuando el Señor lo salva, le promete que le va
a ser padre de una gran muchedumbre. Abraham hace un sacrificio al Dios inefable, tremendo te
217
[*217] Vemos que Abel hace un sacrificio, como nos narra el libro del Génesis. Era
pastor, entonces e ofrece un cordero al Señor, tal vez el mejor cordero que tenía. Hace un
sacrificio agradable a Dios, porque nota Dios que el corazón de Abel es bueno, que es
amante de Dios, que es generoso, que es rangoso, que no es mezquino ni mentiroso ni
aprovechador ni tampoco utiliza a Dios. Es que Dios no se deja jamás utilizar. Sabe muy
bien cuáles son las intenciones más profundas de cada uno de nosotros. No se engaña ni
puede olvidarse.

218
[*218] El sacrificio de Caín es un sacrificio interesado, es un sacrificio poco piadoso, es
un sacrificio utilizador, que utiliza a Dios, pero no lo ama realmente, no lo ama sobre todas
las cosas.

219
[*219] Cuando Noé salva su vida en una arca de madera, que el Señor le había
enseñado y mandado a construir, hace un sacrificio también a Dios de animales los
mejores que encontró para ofrecerlos al Señor.

220
[*220] Casi todas las religiones naturales, en unas u otras formas, han practicado
sacrificios cultuales, y los han ofrecido mediante sacerdotes, hombres especialmente
destinados a ese ministerio. En efecto, partiendo de que es connatural al hombre expresar
su espíritu interior por medio de signos sensibles, Santo Tomás deduce que es natural que
«el hombre use de ciertas cosas sensibles, que él ofrece a Dios como signo de la sujeción
y del honor que le debe». Ahora bien, «siendo esto precisamente lo que se expresa en la
idea de sacrificio, se sigue que la oblación de sacrificios pertenece al derecho natural»
(STh II-II,85,1). El sacrificio exterior-litúrgico es, pues, signo del sacrificio interior-espiritual,
por el cual el hombre, él mismo, se entrega devotamente a su Creador, y sólo a Él, en
alabanza y acción de gracias, en súplica de perdón y de favor (+85,2; III,82,4). Y suele
implicar algún modo de alteración del bien ofrecido a Dios: perfume derramado, incienso
quemado, animal sacrificado (cf
www.mercaba.org/FICHAS/SACRAMENTOS/EUCARISTIA/sintesis_eucaristia_02.htm).

47
infinito. En ese sacrificio Dios se manifiesta en un sopor muy grande y un terror que le
sobreviene a Abraham; se trata del respeto inmenso que el hombre debe tenerle a su Dios por la
inmensidad del Señor y la pequeñez casi infinita del hombre respecto a su Dios 221[*221].
Entonces, la vida del hombre es mezquina, es nada, en cambio la vida del Señor es
eterna, no se acaba nunca, no tiene comienzo ni fin. Por eso, el hombre con gran temor le hace
un sacrificio a Dios para pedirle que lo ayude en su debilidad, incapacidad te insuficiencia.
También lo vemos en Betel con Jacob que asimismo hace un sacrificio. Hay que dejar
bien asentado que los primeros sacrificios marcan la Historia Sagrada. En cierto sentido no
puede dejar de verse la unión necesaria de la vida religiosa con su aspecto sacrificial 222[*222].
El dinamismo relioso de estos sacrificios implicaba una entrega a Dios; poner su
confianza en él y por eso entregar algo costoso y precioso para el hombre, de modo de dejar
muy bien expresado el sometimiento a Dios. Así quedaba expreso nuestro agradecimiento, por
el favor concedido o por una gran protección en un momento extremo de peligro. El hombre
recurría a esta fórmula profundamente religiosa buscando conjurar los elementos de la
naturaleza volcados contra el hombre. El hombre antiguo hizo holocaustos y se sigue haciendo
holocaustos en los pueblos de origen precristiano 223[*223].
Superando ese tipo de sacrificios, que no agradaron al Señor, nosotros los cristianos en
memoria de Cristo y obedeciendo su mandato celebramos la Santa Misa. Mandamos a hacer la
santa misa por los difuntos o por agradecimiento, por un don concedido, por el don de la patria,
por un aniversario de matrimonio, por las primeras comuniones, las confirmaciones, estamos
siempre confeccionando ese santo sacrificio, que el Señor entregó a su Iglesia 224[*224].
Es parte esencial de la vida auténtica del hombre volver siempre a su Dios. Entonces
221
[*221] En una visión el Señor hablando con Santa Catalina de Siena le dice: "tú eres
nada y yo soy todo". No se trata de una actitud divina de falta de humildad; no por
prepotencia, sino porque El realmente es quien ha creado el universo, el que es inmenso,
infinitamente grande y nosotros no somos más que una pulguita, una comita, como un
bostezo de un pájaro, somos nada, que vivimos 120 años cuando mucho en esta tierra, 60
algunas personas, 70 otras, 80, 90, hasta 100 años, o alcanzan casi a los 100 años, como
mi mamá que alcanzó 99 años 11 meses, pero no llegó a los 100.

222
[*222] Podría decirse que el hombre está hecho para el sacrificio, para tener una
relación amorosa, una alianza. En la Antigüedad se llama la Antigua Alianza. Entonces el
hombre por medio de sacrificios, de holocausto de animales se refería a Dios confiándole
sus preocupaciones.

223
[*223] Holocausto (del griego, holo, 'total' y caustos, 'quemado'), término que hacía
referencia originalmente a un rito religioso en el que se incineraba una ofrenda. En la
actualidad su empleo remite a cualquier desastre humano de gran magnitud; pero,
cuando se emplea como nombre propio, se refiere a la política de exterminio de los judíos
residentes en Europa llevada a cabo por la Alemania nazi (cf "Holocausto", Enciclopedia
Microsoft(R) Encarta(R) 97)

224
[*224] Memorial de la pasión y de la resurrección del Señor. Santo Sacrificio, porque
actualiza el único sacrificio de Cristo Salvador e incluye la ofrenda de la Iglesia; o también
santo sacrificio de la misa, «sacrificio de alabanza» (Hch 13, 15) sacrificio espiritual,
sacrificio puro y santo, puesto que completa y supera todos los sacrificios de la Antigua
Alianza. Santa y divina liturgia, porque toda la liturgia de la Iglesia encuentra su centro y
su expresión más densa en la celebración de este sacramento; en el mismo sentido se la
llama también celebración de los santos misterios. Se habla también del Santísimo
Sacramento porque es el Sacramento de los Sacramentos. Con este nombre se designan
las especies eucarísticas guardadas en el sagrario (CEC nº 1330).

48
Jacob en Betel hace también algo similar a un sacrificio cuando está siendo perseguido por su
hermano Esaú. En ese viaje obligado por la persecución, le promete a Dios que si lo saca
adelante él va a hacer un sacrificio, va a pagar el diezmo de todo cuanto gane. Jacob tiene un
sueño de una escalera que llegaba al cielo; los ángeles subían y bajaban por ella, al despertar
marca la piedra con un aceite sagrado para indicar que ese era un lugar santo 225[*225]. La
santidad de los hombres, la vida de los hombres, el ser humano la conjuga en forma religiosa en
conexión con Dios y eso lo hace por medio de los sacrificios.

b' Sacrificios no agradables a Dios.


También en el Antiguo Testamento aparecen varios sacrificios que a Dios no le
agradaban, que no llevaron a buen término, porque Dios los rechazó. No fueron de su agrado,
por ejemplo, el mismo Caín del que recién nos referimos. El sacrificio que presentó Caín, que
era un hombre de la tierra, un agricultor, era en base a productos de la tierra y no fueron gratos a
Dios, porque no eran signo adecuado del cordero 226[*226]. Es el Cordero de Dios, Jesús, el
único sacrificio que Dios Padre ha aceptado 227[*227].

En consecuencia, nosotros nos insertamos profundamente en una vida eucarística que


nos pone en conexión con el Cristo sacrificado por nosotros, el Cordero de Dios que quita los
pecados del mundo, que levanta la vida, que nos saca adelante. Otro sacrificio no grato al
Señor lo tenemos en los sacrificios que se hacían en el Templo de Silo, según se puede ver en el
primer libro de Samuel 228[*228]. Por eso que el Templo de Silo se va a acabar. Es en ese
templo de Silo donde al niño Samuel entregado por Ana, su madre, al templo y al sacerdote Elí
se le profetiza que dicho templo se terminará en breve. El sacerdote Elí tenía dos hijos: Jofní y
Finés que fueron profundamente desagradables a Dios porque utilizaron el sacrificio para sus
intereses personales sin tomar en cuenta, que estaban profanando el sacerdocio de su padre
229
[*229].
225
[*225] Gn 28,11-22

226
[*226] Gn 4,1-6

227
[*227] El sacrificio de Abel, que era pastor, fue posiblemente un cordero; y el cordero no
es un árbol ni una planta, no es una fruta producida por un árbol de los cultivados por el
agricultor, sino que es un símbolo de Cristo Jesús que es el único sacrificio que es grato al
Padre, no hay ningún otro sacrificio que pueda superarlo.

228
[*228] 1S 2,12-17 Los hijos de Elí eran unos malvados que no conocían a Yahveh (Jofní
y Finés) ni las normas de los sacerdotes respecto del pueblo: cuando alguien ofrecía un
sacrificio, venía el criado del sacerdote, mientras se estaba cociendo la carne, con el
tenedor de tres dientes en la mano, lo hincaba en el caldero o la olla, en la cacerola o el
puchero, y todo lo que sacaba el tenedor, el sacerdote se lo quebada; y así hacían con
todos los israelitas que iban allí, a Silo. Incluso antes de que quemasen la grasa, venía el
criado del sacerdote y decía al que sacrificaba: « Dame carne para asársela al sacerdote,
no te aceptará carne hervida, sino solamente carne cruda. » Y si el hombre le decías: «
Primero se quema la grasa, y después tomarás cuanto se te antoje », le respondía: « No,
me lo darás ahora o lo tomo por la fuerza. » El pecado de los jóvenes era muy grande ante
Yahveh, porque trataban con desprecio la ofrenda hecha a Yahveh.

229
[*229] Para quedarse con las mejores carnes de los sacrificios, para quitarle, arrebatarle
a Dios lo que le pertenece, se prestaron a todo tipo de abusos, como se puede leer en el
primer libro de Samuel, 1S 2,12ss. Esto fue entonces profundamente desagradable a Dios.
El Señor no puede dejar pasar indemne esa actitud de Ofni y Finees y también de su padre
Elí que no los corrigió por salvarse de tener a sus dos hijos consigo, no tuvo la hombría, no
49
El Templo de Jerusalén también es un signo hasta el día de hoy, sobre todo el muro de
los lamentos. Ese Templo lo vimos agradable a Dios por un tiempo, pero en la medida que el
pueblo pecó, que los sumos sacerdotes pecaron, el templo se hizo desagradable a Dios, como el
de Silo. Y Dios permite entonces que sea destruido.
Jesús anuncia la destrucción del templo, como aparece claramente en el Evangelio de
San Mateo, Capítulo 24 230[*230]. Dios nos enseña que ese templo va a ser destruido, porque en
la cátedra de Moisés se sentaron los fariseos, se sentaron los sacerdotes del templo para enseñar
lo que era inicuo delante de Dios, y por no haber recibido al Hijo del Hombre cuando llegó a la
tierra por intereses políticos, por el poder de ellos; no fueron fieles al Salvador, por eso el
templo quedó destruido, hasta el día de hoy que ya estamos empezando el tercer milenio y
todavía el templo de Jerusalén no es restaurado y no puede ser restaurado, porque habría que
pelear contra los árabes bravísimamente quitándoles la mezquita de Omar 231[*231].
Eso significaría prácticamente una nueva guerra mundial en la época de las bombas
atómicas. Entonces no hay ninguna señal de que pueda restaurarse el templo de Jerusalén a
pesar de que los judíos llegaron ya a Jerusalén, y forman un estado israelita, desde 1947
232
[*232].
tuvo la veracidad de haberlos corregido severamente por su mal comportamiento en el
Templo de Silo. Y el Templo entonces, quedó arruinado después de la muerte de Elí y ya
no funcionó más.

230
[*230] (Mt 24,1) Salió Jesús del Templo y, cuando se iba, se le acercaron sus discípulos
para mostrarle las construcciones del Templo. (Mt 24,2) Pero él les respondió: « ¿Veis todo
esto? Yo os aseguro no quedará aquí piedra sobre piedra que no sea derruida. »

231
[*231] Desde la terraza se dominan los barrios árabes y, encima de todo, la mezquita
de Al Aqsa y la de Omar, cuya soberanía según el plan Clinton, será transferida a los
palestinos. Bajo los cimientos de las mismas mezquitas se encuentran las ruinas del
templo. «El templo hacia el cual los judíos hemos dirigido nuestras oraciones durante
2.000 años», masculla Yehuda Etsión, jefe de los Fieles del Templo. La cúpula dorada de
la mezquita de Omar se refleja en el cristal de sus gafas. En otra ocasión Etsión nos refirió
la historia de cómo, sin ninguna jactancia, el ex oficial de Ingenieros rememoró cómo
horadaron un túnel y cómo se disponían a colocar las cargas cuando fueron sorprendidos
por el Servicio de Seguridad General de Israel (SHABAK), a causa de una delación. Yehuda
Etsión no lamenta haber pasado un año en la cárcel. Es más, el colono está dispuesto a
sacrificar nuevamente su libertad, con tal de desbaratar en ciernes la gran herejía. Los
preparativos para la batalla de los hijos de la luz contra los hijos de las tinieblas se
encuentran en su apogeo. En la terraza de la sede nacionalista ya se apilan los sacos
terreros que absorberán la metralla. «La casa dispone de un generador, de víveres y de
artículos de primeros auxilios», dice el chaval obeso. Yehuda Etsión atisba con los
binoculares la Explanada de las Mezquitas. De tanto practicar este hábito, ha aprendido a
reconocer a cada uno de los imames (sacerdotes islámicos) y a los mendigos de la alberca
de las abluciones. «Estos son tus enemigos, Israel», pronuncia sin quitar la vista del monte
(cf www.elmundo.es/2000/12/28/internacional/28N0086.html)

232
[*232] Cuando consideramos la enseñanza de la Biblia acerca de este sujeto, es claro
que nosotros como cristianos no debemos apoyar a los judíos que están tratando ganar
control sobre territorios en Jerusalén y reinstituir los holocaustos del Antiguo Testamento.
Al contrario, debemos apoyar a los judíos a aceptar el sacrificio que ya ha sido ofrecido por
sus pecados cuando su Mesías se murió por ellos en la Cruz, de modo que puedan estar
con su Padre Abraham en la Jerusalén celestial. Hoy día los musulmanes ocupan el sitio del
templo, y lo han ocupado para 1300 años. Sería necesario luchar una guerra mundial, tal
vez una guerra atómica, para echar a los musulmanes. Si los cristianos evangélicos tienen
la culpa de empezar tal guerra para apoyar a los judíos, los pueblos cristianos y los
50
Saúl hizo un sacrificio que fue desagradable a Dios, porque Dios le había dado la orden
de exterminar al pueblo de los amalecitas por su pésimo y malísimo comportamiento, pero él no
lo cumplió, sino que rescató los animales para poder hacer con ésos sacrificios a Dios. Es decir
no fue obediente, por eso el Señor dice "obediencia quiero más que sacrificios" 233[*233]. Y,
precisamente, Jesucristo fue obediente al Padre y por eso fue el verdadero sacrificio, porque
obedeció hasta la muerte y muerte de cruz 234[*234].
Con eso, se hizo verdadera víctima, sacerdote, altar, donación completa al Padre para
nuestra salvación. Fue todo lo contrario del hermano mayor del hijo pródigo, que no quería
entrar a la fiesta porque su hermano que se había gastado toda la herencia había vuelto a casa, y
su Padre hacía fiesta por haberlo recobrado con vida, porque se había salvado 235[*235].
Acá, es el Hijo del Hombre el hermano mayor, que habiendo sido justo siempre, nunca
había estado fuera de la casa del Padre, (nosotros por lo contrario sí hemos estado fuera de la
casa del Padre). El verdadero Hijo Mayor 236[*236], Jesucristo, nos viene a librar y goza; entra a
la fiesta, anima la fiesta, la condiciona con su muerte de cruz para que podamos salvarnos y con
su resurrección nos da la vida eterna también a nosotros 237[*237].

c' Sacrificios agradables a Dios.

Hay muchos sacrificios en el Antiguo Testamento que agradan a Dios, como por
ejemplo el sacrificio pascual que manda el Señor hacer a Moisés cuando están en Egipto y el
faraón no los deja partir. En la noche en que mueren los primogénitos, se precipita la situación
misioneros en el Medio Oriente sufrirán rechazo y persecuciones (cf
www.thomaswilliamson.net/spanish/Debemos_Apoyar_Jerus.htm).

233
[*233] 1S 15,18-22 Yahveh te ha enviado por el camino y te ha dicho: "Vete, y consagra
al anatema a estos pecadores, los amalecitas, hazles la guerra hasta el exterminio". Por
qué no has eschuchado a Yahveh? ¿Por qué te has lanzado sobre el botín y has hecho lo
que desagrada a Yahveh? » Saúl respondió a Samuel: « íYo he obedecido a Yahveh!
Anduve por el camino por el que me envió, he traído a Agag, rey de Amalec, y he
entregado al anatema a los amalecitas. Del botín, el pueblo ha tomado el ganado mayor y
menor, lo mejor del anatema, para sacrificarlo a Yahveh tu Dios en Guilgal. » Pero Samuel
dijo: ¿Acaso se complace Yahveh en los holocaustos y sacrificios como en la obediencia a
la palabra de Yahveh? Mejor es obedecer que sacrificar, mejor la docilidad que la grasa de
los carneros.

234
[*234] Flp 2,5-11

235
[*235] Lc 15,25-32

236
[*236] En diversas oportunidades Jesús nos revela que es nuestro hermano. El es el
Unigénito del Padre pero se entregó por nosotros sus hermanos para que tuviéramos vida
en abundancia y no estuviéramos separados como el hijo pródigo de la parábola. por
ejemplo en la escena de la aparición de Jesús a María Magdalena: Jn 20,17 Dícele Jesús: «
No me toques, que todavía no he subido al Padre. Pero vete donde mis hermanos y diles:
Subo a mi Padre y vuestro Padre, a mi Dios y vuestro Dios. »

237
[*237] Parece que la interpretación de la patrística respecto al Hijo mayor de la
parábola del hijo pródigo, se refiere no a Jesús sino al pueblo de Israel, por ejemplo: San
Ambrosio, "El hermano mayor, que era el pueblo de Israel, tuvo envidia del hijo menor
(esto es, del pueblo gentil), por el beneficio de la bendición paterna, lo mismo que los
judíos cuando Jesucristo comía con los gentiles. Prosigue: "El entonces se indignó y no
quería entrar", etc. (cf Catena Aurea 10525) Algo similar San Agustín.

51
contundente donde ya los egipcios se ven obligados a expulsar a los israelitas, que eran sus
servidores, sus esclavos. Perdieron un capital humano cuantioso en esclavos al expulsarlos, sin
embargo, es tan fuerte el dolor y desesperación por la muerte de sus primogénitos que ya
prácticamente ese hecho los doblegó momentáneamente 238[*238].
Sin embargo, los primogénitos de los israelitas se salvan porque el Cordero de Dios
había muerto por ellos, el cordero pascual que se sacrificaba en los días de Moisés era su signo.
Y con la sangre de ese cordero pascual, profecía y anticipo del único y verdadero cordero de
Dios 239[*239], se marcaban los dinteles de las puertas, de manera que el ángel de la muerte
cuando entraba a esas casas 240[*240] y veía ese signo sabía que no tenía poder para matar a los
primogénitos que hubiere en esa casa 241[*241]
En cambio, donde no estaba marcado el dintel de la puerta con la sangre del cordero
pascual, sabía el diablo que podía matar a destajo a todos los que fueran primogénitos solamente
y al resto no, a los primogénitos de animales y de seres humanos. Así que esa noche fue una
gran mortandad en Egipto, un llanto horrendo porque habían muerto los hijos mayores, los
primeros nacidos de todas las mujeres, y de todos los animales hembras, el primer nacido, el
mayor. Ese sacrificio fue agradable porque era símbolo, preparación al verdadero sacrificio que
hizo Cristo. Cristo ha muerto y ha muerto en la cruz y por El vivimos y no moriremos nunca
242
[*242].

2' Nuevo Testamento

a' El sacrificio de la nueva Alianza 243[*243]

238
[*238] Ex 11,4-8 Moisés dijo: « Así dice Yahveh: hacia media noche pasaré yo a través
de Egipto; y morirá en el país de Egipto todo primogénito, desde el primogénito de Faraón
que se sienta en su trono hasta el primogénito de la esclava encargada de moler, así
como todo primer nacido del ganado. Y se elevará en todo el país de Egipto un alarido tan
grande como nunca lo hubo, ni lo habrá. Pero entre los israelitas ni siquiera un perro
ladrará ni contra hombre ni contra bestia; para que sepáis cómo Yahveh hace distinción
entre Egipto e Israel. Entonces vendrán a mí todos estos siervos tuyos y se postrarán
delante de mí, diciendo: Sal, tú y todo el pueblo que te sigue. Y entonces, saldré. » Y,
ardiendo en cólera, salió de la presencia de Faraón.

239
[*239] Hb 9,11-12 Pero presentóse Cristo como Sumo Sacerdote de los bienes futuros, a
través de una Tienda mayor y más perfecta, no fabricada por mano de hombre, es decir,
no de este mundo. Y penetró en el santuario una vez para siempre, no con sangre de
machos cabríos ni de novillos, sino con su propia sangre, consiguiendo una redención
eterna.

240
[*240] Ex 12,7

241
[*241] x 12,13

242
[*242] Nm 21,8-9 Y dijo Yahveh a Moisés: « Hazte un Abrasador y ponlo sobre un mástil.
Todo el que haya sido mordido y lo mire, vivirá. » Hizo Moisés una serpiente de bronce y la
puso en un mástil. Y si una serpiente mordía a un hombre y éste miraba la serpiente de
bronce, quedaba con vida. Ver Jn 3,14-15

243
[*243] La muerte de Cristo es a la vez el sacrificio pascual que lleva a cabo la redención
definitiva de los hombres por medio del «cordero que quita el pecado del mundo» (Jn 1,29)
y el sacrificio de la Nueva Alianza que devuelve al hombre a la comunión con Dios ÷
52
1" Del sacrificio de la Pascua al Maná.

El sacrificio de la Pascua del Exodo que retoma el Nuevo Testamento, nos asevera que
el sacrificio de la Pascua es el comienzo integral de la liberación. No se queda simplemente en
que los israelitas salen de Egipto con brazo tremendo, con brazo fuerte, destruyendo
completamente la milicia egipcia que se hundió con sus caballos, caballeros, caballería y sus
carros de guerra en el mar por haberse atrevido a meter en la boca del lobo, haberse ido a meter
en el lugar del milagro 244[*244]. Es el comienzo de la obra milagrosa del génesis. En seguida
nos encontramos con un Israel que es protegido por una nube durante el día y una columna de
fuego en la noche.
También el maná se conecta inmediatamente a este sacrificio pascual, porque es el inicio
de la Alianza del Señor que es completa, no es parcial, no es esa parte como el pensamiento
fragmentario del hombre colectivista, del hombre mecanicista de nuestra época.
El pensamiento cristiano creyente es integral, porque sabe que Dios va a cumplir
íntegramente dando también el maná. Entonces, del maná, por ejemplo, se prepara otro pan
celestial; el Señor nos lo introduce con el discurso del pan de vida de Jesús. Para llegar al
conocimiento de la Eucaristía, él pasa por el tema de la profecía inscrita en el maná que caía en
el desierto 245[*245]. Así, entonces la vida cristiana se va proyectando en el sacrificio de la
Nueva Alianza por medio del maná que es el cuerpo de Cristo entregado para la vida del
mundo. Nuestra piedra fundacional interpreta esto corriendo alegremente con María Santísima,
nuestra Madre, Patrona y Reina hacia Jesús vida del mundo entregado por amor en la Eucaristía.

2" Superioridad del sacrificio nuevo.

En una parte muy importante del Antiguo Testamento se concluye con la descalificación
de los sacrificios del Antiguo Testamento: "no quiero sacrificios ni holocaustos", no me
agradan. Ejemplo, el Salmo 39, lo que yo quiero es la obediencia 246[*246]. Esto encuentra su
expresión en el suceso de la rebeldía de Saúl, rey de Israel, que no cumplió lo que Dios le había
mandado, el decreto de exterminio sobre los amalecitas 247[*247]. Entonces se enfatiza que
reconciliándole con El por «la sangre derramada por muchos para remisión de los
pecados» (Mt 26,28) (cf CEC nº 631)

244
[*244] En el lugar del milagro solamente tienen que estar los que pertenecen al milagro
y no los que están fuera de él y menos aun lo que se está cometiendo contra el milagro.
Los egipcios no sabían con quien se estaban metiendo. Algo similar ha pasado en diversos
lugares por situaciones de oposición al Cordero de Dios.

245
[*245] Por ejemplo en el evangelio de San Juan, Capítulo 6, Versículo 31, ahí se hace
mención del maná que alimentaba a los israelitas, sin embargo, los israelitas murieron en
el desierto. Otros versículos van a tratar también del mismo tema, como el versículo 58:
"comieron del maná, pero murieron".

246
[*246] (Sal 40,7) Ni sacrificio ni oblación querías, pero el oído me has abierto; no pedías
holocaustos ni víctimas, (Sal 40,8) dije entonces: Heme aquí, que vengo. Se me ha
prescrito en el rollo del libro (Sal 40,9) hacer tu voluntad. Oh Dios mío, en tu ley me
complazco en el fondo de mi ser.

247
[*247] 1 Sam 15,7-11 Batió Saúl a los amalecitas desde Javilá, en dirección de Sur que
está al este de Egipto. Capturo vivo a Agag, rey de los amalecitas, y pasó a todo el pueblo
53
hay un tipo de sacrificio del Antiguo Testamento que ha quedado obsoleto 248[*248], que a Dios
no le agrada esa modalidad de sacrificio 249[*249]. Es que todos los animales son del Señor. Qué
me pueden ofrecer ustedes a mí si mías son todas las bestias del campo 250[*250].
Podemos decir que Jesús también le pertenece al Padre, pero él lo ha entregado libre y
voluntariamente para la vida del mundo. Ese sacrificio nuevo sí que le agrada a Dios, como dice
Filipenses, capítulo 2, versículo 5 y siguientes, "el cual no retuvo ávidamente para así ser igual a
Dios, sino que se hizo obediente, obedeció hasta la muerte y muerte de cruz, de tal modo que el
Señor le ha dado un nombre que está por sobre todo nombre y al nombre de él se doble toda
rodilla en el cielo, en la tierra y en los abismos" 251[*251]. Esto es así porque Jesús es el
Salvador, el Mesías; ha cumplido plenamente lo que significa su nombre, que el Angel le mandó
poner a José y también a María Santísima, lA "llena de gracia". Es el nombre de Jesús, puesto
de antemano por Dios su Padre. Porque tenía que salvar a los hombres con su entrega, con su
sacrificio, este verdadero sacrificio que no queda obsoleto jamás; y que implica el mayor amor
252
[*252], que es dar la vida por los que uno ama.

3" Anunciaciones sucesivas de la Pasión de Cristo.

Hay anunciaciones ya en el Antiguo Testamento, que anuncian directamente si pasión y


muerte, las profecías, por ejemplo, de Isaías, el siervo valiente. Profetiza que El ha de salvar a

a filo de espada en cumplimiento del anatema. Pero Saúl y la tropa perdonaron a Agag y a
lo más escogido del ganado mayor y menor, las reses cebadas y los corderos y todo lo
bueno. No quisieron consagrarlo al anatema, pero consagraron al anatema toda la
hacienda vil y sin valor. Le fue dirigida la palabra de Dios a Samuel diciendo: « Me
arrepiento de haber dado la realeza a Saúl, porque se ha apartado de mí y no ha ejecutado
mis órdenes. » Se conmovió Samuel y estuvo clamando a Yahveh toda la noche.

248
[*248] Am 5,21-25 Yo detesto, desprecio vuestras fiestas, no me gusta el olor de
vuestras reuniones solemnes. Si me ofrecéis holocaustos... no me complazco en vuestras
oblaciones, ni miro a vuestros sacrificios de comunión de novillos cebados. íAparta de mi
lado la multitud de tus canciones, no quiero oír la salmodia de tus arpas! íQue fluya, sí, el
juicio como agua y la justicia como arroyo perenne! ¿Acaso sacrificios y oblaciones en el
desierto me ofrecisteis, durante cuarenta años, casa de Israel?

249
[*249] 1 Sam 15,21-22 Del botín, el pueblo ha tomado el ganado mayor y menor, lo
mejor del anatema, para sacrificarlo a Yahveh tu Dios en Guilgal. » Pero Samuel dijo:
¿Acaso se complace Yahveh en los holocaustos y sacrificios como en la obediencia a la
palabra de Yahveh? Mejor es obedecer que sacrificar, mejor la docilidad que la grasa de
los carneros.

250
[*250] Sal 49,8-15 « No es por tus sacrificios por lo que te acuso:
íestán siempre ante mí tus holocaustos! No tengo que tomar novillo de tu casa,
ni machos cabríos de tus apriscos. « Pues mías son todas las fieras de la selva, las bestias
en los montes a millares; conozco todas las aves de los cielos, mías son las bestias de los
campos. « Si hambre tuviera, no habría de decírtelo, porque mío es el orbe y cuanto
encierra. ¿Es que voy a comer carne de toros, o a beber sangre de machos cabríos? «
Sacrificio ofrece a Dios de acción de gracias, cumple tus votos al Altísimo; e invócame en
el día de la angustia.
251
[*251] Flp 2,5-11

252
[*252] Jn 15,12-14 Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como
yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos. Vosotros
sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.

54
muchos con sus sufrimientos 253[*253]. También los evangelistas nos traen varios pasajes de la
vida pública de Jesús, de su proclamación del Reino, en que anuncia el objetivo de su
ministerio, en su pasión y muerte como en su resurrección.
Uno de los más dramáticos lo trae San Mateo en el capítulo 16, en que nos anuncia que
El tiene que subir a Jerusalén para sufrir mucho, ser sacrificado y entregarse, por nuestra
salvación. En ese célebre pasaje (versículo 23 en adelante), Pedro se enoja con el Señor y le
reconviene severamente por presentar esa fórmula mesiánica, inaceptable para la mentalidad
hebrea. Le dice con energía y coraje, "cómo es posible, a ti no te puede pasar esto"; en esa
escena, Pedro llevó a Jesús aparte, entonces Jesús hizo precisamente lo contrario: lo llevó al
público. Y le dijo con toda severidad "estás mal, apártate de mí me haces tropezar, eres un
demonio, porque piensas como hombre y no como Dios 254[*254]; no me permites cumplir lo
que Dios quiere, que yo sea el sacrificio que da la vida al mundo 255[*255].
Pero eso, no lo podíamos entender en esa etapa en que estaba la Iglesia, sino que era
visto como una intervención amistosa de Pedro de ayudar en sus problemas al Señor para que
no le pasara nada malo. Se trataba de protegerlo, de una manifestación de lealtad a su maestro,
como todo amigo quiere ayudar a su amigo. Sin embargo el Señor lo reprendió
severísimamente, lo trató de Satanás.

4" La Ultima Cena.

En la Ultima Cena aparece el sacrificio de la Nueva Alianza realizado en plenitud; el


primer gesto lo vemos en Jesús lavando los pies de sus discípulos. Para un criterio normal de la
vida diaria, resulta muy extraño y hasta chocante el signo de Jesús lavando los pies de sus
discípulos. Simón Pedro protesta contra la medida del Maestro. Se le opone diametralmente.
Pero Jesús le advierte, que si no le lava los pies, no podrá tener parte con El en su reino
256
[*256]. Es necesario que el Señor ante todo nos reconcilie. Y a eso responde el signo del
lavado de los pies en la Última Cena.
Es la señal más profunda que Jesús sana y reconcilia con su Padre. Después de esta
preparación que tendremos que efectuar todos hasta el fin de los tiempos, nos da la plenitud: nos
da su propio Cuerpo en comida que sana, que limpia, que lava todos los pecados del mundo. En
la Ultima Cena toma el pan y dice "Esto es mi Cuerpo" y toma la copa con el vino y dice "Este
253
[*253] Particularmente conmovedor entre todos es el que solemos llamar el cuarto
Poema del Siervo de Yavé, contenido en el Libro de Isaías. El profeta, al que justamente se
le llama « el quinto evangelista », presenta en este Poema la imagen de los sufrimientos
del Siervo con un realismo tan agudo como si lo viera con sus propios ojos: con los del
cuerpo y del espíritu. La pasión de Cristo resulta, a la luz de los versículos de Isaías, casi
aún más expresiva y conmovedora que en las descripciones de los mismos evangelistas
(cfr. S.S. J.P. II, Salv.Dol. nº 17)

254
[*254] Mt 16,23

255
[*255] Jn 6,51-56 Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá
para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo. » Discutían
entre sí los judíos y decían: « ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne? » Jesús les dijo:
« En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su
sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida
eterna, y yo le resucitaré el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre
verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él.

256
[*256] Jn 13,6-10

55
es el Cáliz con mi sangre". Al separar pan y vino en dos especies distintas, durante la Sta. Misa,
el Señor nos está indicando el derramamiento de la sangre de su Hijo, Jesús, el Cristo; éste es el
sacrificio que salva 257[*257]. Entonces, la Décima Piedra Fundacional nos sitúa en el
dinamismo gozoso y juvenil, "Corramos alegres con María tomados de su mano a la Eucaristía";
es correr de la mano con Ella, es ir al sacrificio que salva, que es fuente de salvación 258[*258].

5" El discurso del Pan de Vida.

Este discurso tan importante, discurso constituyente de la vida cristiana, se encuentra en


el capítulo 6 de San Juan. En ese texto se van repitiendo distintos elementos que van mostrando
la realidad de que es verdadero pan y verdadero vino 259[*259], pero es también verdaderamente
el Cuerpo y la Sangre de Cristo.
Otra significación real y elemento conductor de la Eucaristía es que es dada para la vida
del mundo 260[*260] y el que come su Cuerpo y bebe su Sangre tiene vida eterna y el Señor lo
resucitará en el último día 261[*261].
Entonces nos encontramos ante la evidente necesidad de Eucaristía respecto al alcance
del misterio eucarístico para todos los movimientos de la Iglesia. Es inmensamente elocuente y
capaz, eficaz, para dar la vida al mundo y para hacer que los movimientos vivan. Por eso, el
Oratorio sin Eucarístía hubiera quedado trunco, porque es el sacrificio de Cristo, el único que
puede dar vida a los movimientos.
Nuestro movimiento sin el Sacrificio del amor de los amores, Jesús entregado para la
vida del mundo, hecho Eucaristía, queda obsoleto, o sea queda anticuado, no va a poder nunca
salvar a nadie 262[*262], va a quedar en bonitos anhelos, pero no va a realizar nada verdadero en
la práctica, porque le falta lo esencial: la vida que viene del sacrificio de la Nueva Alianza.

6" Haced esto en memoria mía 263[*263].


Con esa disposición de la modalidad eucarística establecida por el Maestro, un acto
257
[*257] Y en el Nuevo Testamento, la carta a los Hebreos nos enseña que todos estos
múltiples sacrificios de la Antigua Alianza no eran sino una figura anticipadora del único
sacrificio de Cristo, ofrecido en la Cruz (cf
www.mercaba.org/FICHAS/SACRAMENTOS/EUCARISTIA/sintesis_eucaristia_02.htm).

258
[*258] Nuestra Eucaristía es explícitamente sacrificio de «la nueva alianza», sellada con
la sangre de Cristo y rubricada también con el banquete de su cuerpo que nos hace
comensales de Dios (cf
http://www.mercaba.org/FICHAS/SACRAMENTOS/EUCARISTIA/624-5.htm).

259
[*259] Mt 26,29 Y os digo que desde ahora no beberé de este producto de la vid hasta
el día aquel en que lo beba con vosotros, nuevo, en el Reino de mi Padre. »

260
[*260] Jn 6,51

261
[*261] Jn 6,54

262
[*262] Jn 15,5

263
[*263] La Eucaristía que instituyó en este momento será el «memorial» de su sacrificio.
Jesús incluye a los apóstoles en su propia ofrenda y les manda perpetuarla Así Jesús
instituye a sus apóstoles sacerdotes de la Nueva Alianza: «Por ellos me consagro a mí
mismo para que ellos sean también consagrados en la verdad» (Jn 17,19) (cf CEC nº 611)

56
constitucional de la Iglesia, Jesús nos revela y muestra que el sacramento de la Eucaristía no es
simplemente un símbolo, una transignificación sin transubstanciación 264[*264].
Es una acción sacramental que va a perdurar hasta el fin del mundo, hasta que comamos
la nueva Alianza en el Reino de los Cielos 265[*265]. Ahí será cuando en verdad lo vamos a
comer y beber 266[*266] a plenitud total. Entonces Cristo será el pan diario, una realidad diaria
como la respiración de cada instante en el cielo, estar totalmente unidos a Cristo Redentor, al
Hijo de Dios vivo, de manera que seremos todo en El y El en nosotros, completamente
transformados, completamente glorificados con la gloria que tiene el Padre y la da el Hijo a los
suyos 267[*267].
Lo va a dar por medio de la Eucaristía, manjar eterno 268[*268], dichosísimo, que será la
presencia absoluta y contínua, gloriosa de Cristo en cada uno de nosotros 269[*269], como el
agua da vida a las plantas, a los animales, así el Señor nos dará vida a nosotros, por su hijo
Jesucristo.

4.e) En el dinamismo del Plan de Salvación.

1' María es la plenamente salvada.

La salvación se ha realizado en Ella en forma plena, plenísima, por eso es que el ángel la
saluda cambiándole su nombre; no la llama por su nombre civil, Miriam como dicen los
hebreos, y nosotros traducimos por María. sino que le da el nombre de llena de gracia 270[*270].

264
[*264] El Concilio de Trento (DS 1642) resume la fe católica cuando afirma: «Porque
Cristo, nuestro Redentor, dijo que lo que ofrecía bajo la especie de pan era
verdaderamente su Cuerpo, se ha mantenido siempre en la Iglesia esta convicción, que
declara de nuevo el Santo Concilio: por la consagración del pan y del vino se opera el
cambio de toda la substancia del pan en la substancia del Cuerpo de Cristo nuestro Señor
y de toda la substancia del vino en la substancia de su Sangre; la Iglesia católica ha
llamado justa y apropiadamente a este cambio transubstanciación» (cf CEC nº 1376).

265
[*265] Mt 26,29 Y os digo que desde ahora no beberé de este producto de la vid hasta
el día aquel en que lo beba con vosotros, nuevo, en el Reino de mi Padre. »

266
[*266] ..Son alimentados en la Eucaristía con el manjar de la vida eterna, y, así por
medio de estos sacramentos de la iniciación cristiana, reciben cada vez con mas
abundancia los tesoros de la vida divina y avanzan hacia la perfección de la caridad» (cf
CEC nº 1212)

267
[*267] Jn 17,24 Padre, los que tú me has dado, quiero que donde yo esté estén también
conmigo, para que contemplan mi gloria, la que ma has dado, porque me has amado
antes de la creación del mundo.

268
[*268] ..Son alimentados en la Eucaristía con el manjar de la vida eterna, y, así por
medio de estos sacramentos de la iniciación cristiana, reciben cada vez con mas
abundancia los tesoros de la vida divina y avanzan hacia la perfección de la caridad» (cf
CEC nº 1212)

269
[*269] 1Co 2,9 Más bien, como dice la Escritura, anunciamos: lo que ni el ojo vio, ni el
oído oyó, ni al corazón del hombre llegó, lo que Dios preparó para los que le aman.

270
[*270] El mensajero saluda, en efecto, a María como «llena de gracia»; la llama así,
57
En la lengua griega en que escribió San Lucas, la expresión que usa el ángel San Gabriel
es kejaritomene; esto significa ser la plenamente salvada, la que está llena de gracia de Dios. No
es obra de Ella de por sí, y por sí y ante sí, sino que toda obra de Ella es por la obra de la gracia,
que se ha manifestado plenamente en su ser y en su actuar durante toda su vida. Es la
omnipotencia suplicante 271[*271], como varios teólogos la han sabido llamar 272[*272]. Esto
significa que todo lo que Ella suplica al Hijo lo consigue para que se cumpla la Escritura:
"Porque si me amáis, cumpliréis mis mandamientos y mi Padre vendrá y vendremos a él y
haremos morada en él" Jn 14,23 273[*273].
De modo que las obras que hace son obras que vienen de Dios, así como el Hijo cumple
la voluntad del Padre, así también los fieles, los que son plenamente salvados son cumplidores,
totalmente cumplidores de la voluntad de Dios. Por eso, decimos de la Virgen Santísima es la
llena de gracia, la Inmaculada Concepción, la que nunca jamás pecó, ni el más mínimo pecado
venial, menos mortal, jamás un pecado mortal en su vida, nunca hubo ni un solo pecado mortal,
tampoco pecados veniales ni imperfecciones. Esto es porque la gracia la prevenía por la obra
magnífica del Señor en hacia en Ella, de manera que no hubo ni una especie de pecaminosidad
en María Santísima, ni siquiera el pecado original del cual ella fue preservada en atención a los
méritos de Cristo Jesús, no sin la gracia, no sin la gracia de Dios 274[*274]. Por algo el ángel le
dice llena de gracia, no le dice llena de ti misma, poderosísima, sino que la saluda con el título
de "llena de gracia". La vida de Ella no se explica sin la gracia de Dios.

2' Porque creyó en El.

La clave para amar a Jesús es creer en El. Si nosotros no creemos en El no podemos


amarlo y si no lo amamos tampoco vamos a cumplir sus mandamientos. Por eso, nos dice

como si éste fuera su verdadero nombre. No llama a su interlocutora con el nombre que le
es propio en el registro civil:«Miryam»(María) (cfr. S.S. J.P. II, R.M. nº 8c)

271
[*271] El diccionario mariológico de Stefano de Fiore y Salvatore Meo, tres veces
expresa directamente la fórmula mariológica, "Omnipotencia suplicante". En otras
oportunidades la llama simplemente "suplicante".

272
[*272] En los textos del Magisterio de los Papas, desde 1878 a 2003, por lo menos en El
magisterio de los Papas, editado en un CD por la Pontificia Universidad católica de Chile,
no sale ni una vez.

273
[*273] (Jn 16,23) Aquel día no me preguntaréis nada. En verdad, en verdad os digo: lo
que pidáis al Padre os lo dará en mi nombre. (Jn 16,24) Hasta ahora nada le habéis pedido
en mi nombre. Pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea colmado.

274
[*274] El hecho de la preservación de la culpa es sólo uno de los aspectos de la gracia
inicial de la Virgen. Ya en aquel momento era un abismo de belleza. Como decía Pío IX, la
Virgen fue "toda pura, toda sin mancha y como el ideal de la pureza y la hermosura: más
hermosa que la hermosura, más bella que la belleza, más santa que la santidad y sola
santa, y purisima en cuerpo y alma, la cual superó toda integridad y virginidad y Ella sola
fue toda hecha domicilio de todas las gracias del Espíritu Santo y que, a excepción de sólo
Dios, fue superior a todos, más bella, santa y hermosa por naturaleza que los mismos
querubines y serafines y todo el ejército de los ángeles, para cuyas alabanzas no son en
manera alguna suficientes las lenguas celestes y terrenas" (cf
www.mercaba.org/SANTORAL/Vida/12/12-08_inmaculada.htm)

58
certeramente Jesús: el que me ama cumple mis mandamientos 275[*275]. Si me amareis,
cumpliréis mis mandatos, dice el Señor. Ese es el motivo por qué toda la Iglesia se acerca a
Jesús Eucaristía como a su amigo, el amigo íntimo, el amigo amoroso que nos da su paz, nos
deja su paz, no como la da el mundo, sino como la da El, una paz gloriosa, una paz resistente,
una paz sin injusticias, sin medidas maquiavélicas. Según Maquiavelo, en su famosa obra El
Príncipe, "el fin justifica los medios"; la Iglesia siempre ha dicho que ese principio moral está
errado: es inmoral 276[*276]. Por más bueno que sea el fin no por eso se justifica una obra
perversa 277[*277]. En varios países de América, habiendo situaciones muy peligrosas en el
campo social, económico, político, se llegó a creer tanto en sectores de izquierda como de
derecha, que la única alternativa de solución era un tipo de guerra, que incluía desaparecidos,
torturados y violación de los derechos humanos como se ha visto ampliamente en todas las
tentativas de marxismo que se conocen 278[*278]. En menor escala, pero algo similar sucedió en
el gobierno militar en Chile. Para obtener la paz social y la liberación de un sistema comunista
que no quería el pueblo chileno en su mayoría, se creyó obrar bien y dentro de la justicia, violar
los derechos humanos de miles de personas, de entre los cuales están los desaparecidos, como lo
señalan varios documentos serios 279[*279]. La paz de Jesús no es con desapariciones, no viene

275
[*275] n 14,21

276
[*276] Rm 3,8 Y ¿por qué no hacer el mal para que venga el bien, como algunos
calumniosamente nos acusan que decimos?

277
[*277] Pero, conforme a los principios acerca de las acciones "de doble efecto", nunca
es lícito procurar el buen efecto mediante el malo; porque el fin no justifica los medios (cf
www.mercaba.org/Haring/II/102-135_pecados_contra_amor_projimo.htm)

278
[*278] El premio Nobel de literatura(1970), el ruso Alexander Solzhenitsynk denuncio en
su obra Archipielago Gulac(1918-1956), una red de campos de concentración soviéticos,
comunistas, marxistas-leninistas. No conviene olvidar nunca que las dictaduras totalitarias
de izquierda, o las que siguen sus planteamientos, son las de mas larga duración y las mas
efectivas en cuanto al aterrorizamiento, represión, corrupción y control individual y
familiar, mental, cultural, laboral y social de las poblaciones sometidas, a las que
convierten en súbditos, sin derechos humanos, democráticos y ciudadanos. Gulac es el
significado en ruso de las siglas Administración General de Campos. Este termino le ha
dado el nombre a la red de campos de concentración comunistas instalados en Siberia
donde se hicieron famosos nombres como el campo de Kolima(para tener otro punto de
vista diferente al de Solzhenitsynk, y si cabe mas duro, véase la obra de Valam Shalamov:
Relatos de Kolima). Solzhenitsynk sufrió en sus carnes los Gulac puestos en marcha por el
comunismo soviético. Los Gulacs supusieron trabajos forzados, hambre, maltratos y las
peores vejaciones y humillaciones, la tortura física y psicológica, el asesinato, la
liquidación de millones y millones de personas, que llevó a cabo el régimen
marxista-leninista totalitario de Lenin, Stalin y compañía (cf
www.miguelcancio.com/totalitarismos.html).

279
[*279] En febrero de 1990, la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, dio a
conocer al Presidente Aylwin y al país, lo que se conocería como el Informe Rettig que
investigó y buscó esclarecer la verdad sobre las graves violaciones a los derechos
humanos cometidas bajo dictadura militar en Chile entre el 11 de septiembre de 1973 y el
11 de marzo de 1990. El Informe Rettig recogió 3.550 denuncias y consideró 2.296 casos
documentados y calificados de violaciones a los derechos humanos cometidos por agentes
del Estado. Trece años después, y con el objetivo de determinar qué personas sufrieron
privación de libertad y torturas por razones políticas, por actos de agentes del Estado o de
personas a su servicio, y para estudiar el mismo período comprendido por el Informe
59
como la da el mundo. El mundo la da en base a la prepotencia, al mandato estricto, absoluto,
definitivo; el que no cumple: lo espera la metralladora, la bayoneta, el balazo, el bombazo, el
atentado, las torturas y lavados de cerebro, porque es otro tipo de paz, el de la paz violenta que
da el mundo.
María Santísima ha creído en el Señor Jesús 280[*280], y por eso toda su vida es una vida
de esclavitud 281[*281] mariana, de hacerse esclava del Señor, hacer todo lo que El diga
282
[*282] siempre, por eso, "Si me amáis cumpliréis las palabras de mi Padre y vendremos a él y
haremos morada en él", dice Jesús (Jn 14,23). María es la que nos enseña el camino de creer en
Jesús 283[*283].
El justo se salva por la fe, porque el que cree ama, porque es tan maravilloso creer en
Dios que no queda otra posibilidad que de la fe se pase a la esperanza 284[*284] de poder
alcanzarlo y de la esperanza de alcanzarlo se llegue a la voluntad de amarlo siempre y
entregarnos completamente a El, pase lo que pase 285[*285], y en cualquier estado de vida en
que estemos.
La santidad no es solamente para sacerdotes, para obispos, para religiosas o religiosos
286
[*286]. Es verdad que ellos tienen un género de vida que es más entregado y por eso están
más cercanos a la santidad 287[*287], pero no necesariamente son ya santos, por el solo hecho de

Rettig, se creó en el año 2003, la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura
(Comisión Valech) recibió testimonios durante seis meses de trabajo y reconoció como
víctimas de prisión política y tortura a 28.459 personas (cf
http://www.origenes.cl/images/descargas/derechos_humanos.pdf).

280
[*280] Lc 1,45

281
[*281] Lc 1,38

282
[*282] Jn 2,5

283
[*283] Son las mamás las primeras en enseñarles a sus hijitos a decir Papá. La
Santísima Virgen nos enseña a sus hijos, en cuanto Madre de la Iglesia, a creer en Jesús.

284
[*284] La doctrina cristiana nos hace conocer a Dios y lo que llamamos sus infinitas
perfecciones, harto más hondamente que las fuerzas naturales. ¿Y qué más? Al mismo
tiempo nos manda reverenciar a Dios por obligación de fe, que se refiere a la razón; por
deber de esperanza, que se refiere a la voluntad, y por deber de caridad, que se refiere al
corazón, con lo cual deja a todo el hombre sometido a Dios, su Creador y moderador (cf
Encíclica Acerbo Nimis de Pio X, del 15 de abril de 1905, sobre la Ense−anza del
Catecismo).

285
[*285] Hab 2,4 « He aquí que sucumbe quien no tiene el alma recta, más el justo por su
fidelidad vivirá.

286
[*286] Como dice el apóstol San Pablo, "no extingan al Espíritu ni desprecien las
profecías; sino que lo examinen todo y se queden con lo mejor" (1 Ts 5, 19 21). De esta
manera, con la ayuda de sus Pastores y en perfecta comunión con ellos, se irá forjando un
laicado vigoroso, firmemente comprometido en el camino de santidad personal, en la
edificación de la Iglesia y en la construcción de una sociedad más justa (cf Discurso es
para mí Motivo de gran Alegría de Juan Pablo II, del 7 de abril de 2001, a los Miembros de
la Conferencia Episcopal del Paraguay en Visita "ad Limina").

287
[*287] Vuelvo a proponer a todos los sacerdotes lo que, en otra ocasión, dije a un
numeroso grupo de ellos, "La vocación sacerdotal es esencialmente una llamada a la
santidad, que nace del sacramento del Orden. La santidad es intimidad con Dios, es
60
ser ordenados en el sacramento o por haber sellado los votos y promesas de consagración
religiosa según los votos de vida religiosa 288[*288].
Hay sacerdotes, religiosos y religiosas, que han dado mal ejemplo 289[*289], como Judas
Iscariote el traidor, vendió al Señor por treinta monedas de plata 290[*290]. A diferencia de
Judas, María y todos los que han creído en El y lo harán en el futuro y el presente, cumplieron,
cumplen y cumplirán lo que El nos dijo, dice y dirá, por medio de su Espíritu Santo en el ceno
de la Iglesia 291[*291]. Porque creyó en El, la Sma. Virgen María, porque la Iglesia cree en El,
por eso, hace lo que El dice, lo ama, lo sirve, entonces "el que me ama es mi discípulo, el que
me ama es mi amigo, porque cumple mis mandamientos" 292[*292].

3' La fe con obras.


Si la fe no va acompañada de las obras correspondientes quiere decir que no hay fe, por eso la
carta del Apóstol Santiago nos desafía a que le probemos nuestra fe con nuestras obras
293
[*293]. No hay árbol bueno que dé frutos malos. Los frutos malos corresponden a un árbol
imitación de Cristo, pobre, casto, humilde; es amor sin reservas a las almas y donación a
su verdadero bien; es amor a la Iglesia que es santa y nos quiere santos, porque ésta es la
misión que Cristo le ha encomendado. Cada uno de vosotros debe ser santo (cf
Exhortación Apost. Pastores Dabo Vobis de Juan Pablo II, del 25 de marzo de 1992, sobre la
Formación de los Sacerdotes en la Situación Actual).

288
[*288] 1Co 7,38

289
[*289] Unos mismos son hoy los más encarnizados enemigos de Dios y los del
sacerdocio católico: honroso título que hace a éste más digno de respeto y veneración.
25. Altísima es, pues, venerables hermanos, la dignidad del sacerdote, sin que puedan
empañar sus resplandores las flaquezas, aunque muy de sentir y llorar, de algunos
indignos; como tales flaquezas no deben bastar para que se condenen al olvido los
méritos de tantos otros sacerdotes, insignes por virtud y por saber (cf Encíclica ad Catholici
Sacerdotii de Pio XI, del 20 de diciembre de 1935 sobre el Sacerdocio Católico).

290
[*290] Vibró luego con invicto amor y con amargura suma, cuando, aceptando el beso
del traidor, le dirigió aquellas palabras que suenan a última invitación de su Corazón
misericordiosísimo al amigo que, con ánimo impío, infiel y obstinado, se disponía a
entregarlo en manos de sus verdugos: Amigo, ¿a qué has venido aquí? ¿Con un beso
entregas al Hijo del hombre? (cf Encíclica Haurietis Aquas de Pio XII, del 15 de mayo de
1956, Sobre el Culto y la Devocion al Sagrado Corazón de Jesús nº 19).

291
[*291] Mt 12,47-50 Alguien le dijo: « íOye! ahí fuera están tu madre y tus hermanos que
desean hablarte. » (mt 12,48) Pero él respondió al que se lo decía: « ¿Quién es mi madre y
quiénes son mis hermanos? » (mt 12,49) Y, extendiendo su mano hacia sus discípulos,
dijo: « Estos son mi madre y mis hermanos. (mt 12,50) Pues todo el que cumpla la
voluntad de mi Padre celestial, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre. »

292
[*292] Jn 14,21

293
[*293] St 2,14-21 ¿De qué sirve, hermanos míos, que alguien diga: « Tengo fe », si no
tiene obras? ¿Acaso podrá salvarle la fe? Si un hermano o una hermana están desnudos y
carecen del sustento diario, y alguno de vosotros les dice: « Idos en paz, calentaos y
hartaos », pero no les dais lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve? Así también la fe, si
no tiene obras, está realmente muerta. Y al contrario, alguno podrá decir: « ¿Tú tienes fe?;
pues yo tengo obras. Pruébame tu fe sin obras y yo te probaré por las obras mi fe. ¿Tú
crees que hay un solo Dios? Haces bien. También los demonios lo creen y tiemblan.
¿Quieres saber tú, insensato, que la fe sin obras es estéril? Abraham nuestro padre ¿no
alcanzó la justificación por las obras cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?
61
malo. Los frutos buenos corresponden a un árbol bueno 294[*294]. Entonces, también, la
santidad de vida, la conducta de vida santa es la señal de que hay fe 295[*295], cuando no hay fe
no hay una conducta de vida correspondiente porque realmente no creemos, no hay profundidad
en el creer, por eso el Señor nos dice en la parábola del capítulo 7 de San Mateo: quién es el
hombre prudente. El hombre prudente es el que edificó su casa sobre roca 296[*296], en cambio
el imprudente, el que no cumple la voluntad de Dios, es aquel que construye su casa sobre
arena, vienen las tempestades de la vida, se abaten las aguas furiosas sobre la casa que estaba
construida sobre arena y se lleva con arena y casa, todo junto, al precipicio, al abismo, a la
destrucción 297[*297]. En cambio, el hombre que construye su casa sobre roca es el que es
prudente, el que ama a Jesús, cree en El, y porque cree en El se entrega a lo que El dice, hace lo
que dice, y le enseña y lo cumple y lo enseña a otras personas y al cumplir y enseñar a otras
personas es un hombre prudente, un hombre sabio, un hombre inteligente porque su vida está
construida sobre roca, vienen las tempestades de la vida, las dificultades y esa persona sigue
adelante porque creyó verdaderamente en el Señor 298[*298]. Pase lo que pase, cualquier cosa,
aunque sea gimiendo bajo dolorosa cruz, pero finalmente las obras van a corresponder a la fe
que se tiene; viene la prueba, la tentación, la dificultad y la persona sigue creyendo porque la fe

294
[*294] Mt 7,15-19 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces
de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se
recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos
buenos, pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos
malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es
cortado y arrojado al fuego. Así que por sus frutos los reconoceréis.

295
[*295] Vuestra vida y ejemplo se traducirán, sin duda, en un estímulo para cuantos
buscan el seguimiento radical de Cristo, favoreciendo en ellos "la respuesta libre, decidida
y generosa, que hace operante la gracia de la vocación" (Exhortación apostólica
postsinodal Vita consecrata, 64). Pues en definitiva "la vocación sacerdotal es
esencialmente una llamada a la santidad, que...es intimidad con Dios, es imitación de
Cristo, pobre, casto, humilde; es amor sin reservas a las almas y donación a su verdadero
bien; es amor a la Iglesia que es santa y nos quiere santos, porque ésta es la misión que
Cristo le ha encomendado" (Exhortación apostólica postsinodal Pastores dabo vobis, 33).
(Cf Mensaje al Reverendo d. Ángel j. Pérez Pueyo de Juan Pablo II, del 6 de julio de 2002, a
la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos del Sagrado Corazón de Jesús).

296
[*296] Todos los esfuerzos será estériles y el edificio se asentará no sobre roca, sino
sobre arena movediza. En realidad, el examen que hemos hecho de la economía moderna,
Venerables Hermanos y amados hijos, Nos la ha mostrado cargada de gravísimos
defectos. Hemos llamado de nuevo a juicio al comunismo y al socialismo, y hemos
encontrado que todas sus formas, aun las más suaves, están muy lejos de los preceptos
evangélicos (cf Encíclica Quadragesimo Anno de Pio XI, del 15 de mayo de 1931,
Restauración del Orden Social en Conformidad con la Ley Evangélica).

297
[*297] Mt 7,26-27 Y todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica,
será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena: cayó la lluvia, vinieron los
torrentes, soplaron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su
ruina.

298
[*298] Mt 7,24-25 « Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en
práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca: cayó la lluvia,
vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no
cayó, porque estaba cimentada sobre roca.

62
es más fuerte que la tentación, más fuerte que la situación de dolor, de la persecución 299[*299].

4' En la humildad está la base 300[*300].

Cuando uno se cree mucho, como los fariseos, y cree demasiado en sí mismo, posterga
la gracia; no entra en el plan de salvación 301[*301]. El plan de salvación se aparta de él, como
quedó suficientemente documentado en la historia de salvación en el Nuevo Testamento. El
soberbio, mientras no salga de su conducta soberbia, no puede entrar en el plan de salvación
302
[*302], porque al soberbio el Señor lo echa abajo de su trono; nos lo advierte la oración del
Magnificat de la Virgen María 303[*303]. Para estar en la fe hay que ser humilde. El capítulo 18
de San Lucas nos muestra la parábola del fariseo y el publicano 304[*304]. El fariseo entró al
templo confiado en sus obras, en las cosas que él hacía; y le hizo un sermón al Señor más o
menos por el estilo: "Te doy gracias Señor porque yo soy justo, porque yo soy bueno, porque yo
no hago nada malo, porque nada me reprocha mi conciencia 305[*305]. Todo lo que yo hago es
bueno, porque pago el diezmo, pago el impuesto a todas las cosas, incluso hasta del comino, de
299
[*299] Hch 14,21-22 Habiendo evangelizado aquella ciudad y conseguido bastantes
discípulos, se volvieron a Listra, Iconio y Antioquía, confortando los ánimos de los
discípulos, exhortándoles a perseverar en la fe y diciéndoles: « Es necesario que pasemos
por muchas tribulaciones para entrar en el Reino de Dios. »

300
[*300] Nadie puede alcanzar santidad si no es a través de una verdadera
humildad.Cada uno debe dar pruebas de esta humildad, ante todo a sus hermanos. Pero
también debe tributarla a Dios, persuadido de que si El no le protege y ayuda en cada
instante, le es absolutamente imposible obtener la santidad a que aspira y hacia la cual
corre (cf CASIANO, Instituciones, 12, 23).

301
[*301] lc 18,10-14 « Dos hombres subieron al templo a orar; uno fariseo, otro publicano.
El fariseo, de pie, oraba en su interior de esta manera: "íOh Dios! Te doy gracias porque no
soy como los demás hombres, rapaces, injustos, adúlteros, ni tampoco como este
publicano. Ayuno dos veces por semana, doy el diezmo de todas mis ganancias." En
cambio el publicano, manteniéndose a distancia, no se atrevía ni a alzar los ojos al cielo,
sino que se golpeaba el pecho, diciendo: "íOh Dios! íTen compasión de mí, que soy
pecador!" Os digo que éste bajó a su casa justificado y aquél no. Porque todo el que se
ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado. »

302
[*302] Dígase, pues, a los humildes, que al par que ellos se abajan, aumentan su
semejanza con Dios; y dígase a los soberbios que, al par que ellos se engríen, descienden,
a imitación del ángel apóstata (cf SAN GREGORIO MAGNO, Regla Pastoral, 3, 18).

303
[*303] Lc 1,51-53 Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los que son soberbios en
su propio corazón. Derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los humildes. A los
hambrientos colmó de bienes y despidió a los ricos sin nada.

304
[*304] Lc 18,15

305
[*305] Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón. Mt 11, 29. Cualquiera
que se humillare como este niño, ése será mayor en el reino de los cielos. Mt 18, 4. Quien
se ensalzare será humillado, y quien se humillare será ensalzado. Mt 23, 12. Derribó del
solio a los poderosos, y ensalzó a los humildes. Lc 1, 52. Os conjuro por el Señor que os
portéis de manera digna del estado que habéis sido llamados, con toda humildad. Ef 4,
1-2.

63
la menta y la ruda 306[*306]. Diríamos hoy: pago el diezmo o el 1%, convido a otros mi áloe
vera, mi metapío o lo que sea, hasta las dolopironas, y otros muchos medicamentos semi
caseros... No me fumo mis cigarros solo; yo soy noble y bueno hasta la complicidad. Yo tengo
todo computado. Doy tanto y pago tanto para el templo 307[*307], a la casa del Señor, a los
sacerdotes y a los pobres. Yo soy bueno, no hay nada malo en mí" 308[*308].
En cambio, en el templo entró también el publicano, un hombre pecador que todo el
mundo lo tenía por pecador, por malo, y llorando se golpeaba el pecho y no se atrevía a ir
dentro de la sinagoga, o de la capilla, salón del reino o el culto, sino se quedaba atrás. Ni
siquiera se atrevía a mirar a lo alto, porque decía "Señor, yo soy un pecador, no soy digno de
estar aquí, lo que he hecho en mi vida es pura maldad no más, no sirvo para nada, yo soy malo".
Y a ese hombre, como al Buen Ladrón 309[*309], el Señor le reputó en justicia su fe,
insistencia y humildad; y lo salvó, le quitó el pecado. En cambio, dice del fariseo que volvió
como entró a la casa de Dios, la Sinagoga; porque no se humilló 310[*310]. La razón teológica
que da el Señor es: porque el que se humilla será levantado en alto y el que se eleva en alto será
humillado 311[*311]. Entonces, es clave para el plan eucarístico de salvación entrar por el
camino humilde, no reconocerse a sí mismo como justo y bueno. No decirse equivocadamente:
Yo vengo a comulgar porque soy bueno, porque soy justo. Dice el Señor, por medio de San
306
[*306] Lc 11,42

307
[*307] La práctica de la limosna. Es admirada por los creyentes, sobre todo cuando es
practicada por extranjeros, por personas que "temen a Dios", que así manifiestan su
simpatía por la fe (Lc 7,5; Act 9,36; 10,2). Por lo demás, Jesús la había contado, juntamente
con el ayuno y la oración, como uno de los tres pilares de la vida religiosa (Mt 6,1-18). Pero
Jesús, al recomendarla, exige que se haga con perfecto desinterés, sin la menor
ostentación (Mt 6,1-4), "sin esperar nada a cambio" (Lc 6,35;14,14), hasta sin medida (Lc
6,30). En efecto, no podemos contentarnos con alcanzar un máximo codificado: el diezmo
tradicional parece sustituirlo Juan Bautista por una repartición por mitades (Lc 3,11), que
Zaqueo realiza efectivamente (Lc 19,8); más aún, no hay que hacerse sordos a ningún
llamamiento (Mt 5,42s), porque los pobres están siempre entre nosotros (Mt 26,11);
finalmente, si uno no tiene ya nada propio (cf. Act 2,44), queda todavía el deber de
comunicar por lo menos los dones de Cristo (Act 3,6), y de trabajar para venir en ayuda a
los que se hallan en la necesidad (Ef 4,28). Tomado del Vocabulario de Teología Bíblica de
Léon-Dufour

308
[*308] Entrevista de Alejandro Magno con Diógenes el Cínico: es el sabio y filósofo
cínico frente al soberano y hombre que encarnaba el poder y la ambición. Alejandro fue a
visitarlo y le preguntó si quería algo de él, a lo que el sabio le respondió: "algo bien
pequeño: apártate un poco que me quitas el sol".

309
[*309] Lc 23,39-43 Uno de los malhechores colgados le insultaba: « ¿No eres tú el
Cristo? Pues ísálvate a ti y a nosotros! » Pero el otro le respondió diciendo: « ¿Es que no
temes a Dios, tú que sufres la misma condena? Y nosotros con razón, porque nos lo hemos
merecido con nuestros hechos; en cambio, éste nada malo ha hecho. » Y decía: « Jesús,
acuérdate de mí cuando vengas con tu Reino. » Jesús le dijo: « Yo te aseguro: hoy estarás
conmigo en el Paraíso. »

310
[*310] Lc 18,13-14 En cambio el publicano, manteniéndose a distancia, no se atrevía ni
a alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: "íOh Dios! íTen
compasión de mí, que soy pecador!" Os digo que éste bajó a su casa justificado y aquél
no. Porque todo el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado.

311
[*311] MT 23,12

64
Pablo, que hay que revisar la conciencia antes de comulgar 312[*312]. Nos lo dice por medio de
San Pablo, pero el revisar la conciencia no es para autojustificarnos, sino para declararnos
humildes y pequeños, necesitados de perdón. Por eso vamos a usar permanentemente el
sacramento de la reconciliación 313[*313], para hacernos un hábito en nosotros, el estar siempre
confesándonos 314[*314] para obtener el sacramento de la reconciliación 315[*315], no dejar para
más adelante, sino que estar siempre limpiando la "chimenea", diríamos en lenguaje sureño
316
[*316].
Hay que estar limpiando la casa; no esperar que se junte mucha suciedad o mugre,
mucho pecado, para poder confesarse; sino que estar siempre, siempre confesándose, aunque
sean pecados menores, pero igual, para que esa limpieza manifieste la humildad, la sencillez, de
reconocerse ante sí mismo, ante Dios y los hombres, que somos pecadores. Yo reconozco
delante de hombres tan pecadores o más pecadores que yo, que soy un pecador y esa humildad
de reconocerme pecador es la que me va a ayudar a vivir en mí el plan eucarístico de salvación
317
[*317].

5' Discípulos fieles y no olvidadizos.

Mirando a la Madre Santísima nos damos cuenta que María no es como esa semilla que
cayó en el camino 318[*318], sino que la disposición de su alma es de ser una tierra buena, la
mejor tierra, donde va a dar más fruto la palabra de Dios porque da como fruto al propio Hijo de

312
[*312] 1Co 11,26-30 Pues cada vez que coméis este pan y bebéis esta copa, anunciáis
la muerte del Señor, hasta que venga. Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del
Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Examínese, pues, cada
cual, y coma así el pan y beba de la copa. Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo,
come y bebe su propio castigo. Por eso hay entre vosotros muchos enfermos y muchos
débiles, y mueren no pocos.

313
[*313] El Catecismo nos enseña, que nadie debe comulgar sin antes tener el
sacramento de la Reconciliación, en caso de hallarse en estado de pecado grave, según el
dictamen de la conciencia (cf CEC nº 1385).

314
[*314] Stg 5,16 Confesaos, pues, mutuamente vuestros pecados y orad los unos por los
otros, para que seáis curados. La oración ferviente del justo tiene mucho poder.

315
[*315] Jn 20,22-23 Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: « Recibid el Espíritu Santo. A
quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les
quedan retenidos. »

316
[*316] Donde aún quedan cocinas a leña. Y es imprescindible estar limpiándola, para
que no se incendie la casa por inflamación del caño.

317
[*317] Por ejemplo, para poder llegar a cumplir la 8ª piedra fundacional, que estemos
en la espera del milagro de la unidad ecuménica coronando de verdad a nuestra Madre
como Reina del ecumenismo es necesario la humildad: "En este signo, el símbolo del
Cristo de la familia, ya nacía, estaba casi naciendo la 8ª P.F. Las desuniones tendrán que
vencerse en el camino del sacrificio, de la humildad y de la verdad que todo el mundo
quiere ver en la Iglesia. El mundo le reclama a la Iglesia que supere el escándalo de la
desunión de quienes creemos en Cristo Jesús. Así como todo el movimiento quiere y exige,
que haya unidad con todas las ramas de esta Familia" (cf Charla 8ª P.F. nº 68).

318
[*318] Mt 13,4

65
Dios hecho hombre 319[*319]. Y nos da a nosotros a luz, sus hijos; que escuchamos la palabra y
la ponemos en práctica. Así, el plan de salvación entra en su dinamismo pleno, la Eucaristía
provoca el cambio de vida total de las personas. Somos lo que comemos en el banquete
celestial, ¿y qué comemos? comemos al Dios hecho hombre, su carne, su cuerpo para la vida del
mundo 320[*320]. De modo que comiendo de su cuerpo y bebiendo de su sangre, bebiendo de su
vida, de su doctrina, de su Iglesia, haciendo todo cuanto su Iglesia nos enseña, nos
transformamos en hombres, mujeres, discípulos misioneros fieles del Señor, santos y santas,
herederos del reino de los cielos 321[*321].

5.- Realidad Cristocéntrica de la piedad de la Iglesia 322[*322].


La Iglesia se centra en Jesucristo. Es una realidad estructural de la Iglesia, porque El es nuestro
Salvador. Acá tenemos que ver desde un punto de vista especial lo relativo a las interpretaciones
que ha habido sobre esta realidad del cristocentrismo de la Iglesia 323[*323]. Pero lo primero, es
adentrarnos en la observación de la misma Sagrada Escritura. Meditar y dejarnos atrapar por la
Palabra de Dios, la Revelación Divina y la Tradición de la Iglesia interpretando esta revelación,
para ubicarnos en el cómo de la acción del Espíritu Santo durante los siglos que nos han
precedido. Esto tiene que ser así porque el Señor Jesús nos prometió la asistencia del Espíritu
Santo y que Él mismo estaría con nosotros todos los días hasta el fin del mundo 324[*324]. Por
eso la fidelidad al Señor y su Revelación nos llevan también a estudiar cómo el Magisterio fue
interpretando los distintos pasajes de la Escritura.
Después corresponde ver los distintos tipos de interpretaciones que se han equivocado y
la interpretación que la Iglesia da a esta materia del cristocentrismo.

319
[*319] Mt 13,8

320
[*320] Jn 6,51

321
[*321] Ga 3,29 Y si sois de Cristo, ya sois descendencia de Abraham, herederos según
la Promesa.

322
[*322] Para nosotros, como sacerdotes, la Ultima Cena es un momento particularmente
santo. Cristo, que dice a los Apóstoles: "Haced esto en recuerdo mío" (1 Co 11,24),
instituye el sacramento del Orden. En nuestra vida de presbíteros este momento es
esencialmente cristocéntrico: en efecto, recibimos el sacerdocio de Cristo-Sacerdote, único
Sacerdote de la Nueva Alianza. Pero pensando en el sacrificio del Cuerpo y de la Sangre
que, in persona Christi, es ofrecido por nosotros, nos es difícil no entrever en este Sacrificio
la presencia de la Madre. María dio la vida al Hijo de Dios, así como han hecho con
nosotros (cf Carta a los Sacerdotes de Juan Pablo II, del 25 de Marzo de 1995, con ocasión
del Jueves Santo de 1995).

323
[*323] El profundo sentimiento cristocéntrico, tan característico de esta fase de la Edad
Media, no puede menos de orientar el corazón de los fieles hacia el Cristo glorioso, oculto y
manifiesto en la Eucaristía, donde está realmente presente. Así lo hemos comprobado en
el ejemplo de franciscanos y clarisas. Es ahora, efectivamente, hacia el 1200, cuando, por
obra del Espíritu Santo, la devoción al Cristo de la Eucaristía va a desarrollarse en el
pueblo cristiano con nuevos impulsos decisivos. A partir del año 1208, el Señor se aparece
a santa Juliana (1193-1258), primera abadesa agustina de Mont-Cornillon, junto a Lieja.
Esta religiosa es una enamorada de la Eucaristía...
(http://es.catholic.net/laicos/622/2213/articulo.php?id=15188)

324
[*324] Mt 28,20

66
5.a) Mirando la Escritura.
La realidad Cristocéntrica de la piedad de la Iglesia se nota en que la forma de la piedad
corresponde a la modalidad de la fe 325[*325]. Jesús aparece en la Revelación como el único
mediador entre Dios y los hombres. Si es el único mediador entre Dios y los hombres es
evidente que Jesús tendrá que ocupar un puesto fundamental, céntrico, en la piedad de la Iglesia.
No puede ser que la piedad de la Iglesia pudiera llegar a relegar al Señor a un lugar decorativo
y/o secundario. Esta centralidad de Cristo Jesús en la Revelación queda de manifiesto en la fe
que Jesús aparece como el único mediador entre Dios y los hombres 326[*326].
Si es el único mediador entre Dios y los hombres, es evidente que Jesús tendrá que
ocupar un puesto fundamental, céntrico, en la piedad de la Iglesia. No puede ser que la piedad
de la Iglesia deje a Cristo de lado y ponga otros mediadores en el lugar de Cristo 327[*327]. Si
esto ocurriera, está yendo contra la revelación; quien incurre en este error está yendo contra lo
que el Señor ha enseñado y, por lo tanto, tarde o temprano va a caer derrotado, estará mal
equipado, mal ubicado, tiene un fin desastroso, ruinoso, porque el que no recoge con Cristo,
desparrama (Mt 12,30).
Aquí en este análisis también entra otro punto que es, que Jesús es el rey, es el rey de
reyes; y si es el rey, el director, el jefe, el maestro, todos estarán mirando hacia El, para no ser
porfiados y no atornillar al revés 328[*328]. En una orquesta, ¿no es verdad que todos los
músicos miran hacia el director, hacia el regente, al que dirige? En un Estado ¿no es el de la
última palabra el que está gobernando?; ¿no es en una familia el papá y la mamá los que
gobiernan la familia?, los que dirigen. Toda la vida familiar está centrada en ellos, en el papá y
la mamá. Cuando la mamá no está en casa, los hijos echan de menos a su mamá ¿llegó mi
mamá?, ¿habrá llegado mi mamá?, son las grandes preguntas que se hacen los niños, porque la
piedad o la vinculación doméstica de esa familia está centrada en el cariño de la mamá y del
papá que entregan sus vidas por ellos 329[*329].
325
[*325] La antigua sentencia teológica lex orandi lex credendi, la modalidad con que se
cree es la forma cómo se ora; y la forma cómo se ora significa el cómo se cree.

326
[*326] 1Tm 2,5 Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los
hombres, Cristo Jesús, hombre también.

327
[*327] La característica cualidad de esa alegoría es que acentúa el "Cristocentrismo" en
que se apoya toda la estructura: el puente, en efecto, es Jesucristo, tanto con la figura de
su Cuerpo alzada sobre la cruz, como con su doctrina y con su gracia (cf Carta Apostólica
Amantissima Providentia de Juan Pablo II, del 29 de Abril de 1980, VI Centenario de la
Muerte de Santa Catalina de Siena).

328
[*328] No sabemos qué acontecimientos nos reservará el milenio que está
comenzando, pero tenemos la certeza de que éste permanecerá firmemente en las manos
de Cristo, el "Rey de Reyes y Señor de los Señores" (Ap 19,16) y precisamente celebrando
su Pascua, no sólo una vez al año sino cada domingo (cf Carta Apostólica Novo Millennio
Ineunte de Juan Pablo II, del 6 de Enero de 2001, al Concluir el Gran Jubileo del Año 2000
nº 36).

329
[*329] La concepción cristiana del matrimonio y de la familia no modifica la realidad
creatural, sino que eleva aquellos componentes esenciales de la sociedad conyugal:
comunión de los esposos que generan nuevas vidas, las educan e integran en la sociedad,
y comunión de las personas como vínculo firme entre los miembros de la familia (Discurso
a los Obispos del Celam y al Congreso Teológico-pastoral de Juan Pablo II, del 3 de Octubre
de 1997, II Encuentro Mundial con las Familias nº 5).
67
Además, habría que decir que su reinado no tendrá fin. El ángel le dijo a María que el
reinado de Jesús no tendría fin. En la escena de la Anunciación el Señor le dará el trono de
David su Padre y su reinado no tendrá fin (Lc 1,33). Por eso, Jesús es el único en quien hay
esperanza de salvación, nadie puede salvarse ni salvar a otros sino El. Como decíamos al
principio, Jesús es el único mediador entre Dios y los hombres, no hay otro fuera de él. Por eso
mismo, Jesús dice en San Juan, capítulo 15 "Sin mí ustedes no pueden hacer nada" (Jn 15,5). y
eso se explica en el capítulo anterior, capítulo 14, cuando Jesús dice: "Yo soy el Camino, la
Verdad y la Vida" (Jn 14,6). Con estas bases de la revelación queda de manifiesto la centralidad
de Cristo Jesús en la piedad de la Iglesia 330[*330].
De ahí viene a corroborarse esta cetralidad en la escena de Felipe: "Muéstranos al Padre
y eso nos basta" (Jn 14,8). A la pregunta de Felipe, responde Jesús: "¿Cómo Felipe tanto tiempo
que estás conmigo y me dices muéstranos al Padre?; ¿no sabes tú que el que me ve a mí ve al
Padre? (Jn 14,9), porque yo y el Padre somos uno" (Jn 17,22).
Por eso, el reinado de Cristo es un reinado perfecto, completo y total, que no tendrá fin
y, por eso, la piedad de la Iglesia siempre se centra en El, porque El es que tiene la palabra
última. El es el Alfa y la Omega (Apo 22,13), la primera palabra y la última palabra. Nada que
hagamos nosotros tendrá sentido si no recogemos con Cristo. Recoger con Cristo significa poner
a Jesús en el centro de la piedad de nuestra vida 331[*331].
Ahora ocupémonos asimismo del tema relativo a las interpretaciones sobre la
centralidad de Jesús.

5.b) Interpretaciones.
En primer lugar, la mentalidad mecanicista. La mentalidad mecanicista separa las cosas,
tiende a dividir, a no integrar sino que a dividir, sacar fuera, echar pedazos de la verdad fuera
332
[*332]. Entonces, una parte del mecanicismo dirá sobre estos textos, que hemos visto, que

330
[*330] La gracia de la fe abre «los ojos del corazón» (Ef 1, 18) para una inteligencia viva
de los contenidos de la Revelación, es decir, del conjunto del designio de Dios y de los
misterios de la fe, de su conexión entre sí y con Cristo, centro del Misterio revelado (CEC
158).

331
[*331] Por otra parte, la Revelación enseña que el cristiano no está solo en su camino
de conversión. En Cristo y por medio de Cristo la vida del cristiano está unida con un
vínculo misterioso a la vida de todos los demás cristianos en la unidad sobrenatural del
Cuerpo místico. De este modo, se establece entre los fieles un maravilloso intercambio de
bienes espirituales, por el cual la santidad de uno beneficia a los otros mucho más que el
daño que su pecado les haya podido causar (cf Bula en Camino Hacia el Tercer Milenio de
Juan Pablo II, del 29 de Noviembre de 1998, para Convocar el Año Santo del 2000 nº 10).

332
[*332] El pensar mecanicista, por lo tanto, no es capaz de unir Dios y creatura;
naturaleza y gracia; vinculación a Cristo y vinculación a María; fe y vida; autoridad y
obediencia; persona y comunidad, etc. Por eso es un modo de pensar que "atomiza" la
realidad y destruye los procesos vitales. El amar mecanicista consiste en un modo
enfermizo de relacionarse con las personas, las cosas y los lugares. No es capaz de
establecer vínculos personales estables. Por eso el hombre mecanicista cae en el
individualismo o bien en la masificación. Desconoce lo que significa el estar el uno, en, con
y para el otro, propio del verdadero amor. Es decir, no conoce lo que significa la comunión
o fusión de corazones. Como en el pensar no relaciona a Dios con las creaturas, tampoco
ama a Dios en las creaturas. No logra verlas como expresión, camino y garantía de su
amor a Dios. El vivir mecanicista es consecuencia del pensar y amar mecanicistas, y, por
otra parte, refuerza a ambos. La vida del hombre mecanicista es una vida atomizada,
68
Cristo no tiene nada que ver con nosotros. Dicen aunque hayan sido bautizados: somos
agnósticos, por lo tanto, no sabemos si conocemos a Dios o no lo conocemos. No sabemos si
Cristo es el centro de la historia o no lo es, entonces, por lo tanto, lo que hay que hacer es
simplemente abstraerse de eso, no tomar en cuenta a Cristo. Se trata de una interpretación
mecanicista, que separa las realidades, como si Cristo fuera en contra del mundo que El creó, en
contra del mundo que El salvó con tanto sacrificio, con tanto dolor, con tanto sufrimiento
333
[*333].
La otra interpretación equivocada es la interpretación protestante, que deriva del
mecanicismo. Martín Lutero fue un teólogo nominalista 334[*334]; la universidad donde estudió,
Erfurt, era una universidad influida por el nominalismo de Occam . Este nominalismo provocó
en él un desajuste, una visión parcializada, atomizada de las verdades teológicas, y por eso
provocó en el mundo protestante una influencia decisiva en la visión nominalista y parcial de las
cosas.
Por eso, su movimiento de protesta separó a Cristo de María, a Cristo de la iglesia y
pone entonces a Cristo como al único, no hay otro mediador, sino El, negando así todas las
mediaciones intermedias que Cristo ha puesto para que lo alcancemos a El 335[*335].
No hay otro por el que podamos salvarnos sino Cristo Jesús, por eso es que la Iglesia se
centrará siempre en él, pero no centrarlo en el sentido de división, que separe de otras realidades
puestas por Él mismo y recordadas en su momento por el Espíritu Santo 336[*336].
Cristo de ninguna manera nos separa de María Santísima, no nos separa de los santos, no

disgregada y discontinua. El Padre Kentenich otorga especial importancia al modo de


amar. El mecanicismo, en cuanto al modo de amar, termina destruyendo el organismo de
vinculaciones, tanto en el orden natural como sobrenatural. Si se ama a María, en ella se
ama a Cristo; si se ama al hermano, en él se ama a Dios. Al mismo tiempo, si se ama a
Dios, ese amor necesariamente se traduce en amor a los hombres. (Textos tomados de "El
31 de Mayo, una misión para nuestro tiempo", P. Rafael Fernández, Editorial Patris) (cf
www.slideshare.net/jdelgado68/los-madrugadores/)

333
[*333] El agnosticismo reviste varias formas. En ciertos casos, el agnóstico se resiste a
negar a Dios; al contrario, postula la existencia de un ser trascendente que no podría
revelarse y del que nadie podría decir nada. En otros casos, el agnóstico no se pronuncia
sobre la existencia de Dios, manifestando que es imposible probarla e incluso afirmarla o
negarla.
El agnosticismo puede contener a veces una cierta búsqueda de Dios, pero puede
igualmente representar un indiferentismo, una huida ante la cuestión última de la
existencia, y una pereza de la conciencia moral. El agnosticismo equivale con mucha
frecuencia a un ateísmo práctico (CEC 2127s).

334
[*334] Nominalismo: los universales son meras voces, palabras o nombres a los cuales
nada corresponden en la realidad, no tienen una correspondencia mental a través de un
concepto. El conceptualismo: es un nominalismo moderado, para las voces hay cierta
correspondencia mental pero no en la realidad

335
[*335] La intercesión de los santos. «Por el hecho de que los del cielo están más
íntimamente unidos con Cristo, consolidan más firmemente a toda la Iglesia en la
santidad... no dejan de interceder por nosotros ante el Padre. Presentan por medio del
único Mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, los méritos que adquirieron en la
tierra... Su solicitud fraterna ayuda, pues, mucho a nuestra debilidad» (cf CEC 956).

336
[*336] Jn 14,25s Os he dicho estas cosas estando entre vosotros. Pero el Paráclito, el
Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo y os recordará todo
lo que yo os he dicho.

69
nos separa de los sacramentos, sino todo lo contrario, nos une por medio de esos sacramentos,
por medio de María, por medio de la Iglesia nos une a Sí mismo 337[*337].
Otra interpretación errada es la interpretación sincretista. Eso lo pude ver yo mismo en
Brasil, cuando vi cómo los espiritistas tenían un sincretismo en definitiva pagano. Colocaban en
sus lugares sagrados un Cristo por un lado, un Sagrado Corazón por otro. Un San Jorge por una
parte, una Santa Teresita del Niño Jesús por otra, una Virgen María en otra colocación de sus
seudo altares. Con mis propios ojos vi al centro de esa mezcla de elementos de piedad, un mono
embalsamado, con unos cinco o quince rosarios colgando en el cuello de éste. Es decir, el mono
era el jefe del equipo, el mediador: de ninguna manera el cristocentrismo funciona en ese
espacio religioso. En el fondo es el monocentrismo; se centran en el mono, simbolizando a
Satanás, religiosidad popular completamente equivocada 338[*338].
El Señor nos enseña otra cosa. Nos enseña que el cristocentrismo significa centrarnos en
Jesús por medio de la Virgen María, por medio de sus santos, de sus sacramentos, de la Biblia,
por medio de los pobres, del trabajo que el Espíritu Santo provoca en la iglesia hasta el fin de
los tiempos.
La profunda piedad mariana de la Iglesia, de ninguna manera nos separa de la piedad
cristocéntrica 339[*339], sobre todo en la Eucaristía 340[*340].

6.- Enseñanzas magisteriales sobre la Eucaristía


Para ver el tema del Magisterio respecto a la Eucaristía, nos encontramos con la
dificultad de un tema tan amplio, que ocupa tantos párrafos en el Catecismo, que se hace
337
[*337] La Teología luterana se hizo fuerte -escribimos esquemáticamente en aras a la
sencillez y a la mejor compresión de las cosas- en cuatro grandes ideas o principios
excluyentes: Su sí a "solo" Cristo conllevaba la negación de la Iglesia como sacramento de
mediación, del ministerio del primado petrino así como la supresión práctica del culto a
María y a los santos; su sí a la "sola" fe -la llamada fe fiducial- negaba en la práctica el
valor de las obras o de los méritos, escudándose en que sólo salvan los méritos de Cristo;
su sí a la "sola" Escritura sola suponía un rechazo a la Tradición y al ministerio de la Iglesia
para interpretarlo válida y universalmente (cf es.catholic.net/
ecumenismoydialogointerreligioso/388/2606/articulo.php?id=28701).

338
[*338] Seguidores de religi§es africanas e sincretistas tais como candomblé, xang¶,
macumba e umbanda constituem aproximadamente 4 por cento da populaþÒo. O
candomblé é a tradiþÒo africana predominante praticada entre os brasileiros
afro-descendentes. O candomblé foca no culto de divindades africanas trazidas ao país
como resultado do comércio escravo. Formas do sincretismo de religi§es africanas que se
desenvolveram no país incluem o xang¶ e a macumba, as quais combinam em variados
níveis e identificam crenþas indígenas animistas e santos católicos com divindades
africanas. Salvador, capital do estado da Bahia, por onde a maioria dos escravos africanos
chegou ao país, é considerado o centro do candomblé e outras religi§es africanas
tradicionais. Como resultado da migraþÒo interna durante o século XX, afro-brasileiros e
religi§es sincretistas t-m se espalhado por todo o país (cf
pards.org/espanol/Brazil2003IRF_portugues.doc).

339
[*339] En fin, por medio de María, el Espíritu Santo comienza a poner en Comunión con
Cristo a los hombres «objeto del amor benevolente de Dios», y los humildes son siempre
los primeros en recibirle: los pastores, los magos, Simeón y Ana, los esposos de Caná y los
primeros discípulos (cf CEC 725).

340
[*340] Como se puede ver más atrás en cita de la Red. Mater nº 44d.

70
imposible pretender en este escrito asumirlos todos 341[*341].

6.a) Yo soy el Pan vivo.


El primer párrafo es el nº 1406; hace referencia a la base bíblica de donde parte la
Eucaristía: "Yo soy el pan vivo bajado del cielo" 342[*342]. Ahora, ¿Qué consecuencias
teológicas, morales, espirituales, místicas y ascéticas tiene, que Jesús sea el pan vivo bajado del
cielo? La teología moral, la mística y la ascética nos aseveran que si uno come de este pan vive
para siempre. Son las mismas palabras de Jesús. Es como el alimento pleno.
Nosotros comemos alimentos acá en la tierra que, finalmente nos hacen mal y llevan a la
muerte. Por ejemplo, a los diabéticos les hace mal la azúcar, les hace mal el pan, solamente
pueden comer una porción determinada, limitada, les hace mal todos los alimentos que
contienen azúcar, la fruta tiene que ser medida para ver qué cantidad de hidratos de carbono
pueda consumir sin que la sangre se sature de glucosa en su hemoglobina 343[*343].
Eso está mostrando que el pan de esta tierra siempre causa la muerte, como incluso el
maná, pan que bajaba del cielo 344[*344], pero que era un pronóstico imperfecto todavía de lo
que iba a pasar más adelante con Cristo, que es el pan vivo bajado del cielo, que nunca hace mal
345
[*345], sino que siempre hace bien. Por eso el que come su carne y bebe su sangre tiene vida
eterna, o sea, vida que no se va a acabar, en cambio la vida de los diabéticos antes o después se
va a acabar, porque la diabetes es una bomba de tiempo 346[*346] que va destruyendo su cuerpo.
Bueno, es un caso que muestra la deficiencia de todos los alimentos de este mundo, incluyendo
el alcohol 347[*347].

341
[*341] Ocupa desde el párraf nº 1322 al 1419 incluyendo el resumen que empieza en el
número 1406 y termina en el número 1419; es muy largo, muy completo, rebasa demás
las posibilidades de este escrito. Tan solo hago referencia a ellos y quisiera con esto abrir
más y más el apetito a un estudio más extenso de todos los párrafos mencionados.
Solamente me voy a extender en el análisis del resumen que parte desde el párrafo nº
1406 en adelante hasta el 1419.

342
[*342] Jn 6,51

343
[*343] En el caso del vino y sus derivados, ya sabemos el mal que puede causar si se
ingiere en forma desmedida.

344
[*344] Jn 6,58

345
[*345] Mat 12,30

346
[*346] Domingo, 26 de mayo de 2002 - 12:21 GMT Diabetes: una bomba de tiempo.
BBC.mundo.com

347
[*347] El secreto de la longevidad china Por Xin Ying LAS localidades de Rugao, en la
provincia de Jiangsu, de Zhongxiang, en Hubei, y Bama, en la región autónoma de la etnia
zhuang de Guangxi, son considerados "pueblos de longevos". Entre sus habitantes, los
centenarios superan la cifra establecida por la ONU (7,5 por cada 100.000 personas). La
ciudad de Rugao posee el mayor número de centenarios del país, mientras que el distrito
de Bama tiene la tasa de longevidad más alta del mundo. En Bapan, una de sus aldeas,
hay siete centenarios entre 510 lugareños. Las buenas costumbres y hábitos de vida, así
como un estado de paz interior son la causa de larga vida. Una investigación indica que
entre los centenarios, 77 por ciento no fuma y 67 por ciento apenas toca el alcohol,
tomando sólo licores locales, o de arroz, todos de baja gradación y fabricados por ellos
mismos; 90 por ciento no sufre de insomnio y 53 por ciento duerme 8 horas diarias; 65 por
71
Traté en este caso el tema de la diabetes, que me incluye entre sus socios a la fuerza,
para ser más convincente. De todos modos hay que decir que todos los alimentos de esta tierra
terminan llevando a la muerte; no son capaces de por sí, de prolongar la vida biológica, lo
mismo hay que decir de los medicamentos. Por ejemplo, si uno fuma, es agradable fumar, pero
ese agrado trae consecuencias nefastas en la vida del hombre. Si uno consume vino, en esta
tierra el vino, agrada y hace bien en cierta proporción. Fuera de eso le hace daño, porque lo
lleva al alcoholismo, por eso se puede tomar vino, pero en una proporción determinada, no fuera
de esas proporciones.
Por el contrario, el pan vivo bajado del cielo, que es Cristo Jesús, nunca es demasiado;
por eso María Santísima vive eternamente sumergida en él, y nunca deja de vivir, nunca deja de
tener alegría, nunca deja de tener santidad, nunca deja de ser la Kejaritomene, la llena de gracia,
como la llamó el Ángel a la hora inefable de la Anunciación, en que el Verbo de Dios se hizo
carne 348[*348].
6.b) Corazón y cumbre de la vida de la Iglesia.
En el párrafo 1407, el Catecismo nos enseña que la Eucaristía es el corazón y la cumbre
de la vida de la Iglesia. Corazón y cumbre. Corazón porque nos llena, está en el centro mismo,
tiene una centralidad completa en la vida de la Iglesia. Cristo es la vida de la Iglesia y su cumbre
porque en ella nos comunica su vida inmortal, Cristo asocia a sí a toda su Iglesia y a todos sus
miembros a su sacrificio de alabanza y acción de gracias al Padre 349[*349].
Es un sacrificio grato al Padre; sacrificio que consigue la bendición del Padre, que nunca
dejará de agradarle y es ofrecido una vez por todas en la cruz a su Padre Celestial, y en El nos
asociamos a ese sacrificio mediante nuestros pequeños sacrificios, así como el sacrificio del
buen ladrón que, a pesar de haber pecado tanto, incluso en la misma cruz pecó, finalmente
terminó por arrepentirse y sacrificarse con su propia muerte aceptada 350[*350].

ciento hace ejercicios a menudo, o todos los días, y a 84 por ciento le funciona bien la
digestión. Los centenarios de Bama han trabajado y escalado montañas durante toda la
vida. La investigación evidencia que 80 por ciento de esos ancianos puede realizar
trabajos domésticos cuando cumplen 100 años, y 40 por ciento participa en las labores del
campo. Excepto dos longevos que necesitan cuidado especial, los demás pueden cuidarse
a sí mismos (cf www.chinatoday.com.cn/hoy/2006n/s2006n8/p32.html).

348
[*348] Algunos han cambiado la traducción de la Vulgata et Verbum caro factum est,
que traduce el griego al latín: el Verbo de Dios se hizo carne, por "el Verbo de Dios se hizo
hombre". Es una traducción interpretativa del original kai o logos sarxs egenetho. La
palabra sarxs se traduce no por hombre sino por carne.

349
[*349] Realmente, en esta obra tan grande, por la que Dios es perfectamente
glorificado y los hombres santificados, Cristo asocia siempre consigo a su amadísima
Esposa la Iglesia, que invoca a su Señor y por El tributa culto al Padre Eterno. Luego con
razón se considera la Liturgia como el ejercicio del sacerdocio de Jesucristo (cf Constitución
Sacrosanctum Concilium de Concilio Vaticano II, del 4 de Diciembre de 1963, sobre la
Sagrada Liturgia nº 7).

350
[*350] También su muerte en la cruz constituye un testimonio supremo de amor y
acogida. Crucificado entre dos condenados al mismo castigo, asegura la salvación al buen
ladrón arrepentido: "En verdad te digo, hoy estarás conmigo en el paraíso" (Lc 23, 43).
Acto de extrema misericordia, de extrema donación, capaz de infundir confianza también
a quien se siente totalmente perdido (cf Carta a los Detenenidos en la Cárcel de "Frei
Caneca" de Juan Pablo II, del 4 de Octubre de 1997, II Encuentro Mundial con las Familias).

72
También se sacrificó el mal ladrón, pero no haciéndolo sacro, sino que haciéndolo maldito,
porque el sufrimiento sin Cristo es maldición. En cambio, el sacrificio, el sufrimiento
con Cristo, derrama las gracias de la salvación sobre su Cuerpo que se aplica en esa parte del
cuerpo místico donde está ese sacrificio hecho por nosotros los hombres. Por eso, Bernardita
Correa dijo: "Hemos descubierto que el dolor redime". Pero no el dolor de nosotros redime, no
puede redimir nuestro dolor si no está asociado al de Cristo; no puede redimir. Sucede así con el
dolor del mal ladrón, que no estuvo asociado al de Cristo 351[*351].
Entonces, nuestros sacrificios, nuestros sufrimientos confeccionados dentro del cuerpo
místico de Cristo, que es la Iglesia, son salvíficos; tienen un valor salvífico como nos enseñó el
Papa Juan Pablo II en su famosa carta Salvifici Doloris 352[*352].

6.c) Proclamación, acción de gracias,


consagración de las especies y recepción eucarística
En el párrafo n°1408, dentro de este acápite, que es un resumen que el Catecismo hace
de sí mismo sobre el tema de la Eucaristía, dice que la celebración eucarística comprende
siempre los siguientes elementos:

1' La proclamación de la Palabra de Dios.

Es decir la liturgia de la Palabra, que es fundamental. Esta proclamación de la Palabra


de Dios llena una parte muy importante, en la liturgia o modo correcto de proceder en el
sacrificio de la Eucaristía 353[*353]. La Iglesia incluso nos exhorta vivamente a seguir los textos
litúrgicos que se establecen previamente para cada día, porque la Divina Providencia sabe que
ese manjar llega especialmente en ese día 354[*354].
Sabe la Divina Providencia con antelación de muchos años de circunstancias que se han
dado en el Oratorio, admirables, que nos muestran que ha estado la mano de Dios actuando y
señalando proféticamente por medio de la liturgia.

351
[*351] Por lo menos así no nos consta, en cambio sí consta que el sacrificio del buen
ladrón fue agradable a Dios.

352
[*352] Los manantiales de la fuerza divina brotan precisamente en medio de la
debilidad humana. Los que participan en los sufrimientos de Cristo conservan en sus
sufrimientos una especialísima partícula del tesoro infinito de la redención del mundo, y
pueden compartir este tesoro con los demás. El hombre, cuanto más se siente amenazado
por el pecado, cuanto más pesadas son las estructuras del pecado que lleva en sí el
mundo de hoy, tanto más grande es la elocuencia que posee en sí el sufrimiento humano.
Y tanto más la Iglesia siente la necesidad de recurrir al valor de los sufrimientos humanos
para la salvación del mundo (cfr. S.S. J.P. II, Salvifici Doloris nº 27).

353
[*353] En las celebraciones litúrgicas, cada cual, ministro o simple fiel, al desempeñar
su oficio, hará todo y sólo aquello que le corresponde por la naturaleza de la acción y las
normas litúrgicas (cf Constitución Sacrosanctum Concilium de Concilio Vaticano II, del 4 de
Diciembre de 1963, sobre la Sagrada Liturgia nº 28).

354
[*354] Constituyen una gran multiplicación de pequeñas y grandes profecías, que antes
o después se realizan, sobre todo en la vida de los santos.

73
Es muy importante la fidelidad de los sacerdotes al modo como la Iglesia celebra la
liturgia. A los laicos, la misma liturgia les exhorta a exigir de sus sacerdotes esa fidelidad
355
[*355]. La voluntad de la Iglesia es que los ministros del altar sean muy leales con lo que la
Iglesia ha determinado en cuanto a rúbricas de la celebración de la liturgia. Está incluida
también en este tema la proclamación de la Palabra 356[*356].

2' Está también la acción de gracias a Dios Padre


por todos sus beneficios.

El ambiente espiritual de la acción de gracias permanece durante toda la Santa Misa.


Está presente en el ofertorio, especialmente en el Santo, Santo, Santo. En el Prefacio, por
ejemplo, durante la plegaria litúrgica siempre está manifestándose esa acción de gracias a Dios
por todos sus beneficios 357[*357].

3' La consagración del pan y del vino.

Es algo esencial, que no hay Santa Misa si no hay consagración del pan y del vino, el
Cuerpo y la Sangre de Cristo, que se derrama, que se entrega, que es Eucaristía para nosotros
358
[*358].
355
[*355] En el decreto de la Congregación del Culto Divino..., Redemptionis Sacram. la
Iglesia exhorta a quejarse debidamente cuando se observen abusos en el ejercicio de la
liturgia. [183.] De forma muy especial, todos procuren, según sus medios, que el santísimo
sacramento de la Eucaristía sea defendido de toda irreverencia y deformación, y todos los
abusos sean completamente corregidos. Esto, por lo tanto, es una tarea gravísima para
todos y cada uno, y, excluida toda acepción de personas, todos están obligados a cumplir
esta labor. [184.] Cualquier católico, sea sacerdote, sea diácono, sea fiel laico, tiene
derecho a exponer una queja por un abuso litúrgico, ante el Obispo diocesano o el
Ordinario competente que se le equipara en derecho, o ante la Sede Apostólica, en virtud
del primado del Romano Pontífice.[290] Conviene, sin embargo, que, en cuanto sea
posible, la reclamación o queja sea expuesta primero al Obispo diocesano. Pero esto se
haga siempre con veracidad y caridad (cf Congr. Culto Divino, Redemptionis Sacram. nº
184s).

356
[*356] Cristo está presente en su palabra proclamada en la asamblea y que, comentada
en la homilía, debe ser escuchada con fe y asimilada en la oración. Todo esto debe
reflejarse también en la dignidad del libro y del lugar destinado a la proclamación de la
Palabra de Dios; asimismo, en la compostura del lector, que ha de ser siempre consciente
de que es el portavoz de Dios ante sus hermanos (cf Carta Apostólica Sacrosanctum
Concilium XXV de Juan Pablo II, del 4 de Diciembre de 1988, en el XXV Aniversario de la
Constitución Sacrosanctum Concilium sobre la Sagrada Liturgia nº 7).

357
[*357] La comunidad cristiana, en el momento del ofertorio, expresa en cada
celebración eucarística la acción de gracias al Señor, Dios del universo, por cuya bondad
recibimos el pan y el vino, destinados a convertirse en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo.
La celebración de hoy amplifica, por decirlo así, esta dimensión del ofertorio, invitándonos
prácticamente a no olvidar que la fuente primaria del sustento y del bienestar es la divina
Providencia (cf JP II, Angelus 2001/11/11 nº 1).

358
[*358] Mediante la sangre derramada en la cruz y la resurrección él ha devuelto a la
creación el orden originario. De ahora en adelante el mundo entero, y en su centro el
hombre, ha sido arrancado de la esclavitud de la muerte y de la corrupción (cf. Rm 8, 21);
74
4' La recepción y participación en el banquete
litúrgico por medio de la recepción del pan y del
vino en el Cuerpo y la Sangre del Señor.

Ahora, todos estos cuatro elementos que hemos visto constituyen un solo y mismo acto
de culto. Un acto de culto entonces que tiene enriquecimiento en la Palabra del Señor, que tiene
acción de gracias, que tiene la consagración del cuerpo y la sangre de Cristo por la consagración
de las especies del pan y del vino y, finalmente, la recepción: el comulgar. Ojalá nosotros los
marianos estemos siempre corriendo de la mano de la Virgen María, Santísima Madre del
Oratorio, la Madre y Reina de nuestro pueblo, corriendo de la mano de Ella hacia la Eucaristía,
a comulgar, a recibir el Cuerpo del Señor 359[*359]. El Pueblo de Dios, en la Sagrada Comunión
participa plenamente en la Santa Misa, en esta acción de gracias que es la Eucaristía, memorial
de la Pascua.

6.d) En el párrafo nº 1409, se nos indica la


participación en la Sta. Misa.
Desde la l0ª piedra fundacional, vamos tomados de la mano de la Virgen Santísima a hacer este
memorial, a hacer presente por la acción litúrgica la vida de Jesús, su muerte y su resurrección.
Esta realidad maravillosa se nos hace presente sacramentalmente por la acción litúrgica
de la Santa Misa, por eso es tan importante para nosotros los marianos acudir a la Santa Misa,
especialísimamente, los días Domingos. Porque el día Domingo es el día del Señor, es el día en
que hay que celebrar la acción litúrgica 360[*360]. Todos los días fueron creados por el Señor, en
todos ellos debemos servir al Señor y ojalá todos los días vayamos a la Santa Misa por lo grande
que es esto. Pero, enfatizando evidentemente no se puede fallar el día Domingo, que es el día
del Señor donde vamos a celebrar especialmente este memorial de la vida de Jesús.
Se trata de un memorial salvífico, memorial que salva, memorial que ayuda, que nos
protege de tantas calamidades. Mediante la vida de Jesús, de su muerte redentora, de su
resurrección que nos proclama la esperanza que nosotros vamos a llegar también a la
resurrección, así como la Santísima Virgen, la asunta a los cielos, en que ya Jesús cumplió como
anticipo el plan de salvación 361[*361].

en cierto sentido, ha sido creado de nuevo (cf. Ap 21, 5) y ya no existe para la muerte, sino
para la vida, para la nueva vida en Cristo (cf JP II, Homilía,1999/06/12 nº 4).

359
[*359] Y tú, María, "Mujer eucarística", Madre y modelo de todo sacerdote, permanece
junto a estos hijos tuyos hoy y a lo largo de los años de su ministerio pastoral. Como el
apóstol san Juan, hoy te acogen "en su casa". Haz que conformen su vida al divino
Maestro, que los ha elegido como ministros suyos (cf JP II, Homilía, 2003/05/11 nº 5 )

360
[*360] El domingo, «día del Señor», es el día principal de la celebración de la Eucaristía
porque es el día de la Resurrección. Es el día de la asamblea litúrgica por excelencia, el día
de la familia cristiana, el día del gozo y de descanso del trabajo. El es «fundamento y
núcleo de todo el año litúrgico» (cf CEC 1193).

361
[*361] Y esta maternidad de María perdura si cesar en la economía de la gracia, desde
el momento en que prestó fiel asentimiento en la Anunciación, y lo mantuvo sin vacilación
al pie de la Cruz, hasta la consumación perfecta de todos los elegidos. Pues una vez
asunta a los cielos, no dejó su oficio salvador, sino que continúa alcanzándonos por su
múltiple intercesión los dones de la eterna salvación. Por su amor materno cuida de los
hermanos de su Hijo que peregrinan y se debaten entre peligros y angustias y luchan
75
6.e) El párrafo 1410 nos indica que Cristo mismo
es el que actúa en la Santa Misa en la
liturgia eucarística.

La Eucaristía es acción del mismo Cristo, presente por medio del gesto sacramental con el orden
sagrado de los sacerdotes.
Por más pecadores que sean los sacerdotes, es Cristo mismo el que se hace presente; de
manera que cuando el sacerdote dice: "Esto es mi cuerpo", le está prestando sus labios, sus
palabras, el corazón, la inteligencia, la buena voluntad, se la está prestando a Cristo. Entonces Él
misteriosamente transopera sacramentalmente 362[*362], actúa por intermedio del sacerdote,
haciendo presente su sacrificio, su entrega generosa total por nosotros, su amor infinito. No hay
mayor amor que el que da la vida por sus amigos y Jesús está dando la vida por todos los que
estamos presentes en ese momento 363[*363].
Jesús es el sumo sacerdote, es sacerdote eterno de la nueva alianza, ofrece el sacrificio
eucarístico por el ministerio de los sacerdotes hecho ministerio para el bien de todos, no por el
bien del sacerdote solamente, sino que por el bien de toda la Iglesia. Es el mismo Cristo
realmente presente bajo las especies del pan y del vino el que hace su ofrenda, que hace un
sacrificio 364[*364] eucarístico agradable al Padre por todos nosotros.

6.f) El Catecismo en el párrafo 1411 nos dice que


solamente los presbíteros son los que pueden hacer el
sacrificio de la Santa Misa.

Jesús no actúa por medio de la Iglesia en total, digamos, de varios fieles que se reúnen, que no
están consagrados, sino que para que actúe en la transformación eucarística tiene que darse el
signo del sacramento de la ordenación sagrada. Es decir quien está válidamente consagrado,
sacerdote, presbítero, puede actuar "in persona Christi". Jesús actúa en la confección eucarística
por medio del sacerdote, pero no en los lugares donde no hay sacerdotes 365[*365].
contra el pecado hasta que sean llevados a la patria feliz (cf Vat II, Lumen Gentium nº 61).

362
[*362] El sacerdote ofrece el Santo Sacrificio "in persona Christi", lo cual quiere decir
más que "en nombre", o también "en vez" de Cristo. "In persona": es decir, en la
identificación específica, sacramental con el "Sumo y Eterno Sacerdote", que es el Autor y
el Sujeto principal de este su propio Sacrificio, en el que, en verdad, no puede ser
sustituido por nadie (cf Carta Dominicae Cenae de Juan Pablo II, del 24 de Febrero de
1980, a todos los Obispos de la Iglesia nº 8).

363
[*363] Jn 15,13 Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos.

364
[*364] La Eucaristía es por encima de todo un sacrificio: sacrificio de la Redención y al
mismo tiempo sacrificio de la Nueva Alianza como creemos y como claramente profesan
las Iglesias Orientales: "el sacrificio actual -afirmó hace siglos la Iglesia griega- es como
aquél que un día ofreció el Unigénito Verbo encarnado, es ofrecido por El, siendo el mismo
y único sacrificio" Por esto, y precisamente haciendo presente este sacrificio único de
nuestra salvación, el hombre y el mundo son restituidos a Dios por medio de la novedad
pascual de la Redención (cf Carta Dominicae Cenae de Juan Pablo II, del 24 de Febrero de
1980, a todos los Obispos de la Iglesia nº 9).

365
[*365] El hecho de que el poder de consagrar la Eucaristía haya sido confiado sólo a los
76
La Iglesia sin sacerdote u obispo puede recordar el sacrificio, pero no recordarlo
sacramentalmente, sino que solamente como un mero gesto simbólico. Es lo que ocurre en la
cena de los hermanos evangélicos: hacen un símbolo de la cena, pero no la verdadera cena,
porque no se da el sacramento del Cuerpo y la Sangre de Cristo, ya que ellos no tienen
verdaderos obispos ni sacerdotes válidamente consagrados, porque les falta la sucesión
apostólica 366[*366].
Para que el pan y el vino se conviertan en el Cuerpo y la Sangre del Señor, para que se
transustancie el pan y se transforme en el Cuerpo de Cristo, para que se transustancie el vino y
se transforme en la Sangre de Cristo, tiene que ser por medio de un sacerdote válidamente
consagrado, ordenado como presbítero. Un diácono no puede consagrar las especies sagradas;
solamente el presbítero y el obispo tienen el don del prebisterado y por eso pueden consagrar
válidamente las especies del pan y del vino en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Si no está la
participación de un ordenado se trata solamente de símbolos, algo simbólico, pero que no es
verdaderamente el Cuerpo y la Sangre de Cristo 367[*367]

6.g) El Catecismo en el párrafo 1412 nos enseña


cuáles son los signos esenciales para que se pueda dar
este sacramento,

fuera de lo que ya dijimos acerca del sacerdote válidamente consagrado.


El pan tiene que ser pan hecho de trigo y no pan hecho de arroz, por ejemplo, o pan
hecho de avena, o pan hecho de quáker, o pan hecho de harina de pescado... Tiene que ser pan
hecho de trigo, y vino hecho de uva de vid, no puede ser un vino hecho de chicha de manzana o
de pisco. Por eso, es muy celosa la Iglesia en especificar que no se puede hacer la Santa Misa
con cualquier vino, sino que tiene que ser un vino que realmente sea hecho de uva de vid y no
un vino hecho de agregados químicos 368[*368].
Obispos y a los presbíteros no significa menoscabo alguno para el resto del Pueblo de
Dios, puesto que la comunión del único cuerpo de Cristo que es la Iglesia es un don que
redunda en beneficio de todos. 31. Si la Eucaristía es centro y cumbre de la vida de la
Iglesia, también lo es del ministerio sacerdotal (cf Encíclica Ecclesia de Eucharistia de Juan
Pablo II, del 17 de Abril de 2003, Sobre la Eucaristía en su Relación con la Iglesia nº 30-31).

366
[*366] San Clemente de Roma en su Epístola a los Corintios enseña: la epístola
presenta el testimonio más antiguo que poseemos sobre la doctrina de la sucesión
apostólica: Jesucristo, enviado por Dios, envía a su vez a los apóstoles, y éstos establecen
a los obispos y diáconos. Los corintios han hecho mal al deponer la jerarquía y nombrar a
otras personas; la raíz de estas discusiones es la envidia, de la que da muchos ejemplos,
bíblicos en especial, y Clemente les exhorta a la armonía, de la que también da muchos
ejemplos, sacados hasta del orden que se observa en la naturaleza. Incidentalmente, la
epístola nos atestigua la estancia de San Pedro en Roma, la muy probable de San Pablo en
España, el martirio de ambos, y la persecución de Nerón (cf
http://mercaba.wordpress.com/padres-de-la-igreja/)

367
[*367] Calvino niega las explicaciones de Lutero y de Zwinglio: ni ubiquismo, ni simple
simbolismo. Acentúa la fuerza espiritual «Virtus espiritualis», que al pan y al vino confiere
el Espíritu Santo, en la medida en que es aceptada y recibida por la fe. Admite la presencia
sólo en uso, y es polémico en las confrontaciones de la reserva y de todas las formas de
culto eucarístico fuera de la misa (cf
http://www.mercaba.org/TEOLOGIA/Eucaristia/castellano_08.htm).

368
[*368] Los signos esenciales del sacramento eucarístico son pan de trigo y vino de vid,
sobre los cuales es invocada la bendición del Espíritu Santo y el presbítero pronuncia las
77
¿Cuáles son los signos que se dan? Tiene que ser invocado el Espíritu Santo sobre el pan
y el vino, en lo que se denomina epíclesis 369[*369]. Este signo se da cuando el sacerdote pone
sus manos extendidas sobre el pan y el vino; en esa parte del rito eucarístico está invocando al
Espíritu Santo.
Y esta vez lo más decisivo es que se digan las palabras de la Última Cena, las palabras
sagradas que son: "Esto es mi Cuerpo" "Este es el cáliz de mi Sangre", que son las palabras
pronunciadas por el presbítero o el obispo en exclusiva, no pronunciadas por el pueblo. El
pueblo no las pronuncia porque no está ordenado in sacris, no es ordenado presbítero para poder
hacerlo. Son las palabras que Jesús mismo dijo en la Ultima Cena que debíamos hacer en
memoria de El 370[*370].

6.h) El párrafo 1413 nos enseña y explica la


presencia real del Señor reafirmando la doctrina de la
transustanciación.

Esta enseña que la sustancia del pan deja de ser sustancia de pan para transformarse en la
sustancia del Cuerpo de Cristo. Que el vino deja de ser sustancia de vino, aunque mantiene la
apariencia de vino, el gusto a vino, la presencia de vino, para que el sacerdote y los fieles
podamos comulgar, podamos recibirlo, sin que nos haga daño. Pero la verdadera sustancia es el
Cuerpo y la Sangre de Cristo 371[*371].

palabras de la consagración dichas por Jesús en la última Cena: «Esto es mi Cuerpo


entregado por vosotros... Este es el cáliz de mi Sangre...» (cf Cat. Cath. nº 1412).

369
[*369] Algunos teólogos ortodoxos pensaron que la "epiclesis", o 'invocación' al Espíritu
Santo en la Misa sobre las especies de pan y vino era lo que constituía el "cambio"
eucarístico, de tal modo, que la supresión de la invocación del Espíritu sobre el pan y el
vino podría invalidar la consagración eucarística. De hecho, la epiclesis y las palabras
consecratorias de Cristo, repetidas en la Eucaristía, forman un todo único e inseparable
(Cf. CONGAR, Y.M.-J: El Espíritu Santo, p. 659 ss.). La Eucaristía es como un
engendramiento diario de Cristo, carne y sangre. Y así como la encarnación de Jesús fue
realizada bajo la acción del Espíritu Santo, de igual manera la consagración de los dones
eucarísticos y la sucesiva presencia de Cristo en ellos ha de realizarse por el poder del
Espíritu de Dios. Cristo consagra el pan y el vino de la Eucaristía con la acción de su
Espíritu. "La Epiclesis ("invocación sobre") es la intercesión mediante la cual el sacerdote
suplica al Padre que envíe el Espíritu santificador para que las ofrendas se conviertan en el
Cuerpo y la Sangre de Cristo y para que los fieles, al recibirlos, se conviertan ellos mismos
en ofrenda viva para Dios" [1105] (cf
http://www.siervoscas.com/A)20La.20EucaristEDa,20presencia20viva20de20JesFAs.htm)

370
[*370] En el santísimo sacramento de la Eucaristía están 'contenidos verdadera, real y
substancialmente el Cuerpo y la Sangre junto con el alma y la divinidad de nuestro Señor
Jesucristo, y, por consiguiente, Cristo entero" (Cc. de Trento: DS 1651). 'Esta presencia se
denomina "real", no a título exclusivo, como si las otras presencias no fuesen "reales", sino
por excelencia, porque es substancial, y por ella Cristo, Dios y hombre se hace totalmente
presente' (MF 39)" [1374]. Esta presencia real de Cristo en la Eucaristía es la que justifica
el culto de adoración a Cristo, durante la misa y también fuera de su celebración,
presentando las hostias consagradas a los fieles para que las veneren con solemnidad o
llevándolas en procesión [1378] (cf http://www.siervoscas.com/A%20La%20Eucarist%EDa,
%20presencia%20viva%20de%20Jes%FAs.htm).

371
[*371] Mercaba nos presenta el tema de la transusbstanciación de la siguiente forma:
La t. es definida por el concilio de Trento como la transformación de toda la substancia del
78
Entonces, Jesús en la Eucaristía está enteramente 372[*372] presente, con su Cuerpo, su
Sangre, su Alma y su Divinidad como dice el Concilio de Trento en sus documentos. Está
presente de manera verdadera, real y sustancial el Cristo mismo vivo y glorioso bajo las especies
consagradas. ¡Qué maravilla! ¿no es cierto? 373[*373].
Por eso que comulgar es algo tan grande, es recibir a mi Dios, realmente recibir a mi
Dios. María por eso tiene que llevarnos como madre amorosa al mejor de los alimentos que
existe que es Jesús. ¿Qué mamá no le va a dar a sus hijos lo mejor?, por eso María Santísima
nos conduce jubilosa a la Eucaristía 374[*374].
En la 10ª Piedra Fundacional nos está hablando de que vayamos presurosamente,
alegres, contentos, entusiasmados, encendidos, felices, con los albores, los fulgores del amor,
creciente, máximo que existe en este mundo. Tenemos que ser lo máximo de enamorados,
corriendo hacia la Eucaristía, porque es mi Dios mismo que está ahí presente.
6.i) Este párrafo 1414 del Resumen nos dice que, como
es un sacrificio, la Eucaristía es ofrecida también por
la reparación de los pecados de los vivos y de los
difuntos.

Entonces, hay que rezar por los vivos y por los difuntos, porque es un sacrificio, es una entrega,
así como los antiguos hacían un sacrificio, como los mapuches todavía hacen sacrificio, el
nguillatun 375[*375], una rogativa, donde ruegan a Dios mediante el sacrificio de uno o dos

pan (totius substantiae panis) en el cuerpo y de toda la substancia del vino (totius
substantiae vini) en la sangre de Jesucristo, permaneciendo solamente las especies de pan
y de vino (sess. xiii, can. 2: Dz 884) (cf
http://www.mercaba.org/Mundi/6/transubstanciacion.htm).

372
[*372] Mercaba nos presenta el tema de la transusbstanciación de la siguiente forma:
La t. es definida por el concilio de Trento como la transformación de toda la substancia del
pan (totius substantiae panis) en el cuerpo y de toda la substancia del vino (totius
substantiae vini) en la sangre de Jesucristo, permaneciendo solamente las especies de pan
y de vino (sess. xiii, can. 2: Dz 884) (cf
http://www.mercaba.org/Mundi/6/transubstanciacion.htm).

373
[*373] Jesús, qué grande, / qué maravilla,/ tenerte tan dentro de mí./ ¿Quién soy yo para
que mi Dios/ me venga a visitar?/ Señor, hoy quiero decirte muy firme,/ que me des la fe,
la fe de María/ y su amor, y así salir adelante,/ y así llenar de felicidad al mundo,/ a la tierra
de los hombres. Amén.

374
[*374] Lc 11,9-13 Yo os digo: « Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os
abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
¿Qué padre hay entre vosotros que, si su hijo le pide un pez, en lugar de un pez le da una
culebra; o, si pide un huevo, le da un escorpión? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis
dar cosas buenas a vuestros hijos, ícuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a
los que se lo pidan! »

375
[*375] El Nguillatún es una ceremonia religiosa y tradicional del pueblo Mapuche, en la
que elevan sus pedidos al Dios Nguenechén, benefactor de su pueblo. La fiesta o
"rogativa" (en la que ruegan por la prosperidad, por las lluvias y las buenas pasturas) se
realiza anualmente, al final del verano y dura tres días llenos de música, baile y emoción
http://www.oni.escuelas.edu.ar/olimpi98/Chiwolla/fie.htm.

79
corderos, algo así, para ofrecer a G'nechen 376[*376], a Dios, pidiendo que tengan buenas
cosechas, o que tengan lluvia, en los tiempos muy secos; y el Señor les concede muchas veces
las lluvias, las cosechas buenas, como ellos piden.
Muchas veces se los concede, porque le recuerdan el sacrificio de Cristo. Es un
recuerdo, es un símbolo que nos lleva al sacrificio verdadero de la Sangre y el Cuerpo de Cristo
entregado por amor, que nos consigue que todo lo que le pidamos con verdadera fe lo
consigamos 377[*377] .
Nos lo concede basado en el sacrificio de Cristo Jesús, cuando pedimos con amor, con
fe, con persistencia, con humildad y con sometimiento a la voluntad de Dios; no pidiendo como
pide el mundo mezquinamente, pidiendo maldades, sino que pidiendo lo que es bueno, lo que es
santo, lo que lleva al buen fin. Ese sacrificio se hace por los vivos y los difuntos. Con la muerte,
el difunto termina su tiempo para merecer, como lo tenemos en nuestra estadía en la tierra. Pero
nosotros sí podemos merecer por ellos 378[*378].
Resumimos diciendo que se trata de pedir mediante este sacrificio que nos conquista el
beneplácito de Dios, por beneficios espirituales y temporales 379[*379].
376
[*376] Durante mi estadía en San José de la Mariquina y en mis visitas anuales a
Coñaripe pude ser testigo ocular de estos ritos mapuches.

377
[*377] Mt 14,28-31 Pedro le respondió: « Señor, si eres tú, mándame ir donde ti sobre
las aguas. » « íVen! », le dijo. Bajó Pedro de la barca y se puso a caminar sobre las aguas,
yendo hacia Jesús. Pero, viendo la violencia del viento, le entró miedo y, como comenzara
a hundirse, gritó: « íSeñor, sálvame! » Al punto Jesús, tendiendo la mano, le agarró y le
dice: « Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste? ».

378
[*378] La Misa aprovecha en primer lugar a la persona por quien se ofrece. Desde muy
antiguo existe la costumbre de dar una limosna al Sacerdote para que aplique la Misa a
determinada intención. Tal limosna no es el precio de la Misa, sino estipendio al Sacerdote
para ayuda de la vida. La Misa se puede aplicar por todos los vivos y por las almas del
purga torio. Pero por excomulgados vitandos sólo se puede aplicar la Misa privada
rogando por su conversión. Aprovecha también al Sacerdote celebrante, a los fieles que
asisten y a toda la Iglesia. Ce manera especial, por modo de sufragio, aprovecha a los
fieles difuntos (cf http://misa_tridentina.t35.com/liturgia/santa_misa.html).

379
[*379] Los que alegan que las indulgencias ya no son parte de la enseñanza de la
Iglesia tienen el admirable deseo de distanciarse de los abusos que ocurrieron alrededor
de la época de la Reforma Protestante. También desean remover obstáculos que impiden
a los no católicos tener una visión positiva de la Iglesia. Pese a lo admirable que puedan
ser estos motivos, la afirmación de que las indulgencias no forman parte de la enseñanza
actual de la Iglesia, es falsa. Esto queda probado por el Catecismo de la Iglesia Católica,
que afirma: "Las indulgencias se obtienen por la Iglesia que, en virtud del poder de atar y
desatar que le fue concebido por Cristo Jesús, interviene en favor de un cristiano y le abre
el tesoro de los méritos de Cristo y de los santos para obtener del Padre de la misericordia
la remisión de las penas temporales debidas por sus pecados." La Iglesia no hace esto
solamente para ayudar al cristiano, sino también para "impulsarlo a hacer obras de
piedad, de penitencia y de caridad." (Catecismo de la Iglesia Católica, 1478) Las
indulgencias son parte de la enseñanza infalible de la Iglesia. Esto significa que ningún
católico está en libertad de ignorarlas o descreer de ellas. El Concilio de Trento estableció
que "sean anatema quienes dicen que las indulgencias son inútiles o que la Iglesia no
tiene poder para concederlas". El anatema de Trento coloca a las indulgencias en el
campo de la enseñanza infaliblemente definida. No era ésta la primera vez que un concilio
ecuménico discutía el tema de las indulgencias --la primera vez fue en 1415, cuando el
Concilio de Constanza afirmó la práctica-- pero en Trento la doctrina fue proclamada
infaliblemente por primera vez. El uso piadoso de las indulgencias se remonta a siglos
80
6.j) El párrafo n° 1415 establece que hay que
estar en estado de gracia para recibir el sagrado Cuerpo
de Cristo, la comunión eucarística.
Nos enseña el Catecismo que si uno tiene conciencia de haber pecado mortalmente, de haber
cometido una gran falta, por ejemplo: hacer abortos, cometer adulterios, embriagarse, andar a
exceso de velocidad poniendo en riesgo la vida de otras personas y la de uno mismo, no debe
acercarse a la Eucaristía sin haber recibido previamente la absolución en el sacramento de la
penitencia 380[*380].
Si uno tiene conciencia de haber hecho una grave maldad, de haber odiado, de haberse
opuesto gravemente al bien, haber hecho un daño muy grande, como puede ser una omisión
grave, no comulgue sin antes acercarse al sacramento de la reconciliación que lo va a dejar
preparado para recibir el Cuerpo de Cristo 381[*381].

6.k) En el párrafo nº 1416, el Catecismo nos dice


que la comunión del Cuerpo y de la Sangre de Cristo va
atrás, mucho antes del Concilio de Constanza, hasta los primeros días de la Iglesia. Los
principios sobre los que se apoyan las indulgencias se remontan a la Biblia misma. Los
católicos que se sienten incómodos con respecto a las indulgencias no se dan cuenta de
cuán bíblicas son. Los principios que subyacen tras las indulgencias están tan claros en las
Escrituras, como aquellos sobre los que se basan otras doctrinas más familiares, como la
Trinidad. Antes de examinar más de cerca estos principios, deberíamos definir las
indulgencias. En su constitución apostólica sobre las indulgencias, el Papa Pablo VI dijo:
"Una indulgencia es una remisión ante Dios, de la pena temporal debida por pecados cuya
culpa ya ha sido perdonada, que el fiel cristiano debidamente dispuesto obtiene bajo
ciertas condiciones definidas a través de la ayuda de la Iglesia, cuando ésta, como
ministro de la Redención, dispensa y aplica con autoridad el tesoro de satisfacciones (cf
http://www.apologetica.org/introduc.htm)

380
[*380] Mc 2,2-11 Se agolparon tantos que ni siquiera ante la puerta había ya sitio, y él
les anunciaba la Palabra. Y le vienen a traer a un paralítico llevado entre cuatro. Al no
poder presentárselo a causa de la multitud, abrieron el techo encima de donde él estaba y,
a través de la abertura que hicieron, descolgaron la camilla donde yacía el paralítico.
Viendo Jesús la fe de ellos, dice al paralítico: « Hijo, tus pecados te son perdonados. »
Estaban allí sentados algunos escribas que pensaban en sus corazones: « ¿Por qué éste
habla así? Está blasfemando. ¿Quién puede perdonar pecados, sino Dios sólo? » Pero, al
instante, conociendo Jesús en su espíritu lo que ellos pensaban en su interior, les dice: «
¿Por qué pensáis así en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: "Tus
pecados te son perdonados", o decir: "Levántate, toma tu camilla y anda?" Pues para que
sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados dice al
paralítico : "A ti te digo, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa." »

381
[*381] 161. ¿Qué es el pecado mortal? Es una desobediencia grave a la ley de Dios que
nos priva de la amistad con Dios y nos hace merecedores de penas eternas. 162. ¿Qué es
el pecado venial? Es una desobediencia a Dios en materia leve, que entibia el amor de
Dios en el alma. 163. ¿Qué condiciones se tienen que cumplir para pecar mortalmente?
Para que un pecado sea mortal se requieren tres condiciones: que tenga por objeto una
materia grave y que, además, se cometa con pleno conocimiento y deliberado
consentimiento (cf http://www.mercaba.org/FICHAS/CEC/sintesis_cec.htm).

81
aumentando la unión del que comulga con el Señor.

Lo une, va transformándolo, uniéndolo a la Iglesia, y principalmente, lo va acercando a Jesús; lo


que anuda el progreso en la santidad y la esperanza de vida eterna 382[*382].
La falta de unión con la sagrada comunión del Cuerpo y la Sangre de Cristo va alejando
al miembro de la Iglesia; lo va dejando en estado de oposición a la gracia. Este es el motivo por
qué las madres y padres cristianos deben temblar cuando un hijo o hija no quiere ir a Misa el
Domingo. Y por supuesto, no quiere comulgar. Aunque ese hijo esté sacando buenas notas en el
colegio, tiene la espada de Damocles 383[*383] encima de su cabeza.
En cambio, el comulgar le perdona los pecados veniales, los mortales no, pero los
veniales sí, y lo preserva de pecados graves, lo ayuda a que no cometa pecados graves, porque
los lazos de caridad entre el que comulga y Cristo se van reforzando a tal punto que uno no
quiere hacer el mal. Entonces, falta la voluntad de hacer el mal, falta la voluntad plena de hacer
el mal, se refuerza, se acrecienta, se aumenta la caridad y el amor y entonces por eso disminuye
la posibilidad del pecado grave 384[*384].
Fortalece también, por otra parte, la unidad de la Iglesia, que es cuerpo místico de Cristo. A
medida que los hermanos comulgamos estamos unidos. Las iglesias que no podemos comulgar
juntos, por ejemplo los evangélicos no pueden comulgar de la sagrada Eucaristía entonces por
eso estamos todavía separados. Nosotros queremos llamarlos a que vengan, pero siempre que
vengan aceptando la verdad cristiana completa, no parcialmente. Por ejemplo, si ellos quieren
dejar a la Virgen María de lado, bueno no puede todavía haber comunión con ellos. Falta
todavía la comunicación plena, por eso no podemos juntos comulgar todavía el Cuerpo de
Cristo, estamos separados, estamos escindidos atrozmente en un cisma que nos separa, porque
hay herejías, teorías, ideologías que impiden que tengamos plena comunión 385[*385].

382
[*382] Mt 16,19 A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra
quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos. »

383
[*383] Damocles fue al parecer un cortesano excesivamente adulador en la corte de
Dionisio II, un tirano de Siracusa (Sicilia) del siglo IV adC. Propagó que Dionisio era
realmente afortunado al disponer de tan gran poder y riqueza. Dionisio, deseoso de
escarmentar al adulador, se ofreció a intercambiarse con él por un día, de forma que
pudiera disfrutar de primera mano su suerte. Esa misma tarde se celebró un opíparo
banquete donde Damocles gozó siendo servido como un rey. Sólo al final de la comida
miró hacia arriba y reparó en la afilada espada que colgaba atada por un único pelo de
crin de caballo directamente sobre su cabeza. De súbito se le quitaron completamente las
ganas de los apetitosos manjares y las hermosas muchachas, y pidió al tirano abandonar
su puesto, diciendo que ya no quería seguir siendo tan afortunado. La espada de
Damocles es una frase acuñada en alusión a este cuento para ejemplificar la inseguridad
en que se instalan aquellos que detentan un gran poder, pues no sólo pueden perderlo de
golpe, sino todo lo demás, incluída la vida.

384
[*384] Gal 2,19-20? En efecto, yo por la ley he muerto a la ley, a fin de vivir para Dios:
con Cristo estoy crucificado: y no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí; la vida que
vivo al presente en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí
mismo por mí.

385
[*385] A.La traición del irenismo y las palabras duras de Jesús: "el que me niega..." El
irenismo es una exageración, un extremo, y como todo extremo no es posición de verdad
sino de mentira. El irenismo implica una actitud entreguista, falsa; significa traicionar la
verdad para obtener la unidad a cualquier precio. Jesús puso un claro límite al anhelo de
unidad: "el que me niega delante de los hombres yo lo negaré delante de mi Padre que
está en los cielos". El irenismo incluye posponer las verdades de la fe, que la Iglesia ha
82
6.l) En el párrafo n°1417 nos dice el Catecismo
que la Iglesia recomienda a todos los fieles, con mucho
apremio, vivamente, con ansia, con verdadero anhelo, con
verdadera importancia, con urgencia, que reciban la
sagrada Comunión.

¿Cuándo? Cada vez que participan de la celebración de la Eucaristía.


No hay que abstenerse, por ningún motivo, de comulgar, a no ser que uno esté en estado
de pecado mortal o que no esté en las condiciones debidas, porque acaba de pasar una rabieta,
ha tenido recién un acto de agresividad, que ha hecho sufrir mucho a otras personas, y si
comulgara produciría escándalo. En caso de haber cometido un error involuntario, pero que lo
tiene muy triste y está con mala conciencia, en ese caso es mejor ir y comulgar de todas
maneras, porque la misma comunión le quita ese malestar, a no ser que haya un pecado grave.
Ahí si que no, hay que esperar la confesión, el sacramento de la penitencia 386[*386].
Esto tiene que darse sin dejar de lado el mandamiento de comulgar al menos una vez al
año. Se trata del mínimo; ya después empieza a ser pecado grave. Interpretando el mandamiento
de santificar la fiesta, la Iglesia, en el transcurso de los siglos, inspirada por el Espíritu Santo ha
impuesto la obligación de hacer la comunión, al menos una vez al año. Ese es el mínimun
minimorum, más de eso ya comienza a ser un delito grave de desprecio del don del perdón y de
la Eucaristía 387[*387].

6.m) El párrafo 1418: Jesús verdaderamente presente.

Ya que Cristo por la transustanciación está realmente presente en la Eucaristía, es decir


verdaderamente está su Cuerpo, está verdaderamente su Sangre. Esa hostia consagrada es
verdaderamente Dios hecho hombre. Es necesario entonces que haya en el sacramento de la
Eucaristía una prueba de gratitud, que se le honre con adoración, con culto de adoración, que se
le adore. ¿Qué quiere decir que se le adore? Que se le reconozca por nuestro Dios. Por eso, se
arrodilla uno, ora durante un buen rato, lo más que se pueda estar en oración reconociendo aquí
está mi Dios, aquí está mi Señor, como signo de amor, por una parte como signo de amor de
nosotros a El, y por otra parte, deber de adoración ya que es nuestro Dios, nuestro Señor, hecho

definido en su magisterio, con el fin de llegar a una unidad superficial e hipócrita, con los
hermanos separados (cf Charla 8ª P.F. nº 38).

386
[*386] Apareció en 1643 el libro de Arnauld sobre la comunión titulado De la fréquente
communion, escrito bajo la inspiración y con la ayuda de Saint Cyran. Tal obra era una
obra erudita en que Arnauld, admitiendo como ideal el máximo acercamiento posible,
cotidiano incluso, a la sagrada comunión reivindicaba el derecho de los fieles a renunciar
temporalmente a la recepción de la eucaristía para intensificar los sentimientos interiores
de indignidad y penitencia. Esta postura rigorista no fue aceptada por la Iglesia; pero sí es
verdad que no se puede recibir la Sda. Comunión si hay conciencia de pecado grave.

387
[*387] 119. ¿Cuándo debemos comulgar? La Iglesia nos manda comulgar una vez al
año, después de la Pascua de Resurrección y en peligro de muerte. Es muy provechoso
comulgar frecuentemente porque acrecienta nuestra unión y amistad con Jesucristo. (cf
(Mercaba) SÍNTESIS DEL NUEVO CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA Preparado por el
Pbro. Fernando Castro Aguayo)

83
hombre, igual al Padre 388[*388].
El que me ve a mí ve al Padre dice Jesús, y por eso es verdaderamente Dios hecho
hombre que consuela a la Iglesia, que la anima y le da terribles fuerzas ya que es Dios mismo,
que es omnipotente.

6.n) En el párrafo 1419 del Catecismo, que ya es


el último punto del resumen, la Iglesia nos presenta a
Cristo que pasó de este mundo al Padre.

Nos da en la Eucaristía la prenda de la futura gloria, o sea, la promesa y garantía de la gloria que
vamos a tener junto a El 389[*389].
La participación en el santo sacrificio nos identifica con su corazón, nos hace parecidos
a su corazón misericordioso, nos hace cada vez más idénticos a su corazón. El Padre está en mí
y yo estoy en ustedes, nos enfatiza el Salvador. Jesús está en nosotros, sostiene nuestras fuerzas
a lo largo del peregrinar de esta vida 390[*390].
Nos mantiene con fuerzas, por eso es que comulgar es un deber para poder vivir en el
espíritu: hay que correr alegres a la Eucaristía, felices de poder llegar a este don tan grande que
es poder comulgar. Todo lo demás es transitorio y de regular importancia en todo caso siempre
menos importante que comulgar. Como los perritos cuando uno los llama a comer vienen
corriendo; como las gallinas llaman clocleando a sus pollitos y van corriendo donde ella, porque
la gallina los está llamando, así la Iglesia por medio de la Virgen María nos llama
insistentemente a la Eucaristía. Nos hace desear la Vida Eterna y nos une ya desde ahora a la
Iglesia del Cielo; nos une más profundamente a la Santísima Virgen María. El momento de
máxima unión con la Santísima Virgen María es cuando nosotros comulgamos; y nos une
también a todos los santos 391[*391]. /ç/[*391] La santidad se descubre en la virtud heroica.
Virtud heroica no significa exactamente que uno hace cosas grandes por sí mismo, sino que en
su vida aparecen realidades que no ha hecho él, porque él sólo ha estado disponible para dejar
que Dios actuara. Con otras palabras, ser santo no es otra cosa que hablar con Dios como un
amigo habla con el amigo. Esto es la santidad. Quien tiene esta vinculación con Dios, quien
mantiene un coloquio ininterrumpido con Él, puede atreverse a responder a nuevos desafíos, y
no tiene miedo; porque quien está en las manos de Dios, cae siempre en las manos de Dios. Es
así como desaparece el miedo y nace la valentía de responder a los retos del mundo de hoy.
Como lo hiciera en su época, por ejemplo, San Maximiliano María Kolbe. En la medida de
nuestra comunión con el Señor Jesús eucarístico, nos unimos a la Santísima Madre y los santos
388
[*388] Dios está aquí, tan cierto como el aire que respiro, tan cierto como en la mañana
se levanta el sol, tan cierto que cuando le hablo El me puede oír. Dios está aquí, tan cierto
como el aire que respiro, tan cierto como en la mañana se levanta el sol, tan cierto que
cuando le hablo El me puede oír.

389
[*389] íOh Sagrado Banquete, en el cual se recibe a Cristo, se renueva la memoria de
su Pasión, el alma se llena de gracia, se nos dá la prenda de la futura gloria ...

390
[*390] Jn 17,21-24 para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos
también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. Yo les he
dado la gloria que tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno: yo en ellos y
tú en mí, para que sean perfectamente uno, y el mundo conozca que tú me has enviado y
que los has amado a ellos como me has amado a mí. Padre, los que tú me has dado,
quiero que donde yo esté estén también conmigo, para que contemplan mi gloria, la que
ma has dado, porque me has amado antes de la creación del mundo.

391

84
en lo que se llama la comunión de los santos (cf -Cardenal Ratzinger (Benedicto XVI),
L'Osservatore Romano» (6 de octubre de 2002).
7.- Justificación de tener una nueva piedra fundacional:
la Reina eucarística.
Nos estamos planteando una pregunta sobre la justificación en la fe, de haber dado el
paso de colocar esta nueva piedra fundacional. Preguntamos por una justificación de la 10ª
Piedra Fundacional, si se trata de algo repetitivo, si es una simple corriente de gracia, si es una
verdad teológica más, que no tiene por qué ser una piedra fundacional, es decir la pregunta por
una justificación de porqué es una nueva piedra fundacional. A esta pregunta debemos
responder con bastante objetividad 392[*392].
Es cierto sin embargo que las piedras fundacionales son realidades que se dan en el
plano del deber de conciencia de un fundador. Se mueve en un campo objetivo pero muy
delicado, de casi instintiva ponderación.
Es en algo similar a un afinador de instrumento musical. Es como quien afina una
guitarra; es verdad que hay afinadores electrónicos de guitarras. Pero el músico no se confía a
estos instrumentos electrónicos sino al tino de su oído acostumbrado a acertarle instintivamente.
Afina de oído, el afinador siente, tiene el oído acostumbrado a distinguir el gusto de sentir que
las dos cuerdas que está afinando suenan iguales, casi diríamos dulcemente iguales. Sin
embargo hay veces que le atina y otras veces que no. Un fundador/a siente el impulso del
Espíritu Santo a colocar esa piedra fundacional (llámese como se llame) porque sabe que Dios
lo está inquietando 393[*393].
7.a) No puede reducirse a las otras piedras fundacionales.

En las piedras fundacionales los fundadores o las fundadoras sienten la voz de Dios que
los llama a poner una piedra fundacional determinada (o algo similar): sin embargo siempre hay
una objetividad en toda esta llamada, lo que constituye la justificación, por qué se trata de algo
nuevo que no está contenido plenamente en lo anterior.
392
[*392] Hay 12 piedras fundacionales en el movimiento del Oratorio Mariano, como Israel
tenia doce patriarcas y la Iglesia tiene 12 apóstoles. Las piedras fundacionales en nuestra
familia fueron naciendo con el tiempo. La primera piedra fundacional se puso el día en que
se fundó el Oratorio, el 29 de junio de 1971. ¿Qué elementos podemos distinguir en una
piedra fundacional? a) Su coherencia con los carismas fundacionales, con sus vertientes y
anteriores piedras fundacionales si las hay. b) Hay un crecimiento: hay una mejora y
perfeccionamiento respecto a lo anterior, en lo que se refiere a estrucuras, a vitalidad
personal, comunitaria y pastoral. c) La asistencia al menos de parte de la familia d) Sin la
asistencia expresa del fundador no puede haber piedra fundacional que ate a la familia. e)
Se presentan signos de Dios, que el hombre no puede fabricar. f) Quien niega una piedra
fundacional queda fuera del movimiento del Oratorio. 1' La Reina eucarística es piedra
fundacional porque nos pone en coherencia con los carismas fundacionales, nos lleva por
María a Jesús, sobre todo en la Eucaristía. 2' Hay una mejora en la parte ascética tanto
para religiosos como para el laicado. Nos ponemos a la altura de vida cristiana madura. Se
genera una corriente de dar primeros grados. 3' Cuando se dio esta piedra fundacional
había hermanas consagradas de diverso signo; también los ex hermanos misioneros. 4' Y
hubo algunos signos de la naturaleza que nos empujaron a dar este paso de poner una
nueva piedra fundacional. 5' Hasta ahora nadie ha negado esta piedra fundacional.

393
[*393] San Francisco de Asís en su juventud sintió que Dios le llamaba a reconstruir su
Iglesia y formar una Iglesia ya no arruinada sino pujante y firme como Lázaro que
reconstituyó su cuerpo muerto, al imperativo de Jesús: Lázaro sal fuera. También se
asemeja a Pedro, que tiene que ayudar a construir una Iglesia ora débil y en ruinas, ora
firme como en Pentecostés. Martín Valverde, el conocido canta autor nicaragüense, tiene
una canción que nos pone en esa
85
Por otra parte las piedras fundacionales se integran unas con otras: no puede haber
piedras fundacionales que sean contradictorias. Tiene que haber un arraigo en la familia, que no
se trata de algo extemporáneo que surgió porque surgió simplemente, sin coherencia con lo
anterior 394[*394].
Tampoco puede tratarse de una simple corriente de vida; es algo mucho mas profundo,
que ha obligado al fundador en un momento de gracia, a sentir esa llamada que Dios le hace, así
como sintió la vocación del sacerdocio, así como sintió la vocación de fundar grupos marianos,
como tuvo la vocación de fundar Oratorio Mariano y todas las Piedras Fundacionales
correspondientes, siente también que esta décima piedra es necesario ponerla.
Entonces, ¿cómo justificar desde el punto de vista objetivo, colocar una nueva piedra
fundacional, habiendo ya nueve anteriores? Nos sentimos en la necesidad de comunicar también
a la familia esta motivación profunda. Es para que nosotros veamos que se trata de algo
justificado, lo máximo que se pueda, acompañando al Fundador como familia madura, que
conforma la cuarta vertiente de gracia 395[*395].
394
[*394] Tiene que haber coherencia entre las piedras fundacionales. Si una piedra
fundacional estuviera en contradicción con otra nos encontraríamos con una piedra
fundacional inauténtica. Ejemplo de coherencia:
a) 1ª PF coherente con 2ª PF: La santidad no se opone a la autoeducación de los grupos
marianos, sino la lleva a su perfección.
b) 1ª PF coherente con 3ª PF El amor a la cruz lleva la autoeducación valórica a su
plenitud. Si no se acepta la cruz no habrá una autoeducación consecuente.
c) 1ª PF coherente con 4ª PF Con los grupos marianos nos hacemos discípulos, dispuestos
a hacer todo cuanto nos diga el Señor en su Iglesia. Ite et incendite mundum. La verdadera
autoeducación conlleva el carácter misionero y apostólico.
d) 1ª PF coherente con 5ª PF La primera piedra fundacional le pedía a la Madre Santísima
manifestarse en la Imagen. La 5ª le pide que se manifieste en el lugar santificado por la
Imagen siempre que cumplamos los desafíos.
e) 1ª PF coherente con 6ª PF El movimiento que surge con las piedras fundacionales
anteriores requiere una vinculación orgánica con el fundador y de éste con el Papa,
sucesor de San Pedro, como primer obispo de Roma; cuya Cátedra tiene la promesa del
Señor.
f) 1ª PF coherente con 7ª PF Los grupos marianos con sus ramas y agrupaciones
respectivas, requieren unidad entre sí, para ser una vertiente de gracia misionera. Sin
unidad se rompe el auténtico desarrollo de la 1ª PF.
g) 1ª PF coherente con 8ª PF Los grupos marianos no pueden abstraerse de la lucha
consecuente por la unidad de los cristianos separados por herejías y cismas. Coronarla
como Reina del ecumenismo es enteramente consecuente con las piedras fundacionales
anteriores a partir de la 1ª.
h) 1ª PF coherente con 9ª PF La esclavitud mariana con sus dulces cadenas, nos lleva a
vivir en plenitud el primer desafío.
i) 1ª PF coherente con 10ª PF La Reina eucarística nos lleva a Jesús eucarístico, que nos
hace vencer heroicamente en la autoeducación.
j) 1ª PF coherente con 11ª PF San José, custodio de nuestras cruces, lleva a plenitud la
fidelidad a los grupos marianos de autoeducación.
k) 1ª PF coherente con 12ª piedra fundacional Estar sumergida la llena de gracia y bendita
entre todas las mujeres, en Dios uno y trino, y que nosotros nos movamos a experimentar
con San Pablo: ya no vivo yo sino Cristo vive en mí, es una maravillosa consecuencia de la
primera piedra fundacional. Los grupos marianos de autoeducación prosperaron hasta
este extremo que han vivido algunos miembros del Oratorio

395
[*395] 1.- Definición de vertiente:
Es el conjunto de gracias específicas fundamentales que tiene un movimiento o alguna
asociación de fieles. Es anterior a su desarrollo en la historia. En nuestro oratorio hay
cuatro vertientes de gracia que justifican la existencia como grupo en la Iglesia. Están
86
En esta situación claramente eucarística, el fundador del Oratorio se sintió obligado en
conciencia, a poner esta piedra fundacional. Diversas personas fueron testigos de esta presión
fuerte que ejercía la Divina Providencia sobre él en esos momentos, del día 31 de enero, durante
la Santa Misa, para que declarara que esa era una nueva piedra fundacional.
Nosotros con el instinto espiritual certero, presionados desde la órbita de la conciencia,
urgida a obedecer, so pena de desobedecer a la conciencia por cobardía, por no atreverse a hacer
lo que tenía que emprender, con la confianza de un niño, que se deja conducir por el papá y la
mamá, creímos y creemos que realmente lo es 396[*396]. Esto no impide que estudiemos a la luz
de la fe, por qué es una piedra fundacional, por qué se justifica como tal. Bueno, la primera cosa
que hay que decir es que la Santísima Virgen como Reina de la Eucaristía no aparece en las
piedras fundacionales anteriores. La Reina que nos lleva con alegría a la Eucaristía es algo que
no estaba contenido sino solamente en corrientes de vida anteriores. Este hecho respalda que se
trataba de algo que le venía bien a la familia. Con mucho gusto lo asumimos, sin dramas ni
represiones. La gente desde un principio recibió esta piedra fundacional con mucho cariño, con
mucha alegría. Pero nos volvemos a preguntar qué es lo que propiamente determina su novedad.
La novedad está en que antes no era piedra fundacional, antes era solamente corriente de
vida. Siempre hubo distintas corrientes de vida de origen eucarístico que se entrelazaban, que
hablaban de la Eucaristía, pero no en forma clara, en forma precisa, con sus contornos bien

representadas en las cuatro puntas de la corona (Imagen Sagrada, Oratorio lugar santo,
Padre fundador unido a la cátedra de San Pedro, Familia Unida vertiente de gracia).
2.-Justificación:
Sin la gracia actual que va llevando a los miembros de un movimiento hacia una meta de
vida cristiana, la santidad, incluso antes que se haya obtenido poner piedras
fundacionales, es imposible alcanzar esa meta de vida. Se justifican estas cuatro gracias
porque sin ellas no podemos salir adelante como movimiento. Sacándole cualquiera de las
vertientes, la Imagen, el Oratorio, el fundador unido a la Cátedra de San Pedro, la familia
unida y misionera, se hace añicos la obra del Oratorio.
3.-Proceso histórico:
Las vertientes se han ido ratificando en las piedras fundacionales. En la 1ª (1971) queda
amarrada la Imagen como vertiente de gracia en el Oratorio. En la radicación, la 5ª
(1987-88), queda vinculado el Oratorio como tal. En el Cáliz del Padre, la 6ª (1990), el
vínculo es con el fundador del Oratorio, como vertiente de gracia, que dispone el Señor,
siempre que esté unido a la Cátedra de San Pedro. En la familia unida y misionera,
vertiente de gracia, la 7ª (1994) la familia queda ratificada como fuente de gracia.
4.-Partes: a) Iniciativa divina de encadenar la gracia a ciertos sacramentales dentro de
movimientos específicos.
b) Transoperancia divina actuando en estos medios que El establece libremente c)
vinculación humana a esos medios y d) resultante divina o frutos extraordinarios en
relación a la pequeñez del elemento humano colaborando con la transoperancia divina.

396
[*396] Jesús nos ha enseñado que nada ocurre por acaso sino en todo se descubre un
sentido más o menos oculto, pero al mismo tiempo posible de descubrir e interpretar. El
Padre providente puede hablar hasta por la caída de un cabello de la cabeza de alguien.
¿Por qué no? Habla por medio de fenómenos de gran envergadura, como lo estamos
viendo ahora con el comienzo del Tercer Milenio, al que el Sto. Padre le ha dado pública y
mundial interpretación de gran realce. Dios también nos puede hablar por medio de un
hecho de la naturaleza, por ejemplo, por medio de un rayo, como ocurrió con San Pablo. O
puede hacerlo por voces interiores en nuestra vida, en que el habla y no podemos
negarnos. Siempre hay que dejar en claro, que la interpretación final de estos signos le
corresponde al magisterio de la Iglesia, y a la dirección del obispo, más en particular (cf
Charla 8ª P.F. nº 72-73).

87
definidos 397[*397].
Entonces esta piedra fundacional surge como una necesidad de declarar, afirmar,
establecer dentro de la familia del Oratorio Mariano que aquí hay una piedra fundacional que
nos obliga amorosamente, en forma constitutiva. Se trata de una obligación de amor, un pacto
de confianza mutua, de asumir esta alegría de ir tomados de la mano de nuestra Reina
eucarística hacia la Eucaristía 398[*398]. Se justifica esta 10° Piedra Fundacional porque su
doctrina está contenida en la Iglesia. Se justifica esta nueva Piedra Fundacional porque antes no
estaba tan claramente determinada la vida, carisma y fuerza espiritual de este movimiento; no
estaba tan estructuralmente afirmada en el Oratorio de que tenía que ser la Eucaristía el centro,
el culmen, clímax, el comienzo, el inicio, la fuente y la culminación de nuestra vida cristiana, en
nuestra autoeducación, en nuestros modelos, que todo tenía que girar en torno a Jesucristo
Eucaristía. Esa es la novedad, que se hizo como una presión muy fuerte para que tomara
contorno definitivo, claro y preciso en una época en que hay tantas perturbaciones de los
principios 399[*399].

397
[*397] La piedra fundacional de la Eucaristía es una novedad, tiene una serie de
elementos católicos, que no habíamos amalgamado bien firme entre los miembros del
movimiento. Si no hubiera nada nuevo no sería piedra fundacional. Lo es porque resalta
ciertos aspectos de la devoción eucarística, que tal vez no estaban tan conscientes en las
bases de nuestra familia. 1.- La Reina eucarística. 2.- La íntima fusión que hay entre
piedad mariana y piedad eucarística. 3.- Es una poderosa palanca que lleva en dirección
de una liturgia vivida en la mayor profundidad posible: la fuente y cumbre de nuestra
forma de vivir. En lo posible la comunión diaria. 4.- El dinamismo en el cumplimiento de la
vida eucarística: tomados de la mano de Ella, corramos alegres a la Eucaristía. 5.- Cómo
hace auténtico y confiere santidad esta cariñosa vinculación con la Eucaristía. 6.-
Elementos dinámicos que no estaban suficientemente adoptados como la comunión
diaria, la adoración al Santísimo Sacramento, con que se logra paz y profundos acuerdos
de amor con el Señor.

398
[*398] Para Marx las revoluciones son la locomotora de la historia. Nosotros sabemos
que la verdadera locomotora de la historia la constituye el cumplimiento amoroso de la
voluntad de Dios. Cuando el hombre libremente se entrega a lo que Dios quiere, se pone
en la dimensión mariana: "Hagan todo lo que El les diga". Y entonces Dios hará con el
pobre hombre "perdido" en una galaxia de entre las miles de millones que existen, algo
tan grande, que deberíamos llorar de agradecimiento. Pensemos tan solo, que una galaxia
tan solo tiene la siguiente composición: Las galaxias son un enorme conjunto de cientos o
miles de millones de estrellas, todas interaccionando gravitatorialmente y orbitando
alrededor de un centro ...

399
[*399] La Iglesia se encuentra con María e intenta asemejarse a ella. María está
presente en el misterio de la Iglesia como model El misterio de la Iglesia consiste también
en el hecho de engendrar a los hombres a una vida nueva e inmortal. La maternidad de la
Iglesia se lleva a cabo no solo según el modelo y la figura de la Madre de Dios, sino
también con su "cooperación", es decir de la mediación materna, que es característica de
María. Su nueva maternidad como Madre del Redentor; es una maternidad en el orden de
la gracia, porque implora el don del Espíritu Santo que suscita los nuevos hijos de Dios.
Esta maternidad suya ha sido comprendida y vivida por el pueblo cristiano en el sagrado
Banquete, en el cual Cristo, su verdadero cuerpo nacido de María Virgen, se hace
presente. Con razón la piedad del pueblo cristiano ha visto siempre un profundo vínculo
entre la devoción a la Santísima Virgen y el culto de la Eucaristía, es un hecho de relieve
en la liturgia tanto occidental como oriental, en la tradición de las familias religiosas, en la
espiritualidad de los movimientos contemporáneos incluso los juveniles, en la pastoral de
los Santuarios marianos (cf S.S. J.P. II, Redempt. Mater nº 44).

88
7.b) Estaba faltando algo en el Oratorio:
A la primera respuesta sobre la justificación objetiva de la nueva piedra fundacional, hay
que decir que, no había suficiente cabida dentro de las piedras fundacionales anteriores a la
inquietud eucarística que se iba haciendo poderosa en el ámbito espiritual del Oratorio. No así
ahora a partir de la décima piedra fundacional.
Faltaba más claridad en la parte eucarística del Oratorio, en lo que se refiere al respaldo
aportado por las otras Piedras Fundacionales. La 10° Piedra Fundacional nos aporta una
connotación nueva que no estaba completamente formulada así en las piedras fundacionales
anteriores. Por eso, hasta antes de la Décima Piedra Fundacional había una insuficiencia en la
espiritualidad del Oratorio; le faltaba algo eucarístico en la formulación de las Piedras
Fundacionales, y eso nos llevó a sentirnos urgidos porque faltaba cubrir suficientemente esa
necesidad de expresión eucarística de nuestra familia, sin pretender que toda temática de la
teología dogmática sea una nueva piedra fundacional 400[*400].
Se trata de una señalización divina dada en nuestra historia, mientras el Padre Fundador
está vivo. Esta profundización en el misterio eucarístico era una parte constituyente de nuestro
Oratorio, a lo que se le da el título de piedra fundacional. Lo eucarístico, por lo tanto, debe ser
asumido y expresado más metódicamente, más como la base primordial del Oratorio que viene a
ser el mundo eucarístico. Entonces, nos encontramos con que esa insuficiencia de formulación
trae como necesidad que haya habido también una piedra nueva de fundación que pudiera
manifestar suficientemente este apetito, esta necesidad eucarística, que está operándose
profundamente dentro del Oratorio 401[*401].

7.c) Suficiente arraigo en nuestra familia del


Oratorio Mariano capaz de recibir la nueva Piedra
400
[*400] En la historia de cada una de las piedras fundacionales se deja entrever, algo de
sorpresivo e inesperado. El fundador con parte de la familia ahí presente, sienten un
movimiento de la gracia. Se trata de un ambiente nuevo que calza sin embargo con la
constitución de la familia, su mentalidad, carismas, gracias y vertientes. Tiene algo de
novedad, pero al mismo tiempo algo de invitación muy poderosa a la que no podemos
oponernos y quedar con la conciencia en paz. Lo más que se puede es pensarlo más para
saber si realmente es de Dios o simplemente un capricho humano por poner nuevas
piedras fundacionales. Siempre hemos tenido la fuerte experiencia de tener que obedecer
porque de lo contrario estamos desobedeciendo a la Divina Providencia, que quiere poner
esos fundamentos en tal coyuntura de la vida de esta familia.

401
[*401] Cuando era niño, asistí a una Santa Misa en mi Parroquia. Me cautivó
profundamente. El Padre Hurtado hablaba con el corazón. Me acuerdo que nos contó una
experiencia de su vida; como los niños pobres de la calle, que él recogía de la calle, para
llevarlos a su Hogar de Cristo, donde siempre había alguien que quería a los niños. Bueno,
uno de esos niños, recogidos por el P. Hurtado, había estado jugando en una partida de
fútbol un domingo en la mañana. En esa época no se podía comulgar si no se tenía el
ayuno desde las 12 de la noche. En medio de la partida cayó desmayado con fatiga. Había
guardado el ayuno porque quería comulgar. Porque Jesús para él era tan importante, que
se estaba dispuesto a cualquier sacrificio pese a que no era ninguna condición del Hogar
de Cristo. En otra escala, en otra época, sentimos algo similar: jugárnosla por la
Eucaristía, como el Señor quiere que lo recibamos: con amor, santo temor y respeto, para
recibirlo como la Iglesia nos enseña.

89
Fundacional.

Aquí tenemos otro punto donde queda justificada y fundamentada esta capacidad de ser
piedra fundacional; no es una piedra fundacional ajena a nosotros. No es extraño al sistema; se
conjuga plenamente con todas las otras piedras fundacionales; se sincroniza perfectamente con
cada una de ellas.

c.1' Con la 1ª. Piedra Fundacional se conjuga ya desde


antiguo con el canto "El conquistador del monte" que nos
habla de los grupos marianos de autoeducación.

Desde 1971 teníamos el Santísimo en el Oratorio Central y se efectuaban muchas vigilias de


oración mariana y eucarística 402[*402].

c.2'En un principio el "Sí, Madre mía, sí" nos estaba


expresando bien la 2ª. Piedra Fundacional. Lleva al "Sí, Jesús, sí" que es la Eucaristía;
corramos alegres a Jesucristo para que El como rey nuestro, como príncipe de la paz, como
príncipe eucarístico, nos salve, nos saque adelante, cueste lo que cueste 403[*403].

c.3' La 3ª. Piedra Fundacional nos habla de


Jesús que nos lleva a tomar la cruz.

"Bordado de sangre está tu pecho", ya los grupos marianos desde un principio estábamos
apuntando hacia estos cantos que, expresaban en el fondo nuestra identidad. Eran como un
anticipo de lo que pasó con Rubencito Cárcamo, cristiano ejemplar de nuestra familia. Ese canto
fue compuesto por el año 1971. En 1985 murió Rubén Cárcamo, el día 21 de Noviembre, y su
pecho, dijo su mamá extrañada, porque había quedado lleno de venitas rojas que se ubicaron
402
[*402] Desde muy temprano en la historia del Oratorio, la Madre Santísima nos fue
vinculando a su persona amantísima, pero también en relación a la Eucaristía. Un hecho
de vida muy escuetamente tratado documenta un poco esta aseveración. Había venido a
la Santa Misa muy humilde y desprovista casi por entero de una prestancia, que le
corresponde, una monjita del Buen Pastor, que padecía de una sequía de muchos años.
Era la sacristana de su comunidad pero no lograba tener momentos de verdadera
comunicación con Jesús en la Eucaristía. Pues bien en ese Oratorio tan desprovisto de
medios litúrgicos mejores, como ella estaba acostumbrada en su comunidad, sintió que la
Madre Santísima la había mirado. Una carta de 1990, bajo el subtítulo La gracia del
acogimiento, nos narra: "La monjita, Sor Arbelais, sintió que la Madre la miraba durante
una Sta. Misa (cf Carta. Junio de 1990 nº 46).

403
[*403] La piedad no puede quedarse en un frío juego de abalorios, al estilo de la novela
de Hermann Hesse; por lo contrario, está llena de ternura y amor reverencial. Obedece al
sí, Madre mía, sí. Está llena de ternura y de amor eucarístico. Hasta nuestros gestos físicos,
hasta nuestro rostro debe poder volverse signo del hombre y mujer enamorados, que
desde la mesa de la eucaristía vuelve con los arreboles y lágrimas de la piedad y
devoción, nunca rutinarios por el encuentro con Jesús. El nos hace entusiasmarnos y
entregarnos al 2º desafío. San Vicente Pallotti tenía una expresión para esta profunda
vivencia de amor y ternura, que nos lleve a la conducta de santidad: "Que esta Santa Misa
sea como la primera o la última que voy a celebrar en mi vida". Nuestra oración piadosa,
llena de cariño solícito por Dios y todo lo suyo, deberá volverse un anuncio de grandes
bendiciones ... (cf Carta Ene 199eta Tr. nº 53-54).

90
sobre sus costillas.. así que quedó bordado de sangre el pecho de Rubén. Y Rubén lo tenemos
como un cristiano ejemplar, incluso fue publicado algo de su biografía en un libro de la Iglesia
católica chilena sobre los cristianos ejemplares de Chile. Rubén, con su pecho bordado de
sangre, capitán de quince años, es un joven profundamente mariano y eucarístico 404[*404].

c.4' La 4ª. Piedra Fundacional. El Envío nos


marca el ámbito en que ha de moverse la familia.

Consecuente con nuestro bautismo que nos dejó la irrenunciable misión de ayudar a evangelizar
a nuestros hermanos. Jesús Eucarístico provoca precisamente nuestra redención, nos quiere
lanzar hacia el apostolado, nos quiere enviar, así como el Padre me envió, así te envío yo a ti
también. El Señor nos dice entonces, que la familia estaba suficientemente preparada en los
cantos, por ejemplo: "Prepara María nuestro corazón ahora que Jesús viene": encaja muy bien
con este "Con la Reina eucarística, corramos hacia la Eucaristía".
Entonces, estaba suficientemente preparada la familia para aceptar esta Piedra
Fundacional; de modo que no fuera una realidad extraña a ella, sino que gozosamente recibida,
aunque necesariamente nueva. Nunca habíamos hablado de la Reina Eucarística, como Piedra
Fundacional clave para interpretar la vocación del Oratorio. Es decir, aquí nos encontramos
realmente con una Piedra Fundacional nueva, que debe educar auténticamente al discípulo
misionero 405[*405].

c.5' Así, cada una de las Piedras


Fundacionales siguientes.

La 5ª., la Radicación, nos lleva a radicarnos en la centralidad de Jesús; nos sitúa ante el
tabernáculo, donde se reserva la Eucaristía; nos pone en la óptica de la Eucaristía permanente,
404
[*404] Ocurrió en 1906. Temblando de emoción y con los ojos anegados en lagrimas,
me contó: "Mamá, cuando me reprochaste, pedí mucho a la Virgen me dijera lo que seria
de mi. Lo mismo en la iglesia, le volví a rogar. Entonces se me apareció la Virgen, con dos
coronas: una blanca y otra roja. Me miró con cariño y me preguntó si quería esas dos
coronas. La blanca significaba que conservaría la pureza y la roja que seria mártir.
Contesté que las aceptaba... las dos. Entonces la Virgen me miro con dulzura y
desapareció". teniendo en las manos La misma madre lo relata después del martirio del
hijo. " Yo sabia que Maximiliano moriría mártir. El cambio extraordinario en la conducta del
muchacho, para mi, atestiguaba que lo que me había contado era. El tenia plena
conciencia, y al hablarme, con el rostro radiante demostraba que deseaba morir mártir.
Este fascinante encuentro de Maximiliano con su "Madrecita" celestial es la raíz de todo su
futuro; es el motor de sus amplios planes; es la fuerza para los vuelos más audaces; es el
manantial de su santidad y de su apostolado.

405
[*405] Para formar al discípulo y sostener al misionero en su gran tarea, la Iglesia les
ofrece, además del Pan de la Palabra, el Pan de la Eucaristía. A este respecto nos inspira e
ilumina la página del Evangelio sobre los discípulos de Emaús. Cuando éstos se sientan a
la mesa y reciben de Jesucristo el pan bendecido y partido, se les abren los ojos,
descubren el rostro del Resucitado, sienten en su corazón que es verdad todo lo que Él ha
dicho y hecho, y que ya ha iniciado la redención del mundo. Cada domingo y cada
Eucaristía es un encuentro personal con Cristo. Al escuchar la palabra divina, el corazón
arde porque es Él quien la explica y proclama. Cuando en la Eucaristía se parte el pan, es a
Él a quien se recibe personalmente. La Eucaristía es el alimento indispensable para la vida
del discípulo y misionero de Cristo. La misa dominical, centro de la vida cristiana De aquí la
necesidad de dar prioridad, en los programas pastorales, a la valorización de la misa
dominical (cf Conf. Aparecida, Disc. Inaugural Benedicto XVI nº 3).

91
como centro de nuestra vida, donde está presente Jesús Eucaristía. Las oraciones al Santísimo
del Oratorio datan del año 1971, ya la práctica de la adoración del Santísimo se ha ido formando
en el Oratorio en distintas partes. Son varios los lugares donde se está llevando a cabo esta
práctica de la adoración del Santísimo. Por lo tanto, no se puede negar que ha habido una
preparación previa a la colocación de la 10ª piedra fundacional de nuestro Oratorio. También los
cantos conocidos "Prepara María" y "Jesús qué grande, qué maravilla" toman muy en cuenta
esta piedra fundacional muchos años antes de su colocación.

7.d) La presión especial de lo alto.


Se justifica también la 10ª Piedra Fundacional por el hecho de la presión que se sentía en
el momento del acto y los días antes de él. Se presentó en ese día y en los anteriores un cuadro
de efusividad muy especial; era una presión espiritual, suave pero firme, exigente y sin embargo
sin quitarme la alegria. Se trató de una presencia constante que estaba influyendo para que no
abortara el tema y la inspiración. Venía una presión espiritual profunda que si no acatábamos
esta Piedra Fundacional eucarística, pecábamos.
Es como una objeción de conciencia: si no aceptamos lo que Dios quiere para el
Oratorio, que quede marcado por la presencia de la Reina Eucarística, que nos lleva tomados de
la mano alegres, corriendo a la Eucaristía, entusiasmados, fervorosos con la Eucaristía, si no lo
hacemos, estamos pecando 406[*406].
Hay que distinguir tres presiones ahí:

d.1' Una presión que venía del Espíritu


Santo, que se nos manifestaba por la voz de la conciencia.

En la voz de la conciencia actúa el Espíritu Santo transoperando sobre ella, de manera que la
conciencia le dice a uno "haz el bien y evita el mal, abstente del pecado, abstente de la miseria
de omitir lo que debes hacer, abstente de tomar caminos no buenos como es la recusa, el
rechazar, el separarse de los caminos que Dios le da a uno, por flojera, por miedo, por cobardía,
por no enfrentar presiones de otro tipo". Entonces, ahí venía la conciencia a ratificar la
importancia de la Eucaristía, que debía ser colocada entre las piedras fundacionales, para ir
completando la obra del Oratorio.
Es algo, un complejo de presiones que se va dando, es una presión que se está dando en
la Familia, y que se ha dado en mí mismo, por medio de ese peto que he usado por meses antes
de la Piedra Fundacional. Este peto en su origen tenía el sentido de aplicarme a mí mismo lo que
había sido asumido en los modelos de año, donde el Oratorio se había sentido interpelado por la
Iglesia y estaba dando satisfacción a esas corrientes espirituales. De esta forma el Oratorio se fue
haciendo residente de esta espiritualidad eucarística sin todavía asumir una piedra fundacional,
que en exclusiva correspondía solamente al fundador 407[*407].
406
[*406] En esta concepción de la libertad de conciencia como ->derecho humano
radica el fundamento ético del pluralismo, la cooperación al mal y la tolerancia, por una
parte; el de la desobediencia y de la objeción de conciencia, por otra. Se explica así la
necesidad de una tutela jurídica de este derecho, sobre todo para salvaguardar la,libertad
real de las personas más débiles y más expuestas a la opresión (cf
http://www.mercaba.org/DicPC/C/conciencia_moral.htm).

407
[*407] Por transoperancia divina, Dios me fue conduciendo firme y sabiamente para
hacerme asumir la piedad eucarística. Desde luego es una realidad profunda y
corroborada por la Iglesia, que donde se da una espiritualidad mariana nace
correlativamente una piedad eucarística. Esta preocupación que se fue despertando en mí
hacia los documentos recientes de la Iglesia, en que María Santísima aparecía como la
92
El peto que llevaba puesto bajo el hábito, era una expresión interna de mi adhesión a
estos modelos. Era una odología con el fin de llevar a la práctica el modelo eucarístico. Vengo
llevando por un tiempo considerable mi peto con la Eucaristía con una custodia, lo he usado
hasta ahora tanto de día, como de noche; me he puesto otro peto de noche. La idea de fondo es
que hasta mi inconsciente se quedara marcado por la espiritualidad eucarística, con el fin de
asumir los derroteros de la espiritualidad de la Iglesia.
Entonces es muy difícil que Dios me saque de ese lugar espiritual, que me saque de esa
fórmula de vivir: frente a esta adhesión personal en fidelidad a las inspiraciones que el Oratorio
asumía de la Iglesia, odológicamente he tenido que decir sí, porque la presión divina subyacente
me llevaba a decir sí, era la presión de la conciencia, que me estaba insinuando con presión
cresciente: es necesario poner una Piedra Fundacional eucarística 408[*408].
Pero ¿cuál es esa Piedra Fundacional? Es la Eucaristía, pero ¿qué quiere decir? Y de ahí
se va afinando hasta llegar a la imagen de la Reina Eucarística que nos lleva tomados de la
mano alegres a la Eucaristía, positivamente alegres y contentos de ir a comulgar con arreboles
de cielo acercándonos a la aurora que significa nuestra vida en la Eucaristía, fuente y
culminación de nuestros actos 409[*409].

d.2' El segundo punto era la presión que


venía de mí mismo.

Yo sentía que tenía que dar este paso. Por una parte, creía que con nueve piedras fundacionales
estábamos listos, no era necesario más. En ese sentido, había una antipresión de mí, pero
posiblemente era en el fondo pensar como hombre y no como Dios. ¿Era una presión de
mediocridad? Entonces, estábamos ante la presión de la mediocridad, del instinto de muerte, que
se oponía con una cierta especie de agnosticismo de un no sé lo que hay que hacer. Implicaba un
Reina eucarística, inquietaban mi conciencia hacia algo que no sospechaba aún. Quise ser
consecuente con eso, era mi obligación de autenticidad, y le pedí a la ex hermana María
Judith que me hiciera una especie de chaleco con la insignia de la Eucaristía. Por un
tiempo lo usé. En seguida me llegó otro, que estaba mejor labrado y sentí que la Madre
Santísima me pedía que lo cambiara: así lo hice. Y empecé a usar ese peto eucarístico
hasta el día de hoy. En unas tres oportunidades en Colombia, me he sentido impulsado a
mostrarlo en público, para que sepan del profundo vínculo eucarístico que hay en un
mariano. Y no me he recusado a hacerlo, incluso ante la televisión en el eje cafetero de
Colombia.

408
[*408] La presión de la conciencia es algo subjetivo que Dios le concede a la persona,
que El ha elegido y le habla como en la vocacion de Jeremías. En la vida de los santos es
frecuente; una inspiración en la conciencia y se da la obra maestra de su vida. Por ejemplo
en la vida de San Ramón Nonato, miembro de los mercedarios, es enviado a Argel a liberar
cautivos, llevando una fuerte suma de dinero. Cuando ya no le quedaba más dinero,
todavía faltaban presos. Por fin había llegado la hora de la presión de la conciencia y un
paso al heroismo de su caridad: Se entregó a cambio de un cautivo y estuvo en las
carceles de Argel. Grandes sufrimientos padeció allí por amor a Jesucristo y a sus
hermanos, los cautivos. Era por el 1237. Predicaba tanto y con tanto enardecimiento de
Cristo que, para evitarlo, los moros le pusieron un candado en la boca. Enamorado de
Jesús Eucaristía y de María, N. Sra. de la Merced, partía a la eternidad por el año 1240.

409
[*409] La Eucaristía es «fuente y cima de toda la vida cristiana» «Los demás
sacramentos, como también todos los ministerios eclesiales y las obras de apostolado,
están unidos a la Eucaristía y a ella se ordenan. La sagrada Eucaristía, en efecto, contiene
todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir, Cristo mismo, nuestra Pascua» (cf Cat. Cath.
nº 1324).

93
peligroso debilitarse, deprimirse 410[*410] .

Y estaba, por otro lado, la fuerte tensión de mis modelos y mi anterior trayectoria en la
confección de las piedras fundacionales, que me llevaban a querer hacer lo bueno y evitar lo
malo, que me llevaba entonces a decir: bueno, aquí lo bueno es que yo asuma esta nueva Piedra
Fundacional para la familia.
Y eso fue entonces, también, un poderoso acicate que me movía a dar este paso de poner
esta nueva Piedra Fundacional para ayudar a conducir la familia en ese imperativo categórico de
Jesús: remen mar adentro y echen las redes. Era importante actuar con fineza en los detalles de
lo que el Señor quería para su Oratorio. El mismo lo estaba justificando: porque si no, pecaba de
omisión. Si me oponía, cometía una imprudencia, una cobardía también, una flojera, una
tibieza; y ya sabemos que el Señor no está con la tibieza, sino que está con la generosidad, con
la entrega, con lo bueno, evitando siempre lo malo 411[*411].

d.3' El tercer punto de presión era nuestra


Familia.

Se expresaba en la inmensa alegría de las personas que me rodeaban, cuando les decía
que estaba a punto de poner la Piedra Fundacional sobre la Eucaristía. Por ejemplo, en el caso
de las Hermanas Seculares; fue clarísimo en ellas, una inmensa alegría y una presión muy
grande que casi, casi, se puso la Piedra Fundacional solamente con ellas, en el salón que está en
la casa de retiro de María Reina, el salón chico donde está la cocina, el comedor. De ahí, casi se
dio la Piedra Fundacional. Era tan fuerte esta presión de la conciencia, que se sentía... 412[*412]
410
[*410] Ap 3,14-21 Al Angel de la Iglesia de Laodicea escribe: Así habla el Amén, el
Testigo fiel y veraz, el Principio de la creación de Dios. Conozco tu conducta: no eres ni frío
ni caliente. íOjalá fueras frío o caliente! Ahora bien, puesto que eres tibio, y no frío ni
caliente, voy a vomitarte de mi boca. Tú dices: « Soy rico; me he enriquecido; nada me
falta ». Y no te das cuenta de que eres un desgraciado, digno de compasión, pobre, ciego
y desnudo. Te aconsejo que me compres oro acrisolado al fuego para que te enriquezcas,
vestidos blancos para que te cubras, y no quede al descubierto la vergüenza de tu
desnudez, y un colirio para que te des en los ojos y recobres la vista. Yo a los que amo, los
reprendo y corrijo. Sé, pues, ferviente y arrepiéntete. Mira que estoy a la puerta y llamo; si
alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo. Al
vencedor le concederé sentarse conmigo en mi trono, como yo también vencí y me senté
con mi Padre en su trono.

411
[*411] Lc 12,49-53 « He venido a arrojar un fuego sobre la tierra y ícuánto desearía
que ya estuviera encendido! Con un bautismo tengo que ser bautizado y íqué angustiado
estoy hasta que se cumpla! « ¿Creéis que estoy aquí para dar paz a la tierra? No, os lo
aseguro, sino división. Porque desde ahora habrá cinco en una casa y estarán divididos;
tres contra dos, y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra
el padre; la madre contra la hija y la hija contra la madre; la suegra contra la nuera y la
nuera contra la suegra. »

412
[*412] Los pasos en la fundación del Oratorio Mariano han sido casi siempre
motivados por una fuerte presión y ésta o el grupo de éstas, en tal intensidad, que si yo no
hubiera observado estos signos de Dios, que yo en conciencia sabía que el Señor me
estaba llamando a hacer algo bueno y evitar mentirle, diciendo que no había notado el
paso de Dios, transoperando en las circunstancias que forman coyunturas históricas
nuevas que requieren generosidad en la respuesta humana. Un ejemplo de esto lo
encontramos en la vida de San León Magno. Era el año 451 cuando se precipitó Atila con
los hunos, por el norte de Italia. Nadie se atrevió a enfrentarlo. Había que hacer algo y al
94
Pero yo dejé detenido ese acto de poner la Piedra Fundacional, porque era demasiado
repentino, de modo que no me parecía tan oportuno. Fue el primer paso ya muy en serio hacia la
Piedra Fundacional, una fuertísima presión. Entonces queda en claro que, esa parte de la familia
presionaba. Y sentía detrás a la Familia que pedía. La familia estaba moviéndome a ser valiente,
y dar el paso fundacional respectivo. Y las otras personas de la familia no estaban opuestas,
estaban contentas que yo pudiera dar este paso y así, podemos decir que se produjo esta nueva
Piedra Fundacional como un avance eucarístico importante, que se ha justificado porque Dios
habla por intermedio de las personas que nos rodean, unos aplaudiendo las cosas buenas de uno
y otros motivando cosas aparentemente inofensivas, pero que a la postre son malas
413
[*413].
Cuando son cosas malas, cosas negativas, la conciencia dice: no, no puede ser. De todas
maneras, se produce un escenario dramático donde se ha notado la mano de la Divina
Providencia presionando para que se pusiera esta Piedra Fundacional. Es decir, no era yo
solamente quien en un monólogo solitario estaba actuando; sino que era como un espectáculo,
de varios actores, como en una obra de teatro grande, de muchos actores, en donde Dios estaba
hablando, la Divina Providencia transoperando, y mis hermanos y hermanas motivándome hacia
esta Piedra Fundacional. Así, esta opción llegó en tal grado, que ya no podíamos oponernos
más. Mayor oposición ya era pecar contra la conciencia 414[*414].
Papa San León se le ocurrió enfrentarlo, salirle al encuentro. Fue la acción política
eclesiástica más oportuna que la divina providencia transoperó en esos momentos de la
historia.

413
[*413] A veces los preceptos de Dios nos cuestan, incluso parecen ir contra un cierto
ethos ya asumido como costumbre o punto de vista definitorio para ver nuestra realidad.
Ejemplo: Hch 10,9-15 Al día siguiente, mientras ellos iban de camino y se acercaban a la
ciudad, subió Pedro al terrado, sobre la hora sexta, para hacer oración. Sintió hambre y
quiso comer. Mientras se lo preparaban le sobrevino un éxtasis, y vio los cielos abiertos y
que bajaba hacia la tierra una cosa así como un gran lienzo, atado por las cuatro puntas.
Dentro de él había toda suerte de cuadrúpedos, reptiles de la tierra y aves del cielo. Y una
voz le dijo: « Levántate, Pedro, sacrifica y come. » Pedro contestó: « De ninguna manera,
Señor; jamás he comido nada profano e impuro. » La voz le dijo por segunda vez: « Lo que
Dios ha purificado no lo llames tú profano. »

414
[*414] El 14 de septiembre de 1941, la GESTAPO va a buscar a Schoenstatt al Padre
Kentenich con la intención de aprehenderlo. Al día siguiente el Padre comenzaba un curso
de retiro para sacerdotes. El Padre consigue demorar su prisión hasta concluir el que sería
su último retiro, cuya plática final es llamada su "canto del cisne". El 20 de septiembre se
presenta en el cuartel de la GESTAPO de Coblenza. Allí permanece en un calabozo
subterráneo, "Bunker", hasta el 18 de octubre, día en que es trasladado a la cárcel de
Coblenza. Durante su estadía en la cárcel logra reunir, a través de dos guardias, todos los
elementos necesarios para celebrar diariamente la Eucaristía. Unos días antes de Navidad
una Hna. de María, escribe una cartita al Niño Jesús pidiéndole la libertad del Fundador y
Padre espiritual de la Obra. La carta llega a manos del Padre, y él, en nombre del Niño
Jesús la responde: "Mi querida y pequeña Mariengard, cumpliré: tu deseo, cuando tu
corazón y el de toda la Familia se transforme en un "Jardín de María." Con esta respuesta
el Padre expresa que su liberación será obra de la gracia Divina, pero Dios la hará
depender de la vida y esfuerzo de los miembros de la Familia. El Padre comprende que lo
que Dios le pedía, no era su vida, sino la renuncia a su Obra, lo que llamo el sacrificio de
Abraham, es decir estar dispuesto como el patriarca a sacrificar a su propio hijo, a
sacrificar la Obra. La Familia de Schoenstatt rezaba y ofrecía todos los sacrificios para
evitar el traslado del Padre a algún campo de concentración. El 16 de enero le hacen una
revisación médica muy superficial y es declarado apto. Al enterarse la Familia busca todos
los caminos para evitarlo. Consiguen contactos con el médico de la cárcel, quien se
manifiesta dispuesto a hacerle una nueva revisación y a declararlo no apto. Pero, quien
95
8.- Corrientes de vida eucarística

8.a) La recepción de la Sagrada Comunión.


En esta corriente de vida eucarística, el recibir la Sagrada Comunión resulta ser una gran
meta y un gran camino de fe, esperanza y caridad. Fuente y cima de nuestra vida de
autosantificación. Es por lo mismo un ideal, un modelo a seguir. Se trata de la obediencia de la
Iglesia a la voluntad del Padre, manifestada a nosotros por su Hijo 415[*415].

La Iglesia ha descubierto la clara necesidad eucarística que tiene porque sin Cristo Jesús nada
podemos hacer que lleve a la salvación.

a.1' Es la voluntad de Jesús, que estemos cerca


de El, que nos salvemos por El.

Por eso la Sagrada Comunión está necesariamente en la mira pastoral, ascética, mística y en los
preceptos de la Iglesia 416[*416].
La Iglesia nos pide, nos enseña, nos manda que estemos comulgando siempre, por eso pone
algunas disposiciones:
debía solicitar esa nueva instancia era el prisionero. Así llega el 19 de enero y el Padre
Kentenich tiene en sus manos el formulario. Solo tiene que firmarlo. El plazo máximo para
entregarlo era el 20 de enero a las 17 hs.. La lucha del Padre Kentenich aquel día, fue una
lucha por la verdadera libertad, "la búsqueda de la voluntad de Dios." Dirá años más
tardes: "Así llego el 20 de enero. Había luchado conmigo mismo durante toda la noche
para descubrir cual era la voluntad de Dios. Ahora tenía claridad. No firmaré la solicitud, si
yo tengo que elegir, que decidir, entonces para mi la muerte y las cadenas, pero para la
Familia ha de ser la libertad." Así renuncia, voluntariamente y por amor a los suyos a las
posibilidades de liberación. Cree firmemente que ésta es la voluntad de Dios: ofrecer su
libertad exterior para conquistar la libertad interior de los hijos de Schoenstatt. Con este
paso, llama a la Familia a profundizar la Alianza de Amor en el sentido de la Inscriptio, es
decir, no sólo se acepta la cruz , sino que, por amor, es solicitada en tanto y en cuanto este
contemplada en el Plan Divino.

415
[*415] La primera corriente de vida eucarística es la voluntad de mantener la
recepción de la Sagrada Comunión. En esta corriente de vida eucarística el recibir la
Sagrada Comunión es un ideal, un modelo a seguir, una voluntad de la Iglesia, una
voluntad de Jesús, que estemos cerca de El, que nos salvemos por El, por eso la Sagrada
Comunión está como preceptuada por la Iglesia. Siempre, desde el Paso de Pirque, hemos
querido estar indisolublemente unidos a la Iglesia: hasta las últimas consecuencias pero
nunca fuera de la Iglesia, también en lo que se refiere a la Eucaristía. La Iglesia nos pide,
nos enseña, nos manda y exhorta a que estemos comulgando siempre.

416
[*416] Jn 15,4-7 Permaneced en mí, como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento
no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid; así tampoco vosotros si no
permanecéis en mí. Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en
él, ése da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada. Si alguno no
permanece en mí, es arrojado fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen, los
echan al fuego y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros,
pedid lo que queráis y lo conseguiréis.

96
8.a) 2' La Comunión Pascual.

Por lo menos una vez al año, sobretodo el día de la Pascua de Resurrección o los días de
Semana Santa, los cristianos estamos llamados a la gran Misa, la máxima Misa de todo el año,
que es la misa de la Pascua del Señor. De ahí, entonces, deriva que es muy importante recibir la
Sagrada Comunión con un especial respeto de adoración o latría (como se dice en lenguaje
teológico) al Cuerpo de Cristo 417[*417].

La Iglesia nos enseña que para eso hay que estar en estado de gracia, de modo que los
pecadores que han estado durante todo el año apartados del Señor por pecados personales, están
llamados a convertirse, especialmente con el sacramento de la Reconciliación, de modo de
rehacer su vida, dejar de lado los pecados que ofenden al Señor y nos separan de Él, como
consta tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento 418[*418].

Si hay una grave anomalía religioso-moral, un pecado grave, si hay pleno conocimiento
y consentimiento en la desobediencia hay que abstenerse de comulgar mientras no se confiese,
salvo que no haya oportunidad de confesarse por el momento. En ese caso el penitente hace un
acto de amor perfecto, que incluye la voluntad de confesarse apenas sea factible

417
[*417] 4. El culto a la Eucaristía La fe en la presencia real de Cristo en la Eucaristía ha
llevado a la Iglesia a tributar culto de latría (es decir, de adoración), al Santísimo
Sacramento, tanto durante la liturgia de la Misa (por esto ha indicado que nos arrodillemos
o nos inclinemos profundamente ante las especies consagradas), como fuera de su
celebración: conservando con el mayor cuidado las hostias consagradas en el Sagrario (o
Tabernáculo), presentándolas a los fieles para que las veneren con solemnidad,
llevándolas en procesión, etc. (cfr. Catecismo, 1378). Se conserva la Sagrada Eucaristía en
el Sagrario[2]: - principalmente para poder dar la Sagrada Comunión a los enfermos y a
otros fieles imposibilitados de participar en la Santa Misa; - además, para que la Iglesia
pueda dar culto de adoración a Dios Nuestro Señor en el Santísimo Sacramento (de modo
especial durante Exposición de la Santísima Eucaristía, en la Bendición con el Santísimo;
en la Procesión con el Santísimo Sacramento en la Solemnidad de Cuerpo y Sangre de
Cristo, etc.) (cf http://www.opusdei.es/art.php?p=31851)

418
[*418] El documento conclusivo de Áparecida nos recuerda la íntima unión entre
Reconciliación y Eucaristía en el nº 177: SS. Benedicto XVI nos recuerda que "el amor a la
Eucaristía lleva también a apreciar cada vez más el Sacramento de la Reconciliación".
Vivimos en una cultura marcada por un fuerte relativismo y una perdida del sentido del
pecado que nos lleva a olvidar la necesidad del sacramento de la Reconciliación para
acercarnos dignamente a recibir la Eucaristía. Como pastores estamos llamados a
fomentar la confesión frecuente. Invitamos a nuestros presbíteros a dedicar tiempo
suficiente para ofrecer el sacramento de la reconciliación con celo pastoral y entrañas de
misericordia, a preparar dignamente los lugares de la celebración, de manera que sean
expresión del significado de este sacramento. Igualmente pedimos a nuestros fieles
valorar este regalo maravilloso de Dios y acercarse a él para renovar la gracia bautismal y
vivir, con mayor autenticidad, la llamada de Jesús a ser sus discípulos y misioneros.
Nosotros, obispos y presbíteros, ministros de la reconciliación, estamos llamados a vivir,
de manera particular, la intimidad con el Maestro. Somos concientes de nuestra debilidad
y de la necesidad de ser purificados por la gracia del sacramento, que se nos ofrece para
identificarnos, cada vez más con Cristo, Buen Pastor y misionero del Padre. A la vez, con
plena disponibilidad, tenemos la alegría de ser ministros de reconciliación, de la
reconciliación, también nosotrue eso, ya constituye un pecado grave, un desprecio al
sacramento y como tal, constituye un pecado grave

97
419
[*419].

La modalidad con que se hace esta celebración es altamente nutritiva para nuestra devoción y
espiritualidad.
No se puede estar en estado de pecado cuando se reciben los sacramentos; se requiere el
estado de gracia habitual con la que se celebran los misterios de nuestra fe, especialmente en los
siete sacramentos, la celebración eucarística. La modalidad con que se hace esta celebración es
muy eficaz en el campo de la gracia que alimenta nuestra devoción y espiritualidad en la lucha
de la puerta angosta para ingresar en la vida ascética de la santidad.
Nos introduce en el conocimiento de por qué se celebra de una manera, o por qué se
celebra de otra, por qué en un año se toma a un evangelista sinóptico y después se toma a otro,
de modo que se logre la lectio continua, en el espacio de tres años. De este modo se alcance a
leer todos los sinópticos en forma sistemática por parte de la comunidad de fieles, del laos, del
pueblo 420[*420].
Esta modalidad o arte de celebrar los misterios de nuestra fe es algo que produce gracia,
crecimiento espiritual en la autenticidad de una consciente autoeducación en la fe, esperanza y
caridad. Es por eso que en el Oratorio la tratamos como una corriente de vida que está muy
vigente en los padres, hermanos y las hermanas del Oratorio; no tan vigente todavía en los
laicos, o por lo menos, en la mayoría de los laicos.
Es de esperar que de a poco esta corriente de vida vaya trasuntando también para que
todos los laicos, especialmente los que ya han dado su segundo grado, de ahí para arriba, en
forma más especial, vayan tomando muy en cuenta la liturgia como un introducirse en ella,
conocerla más profundamente, para vibrar con los misterios de la fe, para no quedar ausentes o
al margen en la Santa Misa. Por lo contrario se trata de ver y experimentar cada vez más, por
qué se celebra un misterio en especial, por qué se varía y se celebra otro misterio. Cuáles son los
gestos que el sacerdote celebrante hace en el altar, por qué los hace, de qué manera pueden
involucrarse los laicos en todo eso, por qué estamos de pie, por qué estamos de rodillas, por qué
estamos sentados, qué implicancia tiene en la modalidad de nuestra fe eucarística. Ciertamente
no es una gimnasia religiosa, sino que es una manifestación de la fe que también asume el
cuerpo en sus gestos. Es un momento de la gracia divina, es un arte, es un don de Dios, que nos
hace mucho bien; para nuestro Oratorio, la liturgia es corriente de vida que emerge de la décima
Piedra Fundacional: "La Reina Eucarística" 421[*421]
419
[*419] CIC c. 916 Quien tenga conciencia de pecado grave, no celebre la Misa ni
comulgue el Cuerpo del Señor sin previa confesión sacramental, a menos que haya una
razón grave y no exista oportunidad de confesarse; en este caso, recordará que está
obligado a hacer un acto de contrición perfecta, que incluya el propósito de confesarse
cuanto antes.

420
[*420] En la celebración litúrgica la importancia de la Sagrada Escritura es
sumamente grande. Pues de ella se toman las lecturas que luego se explican en la
homilía, y los salmos que se cantan, las preces, oraciones e himnos litúrgicos están
penetrados de su espíritu y de ella reciben su significado las acciones y los signos. Por
tanto, para procurar la reforma, el progreso y la adaptación de la sagrada Liturgia, hay que
fomentar aquel amor suave y vivo hacia la Sagrada Escritura que atestigua la venerable
tradición de los ritos, tanto orientales como occidentales (cf Vat II; Liturg nº 24).

421
[*421] La Liturgia, por cuyo medio "se ejerce la obra de nuestra Redención", sobre todo
en el divino sacrificio de la Eucaristía, contribuye en sumo grado a que los fieles expresen
en su vida, y manifiesten a los demás, el misterio de Cristo y la naturaleza auténtica de la
verdadera Iglesia. Es característico de la Iglesia ser, a la vez, humana y divina, visible y
dotada de elementos invisibles, entregada a la acción y dada a la contemplación, presente
en el mundo y, sin embargo, peregrina; y todo esto de suerte que en ella lo humano esté
98
8.d.3. Intelectualismo y Liturgia.
El demonio siempre está confundiendo y pervirtiendo las cosas santas. Quiere por todos
los medios apartar al pueblo simple de la liturgia. La tentación a veces es entender como que la
liturgia sería para intelectuales. El punto de arranque de esta confusión se da en que muchas
veces ha sucedido que en ciertas iglesias más monásticas, más afines a los monasterios, se ha
introducido una cierta tendencia sofisticada, un tanto intelectualista de interpretar la liturgia
422
[*422].
Nosotros en el Oratorio no aceptamos esa visión en lo que tiene de excluyente; somos un
movimiento popular y queremos que todo el pueblo se arrime, se acerque a los misterios de la fe
y no que solamente unas poquitas personas puedan hacerlo. Todos pueden tener acceso a la
celebración digna y auténtica de estos misterios salvíficos que hacen tanto bien. Es por eso que
la Iglesia mira con buenos ojos la celebración de la piedad popular debidamente depurada.
Por eso están también las celebraciones populares de los grandes misterios de nuestra fe,
como son las celebraciones de la Semana Santa en España y otros lugares. Realmente es una
celebración popular lindísima y con un ambiente realmente muy poco intelectualista. Nos
encontramos con una auténtica muestra de lo que en pastoral se ha llamado legítimamente
"piedad popular" 423[*423].

ordenado y subordinado a lo divino, lo visible a lo invisible, la acción a la contemplación y


lo presente a la ciudad futura que buscamos. Por eso, al edificar día a día a los que están
dentro para ser templo santo en el Señor y morada de Dios en el Espíritu, hasta llegar a la
medida de la plenitud de la edad de Cristo, la Liturgia robustece también admirablemente
sus fuerzas para predicar a Cristo y presenta así la Iglesia, a los que están fuera, como
signo levantado en medio de las naciones, para que, bajo de él, se congreguen en la
unidad los hijos de Dios que están dispersos, hasta que haya un solo rebaño y un solo
pastor (cf Vat II; Liturg nº 24).

422
[*422] Hasta que, a mediados del siglo ¡, un movimiento interno en el protestantismo
reivindicó edificaciones más conformes a su espíritu. Esos templos fueron construidos
enfocando la lectura y reunión, y no el sacrificio del altar. Ellos imitan anfiteatros y
auditorios. Surgió así una arquitectura "deliberadamente no eclesiástica, sin altar, sin
tabernáculo y sin presbiterio" (T, 99). The Holy Cross Chapel, Sedona, Arizona (EE.UU.)
Tendencia análoga se procesaba en el modernismo católico. "Después de la Segunda
Guerra Mundial, los católicos comenzaron a ensayar nuevas formas y configuraciones. [...]
Algunas de estas experiencias fueron inspiradas por el movimiento liturgicista católico, y
dirigidas por líderes del arte y de la arquitectura modernista [...]. La imaginería fue
evitada, la estructura de basílica fue descartada y lo sagrado ya no fue diferenciado de lo
profano. Utilizando líneas rectas y geometrías abstractas, arquitectos como Rudolph
Schwartz y Dominikus Bohn crearon «espacios de culto» fríos y secos mucho antes que
estas experiencias alcanzaran su auge en las décadas que siguieron al Concilio Vaticano
II". En esas "la unción sobrenatural desaparecieron. El arquitecto suizo Le Corbusier creó
dos ejemplos típicos de la nueva arquitectura en sintonía con la nueva teología. "Epítome
de una iglesia diseñada como una escultura abstracta. El monasterio dominicano de La
Tourette con sus espacios áridos y opresivos, fue un fracaso monumental" Le Corbusier
sustentaba que la casa es una "máquina para vivir". Por lo tanto, la máquina, y no la figura
humana, sería el paradigma para la arquitectura. Este criterio insano "fue aplicado en la
arquitectura eclesiástica católica de los años 60, mientras que la Iglesia, desorientada
como estaba por el nuevo movimiento litúrgicista, sucumbió a la idea de que la
arquitectura de la nueva iglesia debería explotar los materiales y los métodos modernos
(cf http://www.fatima.org.pe/seccion-verarticulo-437.html)

423
[*423] En el siglo VIII la Iglesia tuvo que luchar contra un intelectualismo de la fe, que
99
La Semana Santa constituye una expresión poderosa de la piedad popular acá en
Américalatina. Algo similar hay que decir de la Navidad; por ejemplo, en Colombia se
empiezan los festejos populares de Navidad al menos uno o dos meses antes del 25 de
diciembre, con un riquísimo repertorio de Villancicos y muchos coros que los interpretan. Esto
hace que la celebración popular de Navidad cobre un impactante influjo en la evangelización de
las clases populares, que siempre han sido afines a esta manera de celebrar la liturgia 424[*424].

8.d.4. Liturgia y Arte.


A veces suele suceder que los artistas crean un ambiente como sofisticado, excéntrico,
bohemio, un ambiente exclusivo, de ellos no más. En esos parnasos, se dan reuniones de poetas,
románticos y soberbios tahures, vendedores de sabiduría y arte. Esos grupos selectos,
acostumbrados a celebrar lo artístico como algo exlusivo de ellos. A veces de entre esos grupos
surgen cultores sofisticados de la liturgia, considerada como arte excéntrico. Usan de la liturgia
como campo exclusivo de unos pocos iniciados, que miran por debajo del hombro, al pueblo
inculto, kitsch 425[*425], de mal gusto artístico y vulgar. En la liturgia, celebran la parte artística,
quería suprimir las imágenes sagradas, sobre todo en la época del emperador bizantino
León el Isáurico. Pero el concilio ecuménico de Nicea II (787), siguiendo a San Juan
Damasceno (+749) salvó la piedad popular de la lglesia. Un profesor de pastoral español
escribe: "Lo que hoy llamamos «religiosidad popular» encuentra dificultades de
comprensión por parte de aquellos que no la practican y se sienten como fuera de ella. No
debe extrañar. La religiosidad popular es una realidad sumamente compleja que
corresponde a una cultura, a una tradición y a una evolución muy determinadas. No sólo
muchos sacerdotes, sino también muchos laicos, movimientos seglares, comunidades, etc.
se encuentran en contextos culturales, teológicos y eclesiales muy distintos. De ahí la
dificultad de comprensión y entendimiento recíprocos. A la hora de analizar y enjuiciar la
religiosidad popular, un primer error consiste en quedarse sólo en sus fallos, errores o
vacíos. Se comete una simplificación. Por supuesto que esos fallos son reales y frecuentes
y han sido ya suficientemente analizados. Me refiero al sentido de superstición y magia de
que adolecen ciertas prácticas de la religiosidad popular que pretenden manipular a Dios,
forzarlo, utilizarlo, arrancarle milagros mercantilizando la fe. Tales prácticas pueden
inducir a una huida de la realidad y de la lucha por transformar la vida. Se cierne sobre
ellas un cierto fatalismo o una cierta resignación". Luis Maldonado, Sacerdote diocesano,
Profesor del Instituto Superior de Pastoral Madrid (cf
http://www.mercaba.org/FICHAS/Religion/religiosidad_popular.htm)

424
[*424] Como elementos positivos de la piedad popular se pueden señalar: la presencia
trinitaria que se percibe en devociones y en iconografías, el sentido de la providencia de
Dios Padre; Cristo, celebrado en su misterio de Encarnación (Navidad: el Niño), en su
Crucifixión, en la Eucaristía y en la devoción al Sagrado Corazón; amor a María: Ella y "sus
misterios pertenecen a la identidad propia de estos pueblos y caracterizan su piedad
popular" (Juan Pablo II, Homilía nmaculada de Dios, como Reina de nuestros distintos
países y del continente entero; los santos, como protectores; los difuntos; la conciencia de
dignidad personal y de fraternidad solidaria; la conciencia de pecado y de necesidad de
expiación; la capacidad de expresar la fe en un lenguaje total que supera los racionalismos
(cf Puebla nº 454).

425
[*425] Estilo Kitsch. El kitsch es un estilo decorativo popular por ser el transmisor de los
sentimientos de la clase media, los cuales experimentan el placer de la ostentación y el
derroche tanto en la formas, como en los colores. Este movimiento se aleja bastante de lo
funcional y es un fiel representante del consumismo. En sus propuestas decorativas están
las mesas pequeñas, cubiertas con figuras que no poseen relación ninguna, contrastando
sus colores. Los souvenirs de fiestas casi siempre se encuentran presentes en este tipo de
100
en que se descubren algunos grandes genios de la pintura, música, obras portentosas de la
arquitectura, que pretenden estar al alcance solamente de gente muy sofisticada.
Esta soberbia y sectarismo estético ha hecho que la liturgia a veces no le llegue al
pueblo, que el pueblo sienta como una liturgia no tan de ellos, y al no sentirla tan de ellos
entonces hace que el pueblo se sienta ajeno, siente que es una cosa para el clero, para gente más
preparada y no para todo el pueblo. 426[*426] .

8.d.5. Historicismo y Liturgia.


Algo similar pasa con ciertos grupos de intelectuales, que han buscado el aspecto
histórico de la liturgia. Buscan lo sofisticado: ahondar en manuscritos antiguos, en códices muy
antiguos que necesitan un aparato científico complicado, de difícil acceso para una correcta
hermenéutica y encuentran complicadas interpretaciones, que requieren estudios difíciles de
idiomas especiales, entonces eso queda para los intelectuales no para el pueblo. La liturgia no
está hecha sola o exclusivamente para intelectuales que sean capaces de tener esos estudios de
alta especialización, de alto nivel científico, sino que está para todo el pueblo [*427]427.
Excentricidad y Liturgia. Al pueblo le suena como muy excéntrico; incluso la palabra
liturgia le suena como una palabra poco popular y sin embargo la liturgia es algo tan popular,
tan dentro de la piedad popular. Prácticamente todo el contenido ritual, que traduce una
expresividad de los misterios, ha nacido en el pueblo cristiano que el magisterio de la Iglesia ha
ido depurando con el correr de los siglos.
Los contenidos de la fe han ido expresándose en la piedad popular con el correr de los
decoración. Algunos de los elementos que se utilizan en este estilo son flores de plástico,
estatuillas fosforescentes, etc. Predominan las líneas curvas, los colores vivos y las formas
variadas. Se destaca el uso de los colores rojos, lilas, rosas y violetas. Los materiales casi
siempre son imitaciones de otros más costosos. Se presenta la distorsión funcional, así
como la desproporción de los objetos a su medida real. Los objetos se encuentran
amontonados, los estilos están agrupados. Siempre reina la desconexión entre temas,
objetos, mobiliarios y el espacio. Estas acumulaciones se dan con el paso del tiempo. Los
valores estéticos se dan por separado, aunque cabe destacar que como producto del
aglomeramiento no hay equilibrio. Hay combinación entre algunos elementos diversos.
Generalmente los elementos que se utilizan son el pop, retro y toda clase de clichés. En
este estilo reina la exageración y la fantasía. [ Equipo arquitectura y construcción de
ARQHYS.com ].

426
[*426] El Concilio Vaticano II salvó ambos estilos, el más estereotipado, que la Iglesia de
ninguna manera desprecia, pero también esas expresiones populares en el canto. Por eso
da como determinaciones de disciplina litúrgica: "Complétese la edición típica de los libros
de canto gregoriano; más aún: prepárese una edición más crítica de los libros ya editados
después de la reforma de San Pío X. También conviene que se prepare una edición que
contenga modos más sencillos, para uso de las iglesias menores (cf Vat II; Liturg nº 117).

427
[*427] La opción preferencial por los pobres tiene como objetivo el anuncio de Cristo
Salvador que los iluminará sobre su dignidad, los ayudará en sus esfuerzos de liberación
de todas sus carencias y los llevará a la comunión con el Padre y los hermanos, mediante
la vivencia de la pobreza evangélica. "Jesucristo vino a compartir nuestra condición
humana con sus sufrimientos, sus dificultades, su muerte. Antes de transformar la
existencia cotidiana, El supo hablar al corazón de los pobres, liberarlos del pecado, abrir
sus ojos a un horizonte de luz y colmarlos de alegría y esperanza. Lo mismo hace hoy
Jesucristo. Está presente en vuestras Iglesias, en vuestras familias, en vuestros corazones
(Juan Pablo II, Alocución obreros Monterrey 8. AAS LXXI, p. 244) (cf Puebla n1 1153).
101
siglos; y la Iglesia los ha ido asumiendo paulatinamente en los rituales aprobados, por ejemplo,
la liturgia mozárabe en España post visigótica. Los signos litúrgicos han nacido en la piedad
popular, de ahí se ha ido depurando, mejorando, ha ido desterrando elementos que son de poca
calidad artística o de poca calidad doctrinal y se han recobrado aquellos elementos que son
realmente apropiables, que se ajustan auténticamente con la liturgia [*428]428.

8.d.6. La Liturgia como sabia maestra y memoria de los Misterios de Jesús.


Cabe destacar que la Santísima Virgen y la Liturgia tienen una similitud: ambas son
memoria y ambas son maestras. La Madre Santísima es maestra porque nos enseña: "hagan todo
lo que El les diga", y también es memoria, porque todo lo que se ha hecho en Ella es la garantía
de lo que el Señor va a hacer con nosotros. La resurrección de María, su Asunción a los cielos,
todo es memoria para la Iglesia y pregustar lo que le espera, le espera una dicha muy grande,
una felicidad demasiado, demasiado grande, la gloria eterna de Jesús, todo caridad y eternidad
[*429]429. La liturgia también es memoria, le recuerda los misterios de Jesús al pueblo y es
maestra porque les va enseñando dosificadamente a obedecer a los misterios de Cristo y los
comportamientos afines a ella mientras dura nuestro itinerario de Iglesia peregrina. Los
misterios de nuestra fe se van entregando poco a poco en el transcurso de los tiempos litúrgicos
[*430]430.
428
[*428] Nos cuenta el cronista Almakkari, que a principios del siglo XI cuando buena
parte de España aún permanecía bajo el poder musulmán, un canciller de Abd-er-Rahman
V hubo de asistir a una ceremonia nocturna en una iglesia mozárabe de Córdoba y la vio
tapizada de ramas de mirto y suntuosamente decorada, mientras el sonido de las
campanas encantaba su oído y el esplendor de los cirios deslumbraba sus ojos. Se detuvo
fascinado a pesar suyo, ante la vista de la majestad y del gozo sagrado que irradiaba del
recinto; recordó seguidamente con admiración la entrada del oficiante y de los otros
adoradores de Jesucristo, revestidos de admirables ornamentos; el aroma del vino añejo
que los ministros vertían en el cáliz, donde el sacerdote mojaba sus labios puros; el
modesto atuendo y la belleza de los niños y adolescentes que ayudaban al lado del altar;
el solemne recitado de salmos y de sagradas plegarias, todos los ritos, en fin, de esa
ceremonia; la devoción y a la vez el gozo solemnes con que se celebraba y el fervor del
pueblo cristiano..." (Jacques Fontaine, La España Románica 10. El Mozárabe, pág. 45).

429
[*429] La Eucaristía es tensión hacia la meta, pregustar el gozo pleno prometido por
Cristo (cf. Jn 15, 11); es, en cierto sentido, anticipación del Paraíso y " prenda de la gloria
futura ". En la Eucaristía, todo expresa la confiada espera: " mientras esperamos la
gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo ". Quien se alimenta de Cristo en la
Eucaristía no tiene que esperar el más allá para recibir la vida eterna: la posee ya en la
tierra como primicia de la plenitud futura, que abarcará al hombre en su totalidad. En
efecto, en la Eucaristía recibimos también la garantía de la resurrección corporal al final
del mundo: " El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré
el último día " (Jn 6, 54). Esta garantía de la resurrección futura proviene de que la carne
del Hijo del hombre, entregada como comida, es su cuerpo en el estado glorioso del
resucitado. Con la Eucaristía se asimila, por decirlo así, el " secreto " de la resurrección. Por
eso san Ignacio de Antioquía definía con acierto el Pan eucarístico " fármaco de
inmortalidad, antídoto contra la muerte ". (cf. Juan Pablo II, Encíclica "Ecclesia de
Eucharistia", 2003/04/17 n1 18)

430
[*430] El Espíritu y la Iglesia cooperan en la manifestación de Cristo y de su obra de
salvación en la Liturgia. Principalmente en la Eucaristía, y análogamente en los otros
sacramentos, la Liturgia es Memorial del Misterio de la salvación. El Espíritu Santo es la
memoria viva de la Iglesia (cf Cat. Cath. n1 1099).
102
Hay como una connaturalidad de ambas, María Santísima y la Liturgia. Toman campos
y contextura religiosa muy similares. La liturgia es obra del Espíritu Santo y María también es
obra del Espíritu Santo. María es la llena de gracia, y la Liturgia transmite plenitud de gracia
porque está actuando en los sacramentos y los sacramentos que son signos sensibles dispuestos
por el Señor, transmiten plenitud de gracia en su multiformidad de siete sacramentos,
establecidos por Jesucristo, el Señor, para transmitir plenitud de gracia por la obra del Espíritu
Santo, que el Padre y el Hijo nos han enviado [*431]431 .

8.d.7. Comunión y participación activa.


El gran deseo, el gran anhelo del Concilio Vaticano II en lo referente a la liturgia fue
precisamente hacer que hubiera una comunicación auténtica con el pueblo de Dios, el laos,
también el pueblo de los laicos. El Concilio se esforzó para educar a la Iglesia en los nuevos
tiempos a que tuviera una participación auténtica, una comunión y una participación activa en
los misterios de la fe que se celebran en la liturgia. Por eso es que el Oratorio está muy en el
sentir de la Iglesia de las nuevas playas, la Iglesia del Tercer Milenio [*432] 432; es lo que quería
el Vaticano II con esa auténtica participación, que en la Santa Misa y en los sacramentos
podamos tener una verdadera participación activa [*433]433 y no puramente antojadiza, subjetiva
y autónoma, que le arrebata la fuerza y armonía original a la liturgia.

9.- Realización

9.A) Inquietud y vocación divina.-


Las realizaciones, las obras del hombre, parten, comienzan, tienen su principio odológico, en las
inquietudes, los problemas que la vida presenta, choques, dificultades, presencia del mal,
presencia de un desastre que gatilla, que provoca una fuerte inquietud y la inquietud lleva a la
realización, porque la inquietud hace que se encuentre uno con la confianza de que hay una
vocación, una llamada a superarse, una posibilidad real de hacer práctico ese anhelo que nos ha
surgido con toda su fuerza y urgencia, lo que es la inquietud. Nuestra vocación eucarística nos
empuja, por María Santísima, a hacer vida permanente la inqquietud por permanecer adheridos
de por vida a la Sagrada Eucaristía. Son las inquietudes las que provocan el dinamismo de las
grandes realizaciones como también las medianas y pequeñas [*434]434.
431
[*431] Es en los sacramentos, y sobre todo en la Eucaristía, donde Jesucristo actúa en
plenitud para la transformación de los hombres+ (cf Cat. Cath. n1 1074).

432
[*432] Estos Sínodos (de los obispos) ya forman parte por sí mismos de la nueva
evangelización: nacen de la visión conciliar de la Iglesia, abren un amplio espacio a la
participación de los laicos, definiendo específica responsabilidad en la Iglesia, y son
expresión de la fuerza que Cristo ha dado a todo el Pueblo de Dios, haciéndose partícipe
de su propia misión mesiánica, profética, sacerdotal y regia... (cf J.P. II, TMAdv. n1 21)

433
[*433] Mas, para asegurar esta plena eficacia es necesario que los fieles se acerquen
a la sagrada Liturgia con recta disposición de ánimo, pongan su alma en consonancia con
su voz y colaboren con la gracia divina, para no recibirla en vano. Por esta razón, los
pastores de almas deben vigilar para que en la acción litúrgica no sólo se observen las
leyes relativas a la celebración válida y lícita, sino también para que los fieles participen
en ella consciente, activa y fructuosamente (cf Vat II, Liturg n1 11a).

434
[*434] Francisco se fue convenciendo de que debía vender todos sus bienes y darlos a
los pobres. Paseando un día por el campo encontró a un leproso lleno de llagas y sintió un
103
1' Por ejemplo, Cristóbal Colón, como marino se le ha ido creando la convicción de que el
mundo no es un plato, como pensaban sus contemporáneos. En los bordes estaría el abismo. La
consecuencia: no separarse de las orillas en la navegación. Por el contrario, tenía la convicción
que el mundo es una esfera que gira. Por lo tanto, la navegación no debería manejarse por las
orillas, sino que para ir a la India el camino más corto tenía que dirigirse al poniente. Había que
navegar directamente sin ir orillando las costas de los países de Africa y Asia, que torna muy
lenta y peligrosa la navegación. Esta convicción provocó la inquietud en Cristóbal Colón de
comprobar realmente que se podía llegar a la India sin ir orillando las costas [*435]435.
La intención de ir a la India es lo primero que él aplica como marino en su realidad de inventor.
Todos los inventores en el fondo son hombres inquietos, que van detrás de una inquietud y una
intuición, procurando algo mejor y que va a mejorar a la humanidad en algo importante. Por eso
la primera cosa para introducirnos en el mundo de la Eucaristía es la inquietud de que es tan
importante, tan grande lo que se logra con ella, el Pan de Vida. Al que come de este pan le daré
la Vida Eterna, nos ha enseñado Jesús. Nos lleva entonces a ponernos mano a la obra, así como
Cristóbal Colón visita las cortes de España y distintos países buscando apoyo para su empresa.
Finalmente, encuentra su apoyo en Castilla en la corte de la reina Isabel, la Católica [*436]436.
Se empieza a realizar su anhelo como una vocación, se confía mucho al Señor y a la Virgen y
cree que en ellos hay una realidad superior. La realidad de la inquietud es lo que provoca el
empeño con sacrificio y hace gatillar una empresa de mucho bien: muestra que es posible que se
logre el objetivo que es la base de la realización. Eso significa realizar el mundo de la Eucaristía
y tomarse de la mano de la Virgen Santísima y correr en vez de andar, en pos de Jesús. Tal vez
al principio arrastrarse poco a poco, muy lentamente como los niños que gatean, después ya no
solamente caminar sino que correr y más aún volar, ansiosos de comunicarnos con Cristo Jesús.
Conclusión práctica: Nuestra inquietud por permanecer discípulos eucarísticos tiene que ser más
firmemente motivadora que el plan de navegación de Cristóbal Colón.
gran asco hacia él. Pero sintió también una inspiración divina que le decía que si no
obramos contra nuestros instintos nunca seremos santos. Entonces se acercó al leproso, y
venciendo la espantosa repugnancia que sentía, le besó las llagas. Desde que hizo ese
acto heroico logró conseguir de Dios una gran fuerza para dominar sus instintos y poder
sacrificarse siempre a favor de los demás. Desde aquel día empezó a visitar a los
enfermos en los hospitales y a los pobres. Y les regalaba cuanto llevaba consigo.

435
[*435] Colón concibió su proyecto de abrir una ruta naval hacia Asia por el oeste,
basado en la acertada hipótesis de que la Tierra era redonda y en el doble error de
suponerla más pequeña de lo que es e ignorar la existencia del continente americano, que
se interponía en la ruta proyectada. El interés económico del proyecto era indudable en
aquella época, ya que el comercio europeo con Extremo Oriente era extremadamente
lucrativo, basado en la importación de especias y productos de lujo; dicho comercio se
realizaba por tierra a través de Oriente Medio, controlado por los árabes; los portugueses
llevaban años intentando abrir una ruta marítima a la India bordeando la costa africana (cf
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/colon_cristobal.htm).

436
[*436] Colón ofreció su proyecto al rey Juan II de Portugal, quien lo rechazó asesorado
por un comité de expertos. Probó suerte entonces en España con el duque de Medina
Sidonia y con los Reyes Católicos, que lo rechazaron igualmente, por considerarlo inviable
y por las desmedidas pretensiones de Colón. Finalmente, la reina Isabel aprobó el proyecto
de Colón por mediación del tesorero del rey, Luis de Santángel, a raíz de la toma de
Granada, que ponía fin a la reconquista cristiana de la Península frente al Islam (1492). La
reina otorgó las Capitulaciones de Santa Fe, por las que concedía a Colón una serie de
privilegios como contrapartida a su arriesgada empresa; y financió una flotilla de tres
carabelas -la Pinta, la Niña y la Santa María-, con las que Colón partió de Palos el 3 de
agosto de 1492 (cf http://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/colon_cristobal.htm).
104
2' Otro ejemplo: Bombard [*437]437, el naúfrago voluntario, que quería demostrar que era
posible subsistir en el mar, en un naufragio. Esta experiencia liberadora de este náufrago llevó a
que los barcos transatlánticos asumieran la normativa y reglamento de tener botes salvavidas en
esos monumentos del mar, pero que también se pueden hundir, como el Titanic. Demostró
Bombard, con tanta fuerza de que es posible subsistir 65 días en alta mar con un bote de
neumáticos salvavidas, apenas tomando agua de mar a sorbitos y comiendo algas marinas;
demostró que podía superar el pánico a los terrores del océano y subsistir. La verdad es que bajó
23 kilos en los 65 días del trayecto del bote salvavidas. Llegó con una anemia agudísima cuando
arribó a Barbados, y por supuesto quedó hospitalizado inmediatamente. Pero le demostró a los
náufragos, que es posible subsistir al menos 65 días en el mar en un bote inflable sin
provisiones.
Con mucha mayor razón nosotros que creemos en Jesucristo, nada ni nadie nos podrá separar de
El y su Eucaristía. Nos lleva de la mano, a nosotros que somos llamados por vocación divina a
buscar la Eucaristía, que El mismo nos dice con tanta claridad "el que no come mi cuerpo y no
bebe mi sangre no tiene vida" [*438]438.
Por lo tanto, para poder tener vigente la llamada de Dios, la llamada de Jesucristo que está vivo
y actuante en la Eucaristía, debemos rescatar esta piedra fundacional que nos llevará como a
Rubén Cárcamo a adherirnos porfiadamente a nuestra Reina eucarística, que nos empuja a la
Eucaristía. Que esa vitalidad en nuestra autoeducación se afirme por la Eucaristía; que con
María Santísima nos afirmemos en una vida eucarística decisivamente influyente y actuante,
aunque sea difícil. Si Bombard por su tozudez logró permanecer 65 días en el Océano Atlántico,
cuanto más nosotros por conquistar la vida eterna, que dura para siempre, estaremos dispuestos
a luchar por la Eucaristía, que por vocación divina, Dios quiere que nosotros comamos el
Cuerpo y la Sangre de Jesús, el Señor [*439]439.
437
[*437] Bombard realizó dos viajes simulando un naufragio, uno acompañado, en el
Mediterráneo y un segundo viaje, esta vez sólo en el Océano Atlántico siguiendo la ruta
Tánger-Casablanca-Canarias-Antillas. Zarpó el 11 de Agosto de 1952, aún sabiendo las
diferencias entre el Atlántico y el Mediterráneo y la fragilidad de su embarcación. Supo
aprovechar la corriente de las Canarias y en diez días cubrió la primera etapa. El 25 de
Agosto partió de Casablanca y al undécimo día de navegación desembarcó en el puerto de
Las Palmas. Tras un descanso de mes y medio, durante el cual tuvo que volver a París para
presenciar el nacimiento de su primer hijo, el 19 de Octubre inició la parte más importante
de su viaje, la travesía del Atlántico, en la cual tuvo que enfrentarse a graves peligros,
como la rotura de la vela, varias inundaciones de su embarcación y un mar embravecido,
pero consiguió ser como decía él que debía ser un náufrago: "Más testarudo que el mismo
mar". La dieta fue totalmente eficaz pues sobrevivió toda esa travesía sin probar un sorbo
de agua, aunque lo pasó francamente mal los días 10 y 11 de Diciembre, cuando
experimentó grandes impresiones de hambre y sed. Con todo, el 23 de Diciembre arribó a
Bridgetown, capital de Barbados y la más oriental de las Pequeñas Antillas. El experimento
de Bombard fue muy positivo al demostrar las altas posibilidades de salvación que tiene
un náufrago. Tras este viaje escribió el libro Náufrago voluntario.

438
[*438] Jn 6,53-54 Jesús les dijo: * En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne
del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi
carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.

439
[*439] Me mandas que me llegue a Ti con gran confianza, si quiero tener parte
contigo, y que reciba el manjar de la inmortalidad, si deseo alcanzar vida y gloria para
siempre. Dices: Venid a Mí todos los que tenéis trabajos y estáis cargados, que yo os
recrearé. (Cuán dulces y amables son a los oídos del pecador estas palabras, por las
cuales Tú, Señor Dios mío, convidas al pobre y al mendigo a la comunión de tu Santísimo
Cuerpo! Mas )quién soy yo, Señor, para que presuma llegarme a Ti? Veo que no cabes en
los cielos de los cielos; y Tú dices: (Venid a Mí todos! (cf Imit de Cristo, Kempis L 4, 1, 2).
105
Es su voluntad, la decisión de Dios, que podamos unirnos tan íntimamente a Jesús en la
Eucaristía, así que estamos obligados a llevar una vida de mucha comunión eucarística, de
comunión y participación, de modo que la Eucaristía pase a ser nuestra vida, como decía el
Padre Hurtado [*440]440, "mi vida es una Eucaristía continuada", es decir, vengo de la Eucaristía
y voy a la Eucaristía. Lo bonito es que no sea solamente porque alguien es sacerdote, que tiene
que celebrar su Misa, sino que lo bonito es que cada laico, cada religioso sienta "mi vida es la
Eucaristía, por ella vivo, por ella respiro, por ella existo". Porque El lo ha dicho tan claramente,
para tener vida es necesario comer de su Cuerpo. Por eso, es vocación divina que la Eucaristía
sea el centro de nuestras vidas, por eso es nuestra inquietud recibirlo, de presentarnos ante El, de
tener sus dones. Es tan fuerte, tan poderosa, sin embargo, si no tuviéramos la fe de que Dios lo
quiere, no nos atreveríamos a ingerir su Cuerpo ni a beber su Sangre, que da Vida Eterna
[*441]441.

9.b) Ver, juzgar y actuar.- Aquí se trata de adoptar el conocido


trinomio de la acción pastoral
aplicado entonces a la vida eucarística, así como Sto. Domingo n1 118 hizo uso de este
esquema pastoral [*442]442.
440
[*440] (Mi vida es una Misa prolongada! Meditación sobre la Sagrada Eucaristía. I. La
Eucaristía como sacrificio El sacrificio eucarístico es la renovación del sacrificio de la cruz.
Como en la cruz todos estábamos incorporados en Cristo, de igual manera en el sacrificio
eucarístico, todos somos inmolados en Cristo y con Cristo. De dos maneras puede hacerse
esta actualización. La primera es ofrecer, como nuestra, al Padre celestial, la inmolación de
Jesucristo, por lo mismo que también es nuestra inmolación. La segunda manera, más
práctica, consiste en aportar al sacrificio eucarístico nuestras propias inmolaciones
personales, ofreciendo nuestros trabajos y dificultades, sacrificando nuestras malas
inclinaciones, crucificando con Cristo nuestro hombre viejo. Con esto, al participar
personalmente en el estado de víctima de Jesucristo, nos transformamos en la Víctima
divina. Como el pan se transubstancia realmente en el cuerpo de Cristo, así todos los fieles
nos transubstanciamos espiritualmente con Jesucristo Víctima. Con esto, nuestras
inmolaciones personales son elevadas a ser inmolaciones eucarísticas de Jesucristo, quien,
como Cabeza, asume y hace propias las inmolaciones de sus miembros (S.Alberto
Hurtado, Un fuego que enciende otros fuegos, n1 44).

441
[*441] Cornelius Janssens n. el 28 oct. 1585 en Acquoy (Holanda) y m. el 6 mayo 1638,
siendo obispo de Ypres (Bélgica). Teólogo de Lovaina interpretó el pensamiento de S.
Agustín (v.) sobre la gracia (v.) y la predestinación (v.), en la línea de Bayo (v.), lo que
motivó que su doctrina fuera condenada por la Iglesia, después de su muerte. Jansenio se
dedica preferentemente al estudio de S. Agustín: leyó 10 veces sus obras completas y 30
veces sus escritos sobre la gracia. J. comienza, en 1628, la redacción del Augustinus. Y,
cuando en 1636 es nombrado obispo, el libro está casi terminado. Su discípulo Antoine
Arnauld, hermano de la madre abadesa de Port Royal, la Madre Angélica, enseñó contra
los jesuitas la oposición a la comunión frecuente. El máximo respeto al sacramento del
altar, respeto que, en oposición a la comunión frecuente recomendada por los jesuitas,
sólo raras veces permitía la recepción de la eucaristía y llevaba a considerar el ministerio
sacerdotal como un tremendo riesgo (tal es la orientación de los escritos polémicos de
Arnauld, especialmente la "De la fréquente communion", así como de las Lettres á un
Provincial de Pascal, cuya mordacidad llena de ingenio y sutileza desacreditó gravemente
a los jesuitas). (cf www.Mercaba.org, Jansenio y Arnauld)

442
[*442] Son tres momentos que suelen expresarse en tres términos: ver, juzgar, obrar.
Es muy oportuno que se invite a los jóvenes frecuentemente a reflexionar sobre estas tres
fases y llevarlas a la práctica, en cuanto sea posible. Así los conocimientos aprendidos y
106
1' Ver

a' Miramos la realidad eucarística en nuestra familia. Se trata de reflexionar cómo está la
Eucaristía en nuestra familia. Desde luego, primero que nada en la vida personal de cada uno de
nosotros. )Cómo está mi vida eucarística?, )comulgo constantemente?, )llevo una vida de fe, de
esperanza y de caridad con mucha autoeducación? Nunca comulgar bajo pecado mortal, hay que
hacerlo siempre bajo la ley del amor, como la Iglesia lo quiere, nuestro llamado es a recibir
constantemente la Eucaristía. Nuestra conducta moral y religiosa no puede separarse de las
normas que Jesús nos da en su Iglesia, para ser santos en toda nuestra conducta [*443] 443. La
familia, el papá, la mamá, marido y mujer tienen que evitar a toda costa los dispositivos
intrauterinos, la pastilla del día después, ya que si se concibe un hijo es una píldora abortiva. Se
dice en forma bastante ambigua e imprecisa "podría ser abortiva" la píldora del día después.
Instruidos por la Iglesia debemos decir que es abortiva, si es que se produce una fecundación. Si
hay un óvulo fecundado ciertamente va a producir aborto, si no hay óvulo fecundado no hay
aborto, porque no hay ningún ser humano. Algo similar hay que decir respecto al dispositivo
intrauterino. El dispositivo intrauterino mata al ser humano en un altísimo porcentaje, cuando ya
se ha iniciado el proceso de gestación del ser humano [*444] 444. Pero si no hay ningún ser
humano en gestación no es un microaborto, pero la persona que usa un dispositivo intrauterino,
como usa también la píldora Postinor 2, o Levonorgestrel distintos nombres que tienen estos
comprimidos que contienen esos medicamentos que producen una acción inhibente en el
endometrio del útero de la mujer, adelgazando las paredes de modo que no puedan recibir el
huevo fecundado, al ser humano ya vivo, independiente, que ya tiene un sistema genético
diferente al de la mamá y del papá [*445]445.
Entonces, evidentemente no podemos comulgar, si hemos atentado contra la vida de un hijo;
tenemos que buscar los medios para una sana regulación de la natalidad, pero que no sea una
regulación abortista. Estos medicamentos antes o después tienen doble efecto, por una parte si

asimilados no quedan en ellos como ideas abstractas, sino que los capacitan
prácticamente para llevar a la realidad concreta los principios y directivas sociales (cf. Juan
XXIII, Encíclica "Mater et Magistra", 1961/05/15 n1 63).

443
[*443] 1Pe 1,15-16 Así como el que os ha llamado es santo, así también vosotros sed
santos en toda vuestra conducta, como dice la Escritura: Seréis santos, porque santo soy
yo.

444
[*444] Lamentablemente la estrecha conexión que, como mentalidad, existe entre la
práctica de la anticoncepción y la del aborto se manifiesta cada vez más y lo demuestra de
modo alarmante también la preparación de productos químicos, dispositivos intrauterinos
y " vacunas " que, distribuidos con la misma facilidad que los anticonceptivos, actúan en
realidad como abortivos en las primerísimas fases de desarrollo de la vida del nuevo ser
humano. (cf. JP II, Encíc "Evangelium Vitae", 1995/03/25 n1 13)

445
[*445] El ingenio del hombre parece orientarse, en este campo, a limitar, suprimir o
anular las fuentes de la vida, recurriendo incluso al aborto, tan extendido por desgracia en
el mundo, más que a defender y abrir las posibilidades a la vida misma. En la encíclica
Sollicitudo rei socialis han sido denunciadas las campañas sistemáticas contra la natalidad,
que, sobre la base de una concepción deformada del problema demográfico y en un clima
de "absoluta falta de respeto por la libertad de decisión de las personas interesadas", las
someten frecuentemente a "intolerables presiones... para plegarlas a esta forma nueva de
opresión" Se trata de políticas que con técnicas nuevas extienden su radio de acción
hasta llegar, como en una "guerra química", a envenenar la vida de millones de seres
humanos indefensos (cf JP II, Encíc "Centesimus Annus", 1991/05/01 n1 39).
107
no hay ninguna ovulación, van a impedir la ovulación, pero si ya ha habido ovulación, es muy
posible que se produzcan abortos; son microabortivos, porque se obstaculiza primordialmente la
anidación en el útero. Por eso, la Eucaristía nos pone en la lucha, en la inquietud por llevar una
vida cristiana que haga posible la vida de comunión, de eucaristía, de poder recibir la comunión.
Pero las señoras y los maridos que están comulgando y se dan cuenta que no están dispuestos a
abandonar métodos pecaminosos, que el magisterio de la Iglesia ha denunciado como abortivos,
entonces evidentemente que deben abstenerse de la sagrada comunión a la luz del párrafo nΕ
1385 del Catecismo Católico. O si están viviendo en pecado grave, por ejemplo, vivir juntos sin
tener el sacramento del matrimonio: están viviendo en estado de pecado mortal. No pueden
recibir ni la confesión ni la Eucaristía, mientras no se separen o en el mejor de los casos reciban
el sacramento del matrimonio [*446]446. Lo mismo vale para los miembros de un matrimonio
que sostienen amores adúlteros [*447]447.
Algo similar sucede entonces con los grupos; tienen que esforzarse sobre todo a partir del
segundo grado de asumir la comunión frecuente, ojalá mínimo dominical, tanto en la rama de
matrimonios, de señoras, de jóvenes, de niñas, que ya hayan dado su segundo grado, que estén
ya en un estado de desarrollo, que hayan hecho su primera comunión. Lo mismo los grupos de
señoras, de caballeros, tienen que asumir el esfuerzo cotidiano para llevar una vida conforme a
las enseñanzas de Cristo Jesús, para estar siempre recibiendo la sagrada Eucaristía, que es el
banquete anticipado del Reino [*448]448.

b' Juzgar cómo anda el dinamismo de la Eucaristía en nuestro movimiento. )Qué podemos
juzgar? Que por la Eucaristía un jovencito de 12 hasta los quince años, Rubencito Cárcamo se
santificó. Dos grandes amores en su vida lo llevan a ser un cristiano ejemplar: la devoción
mariana y la piedad eucarística. Rubencito aspiraba con mucha fuerza a la Eucaristía, de ello soy
testigo presencial [*449]449.

446
[*446] La reconciliación en el sacramento de la penitencia -que les abriría el camino al
sacramento eucarístico- puede darse únicamente a los que, arrepentidos de haber violado
el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo, están sinceramente dispuestos a una forma
de vida que no contradiga la indisolubilidad del matrimonio. Esto lleva consigo
concretamente que cuando el hombre y la mujer, por motivos serios, -como, por ejemplo,
la educación de los hijos- no pueden cumplir la obligación de la separación, "asumen el
compromiso de vivir en plena continencia, o sea de abstenerse de los actos propios de los
esposos" (cf. Juan Pablo II, Exhortación Apostólica "Familiaris Consortio", 1981/11/22 n1
84)

447
[*447] Mt 5,27-32 * Habéis oído que se dijo: No cometerás adulterio. Pues yo os digo:
Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón. Si,
pues, tu ojo derecho te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te conviene
que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea arrojado a la gehenna.
Y si tu mano derecha te es ocasión de pecado, córtatela y arrójala de ti; más te conviene
que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo vaya a la gehenna. *
También se dijo: El que repudie a su mujer, que le dé acta de divorcio. Pues yo os digo:
Todo el que repudia a su mujer, excepto el caso de fornicación, la hace ser adúltera; y el
que se case con una repudiada, comete adulterio.

448
[*448] No podemos olvidar que nuestra vida encuentra en ese banquete - anticipado
en el sacramento de la Eucaristía - su meta final. Cristo ha adquirido para nosotros no
solamente una dignidad nueva en nuestra vida terrena, sino sobre todo la nueva dignidad
de hijos de Dios, llamados a participar con Él en la vida eterna. ciudadanos del cielo" (cf
JPII, Mensaje, 1998/10/15 n1 2).

449
[*449] Dos grandes fuentes de la espiritualidad de Rubén Cárcamo, concurren
108
Entonces juzguemos cómo están nuestras actividades en el movimiento, qué incidencias tiene la
comunión frecuente, si nuestros laicos se confiesan para recibir la Eucaristía, si están preparados
para recibirla. Los campamentos de jóvenes, de señoras y niñas facilitan la debida preparación
cuando se dan las posibilidades, porque si no pueden estar preparados para el don precioso de la
Eucaristía, no saben que la voluntad de Dios es que nos santifiquemos, que seamos perfectos,
como el Padre celestial es perfecto y eso no puede darse si no está profundamente conquistada la
vida eucarística, también en sus aspectos intelectuales, en la vida privada y dentro de nosotros
mismos [*450]450.
Cristo Jesús nos da una nueva mentalidad, un nuevo sistema de valores, un nuevo modo de ver
las cosas de otra manera, basada en la Gracia, la ciencia de la cruz, la esperanza conquistadora y
la caridad, que no se acabará nunca. En ese ámbito hay que juzgar cómo están nuestras ramas,
agrupaciones y grupos; como anda la educación de los niños a partir de las comuniones, la
catequesis familiar. Lo mismo la vida de los adultos, las confesiones frecuentes para poder estar
bien preparados para recibir la Eucaristía, ojalá la comunión todos los Domingos. Los pecados
veniales, pequeños pecados, los borra la Sagrada Comunión. No así los pecados mortales que la
Iglesia inspirada por el Espíritu Santo, sabe que toda esa materia que graba fuertemente la
conciencia no permite recurrir lícitamente a la comunión euc.sin antes acudir al sacramento de
la confesión, para estar debidamente preparados.
María Santísima, la Inmaculada Concepción, nos muestra que para recibir a Cristo en forma
plena y auténtica está la enseñanza de la Inmaculada, la que es invocada a recibir a Cristo en su
seno como auténtico ejemplo vivo del Santísimo Verbo de Dios. Durante sus nueve meses,
ocurre que en la Visitación el niño Juan Bautista reconoce proféticamente al Salvador, que él
habría de anunciar. Es una forma de profetizar, saltando de gozo y Santa Isabel perfecciona el
gesto del anuncio, cuando desde la experiencia del vientre de Santa Isabel, el salto de gozo de su
hijo en su sexto mes, ante el esperado de todas las naciones, lo traduce en el reconocimiento a la
Madre de mi Señor [*451]451.

c' Actividades Eucarísticas de la Familia. La primera actividad eucarística de la familia del


Oratorio Mariano es la santa misa dominical como hemos dicho, por eso, es una realidad
profunda, que en nuestras parroquias los miembros de esta familia mariana estén
comulgando...para poder sacar adelante la vida eucarística, lo mismo también la adoración
semanal ojalá los días Jueves y los Domingos, en las tardes y en las noches, y si es posible más
días a la semana. Hay algunos círculos del Oratorio Mariano, que pueden hacer esto, como son
las Hermanas Contemplativas, como las hermanas de distinto signo durante el tiempo de su
formación con los tíos/tías del internado que puedan recurrir a la adoración perpetua, a la
orgánicamente, todo al modo de un organismo: piedad eucarística y piedad a la Madre del
Oratorio.
Estando ya veterano en sufrimientos: había vivido profundamente el dolor de sus
compañeros de cáncer, en el hospital de niños cancerosos; habiéndole sido cortada ya una
pierna, estando ciego; libre y voluntariamente ofreció su vida por nuestro Oratorio. )Cómo
no vamos a sentirnos motivados por este adolescente, que fue un capitán de quince años,
en las cosas del Reino? Siguió conscientemente las huellas de Bernardita Correa; y ahondó
más su entrega incluso, porque ofreció directamente su vida por el Oratorio Mariano, las
vocaciones de hermanos y padres marianos. Próximamente, el 21 de noviembre se
cumplen 10 años de su fallecimiento en Liquiñe. Quiera Dios que la Familia no olvide
culpablemente a sus testigos. Especial responsabilidad por Rubén le cabe a los hermanos
de la casa de formación de recuperar para toda la Familia su mensajes (cf 21 Cuatrimestre
n1 18).

450
[*450] Mt 5,48

451
[*451] Lc 1,43
109
adoración del Santísimo Sacramento, a reparar por las heridas, por los sacerdotes, laicos
comprometidos, sus faltas de fe [*452]452.

Los consagrados del Oratorio Mariano tienen que llegar a hacer vida en sus vidas, que la
Eucaristía es la fuente y la culminación de toda su vida consagrada[*453]453.

9.c) Discípulos Misioneros Marianos Eucarísticos.


1'. Todo lo que hacemos es misión en la medida que estamos viviendo la 120
Piedra fundacional,
la circumincessio en María y en Jesús. No estoy viviendo yo sino que María Santísima vive en
mí, y por Ella, Cristo Jesús; es lo que dice San Pablo, que corresponde a que el Padre está en mí
y yo estoy en el Padre, como dijo Jesús, y que nosotros sabemos que se refiere también al
Espíritu Santo. El Padre y el Hijo están en el Espíritu Santo y el Espíritu Santo está en el Padre
y el Hijo en la medida que Ellos lo espiran como amor, amor infinito.
a'. Sin mi nada podéis hacer [*454]454 .
Nuestros planes quedan infecundos. Pablo plantó y Apolo regó, [*455] 455 pero el que da el
crecimiento es el Señor, porque sin Jesús nada podemos hacer; nuestros planes quedan
infecundos, estériles y vanos.
b'. Misión explícita e implícita
"Vamos arando, dijo la mosca" que estaba sentada en el cuerno del buey, quien iba caminando y
452
[*452] La asamblea dominical es un lugar privilegiado de unidad. En efecto, en ella se
celebra el sacramentum unitatis que caracteriza profundamente a la Iglesia, pueblo
reunido * por + y * en + la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. En dicha
asamblea las familias cristianas viven una de las manifestaciones más cualificadas de su
identidad y de su * ministerio + de * iglesias domésticas +, cuando los padres participan
con sus hijos en la única mesa de la Palabra y del Pan de vida. A este respecto, se ha de
recordar que corresponde ante todo a los padres educar a sus hijos para la participación
en la Misa dominical, ayudados por los catequistas, los cuales se han de preocupar de
incluir en el proceso formativo de los muchachos que les han sido confiados la iniciación a
la Misa, ilustrando el motivo profundo de la obligatoriedad del precepto (Cfr. SS.JP.II;
Domingo n1 36)

453
[*453] A reconocer en la Eucaristía la fuente y el culmen de toda la vida cristiana. De
la misma manera, gracias a esta fuerte experiencia eclesial, han nacido espléndidas
familias cristianas abiertas a la vida, verdaderas iglesias domésticas; han surgido muchas
vocaciones al sacerdocio ministerial y a la vida religiosa, así como nuevas formas de vida
laical inspiradas en los consejos evangélicos (cf Discurso la Riqueza de los Carismas para
el bien común de Juan Pablo II, del 30 de mayo de 1998, Encuentro de S.S. Juan Pablo II
con los Movimientos y las Nuevas Comunidades Eclesiales).

454
[*454] Jn 15,1-5 * Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador. Todo sarmiento
que en mí no da fruto, lo corta, y todo el que da fruto, lo limpia, para que dé más fruto.
Vosotros estáis ya limpios gracias a la Palabra que os he anunciado. Permaneced en mí,
como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo, si no
permanece en la vid; así tampoco vosotros si no permanecéis en mí. Yo soy la vid;
vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto; porque
separados de mí no podéis hacer nada.

455
[*455] 1Co 3,5-7 )Qué es, pues Apolo? )Qué es Pablo?... (Servidores, por medio de los
cuales habéis creído!, y cada uno según lo que el Señor le dio. Yo planté, Apolo regó; mas
fue Dios quien dio el crecimiento. De modo que ni el que planta es algo, ni el que riega,
sino Dios que hace crecer.
110
arando, que era lo que le correspondía al buey. A ella también le cabía estar arando, porque
estaba arando con el buey. Explícitamente hacemos misiones pero también hacemos misiones
implícitas, por el mismo ser nuestro, por estar unidos a Jesús, Él es nuestro redentor, nosotros
ayudamos a redimir, más que lo que se involucra la mosca en el arar del buey.
c'. El camino mariano: Madre quédate en nuestro discipulado.
Por eso llamar a nuestra Madre Santísima para que Ella se quede en nuestro discipulado, para
que Ella nos enseñe como Madre Santísima catequista, las verdades de la fe, junto a su pecho y
su corazón. Es más seguro, que realmente vamos a adquirir plenamente el discipulado, en forma
auténtica, Ella es el mejor camino, más rápido, más seguro y más perfecto. [*456]456
d'. Desde la Eucaristía nos enciende el nuevo fuego de la misión.
Porque la Eucaristía es el nuevo fuego que siempre está renovándose. Es siempre nuevo, nunca
se pone añejo, nunca se pone antiguo, es una vía de excelencia profunda, que está siempre
atizando, agigantando los ardores para ayudar a la misión.

2'. La rica vía del sacrificio unida al único sacrificio del Señor.

Es cierto, nadie puede salvar, sino solamente Jesús. Su sacrificio redentor es la marca que el
Padre ha dispuesto para la autenticidad de la redención, porque si nosotros hacemos sacrificio y
los unimos al sacrificio de Cristo Jesús, estamos en la rica línea del sacrificio que salva.
a'. San Pablo es más apóstol que nunca cuando proclama, que suple en su carne lo que falta a los
padecimientos de Cristo; [*457]457y corresponde a lo que en nuestro Oratorio Mariano, vivenció
Bernardita Correa: "hemos descubierto que el dolor redime". Lo descubrieron ayudando y
sirviendo a otras personas que María Santísima le ayudó a redimir, que le dio sentido a su vida,
a su terrible enfermedad, que solo con morfina podía sobrellevar. Sin embargo, Bernardita se
abstenía de estos calmantes para poder ofrecer, lo que hacía fecundos sus dolores, sus angustias,
sus sufrimientos cuando la vida oscilaba dramáticamente hacia la muerte. [*458]458.

456
[*456] María es el medio más seguro, fácil, corto y perfecto para llegar hasta
Jesucristo y se consagrarán a Ella en cuerpo y alma sin reserva alguna, para pertenecer
del mismo modo a Jesucristo (cf SLMG Montfort, Tratado verd. devoc... n1 55).

457
[*457] Col 1,24-25 Ahora me alegro por los padecimientos que soporto por vosotros, y
completo en mi carne lo que falta a las tribulaciones de Cristo, en favor de su Cuerpo, que
es la Iglesia, de la cual he llegado a ser ministro, conforme a la misión que Dios me
concedió en orden a vosotros para dar cumplimiento a la Palabra de Dios.

458
[*458] En una conversación sobre Bernardita nos dijeron lo siguiente: Nadie la vio
jamás llorar. Quizás, en algún momento se haya enfrentado a su realidad y más de una
lágrima debe haber derramado, pero nunca delante de los suyos. Ella era un bastión y así
lo sentíamos todos. Decía "esto es lo mejor que me podía haber pasado". Parecía tan
incomprensible, pero no podía ser otra la razón que sustentaba su vida. Cualquiera de
nosotros hubiera querido tener su alegría de vivir, su entrega incondicional a Dios, una
relación de pareja tan maravillosa y unos niños tan amorosos. Realmente era como si
fuera lo mejor que le hubiera pasado, eso era exactamente lo que demostraba. Un día,
envió un recado a un hombre a quien ella estimaba muchísimo, era como si fuera su
hermano. Sabía que él estaba sufriendo un grave problema debido a un serio estado de
alteración por el alcohol, y quiso hablarle. Cuando se encontraron, ella fue muy clara y
entera. En ningún momento quizo empequeñecerlo y parecer prepotente, sino por el
contrario, se mostró muy segura y humilde a la vez, alentándolo a mejorar. Le pidió que se
hiciera un tratamiento para sanar definitivamente de su problema a cambio de un
sacrificio que ella ofrecería desde ese momento hasta el día de su muerte. El trato era que
ella dejaría para siempre de tomar sus calmantes y de inyectarse morfina con tal de que él
hiciera todo lo posible por recuperarse, y junto con eso recuperara a su familia, su trabajo
111
b'. El cordero sacrificado en el Éxodo nos manifiesta el poder de detener el ángel de la muerte
en la matanza de los primogénitos. Nos preguntamos: )por qué el ángel no podía matar en las
casas marcadas con sangre del sacrificio. Este sacrificio era del cordero pascual, que era el
símbolo de Cristo, el cordero crucificado. Por eso es que su sacrificio es de tal envergadura, tan
fuerte, que el ángel de la muerte no puede contra él, así como no podía cruzar los dinteles de las
puertas donde estaba la sangre del cordero y matar primogénitos, así tampoco puede pasar
donde está la manifestación del sacrificio de Cristo Jesús. [*459]459
c'. Jesús, con su pasión y muerte cumplió la misión del Mesías. Su misión era clarísima, estaba
trazada de antemano, como les reveló a sus apóstoles: "vamos subiendo a Jerusalén". Estaba
previamente designado, previamente delineado, que el hijo del hombre tenía que sufrir mucho,
tenía que ser perseguido, odiado, llevado al tribunal, condenado a muerte, ser llevado al patíbulo
por sus propios hermanos que lo entregarían a los gentiles, para que lo mataran en una cruz.
Entonces Jesús, para manifestar que éste es su plan, una obra, una misión que hay que cumplir,
cuando ya va a morir dice: "todo está cumplido". [*460]460
d'. Toda mamá tiene que morir un poco para poder dar a luz a sus hijos. Hay lamentos
lastimeros que después se olvidan, porque es tan grande, es tan intenso el ser mamá, tener un
hijo salido de sus entrañas, que solamente ella puede experimentarlo. El hombre nunca va a
poder tener la vivencia de lo que es esto. Son quejidos y llantos que luego se olvidan por lo
grande de tener un hijo.
El discipulado misionero mariano eucarístico lo vamos realizando todos en la medida en que
estamos viviendo la 120 Piedra fundacional, la circumincessio que nos ayuda a estar inmersos
en la vida de Jesús para redención del mundo. [*461]461

3'. La línea de la oración de intercesión.

Esta línea nos lleva a estar intercediendo por las personas que Dios nos encomienda y por otras
personas que se nos acoplan también. Se asocian a nuestros pedidos, casi siempre por llamadas
urgentes con que nosotros obedecemos y aceptamos interceder.
a'. El discipulado se ejerce como misionero, con la oración de intercesión en primer lugar. Para
los apóstoles resulta un deber fundamental. Cuando hubo problemas en las mesas, en la
distribución de los alimentos, los apóstoles encomiendan esta tarea a siete diáconos para poder
dedicarse más plenamente al ejercicio de la oración y predicación. Era una labor primordial de
su apostolado. La oración, dedicarse a la oración y a la predicación para interceder en las

y su equilibrio.

459
[*459] Ex 12,7.11-13 Luego tomarán la sangre y untarán las dos jambas y el dintel de
las casas donde lo coman. Así lo habéis de comer: ceñidas vuestras cinturas, calzados
vuestros pies, y el bastón en vuestra mano; y lo comeréis de prisa. Es Pascua de Yahveh.
Yo pasaré esta noche por la tierra de Egipto y heriré a todos los primogénitos del país de
Egipto, desde los hombres hasta los ganados, y me tomaré justicia de todos los dioses de
Egipto. Yo, Yahveh. La sangre será vuestra señal en las casas donde moráis. Cuando yo
vea la sangre pasaré de largo ante vosotros, y no habrá entre vosotros plaga
exterminadora cuando yo hiera el país de Egipto.

460
[*460] Jn 19,30 Cuando tomó Jesús el vinagre, dijo: * Todo está cumplido. + E
inclinando la cabeza entregó el espíritu.

461
[*461] Ga 2,20 Y no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí; la vida que vivo al
presente en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí mismo
por mí.
112
situaciones difíciles que se van produciendo en el seno de la Iglesia naciente. [*462]462
b'. Para que pueda darse la oración de intercesión tienen que estar también las otras formas de
oración. No largas oraciones en primer lugar, porque los gentiles pensaban que con largas
oraciones iban a manipular a los ídolos. Pero no es así; debe ser una oración confiada y sencilla,
confiando que Dios sabe todo, antes de que nosotros se lo pidamos, pero sí es como un grito del
alma que se somete a Dios, que clama a Él, que se hace dependiente de Él, sabe que sin Él nada
podemos hacer, entonces es una oración agradable a Dios y por lo mismo eficaz.
c'. Santa Teresita es la patrona de las misiones sin haber ido nunca a las misiones; solamente
rezaba por los misioneros. No obstante la Iglesia la ha nombrado patrona de las misiones,
porque ella siempre estaba orando por las misiones. En realidad, en sus santos rosarios, en sus
oraciones donde se quedaba dormida, donde tenía que luchar tanto, tanto con su espíritu para
poder permanecer en oración y así poder orar por los misioneros. [*463]463. Le encomendaba
breve y concisamente las misiones. La Iglesia reconoció por obra del Espíritu Santo que ella era
patrona de las misiones.
d'. Beata María Gabriela Sagheddu, la beata María Gabriela de la unidad; su vida de monja
contemplativa consistió en rezar por la unidad de los cristianos. Se cumplirá, ya se ha cumplido
en algo esta unión; se han dado pasos de unidad. Se nota que en ella fue tan fuerte esta oración
por la unidad de los cristianos porque las páginas del capítulo 17 de San Juan donde está: "que
todos sean uno como tú, Padre y yo somos uno", estaba muy desgastada. Se notaba a ojos vistas
que era una lectura recurrente que ella estaba constantemente leyendo en la Sagrada Escritura.
[*464]464
462
[*462] Hch 6,1-4 Por aquellos días, al multiplicarse los discípulos, hubo quejas de los
helenistas contra los hebreos, porque sus viudas eran desatendidas en la asistencia
cotidiana. Los Doce convocaron la asamblea de los discípulos y dijeron: * No parece bien
que nosotros abandonemos la Palabra de Dios por servir a las mesas. Por tanto, hermanos,
buscad de entre vosotros a siete hombres, de buena fama, llenos de Espíritu y de
sabiduría, y los pondremos al frente de este cargo; mientras que nosotros nos
dedicaremos a la oración y al ministerio de la Palabra. +

463
[*463] )Quieres darme el crucifijo para besarlo después del acto de contrición y ganar
la indulgencia plenaria en favor de las almas del purgatorio? (No les doy más que eso!
Dame ahora el agua bendita. Acércame las reliquias de la madre Ana de Jesús y de
Teófano Vénard, que quiero besarlas. Luego hizo una leve caricia a la estampa de la
Virgen Madre: primero al Niño Jesús y después a la Santísima Virgen. No lograba dormirse
y me dijo: Yo sé lo que pasa, es la maldad del demonio. Está furioso porque no me he
olvidado de mis devociones. Cuando por un motivo u otro no las hago, me duermo, y luego
me despierto algunos minutos después de la media noche. Es como si quisiera burlarse de
mí porque he dejado de ganar la indulgencia plenaria (cf Sta. Teresa de Lisieux
conversaciones poco antes de su muerte).

464
[*464] Celebración: Jueves, 23 Abril, 2009 María Gabriela Saghedu, Santa Religiosa, 23
de abril María Gabriela Saghedu, monja trapense, a los veinticinco años de edad ofreció su
vida por la unidad de los cristianos. Nació en un pueblito llamado Dorgali en la isla de
Cerdeña (Italia), el 17 de marzo de 1914. Era una joven como las demás, pero además era
inflexible con la mediocridad; le bastaba convencerse del valor de una cosa para
entregarse sin reservas a ella, sea estudio, oración o apostolado... Tenía dieciocho años
cuando murió su hermana tres años menor que ella. A partir de entonces comenzó una
vida espiritual intensa: ingresó a la acción católica, se hizo catequista, comenzó a asistir a
misa y a la comunión diaria. A los veinte años rechazó dos veces el matrimonio y decidió
ingresar en el císter de Grottaferrata, cerca de Roma, a donde llegó el 30 de septiembre de
1935 para consagrarse a Dios en la oración y la ofrenda de sí misma. Conoció el
movimiento del ecumenismo impulsado por el P. Couturier quien le pidió la celebración de
ocho días de oración por la unidad de los cristianos. El día de Cristo Rey del año 1937
113
4'. La línea del testimonio de vida. En la línea del testimonio de vida, el ejemplo es el que
convence más que las palabras,

las palabras también sirven de mucho sobre todo si van respaldadas con ejemplos.
a'. Los mártires convencen.
Cuando San Antonio de Padua se encontraba en Portugal antes de ser franciscano, supo de la
llegada de los restos de los primeros mártires franciscanos de África, sus reliquias y despojos
fueron llevados por los frailes franciscanos. Fue tal la impresión que recibió San Antonio de
Padua, cuando vio esta procesión de fe que pidió a los franciscanos hacerse fraile si le
aseguraban que lo iban a mandar a las misiones para poder morir mártir como ellos. [*465]465.
b'. Los monjes, los grandes misioneros por el modo de su vida ejemplar,
motivaron la cristianización de los pueblos. No eran uno, ni dos, ni tres, sino que eran miles de
monjes que con su ejemplo de vida, aunque también con sus pecados, lograron convencer a la
gran masa popular. Eran grandes misioneros sobre todo por el modo de vivir. Ustedes se
recuerdan posiblemente el diálogo de San Roberto de Molesme con su padre Teodorico, en que
le reconoce que él y los tíos habían ayudado a los pobres, en esos tiempos de hambruna, pero
nunca, nunca del modo de los monjes que morían sirviendo a los pobres en ese tiempo de
necesidad y escasez. [*466]466

María Gabriela emitió sus votos y se ofreció a Dios para ser consumida como pequeña
ofrenda de amor y tres meses después, el 25 de enero de 1938, durante la semana por la
unidad de los cristianos, ofreció su vida a Dios por esa intención. Nunca había estado
enferma y gozaba de buena salud. De pronto se sintió débil y agotada. Se supo entonces
que padecía de grave tuberculosis. En el hospital escribió a la madre abadesa: El Señor me
tiene sobre la cruz y yo no tengo más consolación que la de saber que sufro por cumplir la
voluntad divina con espíritu de obediencia. Una comunidad anglicana conoció el gesto de
oblación de la hermana y escribió: Una caridad como la suya destruye todos los perjuicios
que muchos anglicanos tienen contra Roma. Si todos sintiesen su caridad, el muro de la
separación dejaría de existir. Murió en Grottaterrata el 23 de abril de 1939, a los
veinticinco años de edad. Fue beatificada por el Papa Juan Pablo II el 25 de enero de 1983.

465
[*465] San Antonio de Padua hacia 1219, fecha en que probablemente era ya
sacerdote, conoció a la pequeña comunidad franciscana de Coimbra, establecida poco
antes en el eremitorio de Olivais, y se sintió atraído por su modo de vida fraterno,
evangélico y en pobreza. Cuando poco después llegaron a su monasterio restos de los
primeros mártires franciscanos, muertos en Marrakech, decidió ingresar en la nueva orden,
que a causa de su reciente creación aún estaba poco extendida y carecía del prestigio que
alcanzaría más adelante. Fray Juan Parenti, provincial de España, presidió la sencilla
ceremonia de toma de hábito franciscano (verano de 1220), en la que cambió el nombre
de Fernando por el de Antonio (el eremitorio de Olivais estaba dedicado a San Antonio
Abad), símbolo de su cambio de vida. Tras un breve noviciado, e impulsado por el ejemplo
de los mártires franciscanos, parece que en otoño de ese mismo año embarcó hacia
Marruecos junto con otro hermano de orden, fray Felipe de Castilla, para alcanzar él
mismo el martirio. Sin embargo, al poco de desembarcar enfermó de malaria;
convaleciente todo el invierno, ello le obligaría a abandonar el país además de dejarle
secuelas para toda la vida (cf http://www.biografiasy
vidas.com/biografia/a/antonio_de_padua.htm).

466
[*466] El paso al cristianismo no fue en este caso el resultado de la demostración de la
fuerza superior del Dios de los cristianos, pues fueron precisamente los cristianos romanos
los que sucumbieron a estos germanos. El que estas tribus llegaran a tomar contacto
efectivo con el cristianismo durante largos años, aun antes de su conversión, se debió más
bien al hecho de que el territorio que ellas invadieron ya estaba impregnado de
114
c'. El testimonio de vida de grandes padres de familia muestra hasta dónde puede llegar en ellos
el cristianismo alrededor suyo, con el ejemplo de sus vidas.
Nos encontramos con la pregunta de los discípulos de Gandhi )por qué los cristianos poseyendo
una doctrina de vida tan perfecta no habían logrado cambiar con la fuerza de sus enseñanzas tan
lindas y tan bellas, por qué no habían logrado transformar al mundo?. Gandhi replicó con un
gesto profético; tomó una piedra grande del río que hizo partir, quedó al descubierto que la
piedra estaba totalmente seca en el centro; la humedad estaba solo en la superficie de la piedra.
El cristianismo no había entrado plenamente en los corazones de muchos cristianos sino
solamente en la epidermis. Por eso es que un padre de familia tiene que dar ejemplo a sus hijos,
a su esposo(a) para poder fermentar toda la masa de la vida familiar. [*467]467
d'. Fermentos malos, huir de los escándalos.
Es un hecho corroborado por la experiencia universal, si en un cajón hay una manzana podrida,
poco a poco todas las manzanas se van pudriendo. Asimismo, un poco de escándalo, un poco de
mal comportamiento tolerado, afecta a todo el organismo; produce la corrupción de toda la
comunidad. Por eso es que hay que separar los escandalosos, dejarlos fuera para que no nos
corrompan. San Pablo recomendó que con los adúlteros no nos sentáramos juntos a la mesa.
[*468]468

5'. La línea del apostolado de la Palabra.


a'. Dar la cara y hablar de la Madre a la gente.
Jesús dijo: el que me niegue ante los hombres yo lo negaré ante mi Padre que está en los cielos.
También dijo: el que me confiese delante de los hombres, yo lo confesaré delante mi Padre que
está en los cielos. Por eso el que se declara a favor de María, la nueva Eva, la esposa de Jesús, el
Padre lo aceptará como una confesión de Jesús a favor del que habla de María, su madre, porque
el que habla a favor de Ella está hablando a favor de Cristo Jesús. [*469]469
cristianismo; el aire que respiraron, podríamos decir, fue aire cristiano. Lortz sostiene que
los monjes y monjas tuvieron un papel importante en este proceso: "no por eso hay que
menospreciar el comprensible interés natural de los monjes y de las monjas anglosajones
en que prosperasen sus fundaciones en el continente después de haberlas logrado"
(cfhttp://www.conoze.com/ doc.php?doc=4937).

467
[*467] A fines de julio de 1941 se fugó un preso del campo de concentración de
Auschwitz, y -según una norma intimidatoria de los nazis- por cada hombre fugado
deberían morir diez. La primera elección recayó sobre el sargento polaco Franciszek
Gajowniczek (de 41 años), quien en medio del silencio empezó a llorar: *Dios mío, tengo
esposa e hijos. )Quién los va a cuidar?+. Entonces Maximiliano Kolbe se ofreció para
sustituir a ese hombre, diciendo: *Yo me ofrezco para sustituir a este hombre, soy
sacerdote católico y polaco, y no estoy casado+. El oficial lo aceptó y el padre Kolbe fue
puesto en ayuno hasta morir. Pero como -tras padecer tres semanas de hambre extrema-
sobrevivió a los demás nueve presos represaliados (junto con tres más), el 14 de agosto
de 1941 fue asesinado por una inyección de fenol. Tenía 47 años de edad (cf
http://postulantesconventuales.blogspot.
com/2009/08/14-de-agosto-san-maximiliano-kolbe-el.html).

468
[*468] 1Co 5,11-13 (No!, os escribí que no os relacionarais con quien, llamándose
hermano, es impuro, avaro, idólatra, ultrajador, borracho o ladrón. Con ésos (ni comer!
Pues )por que voy a juzgar yo a los de fuera? )No es a los de dentro a quienes vosotros
juzgáis? A los de fuera Dios los juzgará. (Arrojad de entre vosotros al malvado!

469
[*469] Proviene de Jesucristo, siguiendo al cual confiada y fielmente, en este destierro
mortal gozaremos con sempiterna beatitud, a una con Él, en la eterna. Esto nos enseña, a
esto nos exhorta la bienaventurada Virgen María, dulcísima Madre nuestra, que
ciertamente nos ama con genuina caridad más que todas las madres de la tierra (cf
115
b'. Escribir cartas y diversas formas de expresión virtual, también el chat
y otros elementos del campo computacional para hablar de la Madre Santísima.
Es muy interesante el hecho de que una madre, la esposa de Richard Wurmbrand, pastor
evangélico luterano, que estuvo en una cárcel del gobierno comunista de Rumania, se encuentra
con su hijo en una oportunidad en que le dan permiso a éste para verla y la única cosa que le
dice a su hijo, delante de los guardias comunistas ateos: "hijo, cree en Jesucristo" y ahí mismo le
dan de puntapiés, y se llevan a la mujer arrastrándola por el suelo, porque se había atrevido a
hablar a favor de Cristo en ese momento. Es que hablar de la fe es un testimonio tan importante.
[*470]470.
c'. Dirección espiritual.
Es un elemento capital para el futuro de la obra del Oratorio y de toda la Iglesia. Es un punto
irrenunciable, porque en la dirección espiritual se trabaja personal y profundamente. Es como
trabaja el Espíritu Santo: profundamente. Se introduce en lo hondo de los corazones de los
fieles, motivándolos, animándoles; ayuda a solucionar problemas específicos que ellos tienen.
Entonces recibir dirección espiritual es de vital importancia para cada uno de nosotros, que nos
comprendan, que nos aconsejen, que nos ayuden a discernir lo que está pasando. No podemos
estar tan solos, porque podemos decaer, perder el ánimo, desvencijarnos y perder la estructura
que teníamos de ascetismo espiritual. En cambio, si nosotros nos mantenemos en la línea, vamos
por buen camino. [*471]471
d'. Asesoría de grupos agrupaciones y ramas.
Esto también reviste particular significación estar motivando; es verdad que uno nunca está

Encíclica Fulgens Corona de Pío Xii, del 8 de septiembre de 1953, por la que se Decreta la
Celebración del Año Mariano en todo el Mundo con motivo del I Centenario de la Definición
del Dogma de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María).

470
[*470] Richard Wurmbrand en su libro "Torturado por Cristo" nos enseña su
experiencia con el marxismo y las torturas. A menudo pregunté a nuestros torturadores:
")No tienen Uds. piedad en sus corazones? Por lo general respondían con citas de Lenin:
"No puedes hacer tortillas sin quebrar los huevos. No puedes cortar la madera sin que
vuelen las astillas" Yo insistía: "Conozco esa cita de Lenin; pero hay una diferencia. La
madera no siente nada cuando se le corta, pero Uds. están tratando con seres humanos".
Pero todo era en vano; son materialistas. Para ellos no existe mas que la materia; el
hombre no es más que madera; o como las cáscaras de huevos. Esta creencia los hace
descender a las más increíbles profundidades de la crueldad. La crueldad del ateísmo es
difícil de creer. Cuando un hombre no tiene fe en que lo bueno será recompensado y que
lo malo será castigado, no tiene motivo para comportarse como un ser humano. No hay
algo que lo detenga de caer en las profundidades del mal que cada hombre lleva en si. Los
torturadores comunistas podían decir: "No hay Dios. No hay Más Allá, ni hay castigo para
el mal. Podemos hacer lo que nos dé la gana". Uno de ellos llegó a declarar: "Doy gracias
a Dios en quien no creo, que haya vivido hasta esta hora en que puedo expresar todo el
mal que hay en mi corazón." Expresaba ese mal en la increíble brutalidad y tortura que
infligía a los prisioneros. Siento pena si un cocodrilo se come a un hombre, pero no se lo
puedo reprochar. Es un cocodrilo, no un ser humano. Por ello no se puede reprochar a los
comunistas. El comunismo ha destruido todo sentimiento de moral en esas mentes. Se
vanaglorian de no tener piedad en sus corazones (cf http://juicios.wordpress.
com/2010/06/02/torturado-por-cristo-richard-wurmbrand/).

471
[*471] La dirección espiritual pertenece al género próximo de las ciencias prácticas de
orientación, que orientan, que guían. La dirección espiritual guía, es una orientación
personalizada por el camino de santidad en que un director espiritual ayuda al dirigido
espiritual a encaminarse por la ruta de la santidad. De ahí sale su gran importancia: se
trata de orientar hacia el cielo, hacia el Reino de los cielos. Todo lo demás es transitorio
(cf PjsMV, Direcc. Espirit. n1 6).
116
totalmente capacitado para asesorar, hay otros que tienen otras cualidades, tienen nuevas formas
para dirigir, sin embargo, es verdad que en el país de los ciegos el tuerto es rey, y en ese sentido,
el tener un poquito más de preparación da la posibilidad de asesorar a grupos de personas.

6'. La línea del apostolado de la palabra escrita.


a'. Escribir y preparar temas

Así como constantemente hay gente que está escribiendo cosas escandalosas, que está dando
malos consejos, que está enseñando mal, que está confundiendo a la gente, es necesario que
haya gente que permanentemente escriba, que haya escritos marianos que levantan el ánimo,
ayudando a la gente. Se trata de una verdadera apologética, que defiende la verdad católica,
frente a las mentiras, calumnias contra nuestra verdad. [*472]472
b'. Mantener página web y similares.
Ya que estas páginas están al alcance de tanta gente, de diverso público que de repente se meten
en estos temas y descubren vínculos que no tenían. Por eso ánimo, tú puedes, con María
Santísima, tú puedes escribir, con María puedes dar un consejo. Por eso siempre es mejor que
un consejo humano con las ideas más brillantes de un ateo, hereje, agnóstico que está
enseñándole mal al pueblo, aparecen estas clarísimas declaraciones salvavidas de la fe. [*473]473
c'. Cooperar en blogs de opiniones cristianas y marianas.
Quien ayuda a mantener y colaborar con esas páginas web hace bien. Servir y más servir, esto
necesita de nuestra ayuda, de nuestro servicio sin esperar brillar tanto como puede ser el brillo
del dueño de la página, del blog.

7'. Mass media


a'. Composición de cantos y música cristiana.
Porque las canciones crean un ambiente, entonces son muy importantes, llegan al alma de las
personas y hay que estar cultivándolas para que los cristianos nos acerquemos con mayor fe a la
verdad católica.

472
[*472] No se puede negar que estamos en una época de agnosticismo, ateísmo y
secularismo. Hay una gran proliferación de literatura agena a nuestra fe y que va
destilando poco a poco su duda, su falta de ciencia, también en el plano humano. En la
antigüedad la Iglesia tuvo que defenderse también con escritos, por la gran proliferación
de escritores herejes y heterodoxos. Ya desde San Justino (164/165) y San Ireneo (202)
hay una gran preocupación apologética para defender intelectualmente nuestra fe. Hoy
también hay una gran necesidad que surjan escritores sagrados que nos esclarezcan de
continuo la verdad católica.

473
[*473] Cuando los rusos invadieron Rumania e impusieron el comunismo, hicieron una
gran convención de ortodoxos, católicos y evangélicos. Asistieron unos cuatro mil
sacerdotes y pastores que eligieron nada menos que a (José Stalin como Presidente
Honorario de dicho Congreso! Al mismo tiempo el era el Presidente del Movimiento
Mundial Ateo, y un asesino en mesa de los cristianos. Uno tras otro, obispos y pastores se
levantaron en aquel recinto para declarar que el comunismo y el cristianismo
fundamentalmente son lo mismo y que por lo tanto podían coexistir. Un ministro tras otro
ensalzo al comunismo y aseguro al nuevo gobierno que podría contar con la lealtad de la
Iglesia. Mi esposa y yo estábamos presentes en el Congreso. Ella, que estaba sentada
cerca de mi, me dijo: "(Richard, levántate y limpia la cara de Cristo de tanta vergüenza!
Están escupiendo en su cara". Le dije: "Si lo hago, pierdes a tu esposo". Ella respondió: "No
deseo tener a un cobarde por esposo". Limpiar el rostro de Cristo que está siendo
desfigurado por las ideologías, el agnosticismo, la masificación y el secularismo con sus
doctrinas inmorales. No podemos callar. (Ay de los discípulos misioneros que no dan la
cara! La Eucaristía es nuestra gran reserva.
117
b'. Escribir libretos de obras de teatro católico o sketch católicos.
Dentro de muchos de nosotros se esconde un libretista que puede hacer libretos muy sencillos al
principio, pero más complejos al final, que ayuden al pueblo a rescatar muchos valores.
[*474]474
c'. Mantener librerías, radios católicas y canales de televisión.
Porque ellos nos ayudan a mantener la atención del pueblo de Dios hacia las cosas cristianas, tal
como las radios católicas: radio María ayuda tanto a tanta gente. [*475]475

Conclusiones:

a) Jesús eucarístico, nuestra garantía.


)Qué es garantía? En el mercado, garantía es un documento que respalda el control público por
leyes estatales que aseguran el buen funcionamiento de ese bien que se ha comprado.
La Eucaristía nos garantiza y asegura la vida eterna. Es como una garantía que le firman al
cliente para que la empresa que ha vendido la mercadería, le asegure por espacio de un año, seis
meses o dos años para respaldar su buen funcionamiento. Si falla, si se daña durante el período
de la garantía, quedan sujetos a que ellos tienen que pagar, reponer la totalidad o parcialmente el
importe de lo que se perdió.
Se nos da la prenda de la futura gloria, la seguridad completa de que vamos a seguir al Señor
por medio de la Eucaristía, por eso la Iglesia canta: Panis bonus angelorum, pan bueno, pan de
los ángeles. La Eucaristía es el pan de los ángeles, es el pan eucarístico que nos garantiza
nuestro caminar hacia el reino de Dios. [*476]476.

b) La Reina Eucarística nos lleva a Jesús.

474
[*474] En un programa de cómo hacer guiones, se dice, por ejemplo: En el guión está
la historia entera, la apoyen: ráfagas musicales, ecos, fondos, silencios, grabaciones. El
guión es el suelo en el que nos movemos, los acontecimientos que ocurren sobre él, la
identidad prestada a los que se mueven y la máquina misma que tira de los hilos por los
que se transmite el movimiento. Y así muchas ideas que iremos transmitiendo, como una
fórmula sistemática para evangelizar por medio de parlamentos bien hilvanados que
realmente sean interesantes.

475
[*475] Radio María es el milagro del voluntariado por lo que usted puedes ayudarnos
en: recepción, oración, trasmisiones externas, voluntario "hormiguita" de ... (cf
www.radiomaria.cl
/index.php?option=com)

476
[*476] El primer mandamiento (oír misa entera los domingos y fiestas de precepto)
exige a los fieles participar en la celebración eucarística, en la que se reúne la comunidad
cristiana, el día en que conmemora la Resurrección del Señor, y en aquellas principales
fiestas litúrgicas que conmemoran los misterios del Señor, la Virgen María y los santos El
segundo mandamiento (confesar los pecados mortales al menos una vez al año, y en
peligro de muerte, y si se ha de comulgar) asegura la preparación para la Eucaristía
mediante la recepción del sacramento de la Reconciliación, que continúa la obra de
conversión y de perdón del Bautismo El tercer mandamiento (comulgar por Pascua de
Resurrección) garantiza un mínimo en la recepción del Cuerpo y la Sangre del Señor en
relación con el tiempo de Pascua, origen y centro de la liturgia cristiana (cf Cat. Cath. n1
2042).
118
La Madre es Reina porque Cristo Rey comparte su reinado con Ella; Dios le dio sentarse a la
derecha del Hijo para participar con Él, como Reina, en este reinado de amor. Está unida a Él
con la mayor unión que puede tener una criatura; no existe una unión más grande de una
criatura con su creador como ésta que tiene María Santísima Reina, con Jesús. En las Bodas de
Caná se manifiesta el ejercicio de su reinado; las bodas de Caná son figura de la mesa
eucarística. Así entonces también María es Reina, y en las bodas de Caná ejerce su poder de
reina en la fiesta de esos novios que iban a pasar vergüenza; consigue que Jesús opere el milagro
del agua transformada en vino. Anticipa el milagro de la Eucaristía, el vino transformado en la
Sangre de Cristo, sangre derramada por amor, sacrificio que salva a quien en su sangre está
marcando los dinteles de sus puertas, así como el antiguo sacrificio del éxodo.
La Reina por la Eucaristía, nos lleva a Jesús eucarístico, nos conecta con Él, nos mueve a hacer
todo lo que Él nos diga, nos dice: únanse a mi Hijo en la Eucaristía, hagan todo cuanto Él les
diga. [*477]477

c) De la mano de María vamos a Cristo eucarístico caminando, corriendo,


volando, como niños pequeños aferrados de la mano de la reina eucarística, nos vamos
moviendo, nos agarramos de Ella, ejemplo típico de la piedad mariana. Al principio gateamos,
tal como un niño, nos arrastramos, nos levantamos, caemos, nos volvemos a levantar, caemos,
caminamos casi a saltitos, después ya vamos a todo trote y llevando un dinamismo odológico
que nos lleva por María a Jesús. Caminar y trotar a su lado, ya de repente vamos a ir corriendo,
hasta experimentar con San Pablo: "ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mi", se produce una
plena cercanía, una plena simbiosis de vida, la vida de Jesús en mí y la mía en Él.
El cielo es vivir auténticamente el milagro eucarístico. Vivir auténticamente el milagro
eucarístico, la plena adquisición de la eucaristía esta en el Reino de los cielos, día y noche por
miles y miles de años el milagro eucarístico en cada uno de nosotros. Acá en la tierra, en
cambio, es más simple, en una modalidad imperfecta. [*478]478.

c) El discipulado misionero mariano se potencia como fuente y clímax

en la Eucaristía. Fuente porque nada de la gracia se engendra sin Cristo Jesús; no hay gracia que
se engendre sin Cristo Jesús. El Espíritu Santo nos hace madurar, todo lo que Él ama es de
Cristo Jesús que lo ha recibido del Padre. La modalidad fontal de la gracia se encuentra en su
proximidad eucarística, "sin mí nada pueden hacer" nos dice en el evangelio de San Juan
capítulo 15. "Permanezcan, por lo tanto, en mi" porque el discipulado misionero mariano se va a
potenciar siemre en su clímax que es la Eucaristía, también en su fuente que es la Eucaristía. Es
el clímax más alto al que podamos aspirar, nunca se podrá aspirar y encontrar algo que supere la
eucaristía. Por eso la Iglesia, el Oratorio, encuentra su más íntima realidad en la Eucaristía.
Deberíamos llorar el día en que no podamos hacer una buena y santa comunión; tan grande es la
477
[*477] Quiera Dios que en este "Año de la Eucaristía" la familia cristiana vuelva a
encontrar la luz y la fuerza para caminar unida y crecer como "Iglesia doméstica", sobre
todo mediante la participación asidua en la celebración eucarística dominical (cf. Lumen
gentium, 11). María, Reina de la familia, ruega por nosotros. (cf Ángelus de Juan Pablo II,
del 26 de diciembre de 2004)

478
[*478] En la anámnesis que sigue, la Iglesia hace memoria de la pasión, de la
resurrección y del retorno glorioso de Cristo Jesús; presenta al Padre la ofrenda de su Hijo
que nos reconcilia con El; ö en las intercesiones, la Iglesia expresa que la Eucaristía se
celebra en comunión con toda la Iglesia del cielo y de la tierra, de los vivos y de los
difuntos, y en comunión con los pastores de la Iglesia, el Papa, el obispo de la diócesis, su
presbiterio y sus diáconos y todos los obispos del mundo entero con sus Iglesias (cf Cat.
Cath. n1 1354).
119
Eucaristía, tan hermoso es este clímax, el punto culminante, lo mejor que nos puede suceder, lo
máximo a que podemos aspirar. Con María Santísima tomados de la mano, la Reina Eucarística,
aferrarnos a la Santa Eucaristía.
Pasamos lista a las pequeñas historias eucarísticas de la Iglesia, y recordamos a la pequeña Li,
una niña china que nos deslumbra por su piedad eucarística. Cuando los chinos tomaron
prisionero a su cura párroco y lo metieron en una pieza de la parroquia, encerrado con llave. Al
mismo tiempo vio con espanto cómo los guardias chinos arrojaron la Eucaristía por el suelo. La
niña Li fue noche a noche comulgando cada una de esas partículas que habían sido
sacrílegamente tiradas por el suelo con la obra diabólica de los chinos comunistas, comandados
por Mao Tse Tung, después de 1949. Monseñor Fulton Scheen, un gran orador norteamericano,
cuando supo de esa devoción tan grande que había tenido esa niña, que apenas había tenido una
educación cristiana, pero que inspirada por el Espíritu Santo, sabía ella lo grande que es la
Eucaristía, que desafió a los guerrilleros comunistas arriesgándose a la posibilidad de que la
mataran si la sorprendían. La mataron efectivamente porque la descubrieron cuando había
consumido la última partícula arrojada por la furia atea de los comunistas chinos [*479479
O el ejemplo de un pequeño san Tarsicio que llevaba la Eucaristía a los presos cristianos en la
época de las grandes persecuciones en Roma. Cómo llevaba a Jesús en su pecho y no aflojó, no
aflojó cuando le instaban unos muchachos paganos que soltase la cajita donde estaba el
Santísimo Sacramento.
Nosotros queremos vivir hasta el heroísmo nuestra entrega Eucarística. [*480]480

479
Ver nota [*31]

480
[*480] San Tarcisio era un acólito (monaguillo) o ayudante de los sacerdotes en Roma
en el siglo III siendo Emperador Valeriano quien tenía fama de duro y sanguinario.
Valeriano se había convencido de que los cristianos eran los enemigos del Imperio y había
que acabar con ellos. Los cristianos para poder celebrar sus cultos se veían obligados a
esconderse en las catacumbas o cementerios romanos. Era frecuente la trágica escena de
que mientras estaban celebrando los cultos llegaban los soldados los cogían de improviso
y allí mismo sin más juicios los decapitaban o les infligían otros martirios. Todos
confesaban la fe en nuestro Señor Jesucristo. El pequeño Tarcisio había presenciado la
ejecución del mismo Papa mientras celebraba la Eucaristía en una de estas catacumbas.
La imagen macabra quedó grabada fuertemente en su alma de niño y decidió a seguir la
suerte de los mayores cuando le tocase la hora que ojalá -decía él- fuera ahora mismo. Un
día estaban celebrando la Eucaristía en las Catacumbas de San Calixto. El Papa Sixto
recuerda que algunos hermanos se encontraban encarcelados por profesar ser cristianos
los cuales no tenían sacerdote y que por lo mismo no podrían fortalecer su espíritu para la
lucha que les esperaba sino recibían el Cuerpo del Señor. Pero )quién será esa alma
generosa que se ofrezca para llevarles el Cuerpo del Señor? Son montones las manos que
se alargan de ancianos venerables y jóvenes fornidos. Todos están dispuestos a morir por
Jesucristo y por sus hermanos. Uno de los que se ofrecía era Tarcisio acólito. Ante tanta
inocencia y ternura exclama lleno de emoción el anciano Papa Sixto: - )Tú también hijo
mío? - )Y por qué no Padre? Nadie sospechará de mis pocos años. Ante tan intrépida fe el
Papa no duda. Toma con mano temblorosa las Sagradas Formas y en un relicario las
coloca con gran devoción a la vez que las entrega al pequeño Tarcisio de apenas once
años con esta recomendación: - Cuídalas bien hijo mío. - Descuide Padre que antes
pasarán por mi cadáver que nadie ose tocarlas. Sale fervoroso y presto de las Catacumbas
y poco después se encuentra con unos niños de su edad que estaban jugando. - Hola
Tarcisio juega con nosotros: necesitamos un compañero - No no puedo. Otra vez será
mientras apretaba las manos con fervor sobre su pecho y proteger aquella carga preciosa.
Y uno de aquellos mozalbetes exclama: -A ver a ver qué llevas ahí escondido. Y otro: Debe
ser eso que los cristianos llaman Los Misterios e intentan verlo. Lo derriban a tierra le dan
golpes derrama sangre. Todo inútil. Ellos no salen con la suya. Tarcisio por nada del
mundo permite que le roben aquellos Misterios a los que él ama más que a sí mismo... Al
120
Terminado el 19 de septiembre de 2010, recordando con mucho afecto a nuestra Reina Eucarística, la Estrella del
Bicentenario, que nos lleva de la mano a Jesús eucaristía, en quien está la fuente y el climax de nuestra salvación.

momento pasaba por allí Cuadrado un fornido soldado que estaba en el período de
catecumenado y conoce a Tarcisio. Huyen corriendo los niños mientras Tarcisio llevado en
brazos por Cuadrado llega hasta las Catacumbas de San Calixto en la Vía Appia. Al llegar
ya era cadáver pero aún sostenía fuertemente las Sagradas Formas contra su pecho las
que sólo soltó ante la presencia del Papa Sixto para que las reservara en el Tabernáculo. El
libro oficial de las Vidas de Santos de la Iglesia llamado Martirologio Romano cuenta así la
vida de este santo: En Roma en la Vía Apia fue martirizado Tarcisio acólito. Los paganos lo
encontraron cuando transportaba el Sacramento del Cuerpo de Cristo y le preguntaron
qué llevaba. Tarcisio quería cumplir aquello que dijo Jesús: No arrojen las perlas a los
cerdos y se negó a responder. Los paganos lo apalearon y apedrearon hasta que exhaló el
último suspiro pero no pudieron quitarle el Sacramento de Cristo. Los cristianos recogieron
el cuerpo de Tarcisio y le dieron honrosa sepultura en el Cementerio de Calixto.
121