Anda di halaman 1dari 7

artículo

Trabajo científico
científico

ECOGRAFíA DEL PÁNCREAS EN LA


ESPECIE FELINA

Díez-Bru, Natalia1,2, García-Real, Isabel1, Fominaya, Hernán1,3, Plaza Pedro2


(1) Hospital Clínico Veterinario de la Facultad de Veterinaria (UCM), Ciudad Universitaria, 28040 Madrid
(2) Hospital Veterinario Delicias, Calle Delicias 35, 28045 Madrid
(3) Hospital Veterinario Los Madrazo, Calle Los Madrazo 8, 28014 Madrid

Introducción

La ecografía juega un papel muy importante en el protocolo diagnóstico de las patologías pancreáticas en
pequeños animales. Aunque estas patologías son más frecuentes en la especie canina, cada vez es mayor el
interés que generan en la especie felina, ya que las nuevas pruebas diagnósticas están permitiendo descu-
brir que las patologías pancreáticas son más comunes de lo que se había pensado hasta hace unos años. Las
patologías detectadas con mayor frecuencia mediante ecografía son las pancreatitis y las neoplasias pancre-
áticas, aunque también pueden observarse otro tipo de lesiones, tales como abscesos, quistes, y nódulos de
hiperplasia, entre otros. Muchos de estos procesos no son diferenciables ecográficamente, por lo que suele
ser necesario un estudio cito o histológico para llegar a un diagnóstico definitivo. 1,2

Imagen normal del páncreas


4
El páncreas es difícil de valorar ecográficamente en pequeños animales debido a su forma irregular, a su eco-
genicidad similar a la de la grasa mesentérica adyacente, y a su proximidad a estómago y duodeno, que suelen
ECOGRAFíA
REHABILITACIÓN
DEL PáNCREAS
DEL PACIENTE
EN LA ESPECIE
GERIÁTRICO:
FELINA
OSTEOARTROSIS
-Díez-Bru N., García
- D-RelealPueyo
I., Fominaya
, G. y GH. y Plaza, P.S
uillorme

dificultar o impedir su visualización por su Figura 1.


contenido en gas. Para identificar la glándula Representación
es conveniente que el paciente esté en ayunas, esquemática de
la localización del
utilizar un transductor de la mayor frecuencia
páncreas en el gato.
posible, y seguir una metodología sistemática
utilizando los conocimientos de la anatomía
de la zona (Fig 1). Generalmente se utiliza
un acceso ventral con el animal en decúbito
supino. El lóbulo derecho se localiza dorsome-
dial a duodeno, el cuerpo pancreático caudal
al antro pilórico y ventral a la vena porta, y el
lóbulo izquierdo entre el estómago y el colon
transverso. 2

En los últimos años se han realizado nu-


merosos estudios sobre la imagen ecográfica
del páncreas en gatos.3-7 En esta especie
generalmente se comienza la valoración del
páncreas con la identificación del lóbu-
lo izquierdo, mientras que en el perro se
comienza por el lóbulo derecho. Se coloca el
transductor caudal al estómago en un corte
transversal, y se explora el área entre éste y
el colon transverso. En muchos animales se
puede ver el páncreas como una estructura
alargada, iso o hipoecogénica con respecto
al mesenterio adyacente. 3,4 El grosor me-
dio del páncreas varía ligeramente de un
estudio a otro, pero se puede considerar
normal un rango de 3-6 mm para el lóbulo
derecho, y de 3-9 mm para el lóbulo izquier-
do y el cuerpo pancreático. El lóbulo derecho
es más fino que el izquierdo y, por tanto, y
al contrario que en el perro, más difícil de
detectar. 4 El conducto pancreático se ve
como una estructura tubular anecogénica
en el centro del lóbulo izquierdo y ayuda a
identificar este lóbulo y el cuerpo pancreáti- Figura 2. Imagen normal del lóbulo izquierdo pancreático en un gato de
co (Fig 2), mientras que en el perro no es el 16 años (flechas) y del conducto pancreático (cabezas de flecha).
conducto pancreático sino la vena pancreati-
coduodenal, con su recorrido característico
sinuoso y paralelo al duodeno, la que ayuda
a definir el tejido pancreático.2

El conducto pancreático mide 1.3 mm de media, con un rango de 0.5-2.5 mm, siendo más fino en gatos
jóvenes, y de mayor diámetro en gatos viejos, aunque también en algunos adultos jóvenes (Fig 3). En un
estudio anterior se había considerado que un diámetro superior a 1.3 mm podría indicar la existencia de una
pancreatitis crónica7, pero se han observado diámetros de hasta 2.5 mm en gatos normales. 4,5 Además no
se ha encontrado una relación significativa entre el diámetro del conducto pancreático y las patologías pan- 5
creáticas.4,5 La papila duodenal a veces puede verse en la pared del duodeno. Aparece como un pequeño
nódulo hipoecogénico de hasta 5 mm de diámetro.3
artículo
Trabajo científico
científico

En cuanto a la ecogenicidad y, al
contrario que en medicina humana,
no se ha observado hiperecogenici-
dad pancreática en gatos mayores.
El páncreas es isoecogénico con
respecto al hígado e hipoeco-
génico con respecto a los mesos
adyacentes. Podría ser que una
hipoecogenicidad pancreática con
respecto al hígado sea indicativa de
inflamación pancreática.4,5

Imágenes patológicas

Para poder interpretar correctamente


Figura 3. Imagen normal del lóbulo izquierdo pancreático en un gato de 6 años
(entre cruces) y del conducto pancreático (flechas). las imágenes es importante tener
en cuenta que existen diferentes pa-
tologías que presentan una imagen
ecográfica similar, que hay imágenes que pueden considerarse hallazgos casuales relacionados con la edad y que
algunas patologías pancreáticas pueden no ser detectadas mediante ecografía. Por todo ello, y como ocurre con
cualquier otro órgano o sistema, las imágenes ecográficas observadas a nivel del tejido pancreático tienen que ser
interpretadas junto con la clínica y los datos de laboratorio del animal. Para establecer un diagnóstico definitivo
será necesario realizar una citología o biopsia de la lesión.

Pancreatitis

Siempre se ha considerado que las pancreatitis son poco comunes en la especie felina, pero se trata de una
patología que se está diagnosticando cada vez con mayor frecuencia. 8,9,10 Los signos clínicos suelen ser
letargia (100%) y anorexia (97%), mientras que en el perro y en humanos, los signos más comunes son vómi-
tos y dolor abdominal. 9-12

El diagnóstico definitivo de pancreatitis aguda en pequeños animales es complejo por la ausencia de pruebas
rápidas y específicas. 13-16 Los signos clínicos pueden sugerir la patología, pero no son específicos. La ami-
lasa y la lipasa presentan escasa sensibilidad y especificidad a la hora de diagnosticar una pancreatitis. Estas
enzimas pueden aumentar en casos de enfermedad renal, glucocorticoides, patologías gastrointestinales,
peritonitis y deshidratación. Más fiables son las determina-
ciones de TLI y de PLI felinas. Se ha visto que en radiografías
simples en gatos es posible detectar el lóbulo izquierdo normal
del páncreas en individuos obesos17, por lo que es posible que
pudiera detectarse un proceso inflamatorio en estos animales.

La imagen ecográfica de la pancreatitis aguda en gatos es


similar a la de los perros (Fig 4). Se puede encontrar hipoeco-
genicidad del parénquima pancreático, aumento del tamaño
del páncreas, presencia de masas en el área pancreática, me-
sos hiperecogénicos, y presencia de líquido peripancreático.
6 Las pancreatitis más severas con frecuencia aparecen en for- Figura 4. Páncreas hipoecogénico rodeado por
ma de masas hipoecogénicas irregulares, y no son diferenciables mesos ligeramente hiperecogénicos en un gato
mediante ecografía de las neoplasias pancreáticas. La lesión con pancreatitis.
ECOGRAFíA
REHABILITACIÓN
DEL PáNCREAS
DEL PACIENTE
EN LA ESPECIE
GERIÁTRICO:
FELINA
OSTEOARTROSIS
-Díez-Bru N., García
- D-RelealPueyo
I., Fominaya
, G. y GH. y Plaza, P.S
uillorme

pancreática aparece rodeada de tejido mesotelial hiperecogénico que representa inflamación de los mesos,
pudiendo observarse distintos grados de reacción peritoneal. Otros posibles signos ecográficos que pueden
aparecer secundarios a una pancreatitis son imágenes de duodenitis con engrosamiento y/o fruncimiento
de la pared de duodeno, y signos de obstrucción biliar extrahepática. 2 ,10,12,13 Sin embargo, en la especie
felina los hallazgos suelen ser menos severos que en el perro, e incluso es frecuente no detectar cambios ec-
ográficos, habiéndose descrito una sensibilidad de entre 11 y 67% .14 En estudios comparativos realizados
parece que la determinación de TLI y PLI felinas son las pruebas más fiables para diagnosticar una pancrea-
titis en el gato.14,15,16

La inflamación prolongada que se produce en las pancreatitis crónicas produce cambios morfológicos ir-
reversibles, y es más frecuente en gatos, que en perros.1,9 Los cambios ecográficos asociados que pueden
encontrarse son aumento del grosor del páncreas e hipoecogenicidad con respecto a hígado y grasa peripan-
creática, hallazgos también observados en las pancreatitis agudas. El páncreas en gatos mayores es más fácil
de identificar por hipoecogenicidad, y es importante no confundir este hallazgo con una pancreatitis. Otros
hallazgos no constantes en la pancreatitis crónica son la presencia de focos hipoecogénicos, quistes, áreas de
mineralización, áreas cicatriciales con deformación o retracción del contorno, y dilatación irregular del con-
ducto pancreático.2,5,18 Sin embargo, es importante tener en cuenta que los nódulos hipoecogénicos pueden
corresponderse con nódulos de hip-
erplasia6 y la dilatación del conducto
pancreático a cambios debidos a la
edad del animal.5

Neoplasias pancreáticas

Los tumores pancreáticos exocrinos


son raros en pequeños animales,
siendo el adenocarcinoma el más
frecuente. 1,19 Los signos clínicos
y laboratoriales no son específicos,
aunque es relativamente común que
los motivos de consulta sean pérdi-
da de peso, vómitos y anorexia. Los
tests laboratoriales pueden mostrar Figura 5. Masa hipoecogénica de límites irregulares en lóbulo izquierdo pancreático
un incremento de las enzimas pan- que se correspondió con un adenocarcinoma de páncreas.
creáticas, pero en realidad es más
frecuente detectar elevaciones de la fosfatasa alcalina y de la ALT como consecuencia de obstrucción bil-
iar extrahepática o de metástasis hepáticas. 1,9,20 Ecográficamente, las neoplasias pancreáticas exocrinas
aparecen como nódulos o masas de tamaño y ecogenicidad variables (Fig 5), no diferenciables de pancre-
atitis, de nódulos de hiperplasia pancreáticos, y a veces incluso difíciles de diferenciar de linfadenopatías
regionales u otras masas de órganos cercanos al páncreas.6,18,20 Según la bibliografía consultada no exis-
ten, de momento, estudios sobre sensibilidad y especificidad en el diagnóstico ecográfico de las neoplasias
pancreáticas en gatos. En un estudio realizado, la presencia de una única masa pancreática de más de 2 cm
de diámetro fue un hallazgo que apareció únicamente en neoplasias en gatos, pero sólo se observó en 4 de
14 gatos. 6

El tumor endocrino más frecuente es el insulinoma, pero es una neoplasia poco frecuente en perros, y muy
rara en gatos. El test más fiable es la detección de hipoglucemia junto con altos niveles de insulina sérica. La
muestra de suero debe tomarse coincidiendo con una fase de hipoglucemia. Sólo un bajo porcentaje de los 7
insulinomas son detectados ecográficamente, debido a su pequeño tamaño, pero la ecografía es importante
para poder observar posibles signos de diseminación metastásica. 1, 2
artículo
Trabajo científico
científico

Otras patologías
pancreáticas

La hiperplasia nodular pancreáti-


ca es un hallazgo casual frecuente
en perro y gatos mayores. 21,22
La incidencia es muy grande, por
lo que siempre que se observe un
nódulo pancreático hay que incluir
los nódulos de hiperplasia dentro
de los diagnósticos diferenciales. En
los gatos, los nódulos de hiperplasia
pancreáticos aparecen como focos
de hasta 1 cm de diámetro en un
Figura 6. Páncreas (entre cruces) presenta varios nódulos hipoecogénicos páncreas generalmente aumentado
(asteriscos y flechas) que representan nódulos de hiperplasia. de tamaño. Estos hallazgos pueden
ser idénticos a los observados en las
neoplasias y en las pancreatitis, así que es necesario un estudio citológico o histológico para obtener un di-
agnóstico definitivo (Fig 6). 6

Los abscesos y los pseudoquistes pancreáticos pueden aparecer como complicaciones o secuelas de pan-
creatitis.23-25 Ecográficamente, ambos procesos se observan como lesiones con contenido líquido, unas
veces con forma redondeada, otras veces con márgenes mal definidos. Suelen estar rodeadas por mesos hip-
erecogénicos. Generalmente no es posible diferenciar mediante ecografía los pseudoquistes de los abscesos,
o de las zonas hemorrágicas o necróticas de pancreatitis o neoplasias pancreáticas. En la mayoría de las le-
siones es necesario realizar un aspirado y cultivo del líquido para determinar la naturaleza de la lesión.

Se ha descrito la imagen ecográfica de la litiasis pancreática en dos gatos y de una malformación anatómica
poco frecuente llamada pseudovejiga pancreática. 2, 26 Los cálculos pancreáticos se localizan en el conducto
pancreático, y pueden producir obstrucción del mismo. Parece existir relación entre la presencia de cálculos
y la pancreatitis crónica.

Toma de muestra ecoguiadas

Para obtener un diagnóstico definitivo de las lesiones pancreáticas muchas veces es necesario realizar un estu-
dio cito o histológico. 2,20. Para realizar aspiraciones con aguja fina se utilizan generalmente agujas espinales
de 20-22G de longitud variable según el tamaño del animal, y la profundidad de la lesión. Las biopsias se de-
ben realizar solamente en casos de visualizar masas grandes, ya que es importante evitar dañar el parénquima
pancreático normal por el riesgo de provocar una pancreatitis. La ecografía se utiliza también para guiar las as-
piraciones percutáneas de los pseudoquistes.

Otras técnicas de diagnóstico por imagen

La ecografía presenta limitaciones en cuanto a la sensibilidad y la especificidad en el diagnóstico de las pancrea-


titis y neoplasias pancreáticas.9 En medicina humana, la ecografía endoscópica aumenta la sensibilidad en la
8 detección de masas pancreáticas y en perros se han realizado estudios mediante ecografía endoscópica. 27,28
En los últimos años también se está investigando la utilidad de la ecografía de contraste por armónicos en el
páncreas en perros.29 En la bibliografía consultada no hemos encontrado estudios similares en gatos.
artículo científico

En medicina humana, la tomografía axial computarizada (TAC) es la técnica de elección a la hora de diagnosti-
car y dar un pronóstico en las enfermedades inflamatorias y neoplásicas del páncreas. En medicina veterinaria
se ha descrito la imagen normal del páncreas en el gato mediante TAC convencional y gammagrafía.30 Sin em-
bargo, en un estudio en el que se comparaba la eficacia del TAC frente a la serología y la ecografía abdominal
en el diagnóstico de pancreatitis en el gato, se encontró que el TAC presentaba menor sensibilidad y especifici-
dad que las otras pruebas. 16 Serán necesarios más estudios al respecto. También se ha descrito la imagen por
resonancia magnética del abdomen normal en gatos, por lo que esta técnica podría en un futuro aumentar la
sensibilidad y la especificidad en el diagnóstico de las patologías pancreáticas en la especie felina .31,32

Bibliografía
1. Ettinger SJ, Feldman EC (eds): Textbook of Veterinary Internal Medicine, ed 6. St. Louis, WB Saunders, 2005

2. Nyland T, Matton J: The pancreas. En: Nyland T, Mattoon J (eds): Small Animal Diagnostic Ultrasound, ed 2. Philadelphia, WB Saunders,
2002, pp 144–157

3. Etue SM, Penninck DG, Labato MA, et al: Ultrasonography of the normal feline pancreas and associated anatomic landmarks: a prospec-
tive study of 20 cats. Vet Radiol Ultrasound 42:330-336, 2001

4. Larson MM, Panciera DL, Ward DL, et al: Age-related changes in the ultrasound appearance of the normal feline pancreas. Vet Radiol
Ultrasound 46:238-242, 2005

5. Hecht S, Penninck DG, Mahony OM, et al: Relationship of pancreatic duct dilation to age and clinical findings in cats. Vet Radiol
Ultrasound 47:287-294, 2006

6. Hecht S, Penninck DG, Keating JH: Imaging findings in pancreatic neoplasia and nodular hyperplasia in 19 cats. Vet Radiol Ultrasound
48:45-50, 2007

7. Wall M, Biller DS, Schoning P, et al. Pancreatitis in a cat demonstrating pancreatic duct dilation ultrasonographically. J Am Anim Hosp
Assoc 2004;37:49-53.

8. Steiner JM, Williams DA. Feline pancreatitis. Compend Cont Educ 1997;19:590-601.

9. Steiner JM, Williams DA. Feline exocrine pancreatic disorders. Vet Clin North Am: Small Anim Pract 1999;29:551-574.

10. Ferreri JA, Hardam E, Kimmel SE, et al: Clinical differentiation of acute necrotizing from chronic nonsuppurative pancreatitis in cats:
63 cases (1996-2001). J Am Vet Med Assoc 223:469-474, 2003

11. Hill RC, Van Winkle TJ. Acute necrotizing pancreatitis and acute suppurative pancreatitis in the cat: A retrospective study of 40 cases
(1976–1989). J Vet Intern Med 1993;7:25–33

12. Akol KG, Washabau RJ, Saunders HM, et al: Acute pancreatitis in cats with hepatic lipidosis. J Vet Intern Med 7:205-209, 1993

13. Saunders HM, VanWinkle TJ, Drobatz K, et al: Ultrasonographic findings in cats with clinical, gross pathologic, and histologic evidence
of acute pancreatic necrosis: 20 cases (1994-2001). J Am Vet Med Assoc 221:1724-1730, 2002).

14. Gerhardt A, Steiner JM, Williams DA, et al: Comparison of the sensitivity of different diagnostic tests for pancreatitis in cats. J Vet
Intern Med 15:329-333, 2001

15. Swift NC, Marks SL, MacLachlan NJ, et al: Evaluation of serum feline trypsin-like immunoreactivity for the diagnosis of pancreatitis in
cats. J Am Vet Med Assoc 217:37-42, 2000

16. Forman MA, Marks SL, De Cock HE, et al: Evaluation of serum feline pancreatic lipase immunoreactivity and helical computed tomo-
graphy versus conventional testing for the diagnosis of feline pancreatitis. J Vet Intern Med 18:807-815, 2004

17. Blevins WE, The normal left limb of the pancreas is visible on survey radiographs of fat cats. Abstract, ACVR, Chicago dec 3-7, 2002
10
18. Besso JG, Penninck DG, Leveillée R, Wrigley RH. Ultrasonographic features of feline chronic pancreatitis. A retrospective study of 15
cats. Abstract EAVDI, Murcia, Spain, 24-27 July 2003
ECOGRAFíA DEL PáNCREAS EN LA ESPECIE FELINA -Díez-Bru N., García-Real I., Fominaya H. y Plaza P.
Microsercon SL
19. Seaman RL: Exocrine pancreatic neoplasia in the cat: a case
series. J Am Anim Hosp Assoc 40:238-245, 2004 27.
35 Años de
20. Bennett PF, Hahn KA, Toal RL, et al: Ultrasonographic and experiencia
cytopathological diagnosis of exocrine pancreatic carcinoma
in the dog and cat. J Am Anim Hosp Assoc 37:466-473, en Servicio
2001 Técnico
21. Jubb K: The pancreas, in Jubb K, Kennedy P, Palmer N (eds):
Pathology of Domestic Animals, vol 2 (ed 4). San Diego, CA,
Somos
Academic Press, 1993, pp 407-424. Distribuidores de
las principales
22. Newman SJ, Steiner JM, Woosley K, et al: Correlation of age marcas de
and incidence of pancreatic exocrine nodular hyperplasia in
the dog. Vet Pathol 42:510-513, 2005
Productos de
Laboratorio
23. Coleman M, Robson Mark. Pancreatic masses following pan-
creatitis: pancreatic pseudocysts, necrosis, and abscesses.
Comp Cont Educat 2005:147-154.
Reparación
y Revisión de
24.Van Enkevort BA, O’Brien RT, Young KM: Pancreatic
pseudocysts in 4 dogs and 2 cats: ultrasonographic and cli-
toda clase de
nicopathologic findings. J Vet Intern Med 13:309-313, 1999; Microscopios
20. y Micrótomos
25. Hines BL, Salisbury SK, Jakovljevic S, et al: Pancreatic
pseudocyst associated with chronic–active necrotizing pan- Disponemos de
creatitis in a cat. J Am Anim Hosp Assoc 32:147–152, todo tipo de
1996 Lámparas de
26. Bailiff NL, Norris CR, Seguin B, et al: Pancreatolithiasis and
microscopia
pancreatic pseudobladder associated with pancreatitis in a cat. a precios sin
J Am Anim Hosp Assoc 40:69-74, 2004 competencia
27. Endoscopic ultrasonography of the pancreas in the dog. Morita • Microscopios
Y, Takiguchi M, Yasuda J, Toshiko J, Syakalima M, Eom KD, Biológicos
Hashimoto A. Veterinary Radiology & Ultrasound 1998 39:6
552 • Microscopios
Invertidos
28. Gaschen L, Kircher P, Lang J, Endoscopic ultrasound ins-
• Microscopios
trumentations, applications in humans,and potential
stereoscópicos
veterinary applications. Veterinary Radiol Ultrasound
2003;44:665-680. • Lámparas

29. Gaschen L, Schur D, Kearney M. Contrast harmonic ultrasound


• Fuentes de luz
imaging of the normal pancreas and pancreatitis in dogs.
fría
Abstract. ACVR Meeting, Chicago, November 27-December • Balanzas
1, 2007
• Micropipetas
30. Head LL, Daniel GB, Tobias K, Morandi F, Denovo R, Donnell • Cámaras
R. Evaluation of the feline pancreas using computed tomo- digitales infinity
graphy and radiolabeled leukocytes. Vet Radiol Ultrasound
2003;44:420-428 • Refractómetros
• armarios de
31. Newell S, Graham JP, Roberts GD, Ginn PE, Chewning CL, seguridad...
Harrison JM, Andrzejewski C. Quantitative magnetic reso-
nance imaging of the normal feline cranial abdomen. Vet
Radiol Ultrasound 2000; 41:1 27.
11
32. Garcia Real, I. Estudio por resonancia magnética del abdomen
y la pelvis en gatos. Tesis Doctoral, Madrid, 2000.
Urb. Rio Cofio. Los Pinos 217
28294 Robledo de Chavela. Madrid
Tel.: 91 899 80 29 - 91 889 86 82
microsercon@telefonica.net - www.microsercon.com