Anda di halaman 1dari 11

[ Haga CLIC ]

[ Continúo ]
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: No todo el
que me dice «Señor, Señor» entrará en el Reino de los
Cielos, sino el que cumple la voluntad de mi Padre que
está
Aquelendía
el cielo.
muchos dirán: Señor, Señor, ¿no hemos
profetizado en tu nombre, y en tu nombre echado
demonios, y no hemos hecho en tu nombre muchos
milagros? Yo entonces les declararé: Nunca los he
conocido. Aléjenseestas
El que escucha de mí, malvados.
palabras mías y las pone en
práctica se parece a aquel hombre prudente que edificó
su casa sobre roca. Cayó la lluvia, se salieron los ríos,
soplaron los vientos y descargaron contra la casa; pero
no se hundió, porque estaba cimentada sobre roca.
El que escucha estas palabras mías y no las pone en
práctica se parece a aquel hombre necio que edificó su
casa sobre arena. Cayó la lluvia, se salieron los ríos,
soplaron los vientos y rompieron contra la casa, y se
hundió totalmente. Palabra del Señor. [ Comienza la oración ]
 Para edificar sobre roca firme no basta decir:
Señor, Señor (sentirse de Él), ni profetizar
(declarar la verdad), ni echar demonios
(exorcizar males), ni hacer milagros (conjurar la
naturaleza), sino que hace falta obrar según el
 modo del Señor.
El Prudente del que habla Jesús se refiere a
quien tiene un proceder informado y ordenado
por el amor.

[ Continúo ]
Me sereno para esta cita con Dios.
Con una postura que implique todo mi ser.
Al ritmo de la respiración doy lugar al silencio.
( Una y otra vez repito este ejercicio )

[ Continúo la oración  ]
(Si me ayuda, puedo decir varias
veces la petición)
[ Sigo adelante ]
ElEl
prudente
prudenteseevangélico
nutre de lano
alegría
tuercepropia y de la
la verdad.
El prudente usaajena.
en forma adecuada
Deja que ella resplandezca aun contra [el propio ]
Continúo
los medios: delgozo
Vive con saber, del tener
el triunfo deyotros.
del poder.
interés.
El prudente es humilde:
ni se atribuye a sí mérito
alguno,
ni se engríe por los dones.

El prudente pone en juego lo


mejor de sí
para hallar la propia medida
en todas las cosas.
El prudente tiene igualdad
de ánimo
frente a los acontecimientos
tanto prósperos como
adversos. [ Continúo ]
El prudente
asume y pone por obra
lo que aquí y ahora
sea para la mayor gloria de
Dios.
El prudente
siembra esperanza y
amor,
atendiendo a la
diversidad
de personas, tiempos y
lugares.
[ Continúo ]
Cuídame, Señor, para que viva y practique tu Palabra.
Abre mis ojos para que contemple las maravillas de tu ley.
Peregrino soy sobre la tierra, no me ocultes tu Voluntad.
Recuerda la palabra que me diste, de la que has hecho mi esperanza.
Te busco con todo el corazón, tenme piedad conforme a tu promesa.
Examino mi proceder para actuar según tu ley.
¡Qué dulce al paladar es tu promesa, más que miel para mi boca!
Tu Palabra es antorcha de mis pasos y luz para mi sendero.
(Salmo 119, 17-
19.43.58-59.103.105)

[ Comienza el Cierre de la oración ]


Para centrar la experiencia vivida en la
Oración,
respondo en forma sencilla las
siguientes interrogantes: