Anda di halaman 1dari 4

Adam Smith y el liberalismo económico inglés

LIBERALISMO: Doctrina política dirigida a respetar la libertad del individuo


¿Qué se entiende por libertad?

LIBERTAD POLÍTICA
El individuo es una persona con derechos.
- Es un ciudadano, no un súbdito del rey.
- Sus derechos están recogidos en códigos. (Integridad personal y familiar,
libertad religiosa, protección de la propiedad, libertad de expresión, etc.).
Para respetar esos derechos:
División de poderes.
Ejecutivo al gobierno, legislativo al parlamento, judicial a los tribunales.
Constitución.
La Ley que está por encima de todos y es igual para todos.
Igualdad ante la ley.
Todos los hombres son iguales por naturaleza y por lo tanto todos los
individuos tienen los mismos derechos.
Soberanía Nacional
El titular del poder político no es el rey sino el conjunto de los ciudadanos: La
Nación. Ésta delega en su representantes, los diputados, los cuales se
agrupan en partidos políticos.

LIBERTAD INTELECTUAL
Espíritu de tolerancia y conciliación basado en la libertad de pensamiento y
en la libertad religiosa.

LIBERTAD ECONÓMICA
Fundamentada en las ideas de Adam Smith, y su discípulo David
Ricardo (Teoría del salario: el salario siempre será el mínimo existencial).
Se oponía al dirigismo del estado y defendía que la economía debía estar en
manos de la iniciativa privada.
Sus principios eran:
Búsqueda de la riqueza como motor de la acción económica.
Libre competencia.
Propiedad privada inviolable.
Libertad de comercio e industria (oposición al sistema gremial y a las
tasas aduaneras).

El Liberalismo se fundamenta en doctrinas del siglo XVIII: la Ilustración,


especialmente la francesa, y el liberalismo económico inglés de Adam Smith.
También se inspira para la práctica política en el sistema parlamentario inglés.
COMENTARIO DE TEXTO

“Todo sistema, o de preferencia extraordinaria, o de restricción se debe mirar


como proscrito, para que de su propio movimiento se establezca el simple y
obvio de la libertad en la actividad agrícola, mercantil y manufacturante. Todo
hombre con tal que no viole las leyes de la justicia, debe quedar perfectamente
libre para abrazar el medio que mejor le parezca para buscar su modo de vivir,
y sus intereses; y que puedan salir sus producciones a competir con las de
cualquier otro individuo de la naturaleza humana (...).
Según el sistema de la libertad de negocios, al soberano sólo le quedan tres
obligaciones principales a que atender: (...) la primera, proteger a la sociedad
de la violencia e invasión de otras sociedades independientes, la segunda, en
poner en lo posible a cubierto de la injusticia y opresión de un miembro de la
república a otro que lo sea de la misma; o la obligación de establecer una
exacta justicia entre sus pueblos; la tercera, la de mantener y erigir ciertas
obras y establecimientos públicos necesarios para la sociedad pero que no son
rentables si los hiciese un particular”.

Adam Smith, Una investigación sobre la naturaleza y las causa de la


riqueza de las Naciones (1776)

1.- Época, autor y carácter del texto.

2.- Ideas principales.

3.-¿Qué ideología inspirará estas ideas? Explica los puntos de la doctrina


señalados en el texto.

4.- Destaca otros aspectos de la doctrina no mencionados en el texto.

5.- ¿Tuvo éxito la doctrina que defiende el texto? ¿Cuáles fueron sus
consecuencias?
1.- Época.- Estamos en el siglo XVIII, el “siglo de las luces”, en donde tomarían
forma y se divulgarían los principios básicos que derribarían el Antiguo
Régimen. En el marco general de la Ilustración y en el contexto del sistema
parlamentario inglés surge la corriente de pensamiento del Liberalismo
económico inglés, cuyo máximo exponente será Adam Smith. Dichas ideas
tienen su génesis en el pensamiento de Locke y en las doctrinas utilitaristas
imperantes en Inglaterra.
Autor.- Adam Smith (1723-1790), economista británico que vivió en
permanente contacto con la ilustración de su época. Su principal obra fue ''Una
investigación sobre la riqueza de las naciones'', donde defiende que la
auténtica riqueza de una nación está en el trabajo de sus habitantes.
Carácter. Ensayo político económico. Propagandístico.

2.-
- Defensa de la libertad económica.
- El estado no debe intervenir en economía. Sus deberes son: mantener el
orden exterior e interior y realizar las obras públicas no rentables para
particulares pero necesarias para la sociedad.

3.- Estas ideas inspirarán los aspectos económicos de la ideología liberal.


- El gobierno no debe intervenir para favorecer o entorpecer una actividad
económica. Los hombres deben quedar totalmente libres de hacer lo que mejor
convenga a sus intereses. Según esta fórmula, los individuos, al buscar su
propio interés, promoverán el interés general de una sociedad. La libertad se
refiere a los tres ámbitos económicos: agricultura, industria y comercio. En este
último caso, Smith defiende el librecambismo. El piensa que así se producirá
una división del trabajo a nivel internacional que favorecerá a todos.
- Adam Smith piensa que el estado, el soberano en sus palabras, no es capaz
de atender a los intereses económicos de sus súbditos. Los agentes
económicos funcionan mejor sin la intervención de los gobiernos. El “principio
de armonía” regulará por si solo las actividades económicas (ley de la Oferta y
la Demanda).

4.- Los principios que no son mencionados en el texto son los relativos a la
Libertad intelectual y a la Libertad política: la concepción del ser humano como
un ciudadano que vive sometido a la Ley y no a una persona. En dicha Ley se
tienen que reconocer los derechos naturales. Todo ello en un entramado
político articulado por una constitución en donde se recogían los principios de
Soberanía Nacional y División de Poderes.

5.- Sí. Las ideas económicas de Smith predominaron en Europa durante el siglo
XIX, especialmente en Gran Bretaña, que se convirtió en la primera potencia
mundial. A finales del s.XIX, aunque se mantienen los principios generales de sus
ideas, comienza a ganar terreno el proteccionismo. Pero el sistema liberal
entrará en crisis en el período de entreguerras y será otro economista británico,
Keynes, quien realizará una crítica en regla de los preceptos smithianos.
En los años 60 del siglo XX la Escuela de Chicago y otros prestigiosos grupos
relanzarán las ideas de Smith. A esta corriente se la denominó como
neoliberalismo. La crisis del 73 y los problemas del Keynesianismo desplazaron
a lo largo de los 80 las políticas Keynesianas por las neoliberales que con
ciertos matices son las que predominan hoy en día en el mundo, defendidas
con firmeza por los grandes organismos económicos internacionales (FMI.
OCDE, Banco Mundial,etc.).