Anda di halaman 1dari 5

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

DE LA REPÚBLICA
PLENO JURISDICCIONAL DE LAS SALAS PENALES
PERMANENTE Y TRANSITORIAS

ACUERDO PLENARIO N° 7-2007/CJ-116

Publicado en el Diario Oficial “El Peruano”


el martes 25 de marzo de 2008

Concordancia Jurisprudencial
Art. 116° TUO LOPJ

ASUNTO: Violación Sexual: alcance interpretativo


del artículo 173°.3 CP, modificado por la
Ley número 28704 para la determinación
judicial de la pena

Lima, dieciséis de noviembre de dos mil siete.-

Los Vocales de lo Penal, integrantes de las Salas Penales Permanente y


Transitorias de la Corte Suprema de Justicia de la República, reunidas en
Pleno Jurisprudencial, de conformidad con lo dispuesto en el artículo
veintidós del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial,
han pronunciado el siguiente:

ACUERDO PLENARIO

I. ANTECEDENTES.

1. Las Salas Penales Permanente y Transitorias de la Corte Suprema de


Justicia de la República, con la autorización del Consejo Ejecutivo del Poder
Judicial, acordaron realizar un Pleno Jurisdiccional de los Vocales de lo
Penal, a fin de dar cumplimiento a lo dispuesto por los artículos 22° y 116°
del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

2. Para estos efectos, con carácter preparatorio, se delimitó el ámbito de las


Ejecutorias Supremas que correspondían analizar y se aprobó revisar las
decisiones dictadas en 2006. A continuación, el Equipo de Trabajo
designado al efecto, bajo la coordinación del señor San Martín Castro,
presentó a cada Sala un conjunto de Ejecutorias que podían cumplir ese
cometido. Las Salas Permanente y Transitorias, en sesiones preliminares,
individual y en conjunto, resolvieron presentar al Pleno las Ejecutorias que

www.red.org.pe 1
estimaron procedentes, y que constan las carpetas de discusión y materiales
que se distribuyeron a cada uno de los señores Vocales Supremos de lo
Penal.

3. En el presente caso, el Pleno decidió tomar como referencia las


Ejecutorias Supremas en las que la aplicación del inciso 3) del artículo 173°
del Código Penal recaía sobre imputados mayores de 18 años y menores de
21 años de edad, a quienes se les impuso penas privativas de libertad no
menores de 25 años.

4. En tal virtud, se resolvió invocar el artículo 116° del Texto Único Ordenado
de la Ley Orgánica del Poder Judicial que, en esencia, faculta a las Salas
Especializadas del Poder Judicial dictar Acuerdos Plenarios con la finalidad
de concordar jurisprudencia de su especialidad. Dada la complejidad y
especiales características del tema abordado, que rebasa los aspectos
tratados en las Ejecutorias Supremas analizadas, se decidió redactar un
Acuerdo Plenario incorporando los fundamentos jurídicos correspondientes
necesarios para configurar una doctrina legal y disponer su carácter de
precedente vinculante.

5. La deliberación y votación se realizó el día de la fecha. Como resultado


del debate y en virtud de la votación efectuada, por unanimidad, se emitió el
presente Acuerdo Plenario. Se designó como ponentes a los señores Villa
Stein, Prado Saldarriaga y Lecaros Cornejo, quienes expresan el parecer del
Pleno.

II. FUNDAMENTOS JURÍDICOS.

6. El artículo 22°, párrafo segundo, del Código Penal excluye el efecto


atenuante que dicha norma establece en su párrafo inicial, para “…el agente
que haya incurrido en delito de violación de la libertad sexual, tráfico ilícito de
drogas, terrorismo, terrorismo agravado, atentado contra la seguridad
nacional y traición a la Patria u otro delito sancionado con pena privativa de
libertad no menor de veinticinco años o cadena perpetua”.

7. Por otro lado, el artículo 173°, inciso 3), del Código Penal incorpora una
prohibición y una penalidad excesivas en relación con otros delitos similares.
Es así, por ejemplo, que el delito de abuso deshonesto o actos contra el
pudor de menores, tipificado en el artículo 176° A del citado Código
considera atípica la realización de tales actos si hay consentimiento y el
sujeto pasivo tiene catorce o más años de edad.
De igual manera, el artículo 179° A del texto punitivo sólo reprime con pena
privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de seis años, al que
“…mediante una prestación económica o ventaja de cualquier naturaleza,
tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o realiza otros actos

www.red.org.pe 2
análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos
primeras vías con una persona de catorce y menor de dieciocho años”.
Finalmente, el artículo 175° del aludido Código sanciona con pena privativa
de libertad no menor de tres ni mayor de cinco años, a quien “…mediante
engaño tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o introduce objetos
o partes del cuero por alguna de las dos primeras vías, a una persona de
catorce años y menos de dieciocho años”.

8. Al respecto, se tiene presente, como reconoce la doctrina y la


jurisprudencia nacionales, el principio de proporcionalidad o de prohibición
de o en exceso, incorporado positivamente en el artículo VIII del Título
Preliminar del Código Penal, en cuya virtud: “...la pena debe ser adecuada al
daño ocasionado al agente, según el grado de culpabilidad y el perjuicio
socialmente ocasionado” (FELIPE VILLAVICENCIO TERREROS: Derecho
Penal – Parte General, Editorial Grijley, Lima, dos mil seis, páginas ciento
quince y ciento dieciséis). Por consiguiente, es función del órgano
jurisdiccional ejercitar y desarrollar con mayor énfasis la proporcionalidad
concreta de la pena, cuando la proporcionalidad abstracta de la misma no ha
sido respetada por el legislador, dentro de las posibilidades que permite el
ordenamiento jurídico en su conjunto y, en especial, de los principios y
valores que lo informan.
En consecuencia, desde la perspectiva sustancial del principio de
proporcionalidad, es necesario adecuar la cantidad y la calidad de la pena al
daño causado a la víctima, al perjuicio que con el delito de inflige a la
sociedad y al grado de culpabilidad, así como al costo social del delito
[entendido en su relación con sus consecuencias sociales y para el imputado
–influencia en su mundo personal, familiar y social-] (ÁLVARO PÉREZ
PINZÓN: Introducción al Derecho Penal, Editorial Universidad Externado de
Colombia, Bogotá, dos mil cinco, páginas ciento nueve y ciento doce).

9. A la luz de los antecedentes normativos y jurisprudencia evaluados se ha


demostrado que el tratamiento penal que establece el artículo 173°, inciso
3), del Código Penal –incluso si se tiene en cuenta delitos de una indudable
mayor contenido de injusto, tales como los delitos contra la vida- es
abiertamente desproporcionado en su escala punitiva abstracta. Por
consiguiente, deben explorarse y desarrollarse propuestas jurisprudenciales
que permitan alcanzar desde la determinación judicial de la pena una
proporcionalidad concreta, adecuada y equitativa, en base a las
circunstancias particulares del caso y a las condiciones especiales de los
sujetos del delito.

10. En este contexto es pertinente sostener que si el legislador reprime con


penas privativas de libertad no mayores de seis años las relaciones sexuales
que mantiene el agente con el sujeto pasivo cuando media para ello engaño,
contraprestación económica o ventaja de cualquier naturaleza, el órgano

www.red.org.pe 3
jurisdiccional no debe tratar con mayor severidad –por lo contradictorio e
implicante que ello significaría desde las propias normas penales vigentes- a
quien realiza prácticas sexuales con una persona mayor de catorce años y
menor de dieciocho años de edad que preste su pleno consentimiento para
dicha relación sin que medie ninguna presión o vicio de conciencia.

11. Ahora bien, para una mejor determinación y justificación del tratamiento
penal privilegiado del agente, en los términos anteriormente señalados, el
órgano jurisdiccional debe considerar también la concurrencia en el caso sub
judice, y según sus propias particularidades, de factores complementarios de
atenuación como los siguientes:

a) Que la diferencia etarea entre los sujetos activo y pasivo no sea


excesiva.
b) Que exista entre los sujetos activo y pasivo un vínculo sentimental
carente de impedimentos o tolerado socialmente.
c) Que las costumbres y percepción cultural de los sujetos postule la
realización de prácticas sexuales o de convivencia a temprana edad.
d) La admisión o aceptación voluntaria en la causa por el sujeto activo
de las prácticas sexuales realizadas.

12. Desde esta perspectiva, deberá atenuarse la pena, en los casos del
artículo 173°, inciso 3), del Código Penal hasta los límites considerados para
los delitos tipificados en los artículos 175° y 179° A del Código acotado que
tratan de conductas semejantes, en las que incluso –como se ha indicado-
median el engaño y la prestación económica como determinantes de la
práctica sexual antijurídica.
Por otro lado, si se asume, como corresponde, la plena vigencia de los
artículos 44°, 46° y 241° del Código Civil que afirman la plena capacidad de
las personas mayores de dieciocho años, que las personas mayores de
dieciséis años tienen una incapacidad relativa, que la prohibición absoluta
está radicada en las mujeres menores de catorce años, y que pasada esa
edad esa incapacidad cesa por matrimonio, entonces, cuando la relación
sexual es voluntaria y el agraviado tiene entre dieciséis y dieciocho años de
edad, es aplicable el artículo 20°, inciso 10), del Código Penal –que regula la
institución del consentimiento- puesto que con arreglo a lo precedentemente
expuesto tiene libre disposición de su libertad sexual, al punto que la ley civil
autoriza que pueda casarse. Pero si la relación sexual es voluntaria y el
agraviado tiene entre catorce y dieciséis años de edad, como se ha dejado
sentado y conforme a las pautas ya señaladas, se aplicará una pena acorde
con lo previsto en los artículos 175° y 179° A del Código Penal.
Es claro, por lo demás, que cuando el acceso carnal con una persona entre
catorce y dieciocho años de edad no es voluntario, y se hace con violencia o
amenaza, aprovechando el estado de inconsciencia de la víctima o cuando

www.red.org.pe 4
esta última es incapaz, es de aplicación en toda su extensión punitiva el
artículo 173°, inciso 3), del Código Penal.

III. DECISIÓN.

13. En atención a lo expuesto, las Salas Penales Permanente y Transitorias


de la Corte Suprema de Justicia de la República, reunidas en Pleno
Jurisdiccional, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 116° del
Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial; por
unanimidad:

ACORDARON:

14. ESTABLECER como doctrina legal, conforme a los fundamentos


jurídicos nueve al doce, los criterios para el alcance interpretativo del inciso
3) del artículo 173° del Código Penal, modificado por la Ley número 28704
en cuanto a la determinación judicial de la pena. A estos efectos, los Jueces
y Salas Penales deberán tener en cuenta, obligatoriamente, los criterios
indicados en dichos párrafos.

15. PRECISAR que el principio jurisprudencial que contiene la doctrina legal


antes mencionada debe ser invocado por los Magistrados de todas las
instancias judiciales, sin perjuicio de la excepción que estipula el segundo
párrafo del artículo 22° del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del
Poder Judicial.

16. PUBLICAR el presente Acuerdo Plenario en el Diario Oficial “El


Peruano”. Hágase saber.

SS.

SALAS GAMBOA
SIVINA HURTADO
SAN MARTÍN CASTRO
VILLA STEIN
PRADO SALDARRIAGA
RODRÍGUEZ TINEO
LECAROS CORNEJO
VALDEZ ROCA
MOLINA ORDOÑEZ
PRÍNCIPE TRUJILLO
SANTOS PEÑA
CALDERÓN CASTILLO
ROJAS MARAVÍ
URBINA GANVINI

www.red.org.pe 5