Anda di halaman 1dari 8

Centro Universitario Montejo

Preparatoria

El sentido de vida y su relación con


el estilo de enfrentamiento a los problemas

Investigación que como trabajo final de la asignatura


Metodología de la Investigación I presentan:

Hugo Duck (4506)


Paco Duck (4507)
Luis Duck (4508)
Donald Duck (4509)
Daysi Duck (4510)

Mérida Yucatán a 25 de Mayo de 2007.


Sentido de Vida y Enfrentamiento a los problemas

Resumen

En este estudio se exploró una respuesta a las crisis observadas entre la juventud,
como una medida para reducir el riesgo al suicidio. Mi revisión señaló que el
sentido de vida está fuertemente relacionado con estas crisis y que los estilos para
enfrentarlas son vitales en la consecución de una buena o mala integración de la
personalidad. Llevé a cabo un estudio de índole correlacional en jóvenes entre 15
y 18 años, encontrando que a mayor claridad en el sentido y proyecto personal de
vida mejor es la elección de estilo de enfrentamiento a los problemas. Se
evaluaron tres estilos de enfrentamiento – Activo conductual, Pasivo emocional y
Activo Cognitivo- y se relacionaron con tres niveles de estructuración de sentido
de vida. Los resultados señalan que a una mayor estructuración corresponde un
estilo más cognitivo de acción, y que los estilos agresivo y pasivo se van dejando
conforme la adolescencia termina. Se propone promover la elaboración
acompañada de un proyecto de vida desde temprana edad para favorecer este
proceso, y se plantean líneas futuras de investigación.

2
Sentido de Vida y Enfrentamiento a los problemas

CAPÍTULO 1. LA ESTRUCTURACIÓN DEL SENTIDO DE VIDA

Mucho se dice acerca de los grandes problemas de la juventud; incluso se organizan foros de
expresión de opiniones y sugerencias, y todos parecen estar dispuestos al trabajo arduo para salvar a
los jóvenes. Sin embargo, el suicidio infantil y juvenil en Yucatán sigue teniendo el índice más alto
del país, que de por sí es ya elevado. Mi interés entonces radica en exponer las principales razones
de este fenómeno, así como en hacer alguna sugerencia para su atención.

Podemos comenzar por los indicios del suicidio. Muchos expertos opinan que cuando
alguien está pensando en cometer un acto de agresión contra su propia persona, lo avisa incluso sin
intención (Stanley, 1998; Chumaccer, 2000; Mendez-López, 2003;). Sus anuncios van en la línea de
hacer saber a los otros que ya está harto, que ya pronto encontrará una solución para todo y que ya
se librarán de él o ella, o bien, que ya pronto dará a todos una lección (Díaz-Canto, 1999). Luca-
Toriccelli (2005) señala varios motivos para cometer suicidio: a) las personas están abrumadas y no
logran resolver sus problemas solos, b) las personas culpan a los demás de sus problemas –como
cuando los hijos se meten en líos con la justificación de que sus padres se divorciaron a algo así-, c)
las personas quieren castigar a los otros por su propio sufrimiento. Lo triste del asunto es que es
ilógico pensar que si uno tiene problemas porque al otro no le importo, mi muerte sí le importará.
En el fondo, se podría notar que el joven suicida sabe que los demás lo quieren, y por eso sufrirán si
se quita la vida; el asunto es su propia rabia y frustración, su propia falta de amor a sí mismo.

Por otra parte, una persona suicida, es como el espectador que no comprende el argumento
general de la película. Es decir, a veces vamos a ver películas y hay una parte donde el héroe está en
verdaderos aprietos; nos espantamos, pero sabemos que no va a morir en ese momento porque la
película todavía está a la mitad y si el protagonista se muere, se acaba todo. Es lo mismo en la vida;
ya Fromm (1980) habló del sentido de la vida como fundamental en la obtención de una vida feliz.
En otras palabras, saber que la vida tiene que tener problemas y que uno los puede solucionar-quizá
no como uno quería, pero sí de otra manera-, ayuda a no desesperarse y caer en la tentación de
hacerse daño uno mismo.

Por eso es útil que los jóvenes comprendan que su vida es como una gran película, y que no
están al final sino al principio de ella. Para eso son muy útiles los proyectos de vida: quién soy, a
dónde quiero llegar, mis relaciones, mis metas, mis recursos. Constantemente revisar este proyecto,
y adaptarlo a las nuevas necesidades y situaciones ayuda a saber que en un momento dado, uno
puede salir adelante del problema. En los índices de suicido infantil y juvenil (INEGI, 2000) se
observa que los jóvenes que cometieron suicidio asistían o asistieron a escuelas en donde no se
elaboraban proyectos de vida; otros estudios de opiniones señalan que los chicos que provienen de
escuelas en donde se trabajan estos proyectos tienden a expresarse con más confianza en el futuro y
a vislumbrar el trabajo y esfuerzo como una medida para lograr las metas, en tanto que otros chicos
solo mencionan la suerte o el destino (Chávez-Quijano, 2006).

Quizá se trata de estar todos permanentemente sobre la muralla, como decía la canción
inmortalizada por los Enanitos Verdes (1980), observando el pasado y esperando el futuro, sabiendo
que el momento presente es decisivo, que hoy y aquí termina lo que fue y comienza lo que será.

Con estas consideraciones, se llevó a cabo un estudio con el objetivo de determinar el grado
en que esta capacidad de perspectiva favorece una consecución óptima de los conflictos de vida.

3
Sentido de Vida y Enfrentamiento a los problemas

CAPÍTULO 2. METODO

Tipo de Estudio y Diseño: Este es un estudio de índole correlacional, por grupos conformados y
muestreo no aleatorio.

Hipótesis: “El grado de estructuración del sentido personal de vida está relacionado con el estilo de
enfrentamiento a los problemas elegido”

Participantes: 34 alumnos de primero de Preparatoria de la escuela “Todos por la educación”,


pertenecientes al salón B, según fue facilitado por la dirección del centro. Se tuvo una muestra de
15 mujeres y 19 hombres, todos estudiantes regulares con un rango de edad de los 14 a los 17 años,
con media de 15.8

Instrumento: Se aplicaron dos instrumentos cuyos datos fueron correlacionados:


a) Escala de estilo de enfrentamiento a los problemas (Reyes-Lagunes, 2003): Es un
cuestionario de papel y lápiz de 6 ítems tipo Likert pictórico [de recuadros] con cinco
opciones de respuesta que evalúa 3 estilos de enfrentamiento a los problemas:
a. Activo-Conductual: Reacción caracterizada por oponerse a las dificultades luchando,
aún cuando esto cause problemas de índole interpersonal, acompañada por una
sensación general de disgusto con el ambiente
b. Pasivo-Emocional: Reacción caracterizada por la inmovilización y acomodación
instantánea al ambiente
c. Activo-Cognitivo: Reacción caracterizada por una evaluación previa a la acción, que
puede desencadenarse como activa o pasiva, según la evaluación previa, y que va
caracterizada por una sensación de autocontrol personal y comprensión del medio.
b) Inventario de Sentido de vida: Instrumento elaborado ex profeso, de papel y lápiz, de 10
ítems de respuesta múltiple, con una puntuación general que va de 0 a 30 puntos, que
explora 3 estados o niveles de sentido de vida: a) Falta de sentido, [0-10 puntos] b) Sentido
en plena estructuración y acomodo [11-20 Puntos] y c) Sentido de vida estructurado [21-30
Puntos].

Procedimiento: Las aplicaciones se llevaron a cabo a las 7 de la mañana, antes de que


comenzaran las clases del primer día de la semana (Lunes) en el salón 1B de la preparatoria
“Todos por la Educación”. Se explicó a los participantes el motivo general del estudio, y se les
indicó que la participación era voluntaria. A continuación se repartieron los instrumentos en una
sola batería, junto con los lápices para su respuesta, a todos los alumnos excepto a aquellos que
objetaron participar. Las instrucciones para responder se presentaron por escrito en el
instrumento, y se leyeron en voz alta para todo el grupo. El tiempo aproximado de respuesta de
ambos instrumentos fue de 15 minutos. Conforme terminaban, los participantes levantaban la
mano y los investigadores recogían el instrumento. Al finalizar, se agradeció la participación del
grupo y se les proporcionó una dirección electrónica para quien deseara recibir información
acerca de los resultados del estudio.

4
Sentido de Vida y Enfrentamiento a los problemas

CAPÍTULO 3. RESULTADOS

En la Figura 1 se muestran los resultados correspondientes al estilo preferido de enfrentamiento


a los problemas de la muestra. En ella puede verse una tendencia al estilo activo-conductual,
seguida por la tendencia cognitivo-activo y, finalmente por el estilo pasivo-emocional.
Figura 1. Comportamiento de la muestra en Estilos de Enfrentamiento. N = 34. Valor máximo por categoría = 340.
300
300
250
200
150 128
100
54
50
0
Activo Activo Pasivo
Cognitivo Conductual emocional

En la Figura 2 se indican los niveles de estructuración del sentido de vida de los jóvenes de la
muestra y los subgrupos formados.
Figura 2. Comportamiento de la muestra en Sentido de vida. N = 34. Se presentan número de sujetos que obtuvo la categoría.

20

15

10

0
Falta de En Estructurado
sentido estructuración

En la Figura 3 observamos la relación de ambas medidas para cada grupo de sujetos de la muestra.
La puntuación máxima por persona por estilo es de 10 puntos; en la gráfica se presentan las medias.
Figura 3. Correlación de la muestra en puntuaciones de enfrentamiento a los problemas y estructuración del sentido de
vida.

12
10 Falta
sentido
8
En
6 estructu
ración
4
Estructu
2 rado

0
Activo Pasivo Activo
Conductual Emocional Cognitivo

5
Sentido de Vida y Enfrentamiento a los problemas

CAPÍTULO 4. DISCUSIÓN
Los resultados respecto al estilo preferido de enfrentamiento son congruentes con la teoría, en el
sentido de que la adolescencia se caracteriza por una reacción de oposición y rebeldía ante el
ambiente y la creencia de que uno tiene que enfrentarse a él y cuestionarlo, o de otra manera
pierde identidad e integridad; es claro cómo este estilo de reacción ante los problemas muchas
veces causa más dificultades en la vida diaria, y que este estilo va disminuyendo con la edad,
dando paso a una forma más inteligente de reaccionar ante el medio, que supone primero
evaluar el contexto y decidir cuál es la mejor acción. La segunda tendencia de enfrentamiento es
precisamente esta lo cual se explica por los diferentes niveles de maduración de los
adolescentes, y por la variabilidad de edades en la muestra. En efecto, los adolescentes entre 14
y 15 años tienden a mostrar un estilo agresivo, en tanto que aquellos entre los 16 y 17 van
prefiriendo un estilo auto controlado de enfrentamiento. En último término tenemos el estilo
pasivo, más característico de la infancia y adolescencia temprana, que se espera los jóvenes de
preparatoria hayan dejado atrás.

Por lo que respecta al sentido de vida, se observó que a una mayor estructuración corresponde
un estilo más cognitivo que conductual, y que una conformación no completa de este sentido es
un descriptivo común de la muestra, consistente con las tareas de edad sugeridas, por ejemplo
por Erikson, quien indica que en los años de preparatoria el autoconcepto y proyecto personal de
vida se están conformando aún, en lo que resultará una identidad integrada o pospuesta, que
incluye la elección de estilo de enfrentar los problemas en el futuro.

Una consideración importante radica en la conveniencia de favorecer el ejercicio mental de


construir un proyecto de vida en los años de la adolescencia temprana. Los jóvenes están
habituados a pensar en lo que quieren ser de grandes, pero casi siempre tienen una idea
fantástica de lo que quieren, y se fijan en las características de aparente éxito y poder que las
diferentes profesiones suponen, pero no se ocupan en autoevaluar sus propias cualidades y
aptitudes, ni en observar cómo reaccionan al medio para evaluar la eficacia de este estilo
personal. Los proyectos de vida, por otra parte, incluyen todo esto, y favorecen no solamente la
ideación de la meta a la que se pretende llegar, sino también el listado de aquello que la persona
no tiene y que necesita desarrollar para lograr el futuro que tiene. Muchas veces los jóvenes
piensan que basta con estudiar mucho para llegar a ser las personas futuras que se están
imaginando, sin darse cuenta que lo anterior se logra poco a poco, cada día, conquistando las
características de personalidad que su persona ideal les presenta. Al no tener esto en cuenta,
muchos adoptan estilos de enfrentamiento agresivo, que conforme van creciendo les hacen ver
más ridículos –irreflexivos, berrinchudos, demandantes- y les alejan de sus metas futuras. Esto
debe revertirse naturalmente con la edad, y conforme el adolescente va notando que gritar,
patalear y exigir no funciona en el mundo adulto, y entonces va desarrollando una libre
aceptación de que sus actos tienen consecuencias, y la mejor manera de prevenirlas ciertamente
no es el enfrentamiento activo ni la desesperación o el llanto, sino el análisis lógico y calmado
de las oportunidades y peligros que se presentan y que a veces nos llevan a callara, y otras a
hablar, pero siempre de manera planeada y reflexionada.

Una ulterior línea de investigación sería sin duda la influencia que el tener hermanos o amigos
mayores que ya hayan alcanzado la estructuración de sentido de vida pueda tener en la rapidez
con la que los hermanitos /amigos más jóvenes pudieran alcanzarla.

6
Sentido de Vida y Enfrentamiento a los problemas

Referencias

Chávez-Quijano, H.G. (2006). La percepción del futuro en relación a la elaboración de proyectos de


vida. Pedagogía Integral para el padre y profesor. 4 (6), 25-23. Universidad Autónoma de
Machu Pichu.

Chumaccer, K. (2000). Signals of potential suicide attempt. En J. Flanagan y T. Beauven (Eds.)


Child and Youth issues. (pp. 235-236). Oxford University Press.

Díaz-Canto. (Productor y Director). Al borde del precipicio. [Documental]. Boston: Discovery


Health Network

Enanitos Verdes (Letra y Música) (1980). La muralla Verde. [Canción]. Miami: Melody Records.

Fromm, E. (1980). El hombre en busca de sentido. Fondo de Cultura Económica: México.

Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. Censo 2000. Reportes preliminares

Luca-Toriccelli, H. (Director). (2005). Bambini en problema. [Documental]. Roma: Producciones


Infinitud.

Mendez-López, C. (17 /02/ 2003). Alarmante la incidencia de suicidio juvenil. Diario de Pachuca.
Nacional. (P.6)

Stanley, M. (1998). Factors influencing suicide behavior among the young. Prentice Hall: New
York.

7
Sentido de Vida y Enfrentamiento a los problemas

APÉNDICE A.

INSTRUMENTOS

(Se deja el resto de la página en blanco, y a continuación se anexa una muestra del instrumento
empleado)