Anda di halaman 1dari 10

Dra.

Brufau DERMATOLOGÍA 19/12/07 1/10

INJERTOS DERMO- EPIDÉRMICOS


DEFINICIÓN
Estos tipos de injertos se utilizan cuando no hay piel cercana que se pueda
coger. Son fragmentos de piel totalmente separados de la zona dadora (sin
pedículo) que llevamos a otro sitio anatómico distinto. Los injertos llevan
siempre epidermis y dermis, nunca hipodermis.

CLASIFICACIÓN

Esta clasificación está basada en la forma de obtener los injertos, no de


aplicarlos:

- Laminares (piel parcial): el injerto contiene dermis y epidermis con sus


restos epiteliales (pelos, glándulas sebáceas y sudoríparas). Cuanto más
grueso sea el injerto que quitemos, más cantidad de restos epiteliales lleva
y menos dejamos en la zona dadora, con lo que esta última tardara mucho
más en reepitelizarse. Esto es porque el hueco que dejamos se reepiteliza a
partir de restos de epidermis de los folículos pilosos.

Esta imagen (quizás no se vea bien) muestran la relación entre grosor de


piel extraída y el tiempo que tarda en reepitalizarse)
Este tipo de injerto permite obtener gran cantidad de piel.

- Piel total: obtenemos las tres capas de la piel (luego tendremos que
eliminar la hipodermis, como en el caso anterior), pero en este caso
el fragmento será de pequeña cantidad y la zona que dejamos no se
reepitalizará, si no que suturaremos hasta aproximar los bordes.
INJERTOS LAMINARES O
PARCIALES

MÉTODOS PARA OBTENER INJERTOS LAMINARES

1. DERMATOMO ELÉCTRICO: consiste en una cuchilla cortante con la


que obtenemos una lámina de piel.

2. DERMATOMO DE PADGETT: se utiliza para úlceras crónicas en las


piernas, normalmente se coge piel de la zona infraumbilical, ya que
es una zona no demasiado visible.
PROCEDIMIENTO
Cuando realicemos este tipo de injerto, vamos a diferenciar sus
componentes:
- piel del injerto.
- Zona dadora, de donde obtenemos esa piel.
- Zona receptora, que recibira la piel.

Cuantos más puntos rojos aparecen en la superficie, indica que la lámina


de piel es más gruesa y por tanto, tardara más en regenerarse. La zona
dadora la cubriremos con un apósito especial (hidrocoloide) para
mantener la humedad, a los 7 días se habrán reepitelializado.
Durante este proceso, hay que tener claro un concepto importante:

PRENDIMIENTO DE INJERTOS:

Cuando el injerto es cortado de su lecho se torna pálido, es decir los


vasos se contraen y expulsan todos los elementos formes como glóbulos
rojos y blancos. Una vez colocado en el lecho receptor el transplante va
recobrando su color rosado conforme la circulación progresa, ya sea a
través de la imbibición serosa primaria y la circulación plasmática
posterior que va en aumento, esta circulación es favorecida por la capa
de fibrina que se coloca entre injerto y zona receptora que permite que
las terminaciones vasculares se anastomosen unas con otras. En ese
momento se habla de "injerto prendido", esto se comprueba al tercer o
cuarto día al hacer una presión táctil que verifica la insipiente nutrición
del injerto y la consiguiente aceptación por parte del lecho subyacente.

PREPARACION DE LA ZONA RECEPTORA

Todos los injertos de piel son considerados como parásitos mientras ellos
dependan del suministro sanguíneo del lecho receptor. Muchos de los
fracasos

de transplante de piel son debidos a fallas en el sitio receptor más que a la


técnica de extracción del injerto. La naturaleza de la injuria influye en la
capacidad de la herida para aceptar el injerto, esto es : debe ser un lecho
limpio, con buen tejido de granulación, libre de hematomas, sin infecciones
(todo tejido de granulación tiene bacterias, pero no todos están infectados,
la presencia de más de 10 organismos por gramo de tejido haría perder el
injerto), que no exista exudados, con un pH de 7.4 ó más, que no haya
recibido terapia antitumoral (radiación), que no exista vasculitis por
enfermedad autoinmune o enfermedades sistémicas como diabetes mellitus.
Las heridas crónicas con necrosis de tejido deben prepararse con soluciones
tópicas como Hipoclorito de sodio al 0.25 %.

Resumiendo:

Es necesario el contacto estrecho e inmóvil para que esto suceda. No


ocurrirá este contacto en caso de que exista:
- hematoma (vaso sangrante).
- Cizallamiento ( si se mueve el injerto)
Ambas circunstancias ocasionaran la ruptura de estos pequeños
neovasos y una necrosis del injerto. Por ello, para que esto no suceda,
es imprescindible la inmovilización del injerto y una buena hemostasia.
Esta fase de prendimiento y preparación del receptor son comunes para
todos los tipos de injertos.
Lo que nos debe influir a la hora de escoger uno u otro en la extensión
de piel que necesitemos ya que si es mucha cantidad siempre será
laminar, porque con el total solo obtenemos pequeñas cantidades de
piel.

NOTA: con los ejemplos de las diapositivas, explicaremos algunos


conceptos más, las fotos están en la presentación en esnips, no las
pondré porque se verían muy mal.

Ejemplos:
- en el caso de un defecto en el cartílago auricular, ponemos un injerto
laminar haciendo hemostasia y colocamos un apósito de
gomaespuma para inmovilizarlo, el resultado estético no es tan bueno
como el colgajo pero es eficaz.
- injertos laminares mallados: se utilizan cuando la zona a cubrir es
muy grande, se hacen orificios en la piel del injerto, con esto se
consigue aumentar su tamaño x2, ya que esos orificios se
reepitalizarán como la piel de la zona dadora. Normalmente se
utilizan el los miembros inferiores afectados de fascitis necrotizante,
aquí hay que preparan la zona receptora previamente, desbridando
las escaras necróticas y administrando ATB’s. es necesario que haya
tejido de granulación para que prenda el injerto.

Injerto mallado laminar:


INJERTOS TOTALES

DEFINICIÓN
Son injertos que se obtienen con todo el grosor de la piel, aunque la
hipodermis hay que eliminarla completamente, porque los neovasos
formados no la pueden atravesar y fracasaría el injerto. La principal
ventaja de este tipo de injertos es el resultado estético pero su mayor
inconveniente es su reducido tamaño.
Los injertos de piel total se suelen usar para pequeños defectos en los
que no es posible colocar un colgajo.

CONDICIONES NECESARIAS:
- piel laxa.
- De pequeño tamaño.
- Que permita la sutura directa.

ZONAS DADORAS:
- región infraclavicular (es la más frecuente).
- Región supraclavicular.
- Región inframamaria.

- Región retroauricular.
- Cara interna del brazo.
- Región inguinal.
PROCEDIMIENTO:
Cogeremos un guante de látex a modo de plantilla, con las medidas de
la zona receptora, lo colocaremos sobre la zona dadora y la marcaremos,
y posteriormente realizaremos su exéresis.
Si el defecto es circular, a la hora de suturar y aproximar los bordes, nos
aparecerán las “2 orejas de perro” que son dos elevaciones a ambos
extremos de la sutura. Esto se puede solucionar poniendo un injerto o
suturar directamente, después extirpar las orejas de perro y poner el
injerto o haciendo una incisión con forma de huso (rombo). Ya hemos
mencionado que el prendimiento será común a ambos injertos.

Ejemplos:
- carcinoma de la zona retroauricular, lo extirpamos y ponemos un
injerto de piel total procedente de la región infraclavicular.
- Carcinoma basocelular del párpado inferior: el injerto se obtiene del
pliegue retroauricular que es laxo y tiene gran similitud con la piel del
parpado, se coloca y sobre él, pondremos un apósito de
gomaespuma.
- Injertos compuestos: (piel + cartílago) se utiliza en el carcinoma
basocelular de nariz, quitamos el tumor y colocamos el injerto de la
oreja (piel y cartílago), pero la oreja no tiene mucosa y la nariz si,
por lo que este tipo de intervención se complica frecuentemente con
necrosis del injerto y necesita un control exhaustivo, si se controla el
injerto el resultado puede ser excelente. Si a pesar del control,
fallara, haríamos una valoración individual del paciente y una
alternativa sería poner un colgajo por transposición con piel del surco
nasogeniano (explicado en la clase de colgajos)

COMPLICACIONES DE LOS INJERTOS

1. PROPIAS DE LA FASE DEL PRENDIMIENTO.


- Alteración de la hemostasia: hematoma.
- Alteración de la inmovilización: fuerzas de cizallamiento.
- Infección.
- Necrosis.

2. ESTETICA: Nunca las características del injerto serán iguales a la


piel de la vecindad, sobre todo en el color.
3. RETRACCIÓN DE LOS BORDES: Los fibroblastos progresan hacia
"miofibroblastos" quienes son los causantes de la contractura;
aunque de hecho existe una combinación de injerto y lecho
contracturado.
4. RECIDIVA DEL TUMOR: Si no extirpamos bien el tumor de la zona
receptora se podrá producir una recidiva en la piel donada.