Anda di halaman 1dari 5

PARTE IV

LOS CUATRO PASOS PARA EL EXITO

Todas las Leyes Universales de Atracción son influencias reales en tu vida, pero
necesitas enfocarte en algo más que los aspectos energéticos y de conciencia de tu
creatividad. Planes serios y acciones reales serán requeridos si quieres lograr tus
metas. Para mucha gente esta es la parte del proceso que capta más la atención,
pero aun así es muy a menudo mal interpretado. Es la parte técnica en la búsqueda
del éxito, y requiere de una profunda claridad de atención lo mismo que una
honestidad sólida y autoconciencia.
La logística de tu proceso demanda un acercamiento objetivo, tienes que ser capaz
de pensar claramente acerca de tus resultados deseados y que es lo que se requiere
para lograrlo. Aunque hay muchas cosas que puedes hacer para acelerar tu
progreso y ampliar los resultados, existen cuatro pasos que definitivamente tienen
que seguirse para llegar a tu exitoso destino. Ellos hablan de tus planes,
preparación, y compromiso, y son tan intrínsicos en el camino del éxito que
ningún logro real puede obtenerse sin ellos. Para convertirte en lo que buscas, tu
meta tiene que ser tejida en la tela de tu vida diaria. Tiene que convertirse en tu
propósito y prioridad, una pasión siempre presente que continuamente te mueva
hacia adelante.
Capitulo 19

EL COMPROMISO CON TU META

El primer paso hacia el éxito

“Nada es tan necesario para el éxito como lo es la simple búsqueda de un


objetivo”
-Fred Smith, fundador de la Corporación FedEx

Para que el éxito sea algo real, tienes que hacerlo parte de tu vida. No es suficiente
con fantasear acerca de tus metas como un sueño distante, una esperanza por un
evento futuro que quizás algún día logres. Si tu plan es salir adelante, tienes que
comprometerte conscientemente con eso. Si no pones la suficiente atención, tu
intención para ello estará vacía. De este modo, no puede ser una fuerza de
consciencia suficiente para que se haga realidad.
Esto es un requisito de la Ley de la Manifestación, si quieres crear algo concreto
en tu vida, tiene primero que tener raíces fuertes en tu conciencia. Tu intención
deliberada es el lazo para la energía creadora del Universo, el paso de pensamiento
a realidad. Si no puedes enfocarte con propósito y consciencia en la búsqueda de
tus metas, entonces tus intenciones vacilarán en toda clase de direcciones, lo cual
hará muy difícil el lograr lo que mas deseas.
Una consciencia creativa altamente enfocada tiene que tener los siguientes tres
elementos para así poder lograr una manifestación exitosa:

1. Una viva imagen y la experiencia emocional del resultado deseado.


Tienes que ser capaz de ver el resultado final claramente, y tienes también
que ser capaz de ponerte a ti mismo en el centro de esa imagen con toda la
alegría y emociones que le acompañen.
2. Una comprensión clara del proceso especifico requerido para buscar la
meta. Tienes que saber exactamente lo que implica el lograr tus resultados
deseados.
3. Una anuencia completa a comprometerte tanto con el proceso como
con la meta, no importando lo que signifique en términos de tiempo,
esfuerzo, enfoque y prioridad. Este tipo de compromiso es la
determinación de priorizar tus sueños sobre tus hábitos, distracciones,
miedos, adicciones, y hasta gratificación inmediata.

La vida tiene una manera de despegar, a menudo alejando completamente nuestras


metas. Podemos distraernos fácilmente por las necesidades diarias y por nuestros
propios hábitos e indulgencias. Prácticamente cualquier cosa en nuestra rutina
diaria puede ser una ranura, desde cuando nos levantamos y que comemos hasta
que hacemos después del trabajo y como usamos nuestro tiempo libre.
Eventualmente, estos patrones comienzan a gobernar nuestras vidas, y algunos se
indoctrinan tan profundamente que nunca ni siquiera los pensamos dos veces.
De este modo, podemos fácilmente estancarnos en nuestra rutina, y si esta no
incluye nuestras metas desde el comienzo, puede que sea difícil el incluirlas
después. Esto puede cumplirse aun si tenemos mucho tiempo de ocio, porque nos
acostumbramos a nuestros patrones de placer. Pensamos que necesitamos de ellos
para estar bien, pero podríamos estarlos usando para pasar las demandas de
nuestras metas y deseos.
Por ejemplo, tenía un amigo que quería comenzar su propio consultorio. El estaba
estresado con su trabajo, pero no quería dejarlo hasta que tuviera su nuevo
negocio trabajando. Tenía el hábito de tomarse unas cervezas después del trabajo,
y luego llevar algo de comer a casa y comerlo frente al televisor para finalmente
quedarse dormido en el sofá.
Como vivía solo esto no parecía ser un problema, hasta que tuvo el deseo de
avanzar profesionalmente. El sabía que debería estar usando este tiempo libre que
tenía por las tardes para el trabajo preliminar de su nueva compañía, pero estaba
tan trabado en su rutina después del trabajo que no podía empezar. Se decía así
mismo, lo haré mañana, pero cada nuevo día era siempre lo mismo.
Cuando vino a verme para hablarme al respecto, le dije que investigara que era lo
que realmente le importaba y que escribiera una lista detallada de las razones que
lo movían hacia sus metas. También creamos un horario que lentamente lo sacó de
su rutina. Comenzó por dejar de pasar por el bar, y usaba ese tiempo para
comenzar sus planes.
Lentamente, su entusiasmo por el proyecto creció, y eso hizo más fácil el dedicar
más y más tiempo en su meta. Se permitía una noche por semana para seguir la
vieja rutina, pero con el tiempo, ni siquiera quería hacer eso. Finalmente logró
triunfar pero tuvo que dejar ir hábitos profundos para poder llegar ahí.
A menudo usamos nuestros hábitos y adicciones como vehículos de escape. Ya
sea que nos dejemos llevar por el aburrimiento, estrés, enojo o depresión, nos
involucramos en actividades como el comer, beber, o ver televisión para
distanciarnos de nuestros pensamientos y estados de humor. Con el tiempo,
tendemos a asignar algunos patrones bien rígidos a estas actividades gratificantes
temporales. Puede que comamos en frente del televisor, o beber después del
trabajo, o fumar en el coche, día tras día y año tras año, hasta que la fuerza del
hábito se convierte así misma en la motivación para perpetuarlo.
Tenía un amigo que convirtió una taza de helado ocasional antes de la cama en una
adicción nocturna la cual practicó por años. Pagó por ello cuando perdió un tiempo
productivo y además obtuvo 30 libras de mas! la gente puede afianzarse tan
profundamente en sus patrones diarios que hasta pueden llegar a sentirse
incómodos o hasta ansiosos si tienen que cambiar. Muy lejos de controlar sus
vidas, sus hábitos los controlan a ellos, creando una inercia y energía de
conciencia que es absolutamente letal para el proceso de logros verdaderos.
Caemos en esta trampa porque no vemos nuestras acciones de cada día como
opciones conscientes que tienen muy serias consecuencias. Es fácil caer en el
hueco pero es muy difícil salir de el, especialmente cuando nuestros hábitos y
debilidades están conectadas. Pero recuerda, tenemos el poder de escoger. Cada
día a cada momento, tenemos el poder absoluto sobre las decisiones que
tomamos.
Hay una historia que escuché alguna vez acerca de un pequeño pueblo en las más
remotas regiones del norte de Alaska. Es un lugar donde el invierno dura cerca de
9 meses en el año, y los tres meses de verano son muy lluviosos. Esta pequeña
villa está conectada con una aun más remota por un sencillo camino lleno de lodo,
el cual está marcado con rastros de camiones en el verano. En el invierno estos
rastros se convierten en profundas ranuras congeladas, haciéndolo muy difícil de
conducir. Para advertir a aquellos que se aproximan a esta ruta, hay una señal que
dice: Tenga cuidado con la ranura que escoge, porque estará en ella por las
próximas 40 millas.
No hubiera sido maravilloso que alguien nos hubiera dado el mismo tipo de aviso
acerca de las ranuras en las cuales caemos? Ten cuidado con el hábito que
escoges, estarás en el por los próximos 40 años! Puede ser realmente fácil
simplemente seguir haciendo lo que haces, moviéndote por la vida y dejando tus
acostumbrados comportamientos guiar el camino. Pero el estar estancado en tus
viejos hábitos tiene consecuencias energéticas significantes, y tú terminarás
pagando el precio si en lugar de eso no los dejas ir y optas por comprometerte con
tu meta.

• Casi siempre, el perseguir una meta requiere de un gran esfuerzo, y el éxito


demanda aun más! Toma tiempo extra, un enfoque más dedicado y un gran
deseo de hacer tus propósitos una prioridad. Tienes que involucrar
conscientemente tu poder de decisión y hacer tu meta parte de tus hábitos
diarios. Luego las acciones que tomes, las prioridades que establezcas,
serán espontáneamente parte tanto de tu vida como de tu naturaleza. Esto es
de lo que trata un compromiso verdadero.

Ya sea que tu meta sea perder peso, hacer una pintura, manejar tu propio negocio,
o convertirte en millonario, nunca se dará si no te comprometes conscientemente
en hacerla una prioridad en tu vida diaria. De modo que es tiempo de hacer un
estudio honesto a tu dedicación. Es esto realmente una prioridad en mi vida? Si no,
estás dispuesto a pagar el precio de tiempo y esfuerzo y hacer los sacrificios
necesarios?
DIARIO DEL ÉXITO

Estás comprometido con el éxito? Contesta las siguientes preguntas para


determinar si tienes lo que se necesita para lograr lo que se llama un verdadero
compromiso con tu meta. Escribe tus respuestas en tu diario, y reevalúalos
periódicamente para ver si aun vas por el buen camino.

1. Que es lo que realmente necesitarías para mantenerte consistentemente


comprometido en hacer tus metas una realidad? Que es lo que tendrías que
hacer regularmente?
2. Que es lo que tendrías que dejar o al menos cambiarlo en cierto modo, para
mantenerte comprometido con tu sueño? Lista los hábitos que son
impedimentos, y explica que acción necesitas tomar para poder alterarlos.
3. Como balancearías esta prioridad con el resto de cosas importantes en tu
vida? Estructura un plan que incluya el tiempo que usas en todas tus
prioridades.

Tu compromiso es realmente una promesa a ti mismo y tu futuro. Las


consecuencias energéticas de dejar pasar esta parte importante de tu vida pueden
ser severas, porque en esencia, estás enviando el mensaje de que el éxito no es
realmente importante para ti. El Universo recibirá ese mensaje y responderá de
acuerdo. Pero si escoges el hacer tu meta una prioridad en tu vida y entusiasmarte
con su realización, tu pasión encontrará soporte del mundo que te rodea. De modo
que aférrate a tu compromiso en cada paso que des.

AFIRMACIONES PARA UN COMPROMISO VERDADERO

• Mi intención es el éxito. Priorizó mis metas cada día.


• Mi meta ya está tomando forma en el reino energético. Lo veo claramente,
ya es parte de mi creación consciente.
• Estoy dispuesto a comprometerme con el proceso, el tiempo, y los esfuerzos
que mi meta requiera.
• Creo balance en mi vida. Felizmente incluyo mis metas en mi rutina diaria.
• Persigo mi meta felizmente, por el tiempo que tome.