Anda di halaman 1dari 5

Capitulo 6

LA LEY DE LAS ACCIONES CORRECTAS

La sexta Ley Universal del Éxito

“Tenemos que ser el cambio que queremos ver en el mundo.”


-Mohandas K. Gandhi

La Ley de las Acciones Correctas y la Ley del Magnetismo están estrechamente


interconectadas. Ambas trabajan en el intercambio de energía, pero hay algunas
diferencias, el principio que explorarás en este capitulo no solo incluye la idea,
sino que también se extiende a la manera en que tratamos a los demás. Esto puede
ser un interesante dilema, porque mucha gente erróneamente cree que no pueden
priorizar ambos conceptos efectivamente. Ellos creen que para que te puedas tratar
bien, tienes que ser egoísta, o creen que tienen que sacrificarse para poder tratar
bien a los demás. La Ley de la Acción Correcta indica que no tiene que ser así.
La energía que transmites ya sea que la dirijas a ti mismo o la los demás, crea un
tipo de cuenta bancaria en tu destino. Cada pensamiento o acción en la que te
envuelves, cada interacción ya sea buena o mala que tienes con los demás, se
convierte en parte de tu inversión. Si solo te envuelves en negatividad, entonces
eso es lo que obtendrás. Esto se aplica para cada acción que tomes, ya sea para ti o
los demás.

• La Ley de las Acciones Correctas dice que tu energía se auto-perpetua en


el mundo, valor, honor y dignidad incrementará en tu vida en el mismo
grado que tu los promuevas en el ambiente a tu alrededor. Por otro lado, si
tus propias acciones trabajan para destruir el valor, honor y dignidad de los
demás, entonces con el tiempo esa destrucción retornará a ti. De acuerdo a
este principio, hay una importante pregunta que debes hacerte para cada
decisión que tomes: Esto me honra a mi y a los demás?

Este es el punto pivote de todas tus opciones energéticas. A través de tu vida,


siempre estas tomando decisiones que van a mejorar o empeorar tu sentido de
honra. Esto se aplica a tus decisiones diarias, acciones crónicas, e interacción con
los demás. Tus días están llenos de un sin fin de opciones, y las decisiones que
tomes serán energéticamente responsables de dirigir tu destino ya sea hacia la
felicidad o decepción.
La energía que honra es una de las frecuencias más magnéticas y atrayentes que
puedes emitir. Cuando la escoges, puedes sentirlo en tus emociones, pero cuando
haces una decisión de deshonra, puedes sentir que algo está mal.
Aun si las cosas se dan aparentemente bien, simplemente no parece estar bien.
Aunque no hay reglas que definan la diferencia, tú lo sabrás en tu corazón. Cada
vez que piensas en algo, tomas una decisión, cuando pronuncias una palabra, o
tomas una acción, sabrás dentro de ti si estas o no proyectando la energía que
honra que traerá valor a tu vida.
Tuve una vez una cliente llamada Casey que trabajaba como manager para una
gran compañía que creaba programas. Tenia 7 personas a cargo, el resultado del
grupo estaba bajo la responsabilidad del supervisor del grupo, quien a su vez se
reportaba al gran jefe. Casey trabajaba fuertemente como leader del grupo, pero su
meta era moverse mas arriba en la cadena de mando.

Al poco tiempo de haber asumido su cargo, descubrió que su supervisor había


estado cambiando algunos datos en los reportes antes de ser enviados al jefe. Al
principio parecía ser algo insignificante, pero aun así la hacía sentirse
inconfortable, pero dudaba en decir algo. No le gustaba las confrontaciones, y su
supervisor a menudo era critico y mostraba insatisfacción por su trabajo.
Sin embargo, eventualmente Casey tendría que confrontar a su supervisor, este le
dijo que no era la gran cosa, que simplemente eran unos pequeños cambios, le juró
que jamás volvería a pasar, y que no tendría caso mencionarlos ahora.
Las cosas se calmaron por un momento, pero pocos meses después Casey
descubrió que su supervisor estaba de nuevo fabricando información, haciendo
cosas para conseguir un mayor presupuesto o conseguir más tiempo, y de nuevo
convenció a Casey de mantenerse callada. Esto continuó así por espacio de un año,
en ese tiempo hubo dos promociones en la compañía. Casey aplicó a las dos pero
no consiguió ninguna. Su supervisor no la había recomendado porque la quería
mantener en control, sabía que podía manipularla, de modo que la mantenía en el
mismo sitio.
Casey estaba completamente insatisfecha con su trabajo, resentida con la falta de
respeto e integridad de su supervisor, y además sin esperanza de conseguir una
promoción. Empezó una terapia para tratar con la depresión que esto le trajo, ella
no realizaba que la primera cosa con la que tenia que lidiar era la falta de honra
que había en la situación. Estaba presente en cada aspecto de su experiencia, y de
ahí vino su depresión.
La primera cosa que hizo mal fue dejar que su supervisor la irrespetara. Mucha
gente cae en esta trampa porque sienten que no pueden confrontar al alguien de
autoridad, pero aunque parezca difícil, esto se necesita hablar. La energía de auto-
negación es pesada, y acarrea serias consecuencias. Casey se sentía miserable, no
podía avanzar en la compañía, y lo que era más importante, había estado dispuesta
a sacrificar su propia integridad y respeto porque estaba movida por el miedo de
ser despedida. Ella se deshonraba así misma, al jefe, a sus clientes y al negocio, y
aunque al principio no lo parecía, ella también deshonraba a su supervisor que
estaba en el centro de todo.
Una vez que discutimos las Leyes Universales y su energía, Casey supo lo que
tenia que hacer. Habló con su supervisor y le dijo que las cosas tendrían que
cambiar. Fue difícil, pero le dijo que necesitaba mas respeto, y sabía que ella lo
merecía. También le dijo que el jefe tenia que enterarse de todo, le sugirió que
fueran las dos a hablar con él, y para su sorpresa, su supervisor aceptó.
Esto trajo muy buenos resultados. Su jefe apreció su coraje y honestidad, y hasta
perdonó al supervisor porque consideró que estaba muy presionado por tener que
supervisar muchos grupos. De hecho, el jefe vino con una solución inmediata, hizo
a Casey supervisora, con una promoción de salario, y le dió algunos de los grupos
que su supervisor había estado a cargo.
Las cosas mejoraron para todos. Casey estaba ganando más y tenia el
reconocimiento que había esperado por mucho tiempo, y su supervisor estaba
menos estresado. El negocio funcionaba más eficientemente, y el jefe se aseguraba
que las cosas andaban por el buen camino.
En este caso, el asunto de honrar es bien claro, pero hay muchas situaciones donde
no es fácil encontrar la correcta decisión. Tienes que escuchar tu corazón y buscar
por la opción que resuene con tu propio sentido de dignidad personal. Puede que
las acciones correctas no siempre sea lo mas fácil a hacer, pero si es siempre la
mejor energía para todos los involucrados. Cuando tengas dudas, consulta la
siguiente guía:

GUIA PARA LAS BUENAS ACCIONES

• Siempre toma responsabilidad de ti mismo, tus decisiones, emociones,


energía, y comportamiento.
• Toma decisiones que promuevan tu salud mental, física y emocional. Para
cada situación pregúntate a ti mismo que te hace sentir honorable.
• Busca el verdadero poder que está dentro de ti, y no la manipulación y
control de afuera.
• Respétate a ti mismo y pide que los otros también lo hagan.
• Respeta a los demás, no juzgues y vive con compasión.
• Se justo sin ser cruel.
• Siempre ten el coraje de vivir con dignidad, si culpas ni excusas.

Cuando te comprometes en tomar la acción correcta, lo sabes. El valor canta en tu


corazón y transmite tu maravillosa melodía que hace eco y atrae. Esto promueve
armonía y trae la correcta acción Universal de regreso a ti. Es el camino de la
verdadera intención de bondad.
Intenciones Basadas en el Amor

La primera intención detrás la acción correcta es la creación de valores y la


expansión del amor. De hecho, el amor es el catalizador energético para toda
manifestación creativa exitosa. Cuando alineamos nuestros pensamientos con esta
fuerza vibrante, conectamos nuestra frecuencia con la conciencia mas alta que crea
todas las cosas, y no hay poder mas grande en el cual podamos enlistarnos en la
búsqueda de nuestros sueños.
La intención del amor nos hace comportarnos en maneras que incrementan los
valores en nuestra vida y en la de los demás. Cuando hablamos de hacer lo
correcto, tomamos decisiones de reverencia, valor y cuidado. De este modo,
tenemos la opción de levantar cada vibración en cada interacción y experiencia.
Tenemos la opción de aceptar en lugar de condenar, apoyar en lugar de desanimar,
priorizar en lugar de descartar, y de fortalecer en lugar de controlar. Cada día nos
enfrentamos con docenas de este tipo de opciones, ya sea en la forma de aprobar o
juzgar. La forma en que interactúas con los demás es una gran parte de lo que te
define, casi tanto como la forma que interactúas contigo mismo. Cuando optas por
decisiones de respeto y honor, tus energías vibran con la acción correcta.
Todos somos especiales. Cada uno de nosotros, no importa que tanto lo neguemos,
jugamos un papel muy importante en el esquema eterno de las cosas. Mucha
gente cree que el ser especial esta determinado por grandes acciones, acumulación
de riquezas, o la demostración de extraordinaria belleza o talento. Pero el trabajo
del Universo es como el trabajo de un reloj gigantesco, puede tener grandes
campanas, toques maravillosos, y agujas doradas, pero también tiene incontables
piezas que no tienen importancia externa aparente. Pero aun así la más pequeña
pieza es importante y especial.
Nuestra estructura humana es también una red complicada con muchas funciones,
pero todas están conectadas de una manera significante. Y lo sepamos o no, cada
uno de nosotros es un componente especial del intrincado mecanismo del
Universo, trayendo nuestra energía única a la gran experiencia.
Si optamos por negar que somos especiales, y despreciamos nuestro valor y la de
los demás, entonces estamos creando una resistencia en el nítido trabajo del reloj
de nuestro propósito global. Si aprendemos a honrarnos a nosotros mismos como
especiales y de igual modo percibimos a los demás, no importando las
circunstancias, como un mecanismo importante en el trabajo del reloj divino,
entonces podremos ver al Universo como un todo, y nuestra propia reverencia
expandirá acciones correctas en todas direcciones.
Las acciones correctas no son algo acerca de la moralidad, se trata de energía de
causa y efecto. De hecho, algunas personas llaman a esto la Ley de Causa y
Efecto. De cualquier modo, la verdad energética es innegable, recibirás la misma
energía que envías a los demás. Si eres rencoroso y manipulador, eventualmente
verás el mismo trato en tu vida. Si eres falso y deshonesto, al cabo de un tiempo la
gente te tratará de la misma manera.
La Ley del Magnetismo dice que tu honorabilidad debe enfocarse en el trato a ti
mismo, mientras que la Ley de la Acción Correcta sostiene que debe enfocarse en
los demás. Esto puede parecer una contradicción, pero en realidad es tu vida en
balance, puedes priorizar a los demás sin sacrificarte a ti mismo, y puedes
practicar honra (o sea acciones correctas) como parte de tu vida diaria.
El asunto de la honorabilidad es algo subjetivo, pero la intención y el hacerlo se
basa en amor. Tu opción por optar por él, promueve tu sentido de dignidad y te da
un autentico (no fraudulento) poder. No necesitarás mas ganar autoridad a través
las negativas energías de la arrogancia y hostilidad o incluso miedo. Tu habilidad
de valorar las energéticas consecuencias de tus acciones te ayudará a tomar las
acciones correctas, y cuando tengas dudas, siempre opta por la decisión basada en
amor y honra. De esto tratan las acciones correctas, y es la opción que siempre
traerá los resultados correctos.

AFIRMACIONES PARA LA ACCION CORRECTA

• Me honro a mi mismo en todo lo que hago y pienso.


• Escojo el respetar y no juzgar a los demás. Vivo con compasión.
• Entiendo que mis propias acciones regresan a mi. Escojo siempre acciones
correctas.
• Dejo ir el competir, y opto por ver a las personas con una luz diferente.
Todos son una bendición para mí.
• Estoy comenzando a ser más conciente de la energía de los otros. Desde
ahora escojo amor y aceptación en mi actitud hacia los demás.