Anda di halaman 1dari 6

El Método Pericial, Pericia o Prueba Médico – Legal

Este es un tema importante, ya que cualquier médico puede ser requerido por un
tribunal para realizar un informe pericial.
Se denomina pericia o prueba médico-legal al conjunto de actividades mediante
las que se asesora o informa al juez o tribunal sobre unas cuestiones que requieren
conocimientos específicos. En nuestro caso nos referimos a conocimientos médicos.
Y se define el perito como la persona que posee conocimientos específicos sobre
alguna cuestión ante los que el juez o tribunal requiere asesoramiento en la
ejecución de sentencias y/o en la instrucción del caso.

Fases del método pericial

1. Fase investigación del caso en profundidad. Es variable según la causa.


2. Fase de redacción del informe y defenderlo ante un tribunal. A la hora de
emitir un informe tenemos que tener claro lo que escribimos, porque luego
debemos defenderlo públicamente. Casi siempre nos vamos a encontrar con
un compañero que defienda la hipótesis contraria; pero se recomienda que
tras el juicio los colegas no hablen de él (el profesor nos pone el ejemplo de
dos colegas que defendían lo contrario y acabado el juicio se fueron a
tomarse una cerveza si hablar de ello).

¿Qué requisitos tiene que tener el perito?

- Formación sólida en su especialidad, y también formación general básica.


- Conocer la técnica de redacción de informes, y como informe no ha dirigido
a un colega médico, sino al juez, debemos adecuar el informe con un
lenguaje entendible.
- Objetividad. Es una tarea que no debe dar lugar a confabulaciones.
- Juicio. Para jerarquizar lo que es importante y lo que no.
- Reflexión y sentido común. Hay que reducir las cosas a términos más
simples. A veces no hay por qué entrar en detalles.
- Prudencia y capacidad de dudar. Hay que exponer lo que no sepa y apuntar
lo que duda.
- Imparcialidad. El perito puede ser de oficio, o estar contratado por una de
las 2 partes, pero en cualquiera de las dos formas, debe redactar un informe
imparcial aunque contradiga a la parte que lo ha contratado. Ejemplo de un
caso en el que acuden contratar a un perito por esta causa: tratan a una
chica hepatitis con IFNγ, lo que le causa un hipotiroidismo (que ocurre en el
5-15% de los casos), y la chica quiere demandar. Pero el perito en la
investigación no vio nada mal hecho, no había responsabilidad por parte del
equipo médico (habían informado de los riesgos, habían hecho seguimiento
de la función tiroidea,…), así que al final no hizo el informe.
- Veracidad. Hay que decir siempre la verdad aunque eso perjudique a la
parte que representamos. Si mentimos podemos cometer un delito con
responsabilidad civil o penal.
- Formación jurídica en la disciplina, que permita entender lo que se pide. EL
juez hablará en términos jurídicos, y hay que entenderlo y responder
concretamente a lo que te pide, ya que estás a su disposición.

Tipos de Peritación Médico-Legal

Según el tema que se trate, la peritación puede ser:

1. Peritación médica en materia pena.


2. Peritación médica en materia civil.
3. Peritación médica en materia social/laboral.

Y si puede pasar de uno a otro si es necesario.


Ej. Si te atropellan tienes derecho (pero sólo si es conductor es culpable) a que te
resarzan del daño producido, pero primero el caso suele empezar por la vía penal
(que es gratuita) para demostrar que el otro es culpable, y posteriormente por lo
civil (cuando ya se sabe que es culpable) para reparar el daño.

1. Peritación médica en materia penal

Está regulada en la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Artículos 456 a 485).


Esta ley en su artículo 456 dice que: “El Juez acordará el informe pericial cuando,
para conocer o apreciar algún hecho o circunstancia importante en el sumario,
fuesen necesarios o convenientes conocimientos científicos o artísticos”.

Cuando el informe va por la vía penal, el juez elige a sus peritos, que tienen que
ser dos (uno por cada parte). Estos dos peritos pueden coincidir (que es lo que se
pretende) o ser dispares, en cuya caso el juez llama a un tercer perito (que
normalmente va a ser un médico-forense).
En el caso de que vayamos como perito de oficio es inexcusable no atender a este
auxilio de la justicia, no podemos negarnos, únicamente en el caso de que
aleguemos que somos incompetentes (lo cual puede creérselo o no el juez).
La Ley dice que un perito puede ser cualquier ciudadano que sepa del tema, no es
necesario que esté titulado. La única excepción es la peritación médica, que debe
realizarla un médico, pero no es necesario ser especialista, con ser licenciado en
medicina sobra. Aún así, se suele buscar un especialista.

En este caso la elección de los peritos se suele hacer por renombre, se nombra a un
profesional que sabemos que domina el tema. Por ejemplo en el caso en que
llamaron a un profesor de la universidad que hizo un trabajo sobre la identificación
de las personas por la voz, y tenía que ir a ejercer de perito de Murcia a Sevilla por
cuatro perras, pero sin poder negarse.

En cuanto a los honorarios, en materia penal no se cobra, pero si sales como perito
de oficio puedes alegar que no tienes medios para estudiar e investigar las pruebas.
Entonces el juez pondrá a disposición todos los medios técnicos necesarios. Por eso
es difícil negarse a ser perito en este caso, ya que te dan lo que necesites.

2. Peritación médica en materia civil.

Está regulada por la Ley de Enjuiciamiento Civil (Artículos 335 al 348).


Cuando el informe va por la vía civil la cosa cambia. En la vía penal se busca el
culpable, mientras que en la vía civil se trata de que ambas partes queden
satisfechas (tanto el que paga como el que cobra), y mientras no haya acuerdo se
recurre.

En la vía penal valoramos como fue la lesión, si hubo intencionalidad o no, quién
fue,…y el acto se calificará de delito o falta. Mientras que por lo civil se intenta
valorar las secuelas (no hay posibilidad de recuperación) y determinar la cantidad
de dinero necesaria para reparar el daño. En cuanto a los daños estéticos,
antiguamente se valoraban únicamente los de la cara, y por cara entendemos la
parte de la cabeza no cubierta por el pelo, lo que provoca que los calvos tengan
más cara. Hoy en día se valoran los daños estéticos en más sitios, y también
influye el color de la piel (en las personas negras se ven más las cicatrices).

En materia civil siempre debe haber un número impar de peritos (1-3-5), porque
sino es muy difícil que se pongan de acuerdo (que siempre haya “empate”). Y si
hay disparidad y no convencen al juez, éste acude al colegio de médicos y nombra
a otro. En el colegio de médicos se sortea un nombre entre los apuntados en la lista
de peritos. Incluso hay algunos médicos que se dedican a la pericia como profesión
(en el caso de la vía penal también se pueden elegir peritos del colegio de médicos,
pero ya he dicho que suele contratarse a un entendido del tema). Cuando los
peritos están de acuerdo se procede a la insaculación, que consiste en sortear uno
al azar, que será el perito que hable.

En el caso de la vía civil el perito se puede negar sin problemas, porque no te


interese o no te paguen lo que quieres (hay unas tarifas con un mínimo y un
máximo, y se puede pedir lo que se quiera siempre que sea razonable).

El proceso consiste en que localizan al perito y le comentan que ha salido tal


proceso civil para preguntarle si lo acepta, entonces él lo estudia y decide, y en
caso afirmativo le dice sus honorarios. El perito tiene 5 días para decidir si acepta el
caso o no. Si se acepta tiene 3 días para cobrar el dinero que pide, de la Provisión
de Fondos. Si cobra el dinero en ese periodo tiene obligación de llevar el caso y
asistir al juicio, pero si pasado ese tiempo no ha cobrado queda eximido de la
obligación. A veces, durante este periodo, las partes llegan a un acuerdo y llaman
al perito para decirle que ya no son necesarios sus servicios.

Otra cosa es que no pueden cobrar honorarios los peritos que sean funcionarios del
estado (como en el caso de los médicos forenses) porque ya reciben un sueldo para
estas situaciones.

¿Qué no debe tener un perito?

1. Orgullo. Porque el orgullo puede cegarlo.


2. Ignorancia. La ignorancia disminuye las dudas y alimenta la osadía.
3. Deshonestidad. Porque envilece y degrada a la persona. Puede ser
deshonesto por el dinero o por otros fines.
Normas para la práctica adecuada en la prueba pericial

1. Titulación.
2. Tener capacidad y pericia o experiencia para aceptar el encargo.
3. No aceptar pruebas cuyas cuestiones son ajenas a la prueba.
4. No ser conjuntamente perito y terapeuta.
5. No firmar informes elaborados por otros.
6. No tener incompatibilidad legal por guardar relación de parentesco, amistad
o enemistad con e sujeto que se debe someter a la prueba pericial.
7. No tener incompatibilidad administrativa, por ejemplo en el caso de
funcionarios, ya que no exime de la responsabilidad administrativa.
8. Obligación de asistencia al juicio.
No es posible negarse a acudir al llamamiento al juez para desempeñar un servicio
pericial. Pero, el perito, puede alegar excusa fundada, alegando que existen razones
para no acudir al llamamiento o para no prestar el informe (artículo 462): por
enfermedad o por no estar físicamente en el momento del juicio.

Contenido del informe pericial

1. Descripción o reproducción del oficio por el que se nos solicita la prueba y se


nos nombre perito.
2. Descripción de los extremos solicitados (“El objetivo del presente informe
es…”)
3. Relación de todas las operaciones e investigaciones practicadas por los
peritos (Hay que aportar los documentos de los que se dispone al hacer el
informe y aclarar si se ha visto al paciente en persona o no).
4. Resultados de la prueba pericial.
5. Consideraciones globales.
6. Conclusiones finales.

Causas de incompatibilidad de los peritos

1. Parentesco, sea consanguíneo (hasta el cuarto grado) o cónyuge.


2. Interés personal directo o indirecto en la causa a tratar o en otra parecida.
3. Cuando exista amistad íntima o enemistad manifiesta con una de las partes.
4. Haber prestado servicios sanitarios o ser socios de alguna de las partes.
(Los tres primeros puntos son comunes para lo civil y lo penal, pero el cuarto punto
sólo corresponde a lo civil)

Peritos oficiales: cuerpo nacional de médicos forenses.

Tienen unas funciones:

1. Emisión de informes y dictámenes médico-legales solicitados.


2. Realización de investigaciones en Patología Forense y prácticas teratológicas.
3. Control periódico.
4. ….
Además, también hay organismos médico-consultivos de la administración de la
justicia: Institutos Médico-Forenses, Colegio Oficial Médico, Instituto Nacional de
Toxicología, Instituto de Medicina Legal, Escuela de Medicina Legal, Reales
Academias de Medicina, Clínicas Médico Forenses.

Así, el juez tiene donde buscar un perito. Por ejemplo, en las Reales Academias de
medicina hay médicos de todas las especialidades. También el juez puede llamar al
Colegio Oficial Médico no para elegir un perito, sino para que el propio Colegio haga
un informe, ya que en él hay gente sobrada como para poder hacerlo.

Alejandro