Anda di halaman 1dari 12
RUBÉN DARÍO

RUBÉN DARÍO

(Metapa, 1867 - León, 1916) Seudónimo del gran poeta nicaragüense Félix Rubén García Sarmiento, iniciador y máximo representante del Modernismo hispanoamericano. Su familia era conocida por el apellido de un abuelo, "la familia de los Darío“.

RUBÉN

DARÍO

• (Metapa, 1867 - León, 1916) Seudónimo del gran poeta nicaragüense Félix Rubén García Sarmiento, iniciador

BIOGRAFÍA

Por puro azar nació Rubén Darío en una ciudad de Nicaragua llamada Metapa, y al mes residió en León con sus padres, su madre Rosa Sarmiento y su padre Manuel García.

El pequeño Rubén volvió a León y pasó a residir con los tíos de su madre, Bernarda Sarmiento y su marido, el coronel Félix Ramírez, los cuales habían perdido recientemente una niña y lo acogieron como sus verdaderos padres. Tiempo después Rubén sentía desagrado de sus padres, que Vivian en un matrimonio de conveniencia que tiempo después dejaría su madre a su padre para irse a vivir con quien se enamoro, hasta el punto que el poeta firmaba sus primeros trabajos escolares como Félix Rubén Ramírez.

PRIMEROS AÑOS

El hogar del coronel Félix Ramírez era centro de célebres charlas que congregaban a la intelectualidad del país; en este ambiente culto creció el pequeño Darío. Precoz compositor de versos infantil, el mismo Rubén no recordaba cuándo empezó a componer poemas, pero sí que ya sabía leer a los tres, y que a los seis empezó a devorar los clásicos que halló en la casa; a los trece ya era conocido como poeta, y a los catorce concluyó su primera obra. En su ambiente y en su tiempo, las elegías a los difuntos, los epitalamios a los recién casados o las odas a los generales victoriosos formaban parte de los usos y costumbres colectivos.

Durante su primeros años estudió con los jesuitas, a los que dedicó algún poema aludiendo a sus "sotanas carcomidas" y censurarlos de "endriagos"; pero en esa etapa de juventud no sólo cultivó la ironía: tan temprana como su poesía influida por Bécquer y por Víctor Hugo.

AÑOS SIGUIENTES

Abrojos (1887) lo escribió mientras estaba en Chile, libro de poemas que dan cuenta de su triste estado de poeta pobre e incomprendido; ni siquiera un amor vivido con una tal Domitila consigue cubrir su dolor. Para un concurso literario convocado por el millonario Federico Varela escribió Otoñales, que obtuvo un modesto octavo lugar entre los cuarenta y siete originales presentados, y Canto épico a las glorias de Chile, por el que se le otorgó el primer premio, compartido con Pedro Nolasco Préndez y que le reportó la módica suma de trescientos pesos.

AÑOS SIGUIENTES • Abrojos (1887) lo escribió mientras estaba en Chile, libro de poemas que dan

Pero fue en 1888 cuando Rubén Darío se dio a conocer con la publicación de Azul, libro encomiado desde España por el prestigioso novelista Juan Valera, cuya importancia como puente entre las culturas española e hispanoamericana ha sido brillantemente estudiada por María Beneyto. Las cartas de Juan Valera sirvieron de prólogo a la nueva reedición ampliada de 1890, pero para entonces ya se había convertido en obsesiva la voluntad del poeta de escapar de aquellos estrechos ambientes intelectuales para conocer por fin su legendario París.

“AZUL”

• Pero fue en 1888 cuando Rubén Darío se dio a conocer con la publicación de

Se inicia entonces para él una etapa de viajes entusiastas (Italia, Inglaterra,

Bélgica, Barcelona

...

)

y es acaso entonces cuando escribe sus libros más

valiosos: Cantos de vida y esperanza (1905), El canto errante (1907), El poema de otoño (1910), El oro de Mallorca (1913). Residió una temporada en Mallorca para restaurar su deteriorada salud, que ni los solícitos cuidados de su buena Francisca logran sacar a flote. Por otra parte, el muchacho que quería alcanzar una "buena posición social" no obtuvo nunca más que el dinero y la respetabilidad suficientes como para vivir con frugalidad y modestia, y de ello da fe un elocuente episodio de 1908, relacionado con el extravagante escritor español Alejandro Sawa, quien muchos años antes le había servido en París de guía para conocer al perpetuamente ebrio Verlaine.

Y al final de su vida, el autor de Azul no estaba en disposición de favorecer a sus amigos más que con su pluma, cuyos frutos en muchos casos no le alcanzaban ni para pagar sus deudas, pero ganó, eso sí, el reconocimiento de la mayoría de los escritores contemporáneos en lengua española y la obligada gratitud de todos cuantos, después de él, han intentado escribir un alejandrino en este idioma. En 1916, al poco de regresar a su Nicaragua natal, Rubén Darío falleció.

“¿ D Ó N D E

D A R Í O,

L A

B U S C A R ?”

F U I S TE , A RMO N Í A

A

• Y al final de su vida, el autor de Azul no estaba en disposición de

LAS OBRAS DE RUBÉN DARÍO

Darío fue uno de los grandes renovadores del lenguaje poético en las letras hispánicas. Los elementos básicos de su poética los podemos encontrar en los prólogos a Prosas profanas, Cantos de vida y esperanza y El canto errante. Entre ellos es fundamental la búsqueda de la belleza que Rubén encuentra oculta en la realidad. Para Rubén, el poeta tiene la misión de hacer accesible al resto de los hombres el lado inefable de la realidad. Para descubrir este lado inefable, el poeta cuenta con la metáfora y el símbolo como herramientas principales. Directamente relacionado con esto está el rechazo de la estética realista y su escapismo a escenarios fantásticos, alejados espacial y temporalmente de su realidad.

Pero él rechaza las normas de la escuela y la mala costumbre de la imitación; dice que no hay escuelas, sino poetas, y aconseja que no se imite

a nadie, ni a él mismo

Ritmo y plástica, música y fantasía son elementos

... esenciales de la nueva corriente, más superficial y vistosa que profunda en

un principio, cuando aún no se había asentado el fermento revolucionario del poeta

“Rubén Darío es un genio lírico hispanoamericano de resonancia universal, que maneja el idioma con elegancia y cuidado, lo renueva con vocablos brillantes, en un juego de ensayos métricos audaces y primorosos, y se atreve a realizar con él combinaciones fonéticas dignas de fray Luis de León, como aquella del verso:

"bajo el ala aleve de un leve abanico"; pero la aliteración es sólo un aspecto parcial de la musicalidad del poeta, maestro moderno y universal del ritmo, la imagen y la armonía.”

E L

E L

B A R D O P O E TA

N I Ñ O

 

E L

P E R I O D I S TA

E L

P R Í N C I P E

D E

L A S

L E T R A S

C A S T E L L A N A S

• “Rubén Darío es un genio lírico hispanoamericano de resonancia universal, que maneja el idioma con

A

L A

M U E R T E

D E

R U B É N

D A R Í O

 
 

A N T O N I O

M A C H A D O

 

S I

E R A

T O D A

E N

T U

F U I S T E ,

V E R S O

L A

D E L

M U N D O ,

¿ D Ó N D E

D A R Í O ,

L A

A R M O N Í A A R M O N Í A

A

B U S C A R ?

J A R D I N E R O

D E

H E S P E R I A ,

A S O M B R A D O

R U I S E Ñ O R

D E

L O S

M A R E S ,

C O R A Z Ó N

D E

L A

M Ú S I C A

A S T R A L ,

¿ T E

H A

L L E V A D O

D I O N Y S O S

D E

S U

M A N O

A L

I N F I E R N O

Y

C O N ¿ T E L A

L A S H A N

N U E V A S H E R I D O

D E

R O S A S

T R I U N FA N T E S

L A

S O Ñ A D A

J U V E N T U D ,

V O LV E R Á S ?

F L O R I D A , C A P I T Á N ?

B U S C A N D O

E T E R N A

F U E N T E

L A

Q U E

E N

E S T A

L E N G U A

M A D R E Q U E D E ;

L A

C L A R A

H I S T O R I A

C O R A Z O N E S

D E

T O D A S

L A S

E S PA Ñ A S ,

L L O R A D .

R U B É N

D A R Í O

H A

M U E R T O

E N

S U S

T I E R R A S

D E

O R O ,

E S T A

N U E V A

N O S

V I N O

A T R A V E S A N D O

E L

M A R .

P O N G A M O S ,

E S PA Ñ O L E S ,

E N

U N

S E V E R O

M Á R M O L ,

 

S U

N O M B R E ,

F L A U T A

Y

L I R A ,

Y

U N A

I N S C R I P C I Ó N

N O

M Á S :

N A D I E

L I R A

P U L S E ,

S I

N O

E S

E L

M I S M O

A P O L O ,

N A D I E

E S T A E S T A

F L A U T A

S U E N E

S I

N O

E S

E L

M I S M O

PA N

Minat Terkait