Anda di halaman 1dari 16

à 


|  | | |

 
 | |

Biografía
 Nació el 14 de febrero de 1895
en Stuttgart, Alemania.
 Filósofo y sociólogo alemán,
famoso por su trabajo en teoría
crítica como miembro de la
Escuela de Frankfurt.
 En 1926 comienza a trabajar en
la Universidad de Frankfurt y
pasa a formar parte, junto a
Fromm y Marcuse, del Instituto
para la Investigación Social
(IIS)
 Murió el 7 de julio de 1973 en
Nürenberg, Alemania.
Influencias

 Horkheimer tuvo
influencias de Kant,
Hegel, Marx,
Schopenhauer,
Weber, Freud,
Friedrich Pollock,
Adorno .
 Influenció
directamente a
Adorno, Marcuse,
Habermas,
Honneth.
÷bras

 Ô   
     
     
        
      (1947)
 p     
 !     , Buenos Aires, Sur,
1969.
 Con T. W. Adorno, Ô   "Ô 
  # , Buenos Aires, Proteo, 1969.
 à   $    , Madrid, Tecnos,
1999.
Pensamiento

 Uno de los máximos representantes de la Escuela de


Franckfurt, desarrolló una reflexión global sobre los
procesos que consolidan la sociedad burguesa-
capitalista.
 Con su 'teoría crítica' de las condiciones sociales,
Adorno y Horkheimer denunciaron la injusticia.
Manifestaron sensibilidad para entender los
sufrimientos inevitables como el infortunio, el dolor, la
vejez y la muerte.
 Apeló a una dimensión distinta que pudiera sustentar
la sociedad en un mundo plenamente organizado.
 âEl pensamiento de Dios no se da ni sentido
absoluto ni verdad absoluta, y la moral se
convierte en una cuestión de gusto y capricho, es
vano tratar de salvar un sentido absoluto sin
Dios. Con Dios muere también la verdad eterna´
 âParte del % 
    , que no
se da ni puede darse en esta sociedad y en su
historia milenaria. No carece de importancia
que exista o no un Dios, que yo crea o no crea en
él. Es importante, porque las acciones y
actitudes humanas, en el fondo, están
determinadas teológicamente´.
 â a religión, o el sentimiento íntimo de que
Dios existe, tiene una importancia decisiva
para la realización de una sociedad más
razonable y más justa (que incluya al menos
la eliminación de crueldades sin sentido),
para la contienda que a escala mundial se
dirime entre los grandes núcleos de poder
económico y que tantas buenas
disposiciones humanas arruina y tantas
mentiras y odios desencadenan a expensas
del hombre. Existe, 'el anhelo de justicia
cumplida..µ´
 a religión, en la que se concentran los deseos,
anhelos y quejas de innumerables hombres ante la
inmensidad del sufrimiento y la injusticia, hace
consciente al hombre 'de que es un ser finito,' de que
tiene que padecer y morir, pero también de que por
encima del dolor y la muerte está la añoranza de que
esta existencia terrena no sea lo absoluto, lo
definitivo.' µ a añoranza por el otroµ, para una
'teología', significa que 'el mundo es apariencia, que
no es la verdad absoluta, lo definitivo. a teología es
la esperanza de que la injusticia que caracteriza al
mundo no prevalezca para siempre, que la injusticia
no sea la última palabra, de que el asesino no triunfe
sobre la víctima inocente.'
Teoría Crítica de la Sociedad

 Como punto de partida los primeros años de


producción intelectual de Horkheimer (antes de la
emigración del Instituto de Frankfurt hacia
Estados Unidos) se caracterizan por su lucidez y
desafío que emprende para revisar las bases
culturales del capitalismo y la modernidad.
Dos âteorías críticas´
¿cómo es posible
conciliar esta primera
cuestión respecto de la
¿cuál es el concepto de
necesidad por nuevas
humanidad como
teorías y mecanismos que
propuesta metodológica
conduzcan a un horizonte
alterna al de la sociedad
político opuesto al
de masas
irracionalismo en donde
contemporánea?
en apariencia se coloca a
la propuesta místico-
trascendentalista?
a primera âTeoría Crítica´
Es una impugnación abierta al establecimiento cientificista
en el cual se pretende eliminar al ámbito cultural, en tanto
se privilegia a la función instrumental-racional y la
sociedad se convierte así en una lógica autosustentada que
puede moverse prescindiendo de los seres humanos.

Implica romper con la percepción positivista de una


totalidad constituida sin conflictos, debía aceptarse la
presencia de una dinámica conflictiva, en donde la cultura
producida por la acción entre los sujetos y la resistencia
existente de éstos frente a las instituciones representan y
reproducen en consecuencia modelos unilaterales de vida

a praxis de la crítica se vuelve el elemento sustancial de


este proceso cuando se debe situar cómo sería posible
transformar estos vínculos teóricos de asociación formal
entre dichos sujetos en actos con verdadero significado y
que impliquen una creatividad vital que, a su vez, remitan
a una nueva especie de filosofía moral e histórica
Segunda âTeoría Crítica´
Es un proceso Parece haber Una ética política
inductivo, en quedado sólo será posible
donde el sujeto atrapada en una en tanto pueda
puede vincularse denunciarse la
serie de naturaleza
al objeto nubosidades que
particular de su fragmentaria y
por el hecho que egoísta que se ha
conocimiento se había perdido
mediante su interiorizado
la confianza en dentro de una
participación
directa en los los contenidos sociedad que hasta
utópicos de los ahora sólo se
conflictos y la articula alrededor
realidad material ideales
burgueses, que de la auto-
que los suscita y conservación y que
los rodea, pero sin bajo la presión
ya no persigue la
perder el del desarrollo de transformación de
fundamento de las fuerzas sí misma. Un
los elementos productivas consumo y
teóricos que le había satisfacción
dan contexto, desencadenado aparente que acaba
interpretación y en forma de por destruirla.
explicación movimientos
sociales.
Teoría Crítica:

 1) Ô     %  


 & . Jamás ésta puede sustituir a la realidad.
 2) Ô   ! $' &    # 
        ( $
         $ 
(  % # ' 
 ' % %   "
 3) Ô   !  &    
(   $       
 &  "
 4) p   $         
! $%     
  ) *%$
        ' %    
' &        
  ( $ '   
+  %% $   $ &   
    "
Conclusiones

 Horkheimer nos hereda en 1969 su escepticismo


acerca del marxismo finisecular y su persistente
asociación con un proletariado que sólo vislumbre su
futuro con base en su satisfacción y el bienestar
salarial. Por fortuna, los individuos han dado prueba
de que se puede detener la tendencia irrefrenable al
totalitarismo ideológico, lo que justamente nos
remite a la Teoría Crítica, ahora como conciencia
anticipatoria de un capitalismo posmoderno que
ciertamente requiere de explicaciones y respuestas
civilizatorias que renueven el componente autónomo
y libertario de los individuos y las sociedades.
 Max Horkheimer contribuyó como muy pocos
pensadores en el siglo XX a ponderar la posibilidad
revolucionaria que la cultura y las ideas pueden dar a
los seres de carne y hueso. No obstante que haya
elaborado un pronóstico pesimista respecto de la
condición humana, del deterioro de las
universidades, de la automatización tecnológica y de
la dogmatización del positivismo racionalista,
Horkheimer acuñó una expresión que nos lo asemeja
a un ave fénix, la cual dejo aquí como colofón y
condición actual de los reductos de la crítica: Ser
pesimistas teóricos y optimistas prácticos