Anda di halaman 1dari 17

Siempre agradecido

por su cruz

Porque ya conocis la gracia de


nuestro Seor Jesucristo, que por
amor a vosotros se hizo pobre,
siendo rico; para que con su
pobreza vosotros fueseis hechos
ricos. 2 Corintios 8:9

La cruz es por excelencia la mayor


fuente de gratitud para el cristiano y
para el mundo.

De perdidos a salvados

La raza humana
tambin estaba
perdida, no haba
esperanza.
El pecado haba
separado al ser
humano de Dios, la
sentencia era:
Perdidos por
siempre!

Cristo tomo la iniciativa


de salvarnos.
Se hizo uno como
nosotros para
salvarnos. Fil.2:5-11

De muerte a vida
Historia
El 20 de diciembre de 1943, despegaba
del campo de aviacin RAF Kimbolton
(Inglaterra)
el
bombardero
B-17,
llamado Ye Olde Pub, de la United
States Air Force (USAF) con la misin de
bombardear una fbrica de aviones en
Bremen (Alemania).

Estoy buscando el hombre que me


salv la vida el 20 de diciembre de
1943
En 1987, 44 aos
despus de aquel
suceso, Charlie
comenz a buscar al
hombre que les haba
perdonado la vida sin
saber nada de l
pero con la
esperanza de que
viviera.

Te parece familiar?
Estbamos
condenados,
Satans como
nuestro enemigo
principal reclamaba
la muerte del ser
humano; pecaron,
ahora mtalos.
Nos tena en su
mira.

La paga del pecado es la


muerte, ms la dadiva de
Dios es vida eterna en
Cristo Jess Seor
nuestro. Romanos 6:23
Todo reclama muerte, la
desobediencia y la
trasgresin a la Ley
Santa de Dios, pero
Cristo no jal del gatillo,
ms bien tom nuestro
lugar.

De la imagen perdida a la
imagen restaurada
La misin de
Dios: restaurar
en el ser
humano la
imagen perdida
en el Edn, esto
tuvo un alto
precio.

Al principio, el
hombre fue
creado a la
semejanza de
Dios, similar no
solo en carcter,
sino tambin en
lo que se refiere
a la forma y a la
fisonoma.

El pecado borr e hizo


desaparecer casi por
completo la imagen
divina; pero Cristo vino a
restaurar lo que se haba
malogrado.

La misin de Dios es
restaurar en el ser
humano la imagen

l transformar
nuestros cuerpos viles
y los har semejantes
a la imagen de su
cuerpo glorioso. La
forma mortal y
corruptible,
desprovista de gracia,
manchada en otro
tiempo por el pecado,
se vuelve perfecta,
hermosa e inmortal
(CS. Captulo 41; La liberacin

El que inicio en nosotros la buena obra


no descansar hasta terminarla. Fil.1:6

El amor de Dios es inmensurable,


profundo por nosotros

Estas agradecido por esto?