Anda di halaman 1dari 32

A TI QUE HAS PERDIDO

UN SER QUERIDO
Por Mayarog
Canción Te buscaré Grupo Esperanza de Vida
Hola

No nos conocemos pero este video


es con amor para ti que ahora estás
frente a la computadora y te
encuentras triste por haber perdido a
alguien que amas con todo tu
corazón.
Aunque mi deseo es poder aliviar un
poco tu dolor, no está en mis manos
hacerlo.
Sin embargo, quiero compartir una
historia contigo.
Hace muchos años
había un hombre
que tenía todo y
era perfecto y recto
ante los ojos de Dios
Su nombre era Job.
Era muy rico, su
hacienda era siete
mil ovejas, tres mil
camellos,
quinientas yuntas
de bueyes,
quinientas asnas, y
muchísimos criados.
El tenía siete hijos y
tres hijas y como
ellos
constantemente
hacían fiestas, él
ofrecía sacrificios
por si alguno había
blasfemado a Dios
en su corazón.
Un día vinieron a presentarse delante
de Jehová los hijos de Dios, entre los
cuales vino también satanás.
Y dijo Jehová a Satanás:
-¿De dónde vienes?
Respondiendo Satanás a Jehová,
dijo:
De rodear la tierra y de andar por
ella.
Y Jehová dijo a Satanás:

¿No has considerado a mi siervo Job,


que no hay otro como él en la tierra,
varón perfecto y recto, temeroso de
Dios y apartado del mal?
Respondiendo Satanás a Jehová, dijo:
¿Acaso teme Job a Dios de balde?
¿No le has cercado alrededor a él y a su
casa y a todo lo que tiene?
Al trabajo de sus manos has dado bendición;
por tanto, sus bienes han aumentado sobre la
tierra.
Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo
que tiene, y verás si no blasfema contra ti en
tu misma presencia.
Dijo Jehová a Satanás:

He aquí, todo lo que tiene está en tu


mano; solamente no pongas tu
mano sobre él.

Y salió satanás de delante de


Jehová.
Y en un día perdió TODO

Sus ovejas, pastores, camellos, asnas,


bueyes, criados y sus diez hijos.
¿Qué crees que hizo Job?
Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró
su cabeza, y se postró en tierra y adoró y
dijo:

Desnudo salí del vientre de mi madre, y


desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová
quitó; sea el nombre de Jehová bendito.
En todo esto no pecó Job, ni atribuyó
a Dios despropósito alguno.
Otro día se presentaron los hijos de Dios
entre ellos Satanás.

Y dijo Jehová a Satanás:


¿De dónde vienes?

Respondió Satanás a Jehová, y dijo:

De rodear la tierra, y de andar por ella.


Y Jehová dijo a Satanás:

¿No has considerado a mi siervo Job, que


no hay otro como él en la tierra, varón
perfecto y recto, temeroso de Dios y
apartado del mal, y que todavía retiene su
integridad, aun cuando tú me incitaste
contra él para que lo arruinara sin causa?
Respondiendo Satanás, dijo a
Jehová:

Piel por piel, todo lo que el hombre


tiene dará por su vida.
Pero extiende ahora tu mano, y toca
su hueso y su carne, y verás si no
blasfema contra ti en tu misma
presencia.
Y Jehová dijo a Satanás:

He aquí, él está en tu mano; mas guarda su


vida.

Entonces salió Satanás de la presencia de


Jehová, e hirió a Job con una sarna maligna
desde la planta del pie hasta la coronilla de la
cabeza.
Job, perdió sus riquezas, sus diez hijos, su
salud y su misma esposa le decía que
maldijera a Dios y falleciera pero él se
mantuvo en integridad.

E incluso sus mismos amigos en lugar de


darle ánimos simplemente lo juzgaban.
Al final de la historia, Job resultó victorioso
pues se mantuvo firme en Dios y no se
dejó influenciar a pesar de que su
corazón está muy triste, él en medio del
dolor, conoció al Dios real a quien él
adoraba.
¿Qué tiene que ver esta historia
contigo?

Imagino que tu corazón se


encuentra triste, desolado,
desconsolado e incomprendido.
Extrañas con todo tu corazón a tu ser
querido ausente y sientes que mueres
cada día que pasa.

Que tú no eres el mismo desde esa


ausencia.
Déjame decirte que esta es una excelente
oportunidad para acércate a Dios, búscale
con todo tu corazón y conócele con todo
tu entendimiento.
Ese Dios de la biblia a quien
debes servir.

Él es único que te puede dar


consuelo y resignación.
No te aísles, aunque tu ánimo no esté
para convivios o fiestas, asiste un ratito;
mantente ocupado en dar amor a otros,
sean familiares o no.

No te encierres en tu tristeza eso es


altamente peligroso
Date el permiso de llorar y orar
sobretodo date el permiso de reír cuando
sea el momento.

Te garantizo que todo lo que acontece


en tu vida tiene un propósito y tu carácter
se está formando para hacerte alguien
mejor.
La pregunta. ¿Por qué tenía que pasar? O Si
yo hubiese hecho aquello tal vez hubiese sido
diferente…

Solo buscan agrandar tu dolor.

Recuerda que todo tiene un propósito y


aunque no lo entiendas ahora, será siempre
para bien.
“Aunque la higuera no florezca,
ni en las vides haya frutos,
aunque falte el producto del olivo,
Y los labrados
no den mantenimiento,
Y las ovejas sean quitadas de la majada,
Y no haya vacas en los corrales;”
“con todo, yo me alegraré en Jehová,
Y me gozaré en el Dios de mi salvación.
Jehová el Señor es mi fortaleza,
el cual hace mis pies como de ciervas,
Y en mis alturas me hace andar.”

Habacuc 3: 17-18
Que el Señor te bendiga, guarde, dirija y
consuele.

Un fuerte abrazo.
Créditos

Música: Te buscaré. Esperanza de


Vida
Texto: libro de Job
Presentación: Mariela Rodriguez
Garcia