Anda di halaman 1dari 6

FUERO SINDICAL

El código sustantivo del trabajo, en su artículo 405, define al fuero


sindical como:
“la garantía de que gozan algunos trabajadores de no ser despedidos, ni
desmejorados en sus condiciones de trabajo, ni trasladados a otros
establecimientos de la misma empresa o a un municipio distinto, sin
justa causa, previamente calificada por el Juez del Trabajo”.
¿Quiénes son los protegidos por el fuero
sindical?
• Fundadores del sindicato.
• Trabajadores que se hallan inscrito al sindicato.
• Miembros de la junta directiva y subdirectivas sin pasar de cinco
principales y cinco suplentes.
• Gozan de la garantía del fuero sindical, en los términos de este
artículo, los servidores públicos, exceptuando aquellos servidores que
ejerzan jurisdicción, autoridad civil, política o cargos de dirección o
administración.
SUSPENSIÓN Y DESPIDO DE TRABAJADORES
AMPARADOS
• El patrono puede suspender provisionalmente a cualquier trabajador
amparado por el fuero, por justa causa, siempre que llene estos
requisitos:
• Que en el término dos (2) días hábiles más, a partir del día de la suspensión,
presente solicitud de autorización para el despido definitivo, ante el
respectivo Juez del Trabajo.
• Que, con dicha solicitud, deposite el valor de quince (15) días de salario del
trabajador suspendido, como caución inicial que puede ser aumentada por
estimación del Juez, para garantizar que pagará al trabajador los salarios
correspondientes al período de la suspensión, si no prospera la autorización
de despido definitivo.
JUSTAS CAUSAS DEL DESPIDO
Son justas causas para que el Juez autorice el despido de un trabajador
amparado por el fuero sindical:
• La liquidación o clausura definitiva de las empresas o establecimiento
y la suspensión total o parcial de actividades por parte del empleador
durante más de ciento veinte (120) días.
• Las causales enumeradas en los artículos 62 y 63 del Código
Sustantivo del Trabajo para dar por terminado el contrato.
Son justas causas para dar por terminado unilateralmente el contrato de trabajo
por parte del patrono:

• Al haber sufrido engaño por parte del trabajador, mediante la presentación de


certificados falsos para su admisión o tendientes a obtener un provecho
indebido.
• Todo daño material causado intencionalmente a los edificios, obras, maquinarias
y materias primas, instrumentos y demás objetos relacionados con el trabajo, y
toda grave negligencia que ponga en peligro la seguridad de las personas o de las
cosas.
• Todo acto inmoral o delictuoso que el trabajador cometa en el taller,
establecimiento o lugar del trabajo, o en el desempeño de sus labores.
• La detención preventiva del trabajador por más de treinta (30) días, a
menos que posteriormente sea absuelto; o el arresto correccional que
exceda de ocho (8) días, o aún por tiempo menor, cuando la causa de la
sanción sea suficiente por si misma para justificar la extinción del
contrato.
• El que el trabajador revele los secretos técnicos o comerciales o de a
conocer asuntos de carácter reservado, con perjuicio de la empresa.
• El deficiente rendimiento en el trabajo, en relación con la capacidad del
trabajador y con el rendimiento promedio en labores análogas, cuando
no se corrija en un plazo razonable a pesar del requerimiento del
patrono.
• La ineptitud del trabajador para realizar la labor encomendada.