Anda di halaman 1dari 17

ALUMNO: JORGE NICOLAS

QUISPE CALLO
ART. 56 AL 57
REVOCACION LIBERACIÓN CONDICIONAL (art.
56°CEP)
Definición:
La liberación condicional se revoca si el beneficiado
comete nuevo delito doloso o incumple las reglas de
conducta establecidas en el artículo 58 del Código Penal,
en cuanto sean aplicables.

REVOCATORIA DE LOS BENEFICIOS DE


SEMILIBERTAD Y LIBERACION CONDICIONAL
De conformidad con los artículos 52° y 56° del Código de Ejecución Penal, el
beneficio de Semilibertad o Liberación Condicional puede ser revocado en los
siguientes supuestos:
Revocatoria por incumplimiento de reglas
de conducta y sus efectos
La Semilibertad y la Liberación Condicional pueden ser
revocadas, cuando el liberado no cumpla alguna de las
reglas de conducta establecidas en la resolución que le
concedió el beneficio penitenciario, así lo dispone el
artículo 192° del RCEP. Para ello, el Juez Penal deberá
previamente requerir al liberado el cumplimiento de la
regla inobservada, bajo apercibimiento de su
revocación. En caso de que se mantenga el
incumplimiento dispondrá la revocatoria de
conformidad con los artículos 192° y 193° del
Reglamento del Código de Ejecución Penal.
El Juez Penal competente para revocar la Semilibertad o
Liberación Condicional por incumplimiento de reglas de
conducta, será aquel que concedió el beneficio.

Revocado el beneficio por dicha causa, el tiempo


transcurrido entre el momento de su concesión y la
revocatoria; es decir, el período en que el interno estuvo
en libertad, se computará como parte de su condena,
razón por la cual, al ser recluido nuevamente en un
establecimiento penitenciario por efecto de la
revocación, deberá permanecer en prisión sólo el tiempo
restante de su condena.
Así lo dispone el segundo párrafo del artículo 193° del
RCEP.
Ejemplo de Revocatoria de Beneficio Penitenciario
por incumplimiento de Reglas de Conducta y sus
efectos
Si un interno sentenciado a 10 años de pena
privativa de libertad obtiene el beneficio
penitenciario en el año 5, y en el año 7 se le revoca
el beneficio por incumplimiento de reglas de
conducta, los dos años transcurridos entre la
libertad y la revocatoria serán considerados como
parte del cumplimiento de la pena. Por ello, al ser
recluido nuevamente en el penal, sólo cumplirá los
3 años restantes de su condena.
Revocatoria de la Semilibertad y Liberación Condicional
por infracción a las reglas de conducta impuestas por
vigilancia electrónica personal
La Ley N.° 29499, que introdujo la vigilancia electrónica
personal como mecanismo opcional de control para
privados de libertad que obtengan el beneficio de la
Semilibertad y Liberación Condicional, establece que la
implementación del sistema de monitoreo demanda el
cumplimiento de determinadas reglas de conducta de parte
del beneficiado, como no salir del radio de acción y
desplazamiento asignado, tener como punto de referencia
un domicilio, no quitarse el mecanismo o dañar su sistema,
entre otras obligaciones.
Artículo 206.- Además de los beneficios de recompensa
previstos en el Artículo 59 del Código, se podrán otorgar
los siguientes:
206.1 Mención honorífica, que será entregada en
ceremonia pública por el director del establecimiento
penitenciario;
206.2 Obsequio de bienes al interno;
206.3 Prioridad en la participación de actividades de
carácter cultural, social y deportiva en el establecimiento
penitenciario; y,
206.4 Las demás que determine el Consejo Técnico
Penitenciario
EL TRATAMIENTO PENITENCIARIO
El Tratamiento penitenciario, si bien está a
cargo de los servidores del INPE de acuerdo a
la norma, esto no excluye la responsabilidad
que tenemos todos con estas personas
privadas de libertad, pues, justamente, la
cárcel nace a partir de brindar un tratamiento
dirigido a aquella persona que ha infringido la
norma y la ley, afectado a la colectividad y
agraviando al prójimo.
ARTÍCULO 60.- OBJETIVO DEL TRATAMIENTO
PENITENCIARIO
El tratamiento penitenciario tiene como objetivo la
reeducación, rehabilitación y reincorporación del
interno a la sociedad.
Se fundamentan en los principios de reeducación y
reinserción social que inspiran la finalidad preventivo
especial, asignada a la pena en el artículo 139 inciso
22 de la Constitución Política del Estado; sin embargo,
los beneficios penitenciarios no son derechos
fundamentales, pues constituyen una opción político
criminal a través del cual un Estado concede o regula
estímulos a un condenado con fines de
resocialización.
DESDE UNA PERSPECTIVA RESOCIALIZADORA
El tratamiento penitenciario es el eje central o el sentido
de existencia de todo el aparato penitenciario y los
recursos públicos que a ella se destinan.

SEGÚN ART 61 SE DEFINE


El tratamiento penitenciario es individualizado y grupal.
Consiste en la utilización de métodos médicos, biológicos,
psicológicos, psiquiátricos, pedagógicos, sociales, laborales
y todos aquéllos que permitan obtener el objetivo del
tratamiento de acuerdo a las características propias del
interno.
Artículo 64.- Clasificación continua y categorías
La clasificación del interno es continua, de
acuerdo a su conducta y en las siguientes
categorías:
1.- Fácilmente readaptable; y,
2.- Difícilmente readaptable.
TRABAJO

Artículo 65.- Derecho y deber del interno al trabajo


El trabajo es un derecho y un deber del interno, contribuye a su
rehabilitación, se organiza y planifica atendiendo a su aptitud y
calificación laboral compatible con la seguridad del establecimiento
penitenciario
El trabajo que realicen los internos procesados tiene carácter
voluntario
Artículo 66.- Organización del trabajo penitenciario
La organización del trabajo penitenciario, sus
métodos, horarios, medidas preventivas, de higiene
y seguridad, se regulan por el Reglamento y por la
legislación del trabajo, en cuanto ésta sea aplicable
medidas preventivas higiene seguridad
Art. 67 REMUNERACION DEL INTERNO
El trabajo del interno es remunerado.
Se presume que las actividades laborales son
remuneradas. Por ello, el 10% de la remuneración mensual
debe servir obligatoriamente para costear los gastos que
genere la actividad laboral del interno, como es el caso del
uso de las instalaciones, maquinarias, agua y luz del
establecimiento.

Sin embargo, es frecuente que dichas actividades sean


hechas con equipos y recursos que pertenecen
exclusivamente a un privado de libertad, razón por la cual
resulta una tarea compleja determinar la remuneración
lograda en un mes.
Por ello, en la práctica, el citado 10% de la remuneración se
calcula únicamente sobre la base de la denominada
Remuneración Mínima Vital (RMV), y la constancia de dicho
pago efectuado ante la Administración Penitenciaria es la
principal fuente para acreditar el ejercicio de una actividad
laboral redimible.

Cuando existe retraso en el pago del 10%, el interno y el


Inpe pueden suscribir un acuerdo y fraccionar la deuda para
ser cancelada hasta en un plazo de 6 meses, sin que se
cobren intereses, moras u otros derechos. Si el interno
cancela la deuda, estará habilitado para obtener el
certificado de cómputo laboral y gozar del beneficio de
redención de la pena por trabajo.