Anda di halaman 1dari 19

PATOLOGIAS FRECUENTES EN

LA ETAPA DEL CLIMATERIO

 Asignatura : Salud de la Mujer II

 Docente: Lic. Nora Tello Azañero


ENFERMEDAD DE ALZHEIMER
La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de
demencia entre las personas mayores. La demencia es
un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad
de una persona de llevar a cabo sus actividades diarias.
El Alzheimer comienza lentamente. Primero afecta las partes del
cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Las
personas con el mal pueden tener dificultades para recordar cosas
que ocurrieron en forma reciente o los nombres de personas que
conocen. Un problema relacionado, el deterioro cognitivo leve, causa
más problemas de memoria que los normales en personas de la
misma edad. Muchos, pero no toda la gente con deterioro cognitivo
leve, desarrollarán Alzheimer.

Con el tiempo, los síntomas del Alzheimer empeoran. Las personas


pueden no reconocer a sus familiares. Pueden tener dificultades
para hablar, leer o escribir. Pueden olvidar cómo cepillarse los
dientes o peinarse el cabello. Más adelante, pueden volverse
ansiosos o agresivos o deambular lejos de su casa. Finalmente,
necesitan cuidados totales. Esto puede ser muy estresante para los
familiares que deben encargarse de sus cuidados.
 El Alzheimer suele comenzar después de los 60
años. El riesgo aumenta a medida que la
persona envejece. El riesgo es mayor si hay
personas en la familia que tuvieron la
enfermedad.

 Ningún tratamiento puede detener la


enfermedad. Sin embargo, algunos fármacos
pueden ayudar a impedir por un tiempo
limitado que los síntomas empeoren.
Causas del alzhéimer Se
han determinado diversos factores biológicos que interactúan con distintos mecanismos
de tipo genético o ambiental, y que dan lugar a las lesiones que causarán la
degeneración progresiva de las células nerviosas y a la aparición del alzhéimer.

Se han identificado dos signos característicos de la patología como causa del alzhéimer
que son: la aparición de las denominadas placas seniles, placas amiloides, o placas
neuríticas, y la presencia de ovillos de neurofibrillas:

Las placas seniles son depósitos extracelulares de la proteína beta amiloide en la


sustancia gris del cerebro, y se asocian con la degeneración y muerte neuronal. Esta
proteína beta amiloide procede de la degradación de una proteína más grande llamada
proteína precursora de amiloide, que se encuentra en la membrana de muchas células y
cuya misión no está completamente dilucidada. El acúmulo de beta amiloide se debe a
un incremento en su producción o a una reducción en su eliminación.

Por otra parte, la formación de ovillos de neurofibrillas es el resultado de la


polimerización anormal de la proteína tau (una proteína que está en las neuronas), y se
inicia en la región del hipocampo donde se encuentra la función de la gestión de la
memoria. Estos dos procesos implicados en el mal de Alzheimer podrían estar
interrelacionados y, en cualquier caso, provocan una degeneración y disfunción neuronal.
Factores de riesgo para desarrollar alzhéimer
Los principales factores relacionados con el desarrollo de la
enfermedad son la edad y la historia familiar de enfermedad
de Alzheimer. La exposición a determinadas sustancias, como
el tabaco, también parece favorecer su aparición.

Por el contrario, una ingesta de alcohol moderada, la dieta


mediterránea, el ejercicio físico a edades medias y una vida
social activa, se han asociado a un menor riesgo de desarrollar
la enfermedad en diferentes estudios. También se han
relacionado los años de educación con un menor riesgo de
aparición de la enfermedad.
Tipos de alzhéimer
Es un trastorno que puede venir asociado a distintas causas; así, podemos
diferenciar tres tipos de alzhéimer:

Alzhéimer familiar: se sabe que personas en cuya familia se hayan dado casos de
alzhéimer tienen más probabilidades de padecer la enfermedad. Además, existe
un tipo de alzhéimer llamado específicamente alzheimer familiar, que se
caracteriza por iniciarse de forma temprana, es decir, antes de los 60 años. Este
tipo de alzhéimer viene dado por mutaciones en genes como el gen de la proteína
precursora de amiloide. Las mutaciones en estos genes llevan a un acúmulo
anormal de la proteína beta amiloide, principal componente de las placas seniles.
Este tipo de enfermedad de Alzheimer familiar es rara.
Alzhéimer asociado al síndrome de Down: debido a la trisomía en el cromosoma
21, las personas con este síndrome presentan exceso de proteína precursora de
amiloide, lo que favorece que su metabolismo lleve a una acumulación de los
fragmentos causantes de la placa senil. En individuos con síndrome de Down
encontramos casos de alzhéimer a partir de los 12 años.
Alzhéimer asociado a la edad: aunque esta enfermedad no es una consecuencia
del envejecimiento, afecta al 5-7% de las personas mayores de 65 años. Existen
más de 70 genes cuya presencia en el organismo puede favorecer la aparición de
alzhéimer asociado con la edad.
 En cualquier caso, el metabolismo alterado de la proteína precursora de

amiloide está implicado en todos los tipos de alzhéimer descritos.


Primeros síntomas del alzhéimer
Memoria y concentración
Cambio de lugar o pérdida de objetos importantes.
Confusión acerca de cómo llevar a cabo tareas cotidianas.
Dificultad para resolver problemas aritméticos sencillos.
Dificultad para tomar decisiones rutinarias.
Confusión acerca del mes o la estación del año.
Dificultad para realizar dibujos (test del reloj), construcciones en tres
dimensiones, o para orientarse en espacios abiertos. El paciente pierde
paulatinamente la capacidad para reconocer objetos, personas o lugares.

Humor y conducta
Cambios de humor impredecibles.
Progresiva pérdida de interés por el entorno, o por sus gustos o aficiones.
Depresión, angustia o confusión en respuesta a los cambios.
Negación de los síntomas.
Puede presentar irritabilidad, agresividad, agitación y desinhibición social.
Síntomas tardíos del alzhéimer
Lenguaje y discurso
Dificultad para completar frases o encontrar las palabras
adecuadas.
Incapacidad para entender el significado de las palabras.
Conversación reducida o irrelevante.

Movimientos y coordinación
Movimientos y coordinación marcadamente deteriorados,
incluyendo lentitud de movimientos, marcha renqueante
y sentido del equilibrio disminuido.
La duración de la enfermedad oscila entre los 5 y los 20
años, y una vez que se diagnostica, la esperanza de vida se
reduce a la mitad.
Diagnóstico del alzhéimer
En la actualidad no existe ninguna prueba diagnóstica específica o totalmente fiable
para diagnosticar el alzhéimer, de modo que es preciso recurrir a un conjunto de
pruebas de distinta índole que permitan, en primer lugar, descartar otros tipos de
demencia y, en segundo, evaluar el grado de la misma.

El primer paso que dará el facultativo que está evaluando al paciente será el
estudio del historial familiar, los antecedentes personales y los síntomas que
presenta el paciente. También realizará una exploración física general y una
exploración neurológica.
Se realizarán test neuropsicológicos. Algunos de los más empleados son el
denominado test mini-mental y el test del reloj. El test mini-mental consiste en unas
preguntas que exploran la orientación, la capacidad de repetir unas palabras, la
concentración, el cálculo, la memoria y el lenguaje del paciente. Se puede realizar
en 5-10 minutos. El paciente obtiene una puntación que, en caso de ser baja,
sugiere un diagnóstico de demencia. El test del reloj consiste en hacer que el
paciente dibuje un reloj con las manecillas señalando las once y diez. De este
modo podremos evaluar la actividad en los lóbulos temporales del cerebro donde
residen, entre otras, las funciones relacionadas con la memoria y el desarrollo de
actividades visuales complejas. Se evaluará si el paciente logra escribir todos los
números, si lo hace en el lugar adecuado, y si es capaz de situar las manecillas
marcando la hora que se le ha indicado. Cada uno de estos pasos tiene asignada
una puntuación; a partir de 7 se considera que el paciente no padece la
enfermedad.
Los estudios de neuroimagen son técnicas empleadas para
confirmar una sospecha de diagnóstico en pacientes que
presentan otros indicios de la enfermedad.
Mediante TAC (Tomografía Axial Computarizada) y resonancia
magnética se pueden descartar lesiones estructurales como
causa de la demencia. Además, en el caso de alzhéimer, se suele
apreciar atrofia de algunas estructuras cerebrales.
La Tomografía Computarizada permiten realizar un análisis
funcional, es decir, proporcionan información acerca de
cambios metabólicos relacionados con el alzhéimer. Es
característica una disminución del metabolismo en algunas
regiones cerebrales.
Estudios recientes de la Universidad de Pennsylvania apuntan
que un nuevo método que consiste en analizar imágenes
obtenidas por resonancia magnética (RMN) empleando para
ello un algoritmo permite detectar el alzhéimer y su progresión
con una efectividad del 75%.
TERAPIA HORMONAL SUSTITUTIVA (TSH)
La menopausia provoca síntomas en más del 80% de mujeres.
La Terapia Hormonal Sustitutiva (THS) es una buena
alternativa para mejorar la calidad de vida y prevenir
enfermedades a largo plazo.
Algunos cientificos creen que los efectos beneficiosos de la
THS a largo plazo evita o reduce riesgos como la osteoporosis,
la enfermedad vascular arterial y el Alzheimer. Esto implica una
mayor esperanza de vida. Además, el tratamiento mejora la
calidad de vida de las mujeres al eliminar a corto plazo los
desagradables sofocos y proporciona un buen estado de salud
vaginal que repercute positivamente en la sexualidad.
¿En qué mujeres está indicada la THS?
 En mujeres sintomáticas en las que la menopausia tiene efectos

de gran intensidad como: sofocos, depresión, insomnio,


irritabilidad, cambios bruscos de humor, cansancio injustificado,
dolores óseos y musculares y, con el tiempo, atrofia de la zona
genital y urinaria, prolapsos genitales y atrofia cutánea. Para
estas mujeres los efectos de la THS son inmediatos.
 Mujeres que se acercan a la menopausia, lo que se denomina

perimenopausia, y que tienen frecuentes alteraciones del ciclo


menstrual, hemorragias o temporadas sin regla; lo que les
provoca una gran preocupación. También la THS sirve para
regular el ciclo.
 Otro grupo importante lo forman las mujeres que precisan

prevención por pertenecer a un grupo especial de riesgo, como


las que pueden sufrir vasculopatías arteriales: mujeres
fumadoras, hipertensas, diabéticas… Y aquí también estarían
incluidas las que tienen riesgo epidemiológico de padecer
osteoporosis: delgadas, piel clara, sedentarias, tomadoras de
café, etc.
 La menopausia quirurgica, por extirpacion de ambos ovarios,
y la menopausia precoz son dos indicaciones clásicos de la
THS, ya que el riesgo de desarrollar complicaciones es muy
alto.
 Hoy en día se acepta el uso de la THS en mujeres que han
tenido un cáncer de mama, siempre que hayan transcurrido
al menos 5 años sin evidencia de enfermedad, con
supervisión de su oncólogo y ginecólogo.
 Una mujer bien informada sobre la osteoporosis,
enfermedad vascular arterial y Alzheimer puede comenzar
un tratamiento para prevenir estas enfermedades a largo
plazo, siempre que haya consultado a su ginecólogo y se
asegure de que no existen contraindicaciones.
 El tratamiento ha de ser siempre individualizado y
supervisado por un especialista, que controlará los
posibles riesgos: tumores que pueden desarrollarse por
la acción de los estrógenos (mama, endometrio),
enfermedad hepática grave o trombosis. La mayoría de
ellos se administran por vía transdérmica (parches en la
piel), pero también pueden serlo por vía oral y, en casos
de atrofia urogenital importante, vaginal.

 Por tanto, no vivas sin calidad de vida en la


menopausia por tabúes o miedos. Consulta con un
especialista y usa una Terapia Hormonal Sustitutiva a tu
medida.
 La terapia de estrógeno-progestina y el
riesgo de cáncer

 Cáncer de endometrio

Los estudios muestran que la terapia de estrógeno y


progestina no aumenta el riesgo de padecer cáncer
endometrial (cáncer en el revestimiento del útero). Esta
terapia está vinculada a un mayor riesgo de sangrado
vaginal anormal. Debido a que el sangrado vaginal tras la
menopausia puede ser un síntoma del cáncer endometrial,
se requiere con frecuencia llevar a cabo más pruebas.
 Cáncer de seno (mama)

Según el estudio de la WHI, la terapia de estrógeno y progestina está vinculada a


un mayor riesgo de padecer cáncer de seno. Cuanto más tiempo se reciba la
terapia de estrógeno y progestina, más aumentará el riesgo. Después de 3 años
de haber dejado de recibir las hormonas, el riesgo vuelve a igualarse al riesgo de
las mujeres que nunca recibieron la terapia de estrógeno y progestina (el riesgo
normal). Los cánceres de seno en las mujeres que reciben la terapia de
estrógeno y progestina tienen más probabilidades de ser descubiertos cuando
son más grandes y se han extendido fuera del seno.

Para asignarle números al riesgo, si 10,000 mujeres recibieron la terapia de


estrógeno y progestina durante un año, esto se traduciría en hasta ocho casos de
cáncer de seno más por año que si ninguna hubiera recibido la terapia hormonal.

La terapia de estrógeno y progestina también está vinculada a un aumento en la


densidad de los senos (como se observa en un mamograma). Un aumento en la
densidad de los senos puede hacer que sea más difícil detectar el cáncer de seno
en un mamograma.