Anda di halaman 1dari 10

Física y metafísica

de la enfermedad
humana
UNIVERSIDAD NACIONAL HERMILIO
VALDIZAN
DOCTORADO EN CIENCIAS DE LA SALUD
CURSO: ANTROPOLOGIA FILOSOFICA Y
SOCIAL CONTEMPORANEA DE LASALUD
saqui3000@gmail.com
CONTENIDO DE LA SESION
Física y metafísica de la enfermedad humana
I. La enfermedad desde el punto de vista de «lo
que es»
1. La enfermedad, accidente modal
a) No es «ente de razón»
b) No es «realidad sustancial»
c) No es «accidente predicamental»
d) No es «propiedad»
e) Es «accidente modal»
2. Individualidad, causación y fisopatología
a) La individualidad del enfermar
b) Causación de la enfermedad
c) Consistencia real de la enfermedad
II. La enfermedad desde el punto de vista de
«lo que soy»
1. Enfermedad y corporeidad
2. Enfermedad y coexistencialidad
3. Enfermedad y vulnerabilidad
4. Enfermedad y doloribilidad
5. Enfermedad y apropiación
6. Enfermedad e interpretación
7. Enfermedad y valía
8. «Mi» enfermedad y «la» enfermedad
III. Un camino hacia la integración
1. La realidad en general
2. La realidad del hombre
3. La realidad de la enfermedad
a) Orden de la realidad
b) Enfermedad y dimensión
c) Enfermedad y estabilidad
d) Enfermedad y vulnerabilidad
e) Manifestación del desorden morboso
f) Individualidad de la enfermedad
g) Sentido de la enfermedad
La física de la enfermedad humana
viene a ser, pues, la respuesta a la
interrogación siguiente:
«Directamente observado y
científicamente estudiado, ¿cómo
es y qué es ese estado de la vida
del hombre que denominamos
enfermedad?».
«Metafísica es la respuesta filosófica
a esta interrogación: ¿Cómo tiene
que estar constituida la realidad en
cuanto tal para que la parcela de ella
que yo estudio se presente a mis
sentidos y a mi mente como la
experiencia y la ciencia me dicen?».
No se trata, pues, de la especulación acerca de
«algo» situado «más allá» de la física, sino del
nunca acabado conocimiento -«la ciencia que
se busca», llamó Aristóteles a la que nosotros
llamamos «metafísica»- de «las realidades» que
la ciencia estudia, pero desde el punto de vista
de «su realidad», y por tanto de «la realidad en
cuanto tal».
He aquí, pues, la forma particular que en
nuestro caso adopta la interrogación anterior:
«¿Cómo tienen que estar constituidas la
realidad en general y la realidad del hombre
para que la enfermedad se me presente como
directamente lo hace y según lo que de ella me
enseña la ciencia?».
I. LA ENFERMEDAD DESDE EL PUNTO
DE VISTA DE «LO QUE ES»
Por una parte, lo que es: lo que está ahí, lo
que como objeto del mundo en que vivo veo
con mis ojos y toco con mis manos. La
realidad, en tal caso, se me muestra como
un objeto, por tanto objetivamente; así la
han estudiado la ciencia natural de todos los
tiempos, la metafísica helénico-medieval y,
no obstante su idealismo, la metafísica
moderna; y en consecuencia así ha visto al
hombre y a la enfermedad la medicina
académica o tradicional.
Por otro lado, lo que soy: lo que mi
conciencia me dice acerca de mi
realidad y, por extensión, de la
realidad de los demás hombres.
Examinemos ahora la enfermedad
humana desde el punto de vista de
lo que es. Ante mí hay un hombre
enfermo.
En tanto que objeto de mi
conocimiento, ¿qué puedo decir yo
acerca de su realidad como tal
enfermo, y cómo mi idea de la
realidad en general puede ser
marco teorético de lo que a tal
respecto diga?